Técnicas de diagnóstico por imagen ii

367 visualizaciones

Publicado el

Grupo 2

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Técnicas de diagnóstico por imagen ii

  1. 1. Técnicas de diagnóstico por imagen II: Ecografía y Medicina Nuclear
  2. 2. Índice: Ecografía • ¿Qué son? • ¿Cómo se hacen y en qué consisten? • Historia • Tipos Medicina nuclear • ¿Qué es? • ¿Qué son los rayos gamma? • Diferentes técnicas • Historia • Riesgos
  3. 3. Ecografías: -¿Qué son? La ecografía es un procedimiento sencillo, a pesar de que se suele realizar en el servicio de radiodiagnóstico; y por dicha sencillez, se usa con frecuencia para visualizar fetos que se están formando. La ecografía es relativamente una prueba no invasiva en el que se usan vibraciones mecánicas con frecuencia de oscilación en el rango del ultrasonido, a diferencia de los procedimientos de radiografía, en los que se emplea la radiación nuclear. Al someterse a un examen de ecografía, el paciente sencillamente se acuesta sobre una mesa y el médico mueve el transductor sobre la piel que se encuentra sobre la parte del cuerpo a examinar. Antes es preciso colocar un gel sobre la piel para la correcta transmisión de los ultrasonidos. -¿Cómo se hacen y en qué consisten? Para realizar una ecografía abdominal le piden a la persona que se tumbe boca arriba en una camilla y que deje al descubierto el abdomen. No es necesario cambiarse de ropa. La prueba la hará generalmente un médico radiólogo en un cuarto en penumbra para permitir ver mejor las imágenes en la pantalla. El médico pone un gel en el abdomen para aumentar la conducción de las ondas de ultrasonido por la piel. Este gel puede estar algo frío. El médico pasa el transductor por las distintas partes del abdomen, lo cual no suele originar ningún dolor ni molestia, a menos que el médico tenga que apretar algo más fuerte en alguna área concreta del abdomen. El paso del ultrasonido no origina ninguna molestia. Es posible que tenga que cambiar algo de postura para permitir una mejor visualización de algún órgano. En caso de que sea necesario el estudio de algún vaso
  4. 4. sanguíneo, el médico usará la técnica de la ecografía-doppler en la que se podrá oír un zumbido intermitente que corresponde al flujo sanguíneo del vaso estudiado. La persona tampoco notara ningún dolor ni molestia. -Historia En 1910, el inglés Paul Langevin consiguió que la Royal Navy introdujera en sus barcos un aparato que desarrolló, el cual, mediante haces de ondas sonoras de muy elevada frecuencia, permitía la localización de submarinos en el océano, al que bautizó como “SONAR” (Sound Navigation And Ranting). En 1942, se aplicaron por primera vez en Viena los ultrasonidos en medicina para el estudio del cerebro humano por el neurólogo Dussik. Ian Donald, tras la guerra, siendo profesor de Ginecología, fue invitado un día a comer por los directores de investigación de la acería Babcock & Wilcox, que en aquella época utilizaba un Scáner A (Unidimensional) para detectar los fallos en el interior de los metales fabricados. Donald lo utilizó con la comida, los quistes de ovario y los tumores uterinos que había operado en los días anteriores, y fue capaz de demostrar que tenían respuestas diferentes cuando los ultrasonidos incidían sobre ellos. A partir de ese momento empezó a investigar con ultrasonidos, y en 1958 realiza por primera vez una ecografía a una mujer embarazada.
  5. 5. -Tipos de ecografía Existen 7 tipos de ecografías: Ecografía bidimensional: Es el tipo más utilizado. Los ecos rebotados por las estructuras que atraviesa el haz de ultrasonidos son visualizados como múltiples imágenes secuenciales en escala de grises. Ecografía 3D: Esta ecografía nos permite recoger información volumétrica del objeto a estudiar. Una vez recogido un volumen, se puede estudiar sin el paciente delante, podemos ver con mayor facilidad la superficie del feto. Ecografía 4D: En los indicios de la ecografía 3D se podía tardar unos 20 minutos en conseguir un volumen de la zona a estudiar. Actualmente visualizamos volúmenes a una velocidad de 24 volúmenes por segundo, dando la sensación de movimiento continuo, este efecto de movimiento es lo que llamamos ecografía 4D. Ecografía transvaginal: Este tipo de ecografía no se utiliza como un método de diagnóstico habitual, sino en caso de sospecha de alguna patología fetal o problemas placentarios. -Ecografía prostática: La ecografía de la próstata se utiliza para detectar posibles alteraciones en el interior de la glándula prostática. Puede indicarnos si la próstata está aumentada de tamaño o si hay un crecimiento anormal que pueda parecer un cáncer. -Ecografía de pelvis: En la mujer, la ecografía pélvica es el método más frecuente de examen del útero y ovarios. Y en el hombre se centra en la vejiga y en la próstata. -Ecografía obstétrica: La ecografía obstétrica se usa para diagnosticar la existencia de embarazo y valorar la situación del embrión o el feto.
  6. 6. Medicina nuclear -¿Qué es? La medicina nuclear es una especialidad de la medicina actual. En medicina nuclear se utilizan radiotrazadores o radiofármacos, que están formados por un fármaco transportador y un isótopo radiactivo. Estos radiofármacos se aplican dentro del organismo humano por diversas vías. Una vez que este está dentro del organismo, se distribuye por diversos órganos dependiendo del tipo de radiofármaco empleado. -¿Qué son los rayos gama? Los rayos gamma son ondas electromagnéticas de gran energía, muy parecidos a los rayos X, y en ciertas ocasiones se presentan cuando ocurre una desintegración de partículas beta (electrón emitido por los núcleos de átomos radiactivos), o bien una emisión de positrones. Por lo tanto, la radiación gamma no posee carga eléctrica y su naturaleza ondulatoria permite describir su energía en relación con su frecuencia de emisión. -Diferentes técnicas Las técnicas de diagnóstico de medicina nuclear proporcionan una información esencialmente funcional del órgano estudiado, a diferencia del resto de las técnicas de diagnóstico por imagen (TAC, resonancia magnética, ecografía, etc) que ofrecen información estructural o anatómica. Con la aparición de la tomografía por emisión de positrones (PET), la información ofrecida es de carácter molecular.
  7. 7. Actualmente se dispone de cerca de 100 tipos de exploraciones en medicina nuclear que permiten el diagnóstico pre ósea, cardiología, oncología, endocrinología así como en neurología, nefrología y urología, neumología, hematología, aparato digestivo, patología infecciosa, sistema vascular periférico y pediatría. Algunas exploraciones son: Gammagrafía renal: para examinar los riñones y detectar cualquier anomalía (tumores u obstrucción del flujo sanguíneo renal). Estudio de tiroides Centellograma óseo: para evaluar cambios degenerativos o artríticos de las articulaciones, para detectar enfermedades y tu huesos, causa de dolor o inflamación. Gammagrafía con galio: para diagnosticar enfermedades inflamatorias o infecciosas activas, tumores y abscesos. Escáner de corazón: para identificar el flujo sanguíneo anormal al corazón, determinar la ex cardíaco después de un infarto. Tomografía cerebral: para investigar problemas dentro del cerebro o en la circulación de sangre al cerebro. Mamografías: se utilizan con los mamogramas para localizar tejido canceroso en el seno. Actualmente se dispone de cerca de 100 tipos de exploraciones en medicina nuclear que permiten el diagnóstico precoz en patología ósea, cardiología, oncología, endocrinología así como en neurología, nefrología y urología, neumología, hematología, aparato digestivo, patología infecciosa, sistema vascular periférico y pediatría. Algunas exploraciones son: enal: para examinar los riñones y detectar cualquier anomalía (tumores u obstrucción del flujo sanguíneo renal). Centellograma óseo: para evaluar cambios degenerativos o artríticos de las articulaciones, para detectar enfermedades y tumores de los huesos, causa de dolor o inflamación. Gammagrafía con galio: para diagnosticar enfermedades inflamatorias o infecciosas activas, tumores y abscesos. Escáner de corazón: para identificar el flujo sanguíneo anormal al corazón, determinar la extensión de los daños sufridos por el músculo cardíaco después de un infarto. Tomografía cerebral: para investigar problemas dentro del cerebro o en la circulación de Mamografías: se utilizan con los para localizar tejido canceroso en el seno. Actualmente se dispone de cerca de 100 tipos de exploraciones en coz en patología ósea, cardiología, oncología, endocrinología así como en neurología, nefrología y urología, neumología, hematología, aparato digestivo, patología infecciosa, sistema vascular periférico y pediatría. enal: para examinar los riñones y detectar cualquier anomalía (tumores u obstrucción del flujo sanguíneo renal). Centellograma óseo: para evaluar cambios degenerativos o artríticos mores de los Gammagrafía con galio: para diagnosticar enfermedades inflamatorias Escáner de corazón: para identificar el flujo sanguíneo anormal al tensión de los daños sufridos por el músculo
  8. 8. -Historia La historia de la medicina nuclear se remonta a finales del siglo XIX, con los descubrimientos de la radiactividad del uranio en 1896 y de la radiactividad natural por Marie Curie. Posteriormente ha sido engrandecida con los aportes y descubrimientos de grandes científicos expertos en diferentes disciplinas como la física, química, ingeniería y medicina. Aun así, se considera que el descubrimiento de la producción artificial de radionúclidos por Frédéric Joliot-Curie e Iréne Joliot- Curie en febrero de 1934 y la producción de radionúclidos por el laboratorio nacional de Oak Ridge para uso médico en 1946 fueron los pasos más importantes para la medicina nuclear. -Riesgos En general, los estudios de medicina nuclear son pruebas seguras. Las dosis de radiación son pequeñas y los radionúclidos (sustancia insertada en nuestro cuerpo) tienen bajo riesgo de ser tóxicos o de causar una reacción alérgica. Algunas personas pueden sentir dolor o tener hinchazón en el sitio donde se inyecta, que normalmente es en una vena. En raras ocasiones, algunas personas tendrán fiebre o una reacción alérgica cuando se les administra un anticuerpo monoclonal. — Debido a las pequeñas dosis de radiosonda, los procedimientos de medicina nuclear tienen como resultado una relativamente baja exposición del paciente a la radiación, pero es necesaria para poder hacer el estudio. Por ende, el riesgo de radiación es muy bajo en comparación con los posibles beneficios. — Los procedimientos de la medicina nuclear se llevan utilizando más o menos cinco décadas, y no se conocen efectos adversos a largo plazo provocados por dicha exposición a baja dosis. — Pueden presentarse reacciones alérgicas a los radiofármacos, normalmente son suaves. — La inyección de la radiosonda podría provocar un leve dolor y enrojecimiento que se resuelven con rapidez.

×