Lección 5 
Para el 1° de Noviembre del 2014 Lección 5 
Nuestra 
idoneidad para 
el cielo 
“Y el mismo Dios de paz os 
sant...
Domingo 26 de octubre 
Página 34 
Año Bíblico: Lucas 21 - 22 
EL SIGUIENTE PASO 
1. ¿Qué simple ilustración usó el apóstol...
Lunes 27 de octubre 
Año Bíblico: Lucas 23 - 24 
EJEMPLOS DE SANTIFICACIÓN 
1. ¿Cuál fue el propósito de Dios con su puebl...
Martes 28 de octubre 
Página 36 
Año Bíblico: Juan 1 - 3 
UNA EXPERIENCIA PROGRESIVA 
1. ¿Qué poder se necesita en el proc...
Miércoles 29 de octubre 
Año Bíblico: Juan 4 - 5 
1. ¿Qué provisión es hecha para el progreso en la santificación? ¿Cómo p...
Jueves 30 de octubre 
Página 38 
Año Bíblico: Juan 6 - 8 
SEMEJANTES A JESÚS 
1. ¿Cuánto más está involucrado en esta obra...
Viernes 31 de octubre 
 Domingo: Mateo 24:14 
Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para 
testimoni...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Leccion 05 - Nuestra idoneidad para el cielo

146 visualizaciones

Publicado el

Leccion de Escuela Sabatica 2014-4, APICA

Publicado en: Meditación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
146
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Leccion 05 - Nuestra idoneidad para el cielo

  1. 1. Lección 5 Para el 1° de Noviembre del 2014 Lección 5 Nuestra idoneidad para el cielo “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Tesalonicenses 5:23) Para memorizar Sábado 25 de octubre Año Bíblico: Lucas 19 - 20 La santificación se obtiene únicamente en obediencia a la voluntad de Dios. Muchos que deliberadamente pisotean la ley de Jehová pretenden tener un corazón puro y una vida santificada. Pero los tales no tienen un conocimiento salvador de Dios o de su ley. Se alinean en las filas del gran rebelde. El está en guerra contra la ley de Dios, que es el fundamento del gobierno divino en el cielo y en la tierra. Estos hombres están realizando el mismo trabajo que su maestro ha hecho al tratar de invalidar la santa ley de Dios. A ningún transgresor de los mandamientos le será permitido entrar en el cielo; pues aquel que una vez fue un querubín cubridor puro y exaltado, fue arrojado fuera por rebelarse contra el gobierno de Dios. Para muchos, la santificación es meramente justificación propia. Y sin embargo estas personas declaran osadamente que Jesús es su Salvador y Santificador. ¡Qué engaño! ¿Acaso el Hijo de Dios va a santificar al transgresor de la ley del Padre, esa ley que Cristo vino a exaltar y honrar? El testifica: Yo he guardado los mandamientos de mi Padre6.6 - Fe y obras, Pág. 28. NUESTRA IDONEIDAD PARA EL CIELO Página 33
  2. 2. Domingo 26 de octubre Página 34 Año Bíblico: Lucas 21 - 22 EL SIGUIENTE PASO 1. ¿Qué simple ilustración usó el apóstol para mostrar cómo nuestra fe es imputada por justicia? Génesis 15:1-6; Romanos 4:17-25. Para poder hacer frente a los requerimientos de la ley, nuestra fe debe aferrarse de la justicia de Cristo, aceptándola como su justicia. Mediante la unión con Cristo, mediante la aceptación de su justicia por la fe, podemos ser hechos idóneos para realizar las obras de Dios, para ser colaboradores con Cristo.6 8 Mensajes selectos, tomo 1, Pág. 439. 2. Después que la justicia es imputada, ¿qué otro paso es también necesario? Hebreos 12:14. La justicia por la cual somos justificados es imputada; la justicia por la cual somos santificados es impartida. La primera es nuestro derecho al cielo; la segunda, nuestra idoneidad para el cielo.6 8 Mensajes para los jóvenes, Pág. 32. a) Nos es imputada, es decir acreditada, adjudicada gratuitamente, sin merecerla. b) Es nuestro derecho al cielo. Es el único mérito que podemos invocar. c) Nos justifica, es decir, nos convierte en justos a la vista de Dios. d) La recibimos exclusivamente por la fe, en forma gratuita e inmerecida. (Efesios 2:8,9; Romanos 3:24; Romanos 5:1). La fe implica el arrepentimiento, la confesión y la aceptación de Cristo como Salvador. Esto significa que nosotros vamos a Dios. Nos salvamos en base al plan de que pedimos, recibimos aquello que solicitamos. LA JUSTICIA DE CRISTO POR LA CUAL SOMOS SANTIFICADOS 1. Nos es impartida, es un proceso paulatino e interno de crecimiento cristiano. 2. Es nuestra idoneidad, o preparación para el cielo. 3. Nos santifica, osea nos convierte en santos, transformando nuestro carácter. 4. También la recibimos por medio de la fe. Para lograr esos resultados, también debemos depender por completo de Cristo. La base de la justicia impartida es igualmente la fe. Pero la fe es un principio activo que nos induce a renunciar al yo y a entregarnos enteramente al Señor para que él viva en nosotros.6 - Preparación para la crisis final, Pág. 39, 40. NUESTRA IDONEIDAD PARA EL CIELO
  3. 3. Lunes 27 de octubre Año Bíblico: Lucas 23 - 24 EJEMPLOS DE SANTIFICACIÓN 1. ¿Cuál fue el propósito de Dios con su pueblo Israel? ¿Cuál es su propósito con su pueblo en los últimos días? Isaías 58:8. Los últimos rayos de luz misericordiosa, el último mensaje de clemencia que ha de darse al mundo, es una revelación de su carácter de amor. Los hijos de Dios han de manifestar su gloria. En su vida y carácter han de revelar lo que la gracia de Dios ha hecho por ellos.6 8 Palabras de vida del gran Maestro, Pág. 342. 2. ¿Por qué es necesaria la santificación? ¿Qué se entiende por santificación? Romanos 6:6-8; 1 Tesalonicenses 4:3-7. Es obra de la conversión y de la santificación reconciliar a los hombres con Dios, poniéndolos de acuerdo con los principios de su ley. Al principio el hombre fue creado a la imagen de Dios. Estaba en perfecta armonía con la naturaleza y la ley de Dios; los principios de justicia estaban grabados en su corazón. Pero el pecado le separó de su Hacedor. Ya no reflejaba más la imagen divina. Su corazón estaba en guerra con los principios de la ley de Dios. La intención de la carne es enemistad contra Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede.6 Romanos 8:7. Mas de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito,6 para que el hombre fuese reconciliado con Dios. Por los méritos de Cristo puede restablecerse la armonía entre el hombre y su Creador. Su corazón debe ser renovado por la gracia divina; debe recibir nueva vida de lo alto. Este cambio es el nuevo nacimiento, sin el cual, según expuso Jesús, nadie 'puede ver el reino de Dios'.6 8 El conflicto de los siglos, Pág. 520-521. La vida es un don de Dios. Nuestros cuerpos nos han sido dados para emplearlos en el servicio de Dios y él desea que los cuidemos y apreciemos. Poseemos tanto facultades físicas como mentales. Nuestros impulsos y nuestras pasiones tienen su asiento en el cuerpo, y por lo tanto no debemos hacer nada que contamine esta posesión que se nos ha confiado. Nuestros cuerpos deben ser conservados en la mejor condición física posible, y bajo la más espiritual de las influencias, de modo que podamos usar nuestros talentos de la mejor manera posible.6 - La maravillosa gracia de Dios, Pág. 147. Página 35 NUESTRA IDONEIDAD PARA EL CIELO
  4. 4. Martes 28 de octubre Página 36 Año Bíblico: Juan 1 - 3 UNA EXPERIENCIA PROGRESIVA 1. ¿Qué poder se necesita en el proceso de santificación? ¿Cuál es la fuente de ese poder? Juan 14:26, 16:13. Nuestra santificación es la obra del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Ella es él cumplimiento del pacto que Dios hace con aquellos que se allegan a él, para estar con Él, con su Hijo y su Espíritu, en santa comunión. ¿Naciste de nuevo? ¿Te has convertido en una nueva criatura en Cristo Jesús? Entonces coopera con los tres grandes poderes del cielo que están trabajando en tu favor6. 8 Comentario bíblico adventista, tomo 7, Pág. 908. 2. ¿Qué demuestra que la verdadera santificación no es una experiencia instantánea? Hebreos 12:1, 2; 2 Pedro 3:18; 2 Corintios 7:1. Las Santas Escrituras enseñan claramente que la obra de santificación es progresiva. Cuando el pecador encuentra en la conversión la paz con Dios por la sangre expiatoria, la vida cristiana no ha hecho más que empezar. Ahora debe llegar al estado de hombre perfecto;6 crecer a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.6 El apóstol San Pablo dice: Una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo al blanco, al premio de la soberana vocación de Dios en Cristo Jesús.6 Filipenses 3:13, 14. Y San Pedro nos presenta los peldaños por los cuales se llega a la santificación de que habla la Biblia: Poniendo de vuestra parte todo empeño, añadid a vuestra fe el poder; y al poder, la ciencia; y a la ciencia, la templanza; y a la templanza, la paciencia; y a la paciencia, la piedad; y a la piedad, fraternidad; y a la fraternidad, amor... Porque si hacéis estas cosas, no tropezaréis nunca.6 2 Pedro 1:5-10.6 8 El conflicto de los siglos, Pág. 523-524. ¡Cuán tristes y temibles son los errores que muchos cometen! Edifican sobre la arena, pero se lisonjean de estar asentados sobre la roca eterna. Muchos que profesan piedad están despeñándose temerariamente e ignoran su peligro como si no hubiese juicio futuro. Les aguarda una terrible retribución, y sin embargo, los dominan los impulsos y las pasiones bajas; están llenando un sombrío registro de su vida para el juicio. Dirijo mi voz de amonestación a todos los que llevan el nombre de Cristo, para que se aparten de toda iniquidad.6 - Joyas de los testimonios, tomo 1, Pág. 403. NUESTRA IDONEIDAD PARA EL CIELO
  5. 5. Miércoles 29 de octubre Año Bíblico: Juan 4 - 5 1. ¿Qué provisión es hecha para el progreso en la santificación? ¿Cómo preserva esto a los pecadores convertidos de la exaltación y la justicia propia? 2 Pedro 1:5- 10. Los que experimenten la santificación de que habla la Biblia, manifestarán un espíritu de humildad. Como Moisés, contemplaron la terrible majestad de la santidad y se dan cuenta de su propia indignidad en contraste con la pureza y alta perfección del Dios infinito. El profeta Daniel fue ejemplo de verdadera santificación. Llenó su larga vida del noble servicio que rindió a su Maestro. Era un hombre muy amado6 (Daniel 10:11) en el cielo. Sin embargo, en lugar de prevalerse de su pureza y santidad, este profeta tan honrado de Dios se identificó con los mayores pecadores de Israel cuando intercedió cerca de Dios en favor de su puebloM6 8 El conflicto de los siglos, Pág. 524. 2. ¿Qué error acerca de la santificación es común hoy en día? ¿Cómo puede ser esto un peligro para los que profesan la verdad presente? Santiago 2:17-20. La santificación, tal cual la entiende ahora el mundo religioso en general, lleva en sí misma un germen de orgullo espiritual y de menosprecio de la ley de Dios que nos la presenta como del todo ajena a la religión de la Biblia. Sus defensores enseñan que la santificación es una obra instantánea, por la cual, mediante la fe solamente, alcanzan perfecta santidad. Tan sólo creedNdicenNy la bendición es vuestra.6 Según ellos, no se necesita mayor esfuerzo de parte del que recibe la bendición. Al mismo tiempo niegan la autoridad de la ley de Dios y afirman que están dispensados de la obligación de guardar los mandamientos. ¿Pero será acaso posible que los hombres sean santos y concuerden con la voluntad y el modo de ser de Dios, sin ponerse en armonía con los principios que expresan su naturaleza y voluntad, y enseñan lo que le agrada?6 8 Ídem, Pág. 525. Página 37 PASO A PASO NUESTRA IDONEIDAD PARA EL CIELO
  6. 6. Jueves 30 de octubre Página 38 Año Bíblico: Juan 6 - 8 SEMEJANTES A JESÚS 1. ¿Cuánto más está involucrado en esta obra de santificación y hasta que punto? 1 Tesalonicenses 5:23. La santificación expuesta en las Santas Escrituras abarca todo el ser: espíritu, cuerpo y alma. San Pablo rogaba por los tesalonicenses, que su ser entero, espíritu y alma y cuerpo6 fuese guardado y presentado irreprensible en el advenimiento de nuestro Señor Jesucristo.6 1 Tesalonicenses 5:23. Y vuelve a escribir a los creyentes: Os ruego pues, hermanos, por las compasiones de Dios, que le presentéis vuestros cuerpos, como sacrificio vivo, santo, acepto a Dios.6 Romanos 12:1. En tiempos del antiguo Israel, toda ofrenda que se traía a Dios era cuidadosamente examinada. Si se descubría un defecto cualquiera en el animal presentado, se lo rechazaba, pues Dios había mandado que las ofrendas fuesen sin mancha.6 Así también se pide a los cristianos que presenten sus cuerpos en sacrificio vivo, santo, acepto a Dios.6 Para ello, todas sus facultades deben conservarse en la mejor condición posible. Toda costumbre que tienda a debilitar la fuerza física o mental incapacita al hombre para el servicio de su Creador.6 8 El conflicto de los siglos, Pág. 527. 2. ¿Por qué debe la santificación continuar haciendo al creyente un verdadero vencedor? ¿Cómo considera el Señor a tales personas? Hebreos 2:11. Jesús nos enseña a llamar a su Padre, nuestro Padre. No se avergüenza de llamarnos hermanos. Tan dispuesto, y ansioso, está el corazón del Salvador a recibirnos como miembros de la familia de Dios, que desde las primeras palabras que debemos emplear para acercarnos a Dios él expresa la seguridad de nuestra relación divina: Padre nuestro. El mundo solo puede ser advertido al ver a aquellos que creen en la verdad siendo santificados por ella, actuando sobre principios elevados y santos, mostrando en un sentido elevado y noble la línea de demarcación entre los que guardan los mandamientos de Dios y los que hallen con sus píes6. Comentario bíblico adventista, tomo 7, Pág. 980. NUESTRA IDONEIDAD PARA EL CIELO
  7. 7. Viernes 31 de octubre  Domingo: Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin,  Lunes: Romanos 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?,  Martes: Mateo 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella,  Miércoles: Ester 4:14 Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?,  Jueves: Santiago 4:7 - 8 Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones,  Viernes: 2 Corintios 2:11 Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones,  Sábado: Juan 10:14 Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen, Página 39 DE V OCI Ó N MAT UTI NA Año Bíblico: Juan 9 - 10 PARA MEDITAR y REFLEXIONAR 1. ¿Bajo qué figura los profetas del Antiguo Testamento predijeron el derramamiento del Espíritu de Dios? 2. Describa la preparación hecha por los discípulos para el derramamiento de la lluvia temprana y los resultados que obtuvieron? 3. Describa la preparación que es requerida de nosotros para el derramamiento de la lluvia tardía. 4. Resuma la conducta de aquellos que se están preparando. 5. ¿A través de quién y cómo la tierra será iluminada con la gloria de Dios? NUESTRA IDONEIDAD PARA EL CIELO

×