TEMA 2 – ESPAÑA EN EUROPA
1 – CARACTERÍSTICAS Y ORGANIZACIÓN DEL ESPACIO EUROPEO
1.1. El papel del medio físico.
Europa es...
rápido, caudal irregular y reducido (Ebro, Tíber, Po, Ródano…); los ríos de la vertiente
atlántica, de caudal más regular ...
extensiva como agricultura de regadío. En la Europa continental se sigue combinando la
ganadería con la agricultura extens...
Países Bajos y Luxemburgo). La Organización Europea para la Cooperación Económica
(OECE) fue un organismo internacional fu...
Maastricht en 1992, en el que se establecen los principios de la Unión Europea, y que
supone un avance en la unificación e...
Hasta el 2004 la situación económica de España se colocaba en la periferia, pero con
los nuevos países que se incorporan, ...
• El BANCO CENTRAL EUROPEO: responsable de la política monetaria
europea.
• El COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO, que repr...
En el terreno político la UE debe fomentar la democracia y la participación de la
ciudadanía, así como el buen funcionamie...
Unión en un amplio abanico de competencias comunitarias en codecisión con el Parlamento
Europeo; comparte el poder presupu...
Resueltos a resolver los fundamentos de una unión cada vez más estrecha entre los pueblos
europeos; decididos a asegurar p...
11
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Tema 2 - 2 BACHILLERATO CASTILLA Y LEÓN - ESPAÑA EN EUROPA

1.587 visualizaciones

Publicado el

5 OCT 2015

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

Tema 2 - 2 BACHILLERATO CASTILLA Y LEÓN - ESPAÑA EN EUROPA

  1. 1. TEMA 2 – ESPAÑA EN EUROPA 1 – CARACTERÍSTICAS Y ORGANIZACIÓN DEL ESPACIO EUROPEO 1.1. El papel del medio físico. Europa es un pequeño continente (sólo Oceanía es menor), con 10,4 millones de km2 , lo que supone un 2% de las tierras emergidas. Su territorio es predominantemente llano, lo que explica su baja altitud media (340m). Las características físicas de un espacio condicionan su organización y otros aspectos económicos. En cuanto al relieve, podemos distinguir diferentes unidades morfoestructurales: Las Macizos antiguos tienen su origen en el Paleozoico; son terrenos desgastados por la erosión, de altitudes que no sobrepasan los 2.600 metros, y situadas en el noroeste y este del continente. En este conjunto pueden integrarse, entre otros, el Macizo Central Francés, los Montes Escandinavos, el macizo Central Ibérico, la Selva Negra, el Macizo de Bohemia o los Urales en Rusia. Las cordilleras alpinas o Montañas Jóvenes son grandes montañas formadas durante el Terciario, se trata de relieves agresivos con altitudes elevadas, y se localizan al sur del continente. Dentro de este conjunto se incluyen el Cáucaso, los Balcanes, los Cárpatos, los Alpes, los Apeninos, los Pirineos y las Béticas. La Gran Llanura Europea se extiende desde los Pirineos hasta los Urales (frontera natural entre Europa y Asia), ensanchándose progresivamente de oeste a este, tiene un origen glaciar y en ella pueden distinguirse diferentes sectores como la Cuenca de Aquitania, Normandía, Flandes, Países Bajos, llanura Germano-Polaca, llanura rusa, Ucrania y la depresión del Caspio. Ocupa tres cuartas partes del continente, lo que hace que Europa tenga una altitud media baja (340 m.). Por último el relieve costero destaca por ser muy recortado, con infinidad de cabos, golfos, penínsulas y por supuesto numerosas islas y archipiélagos, que en general han favorecido la actividad portuaria (comercial y pesquera) de nuestro continente. Climáticamente, Europa se encuentra casi en su totalidad en la zona templada del Hemisferio Norte (entre los 35º y los 70º de latitud N.), de lo que se derivan las características de los tres principales climas que nos afectan: Oceánico o Atlántico (fachada atlántica), Mediterráneo (vertiente sur) y Continental (interior del continente). En elevadas latitudes se registra además el clima polar, y en las cadenas montañosas climas de alta montaña. En las Canarias, Azores y Madeira se da el clima subtropical. Los climas que se registran en Europa tienen una característica común, la alternancia térmica estacional, con un invierno y verano marcados, y dos estaciones transicionales, primavera y otoño. Las óptimas condiciones medioambientales de Europa en general, han permitido una ocupación humana importante y continuada en el tiempo, lo que, por otro lado, ha ido en detrimento de la vegetación natural. Por su régimen, los ríos europeos se pueden clasificar en tres grupos, que corresponden a las tres zonas climáticas. Así tenemos los ríos mediterráneos, de curso 1
  2. 2. rápido, caudal irregular y reducido (Ebro, Tíber, Po, Ródano…); los ríos de la vertiente atlántica, de caudal más regular y abundante, con buena alimentación durante todo el año (Miño, Sena, Támesis…); y los ríos de la Europa Oriental, de cursos largos, recorren extensas cuencas llanas y son navegables durante gran parte del año (Volga, Danubio, Dniéper…). 1.2. Europa como espacio desarrollado. Europa cuenta con unos 730 millones de habitantes, repartidos de forma desigual por su territorio y con una densidad media de 70 hab/ km² (hasta 117 hab/ km² en la UE). Las áreas más pobladas se dan en los países más industrializados y de poblamiento antiguo, como Alemania, Reino Unido, Holanda o Bélgica. Las zonas menos pobladas se corresponden con zonas hostiles desde el punto de vista climático (península escandinava) o áreas de escaso desarrollo económico (Bulgaria o Rumanía). La población europea presenta un bajísimo índice de fecundidad (1,4 hijos por mujer) y un crecimiento vegetativo muy bajo, no llega al 0,07%, incluso hay países con crecimiento vegetativo negativo. La esperanza de vida es elevada, en torno a los 77 años, y el envejecimiento de la población alcanza límites preocupantes, por aumentar el índice de población inactiva y elevar la tasa de dependencia. Europa presenta un 58% de población urbana, la UE un 77%, siendo éste el conjunto más urbanizado del planeta junto con América del Norte. La ciudad europea presenta una morfología específica que incluye un centro histórico de origen preindustrial, construido sobre planos irregulares y con edificios de gran valor histórico- artístico; ensanches de época industrial, tradicionalmente residencia de la burguesía, en los que predomina el plano ortogonal, con anchas avenidas y edificios emblemáticos; en la actualidad la terciarización también ha afectado a este sector, donde incluso han nacido centros de negocios con una intensa actividad financiera, comercial y turística. Por último, y ya en época postindustrial, se han añadido a la ciudad amplias áreas periféricas con actividades diferenciadas derivadas del propio dinamismo de cada urbe. Las ciudades europeas se integran en el sistema urbano mundial y presentan categorías diferenciadas en función de su rango, a su vez delimitado por su área de influencia. Con rango mundial tenemos a Londres y París, y con rango continental a Berlín, Moscú, Milán, Madrid, Roma y Barcelona. El sistema urbano se articula en torno a varios ejes: el eje más dinámico es la denominada Gran Dorsal, que se extiende desde la aglomeración londinense hasta el NO de Italia, incluyendo la aglomeración parisina, y ciudades de Bélgica, Países Bajos y Suiza. El eje Mediterráneo recorre la costa de ese mar. El eje Atlántico abarca desde Gran Bretaña a Portugal. Como enclaves aislados pero de importancia, tenemos espacios continentales del interior de España y Francia, y de la periferia, que comprenden a las ciudades del sur de España, Italia y Grecia. Económicamente Europa es un continente desarrollado, si bien existen grandes diferencias regionales en cuanto a indicadores económicos. El Sector Primario ha perdido importancia tanto en PIB (2%) como en población activa (media del 4%). Se observa una fuerte especialización regional, así en la España Atlántica predomina la actividad ganadera, en la mediterránea se practica tanto agricultura 2
  3. 3. extensiva como agricultura de regadío. En la Europa continental se sigue combinando la ganadería con la agricultura extensiva. Los problemas fundamentales se derivan del reducido tamaño de las explotaciones y de la acumulación de excedentes. El Sector Secundario tiene una gran importancia, tanto en PIB (aprox. 35%), como en población activa (en torno a 28%), a pesar de las grandes diferencias regionales. En la actualidad el número de empleos se está reduciendo tanto por los procesos de tecnificación como por la globalización, que está generando deslocalizaciones de los procesos de fabricación de muchas empresas. Eso ha obligado a reestructurar la actividad industrial, así los “sectores maduros”, como siderurgia y textil, se han visto obligados a una reconversión, y además han surgido espacios industriales en los que predominan pequeñas y medianas empresas muy especializadas, algunas relacionadas con el Desarrollo Endógeno (aprovecha recursos propios de la zona donde se localiza). El Sector Terciario es el más importante tanto en PIB (más del 60%) como en población activa (más del 65&). Es un sector muy diversificado y cualificado, en el que destacan el comercio, transporte, finanzas, ocio y turismo. 1.3. Los contrastes intraeuropeos Como ya hemos visto, desde el punto de vista demográfico hay grandes contrastes entre los países de la UE, ya sea en cuanto a las cifras de población o densidad. Existen también importantes diferencias económicas entre los países que componen Europa, fundamentalmente entre los más industrializados de la vertiente atlántica, la vieja Europa, en contraste con los países del Este de Europa, con un peso mayor del sector primario, y economías menos desarrolladas. Para solventar estas diferencias, la UE trabaja con diferentes herramientas orientadas a mejorar el desarrollo de las zonas más desfavorecidas. Socialmente se puede apreciar un contraste entre el nivel de vida de los diversos países europeos, con fuerte diferencia entre algunos de ellos, como Alemania o Suiza (entre los más altos) y los países del Este (entre los más bajos). Actualmente estamos viviendo momentos de cambio y tensión en la UE por recientes problemas económicos en países consolidados dentro de la Unión como es el caso de Portugal, Irlanda o el más grave en Grecia. 2 - LA UNIÓN EUROPEA 2.1. Principales etapas del proceso de construcción europea. En 1992 entró en vigor el Tratado de la UE, firmado en Maastricht. Este Tratado supone el último paso en el largo proceso de integración europea iniciado a fines de la II Guerra Mundial, en el cual se suelen distinguir cinco etapas: 1- Una etapa de lanzamiento y experimentación institucional (1945-56) en la que se debate la oportunidad y el carácter de la cooperación supranacional en Europa y se ponen en marcha algunas instituciones como el BENELUX (1948, integración económica de Bélgica, 3
  4. 4. Países Bajos y Luxemburgo). La Organización Europea para la Cooperación Económica (OECE) fue un organismo internacional fundado el 16 de abril de 1948 por Portugal, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Austria, Dinamarca, Noruega, Grecia, Suecia, Suiza, Turquía, Irlanda e Islandia, con el objetivo de administrar las ayudas del Plan Marshall. Su objetivo consistió en facilitar el comercio, conceder créditos y fomentar la liberalización del capital. Se amplió cuando ingresó España en 1958 y en 1965, con el ingreso en 1961 de EE. UU. y Canadá, países no europeos, se convirtió en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) fijando su sede en París. El Consejo de Europa en 1949, cuya asamblea tenía la tarea de sugerir proyectos de unificación fue el siguiente paso, aunque el más concreto resultaría la creación de la CECA (Comunidad Europea del Carbón y del Acero) en 1952 por el Tratado de París, que aunque sólo afectaba a aspectos de la producción del carbón y del acero, su significado y sus efectos fueron más allá del ámbito económico. Los seis gobiernos firmantes (BENELUX + RFA, Italia y Francia) intensificaron la cooperación, de hecho en la CECA y sus instituciones se inspirará la futura CEE. 2- Una fase de apertura supranacional (1957-65) – cesión de poderes de decisión por parte de los Estados a instituciones comunes -, en la que se adopta una estrategia funcionalista: una cooperación en algunos sectores económicos que sentaría las bases de una futura cooperación política. Esta fase se abriría en 1957 con la firma del Tratado de Roma, por el que los países de la CECA constituyen la CEE y el EURATOM (Comunidad Europea de la Energía Atómica) y culminaría en 1965 con el compromiso de Luxemburgo. Los objetivos de la CEE pretendían fundamentalmente instaurar un mercado común con libre circulación de mercancías, personas, servicios y capitales, por lo que se hacía necesaria la creación de una unión aduanera y el establecimiento de una política económica común. El EURATOM pretendía desarrollar en común la energía nuclear. El primer reglamento de política social se da en 1960, con la creación de un fondo para ayudar a los trabajadores y a las empresas que debían adecuarse a las nuevas condiciones creadas con la apertura de los mercados nacionales. La PAC (Política agraria común) hubo de esperar hasta 1962. 3- Una nueva fase de revisión y reducción de la supranacionalidad originaria (1965- 69). Pasan de tomar las decisiones por mayoría, al compromiso de Luxemburgo, por el cual se introducía el voto por unanimidad para determinadas cuestiones, llamadas cuestiones vitales, y que representarán un continuo obstáculo para el proceso de integración. 4- Larga fase de relanzamiento del proceso de integración (1970-80) en la que se ponen en marcha nuevas políticas comunes: la regional, medio ambiente, energía, y sobre todo, la política monetaria. El número de socios se mantuvo sin variaciones hasta 1973, cuando tiene lugar la primera ampliación con la incorporación el 1 de enero de Reino Unido, Irlanda y Dinamarca. 5- Por último, una fase de reformas institucionales y de ampliación de las competencias de la CEE (1981-92), a partir de dos tratados: el Acta Única en 1986 para concretar las medidas de integración económica y monetaria que se aplicarán a partir de entonces, y que cambia la denominación de CEE a Comunidad Europea; y el Tratado de 4
  5. 5. Maastricht en 1992, en el que se establecen los principios de la Unión Europea, y que supone un avance en la unificación económica, política, social, en política exterior y de seguridad comunes para todos los estados miembros. En 1981 se añade Grecia, y en 1986 lo hacen Portugal y España. Se ha formado por tanto la Europa de los 12 a mediados de los años 80 y en su seno, se preparan ya las novedades que se implantarán en la década siguiente. La entrada de España fue tardía por su atrasada economía y su política. Tras la muerte de Franco en 1975, España inicia las negociaciones para su entrada, pero fueron muy difíciles. La tardía incorporación nos colocó entre los países periféricos. A nivel político, facilitó y reforzó la democracia. A nivel económico, España presentaba un claro retraso respecto a la UE, con baja productividad, alto paro, etc. La adhesión abrió la economía a un enorme mercado, y la ayuda recibida permitió la modernización técnica, el PIB creció, y se produjo un aumento de los servicios públicos. Una sexta fase comprendería desde 1992 hasta el momento actual. Respecto a la unificación económica se suprimen definitivamente las aduanas en todos los países, lo que consolida la libre circulación de mercancías, capitales y personas. Se crea el BCE (Banco Central Europeo) y la moneda única, el Euro, que no empezará a circular hasta 2002. Los países que desearan acceder a la moneda deberían cumplir los criterios de convergencia, referidos a inflación, déficit público, tipos de interés, tasas de paro… En cuanto a la unificación política y social se establece la Ciudadanía Europea, los ciudadanos europeos pueden circular, vivir y trabajar en cualquier Estado de la Unión. Las políticas sociales establecen mejoras en las condiciones de empleo y protección social, cooperación en materia sanitaria y en educación. Se busca mejorar las redes de transporte y las comunicaciones entre los países, sin descuidar la política ambiental y la colaboración con los países subdesarrollados. La política exterior y de seguridad común resalta la defensa de los valores e intereses comunes a los estados miembro. Además se firman acuerdos con otros bloques comerciales como el MERCOSUR y la AELC (Acuerdo Europeo de Libre Comercio). Por último se emprende también una colaboración entre todos los países en materia de justicia y de política interior, llegando a crearse la EUROPOL, o policía europea. Firmado ya el Tratado tiene lugar la siguiente ampliación en 1995, con la adhesión de Austria, Suecia y Finlandia, la Europa de los 15. El tratado de Maastricht se verá reforzado por el Tratado de Ámsterdam en 1997. A partir del año 2000 tendrán lugar hechos fundamentales para la Unión, así la entrada en circulación del Euro el 1 de Enero de 2002 en 12 países, actualmente circula en 17 países. Pero también son muy significativas las ampliaciones de 2004 (10 países más: Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Malta y Chipre) y de 2007, con la inclusión de Rumanía y Bulgaria, llegando a la actual Europa de los 28 tras incorporarse Croacia en 2013. La antigua República Yugoslava de Macedonia, Islandia, Montenegro y Turquía son otros países candidatos a la adhesión. 5
  6. 6. Hasta el 2004 la situación económica de España se colocaba en la periferia, pero con los nuevos países que se incorporan, la situación mejora, aunque sigue atrasada. Su situación geoestratégica favorece el papel de mediación entre la UE y los países mediterráneos. La ampliación tiene repercusiones en España, ya que se recortan las ayudas para ajustarlas a los nuevos miembros, se ampliará el mercado único, pero incrementará la competencia y se está produciendo una deslocalización de empresas. En el sentido político también se han realizado reformas institucionales con el fin de fortalecer la política común de la Unión, además de pretender establecer una Constitución Europea, proyecto rechazado por algunos países del conjunto. Finalmente en 2007 se firma el Tratado de Lisboa, cuyo objetivo es aumentar la democracia, la eficacia y la transparencia de la UE, y, con ello, su capacidad para enfrentarse a desafíos globales como el cambio climático, la seguridad y el desarrollo sostenible. Entró en vigor el 1 de diciembre de 2009. 2.2. El gobierno y las instituciones de la U.E. El CONSEJO EUROPEO marca la dirección política general de la UE, pero no tiene poder para aprobar leyes. Se reúne al menos dos veces cada semestre durante dos o tres días, con su presidente a la cabeza – Donald Tusk actualmente -, y está compuesto por los Jefes de Estado o de Gobierno nacionales y por el Presidente de la Comisión. Tres instituciones principales participan en la elaboración de la legislación de la UE: • El PARLAMENTO EUROPEO que representa a los ciudadanos de la UE y es elegido directamente por ellos en sufragio universal, tiene su sede en Estrasburgo, controla la política de la UE, aprueba y controla el presupuesto de la UE. • El CONSEJO DE LA UNIÓN EUROPEA, que representa a los gobiernos de cada uno de los Estados miembros (un ministros de cada país según el tema a tratar, y los ministros de Asuntos Exteriores); estos comparten la Presidencia del Consejo con carácter rotatorio. • La COMISIÓN EUROPEA vela por los intereses generales de la UE proponiendo y comprobando que se cumpla la legislación y aplicando las políticas y el presupuesto de la UE. Su actual Presidente es Jean-Claude Juncker y está formado por un equipo de comisarios, uno por cada país. Otras dos instituciones desempeñan funciones de gran importancia: • El TRIBUNAL DE JUSTICIA, que vela por el cumplimiento de la legislación europea. • El TRIBUNAL DE CUENTAS, controla la financiación de las actividades de la UE. La UE cuenta, además, con otras instituciones y organismos interinstitucionales que desempeñan funciones especializadas: 6
  7. 7. • El BANCO CENTRAL EUROPEO: responsable de la política monetaria europea. • El COMITÉ ECONÓMICO Y SOCIAL EUROPEO, que representa a la sociedad civil, la patronal y los asalariados. • El COMITÉ DE LAS REGIONES: representa a las autoridades regionales y locales. 2.3. Camino a la integración: profundización y nuevas competencias comunes. Para corregir los desequilibrios y disparidades económicas existentes entre las 268 regiones actuales en la Europa de los 28, y fortalecer la cohesión económica, social y territorial existe una política regional encargada de garantizar el desarrollo constante de las regiones que han quedado a la zaga respecto a las zonas más prósperas. La Dirección General de Política Regional es la encargada de conseguir el equilibrio territorial. Todo el territorio de la UE está cubierto por uno o varios objetivos de la política de cohesión. En el Tratado de Lisboa se establecen nuevas competencias comunes a desarrollar en el futuro, como por ejemplo la ayuda al desarrollo, el tratado afirma explícitamente que la reducción y la erradicación de la pobreza son el objetivo principal de la política de la Unión en el ámbito de la cooperación para el desarrollo. El Tratado de Lisboa establece por primera vez una base jurídica específica para la ayuda humanitaria, haciendo especial hincapié en el respeto de los principios del Derecho internacional y los principios de imparcialidad, neutralidad y no discriminación. También prevé la creación de un Cuerpo Voluntario Europeo de Ayuda Humanitaria. Además el Tratado de Lisboa establece que uno de los objetivos de la Unión es favorecer el desarrollo sostenible de Europa, en particular mediante un nivel elevado de protección y mejora de la calidad del medio ambiente. 2.4. Los retos y las perspectivas de la Unión Europea. Bulgaria y Rumanía, que se adhirieron a la UE en 2007, o Croacia en 2013, no serán los últimos países en hacerlo. Turquía y Antigua República Yugoslava de Macedonia son los candidatos oficiales. Otros, como Serbia, Islandia, Montenegro y Kosovo, también tienen «perspectivas» de incorporarse a la UE. Los debates sobre si están o no preparados para incorporarse, y las posibles fechas de adhesión, serán asuntos prioritarios en la agenda del Parlamento en los próximos años. Los países de los Balcanes Occidentales que han suscrito acuerdos de estabilización y asociación con la UE y tienen perspectivas de asociación a largo plazo con la UE deben progresar en la reforma judicial y policial, la aplicación del Estado de Derecho y la mejora de la capacidad administrativa. Toda adhesión a la Unión Europea necesita la aprobación del Parlamento Europeo. Otro de los retos de la UE consiste en el impulso de la ciudadanía europea, que supone que todo ciudadano de un Estado miembro, lo sea de la UE, permitiendo la libre circulación y residencia. Otro objetivo es conseguir plena circulación de personas, trece miembros han suscrito el Acuerdo Schengen para suprimir controles de personas en las fronteras, pero plantea problemas. 7
  8. 8. En el terreno político la UE debe fomentar la democracia y la participación de la ciudadanía, así como el buen funcionamiento del espacio interior de libertad, seguridad y justicia. En el ámbito externo debe mejorar la coherencia y la visibilidad de su política exterior, colaborar en lograr la paz y a la seguridad internacional. También está en vías de desarrollo la aprobación de la Constitución Europea. La UE tiene un importante reto con su aprobación. Algunos países se opusieron. La constitución establecía los mecanismos de entrada y salida de la UE y la carta de derechos fundamentales. Entraría en vigor cuando la aprobaran todos los miembros. En el terreno socioeconómico, es necesario hacer frente al envejecimiento demográfico y a los problemas derivados de la inmigración. En el terreno medioambiental, el principal reto de la UE es que los países integrantes tienen que aplicar la legislación en esta materia, sobre todo en cuanto a desarrollo sostenible, y colaborar en la resolución de problemas como el cambio climático. _________________________________________________________________________ CONCEPTOS. C.E.E., UE, Tratado de Roma, Tratado de Maastricht, Comisión Europea, Consejo Europeo, Euro, fondos estructurales. Fondo de Cohesión, F.S.E., Parlamento europeo. C.E.E.: La Comunidad Económica Europea fue un mercado común entre los países (Bélgica, Holanda, Luxemburgo, Alemania, Italia y Francia) que firmaron el Tratado de Roma de 1957. Su objetivo último era la plena libertad de circulación de personas, bienes, servicios y capitales. Posteriormente fueron incorporándose nuevos países. U.E.: Denominación que recibe la C.E.E. a partir de 1993, por el tratado de Maastricht. La Unión Europea es una organización supranacional del ámbito europeo dedicada a incrementar la integración económica y política y a reforzar la cooperación entre sus estados miembros. En la actualidad, tras las recientes ampliaciones, está constituida por 28 Estados. TRATADO DE ROMA: Tratado constitutivo de la Comunidad Económica Europea (C.E.E.), firmado en 1957 por los estados de la CECA (Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Francia, República Federal Alemana e Italia). Establecía los principios de la libre circulación de personas, mercancías, servicios y capitales entre los países firmantes. TRATADO DE MAASTRICHT: Acuerdo firmado en 1992, en el que la Comunidad Europea adopta el nombre de Unión Europea y se establecen sus tres pilares básicos: la Unión Económica y monetaria (UEM), la cooperación en los asuntos de justicia e interior y la Política Exterior y de Seguridad Común. También llamado Tratado de la Unión Europea. COMISIÓN EUROPEA: Institución de la UE, con sede en Bruselas, formada por comisarios designados por cada uno de los países miembros. Es el órgano ejecutivo de la UE: administra las políticas comunes, elabora el presupuesto y asegurar la ejecución de los acuerdos y tratados. CONSEJO EUROPEO: Institución de la UE compuesta por los Estados miembros. Agrupa a los ministros de los estados miembros de acuerdo con los temas a tratar (Asuntos Exteriores, Finanzas, Educación…). Es el organismo decisorio de la UE: es el órgano legislativo de la 8
  9. 9. Unión en un amplio abanico de competencias comunitarias en codecisión con el Parlamento Europeo; comparte el poder presupuestario con el Parlamento y garantiza la coordinación de las políticas económicas generales de los Estados miembros. La Presidencia del Consejo es rotatoria y cada seis meses la ejerce un Estado miembro. EURO: Moneda común de la UE desde el 1 de enero de 2002. Sus ventajas principales son evitar el cambio entre las monedas de los países de la Unión y la estabilidad de los tipos de cambio. Actualmente se utiliza en 18 de los 28 Estados miembros. El Banco Central Europeo es el responsable de la política monetaria de la UE. FONDOS ESTRUCTURALES: Fondos de la UE destinados a reducir las diferencias en el desarrollo entre las regiones europeas, apoyando a las más desfavorecidas mediante inversiones en una serie de objetivos: desarrollo de las regiones más atrasadas, reconversión de las regiones más afectadas por la crisis industrial, etc. FONDO DE COHESIÓN: Partida presupuestaria de la UE creada en el Tratado de Maastricht para apoyar a los países menos prósperos, que por cumplir los criterios de Maastricht se ven obligados a hacer recortes presupuestarios para controlar el déficit, a la vez que deben aumentar la inversión para aproximarse al nivel de desarrollo medio europeo. F.S.E.: Siglas del Fondo Social Europeo, fondo estructural de la UE destinado a la mejora del empleo y oportunidades de trabajo de los trabajadores de la UE, especialmente mediante la formación y la reconversión profesional. PARLAMENTO EUROPEO: Cámara de representantes de los Estados miembros de la UE, formada por 785 parlamentarios elegidos por sufragio universal directo, que se distribuyen en función del tamaño demográfico de cada país. Sus funciones principales son: examinar las propuestas de la Comisión; legislar junto con el Consejo; controlar e investir a la Comisión Europea; compartir el poder presupuestario con el Consejo votando el presupuesto anual y controlando su ejecución, nombrar un defensor del pueblo, y crear comisiones temporales de investigación. PRÁCTICAS. Textos, gráficos o estadísticas sobre diversas cuestiones de la U.E. Comentario de mapas temáticos referidos a los distintos procesos de ampliación. PRÁCTICA 1: COMENTARIO DE TEXTO: LOS MOVIMIENTOS DE INTEGRACIÓN EUROPEA S.M. el rey de los Belgas, el presidente de la República Federal de Alemania, el presidente de la República francesa, el presidente de la República italiana, S.A.R. la Gran Duquesa de Luxemburgo. S.M, la reina de los Países Bajos. 9
  10. 10. Resueltos a resolver los fundamentos de una unión cada vez más estrecha entre los pueblos europeos; decididos a asegurar por una acción común el progreso económico y social de sus países, eliminando las barreras que dividen a Europa; considerando como meta esencial de sus esfuerzos la mejora constante de las condiciones de vida y de trabajo de sus pueblos; reconociendo que la eliminación de los obstáculos existentes exige una acción concertada con objeto de garantizar la estabilidad en la expansión, el equilibrio en los intercambios y la lealtad en la competencia; preocupados por fortalecer la unidad de sus economías y de asegurar el desarrollo armónico de las mismas reduciendo las diferencias entre las diferentes regiones y el retraso de las menos favorecidas; Resueltos a afirmar, mediante la constitución de ese conjunto de recursos, la salvaguardia de la paz y de la libertad, invitando a los demás pueblos de Europa que compartan este ideal común a asociarse en su esfuerzo; Han decidido crear una Comunidad Económica Europea... (preámbulo del Tratado de Roma, 25 de marzo de 1957) PRÁCTICA 2 – COMENTARIO DE MAPA: EVOLUCIÓN DE LA UE 10
  11. 11. 11

×