1 
Cuando regresé a casa de 
la escuela, recogimos unas 
hermosas flores amarillas.
2 
Me aseguré de ponerlas en 
agua inmediatamente para que 
no se marchitaran tan rápido.
Se veían hermosas encima 
de nuestra mesa a la hora 
de la comida. 
3
4 
Pero se veían un poco 
marchitas a la hora de la cena.
Y cuando llegó la hora de 
la cama: “¡Ay, no! ¡Mis flores 
están muertas! ¿Qué puedo 
hacer?” 
5
6 
Supongo que este tipo de 
flores no dura mucho.
7 
A la mañana siguiente, 
cuando llegué a desayunar, 
¡oh, sorpresa! ¡Las flores 
estaban vivas otra vez!
Supongo que no estaban 
realmente muertas, sino 
solo tristes o adormiladas. 
¡Ja, ja! 
8
Esa noche estaba molesta 
porque no había tenido 
tiempo de jugar antes de 
irme a la cama. 
9
10 
–¡Ay, no!– dijo mamá. – 
Parece que mi pequeña flor 
se está marchitando.
¿Se estará refiriéndo a 
mi? ¿Seré yo como una 
flor también? 
11
12 
Fue muy triste ver a las 
flores marchitarse. ¿Me veré 
así cuando me enojo?
13 
¡Y yo pienso 
y pienso 
y pienso! 
¡Ah, ya entendí!
14 
Cuando sonrío ¡me veo como 
una flor alegre y viva!
15 
Pero cuando estoy 
malhumorada, me veo triste 
y deprimida, como una flor 
marchita.
16 
Quiero conservar mi 
sonrisa para siempre.
Flores: ¿vivas o marchitas? 
Caras: ¿sonrientes o tristes? 
¿Qué escogerá la protagonista 
Si este libro te gustó, por fav...
Como una flor
Como una flor
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Como una flor

407 visualizaciones

Publicado el

para niños

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
407
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
154
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Como una flor

  1. 1. 1 Cuando regresé a casa de la escuela, recogimos unas hermosas flores amarillas.
  2. 2. 2 Me aseguré de ponerlas en agua inmediatamente para que no se marchitaran tan rápido.
  3. 3. Se veían hermosas encima de nuestra mesa a la hora de la comida. 3
  4. 4. 4 Pero se veían un poco marchitas a la hora de la cena.
  5. 5. Y cuando llegó la hora de la cama: “¡Ay, no! ¡Mis flores están muertas! ¿Qué puedo hacer?” 5
  6. 6. 6 Supongo que este tipo de flores no dura mucho.
  7. 7. 7 A la mañana siguiente, cuando llegué a desayunar, ¡oh, sorpresa! ¡Las flores estaban vivas otra vez!
  8. 8. Supongo que no estaban realmente muertas, sino solo tristes o adormiladas. ¡Ja, ja! 8
  9. 9. Esa noche estaba molesta porque no había tenido tiempo de jugar antes de irme a la cama. 9
  10. 10. 10 –¡Ay, no!– dijo mamá. – Parece que mi pequeña flor se está marchitando.
  11. 11. ¿Se estará refiriéndo a mi? ¿Seré yo como una flor también? 11
  12. 12. 12 Fue muy triste ver a las flores marchitarse. ¿Me veré así cuando me enojo?
  13. 13. 13 ¡Y yo pienso y pienso y pienso! ¡Ah, ya entendí!
  14. 14. 14 Cuando sonrío ¡me veo como una flor alegre y viva!
  15. 15. 15 Pero cuando estoy malhumorada, me veo triste y deprimida, como una flor marchita.
  16. 16. 16 Quiero conservar mi sonrisa para siempre.
  17. 17. Flores: ¿vivas o marchitas? Caras: ¿sonrientes o tristes? ¿Qué escogerá la protagonista Si este libro te gustó, por favor ayúdanos recomendando este libro entre tus amigos. Si deseas más de nuestros productos visítanos en www.iCharacter.org Ve nuestros libros en iTunes (iBooks). (Buscar iCharacter) www.iCharacter.org de esta historia? Creado por Agnes y Salem de Bezenac Ilustrado por Agnes de Bezenac Traducción: Quiti Vera www.iCharacter.org Copyright 2013. Todos los derechos reservados.

×