Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
1 
GUÍA DEL LÍDER Fundamentos bíblicos para la mujer. 
El modelo de Tito 2 para mujeres sirviendo mujeres. Por Susan Hunt
2 
Mujeres Sirviendo a Mujeres 
Susan Hunt 
Ilustrado por Colleen Dunahoo.
3 
Estimada líder, 
Gracias por tu deseo de llevar a cabo este estudio. Quizá no conozca tu nombre o tu cara, pero estaré ...
4 
PLANEA: Detente ahora y lee la sección de "preparación" al comienzo de cada plan de lección. Hazte una idea general de ...
5 
MADRES/HIJAS ESPIRITUALES: en las sesiones 2, 3 y 4, se sugiere que las mujeres "dibujen" el nombre de otra mujer en el...
6 
CAPÍTULO 1 NUESTRO PUNTO DE REFERENCIA 
PREPARACIÓN: 1. Asegúrate que todas las participantes tengan una copia del text...
7 
Después de 3 ó 4 minutos, refiérete a la historia de la Srta. Elisabeth en la introducción del texto. Pide que 2 ó 3 mu...
8 
Después de unos 5 minutos, pide a cada grupo que dé su reporte. El tiempo de darlo debería tomarles unos 5 minutos. Ent...
9 
Segmento 3, viviendo para la gloria de Dios: 15 minutos 
Objetivo: que las mujeres verbalicen su necesidad y deseo por ...
10 
relaciones es ministrar juntas. Entonces pasa algunos minutos planeando las visitas antes de moverse al tiempo de orac...
11 
CAPÍTULO 2 
UN PROPOSITO DE VIDA 
PREPARACIÓN: 
1.- Lee el CAPÍTULO 2 varias veces. 
2.- Haz notas específicas de cosa...
12 
Puente para el siguiente segmento: 
La definición para Maternidad Espiritual es…. (Leer esto del material de apoyo) 
N...
13 
¿Cuál es su definición de sí misma? (siervo del Señor). 
¿Cuál es su motivo de vida? (obediencia a la voluntad de Dios...
14 
la gloria de Dios, y que ellas compartan el tipo de apoyo que necesitan, las moverá a un nivel más profundo de compañe...
15 
por las que oran de alguna forma, ya sea una llamada telefónica, para preguntar si hay petición de oración específica,...
16 
CAPÍTULO 3 
EL MANDAMIENTO 
PREPARACIÓN: 
1.- Lee el CAPÍTULO 3 cuidadosamente. 
2.- Hacer las preparaciones para la A...
17 
Puente para el siguiente segmento: 
En nuestras dos últimas lecciones, se establecieron dos principios fundamentales p...
18 
Ahora estamos listas para ver el Mandamiento en sí. Como el libro lo señala que las mujeres mayores entrenen a las muj...
19 
Segmento 3, Viviendo para la gloria de Dios: 15 minutos. 
Objetivo: Celebrar las experiencias individuales de crianza,...
20 
Segmento 4.- Conclusión: 5 minutos. 
Objetivo: Celebrar nuestro llamado a la maternidad espiritual. 
GRUPOS PEQUEÑOS: ...
21 
CAPÍTULO 4 
EL CURRÍCULO 
PREPARACIÓN: 
1 -. Si estas utilizando la idea de enviar tarjetas a todas las familias, saca...
22 
seguir. Ella era mucho más que eso. Ella fue mi primera madre espiritual, me enseñó la forma de la piedad”. (Página 32...
23 
Segmento 3, Viviendo para la gloria de Dios: 20 minutos. 
Objetivo: Que las mujeres apliquen el Currículo a situacione...
24 
las mujeres de Dios cultivan relaciones que nutren. Es a través de estas relaciones de crianza que las mujeres jóvenes...
25 
CAPÍTULO 5 
UNA RELACION DE CRIANZA 
PREPARACIÓN: 
Vinculación madres / hijas espirituales 
1 -. A partir de esta lecc...
26 
están en esta edad o la sobrepasen tomen un pedazo de papel blanco. Las mujeres debajo de esta edad deberán tomar un p...
27 
Segmento 2.- Alentar y equipar: 25 a 30 minutos, 
Objetivo: Explorar y examinar los principios de una relación de cria...
28 
3.- ¿De qué nos libera este conocimiento? (autocompasión y aburrimiento. Enumera estos dentro de los obstáculos dentro...
29 
GRUPOS PEQUEÑOS: 
Asígnale a cada grupo una de las situaciones de vida contenidas en el material de apoyo. Pídeles ten...
30 
pídeles vuelvan a reunirse en el grupo de 6 y pasen un tiempo orando unas por otras. Si estas mandando tarjetas a la f...
31 
CAPÍTULO 6 
ANIMAR Y EQUIPAR 
PREPARACIÓN: 
1.- Ten un juego de números para pasarlos alrededor para los pares de madr...
32 
todo su corazón. 2 o 3 mujeres en cada grupo deberán orar. Después de unos pocos momentos, lee el versículo 51. Luego ...
33 
preguntarnos esto y debemos estar dispuestas a dar respuestas honestas. Mucho más importante, nosotras debemos darnos ...
34 
Segmento 3, viviendo para la gloria de Dios: 10 minutos 
Objetivo: Que las mujeres mayores afirmen verbalmente a las m...
35 
CAPÍTULO 7 
VIVIR PARA LA GLORIA DE DIOS 
PREPARACIÓN: 
1.- Prepara los números para las parejas de madres/hijas espir...
36 
y en fe se agarró de las promesas de Dios, confiando en Su soberana misericordia. En tu grupo, ora a Dios por Sus prom...
37 
b. ¿Cuáles son algunos indicadores de que una mujer está operando en la visión de “mi mundo”? (egoísmo, incapacidad pa...
38 
aprecian de las mujeres jóvenes y pídele a las hijas espirituales hacer una lista de las cosas que aprecian acerca de ...
39 
grandemente apreciada. Un certificado de regalo para un restaurante y niñera será un excelente regalo. La familia del ...
40 
CAPÍTULO 8 
EL MINISTERIO PARA ALENTAR 
PREPARACIÓN: 
1.- Prepara los números de las parejas de madres espirituales e ...
41 
Segmento 2, Alentando Y Equipando: 25 a 35 minutos 
Objetivo: Examinar el fundamento bíblico para el ministerio de ali...
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Guia del-lider-maternidad-espiritual
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Guia del-lider-maternidad-espiritual

908 visualizaciones

Publicado el

Durante las últimas dos décadas Susan Hunt ha mostrado a la iglesia lo que debe ser un verdadero discípulo, ha demostrado, tanto en hecho como en palabra (con la Escritura), que tal visión de servicio fiel es la única visión que puede cubrir las necesidades apremiantes de todos a nuestro alrededor. En este libro ella comparte con nosotras el trabajo interno detallado y los “pormenores” de esta visión.

Publicado en: Meditación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Guia del-lider-maternidad-espiritual

  1. 1. 1 GUÍA DEL LÍDER Fundamentos bíblicos para la mujer. El modelo de Tito 2 para mujeres sirviendo mujeres. Por Susan Hunt
  2. 2. 2 Mujeres Sirviendo a Mujeres Susan Hunt Ilustrado por Colleen Dunahoo.
  3. 3. 3 Estimada líder, Gracias por tu deseo de llevar a cabo este estudio. Quizá no conozca tu nombre o tu cara, pero estaré orando por ti. También estaré orando por las mujeres a quienes enseñas. El miércoles es el día en que estaré orando específicamente por ti. Por favor te pido te me unas y oremos la una por la otra. "...estén alertas y siempre manténganse en oración por todos los santos" (Efesios 6.18) Gozosamente en el Señor Jesús, Susan Hunt. VISIÓN DE ESTE ESTUDIO Que las mujeres obedezcan el mandato dejado en Tito, invirtiendo en cultivar relaciones interpersonales que alienten y equipen a cada una a vivir para la gloria de Dios. OBJETIVOS DEL ESTUDIO:  Que mujeres de todas las edades participen.  Que mujeres en diferentes etapas y circunstancias de la vida aprendan a cultivarse, apreciarse, valorarse, afirmarse unas a otras y a aprender unas de otras.  Que mientras las mujeres se alienten y equipen una a la otra, las familias, la iglesia y la sociedad sean bendecidas por medio de ellas; y que por encima de todo, Dios y su Palabra sean honrados en las vidas de sus hijas. ALISTANDOSE ORA: de ser posible, antes de que comiences promoviendo este estudio, pide a varias mujeres de diferentes edades que lean el libro y empiecen a orar contigo. En muchas situaciones, los grupos de estudio bíblico de mujeres están separados por edades. Será un cambio traer gente de varias edades juntas. Puede que haya resistencia. La oración es la respuesta para superar esta resistencia. PROMUEVE: la visión y el establecimiento de objetivos mencionados en la página i y las imágenes prediseñadas que aparecen en la página 79 pueden ser usados en las revistas, boletines de la iglesia, cartas y folletos. Adáptalas a tu situación. Varias semanas de publicidad informativa son críticas para el éxito de cualquier programa. PERSONALIZA: Pregunta al Señor si hay mujeres específicas a quienes deberías involucrar a participar en este estudio. Quizá haya una mujer de mayor edad que pueda influenciar a otras mujeres mayores a asistir. Quizá la esposa del pastor sea una mujer clave a involucrar. PASTOR: Da a tu pastor una copia del libro y comparte la visión y los objetivos con él. Quizá quieras marcar ciertas páginas que consideres sean de interés para él. Pídele su apoyo para animar a las mujeres a participar.
  4. 4. 4 PLANEA: Detente ahora y lee la sección de "preparación" al comienzo de cada plan de lección. Hazte una idea general de hacia dónde quieres ir y qué ideas quieres usar antes de que comiences a enseñar este estudio. Muchas de las ideas necesitarán ser planeadas con varias semanas de anticipación. Leer estas dos secciones te alertará para eso. USANDO LA GUÍA DEL LÍDER Esta guía está diseñada para ayudarte a llevar a cabo un estudio interactivo de "Maternidad Espiritual". Quizás tú o tu grupo no están acostumbrados a los estudios interactivos. Puede que te sientas insegura acerca de usar las actividades grupales. Considerando que es importante para tí adaptar este estudio a tu estilo y a tu grupo, te animo a intentar la aproximación interactiva. El compartir mutuamente y el animar son una gran parte de este estudio, y la interacción es necesaria para conseguir esto. En el comienzo, los ejercicios de compartir son simples e impersonales. Gradualmente la profundidad y cantidad de lo que se comparte se incrementa. A lo largo del estudio, si utilizas estos ejercicios, verás que los lazos van creciendo entre las mujeres. GRUPOS PEQUEÑOS: Hay muchas actividades de discusión en grupos pequeños. Se sugieren grupos de seis. Si tu grupo es de menos de doce, no lo dividas. La asignación del tiempo designado para las actividades grupales puede parecer corta, pero es mejor tener muy poco tiempo para la discusión que demasiado tiempo. La energía del grupo estará a un nivel más alto si tú mantienes un paso rápido. De cualquier forma, necesitarás "leer" a tu grupo y ser sensible a ellas. Si hay frustración porque ellas se sienten apresuradas dales más tiempo. Siguiendo con la mayoría de las actividades grupales, el guía dirá "repórtense". Esto significa que le pidas a alguien en cada grupo que comparta los hallazgos o percepciones de su grupo. Cómo manejes las actividades de los grupos pequeños, variará de acuerdo al tamaño y la personalidad de tu grupo. "Estudia" a tu grupo y ora por sabiduría para ajustarte y adaptarte. Si una idea o actividad funciona bien, úsala de nuevo. Puede haber algunas ideas que querrás usar cada vez y otras que querrás omitir. TIEMPO: las lecciones están diseñadas para durar aproximadamente 1 hr. 15 min. Esto incluye tiempos de oración y discusiones de grupo. Puede ser acortado o expandido. USANDO EL LIBRO: El plan de lección asume que las mujeres tengan una copia del libro. Tú harás que se refieran a páginas particulares durante las sesiones. Las discusiones serán mucho más enriquecidas si las mujeres leen el capítulo asignado por adelantado. Tú no irás simplemente a través del material en cada capítulo. El plan de lección está diseñado para ayudarte a reforzar, aplicar y ahondar en los principios mencionados en el libro. Cuando las mujeres discutan y elaboren sobre lo que ellas leyeron por adelantado, ellas ganarán en percepciones más profundas. Oír los pensamientos de otros además propiciará los lazos. TIEMPOS DE ORACIÓN: Los planes de lección dan sugerencias para tiempos de oración. Además incluye tus propios puntos regulares de oración. Una sugerencia es una hoja de Oraciones por/Anuncios para cada sesión. Enlista ministros de la iglesia, misioneros, necesidades especiales, etc. para orar por ellos. Los puntos de oración pueden ser agrupados y enumerados, y entonces asignados a varios grupos. Para ahorrar tiempo, imprime los anuncios. Los tiempos de oración estimularán los lazos y el cultivo. Orar en grupos pequeños permitirá una fraternidad más cercana en oración. Además, las mujeres que nunca orarían en un grupo grande es más probable que lo hagan en un grupo pequeño. Haz que los grupos oren simultáneamente. Pide a las mujeres en cada grupo que se reúnan en un círculo pequeño y que una persona en cada grupo comience el tiempo de oración. Explícales que aún si ninguna en el grupo está orando en voz alta, están para orar en silencio hasta que tú concluyas el tiempo de oración.
  5. 5. 5 MADRES/HIJAS ESPIRITUALES: en las sesiones 2, 3 y 4, se sugiere que las mujeres "dibujen" el nombre de otra mujer en el grupo para orar por ella y ministrarla durante la semana. Entonces, comenzando en la lección 5, tú emparejarás a las mujeres como madres/hijas espirituales. Esta es una parte crítica de este estudio. Mira "adelante" a la sección de preparación de la lección 5 para instrucciones y sugerencias de modo que puedas empezar a planear y prepararte. Puede que quieras asignar a alguien más la responsabilidad de prepararse para esto. Además mira adelante la sección "Actividad de Ministerio Opcional" de la lección 12 para ideas para continuar las relaciones madre/hija espiritual después de que se concluya el estudio. En un grupo donde la mayoría de las mujeres tienen una edad similar, y tú no puedes emparejarlas como madres/hijas, aún hay una necesidad de cultivar las relaciones. En estos casos, simplemente emparéjalas o deja que cada mujer "dibuje" el nombre de otra mujer como lo harás en las lecciones 2-4. MATERIAL DE APOYO: hay una hoja al final de cada plan de lección llamada "Material de Apoyo". Haz copias para todas las participantes. (Idea: coloca la Hoja de Oraciones por/Anuncios al reverso del Material de Apoyo) ACTIVIDADES DEL MINISTERIO OPCIONALES: Hay un ministerio sugerido al final de cada lección. Ministrar juntas estimula el crecimiento personal y los lazos de grupo. Echa un vistazo a estas actividades. Algunas requerirán de planeación anticipada. Sugerencias: Involucra a otras en planear e implementar estos ministerios. Esto las ayudará a desarrollar sus dones espirituales. Una persona podría estar encargada de todos los ministerios, o podría haber una persona diferente para cada ministerio. Haz copias de cada actividad y dáselas a quienes queden a cargo. Si una actividad ministerial funciona bien, repítela! "Glorifiquen al Señor conmigo; exaltemos Su nombre juntos" (Salmos 34.3). Y anticipemos ansiosamente las grandes cosas que El hará!
  6. 6. 6 CAPÍTULO 1 NUESTRO PUNTO DE REFERENCIA PREPARACIÓN: 1. Asegúrate que todas las participantes tengan una copia del texto y pídeles que lean la introducción y el capítulo 1 por anticipado. 2. Ora por sabiduría y sensibilidad al facilitar los ejercicios grupales. 3. Ve la página ii por sugerencias para los ejercicios grupales y la página iii por sugerencias para el tiempo de oración. 4. Haz copias del Material de apoyo 1 5. Considera las actividades de ministerio opcionales al final de esta lección y haz cualquier plan que necesites hacer. 6. Ten lápices extra a la mano. ESCRITURA: Isaías 49:14-16, Isaías 66:10-14, Mateo 23:37 Segmento 1, Cultivar: 10-15 minutos Objetivo: Comenzar a identificar el deseo de las mujeres por cultivar las relaciones con otras mujeres. Da la bienvenida a las mujeres y di algo como: Conforme vamos comenzando nuestro estudio de maternidad espiritual, echemos un vistazo a la definición en su Material de apoyo (leerlo)… Cultivar significa nutrir, promover el crecimiento y desarrollo de algo. La maternidad espiritual significa dar el tipo de cuidado amoroso a la vida espiritual de alguien como las madres lo dan a sus hijos… Aunque todas las cosas de las que estaremos hablando aquí tienen aplicación para aquellas de ustedes que están criando niños en este momento, nuestro enfoque principal es en la necesidad de que las mujeres mayores sean madres espirituales de mujeres más jóvenes. Ahora echen un vistazo al número 1 y tomen un instante para evaluar su percepción de las relaciones entre las mujeres mayores y las jóvenes en nuestra iglesia. No se trata de ser negativos, las personas somos diferentes y tendremos por tanto percepciones diferentes. Lo que estamos tratando de hacer es tener una evaluación de grupo de modo que sepamos dónde necesitamos comenzar a fortalecer esas relaciones. Dale a las mujeres un par de minutos para que marquen sus Material de apoyos y entonces pídeles que se reúnan en grupos de 5 ó 6 con una "variedad de edades" en cada grupo. Puede que necesites ayudarlas a estar seguras de que hay mujeres mayores y mujeres jóvenes en cada grupo. GRUPOS PEQUEÑOS: Acércate alrededor y di tu nombre y una cosa acerca de tí misma.
  7. 7. 7 Después de 3 ó 4 minutos, refiérete a la historia de la Srta. Elisabeth en la introducción del texto. Pide que 2 ó 3 mujeres en cada grupo compartan brevemente con su grupo acerca de una mujer que las haya influido. Pídeles que prueben y piensen en razones específicas por las que estas mujeres las influyeron. Pide a alguien en cada grupo que enliste el tipo de cosas mencionadas y que esté preparada para reportar después de algunos minutos. Después de unos 4 minutos, pídele al reportero de cada grupo que comparta el tipo de cosas que fueron mencionadas. Después de que cada grupo dé su reporte, dirás: "¿Alguna habló acerca de una mujer que se encuentre hoy entre nosotros? Si es así, ¿lo compartirías con todos nosotros?" Este debería ser un momento muy afirmante, mientras una mujer oye cómo ella influyó a otra mujer. Concluye este segmento diciendo algo como: "Mientras ustedes escuchan estas cosas, y se reflejan en la historia de la srita. Elisabeth, no es alentador darse cuenta de que las cosas que las mujeres necesitan unas de otras son cosas que todas nosotras podemos hacer? Eso es de lo que la maternidad espiritual se trata. Mientras vayamos trabajando juntas en este estudio, veremos que todas tenemos la capacidad de nutrir a otras mujeres. Puente al siguiente segmento: De acuerdo al texto, ¿quién es el último punto de referencia para la maternidad espiritual? (Dios) Antes de que miremos este capítulo, pidamos al Señor que esté con nosotros. Dirígelas en la oración Segmento 2, alentando y equipando: 25 a 30 minutos. Objetivo: usar la discusión en grupos pequeños para reforzar la verdad de que Dios es el punto de referencia para todo en la vida; estimular a las mujeres a pensar acerca de las características de la maternidad; y profundizar las relaciones de las mujeres unas con otras mientras comparten sus pensamientos acerca de estos asuntos. GRUPOS PEQUEÑOS: Haz referencia al número 2 de la hoja de trabajo y asigna a cada grupo un pasaje de la Escritura o el nombre El Shaddai (a, b, c ó d). Dependiendo de tus números, puede que tengas que asignar a dos grupos el mismo pasaje, o asignar a un grupo más de un pasaje. Han leído lo que el libro dijo acerca del nombre El Shaddai y acerca de esos pasajes en la Escritura. Ahora reflexionen como grupo en las preguntas de tu material de apoyo. ¿Cómo te hace sentir el pensar en Dios comparándose a sí mismo con una madre? Hubo algo en el texto que fuera una bendición particular para ti? Además comparte cualquier pensamiento adicional y percepciones acerca de tu pasaje. Que alguien en cada grupo tome notas y esté lista para compartir los pensamientos de tu grupo.
  8. 8. 8 Después de unos 5 minutos, pide a cada grupo que dé su reporte. El tiempo de darlo debería tomarles unos 5 minutos. Entonces continúa. Todas nosotras tenemos la capacidad de ser madres espirituales. Esta capacidad no depende de nuestra fecha de nacimiento. La tenemos porque Dios nos creó como mujeres. El punto número 3 de tu Material de apoyo menciona una lista de algunas de las características que los pasajes de la Escritura que examinamos y que hablan acerca de Dios. Probablemente pensemos en ellos como características de la "maternidad". Estas características pueden y deberían ser evidenciadas en nuestras vidas. Nosotras desarrollamos estas características a través de la obediencia a la Palabra de Dios. Nuestro texto dice: (referirse al tercer párrafo de la página 12 inmediatamente después de la lista de características: "estas características son relacionales... Ellas florecerán como el pasto.") En sus grupos, discutan las preguntas enlistadas después de las características en su material de apoyo. De nuevo tengan una reportera preparada a compartir los pensamientos de ustedes con todas nosotras después de algunos minutos. Si estás corta de tiempo, puedes asignar a cada grupo una pregunta en lugar de que cada grupo mire todas las preguntas. Después de unos 5 minutos, haz que los grupos reporten. El tiempo para reportar debería ser de unos 5 minutos. Algunos de los pensamientos que quieres estar segura de que sean incluidos son:  Mientras reflejamos estas características, estamos reflejando el carácter de Dios.  Dios nos ha diseñado como mujeres para cultivar (criar, educar, nutrir, apoyar), por lo que nosotras encontramos llenura al hacerlo.  Las mujeres cristianas necesitan ser nutridas para crecer y desarrollarse espiritualmente. Nuestro libro usa el ejemplo de Nohemí y Ruth para ilustrar la maternidad espiritual. Con frecuencia oímos de historias de horror de relaciones de suegra/nuera. ¿No es alentador ver esta relación funcionando de un modo tan poderoso? Probablemente haya muchas razones por las que esta relación funcionó, pero dos factores fueron la aceptación de Ruth por Nohemí, y la voluntad de Ruth de aprender de Nohemí. Estos factores crearon el contexto para una relación de nutrición. Mira en el tercer párrafo de la página 13 (léelo, comenzando en "Estas mujeres regresaron a Israel...."). Discutiremos más esto conforme vayamos avanzando en este estudio, pero por ahora permítanme enfatizar que la maternidad espiritual no es una instrucción formal. La maternidad espiritual se trata de una relación de siembra, de cultivo. Puente al siguiente segmento: Ahora vienen las preguntas clave. ¿Queremos ser cultivadas(nutridas, enseñadas) por otras mujeres? ¿Estamos siendo cultivadas por otras mujeres en nuestra iglesia? ¿Estamos alcanzando y cultivando a otras? ¿Por qué si o por qué no?
  9. 9. 9 Segmento 3, viviendo para la gloria de Dios: 15 minutos Objetivo: que las mujeres verbalicen su necesidad y deseo por cultivar relaciones con otras mujeres; identificar las razones por las que nos resistimos a alcanzarnos unas a otras; y proveer oportunidades para que ellas se alcancen unas a otras. GRUPOS PEQUEÑOS: "Ahora regresa a ver tus respuestas a las preguntas bajo el número 1 del material de apoyo y determina una percepción de "grupo". Explícales que para obtener una respuesta de "grupo", cada mujer en el grupo debería dar el número que marcó para la pregunta “A” hacer que el reportero las agregue, entonces dividir por el número de mujeres en el grupo. Hacer lo mismo para las preguntas B y C. Después de 3 ó 4 minutos, pídele a cada grupo que dé el reporte sobre los 3 asuntos: ¿Las mujeres en nuestra iglesia quieren ser cultivadas por otras mujeres? ¿Estoy siendo cultivada por otras mujeres en nuestra iglesia? ¿Estoy cultivando a otras mujeres? Resume las conclusiones con algo así como: "El propósito de estas preguntas no es alentarnos a la crítica, sino sacar a flote el deseo y la necesidad que tenemos como mujeres. Probablemente todas sentimos que nos gustarían relaciones más profundas con otras mujeres, que estuvieran tanto en nuestro mismo rango de edad como en diferentes etapas de la vida. Pero muchas veces las mujeres se mantienen separadas. ¿Por qué no nos acercamos más unas a otras? ¿Cuáles son algunas de las cosas que nos alejan?" Dale a los grupos 3 ó 4 minutos para compilar una lista de razones y entonces hazlos dar su reporte. Espera cosas tales como: miedo al rechazo, no saber cómo hacerlo, demasiado ocupadas, demasiado preocupadas acerca de nuestras propias necesidades, etc. Después de que cada grupo reporte, resume con algo así como: "Encuentro útil oír por qué otras mujeres se detienen. ¡Hace darme cuenta de que no soy la única que duda para alcanzar a alguien más! Pero oremos porque no nos privemos nosotras mismas del gozo de cultivar y ser cultivadas. Este estudio está diseñado para animarnos y equiparnos para establecer relaciones de cultivo. Oremos porque aprendamos a ser madres espirituales. Un modo de comenzar a fortalecer nuestras relaciones es orar juntas. Tomen algunos minutos para compartir sus peticiones de oración en sus grupos. (Si tú usas uno o ambos de los Ministerios Opcionales que vienen abajo, explica que otro modo de fortalecer nuestras
  10. 10. 10 relaciones es ministrar juntas. Entonces pasa algunos minutos planeando las visitas antes de moverse al tiempo de oración concluyente.) Segmento 4, Conclusión: 5 a 10 minutos. Objetivo: fortalecer relaciones en el grupo al orar juntas. Explica que los grupos orarán simultáneamente, y que después de varios minutos tú concluirás. Haz referencia a las hojas de oración si es que las estás usando y asigna puntos de oración a cada grupo. Pide a una persona de cada grupo que comience. Si tienes a un líder de alabanza, un coro de alabanza es una maravillosa manera de concluir el tiempo de oración. Actividades de Ministerio Opcional: (Nota: si escoges la primera opción, quizá quieras recordar la segunda sugerencia y usarla en otra semana.) 1. Si tu grupo es primariamente de mujeres jóvenes y te gustaría animar a las mayores en la iglesia a participar, o viceversa, en vez de hablar de "por qué no vienen", planea un ministerio para ellas. Compila una lista de mujeres a las que te gustaría ver involucradas en el estudio y pide voluntarias que tomen el nombre de una mujer de la lista. Sugiéreles que oren por la mujer y le pidan al Señor que les muestre maneras creativas, sensibles de acercarse a ellas. Ideas: invítala al lunch, llévale un pay, escríbele una nota y dile que la aprecias y te gustaría invitarla al estudio. Sobre todo, si cada mujer orará por otra mujer y le hiciera una invitación personal, puede que veas tu grupo duplicarse. 2. Haz énfasis en "La Historia de Julie" al comienzo del capítulo y a la actualización de la historia de la página 14. Pregunta a las mujeres si ellas sienten que su iglesia está explotando el recurso de las mujeres que se quedan en casa. Divide a aquellas a quienes les gustaría participar en grupos de 3 ó 4 y asígnales una mujer a quien visitar durante la semana. Deja que cada grupo haga sus propios arreglos para la visita. Pide a los grupos que usen las siguientes preguntas durante su visita y que vengan preparados para compartir en la siguiente sesión. a. Cuéntanos algún recuerdo especial de su infancia. b. Háblanos acerca de una amiga que sea especial para ti. c. Compártanos algo que haya aprendido acerca de Dios. Echa un vistazo a la Actividad de Ministerio para el capítulo 3. Esta requerirá alguna planeación adelantada. Es probable que quieras pedirle a alguien más que se haga responsable de ella.
  11. 11. 11 CAPÍTULO 2 UN PROPOSITO DE VIDA PREPARACIÓN: 1.- Lee el CAPÍTULO 2 varias veces. 2.- Haz notas específicas de cosas que quieras enfatizar en el capítulo. 3.- Haz copias del material de apoyo No. 2 4.- Si usas la actividad del ministerio, ten tiras de papel listas. ESCRITURA: Lucas 1.38 “Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia”. Segmento 1: Cultivar: de 8 a 10 minutos Objetivo.- Alentar al ministerio por medio de oír reportes de visitas y fortalecer las relaciones al alabar al Señor juntas. Si tú hiciste una o ambas de las actividades opcionales de la lección pasada, empieza pidiendo a las mujeres que participaron que compartan sus experiencias. Seguramente tendrán algunos magníficos testimonios. Divide a las mujeres en grupos de 5 o 6, preferiblemente con variedad de edades en cada grupo. GRUPOS PEQUEÑOS: Acércate al grupo y di tu nombre y una o dos cosas sobre ti. Después de 2 o 3 minutos, pídeles a las mujeres que se acerquen a su grupo otra vez y que cada mujer comparta algo por lo que están agradecidas. Después de 2 ó 3 minutos, di algo como: Hoy veremos el bello acontecimiento de María aprendiendo que sería la madre del -Mesías. En Lucas 1.46-48 vemos su respuesta (leer estos versículos). Vamos a comenzar nuestro día orando al Señor y regocijándonos en Él. Demos gracias al todopoderoso por las grandes cosas que El ha hecho por nosotros. Este no es un tiempo para decir nuestras peticiones delante del Padre, sino un tiempo para alabarle. Si alguien en cada grupo comienza tu tiempo de alabanza, los grupo orara simultáneamente y después de un tiempo yo concluiré el tiempo de alabanza. Si tu grupo termina, ora en silencio hasta que yo lo cierre. (Nota, Si tienes un líder de alabanza, canten himnos para concluir realzarán este tiempo de adoración.)
  12. 12. 12 Puente para el siguiente segmento: La definición para Maternidad Espiritual es…. (Leer esto del material de apoyo) Nuestro estudio en este tema se basa en dos principios fundamentales que son de hecho principios fundamentales de la vida cristiana 1.- Dios es el punto de referencia para todo en la vida. 2.- Hemos sido creados para la glorificar a Dios. Vimos el primer principio fundamental en la sesión anterior. Hoy vamos a ver el segundo principio. Notarás que la gloria de Dios es la fuerza motriz de la definición de la maternidad espiritual. El propósito de la maternidad espiritual no es auto-enriquecimiento, aunque eso ocurre. El fin último de la maternidad espiritual es la gloria de Dios. Si no mantenemos esto en mente, nuestras relaciones probablemente llegarán a ser para servirse a uno mismo. Así que vamos a ver qué podemos aprender de la Palabra de Dios acerca de por qué y cómo glorificarle. Segmento 2, Alentar y equipar: 30 a 40 minutos. Objetivo: examinar varios pasajes de las Escrituras para entender por qué y cómo glorificar a Dios. GRUPOS PEQUEÑOS: Enfatice el número 1 del material de apoyo, lea esta pregunta y la respuesta del Catecismo corto de Westminster . A continuación, asigne a cada grupo una de las pruebas de la Escritura, con el número 2, Deles 3 o 4 minutos para trabajar en esto y luego haga que cada grupo informe. No pase más de 5 minutos en este ejercicio. Algunas cosas que deb erán ser incluidas son: a. Romanos 11: Él es digno de recibir nuestra gloria. Consulte Apocalipsis 4.8-11. b. Isaías 43: Él nos creó, Él nos formó, nos redimió, etc Él es el iniciador de nuestra relación con Él. Es una relación personal. Y es por gracia, no la ganamos ni la merecemos. c. Juan 17, 1 Cor 10: Nosotros glorificamos a Dios al reflejar Su gloria, Su carácter, en todo lo que somos y hacemos. La obediencia a Su Palabra es la forma en que le glorificamos. Él es a la vez la Fuente y el Objeto de esa gloria. Haz que todas vayan a Lucas 1. Lee los versículos 26-38 y dí algo como: Nuestro libro señala que glorificar a Dios es la esencia misma de la vida cristiana, y que María es un ejemplo de una mujer que tradujo esa esencia en su existencia. Después de su increíble experiencia con el ángel, la respuesta de María fue: He aquí la sierva del Señor ... Hágase conmigo conforme a tu palabra. Este es un pasaje tan familiar que es fácil pasar lo por alto. Pero en las palabras de nuestro libro, en esta declaración, María se está definiéndose a sí misma y expresando su propósito en la vida.
  13. 13. 13 ¿Cuál es su definición de sí misma? (siervo del Señor). ¿Cuál es su motivo de vida? (obediencia a la voluntad de Dios). El libro dice que hay dos factores que conducen a esta respuesta de fe. ¿Cuáles fueron? Utilice las páginas 27-29 del texto para conducir esta discusión. Haga hincapié en el poder de Dios en ella y Su protección sobre ella, Su carácter y Sus promesas. Nuevamente vemos a Dios como el iniciador y la fuente tal y como vimos en los pasajes de la Escritura examinadas anteriormente Como lo menciona el libro María continuó experimentando extremos extraordinarios en su vida. Considerando que nuestras situaciones son diferentes a las de María, la mayoría de nosotras probablemente sentimos que nos movemos de una crisis a otra, de un extremo al otro. María fue capaz de manejar los extremos en su vida, porque el tema central de su vida fue establecido.. En grupos, reflexionen acerca de la reacción de María a la situación en su vida. Particularmente vean las páginas 20 a 22 en su libro. Compartan cualquier idea o pensamiento que tuvieron mientras leían esto. Hablen acerca de las cosas que han aprendido del ejemplo de María. Una persona de cada grupo tome notas de las cosas que su grupo dice y prepárense para informar. Dar a los grupos de 5 - 8 minutos para compartir y luego haz que cada grupo informe. El intercambio y la presentación de informes deberían tomar alrededor de 10-15 minutos y probablemente cubrirá los puntos principales del texto. Prepárate para agregar cualquiera de tus propias observaciones que no salgan a relucir en la discusión. Mientras tú facilitas el tiempo de reportar, enfatiza continuamente lo siguiente: 1. La única razonable razón de nuestra existencia es reflejar la gloria de El Glorioso. 2. Es a través de la obediencia a Su Palabra que nosotros reflejamos Su gloria a nuestro mundo circundante. 3. Es el poder de Dios en nosotros y Su protección sobre nosotros que nos capacita a vivir para su gloria. Puente para el siguiente segmento: La mujer de los 90´s es bombardeada con mensajes de los medios de comunicación que influyen en nuestra manera de pensar. Se necesita disciplina para pensar bíblicamente y mantenerse enfocado en la gloria de Dios. María transfirió la verdad bíblica a su vida. Tenemos que hacer lo mismo. Segmento 3, Viviendo para la gloria de Dios: 15 minutos. Objetivo: Desafiar a cada mujer a examinar su relación con el Señor y su propósito de vida. GRUPOS PEQUEÑOS: Discutir las preguntas del número 3 del material de apoyo Si hay tiempo, seleccione algunas de las preguntas y haga que cada grupo informe. Sería de gran ayuda para conocer las respuestas a las preguntas "D". Hacer que las mujeres identifiquen las cosas que les impiden ser absorbidas con
  14. 14. 14 la gloria de Dios, y que ellas compartan el tipo de apoyo que necesitan, las moverá a un nivel más profundo de compañerismo y te dará percepciones valiosas sobre los grupos. Después de aproximadamente 5 minutos, diles algo como: Decir que la gloria de Dios es nuestro propósito de vida es una cosa. En realidad vivirla es otra, pero debemos empezar por tomar la decisión de que María hizo - la decisión de transferir la propiedad de nuestras vidas al Señor. Desafía a las mujeres a examinar sus propios corazones. ¿Saben del poder de Dios en ellas – se han arrepentido del pecado por la gracia de Dios y han puesto su fe en el trabajo terminado de Jesús? Como mujeres de fe, ¿se han definido a sí mismas como siervas? ¿Han abrazado la gloria de Dios como su propósito de vida? Enfatiza la declaración en el material de apoyo: "La obediencia no es una decisión de una sola vez La obediencia es una disciplina de toda la vida.".. Podemos ayudarnos unas a otras a medida que tratamos de vivir este propósito en la vida día con día, momento a momento. Me ayudó el ejemplo de María. También me ayuda verte vivir llena de fe en tu situación. Me ayudó y alentó la historia Jerdone al principio de este capítulo. Aquí vemos el hermoso testimonio de una mujer soltera que, en esencia, dijo: "He aquí la esclava del Señor... Que él haga conmigo como me has dicho". Y así como María dijo: "Mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador", esta historia concluye con Jerdone regocijándose en Dios. ¿Cómo su respuesta a su soltería te anima a responder a tu situación particular? Compartan su pensamiento en grupos. Después de 5 minutos para al ejercicio grupal de cierre. Segmento 4.- conclusión: 5 a 10 minutos. Objetivo: profundizar en las relaciones a través del compañerismo y la oración. Mientras concluimos nuestro tiempo juntas hoy, toma unos minutos para compartir cualquier petición de oración. Quizás necesitas apoyo en oración para responder a su situación en un modo que glorifique a Dios. La oración es una de las formas más poderosas que podemos ayudarnos unos a otros a vivir para la gloria de Dios. Después de unos minutos, pide a los grupos que vayan a orar. Si estás usando las hojas de oración, haz asignaciones a cada grupo. Puede que necesites explicar nuevamente que los grupos oren simultáneamente y que tú vas a concluir. Actividad Ministerial Opcional: Durante el segmento "crianza" pasa las hojas de papel y pide a cada mujer escribir su nombre, dirección y número de teléfono. Recoger estos en una cesta y durante el segmento de cierre, justo antes de ir a la oración, pasa la canasta y pide a cada quien tome una tira para orar por esa mujer durante una semana. Anímalas a ministrar a estas mujeres
  15. 15. 15 por las que oran de alguna forma, ya sea una llamada telefónica, para preguntar si hay petición de oración específica, una nota de aliento, un abrazo en la mañana del domingo y dile que tu eres quien que ha estado orando por ella, incluso lleva unas galletas a la puerta de su casa con una nota que has estado orando. Será divertido compartir su creatividad para ministrarse unas a otras la siguiente semana. Echa un vistazo a la actividad de ministerio del capítulo 4, si va a realizar esta actividad puede que quieras anunciarla y conseguir voluntarios durante este período de sesiones.
  16. 16. 16 CAPÍTULO 3 EL MANDAMIENTO PREPARACIÓN: 1.- Lee el CAPÍTULO 3 cuidadosamente. 2.- Hacer las preparaciones para la Actividad del Ministerio. 3.- Hacer copias del material de apoyo para esta lección. Tito 2:3-4: “Las ancianas así mismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras; no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos.” Segmento 1: Cultivar: 10 minutos Objetivo.- Enseñar a las mujeres cómo instruir al proporcionar oportunidades para que ellas las alcancen y se ministren unas a otras y a los miembros de la familia de la iglesia, y compartiendo un tiempo de alabanza y oración. Si vas a utilizar la actividad del Ministerio al final de esta lección, ten las tarjetas sobre una mesa para que las mujeres firmen según van llegando o si tu grupo es pequeño, es posible que prefieras ir pasando las tarjetas. Si utilizó la actividad Ministerio en la última reunión, comience por pedir a las mujeres que compartan si ministraron a las mujeres de la que sacaron la tarjeta. Incluso si sólo una o dos cumplió con esto, el testimonio estimulará a otras a hacerlo la próxima semana..Sugerencia: repetir esta actividad. Haga que cada mujer escribir su nombre, dirección, su número de teléfono en un trozo de papel y póngalo en una canasta. Cuando las mujeres estén poniendo sus nombres en la canasta, explica el proyecto del ministerio "Apoyo en Oración por las Familias". GRUPOS PEQUEÑOS: Pide a las mujeres que formen grupos pequeños, de nuevo con una variedad de edades y asigna una de las familias por quienes van a orar esta semana a cada grupo. Dios nos dice que entremos por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza. Esta es la forma en que hemos de acercarnos a Él, así que vamos a pasar algún tiempo alabando a nuestro Padre. Los grupos orarán simultáneamente. Si alguien de cada grupo comienza el tiempo de oración entonces varios de ustedes agradezcan a Dios por su bondad y misericordia para con nosotras. Posteriormente algunos de ustedes oren por la familia que les fue asignada. Y yo concluiré el tiempo de oración tiempo después. Después de unos minutos, concluye en oración o usa un coro de alabanza para concluir.
  17. 17. 17 Puente para el siguiente segmento: En nuestras dos últimas lecciones, se establecieron dos principios fundamentales para las mujeres de fe. ¿Cuáles son estos? Que las mujeres respondan. (Dios es el punto de referencia para toda la vida. La Gloria a Dios es la mejor meta para todo en la vida). Hoy vamos a empezar a examinar el mandamiento bíblico para la maternidad espiritual. Abran sus Biblias a Tito 2 y síganme en lo que voy leyendo. Segmento 2, Alentar y equipar: 30 a 40 minutos. Objetivo: Que las mujeres estudien el mandato de Tito, compartan sus ideas y puntos de vista y llegar a la conclusión de que este llamado es motivo de celebración. Lee Tito 2: 1-5. Luego continúa con algo como esto: Hoy vamos a ver este mandamiento. En nuestras siguientes lecciones nosotras examinaremos el contenido de la instrucción de que las mujeres mayores deben dar a las mujeres jóvenes. Nuestro libro comienza examinado varias cosas que nos llevan al mandamiento. Grupos pequeños: Consulta el material de apoyo y asigna a cada grupo las secciones 1, 2, 3, o 4 para trabajar en ellas. Varios grupos pueden estar trabajando en la misma tarea. Pídeles que abran sus libros en la sección que les fue asignada y que compartan sus pensamientos acerca de esta sección. Exhórtalas a compartir oraciones o párrafos que fueron especialmente significativos para ellas y den detalles sobre por qué estas secciones fueron especiales para todas. Es posible que desee explicar que compartir lo que hemos aprendido de la lectura individual fortalece el aprendizaje, y escuchar las ideas de las otras mujeres expande nuestro aprendizaje. Después de 4 ó 5 minutos, pídeles que trabajen juntas para escribir un resumen de su sección y que puedan informar a todo el grupo. Después de 3 o 4 minutos, pide a cada grupo que lea su resumen. Ahora involucra a todo el grupo en una discusión sobre el Mandamiento (páginas 28-30). La discusión debe tomar 10-15 minutos. Utiliza la siguiente declaración y preguntas de discusión. Aunque simplemente estas siguiendo el libro, dales a las mujeres la oportunidad de decir o hacer hincapié en las cosas que para ellas han sido un reforzamiento valioso.
  18. 18. 18 Ahora estamos listas para ver el Mandamiento en sí. Como el libro lo señala que las mujeres mayores entrenen a las mujeres jóvenes no es lo único que las mujeres tienen que hacer en la iglesia, pero es una parte importante de nuestro llamado. ¿Por qué dijo Pablo a Tito que enseñara a las mujeres mayores para que puedan capacitar a las mujeres más jóvenes? ¿Por qué no simplemente le dijo a Tito, el pastor, que capacitara a todas las mujeres? Deja a las mujeres compartan sus pensamientos. ¿Este mandamiento sólo se aplica a las mujeres mayores que tienen el don de la enseñanza? Asegúrese de que las mujeres entiendan que la palabra "entrenar", que es más amplia que la enseñanza formal. Pide a las mujeres vean Deuteronomio 6:4-8. Lee esto y explica que, así como los padres deben enseñar a sus hijos a través de las actividades normales de la vida, la formación espiritual debe ser parte de las actividades normales de las mujeres. La maternidad o la crianza, las relaciones entre mujeres mayores y jóvenes adoptan muchas formas distintas. Pero lo interesante es que cada mujer tiene capacidad debido a nuestra femineidad para ser maternales. Y cada mujer cristiana tiene el potencial para desarrollar las características de la maternidad espiritual. ¿Está de acuerdo con el texto que este mandamiento no es opcional, que todas estamos llamadas a nutrir la fe de las mujeres más jóvenes? El objetivo de esta pregunta es que las mujeres afirmen que este es nuestro llamado como mujeres cristianas. Anímalas a que no se preocupen si el "cómo hacerlo" sigue siendo "borroso". Asegúrales que mientras que ustedes continúen trabajando a través del estudio el "cómo hacerlo" se irá haciendo más claro. Esto nos lleva a una pregunta obvia: ¿Quiénes son las mujeres mayores? Deja que las mujeres hablen de las ideas del libro (páginas 29-31) y sus propios pensamientos acerca de esto. Considerando que toda mujer puede ser madre espiritual de alguien más joven, haz hincapié en la necesidad de que las mujeres mayores de 45 años o de 50 se den cuenta del valor de su experiencia de vida y compartan su perspectiva con mujeres más jóvenes. Asegúreles que saben más de lo que creen que saben. Puente para el siguiente segmento: Una vez más quiero animarte a no sentir miedo ante la idea de la maternidad espiritual. La mayoría de nosotras que tenemos hijos biológicos hemos experimentado algo de miedo e incertidumbre antes del nacimiento de nuestro primer hijo, y si no habíamos tenido mucha experiencia con los niños, es probable que nos sintiéramos no preparadas e inadecuadas para la tarea de la maternidad, pero fue cuando sostuviste ese niño en tus brazos que la maternidad se convirtió en la cosa más natural. A medida que avancemos a través de este estudio, creo que la mayoría de nosotras vamos a descubrir que la maternidad espiritual es bastante natural para nosotras como mujeres cristianas. De hecho, como señala en el texto, este mandamiento es un motivo de celebración!
  19. 19. 19 Segmento 3, Viviendo para la gloria de Dios: 15 minutos. Objetivo: Celebrar las experiencias individuales de crianza, reconocer lo que el ministerio de mujeres está haciendo para nutrir a otras mujeres, y enumerar varias cosas que el grupo podría hacer para nutrir a otras. Al comenzar este segmento, pasa la canasta alrededor y pídele a cada mujer sacar una tarjeta. Anímalas a orar por el ministerio y a orar una por otra durante la semana. En la “Historia de Jane” al principio de éste capítulo, Jane Brooks nos dijo como las mujeres en una iglesia a la que ella asistía se acercaron a ella. Como ella dijo el resultado fue realmente increíble, su vida cambió. ¡Esto es causa de celebración! GRUPOS PEQUEÑOS: En sus grupos, hablen acerca de sus reacciones a esta historia. Si algunos de ustedes han tenido experiencias similares, compártanlas con su grupo. Después de 3 o 4 minutos, diga algo como: Ahora vamos a personalizar esto. ¿Estamos proporcionando este tipo de ministerio a las mujeres? En sus grupos, hablen de esto. Menciona una o dos cosas que tu piensas que estamos haciendo para alcanzar y nutrir a las mujeres. Después de 2 o 3 minutos pide a cada grupo presente un informe. Luego pide a cada grupo que decida una o dos cosas que se pueden hacer para fortalecer las relaciones de las mujeres en su iglesia. Después de 2 o 3 minutos pide a los grupos presenten un informe.. Haz una lista de las cosas mencionadas. Esto será información valiosa. Algunas cosas que surjan pueden ponerse en práctica inmediatamente (como son las llamadas de teléfono a las visitas de primera vez en la iglesia, invitándolos a un estudio de la Biblia). Si es así, usted puede preguntar si alguien quisiera estar a cargo de ese ministerio. Señale que el envío de cartas a las familias por las que se ora es un ministerio muy enriquecedor. Celebrar algo es para alegrarse. A pesar de que todavía puedas sentirte inadecuada para la tarea de maternidad espiritual, ¿crees que este llamado es algo para celebrar? Habla acerca de cómo te sientes acerca de este mandato en Tito. Después de 2 o 3 minutos, reporta. Pida a una persona de cada grupo pase y resuma el sentimiento del grupo. Puente para el siguiente segmento: Creo que todos estamos de acuerdo en que nuestra vocación a la maternidad espiritual es motivo de celebración. Vamos a celebrar alabando a nuestro Padre por este llamado.
  20. 20. 20 Segmento 4.- Conclusión: 5 minutos. Objetivo: Celebrar nuestro llamado a la maternidad espiritual. GRUPOS PEQUEÑOS: En tu grupo pequeño, pasen algún tiempo dando gracias a Dios por nuestro llamado y pidiendo Su poder de capacitarnos para este llamado. Después de unos pocos minutos, concluye el tiempo de oración. Resalta la importancia que tiene realicen la tarea. Anímalas a alentar a otra mujer a hacer la primera tarea. Actividad Ministerial Opcional: Involucra a las mujeres en la oración para animar a todas las familias de tu iglesia. Determina para cuantas familias se necesita orar cada vez que se reúnan a través de la lista de la iglesia. Si estas usando una hoja de oración, nombra las familias cada semana. Anima a estas familias mediante el envío de una carta, firmada por todas las mujeres, con el siguiente mensaje: Sabiendo con cuánto vigor Satanás está atacando a la unidad familiar, nuestra (ponga el nombre de su grupo/ ministerio) ha asumido el ministerio de levantarnos en oración, a su vez, alfabéticamente cada una de nuestras familias. Queríamos que supieras que oramos por tu familia esta semana, creyendo y confiando en que a través de esto, el Señor te animará y te bendecirá. Salmo 67:1. Esta actividad proporcionará a las mujeres la oportunidad de nutrir las familias en la iglesia, y enviará un mensaje de preocupación amorosa a los que reciben la tarjeta cada semana. Las firmas de todas las mujeres es un estímulo poderoso. Las tarjeta se pueden imprimir con anticipación y la persona a cargo de este ministerio puede etiquetar los sobre cada semana. PLANIFIQUE CON ANTICIPACION: Mira el capítulo 5 y la sugerencia de usar muñecas de papel para emparejar las madres e hijas espirituales. Si usted va a utilizar esto, es posible que desee hacer copias y dar a las mujeres una o más de las muñecas para "vestir" durante la semana. Pídales que traigan las muñecas nuevamente la próxima semana. A partir de la lección 5, utilizará estas cada semana. Tenga cestas etiquetados como "madres espirituales" para los "mayores" y "muñecas hijas espirituales" para las “más jóvenes”. Vestir a las muñecas también podría ser un proyecto para después del estudio de la Biblia para aquellas mujeres que deseen hacerlo.
  21. 21. 21 CAPÍTULO 4 EL CURRÍCULO PREPARACIÓN: 1 -. Si estas utilizando la idea de enviar tarjetas a todas las familias, saca las tarjetas para que las mujeres las firmen como vayan llegando. Tal vez también quieras agregar a este ministerio a las personas que están en el hospital, etc. 2 -. Ve el ejercicio para grupos pequeños del segmento 2. Dependiendo de tu grupo, es posible que desees ponerte en contacto con alguien de antemano para dirigir la discusión en cada grupo. Si es así, asígnale una sección y pídele la lea varias veces y subraye las ideas importantes para que esté preparada para guiar la discusión de esa sección. Tito 2:4-5 “que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a su marido, para que la Palabra de Dios no sea blasfemada “ Segmento 1: Cultivar: 10 minutos Objetivo.- Enseñar a las mujeres a cultivar permitiéndoles hacerlo. Como vayan llegando las mujeres, pídeles escriban su nombre, dirección y teléfono en un pedazo de papel y ponlo en una canasta. Ellas sacarán un nombre más adelante. Después de abrir con la oración, comienza por preguntar si alguien ha ministrado o ha sido ministrada por la persona de la que sacaron el nombre la última sesión. Que se comparta esto es la mejor manera de enseñar a las mujeres cómo cultivar a alguien y para animarlas a hacerlo. Al oír cuanto significa para alguien una tarjeta, o una llamada de teléfono, o una invitación a almorzar estimulará a otra mujer a hacer lo mismo, mucho más que tu insistencia! A continuación, pregunta si alguien hizo la tarea de la última sesión. ¿Alguien pensó en una mujer mayor que exhibe las características enumeradas en Tito 2,3 y le dio las gracias? Esto será especialmente significativo si una mujer más joven agradece a una mujer mayor en su grupo o en su iglesia. Si la mujer mayor está en tu grupo, continua preguntándole a ella que significó que alguien reconociera estas características en ella. Este puede ser un tiempo muy especial de compartir, así como un tiempo de instrucción. Tú estarás enseñándole a la gente como criar al darle oportunidades de hacerlo. (Nota: aunque nadie hubiera agradecido a otra mujer, pregunta si pensaron en alguien. Luego pídeles que compartan como demuestra ella estas características. Aliéntalas a agradecerle durante la próxima semana). Puente para el siguiente segmento: Nuestro texto puntualiza que la piedad es uno de los temas dominantes del libro de Tito. Hemos mencionado las características de reverencia, el no ser una calumniadora, no ser adicta, y ser buena, y las hemos visto en otras mujeres, estas características describen a una mujer de Dios. La manera más efectiva como podemos enseñar la piedad es modelándola en nosotras mismas. Necesitamos ver como la piedad. Me encanta lo que dice Elisabethh Elliot de Amy Carmichael: "... Amy Carmichel se convirtió para mí en lo que hoy algunos llaman un modelo a
  22. 22. 22 seguir. Ella era mucho más que eso. Ella fue mi primera madre espiritual, me enseñó la forma de la piedad”. (Página 32 del libro). Hoy vamos a ver el "Currículo" de la maternidad espiritual, o el contenido de la formación que las mujeres mayores deben dar a las mujeres más jóvenes. Pero recuerde: mostrándole a una mujer más joven la forma de la piedad no sólo nos da la credibilidad para animarla y equiparla a vivir una vida de santidad, también es la herramienta de enseñanza más eficaz para mostrarle cómo hacerlo. Segmento 2, Alentar y equipar: 20 minutos. Objetivo: Que las mujeres examinen el “Currículo de la maternidad espiritual” como esta esbozado en Tito 2:3-5. Divide al grupo por lo menos en 4 grupos con mujeres de diversas edades cada uno. En tus grupos, habla sobre la relación de Bárbara y de Jane en la "historia de Bárbara" en el comienzo del capítulo, y la relación de Kathryn y Joane en la página 31. ¿Qué piensas acerca de estas relaciones?, Te ayudaron estos ejemplos a entender lo que es la maternidad espiritual? Después de 3 o 4 minutos, asigna a cada grupo uno de los componentes del "Currículo" (requisitos) como se indica en el material de apoyo. (Si tienes más de 4 grupos, simplemente asigna los mismos componentes a más de 1 grupo). Te darás cuenta de que la categoría de "relación" se divide en dos secciones. Pide a los grupos que hagan una lista de las ideas clave en sus secciones del texto. Es posible que quieran más detalles sobre esto. Pídeles que determinen quién tomará nota y leerá las conclusiones del equipo. Esperemos que las mujeres hayan leído esto anticipadamente y estén preparadas para discutir esta sección- Dales 7 u 8 minutos para la discusión, luego de 5 a 6 minutos para que hagan su reporte. Puente para el siguiente segmento: Ahora tenemos que ver cómo se ve la piedad en varias situaciones. Pongamos las variadas partes del Currículo en situaciones actuales- La situación que tu grupo estará viendo corresponderá al componente del Currículo que tu discutiste. Decide como una madre espiritual alentará y equipará a una mujer más joven para vivir para la gloria de Dios en estos ejemplos. Déjame prevenirte en que alguna de estas situaciones no son fáciles. Probablemente nos moverán más allá de nuestra “zona de comfort” Pero estas son situaciones muy reales que nosotras tenemos que enfrentar hoy en día. Asegúrate de considerar las referencias de la Escritura en cada sección mientras trabajas en tus respuestas. Después de unos minutos prepárate para presentar un reporte.
  23. 23. 23 Segmento 3, Viviendo para la gloria de Dios: 20 minutos. Objetivo: Que las mujeres apliquen el Currículo a situaciones de la vida Asigna la situación 1 al grupo que tiene el componente del Currículo #1, etc. Dales de 5 a 8 minutos para discutirlo. En el tiempo del reporte, lee la situación 1 y pregúntale a los grupos que lo discutieron que compartan sus conclusiones. Luego lee la situación 2, etc. Algunas de estas situaciones pueden generar discusiones de otras personas. Es importante que durante este tiempo se enfatice que no siempre es fácil determinar cómo manejar varias situaciones y que nosotras no siempre vamos a estar de acuerdo. El punto principal en esta discusión es darse cuenta que la perspectiva de una mujer mayor puede dar valiosas observaciones que puedan ayudar a una mujer joven a actuar con obediencia. Algunas reflexiones acerca de cada situación: 1 -. Claro que Margie ha pecado, pero en este punto Betty tiene que darle su amor y su apoyo. Ella debería elogiar Margie por no haber optado por abortar. Ella podía ofrecerle ayuda práctica. Ella puede ofrecerse para ir con Margie y hablar con el pastor. Podía contar con el apoyo y la ayuda del ministerio mujeres. Por supuesto Margie tiene que arrepentirse de sus pecados y buscar el perdón de su Padre Celestial, pero Betty posiblemente tenga que hacer frente a la crisis inmediata antes de trasladarse a esas cuestiones. 2 -. Probablemente la cosa más importante que Margaret podría hacer es escuchar a Allison desahogarse y orar con ella. Podría asegurarle a Allison que ella compartirá su carga al orar regularmente por el marido de Allison y por su hijo. Suavemente podría animar a Allison diciéndole que ella orará para que Dios le de la fuerza para mostrar el amor de Jesús a su familia. Margaret podría dar seguimiento a esta situación hablándole a Allison de vez en cuando para compartirle versículos de la Escritura y orar con ella. 3 -. La decepción de Jennifer es legítima, pero ella tiene que darse cuenta que Tom no intentaba decepcionarla o herirla. Ella no puede esperar que él le lea la mente. Ella no debe reaccionar haciendo pucheros o explotando en ira. Sumisión no significa que es inapropiado que ella le diga a que él también necesita tiempo lejos de las responsabilidades y que ella necesita tiempo con él, y que probablemente la siguiente vez que él tenga un día libre lo pudieran pasar juntos. Pero la sumisión en este caso si significa que ella le de amabilidad y comprensión a Tom. 4 -. Carol necesita un poco de ayuda práctica en el manejo de una casa. Una vieja amiga podría ayudarla a planear su tiempo, sus menús, compartir tips para organizarse y mantener su responsabilidad sobre su tiempo de ocio. Esta vieja amiga también podría orar por ella y animarla. Puente para el siguiente segmento: Creo que todo esto nos demuestra lo valioso que es para las mujeres más jóvenes el tener la perspectiva, el apoyo y el aliento de una mujer mayor. El Currículo de la maternidad espiritual no se encuentra en las páginas de un libro de texto, y no se enseña en un ambiente formal. La maternidad espiritual sucede cuando
  24. 24. 24 las mujeres de Dios cultivan relaciones que nutren. Es a través de estas relaciones de crianza que las mujeres jóvenes son alentadas y equipadas para vivir para la gloria de Dios. Segmento 4.- Conclusión: 5 a 10 minutos. Objetivo: Que las mujeres se nutran unas a otras a través de la oración Pasa la canasta con los nombres y pídale a cada mujer sacar una tarjeta. Una de las maneras más efectivas como nosotras nos nutrimos unas a otras es por medio de la oración por otros. Mientras sacas el nombre de una mujer, por favor recuerda orar por ella durante esta semana. Ella estará más alentada si sabe que tu estás orando por ella, así es que hazle una llamada o escríbele una nota. Nosotros también nos alentamos al orar unas con otras. Tómense unos minutos y compartan las peticiones de oración que puedan tener con el grupo. Después de 3 o 4 minutos, pídele al grupo que vaya a orar. Pídeles que oren por las personas que les salieron antes en las tarjetas. Después de varios minutos, di algo como: Queremos que hoy se ore por todas, así que asegúrate de recordar el nombre de la mujer que esta a tu izquierda. Entonces una persona de cada grupo comenzará simplemente diciendo: Padre, gracias por …….. y da el nombre de la mujer a tu izquierda.- Luego la siguiente persona orará por la mujer de su izquierda y así continuaremos hasta que se haya orado por cada una de las personas del grupo. Después de unos minutos, concluye la oración. Actividad Ministerial Opcional: (organizar con anterioridad) Pide a dos o tres de las mujeres mayores que estén listas para enseñar alguna habilidad a una mujer joven- Cocinar un pan, hacer un arreglo floral, Quilting (hacer una colcha o cuadro con retazos de tela), bordado español, tips para ahorrar tiempo en la cocina, cómo organizar un closet, etc. Son maravillosos regalos para compartir. Las mujeres mayores necesitan darse cuenta que enseñar estas habilidades es un ministerio que ellas pueden tener para las mujeres jóvenes. Esto puede hacerse inmediatamente después del estudio bíblico para las que quieran participar, o pueden ponerse de acuerdo para juntarse y pasar un tiempo en grupo para aprender una habilidad.
  25. 25. 25 CAPÍTULO 5 UNA RELACION DE CRIANZA PREPARACIÓN: Vinculación madres / hijas espirituales 1 -. A partir de esta lección, se reunirá a las mujeres como madre/hijas espirituales. Corta trozos de papel de color rosa y blanco y numera ambos colores, o utiliza los patrones de muñecas de papel en la página 63. Haz copias y "viste" las muñecas, y ponles un número en la parte posterior. A continuación, puedes poner la muñeca que representan a las madres en una canasta y las "hijas" en otra canasta. Nombra cada cesto (Madres/Hijas). Si utilizas pedazos de papel o las muñecas de papel, haz suficientes para todas las mujeres. Determina una edad que sea tu "edad mínima" basada en las edades promedio del grupo. Por ejemplo, si 50 es la edad media, las mujeres mayores de 50 años serán madres espirituales y las mujeres menores de 50 serán hijas espirituales. Coloca la edad en la etiqueta de las canastas. Pídeles a las mujeres de 50 años tomar un pedazo de papel blanco, y a las menores de 50 tomar un pedazo de papel de color rosa. A continuación pídeles encuentren su pareja (los números correspondientes). Por supuesto que no va a funcionar exactamente. Si tú tiene más mujeres mayores de 50 años, sólo tienes que dejar que algunas "hijas" tengan más de una "madre". (Recoge los pedazos de papel, o las muñecas de papel, cada sesión para que no tengas que hacer otra serie). Sugerencia: Mi experiencia es que esto funciona mejor si tú repites esto cada vez que se reúnen en lugar de asignar parejas a largo plazo. Algunas de las razones para esto son: las mujeres conocerán a más mujeres, algunas mujeres pueden "conectarse" mejor y esas relaciones continuarán incluso cuando tienen una misión diferente, las mujeres pondrán más energía en esto y es bueno "mezclarlas", si una relación no hizo "clic" la decepción se reducirá al mínimo ya que es sólo a corto plazo. 2.- Haz copias del material de apoyo para esta lección. 3.- Si estás haciendo el ministerio de las tarjetas, saca las tarjetas para que las mujeres las firmen mientras las vayan llegando. Lucas 1 y Juan 13 Segmento 1.- Crianza: 15 a 20 minutos Objetivo: Hacer parejas con las mujeres como madres/hijas espirituales y que vivan una experiencia de crianza. Pasa la canasta con los pedazos de papel blanco y rosa, o la canasta de cada una de las muñecas de papel, y explica que se les pondrá en pares como madres e hijas espirituales. Diles a las mujeres el límite de edades y que las que
  26. 26. 26 están en esta edad o la sobrepasen tomen un pedazo de papel blanco. Las mujeres debajo de esta edad deberán tomar un papel rosa. Mientras van pasando la canasta pregunta si alguien ministró o fue ministrada por la persona que sacó su nombre la sesión pasada. Recuerda que esta participación es la mejor manera para alentar a las mujeres a ministrarse unas a otras. Pide a las que tengan papel rosa que se levanten y que busquen a su compañera. Tan pronto como la hayan encontrado continúa con algo como esto: La razón por la que les pedí a las hijas que fueran con las madres es porque este es un principio fundamental de la maternidad espiritual. Una mujer joven debe ir con una mujer mayor que manifieste cualidades piadosas de las cuales quieras aprender y pedirle que te ayude. Nosotras vimos esto en la “Historia de Karen”, al principio de este capítulo. Karen fue a Linda. Sería presuntuoso que una mujer mayor fuera a una mujer joven y le dijera: “Yo quiero ayudarte a convertirte en una mujer piadosa”. Las mujeres mayores tienen que cultivar esta relación, pero la mujer joven debe buscarla. Pasen algunos minutos conociéndose más unas a otras. Conozcan acerca de sus familias, hobbies, intereses, etc. Después de 2 o 3 minutos, continúa: Hemos tenido cuatro lecciones viendo el mandato para la maternidad espiritual de Tito 2. Hoy comenzaremos a ver el modelo de maternidad espiritual. El modelo bíblico que usaremos es la relación entre María y Elisabeth. María expone una magnifica alabanza después de estar sólo unos pocos momentos en la presencia de Elisabeth. Vamos a estar explorando qué pasó entre estas dos mujeres, pero ahora veamos la primera parte de la alabanza que María oró. GRUPOS PEQUEÑOS: Pídele a las parejas de madres/hijas espirituales se agrupen en grupos de 6. Luego pídeles a las mujeres vean Lucas 1. Lee los versículos 46 y 47. En grupo, gócense juntas de que Dios es nuestro Salvador. Tal vez una o dos puedan compartir su testimonio de cómo se convirtieron en cristianas. Alguna de ustedes querrá compartir algún versículo o algunas palabras de alabanza. María se gozó que Dios estuviese consciente de su “estado”, su situación. Cualquiera que sea tu situación, Dios está al tanto de eso. Podrían algunas de ustedes compartirnos alguna situación particular para que las otras podamos orar por ustedes? Puede haber alguna que tenga algún pariente anciano, o tratando con un niño rebelde. Compártanlo para que sus hermanas puedan orar por ustedes, y recuerden que Dios está al tanto de tu situación. (3 o 4 minutos) Pídele al grupo que ore y termine el tiempo de oración después de otros 3 o 4 minutos. Puente para el siguiente segmento: Lo que acaban de hacer es de lo que se trata la lección del día de hoy. Ustedes se nutrieron unas a otras y nuestra definición nos dice que la maternidad espiritual involucra una relación de crianza.
  27. 27. 27 Segmento 2.- Alentar y equipar: 25 a 30 minutos, Objetivo: Explorar y examinar los principios de una relación de crianza. Llama la atención a la definición en el material de apoyo y explica que en esta lección, hablarás del significado de la relación de crianza, utilizando el ejemplo de María y Elisabeth. Lee Lucas 1:39-55. ¿Puedes imaginarte los pensamientos de la joven María mientras levantaba su mano para tocar a la puerta de Elisabeth? Ella debió preguntarse cómo iba a reaccionar Elisabeth. ¿Creería esta mujer mayor su historia o pensaría ella que ha sido promiscua? Nosotras no sabemos qué preguntas y que emociones tendría María mientras estaba parada frente a la puerta de Elisabeth, pero sí sabemos que sólo pocos minutos después en la presencia de Elisabeth, María explotó en una canción de alabanza, María fue nutrida por Elisabeth. En otra lección, examinaremos las palabras de Elisabeth, pero hoy queremos aprender algunos principios de la relación de crianza. Asígnale a cada grupo una de las secciones 1 del material de apoyo. Diles que tienen 5 minutos para discutir su sección. Pídele a alguien de cada grupo que lea lo que compartieron. Después de 4 o 5 minutos, pídele al grupo que dé su reporte. Luego pídele a cada grupo considere esta pregunta: ¿Cuáles son algunos de los obstáculos que nos evitan entrar en una relación de crianza? ¿Si los resultados son tan maravillosos por qué nos contenemos? Dales 2 o 3 minutos para que hagan una lista de razones y luego que cada grupo las reporte. Espera cosas como: flojera, miedo al rechazo, no saber cómo hacerlo, etc. Ahora vamos a ver todas juntas el cuarto principio de una relación de crianza ¿Una relación de crianza sirve? Este principio nos ayudará a entender cómo salir adelante a algunos obstáculos que nos impiden establecer una relación de crianza. Como el libro lo señala, la gracia de Dios en nosotros se demuestra en las relaciones. Pero relacionarse bíblicamente no siempre es una cosa fácil de hacer. Nosotras tenemos que hacerle frente a esos obstáculos. Haz que las mujeres vayan en sus Biblias a Juan 13:1-5, 12, 15. Usa las preguntas e ideas de abajo y el número 2 del material de apoyo, para guiar la discusión de la página 48 – al fin del capítulo. Mientras se menciona cada obstáculo, escríbanlo en el material de apoyo. Cuando los versículos de la Biblia se mencionen puedes pedirles a las mujeres que lo vean en sus libros o que los busquen en sus Biblias. Esta discusión puede realizarse con todo el grupo o en pequeños grupos. 1.- Cuáles son las cuatro cosas que Jesús sabía acerca de si mismo (página 49). Señala que nosotras también podemos saber estas cosas acerca de nosotras mismas, y pídele a las mujeres las enumeren en su material de apoyo. 2.- ¿Cómo te hace sentir el saber que “nuestro tiempo ha llegado”. (Haz referencia a Hechos 17.26).
  28. 28. 28 3.- ¿De qué nos libera este conocimiento? (autocompasión y aburrimiento. Enumera estos dentro de los obstáculos dentro de tu material de apoyo). 4.- ¿Cómo la autocompasión y el aburrimiento obstaculiza las relaciones de crianza? (El obstáculo está en nosotros y no en otros. El aburrimiento puede ser un síntoma de flojera que seguramente obstaculiza la disciplina necesaria para criar a otras). 5.- De acuerdo con Romanos 8:28-29, nosotras sabemos el resultado de todas las cosas que vienen a nuestra vida, debemos ser transformadas a la imagen de Jesús. ¿De que nos libra en la vida esta perspectiva? (miedo) 6.- ¿Cómo el miedo es un obstáculo para las relaciones de crianza? (Miedo al rechazo, emocional o daño físico, al fracaso, etc. Este crea una pared alrededor de nosotros que obstaculiza la necesaria libertad de criar y de ser criado.) 7.- Efesios 1:4-5 nos proporciona un maravilloso sentido de identidad y de pertenencia. ¡Nosotras sabemos de dónde venimos! ¿De qué contratiempo nos libera el saber esto? (Inseguridad y soledad). 8.- ¿Cómo nos obstaculiza la inseguridad y la soledad? (Se requiere confianza para alcanzar o criar a alguien. La soledad a veces es más segura que el arriesgarse a intimar. Esta confianza de tomar este riesgo y de criar a alguien viene del conocimiento de que nosotras le pertenecemos a Jesús). 9.- Finalmente, nosotras sabemos a dónde vamos. ¿Cómo la verdad de Juan 14:1-3 mueve los obstáculos de frustración y de preocuparse acerca de circunstancias? Visualizando los eventos desde esta “perspectiva eterna” hacen una diferencia. (Interrupciones, irritaciones, insultos, injurias, etc., se convierten en oportunidades para glorificar a Dios, y eso cuenta para la eternidad). Tú querrás comparar estos obstáculos con los que mencionaron los grupos anteriormente. Seguramente todo lo que los grupos mencionaron caen dentro de estas cuatro áreas. Puente para el siguiente segmento: Esta perspectiva bíblica de nosotras mismas nos libera para relacionarnos bíblicamente con otros. Este conocimiento nos libera para criar a otras. Lee los primeros dos párrafos debajo de “una relación de crianza es de servicio” (p. 48 “Una persona que se ocupa de la crianza se refiere……. Estas son algunas de las formas en que Dios dice que nos debemos relacionar unas con otras”) y resume esto en tus propias palabras. Luego lee los versículos enumerados en la página 48. Segmento 3, Viviendo para la gloria de Dios: 10 a 15 minutos Objetivo: Que las mujeres pongan los principios de crianza en práctica aplicándolos a situaciones de la vida. Una cosa es leer estos versículos en papel, pero otra cosa es ponerlos en práctica en las relaciones. Vamos a ver cómo se vería esto aplicado a las relaciones con una mujer joven.
  29. 29. 29 GRUPOS PEQUEÑOS: Asígnale a cada grupo una de las situaciones de vida contenidas en el material de apoyo. Pídeles tengan una persona lista para compartir sus impresiones con todo el grupo. Después de 4 a 5 minutos, pídele a los grupos hacer un reporte. Lee la situación 1 y pregunta al grupo quien fue asignada para reportar este ejemplo. Luego pasa a la situación No. 2. Algunos pensamientos de cada situación: 1.- Por supuesto es importante enseñar la responsabilidad, pero esto tiene que ser hecho con humildad, gentileza y paciencia. Tal vez “haciéndolo en amor” significa estar deseosos de dar información más completa acerca de cómo seguir a través de un proyecto en lugar de darse por vencido con una mujer joven. 2.- Las mujeres mayores deben examinar “su adaptabilidad para cambiar de actitud”. Asirse o aferrarse al pasado la manera vana de pensar que la forma en que hemos hecho las cosas será siempre la correcta. La rigidez disminuye nuestra habilidad de guiar espiritualmente a una mujer joven. Algunas de las nuevas ideas pueden no funcionar, pero deben ser consideradas o por lo menos tratadas. 3.- Todas las virtudes enumeradas en el versículo deben considerarse para poder seguir amando a Dottie. Su decepción probablemente se deba al miedo (“si esto le pasa a una buena Cristiana, entonces también puede ocurrirme a mi”) y a su confusión (“¿Cómo permitió Dios que pasara esto?) Entender la inmadurez de Dottie te ayudará a perdonarla y amarla. Puente para el siguiente segmento. Recuerda lo que nuestro libro continúa enfatizando: es nuestra relación vertical con Dios la que nos permite relacionarnos bíblicamente con otras. Mientras Dios nos nutre a través de Su Palabra y de Su Espíritu, estamos fortalecidas para nutrir a otras – nutrirlas espiritualmente para que la Palabra de Dios sea glorificada. Este es nuestro llamado como mujeres de la fe. Durante esta semana, animo a las mujeres jóvenes a ir con sus madres espirituales – tal vez llámenlas y pídanle consejo o su punto de vista sobre algo, o pídanles orar por alguna situación específica. Mujeres mayores, cultiven la relación con sus hijas espirituales. Escríbanle una nota de aliento, o invítenlas al lunch, u ofrézcanle cuidar a los niños o denle un abrazo especial el domingo en la mañana. ¡No puedo esperar a oír sus reportes de la próxima semana! Segmento 4.- Conclusión: 5 a 10 minutos Objetivo: Alentar la crianza al darles a las madres espirituales y a las hijas la oportunidad de orar juntas. Pídele a las parejas de madre/hija espiritual que compartan sus necesidades de oración. Aliéntalas a escribir los nombres unas de otras, la dirección, número de teléfono y requerimientos de oración. Después de 3 o 4 minutos,
  30. 30. 30 pídeles vuelvan a reunirse en el grupo de 6 y pasen un tiempo orando unas por otras. Si estas mandando tarjetas a la familias, o usando las hojas de papel, incorpora esto en el tiempo de oración. Después de unos minutos di algo como: Queremos hoy que todas las mujeres sean nutridas teniendo a alguien agradeciendo a Dios por tí. Asegurate de saber el nombre de la persona a tu izquierda- (Dales unos segundos para ver los nombres en etiquetas o para pedir los nombre). Ahora si alguien en cada grupo empezara simplemente diciendo: “Padre, gracias por ________” y nombra a la persona a tu izquierda. Aún cuando no estés acostumbrada a orar en voz alta, puedes decir esta sola oración. Si alguien de cada grupo empieza… Cuando los grupos hayan terminado, da por concluido el tiempo de oración. Luego pide a las madres espirituales que le den a su hija espiritual un abrazo. Puede que te sorprenda lo importante que es una oración y un abrazo y lo que hará en algunas mujeres. Recomendación: repite esto al final de cada sesión. ACTIVIDAD OPCIONAL DEL MINISTERIO: La actividad del ministerio para esta lección es la relación madre/hija. Es muy importante que por lo menos algunos pares se ministren unas a otras. Si una o dos comparten el beneficio y la bendición la siguiente sesión, otras se animarán a poner energía en sus relaciones la siguiente semana.
  31. 31. 31 CAPÍTULO 6 ANIMAR Y EQUIPAR PREPARACIÓN: 1.- Ten un juego de números para pasarlos alrededor para los pares de madres/hijas espirituales. (Lee las instrucciones de “Preparación” de la última lección). o ten la canasta con las muñecas de papel para cuando vayan llegando la mujeres. 2.- Si estas llevando el ministerio de las tarjetas, sácalas para que las mujeres las firmen. 3.- Has copias del material de apoyo para esta lección. Lucas 1.39-55 Segmento 1. Crianza: 15 a 50 minutos Objetivo: Alentar a la crianza oyendo los reportes de las madres/hijas espirituales, asignar nuevas parejas, y nutrirse unas a otras en grupos pequeños. Pasa la canasta con los números, como ya se ha realizado esta actividad, pregunta si alguna de las madres o hijas espirituales ministraron o fueron ministradas por su pareja desde la sesión pasada. Si una mujer dice haber recibido una tarjeta, o una llamada de teléfono, etc, continúa preguntándole cómo se sintió, o cómo le ayudó esto. De esta forma enseñas a las mujeres la importancia de las cosas pequeñas que ellas hacen una por la otra. Termina el tiempo de compartir con algo como: Las cosas que hacen la una por la otra pueden parecer pequeñas, pero son muy significativas. Yo pienso que parecen pequeñas porque estas cosas nos salen naturalmente a las mujeres. Nuestro instinto de crianza aparece cuando hay una oportunidad de criar. Luego pídeles a las mujeres con papeles rosas (las hijas) que encuentren a su madre espiritual. Pídeles que pasen unos minutos conociéndose. Después de 3 o 4 minutos, pídele a los pares se agrupen en 6 y que abran sus Biblias en Lucas 1. Luego lee el versículo 49. GRUPOS PEQUEÑOS: Hoy continuaremos viendo nuestro modelo de María/Elisabeth para la maternidad espiritual. Pero primero hay que reflexionar acerca de esta alabanza de María. María se regocijó de que el Poderoso había hecho grandes cosas por ella. ¿Qué grandes cosas ha hecho el Poderoso por ti? Ve a la oración y cada mujer, agradézcanle a Dios por una cosa que Él ha hecho. Simplemente ora “Padre, gracias por ______________” y nombra una cosa. Una mujer en cada grupo deberá comenzar. Después de pocos minutos, lee el versículo 50. María parece darse cuenta que las generaciones venideras recibirán misericordia a través del niño de sus entrañas. Ora por las generaciones venideras – tus hijos y nietos, y por los niños en nuestra iglesia. Agradece a Dios por ellos y ora porque ellos experimenten Su misericordia salvadora. Pídanle a Dios levante una generación que lo busque con
  32. 32. 32 todo su corazón. 2 o 3 mujeres en cada grupo deberán orar. Después de unos pocos momentos, lee el versículo 51. Luego concluye el tiempo de oración agradeciéndole a Dios por las maravillas que Él ha hecho y ora porque no nos volvamos orgullosas sino humildes dependiendo de Él. Puente para el siguiente segmento: Hoy vamos a ver el “aliento y equipamiento”, que son parte de la definición de la maternidad espiritual. (Refiérete a la definición del manual de apoyo). Pienso que nosotras asumimos que el aliento y el equipamiento significan una instrucción formal, pero una y otra vez el libro enfatiza que el entrenamiento de Tito 2 que las mujeres mayores les proporcionan a las mujeres jóvenes se hace mejor con las ocurrencias de la vida diaria. Nosotras vemos esto con María y Elisabeth. También lo vemos en la Historia de Leslie al principio del capítulo. Segmento 2.- Alentar y equipar: 20 a 25 minutos Objetivo: Estudiar Lucas 1: 39-45 y hacer una aplicación práctica con el grupo. En sus grupos pequeños, revisen la “Historia de Leslie” (página 51) y hablen de cómo las mujeres de su iglesia la ministraron. ¿Hubiera esto ocurrido de esta manera tan efectiva sino hubieran contado con un ministerio de mujeres activo y organizado en esa iglesia? ¿Por qué sí o por qué no? Después de 3 o 4 minutos, pídele al grupo un reporte. El propósito de esta discusión es enfatizar la importancia de un ministerio de mujeres organizado. Después de reportar, continúa: Algunas mujeres hubieran llegado a Leslie, pero obviamente esto fue hecho de una manera más efectiva porque ocurrió en un contexto de un ministerio de mujeres organizado de una iglesia local. Mientras vemos como Elisabeth alentó y equipó a María, vamos a ver una aplicación para nosotras como grupo. El libro examina las palabras de Elisabeth a María como nos aplica a nosotras como individuos, todas debemos poner cuidado al aplicar esto a nuestras vidas. Yo voy a asumir que han leído este capítulo y pensado en el “Reto de la Maternidad Espiritual” al final del capítulo. Pero queremos trabajar a través de las palabras de Elisabeth y hacer una aplicación para nosotras como grupo. Necesitamos hacer la pregunta: ¿Nuestra iglesia y específicamente nuestro grupo de estudio Bíblico hace para las mujeres lo que Elisabeth hizo para María? Las palabras de Elisabeth para María produjeron una hermosa respuesta en la mujer joven. Vamos a ver otra vez esta respuesta. Lee Lucas 1.39-45 Elisabeth afirmó a María verbalmente. Pero éstas no sólo eran palabras de adulación. Elisabeth fue llena del “Espíritu Santo”, así es que eran palabras guiadas por el Espíritu. Estas palabras tuvieron un efecto tan positivo en María que ella irrumpió en una alabanza. Si queremos ver a mujeres irrumpir en una vida de alabanza a nuestro Salvador, debemos preguntarnos algunas preguntas difíciles. Si realmente queremos ministrar a las mujeres de hoy, debemos
  33. 33. 33 preguntarnos esto y debemos estar dispuestas a dar respuestas honestas. Mucho más importante, nosotras debemos darnos cuenta que debemos llegar más allá de nuestra zona de confort para hacer de nuestro grupo un lugar confortable para las mujeres. GRUPOS PEQUEÑOS. Pídele a cada grupo discutir la pregunta número 1 del material de apoyo. Después de 3 o 4 minutos pide a cada grupo presentar un reporte. Repítelo con las preguntas del 2 al 4. Permíteles sólo 3 o 4 minutos para discutir cada sección antes de presentar el reporte. El reporte debe generar más discusión y debes dejar un tiempo para esto. Planea cuanto tiempo puedes permitir para los reportes de cada sección. No te quedes estancada en una sección. Es importante completar el ejercicio. El propósito de esta discusión no es planear programas o actividades o dar conclusiones definitivas, sino poner a las mujeres alerta de los temas discutidos. Simplemente hablando de estas cosas hará que las mujeres sean más sensibles a ellas. También, esta discusión puede crear un “lugar confortable” para algunas mujeres que desean compartir sus necesidades con el grupo. He aquí algunos pensamientos que puedes usar para complementar la discusión: 1.- a. Temas posibles: No estar casados, hija embarazada, divorcio, abuso, aborto en su pasado, víctima de violación, adicciones, etc. b. Ideas: Programas tocando estos temas, testimonios de mujeres que han experimentado la sanación de Dios, alentar a mujeres que han experimentado la sanación que coordines grupos de apoyo. Estos tipos de cosas le comunicará a las mujeres que ellas son aceptadas. 2.- a. Temas posibles: disciplinando a niños pequeños a la luz de la sociedad enfatizando el abuso, adolescentes rebeldes, problemas de aprendizaje, etc. b.- Ideas: Seminarios especiales para padres, grupos de apoyo, oración regular por los niños de la iglesia, testimonios de padres que han pasado momentos difíciles, mujer mayor tomando responsabilidad de orar por niños específicos. Lo importante es crear una atmosfera donde las mujeres en cada grupo puedan pedir a otra mujer el que oren por su hijo, sin hacerla sentir que ha fracasado. 3.- Algunas ideas para “calentar el ambiente” en tu iglesia y en el estudio de Biblia.: anfitrionas para dar la bienvenida a los visitantes para que en el momento en que entren al salón se sientan bienvenidos; continuar con las llamadas telefónicas diciéndoles que nos ha dado gusto su visita, contestar cualquier pregunta, o invitarlos a regresar, poniendo etiquetas con nombres para aprenderse rápidamente los nombres, etc. También debemos hacer preguntas como: ¿Son realmente bienvenidas en nuestra iglesia las mujeres sin hogar que están en un asilo cercano? ¿Queremos a sus hijos en nuestra guardería? Tal vez estemos dispuestas a ir a ellos, pero estamos deseosas de que ellas vengan a nosotros? (Usa un ejemplo que sea relevante para tu grupo). 4.- Ideas: El grupo puede firmar notas de agradecimiento y enviarlas al pastor, a los ancianos de la iglesia y a otros que asumen una posición de responsabilidad. Cuando una mujer joven asume una responsabilidad, tal vez puedan asignar a una mujer mayor que este con ella apoyándola en oración. Termina esta discusión haciendo un resumen o leyendo los 3 últimos párrafos del capítulo (P.55-56). “Elisabeth abrió la puerta”. Proverbios 20:15. Puente para el siguiente segmento: Lee los versículos de proverbios del manual de apoyo.
  34. 34. 34 Segmento 3, viviendo para la gloria de Dios: 10 minutos Objetivo: Que las mujeres mayores afirmen verbalmente a las mujeres jóvenes. Pídele a las parejas de madre/hija que compartan entre ellas un tiempo en donde las palabras de alguna mujer fueron una “fuente de vida” para ellas. Hablen acerca de alguna mujer que tuvo el “efecto Elisabeth” en su vida. Dales de 4 a 5 minutos para esto y luego continúa: Ahora quisiera preguntarles a las madres espirituales que afirmen verbalmente a sus hijas espirituales. Díganles algo positivo que han visto en ellas, y algo por lo que las aprecian. Después de 2 o 3 minutos, pregunta si alguna de las hijas quiere decir cómo se sintió teniendo una mujer mayor que la afirme. Puente para el siguiente segmento: No sólo hemos discutido cómo alentar y equiparnos una a otra a vivir para la gloria de Dios, lo hemos hecho el día de hoy. Las aliento a continuar. El reto de la maternidad espiritual de la pagina 56 sugiere que se haga una lista de las mujeres que Dios ha puesto en tu corazón, y escribir junto de cada nombre algo por lo que las admiras y lo que aprecias en ellas. Luego escríbeles una nota o diles esas palabras. Sólo piensa en el efecto en tu iglesia si cada una de nosotras afirmáramos verbalmente a dos o tres mujeres cada semana. Segmento 4, conclusión: 5 minutos Objetivo: Nutrir a cada mujer al orar unas por otras. GRUPOS PEQUEÑOS: Pídele al grupo de 6 personas que terminen con un tiempo de oración. Usen este tiempo para orar por las cosas que tengan en su lista de oración. Concluyan agradeciendo al Señor por la mujer de su izquierda. Luego pídele a la madre espiritual le dé un abrazo a su hija espiritual. ACTIVIDAD OPCIONAL DEL MINISTERIO: Usa la idea del “Reto de la maternidad espiritual” (página 56), ministrar a estudiantes extranjeros o en el extranjero como un proyecto de grupo. Tu puedes simplemente tener tarjetas firmadas para todos los estudiantes de tu iglesia que están afuera por la Universidad o los miembros del grupo podría traer cosas para hacer un regalito con cosas útiles. Si tú haces esto, dale a las mujeres por lo menos dos semanas para traer objetos como: artículos de tocador de tamaño de la muestra, botanas, plumas, tarjetitas, estampas, etc.
  35. 35. 35 CAPÍTULO 7 VIVIR PARA LA GLORIA DE DIOS PREPARACIÓN: 1.- Prepara los números para las parejas de madres/hijas espirituales. (Ver instrucciones en la sección de preparación del capítulo 5) 2.- Haz copias del material de apoyo de esta lección) Lucas 1 Segmento 1.- Crianza: 15 A 20 minutos Objetivo: Compartir la experiencias de las madres/hijas espirituales, asignar nuevas parejas, y nutrirse unas a otras a través del tiempo de compañerismo y oración. Pregunta si alguna fue ministrada o si ministró a su madre/hija espiritual. Si las mujeres todavía no han tomado un número, pasa los números durante el tiempo de compañerismo y oración. Asegúrate de dar seguimiento a estas preguntas: ¿Cómo te hizo sentir esto? ¿Cómo te alentó?, etc. Repetir este compañerismo en cada sesión motivará a las mujeres a nutrirse una a otra. Después del compañerismo, has que las mujeres jóvenes busquen a sus madres espirituales (correspondiendo a su número). Dales 2 o 3 minutos para que lleguen a conocerse, luego continúa. Es emocionante ver como las mujeres mayores están alentando y equipando a las mujeres jóvenes. Vamos a continuar nutriéndonos unas a otras viendo nuevamente la canción de alabanza de María. Abran sus Biblias en Lucas 1. Lee el versículo 52. Nuestra mayor fortaleza es nuestra absoluta debilidad. A menudo son las situaciones difíciles las que nos bajan de nuestros tronos de independencia y nos echan totalmente a Su fuerza. Es ahí cuando nosotros podemos experimentar la suficiencia de Su gracia. ¿Madres espirituales, pueden compartirles de estos tiempos a sus hijas espirituales? Tal vez fue en un tiempo de enfermedad, o de alguna muerte o de un ser querido, o crisis financieras. Platícales a tus hijas espirituales de la suficiencia de Dios. Después de 3 o 4 minutos, pregunta si 2 o 3 hijas pueden compartirnos qué aprendieron. Enfatiza nuevamente el gran valor que tiene que las mujeres mayores compartan sus perspectivas y experiencias de vida a las mujeres jóvenes. Pídele a las parejas se pongan en grupos de 6. Luego lee el versículo 53. Reflexionen acerca de un tiempo de “hambre” o necesitad en sus vidas. ¿Podrían 2 o 3 personas de un grupo compartirnos las buenas cosas con las que Dios las llenó, la manera en que Él cubrió su necesidad? Después de 3 o 4 minutos, lee los versículos 54-55. Esta es una declaración de fe en las promesas de Dios. A pesar de que las circunstancias personales de María y de la condición de Israel en ese tiempo eran confusas y desesperadas, ella vio más allá de la situación exterior
  36. 36. 36 y en fe se agarró de las promesas de Dios, confiando en Su soberana misericordia. En tu grupo, ora a Dios por Sus promesas misericordiosas. Dale gracias a Él por Su soberanía. Puede alguien de cada grupo comenzar con su tiempo de oración….Después de varios minutos, concluye el tiempo de oración. Puente Para El Siguiente Segmento: Hoy volveremos a ver el modelo María/Elisabeth para examinar otra parte de la definición de maternidad espiritual. (Refiérete a la definición en el manual de apoyo). Vivir para la gloria de Dios es la meta de la maternidad espiritual. Recuerden el fundamento principal del que hablamos en la segunda lección (Nosotros fuimos creados para la gloria de Dios- este es el propósito de la vida). En esa lección, nosotros hablamos de lo que significa vivir para la gloria de Dios. En esta lección, discutiremos la diferencia que hace en una relación cuando las dos personas comparten este propósito de vida. Estas diferencias son una marca distintiva en una relación madre/hija espiritual. SEGMENTO 2, ALENTAR Y EQUIPAR: 20 A 25 minutos Objetivo: Usar la discusión de pequeños grupos para examinar las diferencias que hace en una relación cuando ambas mujeres comparten el mismo propósito de vida de glorificar a Dios. En el capítulo 2, nosotras aprendimos que glorificar a Dios significa reflejarle de regreso la gloria que él nos ha revelado a nosotros. Nosotras aprendimos que hacemos esto al obedecer la Palabra de Dios. Cuando la gloria de Dios es el tema de nuestra vida, obviamente hará una diferencia radical en nuestras relaciones. Estas diferencias se deberían de ver en todas nuestras relaciones, no sólo en nuestras relaciones con las mujeres. El alcance de éste estudio es la relación madre/hija espiritual, pero si nos fijamos en estas marcas distintivas, pienso que nos ayudará a evaluar todas nuestras relaciones con otros Cristianos. Todas necesitamos preguntarnos si estas distinciones son evidentes o si el “Yo” se está metiendo en nuestro camino. La primera diferencia que éste libro menciona es que una visión del mundo bíblica reemplaza la visión del mundo de “lo mío”. En tu pequeño grupo, explora esta sección en tu libro (páginas 58-59). Usa las preguntas en tu material de apoyo para discutir esta sección. Alguien debe estar lista para presentar un reporte por cada grupo en unos pocos minutos. GRUPOS PEQUEÑOS: Dale a los grupos 7 a 8 minutos para trabajar en esto, luego pídeles presenten un reporte. Pídele a todo el grupo una respuesta a la pregunta “a.”, luego pídele a un grupo dar sus impresiones de la pregunta “b”, ve con el siguiente grupo para sus impresiones de la pregunta “c”, etc. Abajo hay algunas ideas que tú puedes usar en esta discusión. 1. La visión Bíblica del mundo remplaza la visión del mundo de “lo mío" a. ¿Cuáles son las dos diferencias de las visiones del mundo que menciona el libro? (“mi” mundo y la visión bíblica del mundo).
  37. 37. 37 b. ¿Cuáles son algunos indicadores de que una mujer está operando en la visión de “mi mundo”? (egoísmo, incapacidad para ver la perspectiva de otro, mal humor, etc.). c. ¿Cuáles son algunos efectos que la “visión de mi mundo” tiene en el roll de una esposa? (Decepción cuando su esposo no cubre sus necesidades, expectativas, etc.) ¿Y de una mamá? (Esperas algo de tus hijos, que tu sentido de satisfacción dependa de tus hijos, etc.). d. ¿Cuáles son los efectos que una visión bíblica tendrá en las relaciones de una mujer? (Deseo de servir, preocuparse por otros, afán de alentar y edificar a otros, enfocarse en la gloria de Dios en lugar de en sí mismas. Etc.) e. ¿Por qué es esencial para ambas mujeres tener en orden una visión Bíblica del mundo para una relación madre/hija espiritual? (Dado que la meta es la gloria de Dios, ambas mujeres deben tener esto como el anhelo de sus corazones y el foco de sus vidas. Esto no es minimizar la importancia de las relaciones con mujeres no-cristianas, pero esa no sería una relación madre/hija espiritual. No puedes nutrir a una mujer para vivir para la gloria de Dios hasta que ella anhele eso como el objeto de su vida). Después del reporte continúa: La siguiente diferencia que menciona el libro es que la humildad reemplaza el orgullo. En sus grupos, contesten las preguntas del material de apoyo. Después de 3 o 4 minutos, continúa: La tercera diferencia es que la seguridad reemplaza la posesividad. En sus grupos discuta por qué la posesividad es destructiva para las relaciones. (El libro da la respuesta a esta pregunta, pero es importante que las mujeres discutan sobre esto). Después de 3 o 4 minutos, pídele a los grupos presente un reporte. Puente para el siguiente segmento: La cuarta diferencia es que la apreciación reemplaza el resentimiento. Cuando fallamos en apreciar las diferencias en las experiencias, etapas y situaciones de la vida de otra mujer, es fácil resentir su perspectiva o sus elecciones. Nosotras algunas veces vemos que las mujeres jóvenes tienen alguna expectativa de las mujeres mayores. Quieren el liderazgo de las mujeres mayores y creen que esto significa que la mujer mayor “debe” hacer más cosas. ¡Las mujeres jóvenes no tienen en cuenta los efectos del envejecimiento! Las mujeres mayores pueden resistir el envejecimiento y transferir este resentimiento a las mujeres jóvenes. Todo esto causa competencia y conflicto que divide. Y esto no es glorificar a nuestro Padre Celestial. Podemos evitar esto al pensar en aquellas cosas que apreciamos de las demás. Nosotras haremos esto inmediatamente. Segmento 3, Viviendo Para La Gloria De Dios: 10 Minutos Objetivo: Unir a las mujeres mayores y a las jóvenes al darles una oportunidad de expresar su apreciación unas a otras. Pídeles a todas las madres espirituales se junten en un grupo y a las hijas espirituales en otro grupo. Si tu grupo es muy grande, divídelo en más de dos grupos. Pídeles a las madres espirituales hacer una lista de las cosas que
  38. 38. 38 aprecian de las mujeres jóvenes y pídele a las hijas espirituales hacer una lista de las cosas que aprecian acerca de las mujeres mayores de la iglesia. Pídele a alguien de cada grupo haga notas y se prepare para reportarlas. Después de 5 o 6 minutos, pídele a las madres espirituales lean sus listas (o si hay varios grupos, pídele a cada grupo presentar su reporte). Luego pregúntale a las mujeres jóvenes si se han dado cuenta que las mujeres mayores aprecian estas cosas acerca de ellas y cómo las hace sentir esto. Luego pídeles a las hijas espirituales que hagan sur reporte y pregúntales a las madres espirituales sus reacciones. ¡Darte cuenta que alguien te aprecia se siente bien! También te une más a la persona. Debemos aplicar este principio a todas nuestras relaciones. Te aliento a que le digas tu esposo, hijos, parientes, etc lo que aprecias acerca de ellos. Otro punto que el libro hace es que alentar y equipar no es lo mismo que apapachar y complacer. No debemos caer en la trampa de pensar que las madres espirituales debemos arreglar todo lo en la vida de una mujer joven. Hablaremos de esto más en futuras lecciones, por ahora sólo toma en cuenta que nuestra tendencia algunas veces permite que las relaciones nos consuman. Cuándo eso pasa, las cosas se han salido de balance y Dios no es glorificado. Y la gloria de Dios es la meta en la maternidad espiritual. El mantener el equilibrio requiere mucha oración. Puente Para El Siguiente Segmento: Lee el último párrafo del capítulo y 2ª Cr 15.12. Segmento 4, Conclusiones: 5 a 10 minutos Objetivo: Fortalecer las relaciones madre/hija espiritual al orar juntas. Pídele a las parejas de madres/hijas espirituales compartan sus peticiones de oración entre todas. Aliéntalas a escribir estas peticiones, así como el nombre, dirección y número telefónico. Pídeles oren por esto y se ministren unas a las otras durante la semana. Después de 3 o 4 minutos, pídele a las mujeres se agrupen en grupos de 6 y oren juntas. Si están orando por familias, o usando las hojas de oración, incorporen estos temas al tiempo de oración. Después de que el grupo le ha dado varios minutos a la oración, pídeles que concluyan agradeciendo cada una a Dios por la mujer a su izquierda. Cuando esto esté hecho, da por terminada la oración. Luego pídeles a las madres espirituales les den un abrazo a las hijas espirituales. ACTIVIDAD OPCIONAL DEL MINISTERIO: Planea un ministerio de “Apreciación a la familia del Pastor”. Ten una tarjeta de “Nosotros te apreciamos” para que todas la firmen. Puedes planear una comida en la que cada quien traiga algo, o artículos para su refrigerador, o una canasta con todo tipo de viandas. Asegúrate de incluir a los hijos. Los pastores necesitan saber que son amados y apreciados por la congregación. Una noche libre para un pastor y su esposa que tengan hijos pequeños será
  39. 39. 39 grandemente apreciada. Un certificado de regalo para un restaurante y niñera será un excelente regalo. La familia del pastor será alentada, y tu grupo será bendecido mientras trabajan juntos en este ministerio. Le estarás enseñando a las mujeres como expresar su aprecio.
  40. 40. 40 CAPÍTULO 8 EL MINISTERIO PARA ALENTAR PREPARACIÓN: 1.- Prepara los números de las parejas de madres espirituales e hijas. 2.- Haz copias del material de apoyo para esta lección. 3.- También hay una ilustración para esta lección en el manual de apoyo de esta sección. Puedes hacer una transparencia y/o ponerlo hasta atrás del material de apoyo. Hebreos 10:10-25 Segmento 1, Nutrir O Criar: 10 a 15 minutos. Objetivo: Compartir las experiencias de las madres/hijas espirituales, asignar nuevas parejas y nutrirse unas a las otras. Pídeles a las mujeres compartan sus experiencias de maternidad espiritual. Luego asegúrate que cada quien tenga un número y pídeles a las hijas espirituales busquen a sus madres. Dales 2 o 3 minutos para conocerse y luego pídeles abran sus Biblias en el Salmo 66. Lee los versículos 1-5. Madres espirituales, inviten a sus hijas espirituales a ver lo que Dios ha hecho en sus vidas. Instrúyela compartiendo algo del maravilloso trabajo de Dios en tu nombre. Cuéntale acerca de una respuesta de oración o cómo Dios ha suplido tus necesidades, o cómo su palabra te ha ministrado, o cualquier cosa maravillosa que Él ha hecho por ti. Después de 3 o 4 minutos, pídeles a algunas de las hijas espirituales que compartan cosas que han aprendido con el grupo y lo que ha significado para ellas oír estos testimonios de mujeres mayores. Después que varias hayan compartido, pídeles se agrupen en grupos de 6 y continúa: El aliento que han recibido las mujeres jóvenes de sus madres espirituales es razón para hacer lo que el salmista dice y “Gritar con gozo a Dios…. Cantar la gloria de Su nombre y darle a Él la gloria y la alabanza!” Vamos a hacer esto ahora mismo en nuestro tiempo de oración. ¿Puede alguien de cada grupo comenzar nuestra oración alabando y agradeciéndolo a Dios sus proezas? Después de unos minutos, pídele a los grupos comenzar su tiempo de peticiones (si estás usando las hojas de oración, refiérete a ésta). Después de unos minutos, da por terminado el tiempo de oración. Puente para el siguiente segmento: Hoy nos vamos a mover a la siguiente unidad de nuestro estudio. Hemos visto el mandato para la maternidad espiritual y un modelo bíblico de la relación madre/hija espiritual. Ahora hablaremos del método de la maternidad espiritual. El primer método que consideraremos será el “ministerio para alentar”.
  41. 41. 41 Segmento 2, Alentando Y Equipando: 25 a 35 minutos Objetivo: Examinar el fundamento bíblico para el ministerio de aliento y descubrir cómo alentar a otros ¿Sintieron tristeza mientras leían la “Historia de una Hija” al principio del capítulo? En diversos grados, y con una variedad de características específicas, ésta sería la historia de muchas mujeres. El último párrafo de la historia, seguramente enfatiza la importancia de la maternidad espiritual. El amor y el apoyo de las mujeres mayores pueden hacer el camino de la vida más fácil. Las mujeres deben alentarse unas a otras. (Nota: También querrás referirte al ejemplo de “Jennifer” al principio del capítulo y pregunta si hay alguna reacción ante estas historias. Esto puede sacar a la luz algunos fuertes sentimientos y memorias dolorosas. Ora por sabiduría y sensibilidad amorosa. Si esto pasa una manera de manejar esto es oír, luego pedir a la mujer que está sentada junto a la otra mujer que ponga su brazo alrededor de ella, mientras alguien más ora por ella. Asegúrate que ella no se lastime – que alguien la agarre su mano y ponga su brazo alrededor de ella). Dios ha hecho provisiones para las necesidades que las mujeres tienen para alentarse unas a otras. Recuerda que la palabra griega, “sophronizo”, que se traduce como entrenar en Tito 2:4, involucra el aliento. La maternidad espiritual se define como alentar y equipar, las dos van juntas. Tratar de equipar a una mujer joven lejos de un ambiente de aliento sería muy formal y rígido. Sería incongruente con el mandato de Tito 2. Entonces necesitamos estar seguras que tenemos un entendimiento bíblico del ministerio para alentar y que sabemos cómo hacerlo. Primero, hay que examinar la fundación bíblica del ministerio de Aliento: Pídele a las mujeres vaya a Hebreos 10 en sus Biblias y que se refieran a su manual de apoyo. Pídeles llenen las respuestas en su manual de apoyo mientras tu lees la Escritura y luego haz las preguntas. 1.- El fundamento del ministerio para alentar. a. Hebreros 10:10-15. ¿Cuál es el fundamento del ministerio de aliento? (El trabajo terminado de Cristo). b. Hebreos 10.19-20. Por el trabajo terminado de Cristo, nosotros tenemos (acceso) a la presencia de Dios. ¿Qué palabra describe el efecto que este acceso tiene en un creyente? (Confianza). Luego en los versículos 23-25 vemos la lista de cosas que debemos hacer. La lista está dividida en dos partes: nuestra relación con Dios y nuestra relación con otros creyentes. Hemos de acercarnos a Dios y mantener firme nuestra esperanza en Él. Se requiere confianza para hacer esto – confianza en que la Palabra de Dios es cierta y de que Él mantendrá sus promesas. Tenemos la confianza por el trabajo terminado de Cristo. También se necesita llegar, tener la confianza y hacer las cosas mencionadas en la segunda parte de la lista: pensar cuidadosamente acerca de cómo estimularnos al amor y a las buenas obras y seguir encontrándonos y alentándonos unas a otras. Pero otra vez, esta confianza viene de nuestra relación con Jesús.

×