Cosa Vendida

10.639 visualizaciones

Publicado el

Derecho Civil II: CONTRATOS - Hernan Osorio Opazo http://derechocivil-siglo21.blogspot.com - Universidad Arturo Prat Victoria 2010

  • Sé el primero en comentar

Cosa Vendida

  1. 1. COSA VENDIDA La cosa vendida es un requisito esencial de la compraventa. Requisitos que debe cumplir la cosa: 1.- Los requisitos comunes al objeto, o sea lícito, determinado y existir o esperarse que exista. 2.- Particulares, son cuatro a.- Debe ser comerciable b.- Debe ser singular y determinada. c.- Debe existir o esperarse que exista. d.- No debe pertenecer al comprador.
  2. 2. a.- La cosa debe ser comerciable, la regla general es que todas las cosas puedan venderse, de tal manera que debe estudiarse cuales son las que no pueden serlo Art. 1810 del C. Civil, toas las cosas corporales e incorporales que la ley no prohíba su enajenación. Debemos hacer presente que la compraventa no es un acto de enajenación, dado que no transfiere el dominio, esto se efectúa por la tradición subsiguiente. La necesidad de este texto es que podría entenderse que la venta de bienes cuya enajenación la ley prohíbe sería válida y nula solamente la tradición. Así la compraventa de cosas cuya enajenación está prohibida es nula, de nulidad absoluta, porque adolece de ilicitud en el objeto.
  3. 3. Así no pueden venderse las cosas embargadas, a menos que el juez lo autorice o el acreedor consienta en ello; las especies cuya propiedad se litiga, las del art, 1464 del C. Civil. b.- La cosa vendida debe ser determinada y singular. La determinación de la cosa vendida se hace de acuerdo a los ppios generales, vale decir, específica o genéricamente. Art. 1461 del C. Civil. La cantidad de la cosa vendida puede ser determinable art. 1461 inc. 2° que señala: “La cantidad puede……. Así es viable la venta de la cantidad de carbón o petróleo que requiera una industria que puede determinarse por la naturaleza o capacidad de sus máquinas. La cosa vendida debe ser singular, no es válida la venta de una universalidad jurídica. No es posible que una persona venda su patrimonio, dado que es un atributo de la personalidad. Art.1811 del C. Civil. Es Válida sin embargo, la venta de todos los bienes de una persona especificándolos , art. 1811 del C. Civil.
  4. 4. Pero esta venta, esta condicionada en cuanto a su eficacia a los siguientes requisitos. a.- Que se especifiquen los bs. vendidos. b.- Que esta especificación se haga por escritura pública. c.- Que no se comprenda en la venta objetos ilícitos. Aquí se entienden únicamente vendido, no obstante cualquiera estipulación en contrario los bienes inventariados, art. 1811 inc. 2° que finaliza señalando: Las cosas no comprendidas en esta designación….
  5. 5. c.- La cosa vendida ha de existir o esperar que exista , ello conforme al art. 1461. Pueden venderse, pues, las cosas presentes y futuras, esto es, las que existen al tiempo de celebrarse el contrato y aquellas cuya existencia se espera en el porvenir. Venta de cosa que dejó de existir al tiempo del contrato . La inexistencia de la cosa al tiempo del contrato sin que se espere que llegue a existir produce consecuencias diversas, ello según falte total o parcialmente. Si la cosa no existe en absoluto, no hay ni puede haber compraventa. El art. 1814 señala “La venta de una cosa…”. Es indiferente que comprador y vendedor supieren o ignoraran que la cosa no existe; la falta total del objeto hace imposible que el contrato se perfeccione. Si la cosa existe sólo parcialmente, el contrato es viable. Art. 1814 inc. 2° que le otorga al comprador un derecho opcional.
  6. 6. Si falta una parte considerable de ella al tiempo de perfeccionarse el contrato, podrá el comprador a su arbitrio desistir del contrato, o darlo por subsiguiente, abonando el precio a justa tasación. Existe jurídicamente el contrato; pero toca al comprador decidir sí desiste o persevera en él, y en este último caso, le asiste el derecho de que se reajuste debidamente el precio, Estos derechos competen sólo al comprador si la cosa faltaba “ en una parte considerable” vale decir, en parte importante o digna de consideración. Venta de cosa futura o que se espera que exista , La compraventa en tal caso, se entiende verificada bajo la condición suspensiva de que la cosa llegue a existir; fallida la condición, esto es, si la cosa no llega a existir, la compraventa no se habrá perfeccionado. El art. 1813 del C. Civil dispone: La venta……”. Esta especie de compraventa es muy común en la vida negocial. A compra a B 10.000 quintales de trigo de la próxima cosecha de su fundo; aquí la compraventa existiría a condición de que se coseche trigo y no la habrá si el fundo nada produce. Venta de La Suerte. El art. 1823 dispone que no se reputará condicional el contrato, subordinado a la condición de que la cosa llegue a existir, cuando se estipule lo contrario o que “Por la naturaleza del contrato aparezca que se compró la suerte”. Lo vendido no es la cosa que se espera que exista, sino la suerte o esperanza.
  7. 7. La no existencia de la cosa no influye en la validez del contrato, sino en el provecho que las partes reportarán de él, de tal modo que si no llega a existir el comprador experimentará sencillamente una pérdida. El ejemplo de Pothier, son los peces que se saque de la red. La venta de la suerte, pues, no es condicional, sino que pura y simple. El contrato es eminentemente aleatorio. d.- La cosa no debe pertenecer al comprador , La compra de cosa propia no vale, puede pertenecer al vendedor o a un tercero jamás al comprador. Art. 1816 del C. Civil. Venta de Cosa Ajena, La compraventa de cosa ajena es válida Art. 1815 señala “La venta…….”
  8. 8. Esta disposición es consecuencia de que la compraventa es simplemente productiva de obligaciones. En virtud de la compraventa y mediante el pago de cierto precio, el Vendedor se obliga a entregar la cosa, o sea procurar la posesión tranquila o aún a hacerle propietario de la cosa. Puede el comprador contraer la obligación de hacer al comprador propietario de una cosa que no le pertenece; la ejecución de la obligación sería posible en virtud de un arreglo entre el vendedor y el dueño de la cosa. Efectos. Hay que considerarlo desde los siguientes aspectos:
  9. 9. a.- Efectos con relación al dueño de la cosa, el dueño de la cosa es totalmente extraño al contrato y a su respecto no produce efecto alguno. El art. 1815 si la hace una advertencia al dueño. b.- Efectos entre las partes, aquí hay que señalar: 1.- La compraventa seguida de la tradición no da derecho al comprador de dominio de la cosa, dado que el vendedor carecía de este derecho. Sólo le transfiere los derechos transferibles. Art. 682. Sin embargo en comprador adquiere la posesión de la cosa y podría ganarla por la prescripción art. 683. Prescripción que será ordinaria o extraordinaria según si el comprador estuviese de buena o mala fe. 2.- Como consecuencia de ser ajena la cosa podría verse el vendedor en la imposibilidad de entregarla, por no poder conseguirla del dueño.
  10. 10. En tal caso el comprador tiene derecho a demandar el cumplimiento del contrato o su resolución con indemnización de perjuicios. 3.- Si entregada la cosa al comprador, el dueño de ella la reivindica, el vendedor está obligado a sanear la evicción, esto es, defenderle en el juicio y a indemnizarle en caso de producirse una privación total o parcial de la cosa vendida. El comprador no tiene este derecho si compró a sabiendas de ser ajena la cosa art. 1q852 inc. 3°. Venta de cosa ajena ratificada por el dueño, en este caso el comprador adquiere el dominio retroactivamente. Art. 1818 del C.Civil. La ratificación no valida el contrato, solamente hace posible que se transfiera el dominio el que se entiende desde el momento de la tradición y no de la venta.
  11. 11. Adquisición posterior del dominio por el vendedor, produce iguales efectos la adquisición por el vendedor del dominio de la cosa vendida después de celebrado el contrato Art. 1819 del C. Civil que señala: “Vendida y entegada a otro una cosa ajena….. La disposición concuerda con el art.682 que indica si el tradente después adquiere el dominio se entenderá éste transferido desde el momento de la tradición. El inc. 2° del art. 1819 señala una consecuencia lógica al disponer: Por consiguiente….. La nueva venta que el vendedor hiciese sería ajena; la cosa ya no le pertenece y es de propiedad del comprador desde que le fue entregada.
  12. 12. EL PRECIO No se concibe el contrato de compraventa sin un precio que según el art. 1793 del C. Civil es el dinero que el comprador da por la cosa vendida. Si falta el precio, carece de objeto la obligación del comprador; no pude existir su obligación y como consecuencia carecería de causa la obligación del vendedor. Requisitos: El precio debe reunir los siguientes requisitos: 1.- Debe consistir en dinero. 2.- Debe ser real y serio. 3.- Debe ser determinado.
  13. 13. 1.- El precio debe consistir en dinero El art. 1793 establece reiteradamente que el precio debe consistir en dinero. El precio es de la esencia de este contrato si no lo hay no habrá contrato; sin embargo no obsta para que existe compraventa la circunstancia de que el precio se pacte en dinero, pero se pague con otra cosa. Si el precio no consiste en dinero el contrato será de permuta. Pero para que haya compraventa no es necesario que el precio consista íntegramente en dinero. Cundo el precio se estipula parte en dinero y parte en otra cosa, el contrato será de compraventa o permuta, según la relación que exista entre sus respectivos valores art. 1794
  14. 14. 2.- El Precio debe ser real Que el precio sea real o serio significa que exista efectivamente una suma de dinero que se pague a cambio de la cosa. No es real el precio simulado o fingido; no es serio el precio cuando es irrisorio. La realidad o seriedad del precio debe existir tanto el relación a la voluntad de las partes, como en relación con la cosa que se reputa equivalente. En la voluntad de las partes el precio real y serio significa que tenga efectivamente la intención de pagarse al comprador y de exigirse por el vendedor. En relación con la cosa vendida el precio será real o serio cuando exista entre ambos tal desproporción que resulte puramente ilusorio.
  15. 15. Precio justo y precio vil No es necesario que le precio sea justo. Precio justo es el que equivale al valor de l cosa en oposición a precio vil que no refleja tal equivalencia. El precio vil o insuficiente no importa que la compraventa carezca de precio; la vileza del precio no excluye la existencia del contrato. El precio vil es un precio serio; el vendedor ha contratado para recibir efectivamente ese precio. Por excepción la desproporción de valores entre la cosa y el precio que ocasiona una lesión patrimonial al vendedor, cuando es enorme, influye en la surte del contrato.
  16. 16. 3.- El precio debe ser determinado. La determinación del precio es el señalamiento de la precisa cantidad que el comprador debe pagar por la cosa comprada. Esta exigencia es el resultado de la aplicación de las reglas generales que requieren la determinación del objeto de todo acto o declaración de voluntad ( art. 1461). Tres reglas fundamentales rigen esta materia: a.- la determinación del precio puede hacerse por acuerdo de las partes. b.- el precio puede también determinarse por un tercero. c.- la determinación del precio no puede dejarse al arbitrio de una de las partes.
  17. 17. a- determinación del precio por las partes: La forma normal de determinar el precio es el acuerdo de las partes art. 1808 inc. 1º del C. civil. Determinación que se hará en el contrato; pero no hay Inconveniente para hacer la determinación a posteriori, sobre las bases señaladas en el contrato: Las partes gozan de amplia libertad para determinar la manera como ha de fijarse el precio art. 1808 inc. 2º . Aplicación de esta regla es el inc. 3º del art. 1808 que indica que: “Si se trata ……, a menos de expresarse otra cosa”. En este caso, el precio no se ha determinado en el contrato, pero se ha fijado una base para su determinación: para que se aplique la disposición en necesario : a.- que se trate de cosas fungibles y b.- que expresamente se vendan al precio de plaza.
  18. 18. Determinación del precio por un tercero: La fijación del precio puede hacerse por un tercero; puesto que su mandato arranca de la Voluntad de las partes, se considera como si ellas mismas hubieran hecho la determinación; el art. 1809 indica que: “Podrá asimismo dejarse el precio…….., no habrá venta”. El contrato en tal caso es condicional, sujeto a la condición de que el tercero efectúe la determinación del precio.
  19. 19. Capacidad para Celebrar el Contrato de Compraventa El art. 1445 señala que para que una persona se obligue a otra por un acto o declaración de voluntad es menester” Que sea legalmente capaz” y el art. 1446 añade que toda persona es legalmente capaz, excepto aquellas que la ley declara incapaces. Para la compraventa como para todo contrato la capacidad es la regla general y la incapacidad es la excepción; Indica el art. 1795 en efecto son hábiles para el contrato de venta todas las personas que la ley no declara inhábiles para celebrarlo o para celebrar todo contrato.
  20. 20. 1.- Son incapaces para celebrar el contrato de compraventa las personas afectas a una incapacidad general para contratar Tales como los dementes, los pródigos interdictos, los sordomudos que no puedan darse a entender claramente, los menores de edad art. 1447. 2.- Son incapaces además aquellas personas afectas a ciertas incapacidades particulares del contrato de compraventa, art. 1447 inc. 4º. Aquí sólo interesan estas incapacidades particulares o prohibiciones. Las incapacidades del contrato de compraventa pueden ser dobles o simples. A ciertas personas le esta vedado en absoluto celebrar el contrato de compraventa; se les prohíbe comprar y vender. A otras les está solamente prohibido comprar o vender.
  21. 21. Incapacidades de comprar y vender 1.- Compraventa entre cónyuges art. 1796; solamente es lícito celebrar entre sí el contrato de compraventa e los cónyuges separados judicialmente. Los motivos de este prohibición pueden resumirse de este modo: a.- La ley prohíbe las donaciones irrevocables entre cónyuges y por medio de un contrato de compraventa simulado o hecho a vil precio se burlaría fácilmente la prohibición. b.- Los cónyuges podrían mediante una venta simulada sustraer sus bienes de la persecución de los acreedores.
  22. 22. 2.- Compraventa entre el padre y el hijo sujeto a patria potestad art. 1796; esta disposición tiene por objeto proteger al hijo, normalmente falto de experiencia y evitar al padre o madre el conflicto entre el deber de cautelar los intereses del hijo y su propio interés. Sin embargo es válido el contrato entre el hijo de familia y el padre o madre cuando verse sobre bienes que forman parte del peculio profesional o industrial del hijo art. 251 del C. civil. Incapacidad para vender Prohibición a los administradores de establecimientos públicos art. 1797 del C. civil. Debe relacionarse con el art. 7 de la Const. Pol. de la Rep. de Chile que previene que ninguna magistratura……………..y que todo acto en contravención a este art. Es nulo.
  23. 23. Incapacidad para comprar 1.- Prohibición a los empleados públicos art. 1798, para que opere esta prohibición es menester: a.- que quien vende sea un funcionario público. b.- que la venta se efectúa por su ministerio, o sea, en el ejercicio de sus funciones. Rige aunque la venta se haga en pública subasta. 2.- prohibición a los jueces y funcionarios del orden judicial art. 1798, lo amplia el art. 321 del COT, se hace aplicable a los fiscales, defensores, relatores, secretarios y receptores, art. 481 del COT. 3.- Incapacidad de los tutores y curadores art. 1799, relacionar con el art. 412 del C. civil, donde se hace una marcada diferencia entre bienes muebles e inmuebles del pupilo. 4.- Incapacidad de los mandatarios, síndicos y albaceas art. 1800, relacionar con el art. 2144 mismo cuerpo legal.
  24. 24. Modalidades del Contrato de Compraventa El contrato de C-V es susceptible de modalidades y rigen a su respecto las reglas generales, por tanto el contrato puede ser condicional, a plazo, modo, etc. El art. 1807 dice: “La venta puede ser………, en lo que no fueren modificadas por las de este título”. Pero además existen ciertas modalidades especiales de la C-V que vamos a estudiar y que como es natural imprimen al contrato una particular manera de ser: a.- Venta al peso, cuenta o medida; La venta de las cosas que se aprecian según su cantidad puede hacerse en bloque o al peso, cuenta o medida.
  25. 25. La venta es hecha en bloque cuando no es necesario pesar, contar o medir para llegar a determinar sea la cosa vendida, sea el precio de la venta. La venta será a peso, cuenta o medida cada vez que sea necesario pesar. Contar o medir para determinar la cosa o el precio. Pero los efectos de la venta son diversos según que la operación de pesar, contar o medir vaya encaminada a determinar el precio total o la cosa que se vende. a.- Si se venden ciertas cosas determinadas, pero que para establecer su precio total sea necesario pesarlas, contarlas o medirlas por ej. X vende a Z el trigo que tiene en su bodega, a razón de $ 500 pesos el quintal. La venta se encuentra perfecta; las partes han convenido en la cosa y en la manera de fijar el precio que consistirá en pesar
  26. 26. Contar o medir las cosas vendidas, art. 1821 inc. 1°. Ahora supongamos que se vende una cosa que es preciso contar, pesar o medir para determinarla, por ej. Y vende a V 100 de las 500 toneladas de trigo que tiene en bodega al precio de $ 1000 la tonelada. Se conoce el precio que es de $ 100.000; la operación de pesaje va encaminada a determinar la cosa vendida, puesto que la venta no recae sobre todo el trigo en bodega, dicha operación es indispensable para saber qué parte del trigo es la vendida. La venta se encuentra también perfecta; pero los riesgos serán de cargo del comprador desde que las cosas hayan sido pesadas, contadas o medidas, art. 1821 inc. 2°. La operación de peso, cuenta o medida determina solamente de cargo de quien son los riesgos; pero el contrato se encuentra perfecto, art. 1822 del C. civil.
  27. 27. Las partes disponen de estas acciones porque el contrato tiene existencia jurídica, tales acciones se reducen a pedir el cumplimiento del contrato o su resolución con indemnización de perjuicios. Venta a prueba o al gusto La compraventa se perfecciona en general desde que las partes están contestes en la cosa y en el precio. La venta a prueba o al gusto constituye una excepción consagrada en el art. 1823. El contrato no se perfecciona sino cuando el comprador encuentra la cosa de su personal agrado, con la lógica consecuencia de que, entre tanto la pérdida, deterioro o mejora pertenece al vendedor. Este tipo de venta es: a.- Cuando expresamente lo convienen las partes. b.- cuando las cosas vendidas son de aquellas que se acostumbran vender de este modo, aunque no medie expresa estipulación.
  28. 28. El c. civil no reglamenta otras modalidades del contrato de C-V, entre tales modalidades pueden señalarse: a.- venta al ensayo, entendiéndose por tal aquella en que el comprador se reserva expresamente la facultad de probar la cosa o ensayarla para verificar si reúne las condiciones requeridas. b.- venta sobre muestras, cuando la cosa comprada se determina con arreglo a una muestra o modelo que el comprador suministra al vendedor, a fin de que aquella reúna las cualidades de dicha muestra o modelo.
  29. 29. Efectos del contrato de C- V Son los derechos y obligaciones que genera para las partes contratantes, como el contrato es bilateral, ambas partes contraen obligaciones recíprocas. El art. 1793 enuncia cuales son las obligaciones fundamentales de las partes: dar el vendedor la cosa y pagar el comprador el precio. Tales obligaciones son de la esencia del contrato, de tal manera que sin ellas no hay contrato o existe uno diverso. Además sin estipulación expresa las partes contraen otras obligaciones por ej. El vendedor está obligado al saneamiento de la evicción y los vicios redhibitorios, son de la naturaleza del contrato por lo que las partes pueden abolirlas, por medio de cláusula especial. Finalmente por medio de convenio expreso las partes pueden imponerse toda suerte de obligaciones accidentales, así el comprador podrá obligarse a levantar en el predio que compra determinadas construcciones, etc.
  30. 30. Obligaciones del vendedor El art. 1824 señala que las obligaciones del vendedor se reducen en general a dos: la entrega o tradición y el saneamiento de la cosa vendida; la obligación de saneamiento comprende dos aspectos: el saneamiento de la evicción y de los vicios redhibitorios. Obligación de entregar la cosa vendida ¿ Se obliga el vendedor a hacer al comprador dueño de la cosa? ¿ Se obliga solamente a procurar una posesión pacifica y útil?. Diverso es la consecuencia del criterio que se adopte. Si el vendedor se obliga a hacer duelo al comprador, violará su obligación cada vez que la compraventa, seguida de la correspondiente tradición, no convierta al comprador en propietario. Si por el contrario su obligación se reduce a procurar al comprador la posesión pacífica y útil cumplirá el vendedor su obligación mientras el comprador goce de la cosa tranquila y útilmente, aunque no se haga dueño de ella.
  31. 31. Ahora bien, para que el comprador devenga propietario es indispensable que el vendedor lo sea, de otro modo la compraventa seguida de la tradición no hará dueño al comprador; le conferirá sólo los derechos transferibles del vendedor y tradente y le dará la posesión de la cosa. a.- El art. 1815 proclama la validez de la venta de cosa ajena; vendida la cosa ajena, el vendedor cumplirá su obligación entregándola, poniéndola a disposición del comprador para que goce útil y pacíficamente. ( el comprador no adquiere el dominio por la razón de que el vendedor no era dueño). b. Por lo tanto el comprador carece del derecho para pedir la resolución del contrato, so pretexto que el vendedor no le ha hecho dueño de la cosa. Así se ha fallado; si se pretende ejercer la regla del art. 1489 del C. civil se hará mediante la acción de saneamiento de la evicción. c.- En nuestro derecho siguiendo la tradición romana, el vendedor se obliga a proporcionar al comprador la posesión legal y material de la cosa. No el dominio que será sólo si el vendedor es dueño de la cosa.
  32. 32. Forma de la entrega La entrega de la cosa vendida se efectúa de acuerdo con las disposiciones que rigen la tradición. El art. 1824 inc. 2º señala que “La tradición.. si se trata de bienes muebles o inmuebles”. 1.- la tradición de los bienes muebles se verifica significando una de las partes a la otra que le transfiere el dominio y figurando la transferencia de alguna de las maneras que señala el art. 684. La tradición de los bienes muebles por anticipación, como las maderas y los frutos de los árboles, se verificará en el momento de la separación del inmueble. 2.- La tradición de los bienes raíces se efectúa en general por la inscripción del contrato de C-V en el Registro de Propiedades del Conservador de Bienes Raíces respectivo.
  33. 33. Excepciones: a.- la tradición del derecho de servidumbre se verifica por escritura pública en que el tradente exprese constituirlo y el adquirente aceptarlo art. 689; si embargo la servidumbre de alcantarillado en predio urbanos debe inscribirse Ley Nº 6977. b.- La tradición de las minas debe hacerse por la inscripción en el Registro de Propiedad del Conservador de Minas. Obligación de entrega material de la cosa La cosa vendida debe ser puesta materialmente a disposición del comprador; no se entiende cumplida la obligación del vendedor por le hecho de inscribirse el título del inmueble en el registro del Conservador, aunque mediante la inscripción adquiera legalmente el comprador la posesión de la cosa.
  34. 34. La posesión legal de la cosa si no va acompañada de su tenencia material, no brinda al comprador las ventajas que persigue el contrato. La falta de entrega real o material autoriza al comprador para reclamarla o para pedir la resolución del contrato de C-V. La entrega de la cosa vendida debe efectuarse en la época estipulada, a falta de estipulación la entrega es exigible inmediatamente de celebrado el contrato art. 1826 inc. 1º; cabe hacer presente que en ciertos caos la entrega queda determinada por las especiales especies que se venden por ejemplo el trigo debe hacerse a la cosecha. Derecho legal de retención del vendedor Si embargo el vendedor tiene derecho a retener la cosa vendida en ciertas circunstancias y son:
  35. 35. a.- Cuando el vendedor no ha pagado o no está dispuesto a pagar el precio, art. 1826 inc. 3º. b.- Cuando se vea en peligro de perder la cosa como consecuencia de una disminución considerable en la fortuna del comprador art. 1826 inc. 4º; como la facultad de retener el precio tiende a asegurar el pago, cesa esta facultad del vendedor cuando el comprador lo cauciona de alguna manera eficaz. Lugar de la entrega A falta de disposiciones especiales rigen para determinar la entrega las reglas generales de los arts. 1587, 1588 y 1589 así debe hacerse: a.- en el lugar convenido. b.- En defecto y si la cosa vendida es una especie o cuerpo cierto la entrega se hará en el lugar en que se encontraba al tiempo del contrato. c.- si se tarta de cosas genéricas deben entregarse en el domicilio del deudor el tiempo de la venta, ello salvo que las partes dispongan otra cosa.
  36. 36. Gastos de la entrega ; Los gastos del pago son de cargo del deudor art. 1571; por lo tanto serán de cargo del vendedor los que demande la Entrega en el lugar debido; en cambio incumbirán al comprador las gastos en que sea menester incurrir para transportar la cosa ya entregada art. 1825. Que comprende la entrega El pago deje hacerse bajo todos los respectos al tenor de la obligación y el acreedor no está obligado a recibir cosa diversa de la que se debe ni aun a pretexto de ser igual o mayor valor la ofrecida art. 1569, esta regla es reproducida por el art. 1828; la cosa vendida debe ser entregada con sus accesorios y frutos art. 1816, así es necesario distinguir: a.- pertenecen al comprador los frutos naturales pendientes al tiempo del contrato, esto es, los que se encontraren aún adheridos a la cosa fructuaria art. 1829
  37. 37. b.- Igualmente pertenecen al comprador los frutos tanto naturales como civiles que la cosa vendida produzca después de celebrado el contrato, art,. 1816 esto tiene tres excepciones: a.- cuando las partes han señalado un plazo para la entrega porque los frutos pertenecen al vendedor, en tal caso, hasta el vencimiento del plazo. b.- cuando la cosa debe entregarse cumplida una condición porque los frutos pertenecerán igualmente al vendedor hasta que la condición prevista se cumpla. c.- cuando las partes han estipulado cláusulas especiales, en cuyo caos los frutos pertenecerán al comprador o vendedor según las normas contractuales.
  38. 38. De acuerdo con la regla del art. 1550 el riesgo de l especie o cuerpo cierto cuya entrega se debe es de cargo del acreedor, el art. 1820 aplica esta norma al contrato de C-V y pone los riesgos de cargo del comprador. Por consiguiente la perdida de la cosa vendida que proviene de un caso fortuito, extingue la obligación del vendedor de entregarla, pero el comprador en cambio deberá pagar el precio. Si la cosa se ha deteriorado o perecido parcialmente debe el comprador soporta igualmente el deterioro porque habrá de recibirla en el estado en que se encuentre. Como justa compensación pertenecen al comprador sin costo alguno las mejoras de la cosa y también sus frutos.
  39. 39. La entrega en la venta de predios rústicos Un predio rústico dice el art. 1831 puede venderse con relación a su cabida o como especie o cuerpo ciertos, lo que significa que la venta puede verificarse tomando en consideración la cabida del predio o desentendiéndose de ella.. Se señala que si se vende un predio con relación a la cabida o superficie, pueden surgir dificultades con motivo de que la cabida real sea mayor o menor que la expresada en el contrato y que tales dificultades no puedan plantearse si la venta se hace sin tomar en cuenta la superficie o cabida del predio.
  40. 40. Importa precisar cuando se entiende vendido un predio con relación a la cabida y cuando como especie o cuerpo cierto. Art. 1831 inc. 2º Peo no es exacto que la venta sea hecha en relación a la cabida cada vez que se exprese en el contrato; si la cabida se indica como dato meramente ilustrativo, la cosa debe entenderse vendida como cuerpo cierto. En términos generales una predio debe entenderse vendido con relación a la cabida: a.- cuando la cabida se exprese en el contrato. b.- cuando el precio se fije con relación a ella. c.- cuando las partes no renuncien a las acciones resultantes de que la cabida real sea diversa de la que reza el contrato. El art. 1831 inc. 3º y 4 se refieren a ella.
  41. 41. En cambio un predio se entiende vendido como cuerpo cierto cada vez que: a.- la cabida no se expresa en el contrato. b.- las partes mencionen la cabida, pero expresa o tácitamente declaren que es un dato puramente ilustrativo y que no hacen cuestión por los defectos de ella. Comúnmente se expresa en el contrato que la venta se hace ad corpus Efectos de la venta con relación a la cabida Aquí podría plantearse el siguiente problema a saber: qué la cabida real del predio sea mayor o menor que la cabida declarada en el contrato.

×