Un Amigo LlamadoSebastián
En una antigua casa de unpequeño pueblo con pocoshabitantes, dentro de un gran pianobien afinado, vivía una familia derato...
Una mañana cualquiera la ratoncita más pequeñaoye que llaman a la puerta – pregunta ¿Quién es? y lamamá ratona antes de qu...
Sebastián levanta su grantrompa y pregunta, ¿Katrinapodrías tocar algo para mí?, ¡claro!pasa y ponte cómodo. El granelefan...
Sebastián, un poco confundido responde; pero antes que tocaratu puerta había música en la casa ¿Dónde estaba el gato que n...
Pasaron las horas y mientras Katrina tocaba el piano todos losdemás ratones bailaban contentos incluyendo a Sebastián que ...
La amistad que había nacido ese día perduraría en eltiempo, porque la felicidad, que sintieron al compartir momentos tangr...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Un amigo llamado sebastián

208 visualizaciones

Publicado el

Cuento Infantil

Publicado en: Educación
1 comentario
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • La primera lámina y sus imagenes son bellas, sin emabrgo despues hay mucho texto...en algunas láminas del cuento las letras y las imágenes coinciden interrumpiendo la lectura fluida. Gracias por publicarlo y hacer uso creativo de esta herramienta web.
       Responder 
    ¿Estás seguro?    No
    Tu mensaje aparecerá aquí
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
208
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
1
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Un amigo llamado sebastián

  1. 1. Un Amigo LlamadoSebastián
  2. 2. En una antigua casa de unpequeño pueblo con pocoshabitantes, dentro de un gran pianobien afinado, vivía una familia deratones; mamá ratona y sus trespequeñas ratoncitas, a mamáratona se gustaba mucho lamúsica, por ello todos los días ensilencio y escondida tras laoscuridad de la noche, la mamáratona salía a tocar su músicafavorita y sus pequeñas críasbailaban al compás de la melodía.
  3. 3. Una mañana cualquiera la ratoncita más pequeñaoye que llaman a la puerta – pregunta ¿Quién es? y lamamá ratona antes de que su pequeña cría abriera la puerta,ella con gran agilidad salta de un cajón a otro y como sifuera algo usual engancha su cola a la manilla de la puertaabriéndola con facilidad. Hubo un instante de silencio yasombro, cuando la mamá ratona ve frente a ella un granelefante, ¡hola! dijo el elefante, me llamo Sebastián y estoyencantado de conocerte, he oído la música más hermosaque hayan escuchado mis oídos y me gustaría saber si tanmaravillosa melodía viene de esta casa, por un momentoolvidaron quienes eran a la vista de cada uno.¡Hola! respondió la mamáratona con una voz suave ymelodiosa, mi nombre esKatrina, y todas las nochessalto y salto sobre la grancaja para que salga la bellamúsica y mis hijas puedanbailar.
  4. 4. Sebastián levanta su grantrompa y pregunta, ¿Katrinapodrías tocar algo para mí?, ¡claro!pasa y ponte cómodo. El granelefante entra a la casa se sientasobre sus patas traseras y seprepara para deleitarse con lamúsica que lo había llevado hastala casa de los ratones. Katrinaparada sobre el piano mira aSebastián con ojos melancólicos ydice, hay un problema queridoSebastián no podre tocar para ti;Sebastián ya preparado para oír elmajestuoso concierto le responde¿Por qué, hay algún problema?Si! el señor gato se encuentra en lacasa y cuando oiga la músicasaldrá y nos comerá a todos.
  5. 5. Sebastián, un poco confundido responde; pero antes que tocaratu puerta había música en la casa ¿Dónde estaba el gato que nose los comió? Aún era de noche y el señor gato estabadormido, pero ya está amaneciendo y supongo que anda portodos los rincones de la casa buscando algo que comer.Sebastián, que era en realidad un mago dedía y un músico de noche, lanza un hechizo mágicopara que los pequeños ratones no pudieran servistos, ni oídos por el señor gato. Vuelve a ocuparsu lugar frente al piano, mira a Katrina y le dice:ten confianza en mí, comienza a tocar y te aseguroque el señor gato no podrá hacerles daño porque nolos podrá ver ni oír. Los ratones se sintieron segurosy felices con las palabras de Sebastián, Katrina porsu parte, comenzó a saltar y saltar sobre el teclado ysalió la más hermosa música que jamás hayaescuchado el gran elefante.
  6. 6. Pasaron las horas y mientras Katrina tocaba el piano todos losdemás ratones bailaban contentos incluyendo a Sebastián que no dejabade mover sus orejas de un lado a otro, como si bailara consigo mismo. Deun solo golpe Sebastián se levanta y con voz entre cortada mira a Katrinay dice, pudiera quedarme por siempre oyendo tu música pero ya es horade irme, emocionado le dio las gracias por el maravilloso día que habíavivido, diciéndole que la llevaría siempre en su corazón; ella salta a unamesa que está cerca de Sebastián, sube hasta alcanzarlo y le da un beso.Sebastián parte y sigue su rumbo dejando a Katrina muy sola y triste, ibaa extrañar al gran elefante, que había alejado al señor gato de la casa y loshabía hecho tan felices y recordaría por siempre a Sebastián bailandojuntos bajo la luz de las estrellas.
  7. 7. La amistad que había nacido ese día perduraría en eltiempo, porque la felicidad, que sintieron al compartir momentos tangratos, era invaluable, la vida da tantas vueltas que lo malo se hacebueno y lo mejor es esperar el nuevo día y confiar en que todosucede con un propósito. Los detalles hechos con amor tienen otrosabor, tanto para quien lo hace como para quien recibe, recuerda lafelicidad depende de nosotros mismos.fin

×