LA INFLACIÓN, ¿una anomalía en la economía?        Cuando se habla de inflación, se hace referencia a un alza parcial o ge...
Así como aquél ejemplo de presiones de demanda, también existen lasdenominadas presiones de oferta. Por ejemplo, variables...
precios bajen (inflación negativa)? Definitivamente no. Si los precios cayeranconstantemente, pocas personas tendrían el i...
Adicionalmente y para terminar, una inflación moderada permite que elmercado laboral funcione adecuadamente. Usualmente es...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La inflación, una anomalía en la economía

508 visualizaciones

Publicado el

una descripción ilustrativa de este fenómeno económico

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
508
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La inflación, una anomalía en la economía

  1. 1. LA INFLACIÓN, ¿una anomalía en la economía? Cuando se habla de inflación, se hace referencia a un alza parcial o generalizadade los precios de los bienes y servicios que se transan en una economía, pero ¿serásano mantener algún grado de inflación, aún cuando este fenómeno traiga desarreglosen los agregados macroeconómicos a largo plazo? Para esto, imaginemos por unmomento que dentro de la economía doméstica los precios no aumenten, o sea, unaeconomía donde la inflación es de 0%. A vista y paciencia de unos cuantos, aquélloscomunes y silvestres, esto sería excelente, un paradigma ideal, pero para otros comolo son aquellos estudiosos del caso, no lo es. Imagina un mundo donde el precio delpan o del pollo que compra diariamente, el precio del automóvil para el que tanto haahorrado o el precio de la casa de sus sueños siempre cueste lo mismo. Pues para losprimeros que se mencionan líneas más arriba, esto sería vivir en un mundo ideal,donde sus ingresos y ahorros siempre alcanzarán para cubrir esos gastos planeados. Detodas formas, la amenaza de un encarecimiento del pan, pollo, automóvil o casa jamásles podría obligar a cambiar su presupuesto semanal o más aún, cambiar susexpectativas de ahorro para el futuro. Si éstas son las ventajas de un mundo deinflación cero, imagine usted qué beneficios traería uno en el que los precios bajensiempre (deflación). Entonces, los beneficios de no tener inflación parecen estar claros; ¿por quénos buscamos que la economía de nuestra nación funcione a precios que nuncacambien o en el mejor de los casos, que caigan siempre? Por el otro lado de la situación, es importante aclarar que la inflación nosiempre se debe a un aumento de la cantidad de dinero (agregado monetario) segúncomo lo estipulan los estudiosos de la teoría cuantitativa del dinero. La inflación nosólo se debe a una variación en la cantidad de masa monetaria de una economía. Escierto que si fuera así, tendría repercusiones a largo plazo. Sin embargo existen otrosfactores que influyen en la variación inflacionaria pero a corto plazo, como lo son loschoques o presiones de oferta, demanda, y el alza de los precios internacionales, queno es otra cosa sino la interacción de las fuerzas de mercado (oferta y demanda) en uncontexto internacional. Una de las razones que explica la inflación es lo que en economía se conocecomo presiones de demanda. Suponga que las familias y empresas se disponen aendeudarse para consumir e invertir más de lo usual, respectivamente, aumentandoasí la demanda por varios productos que se transan en la economía. Imagínese a ustedcomo dueño de un negocio de expendio de comida y observa que las personas hastahacen cola para entrar a su restaurant, ¿no le resultaría exquisito aumentar los preciosde sus platillos, ya que cada vez hay más gente que quiere comprarle? Así, cuando elgasto y la demanda crecen a tasas superiores a la producción, se genera presionesinflacionarias.
  2. 2. Así como aquél ejemplo de presiones de demanda, también existen lasdenominadas presiones de oferta. Por ejemplo, variables extrañas que a pesar delconocimiento de su existencia y de su posible ocurrencia, escapan de las manos de unoy pueden tener efectos en la economía. Se refiere esto a los inesperados huaycos porejemplo, que afectan el abastecimiento de productos agrícolas en los mercados, pueshay un bajo flujo en las carreteras como producto de estos fenómenos climáticos. Deesta forma, también se genera coyunturas inflacionarias. Otra de las razones que converge junto con las ya mencionadas a presionesinflacionarias, puede ser cuando se da un alza de los precios internacionales. Esto es unalza del precio del petróleo, del maíz o de la soya. Al ser estos bienes insumosutilizados en el proceso productivo de muchas industrias, su encarecimientointernacional, genera un aumento de los costos que tienen que afrontar empresas delsector real de la economía. Dado este contexto, el consumidor final, deberá pagar máspor la gasolina para darle funcionamiento a su auto, o las amas de casa deberán pagarmás por la cantidad de pan que siempre comprar o pagar lo mismo por menoscantidad de pan o incluso la botella de aceite puede costar más. Por ello, es deesperarse que una empresa que enfrenta fuertes aumentos de costos, reaccioneaumentando los precios finales de los pasajes de transporte, la unidad de pan o de labotella de aceite. En términos generales, podría decirse que en cortos períodos de tiempo todofactor que afecta la deseabilidad o escasez de un bien o servicio determinado puedeafectar a los precios generándose así un alza de precios. Si este factor se da de formageneralizada, se tiene inflación. Es importante también no dejar de lado lo siguiente. Los precios tambiénpueden subir por mejoras en la calidad o características de los bienes. Tomando elejemplo del restaurant, si se ha mejorado la calidad de sus productos y serviciobrindados, es razonable incrementar sus precios. Y la pregunta siguiente es: ¿una inflación alta es mala para una economía?Definitivamente sí. Una elevada inflación como la de los años 80’s acentuada más aúnen el primer gobierno de Alan García, puede afectar el bolsillo de los consumidores ydestruir la economía, generando un escenario desfavorable en el producto y el empleoy otros agregados macroeconómicos. Aquí nace otro tema afín como lo es ladolarización de una economía, donde los agentes toman al dólar como reserva devalor, y a esto comúnmente se le conoce como sustitución de activos. Los agentes,frente a los fuertes grados de devaluación de la moneda doméstica, solían refugiarseen el dólar, para así evitar un mayor impacto de la inflación sobre sus bolsillos. Ahora, si es que mayores precios disminuyen el poder adquisitivo de lapoblación como en aquellas épocas de hiperinflación, ¿se debería buscar que los
  3. 3. precios bajen (inflación negativa)? Definitivamente no. Si los precios cayeranconstantemente, pocas personas tendrían el incentivo de consumir hoy. Resulta obvio,pues usted muy probablemente decidirá esperar que los precios caigan aún más pararecién animarse a efectuar una compra a precios más baratos. Este menor consumo, apesar de la caída de los precios, implica una menor demanda para las empresas, lasque se ven obligadas a recortar su producción y reducir personal. ¿Cuál sería el efectotraducido al sector real de la economía? Una elevación de la tasa de desempleo, porende, los ex empleados sin aquellos ingresos de cuando trabajaban se ven en lanecesidad de consumir menos, y el círculo destructivo comienza nuevamente. Además, la cada vez menor producción y la constante reducción de precioscomo se viene suponiendo hasta esta parte del ensayo, implicaría menores utilidades.Esto reduce los recursos de las empresas para investir y dinamizar la economía. Esmás, este efecto se agravaría si es que las familias y empresas están seriamenteendeudadas. Si los precios de venta de una empresa caen, entonces ésta tendrá quevender cada vez más para poder pagar la misma cuota de crédito mensual y evadir losintereses por demora en los pagos de los créditos otorgados para su financiamiento. Siasí no ocurriera, el “peso” de su deuda aumentaría. Si a eso se suma que sus ventasprobablemente estén cayendo, prácticamente se hace imposible generar recursos parapagar las cuotas de los créditos, haciendo que las empresas eventualmente quiebren.Lo mismo ocurre en las familias. Frente a esta suposición, ¿lo más adecuado sería que los precios no varíen(inflación cero)? Igualmente, la respuesta es no. Imagine que un país con inflación 0%cae en recesión. Frente a ellos, el Banco Central tendría un impacto igualmentelimitado sobre la actividad económica, pues si bien podría bajar su tasa de referencia a0% también, con expectativas de inflación nulas, la tasa de interés real no podría sernegativa. En un contexto de inflación observada y esperada positiva, el BCR podríaincentivar el crecimiento del crédito reduciendo la tasa de referencia; en vez de salirde recesión, sufre una recaída. Por esta razón, el BCR más bien apunta a que la inflación se ubique dentro deun rango entre 1% y 3%, lo que le da al ente emisor una mayor capacidad dereaccionar efectivamente frente a recesiones. A esto se le conoce como meta explícitade inflación (inflation targeting), que si bien es cierto, es un tema afín, pero no elpropósito final del ensayo presente. Frente a todo lo dicho, se puede decir que una inflación es buena para unaeconomía cuando es positiva sí, pero más bien baja y estable. Esto incentiva a lasfamiliar a consumir hoy y no posponer indefinidamente sus decisiones de compra,alentando o dinamizando la economía de alguna manera. De la misma forma, lasempresas preferirán inversiones productivas que usualmente son más rentables antesque invertir en activos financieros cuyo rendimiento puede reducirse por la inflación.
  4. 4. Adicionalmente y para terminar, una inflación moderada permite que elmercado laboral funcione adecuadamente. Usualmente es difícil para las empresasreducir sueldos en el corto plazo, y en situaciones como una recesión o cuando elsalario mínimo está por encima del nivel de equilibrio, el único mecanismo de ajusteque tienen éstas, en ausencia de inflación, es el despido y, por ende, el aumento deldesempleo. Pero una inflación moderada permite que, al mantenerse constante lossalarios nominales, los salarios reales se puedan ajustar a la baja, permitiendo que elmercado laboral se “limpie” por precios y no por cantidad (despidos). Williams Castillo Torres Autor

×