SlideShare una empresa de Scribd logo

Predicacion antiguo testamento.

Evangelio sin fronteras

1 de 1434
Descargar para leer sin conexión
PREDICACIONES: PASTOR: JOSE LUIS DEJOY
ANTIGUO TESTAMENTO
VIVIENDO POR LA PALABRA
Consejos Bíblicos que nos Llevaran a una Vida de Excelencia
Doy gracias a nuestro señor Jesucristo que nos permite trabajar
en este libro para conocer un poco más de sus maravillas en
nuestra vida.
También agradezco el apoyo de mi familia. Mi Esposa Rosita y mis
dos hijas Jenny Alexandra y Diana Margoth. Sin su apoyo y sin su
respaldo hubiera sido difícil hacer este trabajo.
Doy gracias a Dios por darme un ministerio maravilloso el cual
también es mi estimulo e inspiración para este trabajo. Muchas
gracias al ministerio Soldados de Jesucristo un ministerio de
Estudio Bíblico.
www.iglesiasoldadosdejesucristo.co
Facebook. Pastor Jose Luis Dejoy
Dios hizo al hombre para que viviera en un paraíso su intención era que el hombre pudiera
vivir feliz. Pero el pecado hizo que esto no fuera posible.
Dios sigue interesado en que ese plan inicial todavía sea posible. Para esto nos dejó un
material maravilloso mediante el cual Jesucristo quiere que volvamos a nuestra vida
inicial, es decir que seamos perfectos, recuperemos ese paraíso y vivamos felices. 2
Timoteo 3: 16 - 17 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para
corregir, para instruir en justicia, 3:17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado
para toda buena obra.”
Un libro tan importante para nuestra formación no puede ser difícil de entender. Como
podríamos aprender a mejorar nuestra vida si leemos un manual que no entendemos. De
que le sirve tener un manual de un electrodoméstico si está en otro idioma que usted no
conoce.
La idea de la biblia es que la podamos entender, la podamos aplicar y de esta forma
también poderla enseñar. Lo único que necesitamos es disponer nuestro corazón. Y dejar
que el espíritu santo nos guie. Esdras 7: 10.
Este libro no pretende hacer un estudio exegético o hermenéutico, lo que quiere es
mostrarnos de manera práctica como Dios a través de su palabra puede mejorar nuestra
forma y calidad de vida. Es decir que aprendamos a vivir por la palabra.
No queremos polemizar con personas que se consideran doctas en la biblia, queremos
brindar unos cuantos consejos Bíblicos que nos permitan vivir mejor.
La biblia fue creada para que nosotros podamos vivir en un paraíso aquí en la tierra en
nuestro corazón. El estudio teológico es importante pero si ese estudio solo te convierte
en alguien frio y mecánico y no te permite cambiar de vida, es posible que te estés
perdiendo de la maravillosa esencia de la palabra de Dios.
De que nos sirve saber mucho acerca del caballo rojo de Apocalipsis si seguimos viviendo
de manera desorganizada y nuestra calidad de vida cada vez va de mal en peor.
Bienvenido a un fascinante paseo por el nuevo testamento. Viviendo por la palabra.
GENESIS. Escritor: Moisés Lugar: Desierto Fecha: 1513 a. E.C
TODO TIENE UN PRINCIPIO
Febrero 3 2013. Génesis 1
Génesis significa:
1. Principio u origen de una cosa.
2 Proceso mediante el cual se ha originado o
formado una cosa: la génesis de la lluvia es la
evaporación del agua del mar y de los ríos.
El libro de génesis en la biblia es el origen o el
inicio de la creación.
Este libro fue escrito por Moisés en el año 1.513
A.C. en el desierto.
Todo en la vida tiene un principio o un origen, si
quieres resolver ese continuo pleito que tienes
en tu casa. Busca su origen, que es lo que está
causando ese constante rose.
Con el libro de génesis Dios quiere mostrarnos todo su poderío y esplendor. Dios es un ser
creador capaz de hacer cosas de la nada. V 1 “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.”
Pero sabes que es lo más maravilloso, el nos hizo a su imagen y semejanza. V 27 “Y creó Dios
al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.” Esto tiene una importancia
muy grande, significa que nosotros también podemos ser creadores, no de la nada pero si
tenemos la capacidad de administrar, dirigir o ser recursivos. V 26 “Entonces dijo Dios:
Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en
las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra ”
Nadie puede decir que es tan inútil que nada puede hacer. Hay personas que reflejan
tanto el poder de Dios en su vida, que siendo su cuerpo incompleto, sin piernas o brazos
han dado muestra de su poder creador y son personas de testimonio.
Dios hiso al hombre capaz de producir. V 28 “Y los bendijo Dios,y les dijo:Fructificad y multiplicaos;
llenad la tierra,y sojuzgadla,y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos,y en todas las bestias
que se mueven sobre la tierra.”
Como es tu vida ¿si refleja el poder creador de Dios? Eres de las personas que andas
buscando gente que haga algo por ti, o buscas personas por las cuales hacer algo.
Jehová es un Dios de excelencia, por eso lo que hace lo hace a través de procesos. El
proceso es el elemento más importante en una empresa que busca calidad total.
Los procesos lleva a altos niveles de eficiencia, los procesos nos permite suplir la
necesidad de cada momento.
El trabajo en procesos nos permite ir mejorando a medida que va avanzando, ya que
podemos corregir o hacer cambios a tiempo.
Jehová hacia un día a la vez y se cercioraba de que todo esté bien. V 18- 19 “y para señorear
en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno.
1:19 Y fue la tarde y la mañana el día cuarto.”
Dios es un Dios de orden y comenzó su proceso de creación, por eso al inicio la tierra
estaba desordena. V 2 “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del
abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.”
Cuando inicias la construcción de una casa es lógico que al comienzo se vea todo
desordenado, en la creación todavía las cosas no estaban en su lugar, es mas ni siquiera
había muchas cosas, apenas estaba comenzando por eso estaba vacía.
Muchas veces es necesario desordenar para volver a ordenar. Si tú quieres hacer un buen
aseo de la sala de tu casa, es necesario sacar los muebles, quitar cortinas, y si alguien
entra en ese preciso instante, va decir que se encontró con un desorden. Lo que no sabe
es que tú desorganizaste para volver a organizar las cosas.
En nuestra vida sucede lo mismo cuando conocemos a Cristo nos parece que todo lo
teníamos ordenado, pero llega el y nos desorganiza todo para volvernos a organizar. Y eso
es lo que no nos gusta. Deja que Dios te desorganice para que te vuelva a organizar, pero
de una manera verdadera.
Dios podía hacer las cosas con tan solo mover sus dedos o decir la palabra, pero él prefirió
hacerlo por pasos. Las mejores cosas se logran trabajando un día a la vez. Mateo 6: 30 “Así
que, no os afanéis por el día de mañana,porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio
mal.”
El afán no hace que las cosas nos queden mejor. Mateo 6: 27 “¿Y quién de vosotros podrá, por
mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?”
El proceso pudo durar muchos años, nuestros tiempos no son los mismos de Dios. 2 Pedro
3: 8 “Mas,oh amados,no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un
día.”
Hay muchos científicos, sicólogos o personas común y corriente que buscan una
explicación al suceso de la creación. Pero esto solo lo entendemos por medio de la fe.
Hebreos 11: 3 “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo
que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”
El Hombre Perfecto
Febrero- 9- 2013. Génesis 2
Dios es perfecto y todo lo que hace es
perfecto. Dios tomo algo del polvo y formo al
hombre. V 7 “Entonces Jehová Dios formó al
hombre del polvo de la tierra”
Hasta aquí todo bien, pero el hombre no era
más que un bonito muñequito de polvo. Pero
Dios no solo quería un lindo muñeco para
jugar el quería algo mas y mucho mejor.
Ese muñeco debía tener vida, entonces soplo
aliento de vida. V 7 b “, y sopló en su nariz aliento
de vida,”
Aleluya ya el hombre camina, se mueve, que maravilloso. En la juguetería también
podemos ver ese tipo de avances: primero los juguetes eran estáticos, después salieron
con pilas y también se mueven y hasta hablan.
Pero Dios no quería un simple robot programado para hacer el bien. Hasta este momento
de la creación del hombre tenemos un cuerpo y un espíritu que le da vida y esto le
permite moverse.
Pero Dios hace algo maravilloso de la unión del cuerpo y el espíritu, forma el alma. V 7 c “y
fue el hombre un ser viviente.” Una cosa es que se mueva y otra muy diferente que sea un ser
viviente, esto es tener alma. 1 Corintios 15: 45 “Así también está escrito: Fue hecho el primer
hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante.”
Que el hombre sea un alma, significa que ahora tiene sentimientos. Puede Amar y odiar,
hacer el bien y hacer el mal.
Dios le da la libertad de actuar. El hombre puede decidir que hacer por eso Dios planta el
árbol del conocimiento del bien y del mal. V 9 “Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol
delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la
ciencia del bien y del mal.” Dios no hace un árbol que dé frutos de maldad. El árbol lo que
ofrece es el conocimiento del bien y del mal
El hombre tiene la capacidad para escoger lo que quiere, es mas puede llegar a dominar al
pecado. Génesis 4: 7 “Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la
puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él .”
El hombre es perfecto es hecho a la imagen y semejanza del Dios perfecto, es tan perfecto
que es capaz de hacer lo bueno o lo malo de manera perfecta. Ser perfecto no
necesariamente significa ser bueno. Un revolver puede ser perfecto en su fabricación, y
con él se puede hacer el bien o el mal.
Características del hombre perfecto:
1. Está hecho para trabajar. V 15 “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén,
para que lo labrara y lo guardase.” El trabajo es una bendición. Un buen padre es el que le
enseña a sus hijos a trabajar. No el que le hace todo. Dios hizo la tierra perfecta, pero el
hombre tenía que trabarla y cuidarla.
2. Tiene la capacidad de estar en sujeción. V 16-17 “Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De
todo árbol del huerto podrás comer; 2:17 más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque
el día que de él comieres, ciertamente morirás.” La obediencia es fundamental en el hombre
perfecto. Obediente a Dios y a las leyes de los hombres.
3. No está hecho para estar Solo. V 18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le
haré ayuda idónea para él.” El hombre es un ser sociable.
4. Tiene Sentido de Pertenencia. V 23 “Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y
carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada .” Ve las cosas como suyas
para poderlas mejorar.
5. Es una persona de compromiso. V 24 “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se
unirá a su mujer, y serán una sola carne.” Lo que se compromete lo cumple. El si es si y el no es
no. El hombre perfecto no es el que no se equivoca, el hombre perfecto es el que sabe
corregir cuando se equivoca.
La Importancia de Reconocer Nuestros errores.
Febrero- 17- 2013- Génesis 3
Si cometemos algún error es fundamental que el
responsable reconozca su "equivocación", ya
que está es la única forma de crecer, no
tropezando con la misma piedra. El problema es
que el ser humano tiene la costumbre de no
reconocer sus errores.
No hay hombre perfecto todavía pero si
hombres y mujeres que gracias a la nobleza y a
su capacidad de reconocer sus errores y
aprender de ellos han logrado crecer material,
mental y espiritualmente.
A nadie le gusta equivocarse y tener que reconocerlo muchas veces es algo que cuesta y
hasta duele.
Equivocarnos no nos hace menos valiosos, ni menos dignos, los errores son parte de la
vida y nos brindan la oportunidad de ser mejores aprendiendo de la experiencia y
aceptando las consecuencias.
Cuando reconocemos que nos hemos equivocado, que hemos cometido un error,
tenemos la oportunidad de corregir. Si tú no aceptas tus equivocaciones en el hogar,
como esposo, como esposa o como hijo. Nunca vas a poder tener un hogar perfecto.
Si no aceptas que te estás equivocando en el manejo de tu negocio, de tu dinero sea el
salario o la ganancia de tu empresa, vas a terminar en la quiebra.
Si no aceptas que estas cometiendo errores en tu estudio, no vas a tener la oportunidad
de corregir y lo más probable es que pierdas el semestre.
El problema con Adán no fue que se haya equivocado, el problema es que no fue capaz de
reconocer su error a pesar de que Dios le estaba dando una oportunidad para que se
arrepintiera. Dios lo sabe todo, a él no se le escapa nada. Pero él se hacia el que no sabía
dónde estaba Adán. V 9 “Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?”
El error de Adán fue que:
1. Huyo de la presencia de Dios. V 8 “Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al
aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del
huerto.” La solución no es huir del problema, la solución es enfrentar el problema, siempre
que huyas del problema lo único que va a pasar es que va a crecer, la deuda, el conflicto
en el hogar. Etc.
2. Busco excusas. V 12 “Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol,
y yo comí.” Las excusas nos llevan a cometer otros errores, caemos en la mentira. Las
excusas nos hacen mediocres.
3. No asumió su responsabilidad. Adán descuido a su mujer, por eso Dios lo llamo a él para
pedirle cuantas aunque la que lo indujo al error fue Eva. V 9 a “Mas Jehová Dios llamó al
hombre” ¿Cuál es tu responsabilidad en la vida? De qué cosas tú tienes que responder.
Cuando nosotros vivimos de excusas hacemos que otros también hagan lo mismo. V 13
“Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y
comí.”
Satanás a través del pecado quiere avergonzarnos delante de Dios para que no nos
acerquemos a él. V 10 “Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y
me escondí.”
Que origino el error de Adán:
1. Eva escucho mentiras. V 1 “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que
Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del
huerto?” Dios le dijo que de todo árbol podía comer menos del árbol de la ciencia del bien
y del mal. 2: 16-17. Pero la serpiente le estaba haciendo creer que Dios había dicho que no
podían comer de ningún árbol. A quien escuchas en lo secular y en lo espiritual.
2. Eva le aumento a la palabra de Dios. V 3 “pero del fruto del árbol que está en medio del huerto
dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis.” Dios en ningún momento le dijo
que no lo tocara. En lo secular también hacemos lo mismo cuando discutimos con nuestro
cónyuge, por lo general terminamos diciendo cosas que el otro no dijo. ¡Es que usted me
dijo que ya no me quiere!
3. Eva quería ser como Dios. Satanás la tentó con lo mismo que el cayo. El quería ser
como Dios. V 5 “sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis
como Dios, sabiendo el bien y el mal.”
4. La intención de su mirada cambio. Las cosas son o no son de acuerdo a la intención con
que las miro. A partir de ese momento Eva empezó a mirar al árbol con otros ojos, ahora
ya le parecía agradable y codiciable. V 6 “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que
era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio
también a su marido, el cual comió así como ella.” Tu vida es tal cual como tú la miras, como
mieras el problema, como miras a tu esposo(a), a tus hijos, a tus padres. Como alguien
insoportable, como alguien agradable. El árbol estaba ahí todo el tiempo pero para Eva
era como si no existiera, el árbol empezó a cobrar vida y a ser interesante en el momento
en que ella se interesó en él.
La preocupación de pablo es que así como Satanás engaño a Eva, también engalle a los
cristianos tibios. 2 Corintios 11: 3 “Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva,
vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cri sto.”
Los cristianos modernos por no tener el verdadero conocimiento de la palabra de Dios,
escuchan a cualquier persona que les dice mentiras y le aumentan o le quitan a la
escritura de acuerdo a su conveniencia. 2 Corintio 11: 4 “11:4 Porque si viene alguno predicando
a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro
evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis;”
El pueblo de Dios se perdió por falta de conocimiento. Y lo mismo está sucediendo en
estos tiempos, hoy hay muchos estadios, coliseos y templos llenos pero de gente sin
conocimiento solo habidos de un milagro.
Caín y Abel. Dios mira el Corazón. Génesis 4
Una familia como muchas aparentemente
normal. Adán y Eva tienen dos hijos crecen cada
y uno se dedica a su trabajo. V 1 “Conoció Adán a
su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por
voluntad de Jehová he adquirido varón. 4:2 Después dio a
luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín
fue labrador de la tierra.”
Como nos podemos dar cuenta hasta aquí no
hay ningún problema. Los dos creen en Jehová,
tanto que los dos llevan ofrenda a Dios. V 3-4 a
“Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto
de la tierra una ofrenda a Jehová.
4:4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus
ovejas, de lo más gordo de ellas”
En la palabra no dice que Caín llevo lo peor, simplemente dice que llevo ofrenda. Es más
Dios sabe del esfuerzo que hizo Caín, recuerda que el trabajo de labrar la tierra no es fácil,
no es un trabajo para flojos.
Dios miro dos cosas, miro a Abel y miro su ofrenda. V 4 b “Y miró Jehová con agrado a Abel y a su
ofrenda;” de la misma forma mira a Caín y mira su ofrenda. V 5 a “pero no miró con agrado a
Caín y a la ofrenda suya”
Dios primeramente mira al hombre, pero después mira la ofrenda no podemos separar al
hombre de la ofrenda.
Dios mira nuestro corazón. 2 Corintios 9: 7 “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con
tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.”
En el corazón de Caín había maldad. V 6 “Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y
por qué ha decaído tu semblante?”
Aquí encontramos el tipo de dos clases de cristianos, uno que se congrega porque ama a
Dios y su actitud es la mejor y otro que hace las cosas porque le toca. Hoy nuestra ofrenda
ya no son los animales, ni el producto del campo. Nosotros somos esa ofrenda viva y el
templo es el lugar donde nos damos en sacrificio. Romanos 12: 1 “Así que, hermanos, os ruego
por las misericordias deDios,que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo,santo,agradablea Dios,que
es vuestro culto racional.”
Entregar nuestro cuerpo en sacrificio significa dar lo mejor del tiempo que Dios nos da, lo
mejor de los talentos, lo mejor de los diezmos. Etc.
Dios sabe lo que hay en nuestro corazón por eso el en su misericordia nos:
1. previene a tiempo. V 7 “Si bien hicieres,¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a
la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.” Dios quiere que todo el
mundo sea salvo.
2. Nos da la oportunidad de arrepentirnos. V 9 “Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu
hermano? Y él respondió:” ¿será que en realidad Dios no sabía dónde estaba Abel, o lo que le
había pasado? La historia se repite. Dios le dio la oportunidad a su padre Adán para que se
arrepintiera, cuando le dijo Adán, Adán donde estas. Pero al igual que hiso su padre Caín
también rechazo esta oportunidad. V 9b “No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?”
Todo lo que hagamos para Dios tienen que ser con gozo y alegría, el problema del
cristiano moderno es que solo busca a Dios por los milagros por esta razón su gozo es
perecedero, es muy corto. Y pronto esta renegando de Dios cuando considera que Dios le
incumplió en su petición.
Cuando no le damos a Dios con alegría y somos desobedientes no nos queda más que
soportar la terrible consecuencia. V 11 “Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca
para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.”
Caín no se arrepintió ni aun mirando el castigo, lo que hizo fue lamentarse por su
condición y hacerse la víctima. V 13-14 “Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser
soportado. 4:14 He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y
extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará.”
En los momentos de dificultad es cuando nuestro corazón queda al descubierto y brota de
el todo lo que tiene escondido. Maldad o benignidad, enojo o humildad.
No es hora de admirarnos de Caín es la hora de hacernos un autoanalices de nuestro
corazón.
¿Cómo está tu corazón delante de Dios?
¿Qué cosas están muy escondidas allí que todavía no arreglaste seriamente con Dios?
¿Cómo reaccionas o qué expresas cuando algo tuyo no es aprobado o aceptado?
¿Cómo tratas a tus hermanos cuando sus ofrendas son aceptadas, cuando sus ministerios
son reconocidos o cuando son elegidos en lugar tuyo?
¿Continuas amando a tu hermano o lo “asesinas” con tus palabras, tus indiferencias y tus
críticas? No lleves tu ofrenda por necesidad, ofrécela por agradecimiento
Que tu vida no la moldee el Mundo. Génesis 5-6.
La maldad en el mundo es algo que fue creciendo con el
tiempo. Y lo mismo puede pasar en la vida de un
cristiano, sipermite que en su corazón y en su mente se
alberge algo de maldad por muy pequeña que sea esta
puede ir creciendo de tal manera que después sería
difícil controlarla. 6: 11 “Y se corrompió la tierra delante
de Dios, y estaba la tierra llena de violencia.”
Noé era un hombre de carácter que no permitió que los
demás lo contaminaran, esto hizo que el hallara gracia
delante de Dios. V 8 “Pero Noé halló gracia ante los ojos
de Jehová.”
Noé sabía muy bien lo que él quería. Para que una persona salga victorioso en cualquier proyecto que tenga es necesario
saber muy bien qué es lo que quiere lograr, el que no sabe que quiere está perdido.
Para poder convencer a otros es necesario primero nosotros estar convencidos, sino estás muy convencido de la
salvación, te será muy difícil convencer a los demás. En lo secular es lo mismo sino estás muy convencido delproyecto
que estas realizando te será muy difícil hacer que otros te sigan o te apoyen en lo que estás haciendo.
Lo que necesitamos para tener una buena relación con Dios.
1. oir la palabra de Dios. 13 a “Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser,” 14 a “Hazte un arca de madera de
gofer;” hay mucho cristiano que ha perdido el habito de leer o estudiar la biblia, y solo a través de ella es que podemos
escuchar a Dios.
2. Creer a la voz de Dios. Hebreos 11: 7 “Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se
veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase”
3. Obedeser a la palabra de Dios. V 22 “Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó.” No basta con solo
oír la voz de Dios o creer en ella, también es necesario obedecer, hay muchos que oyen y creen pero tienen problema
para obedecer.
En el tiempo del diluvio la solución era entrar en el arca dirigida por Noé. Hoy la solución es entrar al reino de los cielos
guiado por Jesucristo. Marcos 24: 37 “Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.”
La invitación para entrar al reino está vigente y es para todos, pero para lograrlo es necesario mantenernos firmes,
perseverar hasta elfinal.
Cada día el mundo está más lleno de maldad. Y trata por todos los medios de convertirnos a él, de convencernos de que
estamos equivocados. Pero los hijos de Dios no estamos para dejarnos convencer, estamos hechos para convencer.
Jeremías 15: 19 “Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y sientresacareslo
precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanseellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.”
No dejes que las circunstancias cambien tu esencia de cristiano.
¿Zanahoria,huevo o café?
La hija se quejaba con su padre acerca de su vida y de cómo las cosas le resultaban tan difíciles.
No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida.
Estaba cansada de luchar.
Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.
Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo.
Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte.
Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo.
En una de las ollas colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café.
Las dejó hervir sin decir palabra.
Su hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre.
A los veinte minutos el padre apagó el fuego.
Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón.
Sacó los huevos y los colocó en otro plato.
Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente.
Mirando a su hija le dijo: “Querida hija, ¿qué ves?”
-”Zanahorias, huevos y café”, fue su respuesta.
La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias.
Ella lo hizo y notó que estaban blandas.
Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera.
Luego de sacarle la cáscara, observó elhuevo duro.
Luego le pidió que probara el café.
Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma.
Humildemente la hija preguntó: -” ¿Qué significa esto, padre?”
El entonces le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: elagua hirviendo, pero habían
reaccionado en forma diferente.
La zanahoria llegó al agua fuerte y dura, pero después de pasar por el agua hirviendo, se había vuelto débil y fácilde
deshacer.
El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo,
su interior se había endurecido.
Los granos de café sin embargo, eran únicos; después de estar en el agua hirviendo, habían cambiado al agua.
- “¿Cuál eres tú?”, le preguntó a su hija.
- “Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿cómo respondes?
¿Eres una zanahoria que parece fuerte, pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu
fortaleza?
¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable?
¿Poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido te has vuelto duro y rígido?
Por fuera te ves igual, pero… ¿eres amargado y áspero, con un espíritu y un corazón endurecido?
¿O eres como un grano de café?
El café cambia al agua hirviente, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza
su mejor sabor.
Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas mejor y haces que las cosas a tu alrededor
mejoren.
Y tú, ¿cuál de los tres eres?”
Preparándonos para el Final. Génesis 7
No siempre el fin es la culminación de todo. Puede ser el
final de una etapa brillante para comenzar otra mejor.
Muchas personas muy buenas consiguen grandes
logros, alcanzan sus metas pero muy difícilmente las
sostienen.
En algunas ocasiones llegar a la cúspide es fácil, lo difícil
es sostenerse en ese lugar.
Por lo generallos seres humanos siempre nos
preparamos para conseguir metas, no para mantenerlas.
La justicia y la santidad no es asunto de un día, es una lucha continua. V 1 “Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa
en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.”
No siempre el fin es la culminación de todo. Puede ser el final de una etapa brillante para comenzar otra mejor.
Muchas personas muy buenas consiguen grandes logros, alcanzan sus metas pero muy difícilmente las sostienen.
En algunas ocasiones llegar a la cúspide es fácil, lo difícil es sostenerse en ese lugar.
Por lo generallos seres humanos siempre nos preparamos para conseguir metas, no para mantenerlas.
La justicia y la santidad no es asunto de un día, es una lucha continua. V 1 “Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa
en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.”
Siempre debemos saber que por cada siete cosas buenas solo hay una mala. El problema es que siempre preferimos ver lo
malo más que las cosas buenas. V 2 “Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo
delante de mí en esta generación.” Tu esposo(a), tus hijos, tienen muchas cosas buenas, disfrútalas y no te amargues solo
mirando lo malo de ellos.
Dios es bueno y en su misericordia nos da tiempo para organizarnos, no desperdicies ese tiempo en cosas inservibles. V 4
“Porque pasados aún siete días, yo haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y raeré de sobre la faz de la
tierra a todo ser viviente que hice.”
Las necesidades deben servirnos para acercarnosa Dios y para buscar la forma de superarnos día a día. Por el diluvio Noé
tuvo la necesidad de entrar en el arca. V 7 “Y por causa de las aguas del diluvio entró Noé al arca, y con él sus hijos, su
mujer, y las mujeres de sus hijos.”
Todos nos preparamos para el nacimiento y muy pocos lo hacen para la muerte. Prepararnos para la muerte no significa
resignarnos a ella, significa preparar nuestra vida para que nuestra muerte no se convierta en carga para los demás.
La biblia nos registra ejemplos de siervo de Dios desorganizados, que después de su muerte dejaron a su familia con
deudas y con muchos problemas. 2 Reyes 4: 1 “Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a Eliseo,
diciendo: Tu siervo mi marido ha muerto; y tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehová; y ha venido el acreedor para
tomarse dos hijos míos por siervos.”
Dios nos manda a poner nuestra vida en orden. 2 reyes 20: 1 “En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a
él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.”
Prepárate el final de cada etapa de nuestra vida termina pronto. La etapa en que tus hijos son niños, jóvenes o están
solteros terminara pronto, disfrútalos mientras están contigo.
Nuestra vida en el matrimonio será siempre una luna de miel, siaprendemos a prepararnos para el finalde cada una de las
etapas que lo conforman, los 20, los 40, los 50 o cualquiera que sea tu edad es una etapa maravillosa si la sabes disfrutar.
Toda etapa de nuestra vida sea buena o mala pronto terminara prepárate para comenzar la que sigue.
Pronto Bajaran las Aguas. Génesis 8
Marzo 17 2013
Muchas veces sentimos que ya no podemos
mas todos los problemas parecen llegar junto,
enfermedades, deudas, problemas en el hogar.
Sentimos que el agua nos llega hasta el cuello.
Esto le pasó al pueblo de Dios, las cataratas de
los cielos se abrieron y la tierra se lleno de
agua, y no solo hasta el cuello, quedo
totalmente cubierta por las aguas.
Noé en el arca estaba protegido pero igual las
aguas se le convirtieron en un problema, tuvo
que soportar cuatro días de intensa lluvia. 7: 17
“Y fue el diluvio cuarenta días sobrela tierra; y las aguas
crecieron, y alzaron el arca, y se elevó sobre la tierra.”
La experiencia que estaba viviendo Noé, era desagradable. Imagínate por un instante lo
que él estaba soportando. El arca se movía intensamente, los animales estaban asustados
además tenía que atenderlos cuidarlos darles de comer. Mucha gente afuera gritando
desesperados, probablemente muchos de sus familiares y amigos que le rogaban que los
deje entrar. Ante tanto drama lo más probable es que Noé se hubiera conmovido y
hubiera abierto la puerta, por este motivo fue Jehová Dios quien directamente la cerró. V
16 b “y Jehová le cerró la puerta.”
Pero la noticia maravillosa es que no importa cuánto suban las aguas, Dios siempre se
acordara de nosotros. Génesis 8: 1 “Y se acordó Dios de Noé, y de todos los animales, y de todas las
bestias que estaban con él en el arca;e hizo pasar Dios un viento sobrela tierra,y disminuyeron las aguas .”
Dios quiere salvarnos de ese diluvio, pero es necesario que entendamos como lo hace:
1. Detuvo lo que originaba la inundación. V 2 “Y se cerraron las fuentes del abismo y las cataratas
de los cielos; y la lluvia de los cielos fue detenida.” Si tú tienes un grave problema en tu vida es
necesario que primero descubras que es lo que lo está originando, es importante conocer
la raíz del problema de esta forma podremos darle soluciones definitivas.
2. Las Aguas bajaban gradualmente. V 3 “Y las aguas decrecían gradualmente de sobre la tierra; y se
retiraron las aguas al cabo de ciento cincuenta días.” Todo en la vida es un proceso, si los
problemas te llegaron poco a poco, poco a poco también se irán.
3. Genero reposo. V 4 “Y reposó el arca en el mes séptimo, a los diecisiete días del mes, sobre los
montes de Ararat.” Cuando sentimos que el agua nos llega hasta el cuello es necesario que
tomemos un receso, que respiremos un poco, que tomemos un nuevo aire que nos
permita pensar con claridad.
* Las aguas continúan bajando, pero podemos ver las cosas con más claridad. V 5
“Y las aguas fueron decreciendo hasta el mes décimo; en el décimo, al primero del mes, se
descubrieron las cimas de los montes.”
4. Dejó que Noé actué. V 6 “Sucedió que al cabo de cuarenta días abrió Noé la ventana del arca que
había hecho,” Noé tuvo que superar cualquier temor, y abrir la puerta. Dios está con
nosotros dispuesto ayudarnos en todo lo que emprendamos, pero es necesario que
también tomemos la decisión de actuar. Dios tiene un empleo maravilloso para ti, pero es
necesario que tú te levantes y golpees puertas buscando la oportunidad.
5. Inicio un proceso de purificación, de limpieza. V 7 “y envió un cuervo, el cual salió, y estuvo
yendo y volviendo hasta que las aguas sesecaron sobrela tierra.” Los cuervos se alimentan de lo que
puedan encontrar en su medio, es decir después del diluvio quedaron muchos muertos, y
los cuervos podían comer carne y de esta manera limpiar la tierra. Dios permite que
toquemos fondo para que podamos cambiar, limpiar muchas cosas de nuestra vida.
Mateo 24: 28 “Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.”
No estamos solos el espíritu santo es nuestro ayudador, es el que se encarga de
advertirnos. V 11 “Y la paloma volvió a él a la hora de la tarde; y he aquí que traía una hoja de olivo en el
pico; y entendió Noé que las aguas se habían retirado de sobre la tierra.” El espíritu santo es el que
nos convence de pecado. Juan 16: 7-8 “Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya;
porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros;mas si me fuere, os lo enviaré. 16:8 Y cuando él
venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.”
Dios nos salva de la destrucción pero por que tiene un propósito con nosotros. V 17 “Todos
los animales que están contigo de toda carne, de aves y de bestias y de todo reptil que se arrastra sobre la
tierra, sacarás contigo; y vayan por la tierra, y fructifiquen y multiplíquense sobre la tierra.” Ya que se
trataba de iniciar una nueva generación. Noé recibe el mismo mandato de Adán.
Multiplicarse y fructificar.
Dios no nos saco de la inmundicia para que sigamos en la misma mundanidad, el lo hizo
porque quiere que le sirvamos con todo nuestro corazón. El agradecimiento es la fuerza
suficiente para no desmallar en nuestro servicio.
Noé fue agradecido con Dios. V 20 “Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y
de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar.”
A Dios le agrada un corazón agradecido. V 21 “Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su
corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del
hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho.” No
importa cuán profundas sean las aguas. Cristo siempre está listo para rescatarnos.
Las Consecuencias de nuestros Actos. Génesis 9
Marzo- 24- 2013.
Los seres humanos no somos seres aislados,
vivimos con y para los demás, Dios mismo dijo
que no era bueno que el hombre estuviera solo.
Génesis 2: 18 “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el
hombre esté solo;le haréayuda idónea para él.” así no
nos guste cualquier cosa que nosotros hagamos
o dejemos de hacer en un momento
determinado involucran a los demás.
En definitiva, en forma inconsciente o
consciente nuestras prácticas individuales o
colectivas generan consecuencias favorables o
desfavorables.
Es doloroso pero las consecuencias de nuestros pecados o de cualquier mal actitud
pueden alcanzar a personas que amamos, cosa que no nos ponemos a pensar en el
momento de querer satisfacer nuestros deseos carnales.
Tu puedes orar, ayunar, rogar y todo lo que quieras hacer, para que la consecuencia de tu
pecado no se lleve a cabo, pero tenemos que entender que eso fue algo que nosotros
mismos propiciamos, por ello, tenemos que someternos a la voluntad de Dios y saber que
podremos salir delante de esa situación.
Noé era un hombre justo. Génesis 6: 9 “Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era
perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé” el comportamiento de Noé era tan bueno que
hallo gracia ante los ojos de Jehová. Génesis 6: 8 “Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.”
Noé estaba muy feliz, por haber obtenido la bendición de Dios. Trabajaba la tierra con
alegría. V 20 “Después comenzó Noé a labrar la tierra, y plantó una viña;”
Muchas veces estamos tan alegres que por la emoción cometemos errores y actuamos de
manera incorrecta. Noé empezó actuar de manera incorrecta y las consecuencias estarían
por llegar. V 21 “y bebió del vino, y se embriagó, y estaba descubierto en medio de su tienda.”
Consecuencias de una mala actitud.
1. Hizo que su hijo lo deshonrara. V 22 “Y Cam, padre de Canaán, vio la desnudez de su padre, y lo
dijo a sus dos hermanos que estaban afuera.” Muchas veces nosotros somos los culpables de
que los demás nos pierdan el respeto. Nuestra actitud es fundamental ante los demás.
Para Dios no solo es culpable el que murmura también lo es el que da pie para que otros
murmuren.
2. Produjo maldición en la vida de su Nieto. V 25 “y dijo: Maldito sea Canaán; Siervo de siervos
será a sus hermanos.”
3. Provoco el pecado de Cam. Levítico 18: 7 “La desnudez de tu padre, o la desnudez de tu madre,
no descubrirás; tu madre es, no descubrirás su desnudez.” Algunos argumentan que Cam tuvo
relaciones sexuales con su madre. Basados en levítico 18: 6 “Ningún varón se llegue a parienta
próxima alguna, para descubrir su desnudez. Yo Jehová.” Cualquiera que allá sido el pecado de
Cam, lo produjo la irresponsable actitud de Noé.
Noé tomo una decisión apresurada, declaro cosas que más adelante afectarían la vida de
su nieto.
Muchas veces llevados por la emoción prometemos y decimos cosas sin pensar en las
consecuencias.
Nuestros actos no solo tienen que ver con nuestro comportamiento, sino también con
nuestra forma de hablar, con nuestros compromisos. Jefte tenía el respaldo de Dios esto
hizo que él se emocionara e hiciera una promesa. Jueces 11: 30-31 “Y Jefté hizo voto a Jehová,
diciendo:Si entregares a los amonitas en mis manos, 11:31 cualquiera quesalierede las puertas de mi casa
a recibirme, cuando regrese victorioso de los amonitas, será de Jehová, y lo ofreceré en holocausto.”
Hasta aquí no había problema, pero pronto su forma de actuar lo pondría a prueba. V 34
“Entonces volvió Jefté a Mizpa,a su casa;y he aquí su hija quesalía a recibirle con panderos y danzas, y ella
era sola,su hija única;no tenía fuera de ella hijo ni hija.” Si…la que salió primero fue su propia hija,
la única.
La consecuencia es inevitable. V 35 “Y cuando él la vio, rompió sus vestidos, diciendo: ¡Ay, hija mía!
en verdad me has abatido, y tú misma has venido a ser causa de mi dolor; porque le he dado palabra a
Jehová, y no podré retractarme.”
Recuerda nuestros actos sean buenos o malos no solo afectan nuestra vida, también lo
hacen con los demás. Piensa muy bien antes de actuar, tu vida y la de los demás está en
juego.
La Gloria solo para Dios. Génesis 10- 11
Marzo- 31- 2013.
Noé era un hombre justo y aunque falló y
se equivocó cuando por su
irresponsabilidad se embriago y causo el
pecado de su hijo.
El y su familia honraban a Dios, pero
empezó a pasar el tiempo la tierra empezó
a poblarse, la descendencia de sus hijos era
numerosa, como nos lo muestra el capítulo
10. V: 1 “Estas son las generaciones delos hijos de
Noé: Sem, Cam y Jafet, a quienes nacieron hijos
después del diluvio.”
La gente empezó a multiplicarse y a
olvidarse de la honra a Dios.
Lo mismo sucede en este tiempo, cuando una persona dice tener muchos años de vida
cristiana debería así mismo aumentar la honra a Dios, pero muchas veces sucede todo lo
contrario. Vamos perdiendo el primer amor, ya no lo buscamos con ternura, lo hacemos
con amargura de corazón, solo exigiendo un favor para nosotros.
O lo que es más grave cuando comenzamos a servir a Dios, se nos olvida de quienes
éramos, Dios empieza a respaldar la obra de nuestras manos y desplazamos a Dios y
queremos la gloria para nosotros.
Es lindo ver mi nombre en un afiche, que se me escuche aquí y allá, que alguien diga:-
¿conoces a fulano de tal?- Y que el otro responda: -¡Oh! ¡Claro que sí! ¡Cómo no conocer
de él, claro que lo conozco! ¡Qué hombre de Dios!- Pero cuidado, eso nos lleva a caer en
un terreno bajo y resbaladizo, que acaba en lo que tantos han acabado, edificando sus
propios reinos, y olvidando la esencia del evangelio. Olvidando que Jesús mismo dijo:
Mateo 23: 5-7 “Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus
filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras
sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí...”
Olvidando que quien era Dios se hizo hombre, y siendo maestro se hizo servidor y lavó los
pies de sus discípulos en vez de exigir que sea al revés, enseñando cómo se debía servir.
Dios no está en contra del progreso. Entonces qué es lo que le molesta:
1. La Ambición. Génesis 11: 4 a “Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya
cúspidellegueal cielo” apetito exagerado por sobresalir más que los demás, en este caso ellos
querían llegar a la altura de Dios. Hay muchas personas que tienen problemas porque
siempre quieren sobresalir aun por encima de sus superiores. No respetan las jerarquías,
son personas de deshonra.
2. La vanagloria. V 4 b “y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la
tierra.” Querían fama para su propia conveniencia. Solo por figurar. Se les olvido que el
único nombre de importancia sobre la tierra es Jehová.
Eran un pueblo unido, uno de los principios del éxito, si queremos prosperar en algo es
necesario unirnos, la unidad trae la fuerza. V 6 “Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos
éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han
pensado hacer.” Dios mismo reconoció que si este pueblo se mantiene unido como uno solo
nadie los podría detener.
Solo que en este caso la unidad seria para enfrentarse a Dios, y para eso ya no sirve. Así se
una el mundo entero si se enfrenta a Dios siempre saldrá perdiendo. Dios invirtió el
principio de unidad. Dividió al pueblo. Y dejaron de edificar. V 8 “Así los esparció Jehová desde
allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.”
Hay una sola forma para que los seres humanos podamos unirnos, ¿sabes cuál es? Es algo
que cada día se pierde y por eso los hogares se destruyen y las naciones viven en guerra.
¿Ya lo descubriste? Lo que mantiene en unidad a la gente es el dialogo, es el hablar. V 7
“Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su
compañero.”
Jehová confundió su lengua, ellos ya no se entendían, la única forma de podernos
entender con alguien es a través del dialogo, a través del hablar.
Si tu hogar se está destruyendo, si ya no construyen juntos, tal vez es porque ya no se
están entendiendo. Y si ya no se están entendiendo es porque ya se escaseó el hablar.
El mandato de Dios para que las familias permanezcan en unidad es hablar a tiempo y aun
fuera de tiempo nunca es tarde para intentarlo. Efesios 4: 26-27 “Airaos, pero no pequéis; no
se ponga el sol sobrevuestro enojo, 4:27 ni deis lugar al diablo.” Cuando una persona se enoja por lo
general no habla, se enmudece.
El enmudecer muchas ves solo trae dolor. Salmo 39: 2 “Enmudecí con silencio, me callé aun
respecto de lo bueno; Y se agravó mi dolor.”
Si quieres tener éxito en lo secular o en lo espiritual aprende a trabajar en equipo. Únete
en oración con la iglesia y veras la gloria de Dios, únete con tu familia y tendrás grandes
logros. Solo recuerda que no importa cuán alto Dios te permita llegar, siempre la gloria
tiene que ser para el rey de reyes, Jehová el todo poderoso.
El Llamado de Abraham. Caminando hacia la meta. Génesis 12
Abril- 7-2013.
¿Sabes cuál es la diferencia entre la gente que
tiene éxito y la que no lo tiene?
La que lo tiene, sabe hacia donde se dirige.
Puede trazar su camino, trabajar para obtener lo
que desea y eliminar los obstáculos que
encuentra.
Una vida sin metas, es como querer salir de viaje
sin saber a dónde vamos, que tipo de viaje
queremos hacer, por cuanto tiempo, que
necesitamos, con que contamos, que tenemos
que empacar o comprar, etc.
El que no tiene una meta definida va para
cualquier lado, total está perdido.
Para lograr una meta es importante saber cuál es. El propósito de Dios desde un principio
era que el hombre viviera en un paraíso, lo intento con Adán. Génesis 1: 28 “los bendijo Dios,
y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las
aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.” pero el fallo, también lo
intento con Noé. Génesis 9: 1 “Bendijo Dios a Noé y a sus hijos,y les dijo:Fructificad y multiplicaos, y
llenad la tierra.” y también fallo.
Jehová es un Dios de excelencia, acostumbrado al éxito, por eso nunca se da por vencido y
sigue luchando por darle al hombre lo que le prometió. Y en esta ocasión vuelve intentar
iniciar el camino hacia la meta. En esta ocasión utiliza a Abraham. Génesis 12: 2 “Y haré de ti
una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.”
Que se necesita para llegar a la meta.
1. Desprendimiento. V 1 “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la
casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.” no se trata de abandonar a nuestra familia, pero si
es muy importante despojarnos de todas las ataduras que nos impiden avanzar. Pueden
ser la familia, nuestros temores, nuestros prejuicios.
2. Confiar en la Protección de Dios. V 3 a “Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te
maldijeren maldeciré;” cuando yo creo que cuento con la bendición de Dios tengo valor para
avanzar y puedo vencer todo obstáculo.
3. Buscar que mi trabajo Bendiga a los demás. V 3 b “y serán benditas en ti todas las familiasde la
tierra.” cuando lo que hago beneficia a los demás y a la obra de Dios, puedo lograr su
protección. Muchas veces nos la pasamos pidiendo riquezas y cosas en abundancia, pero
dios mismo se pregunta y para que quiere este tanto, y casi nunca se nos ocurre decirle
para ayudar a tu obra. Todo lo que pedimos es para nosotros, por lo tanto muchas de
nuestras peticiones tienen intención egoísta.
4. Obedecer. A Dios y a las autoridades en la tierra y sus normas. V 4 a “Y se fue Abram, como
Jehová le dijo” la obediencia siempre ha sido lo más importante para Jehová Dios. 1 Samuel
15: 22-23 “Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se
obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sa crificios, y el prestar
atención que la grosura de los carneros. 15:23 Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como
ídolos e idolatría la obstinación. Por cuanto tú desechaste la palabra de Jehová, él también te ha desechado
para que no seas rey.”
5. Creer que nunca es tarde para comenzar. V 4 b “Y era Abram de edad de setenta y cinco años
cuando salió de Harán.” La edad no limita los sueños.
6. Saber que en todo camino hay obstáculos. V 10 a “Hubo entonces hambre en la tierra,” ser
millonario, profesional, o alguien de éxito no es fácil por eso no todo el mundo lo logra.
7. No dejar que la fe se quebrante. La falta de paciencia y la fe quebrantada llevo a
Abraham a cometer dos errores.
1. Buscar soluciones en sus fuerzas. V 10 b “y descendió Abram a Egipto para morar allá;
porque era grande el hambre en la tierra.” Abraham tomo la decisión que mejor le
pareció sin consultar a Jehová, sin esperar en él, la desesperación nos puede llevar
a tomar decisiones equivocadas.
2. Mintió. V 11-13 “Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He
aquí, ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto; 12:12 y cuando te vean los egipcios,
dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida. 12:13 Ahora, pues, di que eres
mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti .” hay
personas que creen que el fin justifica los medios. Y aparentemente le fue bien. V
15-16 “También la vieron los príncipes de Faraón, y la alabaron delante de él; y fue
llevada la mujer a casa de Faraón. 12:16 E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo
ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos.”
8. Debemos saber que toda acción que hagamos genera consecuencia, positiva o negativa.
V 17- 20 “Mas Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abram.
12:18 Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me
declaraste que era tu mujer? 12:19 ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla
para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete. 12:20 Entonces Faraón dio orden a su
gente acerca de Abram; y le acompañaron, y a su mujer, con todo lo que tenía .”
Recuerda que todo camino al éxito tiene tropiezos, si encuentras un camino sin ellos es
muy probable que ese camino no te lleve a ninguna parte.
Sin Ataduras Podemos Avanzar. Génesis 13-14
Abril- 14-2013
Tal vez las cosas nos están saliendo bien, lo
tenemos todo, pero cuando pudiéramos
lograr más significa que no estamos
avanzando.
Muchas veces nos acostumbramos a la
calificación bien y no luchamos por el
excelente.
Que una persona de 80 años diga que logro
una gran Azaña, Caminar 3 cuadras sin
cansarse está muy bien, pero el que diga esto
sea un niño sano y de 14 años, ya no está muy
bien. Porque el sí puede dar más, solo es
cuestión de esforzarse.
Que un cristiano diga que está muy bien con lo que tiene pudiendo alcanzar más
bendiciones y sobre todo porque Dios se las haya prometió no está bien.
Pregúntate a ti mismo que es lo que en realidad te impide avanzar, crecer y llegar a
superarte en tu vida. Puede que digas que son los obstáculos o quizás el miedo que nos
rodea en la vida. Pero el principal obstáculo que tenemos y que nos impide avanzar y
superarnos somos nosotros mismos. Nuestros prejuicios.
Abraham era un hombre que tenía una perfecta relación con Dios, por eso siempre le iba
bien en todo lo que emprendía. V 2 “Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro.” Él no era
rico…era riquísimo.
Una persona con buena relación con Dios y que este bendecida trasmite bendición a los
que están a su lado. V 5 “También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas.”
Pero Abraham podía tener más bendiciones de las que tenía, que era lo que lo tenía
atado, a pesar de que le iba muy bien.
Llego un momento en que las bendiciones, las promesas de Dios se empezaron a convertir
en realidad, la atadura se rompió en la vida de Abraham. ¿Cuál era esa atadura? V 14 “Y
Jehová dijo a Abram, después que Lot se apartó de él: Alza ahora tus ojos,y mira desde el lugar donde estás
hacia el norte y el sur, y al oriente y al occidente.” Si… así es… la atadura era Lot su sobrino.
En ese momento cuando se rompió la atadura la bendición fue total. V 15- 17 “Porque toda
la tierra que ves, la daré a ti y a tu descendencia para siempre. 13:16 Y haré tu descendencia como el polvo
de la tierra; que si alguno puede contar el polvo de la tierra, también tu descendencia será contada. 13:17
Levántate, ve por la tierra a lo largo de ella y a su ancho; porque a ti la daré.”
¿Por qué Lot se convirtió en una atadura que no dejaba que Abraham disfrutara a plenitud
la promesa hecha por Dios? Cual fue la orden de Dios. Génesis 12: 1 “Pero Jehová había dicho
a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.” Pero
Abraham cargo con su sobrino.
Tal vez por tu esposo(a) y tus hijos podrías vivir feliz, pero porque no lo haces, muchas
veces por la atadura que tienes, sufres por todo el mundo y en tus fuerzas tratas de
ayudar y no dejas que ellos dependan de Dios porque dependen de ti. O simplemente
cuando deberías estar en tu casa cumpliendo con tus deberes de esposa o esposo, estas
metida(o) en la casa de tus padres, por eso tu hogar está a punto de destruirse.
Dios empezó la separación. A romper las ataduras. V 6 “Y la tierra no era suficiente para que
habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar.”
Dios permitió que tuvieran contienda entre los dos. V 7 “Y hubo contienda entre los pastores del
ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la
tierra.”
Lot creía que la prosperidad estaba en las buenas tierras y no en Dios por causa de la
bendición de Abraham. V 10 “Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de
riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese
Jehová a Sodoma y a Gomorra.”
La ambición hizo que Lot tomara una mala decisión. V 12-13 “Abram acampó en la tierra de
Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma.
13:13 Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera.”
La bendición no está en las cosas, la bendición consiste en lo que Dios hace con las cosas.
14: 9-12 “esto es, contra Quedorlaomer rey de Elam, Tidal rey de Goim, Amrafel rey de Sinar, y Arioc rey
de Elasar; cuatro reyes contra cinco. 14:10 Y el valle de Sidim estaba lleno de pozos de asfalto; y cuando
huyeron el rey de Sodoma y el de Gomorra, algunos cayeron allí; y los demás huyeron al monte.
14:11 Y tomaron toda la riqueza de Sodoma y de Gomorra, y todas sus provisiones, y se fueron.
14:12 Tomaron también a Lot, hijo del hermano de Abram, que moraba en Sodoma, y sus bienes, y se
fueron.”
Cuando Abraham fue libre de la atadura de Lot paso muchas cosas en su vida:
1. Pudo sentir más el respaldo de Dios. 14: 14-16 “Oyó Abram que su pariente estaba prisionero, y
armó a sus criados, los nacidos en su casa, trescientos dieciocho, y los siguió hasta Dan.
14:15 Y cayó sobre ellos de noche, él y sus siervos, y les atacó, y les fue siguiendo hasta Hoba al norte de
Damasco. 14:16 Y recobró todos los bienes, y también a Lot su pariente y sus bienes, y a las mujeres y
demás gente.” Dios hizo que convirtiera unos simples criados en todo unos soldados de
guerra. Y pudo lograr lo que cinco ejércitos no pudieron.
Al sentirse libre Abraham pudo honrar. V 18-20 “Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote
del Dios Altísimo, sacó pan y vino; 14:19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo,
creador de los cielos y de la tierra; 14:20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu
mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.”
Pudo confiar verdaderamente en Dios, no es el hombre ni las cosas las que nos dan
riquezas es Dios. V 21-23 “Entonces el rey de Sodoma dijo a Abram: Dame las personas, y toma para ti
los bienes. 14:22 Y respondió Abram al rey de Sodoma: He alzado mi mano a Jehová Dios Altísimo, creador
de los cielos y dela tierra, 14:23 que desde un hilo hasta una correa de calzado,nada tomaré de todo lo que
es tuyo, para que no digas: Yo enriquecí a Abram;”
A qué cosas te estás atando, suéltate para que puedas disfrutar de la plenitud de las
promesas de Dios.
LUCHANDO POR EL GALARDON. Génesis 15
Abril. 21. 2013.
La verdad es que todos anhelamos tener
galardones en la vida, todos queremos que los
demás nos tengan en cuenta a la hora de
entregar galardones.
Galardón: es un premio, una distinción, o
una recompensa que se otorga a alguien por
algún mérito o servicio. Por lo general se trata
de una compensación como reconocimiento
a un esfuerzo a un logro. O el reconocimiento
por una obra, una actividad o una cualidad.
Los galardones no son gratis son
reconocimientos a una buena labor, esto hace
que conseguirlos no sea del todo fácil.
Por ejemplo: “El cantante inglés recibió un premio por su trayectoria y fue ovacionado por
miles de personas”, “Mario Vargas Llosa ganó el Premio Nobel de Literatura en
2010”, “Las autoridades decidieron entregar un premio al niño con el promedio más alto
entre todas las escuelas de la ciudad”,
Un premio también puede ser una compensación o un incentivo que entrega con la
compra de un producto o el uso de un servicio. Una heladería puede premiar a los clientes
frecuentes que compran más de dos kilogramos de helado por mes con una caja de
helado, mientras que una compañía de electricidad puede ofrecer descuentos a modo de
premio a los usuarios que pagan sus facturas sin retraso durante más de doce meses
consecutivos.
Jehová de los ejércitos primero invito a Abraham a salir de su parentela para ir a la tierra
donde él lo enviaría. Génesis 12: 1 “Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu
parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.”
La obediencia de Abraham lo llevo a que Dios le ofreciera un galardón, un premio muy
grande. Génesis 15: 1 b “y tu galardón será sobremanera grande.”
Pablo considera que la salvación es un galardón y que es necesario esforzarse por
conseguirla. 1 Corintios 9: 24- 27 “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad
corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 9:25 Todo aquel que lucha,
de todo se abstiene; ellos,a la verdad,para recibir una corona corruptible,pero nosotros,una incorruptible.
9:26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea
el aire, :27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para
otros, yo mismo venga a ser eliminado.”
Solo si se lucha hasta el final se puede conseguir el galardón. 2 Timoteo 4: 6- 8 “Porque yo ya
estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. 4:7 He peleado la buena batalla, he
acabado la carrera, he guardado la fe.”
Pero ante todo recuerda que servirle a Dios nunca será en vano, siempre tendremos
galardón, más que por merecerlo lo obtenemos porque dios es bueno y justo. 1 Corintios
15: 58 “Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor
siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.”
Para conseguir un galardón es necesario:
1. Rechazar el Temor. Génesis 15: 1 a “Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en
visión, diciendo: No temas, Abram;” la falta de control en nuestro temor nos puede llevar a
cometer errores, el miedo nos paraliza y no nos deja actuar. Temor, al fracaso, pero sobre
todo, el hombre a lo que más le teme es al rechazo. No importa cuántas veces falles
vuelve a intentarlo.
2. Debemos tener la seguridad de que Jehová es nuestro Escudo. V 1 b “yo soy tu escudo” un
escudo es lo que está delante de una persona para soportar todo ataque. Esto significa
que si alguien quiere dañarnos, primero tiene que dañar a Jehová, cosa que sería
sencillamente imposible.
3. Debemos creer que lo podemos conseguir. V 6 “Y creyó a Jehová, y lefue contado por justicia.”
El que cree que no lo puede lograr ya tiene la mitad de la pelea perdida.
4. Tenemos que entender que la victoria se logra a través de procesos. V 13 “Entonces
Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será
oprimida cuatrocientos años.” No importa cuánto tiempo dure, los procesos son necesarios en
nuestra vida, son los que nos dan crecimiento, desarrollo y madures.
5. Nunca perder la esperanza del galardón. V 14 “Mas también a la nación a la cual servirán,
juzgaré yo; y después de esto saldrán con gran riqueza.” Todo lo que hacemos sea positivo o
negativo provoca consecuencias
El buen trabajo de una persona no se acaba con la muerte, todo buen proyecto perdura y
trasciende aun a la muerte. V 15 “Y tú vendrás a tus padres en paz, y serás sepultado en buena
vejez.”
No te desanimes sigue luchando, con Jesucristo somos más que vencedores, solo inténtalo
Jehová es tu fortaleza y tu escudo.
La desesperación es mala consejera.
Génesis 16.
¡Cómo cuesta esperar! Somos por naturaleza
ansiosos y lo queremos todo ya. Queremos
las respuestas aquí y ahora. No importa si
somos niños o adultos, la ansiedad siempre
está presente en nuestra vida. Los
adolescentes quieren tener pareja y la
quieren ya. Es por eso que a veces se
equivocan, porque con la prisa, eligen sin
pensar ni consultar.
Los que buscan trabajo lo quieren ya. Salen
con el periódico bajo el brazo y esperan que
alguna puerta se abra y les permita empezar
a trabajar hoy mismo. Pero las puertas no
siempre se abren y vuelven a casa
desesperanzados.
Los que están enfermos quieren sanarse ya. No quieren seguir sufriendo. Quieren poder
disfrutar de la vida ahora y terminar ya con todo dolor. No importa cuál sea el problema,
siempre es lo mismo, queremos la respuesta y la solución ya.
Dios le prometió un hijo a Abraham y él le creyó. Génesis 15: 6 “Y creyó a Jehová, y le fue
contado por justicia.”
El tiempo empieza a tallar. El tiempo hace que las heridas sanen o hace que las heridas se
abran. Depende de cada uno de nosotros. El tiempo en si no hace nada, es lo que nosotros
hacemos en ese tiempo lo que determina las cosas. Génesis 16: 1 “Sarai mujer de Abram no le
daba hijos; y ella tenía una sierva egipcia, que se llamaba Agar.”
Cuando el tiempo pasa y nos cuesta esperar empieza a surgir en nosotros muchas cosas
que hacen que nuestra vida se convierta en un problema: esto le pasó a sarai, ya habían
pasado 10 años desde el tiempo de la promesa. V 3 “Y Sarai mujer de Abram tomó a Agar su
sierva egipcia, al cabo de diez años” el esperar por tanto tiempo la llevo a la desesperación.
Cuando la desesperación llega a nuestra vida:
1. Buscamos nuestra propia solución. V 2 a “Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha
hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva;quizá tendré hijos deella.” Sarai quiso ayudar a
Dios en su promesa. Muchas veces queremos decirle al médico como debe operarnos.
2. Nos dejamos Influenciar por los demás. V 2 b “Y atendió Abram al ruego de Sarai.” Perdemos
la capacidad de analizar. No vemos con claridad aunque la solución este al frente. Nos
volvemos vulnerables ante el ataque del enemigo.
3. Actuamos de manera apresurada. Perdemos la noción del tiempo y el espacio. V 3 “Y
Sarai mujer de Abram tomó a Agar su sierva egipcia, al cabo de diez años que había habitado Abram en la
tierra de Canaán, y la dio por mujer a Abram su marido”
4. Las cosas no salen bien. V 4 “Y él sellegó a Agar, la cual concibió;y cuando vio que había concebido,
miraba con desprecio a su señora.” Hay un dicho que dice del afán no queda sino el cansancio.
5. Causamos daño a otras personas. V 6 “Y respondió Abram a Sarai: He aquí, tu sierva está en tu
mano; haz con ella lo que bien te parezca. Y como Sarai la afligía, ella huyó de su presencia.”
Sarai se desespero y Abraham se dejo influenciar, había otros siervos de Dios que tenían
igual o más problemas que los de sarai pero dieron ejemplo de tener confianza y saber
esperar en Jehová.
Miqueas (el profeta) también tenía problemas. Tenía los suyos propios y además los del
pueblo. Había cosas que no podía solucionar, que escapaban de su control y no podía salir
de su angustiante situación; quería mejorar, pero no podía hacerlo. Miqueas 7: 7 “¡Ay de
mí! porque estoy como cuando han recogido los frutos del verano, como cuando han rebuscado después de
la vendimia, y no queda racimo para comer; mi alma deseó los primeros frutos.
7:2 Faltó el misericordioso de la tierra, y ninguno hay recto entre los hombres; todos acechan por sangre;
cada cual arma red a su hermano. 7:3 Para completar la maldad con sus manos, el príncipe demanda, y el
juez juzga por recompensa; y él grande habla el antojo de su alma, y lo confirman. 7:4 El mejor de ellos es
como el espino; el más recto, como zarzal; el día de tu castigo viene, el que anunciaron tus atalayas; ahora
será su confusión. 7:5 No creáis en amigo, ni confiéis en príncipe; de la que duerme a tu lado cuídate, no
abras tu boca. 7:6 Porque el hijo deshonra al padre, la hija se levanta contra la madre, la nuera contra su
suegra, y los enemigos del hombre son los de su casa.” De pronto, se dio cuenta de que tenía un
enorme recurso a su disposición y empezó a pedirle a Dios que le ayudara, con fe y
confianza. “7:7 Mas yo a Jehová miraré, esperaré al Dios de mi salvación; el Dios mío me oirá ” Frente a
la ansiedad de las personas, la prisa por respuestas milagrosas y el deseo inmediato de
cambiar una situación desagradable, Miqueas dijo: “Yo voy a esperar en Dios”. Lo que
Miqueas estaba viviendo era desagradable, pero dejó su problema en las manos de Dios y
esperó confiadamente en su intervención.
¿Cuántas veces no hemos perdido oportunidades o hemos cometido errores por no haber
sabido esperar el momento exacto para actuar o tomar decisiones?
Como seres humanos muchas veces somos impacientes y nos angustiamos, nos
decepcionamos, nos enojamos y hasta nos deprimimos porque las circunstancias se
presentan adversas a nuestros planes o aspiraciones y estos se retrasan o fracasan
completamente.
Lo único que nos puede sacar de la desesperación es la paciencia y la confianza en
Jesucristo. Salmo 40: 1- 2 “Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. 40:2 Y me
hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.”
No importa cuánto tiempo tarde la promesa sigue confiando en Jesús, él sabe cuándo te
da lo que necesitas, no te desesperes y sigue adelante.
La circuncisión, señal del pacto. Génesis 17.
Dios nunca llega tarde, Dios le había hecho una
promesa a Abraham y se la iba a cumplir, a los
noventa y nueva años de edad Abraham tuvo
un encuentro con Dios para confirmar la
promesa. V 1a“Era Abran de edad de noventa y nueve
años, cuando le apareció Jehová y le dijo:”
Se requería de dos cosas para que la promesa
se haga realidad. V 1 b “Yo soy el Dios
Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto.”
Eran necesarias esas dos cosas para que Jehová
hiciera un pacto con Abraham, Dios no
necesitaba hacer ningún pacto pero a él le
plació hacerlo. Eso hace parte de su divinidad.
Delante de Mí: dejarnos guiar por Dios, si volteamos para atrás lo único que podemos ver
es a Dios.
Ser Perfecto: esto no significa ya ser material terminado, esto quiere decir que siempre
debemos luchar por cada día ser mejores, mejor persona, mejor padre, mejor hijo etc.
Estar delante de Dios y ser perfecto tampoco significa que no solo no debo hacer lo malo
esto va mas allá. No debo hacer lo malo pero es necesario que también haga lo bueno.
Santiago 4: 17 “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.”
El pacto consistía en que Abraham andaría delante de Dios y sería perfecto; Dios por su
parte le haría padre de multitudes y lo prosperaría en todo lo que haga. V 4-6 “He aquí mi
pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes. 17:5 Y no se llamará más tu nombre Abran,
sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes.
17:6 Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti.”
El pacto no solo sería con Abraham, debería mantenerlo con toda su generación, debería
enseñarle a sus hijos y nietos. V 9 “Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto,
tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones.” La parte espiritual no es algo solo entre
Dios y tú. Debes preocuparte por discipular a tus hijos y aun a tus nietos para que la
bendición sea para siempre.
La señal de ese acuerdo o de ese pacto seria la circuncisión. V 11 “Circuncidaréis,pues,la carne
de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros.” La circuncisión no era el pacto
era la señal que le recordaría el pacto. Parte del pacto era andar delante de Dios y ser
perfecto.
QUE ES UNA SEÑAL: Señal es un término que proviene del latín signālis. Se trata de
un signo, seña, marca o medio que informa, avisa o advierte algo. Este aviso permite dar
a conocer una información, realizar una advertencia o constituirse como un recordatorio.
Para que una señal sea efectiva debe estar ubicada en un lugar visible, de lo contrario no
sirve. Un semáforo es una señal. Pero si está oculto no sirve para el conductor.
La circuncisión era la señal y podríamos pensar que no estaba precisamente en un lugar
visible; para el mundo o los de afuera no era visible, pero sí lo era para Abraham. Si la
maraca estaba en el pecho muy probablemente solo la miraría en las noches y en las
mañanas cuando se quite la ropa. Pero al ser una circuncisión necesariamente esa señal
de ser perfecto la estaría mirando con más frecuencia.
Pero ahora esa señal ya no es en el miembro viril ahora es en el corazón. Romanos 2: 28-
29 “Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la
carne; 2:29 sino que es judío el que lo es en lo interior,y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en
letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios .”
Lo que Dios quiere es que cortemos el prepucio de nuestro corazón. Deuteronomio 10: 16
“Circuncidad,pues,el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz.” Qué cosas hay
en nuestro corazón, que no son buenas y es necesario cortar. Circuncidar significa cortar
para dejar al descubierto.
Toda señal es objeto de lectura algo nos quiere decir. Si una mujer esta con vomito y
mareo, es una señal que nos puede estar anunciando un embarazo.
Las señales trabajan nuestra mente. Un abrazo, una caricia, un toquecito, puede ser señal
de amor, de cariño. No te niegues demostrar lo que sientes, tu familia necesita ver y sentir
esas señales.
Muchas veces es necesario cambiar la lectura de algunas señales. Ejemplo. Tal vez cuando
miras a la vecina te emite una señal de pasión, es necesario cambiar esa lectura,
empiézala a mirarla como la esposa de Jesucristo, esto te dará una lectura diferente.
Cuando la veas pensaras en Jesús.
Por lo tanto ser perfecto más que ser una decisión es una acción, recuerda que arrancar
lo malo de nuestro corazón es una señal del pacto que tenemos con Dios: andar delante
de él y ser perfecto.
Rumbo al fracaso. Génesis 18-19.
Fracasar es tener un resultado contrario a lo
que esperaba. Es cuando las cosas salen mal y
no superan nuestras expectativas.
Cuando tenemos un fracaso en la vida
deberíamos preguntarnos por qué paso, que
cosa hicimos mal para que podamos corregir y
de esta forma mejorar.
Muchos de los grandes triunfos han sido el
resultado de varios fracasos.
Podríamos decir que un triunfo es la suma de
algunos fracasos bien asimilados. La sabiduría
popular lo ha expresado en el refrán «No es
más hombre el que no fracasa, sino el que se
recupera ante un fracaso.»
Ante un fracaso puede reaccionarse de forma distinta según las personas: hay quienes se
sienten hundidos, acabados y totalmente derrotados, y quienes sacan fuerzas de flaqueza
y emprenden de nuevo la tarea con una energía inconcebible
Lot fue un hombre que después de ser muy bendecido vivió en el fracaso. ¿Qué lo llevo al
fracaso? Lot fue salvado pero no por él, Dios le tuvo misericordia por su tío Abraham.
Génesis 19: 29 “Así, cuando destruyó Dios las ciudades dela llanura, Dios se acordó de Abraham, y envió
fuera a Lot de en medio de la destrucción, al asolar las ciudades donde Lot estaba .”
Es importante conocer algunas cosas que originan el fracaso de esta forma lo podemos
evitar:
1. No tener sentido de pertenencia. Génesis 19: 14 a. ”Entonces salió Lot y habló a sus yernos,
los que habían de tomar sus hijas,y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta
ciudad.” Abraham que no vivía ahí le dolía que esa ciudad fuera destruida, aunque una de
las razones también es que su sobrino vivía en ella por eso intercedía por la ciudad.
Génesis 18: 24,32 “Quizá haya cincuenta justos dentro de la ciudad: ¿destruirás también y no
perdonarás al lugar por amor a los cincuenta justos que estén dentro de él?; Y volvió a decir: No se enoje
ahora mi Señor, si hablare solamente una vez: quizá se hallarán allí diez. No la destruiré, respondió, por
amor a los diez.”
2. No tener sentido de compromiso. Génesis 19: 8 “He aquí ahora yo tengo dos hijas que no han
conocido varón;os las sacaréfuera,y haced de ellas como bien os pareciere; solamente que a estos varones
no hagáis nada, pues que vinieron a la sombra de mi tejado.” Tal vez en esa época era costumbre
defender y honrar a los visitantes, pero lo que hizo Lot no estaba bien. El entrego a sus
hijas no porque fuera muy piadoso, si fuera así no hubiera ido a vivir a esa ciudad. Lo hizo
porque tenía miedo. 2 Pedro 2: 6-7 “y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de
Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente,
2:7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados ”
3Ser lento para actuar. V 15 “Han dejado el camino recto, y se han extraviado siguiendo el
camino de Balaam hijo de Beor, el cual amó el premio de la maldad,” hay cosas en la vida que
no dan espera se requiere que se actue de inmediato. No dejes para mañana lo que
puedes hacer hoy.
4. Dificultad para reaccionar a tiempo. V 16 “Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y
de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo
sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad.”
5. No querer esforzarse. V 17-21 “Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida;
no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas. 19:18 Pero Lot les dijo:
No, yo os ruego, señores míos. 19:19 He aquí ahora ha hallado vuestro siervo gracia en vuestros ojos, y
habéis engrandecido vuestra misericordia que habéis hecho conmigo dándome la vida; mas yo no podré
escapar al monte, no sea que me alcance el mal, y muera. 19:20 He aquí ahora esta ciudad está cerca para
huir allá, la cual es pequeña; dejadme escapar ahora allá (¿no es ella pequeña?), y salvaré mi vida.
19:21 Y le respondió: He aquí he recibido también tu súplica sobre esto, y no destruiré la ciudad de que has
hablado.” no al monte no déjanos en esta ciudad que está más cerca.
6. Anhelar lo pasado y no vivir el presente. V 26 “Entonces la mujer de Lot miró atrás, a
espaldas de él, y se volvió estatua de sal.”
7. La Resignación. V 30 “Pero Lot subió de Zoar y moró en el monte, y sus dos hijas con él; porque tuvo
miedo de quedarse en Zoar, y habitó en una cueva él y sus dos hijas.”
Tener fracasos en la vida es normal, dejarnos dominar por los fracasos y dejar de luchar no
es normal. Esfuérzate y se valiente y lograras tus metas.
No le quites a Dios el control. Génesis 20.
A veces dudamos si Dios tiene el control de
todo, pero Daniel afirmaba “Todo en el
mundo sucede porque quieres que
suceda”.
Daniel 2: 21- 22 “El muda los tiempos y las
edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a
los sabios, y la ciencia a los entendidos.
2:22 El revela lo profundo y lo escondido; conoce lo
que está en tinieblas, y con él mora la luz.”
A Dios nada se le escapa, Él tiene los
detalles más pequeños de lo que sucede en
todo el mundo y de lo que sucede en tu
vida personal. Pero la pregunta es la
siguiente, ¿Quién tiene el control, Dios o
yo?
A veces creemos que todo lo podemos controlar, pero es Dios quien controla todo.
Debemos poner nuestra confianza en Él, porque no hay imposibles en Su nombre. Aunque
a veces creamos tener todo “calculado”, debes ponernos a pensar si eso va acorde con la
Voluntad de Dios, con el control de Dios.
Cuando nos lanzamos a hacer las cosas por nosotros mismos y nos olvidamos de poner a
Dios primero, terminamos fracasando. Esto es porque cuando las cosas se salen de
nuestro control, olvidamos poner la mano de Dios para hacerlo perfecto.
En el mundo seguro te habrán dicho “tú eres el dueño de tu destino”, “tú puedes luchar y
cumplir tus sueños”, “tú puedes hacerlo solo si te lo propones”. Pero al conocer a Dios,
nos damos cuenta que no era cierto. El dueño de nuestro destino es Dios, podemos
cumplir nuestros sueños si se los entregamos a Él y sólo de Su mano podemos lograr las
cosas con éxito.
Abraham era un hombre muy reconocido por su fe. Hebreos 11: 8 “Por la fe Abraham, siendo
llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.”
Muchas veces al pasar los años como cristianos en lugar de aumentar la fe, parece que se
debilitara.
Dios le había prometido proteger a Abraham pero dada las circunstancias el prefirió tomar
el control de la situación. V 2 “Y dijo Abraham de Sara su mujer: Es mi hermana. Y Abimelec rey de
Gerar envió y tomó a Sara.”
Que fue lo que llevo a Abraham a tomar esa decisión. El miedo. V 11 “Y Abraham respondió:
Porque dije para mí: Ciertamente no hay temor de Dios en este lugar, y me matarán por causa de mi
mujer.” El miedo nos lleva a cometer errores. La palabra de Dios dice que no debemos
temerle al hombre, le debemos temer a Dios. Lucas 12: 4 “Mas os digo, amigos míos: No temáis
a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer. 12:5 Pero os enseñaré a quién debéis temer:
Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno; sí, os digo, a éste
temed.”
Cuando le quitamos el control a Dios suceden cosas desagradables en nuestra vida:
1. Nos acostumbramos a quitarle el control a Dios, y lo hacemos una y o través, no era la
primera vez que Abraham mentía. V 13 “Y cuando Dios me hizo salir errante de la casa de mi padre,
yo le dije: Esta es la merced que tú harás conmigo, que en todos los lugares adonde lleguemos, digas de mí:
Mi hermano es.”
2. Las excusas se vuelven nuestro común denominador. V 12 “Y a la verdad también es mi
hermana, hija de mi padre, mas no hija de mi madre, y la tomé por mujer.” Siempre buscamos una
excusa para hacer lo que a nosotros nos agrada.
3. Exponemos al peligro a nuestros seres queridos. V 2 b “Y Abimelec rey de Gerar envió y tomó
a Sara”
4. Exponemos a la muerte a personas inocentes. V 7 “Ahora, pues, devuelve la mujer a su marido;
porque es profeta, y orará por ti, y vivirás. Y si no la devolvieres, sabe que de cierto morirás tú, y todos los
tuyos.”
5. Damos mal testimonio. V 9 “Después llamó Abimelec a Abraham, y ledijo:¿Qué nos has hecho? ¿En
qué pequé yo contra ti, que has atraído sobre mí y sobre mi reino tan grande pecado? Lo que no debiste
hacer has hecho conmigo.” Qué triste que los del mundo nos tengan que decir que
estamos obrando mal.
6. Llevamos maldición en lugar de maldición. V 18 “Porque Jehová había cerrado completamente
toda matriz de la casa de Abimelec, a causa de Sara mujer de Abraham.”
Si nos arrepentimos Dios nos perdona y lo más importante el sigue utilizándonos, para el
siempre seremos sus siervos. V 7 a “Ahora, pues, devuelve la mujer a su marido; porque es profeta, y
orará por ti, y vivirás.”
Dios siempre respalda a un siervo cuando se arrepiente. V 17 “Entonces Abraham oró a Dios; y
Dios sanó a Abimelec y a su mujer, y a sus siervas, y tuvieron hijos .”
No importa por las circunstancias que estés pasando recuerda Dios siempre tiene el
control, no te desesperes el te guardara y responderá por ti.
En el Tiempo de Dios. Génesis 21.
Qué difícil es esperar el tiempo de Dios.
Especialmente cuando pensamos que ya, nada
va a cambiar. Cuando empezamos a ver que las
cosas comienzan a verse como imposibles.
Cuando estamos bajo presión, cuando estamos
en urgencias, cuando estamos en necesidad.
Entonces comenzamos a desesperarnos y todo
el panorama es desolador. La ansiedad
comienza a devorarnos. Si no logramos nuestro
objetivo a tiempo el enemigo toma su
oportunidad y trabaja en nuestro desánimo
hasta llegar a la depresión.
Dios maneja un tiempo que no es el nuestro. El tiempo nuestro lo manejamos con un reloj
y a veces, el reloj nos maneja a nosotros. A veces hacemos las cosas apremiados por el
tiempo o como también se dice: “contra reloj”, y los resultados no son muy buenos.
La demora de Dios no es una negativa. Dios responde todas las oraciones, aunque no
siempre de la manera esperada. Nosotros pensamos en el presente; Dios nos prepara
para la eternidad.
Preparó por miles de años la venida de su Hijo. Te hará esperar lo necesario para alcanzar
los mejores resultados. Contempla como Dios actúa lentamente en la creación. No se
puede apurar a Dios. La espera es para nuestro bien. Aun lo bueno puede hacer daño si se
alcanza prematuramente.
A veces Dios demora la respuesta a una oración hasta que hayas aprendido algo que Él
quiera enseñarte. A veces espera hasta que se produzcan las condiciones propicias para el
resultado que quiere lograr. Como en el caso de aquel ciego de nacimiento. Tuvo que ser
ciego toda su vida para que todos lo supieran, y así, al llegar cierto día Jesús y
sanarlo milagrosamente, Dios fuese glorificado (véase Juan 9).
Dios es un Dios de orden y el siempre actúa en el momento justo y necesario. Dios
responde en el momento exacto que nosotros lo necesitamos.
Lo único que debemos entender es que:
1. Dios Cumple su palabra. V 1 a “Visitó Jehová a Sara,como había dicho,e hizo Jehová con Sara como
había hablado” Jehová llego e hizo lo que había prometido en el momento adecuado.
2. Lo hace en su tiempo. V 2 “Y Sara concibió y dio a Abraham un hijo en su vejez, en el tiempo que
Dios le había dicho.”
3. Dios cumple no importa el tiempo, la edad o las circunstancias. V 5 “Y era Abraham de cien
años cuando nació Isaac su hijo.”
4. Dios obra en momentos de Crisis, en los momentos que parece que nada se puede
hacer, cuando ya todo parece perdido. V 15- 16 “Y le faltó el agua del odre, y echó al muchacho
debajo de un arbusto, 21:16 y se fue y se sentó enfrente, a distancia de un tiro de arco; porque decía: No
veré cuando el muchacho muera. Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró.”
5. Cuando todos nos abandonan Dios nos escucha el no nos abandona. V 17 “Y oyó Dios la
voz del muchacho; y el ángel de Dios llamó a Agar desde el cielo, y le dijo: ¿Qué tienes, Agar? No temas;
porque Dios ha oído la voz del muchacho en donde está.” Aunque tu madre y tu padre te
abandonen Jehová estará siempre contigo. Salmo 27: 10 “Aunque mi padre y mi madre me
dejaran,
Con todo, Jehová me recogerá.”
6. Dios abre nuestros ojos para ver la solución. V 19 “Entonces Dios le abrió los ojos, y vio una
fuente de agua; y fue y llenó el odre de agua, y dio de beber al muchacho.” Muchas veces la
desesperación no nos deja ver.
7. Dios está con nosotros en el desierto. V 20 “Y Dios estaba con el muchacho; y creció, y habitó en
el desierto, y fue tirador de arco.” Siempre debemos estar seguros que Dios está con nosotros
en los momentos difíciles, en los desiertos.
Para poder esperar el tiempo de Dios es necesario tener:
1. Mucha paciencia. Hebreos 10: 36 “porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho
la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.” A Dios no lo podemos presionar, no lo podemos
obligar a que haga las cosas en nuestro tiempo. Salmo 40: 1-2 “Pacientemente esperé a Jehová,
Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. 40:2 Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso;
Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.”
2. Rechazo por la pereza. Hebreos 6: 12 “a fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de
aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.”
3. Compromiso con las demandas que Dios nos hace. V 4 “Y circuncidó Abraham a su hijo Isaac
de ocho días, como Dios le había mandado.” Es necesario arrancar de nuestro corazón todo lo
que a Dios le molesta o desagrada.
Solo si somos pacientes y cumplimos con las demandas de Dios, nos ira tan bien que los
demás se darán cuenta y sabrán que Dios está con nosotros. V 22-23 “Aconteció en aquel
mismo tiempo que habló Abimelec, y Ficol príncipedesu ejército, a Abraham, diciendo:Dios está contigo en
todo cuanto haces. 21:23 Ahora, pues, júrame aquí por Dios, que no faltarás a mí, ni a mi hijo ni a mi nieto,
sino que conforme a la bondad que yo hicecontigo, harás tú conmigo, y con la tierra en donde has morado.”
Ten paciencia, confía y espera en el señor y pronto Dios responderá a tu necesidad, en el
momento que menos lo esperas.
Lo Importante de una Prueba. Génesis 22.
Todas las cosas importantes necesitan ser
probadas antes de ponerse en
funcionamiento. Cuando crean un nuevo
canal de televisión primero hacen señales
de prueba, para saber cómo va a quedar.
Las pruebas, por lo tanto, son los ensayos que
se hacen para saber cómo resultará algo en su
forma definitiva, o los argumentos y medios
que pretendendemostrar la verdad o falsedad
de algo.
Las pruebas son señales, muestras o indicios
de algo: “Un cabello hallado en la escena del
crimen fue la prueba que permitió descubrir la
identidad del asesino”
Una prueba también puede ser una evaluación o un examen que se hace para que alguien
demuestre sus conocimientos, cualidades y aptitudes sobre una cierta materia. Un técnico de
futbol prueba a todos sus jugadores para poder establecer en que puesto se desempeña mejor
cada uno de ellos.
O simplemente atravésde unapruebaescomo se establece si algoeso noes, como en el caso de
una sospecha de embarazo, la única forma de estar seguros es a través de una prueba.
Motivos por los cuales se puede probar:
1. Para ver la reacciónde una persona.Comolohacia Jesúsconsus discípulos.Juan 6: 5-6 “Cuando
alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan
para que coman éstos? 6:6 Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer.”
2. Para saber que hay en el corazón. Deuteronomio 8: 2 “Y te acordarás de todo el camino por donde
te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo
que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos.”
3. Para saber nuestra manera de pensar. Salmo 7: 9 “Fenezca ahora la maldad de los inicuos, mas
establece tú al justo; Porque el Dios justo prueba la mente y el corazón.”
A través de una discusión entre amigos se puede probar el grado de amistad que dicen tenerse.
Muchos que se llamabanamigosdespuésde unadiscusiónse dicenhasta de que se van a morir. Y
después nunca se vuelven hablar.
Abrahamhabía recibidountítulomuy alto:padre de la fe,padre de todos los creyentes. Romanos
4: 11 “Y recibió la circuncisión como señal, como sello de la justicia de la fe que tuvo estando aún
incircunciso; para que fuese padre de todos los creyentes no circuncidados, a fin de que también a ellos la
fe les sea contada por justicia;”
Ya la promesase había cumplidoyera la hora de probar a Abrahamque tan ciertoera que fuerael
padre de la fe.
1. Dios prueba su atención al llamado. V 1 “Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a
Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí.” Que tal respondes tú al llamado de Dios, al
llamado de los demás. Tus padres, tus obligaciones.
2. Pruebasu Obediencia.Le pide que le dé al hijoque el ama,y para que no haya dudasle dice con
nombre propio. Si solo le pedía a un hijo a lo mejor le ofrecía a Ismael. V 2 “Y dijo: Toma ahora tu
hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los
montes que yo te diré” que tal somos para obedecer, lo hacemos siempre o solo cuando nos
conviene.
3. Pruebasu seguridadenDios.V 5 “Entonces dijo Abrahama sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo
y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros.” Abraham estaba seguro que
regresarían los dos. Estas seguro de que al ir al culto serás bendecido.
4. Pruebade Unidad.V 6 “Y tomó Abraham la leña del holocausto,y la puso sobre Isaac su hijo, y él tomó
en su mano el fuego y el cuchillo; y fueron ambos juntos.” El padre y el hijo iban ambos y juntos, es
decir iban los dos pero estaban de acuerdo. Para poder triunfar en una relación cualquiera que
esta sea es necesario estar de acuerdo, solo de esta manera podemos ayudarnos. Isaac podía
ayudarle con la leña. Amos 3: 3 “¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?”
5. Probaba la Fe. V 8 “Y respondió Abraham: Dios se proveerá de cordero para el holocausto, hijo mío. E
iban juntos.”Estas dispuestoa llamar lo que no es como si fuera. ¿Puedes dar por hecho algo que
necesitas?
El superar una prueba con éxito trae recompensa. V 16-17 “y dijo: Por mí mismo he jurado, dice
Jehová, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo;
22:17 de cierto te bendeciré, y multiplicarétu descendencia como las estrellasdel cielo y como la arena que
está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.”
No tengasmiedoaserprobado,solode esta forma puedes demostrar lo que eres o lo que sabes.
David pedía que fuera probado. El estaba seguro de lo que era. Salmo 26: 2 – 3. “Escudríñame, oh
Jehová, y pruébame; Examina mis íntimos pensamientos y mi corazón. 26:3 Porque tu misericordia está
delante de mis ojos, Y ando en tu verdad.”. Salmo 139: 23 – 24. “Examíname, oh Dios, y conoce mi
corazón; Pruébame y conoce mis pensamientos; 139:24 Y ve si hay en mí camino de perversidad,
Y guíame en el camino eterno.”
Solo las cosas o personas importantes se prueban, tu y yo somos muy importantes por eso Dios
nos prueba.
Paso a paso se llega a la Cima. Génesis 23.
Todos anhelamos estar en la cima, queremos
llegar a ser los mejores, pero como nuestro
afán es tan grande no lo logramos.
Cuando más cerca estamos de lograr un sueño,
una meta o un propósito, nos parece que está
muy lejos, cuando más cerca estamos de
lograrlo parece que más obstáculos se nos
presentan.
En verdad que los momentos más difíciles y
agobiantes son aquellos en los cuales estamos
muy cerca de lograrlo. Por eso es que muy
pocos lograr conseguir sus sueños.
Dios le había prometido a Abraham una tierra
maravillosa, también le prometió que sería el
padre de muchas naciones.
Dios es un Dios de orden. 1 Corintios 14: 40 “pero hágase todo decentemente y con orden.” No
podemos alcanzar nuestros propósitos, no podemos llegar la a cima si vivimos de manera
desordenada.
Para llegar a la cima es necesario aprender a avanzar paso a paso. Dios le prometió a
Abraham una tierra maravillosa pero él no estaba preparado para lograrlo así que Dios
empieza a cumplir su promesa pero pasó a paso.
El proceso para llegar a la cima:
1. Prueba su Confianza. Génesis 20: 1 “De allí partió Abraham a la tierra del Neguev, y acampó entre
Cades y Shur, y habitó como forastero en Gerar.” Aunque Abraham sabia que la tierra en la que
estaba era la de la promesa, tenía que confiar en que en el momento oportuno Dios se lo
confirmaría.
2. Prueba su Paciencia. Génesis 21: 1-2 “Visitó Jehová a Sara,como había dicho,e hizo Jehová con
Sara como había hablado. 21:2 Y Sara concibió y dio a Abrahamun hijo en su vejez, en el tiempo que Dios le
había dicho.” Antes de darle las tierras primero le dio el hijo, en el momento de Dios. No en
el momento de Abraham. Muchos de nosotros queremos que dios haga lo que queremos
pero en nuestro tiempo. Es por eso que perdemos la paciencia, nos desesperamos.
3. Prueba su fe y su Fidelidad. Génesis 22: 1-2 “Aconteció después de estas cosas,queprobó Dios a
Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. 22:2 Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a
quien amas,y vete a tierra de Moriah,y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.”
Muchos cristianos se vuelven orgullosos con Dios y con sus siervos ahora que no tienen
nada, imagínate si Dios los bendijera. Ya no caminarían, levitarían.
Tiempo de la acción:
Abraham estaba en la tierra prometida pero solo era un forastero mas, nadie sabía que él
era el heredero de toda esa inmensa región.
El comienzo de la conquista de ese territorio inicia con una perdida, una gran pérdida para
Abraham, la esposa, su compañera de tantos viajes y tantas luchas había muerto. Y este
seria el momento para pasarse la vida lamentándose o para actuar. Veamos lo que paso.
Génesis 23: 1- 4 “Fue la vida de Sara ciento veintisiete años; tantos fueron los años de la vida de Sara.
23:2 Y murió Sara en Quiriat-arba, que es Hebrón, en la tierra de Canaán; y vino Abraham a hacer duelo por
Sara, y a llorarla. 23:3 Y se levantó Abraham de delante de su muerta, y habló a los hijos de Het, diciendo:
23:4 Extranjero y forastero soy entre vosotros; dadme propiedad para sepultura entre vosotros, y sepultaré
mi muerta de delante de mí.”
Empieza la toma de posesión. La mejor forma de tomar posesión de algo es cuando
luchamos, cuando nos cuesta cuando invertimos en esa propiedad. Génesis 23: 8-9 “y habló
con ellos, diciendo: Si tenéis voluntad de que yo sepulte mi muerta de delante de mí, oídme, e interceded
por mí con Efrón hijo de Zohar, 23:9 para que me dé la cueva de Macpela, que tiene al extremo de su
heredad; que por su justo precio me la dé, para posesión de sepultura en medio de vosotros.”
El peor enemigo del triunfo, el obstáculo más grande para llegar a la cima es el facilismo
que nosotros buscamos o que otros nos ofrecen. V 11 “No, señor mío, óyeme: te doy la heredad,
y te doy también la cueva que está en ella; en presencia de los hijos de mi pueblo te la doy; sepulta tu
muerta.”
Abraham pago el precio para tener derecho. V 16 “Entonces Abraham se convino con Efrón, y
pesó Abraham a Efrón el dinero que dijo, en presencia de los hijos de Het, cuatrocientos siclos de pl ata, de
buena ley entre mercaderes.” cuando pagamos lo que nos corresponde no solo obtenemos
algo, también obtenemos el derecho legal.
David tenía muy en claro este principio. 1 Crónicas 21: 24 “Entonces el rey David dijo a Ornán:
No, sino que efectivamente la compraré por su justo precio; porque no tomaré para Jehová lo que es tuyo,
ni sacrificaré holocausto que nada me cueste.”
Si somos fieles en lo poco seremos fieles en lo mucho. El reinado de David comenzó en
una cueva. 1 Samuel 22: 1 -2 “Yéndose luego David de allí, huyó a la cueva de Adulam; y cuando sus
hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, vinieron allí a él. 22:2 Y se juntaron con él todos los
afligidos, y todo el que estaba endeudado, y todos los que se hallaban en amargura de espíritu, y fue hecho
jefe de ellos; y tuvo consigo como cuatrocientos hombres.”
La conquista de Abraham también comenzaría con una cueva. Génesis 23: 17- 20 “Y quedó
la heredad de Efrón que estaba en Macpela al oriente de Mamre, la heredad con la cueva que estaba en ella,
y todos los árboles que había en la heredad, y en todos sus contornos, 23:18 como propiedad de Abraham,
en presencia de los hijos de Het y de todos los que entraban por la puerta de la ciudad.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.
Predicacion antiguo testamento.