Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz     Organismo Público Descentralizado      Plantes 35 “Dr. Leonardo Pasquel”...
Sonatina                     (Rubén Darío)  La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa?    Los suspiros se escapan...
¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa   quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,       tener alas ligeras, bajo el...
(La princesa está triste. La princesa está pálida.)    ¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!¡Quién volara a la tierra ...
Nivel fónico-fonológicoN° de                                                                  Esque                       ...
O/rien/te/          la/ li/bé/lu/la/ va/ga/ de u/na/ va/ga                                                          13+1  ...
sa/lu/dar/ a/ los/ li/rios/ con/ los/ ver/sos/ d                                                                14        ...
/al;/       el/ pa/la/cio/ so/ber/bio/ que/ vi/gi/lan/ los/                                                          14   ...
el/ fe/liz/ ca/ba/lle/ro/ que/ te                                                         14    X                    a/do/...
16   OOOOOØOOOOOOØO17   OOOOOØOOOOOOØO18   OOOOOØOOOOOOØO19   OOOOOØOOOOOOØO20   OOOOOØOOOOOOØO21   OOOOOØOOOOOOØO22   OOO...
42                   OOOOOØOOOOOOOØO   43                    OOOOOØOOOOOOØO   44                    OOOOOØOOOOOOØO   45   ...
está mudo el teclado | de su clave sonoro,          y en un vaso, olvidada, | se desmaya una flor.Hay algunos encabalgamie...
Nivel Léxico-Semántico     En el poema Sonatina de Rubén Darío, localizamos diversos      conceptos desconocidos, que segu...
En el poema se observan también antónimos en diversos momentos,                                  como:“La princesa está tr...
para ver de sus ojos la dulzura de luz?       ¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes,       o en el que es sober...
Paráfrasis      La princesa está triste, ¿por qué estará así?          Ella suspira desde sus rojos labios,        los cuá...
¡Ay!, pobre princesa de boca bella,           quiere volar libre como una mariposa,                    y volar bajo el cie...
(la princesa está pálida, la princesa está triste)              deslumbrante y hermoso!    <Calla, calla princesa (dice un...
Biografía del AutorFélix Rubén García Sarmiento, conocido como Rubén Darío (Metapa,   hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de e...
Aunque según su fe de bautismo el primer apellido de Rubén era  García, la familia paterna era conocida desde generaciones...
CríticaEste poema, nos ha gustado a todos los del equipo; suponemos que la obra no se puede focalizartan solo en una princ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sonatina

19.605 visualizaciones

Publicado el

Análisis de los cuatro niveles de análisis poético del poema "Sonatina" por Rubén Darío.

3 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
19.605
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
4
Acciones
Compartido
0
Descargas
81
Comentarios
3
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Sonatina

  1. 1. Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz Organismo Público Descentralizado Plantes 35 “Dr. Leonardo Pasquel” Literatura IIAnálisis del Poema “Sonatina” por Rubén Darío Grupo 401 Integrantes del Equipo: Fabre Cruz Sergio Darío Hernández Acosta Alan Saih Herrera Martínez Luis Alberto Jiménez Mendoza Andrés Giovanni Pérez Silva Kevin Martín Soto Varona Eugenio
  2. 2. Sonatina (Rubén Darío) La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro, está mudo el teclado de su clave sonoro, y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor. El jardín puebla el triunfo de los pavos reales. Parlanchina, la dueña dice cosas banales, y vestido de rojo piruetea el bufón. La princesa no ríe, la princesa no siente; la princesa persigue por el cielo de Oriente la libélula vaga de una vaga ilusión.¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China, o en el que ha detenido su carroza argentina para ver de sus ojos la dulzura de luz? ¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes, o en el que es soberano de los claros diamantes, o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?
  3. 3. ¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa quiere ser golondrina, quiere ser mariposa, tener alas ligeras, bajo el cielo volar; ir al sol por la escala luminosa de un rayo, saludar a los lirios con los versos de mayo o perderse en el viento sobre el trueno del mar. Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata, ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata, ni los cisnes unánimes en el lago de azur. Y están tristes las flores por la flor de la corte, los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte, de Occidente las dalias y las rosas del Sur. ¡Pobrecita princesa de los ojos azules! Está presa en sus oros, está presa en sus tules, en la jaula de mármol del palacio real; el palacio soberbio que vigilan los guardas,que custodian cien negros con sus cien alabardas, un lebrel que no duerme y un dragón colosal. ¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
  4. 4. (La princesa está triste. La princesa está pálida.) ¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe,(La princesa está pálida. La princesa está triste.)más brillante que el alba, más hermoso que abril! -«Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-; en caballo, con alas, hacia acá se encamina, en el cinto la espada y en la mano el azor, el feliz caballero que te adora sin verte, y que llega de lejos, vencedor de la Muerte, a encenderte los labios con un beso de amor».
  5. 5. Nivel fónico-fonológicoN° de Esque N° deEstrof Verso ma de Sílabas a la Rima La/ prin/ce/sa es/tá/ tris/te.../ ¿Qué/ ten/drá/ la/ prin/ce/sa 14 A ?/ Los/ sus/pi/ros/ se 14 A es/ca/pan/ de/ su/ bo/ca/ de/ fre/sa,/ que ha/ per/di/do/ la/ ri/sa,/ que 14 B I ha/ per/di/do el/ co/lor./ La/ prin/ce/sa es/tá/ pá/li/da 14 C en/ su/ si/lla/ de o/ro,/ es/tá/ mu/do 14 C el/ te/cla/do/ de/ su/ cla/ve/ so/no/ro,/ y en/ un/ va/so, ol/vi/da/da,/ se/ des/ma/ya 13+1 B u/na/ flor./ El/ jar/dín/ pue/bla 14 D el/ triun/fo/ de/ los/ pa/vos/ re/a/les./ Par/lan/chi/na,/ la/ due/ña/ di/ce/ co/sas/ b 14 D a/na/les,/ II y/ ves/ti/do/ de/ ro/jo/ pi/rue/te/a el/ bu/fón./ 13+1 E La/ prin/ce/sa/ no/ rí/e,/ la/ prin/ce/sa/ no/ s 14 F ien/te;/ la/ prin/ce/sa/ per/si/gue/ por/ el/ cie/lo/ de 14 F
  6. 6. O/rien/te/ la/ li/bé/lu/la/ va/ga/ de u/na/ va/ga 13+1 E i/lu/sión./ ¿Pien/sa, a/ca/so, en/ el/ prín/ci/pe/ de/ Gol/con/da 15 G o/ de/ Chi/na,/ o en/ el/ que ha/ de/te/ni/do/ su/ ca/rro/za 14 G ar/gen/ti/na/ pa/ra/ ver/ de/ sus/ o/jos/ la/ dul/zu/ra/ de/ l 13+1 H uz?/III ¿O en/ el/ rey/ de/ las/ is/las/ de/ las/ ro/sas/ fr 14 I a/gan/tes,/ o en/ el/ que es/ so/be/ra/no/ de/ los/ cla/ros/ dia/man/te 14 I s,/ o en/ el/ due/ño 13+1 H or/gu/llo/so/ de/ las/ per/las/ de Or/muz?/ ¡Ay,!/ la/ po/bre/ prin/ce/sa/ de/ la/ bo/ca/ d 14 J e/ ro/sa/ quie/re/ ser/ go/lon/dri/na,/ quie/re/ ser/ ma 14 J /ri/po/sa,/IV te/ner/ a/las/ li/ge/ras,/ ba/jo 13+1 K el/ cie/lo/ vo/lar;/ ir/ al/ sol/ por/ la es/ca/la/ lu/mi/no/sa/ de 14 L un/ ra/yo,/
  7. 7. sa/lu/dar/ a/ los/ li/rios/ con/ los/ ver/sos/ d 14 L e/ ma/yo/ o/ per/der/se en/ el/ vien/to/ so/bre 13+1 K el/ true/no/ del/ mar./ Ya/ no/ quie/re 14 M el/ pa/la/cio,/ ni/ la/ rue/ca/ de/ pla/ta,/ ni el/ hal/cón/ en/can/ta/do,/ ni 14 M el/ bu/fón/ es/car/la/ta,/ ni/ los/ cis/nes/ u/ná/ni/mes/ en/ el/ la/go/ d 14+1 N e a/zur./ Y V es/tán/ tris/tes/ las/ flo/res/ por/ la/ flor/ de/ 14 O la/ cor/te,/ los/ jaz/mi/nes/ de 14 O O/rien/te,/ los/ ne/lum/bos/ del/ Nor/te,/ de Oc/ci/den/te/ las/ da/lias/ y/ las/ ro/sas/ del/ 13+1 N Sur./N° de Esque N° deEstrof Verso ma de Sílabas a la Rima ¡Po/bre/ci/ta/ prin/ce/sa/ de/ los/ o/jos/ a/zu 14 P /les!/ VI Es/tá/ pre/sa en/ sus/ o/ros,/ es/tá/ pre/sa 14 P en/ sus/ tu/les,/ en/ la/ jau/la/ de/ már/mol/ del/ pa/la/cio/ re 13+1 Q
  8. 8. /al;/ el/ pa/la/cio/ so/ber/bio/ que/ vi/gi/lan/ los/ 14 R guar/das,/ que/ cus/to/dian/ cien/ ne/gros/ con/ sus/ ci 14 R en/ a/la/bar/das,/ un/ le/brel/ que/ no/ duer/me/ y 13+1 Q un/ dra/gón/ co/lo/sal./ ¡Oh,/ quién/ fue/ra 15-1 S hip/si/pi/la/ que/ de/jó/ la/ cri/sá/li/da!/ (La/ prin/ce/sa es/tá/ tris/te./ La/ prin/ce/sa 15-1 S es/tá/pá/li/da)./ ¡Oh/ vi/sión/ a/do/ra/da/ de o/ro,/ ro/sa 13+1 T y/ mar/fil!/VII ¡Quién/ vo/la/ra a/ la/ tie/rra/ don/de 14 U un/ prín/ci/pe e/xis/te,/ (La/ prin/ce/sa es/tá/ pá/li/da./ La/ prin/ce/sa 15 U es/tá/ tris/te)./ más/ bri/llan/te/ que 13+1 T el/ al/ba,/ más/ her/mo/so/ que a/bril!/ -«Ca/lla,/ ca/lla,/ prin/ce/sa/ -di/ce 14 V el/ ha/da/ ma/dri/na;-/ en/ ca/ba/llo,/ con/ a/las,/ ha/cia a/cá/ seVIII 14 V en/ca/mi/na,/ en/ el/ cin/to/ la es/pa/da/ y en/ la/ ma/no 13+1 W el/ a/zor,/
  9. 9. el/ fe/liz/ ca/ba/lle/ro/ que/ te 14 X a/do/ra/ sin/ ver/te,/ y/ que/ lle/ga/ de/ le/jos,/ ven/ce/dor/ de/ la 14 X / Muer/te,/ a en/cen/der/te/ los/ la/bios/ con/ un/ be/so/ 13+1 W de a/mor.»/N° de Esquema del RitmoVerso 1 OOOOOØOOOOOOØO 2 OOOOOØOOOOOOØO 3 OOOOOØOOOOOOØO 4 OOOOOØOOOOOOØO 5 OOOOOØOOOOOOØO 6 OOOOOØOOOOOOØO 7 OOOOOØOOOOOOØO 8 OOOOOØOOOOOOØO 9 OOOOOØOOOOOOØO 10 OOOOOØOOOOOOØO 11 OOOOOØOOOOOOØO 12 OOOOOØOOOOOOØO 13 OOOOOØOOOOOOOØO 14 OOOOOØOOOOOOØO 15 OOOOOØOOOOOOØO
  10. 10. 16 OOOOOØOOOOOOØO17 OOOOOØOOOOOOØO18 OOOOOØOOOOOOØO19 OOOOOØOOOOOOØO20 OOOOOØOOOOOOØO21 OOOOOØOOOOOOØO22 OOOOOØOOOOOOØO23 OOOOOØOOOOOOØO24 OOOOOØOOOOOOØO25 OOOOOØOOOOOOØO26 OOOOOØOOOOOOØO27 OOOOOØOOOOOOOØO28 OOOOOØOOOOOOØO29 OOOOOØOOOOOOØO30 OOOOOØOOOOOOØO31 OOOOOØOOOOOOØO32 OOOOOØOOOOOOØO33 OOOOOØOOOOOOØO34 OOOOOØOOOOOOØO35 OOOOOØOOOOOOØO36 OOOOOØOOOOOOØO37 OOOOOØOOOOOOØO38 OOOOOØOOOOOOØO39 OOOOOØOOOOOOØO40 OOOOOØOOOOOOØO41 OOOOOØOOOOOOØO
  11. 11. 42 OOOOOØOOOOOOOØO 43 OOOOOØOOOOOOØO 44 OOOOOØOOOOOOØO 45 OOOOOØOOOOOOØO 46 OOOOOØOOOOOOØO 47 OOOOOØOOOOOOØO 48 OOOOOØOOOOOOØO Nivel morfosintácticoEl poema “Sonatina” de Rubén Darío, presenta 48 versos organizados en 8 estrofas. De los versos, 45 son alejandrinos (14 sílabas) y 3 son pentadecasílabos (15 sílabas).De las estrofas, las 8 estrofas están conformadas por 6 versos de arte mayor y rima consonante, por lo que son sextetos. El poema presenta cesura en cada verso, cada 7 sílabas; por lo que cada hemistiquio contiene 7 sílabas. Cesuras de la primera estrofa: La princesa está triste... | ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan | de su boca de fresa, que ha perdido la risa, | que ha perdido el color. La princesa está pálida | en su silla de oro,
  12. 12. está mudo el teclado | de su clave sonoro, y en un vaso, olvidada, | se desmaya una flor.Hay algunos encabalgamientos como el que se presenta en el verso 11 que no termina hasta el 12: “la princesa persigue por el cielo de Oriente la libélula vaga de una vaga ilusión.” Observamos también que el verso 14 no termina hasta el 15: “o en el que ha detenido su carroza argentina para ver de sus ojos la dulzura de luz? “
  13. 13. Nivel Léxico-Semántico En el poema Sonatina de Rubén Darío, localizamos diversos conceptos desconocidos, que seguramente eran propios de Nicaragua, su país natal. “Parlanchina, la dueña dice cosas banales”.- Banal: Intrascendente, vulgar o de poca importancia.“ni los cisnes unánimes, en el lago de azur”.- Azur: En heráldica, es la denominación del color azul. “los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte”.- Nelumbo: Flor, también conocida como rosa del Nilo.“que custodian cien negros con sus cien alabardas”.- Alabarda: Arma formada por un asta de madera cuya punta está cruzada por unacuchilla transversal, aguda por un lado y en figura de media luna por el otro.“un lebrel que no duerme y un dragón colosal”.- Lebrel: Es un conjunto de razas de perros, muy bien dotados para las carreras.“¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!”.- Hípsipila: Era la reina deLemnos. Y hace referencia a el pueblo que ella abandonó (la Crisálida) y que esta triste por la vida llevada.
  14. 14. En el poema se observan también antónimos en diversos momentos, como:“La princesa está triste.” en el verso 41 y “el feliz caballero” en el verso 46. Localizamos también un campo semántico relacionado con realeza que engloba éstos términos:*Silla de Oro, *Bufón, *Princesa, *Príncipe, *Carroza, *Palacio, *Rueca de plata, *Halcón encantado, *Guardias, *Caballero Y otro campo semántico que engloba rosas: *Flor, *Rosas fragantes, *Lirios, *Flor de la corte, *Jazmines, *Nelumbos, *Dalias, *Rosas Y un último campo semántico sobre piedras y metales preciosos: *Oro, *Diamantes, *Perlas, *Plata, *Marfil Nivel Retórico Observamos anáforas en el poema: ¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China, o en el que ha detenido su carroza argentina
  15. 15. para ver de sus ojos la dulzura de luz? ¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes, o en el que es soberano de los claros diamantes, o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz? También epíteto en los versos 19 y 46: “la pobre princesa” y “el feliz caballero”. También la prosopopeya en los versos 6, 28 y 34, con:“se desmaya una flor”, “Y están tristes las flores…” y “el palacio soberbio…” Tenemos metáforas en diversas partes del poema, cómo:“los suspiros se escapan de su boca de fresa…” en el verso 2. “el trueno del mar…” en el verso 24. “la jaula de mármol del palacio real…” en el verso 33. “a encenderte los labios con un beso de amor.” en el vero 48. Hay paralelismo en los versos 10 y 20, y son: “la princesa no ríe, la princesa no siente…” en el verso 10.“quiere ser golondrina, quiere ser mariposa…” en el verso 20.
  16. 16. Paráfrasis La princesa está triste, ¿por qué estará así? Ella suspira desde sus rojos labios, los cuáles ya no sonríen y pierden color. Ella está pálida en su silla real, su piano no toca, y en un vaso, olvidada, una flor se marchita. En el jardín una fiesta, Parlanchina, la dueña, dice cosas sin sentido, y el bufón hace bromas vestido de rojo. La princesa está antipática; y ella observa en el cielo, una libélula que para ella es su ilusión.¿Acaso piensa en el príncipe de Golconda, o el de China, o el que se atrevió a detener su carroza sólo para ver sus ojos?¿O en el rey de las islas en que muchas rosas florecen, o en el que es realmente rico por sus diamantes, en el rey de Ormuz que posee perlas?
  17. 17. ¡Ay!, pobre princesa de boca bella, quiere volar libre como una mariposa, y volar bajo el cielo; volar hacia el sol, siguiendo su luz, saludar las flores con poemas de la época de mayo, o dejarse llevar por el viento. No quiere vivir en el palacio, ni sus mascotas amaestradas, ni sus comediantes, ni los hermosos cisnes que posee. Y su alrededor se entristece, los jazmines del Este, los nelumbos del Norte, del Oeste las dalias y las rosas del Sur. ¡Pobrecita de ella, de ojos azules! Presa por sus riquezas, en una habitación blanca en su palacio; un palacio hermoso muy vigilado, custodiado por esclavos con muchas armas, un perro sonámbulo y un enorme dragón.¡Oh, quién fuera la diosa Hípsipila que abandonó su ciudad! (La princesa está triste, la princesa está pálida) ¡Oh ilusiones! ¡Quién buscará un príncipe,
  18. 18. (la princesa está pálida, la princesa está triste) deslumbrante y hermoso! <Calla, calla princesa (dice una voz interior) en un pegaso se encamina hacia acá,con su ciento en la espalda y en su mano la espada, un caballero que te ama sin conocerte,y que de lejos él llega, superando fuertes obstáculos, a hacerte feliz dándote un beso>.
  19. 19. Biografía del AutorFélix Rubén García Sarmiento, conocido como Rubén Darío (Metapa, hoy Ciudad Darío, Matagalpa, 18 de enero de 1867 -León, 6 de febrero de 1916), fue un poeta nicaragüense, máximo representantedel modernismo literario en lengua española. Es posiblemente el poeta que ha tenido una mayor y más duradera influencia en la poesía del siglo XX en el ámbito hispánico. Es llamado príncipe de las letras castellanas. Fue el primer hijo del matrimonio formado por Manuel García y Rosa Sarmiento, quienes se habían casado en León (Nicaragua) el 26 de abril de 1866, tras conseguir las dispensas eclesiásticas necesarias, pues se trataba de primos segundos. Sinembargo, la conducta de Manuel, aficionado en exceso al alcohol y alas prostitutas, hizo que Rosa, ya embarazada, tomara la decisión deabandonar el hogar conyugal y refugiarse en la ciudad de Metapa, en la que dio a luz a su hijo, Félix Rubén. El matrimonio terminaría por reconciliarse, e incluso Rosa llegó a dar a luz a otra hija de Manuel, Cándida Rosa, quien murió a los pocos días. La relación se volvió a deteriorar y Rosa abandonó a su marido para ir a vivir con su hijo encasa de una tía suya, Bernarda Sarmiento, que vivía con su esposo, el coronel Félix Ramírez Madregil, en la misma ciudad de León. RosaSarmiento conoció poco después a otro hombre, y estableció con él suresidencia en San Marcos de Colón, en el departamento de Choluteca, en Honduras.
  20. 20. Aunque según su fe de bautismo el primer apellido de Rubén era García, la familia paterna era conocida desde generaciones por el apellido Darío. Tras abandonar su puesto al frente de la legación diplomáticanicaragüense, Darío se trasladó de nuevo a París, donde se dedicó apreparar nuevos libros, como Canto a la Argentina, encargado por La Nación. Por entonces, su alcoholismo le causaba frecuentes problemas de salud, y crisis psicológicas, caracterizadas pormomentos de exaltación mística y por una fijación obsesiva con la idea de la muerte. En 1910, viajó a México como miembro de una delegaciónnicaragüense para conmemorar el centenario de la independencia delpaís azteca. Sin embargo, el gobierno nicaragüense cambió mientrasse encontraba de viaje, y el dictador mexicano Porfirio Díaz se negó arecibir al escritor. Sin embargo, Darío fue recibido triunfalmente por elpueblo mexicano, que se manifestó a favor del poeta y en contra de su gobierno.
  21. 21. CríticaEste poema, nos ha gustado a todos los del equipo; suponemos que la obra no se puede focalizartan solo en una princesa, para nosotros el poema habla de querer ser libre, de buscar la felicidad; demuestra que el valor de ser un rey, una princesa, un ser millonario; no te traerá la felicidad, la felicidad sólo vendrá con el verdadero amor; con la persona con la que estás destinada a estar. Rubén Darío, sin duda, uno de los poetas que más nos gusta a algunos en lo particular; por su forma de expresión y porque sabe qué decir y cómo decirlo; no sabemos explicarnos bien, pero seguramente él podría hacerlo. -Los integrantes.

×