Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

La Vaca

Resumen ilustrado de la fábula "La Vaca", de Camilo Cruz: un libro excepcional para realizar un autoanálisis acerca de nuestra actitud y propósitos en la vida.

Audiolibros relacionados

Gratis con una prueba de 30 días de Scribd

Ver todo
  • Inicia sesión para ver los comentarios

La Vaca

  1. 1. ¡A la vaca por los cuernos!
  2. 2. ¡Deshazte del conformismo y triunfa!Yo sólo produzco leche… a fin de cuentas sólo soy una vaca. ¿¡ MMMMUUU ¡?
  3. 3. Había una vez…U n caserío muy triste y desolado donde sus habitantes parecían haberse resignado a su suerte, permitiendo así que la pobreza se adueñara de sus vidas.E n un terreno baldío de este cacerío se encontraba la vivienda más pobre, desvencijada y lejana. En esta casucha a medio derrumbarse vivía la familia más pobre de este vecindario. Sus paredes se mantenían en pie de milagro, aunque amenazabancon venirse al suelo en cualquier momento, y el improvisado techo dejaba filtrar el agua portodas partes. La basura y los desperdicios se acumlaban a su alrededor, dándole un aspectodecadente y repulsivo.La Vaca 3
  4. 4. U n día, dos forasteros, maestro y alumno, pasaban por el lugar y pidieron posada en esta casa, pues se hacía de noche y no tenían donde dormir. El dueño salió a su encuentro, un tanto alarmado por la presencia de los dos extraños. Saludos buen hombre. ¿Será Hay poco espacio pero posible para dos cansados son bienvenidos si no les viajeros encontrar posada en su importa la incomodidad. hogar esta noche?La Vaca 4
  5. 5. C uando entraron su sorpresa fue aún mayor al ver que en aquella casucha de apenas diez metros cuadrados vivían ocho personas: el padre, la madre, cuatro hijos y dos abuelos. Sus ropas viejas y remendadas y la suciedad que ceñía sus cuerpos eranclara evidencia de la profunda miseria que ahí reinaba. Sus miradas tristes y sus cabezas bajaseran señal de que la pobreza no sólo se había apoderado de sus cuerpos, sino también habíaencontrado albergue en su interior.L os dos visitantes escudriñaban atónitos cada centímetro de espacio, como tratando de descubrir cualquier objeto de algún valor en medio de la indigencia total que parecía haberse adueñado de aquella morada. No había nada.S in embargo, al salir nuevamente de la casa, descubrieron que estaban totalmente equivocados. Para sorpresa suya, en medio de la penuria y dejadez total, la familia se encontraba con unaposesión extraordinaria bajo tales circunstancias: una vaca.La Vaca 5
  6. 6. E l animal no era gran cosa, pero la vida de aquella familia parecía girar en torno a él. ¿? Asegúrese de que la vaca ha bebido Hay que darle de suficiente agua comer a la vaca ¿Está atada la vaca? Es hora de ordeñar la vacaLa Vaca 6
  7. 7. C iertamente la vaca jugaba un papel de gran prominencia en la vida diaria de sus dueños, a pesar de que la escasa leche que producía a duras penas era suficiente alimento para vivir.N o obstante, la vaca parecía servir a un propósito mucho mayor. Era lo único que los separaba de la miseria total. En un lugar donde el infortunio y la escasez eran el pan de cada día, tal posesión les había ganado el respeto, sino la envidia, de su vecinos.La Vaca 7
  8. 8. A l día siguiente, muy temprano, asegurándose de no despertar a nadie, los viajeros se dispusieron a continuar su camino.E l maestro caminó lentamente hasta donde se encontraba la vaca, y allí ante la mirada incrédula del alumno, sacó una daga y proporcionó al animal una mortal herida que ocasionó que éste se derrumbara instantáneamente y sin hacer ruido. ¿Qué has hecho maestro? ¿Cómo pudiste matar a esta pobre vaca que era su única posesión? ¿Qué van a hacer ellos ahora?E l maestro no contestó. Durante los siguientes días, el joven continuó angustiado por la suerte de aquella familia.La Vaca 8
  9. 9. U n año después, el anciano llevó nuevamente al joven a aquél paraje a ver qué había sucedido con la familia. Luego de varios días los viajeros llegaron nuevamente al caserío, pero sus esfuerzos por localizar la humilde vivienda fueron en vano. El lugarparecía el mismo, pero en vez de la casucha había una casa grande construídarecientemente. ¡Oh no! La muerte de la vaca fue un golpe demasiado duro para aquella pobre familia. Seguro tuvieron que abandonar el lugar, y ahora otra familia con mayores posesiones vive aquí.La Vaca 9
  10. 10. C ual sería su sorpresa al ver que de la nueva casa salió el mismo hombre que antes les dio posada, sólo que ahora su aspecto era totalmente distinto; sus ojos brillaban, vestía ropa limpia, estaba aseado, y su amplia sonrisa mostraba que algo significativo habíasucedido. El día que ustedes se fueron, un maleante envidioso de nuestra escasa fortuna mató a nuestra vaca. Debo confesar que lo primero que sentimos fue angustia y desesperación… esa vaca era nuestra única fuente de sustento. Pero si no hacíamos algo, pronto estaríamos en peligro, así que limpiamos el patio de atrás y sembramos legumbres y hortalizas para alimentarnos. Nuestra improvisada granja empezó a producir más de lo necesario, así que decidimos venderle algunos vegetales a nuestros vecinos, y con esa ganancia compramos más semillas. Poco después vimos que el sobrante de la cosecha alcanzaba para venderlo en el mercado del pueblo.La Vaca 10
  11. 11. Y de repente sucedió que por primera vez en nuestra vida tuvimos el dinero suficiente para comprar mejores vestimentas y arreglar nuestra humilde casa. Es como si la trágica muerte de nuestra vaca hubiése abierto las puertas de una nueva vida.La Vaca 11
  12. 12. La vaca, además de ser su única posesión, era también la cadena que los mantenía atados a una vida de conformismo y mediocridad. Cuando ya no pudieron contar más con la falsa seguridad En otras palabras, la vaca que sus que les daba sentirse posedores de algo (así sólo vecinos veían como una bendición les fuera de una pobre vaca), tomaron la decisión de daba la sensación de no estrar en la esforzarse por buscar algo más, por ver más allá pobreza total, cuando en realidad de sus circunstancias presentes. vivían en medio de la miseria.La Vaca 12
  13. 13. FinMoralejas:1. La vaca simboliza toda excusa, hábito, pretexto o justificación que nos impide vivir una vida de plenitud. Cuando nos contentamos con vivir una vida promedio el proceso de aprendizaje suele detenerse. No hay obstáculo más grande que nosotros mismos; siempre seremos lo que queremos ser.2. A menos de que te deshagas de tus viejas actitudes negativas, no podrás experimentar un mundo distinto al actual. Estás condenado a ser víctima de por vida de estas limitaciones que tú mismo te has encargado de establecer. Es como si hubieses decidido vendar tus ojos y conformarte con tu suerte.3. El verdadero enemigo del éxito es el conformismo y la mediocridad. Encontramos una zona de comodidad, nos acostumbramos a ella y dejamos pasar de largo la oportunidad para disfrutar la mayoría de las cosas hermosas que la vida nos ofrece.La Vaca 13
  14. 14. ¡Trabajemos en la vaca! Conformismo Pesimismo PromedioLas personas exitosas simplemente actúan y se encargan de hacer lo necesario para que las cosasocurran; no siempre triunfan al primer intento, pero nunca se dan por vencidos.Las caídas y los fracasos, en general, son simplemente parte del camino que nos lleva a la realizaciónde nuestras metas. Ellos nos dan la oportunidad de aprender importantes lecciones. Si no fuera por losfracasos no nos daríamos cuenta de los hábitos que debemos cambiar o las conductas quenecesitamos corregir para continuar avanzando en la vida. Es indudable que las adversidadesengendran éxito. Pero hemos aprendido a temerle tanto a las caídas, que en nuestro afán porevitarlas, terminamos por contentarnos con segundos lugares, con tal de eliminar cualquier riesgo quenos pueda ocasionar un revés. ¿Has pensado cuáles son las actitudes conformistas que te evitan progresar?La Vaca 14
  15. 15. Diferentes tipos de vacas: a) Las vacas del “Yo estoy bien” (Por ejemplo: “Hay otros en peores circunstancias”). b) Las vacas de “La culpa no es mía” . c) Las vacas de las falsas creencias (Por ejemplo: “Como no pude estudiar entonces no logro mucho”). d) Las vacas de las excusas (Por ejemplo: “Me gustaría pero …”). e) Las vacas de la impotencia (Por ejemplo: “Yo no puedo”). f) Las vacas filosofales (Por ejemplo: “Lo importante no es ganar sino participar”). g) Las vacas del autoengaño (Por ejemplo: “Yo no soy gordo, sólo soy de contextura gruesa”). Todas las vacas • Así que todos nuestros pretextos fueron terneras comenzaron por pequeñas justificaciones.La Vaca 15
  16. 16. ¿Cuáles son tus vacas? Siempre Eso no se ha Yo no sé me toca hecho así Yo soy a mí así Nadie me No lo ha puedo dicho cambiar Actitudes del mínimo esfuerzo Actitudes que limitan al individuo y que acaban con el equipo demuestran desinterés¿Descubriste alguna más?La Vaca 16
  17. 17. ¿Cómo deshacernos de nuestras vacas? Primer paso: Identifica tu vaca. Segundo paso: Determina cuáles creencias limitantes se esconden detrás de cada vaca. Tercer paso: Haz una lista de los efectos negativos que han traído estas vacas a tu vida. Cuarto paso: Haz una lista de todos los resultados positivos que vendrán como consecuencia de matar a tus vacas. Quinto paso: Establece nuevos patrones de comportamiento. ¡Acepta el reto de vivir una vida libre de vacas!La Vaca 17
  18. 18. ¡A la vaca por los cuernos!La Vaca 18

×