Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

General Melchor Múzquiz

Ad

General Melchor
Múzquiz de Arrieta
Álvaro Canales Santos

Ad

© Gobierno del Estado de Coahuila
© Consejo Editorial del Estado
General Melchor Múzquiz de Arrieta
Álvaro Canales Santos
...

Ad

HUMBERTO MOREIRA VALDÉS
GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO
DAVID AGUILLÓN ROSALES
SECRETARIO DE GOBIERNO
ARTURO BERRUETO...

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Ad

Eche un vistazo a continuación

1 de 168 Anuncio
1 de 168 Anuncio

Más Contenido Relacionado

General Melchor Múzquiz

  1. 1. General Melchor Múzquiz de Arrieta Álvaro Canales Santos
  2. 2. © Gobierno del Estado de Coahuila © Consejo Editorial del Estado General Melchor Múzquiz de Arrieta Álvaro Canales Santos C o l e c c i ó n No. 11 Producción Cuauhtémoc sur 349, zona centro Saltillo, Coahuila Primera edición, Coahuila, México, 2010 Impreso en Saltillo, Coah., México
  3. 3. HUMBERTO MOREIRA VALDÉS GOBERNADOR CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DAVID AGUILLÓN ROSALES SECRETARIO DE GOBIERNO ARTURO BERRUETO GONZÁLEZ DIRECTOR DEL CONSEJO EDITORIAL
  4. 4. General Melchor Múzquiz de Arrieta 7 Presentación DEL MISMO MODO queotros imprescindibles hombres dela historia nacional,elcoahuilenseMelchorMúzquizloesporméritospropios. Sunombre está inscrito enlas páginas más brillantesque la patria haescrito para dejar testimonio deunesfuerzo constructivo delcualemergió elMéxicoque hoy tenemoscomonación. Personajeilustredeenormevalía,sedistinguióporunahonradezatodaprueba yunpatriotismoconsumado, quesuposerviralpaíscuandolosmovimientos de insurgencia intentabandarle forma de naciónindependiente ysoberana, donde losindividuosdelasociedadestuvieranen condicionesdeencontrar mejorescaucespararealizarlavida. Comprender la dimensiónheroica de hombres como Múzquiz, no es fácil. Paraelloesnecesariodesentrañarloshilosconquesehatejidolatramadesu vida:sóloasíesposibleconocersugrandeza. PoresoGeneralMelchorMúzquizdeArrieta, unlibrodelhistoriadorÁlvaro CanalesSantos,revisteparticularimportancia.Alolargodesuscientosetenta páginas, el autor va destejiendo la trama de su vida para entregarnos a un personaje concreto, de carne yhueso, no construido enabstracción por la historia. Después de acercarnos a esta obra sabemos en detalle cada uno de los momentoscrucialesqueforjaronla figura delgeneralMelchor Múzquizde Arrieta. Apartir de la claridad de la escritura de Canales, sabemos de sus orígenesenlavilladeSantaRosa,desusestudiostruncadosenelColegio de SanIldefonsoparaunirsealastropasinsurgentesalmandodeIgnacioLópez Rayón,desuformaciónmilitarhastaalcanzarelgradodegeneraldedivisióny luego,como culminacióndesutrayectoria, laPresidenciadelaRepública.
  5. 5. 8 200 100 Independencia Revolución Ytodoesoestácontenidoenelpresentevolumendedicadoalilustrecoahuilense, cuyafiguralograreconstruirÁlvaroCanalesSantosentodasujustezaycabal magnitud, con eloficio que ya caracteriza su quehacer yque lo consolida como uno delos mejores alahoradeabordarelgénero delabiografía. Una amplia iconografía, seleccionada con rigor y que se corresponde perfectamenteconlaslíneasargumentalesquesesiguenenellibro, enriquece lalecturayamplíalavisión,asícomolasignificación,entornoalgeneralMelchor Múzquiz deArrieta, unhombre de cualidades extraordinariasyde enorme importanciaparalavidadelanación. Poreso yporotrosméritosquesedesplieganenGeneralMelchorMúzquiz de Arrieta, autoría de Álvaro Canales Santos, este libro está incluido enla colección que publica el Consejo Editorial del Estado de Coahuila para conmemorar el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución. Suinclusiónconstituyeunacierto queleda realcealconjunto de librosque integranlacolecciónconmemorativa. Profr.ArturoBerruetoGonzález Director del ConsejoEditorial del Estado
  6. 6. General Melchor Múzquiz de Arrieta 9 Territorio de guerra LA TIERRA NATAL DE MELCHOR Múzquiz, Santa Rosa(hoy Múzquiz, en Coahuila) se fundó como un establecimiento militar con el nombre de presidio de Santa Rosa María del Sacramento, en abrilde1739.Elpresidioeraunpuestomilitardesdedondesedirigían los aspectos militares, de justicia y de carácter civil, así que la actividad principal del lugar era la castrense. Diez años antes del nacimiento de Melchor un redactor de la época (1779) describía la población de esta forma: La Villa de Santa Rosa [tiene] una construcción regular en calles tiradas a cordel y divididas por quadras, la plaza es grande y perfectamente cuadrada, en ella están las casas reales y la iglesia parroquial que es muy buena con respecto al número y calidad actual de los vecinos […] En una palabra la Villa de Santa Rosa por su situación y abundancia de sus minas está convidado a la fundación de su Capital, que no tuviese semejanza en esta América. La actividad guerrera fue una de las primeras actividades que desempeñaron los españoles en los territorios que conformaron la Nueva España. Antes de poseer hubo necesidad de conquistar, después de defender lo adquirido. Las características tan especiales de las regionesdel norte novohispano dieron lugar a formas también muy especiales de administración y gobierno, quizá la más peculiar de todas ellas fue la que asumió la organización militar.
  7. 7. 10 200 100 Independencia Revolución El paulatino avance de los españoles hacia el norte, motivado en gran medida por el descubrimiento de ricos yacimientos mineros, dio origen a una frontera móvil que se fue haciendo más extensa y por lo tanto más débil. Las regiones sobre las que se fue avanzando resultaron ser, por lo general, poco fértiles, lo que dificultaba enormemente el sustento de las expediciones y el establecimiento de nuevas poblaciones. Por otro lado estaban mucho menos habitadas que las del centro y sus moradores indígenas no siempre vivían en pueblos fijos sino que la gran mayoría eran nómadas, lo que hacía muy difícil su sujeción. El avance hispano hacia el norte continuó, ahora también venían con los colonos los misioneros y así juntos el presidio y la misión se convirtieron en las dos instituciones más famosas, estables y definibles, nacidas y forjadas en las fronteras septentrionales, éstas fueron respuestas fundamentales a la hostilidad india y pagana. Ambas instituciones, misión y presidio, se convirtieron de manera preponderante en pilares de la nueva vida fronteriza, se originaron en conceptos básicos, mantenidos por mucho tiempo en la memoria del hombre ibérico en el intento de convertir a los infieles nómadas y erigir murallas de defensa contra sus ataques. Aun así, tanto la misión como el presidio fueron hechuras distintas de la guerra y la paz novohispana. Difícilmente se encuentra una página del norte, en la época colonial, en la que no se trate de los indios, en ocasiones para hablar de su sometimiento pero las más de las veces para anunciar sus alzamientos, o para delinear los medios para apaciguarlos. Durante el tiempo que duraron los presidios las guerras se sucedieron casi sin interrupción, todas ellas al final las ganaban los presidiales, pero no ganaban la paz. Esta constante obligaba a que los gobernantes
  8. 8. General Melchor Múzquiz de Arrieta 11 fueran militares, lo que sucedió en todo el coloniaje de Coahuila. Cuando el español creía que ya había vencido la resistencia de los pobladores autóctonos de la provincia de Coahuila, surgieron las hordas de los apaches y los comanches, venidos del norte. Un historiador español en una referencia muy ilustrativa escribe aquellos problemas que se presentaron: Su misma presencia allí es uno de los rasgos típicos de las fronteras españolas en el Continente Americano, por constituir ellos justamente un freno, un obstáculo a superar, un problema tanto político como cultural para el desarrollo normal de la expansión. El fenómeno en general es extensivo en todo el septentrión novohispano […] enlazados muchas veces por rutas cuyas distancias no se miden por leguas, sino por riesgos corridos, dificultades naturales vencidas, penalidades inacabables sufridas. Lanecesidaddeaminorarlosataquesdelosnómadasbárbaroscontra las poblacionesreciénfundadasenelsigloXVIII,trajopornecesidad la instalación de un presidio cercano a la frontera natural que representaba el río Grande, ya se habían formado dos de ellos, el de Monclova, la capital, y el de Río Grande, donde ahora es villa Guerrero, pero hacían falta más instalaciones militares y era por aquello que se decidió por la fundación del presidio de Santa Rosa, el que primero se instaló a orillas del río San Diego, pero las dificultades de riego obligaron a las autoridades a trasladarlo al valle de Santa Rosa, donde la región presentaba las comodidades ya descritas. Junto con los soldados se avecindaban colonos que iban con la intención de explotar la tierra, tanto en el ramo de agricultura como en la ganadería, estos habitantes no se quedaban estáticos ante las incursiones y depredaciones de los nómadas, todos ellos tenían en
  9. 9. 12 200 100 Independencia Revolución común con el hombre de la reconquista el ser a un tiempo trabajadores y soldados y esto tuvo validez en Santa Rosa y luego en Múzquiz, desde su instalación hasta casi terminar el siglo XIX. Como apuntamos eran en su gran mayoría agricultores y ganaderos y unos y otros levantaban compañías armadas de hasta cincuenta hombres cada vez que era preciso defenderse. La tropa del presidio de Santa Rosa ocupábase, cuando no se realizaban campañas, en escoltar a los pasajeros y convoyes que transitaban hacia Monclova, Río Grande, San Fernando de Austria, hoy Zaragoza, Coahuila; o Gigedo, hoy Villa Unión, Coahuila. Por aquel tiempo la guerra contra los indios era puramente defensiva y aun cuando se verificaban incursiones en persecución de los bárbaros, el móvil de estas operaciones era tan sólo la protección de los colonos y no el de extender conquistas o territorios. En el norte los colonizadores encontraron vastas zonas áridas, esto obligabaa la dispersión deloscentros depoblación en la proximidad de los pocos manantiales y corrientes de agua permanente, la población nativa era escasa, nómada, primitiva y terriblemente aguerrida y en todo momento disputó a los pobladores el paso y asentamiento. Desde que se penetró en el territorio del actual noroeste de Coahuila donde al inicio estuvo Santa Rosa, se inició una lucha interminable, pero poco a poco la colonización se iba extendiendo hacia el norte, hasta que a fines del siglo XVIII, la fronteraconlosbárbarosquedómásomenosfirmementeestablecida endondeestáactualmentelalíneacolindanteconlosEstadosUnidos, pues más allá de esta línea sólo se lograron establecer tres débiles hilos de población en las márgenes del río Bravo superior, en la llanura costera de Texas, en Nuevo México y a lo largo del Pacífico en la entonces llamada Alta California.
  10. 10. General Melchor Múzquiz de Arrieta 13 La Corona española estaba seriamente amenazada por la invasión de potencias extranjeras desde fines del siglo XVII. El establecimiento de los franceses en la Luisiana determinó al gobierno ibérico a iniciar la colonización y consecuente ocupación de Texas a principios del XVIII y el último impulso colonizador de España en la Alta California se consideró una necesidad, por la presencia de los rusos en Alaska quienes habían efectuado incursiones hacia el sur alcanzando las costas californianas, tan al sur como la actual bahía de San Francisco y de los ingleses que por Canadá también se aparecían en aquellas costas. De estas tres avanzadas de las civilización española, la última en poblarse fue California que se considera el ejemplo más perfecto de conquista apostólica, además fue la única que no se vio amenazada por la guerra de indios, a diferencia de Texas y Nuevo México, esta última sufrió dos despoblaciones y la primera estuvo a punto de sufrirlas en varias ocasiones. Pero en las regiones situadas al sur de la frontera actual nunca hubo verdadera paz durante el periodo colonial. Las poblaciones, pocas y aisladas, estaban separadas por extensas zonas áridas y ásperas montañas que eran recorridas por diversos grupos de indios rapaces y crueles. Éstos surgían periódicamente para practicar sus tropelías y robos de ganado en los establecimientos españoles. Poco a poco el gobierno colonial fue estableciendo una serie de aquellos presidios, pero siempre fueron pocos considerando las vastas áreas en que recaía su vigilancia. Además se tenía la desventaja que en aquellos puestos militares de los primeros tiempos sus soldados estaban mal pagados, no tenían instrucción y sus armas no presentaban ninguna ventaja apreciable con respecto a las que usaban los indios.
  11. 11. 14 200 100 Independencia Revolución Los primeros pobladores que penetraron en el área noroeste de Coahuila se encontraron con una multitud de parcialidades indígenas. La mayoría opuso una tenaz resistencia, pero con el paso del tiempo fueron reducidos a la fuerza o atraídos a la civilización mediante la labor misional, aunque en esta región el éxito en este aspecto fue limitado, sobre todo en esta microrregión en que las misiones tuvieron una fugaz estadía. Se habían practicado exploraciones y expediciones con el afán de poblar los grandes huecos que presentaba la geografía norteña de Coahuila, no obstante ésta seguía contemplándose como una región desconocida, el desierto enmarcaba gran parte del panorama. Rápidamente las tropas presidiales se adaptaban al medio adverso de aquel territorio en que los aguajes eran escasos y separados por grandes distancias, en 1772 arribaba a Santa Rosa el primer comandante-inspector de las Provincias Internas, el cual apuntaba: Toda la tropa presidial es de calidad superior en talla y robustez, de valor y constancia para la fatiga de su penoso instituto, muy diestra en manejarse a caballo y en las evoluciones útiles y adaptables a la especie de guerra que hacen […] es recomendable que el soldado presidial se reclute en las provincias norteñas fronterizas, por ser éstos los que con menos dificultad se acomodan a la extraordinaria fatiga de esta guerra […] ya que son hombres diestros a caballo, saben disparar una escopeta, manejar la adarga [escudo], que es como natural en ellos, correr con aguante muchas leguas de día y de noche, sufrir el sol, sereno, agua y nieve sin otro alimento a veces, que un poco de maíz molido deshecho en agua que llaman pinole, ni más tienda de abrigo que la que ofrece un capote. A mediados del siglo XVIII los presidios en Coahuila eran tres, el de Monclova, San Juan Bautista de Río Grande y el de Santa Rosa. La fuerza total de estos presidios apenas sí rebasaba el centenar de
  12. 12. General Melchor Múzquiz de Arrieta 15 efectivos. La exigüidad de los medios de defensa no puede ser más patente si se tiene en cuenta la magnitud del territorio que con ellos se pretendía asegurar. Pero nadie podía valuar los miles de indios de arco y flecha, de guerreros enemigos que presionaban sobre estas mismas posesiones. Un historiador norteamericano, quien elaboró un extenso tratado sobre el presidio, lo considera como una institución de frontera de la mayor importancia histórica, enfatiza el papel de éste como soportefundamentaldela civilizaciónespañola enel nortemexicano y el sur norteamericano. En ambos casos, sin embargo, el énfasis en el presidio como vanguardia en el proceso de la ocupación española delnoreste le lleva aomitir otros factoresque influyeronen el origen de la instalación de los presidios y, por tanto, de la ocupación española secular, tales como la relación entre la misión y el presidio en el contexto de la conquista pacífica o bien la presencia de conquistadores y colonizadores no vinculados al proyecto militar. El tiempo que nos interesa tiene que ver con un proceso complejo de ocupación española en el noroeste de la provincia de Coahuila, elquefueprolongadoylento, enquelaprimerafasefuelaocupación delvalle deSantaRosa, enqueseestablece labase de una ocupación violenta caracterizada, por un lado, por la tenaz oposición de los habitantes nativos en el marco de la que llamaron guerra justa y, por otro, el enfrentamiento y el exterminio deliberado impuesto por los españoles en la llamada tierra de guerra. Este proceso de ocupación se caracteriza por la introducción de diversas iniciativas gubernamentales orientadas a poblar con españoles (criollos por lo general), ya no con indígenas aliados, los territorios que en ese momento se consideraban propiedad de la
  13. 13. 16 200 100 Independencia Revolución Corona española o conquistados. Antiguos soldados y colonos entablan una larga lucha por el derecho a obtener beneficios de tierras y aguas que pertenecieron a las misiones y crear nuevos asentamientos. En el tiempo en que nació Melchor Múzquiz se dio de hecho el último momento que cubre desde 1750 a 1790. En este periodo se aplican a plenitud las Reformas Borbónicas principalmente en dos aspectos: por un lado, las reformas al sistema de presidios y sus consecuencias en el restablecimiento de una guerra ofensiva contra los nativos y los invasores apaches y comanches y, por otra parte, la consolidación de los asentamientos españoles de la provincia reflejada en un drástico aumento de la población no nativa y, en consecuencia, la definición delosespacios productivosdelterritorio. La influencia española en Santa Rosa fue contundente en su desarrollo, varios fueron los legados que dejaron en cultura y conocimientos a los pobladores del valle, algunos evidentes y otros superficiales. También los indígenas dejaron su huella, de ellos no podríamos distinguir los originarios del mismo lugar, los venidos de Mesoamérica y los que desde el norte invadieron las entonces tierrasnovohispanas.Aquellamezcladerazasnofuenociva,produjo una buena y fuerte etnia. Escenario natural Lo que es ahora el municipio de Melchor Múzquiz tiene como cabecera la ciudad del mismo nombre que se eleva a 504 metros sobre el nivel del mar. Según crónica del fraile Agustín de Morfi en 1778: La villa de Santa Rosa está situada al pie y a una legua de
  14. 14. General Melchor Múzquiz de Arrieta 17 distancia de la sierra de su nombre y la que con el cerro que llaman La Sierrita, la abriga de poniente y norte. Las sierras de Múzquiz –paisaje que predomina– son en nuestro concepto el último eslabón de la Sierra Madre Oriental de México. Algo así como la prolongación más septentrional y occidental de aquella cordillera troncal. Los geógrafos escasamente han llegado aestascomarcasparaestudiarafondolas serranías, las queemergen, materialmente, de un paisaje cretácico, estepario y monótono. La Sierrade SantaRosasedilata, multiforme yaltiva,laberínticayruda, con susmontañas de andesitas y depórfidos, allí donde la naturaleza puede preservar todavía sus más altos tesoros: el escaso bosque que aún se conserva a cuyo amparo vive la fauna silvestre de las más abundantes, venados, osos y pumas en primer término. En la Sierra de Santa Rosa todavía se contemplan inexplorados y milenarios bosques de pinos y de encinos, de Cupressus y de Juniperus, entre los cuales se encuentran como erráticas joyas vegetales, las hayas y las pseudotsugas. Todaslasaguasdelascorrientesfluyenhaciaelsuresteadesembocar en dos ríos, el Sabinas y el Salado al sur. El primero tiene su origen de un arroyo seco, entre las sierras de Santa Rosa y la de Santa Anna, alnoroestedeMúzquiz.EsearroyofiguraenelmapadeAbott de 1905 con el nombre de Los Cojos. Sale de las sierras por un punto llamado Cabecera de Los Cojos –cabecera es, por lo demás, el nombre genérico con que se designaba en Coahuila al sitio donde puede decirse arranca una corriente de agua–. Se le juntan a este río una serie de arroyos, los que tienen épocas en que están secos o traen escaso caudal, pero en tiempo de lluvias aportan al Sabinas gran cantidad de agua.
  15. 15. 18 200 100 Independencia Revolución El clima de Múzquiz es cálido en la parte baja de la región oriental y templado en las zonas montañosas, pero los inviernos son fríos. La precipitación pluvial fluctúa en un territorio tan extenso y accidentado, en las partes secas es de 300 mm y en las regiones lluviosas alcanza 600 mm anuales. El municipio de Múzquiz se encuentra en la parte norte del estado de Coahuila. Limita al norte con el municipio de Acuña, al sur con Progreso y San Buenaventura, al este con Zaragoza, San Juan de Sabinas y Sabinas, al oeste con San Buenaventura y Ocampo. La superficie municipal tiene 8,682.06 km2 , que representa el 5.73% del total estatal y ocupa por este concepto el sexto lugar del mismo. Se presenta como topoforma dominante un conjunto de sierras cuya orientación es noroeste-sur-este, como eje principal está la Sierra de Santa Rosa que corre al sur de la cabecera municipal, al norte se encuentran dos sistemas montañosos que son la Serranía del Burro y la Sierra de La Babia y El Carmen con alturas aproximadas de mil a mil seiscientos metros. Al oriente del municipio se localiza un área con lomeríos de baja altitud y ligeramente ondulados. La temperatura media anual es mayor de 20°C, llegando en años a 22°C,estevalordisminuyeenlaszonasaltasdelassierrasconmedias anualesde16°C. Lastemperaturasmáselevadas seresientendurante los meses de junio y julio alcanzando hasta los 35°C y las de menos magnitud se presentan en enero. El municipio tiene una amplia variedad de tipos de vegetación, debido principalmente a la diversidad de condiciones ecológicas, encontrándose desde formas vegetales características de zonas áridas en los lugares bajos de clima semicálido, hasta bosques
  16. 16. General Melchor Múzquiz de Arrieta 19 en las partes altas de las sierras, bajo condiciones climáticas templadas. El pastizal natural es localizado en los valles y partes bajas del norte y de las sierras, sus elementos son el zacate navajita, chaparro amargoso y nopal, siendo aprovechados para el pastoreo extensivo de ganado. En las sierras se encuentra vegetación de palmar, palma y palma de sombreros, en las partes altas se localizan bosques de encino blanco y encino cedro, soyate y madroño. Al norte del municipio se localiza una comunidad de bosque de pino-encino y que contiene: pino-encino, madroño, palma y zacate navajita. Las áreas agrícolas se sitúan en terrenos de las llanuras aluviales con lomeríos, ocupan áreas planas y de suelo profundo, con fertilidad moderada o alta, que permite el establecimiento de agricultura mecanizada, la aplicación de fertilizantes y pesticidas. Los principales cultivos son avena forrajera, avena grano, cebada, frijol, maíz, melón, sorgo forrajero y sorgo en grano. La agricultura de temporal se localiza al este de la cabecera municipal, se desarrolla sobre suelos someros y poco profundos, en pendientes menores del 10% y con obstrucción superficial leve, la labranza está basada en tracción animal, la mayor parte de la producción se destina al autoconsumo, los principales cultivos son: avena, frijol, maíz y trigo. La familia El 14 de abril de 1788 en la parroquia de Santa Rosa de Lima se bautizaba a un infante nacido en lo que entonces se conocía como valle de Santa Rosa, la partida así se lee:
  17. 17. 20 200 100 Independencia Revolución En Catorce días del mes de Abril del año de mil seten.ochta y ocho en la Yglesia Parrochial de este valle de Sta. Rosa María Yo el Ber. [Bachiller de Cura] Dn. José Migl. Molano, Baptiza Solemnemente y puse los stos. oleos y chrisma a José Bentura Melchor Siriaco de ocho días nacido e hijo legmo. [legítimo] del thente. [teniente] Dn. Blas Ma. De Ecay y Muzq. [Múzquiz] y Da. Juana Franca. [Francisca] de Arrieta Españoles fueron sus Padrinos el Ser. Ber. Dn. Jose Andres Ramon Lozano y Da Anna Gertrudis Molano y porq. conste lo firme. Pbro. José Miguel Lozano [rúbrica]. Ésteeselpersonaje motivodeesteestudio yaunque sele impusieron cuatro nombres de pila él usó en el futuro tan sólo el de Melchor y acortó su apellido por el de Múzquiz, como hasta la fecha se le conoce. Como apuntamos anteriormente era originario de este valle de Santa Rosa, de donde prácticamente descienden todos los de apellido Múzquiz en el noreste de México. El primer personaje que arribó a la provincia de Coahuila con ese apellidoygenearcadelmismo esJoseph Antonio de EcayMúzquiz, cuyo origen es muy huidizo, algunos autores lo consideran vasco y otros como criollo español. Llega a Monclova hacia 1687 en la compañía de soldados que llevaba el general Alonso de León para la fundación de la provincia de Coahuila y de la villa de Santiago de la Monclova, en el acta formal del auto actuó como escribiente y testigo. Quedó en el lugar por varios años como oficial de las fuerzas presidiales. Se le encuentra en los libros de matrimonios de la parroquia de Santiago Apóstol como testigo de dicho sacramento en 1691,1692 y 1709. En 1707 en compañía del capitán Diego Ramón,comandantedelpresidiodeSanJuanBautistadeRíoGrande (hoy villa Guerrero, Coah.) emprenden expedición al norte de la
  18. 18. General Melchor Múzquiz de Arrieta 21 provincia de Texas para contener a los indios de aquel territorio que habían atacado las misiones de la orden de San Francisco. Gobernador interino de la provincia de Coahuila en 1716-1717 y capitán del presidio de San Francisco de Coahuila, durante su corta gestión combatió y derrotó al cacique indio Diego Valdés que había destruido y por lo tanto despoblado las misiones franciscanas de Nadadores y San Buenaventura. En1721conmotivodelmatrimoniodeFranciscodeEca yMúzquiz, su hijo mestizo adoptivo, se le menciona como el general Joseph Antonio de Eca y Múzquiz, esposo de Teresa Flores Valdés. Al siguiente año, 1722, es designado comandante interino del presidio de Río Grande y en 1724 recibe el cargo como comandante propietario. Cuando el virrey marqués de Casafuerte comisiona al capitán José de Berroterán, para que a fines de 1728 busque un sitio adecuado para un nuevo presidio en la provincia de Coahuila, en marzo de 1729 éste se presenta en Río Grande con una ordenvirreinal dirigida al capitán Múzquiz para que lo asista en su cometido, el cual lo proveyó de alimentos, nuevas cabalgaduras y una tropa de 25 soldados para que lo auxiliaran en su jornada. Aquella exploración trajo por consecuencia que diez años después se fundara el presidio de Santa Rosa. Con la intención de repoblar la provincia de Texas, en marzo de 1730 la Corona española envió desde Santa Cruz de Tenerife, vía La Habana a 56 familias de las Islas Canarias con destino a San Antonio de Béjar. Llegaron a San Juan Bautista a mediados de febrero de 1731, donde Eca y Múzquiz siguiendo instrucciones del
  19. 19. 22 200 100 Independencia Revolución Virreylosproveyódeescoltayvíveresparaquellegaranasudestino, lo que aconteció en marzo 9 de 1731. Más adelante y también por orden virreinal Eca y Múzquiz envió a Béjar veinte caballos para que auxiliaran a los canarios en sus tareas agrícolas y ganaderas. En 1737 Eca y Múzquiz intervino en la controversia que sostenían los misioneros franciscanos en contra del gobernador de Texas, Benito Franquisde Lugo, por cuestiones del trato que los misioneros daban a los indios de la región de San Antonio de Béjar, aquella disputa concluyó con la dimisión del gobernador. Ese mismo año el gobernador de Coahuila, Clemente de la Garza-Falcón comisionaba al capitán Eca y Múzquiz para que fundara la nueva Misión de San Francisco Vizarrón en el área del lomerío de Peyotes. El acto tuvo lugar el 26 de marzo de 1737, en el cual Eca y Múzquiz señaló las tierras y aguas de dicha misión y también repartió tierras a los indios pausanes congregados en la citada misión. Alsiguienteaño,1738, JosephAntoniodeEcayMúzquiz, entregaba la vida a quien se la dio en el presidio de San Juan Bautista a la avanzada edad de 75 años, cincuenta de los cuales había servido como militar en la provincia de Coahuila. Él era el bisabuelo de Melchor. Joseph Joaquín de Eca y Múzquiz, hijo de Joseph Antonio y de Francisca Xaviera Flores, nació en Monclova el 6 de abril de 1707, su padrino fue el gobernador de Coahuila Martín de Alarcón (información de Luis López Elizondo). Joaquín se enlistó en las fuerzas presidiales en la entonces capital de Coahuila y en 1735, el 20 de febrero, contrae matrimonio en ese lugar en la parroquia de Santiago Apóstol con Mariana de la Garza, Eca y Múzquiz ya tenía el grado de teniente.
  20. 20. General Melchor Múzquiz de Arrieta 23 En abril de 1739 Joseph Joaquín está presente en la fundación del presidio de Santa Rosa María del Sacramento con el referido grado de teniente y por lo tanto segundo en el mando de dicha fuerza presidial. A pesar de que Joseph Joaquín nunca ascendió al grado de capitán tuvo actuaciones destacadas entierras deCoahuila, Texas y Nuevo León. En la mayoría de las ocasiones siempre cumplió con destacadas participaciones, que lo hicieron un hombre de honor y de prestigio entre la comunidad coahuilense de aquel tiempo. Cuando el capitán Felipe de Rábago y Terán, comandante del presidiodeSanFrancisco Xavierde las Amarillas, cometió una serie de arbitrariedades en el lugar, perjudicando a varios misioneros y soldados, se comisionó a Joseph Joaquín para que investigara el caso y procediera según las circunstancias. En junio de 1750 Eca y Múzquiz, después de recibir las quejas de misioneros, colonos y habitantesdeaquellaregión,aorillasdelríodeSanMarcosenTexas, procedió al apresamiento del citado capitán Rábago y Terán, conduciéndolo a la ciudad de México donde se le tomó juicio, saliendo absuelto. Otras intervenciones tuvo Joseph Joaquín en tierras de Texas, sirviendo como militar, en 1757 partió con un comando de Santa Rosa para auxiliar a la misión y presidio de San Sabá que habían sido atacados por los indios y amenazaban con destruir las dos instalaciones. El apoyo de ésta y otra fuerza de Río Grande evitaron aquella devastación. En enero 3 de 1759, se citó en San Antonio de Béjar a una Junta de Guerra buscando solucionar el problema indio de Texas que amenazaba con destruir aquella provincia si no se atendía oportunamente, en la referida reunión estuvo presente Joseph
  21. 21. 24 200 100 Independencia Revolución Joaquín como teniente del presidio de San Luis de las Amarillas, además de los gobernadores de Texas y de Coahuila y los comandantes de los presidios de dichas entidades. Según el acta que se levantó se auxiliaría a los colonos y misiones de Texas hasta obtener el cese de hostilidades en busca de la pacificación de los indios, aunque en parte el cometido se logró años más tarde. Regresaba Joseph Joaquín al valle de Santa Rosa a mediados de 1760, ocupando nuevamente el cargo de teniente de la compañía presidial, ytambién como comandante a cargo sustituyendoa Diego Ortiz Parrilla que había sido comisionado a La Florida en misión militar. En noviembre de 1761 Joseph Joaquín, actuando como Justicia, dabaposesióncomo comandantedelpresidiode SantaRosa al teniente coronel Lorenzo de Cancio en un acto en que estaban reunidos oficiales y vecindario del valle de Santa Rosa. No se tienen noticiasdelfallecimientodeJosephJoaquín,loquealparecerocurrió un poco después de 1762, éste era el abuelo de Melchor. Blas María de Eca y Múzquiz fue bautizado en la iglesia parroquial deSantaRosade Limael3demayode1744, hijolegítimodeJoseph Joaquín de Eca y Múzquiz y de Mariana de la Garza, ésta a su vez hija de don Clemente de la Garza-Falcón, que fuera gobernador de la provincia de Coahuila. Blas María tuvo como hermanos a Joseph Antonio, bautizado en el mismo Santa Rosa el 6 de enero de 1742, Lucas Francisco el 26 de octubre de 1746, Joseph María el 17 de marzo de 1748, y María Gertrudis de la Luz el 27 de septiembre de 1752. Fue Blas María un constante residente de su tierra natal y durante un largo tiempo se dedicó a la arriería y a la cría de mulas las que negociaba en las minas que se explotaban en los alrededores de
  22. 22. General Melchor Múzquiz de Arrieta 25 Santa Rosa y la región de Monclova. Cuando contaba con 29 años casó en la parroquia de Santiago Apóstol de Monclova el 7 de mayo de 1773 con Juana de Arrieta. De Blas María se anota que es hijo legítimo de Joseph Joaquín de Eca y Múzquiz y de Mariana de la Garza, españoles yresidentesdelvalle de SantaRosa, de doña Juana deArrietasedicequeesnativadeMonclova,hijalegítimadeJoaquín de Arrieta y doña Rita de los Santos Coy, españoles y residentes en la villa del Saltillo. En un censo practicado en Santa Rosa en 1777 se anota que: Don Blas María de Ecay Musquis, Español, natural de este Valle, su oficio dueño de Mulas, casado su hedad 34 años, su mujer Doña Juana Francisca de Arrieta, Española, su hedad 21 años, natural de la Villa del Saltillo, una hija María Antonia de Ecay Musquiz, su hedad 3 años. Un indio de hedad 8 años, natural de los borrados, llamado Joseph Antonio. Sus sirvientes Vicente Flores, Lobo, Natural de el Rioberde, soltero, su hedad 36 años, Juan Joseph de la Cruz, lobo, natural de dicho Pueblo, su hedad 28 años. Como se contempla se dice que la señora de Arrieta es originaria de Monclova y en otra parte ella misma debió de haber declarado que era de Saltillo, este último dato es seguramente el más confiable. Aparte de la mencionada hija María Antonia también procrearon otros hijos, todos bautizados en Santa Rosa de Lima: José Miguel Antonio Marcelino el 9 de junio de 1777, María Josefa Juana Dionicia el 16 de abril de 1779, Joseph Silvestre Joaquín Antonio Ramón, el 11 de enero de 1781, Joseph Fernando, el 6 de junio de 1784, el mismo año en que nació Melchor, Blas y Juana Francisca adoptaron una niña india a la que bautizaron como hija propia con elnombredeMaríaGuadalupeFranciscadelasNievesel4deagosto de 1788, la última de las hijas que se registra bautizada es María Josefa Francisca Paula el 3 de abril de 1791.
  23. 23. 26 200 100 Independencia Revolución A partir del bautizo de Joaquín se menciona a Blas María como teniente, seguramente delpresidio de LaBabia, acantonadoen Santa Rosa desde 1780 por instrucciones del caballero Teodoro de Croix, comandante general de las Provincias Internas de Nueva España. En la insurgencia Melchor pasaba su infancia en Santa Rosa asistiendo a la escuela de primeras letras, que se había instalado en el lugar desde 1740, casi al tiempo de su fundación. La familia Eca y Múzquiz sostenía para entonces estrechas relaciones con la familia Sánchez Navarro, los poderosos latifundistas de la provincia, que también controlaban el comercio y sobre todo tenían marcada influencia en la vida política y social de la región. Este poderoso clan lo encabezaba el cura de MonclovaJoséMiguelSánchezNavarro,quienenlaentoncescapital de la provincia sostenía una escuela primaria con maestros competentes y aventajados. Melchor fue a completar sus estudios en aquella escuela y seguramenteel curaJosé Migueldetectó suinteligenciaydedicación al estudio y decidió enviarlo a estudiar al Colegio de San Ildefonso en la ciudad de México, como lo había hecho con otros muchachos, cercanos a su familia, varios jóvenes de Saltillo y Coahuila habían recibido este apoyo para prepararse en distintos lugares de México que ofrecían educación superior. De la estadía de Melchor en elColegio deSan Pabloy San Ildefonso se sabe que había optado por el estudio del derecho y que en 1810- 1811 formaba parte del alumnado. En el último de esos años decidió abandonar las aulas para incorporarse a las filas de la insurgencia
  24. 24. General Melchor Múzquiz de Arrieta 27 en tierras del actual Estado de México, al parecer influido por un primo deSanta Rosa, José MaríadelaGarza-Falcón, elcualse había afiliado en Saltillo a Ignacio López Rayón y del que ahora era su secretario en el llamado Departamento del Norte, territorio que se ubicaba en los llanos de Apam y estado de Puebla. En la mencionada región había cundido muy pronto el estado de guerra causado por la insurrección que comenzara Miguel Hidalgo en septiembre de 1810, ya que estaba situada muy próxima a la ciudad de México, centro de todos los poderes, era la población más rica y poblada de todo el Virreinato, pero era al mismo tiempo la más vulnerable y vivía en precario equilibrio, no obstante que nunca cayó en manos de los insurgentes vivió, como ninguna otra ciudad novohispana, los vaivenes y efectos de la guerra. Entre otras cosas, porque como capital política de Nueva España y sede de sus más altas autoridades fue el centro coordinador de la contrainsurgencia. Aquella lucha armada que se efectuó a sus alrededores provocó que disminuyera su producción agrícola y el corte de las comunicaciones. Esto lo provocaban las numerosas partidas de insurgentes que rodeaban lametrópoliy que impedíanel pasodetodaclase de efectos, entorpeciendoelabasto,poraquellosedesatóunaverdaderaepidemia de hambre y como las rentas reales estaban directamente relacionadas conelabastecimientodelaciudadobviamente disminuyeronaquéllas, justocuando el gobiernovirreinal necesitaba de sus mayores recursos para hacer frente a la lucha armada. Fue así y teniendo como líder a José María Morelos como iniciaron las actividades en el Departamento del Norte dos distinguidos insurgentes, los licenciados Carlos María de Bustamante e Ignacio
  25. 25. 28 200 100 Independencia Revolución López Rayón, llegados a la región un mucho por accidente y cuya presencia en él influiría de manera por demás notoria en el curso que siguió el movimiento insurgente. Aquel movimiento fue llevado a las zonas circunvecinas de Puebla y Veracruz, con fuertes nexos con Michoacán foco importante de la insurrección que había tomado prácticamente la estafeta insurgente al caer Hidalgo y sus compañeros en marzo de 1811 en Baján. Pero Morelos había incursionado en la zona agrícola cercana a Cuernavaca y Cuautla y había sido sitiado por los realistas subordinados a Félix María Calleja, el mismo que había derrotado a los primeros caudillos en varias ocasiones. Entretanto las fuerzas insurgentes de Michoacán al mando de los López Rayón se habían fortificado en Zitácuaro y a inicios de 1812 elllamadoEjércitodelCentro,almandodelbrigadierCalleja,lograba unasangrientavictoriasobrelosinsurgentes. Aquella victoriaresultó de gran importancia para las autoridades coloniales, ya que con ella pusieron en fuga a los insurgentes de ese órgano de gobierno alterno que pretendía ser la Suprema Junta Nacional Americana, quienes se vieron entonces obligados a refugiarse en varios sitios cercanos, así fue como los López Rayón fueron a dar a Sultepec donde se les unieron varios cabecillas insurgentes, entre ellos el ya capitán Melchor Múzquiz. Rayóncomisionabaaaquellosjefesconlos coronelesJoséFrancisco Osorno y Manuel Montaño, con la encomienda de cuidar y cortar las comunicaciones con el puerto de Veracruz, donde se podía abastecer Calleja de armamento procedente de España. Cuando Morelos atacó Cuautla y la región, en ese territorio las acciones militares se sucedían una tras otra por lo que se vivía un intenso estado de guerra.
  26. 26. General Melchor Múzquiz de Arrieta 29 Afiliado Múzquiz a Montaño por un tiempo, en el verano y otoño de 1812 efectuaron varias acciones. En Zacatlán, con una compañía de cien hombres, tuvieron un encuentro exitoso con una división realista de 150 de tropa a los que hicieron un destrozo considerable. En agosto se atacó Atotonilco el Grande con un relativo éxito. Un convoy realista fue atacado en Calpulalpan, el que iba procedente de México con dirección a San Juan del Río y custodiado por 500 hombres.Noselesvenció, peroselespusoenfugaconelcargamento y en el camino dejaron varios efectos y materiales de guerra como carabinas, pistolas, pólvora y proyectiles, además de caballos de buena calidad. Pero aquéllaera prácticamente unaguerrilla y la presenciade Rayón la hizo mantener una posición de fuerza y empezó a perder sus rasgos de indisciplina y desorden y a adquirir legitimidad. Aquel contacto con los michoacanos vino con la aceptación de la coordinación de los miembros de la Suprema Junta, de quienes recibían consejos y hasta supervisión. Después de la derrota de Morelos en Cuautla buscó protegerse en aquellaregión,depasohaciaMichoacándondepensabarecuperarse, ya que sabía que las tropas de Osorno le eran leales y que los hombres de la región le tenían una especial admiración, tan es así que cuatro músicos de la gente de Osorno, cambiando los fusiles por guitarras, antes de entrar en acción le tocaban: Rema nanita y rema, y rema y vamos remando, que los gachupines vienen y nos vienen avanzando.
  27. 27. 30 200 100 Independencia Revolución Por un cabo doy dos reales, por un sargento un doblón, por mi general Morelos doy todo mi corazón. Pero el llamado después Generalísimo Morelos no prolongó mucho su estancia en aquella región y junto con Rayón se dirigió a Michoacán, donde como se dice popularmente iba a lamerse sus heridas.ConaquelladerrotadatropaibaelcapitánMelchorMúzquiz, una vez más seguía a su primo José María de la Garza, era febrero de 1813. Fue así como a finales de 1813 se encontraba Melchor Múzquiz en el cerro de El Cóporo, cercano a Zitácuaro, en el lugar se levantó por los hermanos López Rayón una fortaleza prácticamente inexpugnable. En ella trabajaron personalmente todos los jefes, los Rayón lo mismo con el zapapico que en el taller y la maestranza. Aquel sería el punto de refugio después de las correrías de diversos capitanes insurgentes. Pero el ejército realista, al mando del general realista,elcubanoCiriacodeLlano,porórdenesdelVirreysedecidió a atacar la fortaleza a fines de 1814. Dentro del sitio estaban los Rayón y con ellos Melchor Múzquiz. Los insurgentes contaban con 500 hombres y una batería de ocho cañones y dos obuses. Pronto, a inicios de 1815, se unió a De Llano el coronel Agustín de Iturbide. Los realistas cañonearon las instalaciones pero el ataque fue ineficaz y el 4 de marzo Iturbide inició un nuevo ataque, el que fue rechazado con grandes pérdidas para los atacantes. Por ello y después de un Consejo de Jefes y Oficiales se levantó el campo el 6 marzo de 1815, lo que provocó el enojo del Virrey que ya lo era Calleja. Aquel fuerte caería hasta
  28. 28. General Melchor Múzquiz de Arrieta 31 enero de 1817 cuando las tropas realistas lo sitiaron privándolos de auxilios y dentro los insurgentes padecían una epidemia virulenta. Se firmó una capitulación que por los insurgentes representaron Ramón López e Ignacio Alas. Entretanto pasabaesto, Morelosreorganizaba elSupremo Congreso, se constituía una Junta de Gobierno con un triunvirato ejecutivo integrado por José María Morelos, José María Liceaga y José María Cos. La principal obra de aquel Congreso fue el Decreto Constitucional para la Libertad de la América Mexicana o Constitución de Apatzingán por haber sido promulgada ahí el 22 de octubrede1814yfuecuandoelcitadoSupremoGobiernosenombró en la persona de los tres insurgentes. El movimiento insurgente de Morelos llamó poderosamente la atención de varios aventureros norteamericanos los que, al arribar a la Nueva España, se decían enviados por el gobierno de aquel país y a pesar de sostener esta versión no eran sino un eslabón más de una larga cadena de oportunistas provenientes del vecino país del norte, cuya intervención resultó casi siempre negativa para la suerte de la insurgencia y sin ningún beneficio para el movimiento, salvo el de aumentar unas esperanzas cada vez más faltas de verdadero sustento. A principios de 1815, Ignacio López Rayón, después de romper el sitiode El Cóporo emitió una proclama para dar aconocer la presencia de los supuestos embajadores norteamericanos en que daba cuenta que nuestros generosos vecinos del Norte, plenamente convencidos de la justicia de la causa insurgente, no habían podido desentenderse de sus esfuerzos. En el intento de entablar relaciones internacionales, el triunvirato promulgó decretos del Congreso, a raíz de que José Álvarez de
  29. 29. 32 200 100 Independencia Revolución Toledo, un cubano residente en Nueva Orleans, escribió con insistencia sobre la necesidad de establecer relaciones formales con los Estados Unidos, país que veía con buenos ojos los movimientos independientes en la Nueva España. La propuesta implicaba que México apareciese en el mundo con todos los caracteres y señales que según el derecho de gentes indican un gobierno supremo y libre de toda dominación extranjera. Después de la acción del cerro de El Cóporo, Melchor Múzquiz merecía el grado de sargento mayor y el Congreso Supremo decidió enviar una misión diplomática a los Estados Unidos, se decretó en Purvarán el establecimiento de banderas nacionales de guerra, paz y comercio, así como del escudo nacional. Partió luego la comitiva de embajada, a cuyo frente iba José Manuel de Herrera, sacerdote y uno de los diputados del Congreso de Apatzingán que había contribuido en la redacción de la Constitución. Para la fecha de la partida de esta misión Melchor Múzquiz ya contaba con el ascenso a coronel y comandaba un regimiento en Salvatierra, Guanajuato. La expedición mexicana no pasó de Nueva Orleans, porque Álvarez de Toledo no contaba con las relaciones en Washington que había presumido meses antes, pero sí tenía contacto con los militares y mercenarios que habían apoyado y puesto a las órdenes de Gutiérrez de Lara, cuando éste había tenido un fuerte movimiento de independencia en Texas, siendo derrotado por Joaquín de Arredondo a fines de ese año. Por aquello José Manuel de Herrera y su gente, entre los cuales estaba Melchor Múzquiz recibieron un fuerte apoyo para la adquisición de embarcaciones, se contrató para ello en Nueva Orleans al marino francés Luis de Aury, el cual sería el comodoro
  30. 30. General Melchor Múzquiz de Arrieta 33 de la flota de la República Mexicana en ciernes. La base se instaló en la isla de San Luis ubicada en la bahía de Galveston e iniciaron actividades como corsarios, para hostilizar y atacar barcos españoles en el Golfo de México. Pronto los aventureros de la isla de San Luis fueron ayudados por los piratas de Lafite, dueños y señores de la isla Barataria, situada cerca de la desembocadura del río Mississippi. El coronel Perry que también se había aliado a Gutiérrez de Lara en Texas llegó en noviembre de 1816 a la base bucanera para unirse a De Aury. Por ese tiempo arribó a la isla de San Luis el general Francisco Xavier Mina con varios veleros. De allí zarpó, a inicios de 1817, para dirigirse a las costas del Nuevo Santander. DespuésdeaquellapeliculescaacciónMelchorMúzquiz seembarcó rumbo a México, desembarcando en Boquilla de Piedra, Veracruz, de donde se dirigió a buscar al ahora general Guadalupe Victoria, el que había sido su compañero en San Ildefonso y juntos habían abandonado las aulas. Hizo el contacto y Victoria le dio el mando del regimiento República, muy poco duró en aquel destino y tuvo una desgraciada acción en Monte Blanco, Veracruz, cayendo prisionero fue conducido con grillos a Puebla y se le condenó a diez años de presidio en Ceuta y al cumplir esta condena a destierro perpetuo. Pero obtuvo el perdón y el indulto a la sentencia por influencias del cura José Miguel Sánchez Navarro y su sobrino José Domingo de Letona, los dos consumados realistas, Letona que residía en Puebla le escribió al cura respecto a Melchor Múzquiz haré lo que sea necesario por él, como lo haría por cualquier otro de nuestros parientes. Se manejó entonces que con motivo de la boda de Fernando VII, se
  31. 31. 34 200 100 Independencia Revolución le incluyó en un indulto general quedando libre con la obligación de no residir en las provincias de Puebla, Veracruz y Coahuila, fue entonces que se trasladó al Nuevo Reino de León a vivir confinado en la población del valle de las Salinas, poblado cercano y al norte de Monterrey, donde el 2 de julio de 1821 promovió la Jura de Independencia en el lugar. Ya con el país en libertad se encaminó a la ciudad de México donde estuvo el 27 de septiembre festejando la consumación de la Independencia al lado de las tropas del Ejército Trigarante encabezado por Agustín de Iturbide, un antiguo realista quehabíacombatidoalastropasdeMelchorMúzquizenlaprovincia de Michoacán. En el Congreso Constituyente Cuando el 24 de febrero de 1821 Agustín de Iturbide proclamaba el Plan de Iguala ya tenía en sus planes coronarse Emperador de México.Losinsurgentesquelohabíanapoyadoparalaconsumación de la Independencia se sintieron defraudados y decepcionados por aquella vanal actitud, entre ellos Melchor Múzquiz, que había combatido por casi diez años esperando ver convertida su patria en República, pero más tarde su carácter norteño e independiente se rebelaría contra el antiguo realista, al que se había enfrentado en Michoacán y los alrededores de la capital novohispana. Ya desde mayo de 1820 Iturbide, entonces recién ascendido a brigadier, se había reunido con un grupo de realistas notables para buscar la emancipación de Nueva España, que por lo demás era su tierra, pues Agustín era criollo, hijo de vasco y nacidoen Valladolid, hoy Morelia. En Iguala había cambiado lo acordado el año anterior y en el referido Plan apuntaba en el artículo 4 que el país ya
  32. 32. General Melchor Múzquiz de Arrieta 35 independienteseríagobernadoporunEmperador,locualseofrecería a FernandoVIIo aalgún otromiembrodela casareinantede España para hallarnos con un monarca ya hecho y precaver los atentados de la ambición. No le había importado dejar de lado a los insurgentes que lo habían apoyado y aliado y los pactos que con ellos había celebrado, el principal, el general Vicente Guerrero, un hombre epónimo de la insurgencia mexicana, éste nativo de Tixtla, hijo de campesinos, procedía de la insurgencia popular, el cual según anotaba Lorenzo de Zavala: Tiene un talento claro y una comprensión rápida y extraordinaria facilidad para aprender. No habiendo recibido ningún género de educación y habiendo comenzado su carrera en la revolución, muy pocas lecciones pudo tomar de elocuencia y cultura en los cerros y entre indígenas y otras castas a cuya cabeza hacía la guerra obstinada a los españoles. Después de Iguala, Iturbide buscó con el Virrey la consumación de la Independencia, pero el mandatario novohispano que lo era Juan Ruiz de Apodaca le contestó dura y negativamente a esa pretensión, y buscó otro camino para culminar sus planes. En marzo de 1821 por Real Cédula se nombraba en España al general Juan O’Donojú como jefe político superior de la Nueva España, con lo que se desaparecía el Virreinato, de acuerdo con lo que ordenaba la Constitución Española promulgada un año antes. O’Donojú era un liberal con un buen prestigio en las Cortes. Ramos Arizpe, el diputado coahuilense en Cádiz, afirmó que el nombramiento del nuevo gobernante de Nueva España se debió graciasasusgestionesyalasdeotrosdiputadosmexicanosenCádiz.
  33. 33. 36 200 100 Independencia Revolución Para tomar posesión de su cargo O’Donojú se embarcó en Cádiz en mayo y llegaba a Veracruz en los primeros días de agosto de ese 1821.EnteradodelosmovimientosdeIturbidesemanejaconcautela y prudencia y envía a Iturbide una comisión para arreglar una entrevista entre ambos. Iturbide, entonces en Puebla, le propone el 11 de agosto como punto de reunión la ciudad de Córdoba. La entrevista fue el 24 de agosto y en ella sencillamente se acordó el reconocimiento de la Independencia, pero también se insistía en ofrecer el Imperio a Fernando VII o a sus hermanos. En aquel Tratado de Córdoba también se acordó nombrar una Junta Provisional de Gobierno compuesta de tres personas y que gobierne en nombre del monarca hasta que éste empuñe el cetro del imperio. En el artículo 13 se señala que la Regencia inmediatamente convocará a cortes la que decretará el método de gobierno. La horade Iturbide llegócuandodesfiló el27 de septiembre al frente de unas tropas mixtas, realistas e insurgentes, que recorrían las calles de la capital donde el público incrédulo veía al antiguo jefe realista cabalgar gallardamente y finamente vestido. Al siguiente día se firmaba el Acta de Independencia, donde aparecen escasas firmas de insurgentes. LaRegencia deliberó y propuso varias formas para elegir a los miembros del futuro Congreso Monárquico, al fin se lanzó la convocatoria el 17 de noviembre de 1821 y se llegó a una cuanto más extraña iniciativa, en una manifestación más del desconcierto que prevalecía en aquel México recién liberado y que parecía no estar listo para gobernarse. Lo más desconcertante era que aquel Primer Congreso debería constituir a la nación. Por cada tres partidos de la provincia se elegirá un diputado. Mas siendo de interés que concurran al Congreso diputados instruidos en
  34. 34. General Melchor Múzquiz de Arrieta 37 las ramas más importantes […] En las provincias en donde su cupo no da para elegir de varias clases, la elección será libre. El número de diputados por cada provincia sin relación con la población, corresponde a dos diputados por cada distrito […] Los diputados que posean patrimonio o rentas no disfrutarán de dietas, y a los que carezcan de ellos, las Diputaciones Provinciales los habilitarán. Otro acuerdo y tal vez el más relevante fue que los diputados electos deberían estar reunidos en la ciudad de México el 13 de febrero de 1822, para que examinados sus poderes el Congreso se instale el 24 de febrero siguiente. Con aquellas disposiciones los electores: trasladaban en su persona –la del diputado– la facultad y poder que les confirieron los ciudadanos que componen los pueblos y partidos de ella –la provincia– por medio de sus respectivos Ayuntamientos […] y en uso de sus facultades que les han concedido, constituyan el Gobierno del Imperio bajo las bases fundamentales del Plan de Iguala y Tratado de la Villa de Córdoba, estableciendo la separación absoluta del poder legislativo, del ejecutivo y judicial, para que nunca puedan reunirse en una sola persona. Entre la diversidad de las ideas y un desconcierto general se declaraba instalado el Congreso Constituyente el 24 de febrero de 1822. LajuradelosdiputadossetomabaenlaCatedralMetropolitana después de una misa y respectivo sermón. El arzobispo de México noconcurrió.Despuésdeestaceremonia,losdiputadosylaRegencia se encaminaron al salón principal del Colegio de San Pedro y San Pablo designado sede del Congreso. Con el grupo de diputados iba el coronel Melchor Múzquiz representando al Estado de México, entidad que se pretendía crear y dado como tarea al insurgente coahuilense, que entonces contaba con 44 años, una edad entre madura y joven, pero colmada de experiencias en varios campos de las actividad humana.
  35. 35. 38 200 100 Independencia Revolución Melchor en un inicio fue propuesto para representar a su tierra natal, la provincia de Coahuila, pero un grupo de intelectuales mexicanos se había fijado en él para quehiciera lo propio por el referido estado. En su lugar asistió su suplente el coronel Antonio Elosúa que había dejado el gobierno de Coahuila para asistir al Congreso. En el antiguo Colegio de San Pedro y San Pablo, Iturbide todavía como presidente de la Regencia estaba también presente en la apertura de sesiones y debates que buscarían elaborar una Constitución para un país que estaba naciendo, el documento que se lograra le daría legalidad a todos los actos de gobierno que se ejecutaran en adelante. Agustín se felicitaba por aquella instalación y dirigióundiscurso alaasamblea nacional, decía elantiguo realista: El Congreso consolidará la unión, sin la que no existen las sociedades establecerá la igualdad ante la ley justa, conciliará los deseos e intereses de las diversas clases […] será el antemural de nuestra Independencia, que se aventuraría manifiestamente destruida la unidad de sentimientos. Protegerá los derechos de los límites de la justicia, para que la libertad no sucumba al despotismo. Entre los diputados asistentes se contaba además con Guadalupe Victoria, representando a su natal Durango. Victoria, valiente insurgente, un poco antes del acto referido había convocado la primera conspiración republicana y para solemnizar más aquella especie de asonada se reunían en Querétaro, en la casa del antiguo corregidor Miguel Domínguez. Pero cometieron un error, sabían queMiguelNegreteeraunliberal,porloqueloinvitaronaparticipar, pero éste los denunció con Iturbide el cual los mandó aprehender. Luego fueron liberados, menos Victoria que lo fue hasta cuando se le designó diputado.
  36. 36. General Melchor Múzquiz de Arrieta 39 En los primeros decretos del Congreso Constituyente se da cuenta que los diputados de ese Congreso representaban a la Nación Mexicanaylasoberaníanacional,quelareligióncatólica,apostólica, romana será la única del estado, aunque no se atreven a declararla obligatoria como sucedió en la época colonial. Adopta el gobierno una monarquía moderada constitucional con la denominación de ImperioMexicano yllamabaaltrono deéste, conformealavoluntad delTratadodeCórdobaalas personasdesignadas.Ademáselmismo día de la instalación el Congreso declara la inviolabilidad de los diputados, contra los que no se podrá intentar demanda, ni procedimiento alguno en ningún tiempo y por ninguna autoridad, de cualquier clase que sea, por sus opiniones o dictámenes. Era así como se creaba el llamado fuero. Iturbide ya para entonces tenía planeada su estrategia para llegar al poder de México, vía el trono imperial. Contaba con la adhesión del ejército y la del clero que cubrían la totalidad del territorio, pero en el Congreso todo era confuso. El historiador José María Bocanegra, que estuviera como diputado por Zacatecas, decía años más tarde que en el seno parlamentario se estaban formando partidos, por un lado los borbonistas, que apoyaban el Imperio y por el otro los de las logias escocesas, que finalmente eran los de contraria opinión que formaban el partido popular, se oponían a los borbones, en una contienda que era animada y dejó el camino libre a los escoceses, quienes con su unidad, su residencia en México y sus viajes al extranjero tenían más conocimiento del mundo. Este partido representaba la oposición a Iturbide y su gente, eran como se decía, republicanos. La discordia y los debates subían de tono a medida que transcurría elCongreso, enlamadrugadadel30deabrilIturbidecitaalCongreso,
  37. 37. 40 200 100 Independencia Revolución valiéndose de las ahora llamadas fuerzas imperiales que no eran otra cosa que antiguas realistas. Sabía el futuro Emperador que se habían descubierto sus aspiraciones y acusaba en aquel acto a varios diputados de traidores y asienta que reitera su decisión de no aceptar la Corona. Cuando Iturbide se retira, Melchor Múzquiz toma la palabra y pide que se le declare traidor, moción que apoyan muchos diputados poniéndose de pie. El diputado Fagoaga, que era de las confianzas de Iturbide, desde su tribuna impugna la propuesta y en forma aclarante manifestaba: los inconvenientes que se seguirían de semejante declaración, y como Iturbide tenía muchos partidarios entre los que no habían participado en las filas insurgentes obtuvo que los diputados que apoyaron a Múzquiz retiraran sus votos y esperaran al día siguiente, que era jueves santo, para tratar las acusaciones que había formulado Iturbide. Al día siguiente se dio marcha atrás a todas las acusaciones. Al respecto Lucas Alamán afirmó que aquel conflicto entre Iturbide y el Congreso se resolvió dejando divisiones en la Cámara y que lo manifestado por el militar había rebasado su ímpetu intimidatorio y temía con aquello un fracaso con los diputados, pero que seguía contando con el apoyo del clero y el ejército y sobre todo la masa del pueblo, aunque para todos los componentes respetables de la sociedad […] el prestigio de su persona estaba destruido. Por este tiempo Ramos Arizpe logra al fin su cometido, que se desconozca al diputado por Coahuila el coronel Antonio Elosúa y se le designe a él como su sustituto, alegando que Elosúa es extranjero y se viola así uno de los decretos que primero se expidieron. Con aquella acertada medida el Congreso y el país obtenían al que luego fuera el alma y la esencia de sus debates y de hecho formularía la futura Constitución, la que señalaba a la nación como un Estado federado.
  38. 38. General Melchor Múzquiz de Arrieta 41 Para el 24 de abril Melchor Múzquiz muestra toda la plenitud de su extracción republicana y su férreo carácter criollo, ese día solicitó enérgicamente que no se admitieran méritos con el gobierno del antiguo tirano de las Indias y actual de España. Desde luego que tácitamente se refería a Fernando VII. Al siguiente día se leía el acta para su aprobación, al escucharla un diputado solicita se suprima la expresión de Múzquiz sobre Fernando VII a quien el Congreso ha jurado y reconocidocomo Rey constitucional. A lo cual el secretario explica que hay un orden en la redacción de las actas y por haber solicitado Múzquiz que la estampase a la letra. A lo cual Zavala, Anaya y Bustamante lo apoyan. Aquello provocaba que Múzquiz entrara en explicaciones pertinentes como no lo había hecho el día anterior, decía que reprodujocomofundamentodesuexposición, losmuchosperiódicos y papeles públicos de España en que Fernando VII aparece atentando contra la Constitución que ha jurado, y por consiguiente contra la libertad de la patria. El presidente del Congreso, García Cantarines, salva el conflicto sugiriendo que al fin del acta se consigne que el voto de un solo individuo, no forma la opinión del Congreso. No era la actitud de Múzquiz de conflicto o en otra forma radicalo combativa, simplemente eraun patriota, uno de los muchos criollos de México que habían sido discriminados por los españoles en tres siglos de dominación. Todavía había más que no se citó de la sesión del 24 de febrero y fue cuando se instaló el Congreso (el acta respectiva se distribuyó hasta el 8 de mayo) en el cual se negó a Iturbide el asiento principal, que por protocolo era del presidente de la asamblea, pero esto no se conoce en el resumen de las sesiones y debates, porque se recogió el acta impresa, tal ycomo lo narra Carlos María deBustamante y es
  39. 39. 42 200 100 Independencia Revolución su versión la que todos siguen. Pero es mucho más interesante la reclamación de Melchor Múzquiz y debe recordarse que en aquella sesión consta: […] sus discursos oponiéndose a las bases de gobierno adoptados por el Congreso, pues estaba creído de que la nación se hallaba enteramente libre para entablar el sistema de gobierno que más conviniera a sus circunstancias, que del mismo modo hizo ver el mismo día otro señor diputado que su provincia sólo apetecía el gobierno republicano y de nada de esto se hace mención. Se conoció entonces, ahora sí, que el acta se redactaría de nuevo, pero no registrando la oposición a las bases de gobierno, prevaleciendo los intereses de los borbones. El Congreso estaba en una disyuntiva, a la mayoría le era muy duro adoptar un gobierno monárquico, yaque tenían la experiencia colonial con el despotismo de los borbonespero, por otrolado, se sentían obligados moralmente con Iturbide, algunos externaron que sería necesario hacer una prueba para evitar grandes males, dejando por supuesto al tiempo que proporcionara a la nación ocasión favorable para alterar las formas de gobierno. Carlos María de Bustamante, que asistió a aquel Congreso como diputado, muy temprano daría su opinión sobre aquellos días y los personajes que él había conocido, anota: Debemos precavernos de la inclinación casi sin excepciones en la historia de las ideas filosóficas, políticas, estéticas y de los mismos sucesos a volver sobre el pasado para descubrir o crear precursores, lo que es distinto a indagar el origen, los antecedentes del suceso y de las ideas. El precursor profesa una idea, se propone una acción anticipándose a su tiempo y a su posibilidad. Francisco de Miranda y fray Melchor de Talamantes son precursores de la Independencia, el
  40. 40. General Melchor Múzquiz de Arrieta 43 Generalísimo Morelos, el doctor Mier y Melchor Múzquiz lo son de la República en México. Era tiempo de decisión, las opiniones se dividían, Iturbide había repartido puestos ejecutivos en la mayoría de las provincias, los que le ofrecían su respaldo para un gobierno monárquico. El mismo Santa Anna buscando favores, desde Veracruz le comunicaba a Iturbide que el Congreso conspiraba contra él porque han creído que Vuestra Alteza se ha subrogado al monarca constitucional que tan poco o nada favorecía a sus miras, hablan con desafecto de sus disposiciones y aun se atreven a proteger el republicanismo. Enlasesióndel 18demayo,quedehechonotuvonadaderelevante, registra un suceso que acabó por precipitar las cosas, violentando los debates, pero fuera del salón principal de San Pedro y San Pablo. Se decía que a raíz de que la comisión formada para formular el ofrecimiento de la Corona a los borbones, se fue inesperadamente por la afirmativa y que se diese al asunto la preferencia sobre cualquier otro, aquel tema produjo encono entre borbonistas y republicanos, los que se habían puesto frente a Iturbide. El diputado Bocanegra reportó que ese día Múzquiz y Fagoaga tuvieron en esos momentos un fuerte choque en la antesala del Congreso, y llegaron a insultarse acremente con motivo de dicho dictamen. La proclamación de Iturbide Los debates del Congreso poco importaban a Iturbide, él ya tenía definido su destino y ambiciones, la noche del 18 de mayo se precipitaba el desenlace del conflicto, cuando el pueblo bajo de México y casi toda la guarnición con los generales al frente,
  41. 41. 44 200 100 Independencia Revolución proclamaban emperador al generalísimo Iturbide. Éste se atribuía el papel de principal protagonista de la Independencia, cuando tan sólo lo hizo por unos días aprovechando una coyuntura. Alamán narra los sucesos de aquella noche del 18 de mayo: […] un sargento llamado Pío Marcha [catalán y sargento primero de infantería en la guarnición de México] hizo tomar las armas en la noche del 18 de mayo, a la tropa recogida después de la retreta en el antiguo convento de San Hipólito y proclamando el nombre de Agustín I, salieron algunas partidas haciendo igual aclamación por las calles, al mismo tiempo que los demás cuarteles efectuaban igual acto. Todo fue fiesta, se iluminaron las calles de la ciudad de México, se oían cohetes, disparos de fusil, cañones y repiques de campanas, parecía aquello una asonada o movimiento armado. Las puertas de las casas se aseguraron temiendo un saqueo. Los diputados que se habían manifestado más opuestos a Iturbide (entre ellos Melchor Múzquiz), recelando ser asesinados o insultados en medio del desorden, se ocultaron y otros abandonaron la capital. El19demayosereuníaelCongresoytemerososrecibenunamoción de losgenerales yjefes,antiguos realistastodos, dondele comunican que con absoluta unanimidad han proclamado al serenísimo señor Generalísimo Almirante, Presidente de la Suprema Regencia Don Agustín de Iturbide, Emperador de la América Mexicana. En la misma proclama prometen conservar el orden y la tranquilidad. La sesión se inicia con quórum, ya que se encuentran en el salón más de noventa diputados. Los debates y opiniones se sucedieron, todos comentaban la proclamación de Iturbide. Melchor Múzquiz no se opuso ala coronación, perolapidió decorosa,porloqueelCongreso debe ocuparse del modo de uniformar la voluntad de las provincias, por lo que creo indispensable consultarlas. La sesión terminaba
  42. 42. General Melchor Múzquiz de Arrieta 45 aprobando la coronación de Agustín I el próximo 21 de julio de 1822. Múzquiz en su idea republicana y opositor acérrimo de Iturbide, recibía refuerzos, no eran tardíos por el peso de ellos y los acontecimientos futuros. Fray Servando Teresa de Mier, que estaba preso en San Juan de Ulúa por parte del último bastión español en México era liberado el 21 de mayo y llegaba al Congreso como diputado por Nuevo León el 21 de junio. Mier era un luchador de la libertad, había sido insurgente destacado, diputado en las Cortes de Cádiz y un pensador universal, traía con él todo un bagaje de conocimientos adquiridos en Europa y en Estados Unidos, en una palabra contaba con todo un proyecto de nación, independiente y republicana. En julio de 1821 escribía al ayuntamiento de Monterrey sobre el suceso del 19 de mayo: Cuando todos esperábamos una declaración de estar constituidos en república, según el voto, que parecía general, sobrevino la de haberse proclamado Emperador a Don Agustín Iturbide, pero al mismo tiempo se aseguraba, que ésta no era sino una borrachera de algún populacho y tropa, pues con ésta ya desde el 3 de abril se había intentado disolver la representación nacional a título de que la patria estaba en peligro. Aquellas noticias de los sucesos movían a Mier rumbo a la capital y al Congreso muy pocoa poco, pues se levigilaba. El siguiente 21 de agosto volvía a escribir a Monterrey y diría: Esto va malo. Extravían al Excelentísimo y temo una catástrofe […] Pienso que al fin se nos disolverá […] Nuestra fortuna es que hay tropas a favor del Congreso […] Hemos comenzado por donde acaban las Cortes opulentas y corrompidas. Y aun hay quienes desean un emperador absoluto [el republicano doctor Mier era muy indiscreto].
  43. 43. 46 200 100 Independencia Revolución Entretanto el coahuilense combativo y federalista el doctor Miguel Ramos Arizpe intentaba nuevamente, sin éxito, ser admitido en el Congreso, previa anulación de la elección de Elosúa o por lo menos como suplente. A Ramos Arizpe, cuando estaba en Cádiz como diputadoyporRealOrdende4demayode1814,selemandaarrestar y puesto sin comunicación en compañía de otros diputados americanos y españoles, en aquella cárcel el ilustre liberal y republicanoduró variosaños. Enmayode1821, yalibreeintegradas otra vez las Cortes de Cádiz, Ramos Arizpe estaba en Madrid en compañíadelamayoríadelosdiputadosmexicanos aquienesexigió le comunicasen todos los conocimientos de que por su ausencia de once años debía carecer. Permanecía Ramos Arizpe en España cuando se proclamó el Plan de Iguala y en París cuando el mismo Iturbide consumaba la Independencia el 27 de septiembre del mismo 1821, pero se encaminaba prontamente a México, desembarcó en Altamira en diciembre del mismo y de inmediato se puso en acción para formar parte del primer Congreso Constituyente, no lo logró de inmediato pero sí para el llamado Congreso Constituyente Restaurado, que se instaló el 2 de noviembre de 1823. Ramos Arizpe, que representaba a Coahuila, fue uno de los miembros más influyentes. Junto a otros federalistas fue nombrado el 10 de noviembre para la comisión que deberíade redactarelproyectodeConstitución elque seríasometido a la consideración del Congreso. El presidente de la comisión fue Ramos Arizpe, éste presentó el Acta de la Constitución al Congreso el 20 de noviembre de 1823. Lorenzo de Zavala que había estado en lasCortesdeCádizyluegoenelCongresode1823-1824nosentrega un retrato de Ramos Arizpe:
  44. 44. General Melchor Múzquiz de Arrieta 47 Sin conocimientos profundos de ningún género, este eclesiástico con un talento claro y mucha actividad, ha sabido ganarse mucha influencia entre los liberales. Se decía de él que conocía la intriga, y que en las maniobras de los salones y de las juntas era muy diestro. Quizá en esto empleaba toda su actividad, lo cierto es que tenía sus subordinados a quienes empleaba como le convenía y entre los cuales deben ocupar un lugar los señores Pablo Llave, don Mariano Michelena, don F. Vargas y el canónigo Couto que en España y después en América sirvieron mucho a sus miras. Tenía un carácter dominante que no sufría contradicción, y esto le daba ventajas sobre los hombres medianos, pero sabía muy bien plegarse cuando veía que no podía sacar partido con la obstinación. Ninguno sostuvo con más calor y celo la independencia de América, y en el proyecto de 1821 en las Cortes se negó a que Borbón alguno fuese a América como delegado real. Su alma republicana repugnaba el nombre de monarquía en su patria. Regresando a nuestro personaje Melchor Múzquiz y los sucesos del Congreso y del país en tiempos de Iturbide, cuando a éste se le iba a coronar el 21 de julio de 1822, el siempre veleta general y políticoSantaAnna, lehabíaescritoaIturbidesobresuproclamación queporfinelcielobenigno,accediendoalosruegosdelosMinistros delSantuarioclamabanporelaciertodenuestrosdignosDiputados. Y había presentado a Iturbide como el Iris de la Paz. A la consagración solemne del emperador Agustín I asistirían como consagrante el obispo de Guadalajara, Ruiz de Cabañas, acompañándole en los oficios los de Puebla, Oaxaca y Durango. Aquella asunción de Iturbide al trono mexicano traería graves enfrentamientos de éste con el Congreso, por lo que el liberal y federalista Ramos Arizpe, los borbonistas constitucionales y los republicanos como Múzquiz y el doctor Mier deberían hacer frente al Emperador apoyado por los brazos religioso y militar del antiguo régimen que subsisten en la nación independiente.
  45. 45. 48 200 100 Independencia Revolución Pocos días antes de la coronación, el 15 de julio, el doctor Mier ocupaba su lugar en el Congreso como diputado por Nuevo León. Desde su salida de Veracruz y por sus indiscretas manifestaciones sobre la proclamación de Iturbide, se le comenzó a formar secretamente una causa que se envió al Emperador. Un gran bien recibió la patria en este día por el doctor Mier, sin saberlo éste. Escribiría Bustamante de ese 15 de julio. Una leyenda viva estaba presente. Después de haber sido recibido en el Congreso, el doctor Mier declaraba en su primera intervención: Doy gracias al cielo por haberme restituido al seno de la patria al cabo de 27 años de una persecución la más atroz y de trabajos inmensos. En el mismo discursoagradecíasuelecciónalNuevoReinodeLeónyalCongreso por haber obtenido su libertad, declaraba: Lo que ciertamente poseo es un patriotismo acendrado, mis escritos dan testimonio y mi diestra estropeada es una prueba […] Temo haber llegado tarde y que los remedios sean tan difíciles como los males son graves. No obstante el emperador que cooperaría con todo su esfuerzo a cuantos medios se le propusieran para el bien de nuestra patria. Yo estaba alarmado sobre la existencia de la representación nacional, pero me aseguró, que cuanto se decía contra ella era una calumnia y que estaba resuelto a sostener el Congreso. El padre Mier más adelante le externaba al Emperador que él era republicano y que como ya todo estaba hecho esperaba que se conservase el gobierno representativo y que imperase la equidad y que de no ser así serían enemigos irreconciliables. Podría ser ingenuidad de Miera pesar desu legendario prestigio y su condición que impresionara a Iturbide, el que tal vez lo escuchó largamente paratranquilizarlo. Me oía con mucho gustoy me hubiese concedido
  46. 46. General Melchor Múzquiz de Arrieta 49 cuanto le hubiese pedido, informaba Mier a Monterrey el 21 de agosto. EraMiereldiputadomáspopular,elpueblo,delcualestabanrepletas las galerías, aplaudió su discurso de la misma forma que lo había vitoreado a su entrada al Congreso. Lorenzo de Zavala da fe de su actitud: Desde el momento de su llegada a México se declaró públicamente enemigo de Iturbide […] No faltaron quienes dijeron [que el general español de San Juan de Ulúa] lo había dejado en libertad con el objeto de lanzar este elemento más de revolución entre los mexicanos. Hablaba del Emperador con tanto desacato, ponía tan en ridículo al gobierno que el tolerarle hubiera sido un principio de destrucción más entre tantos como existían. Declamaba en el Congreso, en las plazas, en las tertulias y predicaba sin embozo provocando la revolución contra la forma adoptada. En la sesión del 2 de julio se nombra una comisión para homenajear a los caudillos de la Independencia, la cual encabezó Melchor Múzquiz, que informa que en pocos días se presentará el dictamen sobre los caudillos a quienes el merecimiento hacía acreedores. TambiénagregabaMúzquiz que Lareivindicación delainsurgencia es más que una implícita o tangencial actitud del Congreso frente al trono ocupado por un hombre que la combatió y que no disimula ni excusa su desdén por ella. El 7 de julio Múzquiz presenta el dictamen sobre el cual dice que se honrará la memoria de Hidalgo, Allende, Aldama, Morelos y Leonardo Bravo en una especie de mausoleo que se custodiará en el museo, la idea era exhumar sus restos y depositarlos en una caja y que se trasladaran el 17 de septiembre próximo con los correspondientes honores. Al finalizar
  47. 47. 50 200 100 Independencia Revolución su exposición el diputado coahuilense informa que sus nombres se inscribirían con letras de oro en el salón del Congreso, a los cuales se agregarían los nombres de Mariano Abasolo y Mariano Jiménez. El enfrentamiento del Congreso contra el gobierno imperial se agudizaba, el 26 de agosto Iturbide tuvo conocimiento de que en casa del embajador de Colombia se reunía un grupo de personas para formar un plan de revolución cuyo objeto era el de proclamar laRepública.EntreellosestabanlosdiputadosMier,LuisIturribarría, Anastacio Cerecero, el general Juan Pablo Anaya y otras personas. Ya con aquello el Emperador envió la orden de aprehender a varios diputados de los cuales también se sospechaba eran conspiradores contra el Imperio. El Congreso respondía a este acto que vulneraba ilegalmente la responsabilidad nacional y la inviolabilidad de los parlamentarios.Eneldebatedeloejecutadolosdiputadositurbidistas apoyan al Imperio. En la sesión del 27 de agosto Melchor Múzquiz, que en esos momentos representaba a los republicanos y a quien respetaba Iturbide por su brillante pasado insurgente, no opinaba para responsabilizar directamente a los ministros del Imperio, sino hasta que se tengan los antecedentes del caso, pero llamaba la atención sobre la facilidad que podría tener un mal gobierno para disolver la representación nacional, pudiendo arrestar a todos los más, o la mitad de los diputados, sólo con decir que son sospechosos, cuyo caso no se halla en la Constitución. El Imperio respondía al Congreso que no liberaría a los diputados presos por el peligro que representaban a la desintegración del gobierno establecido. El 10 de septiembre se llega al desenlace de aquel conflicto cuando la comisión encargada del caso presenta su
  48. 48. General Melchor Múzquiz de Arrieta 51 dictamen en el cual se resume que el Congreso está en el caso de guardarsilencio porahoraenestenegocio, esperandoque eltiempo aclare los sucesos. Los diputados Múzquiz y otros, declaran en voz del primero: Que recibieron con indignación una convocatoria sobre bases exóticas y extravagantes que reunía la contradicción de convocar un Congreso Constituyente al mismo tiempo que se le dictaban las bases constitucionales y esto infringiendo la ley vigente en la materia, y atacando en su esencia los derechos imprescriptibles de la nación. El 15 de octubre se reunían una buena cantidad de diputados con el Emperador, al siguiente día concurrían a palacio cerca de ochenta y se reunían entonces con el Consejo de Estado, los ministros y varios generales. Figuraron como diputados principales Carlos María de Bustamante, Negrete,AndradeyLópezRayón.Setratódeestablecer mejoresrelacionesentreCongresoyGobiernoenmediodeundebate franco ysenombróunacomisión que dictaminarasobre la situación. El dictamen fue redactado por Zavala, el cual propuso reducir el número de diputados lo que significaba dar el primer paso para la disolución de la representación nacional. A medida que finalizaba octubre las fricciones entre las dos partes se tornaron más ríspidas y se retrocedía en el diálogo, el gobierno mediante publicaciones atacaba al Congreso y su prestigio se debilitaba. Al fin el 31 deoctubre segira la orden al generalCortázar para que se presentara en el Congreso con el presidente del mismo con un pliego que decía: Si el Congreso no está disuelto en diez minutos después de haber Vuestra Señoría entregado el adjunto oficio a su presidente, hará Vuestra Señoría saber a éste que usará de la fuerza para dar cumplimiento a
  49. 49. 52 200 100 Independencia Revolución lo prevenido. Si a pesar de esta intimación, dentro de otros diez minutos continúa reunido, procederá en efecto a disolverlo militarmente. Sólo permanecerán los secretarios y Vuestra Señoría con su tropa, aquéllos para encargarse del edificio y de la conservación del orden. Entretanto pasaba esto en Nuevo Santander (Tamaulipas) a mediados de octubre estalló una revuelta encabezada por Felipe de la Garza jefe políticode la misma, quiencontabaconelapoyodelaDiputación Provincial, del ayuntamiento de Soto La Marina y de los electores provinciales. En su representación una comisión se entrevistó con Iturbide exigiéndole la libertad de los diputados presos, que instalara al Congreso en donde pudieran deliberar con libertad, que depusiera a su Ministerio, que suprimiera a los Tribunales y otras exigencias. Para entonces Iturbide ya había enviado a sus tropas para que suprimieran la revuelta. De la Garza, cuando no encontró apoyo en las demás provincias tuvo que rendirse rápidamente. Hacia el 19 de octubre todo parecía encontrarsetranquiloyencalma, perolo actuado en Nuevo Santander fue un presagio del futuro. Un nuevo levantamiento se venía en contra de Iturbide, pero ahora procedía de su misma gente, dos oficiales imperiales en Veracruz, José Antonio de Echávarri y Antonio López de Santa Anna, empezaron a sospechar uno del otro. Cuando Iturbide sospechó del segundo le pidió se trasladara a la capital para una entrevista y lejos de obedecerlo se trasladaba de Jalapa a Veracruz y el 2 de diciembre de 1822 publicó una proclama en que denunciaba como ilegal y arbitraria la disolución del Congreso y además se rebelaba a favor de una República, cuyo gobierno fuera conferido al pueblo y no en una sola persona. Su movimiento fue de inmediato respaldado por Guadalupe Victoria,elquese habíaocultado enlasierradeVeracruz con varios republicanos que también habían huido de la ciudad de México, temerosos de las represalias imperiales.
  50. 50. General Melchor Múzquiz de Arrieta 53 Para formalizar su rebelión Santa Anna expidió el llamado Plan de Veracruz del 6 de diciembre, en el cual se formalizaba el programa del pronunciamiento. Se llegó a pensar que aquella revuelta tendría una corta duración, pero con el tiempo ganaría más apoyo cuando Vicente Guerrero y Nicolás Bravo huían de la ciudad de México rumbo al sur y desde Chilapa secundaban el Plan de Santa Anna el 13 de enero de 1823. Iturbide enviaba fuertes tropas a Veracruz y la costa para reprimir ambas rebeliones, lo que casi logra para fines de enero. Pero iniciando febrero la situación cambió por completo cuando Echávarri proclamó el Plan de Casa Mata del cual se afirmó con autoridad que sus bases habían venido siendo elaboradas en las logias masónicas del país por hombres como Ramos Arizpe y Michelena, de quienes Echávarri era sólo un ejecutor. Aunque no existen documentos probatorios de esta afirmación, la futura actuación de los dos inspiradores tiende a confirmar su participación como los autores intelectuales de dicho Plan que vino a derrocar el efímero Imperio iturbidista. En menos de 45 días todo el país estaba de hecho con las armas en la mano apoyando el Plan de Casa Mata, durante el mismo mes de febrero estaban por parte de la revuelta Querétaro y Zacatecas. En marzo el movimiento cundió con más fuerza, la población de Aguascalientes, el estado de Guanajuato, en San Luis Potosí la diputación, el ayuntamiento y la guarnición militar lo hacían el 4 de marzo; Michoacán, tierra de Iturbide, se sumaba a la rebelión. La Diputación de Yucatán unánimemente adoptaba el Plan. Durango el 5 de marzo. En las Provincias Internas de Oriente Ramos Arizpe encabezó el movimiento, que se sumó al Plan de Casa Mata el 6 de marzo. Nuevo Santander hizo lo mismo el 9 de abril. Ya para estas
  51. 51. 54 200 100 Independencia Revolución últimasfechas Iturbidehabía aceptado lareinstalación del Congreso, lo que sucedió el 4 de marzo. El Congreso, al que se le ha llamado Restaurado, poco a poco va tomando cuerpo, los diputados se iban incorporando lentamente. El 10 de marzo asisten ochenta y no se puede declarar el quórum ni la reinstalación. El problema consistía en conocer los planes del Ejército Libertador y la opinión nacional, se debe convencer a ésta que el Congreso está en libertad y de que se obrará conforme a su voluntad. No se pueden dejar fuera a las provincias, que se habían decidido por Casa Mata, presumir lo contrario degradaría al Congreso, donde la gran mayoría eran civiles en medio de militares con tropa en los dos bandos, el Imperio y los rebeldes. Melchor Múzquiz prevé que las provincias demandan un nuevo Congreso y que los diputados se ocupen –propone– de lanzar la convocatoria y dejar que la revolución siga su marcha. El Congreso seguía reclamando la seguridad para obrar con libertad y sus derechos para dictar la Constitución son vigentes, con esto están conformes los jefes de Casa Mata que habían tomado el término medio de que se hicieran nuevas elecciones. El nuevo ministro de Relaciones Cecilio del Valle se presentó en el recinto del Congreso, donde manifestó: Para restablecer la unidad es preciso que haya una autoridad central, y este centro de unión debe ser el Congreso. Y quien debe exponerlo así en un manifiesto a las provincias. Representaba Del Valle la expresión oficial del gobierno ante el Congreso y ésta era grave y comprometía a Iturbide cuando se reconocía al órgano legislativo como único centro de unión de las provincias. Pero el hecho de que el ministro de Relaciones hable de las provincias y no de la nación es un cabal reconocimiento a la entidad en ellas.
  52. 52. General Melchor Múzquiz de Arrieta 55 El rompimiento del Congreso con Iturbide ahora sí era un hecho, el cuerpo no se había podido reunir nuevamente por el temor al cuerpo militar que sostenía un Imperio, ahora debilitado y falto de legalidad por la presencia en las provincias del estado de guerra a favor de los jefes militares de Casa Mata, donde el hombre del momento era Guadalupe Victoria. Con motivo de que la Diputación Provincial de Puebla no considera al Congreso en libertad, no obedecerá sus disposiciones según comunica al mismo el 13 de marzo. Exigen los poblanos un gobierno representativo pero no son unánimes sobre cuál debe ser la representación. Ésta y otras inconformidades por el mismo rumbo dan a entender la verdadera falta de gobernalidad, el desenlace del Imperio está a la vista. Iturbide propone el 14 de marzo al Congreso: 1º Que los jefes militares del ejército que se han separado de México, se retiren con la fuerza que tengan a cuarenta o cincuenta leguas de esta capital. 2º Que el Emperador se retire con su fuerza a igual distancia. 3º Que se nombre una Regencia compuesta de tres o cinco individuos propuestos por el Congreso a quien S.M. delegará el Poder Ejecutivo para que lo ejerza hasta que se forme la Constitución Política de la Nación. La propuesta de Iturbide la hizo suya una consulta del Consejo de Estado fechada el mismo día en Tacubaya y publicada en La Gaceta el 18 de marzo. Esto era en resumen la abdicación que se presenta ante el Congreso el 19 de marzo a altas horas de la noche y se reserva para el día siguiente por no haber competente número de diputados. El día 20 se presenta formalmente al Congreso la abdicación, el documento reitera el del día anterior, aunque redactado en tercera persona y un poco más extenso. El Congreso, ahora sí con quórum, turna la
  53. 53. 56 200 100 Independencia Revolución abdicación a una comisión integrada por Mangino, Becerra, Zavala, Mariano Herrera, Gómez Farías, Osores, Espinoza, Horbegoso, Múzquiz y Castro. Pasarán los días hasta el 7 de abril, cuando la comisión nombrada por el Congreso le presente su dictamen sobre la abdicación. Mas la cuestión de fondo está resuelta desde el 24 de marzo cuando se decreta que cesa el Poder Ejecutivo existente desde el 19 de mayo de 1822. El Primer Imperio se esfumaba diez meses después de su restauraciónyatravésdeunforcejeotanconfusocomosudesenlace. En el dictamen se incluye una iniciativa presentada por Melchor Múzquiz el 29 de marzo para que se declare la insubsistencia del PlandeIgualayelTratadodeCórdoba. Eldocumentodelacomisión es necesariamente parte de la historia. Estos dos acuerdos presididos por Iturbide limitaban al Congreso en sus poderes, el que se vio ahogado en su nacimiento, el pueblo no había enviado a sus representantes para ser marionetas del imperio, el que no dio lugar a expresar la voluntad nacional y a sacar algunas ventajas de la libertad, la nación no había entrado en el goce pleno de sus facultades [externaba Múzquiz en su exposición]. Los artículos propuestos por la comisión serán aprobadas en su esencia, alterando un poco su redacción. El último de ellos sobre la insubsistenciadelPlandeIgualayelTratadodeCórdoba,elCongreso lo aprobará en decreto especial el 8 de abril, en éste se dictamina: Jamás hubo derecho para sujetar a la Nación Mexicana a ninguna ley ni tratado, sino por sí misma o por sus representantes nombrados según el derecho público de las naciones libres. En consecuencia, no subsisten el Plan de Iguala, Tratados de Córdoba, ni el derecho de 24 de febrero de 1822 por lo respectivo a la forma de gobierno que
  54. 54. General Melchor Múzquiz de Arrieta 57 establecen, y llamamientos que hacen a la Corona, quedando la nación en absoluta libertad para constituirse como le acomode. Quedan vigentes por libre voluntad de la nación, las tres garantías de religión, independencia y unión, y lo demás que contienen los mismos planes, tratados y decreto, que no se opongan al artículo anterior. El 29 de marzo el Congreso se había declarado legalmente reinstalado con la asistencia de 92 diputados. La denominación del nuevo Poder Ejecutivo, que designará el Congreso, el número de quieneslointegranysusatribuciones, seencomiendaaunacomisión que encabezó Gómez Farías. El Congreso aprueba que se dirija un manifiesto a la nación sobre el significado de la reinstalación del mismo, encargando la redacción a una comisión encabezada por CarlosMaríadeBustamante.El30serecibeunoficiodelosgenerales de Casa Mata, felicitando al Congreso, con el que es reconocido por el llamado Ejército Libertador. Después de acaloradas, pero razonadas deliberaciones para nombrar el nuevo gobierno nacional, el 31 de marzo el Congreso elige como individuos del Supremo Poder Ejecutivo a los generales Nicolás Bravo, Guadalupe Victoria y Pedro Celestino Negrete, que deben prestar el juramento aprobado. El último declina el nombramiento pero se le ratifica y en la misma sesión presta el juramento. El 1 de abril se eligen como individuos suplentes del Poder Ejecutivo a Mariano Michelena y Miguel Domínguez. De los tres propietarios en el Ejecutivo dos son insurgentes, y los suplentes, ambos mexicanos, son antiguos partidarios de la Independencia, Negrete es un liberal conciliador. Aquel restablecimiento del Congreso no ponía fin al confuso problema del gobierno central de México. Parecía que todo se había subsanado al instalar el Poder Ejecutivo, pero en el Plan de Casa
  55. 55. 58 200 100 Independencia Revolución Mata se proponía la convocatoria a un nuevo Congreso, ya que la mayoría de las intendencias y diputaciones provinciales esperaban verlo constituido rápidamente, además y en vista de que 53 miembros del Primer Congreso habían perdido la confianza de las provincias por haber formado parte de la Junta Nacional que había participado activamente en la proclamación de Iturbide como Emperador, el pueblo esperaba nuevos representantes. Valentín Gómez Farías propuso que se convocase a un nuevo Congreso y se nombrara una comisión encargada de preparar y presentar la ley electoral en el término de ocho días a partir del 2 de abril de 1823, la moción fue apoyada y secundada por Melchor Múzquiz, los dos personajes representaron al republicanismo ante el Imperio. Prácticamente el resto del año de 1823 se fue en discusiones, proyectos y convocatorias, hasta que el nuevo Congreso Constituyente de México se instaló el 7 de noviembre de 1823, y en él, Ramos Arizpe, representante de la provincia de Coahuila, era uno de los diputados más influyentes. Desde el 1 de noviembre de ese año, Carlos María de Bustamante preveía que las sesiones preparatoriasdel Congresonoprometían nadabueno, porqueRamos Arizpe y Jesús Huerta, este último diputado por Guadalajara, habían sido nombrados para revisar y aprobar las credenciales de los diputados y los dos eran conocidos como federalistas intransigentes. También ambos diputados, junto con Manuel Argüelles, Rafael Mangino y Tomás Vargas, fueron nombrados el 10 de noviembre para formar parte de la comisión que debía redactar el proyecto de Constitución que sería sometido a la consideración del Congreso, comisióncuyopresidentefueelpropioRamosArizpe.CuandoPablo
  56. 56. General Melchor Múzquiz de Arrieta 59 de la Llave, el ministro de Justicia del Poder Ejecutivo, exhortó al Congreso a expresarse sobre el sistema de gobierno que debería establecerse. Ramos Arizpe, que como se ha dicho encabezaba la Comisión de la Constitución, prometió que el proyecto estaría listo para el día 17. Para el 20 de noviembre lo que se llamó Acta de la Constitución se presentó ante el Congreso, la autoría del documento se atribuyó al diputado coahuilense Miguel Ramos Arizpe, unos autores con mala fehan aseguradoque RamosArizpetomó demodelolaConstitución de los Estados Unidos, otros que copió un proyecto que había elaborado el diputado texano Stephen F. Austin, en su paso por Saltillo en mayo de 1823. Nada más ajeno a la verdad ya que el legislador coahuilense estaba bien familiarizado con la Constitución de Cádiz, en cuya elaboración participó activamente en las dos ocasiones que se expidió en 1812 y 1820. Aquella Constitución o Acta contemplaba que el país sería República Federal y Representativa. Además se dividían las Provincias Internas en tres grandes estados políticos o sectores geográficos, ése había sido desde hacía mucho uno de los másacariciados sueñosde Ramos Arizpe, aquellolo trató de hacer realidad en la Constitución. En el Acta quepresentó ante el CongresoestablecíalosestadosdelaFederaciónsiguiendoelmodelo de los Estados Unidos. En este apartado se contemplaba la erección del Estado de México en el mismo territorio que antes fue conocido como la Intendencia de Nueva España. ElCongresohabíanombradoaFranciscoMolinoscomojefepolítico del nuevo estado, pero no pudo ocupar su puesto por enfermedad, habiendo designado a Melchor Múzquiz en su lugar, esto se tomaba
  57. 57. 60 200 100 Independencia Revolución como una victoria federal pues Múzquiz era un acendrado diputado republicano y federalista. De jefe político a gobernador Aquel 8 de diciembre de 1823 el Supremo Poder Ejecutivo a iniciativa del Soberano Congreso nombró jefe político superior del Estado de México al coronel Melchor Múzquiz. Al día siguiente otorgó el juramento de estilo ante la Diputación Provincial. A partir de ese momento toda la atención y energías las dedicó Múzquiz a conservar la tranquilidad pública, seria y constantemente amenazada por los partidarios de Iturbide, autores sin duda de los movimientos políticos y armados que hubo en el país durante los primeros días de 1824. El 2 de marzo de 1824 se instaló el Congreso Constituyente del EstadodeMéxicoquealmismotiempocomunicóalcoronelMelchor Múzquiz el acuerdo siguiente: El Congreso del Estado de México luego que se declaró instalado acordó que entre tanto organiza el gobierno provisional y nombra Gobernador, continúe V.S. [Vuestra Señoría] en el ejercicio de sus funciones que le pertenecían como Jefe Político, lo que participamos a V.S. de orden del mismo Congreso para su publicación y observancia. El mismo día, el Constituyente expidió una ley transitoria organizando interinamente los poderes públicos del estado, que de acuerdo con el acta constitutiva se dividieron en el Legislativo, Ejecutivo y Judicial, residiendo el primero en el mismo Congreso, el segundo en un gobernador, un teniente de gobernador y cuatro consejeros nombrados todos por la Legislatura y el tercero en el
  58. 58. General Melchor Múzquiz de Arrieta 61 tribunal de la Audiencia y demás personas que ejercían entonces la judicatura. Para el siguiente 4 de marzo prosiguió el Congreso en sus labores y nombró gobernador al brigadier Manuel Gómez Pedraza, teniente de gobernador aMelchor Múzquiz y loscuatro consejeros. Múzquiz renunció al puesto el mismo día que recibió el nombramiento, pero no le fue aceptada y se le ordenó que se presentara a otorgar el juramento, como en efecto lo hizo. Gómez Pedraza, por su parte, se excusó también de aceptar su cargo, porque las circunstancias exigían pulso, talento, tino y sobre todo cierta flexibilidad de que su genio duro no era susceptible. Esta renuncia presentada el 9 de marzo no fue aceptada y el 14 del mismo el Congreso le ordenó que compareciera ante él para otorgar el juramento, pero se excusó de nuevo manifestando que mientras el ministro de Guerra no le diera permiso para separarse de la comisión militar que desempeñaba en Puebla, no podía dejar esta población. Al tener conocimiento el Congreso de Puebla del nombramiento de Gómez Pedraza se apresuró a elegirlo también gobernador y para que éste accediera a este nombramiento se hicieron las gestiones ante el referido Ministerio de Guerra de la entidad. Con aquello quedaba el coronel Múzquiz como gobernador interino al cual se le instaló con una gran ceremonia en el salón de juntas del ayuntamiento de la ciudad de México, la Legislatura del Estado de México y otros funcionarios se trasladaron a la Catedral de México donde se celebró una misa de acción de gracias. Los poderes del estado quedaron instalados en diferentes edificios de la capital, el que fue edificio de la Inquisición, enfrente de la Plaza de Santo Domingo fue adoptado como sede del Congreso

×