Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
Diario de Noticias de Álava Viernes, 15 de junio de 2012 OPINIÓN 5
Tribuna Abierta
P O R C R I S T I N A G O N Z Á L E Z C...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Verdad, justicia y reparacion

16 visualizaciones

Publicado el

El reconocimiento tiene que ser completo, veraz, creíble y responder a un auténtico deseo de reparación. 15 Junio 2012 Diario Noticias Alava

Publicado en: Noticias y política
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Verdad, justicia y reparacion

  1. 1. Diario de Noticias de Álava Viernes, 15 de junio de 2012 OPINIÓN 5 Tribuna Abierta P O R C R I S T I N A G O N Z Á L E Z C A LVA R ( * ) El PP sobrevuela y no aterriza en Foronda S E acaba de aprobar por el Consejo de Gobierno el Decreto de Declaración y Reparación de las Victimas de Sufrimientos Injustos como con- secuencia de la vulneración de sus Derechos Humanos producida entre los años 1960 y 1978 en el contexto de la violencia de motivación política vivida en la CAV. El decreto propone reparar a las víctimas de violaciones gravesdederechoshumanosporpar- te de funcionarios públicos y crea la comisióndeevaluaciónqueseencar- gará de reconocerlas. Argituz siem- pre valora estas medidas a la luz del derecho internacional. El 16 de diciembre de 2005, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó unos principios y directrices básicos sobre el derecho de las víctimas de violaciones de derechos humanos a interponer recursos y obtener repa- raciones. Dichos principios estable- cen como estándar básico irrenun- ciable los derechos a conocer la ver- dad, a que se haga justicia y a una reparación proporcional a los daños causados. Otro principio universal es el de igualdad ante la ley y que a igual conculcación deben corres- ponder iguales derechos. El decreto que presenta el Gobier- no tiene la virtud de encarar, al fin, el reconocimiento de tantas perso- nas que han visto hasta ahora nin- guneados sus derechos. Pero ese reconocimiento tiene que ser com- pleto, veraz y creíble, y debe res- ponder a un auténtico deseo de reconocimiento y reparación. Tie- ne que ser un reconocimiento para cerrar heridas y que no se convier- ta en una nueva ofensa por omisión o discriminación. EnopinióndeArgituz,eldecretotie- ne algunas carencias y su actual redacción supone una minimización de ciertos derechos o una discrimi- nación de las víctimas, lo cual no es aceptable. Por ejemplo, es totalmente adecuado que el decreto cree una comisión de evaluación de los casos, pero preocupa que ésta no tenga la independencia que debe tener cual- quier comisión de este tipo y que esté presididaporeltitulardelaDirección de Derechos Humanos. Es práctica internacionalmente aceptada que, si bien estas comisiones deben contar con un apoyo político amplio, tam- bién deben contar con la indepen- denciasuficienteparapoderhacersu trabajo con eficacia y legitimidad y fuera del juego político. Dicha comi- sión de evaluación necesita dotarse de forma predominante y mayorita- ria de expertos en la materia y de ins- trumentos como el Protocolo de Estambul para una investigación fehaciente de los casos de tortura. Nos preocupa también que se con- funda reparación con indemnización y que el decreto se preocupe prácti- camente en exclusiva de las indem- nizaciones, olvidándose de desarro- llarelcrucialderechoalaverdad,que ha estado ausente en la mayor parte de estos casos, y que es la puerta para acceder a la justicia. Nospreocupaigualmentequenose proponga ningún mecanismo de investigación activo que pueda con- tribuir a sacar a la luz los hechos que el Estado se ha ocupado de ocultar y negar durante décadas. De hecho, estas prácticas obstructivas harán imposible el conocimiento de la ver- dad si el Gobierno Vasco no toma una actitud proactiva a favor de la búsqueda de los datos y del esclare- cimiento de los hechos. Argituz valora muy positivamen- te que desde sus primeras redaccio- nes el decreto ha ido incorporando algunas modificaciones como el ade- lanto de la fecha del ámbito tempo- ral desde 1968 a 1960 o la mención y reconocimiento del olvido institu- cional que ha presidido a estas vio- laciones de derechos humanos. Sin embargo, la definición de violencia política es excesivamente restricti- va y criticable porque exige como mínimo lesiones permanentes y deja fuera un amplísimo campo de violaciones como las torturas, que sí aparecían mencionadas en borra- dores anteriores. No caben categorías en función del tipo de régimen político bajo el cual se producen las conculcaciones, en estecasolastorturas,sinoqueloúni- corelevantesonlasobligacionescon- traídas en el ámbito del derecho internacional de los derechos huma- nos por el Estado a la hora de esta- blecer los derechos de las víctimas de tales conculcaciones. Difícilmente encaja en la doctrina internacional de los Derechos Huma- nos proponer, como se hace en el decreto, unas indemnizaciones para El reconocimiento tiene que ser completo, veraz, creíble y responder a un auténtico deseo de reparación - Nos preocupa que se confunda ‘reparación’ con ‘indemnización’ y que el decreto sólo se ocupe de la segunda U NA vez más, los socialis- tas alaveses hemos teni- do que reaccionar ante los recortes del Gobierno de Mariano Rajoy porque afectan directamente a Álava. Esta vez ha sido el anuncio de cierre horario del aeropuerto de Foronda. Esta noticia es tremendamente preocupante para Álava, para su tejido económico y para su futuro desarrollo como plataforma logísti- ca de la zona norte de España, en la que han estado trabajando el Gobierno de Patxi López y el Minis- terio de Fomento durante tres años. Foronda está entre el tercer y cuar- to lugar como aeropuerto de carga. En 2011, y pese a la crisis, aumentó el porcentaje de movimiento de mer- cancías. Por permanecer abierto 24 horas, puede competir con su más cercano rival, el aeropuerto de Zara- goza, acoge vuelos de toda la corni- sa cantábrica cuando otros aero- puertos están cerrados y es el que se utiliza para vuelos de hospital y transplantes por el Estado. Foronda por su visibilidad, la calidad de sus pistas y su tecnología fue el único aeropuerto que permaneció abierto durante la nube de cenizas del vol- cán islandés, puede acoger los avio- nes más grandes del mundo y en él aterrizan los vuelos que no lo pue- den hacer en aeropuertos cercanos por problemas metereológicos. Tenemos un gran aeropuerto que dinamiza nuestro tejido industrial y crea más de 500 empleos. Y desde el Gobierno Vasco se está apostan- do por seguir desarrollándolo, financiando dos proyectos impor- tantes para el futuro de Álava: la pla- taforma logística de Júndiz con más de 20 millones de euros; y el proyec- to VIAP, un parque empresarial aeronáutico que aglutine activida- des de parque tecnológico, un atrac- tivo más para que aterricen más aeronaves. Esta posición de Foronda y los pro- yectos que dependen de él pueden frustrarse si AENA lleva a efecto sus planes de cierre horario. Rajoy ahorrará para pagar la deuda al 6%, pero Álava se quedará sin un motor de reactivación económica. Tenemos argumentos para exigir la apertura del aeropuerto de Foron- da 24 horas, 365 días al año o 366 si es bisiesto. Y una aclaración a las medias ver- dades del PP: no es verdad que con- junto de la gestión de los aeropuer- tos sea deficitaria, AENA se autofi- nancia y por eso es atractiva para poder ser privatizada. Mientras todo esto sucede, el gobierno del PP en Álava, el mismo partido al que tanto se le llenaba la boca con la defensa de Foronda y la atracción de vuelos de pasajeros, se ha quedado mudo e inactivo. El PP pide calma y responsabilidad, mien- tras se niega a exigir al Gobierno de Rajoy que no aplique el cierre hora- rio en Foronda y se permite recha- zar la negociación del vuelo a las víctimas de las Fuerzas de Segu- ridaddelEstadoquedistandelaspre- vistas para una persona que se acoja a decretos destinados a víctimas de terrorismo. Es decir, según quiénes sean los perpetradores, se tiene dere- cho a una indemnización u otra. Tampoco reconoce toda una serie de derechos que se reconocen para otras víctimas del mismo periodo, amparadas por otros decretos, las cuales tienen acceso a ayudas tales como atención psicológica y psi- quiátrica, asistencia sanitaria de urgencia y asistencia complementa- ria a la del sistema general, indem- nizaciones por daños materiales, adjudicaciónpreferentedeviviendas de protección oficial, ayudas para el estudio o prioridad para acceso al empleo público. Limita además los sufrimientos injustos que tendrán derecho a reparación a los hechos físicos demostrables, excluyendo los sufrimientos psicológicos. Además, pone la carga de la prueba en la per- sona, quien difícilmente podrá demostrar los delitos de tortura, por ejemplo, al no haber sido investiga- dos en el momento por la labor obs- truccionista del Estado y la Justicia. Avanzar en estas cuestiones no es fácil, pero es posible: otras socieda- des, con terribles experiencias de violaciones de derechos humanos a cuestas, han abierto camino y han llevado a cabo políticas para resta- ñar las heridas. Por ello, animamos al Gobierno Vasco y a los diferentes partidos políticos a ampliar la base de trabajo que supone este decreto en próximos pasos, siempre tenien- do como norte los parámetros del derecho internacional de los dere- chos humanos. *FirmantambiénJonLandaySabino Ormazabal,AsociaciónProDerechos HumanosArgituz Tribuna Abierta P O R A N D R É S K R A K E N B E R G E R ( * ) Verdad, justicia y reparación Madrid con la compañía Helitt. Mientras todo esto sucede, el Gobierno Vasco, a través de VIA, la sociedad de promoción del aero- puerto, hace las gestiones necesa- rias para poder recuperar el vuelo a Madrid y Barcelona en el aero- puerto de Foronda, negociando con compañías aéreas, ya que tiene medio millón de euros esperando destino para promocionar vuelos de pasajeros en nuestro aeropuerto. No podemos esperar, la iniciativa hay que tomarla de manera urgen- te y no nos podemos permitir tal desatino. El diputado general Javier de Andrés no debe sobrevolar los problemas y debe aterrizar en Foronda para defender su fututo con toda la fuerza. Le esperamos en la terminal de carga y de pasajeros acompañado de Javier Maroto y el Alfonso Alonso. Cuando aterricen, la ciudadanía alavesa sabrá cual es su verdadero peso, trabajo e influen- cia política e institucional. Les hemos dado los argumentos y la posición política institucional de todas las fuerzas políticas en las jun- tas Generales, aprovéchenla en beneficio de Álava. *Portavoz del PSE-EE en las Juntas Generales de Álava ONDA VASCA 98.0 FM El ex vendedor de bombas de racimo y hoy ministro de Defensa, Pedro Morenés, va a visi- tar mañana el cuartel de Mungia. Se anuncia que 155 civiles jurarán bandera y, aguánten- se la risa, se explica como una manera de estrechar lazos “entre los militares y la pobla- ción”. Ya imagino una cola de vecinos a la entrada pidiendo derramar su sangre en defen- sa de la bandera española (¡eso hay que jurar!). Tamaña marcianada sólo pone en eviden- cia que son individuos en tierra extraña. El lapitzero Marcianada Tenemos argumentos para exigir la apertura de Foronda 24 horas y 365 días al año, pero el PP alavés se queda mudo

×