Buen vivir concepto
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Buen vivir concepto

on

  • 8,894 reproducciones

buen trato para todos

buen trato para todos

Estadísticas

reproducciones

reproducciones totales
8,894
reproducciones en SlideShare
8,884
reproducciones incrustadas
10

Actions

Me gusta
0
Descargas
20
Comentarios
1

5 insertados 10

http://ar-mg6.mail.yahoo.com 4
http://wm2.fibertel.com.ar 2
http://ar-mg5.mail.yahoo.com 2
http://ar-mg4.mail.yahoo.com 1
http://e1-mg4.mail.yahoo.com 1

Accesibilidad

Categorias

Detalles de carga

Uploaded via as Microsoft Word

Derechos de uso

© Todos los derechos reservados

Report content

Marcada como inapropiada Marcar como inapropiada
Marcar como inapropiada

Seleccione la razón para marcar esta presentación como inapropiada.

Cancelar
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
  • mmmmm
    Are you sure you want to
    Tu mensaje aparecerá aquí
    Processing...
Publicar comentario
Edite su comentario

Buen vivir concepto Buen vivir concepto Document Transcript

  • Las comunidades indígenas del Abya Yala o América defienden el concepto de elbuen vivir, en oposición al “vivir mejor”, como un modelo de vida o de desarrollomás justo, más sostenible o sustentable, más ecológico. Se abre con especial fuerzaen América Latina, hasta el punto que, recientemente, Ecuador y Bolivia han incluido elbuen vivir en sus respectivas constituciones como el objetivo social a ser perseguido porel Estado y por toda la sociedad.En oposición al vivir mejor occidental, al siempre vivir mejor de la lógica neoliberal, elbuen vivir propone un modelo de vida mucho más justo para todos. Para que unos pocosvivan mejor, que es lo que sucede ahora en el Primer Mundo, para asegurar esasdesmedidas demandas de consumo y despilfarro, tiene que existir un Tercer Mundo queprovea de materias primas y mano de obra baratas. Muchos, en definitiva, tienen que“vivir mal” para que unos pocos “vivan bien”.El buen vivir es, en cambio, muchísimo más equitativo. En vez de propugnarelcrecimiento contínuo, busca lograr un sistema que esté en equilibrio. En lugar deatenerse casi exclusivamente en datos referentes al Producto Interior Bruto u otrosindicadores económicos, el buen vivir se guía por conseguir y asegurar los mínimosindispensables, lo suficiente, para que la población pueda llevar una vida simple ymodesta, pero digna y feliz.A destacar que el buen vivir no puede concebirse sin la comunidad. Justamente, el buenvivir irrumpe para contradecir la lógica capitalista, su individualismo inherente, lamonetarización de la vida en todas sus esferas, su deshumanización. Aunque suescenario de puesta en práctica ideal sea el campo, dónde la articulación política del buenvivir en modestas pero felices comunidades soberanas y autosuficientes resulta mássencillo, también existen intentos de llevar el buen vivir en las ciudades, con asambleasde barrio, búsqueda de espacios comunes de socialización, huertos urbanos, bancos detiempo, cooperativas de consumo, etc.Finalmente, hay que comentar que el buen vivir reivindica el equilibrio con la MadreTierra y los saberes ancestrales de los pueblos indígenas para con ella. Nacido delconocimiento de la profunda conexión e interdependencia que tenemos con lanaturaleza, el buen vivir y su apuesta por un desarrollo a pequeña escala,sostenibley sustentable, nos parece una solución no sólo positiva sino necesariaparagarantizar una vida digna para todos a la vez que la supervivencia del planeta. Eneste sentido, nos parece que existen muchas similitudes con el movimiento por eldecrecimiento.Qué se entiende por el “buen vivir”?Las comunidades indígenas de América defienden el conceptode el “buen vivir”, enoposición al “vivir mejor”,un modelo de vida o de desarrollo más justo,más sostenible o sustentable, más ecológico. Este concepto se abre con especial fuerza
  • en América Latina, hasta el punto que, recientemente, Ecuador y Bolivia han incluido elbuen vivir en sus respectivas constituciones como el objetivo social a ser perseguido porel Estado y por toda la sociedad.En oposición al vivir mejor occidental, al siempre vivir mejor de la lógica neoliberal, dondemuchos en definitiva tienen que vivir mal para que unos pocos vivan bien; el «vivir mejor»supone una ética del progreso ilimitado y nos incita a una competición con los otros, paracrear más y más condiciones para «vivir mejor». Sin embargo, para que algunos puedan«vivir mejor» millones y millones tienen y han tenido que «vivir mal». Es la contradiccióncapitalista.El buen vivir propone un modelo de vida mucho más justo para todos; el buen vivir esmucho más equitativo. En vez de propugnar el crecimiento continuo, busca lograr unsistema que esté en equilibrio. En lugar de atenerse casi exclusivamente en datosreferentes al producto interno bruto u otros indicadores económicos, el buen vivir se guíapor conseguir y asegurar los mínimos indispensables, lo suficiente, para que la poblaciónpueda llevar una vida simple y modesta, pero digna y feliz.El «buen vivir» apunta a una ética de lo suficiente para toda la comunidad, y no solamentepara el individuo. El «buen vivir» supone una visión holística e integradora del serhumano, inmerso en la gran comunidad terrenal, que incluye además de al ser humano, alaire, el agua, los suelos, las montañas, los árboles y los animales; es estar en profundacomunión con la Pachamama (Tierra), con las energías del Universo, y con Dios.La preocupación central no es acumular. El «buen vivir» nos invita a no consumir más delo que el ecosistema puede soportar, a evitar la producción de residuos que no podemosabsorber con seguridad y nos incita a reutilizar y reciclar todo lo que hemos usado. Enesta época de búsqueda de nuevos caminos para la humanidad la idea del «buen vivir»tiene mucho que enseñarnos.El Buen Vivir, principio de la disciplina indígena en la zona andina, es un concepto queestuvo en el debate en la Asamblea Constituyente y posteriormente fue incorporado en laConstitución política del Estado. Originalmente significa una forma de vida donde hay unequilibrio entre los hombres, entre las comunidades, y entre los seres humanos y lanaturaleza. Estas definiciones implican rebasar el individualismo, alcanzar condiciones deigualdad, eliminar la discriminación y la explotación, promover la paz y el progreso de lascomunidades, respetar la naturaleza y preservar su equilibrio.
  • El Buen Vivir es un nuevo paradigma de desarrollo que impone profundastransformaciones; pues, deja atrás el afán de acumulación y enriquecimiento; el mercadodebe subordinarse a las necesidades de las personas, la competencia debe dar paso a lasolidaridad, el desarrollo no debe medirse en función del crecimiento económico sino de lacalidad de vida de los pueblos, los hábitos consumistas y comportamientos enajenantesdeben ser erradicados, la recuperación de lo público y una redefinición del rol del Estadose imponen. De ahí que “el Buen Vivir” se transforma en el concepto articulador de lasacciones públicas y privadas, políticas y sociales, en el doble sentido de la palabra: comoeje de desarrollo y como objetivo de la acción.El buen vivir es una concepción de la vida, alejada de los parámetros más caros de lamodernidad y el crecimiento económico: el individualismo, la búsqueda del lucro, larelación costo-beneficio, la utilización de la naturaleza, la relación estratégica entre sereshumanos, la mercantilización total de las esferas de la vida humana, la violencia inherenteal egoísmo del consumidor, etc. El buen vivir expresa una relación diferente entre losseres humanos y con su entorno social y natural. El buen vivir incorpora una dimensiónhumana, ética y holística al relacionamiento de los seres humanos, tanto con su propiahistoria, cuanto con su naturaleza.El mundo, que antes era lleno de naturaleza y vacío de gente, hoy es lleno de gente ycada vez más vacio de naturaleza. Lo que busca el buen vivir es que el mundo tenganaturaleza y gente pero en equilibrio, propone la incorporación de la naturaleza al interiorde la historia, no como factor productivo ni como fuerza productiva, sino como parteinherente al ser social.José Félix GutiérrezCiudadano en ejercicio