Tema 1 GEOGRAFÍA - 2º BACHILLERATO CASTILLA Y LEÓN

1.190 visualizaciones

Publicado el

Apuntes tema 1 - España en el mundo - para 2º Bach en Castilla y León. Creación: sept - 2015

Publicado en: Educación
0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
1.190
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
445
Acciones
Compartido
0
Descargas
19
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Tema 1 GEOGRAFÍA - 2º BACHILLERATO CASTILLA Y LEÓN

  1. 1. TEMA 1.- ESPAÑA EN EL MUNDO 1- LAS DESIGUALDADES ESPACIALES DEL MUNDO 1.1. Dualidad desarrollo / subdesarrollo El mundo puede ser contemplado como un sistema cuyos elementos son los diferentes países, con todas sus diferencias. Éstos están conectados entre sí por un tupido flujo de relaciones económicas, políticas y culturales. Por eso se habla de sistema mundo. Los contrastes en la distribución de la riqueza, así como los contrastes físicos y culturales son evidentes. Estas desigualdades se miden por tres indicadores: Producto Nacional Bruto (PNB), Producto Interior Bruto (PIB), e Índice de Desarrollo Humano (IDH). En función del grado de desarrollo se distinguen dos grandes conjuntos en el planeta: por un lado los países desarrollados, situados en su mayor parte en el hemisferio norte, que constituyen el centro del sistema capitalista (EEUU y Canadá, Japón, la U.E., Rusia, y en el hemisferio sur Australia y Nueva Zelanda). Por otro lado, los países subdesarrollados, localizados sobre todo en el hemisferio sur, como los de América del Sur, Asia y África, se caracterizan por el gran crecimiento de la población, reducido nivel de vida y un PNB e IDH bajos. Un tercer grupo son los llamados países emergentes o en vías de desarrollo, que están saliendo del conjunto de los países subdesarrollados gracias a su incorporación al modelo de desarrollo industrial. 1.2. Factores culturales e históricos Para valorar las desigualdades existentes entre los distintos países del mundo, debemos tener en cuenta otros factores además de los económicos, como los factores históricos y culturales. Desde el descubrimiento de América se produjo un paulatino proceso de colonización y aculturación de territorios que culminó en el XIX con el dominio político y económico de las potencias europeas sobre los países que hoy llamamos subdesarrollados. Desde finales del siglo XVIII este proceso coincidió con la Revolución industrial en Europa, que a lo largo del XIX se extendió a otros países (EEUU., Japón y Canadá). Las metrópolis importaban materias primas a Europa y EEUU., que a su vez les exportaban los productos manufacturados. De esta manera las economías de los países colonizados pasaron a depender de las manufacturas occidentales. Las interpretaciones actuales sobre las desigualdades espaciales del mundo responden a dos enfoques: el primero considera esenciales los factores internos del 1
  2. 2. propio territorio. El desarrollo depende tanto de los recursos económicos y extraeconómicos (instituciones, cultura, sistema de relaciones sociales, herencia histórica), como de la capacidad de las sociedades para utilizarlos adecuadamente. Por lo tanto, el territorio desempeña un papel esencial en el desarrollo. Otro enfoque son los factores externos, el desarrollo depende de las relaciones que interconectan a los territorios y favorecen a unos sobre otros. Estas relaciones, en el sistema capitalista, se basan en el intercambio desigual entre centros y periferias, provocando la expansión de unos espacios y el declive de otros. 2- LOS GRANDES ESPACIOS REGIONALES DEL MUNDO 2.1. Características generales de los espacios centrales Los rasgos que definen a los países desarrollados son la riqueza de su economía, un bajo crecimiento demográfico, una intensa urbanización, y buenas condiciones de vida para la mayoría de la población, lo que no excluye la existencia de contrastes significativos entre países. Esta situación les otorga predominio mundial. La economía de los países desarrollados registra un movimiento expansivo desde la I Revolución Industrial aunque con oscilaciones entre fases de crecimiento y crisis (como la actual). Este proceso de expansión basado en la explotación de sus propios recursos, en el control de la tecnología dominante y en el dominio de recursos de otras áreas mundiales, ha permitido la acumulación de riqueza, ejerciendo un efecto multiplicador del crecimiento. Actualmente, su economía se caracteriza por la pérdida de peso de las actividades primarias y el predominio de industria, tecnología y servicios. La población crece lentamente o se estanca e incluso decrece desde la segunda mitad del siglo XX, como consecuencia de las bajas tasas de natalidad y mortalidad, y cuyo resultado es el progresivo envejecimiento demográfico. Además, los movimientos migratorios tradicionales entre campo y ciudad han sido sustituidos por movimientos desde el interior de las ciudades hacia la periferia. A ello se suma la inmigración procedente de los países subdesarrollados, que huye de sus graves problemas. La urbanización es intensa, la población vive mayoritariamente en las ciudades. Su extensión en el espacio urbano crea aglomeraciones urbanas que extienden las formas de vida y cultura urbana a la casi totalidad del territorio. La desurbanización o tendencia reciente a trasvasar una parte de las actividades y empleo urbano hacia espacios menos congestionados no ha supuesto la pérdida de atractivo de las ciudades. 2
  3. 3. El bienestar social ha acompañado al desarrollo económico. Así se ha consolidado el llamado “Estado del Bienestar” en el que el Estado toma a cargo una serie de servicios sociales y asistenciales básicos, como la educación o la sanidad, costeados a través de los impuestos, aunque con diferencias entre los países. Existen desequilibrios territoriales que resultan de la concentración del crecimiento económico en un número relativamente reducido de espacios, en profundo contraste con su entorno. Estas desigualdades tienden a paliarse por la difusión de actividades económicas desde las áreas más desarrolladas y, sobre todo, por la intervención de los poderes públicos presionados por las reivindicaciones sociales, a través de las políticas de desarrollo regional y local y de la ordenación del territorio. La situación política se caracteriza por una tradición democrática consolidada y por la paz social. Los países desarrollados mantienen una posición de predominio a escala mundial, debido al control que ejercen sobre la producción y sobre los intercambios internacionales. En el comercio de mercancías controlan los dos tercios de las importaciones y de las exportaciones. Además son el principal origen y destino de los flujos de capitales y tecnología. 2.2. La heterogeneidad dentro del mundo subdesarrollado Los rasgos comunes que caracterizan a los países subdesarrollados son: Su situación en el Hemisferio Sur: América Latina, el sur de Asia y áfrica. La economía se caracteriza por su debilidad productiva. A pesar de ello, desde el último tercio del siglo XX algunos de ellos han experimentado un crecimiento espectacular gracias al desarrollo de los procesos de industrialización, caso de los nuevos países industrializados asiáticos. En general, sin embargo siguen presentando un fuerte predominio del sector primario, gran dependencia de las economías de los países desarrollados y frágiles bases en las que se apoya su crecimiento, como son la exportación de sus materias primas y su gran endeudamiento La población registra un elevado ritmo de crecimiento demográfico debido al descenso de la mortalidad (mejoras higiénicas y sanitarias) y al mantenimiento de tasas elevadas de natalidad. Este gran crecimiento es un lastre para el progreso económico. 3
  4. 4. Las ciudades experimentan un intenso crecimiento. Se está produciendo una verdadera explosión urbana, lo que crea problemas de estructura en las ciudades, en las que contrastan fuertemente el centro administrativo y los barrios de las clases altas, con enormes urbanizaciones marginales, con núcleos chabolistas. El nivel de vida y de bienestar social es bajo, pues la mayoría de la población no tiene satisfechas sus necesidades básicas. Algunos indicadores de esta situación son la insuficiencia alimentaria (malnutrición y subnutrición), precaria salud, bajo nivel cultural (analfabetismo), difícil acceso al trabajo, bajas remuneraciones, escasa tradición democrática con regímenes autoritarios en muchos casos y con frecuentes conflictos bélicos y enfrentamientos de índole tribal. Existen profundos desequilibrios territoriales motivados por la concentración de las actividades agrarias, industriales y de servicios de mayor nivel en determinados espacios, frente a la situación de pobreza de la mayoría del territorio. En el ámbito político estos países se caracterizan por la escasa tradición democrática, y la frecuencia de regímenes autoritarios, la corrupción y las guerras. Además de estos rasgos comunes, existen peculiaridades que hacen del mundo subdesarrollado un conjunto heterogéneo, como es el subdesarrollo en Iberoamérica, que comprende países muy diferentes (no son comparables Chile con Guatemala o México y Argentina con Bolivia o Colombia). En general son países con grandes recursos, pero su economía sigue basada en la exportación de materias primas, siguen existiendo grandes contrastes sociales y buena parte de su población sigue viviendo en umbrales de pobreza. Se caracterizan también por su inestabilidad política, con regímenes alejados de la democracia, frecuentes golpes de estado, dictaduras y luchas de guerrillas. El subdesarrollo asiático afecta a un volumen muy importante de la población mundial. Su economía se asienta en la agricultura y la minería. A nivel social y político también presentan frecuentes conflictos y en ellos adquiere una fuerza cada vez mayor el integrismo islámico. El subdesarrollo en África afecta a más de 750 millones de personas. La economía se basa en una agricultura atrasada y en la minería. El hambre y la malnutrición siguen afectando, especialmente a los subsaharianos. Los servicios sanitarios y educativos son deficientes. Los conflictos entre etnias son frecuentes y son además los países de partida de grandes contingentes de emigrantes ilegales hacia el primer mundo. 4
  5. 5. 3- EL SIGNIFICADO ESPACIAL DE LA GLOBALIZACIÓN La globalización o mundialización económica es el proceso de integración del conjunto del planeta en un único espacio económico, social y político. Este proceso se desarrolla a partir de la década de 1.990 y va asociado a la implantación del capitalismo a escala mundial. Supone la globalización de la producción, consumo e intercambios. Este proceso ha sido impulsado por el sistema capitalista, que presenta como características el predominio de la propiedad privada, y la competencia libre de las empresas, que dedican una parte de sus beneficios a la inversión. El precio de los productos se establece en función de la oferta y la demanda. Por último el capitalismo crea grandes desigualdades sociales. 3.1. Factores de la globalización Aunque los principios del capitalismo se han mantenido constantes a lo largo del tiempo, pueden distinguirse en su evolución varias etapas, el capitalismo preindustrial o mercantil, el industrial o monopolista y el capitalismo global de los siglos XX y XXI. En esta última etapa del capitalismo, iniciada en 1.975 este sistema ha alcanzado una dimensión planetaria. Los factores que lo han propiciado son: a) La desaparición de los sistemas comunistas de economía planificada a principios de los años 90 y el retroceso de las economías cerradas. b) La Revolución Tecnológica, que permite generar, almacenar, procesar y transmitir grandes cantidades de información a gran velocidad y con total precisión. c) La mejora de los transportes, que permite una “contracción espacio- tiempo”, amplía las áreas de producción y mercado, y establece una densa red de flujos. d) Las medidas liberalizadoras eliminan las dificultades a la entrada de mercancías y capitales procedentes del exterior, contando con instituciones como la OMC (Organización Mundial del Comercio) que establece las normas del comercio mundial y fomenta la liberalización del mismo. 3.2. Manifestaciones y consecuencias de la globalización. 5
  6. 6. La producción tiende a organizarse a escala planetaria (se fabrica allí donde es más ventajoso). Las empresas multinacionales desempeñan un papel importante en la globalización, desarrollando sus estrategias de producción a escala mundial. El consumo se uniformiza gracias a la publicidad realizada por las grandes empresas y los medios de comunicación. Los intercambios reflejan la mundialización en varios aspectos, como son su ampliación geográfica y su circulación a gran velocidad. Estos flujos implican tanto a mercancías, como a capitales y tecnología. Las direcciones de estos flujos son complejas, entrecruzadas y multidireccionales. Las consecuencias de la globalización repercuten en todos los terrenos. Así, en el ámbito geopolítico triunfa un nuevo orden internacional dirigido desde los principales focos de la economía capitalista. Estados Unidos, la UE y Japón, pero fundamentalmente EEUU, ejercen influencia política y económica a escala mundial, apoyándose en instituciones supranacionales como la ONU, el FMI o el Banco Mundial. En el terreno social se globaliza el mercado laboral de trabajadores muy especializados, y debido a las migraciones tiende a globalizarse también el de otros sectores de trabajadores. En el ámbito cultural también se aprecia la mundialización: la ciencia se vincula a los grandes centros de investigación, los modelos artísticos y musicales se estandarizan y se difunden gracias a los modernos medios de comunicación. En el terreno medioambiental los problemas alcanzan también una dimensión global (efecto invernadero, destrucción de la capa de ozono…). La mundialización refuerza la interdependencia entre los países, que además cada vez están más sujetos a las decisiones adoptadas por las instituciones supranacionales, lo que limita hasta cierto punto la soberanía de los estados. Por último la globalización intensifica las desigualdades territoriales, consolidando distintos ámbitos, como son los espacios centrales (países más avanzados del mundo), los países en posición semiperiférica (estados estables y de influencia inmediata de las grandes potencias), y los países periféricos, en los que incluiríamos a los países del tercer Mundo, como sucede con buena parte de África. 6
  7. 7. 4- POSICIÓN RELATIVA DE ESPAÑA EN LAS ÁREAS SOCIOECONÓMICAS Y GEOPOLÍTICAS MUNDIALES Durante el siglo XIX y la primera mitad del XX, España perdió peso específico dentro del contexto internacional debido a la pérdida de sus colonias, al atraso tecnológico y económico respecto a los otros países de Europa Occidental, al aislamiento internacional que siguió a la Guerra Civil, etc. El final de ese aislamiento a mediados de los años 50 del siglo XX y el desarrollo económico de los años 60 incorporaron de nuevo al Estado español a la escena internacional. Actualmente, la posición de España en el mundo puede resumirse en los siguientes puntos: la superficie y población nos sitúan como un estado de tamaño medio; socioeconómicamente es un país desarrollado, y geoestratégicamente se sitúa en una encrucijada de mares y continentes que favorecen la relación con los países del mediterráneo, norte de África, Europa y el Atlántico. a) España en las áreas socioeconómicas Desde los años del desarrollismo España ha potenciado el sector exterior de su economía, nuestra conexión con el extranjero es muy amplia, como lo demuestra la gran cantidad de empresas multinacionales asentadas en España o viceversa. Nuestras relaciones financieras con otros países y los flujos de servicios y tecnología nos sitúan en un plano de economía internacionalizada. Nuestras relaciones fundamentales se dan con el resto de países europeos, con América latina y con el Norte de África. España se puede considerar una potencia intermedia en relación con los países más avanzados del mundo, si bien se nos ha situado en la octava economía mundial antes del comienzo de la crisis económica que nos afecta. b) España en las áreas geopolíticas España es un país perfectamente integrado en la política internacional como lo demuestra su pertenencia a la ONU y a las organizaciones de carácter económico, social y cultural pertenecientes a ella (FAO, Banco Mundial, FMI, OMC, OMS, OIT, UNESCO). España también Pertenece a la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económico), y forma parte de organizaciones defensivas, como la OTAN y la UEO (Unión Europea Occidental). 7
  8. 8. c) Las líneas geopolíticas La situación geoestratégica de la Península ha condicionado las líneas geopolíticas principales de España, que se han dirigido desde el pasado hacia el Mediterráneo y el Norte de África, hacia el Atlántico y hacia Europa. Con América latina las relaciones son muy estrechas, España apoya la democratización de los gobiernos latinoamericanos, el desarrollo económico y social del continente (participa en las Cumbres Iberoamericanas) y además acerca al resto de países europeos a Iberoamérica. Con respecto a Europa antes de nuestra entrada en la UE y sobre todo después de ese acontecimiento se ha determinado que sea ese ámbito con el que mantengamos unos lazos más fuertes en todos los aspectos. ________________________________________________________________________ ***CONCEPTOS PAU. Globalización, Intercambio desigual, F.M.I., Banco Mundial, O.N.U., O.M.C., O.T.A.N. GLOBALIZACIÓN: Proceso socioeconómico y cultural de carácter espontáneo que consiste en la creciente interdependencia e integración de las distintas economías nacionales. Se debe a la difusión acelerada y generalizada de la tecnología de las telecomunicaciones y de los transportes, la gran movilidad del capital, y la implantación de las multinacionales por todas las regiones planetarias. INTERCAMBIO DESIGUAL: Relaciones comerciales entre países desarrollados y subdesarrollados en las que, injustamente, los primeros salen beneficiados y los otros perjudicados. Los productos que venden los desarrollados cuestan cada vez más caros en relación con el trabajo empleado y, en cambio, los que venden los subdesarrollados cuestan comparativamente menos y están sujetos a un deterioro progresivo de su precio. F.M.I.: Siglas del Fondo Monetario Internacional, organismo internacional paralelo al Banco Mundial, cuya función principal es hoy la de suministrar créditos a los países que tienen déficits exteriores, a los que, en contrapartida, obliga a unas políticas económicas determinadas, que en bastantes ocasiones han sido consideradas contraproducentes. BANCO MUNDIAL: Organismo económico internacional creado en 1944 para promover el desarrollo de los países miembros -casi todos los estados–. En la actualidad ofrece ayudas a los países menos desarrollados mediante créditos. O.N.U.: La Organización de las Naciones Unidas, creada en 1945, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, es la mayor organización internacional existente. Se define como una asociación de gobiernos global que facilita la cooperación en asuntos como el Derecho internacional, la paz y seguridad internacional, el desarrollo económico y social, los asuntos humanitarios y los derechos humanos. 8
  9. 9. O.M.C.: Siglas de la Organización Mundial de Comercio, institución internacional creada para administrar los acuerdos comerciales negociados por sus miembros. Además de esta función principal, supervisa las políticas comerciales y coopera con el Banco Mundial y el FMI con el objetivo de lograr una mayor coherencia entre la política económica y comercial a escala mundial. En la práctica, la OMC es un foro donde los Estados miembros buscan acuerdos para la reducción de aranceles y, por ende, para la liberalización del comercio, y donde se resuelve cualquier disputa comercial que pudiera surgir entre sus miembros con respecto a los acuerdos alcanzados. O.T.A.N.: La Organización del Tratado del Atlántico Norte es un organismo supranacional político y militar fundado en 1949 para establecer una alianza defensiva regional por parte de EE.UU., Canadá y algunos estados europeos frente al temor hacia la U.R.S.S. que constituyó una organización paralela por medio del Pacto de Varsovia. ________________________________________________________________________ ***PRÁCTICAS PAU. Comentario de texto. Comentario de datos estadísticos. 9
  10. 10. O.M.C.: Siglas de la Organización Mundial de Comercio, institución internacional creada para administrar los acuerdos comerciales negociados por sus miembros. Además de esta función principal, supervisa las políticas comerciales y coopera con el Banco Mundial y el FMI con el objetivo de lograr una mayor coherencia entre la política económica y comercial a escala mundial. En la práctica, la OMC es un foro donde los Estados miembros buscan acuerdos para la reducción de aranceles y, por ende, para la liberalización del comercio, y donde se resuelve cualquier disputa comercial que pudiera surgir entre sus miembros con respecto a los acuerdos alcanzados. O.T.A.N.: La Organización del Tratado del Atlántico Norte es un organismo supranacional político y militar fundado en 1949 para establecer una alianza defensiva regional por parte de EE.UU., Canadá y algunos estados europeos frente al temor hacia la U.R.S.S. que constituyó una organización paralela por medio del Pacto de Varsovia. ________________________________________________________________________ ***PRÁCTICAS PAU. Comentario de texto. Comentario de datos estadísticos. 9

×