Requerimientos nutricionales en el primer año de vida

1.546 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Atención sanitaria
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.546
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
15
Acciones
Compartido
0
Descargas
37
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Requerimientos nutricionales en el primer año de vida

  1. 1. REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES EN EL PRIMER AÑO DE VIDA
  2. 2. INTRODUCCIÓN La nutrición es parte inseparable de la salud y su contribución tiene una trascendencia vital en el periodo prenatal y durante la lactancia. En estas etapas desempeña un papel decisivo en la manera como responde el organismo de los niños a las agresiones de su entorno y, a la vez, constituye uno de los factores determinantes de su evolución somática y neurológica.
  3. 3. Como sucede en otros seres biológicos, la adaptación de los niños a la vida posnatal inmediata está supeditada a la madurez somática y funcional que hayan alcanzado durante la gestación, y a la protección y cuidados que se les otorguen. En esta etapa, las reservas de nutrimentos, que se acumulan en su organismo durante el último trimestre del embarazo, tienen una gran relevancia en el restablecimiento de la homeostasis después del trauma del nacimiento.
  4. 4. Durante el primer año de la vida el crecimiento corporal y el desarrollo neurobiológico de los infantes dependen — además de su condición al nacer— de la alimentación que se les proporcione, de los cuidados que se les brinden y de la estimulación que reciban de sus madres, padres, hermanos y de los responsables de su crianza. Los errores y omisiones en estos aspectos se traducen en enfermedad y, eventualmente, en la muerte de los pequeños.
  5. 5. REQUERIMIENTOS Y RECOMENDACIONES En circunstancias de crecimiento acelerado se hace necesario un aporte de nutrimentos acorde con el incremento ponderal. Si el niño es lactando al pecho y su madre habitualmente produce suficiente leche, con seguridad ingerirá a libre demanda el volumen de secreción láctea que le permita cubrir las necesidades generadas por el crecimiento corporal, el gasto energético en reposo, la actividad física, el efecto térmico de los alimentos y las pérdidas energéticas y de otros nutrimentos que ocurren cada día.
  6. 6. En el primer año de la vida es de particular utilidad emplear el criterio que considera el crecimiento de los niños para estimar los requerimientos de proteínas, compuestos energéticos y otros nutrimentos. Si el crecimiento somático ocurre dentro del margen considerado como normal, se supone que el aporte nutricio es adecuado. Por otro lado, al conocer la concentración de nutrimentos en la leche humana y el volumen que ingieren los niños sanos durante los primeros meses, es posible estimar las recomendaciones de nutrimentos.
  7. 7. Para establecer las recomendaciones de proteínas se parte de dos supuestos: que éstas proceden de la leche humana y que se utilizan con una eficiencia de 100%. Si las proteínas provienen de otras fuentes, se considera que la eficiencia en su utilización es menor y en consecuencia la cantidad de ellas en la alimentación deberá ser proporcionalmente mayor.
  8. 8. Con la lactancia humana se satisface también la demanda de vitaminas y nutrimentos inorgánicos para cubrir el crecimiento del niño durante sus primeros seis meses. Una vez que se ha iniciado la introducción de otros alimentos quedan cubiertas en forma satisfactoria las necesidades diarias de estos nutrimentos.
  9. 9. ABLACTACIÓN La ablactación es el término que se usa para describir el inicio de alimentos diferentes de la leche. Se recomienda iniciarla no antes de los 4 meses de edad pero la mayoría de las academias pediátricas coinciden en que empezar a los 6 meses disminuye el riesgo de obesidad y alergias en el futuro.
  10. 10. El concepto básico de la ablactación es que la nutrición pase a ser gradualmente una nutrición basada en alimentos sólidos al año de edad de modo que para entonces la leche solo sea un complemento. Hasta este momento, el bebé no conoce mas que leche materna o de fórmula por lo que el inicio de las papillas puede ser una experiencia muy rara.

×