La disciplina en la escuela

394 visualizaciones

Publicado el

Esta es una presentación sobre la disciplina en la escuela y algunas estrategias que se pueden utilizar para mejorarlas.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
394
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
92
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La disciplina en la escuela

  1. 1. LA DISCIPLINA EN LA ESCUELA Se entiende por disciplina escolar la obligación que tienen los maestros y losalumnos de seguir un código de conducta conocido por lo general como reglamento escolar.
  2. 2. "UN AULA PACIFICA PARA UNA CULTURA DE PAZ" Algunos consejos muy útiles para mejorar el comportamiento de los alumnos."Los jóvenes de hoy en día solo quieren la comodidad. No tienen maneras, ni respeto por la autoridad o por los mayores...ya ni siquiera se levantan cuando un anciano entra en la habitación. Contradicen a los padres, dicen improperios en la mesa y son tiranos con los maestros..." A pesar de lo actual que pueda parecer, el comentario anterior no pertenece a ningún profesor o padre del siglo XXI. Fue atribuido a Sócrates por Platón.
  3. 3. ESTRATEGIAS PARA MEJORAR EL COMPORTAMIENTO DE UN ALUMNOAl comenzar la lección, no quedarse parado detrás del escritorio. Hay que tomar control desde un principio, desde que entran por la puerta, tal vez dándoles la bienvenida o saludándoles amablemente.Se debe ser un actor en la clase. El maestro no puede hablar tal y como lo haría en un bar con amigos.Evitar la confrontación. Lo mejor es entregar el mensaje al alumno ("haz esto", "siéntate"...), dar la vuelta y seguir con nuestro trabajo. No hay que acosar al estudiante.No dejar que el niño imponga su propio ritmo de la clase. El maestro no tiene que esperar al alumno, sino al contrario. Mejor usar un "siéntate, gracias" que un "siéntate, por favor".Mejor hablar que gritar. Si el maestro grita demasiado lo único que conseguirá es que los alumnos se acostumbren a eso y que el propio profesional pierda la voz.Ser constante y perseguir cualquier comportamiento que quebrante las normas. Tampoco hay que amenazar con un castigo si el mismo no se va a cumplir.Pedir ayuda a un colega siempre que sea necesario. Existe una tendencia a creer, equivocadamente, que el apoyarse en otro docente muestra síntomas de debilidad.No perder el sentido del humor. Algunas veces el humor permite quitar tensión y ver las situaciones problemáticas desde otra perspectiva.No tomar el mal comportamiento (insultos, por ejemplo) como algo personal. Tampoco hay que ser sarcástico ni irónico, especialmente con los alumnos de primaria. La orden debe de ser clara y directa.

×