Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

E L M I M O I T A L I A N O N A C E D E S D E N U E S T R A S E N T R AÑ A S

408 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Viajes
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

E L M I M O I T A L I A N O N A C E D E S D E N U E S T R A S E N T R AÑ A S

  1. 1. “NACE DESDE NUESTRAS ENTRAÑAS LA EXISTENCIA CONCENTRADA DE UN MUNDO NUEVO, EL CUAL NOS SIRVE COMO PROCESO DE FORMACIÓN PARA NUESTRO CRECIMIENTO INTELECTUAL”<br />El mimo Italiano, “personaje” que acepta la esencia de su propio ser, quien aflora sus sentimientos con su otro yo, que irradia grandes virtudes que él no poseía, sacando de sus entrañas el amor por una vida nueva en un mundo más feliz. Compenetrándose en su nueva casa madre, nido de supervivencia, formación de la conciencia, ubicuidad dimensional, que le forja un camino hacia delante para descubrir un mundo nuevo que le sirve como proceso de formación hacia un hombre diferente, con un gran crecimiento intelectual. Personaje creado desde un orden ético y que es concebido desde una perspectiva del amor a la vida en todas sus esferas artísticas, sociales, éticos y culturales, creado para todos los gustos de sus espectadores, logrando entrar en sus corazones y pensamientos, demostrando la inteligencia que puede llegar a desarrollar el ser humano cuando éste escala un alto nivel en el arte de la expresión corporal, reflejando ese saber subconsciente del valor práctico que es la vida, experimentando sus emociones gradualmente y por propia reflexión expresa un léxico de una lengua por naturaleza más abierta que el sistema gramatical, en cuanto a que cada vocablo manifestado por gestos, los cuales tienen su autonomía fónica y significativa, aportan un provechoso hincapié en las ventajas que de ello se deriven para la enseñanza y aprendizaje de nuestras propia lengua. <br />El mimo se regocija en su propio yo, con el que se siente mejor, toda vez que es un ser feliz, libre de resentimientos, de egoísmo, quien no pisotea la dignidad de nadie, por cuanto es un ser dulce e inocente que sale de sus entrañas, cautivándolo con su melosidad de niño travieso que valora y disfruta todas las oportunidades bellas que se experimentan en la vida, la vive, la siente, ese dulce néctar que nos permite saborearla en cada instante que vivimos, rodeado con el olor dulce de las rosas, logra que este ser inmóvil y arrogante descubra lo hermosa que es la vida. <br />Comienza este nuevo niño de ojos negro azabache un mundo nuevo, que miran hacia lo más profundo de su nuevo ser, de ahí ve una casa, un lugar de vastos salones, corredores penumbrosos, en su interior con un lindo piso de juego de ajedrez, con embutidos de marfil nácar y plata, tres colores llenan los ojos en el gran salón, el azul de las estrellas que cuelgan en los grandes telares que adornas sus ventanales como bellos luceros que resplandecen, que siginifican un triunfo del esfuerzo humano, dado que la casa es el axismundi, afairesis, abstraere, mundo nuevo, receptáculo de conciencia, armonía o diversidad, tibia morada, pequeña patria, imagen del todo, donde se edifica la experiencia de llegar a un mundo nuevo. Desde este lugar nace ese nuevo ser que floreció desde las entrañas del hombre de hielo, que era hosco, que mantenía su cabeza erguida, dominado por el egoísmo, convirtiéndose en un hombre solitario, que andaba perdido en su propio mundo infeliz, que no le permitía experimentar la belleza de la vida, sin embargo éste pensaba en sus adentros ¡Qué bobo yo! ¡Qué horror! ¡Qué hubiera sabido! ¡Lo linda que es la vida! ¡Es estupenda! ¡Colosal! ¡Divina! ¡Formidable! ¿por Dios que ha pasado dentro de mí? ¿Por qué no me había dado cuenta? ¿Qué ha pasado a mi alrededor?, me siento diferente, soy otro yo, y de repente, veía en aquel niño su nuevo renacer. De un momento a otro hombre y niño se fundían en uno solo, descubriendo virtudes que él no poseía, al verse en su casa, ese mundo nuevo, en su tibia morada, pequeña patria, receptáculo de conciencia, espacio primordial para la formación de su conciencia, haciéndolo más auténtico en su yo intelectual, e incluso es asombroso para este nuevo ser, descubrir que su casa es el universo renacentista de un hombre autónomo y poderoso, que finalmente edificó buenos cimentos para construir grandes pilares de valores, muy sólidos que les permiten ver más allá de sus entrañas y tener el valor para defender en su propia dignidad e igualdad a una sociedad que cobija a los discapacitados, que se siente señalada y estigmatizada, sociedad que nunca había llegado a distinguir y valorar en su antiguo ser. Pero en ese gran instante, como si una ventana se hubiera abierto ante él, sintiéndose en su casa, rodeado de un hermoso paisaje, siente con gran orgullo el sentido de pertenencia, observando minuciosamente los rostros de sus hermanos, que tienen derecho a permanecer en sus comunidades, recibiendo el apoyo que necesitan dentro de un marco estructural, como es el deporte, la salud, educación, entre otras, defendiendo sus derechos humanos y fundamentales, dándoles su verdadera posición social. Después poco a poco descubre un mundo hostil, los problemas que azota nuestra libertad, y dignidad, en cuanto se afecta una familia con el flagelo de la desaparición forzada de alguno de sus miembros, que viven en sus moradas, casas que ocupan el espacio de su vecindad, lugar de la presencia, el territorio del yo vital, donde la existencia por fin se encuentra, casa, madre, nido de supervivencia, seguridad y protección, reposo, acogimientos, paradigma de espacios privados que son utilizados por muchas familias, formando una sola comunidad sometida en la tristeza, por ser víctimas de la desaparición forzada. Con la característica de que cada uno de estos temas tienen su propia lógica y relación del uno con el otro, dependiendo el significado o concepto que le podamos dar desde nuestro punto de vista, es decir, la desaparición forzada es un fenómeno social que nos azota históricamente, que atenta contra los derechos humanos, que busca por silenciar las voces que contrarían el orden y la ley. <br />Por todo lo anterior este nuevo ser descubre que en su casa, tuvo la oportunidad de conocer el mundo exterior que lo rodeaba, dejando atrás ese individuo displicente, despectivo, que no le permitía estar al tanto que era “el amor”, “los derechos de una sociedad” como los podrán hacer valer y aplicara de manera clara, detallada, concisa, justo a su naturaleza de impartir justicia en todos los campos socio culturales, que permiten la evolución del hombre que lucha por obtener un mundo nuevo, el cual nos sirve como proceso de formación para nuestro crecimiento intelectual, que nos admite superar el orgullo, el egoísmo, que nos deja ciegos e impotentes con todo lo que ocurre a nuestro alrededor.<br />Retomando la enseñanza que nos deja el mimo Italiano, es que nos debemos liberar de estas ataduras que no nos permite encontrar la felicidad, renacer en un mundo nuevo, formándonos como seres radiantes, llenos de amor por el prójimo, sin permitir que sea pisoteado en su propia dignidad, y así danzar por la vida, adquiriendo un nivel intelectual, que nos permita socializarnos, y tener sentido de pertenencia por los problemas de la comunidad, para sí construir un mundo mejor, con armonía, heterogeneidad para la formación de nuestra conciencia, que la podemos adquirir desde nuestra crisálida, nido, soliloquio, ¡NUESTRA CASA! que nos da la oportunidad del Axismundi, es decir, ser el EJE DEL MUNDO.<br />ENSAYO<br />“NACE DESDE NUESTRAS ENTRAÑAS LA EXISTENCIA CONCENTRADA DE UN MUNDO NUEVO, EL CUAL NOS SIRVE COMO PROCESO DE FORMACIÓN PARA NUESTRO CRECIMIENTO INTELECTUAL”<br />MATERIA<br />COMPETENCIAS BÁSICAS<br />DOCENTE<br />DR. JAIME MEJÍA <br />ESTUDIANTE<br />NUBIA PATRICIA VANEGAS JARAMILLO<br />FACULTAD DE DERECHO<br />UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE LAS AMÉRICAS<br />FEBRERO 6 DE 2010<br />MEDELLÍN-ANTIOQUIA<br />

×