IglesiaNivariense Diócesis de Tenerife
Nº 155
Diciembre 2015
1 €
PRESENTADO EL
NUEVO PDP
“EN SALIDA MISIONERA”
CASA DE ACO...
CALLE EN HONOR AL CURA JESÚS GALARRETA
JÍMENEZ. La vía frente a la iglesia del barrio de San Antonio en
La Orotava y paral...
EL SENTIDO DE LA PUERTA SANTA
Iglesia Nivariense
Publicación de la diócesis
de Tenerife
C/. San Agustín, 28.
38201 La Lagu...
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
4
“JESUS NOS ENVÍA A TODOS Y A TODAS PARTES”
LA DIÓCESIS CELEBRA SU FIESTA
● La Virgen...
5
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
Posteriormente, tras el saludo
del obispo, el vicario general
Antonio Pérez, fue el ...
6
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
AÑO DE LA MISERICORDIA.
IGLESIAS PARA CELEBRAR EL JUBILEO
Como se ha venido informan...
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
7
Es Nochebuena y para Loly
es una celebración espe-
cial en muchos sentidos. Su fami-...
8
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
La casa está disponible toda la
semana. Algunos usuarios de la
misma suelen salir po...
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
9
palabras y a Loly la considera una
amiga en el sentido profundo de la
expresión. "Ha...
DISTRITO J
Juan Carlos Rodríguez
Con la llegada del mes de
diciembre y los tradicio-
nales buenos propósitos navide-
ños, ...
Pero para conocer de primera
mano cómo es una Navidad en
estos centros, nos hemos colado
en los Servicios de Día de San
An...
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
14
LLAA PPAARRRROOQQUUIIAA LLAAGGUUNNEERRAA DDEE SSAANNTTOO DDOOMMIINNGGOO
AACCOOGGIIÓ...
15
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
LLEECCTTUURRAA CCOOMMPPAARRTTIIDDAA DDEE LLAA EENNCCÍÍCCLLIICCAA
““LLAAUUDDAATTOO S...
IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
16
XXXXXX
DICIEMBRE, MES DE LA FAMILIA
Si hay un mes en el calendario cristiano que no...
17
LA ENTREVISTA
“Atravesar la Puerta
Santa de la Misericordia
debe conducir a una
renovación espiritual
personal y comuni...
Recomendaciones literarias
Título: Adviento en la montaña
Autor: Gunnar Gunnarsson
Editorial: Encuentro
Comentario: Este l...
Mi punto de vista
CUENTO DE NAVIDAD (O UNA REALIDAD)
Juan y María ambos de 39
años, viven en un barrio de
la clase media e...
-AQUEL INSTANTE -
Iglesia Nivariense (Diciembre 15)
Iglesia Nivariense (Diciembre 15)
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Iglesia Nivariense (Diciembre 15)

2.233 visualizaciones

Publicado el

En esta ocasión, la publicación diocesana dedica su portada al Año de la Misericordia. Como otros contenidos destacados se puede encontrar un resumen de la presentación del nuevo PDP, un amplio reportaje sobre la labor que se desarrolla en la Casa de Acogida de la Pastoral Penitenciaria, así como otro reportaje sobre el programa socioeducativo de la Fundación Proyecto Don Bosco. En ambos reportajes aprovechamos para conocer cómo se vive la Navidad desde estas realidades. Además, en las páginas centrales de la revista se incluye un collage de imágenes del pasado Encuentro Diocesano de Jóvenes.

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
2.233
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
1.348
Acciones
Compartido
0
Descargas
3
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Iglesia Nivariense (Diciembre 15)

  1. 1. IglesiaNivariense Diócesis de Tenerife Nº 155 Diciembre 2015 1 € PRESENTADO EL NUEVO PDP “EN SALIDA MISIONERA” CASA DE ACOGIDA DE LA PASTORAL PENITENCIARIA FUNDACIÓN PROYECTO DON BOSCO. PROGRAMA SOCIOEDUCATIVO
  2. 2. CALLE EN HONOR AL CURA JESÚS GALARRETA JÍMENEZ. La vía frente a la iglesia del barrio de San Antonio en La Orotava y paralela a la carretera TF-324, en el tramo entre la rotonda y la entrada a las viviendas, lleva desde el pasado martes, 10 de noviembre, el nombre de cura Jesús Galarreta Jiménez, por su labor social y sacerdotal. El acto de rotulación, presidido por el alcalde Francisco Linares y miembros de la corporación municipal, contó con numeroso público, vecinos del barrio, amigos y miem- bros de la comunidad de Padres Paules de La Orotava, así como con el actual párroco de San Antonio y otros religiosos. RASTRILLO SOLIDARIO DEL ARCIPRESTAZGO DE TEGUESTE. El Arciprestazgo de Tegueste ha puesto en marcha en el complejo parroquial de #Tejina un rastrillo solidario en beneficio de los proyectos de Caritas en Mauritania, que estará abierto todos los domingos, en horario ininterrumpido de 10:00 a 20:00 horas, hasta el próximo mes de enero. CURSILLO DE CRISTIANDAD NÚMERO 369. A comien- zos de noviembre se celebró en Vallehermoso, un Cursillo de Cistiandad. Se trató del número 369 de la historia de este movimiento. En el mismo participaron 26 cursillistas de toda la isla. ALMUERZO DE COFRATERNIDAD DEL MOVIMIEN- TO DE FAMILIAS CRISTIANAS. Como es tradicional, el movimiento de Familias Cristianas tuvo su almuerzo de confraternidad en el que participaron doscientas cinco personas. Se trató de un momento para compartir y pasarlo bien, así como para tomar fuerzas en la labor evangelizadora. ENCUENTRO DIOCESANO DE HERMANDADES SACRA- MENTALES. Como cada año, se celebraron las Jornadas Diocesanas de Hermandades Sacramentales. En esta oca- sión tuvieron lugar en la parroquia de Ntra. Sra. De las Mercedes, en La Laguna. La reflexión y el trabajo giró en torno al tema: “La Iglesia diocesana en misión y salida con la fuerza de la Eucaristía”. Posteriormente, se celebró la Eucaristía y terminada la misma, hubo procesión con el Santísimo Sacramento acompañado por todas las herman- dades del Santísimo diocesanas.
  3. 3. EL SENTIDO DE LA PUERTA SANTA Iglesia Nivariense Publicación de la diócesis de Tenerife C/. San Agustín, 28. 38201 La Laguna, Tenerife. Diciembre de 2015. Nº 155 Dirección: Antonio Pérez Morales Jefe de Redacción: Carlos Pérez Redacción: Carlos Pérez Antonio Pérez Colaboradores: Leonardo Ruiz del Castillo Elsa María Ávila Cecilia Cortacans Fotografía: Toni Cedrés Alfredo Miguel León Pérez Jesús Robles Carlos Pérez Edita: Obispado de San Cristóbal de La Laguna Fotomecánica e impresión: Gráficas Sabater Delante de nosotros se encuentra la gran puerta de la Misericordia de Dios, que acoge nuestro arrepentimiento ofreciendo la gracia de su perdón. La puerta es generosamente abierta, pero nosotros debemos valerosamente cruzar el umbral. La Iglesia ha sido animada a abrir sus puertas, para salir con el Señor al encuentro de sus hijos y de sus hijas en camino, a veces inciertos, a veces perdi- dos, en estos tiempos difíciles. Las familias cristianas, en particular, han sido ani- madas a abrir la puerta al Señor que espera para entrar, trayendo su bendición y su amistad. El Señor no fuerza jamás la puerta: Él también pide permiso para entrar, como dice el Libro del Apocalipsis: «Yo estoy junto a la puerta y llamo: si alguien oye mi voz y me abre, entraré en su casa y cenaremos juntos” (3,20). Y en la última gran visión de este Libro, así se profetiza de la Ciudad de Dios: «Sus puertas no se cerrarán durante el día», lo que significa para siempre, porque «no existirá la noche en ella» (21,25). Existen lugares en el mundo en los cuales no se cierran las puertas con llave. Pero existen tantos otros donde las puertas blindadas se han convertido en normales. Esto no nos sorprende; pero, pensándolo bien, ¡es un signo negativo! No debemos rendirnos a la idea de tener que aplicar este sistema en toda nuestra vida, en la vida de la familia, de la ciudad, de la sociedad. Y mucho menos en la vida de la Iglesia. ¡Sería terrible! Una Iglesia inhóspita, así como una familia cerrada en sí misma, mortifica el Evangelio y marchita el mundo. La gestión simbólica de las “puertas” – de los umbrales, de los caminos, de las fronteras – se ha hecho crucial. La puerta debe proteger, cierto, pero no rechazar. La puerta no debe ser forzada, al contrario, se pide permiso, porque la hospitali- dad resplandece en la libertad de la acogida, y se oscurece en la prepotencia de la invasión. La puerta se abre frecuentemente, para ver si afuera esta alguno que espera, y tal vez no tiene la valentía, o ni siquiera la fuerza de tocar. La puerta dice muchas cosas de la casa, y también de la Iglesia. La gestión de la puerta necesi- ta un atento discernimiento y, al mismo tiempo, debe inspirar gran confianza. …En verdad, sabemos bien que nosotros mismos somos los custodios y los siervos de la Puerta de Dios, que es Jesús. Él nos ilumina en todas las puertas de la vida, incluso aquella de nuestro nacimiento y de nuestra muerte. Él mismo ha afirmado: «Yo soy la puerta. El que entra por mí se salvará; podrá entrar y salir, y encontrará su alimento» (Jn 10,9). Jesús es la puerta que nos hace entrar y salir... La Iglesia es la portera de la casa del Señor, no la dueña. …Es así que la Iglesia deberá ser reconocida, en cada rincón de la tierra: como la custodia de un Dios que toca, como la acogida de un Dios que no te cierra la puerta, con la excusa que no eres de casa. (Extracto catequesis del Papa 18 Nov. 15) IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
  4. 4. IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE 4 “JESUS NOS ENVÍA A TODOS Y A TODAS PARTES” LA DIÓCESIS CELEBRA SU FIESTA ● La Virgen de Candelaria “Visitará” Santa Cruz de Tenerife y La Laguna en 2018, comenzando el traslado el doce de octubre. ● Presentado el nuevo Plan Diocesano de Pastoral que marcará la hoja de ruta hacia el bicentenario de la creación de la diócesis. En la mañana del sábado 14 de noviembre, la Diócesis Nivariense celebró una esperada cita en la Catedral de La Laguna: El Día de la Iglesia Diocesana. Y en el marco de esta celebración, se pre- sentó el nuevo Plan Diocesano de Pastoral (PDP) para los próximos cinco años, que lleva por título “En salida misionera”. Dicho plan es un documento en el que se refleja, por un lado, el objetivo general de nuestra Iglesia cuatro veces insular para el próximo quinquenio y, por otro lado, los objetivos específicos para cada año. Asimismo, en el PDP se recoge el deseo expresado por el papa Francisco en la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, en la que invita a la Iglesia a realizar una transformación misionera mar- cada por la alegría. Además, el plan que se ha pre- sentado marca la hoja de ruta para, con ocasión de la celebra- ción del bicentenario de la crea- ción de la Diócesis de S. Cristóbal de La Laguna en 2019, realizar en todas las parroquias una Misión de nuevo cuño. En relación a la celebración del bicentenario de la creación de la Diócesis, cabe señalar que el 12 de noviembre de 2018, se prevé que la imagen de la Virgen de Candelaria visite Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, permane- ciendo una semana en cada una de las referidas ciudades. El acto de presentación del PDP comenzó con la obertura a cargo de un grupo de jóvenes de la delega- ción de Nueva Evangelización que, a través de la danza, las imágenes y la música, reflejaron lo que pre- tende en definitiva el nuevo plan. Esto es, animar a todos los cristia- nos a llevar a cabo una evangeli- zación activa y que llegue tanto a las periferias geográficas como a las existenciales, tal y como ha venido insistiendo el Papa en estos últimos tiempos.
  5. 5. 5 IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE Posteriormente, tras el saludo del obispo, el vicario general Antonio Pérez, fue el encargado de presentar el PDP a través de un powerpoint que fue proyectado en varios paneles de grandes dimen- siones colocados expresamente para la cita. Tras la presentación del vicario, tomó la palabra Domingo Ferrera, autor del cartel del PDP para expli- car precisamente el mensaje que ha pretendido reflejar en dicha composición. Esta primera parte de la jorna- da, anterior a la celebración euca- rística presidida por el obispo, con- cluyó con la interpretación del himno que se ha compuesto con ocasión del nuevo PDP. Se trata de una pieza musical creada por el cantautor cristiano, Alejandro Abrante. La misma fue interpreta- da por el coro de La Orotava. EUCARISTÍA El obispo en su homilía, hizo referencia al nuevo plan presenta- do y señaló que “Jesús nos envía a todos y a todas partes”. El prela- do enfatizó la importancia de com- partir la alegría del evangelio con todas las mujeres y hombres. Igualmente, citando al papa indicó que “el anuncio del Evangelio no está reservado a unos pocos ‘pro- fesionales de la misión’, sino que debe ser el anhelo profundo de todos los fieles laicos”. Por otro lado, Álvarez indicó que en la Iglesia ningún miembro de su cuerpo se comporta de una forma meramente pasiva, ya que todos podemos hacer algo para el servicio al Reino de Dios. OBJETIVOS DEL PLAN La gran dirección de marcha es: “En salida misionera”. Hay tres objetivos transversales que esta- rán latentes durante todo el quin- quenio y en todas las instancias pastorales. Y, por otro lado, se encuentran los objetivos temporali- zados que señalan, para cada curso, los aspectos en los que ha hecho hincapié en Santo Padre en su exhortación “La alegría del Evangelio”: Primerear (adelantar- se, anticiparse), involucrar, acompañar, fructificar y festejar. HIMNO - EN SALIDA MISIONERA - Cristo nos convoca a ser feliz, com- partiendo vida, la fe y la amistad. Él nos alimenta con su Palabra y nos nutre con su Plan. Él es quien nos primerea, impreg- nando con su olor, en salida misionera.... Vamos repartiendo amor, repar- tiendo amor... PORQUE... SOMOS UNA IGLESIA EN SALI- DA. VAMOS COMPARTIENDO LA VIDA. SOMOS SIGNO DE RESURRECCIÓN. SOMOS UNA IGLESIA EN SALI- DA. VAMOS COMPARTIENDO LA VIDA. SOMOS SIGNO DEL AMOR DE DIOS. A las periferias tenemos que ir a acompañar a hermanos que estén por allí, matando el egoísmo en nuestro interior y así fructificar. Él es nuestra fiesta, impulso y ardor, armaremos lío...vamos repartiendo amor, repartiendo amor... Siete corazones a los que llegar, unidas en un pueblo sobre el mismo mar. Somos enviados a evangelizar, cada uno en su realidad. Grandes y pequeños, haga frío o calor, a quien lo necesite...vamos repartiendo amor, repartiendo amor... (Acordes en www.obispadododetenerife.es)
  6. 6. 6 IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE AÑO DE LA MISERICORDIA. IGLESIAS PARA CELEBRAR EL JUBILEO Como se ha venido informando, desde el 8 de diciembre de 2015 hasta el 20 de noviembre de 2016, la Iglesia universal celebra el Jubileo extraordinario de la Misericordia, impulsado por el Papa Francisco. Esta celebración se enmarca en el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II y pretende profundizar en su implantación y situar en un lugar central la Divina Misericordia, con el fortalecimiento de la confesión. El santo padre anunció el viernes 13 de marzo en la Basílica de San Pedro, durante la Jornada peniten- cial, la celebración de este jubileo expresando: "Queridos hermanos y hermanas, he pensado a menudo en cómo la Iglesia puede poner más en evi- dencia su misión de ser testimonio de la misericordia. Es un camino que inicia con una conversión espiri- tual. Por esto he decidido convocar un Jubileo extraordinario que coloque en el centro la misericor- dia de Dios. Será un año santo de la Misericordia, lo queremos vivir a la luz de la palabra del Señor: 'Seamos misericordiosos como el Padre'. (...) Estoy convencido de que toda la Iglesia podrá encontrar en este Jubileo la alegría de redescubrir y hacer fecunda la misericordia de Dios, con la cual todos somos llamados a dar consuelo a cada hombre y cada mujer de nuestro tiempo. Lo confiamos a par- tir de ahora a la Madre de la Misericordia para que dirija a nosotros su mirada y vele en nuestro cami- no”. En nuestra diócesis se han nombrado varias iglesia como sedes para celebrar el Jubileo extraor- dinario de la Misericordia. Son las siguientes: Santa Iglesia Catedral NORTE DE TENERIFE: - Ntra. Sra. de la Concepción (La Orotava) - Santuario del Cristo de los Dolores (Tacoronte) - Ntra. Sra. de los Remedios (Buenavista) SUR DE TENERIFE: - Basílica de Ntra. Sra. de Candelaria - Cueva del Santo Hermano Pedro (El Médano) - San Sebastián (La Caleta, Adeje) ÁREA METROPOLITANA: - Santa Iglesia Catedral - Ntra. Sra. de la Concepción (S/C de Tenerife) - San Bartolomé Apóstol (Tejina) - Ntra. Sra. de la Salud (Salud Bajo) - Sta. María de Gracia (Gracia) - San Jerónimo (TAco) LA PALMA: - Santuario de Las Nieves (S/C de La Palma) - Ntra. Sra. de los Remedios (Los Llanos) LA GOMERA: - Ntra. Sra. de la Asunción EL HIERRO: - Santuario de Nuestra Señora de Los Reyes.
  7. 7. IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE 7 Es Nochebuena y para Loly es una celebración espe- cial en muchos sentidos. Su fami- lia es muy grande, tanto es así que para estar con todos celebrando el nacimiento del niño Jesús, tiene que hacer malabarismos. Por la mañana, acude a su trabajo para celebrar esta entrañable fiesta con los compañeros de faena, comen- zando el día con el espíritu que se merece. Posteriormente, al llegar a casa, aprovecha para ultimar los detalles de la cena. Ya, por la tarde, acude a misa en un lugar que para muchos solo existe en las noticias, la prisión de Tenerife II. Tras la misma, baja desde La Esperanza hasta La Cuesta para compartir un rato y organizar la cena de los chicos de la casa de acogida en donde desempeña su voluntariado. A todos les da una función, todos participan, todos cuentan. Es su forma de implicar- los en la celebración y de que se sientan en “familia”, con el calor de un hogar. Y es que muchos care- cen de este ambiente, ya que son presos en libertad condicional o de permiso que no tienen adónde ir. Loly brinda con ellos, ríe con ellos, les escucha, va a dar pero según suele comentar, es ella quien más recibe. A la cena de Nochebuena siempre se unen los capellanes de la pastoral peniten- ciaria. Se bendice la mesa y se recuerda el porqué de la celebra- ción. Jesús es el que convoca y reúne. Pasado un buen rato, Loly se despide. Ahora tiene que ir a su casa, su familia le espera. De esta forma, le pone broche a un día car- gado de emociones y sentimientos encontrados. A veces, le gustaría poder duplicarse para estar con todas las personas que quiere. Por la mañana, Loly acude de nuevo a la casa en La Cuesta. Ya que no pudo estar con "sus chicos" toda la noche, aprovecha para desayunar con ellos. Les lleva churros y pre- para chocolate. Es Navidad y se nota más allá de los adornos. La casa de acogida que gestio- na la pastoral penitenciaria de nuestra diócesis en La Cuesta está especialmente destinada a perso- nas que están en prisión. Tiene capacidad para ocho plazas. Fundamentalmente, acuden a ella personas que no tienen recursos, materiales o familiares. Las singu- laridades de cada uno varían. Algunos están en segundo o tercer grado de prisión, otros en libertad provisional, libertad condicional, e incluso, hay personas que acuden teniendo la libertad total, ya que tras la cárcel se topan con una rea- lidad difícil y les cuesta un tiempo rehacer sus vidas.
  8. 8. 8 IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE La casa está disponible toda la semana. Algunos usuarios de la misma suelen salir por la mañana y regresan por la noche, antes de las diez, que es el horario límite de acogida. Otros vuelven a mediodía a comer. Para abrir la puerta siem- pre se requiere la presencia de Loly, ya que a los usuarios no se les deja llave. En la actualidad, como volunta- ria de esta casa de acogida solo está Loly. Pero esto no le hace poner la excusa de la falta de tiem- po."Yo estoy enamorada de esta labor" -comenta. "Cuando me organizo el tiempo, no considero esto del voluntariado como algo secundario o externo, sino que es parte de mi vida. Indudablemente, es un esfuerzo porque todos somos humanos, pero siempre intento conservar la alegría y el amor. Yo estoy muy contenta por- que creo que los objetivos que nos habíamos propuesto que eran los de fomentar un hogar y convivir en familia, se han conseguido". Loly señala que cuando comenta que ayuda a personas que están en la cárcel, la reacción típica de la gente es la de asustar- se. "Me dicen, ¿cómo vas tú allí? ¿No tienes miedo? Yo les suelo decir que no tengo miedo porque ellos son personas como tú y como yo. Lo único es que han cometido un error en la vida y tie- nen que cumplir de una manera o de otra". Por otro lado, Loly expresa que también hay personas que respon- den a su labor desde el paternalis- mo. "Partir del sentimiento de 'ay, el pobrecito o la pobrecita' no es la forma de ayudar". Esta voluntaria señala que muchas veces nos creemos que estamos tocados por una varita mágica que nos blinda de vivir un tema de privación de libertad. "A nosotros o a nuestros familiares nos puede pasar un caso de estos. La cárcel es un sitio donde todos tenemos la puerta abierta". Lo cierto es que Loly ha tratado con personas que han cometido errores grandes en la vida. "Siempre digo que hay determina- dos delitos que me imponen bas- tante, pero por eso no dejo de acompañar. Tengo clara cuál es mi labor aquí. Ante todo, sé que son personas. Partiendo de ahí, yo no juzgo a nadie, para eso ya hay otras personas". La pregunta del millón que mucha gente se hace cuando ve a una persona presa es la de qué habrá hecho. Sin embargo, esa pregunta Loly la ha borrado de su vocabulario. "Mis preguntas nunca son por qué estás aquí, qué hicis- te... Yo las que suelo hacer son cómo te encuentras, cómo lo lle- vas, etc. De ahí surge todo lo demás. Suele ser la propia perso- na la que al final acaba contándo- te lo que ha sucedido, pero yo nunca voy con esa pregunta por delante. De hecho, hay gente de la que desconozco por qué han entrado en prisión". Sin embargo, a las personas que acompaña Loly sí que les nace una pregunta. Y es la de ¿por qué esta mujer hace todo esto? Loly se ríe y comenta que muchos piensan al principio que es monja. "Me preguntan, tú debes ser una monja retirada, ¿verdad? Me hace mucha gracia. Pero sí que les res- pondo que lo que hago es en nom- bre de Dios". El día que compartimos con Loly en la casa de La Cuesta sonó tres veces el timbre. Esa noche la casa dio alojamiento y compañía a dos mujeres y un hombre. Con ellos pudimos conversar de forma amena. No parecía una entrevista sino más bien una charla amisto- sa. Daba la sensación de que no querían que se acabara. Se sentí- an escuchados. Algo que Loly experimenta a diario. Una de las mujeres nos comen- tó como conoció la casa de acogi- da. "A Loly y al padre Domingo los conocí arriba. A mí no me gusta decir la palabra cárcel, sino “arri- ba”. Las palabras cárcel o prisión no las quiero volver a mencionar en mi vida nunca más", señala. "Los miembros de la delegación penitenciaria me ayudaron y me ofrecieron venir a la casa cuando me dieran permiso porque yo no tenía nada". Según señaló, se considera una persona que cuida mucho sus Loly Me dicen, ¿cómo vas tú allí? ¿No tienes miedo? ““ ””
  9. 9. IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE 9 palabras y a Loly la considera una amiga en el sentido profundo de la expresión. "Hace unos días me di cuenta de que yo siempre decía que estaba sola, que no tenía ami- gos. Sin embargo, ahora que la próxima semana me voy de la casa, sé a ciencia cierta que hay personas que se preocupan por mí. Recuerdo (risas) que por el Día de la Madre le escribí un mensaje a Loly. Me salió así del corazón. No fue para quedar bien. Yo soy muy sincera. De hecho, no me cuesta decir la verdad incluso cuando es para decirle a otra per- sona cosas como que la ropa que lleva no le queda bien. Es total- mente cierto que a Loly la quiero como a una madre. Ella todo me lo ha ofrecido desde la libertad, nada me ha sido impuesto. Incluso con el tema de Dios. Yo creo en él pero voy a misa cuando me nace. En la cárcel iba a misa a veces pero no para que me vieran, sino porque yo lo deseaba". Por su parte, otro de los usua- rios de la casa con los que pudi- mos charlar nos comentó que es musulmán y que nunca ha tenido un problema de convivencia. "Estoy a punto de conseguir la libertad total pero como me quedé sin nada y no tenía donde acudir, conocí al delegado de la pastoral, Domingo, y me dijo que podía venir aquí. Llegué sin nada de dinero y aquí me han ayudado hasta dándome bonos para la gua- gua con los que poder moverme. Yo soy musulmán practicante. Cuando los compañeros musulma- nes se enteraron que iba a venir aquí, me dijeron que cómo podía ir yo a la casa de los cristianos. Pero yo les respondí que en eso no encontraba ningún problema, que en esta vida no había diferencias. Pienso que si tú tienes un proble- ma que no puedes resolver tú mismo, y la única solución provie- ne de otra cultura, lo tienes que aceptar". Este hombre, que se encontra- ba a las puertas de la libertad total cuando se realizó la entrevista, señala que mirar a su futuro le genera cierta frustración. "Antes tenía mis cancamitos pero ahora no encuentro nada. Me siento muy mal al ver que me están mantenien- do sin yo trabajar. Yo soy una per- sona que ha trabajado toda su vida. Las personas de la pastoral peni- tenciaria me han ayudado mucho. El trabajo que ellos hacen es muy difícil y trabajan de forma incansa- ble. Con su ayuda he mejorado mucho mis fallos como persona". En este acompañamiento que realizan los miembros de la pastoral penitenciaria hay personas que tie- nen sus primeros acercamientos a Dios. También los hay que vuelven a encontrarse con él. Este es el caso de otra mujer que conocimos en la casa de acogida. "En la cárcel he estado cinco años y ahora estoy a punto de salir. No me considero muy creyente pero en este tiempo me he acercado a Dios. Quizás sea egoísmo, pero el verme mal psicológicamente, me llevó a rezarle a Dios. Sinceramente, me gustaría creer más porque veo que las personas que creen son muy afortunadas. La gente de aquí me ha ayudado mucho tam- bién a no caer en cosas negati- vas. Me han hecho ver que sí que hay gente buena en el mundo". Asimismo, esta persona expre- sa que siempre ha contado con el apoyo de su familia. "Esto ha sido muy grande para mí. No tengo duda de que si mi padre y mi madre no hubieran estado de mi lado yo no estaría aquí ahora". Es tarde y continuamos hablan- do de otros temas mientras Loly me enseña la casa. La verdad que se nota el ambiente acogedor. Sinceramente, dan ganas de seguir allí un rato más largo, sobre todo, prestando escucha. Pero son más de las once de la noche y llega el momento de despedirnos. Al salir por la puerta me viene a la mente aquel pasaje de la Biblia: “Estuve en la cárcel y vinieron a verme…” No me conside- ro muy creyente pero en este tiempo me he acercado a Dios ““ ””
  10. 10. DISTRITO J Juan Carlos Rodríguez Con la llegada del mes de diciembre y los tradicio- nales buenos propósitos navide- ños, en Distrito J hemos decidido llamar a las puertas de la dióce- sis en busca de un lugar donde quieran compartir con nosotros la Navidad de la forma más íntima. Nos hemos adentrado en la fuente principal de ilusión en estas fechas: el día a día de los niños. Este mes compartimos los testimo- nios y vivencias de los educadores, auxiliares y trabajadores en general del Programa Socioeducativo de la Fundación Proyecto Don Bosco, el cual está compuesto por 5 servi- cios de día. ¿Sabes lo que son los Servicios de Día de esta funda- ción? ¿Quiénes conviven allí todo el año? ¿Cómo viven la Navidad? ¡Nosotros te lo contamos! Ainhor Pérez Jorge, Coordinador de los Servicios de Día, nos presenta estos centros como espacios donde se trabaja “para niños y niñas de familias que necesitan ser ayudadas en sus tareas de educación y protección durante algún periodo del día”. Con capacidad hasta para 30 niños y niñas, los Servicios de Día aco- gen a estos menores durante las ta des de sus días de colegio y en las mañanas de sus periodos de vaca- ciones. El perfil de estos niños y niñas comprende edades entre los 4 y 14 años, preferentemente menores pertenecientes a familias con probabilidad de desarrollar una situación de marginación o pre- riesgo y menores declarados en riesgo, quienes, tal y como nos aclara su coordinador, son deriva- dos a través de los Servicios Sociales municipales para obtener una plaza en estos centros. Tras su llegada, y después de un proceso de presentación a las familias y a los propios niños y niñas, los trabajadores de los Servicios de Día no pierden un segundo, tal y como nos relata Ainhor Pérez: “Rápidamente, nos ponemos manos a la obra y se seleccionan objetivos de trabajo que el niño y la niña conocen y que le permitan alcanzar metas concre- tas. Para alcanzar esas metas, proponemos actividades que al tiempo que interesantes, sean for- mativas”. Sin duda alguna, un largo proceso que conduce a la mayor de las recompensas cuando “se han cumplido los objetivos con el menor y la familia, y el menor deja de estar en el programa de apoyo familiar o desaparece su declaración de riesgo”. A lo largo de este tiempo, los niños y niñas avanzan en un cami- no de crecimiento personal y espi- ritual, siempre acompañados por los profesionales de los Servicios en los distintos momentos del año. En el caso de la Navidad no faltan las actividades musicales, visitas a belenes, representaciones teatra- les o la tradicional decoración de los centros, aunque su coordinador nos aclara que la experiencia de la Navidad no es solo una cuestión de apariencia y adornos. “Los chi- cos y chicas creyentes, también tienen un motivo y un espacio para, con mucha sencillez, vivir su fe en un Dios que les quiere y en un mundo mejor, aunque a veces pasen por momentos difí- ciles”. Fomentando aspectos como la ilusión, la alegría o la importancia de compartir, la Fundación Proyecto Don Bosco y su Programa Socioeducativo no solo hace hincapié en el desarrollo de los niños y niñas como indivi- duos, sino también en la importan- cia de las familias: “Un aspecto básico para celebrar la Navidad con éxito es que las familias se acerquen al proyecto y puedan ver de primera mano el trabajo que realizan sus hijos en la preparación de estas fechas, además de com- partir con ellos un tiempo especial”. Unas fechas, sin duda, para vivir y celebrar en comunidad, ya que tal y como lo describe Ainhor: “Siempre es una gozada estar todos y todas juntos”. 12IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE CCoommoo uunn nniiññoo ccoonn NNaavviiddaaddeess nnuueevvaass
  11. 11. Pero para conocer de primera mano cómo es una Navidad en estos centros, nos hemos colado en los Servicios de Día de San Antonio y La Florida en el munici- pio de La Orotava, para hablar con los equipos de trabajo que dedican su vida a estos niños. Andrea Concepción y Grimanesa Arbelo son Educadora y Auxiliar Técnico Educativo en el Servicio de Día San Antonio. Ambas nos confiesan sentirse afortunadas de poder realizar un trabajo que les encanta y en el que no solo ayudan e intervienen con los niños, sino que también encuentran momentos de risas y diversión. Cuando les pregunta- mos sobre su percepción de la Navidad desde que trabajan con estos niños, nos explican que ellas sienten cómo “se retoma la infan- cia y se vuelve a ser niño/a. Afloran sentimientos de querer compensar de alguna manera las carencias afectivas, de ayudar, de complacer, de ver sus ojitos brillar cuando reciben algún detalle o halago por simple que sea”. Y es que no hay mejor manera de sen- tirse niño que pasar el tiempo con ellos. También nos interesaba indagar en los deseos de los niños y en aquellas cosas que llenaban sus cartas a los Reyes Magos. El equipo de San Antonio reconoce que, como muchos niños, la mayo- ría ansía cosas materiales, pero que siempre surgen historias curiosas en esta época del año con regalos que muchas veces no se compran con dinero: “han pedi- do que sus padres vuelvan juntos o el tener un hermanito. Todo depende de su entorno familiar y de lo que hayan vivido. Cada niño es único”. Afortunadamente hay historias que también tienen un final feliz, y con un poco de fe e ilu- sión pasan cosas grandes: “una navidad un niño pidió a los Reyes Magos el tener un hermano, sus padres también querían pero no llegaba. Así que después de varios años pidiéndoselo, llegó. Una pre- ciosa niña deseada y querida por todos, ya que llevábamos tiempo esperándola”. Desde La Florida, Gabriela Dorta y Coromoto Yanes coinciden con sus compañeras de San Antonio al definir su trabajo como un “placer” que se ve recompensa- do con los logros obtenidos por los niños que conviven en sus cen- tros. En Navidad reconocen que muchas veces las familias dejan de vivir esta época del año por cuestiones económicas, olvidando así su verdadero significado: “es una ilusión hecha realidad compar- tir este momento con los niños y niñas que son los protagonistas de esta magia. Siendo capaces de acercarles un poco más al sentido que realmente tiene La Navidad, ya que hay familias en las que no se vive este tiempo, simplemente por falta de recursos económicos”. Además el Adviento se convierte en otro momento clave en el mes de diciembre, “en el adviento intentamos que los niños recapa- citen sobre sus pequeños errores y los transformen en sus mejores deseos y metas. Por otro lado, les hacemos ver que es un tiempo para estar en familia, compartir y que esos momentos se pueden tener todos los días del año, no sólo en Navidad”. Y en el apartado más anecdótico, las trabajadoras de La Florida nos relatan cómo los niños y niñas sacan su lado más solidario en estas fechas: “con- cienciamos a los menores, en una actividad que estábamos realizan- do, de que hay personas que lo estaban pasando mucho peor que nosotros, no teniendo nada que comer cada día. Salió de ellos y ellas realizar una campaña de recogida de alimentos para entre- gar en el comedor social de la zona. Se involucraron tanto que hicieron partícipes a toda la gente del pueblo. ¡Fue un éxito!”. Siempre pensamos que los niños y niñas deben aprender de los adultos, que deben convertirse en hombres y mujeres de prove- cho viéndonos como ejemplo. Sin duda alguna, debemos ser para todos ellos un ejemplo a seguir, pero quizás esa labor sería más efectiva si nos dejáramos conta- giar por todo lo bueno que ellos desprenden. Inocencia, ilusión, solidaridad, capacidad de supera- ción, compañerismo,… ¿Cuándo perdimos todo eso para dar paso a un mundo que cada vez está más patas arriba? Esta Navidad puede que sea un buen momento para renacer tras el Adviento en un espíritu de cambio rejuvenecido. Parafraseando a las compañeras de la Fundación Proyecto Don Bosco, cada niño es único, y cada Navidad también lo es en la medi- da en que la vivamos lo más inten- samente posible. Este año no la dejes escapar y aprendamos un poco más de los niños que fuimos. Andrea,Ainhor y Grimanesa 13 IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE
  12. 12. IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE 14 LLAA PPAARRRROOQQUUIIAA LLAAGGUUNNEERRAA DDEE SSAANNTTOO DDOOMMIINNGGOO AACCOOGGIIÓÓ LLAA CCEELLEEBBRRAACCIIÓÓNN DDEE LLOOSS 880000 AAÑÑOOSS DDEE LLAA OORRDDEENN DDOOMMIINNIICCAA. De esta manera se quiso manifestar la comunión y el júbilo de toda la iglesia diocesana con la Orden de Predicadores, que durante siglos trabaja en nuestro Archipiélago. En la referida celebración eucarísti- ca estuvo presente el Padre Manuel Uña Fernández, anti- guo superior de los dominicos en Candelaria y que actual- mente desarrolla su labor pastoral en Cuba. VVIIVVIIEENNDDAA DDIIGGNNAA YY AADDEECCUUAADDAA PPAARRAA LLAASS PPEERRSSOO-- NNAASS SSIINN HHOOGGAARR. Cáritas Diocesana de Tenerife organi- zó una marcha en la capital tinerfeña, desde la plaza Weyler hasta el Parlamento de Canarias, a la que se sumó más de un centenar de participantes y donde se leyó un manifiesto para concienciar sobre la urgencia de garantizar el derecho al acceso a una vivienda digna y adecuada a las personas sin hogar, en el marco de la campaña que se celebró durante el mes de noviembre bajo el lema Porque es posible. Nadie sin Hogar. EENNCCUUEENNTTRROO DDEE CCOORROOSS EENN EELL SSOOCCOORRRROO En la parroquia de Nuestra Señora del Socorro (Tegueste) tuvo lugar un encuentro de coros de varias parroquias de la isla. Este encuentro surgió como iniciativa del coro parro- quial de El Socorro, con la voluntad de unir diferentes coros y la finalidad de fomentar el intercambio bajo el manto protector de la Virgen del Socorro. JJOORRNNAADDAASS DDEE IINNIICCIIAACCIIÓÓNN AA LLOOSS OORRAATTOORRIIOOSS DDEE NNIIÑÑOOSS PPEEQQUUEEÑÑOOSS 130 personas de las cuatro islas de nuestra diócesis estuvieron participando en esta expe- riencia de iniciación a los oratorios de niños pequeños dirigidas por el Padre Gonzalo Carbó. El Obispo dio la bienvenida a los participantes y luego el Padre Gonzalo realizó una introducción sobre el origen de los oratorios y la metodología a seguir. La jornada de apertura concluyó con un rato de oración con los participantes al estilo de los oratorios que tuvo como texto central el encuentro de Jesús en Betania con Marta y María.
  13. 13. 15 IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE LLEECCTTUURRAA CCOOMMPPAARRTTIIDDAA DDEE LLAA EENNCCÍÍCCLLIICCAA ““LLAAUUDDAATTOO SSII””. La delegación de Apostolado Seglar, con la colaboración del ISTIC, ha creado un nuevo espacio de formación en torno a la carta encíclica del Papa Francisco, “Laudato Si”. Se trata de invitar, algu- nos lunes alternos, de seis a siete y media de la tarde, a todos aquellos que deseen profundizar en este documento del Santo Padre. Cabe señalar que en esta iniciativa de formación colabora la misionera de Nazaret, Madre Dolores Gaja. EENNCCUUEENNTTRROO MMEENNSSUUAALL DDEE LLAA FFRRAATTEERR. La autoestima fue el tema de reflexión del encuentro men- sual de la Frater. María José García introdujo esta cues- tión. Hubo tiempo, igualmente, para compartir y celebrar la eucaristía en los salones parroquiales de La Galllega. RREESSTTAAUURRAADDOO UUNN AANNTTIIGGUUOO RREETTAABBLLOO DDEE LLAA IIGGLLEESSIIAA DDEE LLAA LLUUZZ EENN LLOOSS SSIILLOOSS. La parroquia de Nuestra Señora de la Luz en Los Silos recibió reciente- mente la última pieza restaurada dentro del plan de recu- peración del patrimonio histórico que está llevando a cabo la comunidad. Se trata de un retablo barroco de madera de tea, policromada y dorada, cuyos trabajos de recupe- ración tuvieron una duración de tres meses. CCUURRSSOO DDEE FFOORRMMAACCIIÓÓNN SSOOBBRREE AAPPRREENNDDIIZZAA-- JJEE CCOOOOPPEERRAATTIIVVOO EENN LLAASS AAUULLAASS. En el ISTIC se desarrolló el Curso de formación sobre aprendizaje coo- perativo en las aulas. Más de un centenar de profesiona- les de la enseñanza se formaron en inteligencias múlti- ples. El acto fue inaugurado por el director del centro y presentado por el profesor Daniel Padilla. Mónica Ferré y Mar del Mar Sánchez fueron las Profesoras encargadas de impartir el Curso que se clausuró con un alto grado de satisfacción por parte de los participantes.
  14. 14. IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE 16 XXXXXX DICIEMBRE, MES DE LA FAMILIA Si hay un mes en el calendario cristiano que nos remi- te a la familia es diciembre. Navidad llena este mes y le da el carácter de mes especialmente familiar, porque Dios se nos ha revelado Hijo en una familia. No hay noticia más estremecedora, Dios uno de los nues- tros, Dios que “ha puesto su tienda entre nosotros”. Nos ha nacido un Niño, un Hijo se nos ha dado,(Is. 9,6) por tanto está de fiesta la Humanidad, está de enhorabuena la familia. Dios ha nacido en una familia. “Una familia – recordaba el Papa Francisco en la vigi- lia del Sínodo – como tantas otras, asentada en una aldea insignificante de la periferia del Imperio”. Pero una familia Luz para alumbrar a las naciones,(Lc. 2,32) por esto cada familia hoy, como ayer, es siempre una luz, una luz, “ por más débil que sea, en medio de la oscuridad del mundo”. (Papa Francisco). Tenemos un Modelo, un Referente: la Familia de Nazaret. Entrar en el Misterio de Nazaret es entrar en el misterio de la vida, es reconocer el ámbito adecua- do y privilegiado para “crecer en edad, sabiduría y gra- cia” (Lc 2,52) hijos y padres, es aprender la grandeza de lo sencillo, es descubrir el trabajo como colabora- ción con Dios Creador, es entrar en la escuela del amor. Entrar en el Misterio de Nazaret es “ver su vida escondida, cotidiana y ordinaria, como la vida de la mayor parte de nuestras familias…”y entender la fami- lia como “ lugar de santidad evangélica llevada a cabo en las condiciones más ordinarias” (Papa Francisco) Hermosas, reconfortantes las palabras del Papa acerca de la familia. Todos hemos nacido en una fami- lia, todos somos hijos de Dios, el Dios que se nos ha revelado familia; tenemos un Modelo asequible para todos cuantos nos sabemos y nos sentimos familia, hijos de nuestra familia, hijos de la gran familia de la Iglesia, hijos que llegaremos un día a compartir el gozo de la vida de familia en la Vida Eterna. Ante el pesebre, entre villancicos, oraciones y flo- res de pascua que nos acompañan la fiesta de la Navidad, no olvidemos poner ante Dios Niño, Dios nacido en una familia, a todas las familias que llevamos en el cora- zón. Que la Sagrada Familia, esta preciosa fiesta que la Iglesia celebra el domingo siguiente a la Navidad, sea nuestra estrella y nuestra guía en el caminar diario. Sagrada Familia de Nazaret rogad por nuestras familias. * Cecilia Cortacans Misionera Nazaret INICIO DEL PRIMER CENTENARIO DE LA MUERTE DE LA SIERVA DE DIOS ENCARNACIÓN COLOMINA El 27 de noviembre de 1916 fallecía en el Colegio Mare de Déu dels Àngels de Barcelona, la Sierva de Dios Madre M.ª Encarnación Colomina, cuyo proceso de Canonización está en curso. Nacida en Os de Balaguer en 1848 y forjada en una familia cristiana sintió crecer en ella el deseo de consa- grarse al Señor desde muy pequeña. El 27 de noviembre de 1916 fallecía aquella que en su vida destacó por su aban- dono espiritual en Dios, su fortaleza y su fidelidad expresados en el servicio a los hermanos a través de la educa- ción de niños y jóvenes. Hoy, la Congregación de Misioneras Hijas de la Sagrada Familia de Nazaret que ayudó a forjar y que la venera como Cofundadora, se extiende por los cinco continentes y educa a más de 27.000 alumnos. Difundir la devoción a la Sagrada Familia, formar familias cristia- nas, especialmente a través de la educación, y hacer de cada hogar un Nazaret es la misión que estimula a quienes este año van a celebrar que nacieron de raíces santas y están por ello comprometidas a la santidad.
  15. 15. 17 LA ENTREVISTA “Atravesar la Puerta Santa de la Misericordia debe conducir a una renovación espiritual personal y comunitaria” José María de Miguel González, OSST, es Profesor Titular de Liturgia y Sacramentos en la Universidad Pontificia de Salamanca./ Fuente: D. de Plasencia ¿Qué le ha impulsado al Papa a convocar este Jubileo extraor- dinario de la Misericordia? Sin duda, la peligrosa situación actual del mundo, con el inmenso drama del terrorismo islamista que se abate cruelmente sobre los cris- tianos a los que están literalmente barriendo de sus tierras y destru- yendo sus templos y monasterios antiquísimos; también la mirada a la situación de la Iglesia afectada por una profunda secularización, con una crisis de vocaciones al ministerio ordenado y a la vida consagrada sin precedentes, una crisis que atraviesa también la comprensión y la práctica del matrimonio como sacramento de salvación; esta doble mirada de padre del Papa Francisco al cora- zón del mundo y de la Iglesia creo yo que está detrás de la convoca- toria de este Jubileo extraordinario de la Misericordia. ¿CuáleselobjetivodelAñoSanto? El Jubileo extraordinario de la Misericordia tiene que ser “un año de gracia: es esto lo que el Señor anuncia y lo que deseamos vivir, dice el Papa Francisco: llevar una palabra y un gesto de consolación a los pobres, anunciar la libera- ción a cuantos están prisioneros de las nuevas esclavitudes de la sociedad moderna, restituir la vista a quien no puede ver más porque se ha replegado sobre sí mismo, y volver a dar dignidad a cuantos han sido privados de ella”. O dicho con otras palabras: “Un año para ser tocados por el Señor y transformados por su misericordia, para convertirnos también nosotros en testigos de la misericordia”. ¿Cuál es el programa para alcan- zar el fruto o gracia del Jubileo? El Papa nos propone recorrer cuatro etapas en nuestra peregri- nación hacia la Puerta Santa, atravesando la cual recibiremos la gracia del Jubileo, el don de la indulgencia. La primera etapa pasa por convertirnos a la miseri- cordia no juzgando y no conde- nando al prójimo, sino más bien valorando lo bueno que todas las personas tienen, además perdo- nando, siendo instrumentos del perdón, como Dios nos ha perdo- nado. La segunda etapa de nues- tra conversión a la misericordia consiste en romper la barrera de la indiferencia que nos hace insensibles antes los sufrimientos del prójimo. Por eso, como terce- ra etapa hacia la Puerta Santa, el Papa nos urge a practicar las obras de misericordia corporales y espirituales, teniendo presente que “en el ocaso de nuestras vidas, seremos juzgados en el amor”. Y finalmente, la última etapa de nuestra peregrinación para alcanzar la misericordia será la celebración del Sacramento de la Reconciliación. Pero como por experiencia sabemos que des- pués de recibir la absolución de nuestros pecados quedan todavía las huellas de los mismos en nuestro corazón, por eso se no concede el don de la indulgencia, o sea, la plenitud del perdón que Dios generosamente, por medio de la Iglesia en la comunión de los santos, nos concede al atrave- sar la Puerta Santa, participando en la Eucaristía y orando por las intenciones del Papa. ¿Cómo nos puede ayudar a cre- cer en la vida cristiana la cele- bración de este Jubileo de la Misericordia? El Papa Francisco lo califica de “extraordinario”, lo cual quiere decir que es una oportunidad especial para poner en el centro de nuestra vida cristiana la mise- ricordia que es el retrato que Dios hizo de sí mismo a través de su Hijo. Así pues, durante el Jubileo extraordinario se nos invita a mirar a Jesús, el Hijo, a contem- plarlo con amor, pues él es el ros- tro de la misericordia del Padre, y como hijos de tal Padre y herma- nos de tal Hijo, a incorporar a nuestra vida cristiana el compor- tamiento misericordioso de Dios con nosotros, siendo testigos veraces de la misericordia en un mundo cerrado sobre sí mismo, marcado por el egoísmo y la indi- ferencia hacia los pobres.
  16. 16. Recomendaciones literarias Título: Adviento en la montaña Autor: Gunnar Gunnarsson Editorial: Encuentro Comentario: Este libro es un relato inspirador y lleno de simbolismo, ambientado en el crudo invierno de las montañas del noreste de Islandia. En él su protagonista, el pastor Benedikt, afronta su tradicional aventura de Adviento para rescatar de la nieve a aquellas ovejas que se han extraviado de su rebaño y están destinadas a una muerte segura. Acompañado de su gran valor, su perro y un carnero, se adentra en una zona totalmente neva- da sin sospechar que, en esta ocasión, le aguarda un desenlace inesperado. Traducida a más de 10 idiomas, esta obra goza de gran popularidad en países como Alemania y Estados Unidos. Se ha afirmado incluso que sirvió de fuente de inspiración a Hemingway para escribir El viejo y el mar y que Walt Disney quiso llevarla al cine. Título: Dios siempre llama mil veces Autor: Itxu Díaz Editorial: Encuentro Comentario: Bajo el título Dios siempre llama mil veces, Itxu nos pre- senta una amena “crónica de almas” donde, con la curiosidad de un envia- do especial a los asuntos divinos en la tierra, escribe con buen humor sobre personajes conocidos y anónimos que se han encontrado con Dios. Preguntado por cómo definir su libro, que ha prologado el periodista radio- fónico Javi Nieves, el autor habla de “posiblemente, la primera gran apro- ximación periodística a la huella de Dios en el corazón de los hombres” consecuencia natural del vicio periodístico de observar los acontecimien- tos y “hacerse preguntas sobre lo divino sin dejar de tomarse cervezas con los humanos”. Los últimos documentos y testimonios que prueban que John Wayne se convirtió al catolicismo poco antes de morir, el milagro del nacimiento de la artista Celine Dion o los porqués del discreto carácter de la guapa cantante Amy Mc Donald son objeto de la escrutadora mirada de Itxu, cuyas pasiones aparecen de forma recurrente a lo largo del libro: la música, el periodismo, el Oeste, la literatura o las historias que no ocultan la debilidad humana. A través de intensos relatos desconocidos para el gran público, Itxu presenta exóticos océanos a quienes ya han descubierto la fe y aspira a sorprender gratamente a quienes cuestionan la existencia de Dios. Sus vibrantes historias anónimas, narradas en primera persona, abren tam- bién una pequeña rendija por la que escapan sus afectos más íntimos. * Disponibles en las Librerías Diocesanas IIGGLLEESSIIAA NNIIVVAARRIIEENNSSEE 18 * Por Elsa Mª Ávila Directora de las Librerías Diocesanas
  17. 17. Mi punto de vista CUENTO DE NAVIDAD (O UNA REALIDAD) Juan y María ambos de 39 años, viven en un barrio de la clase media española. Desde hace más de cuatro años lo pasan mal, pues él primero y más tarde ella, quedaron sin trabajo. Juan estuvo empleado como administra- tivo en una gran empresa de la construcción. María, de cocinera en una casa de comidas de otra localidad cercana. La pareja tiene 3 hijos: Luis, Julio y María, de 10, 8 y 7 años respectivamente. Los tres cursan estudios en el mismo centro educativo. Tanto María como Juan sobrevi- ven gracias a algún trabajo esporá- dico y a las ayudas que Cáritas les puede dar. También han asistido a varios cursos de formación tanto del Servicio Canario de Empleo, como de Cáritas y otras entidades. Pero solo han logrado empleos muy precarios. Es cierto que su for- mación no es muy alta, pero hasta que fueron despedidos del trabajo vivían cómodamente. Es sábado y Luís ya ha finaliza- do la tarea del cole; quedan pocos días para las vacaciones de Navidad. Le dice a su madre que sale a verse con los amigos, pero ya en la calle decide dar un paseo por el centro comercial que hay cerca de su casa. Muchas veces había pasado por allí, pues le coge de paso hacia la parada de la gua- gua, pero nunca advirtió lo grande que es; o al menos, eso percibe ahora. Bastantes personas pasan por su lado con bolsas de compra o carritos con comida, regalos… Dentro del establecimiento adornado con motivos navideños y con música ambiente acorde a las próximas fiestas, su carita se sor- prende y asombra ante las cosas que sus ojos ven (hace años no le había pasado eso –recuerda–); se detiene frente a un escaparate con productos navideños. El día 24, Nochebuena, no podrá llevarse a la boca ni un sólo trocito de cuan- to tiene delante. No es el primer año que le pasa. Se quedó pas- mado con lo que veía… por aque- llo que presenciaba, y le invadie- ron pensamientos: — ¿Qué será eso, envuelto en un papel plata?... — ¡Qué rica debe estar esa cho- colatina en forma de bamby!... — Hace tiempo comí un polvo- rón como los de esa caja y… ¡hum!... me supo a gloria. — A ver... ¿dónde estará el turrón de almendra?... Ah sí… en aquella montañita de tabletas de distintos sabores… turrón de cho- colate… de yema… de frutas… de… ¡quién pudiera!... Luís huyó de aquella tentación porque el estómago le avisó en forma de una gran sensación de hambre, al mismo tiempo que la boca se le hizo agua. Se dirigió al departamento de juguetes y se quedó maravillado con tantos y variados aparatos mecánicos, eléctricos… Comenzó a tocar todo lo que veía… El último jugue- te que tuvo fue un helicóptero a pilas, que hacía girar las aspas y que le dieron a su madre el año pasado antes de Reyes, junto a otros dos regalos para sus herma- nos. Le hizo mucha ilusión. Lo conserva con mucho cuidado y esmero, porque él piensa regalár- selo a su hermano Julio cuando cumpla los 10 años. Visitó todos y cada uno de los comercios de aquel gran centro comercial y a cada paso que daba, su boquita se abría a la vista de tantas cosas, que tiene un vago recuerdo de haber visto y comido en su casa por estos días. Es consciente de la situación por la que pasan en su casa, su madre se lo ha contado, ¡ya es mayor!, pero llora con amargura cuando recuerda que su hermana, en el último día de Reyes y lloran- do amargamente le decía a mamá que se había portado bien y que los Reyes no le habían traído la muñe- ca que les pidió: “–Mami, solo pedí la muñeca y no me la trajeron…”. Lo que aún no sabe Luís es que la voluntaria que en Cáritas acoge, ayuda y acompaña a su madre, ha inscrito a él y a sus hermanos en la campaña que Cáritas tiene en las Redes para que cualquiera que pueda y desee, sea Melchor, Gaspar o Baltasar de Luís, Julio y María, o de los tres, como de más niñas y niños. Muchas felicidades para todas y todos. Les deseo lo mejor y que el venidero 2016 sea el año en que verdaderamente veamos la salida de esta situación dramática para muchas familias. Solo les pido una cosa: no olviden que su solidaridad, su deseo de ayudar y compartir con los que poco o nada tienen, no solo sea en estas fechas, tienen necesidad a lo largo de los demás días del año. Por eso, GRACIAS POR COMPARTIR. Por Leonardo Ruiz del Castillo Director de CÁRITAS DIOCESANA
  18. 18. -AQUEL INSTANTE -

×