JESUCRISTO EN EL  RESTAURANTE Nieves Herce
Se encuentran un inglés, un alemán y un español en un restaurante.  De repente el inglés le dice a los otros: - “Oye, ese ...
Se levanta el inglés, se dirige hacia el hombre de la mesa y le dice:  “oye tu eres Jesucristo”,  - “Mira tío, SIiiiiii , ...
Y el inglés loco de alegría le dice: “Tengo una lesión en la rodilla que me hice de pequeño haciendo deporte. Por favor, c...
Al segundo, se acerca  el alemán. - “Oye, que me ha dicho mi amigo ingles, que tú eres Jesucristo. Mira, tengo un ojo de c...
Entonces Jesucristo empieza a pensar que en breves instantes aparecerá por allí el español queriendo, como todos, que le c...
Oye, ¿tú por qué no has ...? Y el español salta de la silla y apartándose violentamente le dice: ¡EHHHHH! ¡SIN TOCAR QUE E...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Jesucristo en el_restaurante

395 visualizaciones

Publicado el

Un pequeño chiste de jesucristo

Publicado en: Entretenimiento y humor
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
395
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
17
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Jesucristo en el_restaurante

  1. 1. JESUCRISTO EN EL RESTAURANTE Nieves Herce
  2. 2. Se encuentran un inglés, un alemán y un español en un restaurante. De repente el inglés le dice a los otros: - “Oye, ese de ahí de en frente es Jesucristo” - Bah, que va a ser Jesucristo... Le contestan. Que sí, que sí. Pero si es igualito. Ese de ahí es Jesucristo seguro.
  3. 3. Se levanta el inglés, se dirige hacia el hombre de la mesa y le dice: “oye tu eres Jesucristo”, - “Mira tío, SIiiiiii , soy Jesucristo, pero cállate ya, que quiero cenar tranquilo, ……
  4. 4. Y el inglés loco de alegría le dice: “Tengo una lesión en la rodilla que me hice de pequeño haciendo deporte. Por favor, cúrame”. Jesucristo le dice; “VALE, pero no digas nada a tus compañeros, que luego vendrá todo el mundo a pedirme milagritos, y ya estoy harto.. -”De acuerdo, te lo prometo” Jesucristo, aburrido, le pone la mano sobre la rodilla y le cura.
  5. 5. Al segundo, se acerca el alemán. - “Oye, que me ha dicho mi amigo ingles, que tú eres Jesucristo. Mira, tengo un ojo de cristal, por favor cúrame”. Jesucristo, le pone la mano en el ojo y se lo cura. El alemán se va a su mesa y se lo cuenta a sus amigos.
  6. 6. Entonces Jesucristo empieza a pensar que en breves instantes aparecerá por allí el español queriendo, como todos, que le cure, pero el tiempo pasa y el español no se mueve. Entonces Jesucristo, ya mosqueado y picado por la curiosidad, se levanta y se va hacia la mesa donde están los tres y poniéndole una mano en el hombro, al español, le pregunta:
  7. 7. Oye, ¿tú por qué no has ...? Y el español salta de la silla y apartándose violentamente le dice: ¡EHHHHH! ¡SIN TOCAR QUE ESTOY DE BAJA!

×