SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 276
Descargar para leer sin conexión
1
LEÓN DE NAGRANDO,
ORIGEN Y ACTUALIDAD
Dirección Ruinas de León Viejo
INSTITUTO NICARAGÜENSE DE CULTURA
2
3
“Nicaragua es la mejor, más noble, harta y abundante de todo,
más sana de todas cuantas en las indias se han descubierto y
poblado, según lo que todos cuantos a ella vienen de todas esas
otras partes, dicen no haber visto otra tierra tal, y no hay quien
a ella venga que no se maraville”
LEÓN DE NAGRANDO,
ORIGEN Y ACTUALIDAD
Francisco Sánchez. 1535 DHN,
tomo III, Pág. 407
4
2014 ¨LEÓN DE NAGRANDO, ORIGEN Y ACTUALIDAD¨/
COMPILACIÓN Y NOTAS: ALBA OBANDO–Historiadora /
JANETH NAVAS–Ecóloga / EDWIN TAYLOR RIGBY–Arqueólogo.
Una publicación de la Dirección de las Ruinas de León Viejo,
Patrimonio Cultural de la Humanidad
Instituto Nicaragüense de Cultura
Vilma de la Rocha
Directora General
Instituto Nicaragüense de Cultura, INC.
Auxiliadora Pérez
Directora Sitio Ruinas de León Viejo
Diseño y diagramación: Rodolfo Marín, SM Comunicaciones
Edición: Emilio Zambrana, Rodolfo Marín
Portada: Volcán Momotombo y Ruinas de León Viejo
Revisión final y corrección de estilo: Vilma de la Rocha y Salomón
Alarcón Lindo
©Derechos Reservados conforme la ley
Impreso en Nicaragua- Printed in Nicaragua.
N
972.85
I 59	 Instituto Nicaragüense de Cultura
	 León de Nagrando, origen y
	 actualidad / Instituto Nicaragüense de
	 Cultura. -- 1a ed. -- Managua : Fondo
	 Editorial El Güegüense, Instituto Nicaragüense
	 de Cultura, 2014
	 276 p. :il.
	 ISBN 978-99924-30-63-7
	 1. LEÓN DE NAGRANDO (NICARAGUA)-
	 HISTORIA 2. CIUDADES Y PUEBLOS
	DESAPARECIDOS-NICARAGUA
5
Presentación	7
Introducción	9
Capítulo 1	15
Entorno geográfico	 15
Capítulo 2	31
Una aproximación a la historia antigua de la
ciudad de León de Nagrando	 31
Capítulo 3	47
Expediciones y rutas comerciales de Nicaragua
durante la colonización española.	 47
Capítulo 4	85
La ciudad de León de Nagrando	 85
Capítulo 5	121
Presencia de la Iglesia	 121
Capítulo 6	129
Descubrimiento de las ruinas; el mayor hallazgo
arqueológico en los años sesenta en Nicaragua.	 129
Capítulo 7	151
Síntesis de los estudios arqueológicos de León Viejo
desde su descubrimiento a la actualidad	 151
Documentos anexos	187
Documentos históricos	197
Recopilaciones periodísticas	229
Glosario	269
Fuentes y bibliografía citada	270
ÍNDICE
6
7
El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a
través del Instituto Nicaragüense de Cultura y en cum-
plimiento de su Política Cultural, contando con el de-
cidido apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Inter-
nacional para el Desarrollo (AACID), presenta el compendio
de investigaciones: “LEÓN DE NAGRANDO, ORIGEN
Y ACTUALIDAD”, aporte al estudio histórico de la primera
ciudad fundada en Nicaragua en el siglo XVI: León de Na-
grando, así conocida desde su origen.
En los capítulos contenidos en esta publicación encontramos:
Entorno geográfico y una aproximación a la historia antigua
de la ciudad de León de Nagrando; expediciones y rutas co-
merciales de Nicaragua durante la colonización española; San-
tiago de los Caballeros de León; la Presencia de la Iglesia y el
descubrimiento de las Ruinas y una síntesis de los estudios
arqueológicos desde su descubrimiento a la actualidad.
El Compendio no registra toda la información sobre la pri-
mera ciudad de Nicaragua, pero se han reunido los datos más
relevantes a partir de la comunidad prehispánica, la fundación,
desarrollo y abandono de la ciudad, y desde luego su estado
actual.
Asimismo, se han integrado como Anexos, documentos his-
tóricos im- portantes y recopilaciones significativas encontra-
das con motivo a raíz del descubrimiento de 1967.
Esperamos que el presente Compendio sea una herramienta
de estudio y análisis para comprender más la importancia de
este sitio en la Historia e Identidad Nacional.
PRESENTACIÓN
Vilma de la Rocha
Directora General
Instituto Nicaragüense de Cultura
8
9
El presente Compendio constituye un aporte al estudio
histórico de la primera ciudad fundada en Nicaragua
en el Siglo XVI: León de Nagrando, así conocida desde
su establecimiento, por la preeminencia de la comunidad
aborigen de Imabite que habitaba toda la zona, de manera
especial en la orilla del lago Xolotlán. La zona de Nagrando
desde sus principios, fue motivo de ambición para los colonos
españoles por la alta densidad poblacional, la que representaba
una importante fuente económica. De acuerdo a lo expresado
por Juan de Torquemada, este pueblo antes de la llegada de
los españoles había sufrido una inundación provocada por el
lago y gran parte de su gente había sido anegada. El cronista
Gonzalo Fernández de Oviedo, afirma que en esta zona
habitaban, aproximadamente 15,000 vecinos pertenecientes
a los pueblos del cacicazgo de Nagrando, Ariat, Mabitra y
Mahometombo; todos de origen Chorotega.
La ciudad después de ser fundada en 1524, adquirió una
importancia que duró muy poco tiempo. A partir de 1530
la población entró en crisis, siendo las principales causas
la hambruna, la baja producción, el decaimiento de la
mano de obra indígena y las epidemias; lo que trajo como
consecuencia las migraciones a otros territorios, dado que
los españoles estaban convencidos que Nicaragua en general
y León en particular no les ofrecía las soñadas riquezas.
Uno de los territorios en ese momento más ambicionados
INTRODUCCIÓN
10
era el Perú, conquista realizada en 1532 y donde Nicaragua
tuvo una importante influencia; parte de los pobladores de
León viajaron hasta este territorio poniendo en práctica la
experiencia adquirida en León.
Con el surgimiento de territorios ricos en metales preciosos
y con el afán de poder y riqueza de los españoles, Nicaragua
pasó a ocupar un lugar de menor importancia para los
colonos, pese a todo, seguía siendo una ciudad referencia para
los conquistadores que a ella llegaban.
Entre 1535-1550, esta ciudad tuvo una admirable hegemonía
económica, la que irónicamente terminó debido a la ambición
de sus gobernantes. La mala dirección, el egoísmo y la violencia
pronto hicieron que León de Nagrando, la ciudad que intentó
florecer en el siglo XVI, muy tempranamente empezara a ser
abandonada.
Finalmente, un terremoto en 1610 terminó con la crisis,
destruyendo casi totalmente sus casas, iglesias y edificios
públicos; sus vecinos tomaron las pocas pertenencias que les
quedaban y marcharon a su nuevo asiento en un éxodo que ha
quedado grabado en la memoria de generaciones.
Por más de trescientos años este sitio estuvo olvidado, sus
ruinas permanecieron sepultadas hasta mediados del Siglo
XX. Al parecer la memoria de esta ciudad colapsada solo
permaneció en el recuerdo de quienes transfirieron la historia
marcada por la violencia y el sacrilegio cometido contra la vida
de un siervo de Dios Fray Antonio de Valdivieso.
Algunos viajeros como Squier y poetas como Rubén Darío
a finales del siglo XIX, hablaron de este lugar, sin dejar la
evidencia de dónde se encontraba con claridad; sin embargo
sus escritos fueron referencias para que a inicios del siglo
XX se hicieran las primeras visitas que más tarde daría como
resultado el hallazgo de León Viejo.
Los registros documentales de la ciudad, estuvieron dispersos
hasta mediados del siglo XX, cuando el historiador Andrés
11
Vega Bolaños, recopila importante información en los
Archivos de Sevilla, España, publicando entre 1954 y 1957 17
tomos que reúnen una extensa compilación documental sobre
la vida cotidiana de la ciudad de Santiago de los Caballeros
de León. Esto dio la pauta para localizar mejor su lugar de
asiento y para comprender su movimiento social, político y
económico, sin embargo esta colección de documentos llega
hasta 1550, dejando vacíos más allá de estas fechas. Otros
registros del mismo compilador se encuentran sin publicar en
la colección Vega Bolaños del Archivo General de la Nación,
mismos que se encuentran contínuos hasta 1551, luego
sufren un salto de fechas hasta 1604 con documentos que
no corresponden a León. Esta laguna de información impide
comprender el actuar de la ciudad entre 1550 y 1610, debido
fundamentalmente a la dispersión de los datos.
Asimismo se encuentra otra importante colección titulada
Monumental Centroamérica Histórica, de Carlos Molina Arguello,
quien hizo posible una publicación para despejar dudas y
dar a conocer el proceder social, político y económico de los
pueblos de Centroamérica durante el siglo XVI, lo que logra
en una aproximación muy acertada.
Como él mismo lo refiriera en la nota de su primera edición
de 1965, su obra no era solo recopilar datos históricos, sino
establecer un método de trabajo para el estudio de los pueblos
centroamericanos a partir de los fondos documentales
encontrados en el Archivo General de Indias, por lo que
no solo aborda el tema de Nicaragua, como lo hiciera Vega
Bolaños, sino también de otras provincias que juntas formaban
las colonias del Imperio Español.
Carlos Molina hace una reconstrucción del pasado a partir de
los datos que logró recopilar en el Archivo General de Indias,
para lo que fue necesario ver todos los registros documentales
de la época como Cedularios Americanos e Indianos, y
estudiar a otros historiadores como Domingo Juarroz, León
12
Fernández, Antonio León Pinedo, entre otros; lo que le da
mucho rigor a sus documentos.
La Monumental es única en toda su extensión para el estudio
de los pueblos de Centroamérica, sin embargo aún con toda su
riqueza documental no se logra reunir información continua
de León de Nagrando que indique el actuar de la ciudad entre
1550 y 1610.
El historiador Andrés Vega Bolaños, reúne información sobre
la vida cotidiana de la Provincia de Nicaragua en el siglo XVI,
la que permite relacionar hechos, entender el clima de violencia
de la ciudad y conocer a muchos personajes de esa época e
incluso con detalles de vestuario, objetos de uso diario etc.
Carlos Molina, recopila la magnitud de estos hechos, viéndolos
a la luz de leyes, ordenanzas, cédulas reales y juicios -muchos
de ellos recopilados por Vega Bolaños-. Estos documentos
reúnen información de toda Centroamérica incluyendo las
audiencias de Santo Domingo, Panamá, México y Guatemala y
las provincias de Chiapas y Soconusco, que estaban integradas
a la Capitanía General de Guatemala.
Con el interés de reunir datos sobre León de Nagrando, se
realizaron recopilaciones en las colecciones: Vega Bolaños y
Molina Argüello y en el Archivo General de Centroamérica,
otro importante centro de acopio documental.
Con todo y las lagunas documentales, se puede constatar que
León de Nagrando fue más que una primitiva ciudad de poca
durabilidad, de tambaleante estabilidad y más que una ciudad
violenta; las fuentes revelan a una ciudad de importancia por
su interconexión con otras del continente, sede de reuniones
trascendentales entre los más destacados exploradores, asiento
del gobierno y de la Iglesia católica de Nicaragua y Costa Rica
y bastión en el intercambio comercial entre las provincias,
quizá con un poco de inmadurez, pero al fin esto le dio un
alto valor.
13
La ciudad, perdió importancia poco años después de su
fundación. Durante estos primeros años se mantuvo una
comunicación fluida a través de cédulas reales, cartas, de los
vecinos y de la audiencia, juicios, y otros documentos de valor,
sin embargo en tan solo 86 años se convirtió en una ciudad
casi abandonada, donde la población vivía por sus propios
esfuerzos, sin contar con el apoyo real.
La riqueza documental que se registra en los primeros treinta
años, cambiará por cartas esporádicas, cédulas colmadas de
desinterés de la Corona y quejas de los pobladores por la
pobreza, la incomunicación con otras provincias y por los
caminos descuidados. Más allá de los registros documentales
encontrados, puede que hayan datos en los archivos de Lima,
Chile, Panamá, México, Madrid y en el mismo de Indias
en Sevilla, pero nunca serán continuos y fluidos como los
recopilados por Andrés Vega Bolaños, quien posiblemente,
no encontró mayores datos después de 1551.
El presente documento, reúne un resumen de datos relevantes
encontrados en las colecciones mencionadas y en otros textos
importantes, iniciando con la población prehispánica, para
luego entrar a la fundación, desarrollo y abandono de la
ciudad. Se aborda de manera particular los 86 años de vida
de la ciudad donde las acciones fueron de exploración y de
improvisaciones y donde los colonos desarrollaron ambiciones
particulares que llevaron por consiguiente al abandono de la
misma.
El compendio contiene siete capítulos que registran el
comportamiento de la ciudad a manera general, de los cuales
se derivan otras temáticas, las que en general podrían mostrar
una ciudad viva hasta 1550, para luego convertirse en una
ciudad fantasmal, que a manera de sombra presentan los
hechos, que se pierden sin un fin, sin una continuidad que
lleve a entender qué sucedió en esos años. A ciencia cierta, se
sabe por los registros, que durante esos años los pobladores
14
escribieron al Rey cartas pidiendo ser trasladados de asiento,
y el desinterés del Rey se puede notar en su respuesta tardía,
pues pasaron unos veinte años aproximadamente, para que
respondiera a tal petición.
Los primeros cinco capítulos reflejan la vida antes, durante
y después de la invasión española, basados en los archivos
recopilados en colecciones documentales y los cronistas de la
época; los viajeros e importantes historiadores como Sofonìas
Salvatierra, Carlos Meléndez, Jaime Incer Barquero, Jorge
Eduardo Arellano, Manuel Rubio Sánchez, German Romero
Vargas, Tomas Ayón, entre otros.
Los siguientes dos capítulos refieren la historia reciente del
Sitio, lo que incluye el descubrimiento de las Ruinas y un
resumen de los estudios arqueológicos registrados desde las
primeras bases realizadas en 1931, hasta los más reciente
realizados en el 2012.
Forman parte de este texto algunos anexos con documentos
históricos de importancia y recopilaciones significativas,
encontradas con motivo del descubrimiento de 1967 y
posteriores estudios.
Esperamos que el presente compendio sea un aporte para
el fortalecimiento historiográfico de la primera ciudad de
Nicaragua con vida activa entre 1524 – 1610.
15
Capítulo 1:
ENTORNO GEOGRÁFICO
Momotombo, Momotombito y Lago Xolotlán. Foto RLV.
El Corredor Biológico Mesoamericano se extiende desde
el Sur de México hasta la Costa Pacífica del Chocó en
Colombia. Posee una biodiversidad compuesta por un
mosaico de bosques pluviales; tierras bajas húmedas, pinares
naturales, nebliselvas frías, humedales de altura, bosques
tropicales secos, sabanas secas, humedales pantanosos,
playas arenosas, playas rocosas, arrecifes, corales y manglares.
Nicaragua tiene el privilegio de estar ubicada en el centro de
este corredor que biogeográficamente la constituye en la zona
de transición entre dos regiones: Neotropical (América del
Sur y el Istmo Centroamericano) y la zona Neártica (Canadá,
E.E.U.U y Centro de México).
Hace unos 6 millones de años estas dos regiones se unieron
por una franja denominada América Central, dándole a
Nicaragua características de ser una región rica de mezcla de
flora y fauna con diferente historia biogeográfica. Cuenta con
un importante patrimonio en biodiversidad, posee además
16
una extensa plataforma continental que ocupa 152,130 Km²
de talud marino los cuales albergan un potencial de diversidad
biológica.
No posee picos elevados pero sí las extensiones boscosas
más amplias. En Nicaragua la biodiversidad se alienta por
la topografía, variedad de clima y una compleja historia
geomorfológica, biológica y cultural contribuyendo a formar
variadas condiciones ambientales y microambientales, creando
una gran variedad de hábitat y formas de vida.
La zona de León Viejo se encuentra ecológicamente localizada
en la región del Pacífico, caracterizado por grandes planicies, la
cordilleradelosMaribios,bosquesymatorrales.Susecosistemas
han sido modificados por la acción del hombre, perdiendo
casi un 80% de bosques tropicales secos, sabanas y matorrales
los que fueron alterados por la agricultura (especialmente el
boom algodonero) ganadería, quemas agrícolas, despale de
bosques para el comercio, el consumo local y centros urbanos.
De forma que en la actualidad solamente ha quedado, apenas,
el 20% de los ecosistemas originales que existieron hace unos
200 años.
Actualmente, la práctica de monocultivo se ha ido
incrementando en la zona, los pocos bosques que han
quedado están siendo modificados para dar paso a los cultivos
de maní, ajonjolí y sorgo, agravando severamente la erosión
de los suelos, al quedar estos descubiertos.
Otro factor que aumenta la degradación de los ecosistemas,
es el aumento de las fábricas de tejas, proceso que deteriora
enormemente los suelos, ya que la capa productiva de éste es
dañada para obtener el barro, materia prima para la elaboración
de tejas y ladrillos, además de ser un factor fundamental en
la destrucción de los bosques, por la obtención de leña para
el consumo de los hornos artesanales. Esta práctica, muy
común en la zona, genera un alto consumo de leña que daña
profundamente los bosques de la región.
17
1.1.	Geología de los lagos
En el período Pleistoceno se produjeron cambios en las
condiciones climáticas, los casquetes polares crecieron y
en ese proceso de glaciación los hielos avanzaron hacia
el paralelo 40 en algunas zonas. El nivel de los mares se
redujo aproximadamente 100 metros, producto de estas
transformaciones las energías tensionales durante el
Pleistoceno (Plio-Pleistoceno) produjeron un movimiento en
la fosa mesoamericana que dio lugar al origen de la depresión
nicaragüense o graben de Nicaragua. El agua atmosférica de
origen volcánico inició el relleno de esta depresión. Junto a
este relleno a lo largo de las fracturas profundas y la actividad
volcánica se origina la formación de la Cordillera de los
Maribios.
Para compensar la gran cantidad de materiales arrojados por
los volcanes, la región adyacente se ha hundido, formando un
alargado valle, el graben o depresión nicaragüense, ocupada
en su centro por las dos extensas masas lacustres del Xolotlán
y el Cocibolca, que se extiende desde el Golfo de Fonseca
hasta la desembocadura del río San Juan.
El hundimiento que dio origen a la cuenca de los lagos
Xolotlán en Managua ubicado a 39 m.s.n.m. y Cocibolca o
Nicaragua a 31 m.s.n.m, es una consecuencia del socavamiento
del subsuelo de esta región, provocado por las erupciones
volcánicas, al extraer grandes cantidades de materiales del
interior de la tierra. Ambos lagos se encuentran separados por
la llanura ínter lacustre de Tipitapa, que es un alargado estero
del lago de Nicaragua, extendido hacia el lago de Managua,
pero sin comunicarse con él, salvo cuando se producen
copiosos inviernos. El lago de Nicaragua desagua en el Caribe
a través del río San Juan.
El río Tipitapa, es actualmente un estero del lago Cocibolca que
se extiende al lago Xolotlán de Managua pero sin alcanzarlo. A
pesar de la diferencia del lago de Managua, 7 metros más alto
18
que el de Nicaragua, en períodos de grandes precipitaciones
ambos se conectan temporalmente.
El río Tipitapa ha sufrido cambios en su curso producto de
movimientostectónicoscomo el registrado en 1844,terremoto
que destruyó Rivas, San Juan del Norte y en 1865 otros sismos
entre los dos lagos.
1.2.	El lago Cocibolca o de Nicaragua
y las lagunas de origen volcánico
Una descripción de los lagos y volcanes existentes en nuestro
país, lo realizan cronistas españoles:
El lago de Nicaragua con un área de 50 leguas, al norte a la par
de la ciudad de Granada en la provincia de Salteva, dándole un
área de 50 leguas de circunferencia (Oviedo: 364).
El lago de Managua se encuentra unido al lago de Granada
por el estrecho río de Tipitapa según datos de Oviedo:
“llamaron una laguna a aquella agua della, que estaba a’ la par de León
de Nagrando, porque cuando llega a la tierra de un cacique de aquella
costa, ques donde dicen que desagua con la de Granada, es aquello allí
estrecho, y en verano está tan baxo que un hombre atraviessa de Costa
á Costa, dándole el agua a los pechos o más abaxo, é quel passo ó el
Cacique se llama Itipitapa”. (Oviedo 1976: 367).
Entre Managua y Tipitapa, Oviedo cuenta 21 arroyos de
agua caliente o los termales de Tipitapa, los termales de
Momotombo y de Masaya. En León existe una laguna de
agua dulce, de un buen sabor llamada Teguaçinabie, que es
la Laguna del Tigre o Asososca de León, nombre con el cual
se conoce en la actualidad. Todas las lagunas en sus costas,
fueron pobladas mayoritariamente por los chorotegas.
1.3.	La cordillera de los Maribios
La Cordillera de los Maribios, se localiza desde la ciudad de
León al Puerto La Posesión, hoy conocido como El Realejo. En
esta cordillera se aprecian tres montes o volcanes importantes,
19
que tuvieron manifestación volcánica en el período del primer
asentamiento de la ciudad de León de Nagrando (1524-1610),
estos son: Volcán Momotombo 1524 y 1609 (Mamea =
altivo) de el emanaba constantemente mucho humo y a sus
alrededores abundaban piedras de azufre que los españoles
utilizaban para elaborar su pólvora; Volcán Telica 1527 y
Volcán el Hoyo 1528.
Geográficamente la Cordillera de los Maribios se encuentra
ubicada en el Sector Noroccidental de Nicaragua, con un
desplazamiento de Noroeste – Sureste. Mide 72 Km. de largo
por 13 Km. de ancho con un área de 936 Km², constituida por
38 estructuras volcánicas siendo las principales: El Chonco,
San Cristóbal, Casita, Telica, San Jacinto, Santa Clara, Rota,
Cerro Negro, Las Pilas, El Hoyo, Asososca y Momotombo.
Los volcanes, además de albergar abundante vegetación,
enriquecen los suelos a través de la descomposición de sus
cenizas. Producen recursos minerales: arena y tobas, utilizadas
como materiales de revestimiento y construcción, así mismo
son fuentes de energía alternativa como la geotérmica, Además
en sus alrededores abundan las aguas termales de las que sale
bastante vapor caliente que no puede soportar el cuerpo
humano, siendo un importante potencial de energía; razón por
la cual en este sector se construyó una planta hidroeléctrica de
beneficio para Nicaragua y que genera empleo a los habitantes
de Puerto Momotombo.
De igual manera existe otra fuente de agua caliente, que según
las referencias históricas pertenecía a un pueblo llamado
Totoa, y que era utilizada por los indígenas chorotegas para
cocer carne y pescado en corto tiempo. Estas fuentes termales
aún se mantienen vivas.
El volcán Momotombo a la llegada de los españoles, tenía
la característica de mantenerse en continuo proceso de
actividad, lo que ocasionaba que muchos enjambres sísmicos
20
se activaran produciendo temblores en la ciudad de León, de
ello hace referencia Oviedo:
“León es una ciudad que mucho tiembla, son temblores recios y de larga
duración debido a este continuo movimiento” Oviedo refiere que no
se podían construir casas de piedra “Soy de opinión que si fuese
edificada de casa de piedras, como esta nuestra cibdad ó como las de
España, muchas derribarían aquestos temblores de la tierra con muertes
de muchos” (Oviedo:379 )
Cerca de este volcán y adentrándose en el lago Xolotlán
se encuentra una importante isla, conocida como “La isla
Momotombito”, llamada Cocobolo por los indígenas, por la
abundancia de árboles de ñámbar (Dalbergia retusa). Esta Isla
fue utilizada por los indígenas como un importante santuario,
donde ofrecían sacrificios a sus dioses.
1.4.	Vínculo hombre–naturaleza en el periodo
	precolombino
“Tanta variedad de animales, así domésticos como salvajes y fieros.
Tanta multitud de árboles, copiosos de diversos géneros de frutas, otros
estériles, así de aquellos que los indios cultivaban, como de los que la
naturaleza de su propio oficio produce, sin ayuda de manos mortales?
Cuántas plantas y hiervas útiles y provechosas al hombre? Cuántas
otras innumerables que á él no son conocidas, y con tantas diferencias de
rosas é flores é olorosas fragancia? Tantas montañas altísimas y fértiles,
é otras tan diferenciadas é bravas? Cuántas vegas y campiñas, dispuestas
para la agricultura, y con muy apropiadas riberas? Cuántos montes más
admirables y espantosos...” (Oviedo:25).
El respeto que estas culturas sentían por la naturaleza, se
manifestaba en el modo de relación hombre-naturaleza, no
se trataba de destruirla sino de hacer uso racional de sus
recursos, garantizando con ello la sobrevivencia de la especie
humana. El entorno natural o ambiental de nuestro país, fue
fundamentalparaelpoblamientoenlaNicaraguaprecolombina
e igualmente para la invasión española. La riqueza natural
permitió la vida sedentaria de nuestro primeros y verdaderos
21
conquistadores los pueblos o culturas precolombinas quienes
aún en la Nicaragua actual muestran sus vestigios, herencia e
identidad cultural.
Todos los aspectos culturales que rodeaban a las prácticas
alimenticias indígenas no pueden sino haber colaborado
a la formación de una imagen positiva de las culturas
mesoamericanas; habían constituido sistemas inteligentes
y eficientes de trabajo de la tierra, sofisticado manejo de las
técnicas de irrigación, almacenamiento de los alimentos y
distribución de los mismos que permitió que las poblaciones
aborígenes americanas no conocieran el hambre, en cambio el
Europeo, vino a estas latitudes a finales del siglo XV, en busca
de nueva ruta para la importación de especies desde la India
hacia España.
La llegada de los Españoles en 1524, marca el inicio de una
nueva conducta, una nueva relación ecosistema – cultura,
movida por las ansias de poder, de enriquecimiento, envidia,
Petroglifo encontrado en la falda del Volcán Momotombo. Foto: Jeanneth Navas 2005
22
traición que reinaba en la mente de los colonizadores del
nuevo mundo. Durante la dominación española, se aceleró
este proceso dinámico. Muchas especies, mejicanas y
centroamericanas se difundieron en Sur América y viceversa,
así como el intercambio natural entre el viejo mundo y el
nuevo mundo.
Laconquistadelosespañolesnofuesolamenteunsometimiento
o exterminio cultural sino también una depredación de la
Naturaleza; los recursos naturales se convirtieron en fuente
primaria para la explotación irracional, sin ninguna cultura
conservacionista o de aprovechamiento sostenido, sino como
una fuente de riqueza que tenía que ser explotada al máximo
para su enriquecimiento
Los indígenas mantenían un sano equilibrio con la Naturaleza,
de ella extraían lo necesario para su sustento. Cazaban lo
indispensable para su subsistencia, de los árboles obtenían sus
frutas para su alimentación, aceite para cocinar, del cacao se
elaboraban manteca para la cicatrización de las heridas y así
como una bebida deliciosa, además, representaba su moneda
utilizada para sus acciones comerciales, sobre todo en los
tianguis. Del árbol de pino extraían una buena tinta, del Jícaro
sacaban sus utensilios de cocina y diversos objetos para el
almacenaje de agua que era usada para la caza, agricultura y
para los tiempos de guerra.
En la agricultura tenían grandes avances: cosechaban todo el
año y en el tiempo seco utilizaban el sistema de riego. Las
mujeres indígenas elaboraban sus vestimentas utilizando las
especies arbóreas de donde extraían colorante para teñir su
indumentaria.
Ante la presencia de fenómenos naturales, incomprensibles
para ellos, (erupciones) recurrían a los rituales en los que
sacrificaban doncellas para aplacar la furia de sus dioses. El
mayor vestigio de esta cultura indígena, se encuentra grabado
en las rocas (petroglifos) ubicados cerca de los volcanes o ríos.
23
En Puerto Momotombo, aún se conserva un lugar que
evidencia la práctica de estos rituales indígenas; está ubicado
en la Cañada del Diablo, en las faldas del volcán Momotombo,
donde se encuentran petroglifos con diferentes figuras
antropomorfas a los cuales los nativos les rendían culto.
Otro vestigio de estos cultos, también se encuentra en la Isla
Momotombito, donde se han encontrado ídolos y cerámica
precolombina, muestra de la actividad ritualista practicada por
los aborígenes.
El intercambio natural se comienza a dar con la introducción
de especies del Viejo Mundo hacia el Nuevo Mundo como
son: La Caña de Azúcar, introducida primero en las islas del
Caribe y posteriormente en tierra firme, los cultivos de arroz,
trigo, cítricos; de igual manera viajaron a España especies
como: tomate, chile, canela, achiote, cacao, frijol, papa que fue
una especie de gran importancia pues contribuyó a mermar la
hambruna que periódicamente sufría Europa, también especies
maderables como medicinales.
1.4.1. Flora
Los Nicarao fueron las primeras tribus que introdujeron el
cacao (Cacaguat), para uso alimenticio y comercial, el cual
era bien apreciado por los indígenas, sólo los caciques y los
grandes señores los tenían en sus dominios, el que lo poseía
era considerado rico o de alto nivel social. Por otro lado los
grupos chorotegas poseían el árbol de níspero (Munoncapot).
Ambos frutos constituían la moneda que ellos utilizaban
para realizar su comercio, siendo el cacao el de mayor valor
comercial. El cacao se convirtió en la moneda de los Nicaraos
y el níspero en la moneda de los Chorotegas, con los cuales
realizaron sus principales transacciones comerciales.
El cultivo de cacao, (Theobroma cacao) se realizaba en
sitios cerca de aguas para regarlos en tiempo de verano, se
sembraba a una distancia de 10 y 12 pies entre ellos, ya que si
les daba mucho el sol su fruta salía vana, no daba o se perdía,
24
para evitar esto los indios siempre sembraban entre ellos un
árbol llamado yaguaguyt (Madero Negro) cuyo crecimiento
era el doble del cacao, es un árbol de sombra, vive mucho
más que el cacao, durante su desarrollo se va podando hasta
que alcanza una altura mayor a la del cacao, de manera que
así pudiera proteger la cosecha de éste. Dicha fruta se cultiva
desde Febrero y se extiende hasta finales de Abril.
Los indígenas utilizaban el producto de varias formas:
Pasta: Cuando la semilla estaba bien seca se molia de 4 - 5
veces, agregándole un poco de agua en cada molida hasta
obtener una pasta espesa, después de 4 ó 5 horas se podía
consumir, algunos indígenas lo dejaban fermentar de 1 a 6
días, algunos le agregaban achiote. Esta mezcla era utilizada
para embadurnar la barba y patilla cuando salían de compras
al tiangue (mercado). También utilizaban este método
cuando tenían que realizar largas caminatas, quitándose
poco a poco con los dedos que luego chupaban para calmar
de esta manera el hambre y la sed.
Fresco: Colocaban en una piedra de moler treinta granos
de cacao mezclado con achiote, lo molían y le agregaban
un cuarto de agua. Dicha mezcla la revolvían de un vaso
(jícaro) a otro hasta formar una espuma lo cual indicaba que
el fresco estaba listo para ser degustado.
Aceite de Cacao: La pasta de cacao se ponía a hervir en
una olla revolviéndola constantemente para evitar que se
quemara o pegara (fuego lento), hasta que se iba espesando,
se le agregaba más pasta de cacao entre 7 - 8 veces agregando
agua y hirviendo nuevamente hasta que espesara, luego se
bajaba del fuego y ya estaba listo el aceite, que era utilizado
para cocinar y para curar heridas y goma1
.
Otras plantas muy utilizadas por los indígenas fueron:
1) Lesión localizada en la capa profunda de la piel, que aparece en la superficie como nódulo
blando enrojecido.
25
Hicos (Henequén o penca, Agave americana L.): De
esta planta se elaboraba cuerdas o mecates que servía para
atar sus hamacas y otros usos. Actualmente se extrae su fibra
(cabuya) para confeccionar sondalezas y mecate.
Tile (Pino, Pinus oocarpa) Según oviedo abundaba en
la tierra de los nagrandos (León). De él extraían un polvo
negrísimo que los indígenas comercializaban en sus tianguis
y servía para pintar de gala a sus miembros. Los españoles
lo utilizaban para marcar a sus esclavos: cortaban con una
navaja la piel del indígena le echaban el polvo de esta tinta,
la que cicatrizaba rápidamente y quedaba permanente; Las
astillas de este árbol era utilizadas para alumbrar sus casas y
prender fuego.
Actualmente tiene gran valor económico por la calidad y
resistencia de su madera, que se usa en la construcción y
fabricación de muebles, del tronco se extrae una gomorresina
llamada trementina de la cual se prepara producto de
aguarrás, betunes, etc.
Mahiz (Maíz, Zeas maiz)
Realizaban la siembra en la fase de luna creciente, previo
talaban y quemaban el monte, utilizaban el método de
espeque, colocando 4 a 5 granos de maíz y con el pié cerraban
el hoyo, la distancia entre planta y planta es de un pie. Antes
de ser sembrado lo ponen a remojar uno o dos días. A medida
que se va desarrollando el maíz se va desyerbando, para
cuidar la cosecha que no se la coman las aves, los indígenas
ponían a los niños a cuidar la siembra, elaborando para ello
un andamio de madera y caña cubiertos de ramadas para
cubrirlos del sol y la lluvia. A estos andamios se les llamaba
Barbacoas. Además de las aves otros depredadores de los
maizales eran los venados, puercos salvajes, el ganado traído
de España. Las primeras cosechas se dan a los tres o cuatro
meses después de sembrado.
26
En el tiempo de verano los indígenas sembraban el maíz
utilizando el método de riego, era una cosecha que no
producía mucho, pero sí lo suficiente para sustentarlos
mientras llegaba la cosecha de invierno.
Del maíz elaboraban varios productos, uno de ellos lo
obtenían moliendo el maíz mezclando con agua hasta formar
una pasta, de la cual sacaban un bollo de 2 - 3 cm, el que
envolvían en hojas de mazorca, lo ponían a cocer (tamales)
o bien asaban los bollos a lo que llamaban Tascalpachon.
Pinol: harina de maíz tostado. Los indígenas y españoles
utilizaban este producto para quitarle el mal olor y sabor al
agua cuando se les descomponía en alta mar.
También era común en las comunidades indígenas
chorotegas los frijoles (Fésoles) que abundaban en la zona de
Nagrando, existía una gran variedad de estos (amarillo, rojo
y pintado) y era básicamente utilizado para su alimentación.
De igual manera aprovechaban los nativos la gran variedad
de especies de jícaro, del cual elaboraban sus utensilios de
cocina, de él los españoles elaboraban monturas para sus
caballos. Actualmente tiene un valor comercial y medicinal, se
confeccionan artículos artesanales e instrumentos musicales
y se consume como refresco.
Fueron de uso común también El Capot o Mamey. Aunque
su madera no se utilizaba para la construcción porque se
envejece rápidamente. De la semilla del mamey molida y
secada al fuego elaboraban cierto aceite o manteca, que es
buena para cocinar y para curar llaga y elaboración de licor.
La Pitahaya: Tenía uso comestible. De la fruta se elaboraba
una tinta para escribir de un color morado carmesí de
buena calidad para la pintura y muy duradera. Esta fruta era
desconocida por los españoles. Relata Oviedo que cuando la
probó, después orinó rojo, y creía que se moriría, hasta que
los demás compañeros le explicaron que esto era el efecto
de haber comido de esta fruta.
27
ElPacooMango,sufrutoerautilizadodeformacomestible
y su árbol para sombra.
Tembixque o Tempate, fruta llamada tembate por los
aborígenes, era comestible, pero les producía dolor de
cabeza si lo consumían en grandes cantidades.
“Hay otro Tembixque, de gran tamaño y muy verde, diferente del
citado anteriormente, con la hoja parecida a la del laurel. Su fruta es
parecida a las aceitunas gruesas o gardales de Sevilla, y la toman cocida.
Dentro tiene como un piñón y en él una especie de pepita”(Oviedo1976)
Olocoton o Papaya. En Nicaragua abundaba en la provincia
de Nagrando. Su uso era básicamente comestible.
Yaguaguyt o Madero Negro: Árbol de sombra plantado en
asociación con el cacao, usado, además, para la construcción
de casas.
Poxot o Ceyba (Ceiba): Lo utilizaban como árbol de
sombra por su gran tamaño, generalmente se encontraban
en los Tianguis en cantidades de 3 ó 4 árboles. Actualmente
los plumones de las semillas son utilizados para almohadas.
El aceite de la semilla se utiliza para hacer jabones o para la
iluminación y madera para la construcción.
Nanzí o Nancite: Fruto comestible, utilizado por los
indígenas para teñir algodón. Actualmente los frutos
maduros son comestibles, con ellos se preparan caramelos
de nancite, o se consumen en conserva con azúcar. La
madera es utilizada para leña y poste, la corteza para curtir
cuero.
Munoncapot o Níspero: Uso comestible. La fruta era
cortada verde de los árboles y puesta a enguacar en paja.
Actualmente conserva el mismo uso y forma de maduración.
Entre los hábitos alimenticios de los nativos se encontraban
las especies de: guayaba, aguacate, piña y tuna.
28
1.4.2. Fauna
La fauna también sufrió la consecuencia del intercambio
cultural, nuevas especies se introdujeron a estas tierras, la
primera de ellas fue el caballo, de gran utilidad para la conquista
española, el ganado vacuno, los cerdos, gallinas, ovejas, cabras
entre otras.
La variedad de fauna en Nicaragua era abundante y los
nativos hacían buen uso de ella. Los mismos españoles hacen
referencia de la abundancia, variedad y exquisitez de la fauna.
Los indígenas además de utilizarla en su dieta, la veneraban
en actos ritualistas, además de estar reflejada en su cerámica y
estatuaria, así como adornos corporales.
Delríoymarextraíanmuchasconchasdedistintostamañosque
utilizaban como arado para sus cultivos y para hacer collares
y pulseras de colores. Además consumían los camarones y
langostas en su alimentación.
Entre la gran variedad de especies que existía podemos
mencionar: tapir (Tapirus bairdii), mandriles (Alovatta villosa),
mono cola larga (Ateles geoffroyi), jabalí (Tayyassu pecari),
nutria o perro de agua (Lutra annectens), lagarto (Crocodylus
acutus) que abundaba en la costa del lago Xolotlán, y los
caimanes (Cayman fuscus), aguila harpía (Harpia harpyja) casi
extinta en toda Centroamérica.
A continuación se detallan algunas especies de fauna que los
indígenas y los españoles utilizaban en su alimentación y vida
cotidiana:
Xulo o Perro mudo: Era un excelente manjar. Formaba
parte de la dieta tanto de los nativos como de los españoles.
La cabeza era solamente ingerida por los Caciques o Teytes,
éstas podían darle una ración a la persona que quisieran
honrar.
Pavones (Crax rubra): Nombrados por los indígenas
como guawmoes, fueron traídos por los Chorotegas desde
29
el sur de México. Formó parte de la dieta tanto de los nativos
como de los españoles.
Mananti (Trichechus manatus): Su carne era utilizada
para alimentación y de su cuero sacaban cintas de atar remos
y látigos. La destrucción de su habitat y la sobreexplotación
fueron los factores fundamentales para su extinción.
Mazatl (Venado, Odoicoleus virginianus): El venado
abundaba en el periodo precolombino. Eran animales
dóciles y no necesitaban de mucho esfuerzo para cazarlo.
Del cuero elaboraban los libros y pergaminos además lo
utilizaban para calzado, vaina de espada, cuero de silla
(espaldar) o para cubrir sillas de montar.
Teguan (El Jaguar, Panthera onca): Uso comestible,
la grasa se utilizaba como combustible, para encender el
candil, como manteca para cocinar, para bajar cualquier
hinchazón o postema. Sus dientes lo utilizaban como
amuletos y collares.
De igual manera eran de uso comestibles los coyotes, conejos,
cozumatle o pizote, coyametl o sahino; su carne era salada y
conservada durante tiempo de cacería. También fueron muy
importantes en la dieta de los habitantes prehispánicos, la
iguana y el garrobo negro; estos eran atrapados vivos y llevados
para su alimentación cuando realizaban grandes viajes.
Otras variedades de fauna que consumían los indígenas
eran las provenientes de los ríos, lagos y lagunas: Guapotes
(Cichlosoma dovii y managüense), Gaspares (Lepisosteus
tropicus). Los indígenas los mataban con palos en grandes
cantidades: pez sierra, sábalo real (Tarpon atlanticus) en el
lago de Nicaragua, las conchas negras, ostiones las que eran
utilizadas en la elaboración de instrumentos de agricultura.
Las múrices (Murexiella) de la cual extraían tinta púrpura
para teñir algodón. Además de tortugas marinas y de lagos.
En la Bahía de Salinas abundaba serpientes marinas (Pelamis
30
platurus), los españoles bautizaron este lugar como la Bahía de
las Culebras, en este sector se encontraban bufeos o delfines.
La relación hombre naturaleza se ve afectada por el encuentro
cultural, el sometimiento a dominación europea; en lo que se
refiere a la parte ambiental tuvo mayor resistencia, en principio
se puede afirmar que la victoria temporal fue para la naturaleza,
porque los españoles tuvieron que adaptarse a las nuevas
formas de alimentación para garantizar su sobrevivencia.
Junto a las contables y numerosas especies alimenticias
nuevas que América proporcionaba casi infinitamente surgía
y se consagraba, entonces, como lugar de oportunidades.
Oportunidad no solo de paliar el hambre milenaria, sino de
ampliar los horizontes económicos del hombre occidental.
31
Capítulo 2:
UNA APROXIMACIÓN A LA HISTORIA ANTIGUA
DE LA CIUDAD DE LEÓN DE NAGRANDO
Representación de la extracción del oro en la vida cotidiana de los aborígenes, conforme lo narrado
por el cronista Gonzalo Fernández de Oviedo. Foto: Museo Imabite
2.1. El hombre de los primeros tiempos
Diversasteoríassehanexpuestoacercadelpoblamiento
del hombre en América. Posiblemente ninguna
de ellas posee la verdad absoluta, sin embargo
todas han intentado plantear cómo el hombre americano
fue estableciendo espacios de sobrevivencia en donde vivir
junto a los suyos. La evidencia de esta presencia humana a lo
largo de la historia, solo ha sido posible corroborarla con la
investigación científica, de forma particular con los estudios
genéticos, lingüísticos, análisis de carbono radioactivo y la
evidencia arqueológica encontrada en espacios importantes
de América, donde se ha mostrado cómo el hombre de ese
tiempo estuvo viviendo.
32
Una de las teorías más fuertes sobre este poblamiento, expresa
que los primeros pobladores que se asentaron en el continente
americano vinieron de Asia, extendiéndose a estos territorios a
través de diversas oleadas migratorias, atravesando el Estrecho
de Bering, durante el Pleistoceno.
El hombre sabía armonizar con la naturaleza y vivía en los
lugares que garantizaban su sobrevivencia, por ello obtuvo la
particularidad de ser nómada, solía trasladarse de un lugar a
otro conforme la naturaleza le indicaba, básicamente enlazado
a los cambios de clima. Su forma de vida se basaba en la caza,
la pesca y la recolección, lo que le permitió dar y recibir de la
tierra, con la que siempre fue muy agradecido; acostumbraba
celebrar fiestas religiosas en honor a sus deidades junto a otros
grupos nómadas con quienes socializó, sobre todo durante
los actos en los que agradecía a la madre tierra todos sus
frutos vegetales y animales. De igual forma tuvo que utilizar
el trueque o intercambio de productos; estrategia practicada
por la gran mayoría de los grupos autóctonos, que marcó el
camino para el intercambio comercial y cultural entre ellos.
2.2. Los primeros pobladores de Nicaragua
En el área que conforman México y Centroamérica se han
encontrado sitios arqueológicos que datan de 20,000 a 30,000
años, lo que se evidenció con los artefactos elaborados
de piedra, al parecer asociados con fauna pleistocena. En
Centroamérica los registros reflejan que existen huellas
humanas en el Salvador y Nicaragua con una antigüedad de
5,000 años, para Nicaragua la gran riqueza está en las Huellas
de Acahualinca.
Los estudios de los etno historiadores y lingüistas, quienes
se han dado a la tarea de encontrar un espacio y tiempo en
común para el establecimiento de los primeros pobladores
de Nicaragua, refieren que estos primeros migrantes
mesoamericanos vinieron de oleadas migratorias norte –sur,
33
de grupos que se separaron de un tronco común en México,
hace unos 6,000 años.
Investigadores como Jorge Eduardo Arellano, Jaime Incer
Barquero, Lehmann, Lotrhop y Fonseca Zamora han
argumentado con suficientes fuentes que la Zona del Pacífico
de Nicaragua, antes de la llegada de los mexicanos, estuvo
poblada por un grupo conocido como macro – chibcha,
originario del sur de América, hasta que se vio forzado a
abandonar el territorio por la presencia de un nuevo grupo,
yéndose a ubicar en la zona de Chontales, para luego trasladarse
a la costa Caribe donde se estableció definitivamente.
De estos grupos mexicanos establecidos en el Pacífico, se
encuentran importantes y numerosas poblaciones, entre estas
destacan los Chorotegas o Mangues, asentados en el territorio
unos 800 años d.C. pertenecientes a la familia Manguica,
del linaje Otomanguense (Constenla 1994:200, citado por
Merixell, 2008), originarios de Soconusco, Chiapas.
Según la narración de los cronistas, los Mangues, salieron de
su lugar, debido a la presión que recibían de los Olmecas,
razón que los llevó a buscar otros territorios, asentándose así
en la región del Pacífico nicaragüense.
Los Chorotegas, se englobaron en grupos geográficamente
distantes y de acuerdo a su propia expresión dialéctica. Sin
embargo, muy a pesar de las diferencias, eran grupos análogos.
El investigador Samuel Lothrop (1964:62-69), explica que los
Chorotegas formaban cinco provincias geográficas, entre las
principales se encontraban:
Chorotega La Vieja, su antiguo asentamiento, fue ocupado un
poco después de la conquista europea, por indios Güetares
y Orotinas en la costa oriental del golfo de Nicoya (Oviedo
1976:181).
Managua o Mangua, en esta última se localizaba el territorio
entre Sutiava (Xutiava) y Managua y comprendía Masaya,
34
Nindirí, Diriá, Diriomo, Diriamba, Mombacho, Niquinohomo
y Nandaime (Tous Mata 2008:76). El viajero Squier2
dividió
este grupo en dos: los Nagrandanos3
y los Diarianes4
. Los
primeros ocuparon la zona sobre la orilla Norte del lago de
Managua y la llanura de León hasta el Pacífico, siendo sus
ciudades principales Imabite5
y Sutiava. El otro grupo ocupó
la zona entre el Norte del Lago de Nicaragua, el río Tipitapa
y la mitad Sur del Lago de Nicaragua, teniendo entre sus
principales ciudades Xalteva.
Los Chorotegas estaban separados de los Nicaraos por el
río Ochomogo, en el Istmo de Rivas. Las constantes oleadas
migratorias hicieron de los territorios Chorotegas, áreas
fragmentadas que se ubicaban básicamente en las parte más
septentrional entre los dos lagos y toda la fértil planicie entre
el Oeste y Norte del lago de Managua, hasta la Costa del
Océano Pacifico y el Golfo de Fonseca, lo cual incluía los
actuales territorios de León, Managua, Carazo y Granada.
El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo, quien registró la
mayor cantidad de referencias sobre los aborígenes, describe
la enorme densidad poblacional de nativos que habitaban la
zona, asegurando que vivía “mucha multitud de gente” (Oviedo:
1976. 304), unos 65,000 indígenas habitantes en la rivera del
lago Xolotlán, distribuidos en diferentes plazas relativamente
distantes una de otra y pertenecientes al grupo de los Nagrando
o Nagarando, conforme este mismo registro Oviedo refiere
2) George Ephraim Squier, Arqueólogo, diplomático y Encargado de Negocios de los Estados
Unidos de América, 1880. Realizó un estudio muy completo de los pueblos de Nicaragua
registrando las costumbres de la población de acuerdo a la zona donde vivían.
3) Los nagrandanos se establecieron en la rivera del Lago Xolotlán contando entre sus ciudades
más destacadas a Imabite y Sutiava; ambos territorios de gran importancia para el asiento de los
primeros pobladores españoles.
4) Los niquiranos ocupaban una gran parte del territorio nacional que se extendía hasta el gran lago
por el Este y hasta el océano pacífico por el Oeste, siendo gobernado por el Cacique Nicarao.
5) De acuerdo a los estudiosos la palabra Imabite es de origen chorotega y designa a la antigua
ciudad situada a las orillas sureste del lago Xolotlán. Los invasores españoles no alcanzaron
a conocer esta importante plaza, de la manera descrita por los mismos nativos, sin embargo
encontraron la particular tradición de que las aguas del lago la habían anegado. De allí el origen del
nombre: Nimbú, agua; ite, tragar, o “tierra tragada por las aguas” (Alfonso Valle. 1948)
35
El Campo era atendido por los hombres, el mercado
y la casa por las mujeres. La producción del campo,
formaba parte del comercio que manejaban las mujeres.
que solo en la zona de
Imabite, habitaban unas
15,000 gentes.
Los Nagrandanos
se establecieron en la
zona de la rivera del
lago Xolotlán contando
entre sus ciudades más
destacadas a Imabite
y Sutiava; ambos
territorios de gran
importancia para el
asiento de los primeros
pobladores españoles.
Los Niquiranos ocupaban una gran parte del territorio
nacional que se extendía desde el gran lago por el Este hasta
el océano Pacífico por el Oeste, siendo gobernado por el
Cacique Nicarao.
En la provincia de Imabite6
los Nagrandanos poseían un
gobierno democrático, el mismo cronista explica que el
gobierno no lo ejercía un cacique o único señor sino a manera
de comunidad formada por un grupo de ancianos escogidos
por votos, estaba integrado por los más viejos y sabios de cada
población y tribu, su poder era tal que le correspondía elegir al
jefe militar, a quien no solamente podía destituir sino también
mandar a matar. Todas las decisiones referidas al gobierno de la
localidad tenían que ser discutidas y aprobadas por este consejo.
2.3. Modo de vida y organización social de los Chorotegas
Su forma de vida era sencilla, vivían básicamente de la caza,
la pesca y la agricultura, la que atendían muy bien de forma
6) De acuerdo a los estudiosos la palabra Imabite es de origen chorotega y designa a la antigua
ciudad situada a orillas sureste del lago Xolotlán. Los invasores españoles no alcanzaron a conocer
esta importante plaza, de la manera descrita por los mismos nativos, sin embargo encontraron la
particular tradición de que las aguas del lago la habían anegado. De allí el origen del nombre: Nim-
bú, agua; ite, tragar, o “tierra tragada por las aguas” (Alfonso Valle. 1948)
36
artesanal. Sus viviendas eran pequeñas chozas de paja y
estaban distribuidas alrededor de una plaza que estaba ocupada
principalmente por un mercado o “tianguis”, que era el centro
irradiador de comunicación y trueque. Al momento de la Conquista
y durante todo el primer siglo de la Colonia los testimonios españoles
fluyen e inmortalizan la grandeza, la muchedumbre, los productos y la
importancia que tenía el tianguis para los indígenas. (Pascale).
Tanto los Chorotegas como los Nicaraos, tenían un similar
modo de vida y costumbres, el cual era de fiel cumplimiento.
El cronista Oviedo al trascribir la entrevista de Fray Francisco
de Bobadilla en su encuentro con los caciques y ancianos de la
zona en 1528, recopiló de viva voz de los nativos sus creencias
y su particular modo de vida, lo cual ha contribuido a definir
su organización social y su comportamiento y a entender su
verdadero origen.
“Hizo después aqueste reverendo padre juntar trece caciques y principales
y padres y sacerdotes de aquellos infernales templos, y preguntóles si eran
naturales de aquella tierra de Nicaragua, o de donde vinieron.
Y. No somos naturales de aquesta tierra, y ha mucho tiempo que nuestros
predecesores, vinieron a ella, y no se nos acuerda que tanto ha, por que no
fue en nuestro tiempo.
F. ¿De qué tierra vinieron vuestros pasados, y cómo se llama vuestra
tierra natural donde vivían, y por que se vinieron y la dejaron?
Y. La tierra de donde vienen nuestros progenitores, se dice Ticomega y
Maguatega, y es hacia donde se pone el sol7
y vinieron porque en aquella
tierra tenían amos a quien servían y los trataban mal.
F. ¿Aquellos sus amos eran cristianos o indios?
Y. Indios eran.
F. ¿En que los servían? ¿Por què se vinieron?
Y. En arar y sembrar y servir, como agora servimos a los cristianos, y
aquellos sus amos los tenìan por esto y los comìan y por eso dejaron sus
7) Según el investigador Walter Lehmann, estos pueblos se ubican cerca de Puebla en Mèxico.
37
casas de miedo y vinieron en esta tierra de Nicaragua, y aquellos amos
habían allì ido de otras tierras y los tenìan avasallados, porque eran
muchos, y de esta causa dejaron su tierra a aquella donde estaban.
F. ¿A quién creeis, a quién adorais?
Y. Creemos y adoramos a Tamagastad y Cipattoval, que son nuestros
dioses. (…)
F. ¿A dónde y cómo le pedís el agua a ese que decís que os la envía?
Y. Para pedir el agua vamos a un templo que tenemos suyo, y allí matan
y se sacrifican muchachos y muchachas. Y cortadas las cabezas echamos
la sangre para los ídolos e imágenes de piedra que tenemos en aquella
casa de oración de estos dioses, la cual en nuestra lengua se llama teoba.
F. Qué haceis con los cuerpos de los que se así se matan y sacrifican?
Y. Los chiquitos se entierran, y los cuerpos que son indios grandes, comen
los caciques principales, y no come de ellos la otra gente.
F. Las ánimas y corazones de aquellos que se sacrifican allí ¿A dóde
van?
Y. No van a parte alguna, que allí se quedan con el cuerpo. F. Cuando
aquesto hacéis ¿envíaos el agua ese vuestro Dios? Y. Aveces sí y a veces
no.
F. ¿A que vais a esos templos u oratorios, y qué decís y hacéis allá?
Y. Estos nuestros templos tenemos como vosotros los cristianos las iglesias,
porque son templos de nuestros dioses, y de allí los demás sahumerios, y
pedimos a nuestros dioses que nos den salud cuando estamos enfermo, y
que nos den agua cuando no llueve, porque somos pobres y se nos secan
las tierras y no dan fruto. Y vamos allí a rogar y pedir estas cosas y otras,
y el mayor cacique de todos hace la oración y plegaria por todos dentro
del templo, y los otros indios e indias no entran allá; y este cacique mas
principal está en esta rogativa un año continuo, que no sale de la casa de
oración o templo, y en cumplimiento del año, sale y le hacen gran fiesta de
comer y cantar. Y luego buscan otro cacique grande que entra y está en el
templo de la misma manera otro año, y de esta forma siempre està uno en
38
aquella casa de oración. Y después sale cada uno, le horadan las narices
por señal que han sido padre de mezquita, por grande honra; y esto se
hace en los templos principales; y en los otros comunes que tenemos, como
oratorios, cada uno puede poner su hijo allí, y pueden estar dentro todos
los que quisieren, con tal que no sean casados y que los unos ni los otros
no duerman con mujer en todo aquel tiempo de un año que los dichos
caciques o padres entán dentro hasta que salgan. (Fernandez de Oviedo,
1976: 327,328,329)
Los grupos nativos de diferentes zonas del país podían
fácilmente tener control sobre sus territorios, los cuales
estaban bajo el mandato de un solo Cacique que ejercía el
dominio como único Señor, los nativos estaban intentando
formar su reino de forma idónea, según su propia
concepción. El sistema de cacicazgo era bastante complicado
y generaba en los líderes un poder absolutista, por lo cual
crearon una estructura social bien establecida con derechos
y obligaciones bajo el liderazgo de un único Señor. Para los
españoles esto fue sorprendente, ya que era evidente que los
nativos no eran grupos aislados viviendo como mejor les
parecía, sino que estaban siendo dirigidos por un Cacique,
jefe de todos, con una buena estructura social y política. Los
estudios arqueológicos han demostrado esta cultura, sobre
todo en las de tumbas donde se encuentran entierros con
acumulación de bienes propios de los señores principales,
marcando así los niveles de organización social y política de
estos grupos, quienes hasta las situaciones más pequeñas
incluían en sus leyes, las mismas fueron comentadas a los
españoles, quienes se aprovecharon para implantar su propio
sistema de creencias.
La influencia de las mujeres en el mundo indígena Chorotega
era destacada; tanto los unos como las otras tenían definidos
sus roles; él se encargaba del campo, de la tierra, del gobierno,
de la fe; ella se encargaba de la economía familiar y de los hijos;
ellos participaban activamente en arreglar y barrer la casa y
39
encender el fogón antes de ir al campo, ellas de la comida y de
preparar todo lo que debían llevar al tianguis8
.
La organización en algunos aspectos fue bastante similar
entre los Nicaraos y los Chorotegas, pero en otros resultaba
completamente opuesta. De manera particular se puede decir
que estuvo jefeada por una élite, que estaba integrada por
una clase dominante de caciques, ancianos, sacerdotes y los
famosos guerreros (tapaliguis), todos ellos hombres. Este
nivel adquirido por las comunidades, además de su armónica
vida entre ellos y el medio ambiente, les permitía una estable
economía, que resultaba de beneficio a la familia que pagaba
un tributo muy bajo al cacique, en tanto el núcleo familiar
obtenía una producción alta de acuerdo a los miembros que
la formaban.
Los caciques llegaban a obtener tan importante cargo,
generalmente por herencia, lo que representaba de cierta
manera una debilidad en la sociedad nativa; el poder se
centraba en un único Señor, quien en todo caso estaba a la
cabeza.
Esta jerarquía fue mucho más notable en los Nicaraos que
se presentaban más autoritarios y más estrictos en cuanto a
sus decisiones y acciones9
, lo que pudo ser observado por los
españoles y es posible que por esta estructura socio-política,
al final los invasores no pudieron asentarse en los territorios
pertenecientes a los Nicaraos, sino que se establecieron en
tierras Chorotegas, pues estos tenía un sistema más dócil, más
abierto a la tranquilidad y la paz y sus decisiones se hacían en
8) Oviedo hace una recopilación completa de los delitos y las leyes de los nativos, las que eran
muy populares entre los grupos principales nicaraos y chorotegas, gran parte de ellas las extrae
del diálogo entre el fraile Bobadilla y los caciques, otros los explicará en las últimas páginas de su
historia General y Natural. Es importante destacar que tanto Herrera y Tordensilla como López de
Gomara, recopilan estas mismas leyes.
9) Es importante decir que tanto para los chorotegas como para los nicaraos las decisiones no
estaban en una sola persona, aunque las orientaciones eran dadas por un cacique, las decisiones
se tomaban o eran consultada al “monéxico” o consejo de ancianos, en el caso de los nicarao la
reunión del consejo no podía llevarse a efecto sino estaba presente el Cacique o teyte como máxima
autoridad.
40
consejo, lo que posiblemente les resultaba beneficioso para
el cumplimiento de sus ambiciones. Al respecto el cronista
Oviedo expresa:
“En las otras cosas de sus costumbres de aquesta gentes me paresce una
ques justa é honesta assi como quando los caciques han de proveer alguna
cosas para sus exércitos é guerra ó quando se ha de dar presente á los
chripstianos, ó se ha de dispensar en algún gasto extraordinario. Y es que
entran en su monexico o cabildo o caique é sus principales, y echan suertes
(después de acordado lo que se ha de dar) á qual dellos ha de quedar
el cargo de proveello é de repartirlo por todos los vecinos é hacer que se
cumpla de la manera que en el monexico fue ordenado, é assi se hace, sin
faltar cosa alguna” (1976: 451)
Estas decisiones eran de fiel cumplimiento, incluso, Oviedo
hace referencia a la elección cada cierto tiempo de hombres
de mayor edad, quienes eran designados para cuidar el tianguis
o mercado y vigilar que los comerciantes no dieran menos
y cuidar que las medidas fueran justas, estos hombres eran
como “gobernadores o alcaldes de las plazas” y en el caso que
cometieran una transgresión arremetían contra él con todas
las leyes aprobadas en el monexico.
Este monéxico se reunía en la casa del cabildo conocida como
galpón y allí tomaban las decisiones correspondientes, una vez
terminado, los ancianos recibían tributo en productos como el
maíz y el cacao o productos tejidos.
Los Chorotegas tenían un sistema político un poco diferente
al de los Nicaraos, eran menos autoritarios, el Cacique
Chorotega era elegido por el pueblo, no era de carácter ni
hereditario ni vitalicio, el pueblo podía disponer de quitarlo
y ponerlo según sus normas lo cual hacía de sus gobiernos
estructuras democráticas.
Fernández de Oviedo al describir a esta comunidades, refiere
que desde Nicoya hasta Castilla del Oro y Panamá los que
regían eran los señores Caciques, pero que desde el poniente
hacia Nicaragua las comunidades eran quienes elegían a los
41
que mandaban el gobierno (1976: 460), los mismos viejos que
se reunían en el monexico para elegir, también eran elegidos
por la comunidad o el pueblo:
“Hay mucha multitud de gente, assi en aquella provincia de Nagarando,
donde esta la cibdad de Leon, como en otras de aquel reyno, é muchas
de ellas no se gobernaban por caciques é único señor, sino a manera de
comunidades por cierto número de viejos escogidos por votos: é aquello
creaban un capitán general para las cosas de la guerra é después que
aquel con los demás, regían su estado, cuando morían o le mataban en
vatalla ó recuentro, elegían otro é a veces ellos mesmos le mataban, si lo
hallaban desconveniente a su república” (ibíd. 304).
Para ambos casos el Cacique no iba a la guerra, esto lo hacían
los guerreros, sin embargo Oviedo expresa que si el cacique
era valiente también se iba a la guerra, aunque esto era tarea
de los guerreros.
“Cuando bailan lo hacen de una manera extraña, porque se juntan unas tres mil o cuatro mil, a
veces más, según el número de habitantes, en el sitio donde van a danzar. Limpian el lugar, luego
algunos se ponen adelante para encabezar el baile, girando de un lado al otro al compás de flautas
y tambores, cantando ciertas tonada, que los que les siguen recitan, algunos portan abanicos en
sus manos o sonajas que contienen piedras; otros danzan coronados con penachos de plumas y
otros con brazos y piernas ligados de colgantes; algunos se estiran, otros se encogen, girando los
cuerpos, abriendo o cerrando las piernas (…). Se mantiene el festival todo el día hasta la noche,
bebiendo nada más que cacahuate.” (Descripción de Nicaragua de Linschoten, recopilado por
(Incer, 2002:458 - grabado de Theodor de Bry)
42
LapreparacióncomoCaciqueolíderdelacomunidadindígena,
le obligaba a prepararse durante un año dentro del templo
en profunda oración. Durante este año el cacique o cualquier
otra persona que se refugiara para orar, no debía mezclarse
con mujer u hombre alguno, debía permanecer casto en todo
ese año. Cuando el cacique salía le hacían una gran fiesta y
cantos y lo tenían como la máxima autoridad espiritual por la
comunicación que tuvo durante un año con los dioses.
El mundo espiritual de los nativos Chorotegas, Nicaraos y
de otros pueblos mesoamericanos era tan importante y lleno
de tanto misticismo que el individuo que establecía contacto
directo con los dioses durante un año, no podía interactuar
con otros individuos porque se contaminaba. Como se
podrá entender, para los invasores españoles esto fue muy
significativo, fácilmente encontraron un medio espiritual para
inducir a los nativos al cristianismo y enseñarles la importancia
de mantener ese vínculo con un ser creador de todo; gracias
a las creencias de los aborígenes fue más práctico mostrar
su fe, sin embargo les quedaba el trabajo de enseñar una
fe monoteísta contraria a la profesada por los nativos, que
revestía un carácter politeísta, lo que en efecto también fue
aprovechado por los españoles.
Es importante destacar que en el mundo indígena, todas
sus actividades estaban supeditadas a sus creencias, de tal
forma que esto puede justificar su armonía con la naturaleza,
para ellos los períodos de cosecha, régimen alimentario y
la supervivencia en general estaba subordinada al mundo
espiritual. De forma que en ciertas circunstancias como la
cosecha y la siembra no se podían permitir la transgresión al
orden sobrenatural y de ello se derivarán comportamientos
que parecerán extraños; Herrera y Tordensilla lo describirá al
decir:
“No dormían con ellas estando con su costumbre, ni en tiempo de las
sementeras, ni ayunos, ni comían entonces sal, ni axi, ni se embriagaban,
ni con su costumbre entraban las mujeres en los templos” (1991:2:388)
43
Como se ve en este texto, al igual que en la descripción de
Oviedo, las actividades nativas revestían un carácter ritual que
hacía de las comunidades, verdaderos centros de intercambio,
de convivencia y de respeto a las cosas sagradas.
Se puede decir que la forma de vida de las sociedades
precolombinas Chorotegas asentadas en Nagrando, tenían
una compleja forma de vida, la que se encontraba estructurada
sobre las bases del desarrollo económico sustentado en el
intercambio nacido de la agricultura.
2.4. La economía precolombina
El sistema económico de los naturales de Nicaragua, estuvo
supeditado a la agricultura y todo lo que ella les proveía. De
acuerdo a la organización social, se mantenía de su trabajo y
esfuerzo dentro de sus comunidades.
Los grupos asentados a lo largo del Pacífico, buscaron los
territorios que les ofrecían las mejores condiciones para su
supervivencia, desarrollando la práctica de la domesticación
de animales y el cultivo de vegetales. La base principal de su
alimentación y sustento económico el cultivo del maíz, el
cual se sembraba en surcos con un instrumento de trabajo,
llamado por Oviedo, coa, similar a lo que para los campesinos
es el espeque. El éxito de su cultivo estuvo en que sabían
analizar los cambios en la Naturaleza y la influencia de la luna
en la producción agrícola. El cultivo del maíz representaba
su mayor producción, pero además tenían otros importantes
cultivos como los frijoles, algodón, tabaco (el que también era
ocupado para fines rituales), yuca, calabaza, henequén, ayote,
entre otros; todos ellos con características particulares para su
alimentación y uso medicinal como se describe en el primer
capítulo de este texto.
De igual manera hicieron uso de fibras vegetales como materia
prima, para fines artesanales como la fabricación de la aguja
elaborada de la espina de pescado, lo cual les permitía hilar
44
su ropa; otros instrumentos para uso doméstico y decorativo
fueron elaborados de animales como armadillo, venado y aves.
Era común para los pueblos nativos el sistema de trueque
entre los grupos vecinos, el más común era con la moneda.
Los grupos Nicaraos poseían como moneda el cacao, que era
su grano más preciado; los Chorotegas poseían como moneda
el níspero, conforme a lo referido por el cronista Oviedo, se
intercambiaban siete nísperos por un grano de cacao, lo cual
acostumbraba hacerse en el tianguis.
El dominio económico lo mantenían los Nicaraos por el valor
que tenía el cacao frente al níspero; el cacao representaba
un poder para las élites y estaba diseñado como una bebida
exquisita para ceremonias rituales y como producto de alto
valor curativo, por lo que su cultivo era poco y únicamente a
los niveles de cacique y señores principales (Romero Vargas,
1998:163). Las referencias históricas indican que el cultivo del
cacao se desarrolló muy poco en esta zona, a pesar del valor
que para los señores principales tenía, más bien fue un cultivo
que encontró mayor auge tras la llegada de los españoles,
quienes lo obtenían como tributo por parte de la población
indígena (CS.14,1956:357-385), posteriormente llegó a ser un
cultivo dominado por los colonos españoles, a pesar de su
origen autóctono.
Gran parte de los productos que se movían en el mercado
local era por el sistema del trueque, dominado básicamente
por las mujeres, aunque eventualmente también podían entrar
los adolescentes que no hubiesen tenido vínculo con mujer
alguna:
“ninguno del pueblo (que sea varón) no puede entrar en el tiangüez (ques
la plaça del mercado) á comprar ni vender ni otra cosa, ni pararse á
lo mirar desde fuera: é si lo miran les riñen, é si entrasen, les darían
de palos é los tenían por bellacos é qualquiera que por allí se hallase ó
passasse. Pero todas las mujeres van a los tiangüez con sus mercaderías, e
también pueden entrar los hombres é las mugeres, si son de otros pueblos é
45
10) Era una especie de candela que alumbraba las noches de los nativos. Este producto era traído
desde el norte de las Segovia, donde era abundante.
forasteros, en los dichos tiangüez é mercado sin pena; pero esta costumbre
no es general para los forasteros en todas partes, sino entre los aliados é
confederados amigos; é á los dichos mercados van todo género de mugeres é
aún los muchachos (sino han dormido con mujeres) (Oviedo 1976: 348)
En el Tianguis se ofrecían todos los productos extraídos del
campo y de las labores propias de los nativos: caza, pesca,
agricultura; pero además ofrecían oro, esclavos, mantas y en su
sistema de intercambio solía abastecerlo de otros productos que
no encontraban en la zona, por ejemplo ofrecían la tea, que era
una resina de madera extraída del pino que tenía propiedades
que permitían fácilmente el fuego10
, de igual manera traían el
tile o tinte negro y la brea (Esgueva, 1996: 79).
El comercio de los nativos era movido por la vía terrestre y
por los ríos, estos fueron usados sobre todo cuando la carga
era pesada y los aborígenes no podían tolerar su peso, para
lo cual fueron construidas canoas de fibra vegetal u otro
material que les permitiera soportar la intemperie. Para la
comercialización de los productos que no se encontraban
en la zona, había una persona que se encargaba de llevar, y
eran conocidos como Tlamenes (Esgueva, 1996: 113), este les
proveía de los productos conforme las necesidades de cada
comunidad.
De igual manera otra forma económica de subsistencia de las
comunidades originarias de esta zona, fue la orfebrería y la
artesanía que ofrecía un valor decorativo, utilitario y ritualista
comúnmente utilizados por los pueblos autóctonos.
Araízdelainvasióntodosloshabitantesdeestazonaydelresto
del país fueron sometidos cruelmente por los peninsulares,
quienes fragmentaron su modo de vida, sometiéndolos militar,
político, económico, social e ideológicamente alcanzando
casi su exterminio. Sin embargo, estos primeros habitantes
dejaron modelos de su cultura en cerámica y otros vestigios,
46
descubiertos a lo largo de los años en la rivera del lago Xolotlán
y sectores aledaños.
Danza del Volador. Dibujo recogido por el Cronista Gonzalo Fernández de Oviedo.
47
Capítulo 3:
EXPEDICIONES Y RUTAS COMERCIALES
DE NICARAGUA DURANTE LA
COLONIZACIÓN ESPAÑOLA
Mapa oficial español de 1529. Según los registros históricos, este mapa fue elaborado por Ribero,
quien desde 1526 había recibido el encargo oficial de trazar el “Padrón Real”. Este mapa es la base
de la cartografía de Centroamérica. En él se puede observar los nuevos conocimientos obtenidos por
la expedición de Dávila y el piloto Andrés Niño por el Pacífico de Centroamérica. (Fuente: Banco
Central de Nicaragua).
3.1. Primeras expediciones
3.1.1. Gil González Dávila
Las exploraciones en Nicaragua se empezaron a realizar a
partir de la naciente ambición de los colonos españoles
asentados en Panamá, quienes conociendo la riqueza de
la zona y teniendo en mente las metas de la Corona Española
48
de extender sus dominios, establecer instituciones completas
en estos territorios y obtener riquezas y poder, se propusieron
abrir nuevas líneas de exploración, iniciadas desde Panamá,
bajo el mandato de su gobernador Pedrarias Dávila. Las
líneas que se abrían a sus ojos eran el Sur y el Oeste, estos
“horizontes esperanzadores”, dirá Carlos Meléndez (1993:31), les
permitiría diferentes suertes a quienes los emprendieran. En
la línea del Sur se llegó, posteriormente, al descubrimiento
de las tierras del Perú, que fue un territorio lleno de riquezas
y poder para los colonos españoles, quienes lo establecieron
como un virreinato. En el Oeste que se cernía como un fin
próspero, se sufrió la decepción de no encontrar lo que los
colonos visualizaban, sin embargo abrió a los españoles una
puerta para la explotación de mano de obra indígena.
Asimismo mostró nuevos espacios de explotación y
enriquecimiento para los españoles, sobre todo por la alta
posibilidad de una comunicación interoceánica por medio del
tan codiciado estrecho dudoso.
Los anhelos de Pedrarias Dávila trascendían sus propias
ambiciones y es por eso que le apuesta mucho empeño a la
exploración de nuevos territorios. Así envió a sus primeros
hombres Juan de Castañeda y Hernán Ponce de León, quienes
estaban bajo la orden del Licenciado Espinosa, lugarteniente
de Pedrarias. Estos exploradores fueron enviados al Occidente,
llegando a descubrir el Golfo de San Lucar o Golfo de Nicoya,
en el actual territorio de Costa Rica y que en sus orígenes fue
parte del territorio de Nicaragua. Este puerto fue fundamental
para la entrada de embarcaciones a Nicaragua, desde Panamá:
“ hallaron un golfo de mas de 20 leguas lleno de islas, y en puerto cerrado
admirable; llamanle los indios Chira y ellos lo llamaron San Lúcar;
este es el puerto que dicen de Nicoya , que es una provincia muy fertil y
graciosa de Nicaragua.” (Las Casas, III, 1951: 76-77)
De acuerdo al mismo testimonio que expresa Bartolomé de
las Casas, para Castañeda y Ponce de León, fue una situación
49
(Merixell, 2008 pág. 267)
bastante difícil por la fuerza opositora que encontraron en los
nativos, por lo que decidieron salir del lugar y continuar con
sus exploraciones. De esta expedición lograron llevarse cuatro
hombres nativos como esclavos, quienes posteriormente
se convirtieron en los intérpretes de la expedición de Gil
Gonzales Dávila.
En 1519, los expedicionarios Gil González Dávila, Andrés
de Cereceda y Andrés Niño se dirigieron a América con la
autorizacióndelObispoJuanRodríguezdeFonseca,presidente
en ese entonces, del Consejo de Indias y quien autorizaba
las expediciones al Nuevo Mundo. Las concesiones para
50
estas exploraciones eran otorgadas por la Corona Española
por medio de un contrato y era el expedicionario quien se
encargaba de cubrir los gastos de su empresa y, además, debía
cumplir con la obligación de promover la evangelización en las
nuevas tierras. Cereceda y Niño, encontraron en González a
la persona idónea para emprender una empresa de conquista,
tentadora a las ambiciones de los colonizadores españoles.
Con esta expedición, los colonos establecerían los primeros
pasos, para lo que, en el futuro sería el territorio de Nicaragua.
Llegó la cabalgata a Panamá, estando allí, se suponía que
recibirían por parte del Gobernador Pedrarias Dávila los
navíos que había dejado Vasco Núñez de Balboa, con los cuales
habrían de empezar su expedición; sin embargo, Pedrarias se
sintió amenazado y les negó el apoyo solicitado, argumentando
que los navíos no pertenecían a Vasco, sino “a otra gente y a los
pobladores” (CS, 1956: 79), esto dificultó el cumplimiento de
Gil, para lo cual se justificó ante el rey, previendo que se le
acusara de negligente. Aún con todas las dificultades, con la
muerte de parte de su gente y de algunas “yeguas” empezaron
su viaje a Nicaragua en condiciones muy precarias y bajo la
drástica oposición del Gobernador.
Después de todos los tropiezos y ante la negativa de
Pedrarias, se propusieron construir otros navíos, con los
cuales emprendieron una nueva expedición el 21 de enero de
1522. En esta primera travesía los expedicionarios recogieron
una importante cantidad de oro, lo que les motivó a seguir
en la búsqueda de más dorado, la que a pesar del clima y la
trágica enfermedad del Capitán Gil González, no se detuvo.
Pasaron por el territorio de Costa Rica, se adentraron en la
tierra de los Chorotegas y Caribisis, a la cual entraron en los
primeros meses de 1523; finalmente esta exploración les llevó
al descubrimiento del gran Lago de Nicaragua.
Los nativos ofrecieron importantes tributos a los españoles,
sobre todo en oro que era su mayor ambición, ellos a su vez
tuvieron la oportunidad de intercambiar con varios caciques, a
51
quienes les llevaron la evangelización de la cual González solía
enorgullecerse, muy a pesar de los tropiezos con los nativos
jefeados por el cacique Diriangén:
El encuentro con los grupos aborígenes trajo importantes
beneficios a los españoles; al final Gil González Dávila obtuvo
un séquito y una considerable cantidad de buen oro que le
ofreció nuevas maneras de enriquecimiento; haciendo uso de
sus habilidades y llevando consigo todo el botín se embarcó
secretamente en Gracias a Dios, dirigiéndose luego a la isla
de Santo Domingo en donde ya había desempeñado un alto
cargo.
En 1524, Gil González, decide iniciar una nueva aventura hacia
territorio nicaragüense, pero esta vez como Gobernador del
territorio que había descubierto anteriormente. Así organizó
su expedición “para tornar a Nicaragua por Honduras y saber en
que parte de aquella costa era el desaguadero de la laguna” (López
de Gómara 1941:2:212). En efecto sus propósitos desde un
primer momento se vieron afectados por diversas situaciones,
sin embargo logró fundar San Gil de Buenavista, conforme lo
referido por Meléndez (1993:63), siguió su camino buscando
el ansiado y codiciado estrecho dudoso, pero como se suponía
se encontró con la gente de Hernández de Córdoba, quien ya
recorría el territorio. Inicialmente se encontró con el Capitán
Gabriel de Rojas, luego con Hernando de Soto, con quien
“Otro día como llegué una legua de su pueblo, hallé cuatro principales
y los mioas que me dixeron que el cacique me esperaba en su pueblo de
paz, y llegado aposentome el mismo en una plaza y casas alderredor
della, y luego me presentó parte de quince mil castellanos que en todo
me dio y yo le dí una ropa de seda y una gorra de grana y una camisa
mia y otras cosas de castilla, muchas, y en dos o tres días que le habló
de las cosas de Dios, bino a querer ser cristianos el y toda sus indios y
mujeres, en que se babtizaron en un dia 9.017 animas chicas y grandes
y con tanta voluntad y tanto atención, que digo a vuestra magestad que
vi llorar algunos compañeros de devoción….” (Carta de Gil González
Dávila al Rey)
52
entró en conflicto, después de luchar ambos grupos parte
de la gente de Gil se unió al contingente de Hernández de
Córdoba. En 1526, Gil González fue apresado en Honduras
por Francisco de las Casas y expulsado de Nueva España, de
donde pudo marchar a su tierra natal en Ávila, donde falleció
al poco tiempo, terminando así su aventura.
3.1.2. Francisco Hernández de Córdoba
Pedrarias Dávila, lleno de ambición continuó aumentando más
territorios a su gobierno, desde su llegada al Darién se había
afanado en incrementar su poderío y mostrar a la Corona
su capacidad de enriquecimiento para beneficio, incluso del
mismo Rey11
.
Analizó las posibilidades de conquista y decidió enviar la
expedición de Hernández, quien era su hombre de confianza,
la expedición no estaría en mejores manos, sobre todo, tras
la ambición de creer que estaban frente a una zona rica en
metales preciosos y que abriría la fuente de enriquecimiento.
Hernández se preparó con todos los requerimientos para la
conquista de Nicaragua, analizó todos los pormenores que
implicaban esta travesía, principalmente el conflicto que
podría enfrentar con la expedición de Gil González, quien
aún estaba en la zona, al igual que otros expedicionarios que
ambicionaban estos territorios.
A Francisco Hernández de Córdoba, lo acompañaban
Gabriel de Roja, Hernando de Sosa, Andrés de Garavito y
Hernando de Soto y el canónigo Francisco Arroyo, quienes
venían equipados con dinero de Francisco Pizarro, Diego de
Almagro y Hernando de Luque, hombre célebre después de la
conquista de América.
Se enfrentó Hernández a grandes batallas, entre las cuales se
destaca la que los indios comieran a sus parientes viejos y se
11) El adelantado Vasco Núñez de Balboa había obtenido grandes riquezas en sus expediciones, lo
cual significó un reto para Pedrarias, quien pretendía ser mejor que él y gozar de la aprobación de
la Corona.
53
vistiesen con el pellejo de estos; sin embargo, los castellanos
pudieron enfrentarlos y los indios les tuvieron miedo,
expresando que los castellanos eran teotes, por eso al lugar
de estos acontecimientos después se le llamó “tierra de los
desollados” (Fernández de Oviedo, 1976).
La expedición de Hernández sufrió enfrentamientos con
los hombres de González Dávila, a lo que también se sumó
la rebeldía de los naturales, quienes opusieron resistencia a
ambos expedicionarios. Aún así, Hernández logró fundar tres
ciudades: León, Granada y Bruselas.
3.2. Las primeras ciudades
El informe de Diego López de Salcedo, Gobernador de
Honduras, refiere que Francisco Hernández de Córdoba, hizo
tres pueblos en la provincia y los nombra a cada uno según
como fueron llamados en su momento: el primero León, el
segundo Granada que se encontraban a 15 leguas de distancia
AudienciadeGuatemala,1601.EnestemapaseencuentralasciudadesfundadasporHernándezen1524,
y el Desaguadero que fue la gran ambición de los colonos españoles (Mapas de América, Madrid
1955)
54
el uno del otro y el tercero llamado Bruselas que era el más
distante, pues se encontraba a 35 leguas de Nequecheri -
Granada y por tanto a 50 de León.
Ya localizados los territorios más próximos a los deseos de
los exploradores, Hernández se dio a la tarea de analizar las
condiciones de los tres sitios decidiendo establecerse en la
provincia indígena de Nagrando, junto al poblado de Imabite
a orillas del lago Xolotlán.
Esta ciudad se bautizó con el nombre de “Santiago de los
Caballeros de León”, en honor al Apóstol Santiago, a quien solía
invocarse en las guerras de conquista, devoción que también
se practicó en España durante la reconquista, lo cual indicaba
la posibilidad que la fundación se pudiese haber dado en
julio de 1524. El historiador Sofonías Salvatierra, asegura que
esto sucedió el día de la Santísima Trinidad, conforme a un
documento anónimo, recogido con fecha de 1732 que expresa:
“...en referencias tradicionales se repetía, que la primera ciudad fundada
en Nicaragua fue la ciudad de León, con el nombre de Santiago de los
Caballeros de León y que este hecho se verificó el día de la Santísima
Trinidad, cuyo aniversario se celebra con misa, sermón y procesión, en
que llevaban el estandarte real, entre la imagen de la Trinidad, al lado
derecho y las armas reales a la izquierda.” (Salvatierra, 1939 pág. 259)
Sinembargo,estafechaesdudosayaquelafiestadelaSantísima
Trinidad se celebra en fecha móvil, el domingo siguiente
después de Pentecostés, generalmente se da entre los meses
de mayo y junio, difícilmente se puede verificar tal fundación,
porque no hay documentos primarios que respalden que para
mayo de 1524 ya se hubiera fundado León.
Es importante destacar que los hombres de Hernández habían
empezado la exploración del territorio a finales de 1523, de
forma que era muy difícil establecer esta fecha como posible
fundación; esto soporta el análisis de algunos historiadores
como Carlos Meléndez, quien asegura que la posible fecha de
fundación es noviembre de 1524, ya que para el 8 de diciembre
55
del mismo año se encuentra la posible fecha de fundación de
Granada que data después de León; conforme sus reflexiones,
algunas de ellas conversadas con el historiador Carlos Molina,
hace mención que esta fecha es posible por la consagración de
la ciudad de Granada a la Inmaculada Concepción de María
(1993:90) sin embargo, es importante destacar que el dogma de
la Inmaculada Concepción de la Virgen María, fue declarado
hasta el año 1854 por el Papa Pío IX, 330 años después de la
fundación, lo que en ese momento no pudo ser considerado.
La Consagración de Granada a la Inmaculada se dio después
de iniciada la celebración a La Purísma y los granadinos junto
a los líderes religiosos católicos, lo hicieron por un especial
agradecimiento a la Virgen y no por alguna fecha histórica que
recordara su fundación. Por otro lado, Meléndez justifica que
los hombres de Hernández no habían entrado a Imabite para
esta fecha.
“por el conocimiento que hemos ya adquirido acerca de la cronología
expedicionaria de Hernández de Córdoba, sabemos que posiblemente
no pudo establecerse en esta ciudad antes de agosto de 1524, dado que
los españoles no habían llegado hasta Imabite; hay necesidad aquí de
agregar, que la primera referencia escrita de que tenemos conocimiento
que prueba la existencia de León es del 22 de febrero de 1525, ratificada
por otra del 25 del mismo mes y año12
. En la misma fuente documental
hallamos otros testimonios, datados por caso del 27 de octubre de 1524,
en los que no se da la más mínima indicación del lugar donde se escribió.
Este hecho nos lleva formalmente a pensar que todavía en esa fecha no se
había dado fundación alguna” (Melendez, 1993:90)
Por lo expresado anteriormente, es posible que la fundación
de la ciudad se haya dado en los últimos meses del 1524, sin
embargo, hay quienes aceptan la fundación en la fecha de 25
de julio, día en que se celebra la festividad en honor a Santiago
Apóstol, lo cual no está muy distante de la fecha señalada
por Salvatierra. Lamentablemente las fuentes documentales
12) Este dato lo refiere un documento resguardado en el Archivo de Sevilla – justicia 1043, Nº1,
consultado por Meléndez.
56
originales no muestran registros de la fundación de la ciudad
en esta fecha, lo que se fortalece al no haber informe de la
presencia de Hernández y sus hombres en la zona de Imabite.
Puede haber varias conclusiones en este particular, entre ellas
que Hernández haya preferido no hablar de la fundación de la
ciudad hasta tener la certeza de establecerse en ella, así evitaría
mostrase inseguro ante Pedrarias y más aún ante el Rey.
ActualmentelafechamásconocidaeslareferidaporSalvatierra,
que enlaza a la celebración de la Santísima Trinidad13
; no
obstante, considerando algunos registros, es posible que la
fecha referida por Meléndez no esté en contraposición a los
hechos, sobre todo porque la primera carta que se conoce con
referencia a Imabite, tiene fecha del 22 de Febrero de 1525 y
luegolaCartaescritaporPedrariasDávilaenPanamá,confecha
del 10 de Abril de 1525 (CS. 1954, 128 -133)14
. Si la fundación
hubiera sido en Junio o Julio de 1524, no se comprende por
qué Pedrarias esperó hasta Abril para informar a la Corona.
Pedrarias fue el primero en ser informado de tan importante
acontecimiento, analizó los pormenores y escribió al Rey para
informar, ¿qué justifica, tanto retraso?
En la carta Pedrarias escribe los detalles de la ciudad, expresa
que se construyó el mejor templo que se haya hecho (ver
anexo 4), lo que lleva a concluir que tuvo que haberse llevado
algunos meses para levantarlo de la forma descrita; es posible
entonces, que antes de enviar Hernández el informe a
Pedrarias se tuvo que pasar por un proceso de asentamiento,
lo cual podría justificar su tardanza; por otra parte puede
entenderse que una cosa fue elegir el lugar y otra la de iniciar
las labores de construcción y luego dar por fundada la ciudad.
Esto hace pensar que el atraso del informe procedió de
Hernández de Córdoba, quien, hasta que estuvo seguro de
13) Esta fecha sigue siendo celebrada con una Eucaristía por la Iglesia Católica, quien tiene la
certeza que la fundación de la ciudad se dio en esta fecha. Se suele celebrar la misa entre el 15 y el
25 de junio de cada año.
14) Se anexa textualmente el documento por la importancia del mismo.
57
establecerse decidió enviar la carta en manos de Sebastián
de Benálcalzar, para que Pedrarias informara al Rey; para
este momento ya estaba la ciudad establecida con su templo,
cabildo y casas de los primeros colonos españoles (cañería y
paja). Esto sugiere el establecimiento de la ciudad en los meses
conocidos (Junio o Julio de 1524) incluso la información
rescatada de la tradición oral por Sofonías Salvatierra,
puede que no esté del todo equivocada; en este particular
existe un gran aliado que puede verificar este dato y es la
tradición de la Iglesia Católica, que por siglos ha celebrado la
fundación de León en el mes de Junio, por otro lado se debe
de tomar en cuenta el propósito de Hernández de Córdoba,
que era la expansión a otros territorios, lo que debía de
organizarse desde un centro de operaciones y León era el
lugar ideal porque desde allí se podía extender la conquista
por el Noreste y Noroeste y la ciudad fungiría como núcleo
de todo el accionar de la provincia. Hernández sabía que
su labor sería larga y le traería grandes beneficios y por eso
se dio el tiempo necesario para informar a Pedrarias de tan
importante establecimiento; irónicamente en poco tiempo
se dio cuenta que los propósitos eran difíciles de cumplir
por los enfrentamientos bélicos con los naturales, la gente de
Gil González y los mismos hombres de Hernán Cortés. Aún
con esto, Hernández no visualizó un daño a sus propósitos
y continúo su labor de expandirse lo que para su desgracia lo
llevó a la muerte muy pronto.
En la carta que envía Pedrarias al Rey expresa la belleza de
los lugares descubiertos y la pervivencia de la población
autóctona, lo que también evidencia que Hernández tuvo que
haberse detenido para valorar el territorio antes de definir el
lugar exacto de la fundación y luego informarlo a Pedrarias.
Algunas referencias de las ciudades fundadas:
León:
“…en esta provincia de Imabite y en medio de ella se pobló la nueva
ciudad de León tiene en sus arrabales hay 15,000 gentes de los naturales
58
de la tierra casados, hizóse el mejor templo en ella que en estas partes se
ha hecho; cabe esta ciudad de León esta otro cerro muy alto y por encima
de la corona sale del fuego, que se ve a la clara de día e de noche por cinco
bocas a la redonda de este cerro hay muy grande cantidad de piedras
azufre, toda esta tierra es muy llana e hay en ella muy grandes ríos…
está esta ciudad ribe¬ra de la mar dulce, tiene muchas y muy grandes
huertas y árboles…”15
Granada se estableció en la Provincia de Nequecherí, junto
a otra población indígena de gran importancia, Xalteva,
en esta provincia vivían aproximadamente 8,000 nativos y
estaba rodeada por varios pueblos Chorotegas que tenían
una alta densidad poblacional. También en esta ciudad se
levantó un “suntuoso templo” según la misma carta de
Pedrarias, el cual gozaba de los misales necesarios:
“En esta provincia hay más termino de tres leguas de poblado en medio
de ella se fundó y pobló la nueva Ciudad de Granada, tiene en su
comarca hasta ocho mil vecinos naturales de la tierra, e tiene muy buenos
ríos y huertos y pesquerías y materiales, está ribera de la mar dulce;
hízose en esta ciudad un muy suntuoso templo, el cual está bien servido
y adornado”16
Y finalmente la tercera y última población fundada, referida
por Pedrarias, fue la Villa de Bruselas en el territorio de los
Orotinas, junto al Golfo de Nicoya, un territorio muy rico
en recursos naturales, Pedrarias no menciona que aquí los
conquistadores hayan levantado edificios religiosos como el
caso de León y Granada.
Bruselas:
“En el estrecho dudoso se pobló una villa que se dice de Bruselas en el
asiento de Brutina, la cual tiene lo llanos por una parte, y por la otra la
mar, y por la otra la sierra donde están las minas que serán a tres leguas,
están los indios pacíficos, y este pueblo está en medio de toda la gente de
aquellas provincias, es muy buena comarca, tiene buenas aguas y aires
15) DHI. Tomo I. Pág. 129
16) Ibid.
59
a montería e pesquería en cantidad, es la tierra fructífera, y de buenas
huertas…”(Ibíd. 28).
En el orden que Pedrarias narra estas fundaciones se puede
observar que el primer territorio visitado por los exploradores
fue Bruselas y el último fue León. Hernández y su gente no
se establecieron en ninguna de las dos primeras ciudades
descubiertas, ya que era evidente que las condiciones para sus
ambiciones de conquista estaban mejor diseñada en León:
“los españoles fundaron sus ciudades al lado o en el centro de comarcas
bien pobladas…esta vecindad les permitía mezclarse en los asuntos de los
indios”. (Romero 1987: 87)
Así además cumplía con las órdenes extendidas en España
en relación con la ubicación de las ciudades en América, las
que debían establecerse en lugares propicios para la vida y el
comercio.
León se ubicó en el extremo Noreste de lago por el cual se
abría una agradable ensenada, hacia el Este se erguía el volcán
Momotombo,elqueposteriormentequedaríaenlamemoriade
sus habitantes como la principal causa de la caída de la ciudad.
Esta bahía abría las aspiraciones de los conquistadores, pues
se creía que desde allí se podrían extender más territorios, una
vez llegando al Golfo de Fonseca por el Pacífico y al Caribe
por Olancho y el Aguán, lo que efectivamente le daría a León
la condición de ciudad central. En realidad por las grandes
limitaciones y por el breve tiempo de existencia no se llegó a
desarrollar como los fundadores pensaban, sobre todo por las
condiciones que en los años inmediatos y posteriores vivió la
ciudad.
“León y Granada fueron las ciudades de despunte para iniciar los
centros españoles en la Provincia de Nicaragua, centros que, en efecto,
se convirtieron en importantes núcleos españoles y comerciales. En ellas
se organizaron los cabildos, los cuales al principio tuvieron la dirección y
regulación tanto de la protección física de las nacientes ciudades como de
su desarrollo comercial y accionar político”. (Rubio Sánchez, 1973:21)
60
Hernández en su afán por extender el territorio se propuso
encontrar una ruta comercial tentadora, fue entonces cuando
inició la exploración de los grandes lagos de Nicaragua,
empezando así el conocimiento de una nueva ruta comercial, la
que en el futuro inmediato sería para Nicaragua muy importante
en su desarrollo económico.
Hernández, además envió parte de su gente a descubrir
nuevas regiones, llegando hasta el Puerto de Trujillo, ubicado
en la Provincia de Honduras. Asimismo, envió otro grupo de
expedicionarios a reconocer el Golfo de Fonseca, que fue una
de las primeras ambiciones de los colonos, e inició la naciente
prueba para la extracción de minerales, que no fue tan lucrativo
pues Nicaragua no era un territorio tan rico en oro como se
lo imaginaban los expedicionarios. Pedrarias Dávila, con el fin
de controlar los depósitos de oro de la zona, mandó fundar
la ciudad de Nueva Segovia la que se hallaba situada cerca del
río Jícaro;
“(…) treinta leguas de León al norte y otras tantas de Granada, también
casi al norte, de cuarenta vecinos, en cuya comarca se saca mucho oro y
de los indios que hay en ellos no hay relación” (CDI:15:471 - Merixell,
2008)
Esta ciudad no gozó de prosperidad, y a corto plazo se vio
parcialmente despoblada como consecuencia de la rápida
extinción de las fuentes auríferas y de la hostilidad de la
población nativa que la atacó repetidamente.
Hernández con el conocimiento que tenía en expediciones
y conquista pudo extenderse ampliamente en el territorio, el
que más tarde reclamaría por considerar tener derecho para
gobernarlo. La carta misma enviada a Pedrarias, refiere con
claridad que Hernández fue un gran conocedor de su labor y
por consiguiente un hombre cuyo propósito primario fue el de
reconocer el territorio al cual había sido enviado a conquistar.
Al parecer todo el resultado obtenido en el proceso de
conquista y en el establecimiento en la región le otorgaba
61
a Hernández un derecho inalienable de posesión sobre la
provincia de Nicaragua, lo que fue alentado por Hernán
Cortés, quien en ese momento estaba en Trujillo.
Cortés estableció contacto con Hernández a través de Pedro
de Garro, quien se convirtió en un emisario de ambos;
Cortés por su ambición de extender su jurisdicción, intentó
ayudar a Hernández para ser el gobernador de la Provincia
de Nicaragua, en tanto Hernando de Soto, Francisco de
Compañón y Andrés de Garavito, hombres incondicionales a
Pedrarias, se opusieron a las pretensiones de Hernández.
Al final todos los sucesos llegaron al conocimiento de Pedrarias
a través de Juan Téllez, enviado de los adversarios, quien a
escondidas de Hernández, se dirigió a Panamá (Meléndez,
1993: 67-73) a dar el informe que provocaría la ira del
Gobernador del Darién, éste al saberlo se dirigió a Nicaragua,
le levantó un proceso judicial y finalmente lo mandó a ejecutar
en junio de 1526, en la plaza de la ciudad que él mismo fundara
dos años atrás.
A partir de esta controversial muerte el Gobernador de
Panamá, Pedrarias Dávila tomó posesión de la gobernación
de Nicaragua, cargo que estaba vacante tras la muerte de Gil
González, quien fuera nombrado gobernador por la Audiencia
de Santo Domingo. Hasta ese momento Nicaragua no tenía
jurisdicción en ninguna otra provincia, fue con Pedrarias que
se convirtió en Provincia, siendo él su primer Gobernador con
nombramiento real y quien iniciaría las labores de implantarla
como una naciente ciudad con alta posibilidad expansiva por
su envidiable ubicación.
Pedrarias asumió su puesto a partir de 1527, a su llegada el
puesto estaba ocupado ilegalmente por Diego López de
Salcedo, Gobernador de Honduras, con quien se vio forzado
a conversar, logrando llegar a un entendimiento, de ese
diálogo se fijaron los primeros límites de las Gobernaciones
de Honduras y Nicaragua, estableciendo así el respeto
jurisdiccional.
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad
Leon de nagrando_origen_y_actualidad

Más contenido relacionado

Similar a Leon de nagrando_origen_y_actualidad

Fjgn américay fuentedecantos
Fjgn américay fuentedecantosFjgn américay fuentedecantos
Fjgn américay fuentedecantosfjgn1972
 
Trabajo de investigacion
Trabajo de investigacionTrabajo de investigacion
Trabajo de investigaciondayrahuamanf
 
Breve historia del folklore argentino, Oscar Chamosa
Breve historia del folklore argentino, Oscar  ChamosaBreve historia del folklore argentino, Oscar  Chamosa
Breve historia del folklore argentino, Oscar ChamosaCecilia Mercedes Sabbatini
 
Investigación libros-de-texto
Investigación libros-de-textoInvestigación libros-de-texto
Investigación libros-de-textoLucia Hernandez
 
Desarrollo taller lengua castellana
Desarrollo taller lengua castellanaDesarrollo taller lengua castellana
Desarrollo taller lengua castellanaMarianaTorijano1
 
Literatura De La Conquista
Literatura De La ConquistaLiteratura De La Conquista
Literatura De La Conquistacarolina romero
 
Ebook.mis raices
Ebook.mis raicesEbook.mis raices
Ebook.mis raicesrgraff60
 
Concurso archivo historico final 2016
Concurso archivo historico final 2016Concurso archivo historico final 2016
Concurso archivo historico final 2016marcos vignolo
 
Tomo04 Nuestras cocinas Nuevo reino de Granada siglos 15 al 19 Cronicas
Tomo04 Nuestras cocinas Nuevo reino de Granada siglos 15 al 19 CronicasTomo04 Nuestras cocinas Nuevo reino de Granada siglos 15 al 19 Cronicas
Tomo04 Nuestras cocinas Nuevo reino de Granada siglos 15 al 19 CronicasCORPORACION UNIFICADA NACIONAL CUN-
 
Viña del mar 1
Viña del  mar 1Viña del  mar 1
Viña del mar 1Leo Soto
 

Similar a Leon de nagrando_origen_y_actualidad (20)

La historiografía jesuítica
La historiografía jesuíticaLa historiografía jesuítica
La historiografía jesuítica
 
051 nóvita ciudad colonial en la ruta del bicentenario
051 nóvita ciudad colonial en la ruta del bicentenario051 nóvita ciudad colonial en la ruta del bicentenario
051 nóvita ciudad colonial en la ruta del bicentenario
 
Historia (4)
Historia (4)Historia (4)
Historia (4)
 
Fjgn américay fuentedecantos
Fjgn américay fuentedecantosFjgn américay fuentedecantos
Fjgn américay fuentedecantos
 
173 bitacora 2
173 bitacora  2173 bitacora  2
173 bitacora 2
 
173 bitacora 1
173 bitacora  1173 bitacora  1
173 bitacora 1
 
Papel importante
Papel importantePapel importante
Papel importante
 
Trabajo de investigacion
Trabajo de investigacionTrabajo de investigacion
Trabajo de investigacion
 
Breve historia del folklore argentino, Oscar Chamosa
Breve historia del folklore argentino, Oscar  ChamosaBreve historia del folklore argentino, Oscar  Chamosa
Breve historia del folklore argentino, Oscar Chamosa
 
Sesion 4
Sesion 4Sesion 4
Sesion 4
 
Investigación libros-de-texto
Investigación libros-de-textoInvestigación libros-de-texto
Investigación libros-de-texto
 
05. In Medio Orbe. Ponencia. F. Borja de Aguinalde
05. In Medio Orbe. Ponencia. F. Borja de Aguinalde05. In Medio Orbe. Ponencia. F. Borja de Aguinalde
05. In Medio Orbe. Ponencia. F. Borja de Aguinalde
 
Desarrollo taller lengua castellana
Desarrollo taller lengua castellanaDesarrollo taller lengua castellana
Desarrollo taller lengua castellana
 
Literatura De La Conquista
Literatura De La ConquistaLiteratura De La Conquista
Literatura De La Conquista
 
Ebook.mis raices
Ebook.mis raicesEbook.mis raices
Ebook.mis raices
 
Concurso archivo historico final 2016
Concurso archivo historico final 2016Concurso archivo historico final 2016
Concurso archivo historico final 2016
 
Tomo04 Nuestras cocinas Nuevo reino de Granada siglos 15 al 19 Cronicas
Tomo04 Nuestras cocinas Nuevo reino de Granada siglos 15 al 19 CronicasTomo04 Nuestras cocinas Nuevo reino de Granada siglos 15 al 19 Cronicas
Tomo04 Nuestras cocinas Nuevo reino de Granada siglos 15 al 19 Cronicas
 
Etnografia santa elena
Etnografia santa elenaEtnografia santa elena
Etnografia santa elena
 
Viña del mar 1
Viña del  mar 1Viña del  mar 1
Viña del mar 1
 
Riobamba
RiobambaRiobamba
Riobamba
 

Más de Aldo Zeas

Ecologiayeducacionambiental
Ecologiayeducacionambiental Ecologiayeducacionambiental
Ecologiayeducacionambiental Aldo Zeas
 
Ley de carrera docente nicaragua
Ley de carrera docente nicaraguaLey de carrera docente nicaragua
Ley de carrera docente nicaraguaAldo Zeas
 
Redescubrir 1492
Redescubrir 1492Redescubrir 1492
Redescubrir 1492Aldo Zeas
 
Domingo laino-somoza-el-general-comerciante
Domingo laino-somoza-el-general-comercianteDomingo laino-somoza-el-general-comerciante
Domingo laino-somoza-el-general-comercianteAldo Zeas
 
Calculo de la_hora
Calculo de la_horaCalculo de la_hora
Calculo de la_horaAldo Zeas
 
Curso basico de_geodesia
Curso basico de_geodesiaCurso basico de_geodesia
Curso basico de_geodesiaAldo Zeas
 
Matematica iv pablo effenberger (1)
Matematica iv pablo effenberger (1)Matematica iv pablo effenberger (1)
Matematica iv pablo effenberger (1)Aldo Zeas
 
Encuentro con madres y padres de familia julio
Encuentro con madres  y padres de familia julioEncuentro con madres  y padres de familia julio
Encuentro con madres y padres de familia julioAldo Zeas
 
Jeanclottes laprehistoriaexplicadaparajovenes-completo
Jeanclottes laprehistoriaexplicadaparajovenes-completoJeanclottes laprehistoriaexplicadaparajovenes-completo
Jeanclottes laprehistoriaexplicadaparajovenes-completoAldo Zeas
 

Más de Aldo Zeas (9)

Ecologiayeducacionambiental
Ecologiayeducacionambiental Ecologiayeducacionambiental
Ecologiayeducacionambiental
 
Ley de carrera docente nicaragua
Ley de carrera docente nicaraguaLey de carrera docente nicaragua
Ley de carrera docente nicaragua
 
Redescubrir 1492
Redescubrir 1492Redescubrir 1492
Redescubrir 1492
 
Domingo laino-somoza-el-general-comerciante
Domingo laino-somoza-el-general-comercianteDomingo laino-somoza-el-general-comerciante
Domingo laino-somoza-el-general-comerciante
 
Calculo de la_hora
Calculo de la_horaCalculo de la_hora
Calculo de la_hora
 
Curso basico de_geodesia
Curso basico de_geodesiaCurso basico de_geodesia
Curso basico de_geodesia
 
Matematica iv pablo effenberger (1)
Matematica iv pablo effenberger (1)Matematica iv pablo effenberger (1)
Matematica iv pablo effenberger (1)
 
Encuentro con madres y padres de familia julio
Encuentro con madres  y padres de familia julioEncuentro con madres  y padres de familia julio
Encuentro con madres y padres de familia julio
 
Jeanclottes laprehistoriaexplicadaparajovenes-completo
Jeanclottes laprehistoriaexplicadaparajovenes-completoJeanclottes laprehistoriaexplicadaparajovenes-completo
Jeanclottes laprehistoriaexplicadaparajovenes-completo
 

Último

CARTEL DE BIENVENIDA AL ECLIPSE DE SOL A LA CIUDAD DE TORREON. Autor y diseña...
CARTEL DE BIENVENIDA AL ECLIPSE DE SOL A LA CIUDAD DE TORREON. Autor y diseña...CARTEL DE BIENVENIDA AL ECLIPSE DE SOL A LA CIUDAD DE TORREON. Autor y diseña...
CARTEL DE BIENVENIDA AL ECLIPSE DE SOL A LA CIUDAD DE TORREON. Autor y diseña...JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Concursos 2024 para educacion por el trabajo.pptx
Concursos 2024  para educacion por el trabajo.pptxConcursos 2024  para educacion por el trabajo.pptx
Concursos 2024 para educacion por el trabajo.pptxCarlosCornejo85
 
IMÁGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁIMÁGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁdavidterri38
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Gonella
 
'Diseño Curricular Misiones 2022 (2).pdf
'Diseño Curricular Misiones 2022 (2).pdf'Diseño Curricular Misiones 2022 (2).pdf
'Diseño Curricular Misiones 2022 (2).pdfJuana aranda
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxMartaChaparro1
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaFarid Abud
 
Semana 1-TSM-del 18 al 22 de marzo-2024.pptx
Semana 1-TSM-del 18 al 22 de marzo-2024.pptxSemana 1-TSM-del 18 al 22 de marzo-2024.pptx
Semana 1-TSM-del 18 al 22 de marzo-2024.pptxLorenaCovarrubias12
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroJosé Luis Palma
 
PROGRAMACIÓN ANUAL EPT 1RO 2024 - Perú.docx
PROGRAMACIÓN ANUAL EPT 1RO 2024 - Perú.docxPROGRAMACIÓN ANUAL EPT 1RO 2024 - Perú.docx
PROGRAMACIÓN ANUAL EPT 1RO 2024 - Perú.docxLenin Villanueva
 
Syllabus Temas Selectos de Mate-2024.docx
Syllabus Temas Selectos de Mate-2024.docxSyllabus Temas Selectos de Mate-2024.docx
Syllabus Temas Selectos de Mate-2024.docxLorenaCovarrubias12
 
INFORME DE LA EVALUACION DIAGNOSTICA DE COMUNICACION (1).docx
INFORME DE LA EVALUACION DIAGNOSTICA DE COMUNICACION (1).docxINFORME DE LA EVALUACION DIAGNOSTICA DE COMUNICACION (1).docx
INFORME DE LA EVALUACION DIAGNOSTICA DE COMUNICACION (1).docxMarializJharoMoriz
 
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Tema 13a. Catabolismo aerobio y anaerobio 2024
Tema 13a.  Catabolismo aerobio y anaerobio  2024Tema 13a.  Catabolismo aerobio y anaerobio  2024
Tema 13a. Catabolismo aerobio y anaerobio 2024IES Vicent Andres Estelles
 
4003R - Dosificación 1ER GRADO_3ER PERIODO 2024.pdf
4003R - Dosificación 1ER GRADO_3ER PERIODO 2024.pdf4003R - Dosificación 1ER GRADO_3ER PERIODO 2024.pdf
4003R - Dosificación 1ER GRADO_3ER PERIODO 2024.pdfPercyTrillington1
 

Último (20)

CARTEL DE BIENVENIDA AL ECLIPSE DE SOL A LA CIUDAD DE TORREON. Autor y diseña...
CARTEL DE BIENVENIDA AL ECLIPSE DE SOL A LA CIUDAD DE TORREON. Autor y diseña...CARTEL DE BIENVENIDA AL ECLIPSE DE SOL A LA CIUDAD DE TORREON. Autor y diseña...
CARTEL DE BIENVENIDA AL ECLIPSE DE SOL A LA CIUDAD DE TORREON. Autor y diseña...
 
Concursos 2024 para educacion por el trabajo.pptx
Concursos 2024  para educacion por el trabajo.pptxConcursos 2024  para educacion por el trabajo.pptx
Concursos 2024 para educacion por el trabajo.pptx
 
IMÁGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁIMÁGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMÁGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
 
PPT La guerra detrás de todas las guerras
PPT La guerra detrás de todas las guerrasPPT La guerra detrás de todas las guerras
PPT La guerra detrás de todas las guerras
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
 
'Diseño Curricular Misiones 2022 (2).pdf
'Diseño Curricular Misiones 2022 (2).pdf'Diseño Curricular Misiones 2022 (2).pdf
'Diseño Curricular Misiones 2022 (2).pdf
 
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
 
Semana 1-TSM-del 18 al 22 de marzo-2024.pptx
Semana 1-TSM-del 18 al 22 de marzo-2024.pptxSemana 1-TSM-del 18 al 22 de marzo-2024.pptx
Semana 1-TSM-del 18 al 22 de marzo-2024.pptx
 
Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general Alfaro
 
PROGRAMACIÓN ANUAL EPT 1RO 2024 - Perú.docx
PROGRAMACIÓN ANUAL EPT 1RO 2024 - Perú.docxPROGRAMACIÓN ANUAL EPT 1RO 2024 - Perú.docx
PROGRAMACIÓN ANUAL EPT 1RO 2024 - Perú.docx
 
Sesión La guerra detrás de todas las guerras
Sesión  La guerra detrás de todas las guerrasSesión  La guerra detrás de todas las guerras
Sesión La guerra detrás de todas las guerras
 
Syllabus Temas Selectos de Mate-2024.docx
Syllabus Temas Selectos de Mate-2024.docxSyllabus Temas Selectos de Mate-2024.docx
Syllabus Temas Selectos de Mate-2024.docx
 
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA! _
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA!             _AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA!             _
AO TEATRO, COM ANTÓNIO MOTA! _
 
INFORME DE LA EVALUACION DIAGNOSTICA DE COMUNICACION (1).docx
INFORME DE LA EVALUACION DIAGNOSTICA DE COMUNICACION (1).docxINFORME DE LA EVALUACION DIAGNOSTICA DE COMUNICACION (1).docx
INFORME DE LA EVALUACION DIAGNOSTICA DE COMUNICACION (1).docx
 
Act#24 TDLab. Bosques Contacto Verde 2024
Act#24 TDLab. Bosques Contacto Verde 2024Act#24 TDLab. Bosques Contacto Verde 2024
Act#24 TDLab. Bosques Contacto Verde 2024
 
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
 
Tema 13a. Catabolismo aerobio y anaerobio 2024
Tema 13a.  Catabolismo aerobio y anaerobio  2024Tema 13a.  Catabolismo aerobio y anaerobio  2024
Tema 13a. Catabolismo aerobio y anaerobio 2024
 
4003R - Dosificación 1ER GRADO_3ER PERIODO 2024.pdf
4003R - Dosificación 1ER GRADO_3ER PERIODO 2024.pdf4003R - Dosificación 1ER GRADO_3ER PERIODO 2024.pdf
4003R - Dosificación 1ER GRADO_3ER PERIODO 2024.pdf
 

Leon de nagrando_origen_y_actualidad

  • 1. 1 LEÓN DE NAGRANDO, ORIGEN Y ACTUALIDAD Dirección Ruinas de León Viejo INSTITUTO NICARAGÜENSE DE CULTURA
  • 2. 2
  • 3. 3 “Nicaragua es la mejor, más noble, harta y abundante de todo, más sana de todas cuantas en las indias se han descubierto y poblado, según lo que todos cuantos a ella vienen de todas esas otras partes, dicen no haber visto otra tierra tal, y no hay quien a ella venga que no se maraville” LEÓN DE NAGRANDO, ORIGEN Y ACTUALIDAD Francisco Sánchez. 1535 DHN, tomo III, Pág. 407
  • 4. 4 2014 ¨LEÓN DE NAGRANDO, ORIGEN Y ACTUALIDAD¨/ COMPILACIÓN Y NOTAS: ALBA OBANDO–Historiadora / JANETH NAVAS–Ecóloga / EDWIN TAYLOR RIGBY–Arqueólogo. Una publicación de la Dirección de las Ruinas de León Viejo, Patrimonio Cultural de la Humanidad Instituto Nicaragüense de Cultura Vilma de la Rocha Directora General Instituto Nicaragüense de Cultura, INC. Auxiliadora Pérez Directora Sitio Ruinas de León Viejo Diseño y diagramación: Rodolfo Marín, SM Comunicaciones Edición: Emilio Zambrana, Rodolfo Marín Portada: Volcán Momotombo y Ruinas de León Viejo Revisión final y corrección de estilo: Vilma de la Rocha y Salomón Alarcón Lindo ©Derechos Reservados conforme la ley Impreso en Nicaragua- Printed in Nicaragua. N 972.85 I 59 Instituto Nicaragüense de Cultura León de Nagrando, origen y actualidad / Instituto Nicaragüense de Cultura. -- 1a ed. -- Managua : Fondo Editorial El Güegüense, Instituto Nicaragüense de Cultura, 2014 276 p. :il. ISBN 978-99924-30-63-7 1. LEÓN DE NAGRANDO (NICARAGUA)- HISTORIA 2. CIUDADES Y PUEBLOS DESAPARECIDOS-NICARAGUA
  • 5. 5 Presentación 7 Introducción 9 Capítulo 1 15 Entorno geográfico 15 Capítulo 2 31 Una aproximación a la historia antigua de la ciudad de León de Nagrando 31 Capítulo 3 47 Expediciones y rutas comerciales de Nicaragua durante la colonización española. 47 Capítulo 4 85 La ciudad de León de Nagrando 85 Capítulo 5 121 Presencia de la Iglesia 121 Capítulo 6 129 Descubrimiento de las ruinas; el mayor hallazgo arqueológico en los años sesenta en Nicaragua. 129 Capítulo 7 151 Síntesis de los estudios arqueológicos de León Viejo desde su descubrimiento a la actualidad 151 Documentos anexos 187 Documentos históricos 197 Recopilaciones periodísticas 229 Glosario 269 Fuentes y bibliografía citada 270 ÍNDICE
  • 6. 6
  • 7. 7 El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través del Instituto Nicaragüense de Cultura y en cum- plimiento de su Política Cultural, contando con el de- cidido apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Inter- nacional para el Desarrollo (AACID), presenta el compendio de investigaciones: “LEÓN DE NAGRANDO, ORIGEN Y ACTUALIDAD”, aporte al estudio histórico de la primera ciudad fundada en Nicaragua en el siglo XVI: León de Na- grando, así conocida desde su origen. En los capítulos contenidos en esta publicación encontramos: Entorno geográfico y una aproximación a la historia antigua de la ciudad de León de Nagrando; expediciones y rutas co- merciales de Nicaragua durante la colonización española; San- tiago de los Caballeros de León; la Presencia de la Iglesia y el descubrimiento de las Ruinas y una síntesis de los estudios arqueológicos desde su descubrimiento a la actualidad. El Compendio no registra toda la información sobre la pri- mera ciudad de Nicaragua, pero se han reunido los datos más relevantes a partir de la comunidad prehispánica, la fundación, desarrollo y abandono de la ciudad, y desde luego su estado actual. Asimismo, se han integrado como Anexos, documentos his- tóricos im- portantes y recopilaciones significativas encontra- das con motivo a raíz del descubrimiento de 1967. Esperamos que el presente Compendio sea una herramienta de estudio y análisis para comprender más la importancia de este sitio en la Historia e Identidad Nacional. PRESENTACIÓN Vilma de la Rocha Directora General Instituto Nicaragüense de Cultura
  • 8. 8
  • 9. 9 El presente Compendio constituye un aporte al estudio histórico de la primera ciudad fundada en Nicaragua en el Siglo XVI: León de Nagrando, así conocida desde su establecimiento, por la preeminencia de la comunidad aborigen de Imabite que habitaba toda la zona, de manera especial en la orilla del lago Xolotlán. La zona de Nagrando desde sus principios, fue motivo de ambición para los colonos españoles por la alta densidad poblacional, la que representaba una importante fuente económica. De acuerdo a lo expresado por Juan de Torquemada, este pueblo antes de la llegada de los españoles había sufrido una inundación provocada por el lago y gran parte de su gente había sido anegada. El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo, afirma que en esta zona habitaban, aproximadamente 15,000 vecinos pertenecientes a los pueblos del cacicazgo de Nagrando, Ariat, Mabitra y Mahometombo; todos de origen Chorotega. La ciudad después de ser fundada en 1524, adquirió una importancia que duró muy poco tiempo. A partir de 1530 la población entró en crisis, siendo las principales causas la hambruna, la baja producción, el decaimiento de la mano de obra indígena y las epidemias; lo que trajo como consecuencia las migraciones a otros territorios, dado que los españoles estaban convencidos que Nicaragua en general y León en particular no les ofrecía las soñadas riquezas. Uno de los territorios en ese momento más ambicionados INTRODUCCIÓN
  • 10. 10 era el Perú, conquista realizada en 1532 y donde Nicaragua tuvo una importante influencia; parte de los pobladores de León viajaron hasta este territorio poniendo en práctica la experiencia adquirida en León. Con el surgimiento de territorios ricos en metales preciosos y con el afán de poder y riqueza de los españoles, Nicaragua pasó a ocupar un lugar de menor importancia para los colonos, pese a todo, seguía siendo una ciudad referencia para los conquistadores que a ella llegaban. Entre 1535-1550, esta ciudad tuvo una admirable hegemonía económica, la que irónicamente terminó debido a la ambición de sus gobernantes. La mala dirección, el egoísmo y la violencia pronto hicieron que León de Nagrando, la ciudad que intentó florecer en el siglo XVI, muy tempranamente empezara a ser abandonada. Finalmente, un terremoto en 1610 terminó con la crisis, destruyendo casi totalmente sus casas, iglesias y edificios públicos; sus vecinos tomaron las pocas pertenencias que les quedaban y marcharon a su nuevo asiento en un éxodo que ha quedado grabado en la memoria de generaciones. Por más de trescientos años este sitio estuvo olvidado, sus ruinas permanecieron sepultadas hasta mediados del Siglo XX. Al parecer la memoria de esta ciudad colapsada solo permaneció en el recuerdo de quienes transfirieron la historia marcada por la violencia y el sacrilegio cometido contra la vida de un siervo de Dios Fray Antonio de Valdivieso. Algunos viajeros como Squier y poetas como Rubén Darío a finales del siglo XIX, hablaron de este lugar, sin dejar la evidencia de dónde se encontraba con claridad; sin embargo sus escritos fueron referencias para que a inicios del siglo XX se hicieran las primeras visitas que más tarde daría como resultado el hallazgo de León Viejo. Los registros documentales de la ciudad, estuvieron dispersos hasta mediados del siglo XX, cuando el historiador Andrés
  • 11. 11 Vega Bolaños, recopila importante información en los Archivos de Sevilla, España, publicando entre 1954 y 1957 17 tomos que reúnen una extensa compilación documental sobre la vida cotidiana de la ciudad de Santiago de los Caballeros de León. Esto dio la pauta para localizar mejor su lugar de asiento y para comprender su movimiento social, político y económico, sin embargo esta colección de documentos llega hasta 1550, dejando vacíos más allá de estas fechas. Otros registros del mismo compilador se encuentran sin publicar en la colección Vega Bolaños del Archivo General de la Nación, mismos que se encuentran contínuos hasta 1551, luego sufren un salto de fechas hasta 1604 con documentos que no corresponden a León. Esta laguna de información impide comprender el actuar de la ciudad entre 1550 y 1610, debido fundamentalmente a la dispersión de los datos. Asimismo se encuentra otra importante colección titulada Monumental Centroamérica Histórica, de Carlos Molina Arguello, quien hizo posible una publicación para despejar dudas y dar a conocer el proceder social, político y económico de los pueblos de Centroamérica durante el siglo XVI, lo que logra en una aproximación muy acertada. Como él mismo lo refiriera en la nota de su primera edición de 1965, su obra no era solo recopilar datos históricos, sino establecer un método de trabajo para el estudio de los pueblos centroamericanos a partir de los fondos documentales encontrados en el Archivo General de Indias, por lo que no solo aborda el tema de Nicaragua, como lo hiciera Vega Bolaños, sino también de otras provincias que juntas formaban las colonias del Imperio Español. Carlos Molina hace una reconstrucción del pasado a partir de los datos que logró recopilar en el Archivo General de Indias, para lo que fue necesario ver todos los registros documentales de la época como Cedularios Americanos e Indianos, y estudiar a otros historiadores como Domingo Juarroz, León
  • 12. 12 Fernández, Antonio León Pinedo, entre otros; lo que le da mucho rigor a sus documentos. La Monumental es única en toda su extensión para el estudio de los pueblos de Centroamérica, sin embargo aún con toda su riqueza documental no se logra reunir información continua de León de Nagrando que indique el actuar de la ciudad entre 1550 y 1610. El historiador Andrés Vega Bolaños, reúne información sobre la vida cotidiana de la Provincia de Nicaragua en el siglo XVI, la que permite relacionar hechos, entender el clima de violencia de la ciudad y conocer a muchos personajes de esa época e incluso con detalles de vestuario, objetos de uso diario etc. Carlos Molina, recopila la magnitud de estos hechos, viéndolos a la luz de leyes, ordenanzas, cédulas reales y juicios -muchos de ellos recopilados por Vega Bolaños-. Estos documentos reúnen información de toda Centroamérica incluyendo las audiencias de Santo Domingo, Panamá, México y Guatemala y las provincias de Chiapas y Soconusco, que estaban integradas a la Capitanía General de Guatemala. Con el interés de reunir datos sobre León de Nagrando, se realizaron recopilaciones en las colecciones: Vega Bolaños y Molina Argüello y en el Archivo General de Centroamérica, otro importante centro de acopio documental. Con todo y las lagunas documentales, se puede constatar que León de Nagrando fue más que una primitiva ciudad de poca durabilidad, de tambaleante estabilidad y más que una ciudad violenta; las fuentes revelan a una ciudad de importancia por su interconexión con otras del continente, sede de reuniones trascendentales entre los más destacados exploradores, asiento del gobierno y de la Iglesia católica de Nicaragua y Costa Rica y bastión en el intercambio comercial entre las provincias, quizá con un poco de inmadurez, pero al fin esto le dio un alto valor.
  • 13. 13 La ciudad, perdió importancia poco años después de su fundación. Durante estos primeros años se mantuvo una comunicación fluida a través de cédulas reales, cartas, de los vecinos y de la audiencia, juicios, y otros documentos de valor, sin embargo en tan solo 86 años se convirtió en una ciudad casi abandonada, donde la población vivía por sus propios esfuerzos, sin contar con el apoyo real. La riqueza documental que se registra en los primeros treinta años, cambiará por cartas esporádicas, cédulas colmadas de desinterés de la Corona y quejas de los pobladores por la pobreza, la incomunicación con otras provincias y por los caminos descuidados. Más allá de los registros documentales encontrados, puede que hayan datos en los archivos de Lima, Chile, Panamá, México, Madrid y en el mismo de Indias en Sevilla, pero nunca serán continuos y fluidos como los recopilados por Andrés Vega Bolaños, quien posiblemente, no encontró mayores datos después de 1551. El presente documento, reúne un resumen de datos relevantes encontrados en las colecciones mencionadas y en otros textos importantes, iniciando con la población prehispánica, para luego entrar a la fundación, desarrollo y abandono de la ciudad. Se aborda de manera particular los 86 años de vida de la ciudad donde las acciones fueron de exploración y de improvisaciones y donde los colonos desarrollaron ambiciones particulares que llevaron por consiguiente al abandono de la misma. El compendio contiene siete capítulos que registran el comportamiento de la ciudad a manera general, de los cuales se derivan otras temáticas, las que en general podrían mostrar una ciudad viva hasta 1550, para luego convertirse en una ciudad fantasmal, que a manera de sombra presentan los hechos, que se pierden sin un fin, sin una continuidad que lleve a entender qué sucedió en esos años. A ciencia cierta, se sabe por los registros, que durante esos años los pobladores
  • 14. 14 escribieron al Rey cartas pidiendo ser trasladados de asiento, y el desinterés del Rey se puede notar en su respuesta tardía, pues pasaron unos veinte años aproximadamente, para que respondiera a tal petición. Los primeros cinco capítulos reflejan la vida antes, durante y después de la invasión española, basados en los archivos recopilados en colecciones documentales y los cronistas de la época; los viajeros e importantes historiadores como Sofonìas Salvatierra, Carlos Meléndez, Jaime Incer Barquero, Jorge Eduardo Arellano, Manuel Rubio Sánchez, German Romero Vargas, Tomas Ayón, entre otros. Los siguientes dos capítulos refieren la historia reciente del Sitio, lo que incluye el descubrimiento de las Ruinas y un resumen de los estudios arqueológicos registrados desde las primeras bases realizadas en 1931, hasta los más reciente realizados en el 2012. Forman parte de este texto algunos anexos con documentos históricos de importancia y recopilaciones significativas, encontradas con motivo del descubrimiento de 1967 y posteriores estudios. Esperamos que el presente compendio sea un aporte para el fortalecimiento historiográfico de la primera ciudad de Nicaragua con vida activa entre 1524 – 1610.
  • 15. 15 Capítulo 1: ENTORNO GEOGRÁFICO Momotombo, Momotombito y Lago Xolotlán. Foto RLV. El Corredor Biológico Mesoamericano se extiende desde el Sur de México hasta la Costa Pacífica del Chocó en Colombia. Posee una biodiversidad compuesta por un mosaico de bosques pluviales; tierras bajas húmedas, pinares naturales, nebliselvas frías, humedales de altura, bosques tropicales secos, sabanas secas, humedales pantanosos, playas arenosas, playas rocosas, arrecifes, corales y manglares. Nicaragua tiene el privilegio de estar ubicada en el centro de este corredor que biogeográficamente la constituye en la zona de transición entre dos regiones: Neotropical (América del Sur y el Istmo Centroamericano) y la zona Neártica (Canadá, E.E.U.U y Centro de México). Hace unos 6 millones de años estas dos regiones se unieron por una franja denominada América Central, dándole a Nicaragua características de ser una región rica de mezcla de flora y fauna con diferente historia biogeográfica. Cuenta con un importante patrimonio en biodiversidad, posee además
  • 16. 16 una extensa plataforma continental que ocupa 152,130 Km² de talud marino los cuales albergan un potencial de diversidad biológica. No posee picos elevados pero sí las extensiones boscosas más amplias. En Nicaragua la biodiversidad se alienta por la topografía, variedad de clima y una compleja historia geomorfológica, biológica y cultural contribuyendo a formar variadas condiciones ambientales y microambientales, creando una gran variedad de hábitat y formas de vida. La zona de León Viejo se encuentra ecológicamente localizada en la región del Pacífico, caracterizado por grandes planicies, la cordilleradelosMaribios,bosquesymatorrales.Susecosistemas han sido modificados por la acción del hombre, perdiendo casi un 80% de bosques tropicales secos, sabanas y matorrales los que fueron alterados por la agricultura (especialmente el boom algodonero) ganadería, quemas agrícolas, despale de bosques para el comercio, el consumo local y centros urbanos. De forma que en la actualidad solamente ha quedado, apenas, el 20% de los ecosistemas originales que existieron hace unos 200 años. Actualmente, la práctica de monocultivo se ha ido incrementando en la zona, los pocos bosques que han quedado están siendo modificados para dar paso a los cultivos de maní, ajonjolí y sorgo, agravando severamente la erosión de los suelos, al quedar estos descubiertos. Otro factor que aumenta la degradación de los ecosistemas, es el aumento de las fábricas de tejas, proceso que deteriora enormemente los suelos, ya que la capa productiva de éste es dañada para obtener el barro, materia prima para la elaboración de tejas y ladrillos, además de ser un factor fundamental en la destrucción de los bosques, por la obtención de leña para el consumo de los hornos artesanales. Esta práctica, muy común en la zona, genera un alto consumo de leña que daña profundamente los bosques de la región.
  • 17. 17 1.1. Geología de los lagos En el período Pleistoceno se produjeron cambios en las condiciones climáticas, los casquetes polares crecieron y en ese proceso de glaciación los hielos avanzaron hacia el paralelo 40 en algunas zonas. El nivel de los mares se redujo aproximadamente 100 metros, producto de estas transformaciones las energías tensionales durante el Pleistoceno (Plio-Pleistoceno) produjeron un movimiento en la fosa mesoamericana que dio lugar al origen de la depresión nicaragüense o graben de Nicaragua. El agua atmosférica de origen volcánico inició el relleno de esta depresión. Junto a este relleno a lo largo de las fracturas profundas y la actividad volcánica se origina la formación de la Cordillera de los Maribios. Para compensar la gran cantidad de materiales arrojados por los volcanes, la región adyacente se ha hundido, formando un alargado valle, el graben o depresión nicaragüense, ocupada en su centro por las dos extensas masas lacustres del Xolotlán y el Cocibolca, que se extiende desde el Golfo de Fonseca hasta la desembocadura del río San Juan. El hundimiento que dio origen a la cuenca de los lagos Xolotlán en Managua ubicado a 39 m.s.n.m. y Cocibolca o Nicaragua a 31 m.s.n.m, es una consecuencia del socavamiento del subsuelo de esta región, provocado por las erupciones volcánicas, al extraer grandes cantidades de materiales del interior de la tierra. Ambos lagos se encuentran separados por la llanura ínter lacustre de Tipitapa, que es un alargado estero del lago de Nicaragua, extendido hacia el lago de Managua, pero sin comunicarse con él, salvo cuando se producen copiosos inviernos. El lago de Nicaragua desagua en el Caribe a través del río San Juan. El río Tipitapa, es actualmente un estero del lago Cocibolca que se extiende al lago Xolotlán de Managua pero sin alcanzarlo. A pesar de la diferencia del lago de Managua, 7 metros más alto
  • 18. 18 que el de Nicaragua, en períodos de grandes precipitaciones ambos se conectan temporalmente. El río Tipitapa ha sufrido cambios en su curso producto de movimientostectónicoscomo el registrado en 1844,terremoto que destruyó Rivas, San Juan del Norte y en 1865 otros sismos entre los dos lagos. 1.2. El lago Cocibolca o de Nicaragua y las lagunas de origen volcánico Una descripción de los lagos y volcanes existentes en nuestro país, lo realizan cronistas españoles: El lago de Nicaragua con un área de 50 leguas, al norte a la par de la ciudad de Granada en la provincia de Salteva, dándole un área de 50 leguas de circunferencia (Oviedo: 364). El lago de Managua se encuentra unido al lago de Granada por el estrecho río de Tipitapa según datos de Oviedo: “llamaron una laguna a aquella agua della, que estaba a’ la par de León de Nagrando, porque cuando llega a la tierra de un cacique de aquella costa, ques donde dicen que desagua con la de Granada, es aquello allí estrecho, y en verano está tan baxo que un hombre atraviessa de Costa á Costa, dándole el agua a los pechos o más abaxo, é quel passo ó el Cacique se llama Itipitapa”. (Oviedo 1976: 367). Entre Managua y Tipitapa, Oviedo cuenta 21 arroyos de agua caliente o los termales de Tipitapa, los termales de Momotombo y de Masaya. En León existe una laguna de agua dulce, de un buen sabor llamada Teguaçinabie, que es la Laguna del Tigre o Asososca de León, nombre con el cual se conoce en la actualidad. Todas las lagunas en sus costas, fueron pobladas mayoritariamente por los chorotegas. 1.3. La cordillera de los Maribios La Cordillera de los Maribios, se localiza desde la ciudad de León al Puerto La Posesión, hoy conocido como El Realejo. En esta cordillera se aprecian tres montes o volcanes importantes,
  • 19. 19 que tuvieron manifestación volcánica en el período del primer asentamiento de la ciudad de León de Nagrando (1524-1610), estos son: Volcán Momotombo 1524 y 1609 (Mamea = altivo) de el emanaba constantemente mucho humo y a sus alrededores abundaban piedras de azufre que los españoles utilizaban para elaborar su pólvora; Volcán Telica 1527 y Volcán el Hoyo 1528. Geográficamente la Cordillera de los Maribios se encuentra ubicada en el Sector Noroccidental de Nicaragua, con un desplazamiento de Noroeste – Sureste. Mide 72 Km. de largo por 13 Km. de ancho con un área de 936 Km², constituida por 38 estructuras volcánicas siendo las principales: El Chonco, San Cristóbal, Casita, Telica, San Jacinto, Santa Clara, Rota, Cerro Negro, Las Pilas, El Hoyo, Asososca y Momotombo. Los volcanes, además de albergar abundante vegetación, enriquecen los suelos a través de la descomposición de sus cenizas. Producen recursos minerales: arena y tobas, utilizadas como materiales de revestimiento y construcción, así mismo son fuentes de energía alternativa como la geotérmica, Además en sus alrededores abundan las aguas termales de las que sale bastante vapor caliente que no puede soportar el cuerpo humano, siendo un importante potencial de energía; razón por la cual en este sector se construyó una planta hidroeléctrica de beneficio para Nicaragua y que genera empleo a los habitantes de Puerto Momotombo. De igual manera existe otra fuente de agua caliente, que según las referencias históricas pertenecía a un pueblo llamado Totoa, y que era utilizada por los indígenas chorotegas para cocer carne y pescado en corto tiempo. Estas fuentes termales aún se mantienen vivas. El volcán Momotombo a la llegada de los españoles, tenía la característica de mantenerse en continuo proceso de actividad, lo que ocasionaba que muchos enjambres sísmicos
  • 20. 20 se activaran produciendo temblores en la ciudad de León, de ello hace referencia Oviedo: “León es una ciudad que mucho tiembla, son temblores recios y de larga duración debido a este continuo movimiento” Oviedo refiere que no se podían construir casas de piedra “Soy de opinión que si fuese edificada de casa de piedras, como esta nuestra cibdad ó como las de España, muchas derribarían aquestos temblores de la tierra con muertes de muchos” (Oviedo:379 ) Cerca de este volcán y adentrándose en el lago Xolotlán se encuentra una importante isla, conocida como “La isla Momotombito”, llamada Cocobolo por los indígenas, por la abundancia de árboles de ñámbar (Dalbergia retusa). Esta Isla fue utilizada por los indígenas como un importante santuario, donde ofrecían sacrificios a sus dioses. 1.4. Vínculo hombre–naturaleza en el periodo precolombino “Tanta variedad de animales, así domésticos como salvajes y fieros. Tanta multitud de árboles, copiosos de diversos géneros de frutas, otros estériles, así de aquellos que los indios cultivaban, como de los que la naturaleza de su propio oficio produce, sin ayuda de manos mortales? Cuántas plantas y hiervas útiles y provechosas al hombre? Cuántas otras innumerables que á él no son conocidas, y con tantas diferencias de rosas é flores é olorosas fragancia? Tantas montañas altísimas y fértiles, é otras tan diferenciadas é bravas? Cuántas vegas y campiñas, dispuestas para la agricultura, y con muy apropiadas riberas? Cuántos montes más admirables y espantosos...” (Oviedo:25). El respeto que estas culturas sentían por la naturaleza, se manifestaba en el modo de relación hombre-naturaleza, no se trataba de destruirla sino de hacer uso racional de sus recursos, garantizando con ello la sobrevivencia de la especie humana. El entorno natural o ambiental de nuestro país, fue fundamentalparaelpoblamientoenlaNicaraguaprecolombina e igualmente para la invasión española. La riqueza natural permitió la vida sedentaria de nuestro primeros y verdaderos
  • 21. 21 conquistadores los pueblos o culturas precolombinas quienes aún en la Nicaragua actual muestran sus vestigios, herencia e identidad cultural. Todos los aspectos culturales que rodeaban a las prácticas alimenticias indígenas no pueden sino haber colaborado a la formación de una imagen positiva de las culturas mesoamericanas; habían constituido sistemas inteligentes y eficientes de trabajo de la tierra, sofisticado manejo de las técnicas de irrigación, almacenamiento de los alimentos y distribución de los mismos que permitió que las poblaciones aborígenes americanas no conocieran el hambre, en cambio el Europeo, vino a estas latitudes a finales del siglo XV, en busca de nueva ruta para la importación de especies desde la India hacia España. La llegada de los Españoles en 1524, marca el inicio de una nueva conducta, una nueva relación ecosistema – cultura, movida por las ansias de poder, de enriquecimiento, envidia, Petroglifo encontrado en la falda del Volcán Momotombo. Foto: Jeanneth Navas 2005
  • 22. 22 traición que reinaba en la mente de los colonizadores del nuevo mundo. Durante la dominación española, se aceleró este proceso dinámico. Muchas especies, mejicanas y centroamericanas se difundieron en Sur América y viceversa, así como el intercambio natural entre el viejo mundo y el nuevo mundo. Laconquistadelosespañolesnofuesolamenteunsometimiento o exterminio cultural sino también una depredación de la Naturaleza; los recursos naturales se convirtieron en fuente primaria para la explotación irracional, sin ninguna cultura conservacionista o de aprovechamiento sostenido, sino como una fuente de riqueza que tenía que ser explotada al máximo para su enriquecimiento Los indígenas mantenían un sano equilibrio con la Naturaleza, de ella extraían lo necesario para su sustento. Cazaban lo indispensable para su subsistencia, de los árboles obtenían sus frutas para su alimentación, aceite para cocinar, del cacao se elaboraban manteca para la cicatrización de las heridas y así como una bebida deliciosa, además, representaba su moneda utilizada para sus acciones comerciales, sobre todo en los tianguis. Del árbol de pino extraían una buena tinta, del Jícaro sacaban sus utensilios de cocina y diversos objetos para el almacenaje de agua que era usada para la caza, agricultura y para los tiempos de guerra. En la agricultura tenían grandes avances: cosechaban todo el año y en el tiempo seco utilizaban el sistema de riego. Las mujeres indígenas elaboraban sus vestimentas utilizando las especies arbóreas de donde extraían colorante para teñir su indumentaria. Ante la presencia de fenómenos naturales, incomprensibles para ellos, (erupciones) recurrían a los rituales en los que sacrificaban doncellas para aplacar la furia de sus dioses. El mayor vestigio de esta cultura indígena, se encuentra grabado en las rocas (petroglifos) ubicados cerca de los volcanes o ríos.
  • 23. 23 En Puerto Momotombo, aún se conserva un lugar que evidencia la práctica de estos rituales indígenas; está ubicado en la Cañada del Diablo, en las faldas del volcán Momotombo, donde se encuentran petroglifos con diferentes figuras antropomorfas a los cuales los nativos les rendían culto. Otro vestigio de estos cultos, también se encuentra en la Isla Momotombito, donde se han encontrado ídolos y cerámica precolombina, muestra de la actividad ritualista practicada por los aborígenes. El intercambio natural se comienza a dar con la introducción de especies del Viejo Mundo hacia el Nuevo Mundo como son: La Caña de Azúcar, introducida primero en las islas del Caribe y posteriormente en tierra firme, los cultivos de arroz, trigo, cítricos; de igual manera viajaron a España especies como: tomate, chile, canela, achiote, cacao, frijol, papa que fue una especie de gran importancia pues contribuyó a mermar la hambruna que periódicamente sufría Europa, también especies maderables como medicinales. 1.4.1. Flora Los Nicarao fueron las primeras tribus que introdujeron el cacao (Cacaguat), para uso alimenticio y comercial, el cual era bien apreciado por los indígenas, sólo los caciques y los grandes señores los tenían en sus dominios, el que lo poseía era considerado rico o de alto nivel social. Por otro lado los grupos chorotegas poseían el árbol de níspero (Munoncapot). Ambos frutos constituían la moneda que ellos utilizaban para realizar su comercio, siendo el cacao el de mayor valor comercial. El cacao se convirtió en la moneda de los Nicaraos y el níspero en la moneda de los Chorotegas, con los cuales realizaron sus principales transacciones comerciales. El cultivo de cacao, (Theobroma cacao) se realizaba en sitios cerca de aguas para regarlos en tiempo de verano, se sembraba a una distancia de 10 y 12 pies entre ellos, ya que si les daba mucho el sol su fruta salía vana, no daba o se perdía,
  • 24. 24 para evitar esto los indios siempre sembraban entre ellos un árbol llamado yaguaguyt (Madero Negro) cuyo crecimiento era el doble del cacao, es un árbol de sombra, vive mucho más que el cacao, durante su desarrollo se va podando hasta que alcanza una altura mayor a la del cacao, de manera que así pudiera proteger la cosecha de éste. Dicha fruta se cultiva desde Febrero y se extiende hasta finales de Abril. Los indígenas utilizaban el producto de varias formas: Pasta: Cuando la semilla estaba bien seca se molia de 4 - 5 veces, agregándole un poco de agua en cada molida hasta obtener una pasta espesa, después de 4 ó 5 horas se podía consumir, algunos indígenas lo dejaban fermentar de 1 a 6 días, algunos le agregaban achiote. Esta mezcla era utilizada para embadurnar la barba y patilla cuando salían de compras al tiangue (mercado). También utilizaban este método cuando tenían que realizar largas caminatas, quitándose poco a poco con los dedos que luego chupaban para calmar de esta manera el hambre y la sed. Fresco: Colocaban en una piedra de moler treinta granos de cacao mezclado con achiote, lo molían y le agregaban un cuarto de agua. Dicha mezcla la revolvían de un vaso (jícaro) a otro hasta formar una espuma lo cual indicaba que el fresco estaba listo para ser degustado. Aceite de Cacao: La pasta de cacao se ponía a hervir en una olla revolviéndola constantemente para evitar que se quemara o pegara (fuego lento), hasta que se iba espesando, se le agregaba más pasta de cacao entre 7 - 8 veces agregando agua y hirviendo nuevamente hasta que espesara, luego se bajaba del fuego y ya estaba listo el aceite, que era utilizado para cocinar y para curar heridas y goma1 . Otras plantas muy utilizadas por los indígenas fueron: 1) Lesión localizada en la capa profunda de la piel, que aparece en la superficie como nódulo blando enrojecido.
  • 25. 25 Hicos (Henequén o penca, Agave americana L.): De esta planta se elaboraba cuerdas o mecates que servía para atar sus hamacas y otros usos. Actualmente se extrae su fibra (cabuya) para confeccionar sondalezas y mecate. Tile (Pino, Pinus oocarpa) Según oviedo abundaba en la tierra de los nagrandos (León). De él extraían un polvo negrísimo que los indígenas comercializaban en sus tianguis y servía para pintar de gala a sus miembros. Los españoles lo utilizaban para marcar a sus esclavos: cortaban con una navaja la piel del indígena le echaban el polvo de esta tinta, la que cicatrizaba rápidamente y quedaba permanente; Las astillas de este árbol era utilizadas para alumbrar sus casas y prender fuego. Actualmente tiene gran valor económico por la calidad y resistencia de su madera, que se usa en la construcción y fabricación de muebles, del tronco se extrae una gomorresina llamada trementina de la cual se prepara producto de aguarrás, betunes, etc. Mahiz (Maíz, Zeas maiz) Realizaban la siembra en la fase de luna creciente, previo talaban y quemaban el monte, utilizaban el método de espeque, colocando 4 a 5 granos de maíz y con el pié cerraban el hoyo, la distancia entre planta y planta es de un pie. Antes de ser sembrado lo ponen a remojar uno o dos días. A medida que se va desarrollando el maíz se va desyerbando, para cuidar la cosecha que no se la coman las aves, los indígenas ponían a los niños a cuidar la siembra, elaborando para ello un andamio de madera y caña cubiertos de ramadas para cubrirlos del sol y la lluvia. A estos andamios se les llamaba Barbacoas. Además de las aves otros depredadores de los maizales eran los venados, puercos salvajes, el ganado traído de España. Las primeras cosechas se dan a los tres o cuatro meses después de sembrado.
  • 26. 26 En el tiempo de verano los indígenas sembraban el maíz utilizando el método de riego, era una cosecha que no producía mucho, pero sí lo suficiente para sustentarlos mientras llegaba la cosecha de invierno. Del maíz elaboraban varios productos, uno de ellos lo obtenían moliendo el maíz mezclando con agua hasta formar una pasta, de la cual sacaban un bollo de 2 - 3 cm, el que envolvían en hojas de mazorca, lo ponían a cocer (tamales) o bien asaban los bollos a lo que llamaban Tascalpachon. Pinol: harina de maíz tostado. Los indígenas y españoles utilizaban este producto para quitarle el mal olor y sabor al agua cuando se les descomponía en alta mar. También era común en las comunidades indígenas chorotegas los frijoles (Fésoles) que abundaban en la zona de Nagrando, existía una gran variedad de estos (amarillo, rojo y pintado) y era básicamente utilizado para su alimentación. De igual manera aprovechaban los nativos la gran variedad de especies de jícaro, del cual elaboraban sus utensilios de cocina, de él los españoles elaboraban monturas para sus caballos. Actualmente tiene un valor comercial y medicinal, se confeccionan artículos artesanales e instrumentos musicales y se consume como refresco. Fueron de uso común también El Capot o Mamey. Aunque su madera no se utilizaba para la construcción porque se envejece rápidamente. De la semilla del mamey molida y secada al fuego elaboraban cierto aceite o manteca, que es buena para cocinar y para curar llaga y elaboración de licor. La Pitahaya: Tenía uso comestible. De la fruta se elaboraba una tinta para escribir de un color morado carmesí de buena calidad para la pintura y muy duradera. Esta fruta era desconocida por los españoles. Relata Oviedo que cuando la probó, después orinó rojo, y creía que se moriría, hasta que los demás compañeros le explicaron que esto era el efecto de haber comido de esta fruta.
  • 27. 27 ElPacooMango,sufrutoerautilizadodeformacomestible y su árbol para sombra. Tembixque o Tempate, fruta llamada tembate por los aborígenes, era comestible, pero les producía dolor de cabeza si lo consumían en grandes cantidades. “Hay otro Tembixque, de gran tamaño y muy verde, diferente del citado anteriormente, con la hoja parecida a la del laurel. Su fruta es parecida a las aceitunas gruesas o gardales de Sevilla, y la toman cocida. Dentro tiene como un piñón y en él una especie de pepita”(Oviedo1976) Olocoton o Papaya. En Nicaragua abundaba en la provincia de Nagrando. Su uso era básicamente comestible. Yaguaguyt o Madero Negro: Árbol de sombra plantado en asociación con el cacao, usado, además, para la construcción de casas. Poxot o Ceyba (Ceiba): Lo utilizaban como árbol de sombra por su gran tamaño, generalmente se encontraban en los Tianguis en cantidades de 3 ó 4 árboles. Actualmente los plumones de las semillas son utilizados para almohadas. El aceite de la semilla se utiliza para hacer jabones o para la iluminación y madera para la construcción. Nanzí o Nancite: Fruto comestible, utilizado por los indígenas para teñir algodón. Actualmente los frutos maduros son comestibles, con ellos se preparan caramelos de nancite, o se consumen en conserva con azúcar. La madera es utilizada para leña y poste, la corteza para curtir cuero. Munoncapot o Níspero: Uso comestible. La fruta era cortada verde de los árboles y puesta a enguacar en paja. Actualmente conserva el mismo uso y forma de maduración. Entre los hábitos alimenticios de los nativos se encontraban las especies de: guayaba, aguacate, piña y tuna.
  • 28. 28 1.4.2. Fauna La fauna también sufrió la consecuencia del intercambio cultural, nuevas especies se introdujeron a estas tierras, la primera de ellas fue el caballo, de gran utilidad para la conquista española, el ganado vacuno, los cerdos, gallinas, ovejas, cabras entre otras. La variedad de fauna en Nicaragua era abundante y los nativos hacían buen uso de ella. Los mismos españoles hacen referencia de la abundancia, variedad y exquisitez de la fauna. Los indígenas además de utilizarla en su dieta, la veneraban en actos ritualistas, además de estar reflejada en su cerámica y estatuaria, así como adornos corporales. Delríoymarextraíanmuchasconchasdedistintostamañosque utilizaban como arado para sus cultivos y para hacer collares y pulseras de colores. Además consumían los camarones y langostas en su alimentación. Entre la gran variedad de especies que existía podemos mencionar: tapir (Tapirus bairdii), mandriles (Alovatta villosa), mono cola larga (Ateles geoffroyi), jabalí (Tayyassu pecari), nutria o perro de agua (Lutra annectens), lagarto (Crocodylus acutus) que abundaba en la costa del lago Xolotlán, y los caimanes (Cayman fuscus), aguila harpía (Harpia harpyja) casi extinta en toda Centroamérica. A continuación se detallan algunas especies de fauna que los indígenas y los españoles utilizaban en su alimentación y vida cotidiana: Xulo o Perro mudo: Era un excelente manjar. Formaba parte de la dieta tanto de los nativos como de los españoles. La cabeza era solamente ingerida por los Caciques o Teytes, éstas podían darle una ración a la persona que quisieran honrar. Pavones (Crax rubra): Nombrados por los indígenas como guawmoes, fueron traídos por los Chorotegas desde
  • 29. 29 el sur de México. Formó parte de la dieta tanto de los nativos como de los españoles. Mananti (Trichechus manatus): Su carne era utilizada para alimentación y de su cuero sacaban cintas de atar remos y látigos. La destrucción de su habitat y la sobreexplotación fueron los factores fundamentales para su extinción. Mazatl (Venado, Odoicoleus virginianus): El venado abundaba en el periodo precolombino. Eran animales dóciles y no necesitaban de mucho esfuerzo para cazarlo. Del cuero elaboraban los libros y pergaminos además lo utilizaban para calzado, vaina de espada, cuero de silla (espaldar) o para cubrir sillas de montar. Teguan (El Jaguar, Panthera onca): Uso comestible, la grasa se utilizaba como combustible, para encender el candil, como manteca para cocinar, para bajar cualquier hinchazón o postema. Sus dientes lo utilizaban como amuletos y collares. De igual manera eran de uso comestibles los coyotes, conejos, cozumatle o pizote, coyametl o sahino; su carne era salada y conservada durante tiempo de cacería. También fueron muy importantes en la dieta de los habitantes prehispánicos, la iguana y el garrobo negro; estos eran atrapados vivos y llevados para su alimentación cuando realizaban grandes viajes. Otras variedades de fauna que consumían los indígenas eran las provenientes de los ríos, lagos y lagunas: Guapotes (Cichlosoma dovii y managüense), Gaspares (Lepisosteus tropicus). Los indígenas los mataban con palos en grandes cantidades: pez sierra, sábalo real (Tarpon atlanticus) en el lago de Nicaragua, las conchas negras, ostiones las que eran utilizadas en la elaboración de instrumentos de agricultura. Las múrices (Murexiella) de la cual extraían tinta púrpura para teñir algodón. Además de tortugas marinas y de lagos. En la Bahía de Salinas abundaba serpientes marinas (Pelamis
  • 30. 30 platurus), los españoles bautizaron este lugar como la Bahía de las Culebras, en este sector se encontraban bufeos o delfines. La relación hombre naturaleza se ve afectada por el encuentro cultural, el sometimiento a dominación europea; en lo que se refiere a la parte ambiental tuvo mayor resistencia, en principio se puede afirmar que la victoria temporal fue para la naturaleza, porque los españoles tuvieron que adaptarse a las nuevas formas de alimentación para garantizar su sobrevivencia. Junto a las contables y numerosas especies alimenticias nuevas que América proporcionaba casi infinitamente surgía y se consagraba, entonces, como lugar de oportunidades. Oportunidad no solo de paliar el hambre milenaria, sino de ampliar los horizontes económicos del hombre occidental.
  • 31. 31 Capítulo 2: UNA APROXIMACIÓN A LA HISTORIA ANTIGUA DE LA CIUDAD DE LEÓN DE NAGRANDO Representación de la extracción del oro en la vida cotidiana de los aborígenes, conforme lo narrado por el cronista Gonzalo Fernández de Oviedo. Foto: Museo Imabite 2.1. El hombre de los primeros tiempos Diversasteoríassehanexpuestoacercadelpoblamiento del hombre en América. Posiblemente ninguna de ellas posee la verdad absoluta, sin embargo todas han intentado plantear cómo el hombre americano fue estableciendo espacios de sobrevivencia en donde vivir junto a los suyos. La evidencia de esta presencia humana a lo largo de la historia, solo ha sido posible corroborarla con la investigación científica, de forma particular con los estudios genéticos, lingüísticos, análisis de carbono radioactivo y la evidencia arqueológica encontrada en espacios importantes de América, donde se ha mostrado cómo el hombre de ese tiempo estuvo viviendo.
  • 32. 32 Una de las teorías más fuertes sobre este poblamiento, expresa que los primeros pobladores que se asentaron en el continente americano vinieron de Asia, extendiéndose a estos territorios a través de diversas oleadas migratorias, atravesando el Estrecho de Bering, durante el Pleistoceno. El hombre sabía armonizar con la naturaleza y vivía en los lugares que garantizaban su sobrevivencia, por ello obtuvo la particularidad de ser nómada, solía trasladarse de un lugar a otro conforme la naturaleza le indicaba, básicamente enlazado a los cambios de clima. Su forma de vida se basaba en la caza, la pesca y la recolección, lo que le permitió dar y recibir de la tierra, con la que siempre fue muy agradecido; acostumbraba celebrar fiestas religiosas en honor a sus deidades junto a otros grupos nómadas con quienes socializó, sobre todo durante los actos en los que agradecía a la madre tierra todos sus frutos vegetales y animales. De igual forma tuvo que utilizar el trueque o intercambio de productos; estrategia practicada por la gran mayoría de los grupos autóctonos, que marcó el camino para el intercambio comercial y cultural entre ellos. 2.2. Los primeros pobladores de Nicaragua En el área que conforman México y Centroamérica se han encontrado sitios arqueológicos que datan de 20,000 a 30,000 años, lo que se evidenció con los artefactos elaborados de piedra, al parecer asociados con fauna pleistocena. En Centroamérica los registros reflejan que existen huellas humanas en el Salvador y Nicaragua con una antigüedad de 5,000 años, para Nicaragua la gran riqueza está en las Huellas de Acahualinca. Los estudios de los etno historiadores y lingüistas, quienes se han dado a la tarea de encontrar un espacio y tiempo en común para el establecimiento de los primeros pobladores de Nicaragua, refieren que estos primeros migrantes mesoamericanos vinieron de oleadas migratorias norte –sur,
  • 33. 33 de grupos que se separaron de un tronco común en México, hace unos 6,000 años. Investigadores como Jorge Eduardo Arellano, Jaime Incer Barquero, Lehmann, Lotrhop y Fonseca Zamora han argumentado con suficientes fuentes que la Zona del Pacífico de Nicaragua, antes de la llegada de los mexicanos, estuvo poblada por un grupo conocido como macro – chibcha, originario del sur de América, hasta que se vio forzado a abandonar el territorio por la presencia de un nuevo grupo, yéndose a ubicar en la zona de Chontales, para luego trasladarse a la costa Caribe donde se estableció definitivamente. De estos grupos mexicanos establecidos en el Pacífico, se encuentran importantes y numerosas poblaciones, entre estas destacan los Chorotegas o Mangues, asentados en el territorio unos 800 años d.C. pertenecientes a la familia Manguica, del linaje Otomanguense (Constenla 1994:200, citado por Merixell, 2008), originarios de Soconusco, Chiapas. Según la narración de los cronistas, los Mangues, salieron de su lugar, debido a la presión que recibían de los Olmecas, razón que los llevó a buscar otros territorios, asentándose así en la región del Pacífico nicaragüense. Los Chorotegas, se englobaron en grupos geográficamente distantes y de acuerdo a su propia expresión dialéctica. Sin embargo, muy a pesar de las diferencias, eran grupos análogos. El investigador Samuel Lothrop (1964:62-69), explica que los Chorotegas formaban cinco provincias geográficas, entre las principales se encontraban: Chorotega La Vieja, su antiguo asentamiento, fue ocupado un poco después de la conquista europea, por indios Güetares y Orotinas en la costa oriental del golfo de Nicoya (Oviedo 1976:181). Managua o Mangua, en esta última se localizaba el territorio entre Sutiava (Xutiava) y Managua y comprendía Masaya,
  • 34. 34 Nindirí, Diriá, Diriomo, Diriamba, Mombacho, Niquinohomo y Nandaime (Tous Mata 2008:76). El viajero Squier2 dividió este grupo en dos: los Nagrandanos3 y los Diarianes4 . Los primeros ocuparon la zona sobre la orilla Norte del lago de Managua y la llanura de León hasta el Pacífico, siendo sus ciudades principales Imabite5 y Sutiava. El otro grupo ocupó la zona entre el Norte del Lago de Nicaragua, el río Tipitapa y la mitad Sur del Lago de Nicaragua, teniendo entre sus principales ciudades Xalteva. Los Chorotegas estaban separados de los Nicaraos por el río Ochomogo, en el Istmo de Rivas. Las constantes oleadas migratorias hicieron de los territorios Chorotegas, áreas fragmentadas que se ubicaban básicamente en las parte más septentrional entre los dos lagos y toda la fértil planicie entre el Oeste y Norte del lago de Managua, hasta la Costa del Océano Pacifico y el Golfo de Fonseca, lo cual incluía los actuales territorios de León, Managua, Carazo y Granada. El cronista Gonzalo Fernández de Oviedo, quien registró la mayor cantidad de referencias sobre los aborígenes, describe la enorme densidad poblacional de nativos que habitaban la zona, asegurando que vivía “mucha multitud de gente” (Oviedo: 1976. 304), unos 65,000 indígenas habitantes en la rivera del lago Xolotlán, distribuidos en diferentes plazas relativamente distantes una de otra y pertenecientes al grupo de los Nagrando o Nagarando, conforme este mismo registro Oviedo refiere 2) George Ephraim Squier, Arqueólogo, diplomático y Encargado de Negocios de los Estados Unidos de América, 1880. Realizó un estudio muy completo de los pueblos de Nicaragua registrando las costumbres de la población de acuerdo a la zona donde vivían. 3) Los nagrandanos se establecieron en la rivera del Lago Xolotlán contando entre sus ciudades más destacadas a Imabite y Sutiava; ambos territorios de gran importancia para el asiento de los primeros pobladores españoles. 4) Los niquiranos ocupaban una gran parte del territorio nacional que se extendía hasta el gran lago por el Este y hasta el océano pacífico por el Oeste, siendo gobernado por el Cacique Nicarao. 5) De acuerdo a los estudiosos la palabra Imabite es de origen chorotega y designa a la antigua ciudad situada a las orillas sureste del lago Xolotlán. Los invasores españoles no alcanzaron a conocer esta importante plaza, de la manera descrita por los mismos nativos, sin embargo encontraron la particular tradición de que las aguas del lago la habían anegado. De allí el origen del nombre: Nimbú, agua; ite, tragar, o “tierra tragada por las aguas” (Alfonso Valle. 1948)
  • 35. 35 El Campo era atendido por los hombres, el mercado y la casa por las mujeres. La producción del campo, formaba parte del comercio que manejaban las mujeres. que solo en la zona de Imabite, habitaban unas 15,000 gentes. Los Nagrandanos se establecieron en la zona de la rivera del lago Xolotlán contando entre sus ciudades más destacadas a Imabite y Sutiava; ambos territorios de gran importancia para el asiento de los primeros pobladores españoles. Los Niquiranos ocupaban una gran parte del territorio nacional que se extendía desde el gran lago por el Este hasta el océano Pacífico por el Oeste, siendo gobernado por el Cacique Nicarao. En la provincia de Imabite6 los Nagrandanos poseían un gobierno democrático, el mismo cronista explica que el gobierno no lo ejercía un cacique o único señor sino a manera de comunidad formada por un grupo de ancianos escogidos por votos, estaba integrado por los más viejos y sabios de cada población y tribu, su poder era tal que le correspondía elegir al jefe militar, a quien no solamente podía destituir sino también mandar a matar. Todas las decisiones referidas al gobierno de la localidad tenían que ser discutidas y aprobadas por este consejo. 2.3. Modo de vida y organización social de los Chorotegas Su forma de vida era sencilla, vivían básicamente de la caza, la pesca y la agricultura, la que atendían muy bien de forma 6) De acuerdo a los estudiosos la palabra Imabite es de origen chorotega y designa a la antigua ciudad situada a orillas sureste del lago Xolotlán. Los invasores españoles no alcanzaron a conocer esta importante plaza, de la manera descrita por los mismos nativos, sin embargo encontraron la particular tradición de que las aguas del lago la habían anegado. De allí el origen del nombre: Nim- bú, agua; ite, tragar, o “tierra tragada por las aguas” (Alfonso Valle. 1948)
  • 36. 36 artesanal. Sus viviendas eran pequeñas chozas de paja y estaban distribuidas alrededor de una plaza que estaba ocupada principalmente por un mercado o “tianguis”, que era el centro irradiador de comunicación y trueque. Al momento de la Conquista y durante todo el primer siglo de la Colonia los testimonios españoles fluyen e inmortalizan la grandeza, la muchedumbre, los productos y la importancia que tenía el tianguis para los indígenas. (Pascale). Tanto los Chorotegas como los Nicaraos, tenían un similar modo de vida y costumbres, el cual era de fiel cumplimiento. El cronista Oviedo al trascribir la entrevista de Fray Francisco de Bobadilla en su encuentro con los caciques y ancianos de la zona en 1528, recopiló de viva voz de los nativos sus creencias y su particular modo de vida, lo cual ha contribuido a definir su organización social y su comportamiento y a entender su verdadero origen. “Hizo después aqueste reverendo padre juntar trece caciques y principales y padres y sacerdotes de aquellos infernales templos, y preguntóles si eran naturales de aquella tierra de Nicaragua, o de donde vinieron. Y. No somos naturales de aquesta tierra, y ha mucho tiempo que nuestros predecesores, vinieron a ella, y no se nos acuerda que tanto ha, por que no fue en nuestro tiempo. F. ¿De qué tierra vinieron vuestros pasados, y cómo se llama vuestra tierra natural donde vivían, y por que se vinieron y la dejaron? Y. La tierra de donde vienen nuestros progenitores, se dice Ticomega y Maguatega, y es hacia donde se pone el sol7 y vinieron porque en aquella tierra tenían amos a quien servían y los trataban mal. F. ¿Aquellos sus amos eran cristianos o indios? Y. Indios eran. F. ¿En que los servían? ¿Por què se vinieron? Y. En arar y sembrar y servir, como agora servimos a los cristianos, y aquellos sus amos los tenìan por esto y los comìan y por eso dejaron sus 7) Según el investigador Walter Lehmann, estos pueblos se ubican cerca de Puebla en Mèxico.
  • 37. 37 casas de miedo y vinieron en esta tierra de Nicaragua, y aquellos amos habían allì ido de otras tierras y los tenìan avasallados, porque eran muchos, y de esta causa dejaron su tierra a aquella donde estaban. F. ¿A quién creeis, a quién adorais? Y. Creemos y adoramos a Tamagastad y Cipattoval, que son nuestros dioses. (…) F. ¿A dónde y cómo le pedís el agua a ese que decís que os la envía? Y. Para pedir el agua vamos a un templo que tenemos suyo, y allí matan y se sacrifican muchachos y muchachas. Y cortadas las cabezas echamos la sangre para los ídolos e imágenes de piedra que tenemos en aquella casa de oración de estos dioses, la cual en nuestra lengua se llama teoba. F. Qué haceis con los cuerpos de los que se así se matan y sacrifican? Y. Los chiquitos se entierran, y los cuerpos que son indios grandes, comen los caciques principales, y no come de ellos la otra gente. F. Las ánimas y corazones de aquellos que se sacrifican allí ¿A dóde van? Y. No van a parte alguna, que allí se quedan con el cuerpo. F. Cuando aquesto hacéis ¿envíaos el agua ese vuestro Dios? Y. Aveces sí y a veces no. F. ¿A que vais a esos templos u oratorios, y qué decís y hacéis allá? Y. Estos nuestros templos tenemos como vosotros los cristianos las iglesias, porque son templos de nuestros dioses, y de allí los demás sahumerios, y pedimos a nuestros dioses que nos den salud cuando estamos enfermo, y que nos den agua cuando no llueve, porque somos pobres y se nos secan las tierras y no dan fruto. Y vamos allí a rogar y pedir estas cosas y otras, y el mayor cacique de todos hace la oración y plegaria por todos dentro del templo, y los otros indios e indias no entran allá; y este cacique mas principal está en esta rogativa un año continuo, que no sale de la casa de oración o templo, y en cumplimiento del año, sale y le hacen gran fiesta de comer y cantar. Y luego buscan otro cacique grande que entra y está en el templo de la misma manera otro año, y de esta forma siempre està uno en
  • 38. 38 aquella casa de oración. Y después sale cada uno, le horadan las narices por señal que han sido padre de mezquita, por grande honra; y esto se hace en los templos principales; y en los otros comunes que tenemos, como oratorios, cada uno puede poner su hijo allí, y pueden estar dentro todos los que quisieren, con tal que no sean casados y que los unos ni los otros no duerman con mujer en todo aquel tiempo de un año que los dichos caciques o padres entán dentro hasta que salgan. (Fernandez de Oviedo, 1976: 327,328,329) Los grupos nativos de diferentes zonas del país podían fácilmente tener control sobre sus territorios, los cuales estaban bajo el mandato de un solo Cacique que ejercía el dominio como único Señor, los nativos estaban intentando formar su reino de forma idónea, según su propia concepción. El sistema de cacicazgo era bastante complicado y generaba en los líderes un poder absolutista, por lo cual crearon una estructura social bien establecida con derechos y obligaciones bajo el liderazgo de un único Señor. Para los españoles esto fue sorprendente, ya que era evidente que los nativos no eran grupos aislados viviendo como mejor les parecía, sino que estaban siendo dirigidos por un Cacique, jefe de todos, con una buena estructura social y política. Los estudios arqueológicos han demostrado esta cultura, sobre todo en las de tumbas donde se encuentran entierros con acumulación de bienes propios de los señores principales, marcando así los niveles de organización social y política de estos grupos, quienes hasta las situaciones más pequeñas incluían en sus leyes, las mismas fueron comentadas a los españoles, quienes se aprovecharon para implantar su propio sistema de creencias. La influencia de las mujeres en el mundo indígena Chorotega era destacada; tanto los unos como las otras tenían definidos sus roles; él se encargaba del campo, de la tierra, del gobierno, de la fe; ella se encargaba de la economía familiar y de los hijos; ellos participaban activamente en arreglar y barrer la casa y
  • 39. 39 encender el fogón antes de ir al campo, ellas de la comida y de preparar todo lo que debían llevar al tianguis8 . La organización en algunos aspectos fue bastante similar entre los Nicaraos y los Chorotegas, pero en otros resultaba completamente opuesta. De manera particular se puede decir que estuvo jefeada por una élite, que estaba integrada por una clase dominante de caciques, ancianos, sacerdotes y los famosos guerreros (tapaliguis), todos ellos hombres. Este nivel adquirido por las comunidades, además de su armónica vida entre ellos y el medio ambiente, les permitía una estable economía, que resultaba de beneficio a la familia que pagaba un tributo muy bajo al cacique, en tanto el núcleo familiar obtenía una producción alta de acuerdo a los miembros que la formaban. Los caciques llegaban a obtener tan importante cargo, generalmente por herencia, lo que representaba de cierta manera una debilidad en la sociedad nativa; el poder se centraba en un único Señor, quien en todo caso estaba a la cabeza. Esta jerarquía fue mucho más notable en los Nicaraos que se presentaban más autoritarios y más estrictos en cuanto a sus decisiones y acciones9 , lo que pudo ser observado por los españoles y es posible que por esta estructura socio-política, al final los invasores no pudieron asentarse en los territorios pertenecientes a los Nicaraos, sino que se establecieron en tierras Chorotegas, pues estos tenía un sistema más dócil, más abierto a la tranquilidad y la paz y sus decisiones se hacían en 8) Oviedo hace una recopilación completa de los delitos y las leyes de los nativos, las que eran muy populares entre los grupos principales nicaraos y chorotegas, gran parte de ellas las extrae del diálogo entre el fraile Bobadilla y los caciques, otros los explicará en las últimas páginas de su historia General y Natural. Es importante destacar que tanto Herrera y Tordensilla como López de Gomara, recopilan estas mismas leyes. 9) Es importante decir que tanto para los chorotegas como para los nicaraos las decisiones no estaban en una sola persona, aunque las orientaciones eran dadas por un cacique, las decisiones se tomaban o eran consultada al “monéxico” o consejo de ancianos, en el caso de los nicarao la reunión del consejo no podía llevarse a efecto sino estaba presente el Cacique o teyte como máxima autoridad.
  • 40. 40 consejo, lo que posiblemente les resultaba beneficioso para el cumplimiento de sus ambiciones. Al respecto el cronista Oviedo expresa: “En las otras cosas de sus costumbres de aquesta gentes me paresce una ques justa é honesta assi como quando los caciques han de proveer alguna cosas para sus exércitos é guerra ó quando se ha de dar presente á los chripstianos, ó se ha de dispensar en algún gasto extraordinario. Y es que entran en su monexico o cabildo o caique é sus principales, y echan suertes (después de acordado lo que se ha de dar) á qual dellos ha de quedar el cargo de proveello é de repartirlo por todos los vecinos é hacer que se cumpla de la manera que en el monexico fue ordenado, é assi se hace, sin faltar cosa alguna” (1976: 451) Estas decisiones eran de fiel cumplimiento, incluso, Oviedo hace referencia a la elección cada cierto tiempo de hombres de mayor edad, quienes eran designados para cuidar el tianguis o mercado y vigilar que los comerciantes no dieran menos y cuidar que las medidas fueran justas, estos hombres eran como “gobernadores o alcaldes de las plazas” y en el caso que cometieran una transgresión arremetían contra él con todas las leyes aprobadas en el monexico. Este monéxico se reunía en la casa del cabildo conocida como galpón y allí tomaban las decisiones correspondientes, una vez terminado, los ancianos recibían tributo en productos como el maíz y el cacao o productos tejidos. Los Chorotegas tenían un sistema político un poco diferente al de los Nicaraos, eran menos autoritarios, el Cacique Chorotega era elegido por el pueblo, no era de carácter ni hereditario ni vitalicio, el pueblo podía disponer de quitarlo y ponerlo según sus normas lo cual hacía de sus gobiernos estructuras democráticas. Fernández de Oviedo al describir a esta comunidades, refiere que desde Nicoya hasta Castilla del Oro y Panamá los que regían eran los señores Caciques, pero que desde el poniente hacia Nicaragua las comunidades eran quienes elegían a los
  • 41. 41 que mandaban el gobierno (1976: 460), los mismos viejos que se reunían en el monexico para elegir, también eran elegidos por la comunidad o el pueblo: “Hay mucha multitud de gente, assi en aquella provincia de Nagarando, donde esta la cibdad de Leon, como en otras de aquel reyno, é muchas de ellas no se gobernaban por caciques é único señor, sino a manera de comunidades por cierto número de viejos escogidos por votos: é aquello creaban un capitán general para las cosas de la guerra é después que aquel con los demás, regían su estado, cuando morían o le mataban en vatalla ó recuentro, elegían otro é a veces ellos mesmos le mataban, si lo hallaban desconveniente a su república” (ibíd. 304). Para ambos casos el Cacique no iba a la guerra, esto lo hacían los guerreros, sin embargo Oviedo expresa que si el cacique era valiente también se iba a la guerra, aunque esto era tarea de los guerreros. “Cuando bailan lo hacen de una manera extraña, porque se juntan unas tres mil o cuatro mil, a veces más, según el número de habitantes, en el sitio donde van a danzar. Limpian el lugar, luego algunos se ponen adelante para encabezar el baile, girando de un lado al otro al compás de flautas y tambores, cantando ciertas tonada, que los que les siguen recitan, algunos portan abanicos en sus manos o sonajas que contienen piedras; otros danzan coronados con penachos de plumas y otros con brazos y piernas ligados de colgantes; algunos se estiran, otros se encogen, girando los cuerpos, abriendo o cerrando las piernas (…). Se mantiene el festival todo el día hasta la noche, bebiendo nada más que cacahuate.” (Descripción de Nicaragua de Linschoten, recopilado por (Incer, 2002:458 - grabado de Theodor de Bry)
  • 42. 42 LapreparacióncomoCaciqueolíderdelacomunidadindígena, le obligaba a prepararse durante un año dentro del templo en profunda oración. Durante este año el cacique o cualquier otra persona que se refugiara para orar, no debía mezclarse con mujer u hombre alguno, debía permanecer casto en todo ese año. Cuando el cacique salía le hacían una gran fiesta y cantos y lo tenían como la máxima autoridad espiritual por la comunicación que tuvo durante un año con los dioses. El mundo espiritual de los nativos Chorotegas, Nicaraos y de otros pueblos mesoamericanos era tan importante y lleno de tanto misticismo que el individuo que establecía contacto directo con los dioses durante un año, no podía interactuar con otros individuos porque se contaminaba. Como se podrá entender, para los invasores españoles esto fue muy significativo, fácilmente encontraron un medio espiritual para inducir a los nativos al cristianismo y enseñarles la importancia de mantener ese vínculo con un ser creador de todo; gracias a las creencias de los aborígenes fue más práctico mostrar su fe, sin embargo les quedaba el trabajo de enseñar una fe monoteísta contraria a la profesada por los nativos, que revestía un carácter politeísta, lo que en efecto también fue aprovechado por los españoles. Es importante destacar que en el mundo indígena, todas sus actividades estaban supeditadas a sus creencias, de tal forma que esto puede justificar su armonía con la naturaleza, para ellos los períodos de cosecha, régimen alimentario y la supervivencia en general estaba subordinada al mundo espiritual. De forma que en ciertas circunstancias como la cosecha y la siembra no se podían permitir la transgresión al orden sobrenatural y de ello se derivarán comportamientos que parecerán extraños; Herrera y Tordensilla lo describirá al decir: “No dormían con ellas estando con su costumbre, ni en tiempo de las sementeras, ni ayunos, ni comían entonces sal, ni axi, ni se embriagaban, ni con su costumbre entraban las mujeres en los templos” (1991:2:388)
  • 43. 43 Como se ve en este texto, al igual que en la descripción de Oviedo, las actividades nativas revestían un carácter ritual que hacía de las comunidades, verdaderos centros de intercambio, de convivencia y de respeto a las cosas sagradas. Se puede decir que la forma de vida de las sociedades precolombinas Chorotegas asentadas en Nagrando, tenían una compleja forma de vida, la que se encontraba estructurada sobre las bases del desarrollo económico sustentado en el intercambio nacido de la agricultura. 2.4. La economía precolombina El sistema económico de los naturales de Nicaragua, estuvo supeditado a la agricultura y todo lo que ella les proveía. De acuerdo a la organización social, se mantenía de su trabajo y esfuerzo dentro de sus comunidades. Los grupos asentados a lo largo del Pacífico, buscaron los territorios que les ofrecían las mejores condiciones para su supervivencia, desarrollando la práctica de la domesticación de animales y el cultivo de vegetales. La base principal de su alimentación y sustento económico el cultivo del maíz, el cual se sembraba en surcos con un instrumento de trabajo, llamado por Oviedo, coa, similar a lo que para los campesinos es el espeque. El éxito de su cultivo estuvo en que sabían analizar los cambios en la Naturaleza y la influencia de la luna en la producción agrícola. El cultivo del maíz representaba su mayor producción, pero además tenían otros importantes cultivos como los frijoles, algodón, tabaco (el que también era ocupado para fines rituales), yuca, calabaza, henequén, ayote, entre otros; todos ellos con características particulares para su alimentación y uso medicinal como se describe en el primer capítulo de este texto. De igual manera hicieron uso de fibras vegetales como materia prima, para fines artesanales como la fabricación de la aguja elaborada de la espina de pescado, lo cual les permitía hilar
  • 44. 44 su ropa; otros instrumentos para uso doméstico y decorativo fueron elaborados de animales como armadillo, venado y aves. Era común para los pueblos nativos el sistema de trueque entre los grupos vecinos, el más común era con la moneda. Los grupos Nicaraos poseían como moneda el cacao, que era su grano más preciado; los Chorotegas poseían como moneda el níspero, conforme a lo referido por el cronista Oviedo, se intercambiaban siete nísperos por un grano de cacao, lo cual acostumbraba hacerse en el tianguis. El dominio económico lo mantenían los Nicaraos por el valor que tenía el cacao frente al níspero; el cacao representaba un poder para las élites y estaba diseñado como una bebida exquisita para ceremonias rituales y como producto de alto valor curativo, por lo que su cultivo era poco y únicamente a los niveles de cacique y señores principales (Romero Vargas, 1998:163). Las referencias históricas indican que el cultivo del cacao se desarrolló muy poco en esta zona, a pesar del valor que para los señores principales tenía, más bien fue un cultivo que encontró mayor auge tras la llegada de los españoles, quienes lo obtenían como tributo por parte de la población indígena (CS.14,1956:357-385), posteriormente llegó a ser un cultivo dominado por los colonos españoles, a pesar de su origen autóctono. Gran parte de los productos que se movían en el mercado local era por el sistema del trueque, dominado básicamente por las mujeres, aunque eventualmente también podían entrar los adolescentes que no hubiesen tenido vínculo con mujer alguna: “ninguno del pueblo (que sea varón) no puede entrar en el tiangüez (ques la plaça del mercado) á comprar ni vender ni otra cosa, ni pararse á lo mirar desde fuera: é si lo miran les riñen, é si entrasen, les darían de palos é los tenían por bellacos é qualquiera que por allí se hallase ó passasse. Pero todas las mujeres van a los tiangüez con sus mercaderías, e también pueden entrar los hombres é las mugeres, si son de otros pueblos é
  • 45. 45 10) Era una especie de candela que alumbraba las noches de los nativos. Este producto era traído desde el norte de las Segovia, donde era abundante. forasteros, en los dichos tiangüez é mercado sin pena; pero esta costumbre no es general para los forasteros en todas partes, sino entre los aliados é confederados amigos; é á los dichos mercados van todo género de mugeres é aún los muchachos (sino han dormido con mujeres) (Oviedo 1976: 348) En el Tianguis se ofrecían todos los productos extraídos del campo y de las labores propias de los nativos: caza, pesca, agricultura; pero además ofrecían oro, esclavos, mantas y en su sistema de intercambio solía abastecerlo de otros productos que no encontraban en la zona, por ejemplo ofrecían la tea, que era una resina de madera extraída del pino que tenía propiedades que permitían fácilmente el fuego10 , de igual manera traían el tile o tinte negro y la brea (Esgueva, 1996: 79). El comercio de los nativos era movido por la vía terrestre y por los ríos, estos fueron usados sobre todo cuando la carga era pesada y los aborígenes no podían tolerar su peso, para lo cual fueron construidas canoas de fibra vegetal u otro material que les permitiera soportar la intemperie. Para la comercialización de los productos que no se encontraban en la zona, había una persona que se encargaba de llevar, y eran conocidos como Tlamenes (Esgueva, 1996: 113), este les proveía de los productos conforme las necesidades de cada comunidad. De igual manera otra forma económica de subsistencia de las comunidades originarias de esta zona, fue la orfebrería y la artesanía que ofrecía un valor decorativo, utilitario y ritualista comúnmente utilizados por los pueblos autóctonos. Araízdelainvasióntodosloshabitantesdeestazonaydelresto del país fueron sometidos cruelmente por los peninsulares, quienes fragmentaron su modo de vida, sometiéndolos militar, político, económico, social e ideológicamente alcanzando casi su exterminio. Sin embargo, estos primeros habitantes dejaron modelos de su cultura en cerámica y otros vestigios,
  • 46. 46 descubiertos a lo largo de los años en la rivera del lago Xolotlán y sectores aledaños. Danza del Volador. Dibujo recogido por el Cronista Gonzalo Fernández de Oviedo.
  • 47. 47 Capítulo 3: EXPEDICIONES Y RUTAS COMERCIALES DE NICARAGUA DURANTE LA COLONIZACIÓN ESPAÑOLA Mapa oficial español de 1529. Según los registros históricos, este mapa fue elaborado por Ribero, quien desde 1526 había recibido el encargo oficial de trazar el “Padrón Real”. Este mapa es la base de la cartografía de Centroamérica. En él se puede observar los nuevos conocimientos obtenidos por la expedición de Dávila y el piloto Andrés Niño por el Pacífico de Centroamérica. (Fuente: Banco Central de Nicaragua). 3.1. Primeras expediciones 3.1.1. Gil González Dávila Las exploraciones en Nicaragua se empezaron a realizar a partir de la naciente ambición de los colonos españoles asentados en Panamá, quienes conociendo la riqueza de la zona y teniendo en mente las metas de la Corona Española
  • 48. 48 de extender sus dominios, establecer instituciones completas en estos territorios y obtener riquezas y poder, se propusieron abrir nuevas líneas de exploración, iniciadas desde Panamá, bajo el mandato de su gobernador Pedrarias Dávila. Las líneas que se abrían a sus ojos eran el Sur y el Oeste, estos “horizontes esperanzadores”, dirá Carlos Meléndez (1993:31), les permitiría diferentes suertes a quienes los emprendieran. En la línea del Sur se llegó, posteriormente, al descubrimiento de las tierras del Perú, que fue un territorio lleno de riquezas y poder para los colonos españoles, quienes lo establecieron como un virreinato. En el Oeste que se cernía como un fin próspero, se sufrió la decepción de no encontrar lo que los colonos visualizaban, sin embargo abrió a los españoles una puerta para la explotación de mano de obra indígena. Asimismo mostró nuevos espacios de explotación y enriquecimiento para los españoles, sobre todo por la alta posibilidad de una comunicación interoceánica por medio del tan codiciado estrecho dudoso. Los anhelos de Pedrarias Dávila trascendían sus propias ambiciones y es por eso que le apuesta mucho empeño a la exploración de nuevos territorios. Así envió a sus primeros hombres Juan de Castañeda y Hernán Ponce de León, quienes estaban bajo la orden del Licenciado Espinosa, lugarteniente de Pedrarias. Estos exploradores fueron enviados al Occidente, llegando a descubrir el Golfo de San Lucar o Golfo de Nicoya, en el actual territorio de Costa Rica y que en sus orígenes fue parte del territorio de Nicaragua. Este puerto fue fundamental para la entrada de embarcaciones a Nicaragua, desde Panamá: “ hallaron un golfo de mas de 20 leguas lleno de islas, y en puerto cerrado admirable; llamanle los indios Chira y ellos lo llamaron San Lúcar; este es el puerto que dicen de Nicoya , que es una provincia muy fertil y graciosa de Nicaragua.” (Las Casas, III, 1951: 76-77) De acuerdo al mismo testimonio que expresa Bartolomé de las Casas, para Castañeda y Ponce de León, fue una situación
  • 49. 49 (Merixell, 2008 pág. 267) bastante difícil por la fuerza opositora que encontraron en los nativos, por lo que decidieron salir del lugar y continuar con sus exploraciones. De esta expedición lograron llevarse cuatro hombres nativos como esclavos, quienes posteriormente se convirtieron en los intérpretes de la expedición de Gil Gonzales Dávila. En 1519, los expedicionarios Gil González Dávila, Andrés de Cereceda y Andrés Niño se dirigieron a América con la autorizacióndelObispoJuanRodríguezdeFonseca,presidente en ese entonces, del Consejo de Indias y quien autorizaba las expediciones al Nuevo Mundo. Las concesiones para
  • 50. 50 estas exploraciones eran otorgadas por la Corona Española por medio de un contrato y era el expedicionario quien se encargaba de cubrir los gastos de su empresa y, además, debía cumplir con la obligación de promover la evangelización en las nuevas tierras. Cereceda y Niño, encontraron en González a la persona idónea para emprender una empresa de conquista, tentadora a las ambiciones de los colonizadores españoles. Con esta expedición, los colonos establecerían los primeros pasos, para lo que, en el futuro sería el territorio de Nicaragua. Llegó la cabalgata a Panamá, estando allí, se suponía que recibirían por parte del Gobernador Pedrarias Dávila los navíos que había dejado Vasco Núñez de Balboa, con los cuales habrían de empezar su expedición; sin embargo, Pedrarias se sintió amenazado y les negó el apoyo solicitado, argumentando que los navíos no pertenecían a Vasco, sino “a otra gente y a los pobladores” (CS, 1956: 79), esto dificultó el cumplimiento de Gil, para lo cual se justificó ante el rey, previendo que se le acusara de negligente. Aún con todas las dificultades, con la muerte de parte de su gente y de algunas “yeguas” empezaron su viaje a Nicaragua en condiciones muy precarias y bajo la drástica oposición del Gobernador. Después de todos los tropiezos y ante la negativa de Pedrarias, se propusieron construir otros navíos, con los cuales emprendieron una nueva expedición el 21 de enero de 1522. En esta primera travesía los expedicionarios recogieron una importante cantidad de oro, lo que les motivó a seguir en la búsqueda de más dorado, la que a pesar del clima y la trágica enfermedad del Capitán Gil González, no se detuvo. Pasaron por el territorio de Costa Rica, se adentraron en la tierra de los Chorotegas y Caribisis, a la cual entraron en los primeros meses de 1523; finalmente esta exploración les llevó al descubrimiento del gran Lago de Nicaragua. Los nativos ofrecieron importantes tributos a los españoles, sobre todo en oro que era su mayor ambición, ellos a su vez tuvieron la oportunidad de intercambiar con varios caciques, a
  • 51. 51 quienes les llevaron la evangelización de la cual González solía enorgullecerse, muy a pesar de los tropiezos con los nativos jefeados por el cacique Diriangén: El encuentro con los grupos aborígenes trajo importantes beneficios a los españoles; al final Gil González Dávila obtuvo un séquito y una considerable cantidad de buen oro que le ofreció nuevas maneras de enriquecimiento; haciendo uso de sus habilidades y llevando consigo todo el botín se embarcó secretamente en Gracias a Dios, dirigiéndose luego a la isla de Santo Domingo en donde ya había desempeñado un alto cargo. En 1524, Gil González, decide iniciar una nueva aventura hacia territorio nicaragüense, pero esta vez como Gobernador del territorio que había descubierto anteriormente. Así organizó su expedición “para tornar a Nicaragua por Honduras y saber en que parte de aquella costa era el desaguadero de la laguna” (López de Gómara 1941:2:212). En efecto sus propósitos desde un primer momento se vieron afectados por diversas situaciones, sin embargo logró fundar San Gil de Buenavista, conforme lo referido por Meléndez (1993:63), siguió su camino buscando el ansiado y codiciado estrecho dudoso, pero como se suponía se encontró con la gente de Hernández de Córdoba, quien ya recorría el territorio. Inicialmente se encontró con el Capitán Gabriel de Rojas, luego con Hernando de Soto, con quien “Otro día como llegué una legua de su pueblo, hallé cuatro principales y los mioas que me dixeron que el cacique me esperaba en su pueblo de paz, y llegado aposentome el mismo en una plaza y casas alderredor della, y luego me presentó parte de quince mil castellanos que en todo me dio y yo le dí una ropa de seda y una gorra de grana y una camisa mia y otras cosas de castilla, muchas, y en dos o tres días que le habló de las cosas de Dios, bino a querer ser cristianos el y toda sus indios y mujeres, en que se babtizaron en un dia 9.017 animas chicas y grandes y con tanta voluntad y tanto atención, que digo a vuestra magestad que vi llorar algunos compañeros de devoción….” (Carta de Gil González Dávila al Rey)
  • 52. 52 entró en conflicto, después de luchar ambos grupos parte de la gente de Gil se unió al contingente de Hernández de Córdoba. En 1526, Gil González fue apresado en Honduras por Francisco de las Casas y expulsado de Nueva España, de donde pudo marchar a su tierra natal en Ávila, donde falleció al poco tiempo, terminando así su aventura. 3.1.2. Francisco Hernández de Córdoba Pedrarias Dávila, lleno de ambición continuó aumentando más territorios a su gobierno, desde su llegada al Darién se había afanado en incrementar su poderío y mostrar a la Corona su capacidad de enriquecimiento para beneficio, incluso del mismo Rey11 . Analizó las posibilidades de conquista y decidió enviar la expedición de Hernández, quien era su hombre de confianza, la expedición no estaría en mejores manos, sobre todo, tras la ambición de creer que estaban frente a una zona rica en metales preciosos y que abriría la fuente de enriquecimiento. Hernández se preparó con todos los requerimientos para la conquista de Nicaragua, analizó todos los pormenores que implicaban esta travesía, principalmente el conflicto que podría enfrentar con la expedición de Gil González, quien aún estaba en la zona, al igual que otros expedicionarios que ambicionaban estos territorios. A Francisco Hernández de Córdoba, lo acompañaban Gabriel de Roja, Hernando de Sosa, Andrés de Garavito y Hernando de Soto y el canónigo Francisco Arroyo, quienes venían equipados con dinero de Francisco Pizarro, Diego de Almagro y Hernando de Luque, hombre célebre después de la conquista de América. Se enfrentó Hernández a grandes batallas, entre las cuales se destaca la que los indios comieran a sus parientes viejos y se 11) El adelantado Vasco Núñez de Balboa había obtenido grandes riquezas en sus expediciones, lo cual significó un reto para Pedrarias, quien pretendía ser mejor que él y gozar de la aprobación de la Corona.
  • 53. 53 vistiesen con el pellejo de estos; sin embargo, los castellanos pudieron enfrentarlos y los indios les tuvieron miedo, expresando que los castellanos eran teotes, por eso al lugar de estos acontecimientos después se le llamó “tierra de los desollados” (Fernández de Oviedo, 1976). La expedición de Hernández sufrió enfrentamientos con los hombres de González Dávila, a lo que también se sumó la rebeldía de los naturales, quienes opusieron resistencia a ambos expedicionarios. Aún así, Hernández logró fundar tres ciudades: León, Granada y Bruselas. 3.2. Las primeras ciudades El informe de Diego López de Salcedo, Gobernador de Honduras, refiere que Francisco Hernández de Córdoba, hizo tres pueblos en la provincia y los nombra a cada uno según como fueron llamados en su momento: el primero León, el segundo Granada que se encontraban a 15 leguas de distancia AudienciadeGuatemala,1601.EnestemapaseencuentralasciudadesfundadasporHernándezen1524, y el Desaguadero que fue la gran ambición de los colonos españoles (Mapas de América, Madrid 1955)
  • 54. 54 el uno del otro y el tercero llamado Bruselas que era el más distante, pues se encontraba a 35 leguas de Nequecheri - Granada y por tanto a 50 de León. Ya localizados los territorios más próximos a los deseos de los exploradores, Hernández se dio a la tarea de analizar las condiciones de los tres sitios decidiendo establecerse en la provincia indígena de Nagrando, junto al poblado de Imabite a orillas del lago Xolotlán. Esta ciudad se bautizó con el nombre de “Santiago de los Caballeros de León”, en honor al Apóstol Santiago, a quien solía invocarse en las guerras de conquista, devoción que también se practicó en España durante la reconquista, lo cual indicaba la posibilidad que la fundación se pudiese haber dado en julio de 1524. El historiador Sofonías Salvatierra, asegura que esto sucedió el día de la Santísima Trinidad, conforme a un documento anónimo, recogido con fecha de 1732 que expresa: “...en referencias tradicionales se repetía, que la primera ciudad fundada en Nicaragua fue la ciudad de León, con el nombre de Santiago de los Caballeros de León y que este hecho se verificó el día de la Santísima Trinidad, cuyo aniversario se celebra con misa, sermón y procesión, en que llevaban el estandarte real, entre la imagen de la Trinidad, al lado derecho y las armas reales a la izquierda.” (Salvatierra, 1939 pág. 259) Sinembargo,estafechaesdudosayaquelafiestadelaSantísima Trinidad se celebra en fecha móvil, el domingo siguiente después de Pentecostés, generalmente se da entre los meses de mayo y junio, difícilmente se puede verificar tal fundación, porque no hay documentos primarios que respalden que para mayo de 1524 ya se hubiera fundado León. Es importante destacar que los hombres de Hernández habían empezado la exploración del territorio a finales de 1523, de forma que era muy difícil establecer esta fecha como posible fundación; esto soporta el análisis de algunos historiadores como Carlos Meléndez, quien asegura que la posible fecha de fundación es noviembre de 1524, ya que para el 8 de diciembre
  • 55. 55 del mismo año se encuentra la posible fecha de fundación de Granada que data después de León; conforme sus reflexiones, algunas de ellas conversadas con el historiador Carlos Molina, hace mención que esta fecha es posible por la consagración de la ciudad de Granada a la Inmaculada Concepción de María (1993:90) sin embargo, es importante destacar que el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, fue declarado hasta el año 1854 por el Papa Pío IX, 330 años después de la fundación, lo que en ese momento no pudo ser considerado. La Consagración de Granada a la Inmaculada se dio después de iniciada la celebración a La Purísma y los granadinos junto a los líderes religiosos católicos, lo hicieron por un especial agradecimiento a la Virgen y no por alguna fecha histórica que recordara su fundación. Por otro lado, Meléndez justifica que los hombres de Hernández no habían entrado a Imabite para esta fecha. “por el conocimiento que hemos ya adquirido acerca de la cronología expedicionaria de Hernández de Córdoba, sabemos que posiblemente no pudo establecerse en esta ciudad antes de agosto de 1524, dado que los españoles no habían llegado hasta Imabite; hay necesidad aquí de agregar, que la primera referencia escrita de que tenemos conocimiento que prueba la existencia de León es del 22 de febrero de 1525, ratificada por otra del 25 del mismo mes y año12 . En la misma fuente documental hallamos otros testimonios, datados por caso del 27 de octubre de 1524, en los que no se da la más mínima indicación del lugar donde se escribió. Este hecho nos lleva formalmente a pensar que todavía en esa fecha no se había dado fundación alguna” (Melendez, 1993:90) Por lo expresado anteriormente, es posible que la fundación de la ciudad se haya dado en los últimos meses del 1524, sin embargo, hay quienes aceptan la fundación en la fecha de 25 de julio, día en que se celebra la festividad en honor a Santiago Apóstol, lo cual no está muy distante de la fecha señalada por Salvatierra. Lamentablemente las fuentes documentales 12) Este dato lo refiere un documento resguardado en el Archivo de Sevilla – justicia 1043, Nº1, consultado por Meléndez.
  • 56. 56 originales no muestran registros de la fundación de la ciudad en esta fecha, lo que se fortalece al no haber informe de la presencia de Hernández y sus hombres en la zona de Imabite. Puede haber varias conclusiones en este particular, entre ellas que Hernández haya preferido no hablar de la fundación de la ciudad hasta tener la certeza de establecerse en ella, así evitaría mostrase inseguro ante Pedrarias y más aún ante el Rey. ActualmentelafechamásconocidaeslareferidaporSalvatierra, que enlaza a la celebración de la Santísima Trinidad13 ; no obstante, considerando algunos registros, es posible que la fecha referida por Meléndez no esté en contraposición a los hechos, sobre todo porque la primera carta que se conoce con referencia a Imabite, tiene fecha del 22 de Febrero de 1525 y luegolaCartaescritaporPedrariasDávilaenPanamá,confecha del 10 de Abril de 1525 (CS. 1954, 128 -133)14 . Si la fundación hubiera sido en Junio o Julio de 1524, no se comprende por qué Pedrarias esperó hasta Abril para informar a la Corona. Pedrarias fue el primero en ser informado de tan importante acontecimiento, analizó los pormenores y escribió al Rey para informar, ¿qué justifica, tanto retraso? En la carta Pedrarias escribe los detalles de la ciudad, expresa que se construyó el mejor templo que se haya hecho (ver anexo 4), lo que lleva a concluir que tuvo que haberse llevado algunos meses para levantarlo de la forma descrita; es posible entonces, que antes de enviar Hernández el informe a Pedrarias se tuvo que pasar por un proceso de asentamiento, lo cual podría justificar su tardanza; por otra parte puede entenderse que una cosa fue elegir el lugar y otra la de iniciar las labores de construcción y luego dar por fundada la ciudad. Esto hace pensar que el atraso del informe procedió de Hernández de Córdoba, quien, hasta que estuvo seguro de 13) Esta fecha sigue siendo celebrada con una Eucaristía por la Iglesia Católica, quien tiene la certeza que la fundación de la ciudad se dio en esta fecha. Se suele celebrar la misa entre el 15 y el 25 de junio de cada año. 14) Se anexa textualmente el documento por la importancia del mismo.
  • 57. 57 establecerse decidió enviar la carta en manos de Sebastián de Benálcalzar, para que Pedrarias informara al Rey; para este momento ya estaba la ciudad establecida con su templo, cabildo y casas de los primeros colonos españoles (cañería y paja). Esto sugiere el establecimiento de la ciudad en los meses conocidos (Junio o Julio de 1524) incluso la información rescatada de la tradición oral por Sofonías Salvatierra, puede que no esté del todo equivocada; en este particular existe un gran aliado que puede verificar este dato y es la tradición de la Iglesia Católica, que por siglos ha celebrado la fundación de León en el mes de Junio, por otro lado se debe de tomar en cuenta el propósito de Hernández de Córdoba, que era la expansión a otros territorios, lo que debía de organizarse desde un centro de operaciones y León era el lugar ideal porque desde allí se podía extender la conquista por el Noreste y Noroeste y la ciudad fungiría como núcleo de todo el accionar de la provincia. Hernández sabía que su labor sería larga y le traería grandes beneficios y por eso se dio el tiempo necesario para informar a Pedrarias de tan importante establecimiento; irónicamente en poco tiempo se dio cuenta que los propósitos eran difíciles de cumplir por los enfrentamientos bélicos con los naturales, la gente de Gil González y los mismos hombres de Hernán Cortés. Aún con esto, Hernández no visualizó un daño a sus propósitos y continúo su labor de expandirse lo que para su desgracia lo llevó a la muerte muy pronto. En la carta que envía Pedrarias al Rey expresa la belleza de los lugares descubiertos y la pervivencia de la población autóctona, lo que también evidencia que Hernández tuvo que haberse detenido para valorar el territorio antes de definir el lugar exacto de la fundación y luego informarlo a Pedrarias. Algunas referencias de las ciudades fundadas: León: “…en esta provincia de Imabite y en medio de ella se pobló la nueva ciudad de León tiene en sus arrabales hay 15,000 gentes de los naturales
  • 58. 58 de la tierra casados, hizóse el mejor templo en ella que en estas partes se ha hecho; cabe esta ciudad de León esta otro cerro muy alto y por encima de la corona sale del fuego, que se ve a la clara de día e de noche por cinco bocas a la redonda de este cerro hay muy grande cantidad de piedras azufre, toda esta tierra es muy llana e hay en ella muy grandes ríos… está esta ciudad ribe¬ra de la mar dulce, tiene muchas y muy grandes huertas y árboles…”15 Granada se estableció en la Provincia de Nequecherí, junto a otra población indígena de gran importancia, Xalteva, en esta provincia vivían aproximadamente 8,000 nativos y estaba rodeada por varios pueblos Chorotegas que tenían una alta densidad poblacional. También en esta ciudad se levantó un “suntuoso templo” según la misma carta de Pedrarias, el cual gozaba de los misales necesarios: “En esta provincia hay más termino de tres leguas de poblado en medio de ella se fundó y pobló la nueva Ciudad de Granada, tiene en su comarca hasta ocho mil vecinos naturales de la tierra, e tiene muy buenos ríos y huertos y pesquerías y materiales, está ribera de la mar dulce; hízose en esta ciudad un muy suntuoso templo, el cual está bien servido y adornado”16 Y finalmente la tercera y última población fundada, referida por Pedrarias, fue la Villa de Bruselas en el territorio de los Orotinas, junto al Golfo de Nicoya, un territorio muy rico en recursos naturales, Pedrarias no menciona que aquí los conquistadores hayan levantado edificios religiosos como el caso de León y Granada. Bruselas: “En el estrecho dudoso se pobló una villa que se dice de Bruselas en el asiento de Brutina, la cual tiene lo llanos por una parte, y por la otra la mar, y por la otra la sierra donde están las minas que serán a tres leguas, están los indios pacíficos, y este pueblo está en medio de toda la gente de aquellas provincias, es muy buena comarca, tiene buenas aguas y aires 15) DHI. Tomo I. Pág. 129 16) Ibid.
  • 59. 59 a montería e pesquería en cantidad, es la tierra fructífera, y de buenas huertas…”(Ibíd. 28). En el orden que Pedrarias narra estas fundaciones se puede observar que el primer territorio visitado por los exploradores fue Bruselas y el último fue León. Hernández y su gente no se establecieron en ninguna de las dos primeras ciudades descubiertas, ya que era evidente que las condiciones para sus ambiciones de conquista estaban mejor diseñada en León: “los españoles fundaron sus ciudades al lado o en el centro de comarcas bien pobladas…esta vecindad les permitía mezclarse en los asuntos de los indios”. (Romero 1987: 87) Así además cumplía con las órdenes extendidas en España en relación con la ubicación de las ciudades en América, las que debían establecerse en lugares propicios para la vida y el comercio. León se ubicó en el extremo Noreste de lago por el cual se abría una agradable ensenada, hacia el Este se erguía el volcán Momotombo,elqueposteriormentequedaríaenlamemoriade sus habitantes como la principal causa de la caída de la ciudad. Esta bahía abría las aspiraciones de los conquistadores, pues se creía que desde allí se podrían extender más territorios, una vez llegando al Golfo de Fonseca por el Pacífico y al Caribe por Olancho y el Aguán, lo que efectivamente le daría a León la condición de ciudad central. En realidad por las grandes limitaciones y por el breve tiempo de existencia no se llegó a desarrollar como los fundadores pensaban, sobre todo por las condiciones que en los años inmediatos y posteriores vivió la ciudad. “León y Granada fueron las ciudades de despunte para iniciar los centros españoles en la Provincia de Nicaragua, centros que, en efecto, se convirtieron en importantes núcleos españoles y comerciales. En ellas se organizaron los cabildos, los cuales al principio tuvieron la dirección y regulación tanto de la protección física de las nacientes ciudades como de su desarrollo comercial y accionar político”. (Rubio Sánchez, 1973:21)
  • 60. 60 Hernández en su afán por extender el territorio se propuso encontrar una ruta comercial tentadora, fue entonces cuando inició la exploración de los grandes lagos de Nicaragua, empezando así el conocimiento de una nueva ruta comercial, la que en el futuro inmediato sería para Nicaragua muy importante en su desarrollo económico. Hernández, además envió parte de su gente a descubrir nuevas regiones, llegando hasta el Puerto de Trujillo, ubicado en la Provincia de Honduras. Asimismo, envió otro grupo de expedicionarios a reconocer el Golfo de Fonseca, que fue una de las primeras ambiciones de los colonos, e inició la naciente prueba para la extracción de minerales, que no fue tan lucrativo pues Nicaragua no era un territorio tan rico en oro como se lo imaginaban los expedicionarios. Pedrarias Dávila, con el fin de controlar los depósitos de oro de la zona, mandó fundar la ciudad de Nueva Segovia la que se hallaba situada cerca del río Jícaro; “(…) treinta leguas de León al norte y otras tantas de Granada, también casi al norte, de cuarenta vecinos, en cuya comarca se saca mucho oro y de los indios que hay en ellos no hay relación” (CDI:15:471 - Merixell, 2008) Esta ciudad no gozó de prosperidad, y a corto plazo se vio parcialmente despoblada como consecuencia de la rápida extinción de las fuentes auríferas y de la hostilidad de la población nativa que la atacó repetidamente. Hernández con el conocimiento que tenía en expediciones y conquista pudo extenderse ampliamente en el territorio, el que más tarde reclamaría por considerar tener derecho para gobernarlo. La carta misma enviada a Pedrarias, refiere con claridad que Hernández fue un gran conocedor de su labor y por consiguiente un hombre cuyo propósito primario fue el de reconocer el territorio al cual había sido enviado a conquistar. Al parecer todo el resultado obtenido en el proceso de conquista y en el establecimiento en la región le otorgaba
  • 61. 61 a Hernández un derecho inalienable de posesión sobre la provincia de Nicaragua, lo que fue alentado por Hernán Cortés, quien en ese momento estaba en Trujillo. Cortés estableció contacto con Hernández a través de Pedro de Garro, quien se convirtió en un emisario de ambos; Cortés por su ambición de extender su jurisdicción, intentó ayudar a Hernández para ser el gobernador de la Provincia de Nicaragua, en tanto Hernando de Soto, Francisco de Compañón y Andrés de Garavito, hombres incondicionales a Pedrarias, se opusieron a las pretensiones de Hernández. Al final todos los sucesos llegaron al conocimiento de Pedrarias a través de Juan Téllez, enviado de los adversarios, quien a escondidas de Hernández, se dirigió a Panamá (Meléndez, 1993: 67-73) a dar el informe que provocaría la ira del Gobernador del Darién, éste al saberlo se dirigió a Nicaragua, le levantó un proceso judicial y finalmente lo mandó a ejecutar en junio de 1526, en la plaza de la ciudad que él mismo fundara dos años atrás. A partir de esta controversial muerte el Gobernador de Panamá, Pedrarias Dávila tomó posesión de la gobernación de Nicaragua, cargo que estaba vacante tras la muerte de Gil González, quien fuera nombrado gobernador por la Audiencia de Santo Domingo. Hasta ese momento Nicaragua no tenía jurisdicción en ninguna otra provincia, fue con Pedrarias que se convirtió en Provincia, siendo él su primer Gobernador con nombramiento real y quien iniciaría las labores de implantarla como una naciente ciudad con alta posibilidad expansiva por su envidiable ubicación. Pedrarias asumió su puesto a partir de 1527, a su llegada el puesto estaba ocupado ilegalmente por Diego López de Salcedo, Gobernador de Honduras, con quien se vio forzado a conversar, logrando llegar a un entendimiento, de ese diálogo se fijaron los primeros límites de las Gobernaciones de Honduras y Nicaragua, estableciendo así el respeto jurisdiccional.