EN DEFENSA
DE LA
EN DEFENSA
DE LA
Eds.,MiguelÁngelNúñezyAndréReis
Análisis Críticos a la serie:
“El Poder Oculto de la Mús...
2012
Eds., Miguel Ángel Núñez y André Reis
Análisis Críticos a la serie:
“El Poder Oculto de la Música”
de Oliver Coronado...
Este es un E-Book que se entrega de forma gratuita, por lo tanto,
se prohibe su comercialización por cualquier medio mecán...
5
Contenido
Prefacio 7
Filosofía de HIMNOVASIÓN 9
Administración de HimnovaSión 15
Vídeo 1: “Sin amor no hay música” 23
Pe...
7
Prefacio
E
ste e-book contiene una serie de publicaciones con el
fin de analizar los vídeos de la serie “El Poder Oculto...
En defensa de la música
8
Dr. Miguel Ángel Núñez, de nacionalidad chilena-argentina, es Doctor
en Teología Sistemática y L...
9
Filosofía de HIMNOVASIÓN con respecto a
la música como arte cristiano1
Homero Salazar y André Reis
B
uscamos educar y ll...
En defensa de la música
10
1. La teología de la música sacra y adoración
a. Creemos que el uso de la música no es una doct...
Filosofía de HimnovaSión
11
de manera equilibrada como la misma ley de Dios, cantamos
nuestro amor a Dios (primera tabla) ...
En defensa de la música
12
e. Rechazamos la idea de una “uniformidad” musical en la
iglesia Adventista. Dios invita a todo...
Filosofía de HimnovaSión
13
vehículo del mal, no porque ella tenga un valor en sí misma,
sino porque los que la usan no ha...
En defensa de la música
14
XII. Siempre hubo y siempre habrá una transformación de la
música sacra.
b. Creemos que podemos...
15
Administración de HimnovaSión
E
l grupo HimnovaSión se maneja bajo criterios de
participación y diálogo. En ese context...
En defensa de la música
16
Altamirano, Juan Francisco: (Nicaragua, EE.UU.). Pastor en la
Conferencia de Oregon, EE.UU. Esc...
Administración de HimnovaSión
17
Chinchay Sr., Hugo: (Perú, EE.UU.). Pastor con credencial
administrativa. Licenciado en T...
En defensa de la música
18
Ferrando, Gimena: (Argentina, EE.UU.) Cantante, productora
y compositora. Traductora de artícul...
Administración de HimnovaSión
19
McField, Edward: (Honduras, EE.UU.). PhD, MSA. Doctor
en Políticas e Investigación Social...
En defensa de la música
20
Núñez, Mery Alin: (Chile, España). Comunicadora social y
fotógrafa profesional. Cantante y comp...
Administración de HimnovaSión
21
Ramos, Carlos: (Guatemala). Maestro de Música, compositor,
arreglista, ministro de alaban...
23
Vídeo 1:
“Sin amor no hay música”
Pedro Sánchez y Hugo Chinchay Sr.
L
a serie de vídeos del hermano Oliver Coronado, es...
En defensa de la música
24
a la “autoridad espiritual superior” dada exclusivamente a los
“escogidos”. En este caso, se in...
Análisis del video 1: Sin amor no hay música
25
ampliación de los mismos conceptos ya antes expuestos de los
cuales el mis...
En defensa de la música
26
él claramente en el min. 2:19 dice que “del amor se habla
ambiguamente”. Este juicio de ambigüe...
Análisis del video 1: Sin amor no hay música
27
Una frase y concepto repetido por muchos, que no se
detienen a considerar ...
En defensa de la música
28
Pero al mismo tiempo también se nos insta a seguir
aprendiendo porque en Hebreos 5: 12 y 13 dic...
Análisis del video 1: Sin amor no hay música
29
melodías en sus corazones para el Señor. La ofrenda más dulce
y aceptable ...
En defensa de la música
30
Nuevamente trata de enfatizar (min. 17:40) que la Iglesia en
esos tiempos predicaba con avidez ...
Análisis del video 1: Sin amor no hay música
31
el tema central de su charla). Son citas de temática variada, casi
siempre...
En defensa de la música
32
documentos. Nótese que en ninguna de estas frases personales
se menciona ni por asomo el amor.
...
Análisis del video 1: Sin amor no hay música
33
Este evento por si solo se lo dejamos a su criterio espiritual
para pesar ...
35
Vídeo 2:
“Principios bíblicos sobre música”
Andrés Bello Sierra
P
ara iniciar éste análisis quisiera dejar en claro que...
En defensa de la música
36
el mismo tema: “la adoración”. Así que una vez más me sentí
impulsado a investigar el tema.
De ...
Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música
37
adventista contemporáneo, no sólo es descontextualizado sino
poc...
En defensa de la música
38
consiste en enseñar a hombres y mujeres a edificar sobre un
fundamento verdadero, a asentar sus...
Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música
39
día, o el sonido de los grillos para la noche. Sin embargo surge...
En defensa de la música
40
Quiero decir, sí había un sonido, pero era la voz de Dios,
con la cual pudo el profeta comprend...
Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música
41
introducido el “síndrome del segador”, de querer separar la
ciza...
En defensa de la música
42
Evidentemente aquí hay una idea que no tiene asidero bíblico,
sino está afianzada en el gusto p...
Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música
43
fundamento bíblico, ha estado arraigado en pensamiento y
filosof...
En defensa de la música
44
la misma métrica dentro del ritmo, y ver cualquier alteración a ésta,
como por ejemplo una sínc...
Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música
45
vestido de una persona, su sombrero o su delantal. Deben hablar
...
En defensa de la música
46
Aquíhayalgoraro.Lamúsicaqueseescuchabaennuestraiglesia
adventista de los tiempos de la hna. Whi...
Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música
47
Sin embargo, aún hay personas que consideran que la belleza
no h...
En defensa de la música
48
Pablo reconoce, tal como lo reconoce nuestra iglesia mundial, la
contribución de la cultura en ...
49
Vídeo 3:
“El Creador de los Instrumentos”
André Reis
O
liver Coronado es un predicador itinerante originario
de Venezue...
En defensa de la música
50
un secreto que debe ser decodificado en el estilo del “Código
Da Vinci”. La implicación es que ...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
51
el principal objetivo de la conspiración satánica para provocar
la...
En defensa de la música
52
Como veremos más adelante, las razones de la polarización
y la controversia en torno a los víde...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
53
Error 2: Descontextualizar textos de Elena de White (1:50)
Coronad...
En defensa de la música
54
Obsérvese que el himnario usado por los hermanos de
Indiana indica que el estilo de música era ...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
55
Las cosas que han ocurrido en el pasado también
acontecerán en el ...
En defensa de la música
56
a la banda de los campestres de Indiana, incluso con un gran
tambor, sin cualquier objeción por...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
57
y 3) proezas. Así, cada instrumento se refiere a estos lugares o
s...
En defensa de la música
58
Error 6: El shofar y la trompeta daban sólo tres notas (12:33)
La alegación es infundada, no sa...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
59
“David les ordenó” (1 Crónicas 15:16) o que “David apartó”
(1 Crón...
En defensa de la música
60
Sin embargo, Coronado, diría: “No podemos reproducir música
rítmica salpicada de platillos”. De...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
61
Tenga en cuenta también la inconsistencia total y la falta de
fund...
En defensa de la música
62
Si la asociación con la música secular descalifica a los
instrumentos, ¡el arpa absolutamente n...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
63
música occidental sólo aparece en el siglo 13 en Europa.1
No
tenem...
En defensa de la música
64
engañosa, porque simplemente ¡no sabemos ni cómo era la música
de la Biblia ni tampoco cómo era...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
65
señal que indicaba cuándo inclinarse ante la estatua; la decisión
...
En defensa de la música
66
El concepto de la música para la salvación viene de la
herejía implícita en muchas iglesias que...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
67
El segundo error es afirmar que todos los instrumentos
del templo ...
En defensa de la música
68
atentos comprenderán que no se puede elegir aleatoriamente
lo que es literal y lo que es simból...
Análisis del video 3: El creador de los instrumentos
69
argumentar a favor del arpa, Coronado, de manera inconsistente,
af...
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
 en-defensa-de-la-musica-2012
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

en-defensa-de-la-musica-2012

555 visualizaciones

Publicado el

en-defensa-de-la-música-

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
555
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
14
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

en-defensa-de-la-musica-2012

  1. 1. EN DEFENSA DE LA EN DEFENSA DE LA Eds.,MiguelÁngelNúñezyAndréReis Análisis Críticos a la serie: “El Poder Oculto de la Música” de Oliver Coronado MúsicaMúsica
  2. 2. 2012 Eds., Miguel Ángel Núñez y André Reis Análisis Críticos a la serie: “El Poder Oculto de la Música” de Oliver Coronado Música
  3. 3. Este es un E-Book que se entrega de forma gratuita, por lo tanto, se prohibe su comercialización por cualquier medio mecánico o electrónico. . Ministerio HimnovaSión En defensa de la música: Análisis críticos a la serie, “El poder oculto de la música” de Oliver Coronado / Escrito por pastores y músicos adventistas. Ministerio HimnovaSión. 2012 1. MÚSICA. 2. ADORACIÓN. 3. CONTROVERSIA. 4. BIBLIA. 5. HERMENÉUTICA. 6. ADVENTISTAS. 264.2 HimnovaSión © De sus autores y editores, 2012 Editores: Miguel Ángel Núñez y André Reis Diseño de la tapa: André Reis
  4. 4. 5 Contenido Prefacio 7 Filosofía de HIMNOVASIÓN 9 Administración de HimnovaSión 15 Vídeo 1: “Sin amor no hay música” 23 Pedro Sanchez y Hugo Chinchay Vídeo 2: “Principios bíblicos sobre música” 35 Andrés Bello Sierra Vídeo 3: “El Creador de los Instrumentos” 49 André Reis Vídeo 4: “La música: ¿neutral o moral?” 85 Juan Francisco Altamirano Vídeo 5: ¿Fuego Extraño en la Iglesia? Jazz y Rock & Roll 109 Carlos Ramos Vídeo 6: “Balada, R and B, Música Latina” 127 Josué Cortés Vídeo 7: “¿Verdad presente o entretenimiento religioso?” 143 David E. Quiroz Excurso al Vídeo 7: La anatomía de una traducción tendenciosa y equivocada 159 André Reis Vídeo 8: “Un Gigante Contra Mí” 165 Andrés Bello Sierra A manera de conclusión: Respuesta de MCTC a Oliver Coronado 175
  5. 5. 7 Prefacio E ste e-book contiene una serie de publicaciones con el fin de analizar los vídeos de la serie “El Poder Oculto de la Música” del hermano Oliver Coronado, predicador itinerante de Venezuela y divulgados por el ministério independiente Secrets Unsealed de Steban Bohr. No lo hacemos porque creamos que valga la pena la discusión ni la controversia, sino porque creemos que dichos vídeos están haciendo daño a la iglesia al presentar conceptos sesgados, textos sacados fuera de contexto e introduciendo un pensamiento que no lleva a la unidad, sino a la división. Si bien las refutaciones aquí se refieren específicamente a los vídeos de Oliver Coronado, sus ideas representan mucho del extremismo musical que amenaza la iglesia Adventista desde hace algunas décadas. Bajo este prisma, lectores que no hayan visto a los vídeos, pero se interesan en el asunto “música adventista” harán bien en estudiar el planteamiento de los autores aquí para comprender como se puede contrarrestar dichas ideas. Los artículos fueron preparados por teólogos y pastores de la IASD, personas responsables, que pretenden utilizar la Biblia
  6. 6. En defensa de la música 8 Dr. Miguel Ángel Núñez, de nacionalidad chilena-argentina, es Doctor en Teología Sistemática y Licenciado en Teología, Filosofía y Educación. Escritor de más de 50 libros. Conferenciante internacional y orientador familiar. Ha sido profesor universitario por más de 25 años. Casado, tiene dos hijos. de una manera correcta, sin sacar textos fuera de contexto y de usar el espíritu de profecía, precisamente para lograr lo que Elena de White pretendía: ayudar al pueblo de Dios a crecer y asumir la misión dada por el Señor a su iglesia. El hermano Coronado y otros que creen en su pensamiento, dan la impresión falsa que su pensamiento es oficial de la IASD, lo que no es tal. También suele postular que todo aquel que se oponga a su idea simplemente está intentando introducir en la iglesia “fuego extraño” (sección de la Biblia que les gusta citar, y que está, obviamente fuera de contexto). El caso es que hay muchos pastores que vemos con preocupación que estos vídeos y otros libros similares, lo que están produciendo es un grave deterioro de las buenas relaciones de hermandad en la iglesia, introduciendo sospecha, discusiones y controversias, produciendo todo lo contrario de lo que se supone debe ser un aporte a la misión de la iglesia. Pensando en quienes están viviendo una confusión y se sienten anonadados al ver la proliferación de estos vídeos y otros materiales, procuramos dar otra voz que sea, distinta, y que busque el equilibrio y la unidad. Los editores André Reis, oriundo de Brasil es Licenciado en Teología por la Universidad Adventista de São Paulo donde fue por tres años asistente de investigación y traductor en el Centro Elena de White, Brasil. Es Magister en Música por la Longy School of Music, Cambridge, EE.UU. y candidato al PhD en Nuevo Testamento en la Universidad Adventista Avondale. Es pianista, compositor, arreglista, director de coro, tenor. Él puede ser contactado a través del email andre@andrereis.com.
  7. 7. 9 Filosofía de HIMNOVASIÓN con respecto a la música como arte cristiano1 Homero Salazar y André Reis B uscamos educar y llevar a la iglesia a un balance y un equilibrio sobre el uso de la música en la adoración por ser una de las expresiones mas bellas de arte cristiano que, motivado por la admiración a Dios, la gratitud por su acción salvadora y bautizada con la unción del Espíritu Santo, nace en el corazón del creyente y la expresa en su propio idioma y cultura para primeramente honrar a Dios y exaltar su santo nombre y también para agradecerle por sus maravillosas obras a favor de la corona de su creación el hombre. Las bases sobre las cuales hemos fundado nuestro plan educativo son las siguientes: 1 El presente texto fue redactado por el Pr. Homero Salazar, ampliado y corregido por André Reis y revisado en conjunto por la Administración de HimnovaSión. Homero Salazar, originario de Perú. Senior pastor de la Washington Spanish SDA Church Silver Spring, Maryland. EE.UU.
  8. 8. En defensa de la música 10 1. La teología de la música sacra y adoración a. Creemos que el uso de la música no es una doctrina en nuestra iglesia y tampoco es el motivo del conflicto cósmico. El conflicto es la gran lucha que enfrenta el cristiano cada día entre confiar en la salvación por la fe en Cristo Jesús nuestra Justicia, promovida hoy por el Espíritu Santo o la salvación por las obras promovida hoy por Satanás a través de conceptos equivocados de “perfección” y “Santidad” que producen sentimientos sutiles de ser “merecedores” de la salvación por los niveles de perfección alcanzados. b. No creemos que la iglesia hoy es un paralelo del Templo judaico en la cuestión de música y que dicha adoración debe impactar a la adoración cristiana hoy. Entendemos que el Templo y lo que allí se hacía tuvieron su objetivo, apuntaban a Cristo. El verdadero Santuario esta en el cielo y Cristo ministra allí por nosotros ofreciendo su “Liturgia” como nuestro Sumo Sacerdote. El edificio de la iglesia es sólo un lugar donde se celebra los hechos de Dios, no es un fin en sí mismo. c. La mayor parte de los problemas en las iglesias están basados en énfasis exagerado en las formas y rituales como fines en sí mismos, y nos hemos alejado de la esencia. Por eso muchos discuten de cosas periféricas que no tienen nada que ver con el verdadero espíritu de la música y la adoración a Cristo. d. Dios no ha limitado la música solo para cantarle a él sino que también quiere que la música sea usada para edificar el corazón de sus hijos porque son el templo del Espíritu Santo. Quiere edificarnos con los valores eternos de su Palabra en forma de canto, por lo tanto podemos cantar sus valores absolutos
  9. 9. Filosofía de HimnovaSión 11 de manera equilibrada como la misma ley de Dios, cantamos nuestro amor a Dios (primera tabla) y cantamos nuestro amor al prójimo (Segunda tabla). 2. El uso de la música en la adoración a. Creemos que “la liturgia”, la música y el arte que utilizamos hoy jamás podrá remplazar a la verdadera “liturgia” que Cristo hace por nosotros hoy en el cielo (Heb 7:24-25). Lo que hagamos aquí, debe estar bañado con la sangre de Cristo. Formas, rituales, músicas e instrumentos son medios para exaltación de Cristo y su obra. b. Aunque la música es una importante pieza en el culto, rechazamos el perfeccionismo musical que pretende elevar a la música a la posición de sacrificio de salvación en el culto; o sea, si la música es “mala” o no “nos gusta”, entonces Dios no ha aceptado la adoración. Es un error considerar la música que no nos gusta como “fuego extraño”. Ese es un grave error causado por ideas erróneas en cuanto al papel de la música en la adoración. c. No creemos en la falsa distinción entre estilo de música “sacro” o “profano” en la adoración. Tal distinción lleva a la “demonización” de música o instrumentos que no son “del diablo” necesariamente, cómo también lleva a la “santificación” de música que tampoco fue compuesta por la divinidad o por ángeles. La música sacra debería ser considerada un medio para la proclamación del evangelio, no el fin de la adoración. d. Respetamos y valoramos la riqueza cultural y musical de nuestra multicultural iglesia mundial.
  10. 10. En defensa de la música 12 e. Rechazamos la idea de una “uniformidad” musical en la iglesia Adventista. Dios invita a todos los pueblos y naciones de la tierra a adorarle (Salmo 66:7-8; 100:1) con sus variados estilos, instrumentos y lenguas. f. Sin embargo, hay estilos de música inapropiados para la adoración colectiva porque pueden crear asociaciones a conceptos ajenos al culto cristiano. Tales asociaciones pueden variar en distintas comunidades. Por ejemplo, el estilo “salsa y merengue” sería inapropiado en comunidades donde esa música es típicamente utilizada para fiestas seculares. La música debe auxiliar el culto racional, edificante y transformador, no tornarse un ídolo, tampoco interrumpir la comunicación de las verdades eternas por crear distracciones. g. Hay estilos de música que agradan a uno de forma personal que ni siempre son apropiados a la adoración colectiva. En el culto, la música es parte de un contexto de colectividad. Lo personal o particular no deben interrumpir la adoración colectiva (véase 1 Cor. 14:12). h. Creemos que el único que conoce el corazón del adorador y puede saber si es un adorador verdadero o falso es Cristo. Nadie más tiene ese derecho. Acusar a otros de adorar a Satanás porque no nos gusta la música es caer en un grave error de juzgar y sospechar mal. (1 Cor. 13; Mat. 7). 3. Aspectos técnicos de la música en general a. Afirmamos que las notas musicales no tienen ningún valor moral ni aún las armonías y mucho menos el ritmo. Mas bien son un don dado por Dios. Muchos usan la música para
  11. 11. Filosofía de HimnovaSión 13 vehículo del mal, no porque ella tenga un valor en sí misma, sino porque los que la usan no han nacido a la nueva naturaleza espiritual en Cristo Jesús, viven bajo el poder de la naturaleza pecaminosa. b. Sin embargo, hay música que no ha sido creada para fines específicos de adoración o para devoción espiritual las cuales pueden, todavía, por su belleza, estética, calidades artísticas y positivo lenguaje universal, apuntar a Dios. Ese es el caso de las grandes piezas de la música erudita por ejemplo. Toda la creación pertenece a Dios y cuando el arte es agradable a los sentidos y resalta el poder creativo del ser humano, podemos gozar espiritualmente de dicha música. c. Lo que hace la música tener fines específicamente “sagrados” para la adoración o devoción personal, es el mensaje contenido en la letra del himno. Por lo tanto, no existen melodías “santas” o melodías “profanas”. d.Lamúsicadebe,sinembargo,llevardemaneraresponsable el mensaje cristiano de la letra, sin barateo, hilaridad, banalidad o graves asociaciones con elementos ajenos al culto cristiano. La música debe ser la mejor posible (Fil. 4:8) y para la edificación del cuerpo de Cristo (1 Cor. 14:12, 26). 4. El futuro de la música en la iglesia a. La historia de la música a través de los siglos comprueba que el estilo de la música para adoración seguirá sufriendo cambios y adaptaciones. La música de Israel era diferente de la música Protestante del siglo XIX; los himnos contemporáneos que cantamos hoy son diferentes del canto gregoriano del siglo
  12. 12. En defensa de la música 14 XII. Siempre hubo y siempre habrá una transformación de la música sacra. b. Creemos que podemos usar con libertad la música para comunicar el mensaje de salvación en nuestra generación. Siguiendo el principio bíblico del “apóstol de las gentes”, el apóstol Pablo, de llegar a todos haciéndonos de todo por si podamos salvar a alguno, al “judío” (Adventista ) primeramente y también al “griego” (al no creyente). c. Por lo tanto, creemos que se pueden utilizar diversos estilos de música, instrumentos etc, en la proclamación del Evangelio para la mente posmoderna, estilos que tal vez, no deberíamos utilizar para la adoración colectiva donde la música debe tener un fin específico: reunir la congregación en el canto. d. Finalmente, si mantenemos el objetivo de adorar a Dios de forma racional (Rom. 12:1), en espíritu y en verdad (Juan 12:14) para edificación (I Cor. 14:26), con acción de gracias (Col 3:16, Ef. 5:19) y para ser transformados de “gloria en gloria” (2 Cor. 3:18), la música sacra de cualquier estilo, sea tradicional o contemporáneo que utilizamos para eses fines, habrá alcanzado su objetivo.
  13. 13. 15 Administración de HimnovaSión E l grupo HimnovaSión se maneja bajo criterios de participación y diálogo. En ese contexto, de manera ponderada y queriendo reunir el mayor espectro posible de personas en función de una meta común: Dialogar de manera positivaybíblicamentesustentablesobrelamúsicaylaadoración, se formó una administración que son los que deciden sobre los postquesepublicanenelsitiodeHimnovaSiónenFacebookyen el Blog. Además planifican iniciativas para publicitar los análisis, discusiones y estudios que el grupo realiza. Los administradores del grupo son los que se mencionan a continuación en estricto orden alfabético. Luego del nombre se pone el país de origen y el país donde reside, en el caso de ser distinto. Acosta Newball, Abraham: (Colombia, EE.UU.). Pastor, Magister en Teología (en curso). Músico, compositor, arreglista y pianista. Almonte, Denar: (Chile, EE.UU.). Cantante, productor musical, compositor y arreglista.
  14. 14. En defensa de la música 16 Altamirano, Juan Francisco: (Nicaragua, EE.UU.). Pastor en la Conferencia de Oregon, EE.UU. Escritor. Director orador de los programas radiales "Jesús visto por dentro" y "Susurros de Dios". Editor Asociado del Blog de HimnovaSión. Arias, Ricardo: (Chile). Publicista profesional. Cantante, compositor y productor. Locutor de radio. Artavia, Frank: (Costa Rica). Dentista, cantante y productor musical. Actualmente es miembro de la Junta de la Asociación General de la Iglesia Adventista. Avila, Tony: (México). Pastor. Licenciado en teología. Músico y compositor. Barrera, Manuel: (Chile). Mecánico aeronáutico y administrador de Clínica y laboratorio dental. Director Musical en Coro Gospel Fidens. Cantante, productor musical. Betancourt, César: (Colombia). Compositor, arreglista, productor, tenor y director del grupo Angeluz, cofundador de TuMundoGospel. Boidi, Denis: (Argentina, España). Licenciado en medios electroacústicos y profesor de piano. Compositor, arreglista y productor musical. Carrasco, Werner: (Chile, EE.UU.). Compositor, productor. Director del conjunto Endless Praise.
  15. 15. Administración de HimnovaSión 17 Chinchay Sr., Hugo: (Perú, EE.UU.). Pastor con credencial administrativa. Licenciado en Teología y Administrador de empresas. Magister en Finanzas. Director de Mayordomía y Testamentos y Legados, de la Asociación de Potomac de la Iglesia Adventista. Músico y compositor. Fundador de una de las dos páginas de HimnovaSión en Facebook. Cordoba, José Emilio: (Argentina). Pastor ordenado. Magister en Teología. Fue profesor de teología en la Universidad Adventista del Plata hasta su jubilación. Coronel, Mariana: (Argentina). Técnica en administración. A punto de convertirse en profesora de Biología. Directora junto a su esposo del ministerio "Cantaré a Jehová". Cantante, compositora y productora. Deynes, Elfred: (Puerto Rico, EE.UU.) Terapista respiratorio en el Hospital Adventista de Washington. Profesor de Terapia Respiratoria en el Prince George Community College, en Maryland. Escritor y compositor. Donoso, Gabriel: (Chile). Arquitecto. Compositor y productor musical. Editor asociado del blog de HimnovaSión. Feliciano,Gamaliel:(Alemania,EE.UU.).Pastor.Psicólogo.Músico. Pastor en Potomac Conference en Virginia, EE.UU. Se prepara para defender su tesis doctoral en Argosy University, en Washington D.C.
  16. 16. En defensa de la música 18 Ferrando, Gimena: (Argentina, EE.UU.) Cantante, productora y compositora. Traductora de artículos del inglés al español para el blog de HimnovaSión. Ferrando, Pablo: (Argentina, EE.UU.) Pianista, director coral, profesor de música y compositor. Cantante y productor. González, Héctor: (Brasil, España). Médico, especialista en cardiología. Compositor y músico, experto en varios instrumentos. Traductor de artículos del portugués al español en el Blog de HimnovaSión. Hernández, Roger: (Cuba, EE.UU.). Pastor ordenado. Ministerial y Director de Evangelismo, Unión del Sur de la IASD, EE.UU. Impoco, Emilse: (Argentina). Profesora de Educación Artística y Directora del Coro Infantil en Instituto Adventista Avellaneda. Profesora superior de Canto. Compositora, cantante y productora musical. Fundadora del grupo Músicos Contemporáneos Trabajando para Cristo, grupo fundador de HimnovaSión en Facebook y su Blog. Limachi, Janeth: (Bolivia). Lic. en Ciencias de la Educación y Humanidades con especialidad en Lenguaje y Comunicación. Cantante y compositora. Es Prof. de Literatura en el Nivel Secundario, hija de pastor y ocupada en la evangelización de adolescentes.
  17. 17. Administración de HimnovaSión 19 McField, Edward: (Honduras, EE.UU.). PhD, MSA. Doctor en Políticas e Investigación Social (Social Policy and Social Research), Loma Linda University. Músico (piano, bajo, guitarra). Inversionista/productor ejecutivo de proyectos musicales. Creador de la página World Adventist Music. Actualmente Head Elder (Primer Anciano,) Loma Linda Spanish SDA Church. McField, Edson: (Honduras, Costa Rica). Director Musical y Gerente Operativo de MasterKey Music. Vocalista del grupo MasterKey. Multi-instrumentista, autor, compositor, arreglista, productor musical e investigador. Micheas, Cecilia: (Argentina). Cantante, productora musical, arreglista y couch vocal, directora musical del grupo “Algo que decir” (AQD). Diseñadora gráfica por vocación. Cecilia es quien diseñó el logo de HimnovaSión. Montiveros, Christian: (Argentina). Licenciado en Teología. Pastor de jóvenes por 10 años en Oregon, EE.UU. Coordinador general de Vision Worship Ministries, Ministerio que funciona en Oregon y abarca música, predicación y oración intercesora. Moss, GlaesonFernando:(Costa Rica). Orientador vocacional. Estudiante avanzado en Terapia Familiar (Universidad Peruana Unión).
  18. 18. En defensa de la música 20 Núñez, Mery Alin: (Chile, España). Comunicadora social y fotógrafa profesional. Cantante y compositora. Núñez, Miguel Ángel: (Chile, México). Pastor ordenado. Doctor en Teología Sistemática, escritor, filósofo, editor y director del Blog de HimnovaSión. Al momento de la edición de los artículos de este libro era profesor de la Universidad Linda Vista en Chiapas, México. Perales-Gonzalez, Abner L.: (México, EE.UU.). Pastor asociado y Ministro de Música en la IASD Central Hispana de Phoenix, AZ. Estudios en Teología, Lic. en Enseñanza Musical, Magister en Dirección Instrumental (MM), Arreglista, Músico y Maestro. Traductor de artículos del inglés al español en el Blog de HimnovaSión. Perera, Adriana: (Uruguay, EE.UU.). Profesora asociada en Oakwood University, Alabama, EE.UU. Profesora de Piano, Licenciada en Teoría y Solfeo, Master en Composición. Compositora y productora musical. Piro, Marcos: (Argentina). Cantante. Director musical del grupo Amanecer. Quiroz, Eduard David: (Argentina). Profesor de Teología, actualmente terminando un Master en Teología (South African Theological Seminary). Coordinador del seminario a distancia de la escuela de ministerio de la Iglesia Cristo Rey. Músico.
  19. 19. Administración de HimnovaSión 21 Ramos, Carlos: (Guatemala). Maestro de Música, compositor, arreglista, ministro de alabanza, estudio Licenciatura en Arte en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Dirige Ministerios “Rey de Justicia”. Reis, André (Brasil, EE.UU.) Licenciado en Teología por la Universidad Adventista de São Paulo donde fue por tres años Asistente de Investigación y Traductor en el Centro Elena de White, Brasil. Es Magister en Música por la Long School of Music, Cambridge, EE.UU. y candidato al PhD en Nuevo Testamento en la Universidad Adventista Avondale. Es pianista, compositor, arreglista, director de coro, tenor. Rosario, Mike: (México, EE.UU.) Músico, compositor y director del grupo musical Forgiven. Salazar, Homero: (Perú, EE.UU.). Pastor ordenado. Actual pastor de la Iglesia Adventista Hispana de Washington. Cantante y compositor. Santana, Kelvin: (Puerto Rico, EE.UU.). Administrador de sistemas informáticos del departamento de Marketing & Comunicaciones en el Florida Hospital College of Health Sciences en Orlando, Florida. Director y editor de vídeos musicales. Editor asociado del Blog de HimnovaSión. Vargas, Edwin Gabriel: (Puerto Rico, EE.UU.). Pastor en la Conferencia de Oregon. Está completando la Maestría en Divinidades. Especialista en liderazgo juvenil. Cantante y productor musical.
  20. 20. 23 Vídeo 1: “Sin amor no hay música” Pedro Sánchez y Hugo Chinchay Sr. L a serie de vídeos del hermano Oliver Coronado, está patrocinada por el ministerio “Secretos Revelados” del Pr. Esteban Bohr, quien dedica medio tiempo a pastorear en el Norte de California y el resto del tiempo lo dedica a su ministerio independiente. La serie es titulada “El poder oculto de la música” de lo cual se infiere que hay “algo” que solo los “indicados” o “iniciados” pueden descubrir. Esto trae a la mente la manera en que los religiosos de la edad oscura trataban de manipular las mentes de sus feligreses dándoles a entender que unos pocos eran los “indicados” para proveer cierta información y los demás solo tendrían que someterse ____________________ Pedro Sánchez, graduado de Música con estudios de Post Grado en Educación musical. Actualmente es profesor de la Escuela de Música de la Universidad de Montemorelos, México. Hugo Chinchay Sr., nacido en Perú, estudio Teología y Música en la Universidad Adventista del Perú y en Montemorelos, México; Administración en la Universidad de la Sierra en Riverside, California. Director de coros, grupos, cuartetos y grabaciones por mas de 25 años. Actualmente Director Departamental
  21. 21. En defensa de la música 24 a la “autoridad espiritual superior” dada exclusivamente a los “escogidos”. En este caso, se infiere que el hermano Coronado y el ministerio, paradójicamente nombrado “Secretos Revelados” son los “escogidos” para enseñar a los que no pueden descubrirlo por si mismos. Esta manera de enfocar los mensajes bíblicos no es sino una forma “sensacionalista” de estirar y desarrollar conceptos personales sacando textos bíblicos y del espíritu de profecía de su contexto. Técnicamente hablando, se sacrifica la exégesis responsable con un sin número de eiségesis caprichosa y sensacionalista. Elproblemaseacrecientacuandoaestoseleañadelacomezón de algunos oídos por querer escuchar el “sensacionalismo” exagerado que nubla la razón. Cuando esta imperiosa necesidad de “sensacionalismo” se la combina con emoción se provoca una reacción agresiva contra los que adhieren a ese tipo de pensamiento. Utilizando eiségesis y exposición de los temas descontextualizados se termina atacando “en el nombre de Dios” y en muchas ocasiones perdiendo el respeto a sus opositores. Paradojalmente con actitudes no cristianas, pero creyendo estar haciendo algo bueno. Culminan siendo “inquisidores” de los que no piensan de manera similar a ellos. Antes de que el hermano Oliver Coronado preparase estos nuevos vídeos se dialogó con él y prometió hacer cambios a sus vídeos anteriores, los cuales estaban llenos de conceptos personales y citas totalmente fuera de contexto (según él dichos vídeos fueron promocionados sin su autorización). Coronado prometió hacer algunos ajustes en sus nuevos vídeos, sin embargo, al verlos se puede notar que éstos no son sino una
  22. 22. Análisis del video 1: Sin amor no hay música 25 ampliación de los mismos conceptos ya antes expuestos de los cuales el mismo había, en primera instancia, reconocido como haber estado fuera de lugar, y “fuera de contexto”, según sus propias palabras.1 Este primer vídeo de la serie tiene un inicio bastante amable y en momentos hasta convincente. Es muy difícil detectar los problemas a los que puede conducir un discurso como el que se presenta en este primer vídeo. Desde el punto de vista musical puede decirse que no hay muchos problemas, porque en realidad el orador habla muy poco respecto “al ámbito musical”. El tema es más una introducción hacia la que promete ser una serie de temas muy explosiva. Es una introducción en andante, para usar una analogía musical. No obstante, lo que se dice a lo largo del vídeo tiene algunas inconsistencias intrínsecas. El primer error y el que nos parece más importante es que en realidad no hace énfasis en el amor. Desde el título del vídeo vemos una falacia ya que sí puede haber música sin amor. Todos somos testigos de esto, hay mucha música sin amor.2 Luego, aunque el título suena muy cálido y acogedor, en realidad se está diciendo una falacia. Pero como somos religiosos, y estamos en un contexto de iglesia, inmediatamente completamos lo que el predicador intenta decir y pensamos: “Sin amor no hay música (para Dios)” o “Sin amor no hay música (en la iglesia)”. Al comenzar el vídeo el hermano Oliver (min. 2) introduce el concepto de que “el amor, el conocimiento y la adoración” deben de ir juntos, premisa correcta en primera instancia. Pareciera que ahora se va a concentrar en el amor. Para esto 1 Correos electrónicos en archivo y usados con previo permiso de Oliver Coronado. 2 Basta pensar en los “narco corridos” tan populares en México, o las marchas militares que exaltan sangre y muerte (nota del editor).
  23. 23. En defensa de la música 26 él claramente en el min. 2:19 dice que “del amor se habla ambiguamente”. Este juicio de ambigüedad da a entender que el hermano Oliver si sabe lo que es hablar del amor de Dios y los demás no tienen el mismo discernimiento. Una vez, más con el concepto de “iniciados” en “secretos” que sólo conocen algunos indicados. Con esta introducción podemos notar entonces que se tiene un afán de “regir” el tema de la adoración a la mente de una persona o idea presentada ya que se hace una aseveración totalitaria y a la vez despectiva en cuanto a cualquier otra opinión que no sea o este de acuerdo con el presentador. Sólo podemos analizar algunas observaciones, ya que el hacer un análisis más detallado tomaría mucho tiempo y espacio, pero lo más importante está aquí presentado sin temor a ser analizado y corregido por alguien más. El Amor es un principio que rige todas las leyes de Dios (min. 2:30). Este es un principio vital en la Biblia porque “Dios es Amor”. Se citan 1 Juan 4:8, Juan 17:3, y Prov. 9:10 y se hace alusión a que el conocimiento y el amor van juntos. Luego menciona (min. 5:11) que la vida eterna esta conectada con el conocimiento. Todo hasta aquí no aparenta ningún desvío bíblico. Pero analicemos con cuidado. Cuando se cita 1 Juan 4:8 “el que no ama” se inicia una especie de transformación temática donde desde el amor se pasa al conocimiento y más adelante el conocimiento se transforma en temor. Llama la atención que el énfasis en el amor realmente no está presente a lo largo del tema, y si se toca se hace de manera muy tangencial. El amor está fuera del tema casi totalmente.
  24. 24. Análisis del video 1: Sin amor no hay música 27 Una frase y concepto repetido por muchos, que no se detienen a considerar la repercusión de la misma, es la pregunta: “¿Qué es lo que le agrada a Dios?” En este punto el Sr. Coronado (min. 5:47) lo menciona como elemento para construir la base de sus argumentos a seguir y lo enfatiza usando Prov. 8:13 y hace la pregunta “¿Puede aborrecer algo que desconoce?” (min. 6:15) y luego usa otra pregunta capciosa: “¿El desconocimiento cubre la falta?” (min. 6:40) y enfatiza que por lo tanto debemos descubrir “qué es lo que Dios no le gusta”. Es muy claro que Dios no compatibiliza (aborrece, no le gusta) el pecado, por eso vino Cristo para rescatarnos del pecado. Este concepto es muy claro en la Biblia. Pero es posible descontextualizar dicho concepto de manera antojadiza al vincularlo con el tema de la adoración. “Cuando tu conoces a Dios entonces estarás preparado para rendirle una verdadera adoración” (min. 8:39). El concepto de “conocimiento” de Dios hasta aquí esta manejado de una manera antojadiza porque aparentemente nos quiere llevar hacia donde el Sr. Coronado desea ir, nuevamente, él tiene la fórmula para señalar qué es “conocer a Dios”. Un punto muy importante en el aspecto del conocimiento son los niveles del mismo. Difícilmente dos personas en el mundo pudieran tener el “mismo” nivel de conocimiento respecto a Dios. Porque unos sabrán más y otros sabrán menos. Unos tendrán una experiencia muy distinta a la de otros. Por esta razón es que en 1 Cor. 3:2 Pablo dice: “Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía”. De paso, no descalifica el apóstol a quienes “conocen menos”.
  25. 25. En defensa de la música 28 Pero al mismo tiempo también se nos insta a seguir aprendiendo porque en Hebreos 5: 12 y 13 dice: “Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche y no de alimento sólido. Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño”. Siguiendo en el aspecto del conocimiento, el Sr. Coronado toma ahora a Job como ejemplo (min. 9) citando Job 1:8 y pregunta ¿conocía Job a Dios? Pregunta que nace de un concepto “totalitario”. Sin embargo, el libro de Job nos corrobora el hecho de que, a pesar de que Dios consideraba a Job como un hombre “recto, perfecto y justo”, todavía tenía mucho que aprender de si mismo y de Dios. Y este crecimiento lo hizo aún más efectivo en su adoración al final del libro de lo que era al principio del mismo. A continuación presenta una cita muy conocida (min. 11:23) de Elena White: “La música sólo es aceptable a Dios cuando el corazón es consagrado, enternecido y santificado” (Carta 198, 1885). Aquí el Sr. Coronado menciona algo muy cierto, y esto es que estos tres elementos son esenciales para toda alabanza sin importar el nivel de experiencia o profesionalismo que tengamos en la música. Esto es muy cierto y tendremos esta aseveración muy en cuenta a través de la presentación. Ahora pasa a presentar otra cita (min. 12:30) “La ostentación no es religión ni santificación. No hay nada más ofensivo para Dios que un despliegue de música instrumental, cuando aquellos que toman parte no son consagrados, no tienen
  26. 26. Análisis del video 1: Sin amor no hay música 29 melodías en sus corazones para el Señor. La ofrenda más dulce y aceptable a la vista de Dios, es un corazón que ha alcanzado la humildad al practicar la abnegación, al elevar la cruz y seguir a Jesús” (El evangelismo, 371-372). Esta cita sin duda pone en claro el concepto tan importante en “todo” adorador: no es el nivel de conocimiento, ni el nivel de experiencia o sabiduría al hacer música sino la alabanza de un corazón entregado a Dios ya sea un profesional o un novato en música, lo importante es el corazón y esto solo Dios lo puede leer. Sin embargo, en el uso de esta cita no es apropiada para lo que señala. ¿Cómo podemos determinar quien tiene “melodías en su corazón”, por ejemplo? Ahora el Sr. Coronado cuenta un testimonio personal (min. 13:40) y hace notar un aspecto de percepción personal. Él afirma que la música en los 70s era buena y eran gracias a las normas que existían en la Iglesia en aquel tiempo. Para reafirmar lo que dice cita Deut. 4:8 versículo totalmente desconectado con la música. Según él en los 70s el enemigo no podía penetrar las paredes de la Iglesia con la música que el considera mundana. Esto implica que para él lo que se utilizaba en la Iglesia en este tiempo era lo correcto y lo que se escucha hoy es incorrecto, según sus propias palabras. Luego se atreve a comparar el nivel de “consagración” (min. 17:17) como mejor en aquel tiempo porque se estudiaba la Biblia y los escritos inspirados lo cuál implica nuevamente, según su opinión personal, que hoy en día “no estamos al nivel” de espiritualidad de los 70s. Esta aseveración no es nada más que un atrevimiento personal de someter un juicio que solo le corresponde a Dios.
  27. 27. En defensa de la música 30 Nuevamente trata de enfatizar (min. 17:40) que la Iglesia en esos tiempos predicaba con avidez el mensaje de los tres ángeles especialmente en Venezuela, donde el creció, y que la música contemporánea “no lograba entrar” en la iglesia. La relación que Coronado hace entre “predicar con avidez y ser más estudiosos de la Biblia y los escritos proféticos” en los 70s hacía posible tener una Iglesia más perfecta, mejor y que no permitía entrar la música contemporánea, no es nada más que una manera hábil de manipular un argumento de percepción personal de lo que a él le parece que debería ser la música en la Iglesia. Creo que para el oyente educado y perceptivo esto es sin duda muy obvio, puesto que cae en una falacia.1 Para concluir presentamos una especie de síntesis de parte de lo ya expuesto. Lo hacemos así para facilitar la compresión de este análisis a aquellos a quienes les gusta manejar la información como si fuera un bosquejo. A lo largo del tema se citan 21 textos bíblicos, de los cuales solo tres hablan del amor, los demás hablan de conocimiento de Dios, de temor de Jehová, de normas, de amistad con el mundo, de limpieza, de justicia, de perfección, mezcla de lo sacro con lo profano, escudriñamiento de las Escrituras. Habla de casi todo, menos del amor. En realidad el tema del amor es solo una excusa para empezar a hablar y para dar apariencia de conclusión. Y qué mejor palabra para usar como escudo para lo que tenga que decir después. Se cita nueve veces a Elena de White pero nunca se habla del amor en esas citas (error impresionante si se recuerda que es 1 Falacia que en lógica se denomina “falacia de composición”, confundir la parte con el todo (nota del editor).
  28. 28. Análisis del video 1: Sin amor no hay música 31 el tema central de su charla). Son citas de temática variada, casi siempre citando a la música pero sin una conexión lógica entre sí ni con el tema central que seguimos suponiendo es el amor. También habla de su testimonio personal y entonces dice algunas frases que suenan muy contundentes pero que si se les aplica el rigor de un análisis lógico, inmediatamente se desmoronan. Ejemplos: entre los minutos 15:04 y 16:18 lanza cuatro frases que miradas fríamente son engaños disfrazados. Solo son verdades para quien quiera vivir en un mundo ideal emotivo donde “todo tiempo pasado fue mejor”: “En los 70s la iglesia conservaba una adoración muy apegada a los principios bíblicos”. Esta cita da la idea de que todo tiempo pasado fue mejor. “La iglesia tiene gente santa y gente perfecta”. Realmente es preocupante que un cristiano piense así, porque hasta ahora no se ha sabido de alguno. Si se toma la palabra “santa” como algo apartado para un servicio, entonces sí, la iglesia es santa, pero si se toma como sinónimo de “perfecta” (sin error), es hasta blasfemo. “Crecí en un ambiente totalmente santo”. Con alguien así es imposible razonar sin llegar a lastimarlo. “La iglesia no permitía que la música rock entrara de ninguna manera”. Pareciera que había ciertas estrategias en aquella época y lugar, pero nunca las comparte. Otras frases desafortunadas o sin sustento: “La iglesia tiene tremenda información para detener al enemigo; en esos años las normas se revisaban mucho” [16:40]. No demuestra cómo eran esas revisiones, no da fechas, ni
  29. 29. En defensa de la música 32 documentos. Nótese que en ninguna de estas frases personales se menciona ni por asomo el amor. “En los 70s era imposible que el enemigo penetrara las paredes de nuestra iglesia” [17:01]. Uno se pregunta por qué Cristo no vino por esa iglesia tan perfecta. “La feligresía entendía cuál era el origen de la música rock” [17:55]. Tal vez en Venezuela, porque en mi país no se sabía mucho. Una preocupación adicional sobre su teología del mal En cuanto al tema de la mujer endemoniada, (escribe Hugo) durante mi primer año de teología una compañera de estudios fue poseída por el demonio y sin entrar en muchos detalles, porque la verdadesquemuyraravezmencionoesteevento(porqueocuparse del trabajo del diablo no es mi profesión) ella era aliviada con un himno específico que se cantaba cuando entraba en crisis. Cada vez que lo escucho ahora este himno me recuerda este evento. ¿Acaso este hecho hace que ese himno sea más santo que otro? ¿Nos pusimos a preguntarle a la endemoniada sobre la música y porqué prefería ese himno? No, porque la Biblia nos dice muy claramente que no debemos consultar a los demonios (Deut. 18). El hermano Coronado dice que no fue porque el demonio “le dijo que dejó de escuchar otras música que no sean himnos”. Entonces, ¿por qué presenta este hecho como el evento determinante? No tiene sentido. El pidió consultar con el demonio, (min. 43) sus propias palabras son “yo quiero que le llames” después de explicar que estaba furioso con el demonio y ahora quiere consultarle.
  30. 30. Análisis del video 1: Sin amor no hay música 33 Este evento por si solo se lo dejamos a su criterio espiritual para pesar dentro de las enseñanzas bíblicas básicas si es correcto o no consultar con los demonios. A manera de epílogo Esperamos que todo el que escuche esta serie del hermano Coronado, y todo aquel que lea estos análisis lo haga con el espíritu crítico de los bereanos (Hechos 17:11). Escudriñando las Escrituras para ver si estas cosas son así.
  31. 31. 35 Vídeo 2: “Principios bíblicos sobre música” Andrés Bello Sierra P ara iniciar éste análisis quisiera dejar en claro que soy adventista de nacimiento. Mi madre cantó en diversas agrupaciones musicales adventistas en Colombia, la música y el evangelio fueron parte de mi crianza. Muchas veces acompañé a mi madre en sus giras con el Grupo Gema, y cuando crecí también quise desarrollar ese talento para glorificar a Dios. A ello se sumó el llamado que Dios me hizo a estudiar Teología y a servirle más adelante en el ministerio en la ciudad de Bogotá, donde actualmente laboro. Desde hace aproximadamente diez años empezó mi inquietud acerca de éste tema de la música en la adoración, y escuche varios seminarios de personas como David Gates y Francisco Stout. Sin embargo durante mi ministerio observé con preocupación cómo casi todos los movimientos disidentes y separatistas atacaban a la iglesia Adventista por _________________ Andrés Bello Sierra es Licenciado en Teología, actualmente trabaja como Pastor distrital en la Asociación del Alto Magdalena en Bogotá, Colombia.
  32. 32. En defensa de la música 36 el mismo tema: “la adoración”. Así que una vez más me sentí impulsado a investigar el tema. De allí viene que después de estudiar el asunto por 3 años empecé a escuchar los vídeos de un hermano llamado Oliver Coronado, de quien nunca había escuchado, y comencé a analizar sus vídeos y confrontarlos con las Escrituras, los textos de Elena G. White, y las posiciones oficiales de nuestra organización mundial. En esta oportunidad me referiré al vídeo n° 2 de su última producción. Al escuchar por primera vez éste vídeo lo primero que me llamó la atención es que el propósito del mismo era “mostrar lo que le agrada a Dios” en materia de música, algo que de principio me causo inquietud y me pareció pretencioso. ¿Cómo sabemos que le agrada a Dios? Isaías 55:8-9 dice: Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos. Desdeelmismoiniciodelseminariocomienzaintroduciendo textos de Elena de White fuera de su contexto. Un principio de la hermenéutica es que “un texto fuera de contexto, es un pretexto”. Coronado cita una porción del mensaje que es dado por la mensajera del Señor en ocasión del informe de lo ocurrido en el campamento en Indiana con el movimiento “carne santificada” lo cual no tiene conexión con el estilo de alabanza de nuestra iglesia, pues en aquella ocasión lo que se presentó fue un frenesí, de personas que “recibían al Espíritu” y caían desmayadas, había confusión y algarabía. Es decir, sacar un texto aplicable para esa ocasión, y usarlo para atacar la música y adoración del
  33. 33. Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música 37 adventista contemporáneo, no sólo es descontextualizado sino poco coherente.1 A lo que me refiero, es que sí es cierto que se producirían falsos reavivamientos entre el pueblo de Dios, justo antes de terminarse el tiempo de gracia, y eso debe ser una advertencia para nosotros para no caer en ningún extremo. Dios es un Dios de equilibrios. Satanás siempre querrá llevarnos a algún extremo. Por un lado se encuentra a quienes ha llevado a violar deliberadamente la Ley de Dios bajo el argumento de estar abolida, pero también aquellos que aún viven bajo legalismo esperando ser salvos por su “obediencia”. Lo mismo ocurre en este tema polémico de la música en la adoración. Están aquellos que consideran todo “abominable”, que tan sólo permiten que se canten “himnos”, ojalá sin instrumentación o tan sólo con piano, que es un instrumento más “santo” pero que considerarían un tamboril “profano”. Por el otro lado se encuentra aquellos que desean repetir falsos reavivamientos mediante el ruido desconcertante, el desorden, los “dones de lenguas”, la “risa santa” y los “éxtasis”. Satanás ha tenido mucho éxito llevando a los hijos de Dios sinceros, mediante engaños, a los extremismos que tanto daño hace a las iglesias. Bien habló la Sra. White cuando dijo: A medida que se acerque el fin, el enemigo obrará con todo su poder para producir fanatismo entre nosotros. Él se regocijaría de ver a los adventistas del séptimo día ir a extremos tales que diesen lugar a que el mundo los señalase como una sociedad de fanáticos. He sido invitada a poner a nuestros ministros y miembros laicos en guardia contra este peligro. Nuestra obra 1 Más información véase André Reis, “Excurso sobre Vídeo 7” en este libro, p. 159.
  34. 34. En defensa de la música 38 consiste en enseñar a hombres y mujeres a edificar sobre un fundamento verdadero, a asentar sus pies sobre un claro “así dice Jehová”.1 Vivimos en una época en que toda forma de fanatismo se abrirá paso entre creyentes e incrédulos. Satanás se presentará, hablando mentiras con hipocresía. Presentará todo lo que pueda inventar para engañar a hombres y mujeres.2 Dios hace un llamado a que dejemos los extremos a los cuales el enemigo nos induce a caer, pues con ellos tan sólo estaremos más lejos de Dios que nunca. Y que en conclusión lo que la Hna. White se refiere en cuanto al campamento de Indiana no es a los instrumentos usados, sino a la manera como la música fue conducida en aquella ocasión introduciéndole herejías. Por otro lado aunque Coronado hace referencia al documento oficial de la Asociación General respecto a la música votado en el año 2005,3 no se lo menciona completamente sino tan sólo una porción, lo cual no aclara del todo nuestra posición oficial, sino que deja abierta la puerta para introducir posiciones personales. A partir del minuto 8:58 nuevamente después de hacer referencia a cómo podemos Escuchar a Dios a través de la naturalezayque“elsonidoportainformación”,intenta,mediante ejemplos, dar la impresión de que un sonido “siempre” tendrá un mensaje, dando como referencia el canto de las aves para el 1 Elena G. de White, Obreros evangélicos (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1997), 331. 2 Elena G. de White, “Carta 121, 1901”. Medical Ministry (Mountain View, CA.: Pacific Press, 1932), 114. 3 Declaración oficial votada en 2005. Véase en: http://www.interamerica.org/users/index.php?type =document&id=178&language=es&fb_source=message
  35. 35. Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música 39 día, o el sonido de los grillos para la noche. Sin embargo surge una pregunta: ¿Nacemos sabiendo qué significa cada sonido? ¿Todos los humanos podemos diferenciar inmediatamente el sonido de un oboe al de un clarinete? O ¿será que asociamos cada sonido de acuerdo a nuestro aprendizaje? Es decir, iniciar con una mala base, nos dará una mala edificación. Si desde el principio aceptamos que cada sonido tiene un significado, ¿qué significa un do? ¿Será que de allí podríamos caer en el juego que ocurrió en la edad media donde la iglesia popular enseñaba que el tritono era diabolos in musica? Entonces no podemos juntar ciertos tonos o sonidos, porque estaremos invocando ángeles malignos (según esta línea de pensamiento). Sin embargo continúa diciendo que fue el sonido (el del silbo apacible), en 1 Reyes 19:11-13, el que le indicó a Elías que estaba delante de Dios. Ahora, explico un poco la relevancia de este tema. Si según Coronado los sonidos transmiten conocimiento y afectan directamente el carácter. Para esta línea de pensamiento, Elías supo que estaba delante de Dios tan sólo al escuchar un silbo apacible, entendiendo éste como si fuera un simple sonido suave cualquiera. Pero cuando vamos a lo que amplía la sierva del Señor sobre ese encuentro, ella dice: Mientras Elías aguardaba la revelación del Señor, rugió una tempestad, fulguraron los relámpagos, y pasó un fuego devorador; pero Dios no estaba en todo esto. Luego se oyó una queda vocecita, y elprofetasecubriólacabezaenlapresenciadelSeñor.Supetulancia quedó acallada; su espíritu, enternecido y subyugado. Sabía ahora que una tranquila confianza y el apoyarse firmemente en Dios le proporcionarían siempre ayuda en tiempo de necesidad”.1 1 Elena G. de White, Profetas y reyes (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1978), 124.
  36. 36. En defensa de la música 40 Quiero decir, sí había un sonido, pero era la voz de Dios, con la cual pudo el profeta comprender quién era el que estaba con él. Digo esto porque es la introducción para un mensaje, a mi parecer, bastante peligroso, como el que da a partir del minuto 11:50, donde dice que hay dos clases de sonidos, los determinados y los indeterminados, y que, según el minuto 12:24, a Dios le “gustan” los sonidos determinados. Mientras da a entender que los indeterminados “NO”. Reflexionemos un poco en el planteamiento. El sonido de un canario o un ruiseñor, ¿es determinado o indeterminado según este pensamiento? ¿La respuesta determinaría si le agrada a Dios o no el canto del canario? Bueno, estos hermosos pajarillos alaban a su Creador. Pero ¿acaso el águila, el cóndor o el cuervo no lo hacen también? ¿Su sonido no sería, según lo que explica el señor coronado, uno indeterminado? ¿Dios no acepta la alabanza de estas aves? A mi parecer, el análisis del hermano Coronado es una explicación subjetiva y tendenciosa que sirve para justificar una opinión personal, y no una idea respaldada por un escrito está. Concuerdo con el hecho que para Adorar a Dios como lo merece no hace falta sólo saber tocar o cantar, sino que se necesita consagración a Dios. La verdadera adoración nace de un corazón agradecido por las misericordias del “gran arquitecto divino”. No sólo porque nos creó (Ap. 14:7), sino porque también nos redimió con su preciosa sangre (1 Ped. 1:19), y nos compró para Dios (Ap. 5:9). Sin embargo, ¿cómo sabemos quién es consagrado y santificado, y quién no? ¿Hemos sido llamados acaso a señalar e identificar quién SÍ merece alabar, y quién NO? Digo esto porque pareciera que en nuestras iglesias se hubiese
  37. 37. Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música 41 introducido el “síndrome del segador”, de querer separar la cizaña del trigo, el “síndrome del juez” para determinar quién es quién, y el “síndrome del absolutismo” al pretender ser los “únicos” con la verdad, mientras el resto están en “tinieblas”. Ante un panorama tal cabe recordar las palabras de nuestro Dios, cuando le dijo a Samuel en ocasión del ungimiento de David: “El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Dios mira el corazón” (1 Sam. 16:7). Aún Pablo nos da muestras de esto cuando declaró ser “fariseo, hijo de fariseos” (Hch. 23:6) y haber sido “educado a los pies Gamaliel, instruido cuidadosamente en la ley”, sin embargo no fue sino hasta que conoció a Cristo que comprendió que sus obras nada servían delante de Dios, que debía aceptar esa justicia sólo por gracia, mediante la fe. Y fue allí donde aquel “celoso” de las tradiciones pudo andar en “novedad del espíritu” y hallar que “la justicia de la ley” no se cumple por nosotros, sino en nosotros (Rom. 8:4). Lamentablemente Coronado al hablar de los elementos de la música, inicia mencionando el ritmo haciendo referencia al pasaje de 2 Crónicas 5:12-13, forzando al pasaje a decir que los músicos sólo usaban un ritmo o como dice textualmente en el minuto 20:15 “el pueblo de Israel alababa en el mismo ritmo” cuando el pasaje dice que “cantaron a una” lo cual demuestra que su análisis es una eiségesis, es decir forzar el pasaje para decir lo que no es su intención. Pero eso no es todo. Al hablar de métrica en el minuto 22:48, pretende imponer que Dios tiene establecido para la música que sea en 4/4. Cualquier alteración a esta métrica sería fruto de la “corrupción” que Satanás ha introducido en la música. Pregunto ¿qué parte de la Biblia establece un ritmo y métrica aceptables?
  38. 38. En defensa de la música 42 Evidentemente aquí hay una idea que no tiene asidero bíblico, sino está afianzada en el gusto personal del hermano Coronado. ¿De dónde viene esta creencia? La profesora Adriana Perera, maestra de Teoría y Composición en la Universidad Adventista de Oakwood, EE.UU., afirma que esta corriente proviene del pensamientogriegodeAristótelesquecreíaquelamúsicaactuaba “directamente” en el carácter de la persona. Sin embargo hoy la psicología le añade a la formula el conocimiento, enfatizando el aspecto cognitivo en el proceso de acción y reacción del ser humano. Es decir, la música sí afectaría al hombre, pero también la reacción dependería del conocimiento y experiencia que haya tenido esa persona. Un ejemplo de ello lo cita la profesora Perera haciendo alusión a la historia de Saúl y David planteando las siguientes preguntas: “La Biblia cuenta en 1 Samuel 16 cómo nueve siglos antes de Cristo, David tocaba el arpa para Saúl, logrando aliviar y calmar el espíritu malo que venía sobre él. Sin embargo, en 1 Samuel 18 leemos que mientras David estaba tocando el mismo instrumento, Saúl intentó matarlo con su lanza en dos ocasiones. Si la música afecta nuestras emociones y modifica nuestro carácter de una manera determinada, ¿por qué Saúl reaccionó de forma diferente ante el mismo instrumento, el mismo instrumentista y el mismo estilo de música? ¿Hasta dónde afecta la música el carácter y el comportamiento del ser humano? ¿Estamos indefensos, a merced de la influencia hipnotizante de los sonidos musicales?” Creo que éste pensamiento debe ponernos a pensar cómo muchas de nuestras creencias personales, en lugar de tener un
  39. 39. Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música 43 fundamento bíblico, ha estado arraigado en pensamiento y filosofías griegas u otro origen. ¿Influye entonces la música en el estado anímico de una persona? La respuesta es sí. Pero ¿afecta directamente el carácter de la persona, sin tener en cuenta su experiencia personal y conocimientos? La respuesta que nos da la psicología hoy es NO. Ahora, no solamente encontramos dentro de nuestra iglesia el peligro de continuar con filosofías que la ciencia está contrarrestando, sino que peor aún hemos caído en el método del “texto prueba” que mencionan Frank Viola y George Barna.1 El “texto prueba” como lo argumentan ellos, es tomar porciones aisladas de las escrituras, sacadas de su contexto, y acomodarlas al antojo para hacer decir a las Escrituras lo que realmente no quieren decir. En otras palabras, personas que pueden ser sinceras, como sería el caso del hermano Coronado, pero sin conocer los principios de la hermenéutica bíblica, tan sólo juzgarán, de acuerdo a sus experiencias, lo que es correcto o no lo es, y seleccionarán a través de una búsqueda aquellos pasajes (sacados de su contexto) que apoyen su posición (sea de la Biblia o de Elena G. White). Un ejemplo de ello son algunos de los pasajes que son citados por Coronado en su vídeo, que dice: Algunos piensan que es malo procurar observar orden en el culto de Dios. Pero he visto que tal cosa no es peligrosa. He visto que la confusión desagrada al Señor, y que debe haber orden en la oración y también en el canto”.2 Sin embargo, tomar éste pasaje para decir que el canto “debe” tener orden, interpretando esto como que debe ser siempre con 1 Frank Viola y George Barna, Pagan Christianity?: Exploring the Roots of Our Church Practices (Carol Stream, IL.: Tyndale, 2010). Capítulo 11. 2 Elena G. de White, Joyas de los testimonios (Mountain View, CA.: Pacific Press, 1971), 1: 45.
  40. 40. En defensa de la música 44 la misma métrica dentro del ritmo, y ver cualquier alteración a ésta, como por ejemplo una síncope, como pecaminosa, es una notoria tergiversación del pasaje seleccionado, anteponiendo un prejuicio a la lectura, sacando de contexto el pasaje y aplicándolo de manera arbitraria para sostener un punto de vista personal. Es cierto que Dios es un Dios de orden, que el “orden es la primera ley del cielo” pero de ahí a dictaminar que Dios sólo acepta ciertamétricanotienebaseenéstepasajeyotrosquesacadecontexto. Si leemos el pasaje citado anteriormente dentro del contexto, notaremos cual es el verdadero centro del mensaje. Primeramente la hna. White habla de cómo entre muchos profesos creyentes hay codicia y amor al mundo, luego trata con los que tapan sus defectos personales señalando los de otros. Cito a continuación un poco del contexto inmediato anterior: Vi que la mente de algunos miembros de la iglesia no ha funcionado correctamente. Algunos, de temperamento peculiar, se han valido de sus propias nociones para medir a sus hermanos. Si algunos no estaban completamente de acuerdo con ellos, en seguida se producían dificultades en el campamento… Estos preconceptos han sido tolerados demasiado tiempo… Vi que algunos se están marchitando espiritualmente. Han vividodurantealgúntiempovelandoparamantenerasushermanos enelcaminorecto,observandotododefectoparacrearlesdificultades. Y mientras hacían esto, su mente no se aferraba a Dios ni al cielo ni a la verdad, sino precisamente donde Satanás quiere que se aferre: a alguna otra persona. Los tales han descuidado sus almas; rara vez advierten sus propios defectos, porque han tenido bastante que hacer para observar los defectos ajenos. Ni siquiera analizan sus propias almas ni escudriñan su propio corazón. Les llama la atención el
  41. 41. Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música 45 vestido de una persona, su sombrero o su delantal. Deben hablar a éste o aquél, y esto basta para ocuparlos durante semanas. Vi que toda la religión de algunas pobres almas consiste en observar las vestiduras y las acciones de los demás, y censurarlas. A menos que se reformen no habrá lugar para ellas en el cielo, porque hasta criticarían al Señor mismo. Dijo el ángel: “Estar en paz con Dios es una obra individual”. SeefectúaentreDiosynuestrapropiaalma.Perocuandolaspersonas se preocupan tanto por los defectos ajenos, no se cuidan de sí mismas. Estas personas llenas de preconceptos y de tendencias a la censura se curarían probablemente de su hábito si trataran directamente con el prójimo a quien consideran equivocado. Esto les costaría tanto que renunciarían a sus opiniones antes que ir. Pero es fácil hablar con libertad de ésta o aquella persona, cuando el acusado no está presente”.1 EsjustamentelocontrarioaloqueenseñaelhermanoCoronado en su vídeo, lo que está planteando el contexto del pasaje. Orden no significa monotonía. Dios está haciendo un llamado a tener un orden, sí, pero que debe iniciar en nuestras vidas, no imponiendo nuestras maneras de pensar sobre los demás, ni juzgando a los otros, porque “el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Dios mira el corazón” (1 Samuel 16:7) Ahora cito el contexto inmediato posterior: Se me ha mostrado el orden perfecto del cielo, y he quedado arrobada al escuchar la música perfecta que se oye allí. Después de salir de la visión, el canto terrenal me pareció muy áspero y discordante.2 1 Ibid., 44-45. 2 Ibid., 46.
  42. 42. En defensa de la música 46 Aquíhayalgoraro.Lamúsicaqueseescuchabaennuestraiglesia adventista de los tiempos de la hna. White, podría ser etiquetada tal vez como “conservadora” en comparación a la actualidad. Sin embargo, después de oír la alabanza celestial, la música terrena le pareció áspera y discordante. ¿Por qué? Lamentablemente nuestra iglesia ha sido tan tradicionalista en su adoración que olvidamos qué es “adorar”. Hemos creado una liturgia tan rígida que sabemos en qué momento debemos colocarnos de pie, en qué momento arrodillarnos, en qué momento sentarnos; y hasta la música se ha convertido en un relleno previo a un servicio. Creo que hemos olvidado lo que significa: “Dios es espíritu y los que lo adoran, es necesario que le adoren en Espíritu y en verdad” (Juan 4:24). Olvidamos que: la melodía de la alabanza es la atmósfera del cielo; y cuando el cielo se pone en contacto con la tierra, se oye música y alabanza, acciones de gracia y voz de melodía.1 Continúa diciendo la hna. White: EntreelpueblodeDiosnodebereinarlaconfusión,nicarecerse de orden, armonía, consecuencia y belleza. Se deshonra muchísimo al Señor cuando existe desunión entre su pueblo. ... Los que aman a Diosyguardansusmandamientosnohandesepararse,sinounirse.2 El problema aquí es no comprender que el “orden” que Dios está buscando no se refiere a “leyes musicales” ni a la liturgia, pues decir esto es descontextualizar el pasaje. El orden al que Dios se refiere a través de la hna. White es a la unidad que debe reinar entre el pueblo de Dios. 1 Elena G. De White, La fe por la cual vivo (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1992), 244. 2 White, Joyas de los testimonios, 1:46.
  43. 43. Análisis del video 2: Principios bíblicos sobre música 47 Sin embargo, aún hay personas que consideran que la belleza no hace parte de la música, pues dan a entender que la música no me debe “gustar”, como si lo que le agradara a Dios no me pudiera “gustar” a mí. Si el contexto anterior y posterior tratan el tema del juzgar, de crear divisiones, y que debemos buscar la unidad ¿Por qué queremos forzarlo a decir un argumento no fundamentado para justificar mi ataque a lo que no me gusta? ¿Hasta cuando estaremos dispuestos a señalar, juzgar y criticar, en lugar de buscar la armonía entre nosotros reconociendo que cada uno alaba a Dios de acuerdo a su individualidad y experiencia propia? Cada persona tiene una vida distinta de todas las demás, y una experiencia que difiere esencialmente de la suya. Dios desea que nuestra alabanza ascienda a él marcada por nuestra propia individualidad.1 El apóstol Pablo dice en Efesios 5:19: “hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones” y en Colosenses 3:16 “La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales”. Lo que vemos en estos pasajes es lo que algunos eruditos han afirmado cuando observan que “los salmos” se refieren a la forma de adoración de los hebreos. “Los Himnos” que hacen referencia a las alabanzas de los griegos, y los “cánticos espirituales” la forma de alabanza de los Romanos. Es decir que 1 Elena G. de White, El deseado de todas las gentes (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 1989), 313.
  44. 44. En defensa de la música 48 Pablo reconoce, tal como lo reconoce nuestra iglesia mundial, la contribución de la cultura en nuestra adoración. Debemos reconocer la contribución de diferentes culturas en la adoración de Dios. Las formas musicales y los instrumentos puedenvariargrandementedentrodelagranfamiliaadventista; y la música procedente de alguna cultura puede sonarle extraña a alguien de una cultura diferentes.1 Dios conoce que todos somos diferentes.Y también tenemos formas de aprendizaje distintas. Dios no desea uniformidad en su iglesia. Así como no vemos uniformidad en la creación. Por el contrario vemos diversidad, creatividad y belleza. Quiera Dios que en lugar de seguir discutiendo buscando una uniformidad, busquemos la Unidad. Y que Cristo sea el centro de nuestra Adoración. 1 Filosofía de la música Adventista”, votada en congreso del 2005 de la Conferencia General, en: Declaraciones, Orientaciones y otros Documentos (Miamia: APIA, 2011), 238.
  45. 45. 49 Vídeo 3: “El Creador de los Instrumentos” André Reis O liver Coronado es un predicador itinerante originario de Venezuela. Sus vídeos han sido creados teniendo en mente al público laico y han tenido una amplia distribución en las comunidades adventistas hispanas en todo el mundo a través del Internet y del ministerio independiente de Esteban Bohr, Secretos Revelados (www.secretsunsealed. org). A pesar de que los argumentos aquí refutan a los del vídeo específicamente, el enfoque de Coronado representa la opinión general de los que defienden la falsa distinción entre instrumentos “santos” y “profanos” y por eso, este artículo es de utilidad para todos los que se interesan en el asunto de la música en la iglesia. NoesdeextrañarqueelmaterialdeCoronadoseapromovido por el ministerio de Stephen Bohr. Tanto éste como la serie de vídeos tienden a basarse en teorías conspirativas, en la paranoia y el sensacionalismo, enfoques bastante comunes en ministerios adventistas independientes. El nombre Secretos Revelados implica que la revelación divina para el hombre es un misterio,
  46. 46. En defensa de la música 50 un secreto que debe ser decodificado en el estilo del “Código Da Vinci”. La implicación es que Bohr y sus predicadores supuestamente tienen la clave interpretativa de estos secretos que no son conocidos por la gente común. El título de los DVDs “El poder oculto de la música” es sensacionalista, porque la música en si no tiene ningún “poder oculto”. Probablemente la música sea la más objetiva y clara de las artes; ella crea fuertes sentimientos y mueve nuestras más íntimas emociones. La música es la más personal de las artes, y por eso es poderosa y, muchas veces, controvertida. El error de algunos en cuestiones musicales es porque quieren añadir peso moral a las emociones que la música evoca. Pero emociones no tienen moralidad intrínsecas; si la música melancólica me hace triste, esa tristeza no es necesariamente inmoral; si la música alegre y energética me estimula, tampoco puede ser esa alegría inmoral. Pero ese asunto es tema para otro artículo. Lo que necesitamos destacar es que las sospechas levantadas por Coronado en contra la música como arte “oculta” son tendenciosas y unilaterales. ¿Por qué no hay vídeos de su ministerio sobre el “poder oculto” de la arquitectura, de la pintura, o el poder oculto de la poesía? El poder de la música es estigmatizado porque es malinterpretado. En nuestra iglesia, la idea de que la música tiene un poder “oculto” proviene también de escritores evangélicos de los años 60s y 70s, quienes, por el deseo de proteger a los jóvenes contra lo que percibían ser la música satánica del rock, diseminaron mitos y falsedades acerca de este supuesto “poder oculto” de la música. En cada nueva versión de los vídeos, la voz siniestra del narrador prepara al oyente a pensar que la música de la iglesia es
  47. 47. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 51 el principal objetivo de la conspiración satánica para provocar la destrucción de la iglesia. Este enfoque sensacionalista tiende a generar suficiente agitación en las comunidades adventistas por el interés de ciertas personalidades en el sensacionalismo y las teorías de conspiración. La mezcla casi supersticiosa que Coronado y Bohr hacen entre música y profecía es una poción efectiva para atraer a individuos con tendencias extremistas. Pero muchos no están convencidos. Debido a su enfoque problemático, los vídeos de Coronado han causado controversia en las comunidades adventistas; nuestras iglesias se han dividido entre partidarios y opositores de Coronado. Esta polarización es siempre el caso en que nuestros miembros se ven obligados a posiciones extremas, basadas en informaciones superficiales en materia de interpretación de la Biblia y los escritos de Elena de White sobre cualquier tema, ya sea música, salud, o profecía. Coronado presenta a los oyentes alternativas rígidas, en estilo “blanco y negro” o “nosotros contra ellos”, que sin duda dificultan el diálogo y tienden a romper las buenas relaciones interpersonales. Me gustaría que la gente vibrase con materiales que realmente contribuyen a la discusión de la música y conferencias que no desinformen a la iglesia. Uno de los problemas con el enfoque de Coronado es tratar de universalizar su experiencia personal como músico secular convertido; en otras palabras, suponer que le ocurrió a él, sin duda ocurre con los demás. El considera su experiencia como un estándar para la experiencia de otros, lo cual es sumamente subjetivo y peligroso.EstonoesunaformasaludabledequereredificarlaIglesia. Si no le gusta la percusión porque le recuerda sus días como músico mundano, eso no necesariamente es cierto para otros músicos.
  48. 48. En defensa de la música 52 Como veremos más adelante, las razones de la polarización y la controversia en torno a los vídeos de Coronado son debido a sus presupuestos erróneos. Él llega al texto con ideas preconcebidas y busca en el texto bíblico apoyo para ellas. También hay muchas falacias lógicas y conceptos desarticulados sobre la música y los instrumentos musicales en la Biblia. La falta de un método académico de investigación a menudo lleva a Coronado a contradicciones. En este artículo se analizan brevemente treinta errores presentes en el vídeo número 3 (el promedio es de uno por cada dos minutos de vídeo). He intentado ser lo más objetivo posible, analizando sus ideas de manera fría y objetiva, para que el lector pueda entender por qué las ideas del hermano Coronado están equivocadas. Sin duda habrá otras cuestiones que podrían abordarse. Cada error va seguido de un temporizador basado en el vídeo que se encuentra disponible en YouTube.1 Error 1: “¿Divinos instrumentos?” (00:08) El vídeo es presentado por un narrador que introduce la idea de “divinos instrumentos”. La declaración es engañosa y tiene la intención de preparar al oyente para aceptar la distinción artificial entre los instrumentos musicales divinos e instrumentos comunes que Coronado defiende en su vídeo. Como veremos más adelante, esta distinción no existe en la Biblia ni en el los escritos de Elena de White, lo que desde el comienzo marca el tono equívoco de la presentación. 1 http://www.youtube.com/watch?v=8gKoBLNeiQ8
  49. 49. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 53 Error 2: Descontextualizar textos de Elena de White (1:50) Coronado basa su serie de estudios sobre la música en una cita descontextualizada de Elena de White. A comenzar del vídeo 2, Coronado introduce sus temas con la siguiente cita: Lascosasquehanocurridoenelpasadotambiénacontecerán en el futuro. Satanás convertirá la música en una trampa debido a la forma como es dirigida. Dios exhorta a su pueblo, que tiene la luz ante sí en la Palabra y los testimonios, a que lea y considere, y luego que obedezca. Se han dado instrucciones claras y definidas a fin de que todos comprendan.1 Coronado no hace ningún esfuerzo por contextualizar dicha cita. En este texto, Elena de White advierte, en el contexto de lo ocurrido en Indiana en 1900 contra el uso en la adoración de música que sirva para apoyar herejía teológicas y un culto donde el canto congregacional, instrumentos musicales están mezclados a herejías y extrañas manifestaciones físicas.2 La advertencia fue escrita en enero sobre lo que sucedería en septiembre de 1900 en Indiana. La música en Indiana era parte de un culto y de una teología desequilibrada, eso no está en discusión. La lectura descontextualizada de Coronado lleva a la conclusión errónea de que la música es parte de un escenario profético. El mal uso de este pasaje ha dado lugar a un clima de sospecha en contra de los músicos adventistas. Muchos se ponen a investigar quienes están cumpliendo la “profecía de Indiana”. Se convierten en bomberos de Dios listos a apagar cualquier “fuego extraño”. Este enfoque estilo de teoría conspirativa es típico de grupos con una teología perfeccionista y de algunos ministerios independientes. 1 Elena G. de White, Mensajes selectos (Mountain View, CA.: Pacific Press, 1967), 2: 43. 2 Para leer más sobre o movimiento de la Carne Santificada, véase André Reis, “Elena G. de White y La Batería en la Música Sacra”, disponible en el siguiente enlace: http://www.scribd.com/doc/92635022.
  50. 50. En defensa de la música 54 Obsérvese que el himnario usado por los hermanos de Indiana indica que el estilo de música era muy similar a la música adventista del himnario actual. Muchos de los himnos que cantamos en la actualidad fueron cantados por ellos acompañados por una banda que tenía flautas, violines, tambores y otros instrumentos. Lo que hacía la música objetable es el hecho que ella acompañaba doctrinas extrañas del movimiento y por eso se convirtió en una “trampa”. Del mismo modo, en otro pasaje la autora señala que la música clásica del órgano de la misa católica es una “trampa” porque enmascara doctrinas falsas.1 La teología adventista de la música en la adoración tiene sus raíces en las Escrituras, no en distorsiones de citas aisladas de Elena de White. En las Escrituras, no encontramos un papel central de la música en el escenario escatológico. Esto no quiere decir que la música no sea importante, pero no podemos elevar a la música a un nivel casi salvífico de tal manera que, si la música no es aceptable, el adorador es rechazado. Eso es una herejía. Aunque importante en la adoración cristiana, la música tiene un papel secundario en ella y así se debería mantener. Actualmente, más de cien años después del episodio de Indiana, la música Adventista sigue prestando asistencia al culto racional, sea con la música tradicional o con la contemporánea. Error 3: Utilizar citas de Elena de White de manera parcial (2:39) Coronado utiliza sólo una parte de la cita de Elena de White y distorsiona su significado. La cita completa dice: 1 Véase Elena G. de White, El conflicto de los siglos (Mountain View, CA.: Pacific Press, 1911), 622.
  51. 51. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 55 Las cosas que han ocurrido en el pasado también acontecerán en el futuro. Satanás convertirá la música en una trampa debido a la forma como es dirigida. Dios exhorta a su pueblo, que tiene la luz ante sí en la Palabra y los testimonios, a que lea y considere, y luego que obedezca. Se han dado instrucciones claras y definidas a fin de que todos comprendan. Pero la comezón que experimentan ciertas personas por originar alguna cosa nueva, determina el surgimiento de doctrinas extrañas, y destruye en gran medida la influencia de aquellos que podrían ser un poder para realizar el bien, si mantuvieran firme su confianza en la verdad que el Señor les ha dado.1 (Énfasis agregado). Coronado no considera toda la referencia pues Elena de Whitecontinúaconun“pero”,queesunaconjunciónadversativa y que se refiere a algo que se acaba de decir. Así, cuando ella llama a que los adventistas lean y consideren, ya no habla de la música en sí, sino sobre la música acompañada de “doctrinas extrañas”. La cita es muy clara cuando se lee completa, pero Coronado distorsiona el sentido diciendo que Elena de White está hablando de música solamente. Coronado afirma que la orden de Elena de White es “ponerse lupa a la música”, lo que claramente no es su intención. En resumen, lo que el pasaje quiere decir es que la música, cuando se dirige a ayudar a “doctrinas extrañas” es una “trampa” porque enmascara herejías teológicas y confunde a los adoradores. Ella no se refiere a los instrumentos o el estilo de música, ya que este no era el problema. Tanto es así que en 1912, la editora Review and Herald tenía una banda similar 1 White, Mensajes selectos, 2:43
  52. 52. En defensa de la música 56 a la banda de los campestres de Indiana, incluso con un gran tambor, sin cualquier objeción por parte de Elena de White.1 Error 4: Afirmar que Elena de White permite utilizar ciertos instrumentos y otros no (3:38) Coronado va más allá del texto del libro El evangelismo, p. 370 al decir que a pesar de Elena de White aconseja el uso de instrumentos, hay ciertos instrumentos inapropiados para la música sacra. El problema es que en ninguna parte de todas las 100.000 páginas de escritos de Elena de White ella condena algún instrumento musical como inadecuado para la música sacra. No hay nada. Lo único que Elena de White dijo que estaba en contra fue el piano cuyo estudio en sus días consumía tiempo que se debía utilizar para otros fines.2 Sin embargo, en ninguna parte Elena de White hace la distinción que Coronado quiere crear entre “instrumentos” adecuados para la música sacra y cuales no son. Esta conclusión es particular de Coronado y nada más, lo que convierte a su argumento en dudoso. Error 5: Crear el dualismo entre lo que sucede dentro y fuera del templo (4:23) Coronado pretende crear una dicotomía entre lo que se utilizó “en el templo”, y lo que se utilizaba “fuera del templo”. Varias veces en el vídeo repite este “principio clave”. Según Coronado el Salmo 150 establece una distinción entre lo que ocurre en el interior del santuario y lo que sucede fuera de ello; según él, el Salmo se refiere al: 1) santuario 2) el firmamento, 1 Véase la foto de la banda en André Reis, “Elena de White y La Batería en la Música Sacra” en el siguiente enlace http://www.scribd.com/doc/92635022 2 Elena G. de White, El hogar cristiano (Buenos Aires: Asociación Casa Editora Sudamericana, 2007), 76.
  53. 53. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 57 y 3) proezas. Así, cada instrumento se refiere a estos lugares o situaciones específicos. Pero esta idea es errónea porque el salmista no crea ninguna “distinción” en el sentido de “separación” de los lugares sino que el habla de la totalidad de alabanza a Dios por la creación en el cielo en la tierra. Para Coronado, sin embargo, hay distinción entre lo que ocurre dentro y lo que ocurre fuera del templo. El problema es que en ninguna parte la Biblia se da esa diferenciación; en la vida del Israelita no existía el dualismo entre lo espiritual y lo secular. Toda su vida giraba en torno al servicio al Señor. Israel era una teocracia; lo que pasaba dentro y fuera del templo tenía connotaciones espirituales, pero cada uno con su objetivo y función. No había música secular en Israel, toda su música era a Jehová. El templo o tabernáculo era para sacrificios y las fiestas de Israel celebraban las proezas de Dios en la historia del pueblo. Las adoraciones de ambos se complementaban, no se excluían. Para apoyar su argumento, en el minuto 9:35, Coronado interpreta incorrectamente Hebreos 8:5. Aunque el autor de Hebreos dice que el santuario terrenal era modelo y sombras del celestial, Coronado afirma que el celestial es una copia exacta del Santuario terrenal. Coronado pregunta: “¿Es la adoración en El santuario terrenal igual a la del santuario celestial?” Él responde “Por lógica, tiene que ser igual”. El argumento resulta ser engañoso porque si se usa la misma lógica entonces ¿el santuario celestial estaba hecho de madera de acacia, de lino y de piel de tejón, tal como se le mostró a Moisés? No existen criterios bíblicos para elegir que es literal y que lo vio Moisés es exactamente lo que reprodujo, según la lógica de Coronado.
  54. 54. En defensa de la música 58 Error 6: El shofar y la trompeta daban sólo tres notas (12:33) La alegación es infundada, no sabemos cuántas notas tocaban estos instrumentos o la técnica que se utilizaba en el antiguo Israel; una vez más, pura especulación. Error 7: El címbalo era solamente para señales (15:00) Coronado dice que el platillo no era para marcar el ritmo. La afirmación carece de fundamento, no se sabe exactamente cómo el platillo se utilizaba en los tiempos de Israel. Ningún descubrimiento arqueológico ha arrojado luz sobre la técnica musical utilizada en el Antiguo Testamento. La afirmación es puramente especulativa.1 Error 8: Considera “los instrumentos de Jehová” como instrumentos “divinos” (18:55) La insistencia de Coronado en decir que había instrumentos que eran de “Jehová” en el sentido de ser “divinos” es muy cuestionable, porque el hebreo es ambiguo y puede entenderse como los instrumentos utilizados para el culto de Jehová. El significado aquí puede ser función y no origen: los instrumentos fueron utilizados en el culto de Jehová, no se originaron en el cielo. Esa es precisamente la traducción de la NVI; 2 Crónicas 7:6 dice: “Los levitas tocaban los instrumentos musicales que el rey David había hecho para alabar al Señor, y con los cuales cantaba: ‘Su gran amor perdura para siempre’”. Coronado también pasa por alto que en otros lugares, los instrumentos se llaman “de David” (2 Crónicas 29:26, 27) y que 1 Véase Joachin Braun, Music in Ancient Israel/Palestine (Cambridge: Eerdmans, 2002), 20.
  55. 55. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 59 “David les ordenó” (1 Crónicas 15:16) o que “David apartó” (1 Crónicas 25:1). Este enfoque erróneo de Coronado y otros autores ha sido refutado por el Dr. Miguel Ángel Núñez.1 Error 9: Dios quiere instrumentos de armonía (19:36) La afirmación carece de fundamento, no hay nada en las Escrituras para indicar que Dios quería solamente instrumentos de armonía en la adoración. Si este fuera el caso, el címbalo de inmediato crea una excepción porque no se trata de instrumentos de armonía, sino un instrumento de percusión. Si Dios realmente tuviera una preferencia por la armonía, veríamos armonía en los sonidos de la creación, se habría creado a los pájaros con la capacidad de armonizar sus canciones, el sonido de los ríos estaría en cuatro partes, la lluvia sería orquestada y el viento en sonido de flautas. La conclusión de Coronado es absolutamente infundada. Sí podemos decir que Dios goza de la armonía, así como disfruta de los cantos al unísono, a capella, y los sonidos indefinidos de la naturaleza. Decir que Dios “prefiere” la armonía es una conclusión completamente especulativa. Error 10: No había percusión en el templo (19:42). Coronado dice categóricamente “en ningún lado había percusión”. Como vimos anteriormente, la información es engañosa, ya que el platillo es un instrumento de percusión. 1 Para leer un estudio completo contra de ese abordaje, véase Miguel Ángel Núñez, “Análisis Crítico al Artículo: “Los Instrumentos Musicales del templo – 1”, disponible en http://himnovaSion.blogspot. com/2012/03/analisis-critico-al-articulo-los.html. Véase también el capítulo “Music in the Temple” en Liliane Doukhan, In Tune with God (Hagerstown, MD: Review and Herald, 2010).
  56. 56. En defensa de la música 60 Sin embargo, Coronado, diría: “No podemos reproducir música rítmica salpicada de platillos”. Depende de lo que quiera decir con “ritmo”. Si los platillos eran utilizados para marcar las entradas de frases, este es un uso rítmico. CoronadoconcluyequeDiosprohibiólapercusióneneltemplo paramantenerelordenensuculto.Laafirmaciónesincorrectadedos maneras. En primer lugar, en ninguna parte la Biblia dice que Dios “prohibió” la percusión. Al afirmar eso, ¿qué haríamos del Salmo 150:4 donde el Salmista ordena la adoración con panderos? ¿Se han equivocado las Escrituras? En segundo lugar, la conclusión de que la percusión o batería traen desorden a la música en la adoración es equivocada del punto de vista musical. Cualquier músico que haya tocado en una banda de música sacra contemporánea con batería conoce su importancia para poner orden y mantener el compás de la música. La realidad de los hechos es diametralmente opuesta a lo que quiere Coronado. Instrumentos de percusión tocados de una manera equilibrada enfatizan el compás de la música, ayudando a que la música sea más ordenada, y no caótica. Error 11: Esdras 3:10 contradice a Coronado (20:28) Teniendo en cuenta que Coronado acaba de decir que Dios querría los instrumentos de armonía en el templo, en este segmento cita a Esdras 3:10 que contradice su argumento: “Y cuando los albañiles del templo de Jehová echaban los cimientos, pusieron a los sacerdotes vestidos de sus ropas y con trompetas, y a los levitas hijos de Asaf con címbalos, para que alabasen a Jehová, según la ordenanza de David rey de Israel”. Ningún instrumento de armonía está presente en el texto, solamente las trompetas y los címbalos, que no producen armonía.
  57. 57. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 61 Tenga en cuenta también la inconsistencia total y la falta de fundamento en el argumento pues Coronado acaba de decir que la trompeta no era para armonía ni tampoco para hacer melodía. El oyente se queda confundido acerca de lo que realmente son los instrumentos que Dios “prefiere”. Además, según el raciocinio de Coronado, la lista de Esdras 3:10 “prohibe” las arpas y salterio pues no están allí. Error 12: La falta de instrumentos en el templo significa prohibición Ese error no tiene un temporizador porque está implícito en los conceptos de Coronado. Él perpetúa el error de Samuele Bacchiocchi,1 Carlos Steger2 y otros autores adventistas en el sentido de que la ausencia de ciertos instrumentos en el templo significa su prohibición en la música sacra hoy. Sin embargo, no existe ningún texto en las Escrituras prohibiendo esos instrumentos en el templo. Llegan a la conclusión de que esto se debe a la asociación de los tambores, por ejemplo, con la música pagana. Pero ¿qué pasa con el arpa utilizada en contextos seculares? Ella estaba en el templo y también en los rituales paganos, como en Isaías 5:11-12: “¡Ay de los que se levantan de mañana para seguir la embriaguez; que se están hasta la noche, hasta que el vino los enciende! Y en sus banquetes hay arpas, vihuelas, tamboriles, flautas y vino, y no miran la obra de Jehová, ni consideran la obra de sus manos”. 1 Véase la reseña crítica a Bacchiocchi por André Reis en http://himnovaSion.blogspot. com/2012/04/resena-critica-del-libro-la-musica-rock.html 2 Véase Miguel Ángel Núñez, “Análisis Crítico al Artículo: “Los Instrumentos Musicales del templo – 1”, disponible en http://himnovaSion.blogspot.com/2012/03/analisis-critico-al-articulo-los.html
  58. 58. En defensa de la música 62 Si la asociación con la música secular descalifica a los instrumentos, ¡el arpa absolutamente no podía estar en el templo! Si la asociación condena algunos instrumentos, tampoco podemos usar el piano en la adoración, de acuerdo con el raciocinio de Coronado, ya que el piano se utiliza en el jazz, el rock, el country, estilos “profanos”, según Coronado. Un otro problema es que tenemos varias listas diferentes de instrumentos usados en el templo. Si usamos el argumento de la prohibición por ausencia, entonces tendremos varias prohibiciones en contra la trompeta, el arpa, el salterio, el shofar porque no están en todas las listas; compárese la discrepancia entre las listas de 1 Cr. 5:12-13; 15:16; 15:19-24, 28; 16:42; 20:38; 23:5; 25:6; 29:25-27; Neh. 12:27; Esd. 3:10. Lasdiferenciasentrelaslistasdeinstrumentosmusicalesdeltemplo muestran apenas una cosa: los autores bíblicos no están preocupados con los instrumentos musicales en sí mismos, su intención es simplemente señalar el lugar de la música en el servicio del templo. Error 13: La música de los Judíos sigue las enseñanzas de Moisés (22:37) En esta parte de la conferencia, Coronado muestra un ejemplo de la música de una sinagoga judía moderna y dice que esta es la canción “según Moisés”. Él elogia a la música como verdaderamente bíblica. El problema es que el ejemplo musical que Coronado utiliza es un estilo de canto vocal del siglo 18. No tenemos ninguna evidencia de que la música de los Judíos del Antiguo Testamento era en armonía como el ejemplo utilizado. La armonía en la
  59. 59. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 63 música occidental sólo aparece en el siglo 13 en Europa.1 No tenemos información de cuándo o si se desarrolló la armonía en la música de Mesopotamia. Además, no hay ninguna declaración en la técnica de escritura musical de Moisés a los judíos, ni existen en la literatura como el Talmud judío y el Mishná. Sabemos que los Judíos cantaban, bailaban y tocaban instrumentos en sus celebraciones y sinagoga, pero no tenemos idea de cómo era la música. La música de la sinagoga ha sido influenciada por la música clásica moderna, folklórica y popular por lo menos desde el siglo 16 en Europa. No hay nada bíblico o santo en la música de la sinagoga moderna. Error 14: Afirmar cómo era la música de Babilonia (24:32) El hermano Coronado dice: “La música de origen árabe es muy similar a la que Nabucodonosor utilizó”. ¿Pero sobre qué basesepuededeciresto?Nohayningúnregistroenlaarqueología de Babilonia, que nos permite decir que la música de Babilonia era como la música árabe moderna. Cuando nos ocupamos de la música en los tiempos bíblicos, se tratan de eventos que ocurrieron hace más de dos milenios. No hay documentos con notación musical (si es que hubieron) que hayan sobrevivido. En el mismo segmento (25:05) Coronado pregunta: “¿Será que nosotros no estamos arrodillando delante de la estatua de Nabucodonosor hoy día escuchando su música? ¿Qué tipo de música estamos usando, la música de la Biblia o la música que la Biblia revela utilizaba Nabucodonosor?” La pregunta es 1 Véase K. Marie Stolba, The Development of Western Music: A History (Boston, MA.: McGraw Hill, 1994), 68-69.
  60. 60. En defensa de la música 64 engañosa, porque simplemente ¡no sabemos ni cómo era la música de la Biblia ni tampoco cómo era la música de Nabucodonosor! La Biblia habla simplemente de los instrumentos utilizados, no el estilo de la música. Obviamente, sería preferible utilizar una canción con los principios técnicos divinos si los tuviéramos, pero no tenemos ninguna instrucción técnica sobre la música sacra en la Biblia; ella no nos enseña a tocar el arpa o la trompeta de manera “santa”. La música en la Biblia es para ayudar en la transmisión de las palabras de Jehová (Deut 31:19-22), y “la Palabra de Cristo” (Col 3:16). La buena música sacra apoya al culto Cristiano cristocéntrico, racional y celebrativo; la mala música sacra interrumpe el culto racional y se convierte en un ruido en la comunicación de la proezas de Dios. Error 15: Afirmar que la música Árabe contiene principios de violación musical como la música pop (25:24) Coronado afirma que se podría hacer ritmos pop con la música árabe porque ella tiene principios de “violación musical”. Lo que en realidad quiere decir es que los estilos pop y árabe violan ciertos principios de la música “divina”. Una vez más, se excede Coronado, porque no tenemos ninguna base en las Escrituras para decir qué estilo de música contiene principios divinos y cual tienen “violaciones musicales” de ellos. Error 16: La música influyó en el culto de Nabucodonosor (24:49) La declaración es el resultado de un error exegético, ya que el libro de Daniel muestra que la música sirve sólo como una
  61. 61. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 65 señal que indicaba cuándo inclinarse ante la estatua; la decisión de someterse o no había sido tomada de antemano. No hay nada en el texto que indica que la música haya servido para “influenciar” la decisión. ¡Por supuesto que lo que influyó en la decisión era el temor del horno calentado siete veces, no la música! Así que decir que la música servía para influir en el culto del imagen es ir más allá de lo que dice el texto. Error 17: Uso de ejemplos de música árabe moderna como un paralelo de música primitiva de Egipto (26:30) Coronado vuelve a caer en el error de afirmar que la música moderna de la Mesopotamia es la misma música en los tiempos bíblicos. No tenemos información para decir esto y es incorrecto utilizar estos ejemplos para apoyar los principios de la música sacra en la Biblia. Error 18: “Utilizar música indebida quebranta la ley de Dios” (27:30) La declaración, aunque parezca piadosa, eleva la música sacra “apropiada” al nivel de una orden divina que no se puede romper. Tenga en cuenta el riesgo que corre nuestro hermano Coronado al dar a la música un poder casi salvífico; la música es elevada a un nivel de importancia que no encontramos en ningúnlugardelarevelación.Deacuerdoconelrazonamientode Coronado, la música “incorrecta” puede conducir a la perdición. La adoración adventista ya no se mide por estar o no centrada en Cristo, sino por el uso de música inapropiada. Destronamos a Cristo de su lugar en el culto y en su lugar ponemos la música, la estética o la arquitectura.
  62. 62. En defensa de la música 66 El concepto de la música para la salvación viene de la herejía implícita en muchas iglesias que, en su afán de ofrecer un servicio aceptable, hacen del culto una oferta de salvación. Para ello, en el minuto 28:31, Coronado dice que la música tiene la capacidad de “dañar a la iglesia”. Esta declaración es el resultado de una idea falsa sobre el papel de la música en la adoración adventista. No hay duda, tenemos que hacer nuestro mejor esfuerzo para hacer que la música ayude al culto racional, pero no la pongamos en el centro de adoración. Error 19: Los instrumentos bíblicos son todos de armonía y así son los del cielo (28:50) Aquí Coronado repite el mismo concepto que hizo en el minuto 9:35. Él pregunta: “¿Usted cree que en el cielo los instrumentos (que, por principio “bíblico”, son de “armonía”) son parecidos?” Él mismo contesta: “Por lógica tiene que serlo”. Hay dos problemas con esta declaración. El primero, es afirmar sin base bíblica que, si hay instrumentos en el cielo, ellos son los mismos de la tierra porque el tabernáculo de Moisés fue según un “modelo”. El error de Coronado es fácil de detectar: el tabernáculo terrenal no tenía instrucciones acerca de la música o instrumentos musicales (Véase Éxodo 25-27). La música ritual solamente fue incluida en el ritual del Santuario de David y Salomón. La trompeta es introducida cuando el tabernáculo ya está terminado en Núm. 10:2-3 y además su función no era musical sino de convocación; del mismo modo el shofar. Por otra parte, si el tabernáculo terrenal tenía el shofar, un instrumento hecho de cuerno de carnero, significa que, ¿en el cielo hay un shofar de cuerno de carnero?
  63. 63. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 67 El segundo error es afirmar que todos los instrumentos del templo son para armonía. Coronado claramente se refiere al arpa y al salterio como instrumentos armónicos; pero ni el címbalo ni la trompeta producían armonía. El argumento de Coronado se desploma. Y todavía quedan preguntas: ¿Si Dios prefiere la armonía, entonces la música en unísono no es para adorar a Dios? ¿Solos vocales no son aceptables? ¿El canto de la congregación debe ser siempre a cuatro voces? ¿La música a cappella es inaceptable porque no usa instrumentos de armonía? Por la lógica de Coronado, la única música aceptable es la que usa armonía lo cual se contradice con las evidencias bíblicas. Error 20: El Apocalipsis revela qué instrumentos hay en el cielo (29:42) Coronado sostiene que Apoc. 5:8-13 es literal, por lo tanto las arpas son literales. Para mantener la coherencia, los cuatro seres vivientes también son literales, y hay un cordero muerto con siete cuernos y siete ojos (v. 6) en la presencia de Dios. Al decir que las arpas son literales, Coronado menciona que Elena de White lo confirma en el Deseado de Todas las Gentes, p. 774; pero eso no quiere decir que ella estaba haciendo exégesis del texto, sino que simplemente hace una cita literal de Ap 5:8- 13. Coronado sigue su argumentación alegando que los 144.000 poseen 144.000 arpas literales. “Por lógica” según Coronado, ¡el número 144.000 también es literal! Y si tomamos el literalismo de Coronado hasta las últimas consecuencias, ¡Jesús en su venida estará sentado sobre un caballo blanco literal con una espada de doble filo literal que sobresale de su boca! (Ap 19:15). Los lectores
  64. 64. En defensa de la música 68 atentos comprenderán que no se puede elegir aleatoriamente lo que es literal y lo que es simbólico. La argumentación de Coronado por lo tanto resulta ser incoherente. El consenso entre los estudiosos del Libro de Apocalipsis es que lo debemos considerar generalmente simbólico de las realidades espirituales. El arpa para los judíos les recordaba el culto diario en el templo por los músicos levitas; así para Juan, las arpas de los santos son un símbolo de la alabanza eterna que darán al cordero y a Dios. Las arpas de los 144.000 denotan su condición delante de Dios como los sacerdotes levitas (Apoc. 1:6). Error 21: Actualizar los instrumentos bíblicos: el salterio equivale al piano (34:16) En este segmento del vídeo, Coronado responde a la pregunta, ¿Cómo alabar a Dios con el arpa y el salterio? Obsérvese que después de haber defendido de manera categórica que en el cielo existe sólo el arpa, Coronado afirma que ahora tenemos que “actualizar” los conceptos bíblicos. Por lo tanto, según Coronado, un caballo en los días de Moisés es una motocicleta hoy; el salterio, que era un instrumento de cuerda, es equivalente al piano. Sin embargo, tal argumento no logra responder una simple pregunta: Si estos instrumentos son bíblicos y “de Jehová”, ¿no deberíamos, en lugar de actualizarlos, asegurarnos de aquellos solamente se utilizan en el culto? Si los instrumentos del templo de David y Salomón fueron los “instrumentos de Jehová” como insiste Coronado, ¿por qué entonces utilizamos instrumentos diferentes? Si sólo hay arpa en el cielo, hoy se debería tocar el arpa como único instrumento en la adoración. Pero en lugar de
  65. 65. Análisis del video 3: El creador de los instrumentos 69 argumentar a favor del arpa, Coronado, de manera inconsistente, afirmaquetenemospermisiónparautilizarinstrumentosparalelos, tales como piano o guitarra. El argumento de la “actualización” sólo tendría sentido si no existiera el arpa, lo que nos obligaría a tener que encontrar paralelos modernos. Pero este no es el caso porque el arpa existe todavía hoy. Por lo tanto, la inconsistencia del argumento de Coronado se ponedemanifiesto:silaBiblianosmuestra,literalmente,cómoserá la música en el cielo, (sólo con arpas) ¿no deberíamos adelantarnos al cielo y usar arpas solamente en la adoración adventista? Pero Coronado afirma que podemos utilizar instrumentos paralelos tales como piano y guitarra. Al final del segmento, Coronado dice que “hay que interpretar así las cosas”. Es decir, no hay coherencia en su argumentación, los instrumentos son a veces literales, y a veces es necesario “actualizar” e “interpretarlos”. Error 22: En la Biblia no se utiliza la palabra “tambor” (36:44) El argumento de Coronado es confuso, la palabra toph en hebreo se traduce como “tambor, tamboril o pandero”. Es irrelevante cómo la Biblia traduce toph, si pandero o tambor, éste es un instrumento de percusión y es legítimo utilizarlo en la música sacra. Error 23: El tambor es utilizado solamente en victorias militares (36:55) Coronado utiliza solamente una parte del contexto de la celebración de María para decir que el tambor no era un

×