Enséñame a sentirte Padre
Queridos hermanos y hermanas: después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me
han...
mucho. Nos imaginamos a Dios con barba blanca larga sentado detrás de un escritorio pensando
en que castigo darnos. Muchas...
4, 19) Dios nos amó primero. Ustedes no me escogieron a mí sino yo los escogí a ustedes.
(Jn. 15, 16)
Posiblemente nadie n...
aun yo siendo infiel contigo, tu fidelidad, siempre es, en mi vida. Gracias Señor por tu amor,
amén.
¡Hermano Dios te ama ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Dios te ama!!!

742 visualizaciones

Publicado el

Espero les sea de bendición!!

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
742
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Dios te ama!!!

  1. 1. Enséñame a sentirte Padre Queridos hermanos y hermanas: después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor. Me consuela el hecho de que el Señor sabe trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes, y sobre todo me encomiendo a vuestras oraciones. En la alegría del Señor resucitado, confiando en su ayuda continua, sigamos adelante. El Señor nos ayudará y María, su santísima Madre, estará a nuestro lado. ¡Gracias! Primeras palabras que pronunció el Papa Benedicto XVI desde el balcón central de la Basílica Vaticana el martes 19 de abril de 2005. Siempre que llega en nuevo líder siempre se espera, lo primero en todo. Las primeras palabras, sus primeras decisiones, sus primeros días en el puesto, los primeros escritos etc. Imagínese, el nuevo Papa después de 26 años con el mismo, Juan Pablo II. Todos especulaban sobre cuál sería el primero escrito del Papa Benedicto XVI. Estaban seguros que sería un tema teológico muy profundo. El Papa Benedicto XVI había sido la mano derecha del Papa Juan Pablo II, y tenía muchos estudios y escritos teológicos. Incluso fue el que, por encargo del Papa Juan Pablo II, presidió los trabajos del Nuevo Catecismo Católico. Así que de seguro que su primera encíclica, como Papa, sería una obra maestra. El 25 de diciembre de 2005 sale la primera encíclica del Papa Benedicto XVI, todos quedaron atónitos. En vez de escribir sobre los dogmas, doctrinas, Eclesiología o algún escrito sobre los misterios de la fe. Nos sorprendió hablándonos del Amor de Dios "Deus caritas est" (Dios es amor). Tan sencillo como el primer paso del Kerygma. ¡Pero claro! Dios es amor. Hoy en día, más que nunca el mundo tiene que saber que DIOS ES AMOR. A veces no podemos sentir el Amor de Dios en nuestras vidas. Se nos hace difícil aceptar que Dios nos ame. Escuchamos las palabras, ¡Dios te ama! Pero realmente no lo sentimos. ¡Dios te ama! Pero me siento solo. ¡Dios te ama! Pero me siento triste aunque esté rodeado por muchas personas. Cuando nos hablan de Dios nos imaginamos a una persona seria y que le gusta castigar
  2. 2. mucho. Nos imaginamos a Dios con barba blanca larga sentado detrás de un escritorio pensando en que castigo darnos. Muchas veces a causa de nuestros padres biológicos, no podemos imaginarnos a un Dios Padre lleno de amor. Porque nuestros padres biológicos quizás nunca nos demostraron que nos amaban y fueron padres severos. Mas sin embargo es importante que sepamos que aunque no sintamos el amor de Dios; Él nos dice en; Isaías 54:10 Aunque se aparten las montañas y vacilen las colinas, mi amor no se apartará de ti, mi alianza de paz no vacilará, dice el Señor, que se compadeció de ti. Qué lindo es saber que aunque nosotros no sintamos el amor del Dios en nuestras vidas, eso no significa que Dios no nos ame, como sus hijos, al contrario. Dios nos ama, Dios me ama, mi hermano en Cristo Jesús ¡Dios te ama! ¡Sí! Así como escuchaste. ¡Dios te ama! Dios te ama tal como eres. Gordo, flaco, alto, pequeño, rubio, con pelo sin pelo. Dios te ama no por tu apariencia, sino simplemente porque Él es amor y Él no se puede negar a si mismo. Aunque no lo sientas, aunque no lo entiendas, Dios te ama. Ahora la pregunta sería ¿Por qué no puedo experimentar el amor de Dios en mi vida? ¿Por qué no lo siento? Posiblemente porque no te has dado la oportunidad de sentirlo. El amor de Dios es para todo el mundo y si tú no le permites a Dios que toque tu vida, Él no lo va a ser, porque Él es todo un caballero. Mis hermanos yo soy testigo del amor de Dios. Yo doy fe de que sí existe un Dios bueno. Y un Padre amoroso. Quizás no has experimentado el amor de Dios por una mala experiencia con tu padre biológico. Quizás tu padre nunca te ha dicho que te ama pero en estos momentos Dios te dice: con amor eterno y gratuito te he amado, (Jr. 31, 3) Quizás tu padre te negó como hijo pero en estos momentos Dios te dice; No temas porque yo te rescatado, te he llamado por tu nombre, tú eres mío! (Is. 43) Quizás tu padre es o fue una persona de un carácter fuerte y no te demuestra o te demostró cariño ni amor; pero Dios te dice en estos momentos. Cual la ternura de un padre para con sus hijos, así de tierno es Yahveh para quienes le buscan. (Sal. 103,13) Quizás tu padre se olvidó de ti o de una fecha en especial pero Dios te dice, en estos momentos, yo no te olvidare, mira como te tengo grabado en la palma de mis manos, siempre te tengo presente. (Is. 49, 16) Nosotros amamos porque Él nos amó primero (1Jn
  3. 3. 4, 19) Dios nos amó primero. Ustedes no me escogieron a mí sino yo los escogí a ustedes. (Jn. 15, 16) Posiblemente nadie nunca te lo han dicho. PUES AHORA TE LO DIGO YO ¡DIOS TE AMA! Sí, Dios te ama, no son puras palabras, no se trata de filosofía o teología, se trata de una realidad. No tienes que ir a una universidad y estudiar muchos años para sentirlo. No tienes que aprenderte la Biblia desde Génesis a Apocalipsis (aunque no vendría nada mal) No tienes que saber oraciones extraordinarias, lo único que tienes que hacer es abrirle las puertas de tu corazón e invítalo a pasar. (Ap. 3, 20) Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él conmigo. Tienes que abrirle la puerta. Él no se va a forzar en tu vida. Él es todo un caballero. ¿Todavía no sientes el amor de Dios en tu vida? Pudiera ser que tu papá fue un buen padre pero lamentablemente el Señor se lo llevó y eso tú no se lo has perdonado a Dios y por eso tú no has podido experimentar el amor de Dios. Por que sientes que Dios te falló. Ese sentimiento no te deja experimentar el amor más maravilloso del mundo. El amor del Padre por excelencia. El amor de Dios. Te invito a que le des una oportunidad a Dios en tu vida. Permítele la entrada a tu corazón. Invítalo a pasar. Hermano mío, yo te quiero invitar a hacer una oración conmigo. En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo amén Padre, he escuchado mucho sobre ti. Me han hablado maravillas sobre ti. Que eres bueno, amoroso, misericordioso y que me amas tal y como yo soy. Nunca te he sentido en mi vida y en estos momentos lo que más deseo en mi vida es, poder experimentar tu amor, ese amor del que tanto me hablan, del que tanto he escuchado pero que nunca lo he experimentado. Padre celestial en el nombre, poderoso, de tu hijo amado Jesús, te pido que brote de tu corazón amantísimo, el Espíritu Santo. Y que en estos momentos yo pueda experimentar tu amor en mi vida. Ya no quiero escuchar más que Tú me amas, no quiero leer más de que Dios es amor, ¡YO QUIERO EXPERIMENTARLO EN MI VIDA AHORA! Espíritu Santo entra en mi corazón y a través del amor del Padre sana mis heridas. Sí, mis heridas de rechazo y falta de amor. Mis heridas de soledad. Sáname a través de tu amor. Señor quiero sentirte cerca de mí. Yo no me quiero sentir solo y abandonado. Señor ya no quiero andar de espaldas a ti. Señor lo intentado todo y todavía me siento vacío. Solo Tú puedes llenar ese vacío, solo Tú Señor. Gracias Señor porque yo sé que Tú siempre me escuchas y me respondes, pues sé, que tu amor es infinito. Que
  4. 4. aun yo siendo infiel contigo, tu fidelidad, siempre es, en mi vida. Gracias Señor por tu amor, amén. ¡Hermano Dios te ama que no se te olvide NUNCA! Dios te bendiga. Moisés Ríos JR, Renovación Carismática Católica, Diócesis de Mayagüez.

×