SlideShare una empresa de Scribd logo

Tema 27

Tema 27. Oposiciones Lengua castellana y Literatura. http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com

Tema 27

1 de 7
Descargar para leer sin conexión
1
http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com
TEMA 27. EL TEXTO DESCRIPTIVO.
ESTRUCTURAS Y
CARACTERÍSTICAS.
0. INTRODUCCIÓN
Con la descripción presentamos lingüísticamente el
mundo real o imaginado: en el ámbito humano —perso-
nal y social— y sus esferas de actividad; en el ámbito
creado por los humanos: construcciones, aparatos y arte-
factos; y en el ámbito natural: rocas y montañas,
animales, plantas y paisajes. Expresamos la manera de
percibir el mundo a través de los sentidos y de lo que
nuestra mente recuerda, asocia, imagina o interpreta.
Un texto descriptivo trata de reflejar una realidad natural,
social o personal realizando una pintura con palabras,
metáfora esta muy utilizada, dado que refleja con preci-
sión simbólica lo que significa el acto de describir. Esta
descripción puede ser de paisajes, objetos, elementos ve-
getales, animales, cuerpos y rostros de mujeres y
hombres. Por sí misma, la descripción es estática, pre-
senta una realidad en su inmovilidad ontológica, aunque
se trate de la descripción de un tsunami.
Así pues, vamos a considerar el texto descriptivo no solo
como un subsidiario del texto narrativo, sino que tratare-
mos de otorgarle la importancia que merece, puesto que
no en vano ha sido considerado desde la lingüística tex-
tual y la teoría del texto como un tipo básico.
HAMÓN (1991) considera la descripción como una forma
más elemental y más antigua que otros tipos de discurso:
la enumeración, catálogo e inventario forman parte de
ella, pues la simple acumulación de detalles no es perti-
nente, sino que se trata de rasgos característicos y
sorprendentes del referente descrito.
1. EL TEXTO DESCRIPTIVO
1.1. CARACTERIZACIÓN Y DEFINICIÓN
La teoría del texto considera el texto descriptivo como una
tipología básica más, aunque no constituyan por sí mis-
mos un género literario primario. Es una modalidad
elocutiva reconocida por la retórica clásica. En la Antigüe-
dad fue cuando se tipificó en descriptio o ekfrasis, como
discurso mimético que trataba de representar las carac-
terísticas de personas o cosas. Aparecía en los tres
géneros principales: deliberativo, judicial y muy especial-
mente en el epidíctico1.
En la epopeya también aparece la descripción idealiza-
dora de los rasgos del héroe; en el cuento se describen
lugares y se caracteriza a los personajes de forma simbó-
lica. Se produce una descripción a veces de lugares
1 Propio de celebraciones y exaltaciones conmemorativas, donde la des-
cripción era más declamatoria, ornamental e hiperbólica.
imaginarios que permite reconocer los parajes de los
mundos posibles. La descripción realista, por su parte,
sirve para hacer más verosímil y próxima una historia que
es inventada.
Entre los estudiosos de las tipologías textuales hay defini-
ciones muy distintas del texto descriptivo, con algunas
coincidencias:
- La organización jerárquica a partir de una palabra
clave o núcleo.
- Progresión mediante la selección de palabras que se
convierten en núcleos sucesivos de estos predicados
- Secuencias de enunciados de estado que, por lo ge-
neral, actualizan tiempos verbales durativos.
El texto descriptivo informa acerca de cómo es, ha sido o
será una persona, objeto o fenómeno (descripción obje-
tiva), presentados a veces desde impresiones o
evaluaciones personales (descripción subjetiva).
Aunque PETITJEAN2 solo da sentido a la secuencia descrip-
tiva en su inserción en una secuencia narrativa o
argumentativa, no son inexistentes los textos heterogé-
neos con predominio de la secuencia descriptiva (como la
descripción periodística de un entorno, o la publicidad).
La descripción, a pesar de ser analizada en la lingüística
del texto como secuencia dominante de determinados
discursos, no ha recibido la misma atención que otros
como la argumentación o la narración, por ejemplo. Se-
gún CHARAUDEAU 3 , ello se debe, por un lado, a la
imperfección constitutiva de la descripción, que se de-
tiene en lo accidental y lo singular, con lo que no alcanza
nunca la esencia de los seres o las cosas; y por otro lado,
al exceso de taxonomías que han dificultado la acotación
como texto de análisis.
El criterio habitual para distinguir tipos de descripción es
el del referente descrito, que define las siguientes formas:
1) la cronografía: descripción del tiempo;
2) la topografía: descripción de lugares y paisajes;
3) la prosopografía: descripción del aspecto exterior
de un personaje;
4) la etopeya: descripción de la moral de un perso-
naje;
5) la prosopopeya: descripción de un ser imaginario
alegórico;
	 el retrato: descripción a la vez física y moral de un
personaje;
7) el cuadro o hipotiposis: descripción «viva y ani-
mada» de acciones, de pasiones, de hechos físicos
o morales.
Para ADAM (1993), estos criterios no permiten caracteri-
zar la especificidad de la unidad de composición textual
denominada «descripción», puesto que todos presentan
2 Petitjean, (1989), Le texte descriptif.
3 Charaudeau, (2002), Dictionnaire d’analyse du discours, Paris: Seuil
2
http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com
un mismo funcionamiento de base por el que se aplica un
determinado número de operaciones básicas.
1.2. EL PROCESO DE LA DESCRIPCIÓN
Luis Alonso Schöckel (El estilo literario) distingue tres fases
en el proceso que lleva a la elaboración de un texto des-
criptivo.
a) LA OBSERVACIÓN: El autor de la descripción tiene
que observar previamente lo que pretende describir.
Esta es una facultad que hay que entrenar para poder
elaborar descripciones; se trata de apreciar lo que
aparece ante nosotros en su faceta de apariencia sim-
ple y de realidad construida que revela un mensaje,
para lo cual hay que mirar y entrenar la mirada en la
apreciación de lo esencial y la captación de los detales
reveladores.
b)LA REFLEXIÓN: Valoración de los datos obtenidos, en-
tresacando lo esencial y diferenciándolo de los detalles
innecesarios o intrascendentes. Describir no es la con-
templación de la totalidad de lo visible, sino
seleccionar lo relevante de acuerdo con la intención
del observador.
c) LA EXPRESIÓN: Plasmación de la descripción por me-
dio de palabras y frases. La descripción puede ser
ordenada, precisa, sistemática, objetiva; o puede ser
una descripción velada por el sentimiento y la subjeti-
vidad, más o menos caótica, literaria o simbólica.
En el análisis de los textos descriptivos habrá que descu-
brir la estrategia enumerativa que ha dispuesto la
presentación de los elementos de la descripción en fun-
ción de una estética, una intención, unas motivaciones. La
descripción literaria no es una mímesis de la realidad,
sino la invención de la misma a través del lenguaje, apa-
rentando su existencia externa. No existe nada más que
el texto descriptivo que contiene tanto la realidad descrita
como el discurso que simula ofrecerla.
2. LAS ESTRUCTURAS DE LA
DESCRIPCIÓN
Para tratar las secuencias de la descripción utilizaremos
el modelo de Adam, de la lingüística del texto, dado que
es la más completa. Van Dijk, por ejemplo, apenas ha
prestado atención a este tipo de texto.
Además, podemos caracterizar el esquema textual del
texto descriptivo a partir de los conectores discursivos
que privilegia la descripción:
2.1. LA SECUENCIA DESCRIPTIVA
Adam, partiendo de la teoría de los géneros de Bajtín, las
bases textuales de Werlich y los esquemas de superes-
tructuras de Van Dijk, propone el modelo de las
secuencias como modo de segmentación que permite ar-
ticular la tipología textual, al entender que apenas hay
textos homogéneos. Configura las bases de la secuencia
textual prototípica que puede proporcionar los instrumen-
tos necesarios para adscribir un texto a un tipo
determinado en relación con las secuencias presentes en
él.
Así, define secuencia como la unidad constituyente del
texto, construida por paquetes de proposiciones (P=ma-
croproposición), a su vez constituido por n proposiciones
(p=microproposición), con las que se crean los tipos rela-
tivamente estables con una organización reconocible por
su esquema y su plan. En los textos heterogéneos, las se-
cuencias puede ser dominantes si su presencia es mayor,
secundarias si están presentes sin ser las dominantes e
incrustadas en el caso de que la dominante sea su marco,
como secuencia envolvente.
La primera propuesta para el texto descriptivo de Adam
sigue el esquema siguiente:
Las cuatro operaciones básicas son (1993) :
1) ANCLAJE à Orienta al receptor sobre la relación de las propie-
dades con un tema determinado y no con otro. Es el punto de
partida y suele coincidir con el título o tema. También puede ser
una palabra de entrada que se expande. Con él, sabemos desde
el principio a qué o a quién se atribuyen las partes, propiedades,
etc. de la secuencia descriptiva.
a. Anclaje con afectación à no tiene lugar hasta el final de la
secuencia descriptiva. Busca un efecto de suspense, como
las adivinanzas. Algunos textos periodísticos y publicitarios lo
usan.
b. Reformulación à Son descripciones que presentan dos o
más expresiones para designar el objeto descrito, es decir,
tienen un anclaje diverso, con más movilidad, con sucesivas
remisiones que lo perfilan. Su finalidad es ofrecer una repre-
sentación más rica y sugerente de la diversidad de
percepción o interpretación del objeto descrito. Captamos
con ella un objeto cambiante a partir de la mirada o el punto
de vista del autor. Suelen ser subjetivas y están cargadas de
intención.
2) ASPECTUALIZACIÓN à se trata de llevar a cabo la descripción
del objeto descrito mediante su fragmentación en los constitu-
yentes que lo integran. Las fórmulas para ello, combinadas o
separadas, son la enumeración de sus partes (elementos que
CONECTORES
ESPACIALES
arriba, abajo; delante, detrás; izquierda, de-
recha; dentro, fuera
CONECTORES DE
FOCALIZACIÓN
proximidad (cerca, aquí), distancia (ahí, allí;
lejos), etc.
CONECTORES
TEMPORALES
antes, ahora, después; minutos, horas, días,
semanas, meses, estaciones, años, etc.
3
http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com
mantienen relación sinecdótica en relación al total de pertenen-
cia) o la enumeración de sus propiedades. Según la intención
subyacente, podrá ser más o menos exhaustiva.
3) PUESTA EN RELACIÓN del objeto descrito con el mundo exterior:
a. Enmarque situacional à relación metonímica, con las carac-
terísticas contiguas al objeto descrito, tanto por lo que
respecta al tiempo como al lugar, en los que se inserta, como
por lo que respecta a otros objetos próximos.
b. Asociación à Operación con la que se aproximan el conjunto
de aspectos de dos objetos diferentes, los dos recursos más
utilizados son la comparación4 y la metáfora5.
4) TEMATIZACIÓN à Operación que asegura la progresión teórica-
mente indefinida de la descripción, porque cualquier elemento
puede ser seleccionado como un nuevo.
2.2. PRINCIPALES OPERACIONES
DESCRIPTIVAS
Ya en Lingüística del texto narrativo, Adam y Lorde definen
dentro de la secuencia descriptiva otras operaciones dis-
cursivas de base que amplían y matizan lo anterior. Estas
son:
• OPERACIÓN DE ANCLAJE O ATRIBUCIÓN (TEMATIZACIÓN)
[a] Denominación del objeto de la descripción (todo):
[a1] al principio de la secuencia à anclaje
[a2] al final de la secuencia à atribución
• OPERACIÓN DE ASPECTUALIZACIÓN:
[b] División: fragmentación del todo [a] en partes [b]
[c] Calificación: expresión de cualidades o propiedades
del todo [a] o de las partes contempladas en [b]
• OPERACIONES DE RELACIÓN:
Relación de contigüidad:
[d] Contigüidad temporal (situación de [a] en un tiempo
histórico o individual)
[e] Contigüidad espacial (relaciones de contigüidad entre
el objeto tematizado y otros individuos susceptibles de
convertirse a su vez en objeto de un procedimiento des-
criptivo o contigüidad espacial entre las diferentes partes
del objeto)
Relaciones de analogía:
[f] Asimilación comparativa o metafórica que permite des-
cribir el todo [a] o sus partes [b] poniéndolas en relación
analógica con otros objetos-individuos.
• OPERACIÓN DE SUBTEMATIZACIÓN
[g] los elementos del primer nivel pueden, a su vez, to-
marse como subtema y convertirse en objeto de un
procedimiento descriptivo.
• OPERACIÓN DE REFORMULACIÓN
[h] El todo [a] o sus partes [b] pueden ser nombradas de
otro modo durante o al final de la descripción.
2.3. ORGANIZACIÓN SÉMICA EN LA
DESCRIPCIÓN
Otra forma de analizar la descripción es la propuesta por
Pedro Carbonero Cano («Modelos de organización sémica
4 Puntos de semejanza entre dos objetivos, uno conocido supuestamente
por el destinatario. Se da en textos periodísticos para economizar lingüís-
ticamente o en textos literarios para dar expresividad.
5 Utilización de una palabra que expresa literalmente una cosa, para ex-
presar otra que tiene cierto parecido. Analogías. Dan lugar a
descripciones vigorosas y originales.
de la lengua en textos descriptivos»), que estudia la des-
cripción desde el punto de vista de la semiología, en
cuanto que el sistema de comunicación lingüística tras-
lada unas realidades perceptibles a una representación
mediante la lengua. Se refiere principalmente al texto li-
terario, y tras señalar que los medios de los que se vale el
autor para realizarlas dependen de las épocas y escuelas
de sus recursos característicos. Después de aclarar que
existen descripciones de entidades (con sustantivos), cua-
lidades (con adjetivos y adverbios) y de procesos (con
verbos), propone dos posibles modos de aplicación a tra-
vés de dos tipos de designaciones:
- Designación propia à utilización directa de sustantivos
para designar entidades, adjetivaciones para las cualida-
des (color-luz, forma-tamaño) y verbos para los procesos
(movimiento o su ausencia).
- Designación por transferencia à J. A. Martínez explica
que «el significado del signo no incluye el componentes
única ni principalmente objetivos, sino también subjeti-
vos». Así, el caso más frecuente es la utilización de
sustantivos o sustantivaciones que invaden el campo de
las designaciones de cualidades y dinamismo.6 Afirma S.
Ullman7, siguiendo a Sperber, que «hay dos tipos de cen-
tros que rigen el movimiento general de las analogías: los
centros de “expansión” que suministran términos de
comparación, y los centros de “atracción”, que tienen ne-
cesidad de tales términos. Ambos tipos de focos habrán
de ser identificados antes de que podamos obtener un
cuadro completo del modelo de imágenes de una obra
literaria».
Al ser el sustantivo el elemento más marcado lingüística-
mente, podemos encontrarnos con:
a) Sustantivos de descripción à suelen pertenecer di-
rectamente a los campos semánticos de luz-color,
forma-tamaño, o movimiento, en cada caso.
b) Sustantivos de otros campos semánticos
c) Sustantivación léxica à uso de sustantivos post-
verbales o post-adjetivales, en casos en los que in-
teresa más la cualidad que la «cosa» designada.
d) Sustantivación gramatical
Hecho este repaso, señala cuál es la organización de las
unidades en un texto descriptivo, atendiendo al carácter
de linealidad de este tipo de texto. La descripción ha de
ser lineal como corresponde a la naturaleza del signo lin-
güístico, frente a la realidad descrita, lo que supone que
haya tanto una limitación como un recurso de carácter
expresivo.
6 Esto puede tener su explicación lingüística en que el sustantivo designa
implícitamente cualidades y propiedades que tales entidades poseen, y
el autor se encuentra con la posibilidad de seleccionar de los sustantivos
rasgos sémicos que sienta más representativos para lo que pretende des-
cribir.
7 S. Ullman (1977), Lenguaje y estilo, Madrid: Aguilar. (p. 224)
4
http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com
1) Sintagma descriptivo à unidad descriptiva resultante
de la unión de cada entidad (paisajística, de la des-
cripción) con sus atribuciones (color-luz, forma-
tamaño, movimiento).
2) Oración descriptiva à la constituyen uno o varios sin-
tagmas descriptivos en torno a un núcleo verbal
ordenador. Puede realizarse desde dos planos dife-
rentes:
a) Plano de la objetivación, en el que los núcleos ver-
bales —ordenadores sintácticos de las unidades
descriptivas a nivel de oración—, son del tipo ser,
estar, hallarse, ir, pasar… —, verbos que se adap-
tan a la presentación de las realidades tal como
son o como ocurren.
b) Plano de la percepción, en el que los núcleos ver-
bales suelen ser del tipo se ve, aparece, se observa,
se nos presenta, en los que el autor puede valerse
de la construcción impersonal.
3) Texto descriptivo à para la captación de la organiza-
ción sémica de un texto, hemos de partir de la
relación semántica que contraen entre sí los sintag-
mas descriptivos que lo componen. Dos o más
sintagmas descriptivos pueden mantener entre sí dos
tipos fundamentales de relación:
a) De inclusión, cuando alguna entidad de las desig-
nadas en el texto es una parte constituyente de
otra.
b) De contigüidad, cuando una entidad designada se
encuentra textualmente al lado de otra u otras,
sin que exista inclusión entre ellas.
Los procedimientos más habituales en la obra literaria de
realizar una descripción, son:
1) La representación analítica, de lo general a lo par-
ticular
2) Descripción de carácter sintético, de lo particular a
lo general
3) De carácter lineal, siendo la linealidad solo parcial.
Así, el modelo de organización de un texto descriptivo se-
gún la constitución de sus sintagmas y los tipos de
relación que se dan entre ellos puede estudiarse y, más
concretamente, analizarse.
3. CARACTERÍSTICAS DEL TEXTO
DESCRIPTIVO
3.1. CARACTERÍSTICAS GRAMATICALES
Núcleo clasificadorà Todo texto descriptivo podría redu-
cirse a la fórmula de S + ESTAR (en tiempo durativo) +
CCL, que se expansionaría mediante las operaciones de
aspectualización, asimilación y tematización. Los verbos
característicos de la descripción son “ser”, “estar”, “pare-
cer” y otros verbos de “estado” o “apariencia”,
conjugados en un tiempo durativo, presente o imperfecto
(los tiempos del comentario, que Weinrich teorizó). La
fragmentación: con el verbo “tener”, verbos de relación
predicativa.
En cuanto a la adjetivación, actúa como expansiones del
proceso de aspectualización a través de calificativos, com-
plementos precedidos de preposición, aposiciones y
cláusulas relativas. Los adverbios, en estrecha relación
con los adjetivos, suelen abundar cuando son de modo.
Finalmente, las conjunciones no tiene un papel muy rele-
vante. Frecuentemente lo que se realiza es yuxtaposición
o conexiones mediante mecanismos de cohesión léxica.
Las excepciones serían “como” y “que”, así como el típico
papel de “y” coordinante.
Como procedimientos discursivos para la enumeración,
cabe citar:
- los listados (publicidad, informes médicos)
- la yuxtaposición, con efecto de asíndeton
- la elisión de verbos, que se puede explicar por la fun-
ción referencial de los sustantivos
- la aparición, en algunos casos, de marcadores para or-
ganizar el discurso.
3.2. CARACTERÍSTICAS PRAGMÁTICAS
Analizada a nivel de enunciados mínimos. SEARLE sostiene
que la descripción puede ser aislada en un enunciado, y
sobre ella se aplica la fuerza ilocutiva. Austin, sin embargo,
junto con los teóricos de la teoría de la Argumentación,
considera que lo descrito no puede separarse de la posi-
ción enunciativa del enunciado, del punto de vista con que
se describe.
La selección de los elementos del objeto descrito res-
ponde a un propósito determinado y se dirige a un
destinatario en concreto. Estos dos elementos son los que
guían tanto la elección de las partes y las propiedades del
objeto como la operación de puesta en relación.
De esta forma, la selección hecha provoca dos clases de
descripción diferenciadas:
- la descripción objetiva, en la que hay fidelidad a la
apariencia del objeto. Es impersonal, busca una per-
cepción global del objeto en su contexto.
- la descripción impresionista, que trata de provocar
emociones antes que reflejar el objeto tal y como es.
En la descripción publicitaria, la función pragmática es
más visible y tiene tres rasgos característicos:
- el transfert de las cualidades atribuidas al objeto des-
crito —el producto anunciado— hacia el receptor —
el virtual comprador—.
- el uso de la marca como cúmulo de cualidades
- la sustitución del sustantivo esperado por el sustan-
tivo abstracto que se deriva de él, de forma que el
objeto aparece identificado con la cualidad misma
- descripción aparentemente lacónica, quizás hecha
con un solo adjetivo explícito, que está cargado de
significados que connotan el producto.
5
http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com
3.3. LA DESCRIPCIÓN DE ACCIONES
La descripción puede ser de estados y de acciones. Son
interesantes las descripciones de objetos por sus accio-
nes, cuando se humanizan (un procedimiento que
preconizaban ya los maestros de retórica y estilística) esto
se realiza mediante metáforas y comparaciones. Se trata
de lo que Adam y Lorde llaman «descripción narrativi-
zada» o dinámica.
Se describen de esta manera cuadros que están entre la
descripción corriente y el relato. Las acciones que en él se
presentan, sin embargo, no tienen principio, medio ni fi-
nal. Se describe una situación mediante una imagen fija,
son acciones con simultaneidad.
Los procedimientos lingüísticos que se emplean son:
- oraciones y sustantivos coordinados
- enumeración de sustantivos
- acumulación de grupos nominales del tipo «infinitivo
+ complementos»
- (a veces), combinaciones evocadoras de sonidos.
Los objetivos de las descripciones de acciones pueden ser
variados:
- caracterizar a un personaje explicando su comporta-
miento à clase especial de retrato
- caracterizar una situación describiendo las acciones
de diferentes actores que se consideran elementos o
partes de esa situación (ellos hacen a, ellos hacen b,
ellos hacen c, la situación es X)
- caracterizar una acción explicando los diferentes pa-
sos o partes que la integran (1º, a; 2º, b; 3º, c; la
acción es X). A diferencia de la narración, no hay
complicación ni orientación a un final abierto.
4. SUBGÉNEROS, ESTILOS Y
FUNCIONES DE LA DESCRIPCIÓN
4.1. LA DESCRIPCIÓN EN TEXTOS
CIENTÍFICOS Y EN LA NARRACIÓN
La descripción tiene una función relevante en las discipli-
nas científicas, donde se da cuenta de forma organizada
y exhaustiva de las características del mundo natural y
social. Se busca en ella la objetividad, la completitud y la
ordenación en la descripción de sustancias (su forma,
propiedades, estructura…) y los procesos (actividades
que determinan las diferentes fases de un proceso, cam-
bios, finalidad…). Las descripciones científicas se suelen
acompañar con representaciones icónicas, e incluso son
sustituidas por ellas: diagramas, mapas, esquemas, dibu-
jos. Así, dentro de estas disciplinas, la definición de los
elementos que tratan puede ser de dos tipos:
- real à se empieza por el concepto y se establecen
su clase y características
- nominal à se parte de las características y la clase
para así llegar al concepto
El otro tipo de descripción que se suele trata más a me-
nudo, es la incluida en las secuencias narrativas literarias.
Como ingrediente de la narración, está en función de ella,
del avance de la historia. Distintos autores han tratado el
tema de la descripción en el relato o novela:
- R. Barthes (Communications, nº 8): la descripción
forma parte del relato como una catálisis que com-
pleta la acción. Se inserta en ella en un momento en
que la narratio se suspende y el narrador describe un
lugar o paisaje.
- Boumeuf-Ouellet (La novela): las funciones que puede
tener la descripción dentro de la narración puede ser
dar informaciones ambientales, permitir una disten-
sión, servir de obertura que anuncia un tono o una
intención. También tiene una función pictórica, hace
ver al personaje o la situación.
- G. Genette ha estudiado cómo la descripción se va in-
tegrando en la diégesis. La descripción pura está
exenta de todo elemento narrativo, pero puede estar
focalizada en un personaje o asumida por el narrador
como pausa extradiegética.
- Philippe Hamon, remarca que una descripción resulta
de la conjunción de uno o varios personajes con un
decorado, un ambiente, un paisaje, una colección de
objetivos. Este ambiente desencadena la aparición de
una serie de subtemas, de una nomenclatura en una
especie de “metonimia tejida”.
Las funciones de la descripción en el relato, según Adam-
Lorde, pueden ser tres:
1) Función representativa: representación semántica o
universo referencial en los textos narrativos, un uni-
verso diegético
2) Función narrativa: transiciones entre los aconteci-
mientos que se van sucediendo en el relato
3) Función expresiva: por las dificultades mismas de
describir, la descripción es un espacio perfecto para
la modalización y los juegos retóricos. Manifiesta
apreciaciones (una actitud) sobre lo representado.
4.2. SUBGÉNEROS DESCRIPTIVOS
Ø RETRATO:
Es una modalidad de los textos descriptivos consistente
en presentar los rasgos físicos y psicológicos de un per-
sonaje animado, real o ficticio. La retórica clásica
distinguía:
• descripción externa (prosopografía)
• descripción interna (etopeya)
El conjunto de las dos configura el retrato literario propia-
mente dicho. También se usa en textos informativos y de
opinión.
Los requisitos obligados del retrato son la identificación
del personaje y la intención de obtener de él una descrip-
ción suficiente para que el receptor pueda reconocerlo
6
http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com
imaginarlo, sean cuales fueren las características seleccio-
nadas.
El retrato puede hacerlo el narrador, pero si lo hace un
personaje que habita la novela, en el caso de este género,
resulta narrativamente más interesante, dado que se
aprecia cómo se ven unos personajes a otros.
Un retrato puede ser estático (aspecto más constante) o
dinámico (conjunto de acciones más habituales en su
conducta).
• Autorretrato à modalidad en la que el propio narrador
hace de sí mismo, acentuando unos rasgos o disimu-
lando otros. También un personaje literario puede
hacerlo. El autorretratado puede tratar de disimular su
complacencia en sí mismo con el uso de una cierta
ironía, por eso es más subjetivo y difícil que el retrato
que hace otra persona.
• Retratos genéricos (tipos) à se atribuyen a un grupo,
solo aportan a la descripción unos pocos rasgos mo-
rales (como en los anuncios clasificados). Son algunos
de los grupos arquetípicos, por ejemplo, los de la pro-
cedencia. Con ello, se reduce la complejidad y con
unos pocos rasgos es suficiente.
• Caricatura à rasgos grotescos, humorísticos, recu-
rriendo para ello a la hipérbole. Con intención
humorística, satírica o burlesca.
El retrato físico puede organizarse de diversas maneras:
• Describiendo la cara o el cuerpo
• Empleando diferentes enfoques al describir tanto
una parte como el conjunto
o Desde una mirada satírica
o Desde una mirada fantástica (un personaje se
autorretrata haciendo una descripción irreal
que apunta a contar algo que está más allá de
lo que cuenta).
Ø PAISAJE NARUTRAL O TOPOGRAFÍA: El paisaje
puede entenderse como el marco de una acción, en
sentido clásico, o como una realidad animada que im-
pregna y contamina los sentimientos del personaje,
como en el Romanticismo. El paisaje clásico es estático
y sereno; el romántico es dinámico, atormentado y
conmovedor. Basta pensar en la Égloga tercera de Gar-
cilaso (naturaleza como esplendor, equilibrio y belleza
del locus amoenus). En el XIX el paisaje se incorpora
como protagonista de la obra literaria, con cualidades
humanas. La generación del 98, por su parte, encuen-
tra en el paisaje castellano las cualidades esenciales
del ser de España.
Ø PAISAJE URBANO: El cuadro de costumbres convirtió
el paisaje urbano en un marco lleno de color local que
halagaba el gusto del viajero romántico ávido de sen-
saciones fuertes. La ciudad aparece descrita en los
novelistas realistas y naturalistas como el espacio de
los conflictos psicológicos y sociales.
Ø DESCRIPCIÓN DE INTERIORES: El espacio interior
donde sucede el drama íntimo, es decir, la casa, la
mansión el palacio o la cabaña. La arquitectura de los
interiores refleja la complejidad de los sentimientos
humanos y de los conflictos entre el ser y el parecer.
El interior puede ser el espacio de la ostentación o del
aislamiento.
Ø LA DESCRIPCIÓN DE OBJETOS:A veces la novela se
detiene en la descripción de un objeto, significativo por
su singularidad o su relevancia narrativa.
Ø CRONOGRAFÍA: La descripción de tiempos, periodos
históricos, épocas remotas, etc., sirve para situar y con-
textualizar la acción narrativa.
4.3. ESTILOS DESCRIPTIVOS
(Tomado de Álvarez, M., 1996).
Ø DESCRIPCIÓN NATURALISTA: La estética naturalista
buscaba la descripción de las realidades sociales y na-
turales más sórdidas, practicando una especie de
feísmo literario. Esta “antiestética” perseguía denun-
ciar las injusticias y desequilibrios sociales, con el fin
de buscar el efecto catártico que su contemplación en-
trañaba y producir en la sociedad una reacción
terapéutica. Esta pretensión contrastaba con el esteti-
cismo exótico del modernismo.
Ø DESCRIPCIÓN ESTÁTICA: hay autores que subrayaban
esta característica intrínseca de la descripción y la se-
leccionaron como modelo de sus creaciones, por
ejemplo, Azorín.
Ø DESCRIPCIÓN SENSORIAL: Gabriel miró capta los as-
pectos más sensoriales del color, la luz, el ambiente, el
lujo de la vegetación natural, etc., usando sinestesias.
Ø DESCRIPCIÓN DINÁMICA: Miriam Álvarez caracteriza
la descripción dinámica y variada de un paisaje recu-
rriendo a Ignacio Aldecoa, quien presenta la naturaleza
como un mundo natural, vivo y animado.
Ø DESCRIPCIÓN BEHAVIORISTA O CINEMATOGRÁFICA:
desde la llegada del cine, sus técnicas descriptivas ba-
sadas en el encuadre, la composición y la distancia del
plano o del eje angular de la cámara, se ha desarro-
llado un lenguaje descriptivo donde la palabra sobra y
todo lo dice la imagen. La novela se ha dejado impreg-
nar de la visualidad espléndida del cine y ha
construido descripciones que se asemejan a las que la
cámara cinematográfica permite. Además, el exterior
revela la totalidad del espesor significante, de modo
que la novela behaviorista solo describe acciones, mo-
vimientos de los personajes, como si estos fueran
autómatas, cuyo mundo interior de pensamientos y
emociones no es inalcanzable o innecesario para com-
prender los resortes de su conducta.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (20)

Tema 15
Tema 15Tema 15
Tema 15
 
Tema 22
Tema 22Tema 22
Tema 22
 
Tema 44
Tema 44Tema 44
Tema 44
 
Tema 32
Tema 32Tema 32
Tema 32
 
Tema 13
Tema 13Tema 13
Tema 13
 
Tema 31
Tema 31Tema 31
Tema 31
 
Tema 58
Tema 58Tema 58
Tema 58
 
Tema 59
Tema 59Tema 59
Tema 59
 
Tema 21
Tema 21Tema 21
Tema 21
 
Tema 40
Tema 40Tema 40
Tema 40
 
Tema 51
Tema 51Tema 51
Tema 51
 
Tema 19
Tema 19Tema 19
Tema 19
 
Tema 14
Tema 14Tema 14
Tema 14
 
Tema 57
Tema 57Tema 57
Tema 57
 
Tema 33
Tema 33 Tema 33
Tema 33
 
Tema 50
Tema 50 Tema 50
Tema 50
 
Tema 39
Tema 39Tema 39
Tema 39
 
Tema 43
Tema 43Tema 43
Tema 43
 
Tema 42
Tema 42Tema 42
Tema 42
 
Tema 60
Tema 60 Tema 60
Tema 60
 

Destacado (9)

Tema 12 versión 2
Tema 12 versión 2Tema 12 versión 2
Tema 12 versión 2
 
Tema 12 versión 3
Tema 12 versión 3Tema 12 versión 3
Tema 12 versión 3
 
Tema 12 versión 1
Tema 12 versión 1Tema 12 versión 1
Tema 12 versión 1
 
Planificación del trabajo
Planificación del trabajoPlanificación del trabajo
Planificación del trabajo
 
Planificador semanal todas las clases
Planificador semanal todas las clasesPlanificador semanal todas las clases
Planificador semanal todas las clases
 
Modelo segunda evaluación
Modelo segunda evaluaciónModelo segunda evaluación
Modelo segunda evaluación
 
Tema 35
Tema 35Tema 35
Tema 35
 
Tema 53
Tema 53Tema 53
Tema 53
 
Tema 34
Tema 34 Tema 34
Tema 34
 

Similar a Tema 27

El texto descriptivo
El texto descriptivoEl texto descriptivo
El texto descriptivodavid oquendo
 
El texto descriptivo
El texto descriptivoEl texto descriptivo
El texto descriptivounp
 
Tipo de textos animática
Tipo de textos animáticaTipo de textos animática
Tipo de textos animáticabalbiniilla
 
Clasificación de los Prototipos textuales - Universidad de Cartagena - Ricard...
Clasificación de los Prototipos textuales - Universidad de Cartagena - Ricard...Clasificación de los Prototipos textuales - Universidad de Cartagena - Ricard...
Clasificación de los Prototipos textuales - Universidad de Cartagena - Ricard...RlafontMestra
 
267941870-Exposicion-El-Texto-Descriptivo.pptx
267941870-Exposicion-El-Texto-Descriptivo.pptx267941870-Exposicion-El-Texto-Descriptivo.pptx
267941870-Exposicion-El-Texto-Descriptivo.pptxAny benavides
 
Prototipos textuales d.c
Prototipos textuales d.cPrototipos textuales d.c
Prototipos textuales d.cDaniela Calle
 
El discurso expositivo
El discurso expositivoEl discurso expositivo
El discurso expositivoEva Duarte
 

Similar a Tema 27 (20)

L
LL
L
 
El texto descriptivo
El texto descriptivoEl texto descriptivo
El texto descriptivo
 
El texto descriptivo
El texto descriptivoEl texto descriptivo
El texto descriptivo
 
Tipo de textos animática
Tipo de textos animáticaTipo de textos animática
Tipo de textos animática
 
Clasificación de los Prototipos textuales - Universidad de Cartagena - Ricard...
Clasificación de los Prototipos textuales - Universidad de Cartagena - Ricard...Clasificación de los Prototipos textuales - Universidad de Cartagena - Ricard...
Clasificación de los Prototipos textuales - Universidad de Cartagena - Ricard...
 
Lengua
LenguaLengua
Lengua
 
Lengua
LenguaLengua
Lengua
 
Lengua
LenguaLengua
Lengua
 
Lengua
LenguaLengua
Lengua
 
Lengua
LenguaLengua
Lengua
 
PROTOTIPOS TEXTUALES
PROTOTIPOS TEXTUALESPROTOTIPOS TEXTUALES
PROTOTIPOS TEXTUALES
 
267941870-Exposicion-El-Texto-Descriptivo.pptx
267941870-Exposicion-El-Texto-Descriptivo.pptx267941870-Exposicion-El-Texto-Descriptivo.pptx
267941870-Exposicion-El-Texto-Descriptivo.pptx
 
Texto nuevoooo
Texto nuevooooTexto nuevoooo
Texto nuevoooo
 
Prototipos textuales
Prototipos textuales Prototipos textuales
Prototipos textuales
 
Prototipos textuales d.c
Prototipos textuales d.cPrototipos textuales d.c
Prototipos textuales d.c
 
Prototipos Textuales
Prototipos TextualesPrototipos Textuales
Prototipos Textuales
 
Guian1 discursoexpositivo
Guian1 discursoexpositivoGuian1 discursoexpositivo
Guian1 discursoexpositivo
 
Texto descriptivo
Texto descriptivoTexto descriptivo
Texto descriptivo
 
La descripción
La descripciónLa descripción
La descripción
 
El discurso expositivo
El discurso expositivoEl discurso expositivo
El discurso expositivo
 

Más de Ana Fernández (20)

Comentario literario 1
Comentario literario 1Comentario literario 1
Comentario literario 1
 
Booktubers
BooktubersBooktubers
Booktubers
 
La Biblia
La BibliaLa Biblia
La Biblia
 
Literatura india
Literatura indiaLiteratura india
Literatura india
 
Plan Literatura Universal, Unidad 1
Plan Literatura Universal, Unidad 1Plan Literatura Universal, Unidad 1
Plan Literatura Universal, Unidad 1
 
El texto y sus propiedades
El texto y sus propiedadesEl texto y sus propiedades
El texto y sus propiedades
 
Tema 1: El texto
Tema 1: El textoTema 1: El texto
Tema 1: El texto
 
Literatura Mesopotámica
Literatura MesopotámicaLiteratura Mesopotámica
Literatura Mesopotámica
 
Literatura egipcia
Literatura egipciaLiteratura egipcia
Literatura egipcia
 
Apuntes Gilgamesh
Apuntes Gilgamesh Apuntes Gilgamesh
Apuntes Gilgamesh
 
Literatura China
Literatura ChinaLiteratura China
Literatura China
 
Tema 47
Tema 47Tema 47
Tema 47
 
Tema 71
Tema 71Tema 71
Tema 71
 
Tema 70
Tema 70Tema 70
Tema 70
 
Tema 69
Tema 69Tema 69
Tema 69
 
Tema 68
Tema 68Tema 68
Tema 68
 
Tema 67
Tema 67Tema 67
Tema 67
 
Tema 66
Tema 66Tema 66
Tema 66
 
Tema 65
Tema 65Tema 65
Tema 65
 
Tema 64
Tema 64Tema 64
Tema 64
 

Último

Infopedagogia Uzhca_Marcelo_ tarea_No_1.pdf
Infopedagogia Uzhca_Marcelo_ tarea_No_1.pdfInfopedagogia Uzhca_Marcelo_ tarea_No_1.pdf
Infopedagogia Uzhca_Marcelo_ tarea_No_1.pdfMarceloUzhca
 
Proceso de matricula articulacioncimm.pdf
Proceso de matricula articulacioncimm.pdfProceso de matricula articulacioncimm.pdf
Proceso de matricula articulacioncimm.pdfJorgecego
 
Panorama del antiguo testamento. Examen.docx
Panorama del antiguo testamento. Examen.docxPanorama del antiguo testamento. Examen.docx
Panorama del antiguo testamento. Examen.docxJoseAmaya49
 
Laminia_Melany_Tarea_1_La Sociedad de la Ignorancia.pdf
Laminia_Melany_Tarea_1_La Sociedad de la Ignorancia.pdfLaminia_Melany_Tarea_1_La Sociedad de la Ignorancia.pdf
Laminia_Melany_Tarea_1_La Sociedad de la Ignorancia.pdfMelanyLaminia
 
Presentacion cuidado del medio ambiente collage scrapbook verde y blanco.pdf
Presentacion cuidado del medio ambiente collage scrapbook verde y blanco.pdfPresentacion cuidado del medio ambiente collage scrapbook verde y blanco.pdf
Presentacion cuidado del medio ambiente collage scrapbook verde y blanco.pdfJohnCarvajal23
 
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"elizabethauquilla123
 
Presentación programa educativo Radio Edu
Presentación programa educativo Radio EduPresentación programa educativo Radio Edu
Presentación programa educativo Radio Edumariajosecasadobueno
 
Encuentra tu Persona Vitamina RE5 Ccesa007.pdf
Encuentra tu Persona Vitamina  RE5  Ccesa007.pdfEncuentra tu Persona Vitamina  RE5  Ccesa007.pdf
Encuentra tu Persona Vitamina RE5 Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
FISIOLOGIA DE VUELO IUAC.ppt
FISIOLOGIA DE VUELO IUAC.pptFISIOLOGIA DE VUELO IUAC.ppt
FISIOLOGIA DE VUELO IUAC.pptPauloLandaeta
 
Teorías del Aprendizaje y paradigmas.pptx
Teorías del Aprendizaje y paradigmas.pptxTeorías del Aprendizaje y paradigmas.pptx
Teorías del Aprendizaje y paradigmas.pptxJunkotantik
 
EL Poder de la Alegria JM4 Ccesa007.pdf
EL Poder de la Alegria  JM4  Ccesa007.pdfEL Poder de la Alegria  JM4  Ccesa007.pdf
EL Poder de la Alegria JM4 Ccesa007.pdfDemetrio Ccesa Rayme
 
Lasso_Alexander_Alumno_1- Garzon_Marco_Alumno_2 (1).pdf
Lasso_Alexander_Alumno_1- Garzon_Marco_Alumno_2 (1).pdfLasso_Alexander_Alumno_1- Garzon_Marco_Alumno_2 (1).pdf
Lasso_Alexander_Alumno_1- Garzon_Marco_Alumno_2 (1).pdfalexlasso65
 
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogiaLasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogiaalexlasso65
 
Alexander_Lasso_Marco_Garzo_Practica_N° 3.pdf
Alexander_Lasso_Marco_Garzo_Practica_N° 3.pdfAlexander_Lasso_Marco_Garzo_Practica_N° 3.pdf
Alexander_Lasso_Marco_Garzo_Practica_N° 3.pdfalexlasso65
 
Oxidos Básicos.pdf
Oxidos Básicos.pdfOxidos Básicos.pdf
Oxidos Básicos.pdfvanesacaiza
 

Último (20)

frecuencia cardiaca.pptx
frecuencia cardiaca.pptxfrecuencia cardiaca.pptx
frecuencia cardiaca.pptx
 
Infopedagogia Uzhca_Marcelo_ tarea_No_1.pdf
Infopedagogia Uzhca_Marcelo_ tarea_No_1.pdfInfopedagogia Uzhca_Marcelo_ tarea_No_1.pdf
Infopedagogia Uzhca_Marcelo_ tarea_No_1.pdf
 
Proceso de matricula articulacioncimm.pdf
Proceso de matricula articulacioncimm.pdfProceso de matricula articulacioncimm.pdf
Proceso de matricula articulacioncimm.pdf
 
GARZON_MARCO_TAREA_1 (1).pdf
GARZON_MARCO_TAREA_1 (1).pdfGARZON_MARCO_TAREA_1 (1).pdf
GARZON_MARCO_TAREA_1 (1).pdf
 
Panorama del antiguo testamento. Examen.docx
Panorama del antiguo testamento. Examen.docxPanorama del antiguo testamento. Examen.docx
Panorama del antiguo testamento. Examen.docx
 
consultas.pptx
consultas.pptxconsultas.pptx
consultas.pptx
 
Laminia_Melany_Tarea_1_La Sociedad de la Ignorancia.pdf
Laminia_Melany_Tarea_1_La Sociedad de la Ignorancia.pdfLaminia_Melany_Tarea_1_La Sociedad de la Ignorancia.pdf
Laminia_Melany_Tarea_1_La Sociedad de la Ignorancia.pdf
 
Presentacion cuidado del medio ambiente collage scrapbook verde y blanco.pdf
Presentacion cuidado del medio ambiente collage scrapbook verde y blanco.pdfPresentacion cuidado del medio ambiente collage scrapbook verde y blanco.pdf
Presentacion cuidado del medio ambiente collage scrapbook verde y blanco.pdf
 
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
Tarea 1. Ensayo sobre "La sociedad de la ignorancia"
 
Presentación programa educativo Radio Edu
Presentación programa educativo Radio EduPresentación programa educativo Radio Edu
Presentación programa educativo Radio Edu
 
Encuentra tu Persona Vitamina RE5 Ccesa007.pdf
Encuentra tu Persona Vitamina  RE5  Ccesa007.pdfEncuentra tu Persona Vitamina  RE5  Ccesa007.pdf
Encuentra tu Persona Vitamina RE5 Ccesa007.pdf
 
FISIOLOGIA DE VUELO IUAC.ppt
FISIOLOGIA DE VUELO IUAC.pptFISIOLOGIA DE VUELO IUAC.ppt
FISIOLOGIA DE VUELO IUAC.ppt
 
Teorías del Aprendizaje y paradigmas.pptx
Teorías del Aprendizaje y paradigmas.pptxTeorías del Aprendizaje y paradigmas.pptx
Teorías del Aprendizaje y paradigmas.pptx
 
SISTEMA LOCOMOTOR.pptx
SISTEMA LOCOMOTOR.pptxSISTEMA LOCOMOTOR.pptx
SISTEMA LOCOMOTOR.pptx
 
EL Poder de la Alegria JM4 Ccesa007.pdf
EL Poder de la Alegria  JM4  Ccesa007.pdfEL Poder de la Alegria  JM4  Ccesa007.pdf
EL Poder de la Alegria JM4 Ccesa007.pdf
 
Lasso_Alexander_Alumno_1- Garzon_Marco_Alumno_2 (1).pdf
Lasso_Alexander_Alumno_1- Garzon_Marco_Alumno_2 (1).pdfLasso_Alexander_Alumno_1- Garzon_Marco_Alumno_2 (1).pdf
Lasso_Alexander_Alumno_1- Garzon_Marco_Alumno_2 (1).pdf
 
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogiaLasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
Lasso_Alexander_Tarea_4.pdf.infopedagogia
 
Alexander_Lasso_Marco_Garzo_Practica_N° 3.pdf
Alexander_Lasso_Marco_Garzo_Practica_N° 3.pdfAlexander_Lasso_Marco_Garzo_Practica_N° 3.pdf
Alexander_Lasso_Marco_Garzo_Practica_N° 3.pdf
 
Sesión: Tu amor es grande hasta los cielos
Sesión: Tu amor es grande hasta los cielosSesión: Tu amor es grande hasta los cielos
Sesión: Tu amor es grande hasta los cielos
 
Oxidos Básicos.pdf
Oxidos Básicos.pdfOxidos Básicos.pdf
Oxidos Básicos.pdf
 

Tema 27

  • 1. 1 http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com TEMA 27. EL TEXTO DESCRIPTIVO. ESTRUCTURAS Y CARACTERÍSTICAS. 0. INTRODUCCIÓN Con la descripción presentamos lingüísticamente el mundo real o imaginado: en el ámbito humano —perso- nal y social— y sus esferas de actividad; en el ámbito creado por los humanos: construcciones, aparatos y arte- factos; y en el ámbito natural: rocas y montañas, animales, plantas y paisajes. Expresamos la manera de percibir el mundo a través de los sentidos y de lo que nuestra mente recuerda, asocia, imagina o interpreta. Un texto descriptivo trata de reflejar una realidad natural, social o personal realizando una pintura con palabras, metáfora esta muy utilizada, dado que refleja con preci- sión simbólica lo que significa el acto de describir. Esta descripción puede ser de paisajes, objetos, elementos ve- getales, animales, cuerpos y rostros de mujeres y hombres. Por sí misma, la descripción es estática, pre- senta una realidad en su inmovilidad ontológica, aunque se trate de la descripción de un tsunami. Así pues, vamos a considerar el texto descriptivo no solo como un subsidiario del texto narrativo, sino que tratare- mos de otorgarle la importancia que merece, puesto que no en vano ha sido considerado desde la lingüística tex- tual y la teoría del texto como un tipo básico. HAMÓN (1991) considera la descripción como una forma más elemental y más antigua que otros tipos de discurso: la enumeración, catálogo e inventario forman parte de ella, pues la simple acumulación de detalles no es perti- nente, sino que se trata de rasgos característicos y sorprendentes del referente descrito. 1. EL TEXTO DESCRIPTIVO 1.1. CARACTERIZACIÓN Y DEFINICIÓN La teoría del texto considera el texto descriptivo como una tipología básica más, aunque no constituyan por sí mis- mos un género literario primario. Es una modalidad elocutiva reconocida por la retórica clásica. En la Antigüe- dad fue cuando se tipificó en descriptio o ekfrasis, como discurso mimético que trataba de representar las carac- terísticas de personas o cosas. Aparecía en los tres géneros principales: deliberativo, judicial y muy especial- mente en el epidíctico1. En la epopeya también aparece la descripción idealiza- dora de los rasgos del héroe; en el cuento se describen lugares y se caracteriza a los personajes de forma simbó- lica. Se produce una descripción a veces de lugares 1 Propio de celebraciones y exaltaciones conmemorativas, donde la des- cripción era más declamatoria, ornamental e hiperbólica. imaginarios que permite reconocer los parajes de los mundos posibles. La descripción realista, por su parte, sirve para hacer más verosímil y próxima una historia que es inventada. Entre los estudiosos de las tipologías textuales hay defini- ciones muy distintas del texto descriptivo, con algunas coincidencias: - La organización jerárquica a partir de una palabra clave o núcleo. - Progresión mediante la selección de palabras que se convierten en núcleos sucesivos de estos predicados - Secuencias de enunciados de estado que, por lo ge- neral, actualizan tiempos verbales durativos. El texto descriptivo informa acerca de cómo es, ha sido o será una persona, objeto o fenómeno (descripción obje- tiva), presentados a veces desde impresiones o evaluaciones personales (descripción subjetiva). Aunque PETITJEAN2 solo da sentido a la secuencia descrip- tiva en su inserción en una secuencia narrativa o argumentativa, no son inexistentes los textos heterogé- neos con predominio de la secuencia descriptiva (como la descripción periodística de un entorno, o la publicidad). La descripción, a pesar de ser analizada en la lingüística del texto como secuencia dominante de determinados discursos, no ha recibido la misma atención que otros como la argumentación o la narración, por ejemplo. Se- gún CHARAUDEAU 3 , ello se debe, por un lado, a la imperfección constitutiva de la descripción, que se de- tiene en lo accidental y lo singular, con lo que no alcanza nunca la esencia de los seres o las cosas; y por otro lado, al exceso de taxonomías que han dificultado la acotación como texto de análisis. El criterio habitual para distinguir tipos de descripción es el del referente descrito, que define las siguientes formas: 1) la cronografía: descripción del tiempo; 2) la topografía: descripción de lugares y paisajes; 3) la prosopografía: descripción del aspecto exterior de un personaje; 4) la etopeya: descripción de la moral de un perso- naje; 5) la prosopopeya: descripción de un ser imaginario alegórico; el retrato: descripción a la vez física y moral de un personaje; 7) el cuadro o hipotiposis: descripción «viva y ani- mada» de acciones, de pasiones, de hechos físicos o morales. Para ADAM (1993), estos criterios no permiten caracteri- zar la especificidad de la unidad de composición textual denominada «descripción», puesto que todos presentan 2 Petitjean, (1989), Le texte descriptif. 3 Charaudeau, (2002), Dictionnaire d’analyse du discours, Paris: Seuil
  • 2. 2 http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com un mismo funcionamiento de base por el que se aplica un determinado número de operaciones básicas. 1.2. EL PROCESO DE LA DESCRIPCIÓN Luis Alonso Schöckel (El estilo literario) distingue tres fases en el proceso que lleva a la elaboración de un texto des- criptivo. a) LA OBSERVACIÓN: El autor de la descripción tiene que observar previamente lo que pretende describir. Esta es una facultad que hay que entrenar para poder elaborar descripciones; se trata de apreciar lo que aparece ante nosotros en su faceta de apariencia sim- ple y de realidad construida que revela un mensaje, para lo cual hay que mirar y entrenar la mirada en la apreciación de lo esencial y la captación de los detales reveladores. b)LA REFLEXIÓN: Valoración de los datos obtenidos, en- tresacando lo esencial y diferenciándolo de los detalles innecesarios o intrascendentes. Describir no es la con- templación de la totalidad de lo visible, sino seleccionar lo relevante de acuerdo con la intención del observador. c) LA EXPRESIÓN: Plasmación de la descripción por me- dio de palabras y frases. La descripción puede ser ordenada, precisa, sistemática, objetiva; o puede ser una descripción velada por el sentimiento y la subjeti- vidad, más o menos caótica, literaria o simbólica. En el análisis de los textos descriptivos habrá que descu- brir la estrategia enumerativa que ha dispuesto la presentación de los elementos de la descripción en fun- ción de una estética, una intención, unas motivaciones. La descripción literaria no es una mímesis de la realidad, sino la invención de la misma a través del lenguaje, apa- rentando su existencia externa. No existe nada más que el texto descriptivo que contiene tanto la realidad descrita como el discurso que simula ofrecerla. 2. LAS ESTRUCTURAS DE LA DESCRIPCIÓN Para tratar las secuencias de la descripción utilizaremos el modelo de Adam, de la lingüística del texto, dado que es la más completa. Van Dijk, por ejemplo, apenas ha prestado atención a este tipo de texto. Además, podemos caracterizar el esquema textual del texto descriptivo a partir de los conectores discursivos que privilegia la descripción: 2.1. LA SECUENCIA DESCRIPTIVA Adam, partiendo de la teoría de los géneros de Bajtín, las bases textuales de Werlich y los esquemas de superes- tructuras de Van Dijk, propone el modelo de las secuencias como modo de segmentación que permite ar- ticular la tipología textual, al entender que apenas hay textos homogéneos. Configura las bases de la secuencia textual prototípica que puede proporcionar los instrumen- tos necesarios para adscribir un texto a un tipo determinado en relación con las secuencias presentes en él. Así, define secuencia como la unidad constituyente del texto, construida por paquetes de proposiciones (P=ma- croproposición), a su vez constituido por n proposiciones (p=microproposición), con las que se crean los tipos rela- tivamente estables con una organización reconocible por su esquema y su plan. En los textos heterogéneos, las se- cuencias puede ser dominantes si su presencia es mayor, secundarias si están presentes sin ser las dominantes e incrustadas en el caso de que la dominante sea su marco, como secuencia envolvente. La primera propuesta para el texto descriptivo de Adam sigue el esquema siguiente: Las cuatro operaciones básicas son (1993) : 1) ANCLAJE à Orienta al receptor sobre la relación de las propie- dades con un tema determinado y no con otro. Es el punto de partida y suele coincidir con el título o tema. También puede ser una palabra de entrada que se expande. Con él, sabemos desde el principio a qué o a quién se atribuyen las partes, propiedades, etc. de la secuencia descriptiva. a. Anclaje con afectación à no tiene lugar hasta el final de la secuencia descriptiva. Busca un efecto de suspense, como las adivinanzas. Algunos textos periodísticos y publicitarios lo usan. b. Reformulación à Son descripciones que presentan dos o más expresiones para designar el objeto descrito, es decir, tienen un anclaje diverso, con más movilidad, con sucesivas remisiones que lo perfilan. Su finalidad es ofrecer una repre- sentación más rica y sugerente de la diversidad de percepción o interpretación del objeto descrito. Captamos con ella un objeto cambiante a partir de la mirada o el punto de vista del autor. Suelen ser subjetivas y están cargadas de intención. 2) ASPECTUALIZACIÓN à se trata de llevar a cabo la descripción del objeto descrito mediante su fragmentación en los constitu- yentes que lo integran. Las fórmulas para ello, combinadas o separadas, son la enumeración de sus partes (elementos que CONECTORES ESPACIALES arriba, abajo; delante, detrás; izquierda, de- recha; dentro, fuera CONECTORES DE FOCALIZACIÓN proximidad (cerca, aquí), distancia (ahí, allí; lejos), etc. CONECTORES TEMPORALES antes, ahora, después; minutos, horas, días, semanas, meses, estaciones, años, etc.
  • 3. 3 http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com mantienen relación sinecdótica en relación al total de pertenen- cia) o la enumeración de sus propiedades. Según la intención subyacente, podrá ser más o menos exhaustiva. 3) PUESTA EN RELACIÓN del objeto descrito con el mundo exterior: a. Enmarque situacional à relación metonímica, con las carac- terísticas contiguas al objeto descrito, tanto por lo que respecta al tiempo como al lugar, en los que se inserta, como por lo que respecta a otros objetos próximos. b. Asociación à Operación con la que se aproximan el conjunto de aspectos de dos objetos diferentes, los dos recursos más utilizados son la comparación4 y la metáfora5. 4) TEMATIZACIÓN à Operación que asegura la progresión teórica- mente indefinida de la descripción, porque cualquier elemento puede ser seleccionado como un nuevo. 2.2. PRINCIPALES OPERACIONES DESCRIPTIVAS Ya en Lingüística del texto narrativo, Adam y Lorde definen dentro de la secuencia descriptiva otras operaciones dis- cursivas de base que amplían y matizan lo anterior. Estas son: • OPERACIÓN DE ANCLAJE O ATRIBUCIÓN (TEMATIZACIÓN) [a] Denominación del objeto de la descripción (todo): [a1] al principio de la secuencia à anclaje [a2] al final de la secuencia à atribución • OPERACIÓN DE ASPECTUALIZACIÓN: [b] División: fragmentación del todo [a] en partes [b] [c] Calificación: expresión de cualidades o propiedades del todo [a] o de las partes contempladas en [b] • OPERACIONES DE RELACIÓN: Relación de contigüidad: [d] Contigüidad temporal (situación de [a] en un tiempo histórico o individual) [e] Contigüidad espacial (relaciones de contigüidad entre el objeto tematizado y otros individuos susceptibles de convertirse a su vez en objeto de un procedimiento des- criptivo o contigüidad espacial entre las diferentes partes del objeto) Relaciones de analogía: [f] Asimilación comparativa o metafórica que permite des- cribir el todo [a] o sus partes [b] poniéndolas en relación analógica con otros objetos-individuos. • OPERACIÓN DE SUBTEMATIZACIÓN [g] los elementos del primer nivel pueden, a su vez, to- marse como subtema y convertirse en objeto de un procedimiento descriptivo. • OPERACIÓN DE REFORMULACIÓN [h] El todo [a] o sus partes [b] pueden ser nombradas de otro modo durante o al final de la descripción. 2.3. ORGANIZACIÓN SÉMICA EN LA DESCRIPCIÓN Otra forma de analizar la descripción es la propuesta por Pedro Carbonero Cano («Modelos de organización sémica 4 Puntos de semejanza entre dos objetivos, uno conocido supuestamente por el destinatario. Se da en textos periodísticos para economizar lingüís- ticamente o en textos literarios para dar expresividad. 5 Utilización de una palabra que expresa literalmente una cosa, para ex- presar otra que tiene cierto parecido. Analogías. Dan lugar a descripciones vigorosas y originales. de la lengua en textos descriptivos»), que estudia la des- cripción desde el punto de vista de la semiología, en cuanto que el sistema de comunicación lingüística tras- lada unas realidades perceptibles a una representación mediante la lengua. Se refiere principalmente al texto li- terario, y tras señalar que los medios de los que se vale el autor para realizarlas dependen de las épocas y escuelas de sus recursos característicos. Después de aclarar que existen descripciones de entidades (con sustantivos), cua- lidades (con adjetivos y adverbios) y de procesos (con verbos), propone dos posibles modos de aplicación a tra- vés de dos tipos de designaciones: - Designación propia à utilización directa de sustantivos para designar entidades, adjetivaciones para las cualida- des (color-luz, forma-tamaño) y verbos para los procesos (movimiento o su ausencia). - Designación por transferencia à J. A. Martínez explica que «el significado del signo no incluye el componentes única ni principalmente objetivos, sino también subjeti- vos». Así, el caso más frecuente es la utilización de sustantivos o sustantivaciones que invaden el campo de las designaciones de cualidades y dinamismo.6 Afirma S. Ullman7, siguiendo a Sperber, que «hay dos tipos de cen- tros que rigen el movimiento general de las analogías: los centros de “expansión” que suministran términos de comparación, y los centros de “atracción”, que tienen ne- cesidad de tales términos. Ambos tipos de focos habrán de ser identificados antes de que podamos obtener un cuadro completo del modelo de imágenes de una obra literaria». Al ser el sustantivo el elemento más marcado lingüística- mente, podemos encontrarnos con: a) Sustantivos de descripción à suelen pertenecer di- rectamente a los campos semánticos de luz-color, forma-tamaño, o movimiento, en cada caso. b) Sustantivos de otros campos semánticos c) Sustantivación léxica à uso de sustantivos post- verbales o post-adjetivales, en casos en los que in- teresa más la cualidad que la «cosa» designada. d) Sustantivación gramatical Hecho este repaso, señala cuál es la organización de las unidades en un texto descriptivo, atendiendo al carácter de linealidad de este tipo de texto. La descripción ha de ser lineal como corresponde a la naturaleza del signo lin- güístico, frente a la realidad descrita, lo que supone que haya tanto una limitación como un recurso de carácter expresivo. 6 Esto puede tener su explicación lingüística en que el sustantivo designa implícitamente cualidades y propiedades que tales entidades poseen, y el autor se encuentra con la posibilidad de seleccionar de los sustantivos rasgos sémicos que sienta más representativos para lo que pretende des- cribir. 7 S. Ullman (1977), Lenguaje y estilo, Madrid: Aguilar. (p. 224)
  • 4. 4 http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com 1) Sintagma descriptivo à unidad descriptiva resultante de la unión de cada entidad (paisajística, de la des- cripción) con sus atribuciones (color-luz, forma- tamaño, movimiento). 2) Oración descriptiva à la constituyen uno o varios sin- tagmas descriptivos en torno a un núcleo verbal ordenador. Puede realizarse desde dos planos dife- rentes: a) Plano de la objetivación, en el que los núcleos ver- bales —ordenadores sintácticos de las unidades descriptivas a nivel de oración—, son del tipo ser, estar, hallarse, ir, pasar… —, verbos que se adap- tan a la presentación de las realidades tal como son o como ocurren. b) Plano de la percepción, en el que los núcleos ver- bales suelen ser del tipo se ve, aparece, se observa, se nos presenta, en los que el autor puede valerse de la construcción impersonal. 3) Texto descriptivo à para la captación de la organiza- ción sémica de un texto, hemos de partir de la relación semántica que contraen entre sí los sintag- mas descriptivos que lo componen. Dos o más sintagmas descriptivos pueden mantener entre sí dos tipos fundamentales de relación: a) De inclusión, cuando alguna entidad de las desig- nadas en el texto es una parte constituyente de otra. b) De contigüidad, cuando una entidad designada se encuentra textualmente al lado de otra u otras, sin que exista inclusión entre ellas. Los procedimientos más habituales en la obra literaria de realizar una descripción, son: 1) La representación analítica, de lo general a lo par- ticular 2) Descripción de carácter sintético, de lo particular a lo general 3) De carácter lineal, siendo la linealidad solo parcial. Así, el modelo de organización de un texto descriptivo se- gún la constitución de sus sintagmas y los tipos de relación que se dan entre ellos puede estudiarse y, más concretamente, analizarse. 3. CARACTERÍSTICAS DEL TEXTO DESCRIPTIVO 3.1. CARACTERÍSTICAS GRAMATICALES Núcleo clasificadorà Todo texto descriptivo podría redu- cirse a la fórmula de S + ESTAR (en tiempo durativo) + CCL, que se expansionaría mediante las operaciones de aspectualización, asimilación y tematización. Los verbos característicos de la descripción son “ser”, “estar”, “pare- cer” y otros verbos de “estado” o “apariencia”, conjugados en un tiempo durativo, presente o imperfecto (los tiempos del comentario, que Weinrich teorizó). La fragmentación: con el verbo “tener”, verbos de relación predicativa. En cuanto a la adjetivación, actúa como expansiones del proceso de aspectualización a través de calificativos, com- plementos precedidos de preposición, aposiciones y cláusulas relativas. Los adverbios, en estrecha relación con los adjetivos, suelen abundar cuando son de modo. Finalmente, las conjunciones no tiene un papel muy rele- vante. Frecuentemente lo que se realiza es yuxtaposición o conexiones mediante mecanismos de cohesión léxica. Las excepciones serían “como” y “que”, así como el típico papel de “y” coordinante. Como procedimientos discursivos para la enumeración, cabe citar: - los listados (publicidad, informes médicos) - la yuxtaposición, con efecto de asíndeton - la elisión de verbos, que se puede explicar por la fun- ción referencial de los sustantivos - la aparición, en algunos casos, de marcadores para or- ganizar el discurso. 3.2. CARACTERÍSTICAS PRAGMÁTICAS Analizada a nivel de enunciados mínimos. SEARLE sostiene que la descripción puede ser aislada en un enunciado, y sobre ella se aplica la fuerza ilocutiva. Austin, sin embargo, junto con los teóricos de la teoría de la Argumentación, considera que lo descrito no puede separarse de la posi- ción enunciativa del enunciado, del punto de vista con que se describe. La selección de los elementos del objeto descrito res- ponde a un propósito determinado y se dirige a un destinatario en concreto. Estos dos elementos son los que guían tanto la elección de las partes y las propiedades del objeto como la operación de puesta en relación. De esta forma, la selección hecha provoca dos clases de descripción diferenciadas: - la descripción objetiva, en la que hay fidelidad a la apariencia del objeto. Es impersonal, busca una per- cepción global del objeto en su contexto. - la descripción impresionista, que trata de provocar emociones antes que reflejar el objeto tal y como es. En la descripción publicitaria, la función pragmática es más visible y tiene tres rasgos característicos: - el transfert de las cualidades atribuidas al objeto des- crito —el producto anunciado— hacia el receptor — el virtual comprador—. - el uso de la marca como cúmulo de cualidades - la sustitución del sustantivo esperado por el sustan- tivo abstracto que se deriva de él, de forma que el objeto aparece identificado con la cualidad misma - descripción aparentemente lacónica, quizás hecha con un solo adjetivo explícito, que está cargado de significados que connotan el producto.
  • 5. 5 http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com 3.3. LA DESCRIPCIÓN DE ACCIONES La descripción puede ser de estados y de acciones. Son interesantes las descripciones de objetos por sus accio- nes, cuando se humanizan (un procedimiento que preconizaban ya los maestros de retórica y estilística) esto se realiza mediante metáforas y comparaciones. Se trata de lo que Adam y Lorde llaman «descripción narrativi- zada» o dinámica. Se describen de esta manera cuadros que están entre la descripción corriente y el relato. Las acciones que en él se presentan, sin embargo, no tienen principio, medio ni fi- nal. Se describe una situación mediante una imagen fija, son acciones con simultaneidad. Los procedimientos lingüísticos que se emplean son: - oraciones y sustantivos coordinados - enumeración de sustantivos - acumulación de grupos nominales del tipo «infinitivo + complementos» - (a veces), combinaciones evocadoras de sonidos. Los objetivos de las descripciones de acciones pueden ser variados: - caracterizar a un personaje explicando su comporta- miento à clase especial de retrato - caracterizar una situación describiendo las acciones de diferentes actores que se consideran elementos o partes de esa situación (ellos hacen a, ellos hacen b, ellos hacen c, la situación es X) - caracterizar una acción explicando los diferentes pa- sos o partes que la integran (1º, a; 2º, b; 3º, c; la acción es X). A diferencia de la narración, no hay complicación ni orientación a un final abierto. 4. SUBGÉNEROS, ESTILOS Y FUNCIONES DE LA DESCRIPCIÓN 4.1. LA DESCRIPCIÓN EN TEXTOS CIENTÍFICOS Y EN LA NARRACIÓN La descripción tiene una función relevante en las discipli- nas científicas, donde se da cuenta de forma organizada y exhaustiva de las características del mundo natural y social. Se busca en ella la objetividad, la completitud y la ordenación en la descripción de sustancias (su forma, propiedades, estructura…) y los procesos (actividades que determinan las diferentes fases de un proceso, cam- bios, finalidad…). Las descripciones científicas se suelen acompañar con representaciones icónicas, e incluso son sustituidas por ellas: diagramas, mapas, esquemas, dibu- jos. Así, dentro de estas disciplinas, la definición de los elementos que tratan puede ser de dos tipos: - real à se empieza por el concepto y se establecen su clase y características - nominal à se parte de las características y la clase para así llegar al concepto El otro tipo de descripción que se suele trata más a me- nudo, es la incluida en las secuencias narrativas literarias. Como ingrediente de la narración, está en función de ella, del avance de la historia. Distintos autores han tratado el tema de la descripción en el relato o novela: - R. Barthes (Communications, nº 8): la descripción forma parte del relato como una catálisis que com- pleta la acción. Se inserta en ella en un momento en que la narratio se suspende y el narrador describe un lugar o paisaje. - Boumeuf-Ouellet (La novela): las funciones que puede tener la descripción dentro de la narración puede ser dar informaciones ambientales, permitir una disten- sión, servir de obertura que anuncia un tono o una intención. También tiene una función pictórica, hace ver al personaje o la situación. - G. Genette ha estudiado cómo la descripción se va in- tegrando en la diégesis. La descripción pura está exenta de todo elemento narrativo, pero puede estar focalizada en un personaje o asumida por el narrador como pausa extradiegética. - Philippe Hamon, remarca que una descripción resulta de la conjunción de uno o varios personajes con un decorado, un ambiente, un paisaje, una colección de objetivos. Este ambiente desencadena la aparición de una serie de subtemas, de una nomenclatura en una especie de “metonimia tejida”. Las funciones de la descripción en el relato, según Adam- Lorde, pueden ser tres: 1) Función representativa: representación semántica o universo referencial en los textos narrativos, un uni- verso diegético 2) Función narrativa: transiciones entre los aconteci- mientos que se van sucediendo en el relato 3) Función expresiva: por las dificultades mismas de describir, la descripción es un espacio perfecto para la modalización y los juegos retóricos. Manifiesta apreciaciones (una actitud) sobre lo representado. 4.2. SUBGÉNEROS DESCRIPTIVOS Ø RETRATO: Es una modalidad de los textos descriptivos consistente en presentar los rasgos físicos y psicológicos de un per- sonaje animado, real o ficticio. La retórica clásica distinguía: • descripción externa (prosopografía) • descripción interna (etopeya) El conjunto de las dos configura el retrato literario propia- mente dicho. También se usa en textos informativos y de opinión. Los requisitos obligados del retrato son la identificación del personaje y la intención de obtener de él una descrip- ción suficiente para que el receptor pueda reconocerlo
  • 6. 6 http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com imaginarlo, sean cuales fueren las características seleccio- nadas. El retrato puede hacerlo el narrador, pero si lo hace un personaje que habita la novela, en el caso de este género, resulta narrativamente más interesante, dado que se aprecia cómo se ven unos personajes a otros. Un retrato puede ser estático (aspecto más constante) o dinámico (conjunto de acciones más habituales en su conducta). • Autorretrato à modalidad en la que el propio narrador hace de sí mismo, acentuando unos rasgos o disimu- lando otros. También un personaje literario puede hacerlo. El autorretratado puede tratar de disimular su complacencia en sí mismo con el uso de una cierta ironía, por eso es más subjetivo y difícil que el retrato que hace otra persona. • Retratos genéricos (tipos) à se atribuyen a un grupo, solo aportan a la descripción unos pocos rasgos mo- rales (como en los anuncios clasificados). Son algunos de los grupos arquetípicos, por ejemplo, los de la pro- cedencia. Con ello, se reduce la complejidad y con unos pocos rasgos es suficiente. • Caricatura à rasgos grotescos, humorísticos, recu- rriendo para ello a la hipérbole. Con intención humorística, satírica o burlesca. El retrato físico puede organizarse de diversas maneras: • Describiendo la cara o el cuerpo • Empleando diferentes enfoques al describir tanto una parte como el conjunto o Desde una mirada satírica o Desde una mirada fantástica (un personaje se autorretrata haciendo una descripción irreal que apunta a contar algo que está más allá de lo que cuenta). Ø PAISAJE NARUTRAL O TOPOGRAFÍA: El paisaje puede entenderse como el marco de una acción, en sentido clásico, o como una realidad animada que im- pregna y contamina los sentimientos del personaje, como en el Romanticismo. El paisaje clásico es estático y sereno; el romántico es dinámico, atormentado y conmovedor. Basta pensar en la Égloga tercera de Gar- cilaso (naturaleza como esplendor, equilibrio y belleza del locus amoenus). En el XIX el paisaje se incorpora como protagonista de la obra literaria, con cualidades humanas. La generación del 98, por su parte, encuen- tra en el paisaje castellano las cualidades esenciales del ser de España. Ø PAISAJE URBANO: El cuadro de costumbres convirtió el paisaje urbano en un marco lleno de color local que halagaba el gusto del viajero romántico ávido de sen- saciones fuertes. La ciudad aparece descrita en los novelistas realistas y naturalistas como el espacio de los conflictos psicológicos y sociales. Ø DESCRIPCIÓN DE INTERIORES: El espacio interior donde sucede el drama íntimo, es decir, la casa, la mansión el palacio o la cabaña. La arquitectura de los interiores refleja la complejidad de los sentimientos humanos y de los conflictos entre el ser y el parecer. El interior puede ser el espacio de la ostentación o del aislamiento. Ø LA DESCRIPCIÓN DE OBJETOS:A veces la novela se detiene en la descripción de un objeto, significativo por su singularidad o su relevancia narrativa. Ø CRONOGRAFÍA: La descripción de tiempos, periodos históricos, épocas remotas, etc., sirve para situar y con- textualizar la acción narrativa. 4.3. ESTILOS DESCRIPTIVOS (Tomado de Álvarez, M., 1996). Ø DESCRIPCIÓN NATURALISTA: La estética naturalista buscaba la descripción de las realidades sociales y na- turales más sórdidas, practicando una especie de feísmo literario. Esta “antiestética” perseguía denun- ciar las injusticias y desequilibrios sociales, con el fin de buscar el efecto catártico que su contemplación en- trañaba y producir en la sociedad una reacción terapéutica. Esta pretensión contrastaba con el esteti- cismo exótico del modernismo. Ø DESCRIPCIÓN ESTÁTICA: hay autores que subrayaban esta característica intrínseca de la descripción y la se- leccionaron como modelo de sus creaciones, por ejemplo, Azorín. Ø DESCRIPCIÓN SENSORIAL: Gabriel miró capta los as- pectos más sensoriales del color, la luz, el ambiente, el lujo de la vegetación natural, etc., usando sinestesias. Ø DESCRIPCIÓN DINÁMICA: Miriam Álvarez caracteriza la descripción dinámica y variada de un paisaje recu- rriendo a Ignacio Aldecoa, quien presenta la naturaleza como un mundo natural, vivo y animado. Ø DESCRIPCIÓN BEHAVIORISTA O CINEMATOGRÁFICA: desde la llegada del cine, sus técnicas descriptivas ba- sadas en el encuadre, la composición y la distancia del plano o del eje angular de la cámara, se ha desarro- llado un lenguaje descriptivo donde la palabra sobra y todo lo dice la imagen. La novela se ha dejado impreg- nar de la visualidad espléndida del cine y ha construido descripciones que se asemejan a las que la cámara cinematográfica permite. Además, el exterior revela la totalidad del espesor significante, de modo que la novela behaviorista solo describe acciones, mo- vimientos de los personajes, como si estos fueran autómatas, cuyo mundo interior de pensamientos y emociones no es inalcanzable o innecesario para com- prender los resortes de su conducta.
  • 7. 7 http://olasdeplatayazulblog.wordpress.com 5. CONCLUSIONES Son varios los movimientos literarios descripcionistas que ha habido, desde el costumbrismo, que informa a partir de un modelo estereotipado, producto de una ideología o una concepción previa más o menos complacida —en es- pecial el conservador—, a las descripciones de Baudelaire en Le spleen de Paris, las greguerías de Ramón Gómez de la Serna en las que se capta subjetiva e intuitivamente la realidad esencial o transitoria de un objeto o el exceso de objetivismo del nouveau roman. Al fin y al cabo, la experiencia humana se basa en la per- cepción directa, impregnada de una mezcla de factores racionales y emocionales condicionados por valores cul- turales vigentes en cada comunidad, y por la propia interpretación subjetiva. Esto hace que la descripción re- sulte uno de los mecanismos imprescindibles de la comunicación textual (entendida tanto en lo escrito como en lo oral) y su estudio merezca una relevancia académica importante, no solo como subsidiaria de la narración. 6. BIBLIOGRAFÍA ADAM, J.M & PETITJEAN, A. (1989), Le texte descriptif, París: Natham ADAM, J.M. & LORDE, C.U. (1999) Lingüística del texto narra- tivo, Barcelona: Ariel ÁLVAREZ, M. (1996), Tipos de escrito, I: Narración y des- cripción, Madrid: Arco/Libros BASSOLS, M. & TORRENT, A. M. (1997) Modelos textuales. Teoría y práctica. Madrid: Octaedro CASALMIGLIA, H. & TUSÓN, A. (1999) Las cosas del decir. Ma- nual de análisis del discurso, Barcelona: Ariel CARBONERO, P. (1988), «Modelos de organización sémica de la lengua en textos descriptivos», revista Cauce, nº 11 TARRES, M. (1995), (D)escribir, Madrid: Alhambra-Longman