Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Referencias
Referencias
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 9 Anuncio
Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (18)

Similares a Estudio de Casos (20)

Anuncio

Más reciente (20)

Estudio de Casos

  1. 1. Universidad Estatal A Distancia Vicerrectoría Académica Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades Cátedra de Tecnología aplicada a la Educación Centro Universitario 02-Quepos Curso: 2085-Indagación, Tecnología y Pensamiento Crítico Tarea No 1: Resolución de casos. Uso de tecnología educativa Alejandro González Gatgens Cédula: 2 0464 0429 III Cuatrimestre - 2021
  2. 2. Tabla de Contenidos Introducción ..........................................................................................................................1 Caso Seleccionado: CASO 3 ................................................................................................2 Fortalezas y oportunidades de mejora ..................................................................................3 Principios de acción ..............................................................................................................4 Alternativas de acción ...........................................................................................................5 Conclusión ............................................................................................................................6 Referencias Bibliográficas.....................................................................................................7
  3. 3. -1- Introducción El sistema educativo utilizado en la educación superior debería ser sustancialmente distinto al utilizado durante el periodo escolar y la secundaría. Principalmente, porque se asume que los estudiantes universitarios poseen mayores capacidades inductivas, deductivas, de análisis, de comprensión y de expresión de sus ideas, además de una mayor madurez en su carácter y razonamiento. Sin embargo, los estudiantes egresados del sistema educativo formal, particularmente en Costa Rica, ingresan a los estudios superiores acostumbrados a ejercer el mínimo esfuerzo, sin habilidades de investigación, con un pensamiento deductivo muy pobre y enarbolando la bandera del plagio como su principal consigna al momento de hacer las tareas o trabajos asignados por los profesores. Desarrollar el pensamiento de estos futuros profesionales, no debería ser una tarea de las instituciones de educación superior. Tampoco enseñarles los requerimientos mínimos para elaborar una monografía. Pero, dadas las circunstancias, ¿cómo lograr el desarrollo del pensamiento crítico, el análisis, la toma de decisiones y la creatividad en ellos, sin desviarse de los objetivos principales de la Universidad? Una respuesta muy viable, es la aplicación de la técnica de Resolución de Casos. Según lo consignado en la (Dirección de Investigación y Desarrollo Educativo Vicerrectoría Académica, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, s.f.) esta técnica surge en el programa de Derecho de la Universidad de Harvard, en 1914 y consiste en presentar varios casos, situaciones representativas o problemas de la vida real para su estudio y análisis, de manera que los estudiantes generen soluciones válidas. Es importante resaltar la técnica no proporciona ninguna solución prestablecida, ni sugiere ninguna salida específica. Son los alumnos, solos o en grupos, los que deben generar una posible solución. Por tanto, también sirve para fomentar el trabajo colaborativo, la toma de decisiones en equipo y desarrollar las habilidades creativas, capacidad de innovación y es un gran recurso para ligar la teoría con la práctica.
  4. 4. -2- Caso Seleccionado: CASO 3 En una escuela ubicada en la provincia de Cartago, los docentes de tercer grado cuentan con 10 computadoras con herramientas básicas, tales como el paquete de Office, un editor de vídeos y otras aplicaciones. Todo este equipo fue proporcionado por la Junta Administrativa de Educación con el fin de ir incorporando poco a poco la tecnología en el aula, ya que están convencidos de que la tecnología es un recurso mediante el cual se puede mejorar la educación. Cabe indicar que se cuenta con una excelente conexión a internet. Los grupos tienen como máximo 20 estudiantes con una edad promedio de 8 años. De acuerdo con un sondeo efectuado, la mayoría de los estudiantes cuentan con celulares o computadores en sus hogares; por lo tanto, se les insta a los docentes a utilizar este recurso en el desarrollo de sus lecciones para el diseño de actividades más atractivas, donde el estudiante pueda de alguna forma interactuar con las herramientas tecnológicas y se fomente la motivación hacia la construcción del conocimiento dentro del aula, a su vez que permitan desarrollar en los estudiantes habilidades necesarias para el Siglo XXI. El director, con el objetivo de observar el uso que se le está dando a este recurso, visitó el aula de un docente y observó lo siguiente: el docente de ciencias sienta a los niños al frente de la pantalla donde proyecta una presentación en PowerPoint sobre un tema de interés, y expone el material. Asimismo, el docente se ubica a espaldas de los estudiantes, además: • Apaga la luz y el lugar queda prácticamente a oscuras. • El tema que se desarrolla lo tienen en el libro. • Presenta algunas ideas principales del tema y poco ilustradas. • El docente se sienta atrás de los estudiantes, expone desde ese punto y no se mueve durante toda la exposición, por tanto, no logra ver las expresiones y lenguaje corporal de los mismos. • El docente no hace preguntas durante ni al final de la exposición. • Los alumnos tampoco realizan preguntas. • Una vez finalizada la exposición, les pide a sus alumnos que copien en el cuaderno las ideas expuestas en las diapositivas, para lo cual va pasando una a una cada diapositiva, dándoles tiempo para copiar los datos. El director está preocupado por lo que observó en el aula.
  5. 5. -3- Fortalezas y oportunidades de mejora La primera fortaleza exhibida en el caso es el apoyo de la Junta Administrativa de Educación. Por ley, estos organismos se componen de padres de familia, personas voluntarias que no necesariamente poseen estudios universitarios. Por otra parte, la mayoría de las veces son adultos con una visión cortoplacista, enfocada en los gastos, reparaciones y pagos diarios. Incluso, no faltan las personas con poco o ningún conocimiento de las tecnologías de la información y la comunicación, por lo que no reconocen su importancia. Entonces, tener el apoyo de una Junta Administrativa de Educación, dispuesta a invertir en compra de equipo tecnológico en pro de la educación del centro escolar es una verdadera fortaleza que no debe ser menospreciada. La segunda fortaleza es que el centro cuente con una excelente conexión a internet. Muchos de los fallos en la implementación de las Tics en el aula se dan, precisamente, por no considerar la necesidad de una buena y estable conexión a la red. Por más preparada que esté la lección y bien incorporadas que estén las herramientas tecnológicas, una conexión lenta e inestable echará por el suelo el arduo trabajo de planificación del docente. Precisamente, las Tics nacieron a partir de las plataformas de comunicación. Tener una excelente conexión a Internet es un recurso que no puede menospreciarse, por parte de los docentes, y debe ser explotado en la elaboración de estrategias que fomenten el aprendizaje y el pensamiento crítico. La principal oportunidad de mejora radica en la formación del docente en cuanto al uso de las Tics como herramientas de aprendizaje, investigación y producción de conocimientos. Por otra parte, también es importante la adquisición de nuevos equipos, principalmente relacionados con las tecnologías móviles, como celulares o tabletas. Esto, porque el equipo existente solo permite la conformación de parejas para trabajar en cada computadora, y se debe admitir que mucho del tráfico de información actual se da por medio de dispositivos móviles, con lo que solo usar computadoras de escritorio es mantener al estudiantado un paso atrás en cuanto al desarrollo tecnológico.
  6. 6. -4- Principios de acción Primeramente, es necesario partir de la necesidad de capacitación del profesor, teniendo en cuenta su realidad. Los autores (Fallas & Trejos, 2017, pág. 169) bien lo expresan, cuando indican que “los docentes tienen múltiples actividades: el planeamiento de sus lecciones, elaboración de materiales, corrección de exámenes, tareas, entre otras. Esto les deja poco espacio para interactuar con el equipo tecnológico presente en sus escuelas”. Por otra parte, en (Akademia, s.f.) se indica: “La nueva tecnología requiere tiempo para aprender. Los y las docentes no se levantan un día sabiendo cómo usar la nueva tecnología con la que se espera que trabajen. Muchas de las herramientas tecnológicas en las que las escuelas invierten requieren preparación. El profesorado está ocupado y es comprensiblemente cauto ante añadir una cosa más, ya que están muy liados y liadas – especialmente si tienen que hacerlo sin el apoyo en profundidad que realmente necesitan.” Por otra parte, la enseñanza por medio de nuevas tecnologías implica un cambio metodológico en el diseño de las actividades de aprendizaje. Este cambio de enfoque es lo que permite que las Tics se conviertan en Tacs (Tecnologías para el Aprendizaje y el Conocimiento). Pero, según indica (Luque Rodríguez, 2016): “Las TAC requieren un profesorado formado, ya no en TIC, sino también en su aplicación educativa, es decir los profesores deben saber cómo utilizar las herramientas que nos ofrece la tecnología para conseguir un aprendizaje significativo en el alumno.” El mismo autor hace una afirmación muy significativa al decir: “Si no convertimos las TIC en TAC, estaremos desaprovechando recursos muy importantes, a la vez que en lugar de mejorar la calidad de la enseñanza estaremos degradándola”. Considerando el caso analizado ¿qué experiencia de aprendizaje promueve el docente al copiar los contenidos del texto en una pantalla para que a su vez los alumnos la copien a sus cuadernos? Para cualquiera, esto resulta ser muy aburrido. En segundo lugar, la compra de equipos móviles (celulares, tabletas, …) o la integración de los dispositivos propios de los estudiantes, facilitaría el implementar el uso de las herramientas de la Web 2.0, de ambientes colaborativos de construcción de conocimiento, como las wikis, las pizarras colaborativas, las redes sociales, etc.
  7. 7. -5- Alternativas de acción Tomando en cuenta la dificultad en cuanto a disposición de tiempo del profesional en educación, los cursos de capacitación virtual resultan ser una excelente opción. Por ejemplo, en Costa Rica la fundación Omar Dengo imparte los cursos de ABP Aprendizaje basados en proyectos, Aprendiendo a utilizar mis dispositivos móviles, Mi mundo de las Apps y muchos otros más. También la Universidad Estatal a Distancia tiene una variada oferta de cursos libres, como por ejemplo el Taller Herramientas Tecnológicas en la Gamificación como Técnica de Aprendizaje, el Taller para Crear videotutoriales con PowerPoint y muchos otros. Por otra parte, incorporar diez equipos móviles (tabletas o celulares, de gama baja o media) es mucho más barato que comprar diez computadoras de escritorio. Otra alternativa es motivar a los estudiantes a que participen de las actividades mediante sus propios dispositivos móviles. Sin embargo, es mejor contar con equipos propios de la institución, porque así se pueden establecer las políticas de seguridad, claves, cuentas, aplicaciones, etc., de antemano. De esa forma se evitarán distracciones y pérdidas de tiempo al configurar cada dispositivo particular. La combinación de equipos de escritorio y dispositivos móviles potencia una mayor riqueza de posibilidades para el diseño de las actividades de aprendizaje, pues permite abarcar dos universos digitales muy importantes: el sistema de Microsoft Windows y el Mundo de Android, además del acceso a la web y a todas las aplicaciones en línea disponibles.
  8. 8. -6- Conclusión Es importante recordar que el sistema educativo necesita una fuerte renovación para poder responder a las necesidades de las sociedades de la información y el conocimiento, dado que se está quedando sumamente rezagado en cuanto a la formación de habilidades y competencias para el siglo XXI. ¿Cuáles son esas habilidades y competencias? Para (Soriano, 2014) se resumen en tres básicas: “las habilidades para el manejo de la información, la capacidad para evaluar y distinguir la relevancia de las fuentes de información y la capacidad de búsqueda y selección de fuentes de información confiables en la Internet”. Por otra parte, en (Compartir Palabra Maestra, 2015) se indican otra serie de habilidades: aprender en forma continua, aplicar e integrar nuevos conocimientos y habilidades, ser creativos, pensar en forma sistemática y crítica, resolver problemas del mundo real, trabajar en equipo, tener habilidades sociales y manejar herramientas de comunicación. Se ve claramente, en la situación del caso planteado, que la dinámica educativa del docente no está promoviendo ninguna habilidad de las mencionadas. La tecnología solo está sirviendo de mampara para ocultar la presencia del profesor. Daría lo mismo que cada estudiante copiara del libro a su cuaderno directamente. Es evidente que las computadoras no están cumpliendo ningún cometido didáctico en este entorno. Ni siquiera se está explotando la conexión a internet. Lo peor es que esta situación no es tan ficticia y actualmente sucede en muchas instituciones que equipan sus aulas con dispositivos que finalmente solo quedan de adorno o subutilizados. Es sumamente necesario cambiar la forma de impartir los contenidos cuando se integran las Tics. Muchos docentes, erróneamente creen que los jóvenes son sumamente versados en el uso de las tecnologías móviles. Sin embargo, (Soriano, 2014) indica que el conocimiento tecnológico de los jóvenes estudiantes actuales se limita a la navegación por la web, al uso del correo electrónico, al uso de las redes sociales y al uso de los servicios de mensajería. Por tanto, existe una imperiosa necesidad de que la educación formal trabaje arduamente en el desarrollo de las habilidades y competencias tecnológicas del siglo XXI, con el fin de formar ciudadanos adecuados para las Sociedades de la Información y el Conocimiento.
  9. 9. -7- Referencias Bibliográficas Akademia. (s.f.). Hablemos de los problemas más comunes con las TIC, ¡a solucionarlos! Obtenido de Akademia: https://www.akdemia.com/blog/5- problemas-mas-comunes-con-las-tic Compartir Palabra Maestra. (2015). ¿Qué son las competencias del Siglo XXI? [Video]. Obtenido de Youtube. https://www.youtube.com/watch?v=Un7Xj17XnpI Dirección de Investigación y Desarrollo Educativo Vicerrectoría Académica, Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. (s.f.). El estudio de casos como técnica didáctica . Obtenido de http://sitios.itesm.mx/va/dide2/tecnicas_didacticas/casos/casos.pdf Fallas, I., & Trejos, I. (2017). Educción en la sociedad de la información y el conocimiento. San José, Costa Rica.: EUNED. Luque Rodríguez, F. J. (2016). LAS TIC EN EDUCACIÓN: CAMINANDO HACIA LAS TAC. 3C TIC, 5(4), 55-62. doi:http://dx.doi.org/10.17993/3ctic.2016.54.55-62 Soriano, E. (2014). Las Competencias Tecnológicas para el Siglo XXI en las Comunidades Educativas [Video.]. Obtenido de Youtube. https://www.youtube.com/watch?v=4jAw2C0BOuc

×