FORMACION DE LOS USUARIOS EN LAS ORGANIZACIONES DE                   INFORMACION          PARTICIPANTES: CABALLERO, YENNY ...
INTRODUCCION      En esta época, denominada por algunos teóricos como sociedad de lainformación o del conocimiento, los mi...
rápido y oportuno a la información pertinente; y para ello los bibliotecólogos,cumpliendo con una de las funciones que car...
Formación de los usuarios en las organizaciones de información.                         Diseño de planes y programasHistor...
Aproximadamente en la década de 1850 las bibliotecas desarrollaronla formación de usuarios a la par con el servicio de con...
Evolución Histórica de la Formación de Usuarios en América LatinaDécada de 1960El desarrollo y la importancia de la educac...
general de que "las bibliotecas desempeñaban un papel esencial en elprogreso económico y social de toda comunidad nacional...
En estos términos, la información se convierte en el recurso clave yvital para impulsar el desarrollo científico y tecnoló...
tecnológica se reveló en las acciones y proyectos que impulsó: asistencia apaíses en desarrollo mediante la formulación de...
infraestructura científica y tecnológica para las naciones, con la subsiguientemodernización de sus procesos y servicios. ...
Las acciones y propuestas de la UNESCO a favor de la formación delos usuarios de la información tuvieron cabida en el Segu...
ciencia y la investigación, y la manera en que usuarios podían conocer lasactividades especiales que se producían en la es...
La sexta reunión del Comité Especial sobre Políticas y Programas deEducación y Formación del Programa General de Informaci...
compartir   recursos     y   conocimientos     prácticos,    las   dificultadespresupuestarias y el elevado costo para la ...
prioridades económicas y sociales, son los aspectos de mayor relevancia.Estos cambios trajeron consigo: en primer lugar, d...
habilidades que le permitan formular su necesidad de información, buscar,localizar, seleccionar, analizar, evaluar y usar ...
información, con los grupos de discusión y las comunidades académicas,entre otras.      La utilización de una unidad de in...
hacia los nuevos conocimientos, siendo éste el principal reto profesional quetienen los bibliotecólogos, llevándolos a for...
reconocimiento de sus propias necesidades de información, la correctaformulación de estas necesidades, la utilización efec...
Existe una división de los métodos, lo que ayuda a determinar elcamino para recorrer ya sea con cada usuario o con cada un...
Como una manera de hacer claridad, por las mismas confusiones quese presentan al ser utilizados los conceptos y la acción ...
Facilitar a profesores, estudiantes y personal de administración yservicios el acceso a la información científica y técnic...
Las competencias desde lo laboral, han sido definidas como lacombinación de las diferentes actitudes y aptitudes que las p...
Conocimiento, manejo y dominio de las diferentes herramientas y medios    tecnológicos que posee la biblioteca y pone a di...
físicos, humanos, técnicos y tecnológicos disponibles, entre otros; así comolas competencias y los conocimientos previos q...
Planeación de los programas de formación de usuarios      La formación de usuarios es una labor que debe planearse, puesto...
reconozca una necesidad de información, defina el tema y formulecorrectamente la demanda informativa.      Se hace referen...
por ser éste en quien se está pensando y es desde él que se debe formularla formación. Si se tienen en cuenta estos aspect...
Es importante aclarar a nuestros alumnos/usuarios que el uso de las fuentesde información depende la naturaleza de la inve...
La selección de los contenidos o temas conforman un esquema donde seincluyen el conjunto de datos, informaciones, concepto...
Se trata de determinar qué técnicas metodológicas se van a utilizar paradefinir las actividades de enseñanza-aprendizaje y...
Como se puede apreciar, existe una etapa específica que muestra laaplicación delos estudios de usuarios, la etapa 3 Determ...
Los materiales didácticos con sus recursos y sus medios, son aquéllosque facilitan o apoyan el proceso enseñanza-aprendiza...
Es importante insistir en que al momento de establecer tanto elaspecto intelectual como el aspecto mecánico de los medios ...
Profundizando un poco en las tendencias del uso de materialesdidácticos y de acuerdo con los resultados de las encuestas r...
en cuanto a tiempo, recurso humano, equipos de trabajo, software, hardwarey costos. Un buen ejemplo de un desarrollo en mu...
usuario en el uso de los recursos y propiciar la generación de nuevoconocimiento.       En función de la formación de usua...
Técnicas empleadas para la Formación
BIBLIOGRAFIACentro de Investigaciones en Ciencia de la Información.Evolución y     tendencias    de   la   formación     d...
Centro de Investigaciones en Ciencia de la Información.Evolución y     tendencias      de   la   formación    de        us...
CONCLUSION      El Servicio de Formación de Usuario, tiene como objetivo informar yformar a los usuarios para una adecuada...
Formacion de usuarios
Formacion de usuarios
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Formacion de usuarios

265 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
265
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Formacion de usuarios

  1. 1. FORMACION DE LOS USUARIOS EN LAS ORGANIZACIONES DE INFORMACION PARTICIPANTES: CABALLERO, YENNY C.I: 21.128.438 DESCARTE, MARIA C.I: 17.784.453 PINEDA, YULIANNY C.I: 20.235.321 SECCION: 3102 PROFESOR: ALEXANDER PEREZ MATA OCTUBRE, 2011
  2. 2. INTRODUCCION En esta época, denominada por algunos teóricos como sociedad de lainformación o del conocimiento, los miembros de la sociedad buscan yproducen másinformación en todos los medios, formas y soportes que lessea posible, con el finde lograr una comunicación que facilite la adquisicióndel conocimiento y el desempeño en la vida académica, laboral, profesional ycotidiana. Situación que implica que estas personas deben conocer y sabercómo encontrar la información yutilizarla de acuerdo con sus intereses ynecesidades; por lo tanto, deben adquirir ydesarrollar habilidades, destrezasy conocimientos para tener posibilidades de acceso y uso de ésta y así podersolucionar problemas de tipo informativo. Precisamente, son las unidades de información (bibliotecas, centrosde documentación y archivos) las llamadas a atender esta formaciónconcebida como un proceso que requiere el compromiso de todos losmiembros de la sociedad, y quienes cada vez procuran aumentar su validezcomo instituciones que cumplen las funciones de organizar, facilitar el accesoy conservar la información para los sujetos que la necesitan, y responder asía la misión y visión propuestas como unidades de información al servicio dela sociedad y sus ciudadanos. Entre tanto estos sujetos, denominadosusuarios, en su búsqueda de información encuentran dificultades paraacceder en forma efectiva y eficaz a ella, por el poco conocimiento y la faltade conciencia que tienen de las habilidades que se deben desarrollar para labúsqueda, localización, selección y evaluación de la información pertinentepara satisfacer sus necesidades. Las necesidades de información yformación de los sujetos sociales y la presencia permanente de lastecnologías de la información y la comunicación (TICs) les exigen aprender aaprender y a aprehender habilidades y conocimientos para tener un acceso
  3. 3. rápido y oportuno a la información pertinente; y para ello los bibliotecólogos,cumpliendo con una de las funciones que caracteriza a las unidades deinformación -la educativa-, tienen la responsabilidad de formar a los usuariosen el uso de las herramientas y en el desarrollo de habilidades deinformación.
  4. 4. Formación de los usuarios en las organizaciones de información. Diseño de planes y programasHistoria del concepto El término formación de usuarios hace referencia al conjunto deactividades orientadas hacia el desarrollo de habilidades, competencias yconocimientos en los miembros de una sociedad para que usen lainformación en cualquier lugar del mundo, independiente del formato y elsoporte. En Latinoamérica y Francia se utiliza frecuentemente para referirse “alconjunto de habilidades de aprendizaje permanente en relación con elconocimiento y uso óptimo de las fuentes de información o los recursosdocumentales para responder a necesidades específicas”. Mientras que losanglosajones (de acuerdo con la traducción de los términos a la lenguaespañola) hablan de “educación de usuarios” e “instrucción de usuarios” paradenominar ese conjunto de habilidades de aprendizaje, que en otrasocasiones se le denomina instrucción o educación en el uso de la biblioteca ose confunde con la instrucción bibliográfica. Desde 1833 puede verse el interés de algunos bibliotecarios porresolver las dificultades existentes entre el usuario y la información; esteinterés se refleja en el Informe Anual de la Universidad de Columbia, alsugerir en su inicio “una instrucción sistemática que inicie a los alumnos enlos métodos correctos para que en el resto de sus vidas el trabajo en lasbibliotecas pueda producirles el mayor rendimiento posible”. En 1840Emerson se pronuncia pidiendo que las Universidades tengan un profesor delibros.
  5. 5. Aproximadamente en la década de 1850 las bibliotecas desarrollaronla formación de usuarios a la par con el servicio de consulta o referencia,debido a que los usuarios no se sentían en capacidad de hacer uso de labiblioteca y sus servicios. La historia muestra que Samuel Green en 1876,escribió un artículo que permitió comprender la importancia de los serviciosde consulta para beneficiar a los usuarios, pero consideraba que esebeneficio sería real cuando se les instruyera para que buscaran lainformación que necesitaban, especialmente desde el uso de lasenciclopedias y los índices de los libros; también señalaba que las personasno sabían cómo utilizar con eficiencia una biblioteca. En ese mismo año,Dewey “afirmaba que había llegado el tiempo de que la biblioteca fuera unaescuela, el bibliotecario un maestro y el visitante se convierta en un lectorque utiliza los libros como los operarios sus herramientas”.
  6. 6. Evolución Histórica de la Formación de Usuarios en América LatinaDécada de 1960El desarrollo y la importancia de la educación El marco histórico que rodea las acciones en el campo de la formaciónde usuarios y que, en cierto modo, impulsa varias iniciativas en esta década,se caracteriza por la preocupación en temas como el desarrollo y laeducación, asuntos vitales que debían priorizarse en las agendas nacionales.Las bibliotecas no se encontraban exentas a estas preocupaciones y seinicia así un movimiento de apoyo para la inclusión de los serviciosbibliotecarios en la planeación educativa. La declaración de la Década delDesarrollo y la aprobación del Programa Alianza para el Progreso significaronun avance bibliotecario en América Latina, puesto que trazaron y marcaronlos sentidos teóricos y prácticos en el campo de la formación de los usuarios.En el campo teórico se reflexionaron y desarrollaron temáticas y propuestasque contribuyeron al mejoramiento de las condiciones formativas delpersonal bibliotecario, es decir, se formalizaron los procesos de educación delas personas para facilitar el acceso de los usuarios a la información, demanera oportuna y adecuada. Por lo tanto, las realizaciones de la biblioteca,en el sentido práctico, se reflejaban en el creciente surgimiento depropuestas de educación y formación de las personas que asistían allí.Aunque la década de 1960 no registra avances significativos en el tema de laformación de usuarios, desde el punto de vista cuantitativo, situacióncontraria al concierto internacional, sí presenta varias de las primerasiniciativas de formación de los usuarios en las bibliotecas universitarias. Las bibliotecas contribuyeron al desarrollo económico y social, lo quese reflejaba en la disponibilidad de los materiales bibliográficos (libros,folletos, publicaciones periódicas, películas y demás) al servicio de laspersonas que lo necesitaban. Esto estuvo acompañado del convencimiento
  7. 7. general de que "las bibliotecas desempeñaban un papel esencial en elprogreso económico y social de toda comunidad nacional, provincial ysocial". En el ámbito propiamente bibliotecario, el Seminario Regional sobre elDesarrollo de las Bibliotecas Universitarias reiteró su convencimiento de que“el nivel de los países depende del grado alcanzado por su educaciónsuperior; la educación superior depende de la forma de cumplir sus fines lasuniversidades; y las universidades serán lo que sean las bibliotecasuniversitarias”. En otras palabras, se resaltaba el compromiso de lasbibliotecas universitarias con la educación y su calidad, situación que dejaentrever la necesidad creciente de formar e informar a las personas. Lasbibliotecas, no ajenas a los desafíos internacionales en materia deeducación, deciden incursionar con propuestas de educación y formación delos usuarios.Década de 1970La agitación de las banderas de la ciencia y la tecnología La década de 1970 se caracteriza, principalmente, por los esfuerzosemprendidos por organismos internacionales como la UNESCO, laFederación Internacional de Documentación (FID), la Asociación Europea deServicios de Información (EUSIDIC) y la Organización de Cooperación yDesarrollo Económico (OCDE) en lo que respecta al mejoramiento de lasinfraestructuras científicas y tecnológicas de los países. La preocupación secentraba en el bajo nivel de acceso a los recursos informativos de caráctercientífico y tecnológico, cuyos efectos limitarían el avance de las ciencias ypor ende de las sociedades. Igualmente, se estaban discutiendo iniciativascooperativas en diferentes ámbitos (nacionales, regionales, internacionales)por el crecimiento exponencial de la producción bibliográfica en el campo delas ciencias.
  8. 8. En estos términos, la información se convierte en el recurso clave yvital para impulsar el desarrollo científico y tecnológico de los países, con elánimo de alcanzar el desarrollo económico manifestado en la década de1960; ante lo cual, éstos debían consolidar una infraestructura o “maquinaria”informativa que facilitara la transferencia de la información. Este ambiente de progreso y mejoramiento, contó con el apoyo de losorganismos internacionales interesados en el desarrollo científico ytecnológico de esta década. Incluso, en los planes o políticas nacionales deinformación, hubo gran interés por incluir programas de formación de losusuarios de la información científica y tecnológica. Si la formación deusuarios lograba introducirse en los planes o políticas, su desarrollo estaríavinculado a la planificación social y nacional, lo que podría garantizar supermanencia en varios niveles. Era necesario, entonces, incentivar lainclusión de estas propuestas en los planes y políticas nacionales deinformación; aspecto que lideró la UNESCO a través del programa UNISIST,especialmente en la orientación e instrucción de los usuarios de ciencia ytecnología. Este programa fue creado después de un estudio realizadoconjuntamente por la UNESCO y el Consejo Internacional de UnionesCientíficas (CIUC) sobre la posibilidad de establecer un sistema mundial deinformación científica, con la idea de que las bibliotecas o unidades deinformación debían servir a los usuarios, como parte de la cadena activa decreación y transferencia de la información. Posteriormente, el Programa General de Información (PGI) de laUNESCO se ocupó de orientar e instruir a los usuarios de ciencia ytecnología, tanto en forma individual como colectiva en seminarios ycongresos en las diferentes regiones del orbe. El interés de la UNESCO porel tema de la formación de los usuarios de la información científica y
  9. 9. tecnológica se reveló en las acciones y proyectos que impulsó: asistencia apaíses en desarrollo mediante la formulación de un plan y de una políticanacional sobre educación y formación de usuarios, el envío de expertosinternacionales, becas y contribuciones financieras a los Estados miembros.En el seminario celebrado en Roma en 1976, se recomendó la elaboraciónde unas directrices (labor ejecutada por T. D. Wilson) para el desarrollo y laaplicación de un plan nacional de formación y educación en el empleo de lainformación; además, se consideró que una política nacional de educaciónde los usuarios debería articularse y ser parte de la política nacional deinformación y, por lo tanto, de la política nacional de educación. Los objetivosde las directrices se encaminaron a sugerir la manera de vincular las políticasnacionales de formación de usuarios a las políticas nacionales deinformación y a la política nacional de educación; sugerir líneas de acciónpara elaborar una política nacional de formación de los usuarios; y asesorarsobre la manera de evaluar el programa iniciado como consecuencia dedicha política. Otros organismos internacionales también se preocuparon y tuvierongran injerencia en el desarrollo del tema, como la Asociación Europea deServicios de Información (EUSIDIC), la Federación Mundial de Ingenieros(FMOI), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) yla Federación Internacional de Documentación (FID) que en 1970 en laciudad de Buenos Aires dedicó su conferencia a los usuarios de lainformación. En la década de 1970 se da gran importancia y valoración a lainformación científica y tecnológica como recurso crucial para alcanzar lasmetas del desarrollo económico, para ello, se requería construirinfraestructuras informativas adecuadas a tales propósitos. Las bibliotecas,en tal sentido, debían hacer parte activa en la consolidación de una
  10. 10. infraestructura científica y tecnológica para las naciones, con la subsiguientemodernización de sus procesos y servicios. Otro acontecimiento importante para la formación de usuarios fue ladeclaración del año 1970 como el Año Internacional de la Educación. Elimpacto de este acontecimiento en las bibliotecas fue muy positivo, pues sedio un acercamiento entre la biblioteca y la escuela y aumentó el interés porinsertar las bibliotecas en el planeamiento educativo.En el planolatinoamericano, la Primera Reunión de Ministros de Educación de los Paísesdel Pacto Andino, aprobó varias recomendaciones, en una de las cuales sepide a la Oficina de Educación Interamericana que explore la posibilidad depreparar planes nacionales integrados de desarrollo de bibliotecas y serviciosde documentación para los países del Pacto Andino. En suma, las tareas fundamentales impulsadas por la UNESCO ydemás organismos para la formación de usuarios en esta década fueron: La creación de instancias de discusión e intercambio de experiencias entre los países. La publicación de instructivos que facilitaran la preparación de los formadores de usuarios. La asistencia a países en desarrollo para la formulación de planes nacionales y el ofrecimiento de cursos regionales. Finalmente, en 1979 logra formularse una política internacionalencaminada a admitir que la formación de los usuarios debería dirigirse aque éstos estuvieran en condiciones de reconocer sus necesidades deinformación y evaluaran los servicios que les ofrecen las diferentes unidadesde información a las que acuden.Década de 1980Contexto de la información en América Latina
  11. 11. Las acciones y propuestas de la UNESCO a favor de la formación delos usuarios de la información tuvieron cabida en el Segundo Plan a PlazoMedio dentro de la Conferencia General celebrada en París en 1982. Esteplan definió el marco conceptual, los objetivos y las estrategias de laOrganización en materia de información para el período de 1984-1989 queestuvo integrado por dos elementos fundamentales: el primero aludía a losdesafíos y retos contemporáneos en materia de información y esbozaba lascinco misiones que la UNESCO podría asumir como campos de acción einterés directo para la organización. El segundo se componía de treceprogramas, entre los que cabe resaltar el séptimo, el cual se refería alprograma Sistemas de información y acceso al conocimiento. Dentro de esteprograma se definieron otros tres subprogramas y uno de ellos aludíaexplícitamente a la formación de los especialistas y de los usuarios de lainformación. En enero de 1983, en la Cuarta reunión del ConsejoIntergubernamental del Programa General de Información de la UNESCO, seformularon recomendaciones para la puesta en marcha del séptimoprograma; entre ellas, que se diera “gran prioridad a todas las formas deeducación y de formación, en especial con miras a la creación de serviciosnacionales y regionales de formación, a cursos preliminares y cursos derepaso para el personal de bibliotecas, archivos y centros de información detodos los niveles, así como a la formación del personal encargado de laformación del personal de la información y a la de los usuarios”. En 1984 se celebró en La Haya el 42º Congreso de la FederaciónInternacional de Documentación (FID) bajo el tema: “El uso de la informaciónen un mundo en evolución”. En las reuniones se discutieron los siguientestemas: el uso y el no uso de la información, el uso de la información en la
  12. 12. ciencia y la investigación, y la manera en que usuarios podían conocer lasactividades especiales que se producían en la esfera de la información. En cuanto a las tecnologías de la información y su incursión en lasunidades de información, éstas gozaron de gran aceptación en el espaciobibliotecario. El auge generado por su llegada, provocó cambios en losprogramas de formación de usuarios, pues era preciso que los usuariosestuvieran formados en el manejo de estas herramientas para larecuperación de la información, y responder así al interés que tenían lasbibliotecas, especialmente las universitarias, por “modernizar” sus servicios,puesto que ellas “con la llegada de las nuevas tecnologías de la informacióny la comunicación son las que mejor han podido aprovecharlo en beneficiodel usuario” para la modernización de sus estructuras. De acuerdo conCunha las principales tecnologías que empezaron a usarse en las bibliotecasdurante este período fueron la búsqueda bibliográfica en línea, la circulaciónen línea, los sistemas OPAC’s, los CD-ROM, el correo electrónico y las listasde discusión. Ante la creciente necesidad de facilitar el acceso a la información y alconocimiento, la UNESCO reúne todos sus esfuerzos para contribuir a laconstrucción de infraestructuras, redes y sistemas de información a escalanacional, regional e internacional. Todo esto se vio ampliamente apoyado porla emergencia y posicionamiento de las tecnologías de la información y de lacomunicación en el contexto internacional. Las posibilidades de mejorar elacceso a la información mediante la elaboración de instrumentos yplataformas tecnológicas para el tratamiento, almacenamiento, recuperación,transferencia, difusión y uso de la información, se convirtió en una prioridadpara la UNESCO y el Programa General de Información por aquella época,motivados por el afán de cumplir con el sueño de la equidad y el desarrollopara todas las naciones.
  13. 13. La sexta reunión del Comité Especial sobre Políticas y Programas deEducación y Formación del Programa General de Información que se llevó acabo en 1988, se enfocó en la definición de la futura orientación delprograma de educación y formación de los especialistas y los usuarios de lainformación, que se desarrollaría en el marco del Tercer Plan a Plazo Mediode la UNESCO (1990-1995) y del tercer bienio (1988-1989) del SegundoPlan a Plazo Medio. La orientación general del Programa de Educación yFormación del PGI prestaría mayor atención a la formación de profesorescomo medio para transformar el ámbito de la información. No obstante, estaorientación no limitaba o restaba importancia a la formación de otrosusuarios, sino que justificaba la formación de los profesores por su efectomultiplicador. En esta misma reunión se mencionaron los avances en el campo de laformación de los usuarios, pues a pesar de los adelantos logrados en y conlas tecnologías de la información, y de la formación ofrecida a losprofesionales de la información, se anotó cuán importante sería el cambio enla actitud general de la sociedad frente a la información, ya que, aunque losusuarios reconocían el valor de ésta y la utilizaban para resolver problemas,adoptar decisiones y planificar, en ese momento no era posible una totalaceptación hacia las tecnologías de la información y la comunicación; estoexigía, por lo tanto, una adecuada planeación, concepción y coordinación delos programas de formación de usuarios. En el ámbito latinoamericano, un acontecimiento significativo fue laReunión de Caracas y su Declaración; allí se consignaron las bases paracrear y prestar servicios de información en América Latina y se otorgóespecial importancia a la formación de lectores críticos, autónomos,selectivos y creativos de la información. Además, la acuciante necesidad de
  14. 14. compartir recursos y conocimientos prácticos, las dificultadespresupuestarias y el elevado costo para la adquisición, tratamiento,almacenamiento y difusión de la información ponía en evidencia lasposibilidades de integración y cooperación en América Latina. En razón deesto se creó el Grupo Regional Especial de Expertos para el ProgramaGeneral de Información para América Latina y el Caribe, el cual se reunió porprimera vez del 19 al 23 de abril de 1982 en Caracas, Venezuela. Estareunión tuvo como objetivo crear un comité regional de expertos para paísesy organizaciones que tuvieran programas de información en la región. Elgrupo definió, en primera instancia, formas específicas de cooperacióninterinstitucional e identificó acciones conjuntas en tres áreas principales:educación y formación, infraestructura y servicios de información, y política yplaneamiento de la información. En América Latina se sintieron con fuerza, las presiones para laconstrucción de infraestructuras nacionales de información que actuaran a lavez como nodos de interconexión con otras naciones del planeta. Noobstante, América Latina vivía su historia a su propio ritmo. Varios países deesta región como México, Venezuela, Brasil y Colombia, incursionaron en laformulación de una política nacional de información que debía estarequiparada en la formación de los especialistas o profesionales de lainformación y de los usuarios de la información. Período de 1990 a 2004El péndulo económico en América Latina En términos generales, se puede afirmar que la década de los noventase caracterizó fundamentalmente por los cambios, los avances y losretrocesos en materia económica, social y política. Una década de intensidadvariable y con efectos más o menos diversos en los países latinoamericanos;los cambios en la estructura del empleo y del mercado de trabajo y en las
  15. 15. prioridades económicas y sociales, son los aspectos de mayor relevancia.Estos cambios trajeron consigo: en primer lugar, desplazamientos del empleodel sector formal al informal, y en segundo lugar, desplazamiento del sectorde producción industrial al sector de servicios y producción de productosprimarios de exportación.Los retrocesos más evidentes en las propuestas de un desarrollo económicoy social sostenido para América Latina habían llegado a su momentocumbre: desempleo, pobreza como consecuencia de una distribucióninequitativa del ingreso, exclusión social, reducción en el gasto social, entreotros. En la década de los noventa se consolidó el proceso de laglobalización económica en la región; el cual estuvo acompañado dedesigualdades, desequilibrios e inequidades, como dicen Fernández yRiethof “la exclusión social ha constituido como uno de resultados másrelevantes que han acompañado las reformas económicas y el crecimientoderivado de las políticas neoliberales”. A este proceso debe sumarse lairradiación de las innovaciones tecnológicas provenientes, en su granmayoría, de los países desarrollados. Concepto e importancia de la formación de usuarios La formación de usuarios debe entenderse como un proceso queincluye un conjunto de acciones continuas, entre las que se encuentra elintercambio de experiencias y conocimientos, encaminados a latransformación permanente del usuario a partir de la comunicación desaberes sobre el uso de la información. Como proceso presenta unametodología propia, en el que se ofrece una serie de actividades deaprendizaje que requieren, de parte del formador, conocimientos deactividades pedagógicas que le den salida al proceso de enseñanza yaprendizaje. Se busca que el usuario adquiera y domine las competencias y
  16. 16. habilidades que le permitan formular su necesidad de información, buscar,localizar, seleccionar, analizar, evaluar y usar la información para su posteriortransformación y comunicación en forma significativa. Por otra parte se buscaque el usuario esté en condiciones de hacer uso de los servicios de unaunidad de información y participar, de ser posible, en la evaluación yplaneación de los mismos. Con los procesos de formación de usuarios, tanto la biblioteca como elusuario, obtienen beneficios en diferentes sentidos. La biblioteca por suparte, cumple el rol social y educativo de formar a las personas para queconozcan el valor de la información e incluso lleguen a transformarlateniendo como principio la importancia del manejo de los instrumentos paraacceder a la información disponible en los sistemas documentales, bases dedatos y redes de comunicación e información, en sus áreas de interés ydesempeño. Por su parte el usuario, debido a que aprende a identificar yvalorar la información que le es relevante frente a sus necesidades y escapaz de utilizar los medios dispuestos por la biblioteca, puede actuar de unamanera autónoma y libre, desarrollando sus habilidades, destrezas yconocimientos en el proceso de búsqueda, recuperación y uso de lainformación. Éstas son actividades de formación a largo plazo, y seránaprovechadas al máximo si los usuarios tienen "curiosidad intelectual",puesto que con ellas se busca fomentar en el usuario una actitud crítica,analítica y reflexiva ante el manejo integral de la información, al igual quedesarrollar competencias para gestionar la información en cualquier lugar,medio y soporte; por otra parte se aprovechan las tecnologías de lainformación y la comunicación (TIC’s) para apropiarse, generar y socializar elconocimiento, aumentando de esta manera la cantidad y calidad de la
  17. 17. información, con los grupos de discusión y las comunidades académicas,entre otras. La utilización de una unidad de información convencional o electrónicasiempre ha requerido que se le presente al usuario herramientas paralocalizar la información y que éste disponga de una serie de habilidadesmanuales y cognitivas para poder seleccionar, analizar e interpretar lainformación contenida en ella, a partir de una serie de relaciones semánticasentre los diferentes materiales que la unidad de información posee. Loanterior plantea además, la necesidad de que los sujetos posean lashabilidades informativas y de uso de las TIC’s para un auténtico modelo de“aprendizaje para la vida”. El desarrollo de estas habilidades se le debegarantizar a todos los ciudadanos para reducir las enormes diferencias queexisten entre los países y sus regiones, en relación con las competenciaspara leer, acceder y usar la información. Las habilidades para acceder y usar la información deberán estarrelacionadas estrechamente con dos objetivos: incrementar y ampliar lashabilidades y los niveles de escritura y lectura, y la modernización cultural,como requisito para formar parte y participar de manera activa en eldesarrollo de la sociedad de la información. Y es que la lectura deficiente seconvierte en un obstáculo para alcanzar las habilidades que requiere unusuario formado, pero algo más delicado, aumenta “la distancia crecienteentre analfabetos y alfabetizados, en el contexto de las nuevas posibilidadesde desarrollo y aplicación de la alfabetización abiertas por las nuevastecnologías de la información y la comunicación”, como señala la UNESCO;de ahí la necesidad de desarrollar programas de formación de usuarios. Es por esto que la formación de usuarios se aprecia como uno de losprogramas de las unidades de información que permitirán el cambio rápido
  18. 18. hacia los nuevos conocimientos, siendo éste el principal reto profesional quetienen los bibliotecólogos, llevándolos a formarse y mantenerse ligados a lasfunciones de docencia, investigación y difusión de la cultura, involucrando sutrabajo con el de los docentes, alumnos, investigadores y ciudadanos engeneral, al igual que con las directivas institucionales. Los programas de formación de usuarios que surjan de estacombinación de actores, intereses y funciones, deberán tener las mismascaracterísticas que otros programas educativos, es decir: ser horizontales yflexibles, dirigidos a la resolución de problemas y con un equilibrio entre lateoría y la práctica. Por otra parte, estos programas deben buscar que laspersonas logren una autonomía en la búsqueda de información de acuerdocon la capacidad y la habilidad que tengan para reconocer sus necesidadesde información; así mismo, que estén en condiciones de localizar lainformación en cualquier lugar y soporte, y analizar y evaluar la pertinencia ycalidad de la misma, de tal manera que puedan llegar a generar, sino, unnuevo conocimiento, por lo menos recrearlo. Lo anterior implica tener claridad (al momento de planear un programade formación de usuarios) sobre los objetivos, las características mínimas delos usuarios a los cuales se les ofrecerá el programa, las condicioneslogísticas, y quizá uno de los aspectos más importantes: las técnicas,metodologías y métodos adecuados acordes con los modelos pedagógicoscon los cuales se trabaja en la época. De igual modo, es fundamentalestablecer un perfil del personal que ofrecerá esta formación. Según la Unesco, “La educación y formación de usuarios incluye todoproyecto o programa destinado a orientar e instruir a los usuarios reales opotenciales, individual o colectivamente, con el objetivo de facilitar el
  19. 19. reconocimiento de sus propias necesidades de información, la correctaformulación de estas necesidades, la utilización efectiva y eficaz de losservicios de información, y la evaluación de estos servicios…” Métodos Retomando el concepto desde lo pedagógico, el método se entiendecomo las actividades que se dirigen a cumplir un fin determinado medianteun proceso lógico y coherente y es el que establece la manera de ordenar losconocimientos de tal modo que las relaciones y la interdependencia de laspartes con el todo, sean claras. En una dirección similar, en la formación deusuarios, el método es el proceso mediante el cual se hace una ordenaciónde los propósitos (pensamiento) para hacerlos claros, entendibles y dondese involucran además los medios mediante los cuales se pretende lograr loscambios deseables tanto de las actitudes como de las habilidades en losusuarios partícipes en la enseñanza aprendizaje. Edilma Naranjo y DidierÁlvarez definen al método como el “camino recorrido para obtener resultadosy metas. Éste se apoya en un conjunto de técnicas, procedimientos, tácticasy medios indispensables a la hora de programar la formación”. Para el manejo del concepto aparecen entonces otros elementosfundamentales que lo ayudan a construir: proceso, como una forma deordenar el pensamiento (objetivos y metas), los requerimientos del programa,las acciones para llevar a cabo y por supuesto los resultados esperados; lastécnicas para emplear como manera de activar la acción y los medios que seutilizan como el apoyo didáctico para la acción. También al ser el mecanismomediante el cual se llevan a la acción los objetivos y los propósitosestablecidos en la etapa o momento de la planeación, se deben establecer apartir de las situaciones particulares; de las características de los usuarios;los temas o tópicos para tratar y el tamaño de los grupos.
  20. 20. Existe una división de los métodos, lo que ayuda a determinar elcamino para recorrer ya sea con cada usuario o con cada uno de los gruposque se conforman como objeto del proceso:• Método directo. Existe un control total por parte de la persona responsablede impartir la formación (formador), cuyo objetivo básico es transmitirinformación. Sólo se presentan algunas intervenciones por parte de losusuarios, convirtiéndolo en un agente pasivo en el proceso, pues se limita aescuchar y tratar de asimilar lo impartido por el formador.• Método semidirecto. Combina el método directo e indirecto. El formadorpresenta al usuario una información o explicación para que la use en unatarea determinada o solucione un problema específico. En este tipo deformación, aunque el formador propicia la participación, de igual manera esquien organiza la información y la manera de presentarla. El usuario por lotanto tiene una participación más activa porque tiene la posibilidad, no sólode analizar, sino también de practicar para aplicar los conceptos oconocimientos que le han sido impartidos.• Método indirecto. Al contrario de lo que ocurre en la formación directa, es elusuario quien tiene el control; es decir, dirige su proceso formativo con unasintervenciones mínimas del formador, cuyo papel es servir de facilitador. Esun método especialmente utilizado cuando se tiene el objetivo de lograr queel usuario, piense, analice y evalúe.
  21. 21. Como una manera de hacer claridad, por las mismas confusiones quese presentan al ser utilizados los conceptos y la acción que éstos conllevande una manera indiscriminada, es importante señalar que los métodos, sepueden dividir a su vez en formación individual, grupal o mixta, o sea unacombinación de las dos anteriores. En cada una de estas divisiones ysubdivisiones se pueden establecer las técnicas y estrategias más utilizadasen los programas de formación de usuarios en las unidades de información.En conclusión, el método reúne las técnicas y las estrategias necesarias paraalcanzar los objetivos propuestos en la formación de usuarios. Niveles de la Formación de UsuariosOrientación:Acción de informar sobre cuestiones puntuales.Ejemplos: como funciona un servicio, como encontrar un libro, comoencontrar una signatura, como hacer una petición de préstamointerbibliotecario.Educación:Enseñar a utilizar técnicas bibliotecarias básicas.Ejemplos: enseñar a buscar en catalogo en línea.Instrucción:Adquisición de habilidades o aptitudes en la selección de fuentes.Ejemplos: manejo de bibliografías, búsquedas en bases de datos en CD-ROM, recursos de información en internet. Objetivos de la Formación de Usuarios
  22. 22. Facilitar a profesores, estudiantes y personal de administración yservicios el acceso a la información científica y técnica suscrita oadquirida por la universidad en cualquier soporte.Formar y capacitar a los usuarios en el uso de los servicios de labiblioteca y en el manejo de las fuentes de información.Dar a conocer los recursos de información y las herramientas paralocalizar documentos con que cuenta la universidad en las distintas áreasde conocimiento.Capacitar al recurso humano (personal y usuarios) en las habilidadesnecesarias para ser autosuficientes en la localización y acceso a ladocumentación.Que los usuarios logren:- Mejorar sus habilidades básicas de búsqueda de información.- Manejar diversas técnicas de investigación bibliográfica para una búsqueda eficiente.- Desarrollar capacidades para que ellos mismos reconozcan sus necesidades de información.- Definir y delimitar el tema en cuestión yformular correctamente la demanda de información.- Realizar un óptimo uso de los servicios y recursos de la biblioteca, así como de la información. Competencias del formador o personal bibliotecario
  23. 23. Las competencias desde lo laboral, han sido definidas como lacombinación de las diferentes actitudes y aptitudes que las personas debentener para desempeñarse en un cargo determinado, pero con la condición deque no debe ser un proceso estático o terminado sino en constantemovimiento, cambio o perfeccionamiento de acuerdo con los requerimientosy las dinámicas que se tengan en la unidad de información. Es fundamentalprecisar que el cargo a su vez, debe responder al perfil que la biblioteca debetener claramente establecido, en cuanto a nivel educativo, experiencia,cursos realizados y actitudes. Para los procesos de formación de usuarios, se recomienda contarademás de bibliotecólogos, con un grupo interdisciplinario integrado porlicenciados en pedagogía o en educación, psicólogos, ingenieros desistemas, administradores, sociólogos, antropólogos, entre otros,especialmente se trata de impartir formación tendiente a la localización,selección y evaluación de información especializada. Usualmente cada una de las personas mencionadas anteriormentepuede cumplir roles diferentes como el diseño del programa, la planificación,la realización o la evaluación, partiendo siempre de que el bibliotecario, comocoordinador, debe estar familiarizado con el modelo pedagógico desde elcual se establecen los programas de formación y los métodos utilizados yposeer otra serie de competencias básicas como:A nivel aptitudinal: Conocimiento de técnicas y métodos del proceso enseñanza aprendizaje. Conocimiento de los procesos educativos, de los planes y programas de estudio de la universidad.
  24. 24. Conocimiento, manejo y dominio de las diferentes herramientas y medios tecnológicos que posee la biblioteca y pone a disposición de los usuarios, como de las fuentes para localizar y obtener información. Manejo de una segunda lengua Manejo de la comunicación para que sea clara, precisa y oportuna Dominio del tema o área del conocimiento desde la cual se está realizando la búsqueda de la información. Capacidad de planificar a corto, mediano y largo plazo Manejo de los métodos de investigación social Técnicas de documentación Manejo de técnicas grupales Dominio de los aspectos teleológicos (misión, visión, objetivos) tanto de de unidad de información como de la institución a la que ésta se encuentra adscrita, cuando sea el caso.A nivel actitudinal: Tener la capacidad de relacionarse directamente con los docentes y las actividades que desarrolla en el aula de clase o fuera de ella. Motivación e interés por la labor educativa. Manejo de las relaciones interpersonales. Creatividad para proponer nuevos temas, y metodologías. Habilidad para motivar y entusiasmar a los usuarios. Sensibilidad por las necesidades e intereses de la comunidad. Disposición para trabajar en equipo Cuando el personal no posee las competencias que se necesitan paradesarrollar el programa, debe mirarse la capacitación como una alternativade gran envergadura, puesto que la formación de los formadores, debe estarbasada en las condiciones específicas o entorno que rodea la institución encuanto a los servicios que ofrece la biblioteca a los usuarios, los recursos
  25. 25. físicos, humanos, técnicos y tecnológicos disponibles, entre otros; así comolas competencias y los conocimientos previos que poseen los futurosformadores de la unidad de información y su disposición y motivación paraafrontar este tipo de programas, tanto de forma presencial como virtual. Estacapacitación debe ser previa a la formación de los usuarios y hacersebasada en los siguientes valores: motivación del personal y servicio a lasociedad. El primer valor, se enfoca hacia la propia formación como factormotivante que propiciará un mejor ambiente de trabajo y una mejordisposición con las nuevas actividades. El segundo servicio a la sociedad serelaciona con la importancia de la formación del personal de la biblioteca ycómo sus beneficios repercutirán en una correcta formación de la sociedad ala que sirve, y a su vez, en el aumento de la utilización de los recursos de launidad de información. Se recomienda que una vez hecha la evaluación a partir de la situaciónactual y las necesidades de formación e información de los usuarios y lasnecesidades propias de la institución y estableciendo los objetivos paraseguir, se lleve a cabo la formación de formadores en dos etapas: la primeradenominada formación general, facilitará los valores antes mencionados,pues la motivación es fundamental para que todos los empleados se sientancomprometidos con el programa. La segunda etapa es la denominadaformación específica, dirigida estrictamente a quienes llevarán a cabo elprograma, los cuales deben seleccionarse una vez concluida la formación.
  26. 26. Planeación de los programas de formación de usuarios La formación de usuarios es una labor que debe planearse, puestoque es un proceso que involucra personas con una serie de necesidadesrelacionadas con la información y por eso es fundamental conocer susexperiencias y conocimientos al respecto, lo cual permitirá la búsqueda de latransformación continua de sus necesidades de información y por ende, enmuchas ocasiones, de la persona misma. Se recomienda, entonces, realizarestudios de usuarios, para analizar aspectos tales como el comportamientode éstos desde el momento en que hacen su ingreso a la biblioteca, lamanera cómo expresan su necesidad de información y cómo ejecutan labúsqueda de información.Se pretende que el usuario presente una actitudpositiva para aprovechar, tanto sus propios recursos mentales (que lepermitan autorregular el aprendizaje), como las herramientas tecnológicas.Por eso dentro del proceso de formación, el usuario debe ser preparado paramejorar las habilidades básicas y manejar las técnicas que le permitiránrealizar un proceso de búsqueda completo y acorde con sus carenciascognoscitivas. También se busca desarrollar capacidades para que
  27. 27. reconozca una necesidad de información, defina el tema y formulecorrectamente la demanda informativa. Se hace referencia entonces, a una formación práctica, pues elhombre busca una satisfacción de sus necesidades e intereses deinformación y formación, pero donde es fundamental que sepa reconocerlosy expresarlos, acto que se ejecuta con los aprendizajes obtenidos durante laformación como usuario libre y autónomo; es decir, logra formular unanecesidad objetiva de información. La educación y formación de usuarios incluye todo proyecto oprograma destinado a orientar e instruir a los usuarios actuales y potenciales,individual o colectivamente, con el objetivo de facilitar: a) el reconocimientode sus propias necesidades de información; b) la formulación de estasnecesidades; c) la utilización efectiva y eficaz de los servicios de información,así como d) la evaluación de estos servicios. Determinación y diseño de actividades de Formación de Usuarios De acuerdo con lo anterior, el proceso de formación requiere de unametodología propia para ofrecer un conjunto de actividades de aprendizajeque le exigen al formador, conocimientos pedagógicos relacionados con ladidáctica para lograr que el usuario desarrolle habilidades y competenciasque le permitan hacer uso de los servicios de una unidad de información yparticipar, de ser posible, en la evaluación y mejoramiento de estos. Sin embargo, ahondando y ampliando más el término, es importanteanotar que la función de la formación de usuarios no debe limitarse a unaplaneación desde el punto de vista de la unidad de información, sino que sevuelve fundamental ver qué tan importante es el programa para el usuario,
  28. 28. por ser éste en quien se está pensando y es desde él que se debe formularla formación. Si se tienen en cuenta estos aspectos, es posible lograr que elusuario alcance un aprendizaje significativo, puesto que un programa deformación en la biblioteca debe tener la intención de desarrollar su capacidadpara resolver problemas de tipo informativo con una actitud crítica, analítica yreflexiva para el manejo integral de la información, lo cual le exige que estéen condiciones de determinar qué información es relevante y pertinente eincorporar la información nueva en su estructura cognoscitiva de un modosignificativo.Existen algunos principios básicos en todo proyecto de FU que se propongatrabajar como contenido las fuentes de información. Entre ellos seencuentran:Flexibilidad de los contenidos:Estos deben actualizarse permanentemente. El Bibliotecario debecapacitarse en las TIC que salen al mercado a efectos de poder transmitirlosa sus usuarios.Interacción:La relación que se establece entre el bibliotecario/formador y elalumno/usuario, hace que éste participe del proceso de aprendizaje en formaactiva al comentar sus experiencias o presentar sus dudas, las cualespueden ser compartidas con el resto del grupo. El bibliotecario a partir de laobservación directa, diagnóstica el grado de conocimientos previos queposee el grupo y como resultado verá o no la necesidad de modificar laestrategia pedagógica de enseñanza para una futura sesión de formación.Contextualización:
  29. 29. Es importante aclarar a nuestros alumnos/usuarios que el uso de las fuentesde información depende la naturaleza de la investigación y por lo tanto de ladisciplina respectiva. Se espera que los alumnos comprendan lascaracterísticas y aplicabilidad de las diferentes fuentes, de esta manera ellossabrán cuándo y cómo utilizarlas, lográndose uno de los principalespropósitos: que los usuarios adquieran autonomía y decisión en sus propiasbúsquedas de información.La elaboración del programa:El programa como propuesta de aprendizaje, fundamentado en el marcoreferencial, específica las principales características del mismo en losdiferentes niveles establecidos, sus objetivos, contenidos y actividades adesarrollar, las relaciones transversales con las distintas asignaturas, losrecursos didácticos y las estrategias metodológicas y de evaluación aimplementar.Elaboración de la presentación general:Contiene la síntesis del marco referencial con las características queidentifican al programa, sus objetivos generales y específicos, y resumen delos contenidos que permita mostrar los temas a exponer, sus relaciones ysecuencia de desarrollo y estrategia didáctica general.Determinación de los objetivos:Los objetivos representan los resultados de aprendizaje esperados. Señalanel para qué y elPorqué de cada aprendizaje. Por lo tanto es necesario contarlos fundamentos de las teorías psicológicas y pedagógicas acerca de losestilos de aprendizaje y el aprendizaje significativo.Selección de los contenidos básicos
  30. 30. La selección de los contenidos o temas conforman un esquema donde seincluyen el conjunto de datos, informaciones, conceptos y procedimientosque los alumnos/usuarios adquirirán durante el desarrollo del programa. Lasdiferentes unidades temáticas que componen los contenidos del programadeben estar relacionadas y en una secuencia lógica, siguiendo elcronograma establecido en el diseño del programa. Algunos contenidospodrían ser: Conocer qué es lo que ofrece la biblioteca, los diferentes servicios y sus reglamentos Saber localizar la información en una biblioteca: el uso de catálogos Usar las fuentes de recuperación de información en forma adecuada: los índices, resúmenes, bases de datos, etc. tanto impresas como electrónicas Elaborar estrategias de búsqueda correctamente: el uso del álgebra booleana Evaluar la adecuación del documento con relación al tema de investigación. ,etc.Organización en unidades temáticas:Por medio de la selección de los objetivos y la organización de loscontenidos, el bibliotecario dispone de un esquema donde puede reconocer,observando las relaciones establecidas entre los mismo, sectores donde seagrupan diferentes temas.Selección del método
  31. 31. Se trata de determinar qué técnicas metodológicas se van a utilizar paradefinir las actividades de enseñanza-aprendizaje y los recursos necesariospara su desarrollo Usualmente la modalidad de enseñanza es la exposiciónoral de tipo expositiva dialogada. Otras, son actividades que se programenpermitiendo al usuario desarrollar comportamientos y adquiriendoconocimientos, habilidades y destrezas para aplicarlas en las diversassituaciones. También tenemos torbellinode ideas, Visitas guiadas, Talleres,Seminarios.Los Recursos:-Humanos: Bibliotecarios y auxiliares especializados, capacitados y formadospara este servicio.-Materiales: Material impreso, TICs. Etc. Proceso para elaborar Programas de Formación de UsuariosLa elaboración de cualquier experiencia o programa de formación debeseguir unproceso sistematizado que consta de nueve etapas:1. Definir el problema (uno que sea de formación).2. Identificar el entorno institucional.3. Determinar el perfil de necesidades de información y necesidades deformación del usuario meta (evaluación diagnóstica)4. Establecer los objetivos del programa.5. Elaborar los contenidos.6. Seleccionar el método, las técnicas y los materiales didácticos.7. Elaborar los materiales didácticos.8. Implantar el programa.9. Evaluar el programa (evaluacione formativa y sumativa).
  32. 32. Como se puede apreciar, existe una etapa específica que muestra laaplicación delos estudios de usuarios, la etapa 3 Determinar el perfil denecesidades de información y necesidades de formación del usuario meta, yprecede a la redacción de objetivos y contenidos y a la decisión de elegir talo cual método didáctico, es decir, esla base del programa. La determinación de dichos perfiles debe ser el resultado de estudiosde usuarioscon los cuales se hayan identificado las necesidades deinformación de los usuarios,así como su comportamiento durante labúsqueda y recuperación de información. Lamayoría de programas oexperiencias de formación de usuarios han sido diseñadossin haberrealizado estos estudios. Para qué se plantea un Programa de Formación de UsuariosUn programa de formación de usuarios se debe planear para: Ayudar a la biblioteca o a la institución a la cual se pertenece, a lograr sus objetivos y metas. Estar en una actitud permanente de cambio y de mejoramiento. Contar con una herramienta clara que muestra el derrotero para seguir, lo que contribuye a tener un ambiente más tranquilo; es decir con menos incertidumbres. Tener mayor claridad de los recursos que se requieren y para hacer un uso más racional de éstos. Lograr por parte de los bibliotecarios o empleados de la biblioteca un desempeño más eficaz. Recursos y materiales didácticos
  33. 33. Los materiales didácticos con sus recursos y sus medios, son aquéllosque facilitan o apoyan el proceso enseñanza-aprendizaje dentro del contextodel programa de formación de usuarios y a su vez estimulan los sentidos delos usuarios, lo cual les ayuda a acceder mas fácilmente a la información queestá siendo comunicada para la adquisición de habilidades y destrezas,como también a la formación de aptitudes y valores que lo acercan de unamanera mas positiva a la biblioteca y su recursos. En este sentido seconsidera que un material didáctico está constituido tanto por el soportecomo por el contenido que se va a impartir y por los aparatos o equipos quese requieren para emitirlo: una transparencia registra en contenido sobre losservicios de la biblioteca o las diferentes colecciones que se poseen y unproyector de acetatos es el aparato utilizado para emitir este contenido. Losmateriales didácticos deben estar integrados dentro del proceso de laformación como un elemento que en todo momento aporta valor y sentido,por lo tanto, deben concebirse y planearse de manera integral cuando seestablecen los objetivos, el contenido, la metodología, los métodos y lastécnicas por utilizar en los programas de formación de usuarios. En elproceso de planeación se recomienda además, realizar un inventario yanálisis de los recursos y medios que se posee en la biblioteca paradeterminar su relevancia; es decir, si son los apropiados o si se requiereadquirir un nuevo equipamiento.En un material didáctico se pueden distinguir dos aspectos:
  34. 34. Es importante insistir en que al momento de establecer tanto elaspecto intelectual como el aspecto mecánico de los medios didácticos,éstos deben ser acordes con las características de los usuarios: niveles deformación, su experiencia, necesidades y expectativas, para que realmenteacompañen el proceso enseñanza aprendizaje y no se conviertan en unobstáculo para alcanzar los objetivos establecidos. Es decir, que debenresultar naturales y fluidos en su uso por parte del formador o el usuario.A continuación se presentan algunas de las ventajas de los materialesdidácticos, cuando se utilizan correctamente en cualquier proceso deformación: Reducen las respuestas verbales sin significado porque proporcionan bases concretas para el pensamiento conceptual. Son de interés para los usuarios. Hacen que el aprendizaje sea más permanente. Ofrecen una experiencia real que estimula la actividad por parte del alumno (usuario). Contribuyen al aumento del significado de los temas abordados. Proporcionan experiencias que se obtienen a través de otros materiales y medios. Contribuyen a la eficiencia, profundidad y variedad del aprendizaje.Clasificación de los materiales didácticos Los materiales didácticos se pueden clasificar de acuerdo con elsoporte en que se presenten y el lenguaje o las formas de expresión queutilicen para comunicar el contenido o el mensaje establecido: lenguajeverbal o auditivo; lenguaje visual; lenguaje escrito y los que combinan varioslenguajes:
  35. 35. Profundizando un poco en las tendencias del uso de materialesdidácticos y de acuerdo con los resultados de las encuestas realizadas en lasbibliotecas de los países latinoamericanos, en las que el mayor porcentajecorresponde a los de tipo gráfico o impreso y electrónico o computacionales,se presentan a continuación algunas recomendaciones con respecto a éstosúltimos, aplicados a la formación de usuarios de la información entecnologías de la información, que se consideran importantes para el diseño,uso y optimización, en función de los usuarios y de la misma unidad deinformación. El diseño e implantación de tutoriales de autoinstrucción paraintroducir los servicios de la biblioteca y la enseñanza básica en el uso decatálogos y fuentes bibliográficas, y en general soportar los programas deformación de usuarios, está siendo abordado básicamente con dosherramientas o instrumentos interactivos como son la multimedia y laspáginas o sitios web:MultimediaEl desarrollo de una multimedia se justifica en la medida en que posea undiseño metodológico y operativo base, sirva de apoyo o soporte a otraaplicación computacional y realmente el usuario tenga una interactividaddirecta, y permita el desarrollo y ejercicio práctico de sus conocimientos yaprendizajes. Específicamente en la formación de usuarios, la multimedia se hautilizado con programas de autoinstrucción, precedida por los IAC(Instrucción Asistida por Computadora), que a través de imágenes y texto enmovimiento permiten la presentación de la información. La experiencia del diseño de estos programas en las bibliotecas de lospaíses latinoamericanos es aún incipiente, dadas las condiciones requeridas
  36. 36. en cuanto a tiempo, recurso humano, equipos de trabajo, software, hardwarey costos. Un buen ejemplo de un desarrollo en multimedia lo constituye eltutorial “Welcometothe University Libraries” de la Western MichiganUniversity, quienes hacen las siguientes sugerencias para proyectos futuros: Se debe elegir un proyecto pequeño y tener el tiempo suficiente para concluirlo. Tener presente que la multimedia sirve de apoyo a otro producto educativo o como parte integral de otra herramienta computacional. La multimedia debe ser seleccionada como “medio instruccional”, siempre y cuando se adapte al tipo de instrucción que se desea ofrecer Conformar un equipo interdisciplinario de trabajo con diseñadores gráficos, programadores, analistas y expertos en el tema, entre otros. El contenido debe planearse muy bien antes de iniciar la programación Al iniciar el proyecto se deben determinar los períodos de evaluación del tutorial y cumplirlos al máximo. De ser posible, se debe seleccionar un software y hardware conocido o familiar para las personas que participarán en el proyecto, con los requerimientos necesarios de capacidad y velocidad para este tipo de trabajos. Desde un principio hacer las pruebas básicas que permitan garantizar el buen desarrollo del proyecto. Implementar niveles de seguridad para los diferentes públicos.Páginas webLos usuarios poco a poco se van acostumbrado a trabajar en entornosvirtuales y demandan nuevas estrategias de difusión y acceso a lainformación de manera rápida y eficaz, lo que constituye para las bibliotecasla oportunidad de poner a disposición sus fondos bibliográficos, establecerconexiones con otras unidades de información y lo más importante, formar al
  37. 37. usuario en el uso de los recursos y propiciar la generación de nuevoconocimiento. En función de la formación de usuarios las bibliotecas tienen unadoble función: “por una parte, asistir y preparar a los usuarios a saberlocalizar y aprovechar la información que precisan; por otra, suministrarleslas herramientas más apropiadas para recopilar, apreciar, y aprovecharaquellos recursos que les son rentables para sus actividades y necesidadesparticulares”. Por lo tanto, la formación de los usuarios, a través de las páginas Webobedece a dos funciones fundamentales: “por un lado, dispondrá en la sedeWeb de la biblioteca aquellos recursos y utilidades precisos para guiar,orientar e informar eficientemente al usuario para navegar por la bibliotecavirtual; por otro lado, facilitará aquellos servicios y procedimientos deinstrucción y asistencia bibliotecaria para hacer un uso más adecuado de lainformación disponible en el universo Internet”. Un buen diseño de páginas web en función de la formación de losusuarios, es fundamental para el éxito de los programas en cada una de lasbibliotecas. La formación en entornos virtuales, no reemplaza a la formaciónpresencial, sino que por el contrario se complementan. Aspectos importantespara ello, son: la definición clara de los objetivos y la motivación de losusuarios vinculando sus aprendizajes con sus necesidades de información yformación, desde dos enfoques: el de contenido formativo y el de requisitosformales de presentación, compartiendo lo expuesto por Marta de la ManoGonzález y Manuela Moro Cabero , y otros autores consultados:
  38. 38. Técnicas empleadas para la Formación
  39. 39. BIBLIOGRAFIACentro de Investigaciones en Ciencia de la Información.Evolución y tendencias de la formación de usuarios en un contexto latinoamericano, junio, 2005. Disponible:www.bibliotecología.udea.edu.co/formausuarios/parte2/1 .htm. [Consulta: 2011, octubre 21].Centro de Investigaciones en Ciencia de la Información.Evolución y tendencias de la formación de usuarios en un contexto latinoamericano, junio, 2005. Disponible:www.bibliotecología.udea.edu.co/formausuarios/parte2/3 22.htm. [Consulta: 2011, octubre 21].Centro de Investigaciones en Ciencia de la Información.Evolución y tendencias de la formación de usuarios en un contexto latinoamericano, junio, 2005. Disponible:www.bibliotecología.udea.edu.co/formausuarios/parte2/3 53.htm. [Consulta: 2011, octubre 21].Centro de Investigaciones en Ciencia de la Información.Evolución y tendencias de la formación de usuarios en un contexto latinoamericano, junio, 2005. Disponible:www.bibliotecología.udea.edu.co/formausuarios/parte2/3 6.htm.[Consulta: 2011, octubre 21].
  40. 40. Centro de Investigaciones en Ciencia de la Información.Evolución y tendencias de la formación de usuarios en un contexto latinoamericano, junio, 2005. Disponible:www.bibliotecología.udea.edu.co/formausuarios/parte1/1 31.htm.[Consulta: 2011, octubre 21].Formación de Usuarios, noviembre, 2009. Disponible: www.bibliotecaciejunin.blogspot.com/2009/11/formación-de- usuarios_19.html[Consulta: 2011, octubre 21].Hernández S. P. La relación entre los Estudios de Usuarios y la Formación de Usuarios de la Información. Disponible: www.ucm.es/BUCM/revistas/byd/11321873/articulos/RGIDO7072201 03A.PDF[Consulta: 2011, octubre 21].
  41. 41. CONCLUSION El Servicio de Formación de Usuario, tiene como objetivo informar yformar a los usuarios para una adecuada utilización de los principalesrecursos informativos con los que cuenta un Centro de Información. Para cumplir este objetivo el Servicio de Formación de Usuarios debeofrecer una serie de actividades formativas adaptadas a distintos niveles deespecialización. La formación de usuarios debe ocupar un espacio importante dentrode las actividades que se planifiquen y se leven a cabo en un Centro deInformación. Y debe ser así porque esta formación puede contribuir a ayudara que los usuarios del centro sean capaces de obtener información decalidad, a que sean autónomos en un mundo rico en información y en unentorno en constante evolución, en una sociedad en la que la recogida,selección, recuperación y transmisión de información deben constituiraprendizajes imprescindibles en los que el usuario cuente con estrategiaspara desarrollar sus capacidades por sí mismo. Consecuentemente, laformación de usuarios debe contribuir a que los usuarios afronten congarantías el reto de aprender durante toda su vida.

×