Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 20 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Más reciente (20)

Anuncio

HURACANES.pptx

  1. 1. 1 HURACANES Fenómenos Meteorológicos Extremos
  2. 2. 2 ¿Qué es un Huracán?
  3. 3. 3 3 Definición  El huracán es el mas severo de los fenómenos meteorológicos conocidos como Ciclones Tropicales. Estos son sistemas de baja presión con actividad lluviosa y eléctrica, cuyos vientos rotan anti horariamente ( Contrario a las manecillas del reloj ) en el hemisferio norte.  Inicia como depresión tropical, luego como ciclón tropical y culmina en huracán. 3
  4. 4. 4
  5. 5. 5 5 ¿Como Se Forman Los Huracanes? 5 ¿Como Se Forman Los Huracanes?
  6. 6. 6 Los huracanes son las tormentas más grandes y violentas del planeta. • Cada año, entre los meses de junio y noviembre, azotan la zona del Caribe, el Golfo de México y la costa este de Estados Unidos, en algunas ocasiones arrasando con edificios y poblaciones. • Sus homólogos son los tifones, que afectan al noroeste del océano Pacífico, y los ciclones, que lo hacen al sur del Pacífico y el océano Índico. • Todos son ciclones tropicales, pero el nombre "huracán" se usa exclusivamente para los del Atlántico norte y del noreste del Pacífico.
  7. 7. 7 7 Huracanes, bombas de energía • El mecanismo más común de formación de huracanes en el Atlántico — que provoca más del 60% de estos fenómenos — es una onda tropical. • La onda empieza como una perturbación atmosférica que crea un área de relativa baja presión. • Suele generarse en África Oriental a partir de mediados de julio. • Si encuentra las condiciones adecuadas para mantenerse o desarrollarse, esta área de baja presión empieza a moverse de este a oeste, con la ayuda de los vientos alisios.
  8. 8. 8 Cuando llega al océano Atlántico, la onda tropical puede ser el germen de un huracán, pero para que este se forme necesita fuentes de energía, como el calor y el viento adecuado. En concreto, es necesario que la superficie del agua esté por encima de los 27ºC y que haya una capa espesa de agua caliente en el océano. También tiene que haber, por un lado, vientos con un giro horizontal para que la tormenta se concentre. Por el otro, vientos que mantengan su fuerza y velocidad constante a medida que suben desde la superficie del océano. Si hay cortante de viento, o variaciones del viento con la altura, esto puede interrumpir el flujo de calor y humedad que hace que el huracán se forme. Además, tiene que haber una concentración de nubes cargadas de agua y una humedad relativa alta presente en la atmósfera.
  9. 9. 9 9 Todo esto tiene que ocurrir en las latitudes adecuadas, en general entre los paralelos 10° y 30° del hemisferio norte, ya que aquí el efecto de la rotación de la Tierra hace que los vientos puedan converger y ascender alrededor del área de baja presión. Cuando la onda tropical encuentra todos estos ingredientes, se crea un área de unos 50-100 km, donde empiezan a interactuar. Y es esta tormenta la que hace de catalizador: empieza el baile de calor, aire y agua. El área de baja presión hace que el aire húmedo y caliente que viene del océano suba y se enfríe, lo que alimenta las nubes. La condensación de este aire libera calor y provoca que la presión sobre la superficie del océano baje aún más, lo que atrae más humedad del océano, engrosando la tormenta. Los vientos convergen y ascienden dentro de este área de baja presión, girando en dirección contraria a las agujas del reloj — por influencia de la rotación de la Tierra — y dando a los huracanes esa imagen tan característica.
  10. 10. 10 10 A medida que la tormenta se hace más poderosa, el ojo del huracán — el área central de hasta 10 km — permanece relativamente tranquilo. A su alrededor se levanta la pared del ojo, compuesta de nubes densas donde se localizan los vientos más intensos. Más allá, están las bandas nubosas en forma de espiral, donde hay más lluvias. La velocidad de los vientos es la que determina en qué momento podemos llamar a este fenómeno "huracán": en su nacimiento es una depresión tropical, cuando aumenta de fuerza pasa a ser una tormenta tropical y se convierte en huracán cuando pasa de los 118 km por hora.
  11. 11. 11 Escalas Del Ciclón Tropical
  12. 12. 12 Los Huracanes se suelen clasificar en cinco categorías según la velocidad sostenida del viento. En el Atlántico, se usa la escala de vientos Saffir-Simpson para medir su poder destructivo. La escala de vientos de huracanes Saffir-Simpson establece categorías del 1 al 5 conforme a la intensidad del huracán. La escala fue desarrollada por el ingeniero de vientos Herb Saffir y el meteorólogo Bob Simpson y ha devenido en una herramienta excelente para determinar los posibles impactos de un huracán. Tal es su fuerza que los vientos de un huracán podrían producir la misma energía que casi la mitad de la capacidad de generación eléctrica del mundo entero, según la Administración Nacional de Océanos y de la Atmósfera de Estados Unidos (NOOA, por sus siglas en inglés). La escala no hace referencia a otros posibles impactos relacionados con un huracán, tales como la marea de tormenta, lluvias, inundaciones y tornados. Escala De Vientos Saffir-Simpson
  13. 13. 13
  14. 14. 14 14 Sin embargo, no es el viento sino la marejada y las inundaciones que provoca la lluvia que descarga el huracán las que generalmente causan la mayor destrucción y pérdida de vidas. En Estados Unidos, por ejemplo, la marejada provocada por ciclones tropicales en el Atlántico fue responsable de casi la mitad de muertes entre 1963 y 2012, según datos de la Sociedad Americana de Meteorología (AMS, por sus siglas en inglés). Además de estos factores, la destrucción causada por un huracán va a depender de otras circunstancias, como la velocidad a la que pasa, la geografía del territorio y la infraestructura de la zona afectada. 14
  15. 15. 15 15 México, Estados Unidos y el Caribe: las zonas más vulnerables Uno de los factores que explica que esta parte del mundo sea propensa a los huracanes es que el océano Atlántico, en las latitudes tropicales, tiene la temperatura adecuada para su formación durante más meses al año. Otro es el movimiento de las grandes corrientes de vientos que empujan a los huracanes. Los vientos alisios — las corrientes de vientos globales en el trópico — van de este a oeste llevándolos hacia las costas del Caribe, el Golfo de México y el sur de Estados Unidos. El recorrido de estos vientos también está influenciado por la rotación de la Tierra — el llamado efecto Coriolis — que hace que tiendan a desviarse hacia el norte.
  16. 16. 16 16 En el Atlántico, mientras los huracanes avanzan se desvían levemente hacia el norte; y al superar aproximadamente los 30°N, suelen encontrase con los vientos del oeste, otra de las grandes corrientes globales, que hacen que se curven hacia el este. En su camino van a toparse con el anticiclón de Bermudas-Azores que va a determinar si se dirigen hacia el Golfo de México o hacia Estados Unidos. Los anticiclones son regiones de alta presión atmosférica con aire más seco, menos nubes y vientos que giran en la dirección de las agujas del reloj en el hemisferio norte. El anticiclón de Bermudas actúa como un obstáculo y si los huracanes quieren avanzar tienen que bordearlo. Por este motivo, el tamaño y la posición del anticiclón puede determinar hacia dónde va un ciclón tropical.
  17. 17. 17 17 ¿Qué es un Anticiclón?  El anticiclón es aire pesado convergente que tiende a descender. Es una zona en la que la presión atmosférica es superior a aquella de las zonas que la rodean. Esta masa de aire desciende y se expande por la superficie terrestre.  Son tipos de masas de aire muy estables, por lo que son difícilmente desplazables una vez se posicionan en una localización. En el hemisferio norte la masa de aire anticiclónica gira en el sentido de las agujas del reloj.  El tiempo que nos suele traer esta masa de aire es de cielos despejados y poco movimiento atmosférico, con tendencia a las temperaturas altas en verano. Sin embargo, en invierno, aunque también puede ofrecer cielos despejados, suelen provocar inversiones térmicas y nieblas.
  18. 18. 18 18 Como el Anticiclón de Bermudas-Azores Influye en la Trayectoria de Los Huracanes Si es débil y está más posicionado hacia el este, los huracanes lo rodean y siguen hacia el norte, alejándose del Caribe. Por lo contrario, si es más fuerte y se encuentra al suroeste, un ciclón tropical puede dirigirse hacia el Golfo de México o hacia Florida. La posición del anticiclón cambia según el año, las estaciones y puede variar en cuestión de días. A causa de esas variaciones, un huracán puede seguir una trayectoria muy distinta hoy que otro que pasa tres o cinco días después.
  19. 19. 19 Por qué casi no vemos en Sudamérica Si bien la parte norte del Atlántico puede ofrecer las condiciones ideales para la formación de huracanes, no ocurre lo mismo bajo la línea del Ecuador.
  20. 20. 20 20 La importancia de los huracanes para el clima Los huracanes son como los aires acondicionados para la atmosfera terrestre, estabilizan la temperatura desde el ecuador hasta los polos (sur y norte) convirtiéndose en reguladores naturales del clima. El movimiento de masas de aire caliente forman vientos que disminuyen la temperatura en los trópicos, de no suceder esto, la vida sería muy difícil en esta región. Además, los huracanes son una fuente importante de agua dulce para los continentes, gracias a las lluvias que los acompañan. Dado que los huracanes son parte integral del clima en los trópicos, forman parte de la dinámica e historia natural de los ecosistemas y especies. Sin embargo, en las últimas décadas ha incrementado su frecuencia e intensidad por consecuencia del cambio climático(es decir cada vez son más numerosos y de mayor categoría).

×