Centro regional de educación normal
“Dr. Gonzalo Aguirres Beltrán”
Tuxpan, ver.
Licenciatura en Educación preescolar 1”A”
...
Oliver Reboul
La ideología es un código específico. Una ideología determina no solo nuestra manera
de hablar, sino también el sentido de...
Pensamiento al servicio del poder: el poder de que se trata es colectivo, es el que
ejerce un grupo social sobre otro, com...
CAPITULO 2: ¿QUIÉN HABLA?
La mano tendida se le llamo a la época sorprendente en que un comunismo anticristiano
se oponía ...
IV RETORICA
POESIA PURA, POESIA PARA…
Se describe a la función poetica del lenguaje como el hecho en que los significantes...
CÓDIGO Y COMPETENCIA
Para una ideología, confiscar la palabra es necesario, pero no suficiente.
Se sabe que toda comunicac...
Der Hitlerjunge Quex fue escrito y publicado por Karl Aloys Schenzinger en 1932, y se
convirtió en unos de los cásicos de ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

LENGUAJE E IDEOLOGÍA

994 visualizaciones

Publicado el

.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
994
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
5
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

LENGUAJE E IDEOLOGÍA

  1. 1. Centro regional de educación normal “Dr. Gonzalo Aguirres Beltrán” Tuxpan, ver. Licenciatura en Educación preescolar 1”A” Materia: Prácticas sociales del lenguaje Docente: Bertha Elvira de la Rosa Márquez Alumna: Citlalli Juárez Fernández Virginia Gpe. Estambuli Gutiérrez Jaqueline del Ángel Mendo Zulema Ortiz Licona Laila Yemile Lugo Ali Daniela del Carmen Abarca Valdez Grado: 2° “A”
  2. 2. Oliver Reboul
  3. 3. La ideología es un código específico. Una ideología determina no solo nuestra manera de hablar, sino también el sentido de nuestra palabra. Términos como “libertad”, “fascismo”, “democracia” varían su significación según la ideología de quienes los pronuncian. Los significantes más usuales, como “yo”, “nosotros”, “tener” pueden igualmente variar de significación según el contexto. Dice que la misma palabra ideología forma parte también de lenguaje ideológico, en el sentido de que está cargada de connotaciones y apuntes a realidades muy diferentes según el punto de vista de quien la utilice. Este término fue creado por el filoso Destutt de Tracy en una memoria presentada al instituto en 1796, y pronto conoció el éxito. Ideología significaba entonces una ciencia; más exactamente, el análisis científico de la facultad de pensar, se oponía a “metafísica” y a “psicología”. Dice que le primer en darle al termino una connotación desdeñosa fue Napoleón. El veía en los “ideólogos” a doctrinarios abstractos, nebulosos, idealistas y peligrosos, por causa de su desconocimiento de los problemas concretos. Marx mismo emplea el término en un sentido despectivo, que no se diferencia casi del de Napoleón. Nos muestra cinco rasgos de la ideología: Pensamiento partidista: por el hecho de pertenecer a una comunidad limitada, es parcial en sus afirmaciones y polémicas frente a las otras. Pensamiento colectivo: esto es lo que la distingue de la opinión o de la creencia, que puede ser individuales. Pensamiento disimulador: no solo tiene que enmascarar los hechos que la contradicen, o quitarle la razón a las buenas razones de sus adversarios, sino que también, y sobre todo, debe ocultar su propia naturaleza. Pensamiento racional: es necesario tomar en serio esta pretensión, pues es ella, precisamente, la que distingue la ideología del mito, del dogma, de toda creencia religiosa o tradicional.
  4. 4. Pensamiento al servicio del poder: el poder de que se trata es colectivo, es el que ejerce un grupo social sobre otro, como se ve muy bien en las experiencias ideológicas de clase, ideologías racistas, nacionalistas etc. Si Jakobson tiene razón, dicha teoría tenía que aplicarse en todos los discurso y también al ideológico. El postulo que este último no tiene una función específica, sino una manera específica de cumplir las seis funciones. Se sirve de ellas para justificar un poder. La teoría de Jakobson dice que es refería a dos únicos puntos: que son “aquí” y “ahora” un individuo le comunica algo a otro. Pero su discurso ideológico es hecho en un plano más social. En cuanto al marxismo, toma como preferencia sus metáforas de la dinámica y de la química. Los discursos de Jakobson son tipos que raramente existen en estado puro. La función aparente de un mensaje puede no corresponder una función real. Todos los efectos postulados en este libro construyen una interferencia de funciones La ideología no dice jamás la razón verdadera de lo que dice. Estos dos postulados nos expresan de una manera un poco más técnica una actitud más fundamental. (Si hay discursos ideológicos, es porque no todos los discursos son ideológicos.) Los discursos ideológicos no pueden ser solamente incitativos. Un poder fuertemente jerarquizado como el ejército casi no tiene necesidad. El referente no es el mundo tal como es en sí mismo. Muchas de las veces el discurso ideológico crea literalmente su referente. Muchos otros ejemplos nos muestran que el discurso ideológico es realista. Crea toda clase de conceptos, que toma basándose en realidades. La ideología no es solamente la idea de mi adversario, es lo que hace que yo no tenga más que un adversario. En primer lugar, lo presupuesto resulta más persuasivo que si estuviera expresamente manifestado. Los discursos ideológicos crean no solamente cosas, si no también causas, lazos explicativos entre los acontecimientos. El conflicto entre ideologías par por las palabras. Se puede ver cuando aplicamos a los dos polos de una oposición real dos parejas de términos diferentes.
  5. 5. CAPITULO 2: ¿QUIÉN HABLA? La mano tendida se le llamo a la época sorprendente en que un comunismo anticristiano se oponía al catolicismo. A mi parecer lo que es ideológico en el llamado de THOREZ no es tanto su contenido como la forma de su enunciación. “nosotros” es evidentemente el partido comunista; “te” es una sinécdoque para designar al conjunto de los trabajadores católicos. “Tendemos la mano” esta introducida por los dos pronombres que no están en el mismo plano: el llamado no es de “nosotros” a “ustedes” ni de “mi” a “ti” si no de “nosotros” a “ti”. Dicho esto se sabe que se dirige no al catolicismo como iglesia si no a los trabajadores católicos. El texto es retorico, una retorica seductora. En primer lugar por recurrir al lenguaje del otro: “hermano” en lugar de “camarada”, redundancias como: “nosotros mismos” etc. CAPITULO 3: DISCURSO DEL PODER Y PODER DE DISCURSO Este capítulo habla sobre los constativos y performativos. Dice que un enunciado constativo es cuando se refiere a un hecho independiente de el por ejemplo “el promete venir”, y el performativo cuando constituye por sí mismo una acción “yo ordeno” “yo pido perdón”. Por otra parte está el performativo puro y es la expresión de un poder que ya se posee. Hay diferentes tipos de actos verbales: Locutorio: Es el hecho de hablar o escribir con toda la actividad psicológica que lo acompaña por ejemplo buscar las palabras y combinar ideas. Ilocutorio: Es lo que hace al hablar por el hecho mismo de que se haba: se informa se promete y se ordena. Perlocutorio: Es el afecto que produce mi palabra sobre otro. Por ejemplo puede ser involuntario como el error verbal pero también puede corresponder al objetivo de locutor: prometo para tranquilizar o para engañar. CAPITULO 4 RETÓRICA Se ha podido describir la función poética del lenguaje como el hecho en que los significantes toman un valor por sí mismos. El lenguaje pierde su transparencia y adquiere la existencia opaca de una cosa. Llevando al extremo el discurso poético a través de procedimientos que son posibles de catalogar. La rima y la razón se trata de un caso en particular del juego de palabras, la repetición de la silaba o paronomasia.
  6. 6. IV RETORICA POESIA PURA, POESIA PARA… Se describe a la función poetica del lenguaje como el hecho en que los significantes toman un valor por si mismos, ya sea pos su musica propia, o por las imágenes que sugieren. En ese entonces el lenguaje pierde su transparencia y adquiere la existencia opaca de una cosa, llevando al extremo el discurso poetico que dice que no significa ya nada que no sea el mismo, que se convierta en musica. La retorica nos es mas que la puesta en practica de la funcion poetica a traves de procemdimientos, las figuras que on posibles de catalogar. La ideologia retoma la funcion primordial de la retorica que es la de persuadir y que trata de persuadir en la misma medida que no puede probar. Unicamente la primera funcion no es en verdad separable de las dos siguientes. La ideologia no puede adocrinar sin recurrir a una cierta pedagogía y por otra parte el adocrinamiento durarero al reves de la simple propaganda supone una cierta modificación de la lengua. LAS FIGURAS… La figura implica a la vez el desplazamiento y la conciencia del desplazamiento. Una metafora no hace mas que introducir otro sentido y crea una tension entre los dos sentidos, que son el literal y el figurado. La ironia no consiste en solo decir lo contrario de lo que se quiere decir, sino tambien en hacer sentir el desplazamiento entre los dos sentidos lo que constituye presisamente el ridiculo. La consiensia del desplazamiento susita una tension en la que reside sin duda la eficasia de la retorica. El punto esencial es ver como la ideologia infiere un sentido nuevo en la nosion de desplazamiento. Los juegos de pensamiento que cambian la relacion de un enunciado con su referente, como es el caso de la ironia.
  7. 7. CÓDIGO Y COMPETENCIA Para una ideología, confiscar la palabra es necesario, pero no suficiente. Se sabe que toda comunicación implica un código, que debe ser común al emisor y al receptor para que el mensaje opere. El inglés, por ejemplo, es un código del que es preciso conocer las reglas para poder comprender o emitir un mensaje en inglés. Una ideología tiene, pues, una función metalingüística, puesto que modifica el código de la lengua. Pero esta función puede tomar dos aspectos diferentes. La designación: Toda ideología es proclive a crear palabras o sintagmas tendientes a designar realidades desconocidas hasta entonces, o al menos conocidas insuficientemente. Se notará la preferencia por las palabras en “ion”, como “concientización”, o en “ismo”, como “desviacionismo”. La creación léxica es raramente ex nihilo; más bien parte de palabras conocidas (“conciencia”) y le agrega un prefijo o sufijo (“…tización”). De igual modo la creación de sintagmas opera a partir de palabras conocidas; y procede según el genio propio de cada lengua. La mutación semántica: Una ideología puede retomar por su cuenta lso términos usuales, pero asignándoles un sentido que sale de lo común. Se advertirá que casi siempre el liberal emplea la palabra “libertad” en singular: es que para él la libertad no se divide. En cambio los comunistas, la emplean casi siempre en plural; “las libertades”, pues se trata de relaciones concretas Como la lengua misma, los códigos ideológicos evolucionan. Integración e impugnación: El código asume dos funciones distintas y en apariencia opuestas: 1.- Una función de integración, que se vincula de hecho con la función expresiva. La función de integración es la vez educativa y represiva 2.- Una función de impugnación, totalmente opuesta en apariencia a la primera La competencia y sus límites: La competencia es la aptitud de fomentar y comprender, a partir de un número muy restringido de reglas, una infinidad de clases nuevas, gramaticalmente correctas; de descubrir las que son ambiguas o vacías de sentido; de subrayar las que son sinónimas. La competencia es la aplicación inconsciente de las reglas de la “gramática generativa”.
  8. 8. Der Hitlerjunge Quex fue escrito y publicado por Karl Aloys Schenzinger en 1932, y se convirtió en unos de los cásicos de la juventud hitleriana. ¡Si existe algún relato ideológico, es sin duda esta novela! El protagonista, Heini Voelker e sun muchacho de 15 años, hijo de un desocupado que vive en el barrio popular de Moabit, en Berlin. En este periodo de crisis, de miseria y de perturbaciones Heini es reclutado, un poco a su pesar, por Stoppel, jefe de las juventudes comunistas del barrio. Pero en realidad es la juventud hitleriana la que lo trae enterado de que Stoppel prepara un ataque armado contra un local de la JH, Heini le advierte que él va a prevenir a los hitlerianos; Stoppel lo regaña, pero sin tomarlo en serio. Heini cumple su amenaza, y los agresores rojos son recibidos por SA armados que le infligen “grandes pérdidas”. Los jóvenes hitlerianos que desconfiaban en ese momento de Heini, lo tomaban desde entonces a su cargo, lo protegen y lo conviertes en una especie de correo del movimiento. El libro tiene muchos aspectos inesperados. Su autor no es un propagandista, sino un novelista de talento. Lo que caracteriza al texto es la insistencia en la potencia de los “hombres” opuesta a la de las maquinas, es su poder de convicción con referencia al principio stanilista: “el hombre, el capital más preciso y por otra parte impresiona su lógica: partiendo de una dicotomía rigurosa entre el “mundo-capitalista” y “el país del socialismo triunfante”. El discurso se compone de frases que puedan tener un sentido fuera de ese discurso. La frase hecha de palabras que no tiene sentid sin ellas y la palabra es de fonemas que no tienen sentido alguno.

×