Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Reino de España, ¿reino sin tortura?

21 visualizaciones

Publicado el

Esconder la cabeza debajo del ala no es la manera de afrontar el problema; enfrentar, reconocer y ponerle coto exige valentía. 3 Mayo 2011 Deia

Publicado en: Noticias y política
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Reino de España, ¿reino sin tortura?

  1. 1. 4 IRITZIA Martes, 3 de mayo de 2011 Deia Aunque sea a toro pasado http://www.mimesacojea.com Hasta José Antonio Pérez se pone serio tras la ilegalización de Bildu. Dice el autor de Mi mesa cojea que “hoy, gracias al Supremo, hay más ETA que ayer. Porque hoy Bildu tam- bién es ETA”. Al menos, hasta las elecciones. Porque “cuando pasen, los vascos seremos de nuevo ese pue- blo tan laborioso donde tan bien se come y donde, mira tú, el PP y el PSOE gobiernan en coalición en tantos sitios. Porque, fíjate qué cosa, a pesar de tanta ETA, lehendakari socialista”. No es el único que, tras hacer escarnio de los nacionalistas vascos hasta que López conquistara Ajuria-Enea, considera reprobable la ilegalización. ¿Los vecinos de Laukiz de enhorabuena? Soy vecina de Laukiz y les escribo en referencia a un artículo firmado por Alberto G. Alonso en la página 8 de Bizkaia de DEIA del 14 de abril. En dicha página, se dice que los vecinos de Laukiz estamos de enho- rabuena por la apertura de una nue- va línea que une Laukiz con Bilbao cada dos horas. Lo que no se dice es que se elimina la línea actual que unía Laukiz con el Puente Colgan- te, la 2161, que funcionaba cada hora y nos permitía, además de ir a la UPV, Leioa, Getxo y mediante sencillos transbordos a Bilbao, a Cruces, Algorta, Zamudio y otros destinos, repito cada hora. Ahora se nos obliga a ir hasta Bilbao para acceder a estas zonas y además cada dos horas. ¡Es de locos! Dice que responde a las demandas de la ciudadanía, pero a mí no me han preguntado. Habría estado bien si hubieran abierto esta línea sin suprimir la 2161. Yo trabajo en Leioa y mi hijo acude desde hace dos años al la escuela de música de Andrés Isasi de Las Arenas. A partir de aho- ra vamos a tener que dar la vuelta al mundo para poder acceder a estos municipios tan cercanos. Mi hijo va a llegar a casa después de acudir a música a las 22.30 de la noche cuan- do, hasta ahora, con la 2161 para las 20.40 estaba en casa... Hemos reunido firmas entre usua- rios de la línea a suprimir (las que hemos podido, pues la noticia de que eliminaban la unión de Laukiz con Las Arenas nos la han hecho saber en plenas vacaciones de Semana Santa) y las hemos presen- tado en el Departamento de Trans- portes de la Diputación el día 27 de abril, intentando evitar la supre- sión de dicha línea. Esperemos que escuchen a la ciudadanía. Begoña Gaminde Laukiz Frente al fraude, marea de votos abertzales La (in)justicia española ha vuelto a sembrar un horizonte antidemo- crático de cara al 22 de mayo. Fren- te al fraude electoral impuesto por la coalición PSOE-PP, Euskal Herria necesita una marea de votos aber- tzales si finalmente el TC corta las alas a Bildu. Del color que sea. Ángel Moreno Erandio El arte como especulación El antagonismo entre especulación y espiritualidad es notoria.Tratán- dose del mundo del arte ello devie- ne muy confuso y ditirámbico. Así, la reclamación de obras de arte pre- suntamente adquiridas con coerción durante el transcurso de la Segun- da Guerra Mundial es una noticia Cartas al Director P O R I K E R M E R O D I O Felicitaciones a Obama http://twitter.com/desdelamoncloa Y para que lo entienda el presiden- te de EE.UU., hasta se lo mandan en inglés. Nos referimos al twitter del servicio de prensa de Moncloa, que envió las felicitaciones públicas a Barack Obama por la ejecución de Osama Bin Laden, asegurando que es “un paso decisivo en la lucha con- tra el terrorismo internacional”. ¿Entenderá el Gobierno español que la ilegalización de Sortu es también un paso en ese sentido? ¿Enviarán un twitter en euskera para felicitar a los vascos que, al parecer, seríamos más libres gracias a que el Gobierno puso en manos de los jueces la existencia de este partido? Lo que importa a los internautas http://twitter.com/meneame_net No he podido resistirme a desta- carlo. La cuenta en Twitter del agre- gador de noticias Menéame publicó la siguiente secuencia de informa- ciones: “Más votada: Bin Laden ha muerto. Más comentada: Bildu que- da fuera de las elecciones por nue- ve votos frente a seis. Más leída: Diferencia entre usuarios de Android y iPhone”. Vamos, que a los lectores sí les interesa, tanto como el asesinato de Bin Laden, la ilegalización de Bildu… y los usos de los telé- fonos móviles. España es así. Lo único que faltaba es el Barça-Madrid. ¿Y a los televidentes? http://www.eldescodificador.com Por lo que publica Javier Pérez de Albéniz y hemos sufrido este fin de semana, podría parecer que hemos tenido sobredosis de información: boda real, comparativas entre las monarquías española y británica, carreras de motos, una beatificación con María Dolores de Cospedal como enviada especial del PP, y la inauguración de la Feria de Abril de la mano de Pérez Rubalcaba. Pero, ¿dónde está lo que de verdad importa? ¿Dónde quedaron los cinco millo- nes de parados entre tanta noticia superflua o que interesa, únicamente, por sectores? El interés general (el empleo) queda así relegado a la suma de los intereses particulares. Y en el Gobierno español, tan contentos. Doloroso pero cierto http://www.nuevatelevision.es Entre esta marea de informaciones intrascendentes,el PP puso el acen- to sobre la verdadera noticia del fin de semana (antes de la ilegalización de Bildu): el paro. “Cinco millones de parados no dan igual” es el títu- lo del último clip de la televisión en internet de los de Rajoy, que super- ponen titulares del incremento del desempleo y la debilidad de la economía española sobre afirmaciones en sentido contrario de Zapatero. No obstante, la normalidad volvía al PP para sumarse a los socialistas vascos en celebrar la ilegalización de Bil- du. “La suma da” es el nuevo mantra del españolismo en Euskadi. nada nuevo y la actitud de España en relación a las denuncias de tortura nunca ha sido garantista. Como insistentemente denuncia Amnistía Internacional, las denuncias no se investigan y se archivan directamente; cuan- do se investigan, los procedimientos duran una media de 15 a 20 años hasta que se pro- nuncia la sentencia definitiva; si a pesar de las trabas de todo tipo se llega a identificar y con- denar a alguno de los perpetradores, las sen- tencias suelen ser benignas, seguidas además por indultos -expresamente condenados y rechazados por la jurisprudencia del TEDH- cuando no de condecoraciones e incluso ascen- sos. Las indemnizaciones civiles de las vícti- mas se calculan con el baremo utilizado para los accidentes de tráfico, y no como exigiría la gravedad de un delito, doloso por naturaleza, contra el núcleo de los derechos humanos. Cuando se van a cumplir más de treinta años de la respuesta del gobierno a los 10 puntos para la erradicación de la tortura de Amnis- tía Internacional, y a la vista de los sucesivos informes publicados desde entonces, una de las excusas más oídas para no actuar consis- te en atribuir a los denunciantes de tortura una aviesa intencionalidad y pregonar que siguen consignas políticas de ETA, o que denuncian para empañar el buen nombre del Estado y lograr así ser ellos mismos exonera- dos. Mientras, la investigación, salvo honro- sas excepciones, se ha visto atravesada por numerosos obstáculos impropios de un esta- do democrático. Las sentencias de Estrasbur- go no sólo señalan estos obstáculos -que ya conocemos gracias al trabajo de los relatores sobre la tortura de Naciones Unidas, del CPT del Consejo de Europa y sus respectivos infor- mes-, sino que las sentencias ponen de mani- fiesto algo más: la inacción. El propio Ararteko hizo público reciente- mente, en un pronunciamiento oficial, que encima de su mesa hay tres estudios que mues- tran la relevancia de la problemática de la tor- tura. Uno de ellos, titulado Tortura: una apro- ximación científica 2000-2008, fue realizado por un grupo de médicos forenses y muestra que existe una alta correlación entre las denun- E L pasado 25 de marzo, el Comité para la Prevención de la Tortura (CPT) del Consejo de Europa publicó el infor- me de su visita en 2007 a España, donde muestra su preocupación por las ale- gaciones de severo maltrato que recogieron –unidas a evidencias médicas– e insiste en sus recomendaciones concretas para prevenir la tortura. El 8 de marzo, el Tribunal Europeo de Dere- chos Humanos de Estrasburgo (TEDH) con- denó al Reino de España (caso Beristain Ukar contra España) por no haber investigado las denuncias de torturas realizadas por el deman- dante que afirmaba haber sido torturado en 2002. El 28 de septiembre de 2010, el mismo tri- bunal había condenado al Reino de España (caso San Argimiro Isasa) por el mismo moti- vo. En ambos casos, el tribunal no certifica que hubiera torturas, pero condena a España por una violación “procesal” del artículo 3 del Con- venio de Derechos Humanos. Es decir, porque la imposibilidad de establecer si hubo o no tor- tura se deriva precisamente de no haberse investigado adecuadamente. A la vista de ambas sentencias y del informe del CPT, temporalmente tan seguidas, y tenien- do en cuenta cuál es la función de interven- ción excepcional del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el tema es de la máxima gravedad y el “tirón de orejas” al Estado espa- ñol es de una intensidad inusitada. No es para menos: la falta de investigación no sólo es desi- dia. Cuando sucede de forma reiterada es un mecanismo activo y consciente de impunidad. Esta política choca frontalmente con las obli- gaciones contraídas legalmente por España al ratificar los Tratados Internacionales de Dere- chos Humanos, pero también con la propia Constitución española, como lo ha recordado recientemente el propio Tribunal Constitu- cional en el caso Majarenas (Sentencia 63/2010, de 18 de octubre). En esta sentencia insiste: los tribunales ordinarios no investi- gan y, en definitiva, están incumpliendo su obligación. Desgraciadamente, las sentencias no son Tribuna Abierta P O R X A B I E R U R M E N E TA , B E N I TO M O R E N T I N Y N E R E A G O I KO E T X E A ( * ) Reino de España, ¿reino sin tortura? Bog@ndoporlared
  2. 2. Deia Asteartea, 2011ko maiatzaren 3a IRITZIA 5Deia Asteartea, 2011ko maiatzaren 3 IRITZIA 5 E N este país nadie quiere la paz. Antes de nacer –caso Sortu– se corta de raíz y ante cualquier posible resquicio de luz –Bildu– se apagan todos los inte- rruptores. Creo que lo mejor para una cierta serenidad es ver el fútbol y según qué partidos, porque ya existen los españolazos y los inde- pendentistas. ¡Quién lo iba a decir! La política también juega al fútbol. En fin, hay que bus- car en la historia cotidiana tonterías para poder sonreír. Una es el pato cojo. En las vacaciones se releen revistas, artícu- los y libros. Al volver las ideas se sedimentan y no siempre encajan con la realidad cotidia- na. De este tiempo he recogido una perla. “España –dijo (no sé que día) Esteban Pons, VicepresidentedeEstadodeComunicacióndel PP– se merece un presidente, no un pato cojo. Lo llaman pato cojo porque cuando hace cua nadie le hace caso y va corriendo detrás de los importantes para que le saluden”. Creo que las anécdotas históricas hay que cuidarlas. Hay animales que sirven para todo. Son com- pletos y su imagen evoca sensaciones placen- teras. El pato es un ejemplo. De recién nacido es el sumum de la ternura. Amarillo, algodo- noso con sus ojitos fijos y esa dependencia de la madre a quién sigue por inercia. También va detrás del niño que temporalmente lo adop- ta como compañero de juegos. Los patitos recuerdan a esta semana de Pascua, coronan- do los huevos de chocolate. Un patito es el pro- tagonista de uno de los más deliciosos cuentos de Andersen: El patito feo. Como diría mi ami- go Francisco Gavilán, en su último libro que saldrá el próximo mes de mayo: “Ya no hay patitos feos”. Todos terminan convirtiéndose en cisnes, porque ver nadar a un pato es rela- jante y bello y casi tan suntuoso como un cis- ne. Menos romántico es el pato en gastrono- mía, aunque su carne es tan preciada como el más suculento manjar de la alta cocina y su hígado un bocado de dioses. Hablar así de un dulce pato me parece una falta de cariño a tan encantadora ave y un poco de sadismo san- guinario que estoy muy lejos de tener. Pero, así es la vida. Siempre hay dos caras para mirar- la. Dicen que Thomas A. Edison los últimos días de su vida se alimentaba sólo con carne de pato cojo por ser más sabrosa y tierna. Pare- ce ser que hay una enfermedad que afecta a las extremidades de las aves salvajes. Se llama astraxafisis. Los cazadores buscaban espe- cialmente estas aves enfermas –más fáciles de capturar– por su deliciosa carne quizás debi- da a la dificultad de subsistir. El pato también guarda parte de la maledi- cencia colectiva. “Pareces un pato” (si andas lento), “te caíste como un pato” (si tropezaste sin mirar al suelo). “Culo de pato” es sinóni- mo de un trasero gordo y caído. Y “pato cojo” es un símil que se usa en EE:UU. cuando al pre- sidente solo le quedan dos meses de mandato. En ese tiempo se le considera “in alvis”. Vacío, como el Sábado de Gloria en la liturgia, ape- nas puede hacer nada de rango presidencial. Las leyes ya llegan tarde, los decretos – si se fir- man–puedenparecerdedobleintenciónyhas- ta sus apariciones publicas pierden la catego- ría y el brillo de una personalidad que –buena o mala– se marcha de la Casa Blanca. El ter- mino “pato cojo” ha llegado antes de tiempo a La Moncloa. José Luis Rodríguez Zapatero no entra aún en el apartado americano de final de mandato, pero los malintencionados, tenien- do en cuenta su anuncio de no presentarse a las elecciones, le han bautizado como si ya entrara en la recta de los dos meses A mí me entristeceestodetacharalpresidentedelpano- rama político y convertirlo en un pato cojo por- que aun le espera algún que otro maratón don- de debe correr en perfectas condiciones físi- cas. La política es un mundo para valientes. Nada más que pones el pie en la ventana, entrasporlapuertagrandedelinsulto.Loselo- gios son frases muy complicadas para quien se lanza al ruedo electoral. Hay que tener muchas plumas –sin doble sentido– para que abrigue el interior de la piel sin rozar el alma. Y, el pato, insisto, es un ave muy aprovechable. Tanto, que hasta se llama “pato cojo” a un paso de tango. Un paso no precisamente poco gar- boso. Y… los patos siempre flotan. Hasta los bebés los usan, convertidos en plástico de colores, para aprender a nadar. Lo curioso es que también hay gaviotas cojas –y nadie se mete con ellas– y palomas a las que se les ha olvidado volar. ¡Qué problema más profundo es el de la paz! *Periodista y escritora Los textos dirigidos a esta sección no pueden exceder las 15 líneas y deben ir firmados. Debe adjuntarse fotocopia del DNI del remitente y número de teléfono. DEIA se reserva el derecho de publicarlos, así como el de resumirlos y extractarlos. No se devolverán originales ni se mantendrá correspondencia. >> DIRECCIÓN: Cartas al Director. Camino de Capuchinos 6, 5º C. Bilbao. >> CORREO ELECTRÓNICO: cartas@deia.com que aparece a menudo en los medios de comunicación, como fue el caso del famoso retrato de Adele Bloch- Bauer de Gustav Klimt que fue des- colgado de la Galería Belvedere para ser subastado poco tiempo después por su propietaria –nonagenaria– obteniendo el récord de ser el cua- dro más caro del mundo (92,3 millo- nes de euros). Ahora se repite la his- toria con otro cuadro de Klimt –valorado entre 20 y 30 millones de euros– desposeyéndolo del Museo de Arte Moderno de Salzburgo. Es evidente que la adquisición y pago de obras de arte depende de muchas circunstancias, como asi- mismo depende de muchas cir- cunstancias el precio obtenido por su venta. Es por ello que los exper- tos en la materia aconsejan o desa- consejan vender en un determina- do momento. Es lamentable que los museos se vean desposeídos al cabo de tantos años de unas obras de capital importancia, las cuales de Zirrikituetatik begira P I L I K A LT Z A D A Ahula? I NOIZ baino ahulago omen dago ETA, behin eta berriro Madril aldetik diotenez. Urte pare baterako baliabideak geratzen omen zaizkiola, bere azken hatsa lasteer egingo omen duela, iraugipen-data agortzear du eta. Baliteke hala izatea; ez dut nik kontrakoa esan edo uste izateko zantzurik. Jo dezagun hala dela, eta sinistu egiten dudala esandakoa. Hori horrela, ordea, ulergaitza egi- ten zait epaitegi bereziek berriki emandako epaia. Izan ere, ETAren ahuleziaz hitz eta pitz dihardute- nek kontrakoa adierazten duen mezua argi eta garbi berretsi dute ulertzen ez dudan sententziaren bitartez. ETA ahul batek eratu dezake bere inguruan hautes-estrategia ezku- tuko eta zabal hori? Sinisgaitza egi- ten zait. ETA ahul batek irentsi egin dezake ahokada bakar batez oraintxura arte batere zalantza demokratikorik eragin ez duten bi cias de torturas y tres variables: el cuerpo poli- cial que ha hecho la detención, la duración de la incomunicación, y la aplicación o no de los protocolos de prevención existentes. Nume- rosos detenidos que luego fueron puestos en libertad sin cargos denunciaron torturas y malos tratos. Por otra parte, los informes del CPT señalan que la incomunicación crea un contexto donde la posibilidad de tortura es mayor y más difícil de investigar, aunque, como señala Amnistía Internacional, la tor- tura va más allá de la detención incomunica- da, especialmente en casos de detenciones de personas inmigrantes. Hasta la misma Audiencia Nacional en el caso Egunkaria cuestiona por qué no se inves- tigaron las denuncias de tortura. No ha habi- do una sola condena de torturas en materia de terrorismo, desde que entró en vigor el nuevo Código Penal de 1995, hasta el caso Portu y Sarasola. ¿A qué se espera para abordar este grave problema con la honestidad que se mere- ce? ¿Dónde queda la sensibilidad democráti- ca y el respeto hacia toda víctima de una gra- ve violación de derechos humanos como ésta, independientemente de los motivos de su detención? No obstante, el gobierno actual sigue afir- mando, como hicieron los anteriores, que en el Reino de España la tortura no existe. Pero no se deciden ni a realizar una investigación seria e independiente ni a seguir las reco- mendaciones de los organismos internacio- nales, y menos a establecer un mecanismo independiente de investigación como han hecho otros países de nuestro entorno cerca- no. ¿Por qué? Los gobiernos español y vasco tienen que mostrar una voluntad real de erradicar e investigar la tortura. De no ser así, van a seguir produciéndose condenas por no inves- tigar las denuncias e informes internaciona- les cuestionando al Estado español. Esconder la cabeza debajo del ala no es la manera de abordar el problema. Enfrentar, reconocer y ponerle coto a la tortura –un pro- blema acumulado y enquistado durante años, cuya existencia cada vez afecta más al cuerpo de la democracia– exige valentía. Para ello, el primer paso es sacarla a la luz: investigar. Una investigación independiente, que ayude a tomar decisiones sobre los casos denunciados, el derecho de las víctimas y la prevención. Y que nos dé una imagen real de su extensión. Es posible, Chile lo hizo con la Comisión Valech. ¿Cuántos años tendremos que seguir esperando aquí? * En representación de la Asociación Pro Derechos Humanos Argituz manera general son únicamente apreciadas por sus demandantes en función de la más pura y simple especulación económica. Parece evi- dente que las grandes obras artísti- cas habrían de considerarse de for- ma prioritaria como pertenecientes al Patrimonio de la Humanidad... Jordi Pausas París Teniendo en cuenta la función de intervención excepcional del Tribunal Europeo de DD.HH., el tema es de la máxima gravedad - Esconder la cabeza debajo del ala no es la manera de afrontar el problema; enfrentar, reconocer y ponerle coto exige valentía Colaboración P O R C A R M E N T O R R E S R I PA ( * ) Pato cojo alderdiren arima, tradizio luzeko jardun kutsatu gabea ahantziara- ziz? Sinisgaitza egiten zait. Eusko Alkartasuna eta Alternatiba ere ETA dira? Sinisgaitza egiten zait. Baliteke hemengo berri desitxu- ratua baino ez dutenek hau guztia ulertzea, normaltzat jotzea, bidezko eta logiko iriztea mugimendu honi guztiari. Baliteke hemengo berri barrutik ezagutze hutsak gainera- kook logika erabiltzeko ezgaituta uztea, edo konplize bihurtzea, edo bidaide. Auskalo. Nik behintzat ez dut ulertzen, edo ulertzen dudana ez dut batere atsegin. Auztegi Kons- tituzionalak du orain bere teilatu gainean esperpetuaren pilota, bai- na gutxi axola du horrek jadanik. Sortu alderdi berria ETA da, eta ETA denez gero, ez da bidezkoa hauteskudeetan aurkeztea. Bildu koalizio berria ere ETA da, eta beraz, ondorio berberara iritsi dira hamasei epailetatik bederatzi: ez da bidezkoa herritarrek aukera- tuak izateko bozkaldian parte hart- zea. Dena da ETA. Egunkariak, irratiak, aisialdiko taldeak, herri- mugimendu oro da ETA. Itogarria bihurtuko zaigu ETA ez izatea. Inoiz baino ahulago egoteko, bitxia da gero zein indartsu, zein hedatuta, zein ongi errotuta daku- saten batzuek ETA.

×