Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
1
Araceli Gilbert y lo notable de sus obras
Ensayo por Dominique Pazmiño Ríos
Introducción:
Araceli Gilbert fue una muy ta...
2
A mi criterio personal –indistintamente de que haya personas que no lo tomen
igual y les parezca un insulto- pienso que ...
3
La Estética de las obras de Araceli Gilbert y sus Influencias
Hablaré de las obras de Araceli tratando de darles un orde...
4
introducido en el país el constructivismo”, (Cervantes, Araceli Gilbert resurge en un
mural) . Esto demuestra que para e...
5
en el uso de los tonos pasteles, pero si nos fijamos más en la temática de la obra, que
vendría a ser sencillamente una ...
6
Ilustración 2. Composición con Máscaras, Gilbert 1946
Según avanzaban los años la obra de Gilbert cada vez se veía más r...
7
Ilustración 3. Formas en Equilibrio, Gilbert 1952
Después de esta obra que habla de un trabajo pictórico ya en su total ...
8
dodecafónicas, atonales, que al finalizar cada composición los finales no eran muy
claros. Así mismo es este cuadro –com...
9
Ilustración 5. Requiem por Sydney Bechet, Gilbert 1963
Para la década de los 70s la obra de Araceli toma nuevos rumbos u...
10
Esta introducción a los setentas con nuevo enfoque le permitió ser invitada a la
Bienal de Sao Paulo, una de las bienal...
11
Ilustración 8. Diagonal No 3, Gilbert 1979
En 1981, gracias a la ponderación que tuvieron sus obras en la pasada década...
12
Ilustración 9. Manhattan, Gilbert 1985
La parte conceptual dentro de un arte de Vanguardia
Sin duda la obra y vida de G...
13
antifascismo, los cuales se crean como repuesta a la Guerra Civil que vive España, le
permite a Gilbert afianzar sus id...
14
a notar que Latinoamérica no solo era arte que hablaba de la pobreza del continente
tachando casi en lo folclórico. Leó...
15
Bibliografía
Araceli Gilbert Gallery. (s.f.). Recuperado el 12 de Febrero de 2015, de Archivo Blomberg:
http://www.arch...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Análisis cronológico a la obra de Araceli Gilbert

3.793 visualizaciones

Publicado el

En este ensayo hago un estudio cronológico de los movimientos artísticos que Gilbert explora a lo largo de su carrera.

Publicado en: Arte y fotografía
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Análisis cronológico a la obra de Araceli Gilbert

  1. 1. 1 Araceli Gilbert y lo notable de sus obras Ensayo por Dominique Pazmiño Ríos Introducción: Araceli Gilbert fue una muy talentosa pintora ecuatoriana que nació en Guayaquil en 1914 y fallece en Quito para febrero de 1993. Fue la única ecuatoriana que rompe el esquema de la pintura que represente lo autóctono del país y se desempeñó dentro de los movimientos de vanguardia como el post – cubismo, expresionismo, arte abstracto, etc. Desarrollo: A pesar que la obra de Araceli Gilbert fue de carácter internacional y ha sido de la artista ecuatorianas de mayor alcance –tomando como pequeños ejemplo es el haber tenido una exposición individual en la Galería Arnaud de París- muy poca gente contemporánea conoce su obra. Si los ecuatorianos de los ya lejanos años de las décadas de los 60s, 70s poco sabían sobre la obra de Gilbert, menos aún tienen conocimientos los jóvenes de esta época. Si como ecuatorianos tuviéramos un conocimiento sobre la obra de algunos muy buenos y reconocidos artistas –como sería el caso de Eduardo Kingman, Camilo Egas, Luis Enrique Tábara, Theo Constanté, Grace Polit, entre otros- sentiríamos orgullo de nuestro arte pictórico y sobretodo serviría para reforzar la personalidad global como ecuatorianos, la cual aún sigue deteriorada y sintiéndose marginada por parte de los demás países. El desconocer sobre nuestro arte –entiéndase sea cual sea el tipo de arte, no necesariamente pictórico- nos hace sobrevalorar a las artes y exponentes de las mismas que son procedentes de otros países. Ha sido un crimen que las escuelas y colegios en épocas anteriores jamás impartían materias que sirvan para reforzar esta parte de la educación, al igual que desde siempre también ha sido un crimen la mala difusión de las exposiciones artísticas, causando esto que los ciudadanos aun sigan pensando que el conocimiento del arte solo es destinado para un grupo social, no para el proletariado o la clases no artista que también podría tener sensibilidad al momento de ver una obra de arte.
  2. 2. 2 A mi criterio personal –indistintamente de que haya personas que no lo tomen igual y les parezca un insulto- pienso que otra razón por la cual se desconoce sobre demás artistas pictóricos ecuatorianos, se debe a la sobrevaloración que se le da a las obras de Guayasamín. Se entiende que Guayasamín cumplió con su objetivo de dar a conocer un tipo de arte pictórico que usando el estilo de las vanguardias retrate el sufrimiento de los indígenas, pero esto no es razón para que como ecuatorianos nos olvidemos que hubieron más artistas que formaron parte de la labor de colocar a Ecuador en la vista del mundo como un país que tiene representantes pictóricos que trabajaron en pro del arte. Volviendo al tema de Araceli Gilbert, pienso firmemente que es necesario hablar de su obra, para por medio de esta demostrar el potencial artístico que tienen. Era muy difícil en los años 40s ser ecuatoriano y llegar a tierras europeas con el objetivo de presentar una obra artística tomando en cuenta la rivalidad geográfica debida a la xenofobia que vivían algunos países europeos durante la transición que se sufría por la Guerra Mundial, y aparte los artistas europeos difícilmente se notaban abiertos a recibir a otros artistas. A pesar de estos factores que ponían en riesgo que Araceli logre ser reconocida en el medio artístico de otras tierras, logró tener su lugar en el mismo, y sobre todo lo hizo sin valerse de la cruel temática de pintar la pobreza, el sufrimiento de los indígenas ni ningunos de estos temas pictóricos que para los europeos de entonces estas temáticas eran tomadas como exóticas –como lo hicieron otros artistas pictóricos tomando nuevamente el ejemplo de Guayasamín o de pintores de otros países como por ejemplo Diego Rivera. Para mi criterio personal la forma en que Araceli Gilbert retrató su país fue de la forma más admirable posible, creando su propio estilo vanguardista con el cual creó de las mejores obras pictóricas dentro de la historia artística del ecuador y tal vez también de otros países.
  3. 3. 3 La Estética de las obras de Araceli Gilbert y sus Influencias Hablaré de las obras de Araceli tratando de darles un orden cronológico según los movimientos de vanguardia que fue conociendo según iba puliendo su estilo propio y único. La sensibilidad de Gilbert nace desde su infancia, donde se menciona que luego de quedar huérfana encuentra en la pintura una liberación, como escribe el cronista Rodolfo Pérez Pimentel en su diccionario de la historia del Ecuador: “Tradiciones hogareñas de afecto a las manifestaciones de la cultura y el arte despertaron tempranamente su sensibilidad estética, que la encausaría hacia la pintura cuando decidió estudiar, entre tanto había vacilado entre la intención de dedicarse a la enfermería para proseguir la saga familiar o a la danza clásica para dar salida a la vocación estética. Optó por la plástica y ya nunca la abandonó” (Peréz). Para empezar debemos aclarar que cuando hablamos de estética hablamos de la influencia del artista para generar su estilo, es algo muy claro que todos conocen pero en este caso es necesario aclararlo ya que Araceli sale de las costumbres pictóricas ecuatorianas que para entonces –y hasta hoy en día- son arraigadas al indigenismo pictórico –y hasta fotográfico. Podríamos decir que Araceli, aunque fue tachada de non ecuadorian artist por pensar diferente, tenía una mentalidad artística muy clara, de que no por ser de acá, por ser latino, no se puede pensar como los de allá, más bien en sus obras predicaba que por ser de acá si se puede pensar como las grandes ligas europeas estando a la par del arte que ellos elaboraban. Se podría usar el término sincretismo para referirnos a su obra mezcla de ecuatoriana y europea. Hablaba de sus raíces, de su vida, y no solo del lugar donde nació, sino que buscaba hablar en general del mundo a través de su obra. Lenin Oña curador de arte y escritor del libro Formas en equilibrio, el cual trata sobre la vida y obra de Gilbert, menciona: “Sostener una alternativa radicalmente opuesta a las corrientes hegemónicas en el Ecuador de los años cincuenta –el realismo social y el indigenismo- como lo hizo, demandó talento, valor y persistencia. El medio, estrecho y cerrado entonces más que ahora, de entrada fue reacio a aceptar y hasta rebatió la línea artística que ella representaba. Pero, gracias a la virtuosa calidad de su obra, acabó valorándola, a la vez que crecía la estima personal aún de quienes no comulgaban con sus posiciones”, (Kronfle, 2004). Araceli fue visionaria e introdujo a las nuevas generaciones pictóricas ecuatorianas su legado, además de ser la primera ecuatoriana que pictóricamente se forma parte del constructivismo en la pintura, “Gilbert es considerada una de las artistas ecuatorianas más destacadas del siglo XX por haber
  4. 4. 4 introducido en el país el constructivismo”, (Cervantes, Araceli Gilbert resurge en un mural) . Esto demuestra que para ella el arte debía manejar un orden para que así este tenga un mensaje claro, ya que si recordamos el constructivismo al igual que el purismo1 pictórico, que luego también trabaja en algunas de sus obras, son dos de los movimientos artístico que manejan la un pensamiento muy claro de que el arte debe manejar orden estético, cultural y moral, siendo básicamente estas características las que Gilbert implementaba a sus obras. Si nos referimos a su historia personal no estaría de más mencionar que Araceli provenía de una familia de médicos, aunque ella no fue medico se dice que bromeaba sobre haber heredado el pulso de cirujano, lo cual le servía en su trabajo muy metódico y disciplinado al cual se sometía antes de comenzar una obra, como menciona Arturo Cervantes redactor de Diario El Comercio en uno de sus artículos: “La línea constructivista que practicó [Araceli] en su arte la obligaba a ser precisa en las formas, a operar conceptos de geometría y abstracción con una exactitud matemática. Manejaba el pincel con el rigor y responsabilidad de quien administra con sus manos un bisturí. Demoraba varios meses haciendo bosquejos en hojas cuadriculadas y luego pintando” (Cervantes, Araceli Gilbert resurge en un mural). Ahora si empezamos desde sus inicios como estudiante de pintura de José María Roura Oxandaberro, pintor español que viajó hasta Ecuador y tuvo una academia de pintura a la cual asistió Araceli. Ahí cultiva su visión y sobre todo hacia los movimientos que manejaría. Luego de sus primeros acercamientos a la pintura de la mano de Roura, viaja hasta Chile para a los 23 entrar a estudiar en la Escuela de Bellas Artes de Santiago de Chile, donde los primeros movimientos con los que tiene un acercamiento son el post impresionista y el fauvismo, per principalmente dirigiéndose al post impresionismo. Este hecho se debe a que al estar en Chile y ser estudiante y amiga de pintores como Jorge Caballero y Hernán Gazmurri, más tarde estos serían quienes encaminen la creación del Grupo Montparnasse2 , colectivo artístico del cual Araceli formaría parte. Entre los cuadros que podemos tomar para hacer referencia a esta etapa de Araceli, esta Mujer Sentada (1936), un cuadro que maneja el estilo post impresionista 1 Término que se aplica a los estilos o movimientos estéticos o que pretenden explícitamente o a los que se atribuye la intención de recuperar una supuesta pureza (estética, cultural, moral, etc.) sin rebuscamientos ni exceso de ornamentación, centrándose en lo esencial o estructural. 2 El grupo Montparnasse fue un colectivo artístico chileno formado en 1922 por pintores influenciados por la tendencia postimpresionista europea y, sobre todo, por el fauvismo. El grupo tomó el nombre del barrio parisino homónimo, el cual es conocido por haber sido centro social de las vanguardias artísticas.
  5. 5. 5 en el uso de los tonos pasteles, pero si nos fijamos más en la temática de la obra, que vendría a ser sencillamente una mujer sentada viendo hacia el piso, podemos ver en las formas que crean el cuerpo de la mujer, una característica de formas cuadradas que desde ya despunta las formas cubistas, las cuales luego Gilbert estudiaría más a fondo. Ilustración 1. Mujer Sentada, Gilbert 1936 Para comienzos de la década de los 40s Araceli ya estaba manejando terrenos expresionista, habiendo ya regresado a Ecuador para ser alumna del pintor judío-alemán Hans Michaelson, donde Araceli durante estos años vive un periodo más bien figurativo. Al pasar un periodo de aprendizaje en la Escuela de Bellas Artes de Guayaquil, en 1943 decide volver a abandonar Ecuador para viajar a New York e ingresar a la Escuela de Arte Ozenfant, donde el mismo Amédée Ozenfant, padre del post cubismo y purismo, era el catedrático y es aquí donde gracias a las influencias de Ozenfant, Gilbert comenzó un trabajo de enfoque de su trabajo pictórico hacia características post cubistas. Una obra notable de este periodo es Composición con Máscaras (1946), donde los tonos azulados son muy penetrantes al contrastar con los terracotas y oscuros, las formas retorcidas por su lado hacen referencia a lo aprendido en su etapa expresionista pero muy claramente con formas rectas propias del cubismo.
  6. 6. 6 Ilustración 2. Composición con Máscaras, Gilbert 1946 Según avanzaban los años la obra de Gilbert cada vez se veía más rigurosa y se notaba la dedicación que la misma ponía adentrándose en cada cuadro para que así la composición del mismo haga brotar obras perfectas. Para 1950 decide pisar nuevamente París para ser alumna del pintor Auguste Herbin, quien para entonces era conocido por predicar el concretismo3 dentro de la pintura y de haber formado el grupo artístico Abstraction-Création, el mismo del cual Araceli también formaría parte más adelante. “Para Herbin la abstracción no era una nueva escuela de pintura sino una nueva concepción que no podía detenerse porque también estaba sujeta a perpetuo cambio según las leyes de la dialéctica”, (Peréz). De la mano de Herbin, Araceli aprende los principios que predicaba el concretismo, que eran principalmente manejar los conceptos geométricos y abstractos, sometiéndolos a un rigor muy matemático, como siempre Gilbert enfocada a hacer obras que abandonen lo innecesario para así tener un concepto más puro. La maravillosa obra que podíamos tomar para resumir esta etapa de riguroso aprendizaje es Formas en Equilibrio (1952), una impactante obra que habla de un claro estilo post cubista matemático pero sobretodo de un manejo muy interesante de los colores y las formas, saltando a la vista los amarillos que se conjugan con los extraños cuadrados y rayas –que levemente también demuestran una influencia pictórica de Malevich- y como su nombre lo dice es sin duda una obra que habla de formas en total equilibrio. 3 El concretismo fue una tendencia dentro de la pintura abstracta que se desarrolló durante los años 1930. Se lo entiende como una forma de abstracción que debe liberarse de cualquier asociación simbólica con la realidad, argumentando que las líneas y los colores son concretos por sí mismos donde predomina la forma sobre el color.
  7. 7. 7 Ilustración 3. Formas en Equilibrio, Gilbert 1952 Después de esta obra que habla de un trabajo pictórico ya en su total madurez, Gilbert es invitada a formar parte de la Anti–Bienal Español Americana, exposición artística organizada por Picasso. Así, seguido a ese merito, empieza a formar parte de la Escuela de París. “Es aceptada en los salones de Realités Nouvelles –o también conocido como el Gran salón de la vanguardia parisina- donde expone sus obras en los años 1953, 54, 55 y 56, y en el primer año que debuta, una de sus telas es ubicada junto a un Vasarely”, (Estrada, 1984). Su majestuosidad artística fue tanta que luego de compartir exposiciones con artistas como Victor Vasarely y de trabajar con Jen Dewasne y Edgard Pillet, y de esta forma luego de ya tener formado un nombre en Europa, decide regresar a Ecuador para hacer exposiciones acá en el Museo de Arte Colonial de Quito al igual que una exposición en 1960 en La casa de la Cultura núcleo del Guayas. Durante esa época de bonanza de los 50s hace de sus mejores obras como Lironda ros (1953), Tout se tient (1953), Mirage (1955), Variaciones en rojo (1955), Variaciones en rojo No. 2 (1955), Frialdad (1958), Tema sobre blanco (1958), entre otras notables obras. Una obra que habla de una nueva etapa de Araceli es Homenaje a Anton Webern (1961), tal vez una de sus obras favoritas ya que Gilbert admiraba muchísimo la música de Webern, la misma que escuchaba antes y durante el desarrollo de sus obras. Si hablamos de la composición visual de la obra podemos decir que la misma trata de ser un reflejo pictórico de cómo era la música de Webern, tipos de composiciones
  8. 8. 8 dodecafónicas, atonales, que al finalizar cada composición los finales no eran muy claros. Así mismo es este cuadro –como todos los cuadros de Araceli en general- lleno de formas cuadradas pero que son interceptadas por otras formas que no tendrían mucho que ver con lo cuadrado, los colores amarillo y negro los cuales están todos sobre una base blanca, y a su vez cada que se mezcla el negro con el amarillo se crea un tercer color que es en tonalidades verdosas. Ilustración 4. Homenaje a Anton Webern, Gilbert 1961 Para el año siguiente, continuando con su homenaje a los músicos que eran parte de su inspiración, hace un homenaje pictórico al jazz con el cuadro Requiem por Sydney Bechet (1963) el cual es dedicado al músico saxofonista Sidney Bechet, un estadounidense que a finales de su carrera viajó a Francia y es en esa tierra donde logra crear una carrera musical más fuerte, la cual le permitió hasta hoy en día ser admirado. Cuatro años después de la muerte de Bechet, Araceli concluye la obra en su honor, obra que parecería iba creando en paralelo con Homenaje a Anton Webern. Si el jazz pudiera ser pintura sin duda sería como la obra de Gilbert, los tonos azulados que denotan frescura, la misma que se practica en el jazz; las formas alargadas que parecerían quebrada, que podríamos asociarlo a los compases quebrados o irregulares propios del jazz; el bloque azul del lado derecho que va unido con una muy leve línea roja, parecería todo esto separación a las demás rayas, o bien, asociarlo a un degradé de las formas pero de derecha a izquierda rompiendo con la concepción que se tiene de izquierda-derecha como inicio-fin.
  9. 9. 9 Ilustración 5. Requiem por Sydney Bechet, Gilbert 1963 Para la década de los 70s la obra de Araceli toma nuevos rumbos uniéndose a los estilos futuristas propios de la década. Su obra se vuelve más solidaria con el espectador haciendo composiciones visuales que no requieran de tanto análisis, o mejor dicho, formas que no confunden tanto y llevan un ritmo visual más marcado, como por ejemplo Modular No 3 (1977), que es la obra que nos da la bienvenida a esta nueva etapa. La obra es naturalmente hermosa, lleva un ritmo visual como un compás perfecto de 4/4, donde comienza con cuadrados violetas que en su interior llevan rayas perpendiculares y luego otro cuadrado en tonos morados con rayas entre perpendiculares que se cruzan, todas en colores verdosos. Y así se va siguiendo este patrón pero con leves cambios según como se va avanzando. El cuadro tiene su propio marco pintado, como se puede ver en los bordes que se unen los dos colores dominantes de la pintura, y a la vez las proporciones son iguales, siguiendo su riguroso arte matemático. Ilustración 6. Modular No 3, Gilbert 1977
  10. 10. 10 Esta introducción a los setentas con nuevo enfoque le permitió ser invitada a la Bienal de Sao Paulo, una de las bienales más aclamadas de Latinoamérica, a la misma que acude en su 9na y 11va edición y como toda exposición artística le permitió que su obra sea cada vez más conocida. Su amor a la perfección le invita a hacer una oda a las formas con su cuadro Elogio al círculo (1978), un cuadro con una riquísima composición visual donde es una mezcla de colores donde el circulo sobresalta entre todo al tener de base un tono naranja que luego se yuxtapone con un circulo negro con bordes blancos, así mismo un fondo negro con una círculo rojo creando gran contraste. Las formas rectas de los lados donde sigue la persistencia a usar tonos amarillos sobre bases color blanco. Ilustración 7. Elogio al círculo, Gilbert 1978 Seguido a esta obra le continúa otra que cierra su etapa de los 70s, la misma que también habla de un nuevo cambio en los colores y formas que se volverían de uso constante para Araceli en la siguiente década. Es Diagonal No 3 (1979) la pintura que demuestra hasta donde podía llegar este post cubismo estricto en formas que manejaba Gilbert. Sus formas perpendiculares que llevan una mezcla de morado, negro, rojo, colores que parecen no llevar un orden aleatorio riguroso, hacen de la pintura un ejemplo de todo lo que Araceli siempre quería dar, que era sencillamente obras que impacten por la formas que le armonizan.
  11. 11. 11 Ilustración 8. Diagonal No 3, Gilbert 1979 En 1981, gracias a la ponderación que tuvieron sus obras en la pasada década, es invitada para participar en la Bienal de Medellín, la misma que se vuelve en una afortunada experiencia para exponer sus cuadros, que para entonces ya tenía un nombre reconocido en Latinoamérica. Durante ese periodo también participa en la Bienal de La Habana y otras exposiciones que sirvieron para exhibir su trabajo. Los años ya habían pasado muy rápido y a los 72 años de edad Araceli decide sacar a la luz lo que tal vez sería su trabajo de despedida. Uno de los cuadros que resume toda su historia en la pintura y que enmarca sus influencias desde sus inicios porteños en el país, yendo a épocas chilenas, pasando por su etapa parisina y estadounidense, y finalmente su estadía de regreso a Ecuador es Manhattan (1985). Nuevamente la artista demuestra su poder para retratar de forma más abstracta todo lo que le complacía a la vista, creando su propia Manhattan en un lienzo que se divide entre los tonos morados y negro, y en el centro es una explosión de colores y formas rectas donde cada una tiene su propio color y en las formas color blanco existen livianas líneas en negro, todas estas formas juntas crean una ilusión óptica espectacular que invita al espectador a un proceso de abstracción para entender cada centímetro de la obra. Así es la Manhattan constructivista de Gilbert con proporciones perfectas.
  12. 12. 12 Ilustración 9. Manhattan, Gilbert 1985 La parte conceptual dentro de un arte de Vanguardia Sin duda la obra y vida de Gilbert se vio expuesta a mucho hechos subyacentes como el vivir la segunda Guerra Mundial, hecho que parecería formar parte de sus primeras obras, donde Composición con Mascaras parecería un grito al hombre siendo destruido por el mismo, los cuerpos en partes que se mezclan entre todos haciendo alusión al ser humano que se destroza y descompone. Aunque suene irónico, Gilbert era de pensamiento político de izquierda. A pesar de haber nacido dentro de una familia de abolengo –y donde gracias a esa ventaja estudio en el exterior- eso no fue razón para que su objetivo con el arte sea más activo, llevando un pensamiento de que el arte desde el mismo debe construir la realidad, como menciona Kronfle al hablar de los pensamientos de la artista: “[…] para otros como Gilbert que defendían la abstracción, el arte debía crear su propia realidad, afincado en la autosuficiencia y siendo la experiencia estética su razón de ser y su fin primordial”, (Kronfle, 2004). Desde muy joven Gilbert ya manejaba un criterio sobre las izquierdas y la necesidad de cambio para la sociedad. Entre las memorias de Gilbert de las cuales habla Pérez Pimentel menciona que haber estudiado en Chile mientras nacen partidos
  13. 13. 13 antifascismo, los cuales se crean como repuesta a la Guerra Civil que vive España, le permite a Gilbert afianzar sus ideas hacia tendencias socialista, “Su estancia en Chile había coincidido con el gobierno del Frente Popular y su pensamiento político se había estructurado en la lucha antifascista iniciada durante la guerra civil española; además, las ideas de su padre eran de tendencia socialista y su primo hermano Enrique Gil Gilbert, con quien se llevaba muy bien, figuraba en la plana mayor del comunismo porteño; todo ello la llevó a estructurar un pensamiento político de avanzada y sensible a la dura realidad social del país, quizá por eso mismo simpatizó con el comunismo sin estar afiliada. Por esa época se sustrajo una silla de ruedas de la clínica Guayaquil de su padre, para dársela a su amigo el escritor Joaquín Gallegos Lara pero como la silla no pasó por la estrecha puerta de la habitación del escritor, retornó a la Clínica”, (Peréz). Es así como podríamos decir que parte de sus ideas conceptuales hacia el mundo tenían como referente su ideología política, la cual nace con la necesidad de abandonar las ideas políticas de ambición que son la causa de que hayan existido guerras mundiales y civiles durante el periodo de 1913 hasta 1945. El impacto de la obra de Araceli Gilbert dentro de Ecuador y en otros países y su legado Luego de la década de los 90s Ecuador sufre una perdida seguida de algunos de sus mejores exponentes pictóricos, entre estos Araceli Gilbert. No podemos decir que los ecuatorianos ya presentan una conciencia sobre la importancia que tuvieron algunos artistas pictóricos pero debemos colaborar hablando de muchos de estos exponentes del arte ecuatoriano que no tiene repercusión dentro de Ecuador sino hasta después de sus muertes. En el caso de Araceli –como ya lo he mencionado- hubo más reconocimiento de su obra en el transcurso de sus últimos años, como sucede en 1989 que recibe el premio Eugenio Espejo por parte del Gobierno ecuatoriano, que en su etapa de juventud mientras creaba una firma pictórica y un espacio dentro de la pintura internacional. Han existido muchas exposiciones post mortem de sus obras en algunos museos de Ecuador, pero muy débil es aun la memoria de los ecuatorianos para reflexionar y entender el arte de Araceli. La obra de la artista forma parte de algunos museos de otros países y sobretodo en colecciones privadas en algunos países de Latinoamérica. Sin duda todo el trabajo de Gilbert en su época de juventud tuvo un impacto muy claro en Europa, dando
  14. 14. 14 a notar que Latinoamérica no solo era arte que hablaba de la pobreza del continente tachando casi en lo folclórico. León Degand, crítico de arte al referirse a Araceli dijo: "Araceli's art plays a truly audacious role. It is frank, pure, without hesitations, either in form or in spirit. Is it hard? Yes, in the best sense of that word. It is a willed art and it is an art of synthesis."4 , León Degand (Paris, 1954). (Araceli Gilbert Gallery). 4 Traducción al español: El arte de Araceli juega verdaderamente un role audaz. Es franco, puro, sin vacilaciones ni en una forma o espíritu, ¿es difícil? Si, en el mejor sentido de la palabra lo es. Es arte de voluntad y de síntesis.
  15. 15. 15 Bibliografía Araceli Gilbert Gallery. (s.f.). Recuperado el 12 de Febrero de 2015, de Archivo Blomberg: http://www.archivoblomberg.org/aggallery.htm Cervantes, A. (s.f.). Araceli Gilbert resurge en un mural. El Comercio . Cervantes, A. (s.f.). Araceli Gilbert resurge en un mural. Recuperado el 10 de febrero de 2015, de Diario El Comercio: http://edicionimpresa.elcomercio.com/es/262141003ef0e1c0- d01e-4b33-b23c-b60733104d0b Estrada, J. (1984). Araceli Gilbert. En J. Estrada, Mujeres de Guayaquil (pág. 173). Guayaquil: Banco Central del Ecuador. Kronfle, R. (19 de Octubre de 2004). Araceli Gilbert en el Mercado Sur. Recuperado el 11 de Febreo de 2015, de Río Revuelto: http://www.riorevuelto.net/2004/10/araceli-gilbert- en-el-mercado-sur.html#uds-search-results Peréz, R. (s.f.). Aracely Gilbert de Blomberg. Recuperado el 11 de Febrero de 2015, de Diccionario Biográfico Ecuador: http://www.diccionariobiograficoecuador.com/tomos/tomo22/g1.htm

×