Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
Representan un problema
especial, tanto para las
pacientes como para los
neurocirujanos. El conducto
angosto del tronco ce...
Aunque todavía no entendemos lo que causa las
hemorragias, si existen unas recomendaciones
de consenso específicamente rel...
MP. Sexo masculino. 26 años. Sin antecedentes patológicos. En mayo de 1998
presentó episodio brusco de pérdida de fuerzas ...
MA. Sexo femenino. 28 años. Sin antecedentes patológicos. En abril de 1999 presentó
brusco déficit sensitivo de hemicuerpo...
RESUMEN
Presentación de una serie de casos operados debido a
Angioma tronco encefálico cavernoso. Todo se había
desangrado...
Síndrome de Wallenberg
es un síndrome
bulbar expresión de una lesión
anatómica de la retro-
olivary.Este síndrome debe ser
distinguido del síndro...
Síndrome de Wallenberg
Resonancia magnética de difusión que muestra una
lesión isquémica para cargar la parte trasera late...
Paciente de 47 años de edad, sin antecedentes hereditarios de importancia; migraña desde hace 30 años,
diagnosticada con h...
Resonancia magnética que demuestra
el área del infarto (flecha).
El síndrome de Wallenberg es
conocido también como síndro...
Por ello, es importante para el
médico general y el
especialista tener un alto
índice de sospecha, y poseer la
pericia par...
Resumen
Se presenta el caso de una mujer de 47 años de edad,
que acude al Servicio de Urgencias con bradilalia,
síndrome d...
sindrome de wallenberg
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

sindrome de wallenberg

2.524 visualizaciones

Publicado el

enfermedad del tronco encefalico

Publicado en: Educación
  • Inicia sesión para ver los comentarios

  • Sé el primero en recomendar esto

sindrome de wallenberg

  1. 1. Representan un problema especial, tanto para las pacientes como para los neurocirujanos. El conducto angosto del tronco cerebral esta repleto de muchos núcleos Cualquier masa adicional o introducción de fluidos, como la sangre de una hemorragia puede comprimir o aplastar las fibras nerviosas importantes . Es decir, la intrusión mas pequeña puede causar síntomas considerables que incluso pueden amenazar la vida. Los nervios que se encuentran por el tronco cerebral controlan las funciones básicas e involuntarias del cuerpo El angioma pude afectar tanto a los nervios craneales como a los nervios del gran tracto (de todo el cuerpo). Para las pacientes, un angioma cavernoso en el tronco cerebral puede causar muchos y diversos síntomas, dificultando el diagnostico como la respiración, el reflejo de arcada, la regulación del latido de corazón, la temperatura del cuerpo la percepción de dolor y calor, y el hipo, además de otras funciones voluntarias como el movimiento del ojo, la deglución, el control de los músculos faciales, el andar, y el habla.
  2. 2. Aunque todavía no entendemos lo que causa las hemorragias, si existen unas recomendaciones de consenso específicamente relacionadas con la coordinación o el tratamiento de los casos de angioma cavernoso del tronco cerebral Observar y esperar (coordinación conservadora). Consiste en saca imágenes periódicas y de rutina por resonancia magnética para observar los cambios de la lesión. Con tal de que la lesión parezca estable, sin evidencia de otros síntomas ni hemorragias, normalmente esta opción es la más aconsejable. La extirpación quirúrgica (la reseccion ) puede considerarse si por lo menos una de las siguientes condiciones existe [3] C. La hemorragia aguda es externa e la cápsula de la lesión. Es decir, la sangre de la hemorragia ha llegada a los tejidos cerebrales que rodean el angioma cavernoso A. La lesión toca la superficie del tronco cerebral que es adyacente a la piamadre, la cubierta exterior del cerebro (una lesión exofitica). B. Las hemorragias repetidas están causando deficiencias cada vez mas graves.
  3. 3. MP. Sexo masculino. 26 años. Sin antecedentes patológicos. En mayo de 1998 presentó episodio brusco de pérdida de fuerzas de los cuatro miembros, desviación de rasgos a derecha y diplopia. Al examen se constató una afectación de los nervios craneanos V, VI y VII a izquierda, síndromes neocerebeloso y vestibular izquierdos y un síndrome piramidal de los cuatro miembros. La TC mostró un hematoma pontino y la RM (figura 1) caracterizó la imagen como un AC único, ponto-mesencefálico Vol. 16 Nº 2 Setiembre 2000 Angiomas cavernosos del tronco cerebral 153 lateralizado a izquierda y asomando al piso del cuarto ventrículo, de 1 cm de diámetro. Fue operado el 21 de mayo de 1998 ( E.W.) mediante abordaje suboccipital transventricular, realizándose resección total del angioma. La RM de control (figura 2) confirmó la exéresis y la anatomía patológica confirmó el diagnóstico de AC. En la evolución posoperatoria se observó una regresión lenta de la signología neurológica, manteniendo un año después sólo una leve paresia facial izquierda Material clínico Caso 1 -
  4. 4. MA. Sexo femenino. 28 años. Sin antecedentes patológicos. En abril de 1999 presentó brusco déficit sensitivo de hemicuerpo izquierdo sin cefaleas ni vómitos, agregando luego pérdida de fuerzas de miembros izquierdos de evolución progresiva en días, trastornos de la deglución y diplopia. Al examen se constató paresia del velo del paladar, hemiparesia, hemihipoestesia y síndrome neocerebeloso a izquierda. La TC no fue concluyente. La RM (figura 3) mostró tres AC, uno pequeño de hemisferio cerebeloso, otro rolándico derecho y otro en parte posterior de bulbo lateralizado a izquierda, de 1 cm de diámetro y con indicios de sangrado reciente. Se operó el 17 de mayo de 1999 (E.W.) por abordaje suboccipital mediano, abriendo cisterna magna y parte inferior del techo del cuarto ventrículo, exponiendo bulbo y el AC emergente, realizándose exéresis total. En el posoperatorio mejoró rápidamente el déficit motor de miembros y más lentamente los trastornos sensitivos y de la deglución. A los seis meses persistían dismetría y trastornos de la sensibilidad profunda a izquierda. El estudio anatomopatológico confirmó el AC y la RM posoperatoria (figura 4) no reveló angioma residual. Caso 2
  5. 5. RESUMEN Presentación de una serie de casos operados debido a Angioma tronco encefálico cavernoso. Todo se había desangrado hasta menos una vez y tenía deterioro neurológico grave o moderada. Diagnóstico , en todos los casos , se hizo RM y confirmado por estudio histológico la lesión. La presentación clínica , los hallazgos quirúrgica y evolución son similares a las que ya establecida. La evolución fue favorable en cinco casos . ella una muerte ocurrió debido a las complicaciones propias la gravedad de la enfermedad, pero no a causa de complicaciones postoperatorio. Ponemos el énfasis en los beneficios de la la cirugía a pesar de los episodios hemorrágicos graves que angioma cavernoso que puede PRESENTAR
  6. 6. Síndrome de Wallenberg
  7. 7. es un síndrome bulbar expresión de una lesión anatómica de la retro- olivary.Este síndrome debe ser distinguido del síndrome de Babinski-Nageotte cuando la lesión afecta a la totalidad de un medio de bulbo. Omolateralemente a las lesiones: el síndrome de Bernard- Horner, nistagmo, a veces la ataxia, hipoestesia termodolorifica facial, parálisis de los músculos laríngeos Contralateral a la lesión: termodolorifica cuerpo hipoestesia, hemiparesia. A menudo el síndrome de Wallenberg se debe a lesiones vasculares bulbar miocardio como la trombosis o embolia de una o más ramas de la 'arteria cerebelosa posteroinferior (PICA), sino también una de las ramas de la' arteria vertebral o, más raramente,siringobulbia, aneurismas y malformaciones vasculares Características Patogenesis
  8. 8. Síndrome de Wallenberg Resonancia magnética de difusión que muestra una lesión isquémica para cargar la parte trasera lateral de la bombilla
  9. 9. Paciente de 47 años de edad, sin antecedentes hereditarios de importancia; migraña desde hace 30 años, diagnosticada con hipertensión arterial sistémica y diabetes mellitus desde hace dos años y medio; en tratamiento actualmente con captopril 25 mg VO cada 12 horas y metformina 1 000 mg VO por día, respectivamente. Refiere haber sido diagnosticada hace un año con fibrilación auricular sin tratamiento actualmente; es alérgica a la penicilina. Inicia su cuadro motivo de ingreso al Hospital General de México "Dr. Eduardo Liceaga" (HGM) 24 horas antes de ser hospitaliza, al despertarse a medianoche por cefalea en región occipital; de moderada a intensa. Acude a médico particular en donde se advierte presión arterial de 140/90 mmHg; se administra medicamento sublingual y regresa a su domicilio, dos horas más tarde despierta con diaforesis profusa, náuseas, vómito, vértigo a la postración, disartria, voz nasal, disfagia, pérdida de fuerza en hemicuerpo izquierdo y marcha lateralizada hacia la izquierda; por lo que acude al HGM para diagnóstico y tratamiento Presentacion del Caso
  10. 10. Resonancia magnética que demuestra el área del infarto (flecha). El síndrome de Wallenberg es conocido también como síndrome lateral bulbar o síndrome de la PICA; es la manifestación de una enfermedad que ocasiona una lesión isquémica y necrosis de la zona lateral del bulbo raquídeo, que se encuentra posterior al núcleo olivar inferior Los factores de riesgo incluyen hipertensión, hiperlipidemia, diabetes mellitus tipo 2, tabaquismo, así como padecer alguna cardiopatía de alto riesgo embolígeno. El 20% de los eventos isquémicos involucran la circulación vertebrobasilar.Aunque se desconoce la incidencia del síndrome, se sabe que hay una relación entre sexo masculino y femenino de 3:1, respectivamente, con un promedio de 60.7 años. Existen casos secundarios a hiperextensión abrupta o movimientos rotatorios excesivos de la cabeza sin fractura o dislocación
  11. 11. Por ello, es importante para el médico general y el especialista tener un alto índice de sospecha, y poseer la pericia para diagnosticar el síndrome de Wallenberg y sus variantes. Conclusiones El IBL es un padecimiento fácilmente diagnosticado por el médico, sin embargo, puede no ser así si se presenta como un síndrome incompleto o se desconoce esta variedad de infarto encefálico, descrita hace más de un siglo. Tratamiento El objetivo del tratamiento es reperfundir el tejido hipóxico que aún se encuentre viable (ventana para reperfusión). tratamiento también puede incluir angioplastia y colocación de stents, esto se valora de acuerdo a la etiología y naturaleza de las oclusiones arteriales. Estos procedimientos conllevan un alto riesgo de complicaciones.21 Además, es importante tratar la etiología subyacente
  12. 12. Resumen Se presenta el caso de una mujer de 47 años de edad, que acude al Servicio de Urgencias con bradilalia, síndrome de Claude-Bernard Horner, ataxia al lado izquierdo e hipoestesia en hemicara izquierda y hemicuerpo derecho. Mediante la exploración física se diagnostica síndrome de Wallenberg o infarto bulbar lateral (IBL) "típico"; que actualmente es una presentación poco común. Las distintas presentaciones del IBL mimetizan otros infartos cerebrales, debido a esto puede convertirse en un reto diagnóstico, que es confirmado mediante resonancia magnética (RM), angiorresonancia magnética o ultrasonido Doppler transcraneal. Se hace una revisión de la literatura del síndrome de Wallenberg.

×