EL ESCULTOR

                                         AUTOR: Edgar Alfonso Peñaloza Robles.
                              ...
MANUELA BELTRAN: (Arranca un papel que está pegado a la pared, lo rompe y lo
pisotea) ¡Viva el rey y muera el mal gobierno...
De la constante lucha
                       En que el más absoluto y fiel derecho
                        Empeña el noble...
Soldados, grita y muestra del Bárbula la mesa,
                     Tomar esas trincheras o alegres perecer;
             ...
NARRADOR:          “¡Patria! Por ti sacrificarse deben:
                      Bienes y fama y dicha y gloria y padre;
    ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

045 el escultor

1.006 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Viajes, Noticias y política
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

045 el escultor

  1. 1. EL ESCULTOR AUTOR: Edgar Alfonso Peñaloza Robles. Mayo 16 del 2.004 PERSONAJES: ESCULTOR. MANUELA BELTRAN. ANTONIO GALAN. ANTONIO NARIÑO. CAMILO TORRES. SIMON BOLIVAR. JOSE ACEVEDO Y GOMEZ. ATANASIO GIRADOT. RICAURTE. MERCEDES REYES. ANTONIA SANTOS. SANTANDER. POLICARPA SALAVARRIETA. NARRADOR. ESCENA UNICA Aparecen en escena varias estatuas arropadas, son personajes históricos de la independencia de Colombia: Manuela Beltrán con un canasto en sus manos. Antonio Galán, en su mano derecha la antorcha de la libertad y su rostro y siniestra vueltos hacia atrás. Antonio Nariño, en sus manos los derechos del hombre. Camilo Torres, en sus manos un libro de leyes. Simón Bolívar, Santander, Ricaurte, Girardot, Policarpa Salavarrieta, Antonia Santos, etc. NARRADOR: La historia de nuestra patria “Colombia”, se divide en cuatro épocas: El Descubrimiento y la Conquista, La Colonia, La Independencia y La República. Cronológicamente nos ubicaremos en La época de la Independencia (1.810-1.819). Época gloriosa en la que el pueblo da el grito de emancipación de las autoridades españolas, establece un gobierno nacional y lucha con denuedo hasta alcanzar la libertad en el glorioso campo de Boyacá (7 de agosto de 1.819). ESCULTOR: (Entra borracho) Mis ilustrísimas obras de arte, he dado lo mejor de mí, sólo para complacer al imbècil del gobernador. (Imita al gobernador) ¡Quiero que las estatuas queden perfectas!, ¡vamos a impresionar al pueblo en esta conmemoración del grito de independencia!, ¡deben parecer tener vida!... ¡que vida ni que ocho cuartos!, ¡sólo Dios da vida!... ¡Dios!... (Medita) Dios nos creo a su imagen y semejanza; luego yo también puedo darles vida… ¿por qué no?... ¡vida!... ¡vida! (Ríe). (Destapa una a una las estatuas) Manuela Beltrán, “La heroína de los comuneros”; Antonio Galán, valeroso charaleño compañero de Berbeo y “nervio de los comuneros”; Antonio Nariño, “precursor de la independencia”; Camilo Torres, “el verbo de la revolución”; José Acevedo y Gómez, “El tribuno del pueblo”; Simón Bolívar, “El genio de América”, “El libertador”; Girardot, Antioqueño que dio su vida por la patria; Antonio Ricaurte, “El héroe de San Mateo” en átomos volando; Mercedes Reyes de Abrego, heroína cucuteña que sacrificó gustosa sus bienes a la patria, sus tres hijos y su propia existencia; Policarpa Salavarrieta, “alma de los conspiradores”; Antonia Santos, charaleña sostén de las guerrillas y comunicadora de los ejércitos patriotas de los llanos; Francisco de Paula Santander, “El brazo derecho de Bolívar en la invasión de la nueva granada”. (Se dirige al público) Digan si no son hermosas mis esculturas, son tan originales que parecieran tener vida, (Las estatuas se mueven) Mis manos son las manos de un genio, un genio de la creación. (Las estatuas cambian de puesto mientras el habla). ¡No puede ser!, Simón Bolívar estaba aquí y Policarpa allá… me estaré volviendo loco (Las estatuas siguen moviéndose de un lugar a otro).
  2. 2. MANUELA BELTRAN: (Arranca un papel que está pegado a la pared, lo rompe y lo pisotea) ¡Viva el rey y muera el mal gobierno! TODOS: ¡Viva! MANUELA BELTRAN: No más impuestos que nos quitan hasta el pan de cada día, no queremos intervencionismo extranjero y compartir los cargos y la dirección del país. TODOS: Pueblo no temas, aunque veas a los soldados Con bayonetas, Fusiles y morteros, Que si son los de allá, ya está probado: Esos son unos pobres borriqueros; Y si son de los nuestros, no te apures, Que las balas irán hacia las nubes. ANTONIO GALAN: El virrey Flòrez no aprobó el pacto de las “Capitulaciones de Zipaquirà”, donde se suprimen los impuestos, la preferencia de los americanos para desempeñar empleos y la libertad. Hay que revivir la revolución. TODOS: ¡Viva la revolución!. ANTONIO GALAN: Del Pienta al Suárez y hasta la alta sierra rebelde levanto este puño de acero; dejo el azadón y me cambio por guerrero y frente a la injusticia clamo… ¡guerra!. ESCULTOR: Esperen, ¿qué sucede?, ¡la revolución ya se acabó desde hace años!. ANTONIO NARIÑO: Todos los hombres nacen libres y libres han de vivir hasta la muerte. Tenemos derecho a la vida y al trabajo, a una ciudadanía y una vivienda, a la educación y a la salud. ¡Que vivan los derechos del hombre!. TODOS: ¡Vivan los derechos del hombre!. CAMILO TORRES: ¡Granadinos! La hora de la emancipación ha llegado. Sólo sobre las bases de justicia e igualdad podrá haber fraternidad entre españoles europeos y americanos… si el gobierno es justo y equitativo nuestras manos contribuirán a sostenerlo. (Se dirige a Bolívar) General, no os preocupéis por la derrota de la campaña venezolana; vuestra patria no ha muerto mientras exista vuestra espada. TODOS: ¡Viva la espada libertadora! ESCULTOR: ¡Atiendanme por favor!, no entienden que están muertos, son sólo unas tristes estatuas que con mis manos hice… ¡déjense de esto ya! TODOS: ¡Necesitamos una junta suprema que rija nuestros destinos!... (Gritan) ¡cabildo abierto!... ¡cabildo abierto!... ¡cabildo abierto! JOSE ACEVEDO Y GOMEZ: Declaro traidor a todo el que se oponga a la organización de la Junta Suprema. MIGUEL DE POMBO: O TODOS: ¿Qué hay que temer?, los tiranos, señor, perecen, los pueblos son eternos. JOSE ACEVEDO Y GOMEZ: Pueblo, si perdéis estos momentos de efervescencia y calor, si dejáis escapar esta ocasión única y feliz, ante de seis horas seréis tratados como insurgentes… mirad los calabozos, los grillos y las cadenas, que os esperan. DECLAMADOR: EN EL DIA DE LA PATRIA ¡Veinte de Julio inmarcesible día! El alma se enajena al pronunciarlo. ¡Ah! la alegría cuyos ecos cubriendo el continente La hacen pasar veloz de gente en gente. ¡Veinte de Julio! Victorioso acento Por doquier se escucha. ¡Con que gozo y placer! Primer momento
  3. 3. De la constante lucha En que el más absoluto y fiel derecho Empeña el noble americano pecho. ¡Veinte de Julio! Venturoso día En que con honda pena De su poder ve el fin la tiranía. Día de gloria que enajena, Día en que triunfa del poder injusto La santa libertad con gesto augusto. ¡Oh venturoso veinte!, ¡día sagrado! ¡Oh de la patria digno! A sus triunfos y glorias consagrado. Tú serás siempre el signo, De la pujante esplendorosa gloria Que vibra en los clarines de victoria. ¡Yo te saludo, si, día divino! Saludo el astro bello Que hoy fija con su luz nuestro destino Y su hermoso destello Es muda voz que dice: Americanos, Os traigo libertad, ya no hay tiranos. F. C. J. Rodríguez NARRADOR: Algunas provincias resueltas a no aceptar más gobiernos extranjeros, proclamaron la independencia absoluta. Las principales fueron: Mompóx el 6 de agosto de 1.810, Cartagena la siguió el 11 de noviembre de 1.811. Tunja el 9 de diciembre de 1.811. Cundinamarca el 16 de julio de 1.813. Antioquia lo hizo el 11 de agosto de 1.813. TODOS: ¡El pueblo colombiano en uso de su poder soberano declara la independencia absoluta del yugo español! VOZ O NARRADOR: ¡colombianos!, juráis ante Dios y la patria fidelidad a mi bandera que es símbolo de una nación soberana, regida por principios de igualdad y de derecho. TODOS: ¡Si juro! VOZ O NARRADOR: ¡Si así lo hicieres, que Dios y la patria os premie o si no que él y ella os lo demanden! SIMON BOLIVAR: “Españoles y canarios contad con la muerte aun siendo indiferentes; americanos contad con la vida aunque seáis culpables”. TODOS: ¡Viva el libertador! ATANACIO GIRARDOT: (Corre con una bandera de Colombia en las manos)”Si he de morir en esta batalla, permite, Dios mío, que clave mi bandera en la cúspide de este cerro”. NARRADOR: Miradlo que arrogante se avanza a la trinchera, Con paso redoblado al ruido del tambor, Miradlo cómo avanza flameando la bandera, El iris de Colombia, el manto tricolor. Miradlo, que sereno, su paso no detiene ¡Ni el ay del moribundo, ni el trueno del cañón! Su paso es firme y fuerte, ya no hay quien lo refrene Es ímpetu sagrado de heroico corazón.
  4. 4. Soldados, grita y muestra del Bárbula la mesa, Tomar esas trincheras o alegres perecer; La patria nos lo manda, yo marcho a la cabeza, La patria nos lo ordena, cumplamos un deber. “Si el ser supremo quiere que acabe aquí mi vida, Gozoso por mi patria, risueño la daré, Pero antes, la bandera que llevo suspendida Del Bárbula en la mesa, glorioso clavaré”. Termina, y arrastrando tras sí la heroica gente Que lo acompaña alegre a coronar su intento, Acercase y la clava, pero en su altiva frente Las balas enemigas saciaron su ardimiento. ANTONIO RICAURTE: ¡Vengan españoles!... Les entrego todas las armas y municiones que tenemos. (Grita) ¡Deber antes que vida! (Se escucha fuerte explosión). TODOS: ¡Deber antes que vida con llamas escribió! MERCEDES REYES DE ABREGO: (Entregándole una casaca militar a Bolívar.) General le entrego esta hermosa casaca militar que bordé con mis propias manos para usted. POLICARPA SALAVARRIETA: (Envuelta en una bandera Colombiana, Camina al lado de Antonia Santos y se ubica a esperar el fusilamiento.) “¡Viles soldados! Volved las armas contra los enemigos de nuestra patria… ¡Pueblo indolente! Distinta sería vuestra suerte si conocierais el precio de la libertad. Ved que aunque mujer y joven me sobra valor para sufrir la muerte y mil muertes más. No olvidéis este ejemplo”. TODOS: ¡No olvidéis este ejemplo! ANTONIA SANTOS: (Dirigiéndose a su hijo) “Ve tú a morir con los hombres, mientras nosotras recibimos las primeras descargas de la artillería, y pasando por nuestros cadáveres apoderaos de ella y salvad la patria”. SANTANDER: “Tiemblo todavía, al recordarme del lastimoso estado en que yo he a este ejercito que nos ha restituido la vida. Un número considerable de soldados quedaron muertos al rigor del frío en el páramo de Pisba. Un número mayor había llenado los hospitales, y el resto de la tropa no podía hacer la más pequeña marcha. Los cuerpos de caballería, en cuya audacia estaba cifrada una gran parte de nuestra confianza, venían sin caballo y sin montura, porque en la alternativa de morir victimas del frío, los soldados prefirieron encontrarse con el enemigo en cualquier estado. Este ejercito era en una palabra, un cuerpo moribundo”. TODOS: ¡Viva la patria y la libertad! BOLIVAR: “Venezolanos sólo el pueblo es dueño de su suerte, pero no un poderoso, una fracción, un partido. Es un tirano el que se pone en lugar del pueblo y su potestad una usurpación”. “Colombianos: habéis presenciado mis esfuerzos por plantar la libertad… he trabajado con desinterés abandonando mi fortuna y aun mi tranquilidad… he sido victima de mis perseguidores que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo los perdono. No aspiro a otra gloria que a la consolidación de Colombia. Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye a que cesen los partidos y se consolide la unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro”.
  5. 5. NARRADOR: “¡Patria! Por ti sacrificarse deben: Bienes y fama y dicha y gloria y padre; Todo, aun los hijos, la mujer, la madre Y cuanto Dios en su bondad nos dé. Todo porque eres más que todo, menos Del señor Dios la herencia justa y rica, Hasta su honor el hombre sacrifica Por la patria y la patria por la fe”. Julio Arboleda. (Colombiano). ESCULTOR: (Mirando las estatuas caídas) ¡Tanto trabajo para nada! FIN AUTOR: Edgar Alfonso Peñaloza Robles. Mayo 16 del 2.004

×