VIAJE A PARÍS
El pasado día 7 de Diciembre decidí ir de viaje a París con mi
madrina, ella vive en Pozoblanco y nos pusimo...
Ya eran las diez y el horario de salida del avión era a las diez y
cinco entonces embarcamos en el avión, estábamos
entusi...
Eran las doce y cuarto, ya habíamos llegado, a la salida del
aeropuerto podíamos alquilar un coche, pero uno barato porque...
Ya eran las 2:30, que hambre ¿no?, debíamos comer, fuimos a un
Mc Donald del centro, donde podríamos tardar poco en comer,...
Fue una experiencia inolvidable y lo que más me gusto eran los
peces que nadaban a toda velocidad al lado del barco eran m...
Plato de mi madrina Mi plato
Cogimos el coche del aparcamiento del restaurante y nos
marchamos al hotel a descansar que el...
París es tan grande que nos costó la misma vida llegar a unos
aparcamientos lo más cerca del museo, que a parte de caros e...
Una vez acabada la ruta por el museo era hora de comer, pero
hoy no en un McDonald, hoy comeríamos en un restaurante
cerca...
Cuando acabamos de ver el monumento ya era tarde y
deberíamos hacer algo antes de cenar, y dio la casualidad que la
la cat...
Nos situamos en la mesa que teníamos reservada para cuatro
personas, mientras nosotros hablábamos de fútbol (como
siempre)...
Al despertar al día siguiente ya, conscientes que el sueño parisino
se acababa en dos día, pero no era momento de eso, sol...
A la hora de comer, mi madrina quería ir a comer a un
restaurante muy conocido a las afueras de la ciudad pero yo le
dije ...
Ya preparados para ver a los jugadores a la entrada del estadio
lo conseguí, vi a Zlatan ,le fotografié y a la vez cumplí ...
Ya acabadas estas vacaciones teníamos el vuelo de vuelta a las
doce y no nos dio tiempo a hacer nada así que desayunamos c...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Viaje a parís en limpio (2)

167 visualizaciones

Publicado el

Viaje a Paris

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
167
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
64
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Viaje a parís en limpio (2)

  1. 1. VIAJE A PARÍS El pasado día 7 de Diciembre decidí ir de viaje a París con mi madrina, ella vive en Pozoblanco y nos pusimos de acuerdo para ir de viaje ya que a los dos nos gustaba mucho la idea. Estuvimos mirando el horario de autobuses del día 14, que era el día que teníamos planeado irnos, pero no había, a causa de ello decidimos marcharnos el día 16 que ya había autobús de Pozoblanco a Vva de Córdoba y además encontramos un vuelo muy barato para ese día, y a parte del vuelo, dentro del precio, se incluía también el hotel, que entre todo nos costó 431,98€ por persona. Con todo preparado ya, me levante y mis padres me llevaron a Pozoblanco en coche y desde allí cogimos el autobús desde las 6:15 hasta las 7:00, dirección a la estación del ave de Villanueva de Córdoba por el precio de 2´40€. Ya en la estación de ave a las siete estuvimos esperando un cuarto de hora sentados en unos bancos de la estación. A las 7:15 cogimos el tren hacia Madrid (Atocha) y llegamos a las 8:55 el precio de billete fue de 59’65 . Fue mi primer viaje en ave y me encantó pero me asuste un poco cuando un hombre encapuchado y todo vestido de negro, muy sospechoso se sentó delante de nosotros entonces le pregunte a mi madrina y ella me tranquilizó. Ya en Madrid, sin mucho tiempo para pararnos en Madrid, teníamos mucha hambre y ya que teníamos tiempo nos paramos a desayunar en un lugar muy famoso y donde nos trataron y atendieron muy bien, y a demás estábamos justo al lado del aeropuerto de Barajas. Nos tomamos dos cafés con una nube de chocolate con nata que pagó mi madrina y le costó 13,49 que fue bastante caro pero mereció la pena.
  2. 2. Ya eran las diez y el horario de salida del avión era a las diez y cinco entonces embarcamos en el avión, estábamos entusiasmados por viajar a otro país, ¡¡¡Y además a Francia!!! . Ya en el avión una amable azafata se acercó para ofrecernos unos cacahuetes y un vaso de Coca Cola, pero a mí no me apetecía porque el café de antes me había llenado y además estaba demasiado nervioso para pensar en tomarme el refresco porque la verdad, los aviones no me gustan mucho pero lo peor es el despegué y me llevé un gran susto… pero al fin conseguí dormirme un rato a mitad de camino. Y ya allí me despertó mi madrina, había mucha gente y estuve a punto de perderme entre la gente.
  3. 3. Eran las doce y cuarto, ya habíamos llegado, a la salida del aeropuerto podíamos alquilar un coche, pero uno barato porque si no sería demasiado dinero y solo lo utilizaríamos tres días. Nos decidimos por un Ford Ka por 74,19 euros de color gris y en muy buen estado y por buen precio. Lo cogimos, salimos del aeropuerto y nos fuimos al hotel donde estaríamos durmiendo las siguientes cuatro noches, el coche era muy cómodo pero la bola de las marchas estaban bastante desgastada, el coche no era nuevo, pero serviría. Ya en el hotel nos atendió caballerosamente una mujer rubia, ojos azules, alta… una recepcionista típica de los anuncios de hoteles caros donde no sale nadie feo… Cogimos nuestras maletas, nos ofreció subirlas el portamaletas pero no podíamos gastar tanto dinero, subimos por el ascensor al 4 piso, habitación número 36 soltamos las maletas y ¡A disfrutar de París!
  4. 4. Ya eran las 2:30, que hambre ¿no?, debíamos comer, fuimos a un Mc Donald del centro, donde podríamos tardar poco en comer, la comida no esta bastante buena, pero solo por ser el primer día comeríamos allí, pero los días siguientes tiraríamos la casa por la ventana, y comeríamos menús franceses de calidad en restaurantes conocidos porque sabíamos que era un viaje que solo disfrutaríamos una vez los dos juntos. Ya una vez en el Mc Donald pedimos cada uno nuestra comida, (que invité yo, porque para invitar en los restaurantes caros no tenía mucho dinero) mi madrina pidió el menú ensalada y yo un Mcmenú con patatas, la verdad, yo esperaba que estuviese peor… Ya a la salida del bar nos encontramos con un vendedor ambulante que vendía pulseras y relojes de mala calidad pero las pulseras eran baratas y muy chulas, un detalle perfecto para mi hermano (aunque ahora la tenga abandonada en el cajón del mueble) pues yo con toda mi ilusión, se la compré. Después de comer fuimos a las orillas del río Sena que íbamos a coger un barco porque a mi madrina le hacía mucha ilusión desde siempre. Una agencia de viaje nos ofreció visitar el río Sena, el museo del Louvre y la torre Eiffel por 78€, primero, segundo y tercer día consecutivamente. Ya subidos en el barco todo era diferente, eran unas vistas preciosas y al fondo la torre Eiffel, el símbolo francés conocido en todo el mundo.
  5. 5. Fue una experiencia inolvidable y lo que más me gusto eran los peces que nadaban a toda velocidad al lado del barco eran muy bonitos. Pero yo no vi un cartel a la entrada del barco que decía que estaba prohibido alimentar a los peces y le tiré un trozo de pan, el monitor del barco muy enfadado vino y nos riñó pero la cosa se quedó en nada. Al bajarnos del barco ya era muy tarde, cogimos el coche y buscamos un restaurante donde comer, Le Bouillon Chartier era nuestra elección, menú variado y gran atención al cliente. ¿Qué elegir? Mi madrina (como siempre eligiendo para comer comida que ni conoce) , pidió Céleri rémoulade (5,60€) , yo sin embargo me decanté por un plato muy conocido del restaurante: Poireaux vinagrette (4,50€) que en mi país se llamaría espárragos, pero bueno lo importante es que cenamos bien fue barato y estaba bastante bueno.
  6. 6. Plato de mi madrina Mi plato Cogimos el coche del aparcamiento del restaurante y nos marchamos al hotel a descansar que el día siguiente también iba a ser duro, una vez allí la aparcamos en nuestro correspondiente aparcamiento y entramos en el hotel, cogimos el ascensor subimos a la habitación, nos duchamos y nos acostamos en aquellas cómodas camas. Al despertar a la mañana siguiente cargados hasta arriba de fuerzas y con muchas cosas por hacer bajamos al comedor del hotel donde nos pusieron un bufet libre donde había gran variedad de zumos y alimentos. Yo desayuné cola cao con tostadas de mantequilla como de costumbre y mi madrina se bebió un vaso de zumo de melocotón y un Croissant relleno de nata. Una vez acabado el desayuno, nos pusimos en marcha para ir al museo del Louvre como teníamos previsto. Ya fuera del hotel fuimos a por el coche al aparcamiento,( uff pero que frío hacía aquel día), mi madrina me dio las llaves del coche para que yo lo arrancase mientras ella iba al hotel para coger una chaqueta de la maleta, y cuando llegó con muchas ganas salimos hacia el museo, donde estábamos deseando ver el cuadro de la Mona Lisa que es una de las obras más conocidas del mundo.
  7. 7. París es tan grande que nos costó la misma vida llegar a unos aparcamientos lo más cerca del museo, que a parte de caros eran muy estrechos y había una gran cantidad de coches, pero sí, conseguimos aparcar. Con ayuda de unos españoles que llevaban varios años viviendo en París, pudimos localizar en que dirección estaba la entrada del museo. Ya en la entrada nos pidieron las entradas que nos había proporcionado la empresa de viajes, y conseguimos entrar y empezar a ver los cuadros junto a una monitora del museo y más personas que ese día también visitaban el museo, había todo tipo de arte plasmado en el lienzo (también muchas esculturas), cada cuadro tenía su propia historia y su propia belleza. Una de las cosas que más me impactó del museo es la seguridad, estaba plagado de cámaras y guardias en todas las esquinas de este. Las obras que más me gustaron e impactaron del museo fueron las siguientes: VENUS MONA LISA
  8. 8. Una vez acabada la ruta por el museo era hora de comer, pero hoy no en un McDonald, hoy comeríamos en un restaurante cercano al museo y el aparcamiento donde teníamos el coche. Decidimos comer un restaurante muy bien valorado por los usuarios de tripadvisor “La Fregate”, ¿una gran elección no?, yo creo que si, buscamos la carta del restaurante en internet y la verdad, era muy apetecible. L'aile de Raie era nuestra elección para comer hoy, la verdad barato no era (28€ por persona), pero eso sí, ¡estaba delicioso! Era una mezcla excelente de sabores y una gran presentación. Y de postre fuimos a una heladería de los alrededores y nos pedimos uno helados de chocolate con virutas de colores que también estaban muy buenos, y fuimos a comérnoslos mientras veíamos el Arco del Triunfo, que también es uno de los monumentos más conocidos de toda Francia. Era precioso, enorme imponente, me encantó era una de las pocas cosas que me sorprendió tanto por su tamaño y el número de personas que acudían a visitarlo. ¡Impresionante!
  9. 9. Cuando acabamos de ver el monumento ya era tarde y deberíamos hacer algo antes de cenar, y dio la casualidad que la la catedral de Notre Dame y esta semana era muy barato entrar y visitarla, solo costaba 10,50€ por persona, y dentro del precio se incluía subir a lo más alto de la catedral donde sacamos unas fotos explendidas. Ya era hora de cenar, y teníamos espectáculo en el Moulin Rouge con espectáculo y a demás mi amigo Jesús que también vino con su familia a pasar unos días en París, quedamos para ir al espectáculo y cenar juntos, pero como siempre yo, acabé invitando a una copita de champán) , quedamos en la plaza principal de París para ir juntos, cogimos cada uno nuestro coche y salimos nosotros primero hacia el restaurante para que ellos no se perdieran de camino. En un cuarto de hora ya estábamos allí.
  10. 10. Nos situamos en la mesa que teníamos reservada para cuatro personas, mientras nosotros hablábamos de fútbol (como siempre) las chicas empezaron a hablar de sus cosas y la verdad, se empezaron a llevar muy bien, y mientras tanto Jesús me comentó que al día siguiente iría a ver el partido del Paris Saint- Germain , con su novia, pero a ella no le apetecía ; entonces yo le dije que tenía que ir de compras al centro, pero que odiaba las compras, sin embargo a su chica y mi madrina les encantaban, entonces los cuatro tuvimos una idea al día siguiente ir Jesús y yo al fútbol y mi madrina y ella a comprar y disfrutar un día por separado, nos pusimos de acuerdo y decidimos quedar al día siguiente a las cuatro en la plaza principal. Mientras charlábamos la comida ya estaba preparada, no teníamos mucha variedad para elegir ya que tuvimos que comer lo que la oferta (174€) nos permitía mi madrina y a mí. Fotos durante el espectáculo Ya era demasiado tarde y el espectáculo había acabado, pagamos la tan deliciosa comida nos despedimos de Jesús y su pareja y pusimos rumbo hacia el hotel. Una vez allí nos dimos una ducha y nos acostamos en la calentita cama.
  11. 11. Al despertar al día siguiente ya, conscientes que el sueño parisino se acababa en dos día, pero no era momento de eso, solo pensábamos en disfrutar al máximo el tiempo que nos quedara. Nos levantamos , con energía, aquel día sería cuando iríamos a visitar la Torre Eiffel. Todavía era muy temprano pero no importaba. (9:45) Bajamos al comedor a desayunar en el buffet y mi madrina se comió un croissant como el día anterior y me entraron ganas y me comí uno relleno de nata como ella, estaba delicioso, eso sí, mi cola cao no lo cambié. Ya acabados de desayunar nos pusimos en marcha, como el día anterior fuimos al aparcamiento y recogimos el coche intentamos arrancar, pero no, hoy nos salía todo al revés pero teníamos tiempo todavía era temprano. Mi madrina avisó del problema al hotel y ellos nos consiguieron un mecánico. Él nos explicó el problema que tenía el coche (menos mal que era leve) y nosotros se lo comunicamos a la empresa que nos alquiló el coche, nos pagaron la factura mediante un traspaso a la tarjeta. Ya si por fin acabó de arreglarlo y podíamos ir a ver la Torre Eiffel y no solo iríamos a verla sino que también ¡comeríamos allí! Mi madrina no lo sabía fue idea mía que desde España planeando el viaje reserve una mesa para dos en el restaurante que hay dentro de la torre, yo se que a ella le haría mucha ilusión. El tour ya estaba pagado, solo tuvimos que mostrarle al guardia de seguridad la tarjeta, ya dentro de la torre podíamos subir hasta la segunda planta, aunque nos hubiera gustado subir hasta la cima, pero sería muy caro.
  12. 12. A la hora de comer, mi madrina quería ir a comer a un restaurante muy conocido a las afueras de la ciudad pero yo le dije que comíamos (99€) en la Torre Eiffel, porque era una oportunidad que no se podía dejar pasar porque a París no se va todos los días, nos hizo mucha ilusión a los dos la idea. Ya en el restaurante nos pedimos el menú correspondiente de la oferta que compramos. ¡Qué comida más espectacular!, al igual que las vistas, el ambiente y la atención al cliente, un buen recuerdo. Ya solo estaba pensando en el partido y poder fotografiar a Zlatan y poder vivir un verdadero espectáculo de fútbol. Le escribí un mensaje a Jesús para ir a tomarnos algo antes del fútbol y el me dijo que sí, entonces mi madrina me llevó a la plaza y espero a la novia de Jesús para llevarla con ella de compras. Una vez los dos en la plaza decidimos irnos a un bar cercano al estadio de fútbol con el coche de Jesús y tomarnos un refresco antes de ver a los jugadores a la entrada del estadio.
  13. 13. Ya preparados para ver a los jugadores a la entrada del estadio lo conseguí, vi a Zlatan ,le fotografié y a la vez cumplí un sueño. El partido estuvo entretenidísimo y Zlatan dio un recital de fútbol como de costumbre, la verdad el partido un tubo ningún desperdicio. Entonces llame a mi madrina para saber si habían disfrutado como nosotros en el centro comercial y nos dijeron que si, quedamos en ir al hotel para que Jesús me dejara allí y recogiera a su novia. Al irse ellos a su casa nosotros nos acostamos para descansar antes de emprender el último día de este viaje inolvidable en Disney Land. Al día siguiente nos despertamos y desayunamos una fruta porque en Disney Land Nos darían a oportunidad de desayunar y comer allí a medio día que se añadía al precio de la entrada que en total fueron 134€ entre los dos. Primero al entrar fuimos lo primero al ver la torre de Disney que me encantó echarme una foto con el pato Lucas y personajes míticos de mi infancia.
  14. 14. Ya acabadas estas vacaciones teníamos el vuelo de vuelta a las doce y no nos dio tiempo a hacer nada así que desayunamos con tranquilidad hasta que cogimos el autobús, devolvimos el coche y marchamos a España a volver a la rutina. Ojalá algún día pueda realizar este viaje de verdad...

×