El divorcio, sus causas y complicaciones--------------------------------------------------------------------------------Po...
de los recuerdos imborrables que quedaron en todos los miembros de la familia envuelta, y enel resto de los familiares de ...
lógica les dice que es mejor no despegar. Los comentarios emitidos no incluyen a todasaquellas personas que han logrado so...
se puede eliminar son los malos hábitos, eso es posible no por fuerza de voluntad, sino por lapresencia de Jesús quien dij...
Ese pequeño grupo familiar que logra permanecer unido deberá levantar un muro deprotección contra personas bien intenciona...
entrañablemente. Si lo haces, te bendecirán el día de mañana. Y si los abandonas, no desearánconocerte. ¡PIÉNSALO!CÓMO PRO...
Ante todo, es importante asegurar que los niños tengan acceso continuo y directo alpadre con quien hayan desarrollado un a...
El „problema‟ del destete tardío no yace en la relación madre e hijo, sino en lapercepción distorsionada de dicha relación...
“Ha habido –y sigue habiendo– médicos clínicos y otros interesados en los niños quehallaron/hallan difícil de creer que el...
noche lejos de su figura de apego principal. O que sientan antipatía o desconfianza haciael padre que es la figura de apeg...
De todos los primates, el ser humano tiene el período de dependencia de desarrollonormal más largo. Las prácticas de crian...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

La familia en_el_postdivorcio

386 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
386
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

La familia en_el_postdivorcio

  1. 1. El divorcio, sus causas y complicaciones--------------------------------------------------------------------------------Por lo general, las causas de un divorcio son menos numerosas y más sencillas que susconsecuencias.El divorcio es la segunda causa más dolorosa después de la muerte. Todos sabemos que somosmortales y que algún día, lo deseemos o no, vamos a tener que partir de este mundo. Encambio el divorcio es una decisión voluntaria. Nadie está obligado a divorciarse, pues lamayoría de los matrimonios se forman con las intenciones que duren una vida entera. ¿Cómonace entonces esa determinación de romper un hogar? Veremos algunas causas:1- Si la pareja, o uno de sus miembros no tiene claro lo que significa formar una familia quecumpla con los votos hechos delante de Dios de permanecer fielmente en el hogar, elresultado será una familia tambaleante que difícilmente será estable. Si el comienzo de aquelmatrimonio fue poco promisorio, el futuro del mismo no puede ser mejor.2- Cuando alguien viene de un hogar derrumbado va a tener la tendencia a continuar con elmodelo de vida que causó el daño en el hogar de sus padres. Eso es lo único que esa personaconoce, lo cual llega a parecerle normal, y si ese estilo de vida no se corrige a tiempo, seguirádestrozando nuevas vidas en el futuro. Eso es lo que el Señor identificó como la dureza delcorazón.3- Cuando la pareja se casa por un motivo equivocado. Por ejemplo, porque viene un hijo encamino, por interés a una herencia sustancial, por no quedarse solo (a), por atracción física,etc.4- Por una conducta infiel5- Por alguna adicción incontrolable6- Por mantener discordias permanentes7- Derroche del dinero, por mal manejo del mismo y por negocios mal hechos8- Excesiva intervención o control por parte de los suegrosCONSECUENCIAS EMOCIONALES:Las consecuencias de un divorcio por lo general son devastadoras y de larga duración, sintomar en cuenta la calidad de vida que se tuvo durante ese matrimonio. Si el matrimonio secaracterizó por haber sido estable y bueno, va a dejar un dolor muy difícil de erradicar, a causa
  2. 2. de los recuerdos imborrables que quedaron en todos los miembros de la familia envuelta, y enel resto de los familiares de la pareja. Los más afectados son siempre los hijos, porque ellos noentienden ni aceptan las razones de una separación. Ellos se niegan a mirar que una desgraciade esta clase pudiera llamar a la puerta de su hogar algún día.Si el matrimonio se caracterizó por ser inestable, con muchos malos entendidos y discordiasque hicieron la vida insoportable, igualmente dejará mucho dolor y resentimiento por el hechode haber confiado en alguien que no llenó las expectativas y por el mejor tiempo de lajuventud que se fue sin haber sido aprovechado.Es una tarea imposible para un niño tener que digerir la amarga realidad de que uno de suspadres ya no está más en casa, y que el único tiempo que tienen para compartir con el padreausente es limitado y en un lugar neutral, porque el padre que se fue ya no pertenece a esacasa a la cual entraba y salía con toda libertad durante todos los años que vivieron juntoscomo una familia. Ahora en cambio, si quiere ver a sus hijos tiene que tocar la bocina de suauto frente a aquella casa que un día fue su hogar.Esa visita, aunque trae felicidad a los hijos, es incompleta, porque siempre habrá un asientovacío, ya sea en el auto, o en el parque de recreaciones, o en aquel restaurante quefrecuentaban cuando el grupo familiar estaba completo.En todo divorcio, siempre los más afectados son los hijos, no importa la edad que tengan,porque para todo hijo es vital la unidad entre sus padres. Si el niño está en edad escolar le va aafectar mucho en su rendimiento académico. Y el hecho de verse siempre con uno de suspadres mientras que la mayoría de sus compañeros andan y viven con ambos padres, hace quesu amor propio se desvalorice demasiado. Además de confundirse, su mente se va a saturar deincógnitas cuyas explicaciones jamás lograrán satisfacer su alma infantil.La separación de los padres hace que sus niños crezcan con temor; se les hace más difícil poderestablecer amistades de larga duración. Se han vuelto desconfiados y creen que en cualquiermomento y por cualquier causa van a ser puestos a un lado de su círculo social. De modo quese les hace más fácil permanecer lo suficientemente distantes como para que no losconsideren como antisociales, ni tan envueltos, para que el posible rechazo tan temido no lesresulte tan cruel.Cuando esos niños llegan a la juventud siguen teniendo problemas de adaptación en el medioambiente donde se encuentren; ya sea el colegio o su lugar de trabajo. Ellos sienten que hansido en parte responsables del divorcio de sus padres, y eso hace que se sientan perseguidospor un sentimiento de culpabilidad que los obliga a vivir a la defensiva...siempre huyendo deun fantasma inexistente que los induce a pensar en la adversidad antes de que los hechos seencajen en su lugar.Ese sentimiento de fracaso les impide levantar vuelo en todas sus actividades. La frase: “Y SIME VA MAL” les acompaña al comenzar todas sus empresas, por lo tanto, piensan que seríamás prudente no iniciar nada que conlleve cierto riesgo, pero, la verdad es que toda empresaconlleva un grado de riesgos. Por otro lado, como estas personas magnifican esos riesgos, la
  3. 3. lógica les dice que es mejor no despegar. Los comentarios emitidos no incluyen a todasaquellas personas que han logrado sobreponerse a los efectos negativos que un divorcio dejaen las familias.Cuando estas personas forman sus propios hogares, les acompaña el trauma que sumatrimonio se puede derrumbar cada vez que entre ellos se presenta un problema igual osimilar al que ellos acostumbraban ver entre sus padres. En estos casos, la pareja que está enventaja por no acarrear ningún trauma, tiene el deber sagrado de darle a su cónyuge elrespaldo emocional que le asegure una vida unida y armoniosa.Ningún divorcio es justificable cuando hay hijos de por medio, a menos que exista violenciadoméstica. En ese caso, la víctima tiene que armarse de valor y abandonar el hogarinmediatamente después del primer incidente de abuso, y regresar si lo desea una vez que elvictimario dé señales convincentes y permanentes de una total recuperación. Esa es la únicacircunstancia en que los hijos aprueban una separación, más aún, ellos aplauden la dignidad dela persona que no se prestó para esa deshonra tan ruin. Ese sería el único caso que no dejahuellas dolorosas en los hijos.La unidad matrimonial es algo que debiera cultivarse y mantenerse tan saludable como seaposible con tal de evitar su vulnerabilidad, sabiendo que su deterioro envuelve a muchaspersonas en un dolor innecesario, y que puede evitarse si el círculo familiar se atiende atiempo y a plenitud.Cuando una pareja lleva una vida demasiado turbulenta, se piensa que lo más recomendablesería terminar con esa relación. Pero eso no mitiga el dolor porque se sufre por el tiempo yoportunidades desperdiciadas. Por ende, siempre existirá la auto recriminación: “¡por qué nohice esto, o aquello, cuando aún estaba a tiempo para hacerlo, pero...no lo hice!Al no existir violencia doméstica, la pareja tiene que pedir la ayuda divina para que susemociones maduren y así impedir que brote la violencia y vuelvan a tener un nuevo amor. Sonmuchas las parejas que descubren sus virtudes y gozan en esa base, en lugar de sacar a relucirsolamente los puntos negativos.No se logra ningún progreso cuando se trata de reformar a la otra persona. Ella o él puedeasumir una conducta que agrade a su cónyuge demandante pero ese cambio, por no sergenuino sino forzado, no va a durar más de uno o dos meses. Saldrá otra vez a relucir laverdadera personalidad de ese individuo.Dios no nos ha dado la tarea de reformadores, sino de aceptarnos recíproca-mente tal comosomos. Con una actitud positiva vamos a descubrir que aún los defectos de nuestra pareja nospueden resultar divertidos. Recordemos que nadie es mejor o peor que el otro. Somosdiferentes, y esa diferencia es lo que le da el sabor y la variedad a la vida matrimonial.Como parejas, tenemos que amarnos así como Cristo amó a la iglesia, Él nos aceptaincondicionalmente, tal cual somos, y cuando voluntariamente nos dejamos guiar por suEspíritu nos vamos asemejando más al verdadero modelo. Nosotros no cambiamos porsometernos a un proceso riguroso de reforma. Recordemos que nuestra personalidad nuncacambia. Con la personalidad que hemos nacido vamos a vivir toda nuestra vida. Lo único que
  4. 4. se puede eliminar son los malos hábitos, eso es posible no por fuerza de voluntad, sino por lapresencia de Jesús quien dijo “Sin mi nada podéis hacer”. Tan solo así gozaremos de unareforma genuina, completa y permanente.Otro dato conveniente recordar es que cuando se produce una ruptura, el que se queda encasa demuestra más sabiduría. Con esa actitud está manifestando que no tiene razón parahuir, y que seguirá siendo el soporte necesario para todos sus hijos especialmente para los queestán en mayor desventaja. En cambio, el que se va de su lugar, es como el ave que abandonasu nido. Es capaz de dejarlo a la intemperie, a su suerte, sin importarle el depredador, ni cómoqueda cada uno de los polluelos.LA DISCRIMINACIÓNEn la mayor parte de los casos, una mujer divorciada va a sufrir discriminación en diferenteslugares: en edificios de apartamentos de alquiler, en las iglesias, en el momento de solicitaruna línea de crédito. Va a ser abusada financieramente por personas faltas de criterio comoalgunos mecánicos, carpinteros, plomeros y comerciantes que ven su vulnerabilidad paratomar ventaja de ellas. Todas estas personas tratarán de abultar los precios de sus serviciosprofesionales, porque saben que sus clientes son personas crédulas y sumisas. Se lesrecomienda a las tales, que se hagan acompañar de un familiar cada vez que tengan quebeneficiarse de dichos servicios.A esta lista de posibles situaciones usted puede agregar alguna experiencia personal o algoocurrido a otra persona. Así podrá formar un cuadro más completo de todo lo que puede sufriruna madre tan solo por el hecho de no tener al padre de sus hijos junto a ella.¿SOMOS UNA FAMILIA TODAVÍA?Esta es una pregunta que está en la mente de todos los hijos que se ven emplazados por laseparación de sus padres. En esos momentos ellos sufren un desconcierto tan grande que lesimpide ver su propia suerte con claridad. Por esa causa ellos necesitan saber que el padre queva a estar a su cuidado les va a ofrecer una seguridad permanente. Aunque ese padre se sientanecesitado de refuerzos emocionales, tendrá que sacar fuerzas de alguna reserva con tal dedarles a sus hijos ese calor de hogar que tanto les urge.No importa cuán grande sea el enojo que usted sienta contra su ex pareja, los hijos no tienenque imponerse de los resentimientos que hay entre sus padres. Por lo tanto, lo mejor que unamadre puede hacer por sus hijos es hablar bien del padre de sus hijos, de igual manera, lomejor que un padre puede hacer es hablar con nobleza acerca de la madre de ellos.Aunque la realidad sea diferente, es mejor hacerlo de esa manera para evitarles una catástrofemás destructiva aún. Tal vez en el futuro ellos lleguen a comprender las razones que suspadres tuvieron para separarse. Sin embargo, es mejor que todo se olvide y se sepulte sinsacarlo jamás a la superficie.
  5. 5. Ese pequeño grupo familiar que logra permanecer unido deberá levantar un muro deprotección contra personas bien intencionadas. En ocasiones, estas personas no sabenmanejar situaciones tan íntimas y sensitivas de la familia, por lo tanto, no logran el bien que sehan propuesto. Ese muro tendrá que ser lo más tan hermético posible para evitar que lascicatrices se abran y vuelvan a sangrar.La atención hacia los niños, bajo ninguna circunstancia, debiera verse disminuida. En lamayoría de los países existen grupos de apoyo emocional para las familias que sufren el efectode una separación. Y si no existieran dichos grupos organizados, las familias afectadas debieranreunirse, no para llorar, sino para motivarse a brindar actividades que ayuden a fortalecer atodos sus participantes, comenzando por los niños más afectados.LA RECUPERACIÓNLa recuperación tiene su período de duración el cual no se puede acortar para evitar caer enuna nueva tragedia. Muchas personas creen estar completa-mente recuperadas cuandotodavía no lo están y se lanzan prematuramente a la formación de una nueva relación, parasufrir un nuevo fracaso. De esa manera, si no hacen un alto en el camino, se van a causar a símismos un severo deterioro emocional.Hay señales que muestran la sanidad emocional de alguien que viene saliendo del desgarroque produce un divorcio. Por ejemplo, la persona vuelve a funcionar a todo su potencial, tantoen sus trabajos y en su círculo social. Ya no se queja de su desgracia ni habla negativamente desu ex pareja y se le oye decir con gracia: “El tiempo que vivimos juntos fue bueno”.“Si algún día vuelvo a casarme, será cuando esté completamente seguro (a) de que esarelación va a ser permanente”.“Siento la necesidad de una persona adulta en mi vida”.“Ya no volveré a cometer los mismos errores, la vida misma me lo ha enseñado”.“Mis errores los recuerdo no para rumiarlos, sino como una lección bien aprendida”.Tampoco hay que ignorar las pautas que los niños a veces suelen dar, especialmente cuandodicen: “Papá, queremos una nueva mamá, ó, mamá queremos un nuevo papá”. Ese mensajeno hay que ignorarlo porque ya lo han hablado entre ellos, por lo tanto, es algo de sumaimportancia. Es un clamor del alma que no se puede tomar livianamente para que no sesientan avasallados. Después de todo, hay lógica en creer que es mejor un buen padrastro atiempo, antes que un padre desobligado y ausente.El tema del divorcio es muy vasto con muchas ramificaciones y en algunos casos muycomplicadas. Pero bien vale la pena tocarlo y hacer lo mejor que podamos con tal desalvaguardar lo único que es nuestro en la vida: lo único que lleva nuestra sangre, parte denuestros huesos y carne de nuestra carne. Esos son tus hijos, ámalos y cuídalos
  6. 6. entrañablemente. Si lo haces, te bendecirán el día de mañana. Y si los abandonas, no desearánconocerte. ¡PIÉNSALO!CÓMO PROTEGER ELDESARROLLO EMOCIONAL DE LOSNIÑOS CUANDO LOS PADRES SESEPARAN O SE DIVORCIANpor el Peter ErnestHaiman, Ph.D.Durante los primeros seis años de vida, los niños desarrollan el apego emocional a lapersona que cotidianamente los cuida; y este desarrollo es muy importante. Lainterrupción del mismo puede causar problemas en la niñez, la adolescencia y laadultez. Conductas esenciales del bienestar personal e interpersonal forman parte de él.Por ejemplo: (a) la habilidad para crear relaciones de amor o de cariño profundas yduraderas, (b) la fortaleza para tolerar la satisfacción imperfecta de las necesidadespersonales, (c) las actitudes y el deseo que nos llevan a cooperar con los demás y (d) lamotivación para aprender y trabajar. El curso de estos procesos es establecido en losprimeros años de vida por la calidad del lazo que se haya creado.El divorcio y la separación forman parte de una realidad que afecta profundamente lasvidas de cada miembro de la familia. Antes, durante y después de un divorcio o unaseparación se abren distintos tipos de heridas emocionales profundas. El fin de unmatrimonio es el comienzo de batallas feroces y costosas. Probablemente ninguna seamás destructiva para todas las personas involucradas que la lucha por la custodia y/o losderechos de visita. A menudo, padres y madres discuten y tienen amargas peleas paradeterminar las condiciones según las cuales pasarán tiempo con sus hijos. Los abogadosy los jueces entran al campo de batalla para ofrecer consejos a sus partidarios ypronunciar sus fallos. Se consideran las decisiones que favorecen al padre o a la madre;a veces, los intereses rivales llegan a un acuerdo.El punto de vista de los niñosSin embargo, al tomar una decisión, la meta no debería ser favorecer al padre o a lamadre. Las buenas decisiones respetan las necesidades de desarrollo de los niños y elpunto de vista de ellos. Las decisiones inteligentes desarrollarán y mantendrán larelación de amor que mantienen los niños con ambos padres. Con frecuencia los padresson incapaces de ver más allá de sus propios intereses. No obstante, cuando se trata deminimizar los problemas graves, los padres deben dar importancia y consideración albienestar de sus hijos.Desde el nacimiento hasta los seis años, los niños son, por naturaleza, vulnerables.Durante el divorcio o la separación, el bienestar emocional de los niños corre un granriesgo. Hay temas importantes que deberían considerarse.
  7. 7. Ante todo, es importante asegurar que los niños tengan acceso continuo y directo alpadre con quien hayan desarrollado un apego emocional. En general, esa persona es lamadre. Los estudios realizados por Ainsworth y Bell (1970), Yarrow (1963), David yAppell (1969), Isabella y Belsky (1991), entre otros, indican los patrones de conductaque construyen un apego seguro a la persona que cotidianamente los cuida: (a) elcontacto físico cariñoso entre el adulto y el niño, (b) la constante habilidad de la personaque cuida al niño para calmarlo con sus abrazos, (c) la sensibilidad de la persona quecuida al niño ante las señales que da el niño y la habilidad de programar intervencionesde acuerdo con los ritmos del niño, (d) el placer mutuo que sienten el adulto y el niño alestar juntos, y (e) la creación de un ambiente que permita al niño sentir lasconsecuencias de sus propias acciones.Cuando los padres dan a sus hijos estos elementos, crean una base para una vidaemocional saludable. Además, construyen en la personalidad del niño una elasticidadque en el futuro le permitirá enfrentar los problemas y los desafíos de la vida con éxito.Nadie ha contribuido más al entendimiento del apego, la separación y la pérdida en losniños, que el psiquiatra británico John Bowlby. En sus obras, alienta a las madres a dara sus hijos pequeños toda la atención y el reconocimiento que ellos necesiten. Susestudios y la investigación de otros llegaron a conclusiones similares. Los orígenes delos problemas de los niños, los adolescentes y los adultos, en relación con el apego y elamor que sienten por otra persona, a menudo yacen en una madre muy poco receptiva oen un rol de madre que cambia constantemente de personas (Bowlby, 1969).La cuestión del desteteEl segundo tema de importancia durante la separación y el divorcio es si resultaconveniente destetar a los niños o no. En los Estados Unidos, el destete se ha vuelto untema controvertido. Durante el siglo pasado, el tiempo considerado apropiado paradestetar a los niños se ha acortado a la breve cantidad de tres meses. La opinión públicaha pasado por alto las necesidades de los niños. El destete natural (iniciado por el niño)se practica comúnmente en todo el mundo. El destete debería ocurrir por iniciativa delniño. Y de hecho lo hacen, en promedio, a los 4,2 años de edad. En su libro,“Breastfeeding: A Guide forthe Medical Profession”, Lawrence (1989) destaca que lasmamadas por placer (y no por la necesidad de alimento) son importantes para los niñospequeños incluso cuando la edad en que empiezan a caminar ha quedado bien atrás.En un artículo del BreastfeedingRightsPacket de La Leche League International, Cerutti(1986) discute sobre la importancia que tiene amamantar para el desarrollo emocionalde los niños:“Quisiera tratar el tema del destete tardío en los Estados Unidos. Este es uno de lospocos países del mundo en donde el amamantar no está considerado de moda despuésde que el niño cumple de seis a doce meses de edad. Esta creencia es errónea ycompletamente anormal, y nace de en principios psicológicos infundados del año 1920.Los niños que amamantan durante dos a tres años a menudo se sienten más seguros ymenos ansiosos.
  8. 8. El „problema‟ del destete tardío no yace en la relación madre e hijo, sino en lapercepción distorsionada de dicha relación. Cualquier cosa que hagamos para interferircon esta relación en los primeros cuatro años de vida será perjudicial para la crianzapsicológica de los niños”.En su libro CreativeParenting, Sears (1987) también escribe:“Si su meta es establecer un lazo placentero entre madre e hijo, tanto nutricional comoemocionalmente, entonces será el niño el que tendrá que iniciar el destete, que ocurriráentre las edades de uno a cuatro años”.Cuando intervienen los tribunalesEl tema del destete ha llegado a los tribunales. Si un niño pasará más tiempo a solas consu padre, entonces el destete será necesario. Lawrence (1989) reexamina varios casosjudiciales típicos.“En los Estados Unidos, tres casos individuales han llamado la atención del autor. Enellos, los padres han buscado la custodia a causa del amamantamiento prolongadocuando los niños habían mamado sólo por placer hasta los cuatro añosaproximadamente. En dos de los casos, el juez falló a favor de la madre. En uno de loscasos, en Rochester, New York, el juez falló a favor del padre cuando un testigo experto–un psicólogo local–, declaró que „uno tiene que estar loco para amamantar durantetanto tiempo‟. Parecería apropiado que los jueces revisen el caso entero y lascapacidades de los respectivos padres, y se abstengan de basar su decisión en prejuiciospersonales y testimonios emotivos”.En casos de separación y divorcio, los padres deben ver más allá de sus propiosintereses y considerar el bienestar de sus hijos. Un excelente ejemplo es que los niñosdeberían ser capaces de mamar cuando lo deseen. El abrazo y el amamantamiento sonconductas que construyen un lazo en los primeros años de vida. Tanto elamamantamiento nutritivo como el amamantamiento por placer son igualmente deimportantes para los niños de uno, dos, tres y cuatro años de edad. Los tribunalesdeberían revisar la historia de desarrollo del niño para determinar quién es la principalfigura de apego. El propósito de esta cuidadosa consideración es respetar y proteger ellazo que el niño tiene con ese padre. Esto garantizará que los niños construyan un apegopositivo y cariñoso al padre y a la madre.Los efectos de la separaciónLas decisiones legales pueden tener un fuerte impacto en el bienestar psicológico de losniños si causaran la separación de su principal figura de apego. Bowlby (1969, 1973),Ainsworth y Wittig (1969), entre otros, han llevado a cabo numerosas investigacionesacerca de los efectos que produce en los pequeñitos la separación. Los resultados dedichos estudios confirman que algunos niños de hasta seis años de edad podrían serlastimados emocionalmente si se los separara del padre que representa su principalfigura de apego. Esos niños podrían volverse ansiosos y estar afligidos cuando seenfrentan incluso a separaciones breves. Bowlby (1973) escribió:
  9. 9. “Ha habido –y sigue habiendo– médicos clínicos y otros interesados en los niños quehallaron/hallan difícil de creer que el hecho de que un niño pueda acceder o no a sufigura de apego pueda ser por sí mismo crucial para determinar si ese niño (o un adulto)es feliz o está afligido... Las separaciones que ocurren cuando el niño es pequeño,juegan un papel importante en los orígenes de muchos de los problemas emocionales delos adultos”.Visitas nocturnasVisitar a adultos que no son su principal figura de apego es un asunto de granimportancia para los niños, y que puede dañar la seguridad del apego mismo. Para todoslos niños, irse a dormir por las noches es una transición cargada de una vulnerabilidad yuna sensibilidad particulares. Wolf y Lozoff (1989) realizaron una investigación sobrecómo los niños pasan de estar despiertos a estar dormidos. Específicamente, analizaronel momento de ir a dormir y la relación entre la presencia de la persona quecotidianamente los cuida y el uso de un objeto de apego (juguete especial, sábana), ychuparse el dedo. Los autores descubrieron que cuando no estaba la persona que loscuida, durante la transición al sueño los niños eran más propensos a usar un objeto deapego. Además, los estudios hechos en otras culturas sobre los efectos de las prácticasde educación nocturna de los niños han demostrado que el objeto de apego era menoscomún cuando los niños dormían en la misma cama o habitación que sus madres y eranamamantados por más tiempo (Gaddini&Gaddini, 1970; Hong &Townes, 1976; Litt,1981).Aquí el problema no consiste en el amor de un niñito por alguno de sus padres y el amorde ese padre por su hijo. Lo que es fundamental entender es que el lazo del niño con lafigura de apego materna es una relación significativamente distinta de, incluso, otrarelación fuerte de cariño que pueda tener con otra persona, incluido el padre.Para el adulto que no está informado al respecto, el poder del apego emocional quesienten los niños por su principal figura de apego es irracional. Si los niños pequeñostienen que estar separados de esta persona durante el día o la noche, con frecuenciasentirán ansiedad por la separación y problemas para dormir. Estos niños tendrándificultades para dormirse o se despertarán frecuentemente durante la noche. Para losniños pequeños, dormir significa separarse, y los problemas al dormir estánrelacionados a menudo con la ansiedad de la separación. Tal como Cerutti (1986) ymuchos otros han notado, los niños de tres, cuatro y cinco años de edad podrían sentirse“completamente aterrorizados si su madre no está cerca”. La regresión psicológicanormal que los niños experimentan por las noches, hace que permitir las separacionesnocturnas de la figura de apego maternal sea extremadamente imprudente. Los niñospequeños deben pasar las noches con su figura de apego principal: la madre.Efectos en los niñosDesafortunadamente, los mediadores, los jueces y los padres a menudo pasan por altolas necesidades importantes de los niñitos, e imponen visitas nocturnas antes de queestén listos para hacerlo. ¿Qué sienten los niños cuando se los obliga a pasar las nochesseparados de su figura de apego? ¿Qué sentimientos se generan en los niños hacia supadre y su madre? ¿Qué sienten por sí mismos? Puede ocurrir que los niños pequeñospronto empiecen a sentir antipatía o a desconfiar del padre que los obliga a pasar la
  10. 10. noche lejos de su figura de apego principal. O que sientan antipatía o desconfianza haciael padre que es la figura de apego por no protegerlos de experiencias indeseadas ydolorosas. Además, podrían empezar a sentir antipatía o desconfianza hacia sí mismos.Podrían llegar a verse como la causa del problema, incluso de la separación o eldivorcio.Las visitas nocturnas y lejos de la persona que cotidianamente los cuida podríandebilitar y dañar la seguridad del lazo afectivo. En los niños, este lazo es una fuente deseguridad y la base para su crecimiento emocional. Cuando a un niño pequeño se le pideque, contra su voluntad, pase la noche lejos de la persona que es su apego principal,podrían surgir problemas emocionales duraderos e interpersonales.La conducta de un niño pequeño mostrará si está listo y si realmente desea pasar lanoche lejos de su figura de apego principal. Cuando los jueces, los mediadores o lospadres requieren que un niño lo haga antes de que éste exprese su interés en pasar lanoche lejos de su cuidador, no están pensando en construir la mejor relación posibleentre el niño y su padre o su madre. Además, los adultos deberían asegurarse de quedespués de que empiezan las visitas nocturnas, la conducta del niño no muestre efectosadversos.Cuando los niños experimentan la separación o el divorcio de sus padres, es común quetengan problemas y que su conducta retroceda. Aquellos capaces de controlar losesfínteres y la vejiga a menudo dejaban de hacerlo. Aquellos que dejaron de amamantarpor sí solos ahora podrían volver a amamantar. Los niños extrovertidos podrían volversecallados o empezar a tartamudear. Los niños que hasta el momento se habíancomportado correctamente, podrían sentir ira y ser agresivos hacia los demás, y tenerrabietas. Los que podían mantenerse alejados del peligro, ahora podrían lastimarse mása menudo. Aquellos emocionalmente fuertes podrían volverse frágiles. Los niños quesolían pensar claramente y entender fácilmente podrían confundirse y les podría resultardifícil comunicarse racionalmente. Un niño feliz puede volverse malhumorado ydeprimido. Los niños que anteriormente mostraban curiosidad e interés por su mundoahora podrían volverse retraídos y pasivos. Los niños obstinados y desafiantes podríanvolverse dóciles y obedientes. Este último cambio en la conducta puede confundirseerróneamente con un cambio positivo. En realidad, refleja gran dolor emocional yamenaza. Al creer falsamente que son ellos los causantes de la separación o el divorcio,los niños pequeños podrían reprimir los impulsos normales y apropiados del desarrolloque le permitirán ser independientes. Podrían abandonarse y castigarse con laatormentada esperanza de que al hacerlo sus padres, a los que tanto necesitan y aman,volverán a estar juntos. Es común para los niños pequeños manifestar alguno de esosproblemas o la combinación de varios, en distintos niveles de gravedad, en respuesta ala separación o el divorcio de sus padres.Es importante no culpar ni castigarlos por tales conductas. Los niños pequeñosreaccionan así cuando se violan la estabilidad y la seguridad de sus vidas. Para preveniry/o minimizar estas respuestas, los padres y demás miembros de la familia deberán crearun ambiente interpersonal lo más estable y predecible posible. Dicho ambiente deberáconcentrarse en fortalecer el lazo entre los niños y la persona que cotidianamente loscuida. También deberá mantenerse una relación cariñosa con el otro padre.Período normal de dependencia
  11. 11. De todos los primates, el ser humano tiene el período de dependencia de desarrollonormal más largo. Las prácticas de crianza infantil de las familias que permanecenintactas y de las que atraviesan una separación o un divorcio a menudo pasan por altoeste hecho. Las necesidades importantes y profundas de los pequeñitos son, con muchafrecuencia, ignoradas o satisfechas incorrectamente. Las decisiones que tienen unimpacto importante en la vida de los jovencitos suelen ser tomadas por los padres yotros adultos que no están debidamente informados para tomar dichas decisiones.Cuando los jueces, los mediadores y los padres toman decisiones de suma consideraciónpara el bienestar de niñitos vulnerables, podrían limitar el daño causado por el divorcioy la separación. Los efectos de estas decisiones durarán toda la vida.

×