COLEGIO DE BACHILLERES DEL ESTADO DE VERACRUZ
ORGANISMO PÚBLICO DESCENTRALIZADO
ASIGNATURA: FILOSOFÍA
PROFESOR LIC. ALEJAN...
INTRODUCCIÓN
El egoismo, ¿nace o se hace?
¿Qué es lo que hace ser a una persona egoísta? Por mucho que tratamos de
compren...
LA TRANSMUTACIÓN DE LOS VALORES
Nietzsche no propone vivir sin valores (llega a considerar incluso que esto es
imposible);...
LA CONCEPCIÓN DEL BIEN Y DEL MAL
Nietzsche da un origen doble a las concepciones de bien y mal: la de los señores
y la de ...
CONCLUSIÓN
Nietzsche loco se vuelca contra sí mismo. Se dice bueno, cuando había predicado
ir más allá del bien y del mal;...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El problema de la pérdida del fundamento

4.724 visualizaciones

Publicado el

Trabajo de Filosofía.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
4.724
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
9
Acciones
Compartido
0
Descargas
13
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

El problema de la pérdida del fundamento

  1. 1. COLEGIO DE BACHILLERES DEL ESTADO DE VERACRUZ ORGANISMO PÚBLICO DESCENTRALIZADO ASIGNATURA: FILOSOFÍA PROFESOR LIC. ALEJANDRO OSORIO VIVEROS TRABAJO DE TERCER PARCIAL TEMA: EL PROBLEMA DE LA PÉRDIDA DEL FUNDAMENTO INTEGRANTES: JIMÉNEZ MENDOZA ANDRÉS GIOVANNI LEAL HERNÁNDEZ ARLETTE GRUPO: 602 FECHA DE ENTREGA: MIÉRCOLES, 21 DE MAYO DEL 2014
  2. 2. INTRODUCCIÓN El egoismo, ¿nace o se hace? ¿Qué es lo que hace ser a una persona egoísta? Por mucho que tratamos de comprender la psicología humana, hay veces en que todavía no entendemos porqué no evolucionaremos un mínimo común en cuanto a todo lo necesario a las relaciones interpersonales, a fin de cuentas, somos seres sociales, ¿no? Se supone que es a cierta edad cuando dejamos de posicionar el "yo" en primer lugar y aprendemos a que hay un nosotros, un tú e incluso un ustedes; está claro que esto lo vamos asimilando cuando nos vamos dando cuenta de que para los demás soy un "tú", un "nosotros" e incluso un "ustedes", y cuando vamos siendo conscientes de esto, comenzamos a ser menos egoístas (en un primer momento, porque nos interesa) Pero... ¿quién es el responsable de hacernos evolucionar? ¿quién nos motiva a pensar en algo más que no sea en uno mismo?. Se supone que es nuestro entorno (familiar, profesional, social...), nuestras experiencias, nuestra conciencia, educación, etc... la que nos permite pasar de nivel además de nuestra propia personalidad. Ahora, si la sociedad en que vivimos, nos exige cada día el ser competitivos, si no interaccionamos sino que intercambiamos, no nos comunicamos sino que damos y recibimos información, si no reflexionamos porque el día a día no nos deja tiempo, sino que actuamos de forma reactiva... no aprendemos. Entonces, ¿condicionamos el aprendizaje de este valor a la genética? ¿a la personalidad de cada uno? Si no aprendemos a dejar de ser egoístas ... ¿cómo llegaremos a trabajar en equipo? porque eso sí, da igual la empresa en la que trabajemos, da igual el sector o el puesto que desempeñemos. Uno de los valores o competencias críticas que todas las empresas dice tener o valorar, seguro que es el trabajo en equipo.
  3. 3. LA TRANSMUTACIÓN DE LOS VALORES Nietzsche no propone vivir sin valores (llega a considerar incluso que esto es imposible); propone más bien invertir la tabla de valores: superar la moral occidental, moral de renuncia y resentimiento hacia la vida, mediante una nueva tabla en la que estén situados los valores que supongan un sí radical a la vida. Con una expresión excesivamente retórica Nietzsche llama “rebelión de los esclavos” a la situación que se crea con el triunfo del cristianismo: el cristianismo y el judaísmo sustituyen la moral aristocrática (que Nietzsche cree encontrar en el mundo griego antiguo) por la moral de los esclavos. Con el cristianismo prospera la moral de los débiles, de los que quieren huir del rigor de la vida inventándose un mundo objetivo, de reposo, de justicia. Nietzsche nos dice que los judíos invierten el código moral aristócrata: “Han sido los judíos los que, con una consecuencia lógica aterradora, se han atrevido a invertir la identificación aristocrática de los valores (bueno=noble=poderoso=bello=feliz=amado de Dios) y han mantenido con los dientes del odio más abismal (el odio de la impotencia) esa inversión, a saber, “los miserables son los buenos; los pobres, los impotentes, los bajos son los únicos buenos; los que sufren, los indigentes, los enfermos, los deformes, son también los únicos piadosos, los únicos benditos de Dios, únicamente para ellos existe la bienaventuranza.”
  4. 4. LA CONCEPCIÓN DEL BIEN Y DEL MAL Nietzsche da un origen doble a las concepciones de bien y mal: la de los señores y la de los esclavos. Expone que las ideas de bien se identifican con la posición de quienes las tienen, así los poderosos están bien para ellos, y los "resentidos morales" están bien para ellos. Y las ideas del mal se identifican con las posiciones contrarias: los esclavos están mal para los señores y vice versa. Es claro que la moral, el deber ser, qué es lo que está bien ser y qué es lo que está mal, es un concepto fuertemente dependiente de la sociedad en la que se encuentra. Pero por lo visto Nietzsche no tenía una visión histórica muy amplia, ya que no ha habido sólo dos grandes ideas de bien y mal; la moral también depende fuertemente de la cultura. Por ejemplo, para un vikingo era bueno morir en batalla, ya que iría al Valhala. Para un hippie, pues amor y pazzzzz. Podemos decir que cada quién trata de afirmarse a sí mismo: lo bueno para cada quién es lo que él hace. Nietzsche rompe con esto, para después caer atrapado él mismo en el abismo. Le da a los poderosos la razón implícitamente, ya que son "superiores por su situación y su elevación de alma". Se sabe que Nietzsche creía que era descendiente de nobles, aunque no lo fuese. Se creía usurpado de un derecho que no le pertenecía. Declara viles, "bajos, mezquinos, vulgares y plebeyos" a aquellos que él ve como corderos. No creo que fuesen corderos, ya que nunca he visto que un cordero le corte la cabeza a un ave de rapiña (como nombra a los poderosos). Parece ser que los en otro tiempo poderosos ahora son los resentidos por el poder que les fue arrebatado, por los que tenían dominados. Una nostalgia de derrotados. Pero ¿qué puede significar que el poder cambie de gentes? Creo que nos indica que ninguno es superior. Ninguno es el elegido. En la historia está la prueba de que no hay razas superiores.
  5. 5. CONCLUSIÓN Nietzsche loco se vuelca contra sí mismo. Se dice bueno, cuando había predicado ir más allá del bien y del mal; le da demasiada importancia al cristianismo y a los según él débiles y bajos, cuando en sus ideas previas uno creería que no vale la pena tomarlos siquiera en cuenta como enemigos. Nietzsche orate se vuelve contra la humanidad. Su resentimiento lo vuelve un misántropo. Su inadaptación social lo aleja de la sanidad. Desata su odio contra aquellos a los que no comprende (¿pero es que hay algo que comprender en ellos?), a los que no necesitan comprender para vivir. Desata su "mal". En cuanto al problema de Nietzsche de cómo determinar la jerarquía de los valores, podemos decir que los valores cambian constantemente y que son relativos. Por lo tanto, no puede haber una jerarquía objetiva. Cada quién puede hacer la suya, pero nunca le quedarán sus zapatos a todos. Gracias a Nietzsche por abrirnos los ojos. Lástima que él los haya cerrado de nuevo al no soportar tanto esplendor.

×