SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 68
Descargar para leer sin conexión
HOSPITAL INFANTIL DE MÉXICO
          Federico Gómez


 SERVICIO DE MEDICINA DEL ADOLESCENTE
             40 Aniversario
                (1967-2007)




 Curso Monográfico Internacional de
      Medicina del Adolescente



               Ciudad de México 14-18 mayo 2007
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente

   El presente trabajo,       desarrolla una
    reflexión en la que intento conjugar todas
    esas vertientes que hacen de la
    confidencialidad médica y psicológica
    un reto tan apasionante como difícil, pero
    imprescindible para una asistencia que
    pretenda ser humana y, por lo tanto,
    humanista.
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente
   La confidencialidad médica- psicológica -auténtico
    baluarte ontológico /deontológico de las profesiones
    de la salud a lo largo de los diferentes tiempos de la
    historia-; adquiere hoy una gran importancia cuando ha
    de articularse en medio de una sociedad mediática y
    globalizada, creando un contexto de trabajo
    interdisciplinario, de derechos de la persona humana
    -y por ende, del enfermo-, así como de la humanización
    de la asistencia médica y paramédica, en el ámbito de
    una ética médica para el siglo XXI.
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente
Textos y Contexto que hacen de la confidencialidad y del adolescente un campo
Problemático de inconmensurables dimensiones y niveles y configuran para la:



           Bioética un desafío
           del tercer milenio de
            la humanidad …
Confidencialidad para el paciente
                    adolescente
   Sobre todo porqué el panorama global del mundo
    no es tan alentador …
   En cambio, la realidad es un horizonte desalentador
    para todo mundo y en la mayor de las veces el
    adolescente, el joven en general, le toca estar en el
    rincón más marginado, relegado, explotado, etc. …
    Tal vez, ahora más que nunca habría que recordar
    las palabras que la propia confidencialidad nos
    regala y sobre todo entender que significa en
    nuestros días, ante el fenómeno desconcertante
    de las grandes problemáticas de los jóvenes …
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
Los Adolescentes representan un universo enorme
  en el contexto mundial que necesitamos


              ESCUCHAR …
¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!




               Sí, Escuchar, aunque no nos llamen, porque la
               realidad de “perdida del sentido de vida” es
               alarmante … en los jóvenes, escuchen éstos datos:
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente
Un millón de Personas de entre 19 y 29 años
mueren anualmente por suicidio … (¿?) (OMS)

Pero, cinco millones más al año lo intentan …
sin conseguirlo … (OMS)

Todos inscritos en un patrón de experiencia asociado
  a procesos depresivos, lo cual significa que
  padecemos      una    pandemia      de    enormes
  proporciones, es decir, tal vez sea el mayor
  problema de salud pública del mundo, inscrito en
  el campo de la salud mental y por tanto integral
  de los sujetos …
Confidencialidad para el paciente
                   adolescente
   Y de esos cinco millones que se salvan, ¿Qué sucede con ellos? La
    precisión que hace la Dra. Mendoza es elocuente:




“Por alguna extraña razón los seres
  humanos no queremos morir, aunque no
  tengamos para qué vivir”
                                              Itzel Mendoza
Confidencialidad para el paciente
                   adolescente
Paradojicamente éstos jóvenes quisieron morir y siguen sub – xistiendo (¿?)




  ¿Cómo escucharlos?
¿cómo realmente hacerlos pasar de su condición de
  enfermedad a la condición de paciente? Es decir, ¿Cómo
  transferirles el sentido de vida, que les brinde un
  horizonte de motivos y de autoestima?, ¿Cómo ganar su
  confianza y aprecio?
Confidencialidad para el paciente
                      adolescente
  Al respecto en una primera impresión, es como pretender entregarnos al
  fenómeno de desesperanza y nihilismo pasivo …

Es como una especie de Jaula
imposible a la manera de Escher,
-otorgar forma y sentimiento- al
mundo desconocido de los
jóvenes …

 Cuestión que generalmente
 no podemos cumplir

    Que sin embargo
    habría que cumplir

Qué es necesario cumplir …
              Para ser congruentes con la convocatoria a la salud, que hacemos …
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente
   Pero, ¿Cómo escucharlos si tienen a-dicción?




      Si,   A-dicción
             Es decir, no hablan y sin habla tenemos que entenderlos
             Ubicando, sus textos y contexto …
CONFIDENCIALIDAD PARA EL PACIENTE ADOLESCENTE



Todo esto nos lleva propiamente dicho a
 múltiples problemas éticos conflictivos y el
 reto es intentar comprender que la
 Bioética ha aportado los juicios
 necesarios para revalorar las posiciones de
 la ética o simplemente ha recuperado los
 fundamentos anteriores de distintos
 momentos históricos.
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente
   La Bioética, según mi punto de vista es un
    movimiento de los setentas del siglo XX en torno
    a un nuevo estilo de gestión de la vida y la
    muerte, el cuerpo y la sexualidad
   Anteriormente la ética nos había enseñado una
    serie de mandatos estrictos que se denominaron
    “deberes perfectos”, que en la ética médica se
    plantearon    deontológicamente,     es   decir
    racionalmente
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente
   Desde luego que este siglo XXI, los clásicos
    deberes perfectos se endosaron a la cuenta de
    deberes imperfectos, y han quedado heredados
    a la gestión ética privada de los individuos
    humanos (sin que instancias externas como los
    Estados o las Iglesias puedan intervenir
    directamente en su control). El principio general
    se específica en un conjunto de temas
    específicos, que han revolucionado la gestión del
    cuerpo y la sexualidad, de la vida y de la
    muerte. Dichos puntos son los siguientes:
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
   Importancia de la autonomía en las decisiones
    morales en torno a la gestión del cuerpo y de
    la sexualidad, de la vida y de la muerte.
   Mayor respeto a los derechos de intimidad y
    privacidad
   Necesidad de convertir muchos deberes
    perfectos en deberes imperfectos.
   Promoción de la responsabilidad.
   Establecimiento de los mínimos exigibles a
    todos mediante consensos basados en la
    participación y deliberación
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente
   Para intentar desarrollar bien estas tesis, oriento mi
    reflexión a través primero de mencionar brevemente
    algunos orígenes; segundo de incorporar elementos
    del debate teológico en bioética; tercero de
    mencionar de manera importante, las aportaciones
    de la filosofía; pero solo mencionando aspectos muy
    generales, pues quiero con este reconocimiento
    acercarme a la temática de la confidencialidad,
    que es el campo problemático que me ocupa revisar
     y desde luego integrar las premisas hacia una
    conclusión, nunca final, pero con posibilidad de
    desarrollo, así que …
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   El término Bioética como Ustedes saben bien, lo
    introdujo el Dr. Van Renselaer Potter en 1970, en un
    articulo titulado “Bioética, la ciencia de la
    supervivencia”. En este documento Potter tenía un
    sentido muy amplio y muy relacionado con la ecología:
    “Tenemos necesidad de una ética de la tierra, una ética
    de la vida salvaje, una ética de la población, una ética
    del consumo, una ética urbana, una ética internacional,
    una ética geriátrica y así sucesivamente. Todos estos
    problemas reclaman acciones sobre problemas y sobre
    hechos biológicos. Todos ellos constituyen la bioética, y
    la supervivencia del ecosistema total, es la prueba del
    sistema de valores en la relación entre ciencia y valores.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Estos presupuestos tiene una base real de excepción en
    la mencionada relación ciencia-valores, pues casi nadie
    (desde siglos pasados) se ha atrevido a defender las
    proposiciones universales de base empírica, como
    son las éticas, que puedan afirmarse como
    absolutas y sin excepciones. Es decir en el
    movimiento de la ética la mayor parte de las veces
    se rebasa el código normativo y se llega al hecho
    inédito y único. La moral – deontología sólo se expresa
    en la probabilidad y esto hace que la razón moral propia
    de la filosofía del siglo XX, establezca una razón débil,
    que no cree posible establecer un sistema de principios
    morales absoluto y sin excepciones al modo de Spinoza
    y Leibniz.
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente
No obstante diversas teorías morales plantean sistemas absolutos,
  entendiendo un conjunto de deberes directa e inmediatamente
  intuidos, en donde los valores también caben por la vía de la
  intuición y que muchos han denominado como la vía de
  universalización al conjunto de los seres humanos. Sobre todo
  porque afirman que, siempre se llega a una consecuencia
  parecida, afirmando así un canon moral que consiste en el respeto
  de todos y cada uno de los seres humanos.
Sin embargo la propia experiencia humana refuta dicho
  canon, el hombre no tiene un destino que cumplir como
  secuencia lógica de una racionalidad; más bien va
  constituyendo su sentido de existencia (ontología), es
  decir, los principios deontológicos no son nunca absolutos y sin
  excepciones y de ahí que se exija siempre su contraste con
  las situaciones concretas, con las circunstancias y con las
  consecuencias del acto concreto, a fin de tomar una
  decisión responsable y prudente.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente

 La Bioética así considerada se inscribe en
  este patrón mencionado y ya el viejo
  Aristóteles lo mencionaba como el
  acorde real de una filosofía práctica.
 Por lo tanto, ni duda cabe al respecto que
  desde el punto de vista filosófico, la
  bioética es un tipo de filosofía práctica, a
  la manera de una ética política o una ética
  empresarial.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Dicho desde otra precisión hoy en día, ya instalados en
    pleno siglo XXI, estamos reintroduciendo en el debate
    ético, el procedimiento de los casos particulares y
    esto ha obligado a los filósofos a enfrentar de nuevo los
    problemas aristotélicos del razonamiento práctico, que
    fueron olvidados un largo tiempo. En este sentido es
    posible decir que la medicina desde el planteamiento de
    Potter, ha “salvado la vida de la ética” y ha hecho
    recuperar a la ética una seriedad y relevancia humana
    que parecía haber perdido sobre todo en los años de
    entreguerras del siglo pasado y por la influencia de la
    ética analítica.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
   En esta inteligencia es preciso analizar la
    situación del caso concreto con todo el
    detalle posible, deliberar sobre los cursos
    de acción del caso y a la vista de todo eso,
    tomar una decisión prudente. Esa
    deliberación puede ser individual y
    muchas veces tiene que serlo, pero
    conviene que si es posible se haga
    colectiva.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
 Esto es deseable así, porque las éticas actuales son
  intersubjetivas, y consideran que debe permitirse la
  participación de todos los actual o virtualmente
  implicados por una norma o una decisión. La
  deliberación debe, tiene que ser participativa.
  Este es el origen de los comités de ética
  actuales.
 De manera contraria, si se considera que los principios
  o deberes son absolutos y carecen de excepciones,
  entonces el comité tendría una función casi cosmética
  (es decir, se afianzaría la creencia de aplicar bien una
  racionalidad y un proceso de deliberación racional y de
  tomar decisiones morales).
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente
   Enfocando de esta manera el tema de la ética y de la toma de
    decisiones, cobran una relevancia enorme los procedimientos
    de análisis de los contextos, los textos o situaciones. No es de
    extrañar que en las más de tres décadas de la Bioética se
    hayan aplicado una gama enorme de procedimientos
    comprensivos que enriquezcan el proceso de deliberación y de
    toma de decisiones en conflictos éticos o de investigación …
   Ejemplos de estas formas comprensivas son: entre otros, el
    contextualismo, el casuísmo, el narrativismo y la hermenéutica;
    todos parten del mismo supuesto, que la realidad siempre es
    más rica que todo lo que nosotros podamos pensar de ella, que
    siempre hay un exceso de sentido en un hecho o en un texto
    cualquiera, y que el proceso de comprensión y desciframiento
    de la realidad es interminable, indefinido, infinito.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente

 Esta ética expresada así, como fuente de
  base empírica y de acción o intervención
  del sujeto, se ha definido en el sentido de
  deberes imperfectos o de gestión privada.
 Cuestión que ha implicado su ubicación
  dentro de los derechos a la Intimidad y a
  la Privacidad, y se les ha protegido desde
  ellos
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   En esta inteligencia no es casualidad que las
    grandes sentencias norte americanas sobre la
    anticoncepción o el aborto apelen al derecho de
    privacidad. Estas sentencias no otorgan a estos
    asuntos una condición moral a la anticoncepción
    o al aborto; ni siquiera establece juicios de valor
    al respecto de bueno o malo, lo único que dicen
    es que ese ámbito tiene en principio un carácter
    privado y que el Estado no puede intervenir,
    más que bajo ciertos supuestos. Lo demás sería
    invadir ilegítimamente el ámbito de la privacidad
    y la intimidad
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
   Por consecuencia estos son derechos
    humanos, -en un sentido de naturalidad
    del “Ethos”- y es la característica principal
    de nuestra época. Son como una huella
    real de la postmodernidad o de lo
    estructural del siglo XXI y se han llegado a
    tomar muy en serio, probablemente más
    allá de los discursos y la persuasión propia
    de ellos …
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
   Un ejemplo concreto de esto es la
    creación reciente de las Agencias de
    Protección de Datos. La sensibilidad para
    este tipo de cuestiones ha ido en aumento
    y parece haberse disparado en las últimas
    décadas, quizá porque tenemos conciencia
    de que esos derechos “Intimidad” y
    “Privacidad”    se    hallan   hoy    más
    amenazados que antes.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
 No obstante esta modernidad aludida,
  contrasta enormemente la antigüedad de
  éstos    términos    de     “Intimidad”    y
  “Privacidad”,
 Intimidad      es un sustantivo abstracto
  derivado del término latino “interior”, cuyo
  superlativo es “intimus”, que quiere decir,
  -lo intimo es lo más interior que uno tiene
  o posee-.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Es importante referir que la Intimidad tradicionalmente
    se ha vinculado con las creencias religiosas y la actividad
    moral de las personas. El tribunal de la conciencia es
    intimo, porque nadie, salvo Dios, puede penetrar en él.
   La indagación de lo íntimo ha sido asunto clásico de los
    grandes exploradores del alma, en especial de los
    místicos …
   Allá en el fondo, en el llamado hondón del alma, éstos
    creen encontrar esa chispa divina que, en frase de San
    Agustín; “es más intima que lo íntimo mío y
    superior a lo sumo mío” (intimior intimo meo,
    superior summo meo) .
Confidencialidad para el paciente
               adolescente

 Hasta     este   momento,      Ustedes    se
  preguntarán, ¿qué es lo nuevo en el tema
  de la intimidad?, ¿porque se insiste en darle
  una visión moderna en el cuerpo
  conceptual de la Bioética?
 La respuesta la podemos agrupar en varias
  perspectivas, que son los siguientes
  puntos:
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente

1. En primer lugar la secularización* de su
  contenido. La Intimidad no está compuesta
  sólo por contenidos religiosos. Existe
  Intimidad aun en el caso de que no se
  profesen creencias religiosas. La intimidad es
  inherente a todo ser humano por el mismo
  hecho de serlo. La hay de otras muchas
  maneras, morales, ideológicas, estéticas,
  políticas, etc.
* Hacer secular lo que antes era eclesiástico o bien extender su sentido más allá de
lo que era el contenido religioso.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
2º El respeto a la intimidad no está condicionado al
  tipo de creencia que se profesa; no depende de
  los contenidos. La Intimidad es respetable porque
  pertenece a un ser humano, no por los
  contenidos que tenga. Este es el salto
  fundamental. Los otros no son respetables
  porque piensen como yo o tengan mis mismas
  creencias, sino porque son otros, otros seres
  humanos, otros como yo, semejantes. No es un
  problema de contenido sino de estructura. A
  partir de éstos presupuestos es fácil percibir el
  tercer salto …
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Es decir, convirtiendo la Intimidad, es un derecho
    humano fundamental, algo de que goza todo ser
    humano por el mero hecho de serlo y que por tanto
    tiene que ser reconocido y protegido por la ley.
   Esto explica que haya habido que esperar hasta éstos
    tiempos modernos para ver convertida la Intimidad en
    un derecho humano de los llamados subjetivos o
    personalísimos.
   En otras palabras, la idea de Intimidad es muy antigua,
    pero el derecho a la Intimidad no. La Intimidad tuvo que
    esperar el siglo XX para verlo incluido explícitamente
    como tal en las tablas de derechos humanos.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente

   Desde luego que no ocupa la presente
    disertación, pero también la Intimidad
    tiene una liga muy importante con la
    Espiritualidad, que también es secular,
    aunque originalmente los filósofos griegos
    la consideraron como parte de “Ethos”, es
    decir inherente al ser humano, en una
    forma que antes mencionamos “natural”.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   También tiene relación a lo que hoy en día se ha denominado
    “derecho al honor” , que en diversos países han vinculado en una
    idea de protección civil y que incluye a la Intimidad personal y
    familiar y a la propia imagen. Sin embargo no han acabado de
    definir bien lo que se entiende por honor y que tal vez encause el
    sentido de que quien es honesto merece ser honrado y esto es
    bueno por sí, no por la utilidad que reporta.

   En el mundo real hay personas per se honestas y otras que no lo
    son. Aristóteles hace ya algún tiempo dijo que la virtud es un
    habito bueno u honesto que se posee, ya por naturaleza, ya por
    ejercicio o por ambas cosas a la vez, es decir el bien honesto exige
    la buena naturaleza y el buen ejercicio; hay quienes no hemos
    defraudado al buen Aristóteles. No obstante en la ley Española el
    titulo que se ostenta en el código penal, que antes rezaba “delitos
    contra la honestidad” ha pasado a denominarse “delitos contra la
    libertad sexual” y con ello la polémica incesante.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Sin embargo, para que muchas de éstas
    cuestiones resulten posibles, es necesario que
    toda persona sea honorable, por el hecho de ser
    persona y no por las ideas que defienda o por
    las creencias que tenga. Los seres humanos son
    honorables, gozan de honor, no porque piensen
    como yo o hagan lo que yo considero correcto,
    justo u honesto, sino porque son seres
    humanos. Aun a pesar de que somos
    polimórficos a la conciencia y polisémicos.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
   Hasta este momento, quiero hacer notar
    como el largo camino a la Confidencialidad
    es producto de un proceso comprensivo,
    cuyo siguiente elemento es un término no
    menos problemático, que es el de la
    “Privacidad”, aunque habría que señalar
    que este no tiene tradición en nuestro
    medio o lenguaje. Privacidad es un
    anglicismo derivado de término “privacy”.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Al respecto en nuestra lengua ubicamos el
    término “Privado” con varios sentidos muy
    distintos entre sí. Un primer sentido es
    sociológico en el cual se contrapone a
    público, es decir, lo privado es lo no
    público, lo que carece de la nota de
    publicidad. Se trata de la carencia de una
    nota, la nota de lo público. Por eso privado
    tiene aquí un sentido negativo, el de lo no
    conocido o no hecho público.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente

 Pero privado tiene otro sentido que es político, en donde privado se
  contrapone también a publico, pero en la acepción institucional de
  este término. Desde la sociología, público es sinónimo de conocido
  por otros distintos del propio individuo. Pero desde el punto de vista
  institucional, público es el carácter de una institución muy concreta,
  el Estado.
 El Estado es la institución pública. Todas las otras son instituciones
  privadas, a pesar de que sean conocidas o reconocidas por todos y
  por tanto públicas en sentido sociológico.

   Políticamente en aras de la expresión del derecho romano lo privado
    tiene por objeto la relación entre los particulares, en tanto que lo
    público regula el gobierno del Estado y las relaciones de los
    ciudadanos con los poderes públicos.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente

 Así llegamos a la “Privacidad” y a los derechos privados, que son
  aquellos que los individuos pueden y deben gestionar libremente,
  sin interferencias de otros, incluido el propio Estado.
 Se trata del espacio en que los individuos son soberanos del mismo
  modo que el Estado lo es en la gestión de la esfera de lo público. El
  efecto es lo verdaderamente importante pues el Estado es el que
  detenta el uso legitimo de la fuerza, resulta que en el espacio de lo
  privado no esta permitido el uso de la fuerza como medio para
  obligar a que los individuos establezcan relaciones privadas que no
  quieren. La premisa real es que lo privado es una frontera
  levantada contra la posible invasión de los derechos
  subjetivos de los individuos por el Estado.
 Pensado en otra tonalidad es como precisar la idea de que el Estado
  establece las “causas” o argumento, mientras que lo privado
  establece la argumentación de los “motivos” de cada quien.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente

   Para la teoría contratualista moderna, los
    derechos privados se tienen ya en el estado de
    naturaleza, por tanto antes de la constitución del
    contrato social y con él, del Estado.
   Lo privado es en consecuencia, previo a lo
    público y fundamento su-yo. El Estado debe
    respetar esa esfera porque es previa a él y para
    esta teoría el Estado surge con el objeto de
    proteger esos derechos, no de conculcarlos.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   En el estado de naturaleza todos los seres humanos son
    sujetos de los derechos humanos llamados subjetivos o
    personalísimos, como son el derecho a la vida, a la
    salud, a la libertad o a la propiedad.
   Lo que el derecho a la libertad de conciencia dice es que
    todo contenido es en principio respetable, precisamente
    porque es detentado por un ser humano.
    Por tanto el derecho existe con independencia de su
    contenido concreto y esta cuestión hace precisar la toma
    de conciencia de su propia “autonomía”, es decir, la
    del sujeto, el Yo, el cada de nosotros.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente

   En esta inteligencia la palabra clave es la
    “autonomía”. Los llamados derechos humanos
    siubjetivos o personalísimos son expresión de
    esta “autonomía” . La autonomía tiene que
    ver, antes que nada, con la gestión soberana del
    espacio privado. No es un azar que en la teoría
    de los derechos humanos, éstos de que estamos
    hablando, se conceptúen por lo general como
    privados. En Bioética se acepta que la expresión
    jurídica del principio de autonomía son los
    derechos humanos subjetivos o personalísimos ..
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   En tanto que el grueso del derecho privado, civil,
    mercantil, etc., tiene por objeto proteger los
    actos realizados en el uso de tales derechos y de
    ese modo hacer posible que los individuos y
    grupos sociales busquen su mayor beneficio;
    esto es lo que se conoce en Bioética como
    principio de “beneficencia”, porque ambos
    definen las relaciones jurídicas en el orden de lo
    privado …
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Precisamente por esta observación, es que hay ponderar
    una defensa de esa pareja de principios (de la Bioética)
    “autonomía”-      “beneficencia”,   para     diferenciarlos
    claramente de los otros dos; “no - maleficencia” y
    “justicia”, cuyo objetivo es definir las obligaciones que
    deberían convertirse en ley pública en un Estado ideal.
   Es decir, la primera pareja intenta ser la expresión del
    principio de máximo sistema de libertades para todos o
    de igual libertad de ciudadanía, en tanto que la segunda
    pareja lo es del principio de justa igualdad de
    oportunidades o de equitativa distribución de los bienes
    sociales primarios.
Confidencialidad para el paciente
                  adolescente

   El derecho a la Intimidad, el derecho al honor, son derechos privados,
    claramente privados. Sin embargo paradojicamente, ninguno de ellos se
    identifica sin más con el llamado “derecho de privacidad”.

   La privacidad es un derecho descubierto a finales del siglo XIX en la
    jurisprudencia norteamericana, planteando el derecho a la no
    interferencia del Estado en los asuntos privados y por lo tanto el
    derecho a la no invasión por la autoridad oficial. Esta cuestión se
    observa reflejada en la sentencia que el Juez Cardozo (caso Schloendorf
    v.; New York Hospital, 1914) que afirma: “Cada ser humano de edad
    adulta y sano juicio tiene el derecho a determinar lo que debe hacerse
    con su propio cuerpo”. Así se inscribió la sexualidad en la bioética en
    base a la privacidad, a el apelaron las famosas sentencias conocidas en
    torno a la anticoncepción y el aborto (1965, 1973).
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente
   El tema de la protección de datos, por ejemplo, tiene
    sentido en el interior de este contexto.
   Los datos relativos a las personas son, en principio, privados
    y por lo tanto deben ser confidenciales, con excepción
    de ciertos casos públicos y en otros que el individuo autorice
    su publicación.
   Aquí ciframos importantemente la figura del paciente
    adolescente, con toda su intensidad real, su crudeza de
    patrón de experiencia dramático o modo de vida, vida real y
    no sólo supuesta y en una idea de volver a la salud,
    confidencialmente en su propio sentido de vida,
    encontrar esto, es algo más que aplicar una técnica o
    que prescribir un medicamento …
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Los datos personales (el expediente clínico)
    merecen una protección muy estricta, porque
    tienen relación con el derecho a la intimidad, al
    honor y a la propia imagen.
   Esto es indiscutible y tal es la razón de que se
    hayan establecido a todos niveles agencias
    especiales dedicadas a proteger la protección de
    los datos por parte de todas aquellas
    instituciones que los recopilan, archivan o
    manejan
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente
   En este sentido la tradición médica ha tenido desde
    siempre una gran sensibilidad para la no
    divulgación de los datos relativos a sus pacientes.

   El secreto era considerado un deber profesional de
    excepcional importancia, refrendado por una
    tradición sin fisuras, que hundía sus raíces en el
    mismo Juramento Hipocrático. En el se lee, en
    efecto: “Lo que en el tratamiento, o incluso fuera
    de él, viere u oyere en relación con la vida de los
    hombres, aquello que jamás deba divulgarse, lo
    callaré teniéndolo por secreto”.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
 Esta referencia deja claro que el secreto no
  es un derecho del paciente sino un deber
  del profesional.
 Esto es lo que de manera clásica se ha
  denominado el “deber del sigilo”.
 Es el médico quien dirá lo que debe o no
  divulgarse y en consecuencia lo que deberá
  callar, teniéndolo por secreto.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
 Precisamente en esto se diferencia el antiguo deber del
  sigilo del nuevo derecho del enfermo- paciente a la
  confidencialidad de los datos relativos a la salud y a la
  vida sexual.
 Ahora el profesional de la salud, tiene un deber porque
  el paciente tiene un derecho; se trata por tanto, de uno
  de los llamados derechos-deberes, por tanto de uno de
  los derechos que generan deberes en todos los demás.
 La diferencia es fundamental, porque en este
  último caso será el paciente, no el profesional,
  quien diga que datos pueden ser divulgados y
  cuáles no.
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente
   Como bien podrán Ustedes advertir, la situación
    presente de la ética, es un poco distinta a la de
    hace algunas décadas.
   No sólo por todo lo dicho, sino porque además la
    mayor amplitud del espacio cubierto por los
    deberes llamados imperfectos o de gestión privada
    ha hecho más necesario que nunca antes
    promover       la    “deliberación”        y     la
    “responsabilidad” de todos.
   Hoy somos todos decisores y no sólo los
    sacerdotes, los monarcas, los jueces o los médicos
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente

   Este es el gran tema de la ética actual y por esto

    justamente   es      su importancia, pensante y
    responsable del conocimiento real del sujeto
    enfermo- paciente, del conocimiento científico en
    aras de su plenitud, de los principios de la bioética
    y de la sensibilidad humanista de un ser humano
    que le brinda su comprensión y humanidad a otro
    ser humano …
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   No obstante estas distinciones que he tratado de
    compartir con Ustedes, ha surgido un nuevo
    frente que oscila entre los polos de una
    “racionalidad dilemática” deontológica y una
    “racionalidad problemática”.
   Se puede decir que en ética se ha jugado mucho
    al dilema y su modo de razonar son los propios
    de todos aquellos que quieren aplicar a la ética
    la lógica de las matemáticas. Muchos de éstos
    son deontologistas o racionalistas.
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Estos movimientos desde el paradigma deontologista
    consideran superfluo el análisis contextual, y reducen la
    toma de decisiones a la elección entre dos valencias o
    polos, uno positivo y otro negativo.
   Los     que    mantienen     posturas    teleológicas   o
    consecuencialistas, también funcionan con frecuencia
    con criterios puramente dilemáticos.
   Tienden a considerar que la obligación moral consiste
    siempre en la optimización de las consecuencias y que
    por tanto la decisión que maximice consecuencias es la
    buena y todas las demás son malas, también es
    pensamiento dilemático.
Confidencialidad para el paciente
               adolescente
 La racionalidad problemática procede de un modo
  sensiblemente distinto. No está tan preocupada por la
  decisión como por el procedimiento.
 Tampoco esta convencida de que todo problema ética tenga
  solución, y menos que esa solución sea una y no más de una.
  NI todos los problemas tienen solución, ni esta dicho en
  ningún lado que las soluciones no puedan ser varias.
 Frente a la actitud dilemática, que siempre es reduccionista,
  está la actitud problemática. Los problemas hay que
  enfrentarlos mediante un proceso de deliberación, donde el
  objetivo de la deliberación no es la toma de decisiones ciertas
  o exclusivas sino prudentes.
 Es decir, distintas personas pueden tomar decisiones distintas
  ante un mism o hecho, y ser todas prudentes; esto es usual
  en ética médica, bioética y en todo el ámbito de la salud …
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente
   Esta es quizás, la gran tarea que tiene la
    Bioética y la ética, una tarea que todos
    tenemos delante y que sin duda ira
    ganando importancia en los años por venir;
    es la necesidad de asumir un tipo de
    pensamiento que permita la participación
    de todos los implicados en el proceso de
    deliberación de los problemas prácticos, en
    nuestro caso de los problemas éticos y
    morales, o éticos sin moral.
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente
   Esto es porque hemos pasado de la imposición a
    la autogestión, ahora es más necesario que nunca
    la adquisición de formas deliberativas.
   Solo así podremos contribuir a la gran tarea
    mencionada que la ética y la bioética tienen
    planteadas.
   El camino es el fomento a la responsabilidad, en
    donde se habría que precisar que la bioética no es
    una “ética de la convicción”, sino una “ética
    de la responsabilidad”…
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Los enfermos – pacientes adolescentes esperan
    nuestro “conatus essendi” , para brindarles
    respuestas múltiples para hacerles ver su
    “sentido de vida” y la oportunidad posible de
    acceder a la felicidad.
   Esperan que la juventud la adquiramos con la
    edad y que demos crédito a sus valores y
    expectativas,
   Esperan que demos sentido a la congruencia de
    decir y hacer … de ser, sin dejar de ser …
Confidencialidad para el paciente
                 adolescente
   Terminaría la presente esperando que todos nosotros,
    podamos creer en la certeza de la verdad de la ética;
    porque sí, la verdad ética es común …

   El testimonio ético es una revelación, que no es un
    conocimiento …

   La interioridad no es, en consecuencia, un lugar secreto en
    cualquier parte dentro de mí, (o de los otros) de los
    sentimientos, de las emociones, de la afectividad. Si
    logramos entender esto, la confidencialidad es una premisa
    real … salvemos por favor los sentidos de vida …
Confidencialidad para el paciente
                adolescente
   Precisamente por entender todo esto, hago cómplice a Dostoievky,
    porque si cada uno de nosotros logrará decir su extraordinario
    pensamiento:


“Todos somos responsables de todo y
  de todos ante todos, y yo más que
  todos los otros”

Si es así, todos estaríamos aplicando una “ética de la responsabilidad”
   y sabríamos que todavía se puede creer en las palabras que les
   decimos a los adolescentes a todos, los otros ...

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Primeros Auxilios Psicológicos
Primeros Auxilios PsicológicosPrimeros Auxilios Psicológicos
Primeros Auxilios PsicológicosVanne Tapia
 
8 modelo-sistemico-familiar-
8 modelo-sistemico-familiar-8 modelo-sistemico-familiar-
8 modelo-sistemico-familiar-terac61
 
SESION 1: CONSEJERIA EN TRABAJO SOCIAL
SESION 1: CONSEJERIA EN TRABAJO SOCIALSESION 1: CONSEJERIA EN TRABAJO SOCIAL
SESION 1: CONSEJERIA EN TRABAJO SOCIALYoyi0409
 
Prevencion del delito experiencias de exito internacionales
Prevencion del delito experiencias de exito internacionalesPrevencion del delito experiencias de exito internacionales
Prevencion del delito experiencias de exito internacionalesMarco Antonio Tovar
 
Terapia breve
Terapia breveTerapia breve
Terapia brevemave1960
 
Unidad 3. Terapia Familiar Experiencial (Virginia Satir).pptx
Unidad 3. Terapia Familiar Experiencial (Virginia Satir).pptxUnidad 3. Terapia Familiar Experiencial (Virginia Satir).pptx
Unidad 3. Terapia Familiar Experiencial (Virginia Satir).pptxLaura O. Eguia Magaña
 
Psicopatología: charles manson y posible perfil MMPI 2
Psicopatología: charles manson y posible perfil MMPI 2Psicopatología: charles manson y posible perfil MMPI 2
Psicopatología: charles manson y posible perfil MMPI 2Xephael LaVey
 
Trabajo Pdf Precursores del trabajo social
Trabajo Pdf Precursores del trabajo socialTrabajo Pdf Precursores del trabajo social
Trabajo Pdf Precursores del trabajo socialNenita Alvarado
 
Paso a paso virginia satir
Paso a paso virginia satirPaso a paso virginia satir
Paso a paso virginia satirNorma Perfino
 
Tipos de familias de acuerdo a su funcionamiento
Tipos de familias de acuerdo a su funcionamientoTipos de familias de acuerdo a su funcionamiento
Tipos de familias de acuerdo a su funcionamientoSoraida Fuenmayor
 
Psicologia juridica
Psicologia juridicaPsicologia juridica
Psicologia juridicaisaacnm10
 
Virginia Satir, valoracion familiar
Virginia Satir, valoracion familiarVirginia Satir, valoracion familiar
Virginia Satir, valoracion familiarSantiago Torres
 
Primeros auxilios psicológicos.pptx
Primeros auxilios psicológicos.pptxPrimeros auxilios psicológicos.pptx
Primeros auxilios psicológicos.pptxKriselBeler
 
Diego daniel santoy : homicida de cumbres
Diego daniel santoy : homicida de cumbresDiego daniel santoy : homicida de cumbres
Diego daniel santoy : homicida de cumbresmonssehm
 

La actualidad más candente (20)

Primeros Auxilios Psicológicos
Primeros Auxilios PsicológicosPrimeros Auxilios Psicológicos
Primeros Auxilios Psicológicos
 
8 modelo-sistemico-familiar-
8 modelo-sistemico-familiar-8 modelo-sistemico-familiar-
8 modelo-sistemico-familiar-
 
Terapia estructural conceptos
Terapia estructural conceptosTerapia estructural conceptos
Terapia estructural conceptos
 
SESION 1: CONSEJERIA EN TRABAJO SOCIAL
SESION 1: CONSEJERIA EN TRABAJO SOCIALSESION 1: CONSEJERIA EN TRABAJO SOCIAL
SESION 1: CONSEJERIA EN TRABAJO SOCIAL
 
Monografia suicidio en adolescentes
Monografia suicidio en adolescentesMonografia suicidio en adolescentes
Monografia suicidio en adolescentes
 
Abordaje a la familia
Abordaje a la familiaAbordaje a la familia
Abordaje a la familia
 
Familia
FamiliaFamilia
Familia
 
Prevencion del delito experiencias de exito internacionales
Prevencion del delito experiencias de exito internacionalesPrevencion del delito experiencias de exito internacionales
Prevencion del delito experiencias de exito internacionales
 
Terapia breve
Terapia breveTerapia breve
Terapia breve
 
Unidad 3. Terapia Familiar Experiencial (Virginia Satir).pptx
Unidad 3. Terapia Familiar Experiencial (Virginia Satir).pptxUnidad 3. Terapia Familiar Experiencial (Virginia Satir).pptx
Unidad 3. Terapia Familiar Experiencial (Virginia Satir).pptx
 
Psicopatología: charles manson y posible perfil MMPI 2
Psicopatología: charles manson y posible perfil MMPI 2Psicopatología: charles manson y posible perfil MMPI 2
Psicopatología: charles manson y posible perfil MMPI 2
 
Unidad 5. Terapia Narrativa.pptx
Unidad 5. Terapia Narrativa.pptxUnidad 5. Terapia Narrativa.pptx
Unidad 5. Terapia Narrativa.pptx
 
R 5 (1)
R 5 (1)R 5 (1)
R 5 (1)
 
Trabajo Pdf Precursores del trabajo social
Trabajo Pdf Precursores del trabajo socialTrabajo Pdf Precursores del trabajo social
Trabajo Pdf Precursores del trabajo social
 
Paso a paso virginia satir
Paso a paso virginia satirPaso a paso virginia satir
Paso a paso virginia satir
 
Tipos de familias de acuerdo a su funcionamiento
Tipos de familias de acuerdo a su funcionamientoTipos de familias de acuerdo a su funcionamiento
Tipos de familias de acuerdo a su funcionamiento
 
Psicologia juridica
Psicologia juridicaPsicologia juridica
Psicologia juridica
 
Virginia Satir, valoracion familiar
Virginia Satir, valoracion familiarVirginia Satir, valoracion familiar
Virginia Satir, valoracion familiar
 
Primeros auxilios psicológicos.pptx
Primeros auxilios psicológicos.pptxPrimeros auxilios psicológicos.pptx
Primeros auxilios psicológicos.pptx
 
Diego daniel santoy : homicida de cumbres
Diego daniel santoy : homicida de cumbresDiego daniel santoy : homicida de cumbres
Diego daniel santoy : homicida de cumbres
 

Destacado

Confidencialidad e intimidad en el ámbito sanitario
Confidencialidad e intimidad en el ámbito sanitarioConfidencialidad e intimidad en el ámbito sanitario
Confidencialidad e intimidad en el ámbito sanitariodocenciaalgemesi
 
Atencion y Servicios a grupos en situacion de vulnerabilidad desde la Policia...
Atencion y Servicios a grupos en situacion de vulnerabilidad desde la Policia...Atencion y Servicios a grupos en situacion de vulnerabilidad desde la Policia...
Atencion y Servicios a grupos en situacion de vulnerabilidad desde la Policia...Andres Vazquez
 
Secreto Profesional y Confidencialidad
Secreto Profesional y ConfidencialidadSecreto Profesional y Confidencialidad
Secreto Profesional y Confidencialidadclausaue
 
Confidencialidad y secreto
Confidencialidad y secretoConfidencialidad y secreto
Confidencialidad y secretoTania Mayagoitia
 
El secreto profesional.,.,
El secreto profesional.,.,El secreto profesional.,.,
El secreto profesional.,.,ivannette
 
La intimidad del paciente sesion clinica
La intimidad del paciente sesion clinicaLa intimidad del paciente sesion clinica
La intimidad del paciente sesion clinicaguadixsalud
 
Normas para el Manejo de la Infomacion Confidencial
Normas para el Manejo de la Infomacion ConfidencialNormas para el Manejo de la Infomacion Confidencial
Normas para el Manejo de la Infomacion ConfidencialCarlos Silva
 
Secreto profesional en enfermeria
Secreto profesional en enfermeriaSecreto profesional en enfermeria
Secreto profesional en enfermeriaRoxsy Sand
 
Secreto Profesional
Secreto ProfesionalSecreto Profesional
Secreto Profesionalguest9a5136
 
Gestion de los recursos humanos del proyecto
Gestion de los recursos humanos                 del proyectoGestion de los recursos humanos                 del proyecto
Gestion de los recursos humanos del proyectogeoalcantara
 
El Secreto Profesional
El Secreto ProfesionalEl Secreto Profesional
El Secreto Profesionalupt tacna
 

Destacado (14)

Confidencialidad e intimidad en el ámbito sanitario
Confidencialidad e intimidad en el ámbito sanitarioConfidencialidad e intimidad en el ámbito sanitario
Confidencialidad e intimidad en el ámbito sanitario
 
Atencion y Servicios a grupos en situacion de vulnerabilidad desde la Policia...
Atencion y Servicios a grupos en situacion de vulnerabilidad desde la Policia...Atencion y Servicios a grupos en situacion de vulnerabilidad desde la Policia...
Atencion y Servicios a grupos en situacion de vulnerabilidad desde la Policia...
 
Secreto Profesional y Confidencialidad
Secreto Profesional y ConfidencialidadSecreto Profesional y Confidencialidad
Secreto Profesional y Confidencialidad
 
[05] secreto profesional
[05] secreto profesional[05] secreto profesional
[05] secreto profesional
 
Confidencialidad y secreto
Confidencialidad y secretoConfidencialidad y secreto
Confidencialidad y secreto
 
El secreto profesional.,.,
El secreto profesional.,.,El secreto profesional.,.,
El secreto profesional.,.,
 
La intimidad del paciente sesion clinica
La intimidad del paciente sesion clinicaLa intimidad del paciente sesion clinica
La intimidad del paciente sesion clinica
 
Normas para el Manejo de la Infomacion Confidencial
Normas para el Manejo de la Infomacion ConfidencialNormas para el Manejo de la Infomacion Confidencial
Normas para el Manejo de la Infomacion Confidencial
 
El Secreto Profesional
El Secreto ProfesionalEl Secreto Profesional
El Secreto Profesional
 
Secreto Profesional
Secreto ProfesionalSecreto Profesional
Secreto Profesional
 
Secreto profesional en enfermeria
Secreto profesional en enfermeriaSecreto profesional en enfermeria
Secreto profesional en enfermeria
 
Secreto Profesional
Secreto ProfesionalSecreto Profesional
Secreto Profesional
 
Gestion de los recursos humanos del proyecto
Gestion de los recursos humanos                 del proyectoGestion de los recursos humanos                 del proyecto
Gestion de los recursos humanos del proyecto
 
El Secreto Profesional
El Secreto ProfesionalEl Secreto Profesional
El Secreto Profesional
 

Similar a Confidencialidad para el paciente adolescente

Metabioética
MetabioéticaMetabioética
MetabioéticaCIE UCP
 
20141231 resum libro-a flourishing practice, p toon
20141231 resum libro-a flourishing practice, p toon20141231 resum libro-a flourishing practice, p toon
20141231 resum libro-a flourishing practice, p toongaloagustinsanchez
 
éTica en cuidados paliativos. curso atención al final de la vida
éTica en cuidados paliativos. curso atención al final de la vidaéTica en cuidados paliativos. curso atención al final de la vida
éTica en cuidados paliativos. curso atención al final de la vidaresistomelloso
 
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores Sidónio Lança
 
Trazos de la bioética en méxico, el enlace de las
Trazos de la bioética en méxico, el enlace de lasTrazos de la bioética en méxico, el enlace de las
Trazos de la bioética en méxico, el enlace de lasMarlen Avila
 
La adolescencia como género cinematográfico: de la reivindicación a la oportu...
La adolescencia como género cinematográfico: de la reivindicación a la oportu...La adolescencia como género cinematográfico: de la reivindicación a la oportu...
La adolescencia como género cinematográfico: de la reivindicación a la oportu...Javier González de Dios
 
La bioética (25 preguntas) - Eugenio Alburquerque Frutos
La bioética (25 preguntas)  - Eugenio Alburquerque FrutosLa bioética (25 preguntas)  - Eugenio Alburquerque Frutos
La bioética (25 preguntas) - Eugenio Alburquerque FrutosEdwardCrumpp
 
Bioetica y dignidad-libre
Bioetica y dignidad-libreBioetica y dignidad-libre
Bioetica y dignidad-libreinformaticacra
 
Filosofía y enfermería
Filosofía y enfermeríaFilosofía y enfermería
Filosofía y enfermeríaCintya Leiva
 
1. sentido humano sufr.
1. sentido humano sufr.1. sentido humano sufr.
1. sentido humano sufr.Pastoral Salud
 
INCLUSIÓN DE UN PROGRAMA DE SALUD MENTAL EN EL CURRÍCULO DEL ÁREA COMUNITARI...
INCLUSIÓN  DE UN PROGRAMA DE SALUD MENTAL EN EL CURRÍCULO DEL ÁREA COMUNITARI...INCLUSIÓN  DE UN PROGRAMA DE SALUD MENTAL EN EL CURRÍCULO DEL ÁREA COMUNITARI...
INCLUSIÓN DE UN PROGRAMA DE SALUD MENTAL EN EL CURRÍCULO DEL ÁREA COMUNITARI...Eduardo Botero Toro
 

Similar a Confidencialidad para el paciente adolescente (20)

Bioética y neurociencias 1 emc 2007
Bioética y neurociencias 1 emc 2007Bioética y neurociencias 1 emc 2007
Bioética y neurociencias 1 emc 2007
 
Metabioética
MetabioéticaMetabioética
Metabioética
 
20141231 resum libro-a flourishing practice, p toon
20141231 resum libro-a flourishing practice, p toon20141231 resum libro-a flourishing practice, p toon
20141231 resum libro-a flourishing practice, p toon
 
I aspectos bioéticos en enfermedades crónicas en niños y adolescentes may 200...
I aspectos bioéticos en enfermedades crónicas en niños y adolescentes may 200...I aspectos bioéticos en enfermedades crónicas en niños y adolescentes may 200...
I aspectos bioéticos en enfermedades crónicas en niños y adolescentes may 200...
 
87513725006.pdf
87513725006.pdf87513725006.pdf
87513725006.pdf
 
Ética y bioética en las adiciones y salud
Ética y bioética en las adiciones y saludÉtica y bioética en las adiciones y salud
Ética y bioética en las adiciones y salud
 
éTica en cuidados paliativos. curso atención al final de la vida
éTica en cuidados paliativos. curso atención al final de la vidaéTica en cuidados paliativos. curso atención al final de la vida
éTica en cuidados paliativos. curso atención al final de la vida
 
Spoof.pdf
Spoof.pdfSpoof.pdf
Spoof.pdf
 
Eutanasia
EutanasiaEutanasia
Eutanasia
 
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
Una mejor compreensión del cuadro de salud mental en adultos mayores
 
Ética y Bioética en las Adiciones y Salud
Ética y Bioética en las Adiciones y SaludÉtica y Bioética en las Adiciones y Salud
Ética y Bioética en las Adiciones y Salud
 
1 bioefunda
1 bioefunda1 bioefunda
1 bioefunda
 
Trazos de la bioética en méxico, el enlace de las
Trazos de la bioética en méxico, el enlace de lasTrazos de la bioética en méxico, el enlace de las
Trazos de la bioética en méxico, el enlace de las
 
La adolescencia como género cinematográfico: de la reivindicación a la oportu...
La adolescencia como género cinematográfico: de la reivindicación a la oportu...La adolescencia como género cinematográfico: de la reivindicación a la oportu...
La adolescencia como género cinematográfico: de la reivindicación a la oportu...
 
La bioética (25 preguntas) - Eugenio Alburquerque Frutos
La bioética (25 preguntas)  - Eugenio Alburquerque FrutosLa bioética (25 preguntas)  - Eugenio Alburquerque Frutos
La bioética (25 preguntas) - Eugenio Alburquerque Frutos
 
Bioetica y dignidad-libre
Bioetica y dignidad-libreBioetica y dignidad-libre
Bioetica y dignidad-libre
 
Filosofía y enfermería
Filosofía y enfermeríaFilosofía y enfermería
Filosofía y enfermería
 
Adultez y vejez
Adultez y vejezAdultez y vejez
Adultez y vejez
 
1. sentido humano sufr.
1. sentido humano sufr.1. sentido humano sufr.
1. sentido humano sufr.
 
INCLUSIÓN DE UN PROGRAMA DE SALUD MENTAL EN EL CURRÍCULO DEL ÁREA COMUNITARI...
INCLUSIÓN  DE UN PROGRAMA DE SALUD MENTAL EN EL CURRÍCULO DEL ÁREA COMUNITARI...INCLUSIÓN  DE UN PROGRAMA DE SALUD MENTAL EN EL CURRÍCULO DEL ÁREA COMUNITARI...
INCLUSIÓN DE UN PROGRAMA DE SALUD MENTAL EN EL CURRÍCULO DEL ÁREA COMUNITARI...
 

Más de Asesoría en Bioética, Educación y Salud s.c

Más de Asesoría en Bioética, Educación y Salud s.c (20)

Yatrogénesis
YatrogénesisYatrogénesis
Yatrogénesis
 
Que ética para la bioética en psicoanálisis
Que ética para la bioética en psicoanálisis Que ética para la bioética en psicoanálisis
Que ética para la bioética en psicoanálisis
 
Qué es un Gen
Qué es un GenQué es un Gen
Qué es un Gen
 
Psicopatología, Bioética y Sociedad
Psicopatología, Bioética y SociedadPsicopatología, Bioética y Sociedad
Psicopatología, Bioética y Sociedad
 
Principio de autonomía
Principio de autonomíaPrincipio de autonomía
Principio de autonomía
 
Practica y investigacion de la salud publica conferencia
Practica y investigacion de la salud publica conferenciaPractica y investigacion de la salud publica conferencia
Practica y investigacion de la salud publica conferencia
 
Origen de la bioetica sanatorio durango
Origen de la bioetica sanatorio durangoOrigen de la bioetica sanatorio durango
Origen de la bioetica sanatorio durango
 
Los aspectos bioéticos al final de la vida
Los aspectos bioéticos al final de la vidaLos aspectos bioéticos al final de la vida
Los aspectos bioéticos al final de la vida
 
Los aspectos bioéticos al final de la vida
Los aspectos bioéticos al final de la vidaLos aspectos bioéticos al final de la vida
Los aspectos bioéticos al final de la vida
 
Libro Bioética, Humanismo y Clínica Psiquiátrica.
Libro Bioética, Humanismo y Clínica Psiquiátrica.Libro Bioética, Humanismo y Clínica Psiquiátrica.
Libro Bioética, Humanismo y Clínica Psiquiátrica.
 
LA MENTE BIEN ORDENADA
LA MENTE BIEN ORDENADALA MENTE BIEN ORDENADA
LA MENTE BIEN ORDENADA
 
La filosofía del cuidado INTERVIVE
La filosofía del cuidado INTERVIVELa filosofía del cuidado INTERVIVE
La filosofía del cuidado INTERVIVE
 
Investigaciòn y docencia emc 1
Investigaciòn y docencia emc 1Investigaciòn y docencia emc 1
Investigaciòn y docencia emc 1
 
Inteligencia y conciencia 1 emc 2006
Inteligencia y conciencia 1 emc 2006Inteligencia y conciencia 1 emc 2006
Inteligencia y conciencia 1 emc 2006
 
Genética bioquímica
Genética bioquímicaGenética bioquímica
Genética bioquímica
 
Foro regulación cofepris Industria Isep
Foro regulación cofepris Industria  IsepForo regulación cofepris Industria  Isep
Foro regulación cofepris Industria Isep
 
Filosofía y Derechos Humanos
Filosofía y Derechos HumanosFilosofía y Derechos Humanos
Filosofía y Derechos Humanos
 
Eutanasia
EutanasiaEutanasia
Eutanasia
 
Ética y Depresión
Ética y Depresión Ética y Depresión
Ética y Depresión
 
Ética y Conocimiento
Ética y ConocimientoÉtica y Conocimiento
Ética y Conocimiento
 

Confidencialidad para el paciente adolescente

  • 1. HOSPITAL INFANTIL DE MÉXICO Federico Gómez SERVICIO DE MEDICINA DEL ADOLESCENTE 40 Aniversario (1967-2007) Curso Monográfico Internacional de Medicina del Adolescente Ciudad de México 14-18 mayo 2007
  • 2. Confidencialidad para el paciente adolescente  El presente trabajo, desarrolla una reflexión en la que intento conjugar todas esas vertientes que hacen de la confidencialidad médica y psicológica un reto tan apasionante como difícil, pero imprescindible para una asistencia que pretenda ser humana y, por lo tanto, humanista.
  • 3. Confidencialidad para el paciente adolescente  La confidencialidad médica- psicológica -auténtico baluarte ontológico /deontológico de las profesiones de la salud a lo largo de los diferentes tiempos de la historia-; adquiere hoy una gran importancia cuando ha de articularse en medio de una sociedad mediática y globalizada, creando un contexto de trabajo interdisciplinario, de derechos de la persona humana -y por ende, del enfermo-, así como de la humanización de la asistencia médica y paramédica, en el ámbito de una ética médica para el siglo XXI.
  • 4. Confidencialidad para el paciente adolescente Textos y Contexto que hacen de la confidencialidad y del adolescente un campo Problemático de inconmensurables dimensiones y niveles y configuran para la: Bioética un desafío del tercer milenio de la humanidad …
  • 5. Confidencialidad para el paciente adolescente  Sobre todo porqué el panorama global del mundo no es tan alentador …  En cambio, la realidad es un horizonte desalentador para todo mundo y en la mayor de las veces el adolescente, el joven en general, le toca estar en el rincón más marginado, relegado, explotado, etc. … Tal vez, ahora más que nunca habría que recordar las palabras que la propia confidencialidad nos regala y sobre todo entender que significa en nuestros días, ante el fenómeno desconcertante de las grandes problemáticas de los jóvenes …
  • 6. Confidencialidad para el paciente adolescente Los Adolescentes representan un universo enorme en el contexto mundial que necesitamos ESCUCHAR …
  • 7. ¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
  • 8. ¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
  • 9. ¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
  • 10. ¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
  • 11. ¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas!
  • 12. ¡Oh mundo en tus prisas hay más llantos que risas! Sí, Escuchar, aunque no nos llamen, porque la realidad de “perdida del sentido de vida” es alarmante … en los jóvenes, escuchen éstos datos:
  • 13. Confidencialidad para el paciente adolescente Un millón de Personas de entre 19 y 29 años mueren anualmente por suicidio … (¿?) (OMS) Pero, cinco millones más al año lo intentan … sin conseguirlo … (OMS) Todos inscritos en un patrón de experiencia asociado a procesos depresivos, lo cual significa que padecemos una pandemia de enormes proporciones, es decir, tal vez sea el mayor problema de salud pública del mundo, inscrito en el campo de la salud mental y por tanto integral de los sujetos …
  • 14. Confidencialidad para el paciente adolescente  Y de esos cinco millones que se salvan, ¿Qué sucede con ellos? La precisión que hace la Dra. Mendoza es elocuente: “Por alguna extraña razón los seres humanos no queremos morir, aunque no tengamos para qué vivir” Itzel Mendoza
  • 15. Confidencialidad para el paciente adolescente Paradojicamente éstos jóvenes quisieron morir y siguen sub – xistiendo (¿?) ¿Cómo escucharlos? ¿cómo realmente hacerlos pasar de su condición de enfermedad a la condición de paciente? Es decir, ¿Cómo transferirles el sentido de vida, que les brinde un horizonte de motivos y de autoestima?, ¿Cómo ganar su confianza y aprecio?
  • 16. Confidencialidad para el paciente adolescente Al respecto en una primera impresión, es como pretender entregarnos al fenómeno de desesperanza y nihilismo pasivo … Es como una especie de Jaula imposible a la manera de Escher, -otorgar forma y sentimiento- al mundo desconocido de los jóvenes … Cuestión que generalmente no podemos cumplir Que sin embargo habría que cumplir Qué es necesario cumplir … Para ser congruentes con la convocatoria a la salud, que hacemos …
  • 17. Confidencialidad para el paciente adolescente  Pero, ¿Cómo escucharlos si tienen a-dicción? Si, A-dicción Es decir, no hablan y sin habla tenemos que entenderlos Ubicando, sus textos y contexto …
  • 18. CONFIDENCIALIDAD PARA EL PACIENTE ADOLESCENTE Todo esto nos lleva propiamente dicho a múltiples problemas éticos conflictivos y el reto es intentar comprender que la Bioética ha aportado los juicios necesarios para revalorar las posiciones de la ética o simplemente ha recuperado los fundamentos anteriores de distintos momentos históricos.
  • 19. Confidencialidad para el paciente adolescente  La Bioética, según mi punto de vista es un movimiento de los setentas del siglo XX en torno a un nuevo estilo de gestión de la vida y la muerte, el cuerpo y la sexualidad  Anteriormente la ética nos había enseñado una serie de mandatos estrictos que se denominaron “deberes perfectos”, que en la ética médica se plantearon deontológicamente, es decir racionalmente
  • 20. Confidencialidad para el paciente adolescente  Desde luego que este siglo XXI, los clásicos deberes perfectos se endosaron a la cuenta de deberes imperfectos, y han quedado heredados a la gestión ética privada de los individuos humanos (sin que instancias externas como los Estados o las Iglesias puedan intervenir directamente en su control). El principio general se específica en un conjunto de temas específicos, que han revolucionado la gestión del cuerpo y la sexualidad, de la vida y de la muerte. Dichos puntos son los siguientes:
  • 21. Confidencialidad para el paciente adolescente  Importancia de la autonomía en las decisiones morales en torno a la gestión del cuerpo y de la sexualidad, de la vida y de la muerte.  Mayor respeto a los derechos de intimidad y privacidad  Necesidad de convertir muchos deberes perfectos en deberes imperfectos.  Promoción de la responsabilidad.  Establecimiento de los mínimos exigibles a todos mediante consensos basados en la participación y deliberación
  • 22. Confidencialidad para el paciente adolescente  Para intentar desarrollar bien estas tesis, oriento mi reflexión a través primero de mencionar brevemente algunos orígenes; segundo de incorporar elementos del debate teológico en bioética; tercero de mencionar de manera importante, las aportaciones de la filosofía; pero solo mencionando aspectos muy generales, pues quiero con este reconocimiento acercarme a la temática de la confidencialidad, que es el campo problemático que me ocupa revisar y desde luego integrar las premisas hacia una conclusión, nunca final, pero con posibilidad de desarrollo, así que …
  • 23. Confidencialidad para el paciente adolescente  El término Bioética como Ustedes saben bien, lo introdujo el Dr. Van Renselaer Potter en 1970, en un articulo titulado “Bioética, la ciencia de la supervivencia”. En este documento Potter tenía un sentido muy amplio y muy relacionado con la ecología: “Tenemos necesidad de una ética de la tierra, una ética de la vida salvaje, una ética de la población, una ética del consumo, una ética urbana, una ética internacional, una ética geriátrica y así sucesivamente. Todos estos problemas reclaman acciones sobre problemas y sobre hechos biológicos. Todos ellos constituyen la bioética, y la supervivencia del ecosistema total, es la prueba del sistema de valores en la relación entre ciencia y valores.
  • 24. Confidencialidad para el paciente adolescente  Estos presupuestos tiene una base real de excepción en la mencionada relación ciencia-valores, pues casi nadie (desde siglos pasados) se ha atrevido a defender las proposiciones universales de base empírica, como son las éticas, que puedan afirmarse como absolutas y sin excepciones. Es decir en el movimiento de la ética la mayor parte de las veces se rebasa el código normativo y se llega al hecho inédito y único. La moral – deontología sólo se expresa en la probabilidad y esto hace que la razón moral propia de la filosofía del siglo XX, establezca una razón débil, que no cree posible establecer un sistema de principios morales absoluto y sin excepciones al modo de Spinoza y Leibniz.
  • 25. Confidencialidad para el paciente adolescente No obstante diversas teorías morales plantean sistemas absolutos, entendiendo un conjunto de deberes directa e inmediatamente intuidos, en donde los valores también caben por la vía de la intuición y que muchos han denominado como la vía de universalización al conjunto de los seres humanos. Sobre todo porque afirman que, siempre se llega a una consecuencia parecida, afirmando así un canon moral que consiste en el respeto de todos y cada uno de los seres humanos. Sin embargo la propia experiencia humana refuta dicho canon, el hombre no tiene un destino que cumplir como secuencia lógica de una racionalidad; más bien va constituyendo su sentido de existencia (ontología), es decir, los principios deontológicos no son nunca absolutos y sin excepciones y de ahí que se exija siempre su contraste con las situaciones concretas, con las circunstancias y con las consecuencias del acto concreto, a fin de tomar una decisión responsable y prudente.
  • 26. Confidencialidad para el paciente adolescente  La Bioética así considerada se inscribe en este patrón mencionado y ya el viejo Aristóteles lo mencionaba como el acorde real de una filosofía práctica.  Por lo tanto, ni duda cabe al respecto que desde el punto de vista filosófico, la bioética es un tipo de filosofía práctica, a la manera de una ética política o una ética empresarial.
  • 27. Confidencialidad para el paciente adolescente  Dicho desde otra precisión hoy en día, ya instalados en pleno siglo XXI, estamos reintroduciendo en el debate ético, el procedimiento de los casos particulares y esto ha obligado a los filósofos a enfrentar de nuevo los problemas aristotélicos del razonamiento práctico, que fueron olvidados un largo tiempo. En este sentido es posible decir que la medicina desde el planteamiento de Potter, ha “salvado la vida de la ética” y ha hecho recuperar a la ética una seriedad y relevancia humana que parecía haber perdido sobre todo en los años de entreguerras del siglo pasado y por la influencia de la ética analítica.
  • 28. Confidencialidad para el paciente adolescente  En esta inteligencia es preciso analizar la situación del caso concreto con todo el detalle posible, deliberar sobre los cursos de acción del caso y a la vista de todo eso, tomar una decisión prudente. Esa deliberación puede ser individual y muchas veces tiene que serlo, pero conviene que si es posible se haga colectiva.
  • 29. Confidencialidad para el paciente adolescente  Esto es deseable así, porque las éticas actuales son intersubjetivas, y consideran que debe permitirse la participación de todos los actual o virtualmente implicados por una norma o una decisión. La deliberación debe, tiene que ser participativa. Este es el origen de los comités de ética actuales.  De manera contraria, si se considera que los principios o deberes son absolutos y carecen de excepciones, entonces el comité tendría una función casi cosmética (es decir, se afianzaría la creencia de aplicar bien una racionalidad y un proceso de deliberación racional y de tomar decisiones morales).
  • 30. Confidencialidad para el paciente adolescente  Enfocando de esta manera el tema de la ética y de la toma de decisiones, cobran una relevancia enorme los procedimientos de análisis de los contextos, los textos o situaciones. No es de extrañar que en las más de tres décadas de la Bioética se hayan aplicado una gama enorme de procedimientos comprensivos que enriquezcan el proceso de deliberación y de toma de decisiones en conflictos éticos o de investigación …  Ejemplos de estas formas comprensivas son: entre otros, el contextualismo, el casuísmo, el narrativismo y la hermenéutica; todos parten del mismo supuesto, que la realidad siempre es más rica que todo lo que nosotros podamos pensar de ella, que siempre hay un exceso de sentido en un hecho o en un texto cualquiera, y que el proceso de comprensión y desciframiento de la realidad es interminable, indefinido, infinito.
  • 31. Confidencialidad para el paciente adolescente  Esta ética expresada así, como fuente de base empírica y de acción o intervención del sujeto, se ha definido en el sentido de deberes imperfectos o de gestión privada.  Cuestión que ha implicado su ubicación dentro de los derechos a la Intimidad y a la Privacidad, y se les ha protegido desde ellos
  • 32. Confidencialidad para el paciente adolescente  En esta inteligencia no es casualidad que las grandes sentencias norte americanas sobre la anticoncepción o el aborto apelen al derecho de privacidad. Estas sentencias no otorgan a estos asuntos una condición moral a la anticoncepción o al aborto; ni siquiera establece juicios de valor al respecto de bueno o malo, lo único que dicen es que ese ámbito tiene en principio un carácter privado y que el Estado no puede intervenir, más que bajo ciertos supuestos. Lo demás sería invadir ilegítimamente el ámbito de la privacidad y la intimidad
  • 33. Confidencialidad para el paciente adolescente  Por consecuencia estos son derechos humanos, -en un sentido de naturalidad del “Ethos”- y es la característica principal de nuestra época. Son como una huella real de la postmodernidad o de lo estructural del siglo XXI y se han llegado a tomar muy en serio, probablemente más allá de los discursos y la persuasión propia de ellos …
  • 34. Confidencialidad para el paciente adolescente  Un ejemplo concreto de esto es la creación reciente de las Agencias de Protección de Datos. La sensibilidad para este tipo de cuestiones ha ido en aumento y parece haberse disparado en las últimas décadas, quizá porque tenemos conciencia de que esos derechos “Intimidad” y “Privacidad” se hallan hoy más amenazados que antes.
  • 35. Confidencialidad para el paciente adolescente  No obstante esta modernidad aludida, contrasta enormemente la antigüedad de éstos términos de “Intimidad” y “Privacidad”,  Intimidad es un sustantivo abstracto derivado del término latino “interior”, cuyo superlativo es “intimus”, que quiere decir, -lo intimo es lo más interior que uno tiene o posee-.
  • 36. Confidencialidad para el paciente adolescente  Es importante referir que la Intimidad tradicionalmente se ha vinculado con las creencias religiosas y la actividad moral de las personas. El tribunal de la conciencia es intimo, porque nadie, salvo Dios, puede penetrar en él.  La indagación de lo íntimo ha sido asunto clásico de los grandes exploradores del alma, en especial de los místicos …  Allá en el fondo, en el llamado hondón del alma, éstos creen encontrar esa chispa divina que, en frase de San Agustín; “es más intima que lo íntimo mío y superior a lo sumo mío” (intimior intimo meo, superior summo meo) .
  • 37. Confidencialidad para el paciente adolescente  Hasta este momento, Ustedes se preguntarán, ¿qué es lo nuevo en el tema de la intimidad?, ¿porque se insiste en darle una visión moderna en el cuerpo conceptual de la Bioética?  La respuesta la podemos agrupar en varias perspectivas, que son los siguientes puntos:
  • 38. Confidencialidad para el paciente adolescente 1. En primer lugar la secularización* de su contenido. La Intimidad no está compuesta sólo por contenidos religiosos. Existe Intimidad aun en el caso de que no se profesen creencias religiosas. La intimidad es inherente a todo ser humano por el mismo hecho de serlo. La hay de otras muchas maneras, morales, ideológicas, estéticas, políticas, etc. * Hacer secular lo que antes era eclesiástico o bien extender su sentido más allá de lo que era el contenido religioso.
  • 39. Confidencialidad para el paciente adolescente 2º El respeto a la intimidad no está condicionado al tipo de creencia que se profesa; no depende de los contenidos. La Intimidad es respetable porque pertenece a un ser humano, no por los contenidos que tenga. Este es el salto fundamental. Los otros no son respetables porque piensen como yo o tengan mis mismas creencias, sino porque son otros, otros seres humanos, otros como yo, semejantes. No es un problema de contenido sino de estructura. A partir de éstos presupuestos es fácil percibir el tercer salto …
  • 40. Confidencialidad para el paciente adolescente  Es decir, convirtiendo la Intimidad, es un derecho humano fundamental, algo de que goza todo ser humano por el mero hecho de serlo y que por tanto tiene que ser reconocido y protegido por la ley.  Esto explica que haya habido que esperar hasta éstos tiempos modernos para ver convertida la Intimidad en un derecho humano de los llamados subjetivos o personalísimos.  En otras palabras, la idea de Intimidad es muy antigua, pero el derecho a la Intimidad no. La Intimidad tuvo que esperar el siglo XX para verlo incluido explícitamente como tal en las tablas de derechos humanos.
  • 41. Confidencialidad para el paciente adolescente  Desde luego que no ocupa la presente disertación, pero también la Intimidad tiene una liga muy importante con la Espiritualidad, que también es secular, aunque originalmente los filósofos griegos la consideraron como parte de “Ethos”, es decir inherente al ser humano, en una forma que antes mencionamos “natural”.
  • 42. Confidencialidad para el paciente adolescente  También tiene relación a lo que hoy en día se ha denominado “derecho al honor” , que en diversos países han vinculado en una idea de protección civil y que incluye a la Intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Sin embargo no han acabado de definir bien lo que se entiende por honor y que tal vez encause el sentido de que quien es honesto merece ser honrado y esto es bueno por sí, no por la utilidad que reporta.  En el mundo real hay personas per se honestas y otras que no lo son. Aristóteles hace ya algún tiempo dijo que la virtud es un habito bueno u honesto que se posee, ya por naturaleza, ya por ejercicio o por ambas cosas a la vez, es decir el bien honesto exige la buena naturaleza y el buen ejercicio; hay quienes no hemos defraudado al buen Aristóteles. No obstante en la ley Española el titulo que se ostenta en el código penal, que antes rezaba “delitos contra la honestidad” ha pasado a denominarse “delitos contra la libertad sexual” y con ello la polémica incesante.
  • 43. Confidencialidad para el paciente adolescente  Sin embargo, para que muchas de éstas cuestiones resulten posibles, es necesario que toda persona sea honorable, por el hecho de ser persona y no por las ideas que defienda o por las creencias que tenga. Los seres humanos son honorables, gozan de honor, no porque piensen como yo o hagan lo que yo considero correcto, justo u honesto, sino porque son seres humanos. Aun a pesar de que somos polimórficos a la conciencia y polisémicos.
  • 44. Confidencialidad para el paciente adolescente  Hasta este momento, quiero hacer notar como el largo camino a la Confidencialidad es producto de un proceso comprensivo, cuyo siguiente elemento es un término no menos problemático, que es el de la “Privacidad”, aunque habría que señalar que este no tiene tradición en nuestro medio o lenguaje. Privacidad es un anglicismo derivado de término “privacy”.
  • 45. Confidencialidad para el paciente adolescente  Al respecto en nuestra lengua ubicamos el término “Privado” con varios sentidos muy distintos entre sí. Un primer sentido es sociológico en el cual se contrapone a público, es decir, lo privado es lo no público, lo que carece de la nota de publicidad. Se trata de la carencia de una nota, la nota de lo público. Por eso privado tiene aquí un sentido negativo, el de lo no conocido o no hecho público.
  • 46. Confidencialidad para el paciente adolescente  Pero privado tiene otro sentido que es político, en donde privado se contrapone también a publico, pero en la acepción institucional de este término. Desde la sociología, público es sinónimo de conocido por otros distintos del propio individuo. Pero desde el punto de vista institucional, público es el carácter de una institución muy concreta, el Estado.  El Estado es la institución pública. Todas las otras son instituciones privadas, a pesar de que sean conocidas o reconocidas por todos y por tanto públicas en sentido sociológico.  Políticamente en aras de la expresión del derecho romano lo privado tiene por objeto la relación entre los particulares, en tanto que lo público regula el gobierno del Estado y las relaciones de los ciudadanos con los poderes públicos.
  • 47. Confidencialidad para el paciente adolescente  Así llegamos a la “Privacidad” y a los derechos privados, que son aquellos que los individuos pueden y deben gestionar libremente, sin interferencias de otros, incluido el propio Estado.  Se trata del espacio en que los individuos son soberanos del mismo modo que el Estado lo es en la gestión de la esfera de lo público. El efecto es lo verdaderamente importante pues el Estado es el que detenta el uso legitimo de la fuerza, resulta que en el espacio de lo privado no esta permitido el uso de la fuerza como medio para obligar a que los individuos establezcan relaciones privadas que no quieren. La premisa real es que lo privado es una frontera levantada contra la posible invasión de los derechos subjetivos de los individuos por el Estado.  Pensado en otra tonalidad es como precisar la idea de que el Estado establece las “causas” o argumento, mientras que lo privado establece la argumentación de los “motivos” de cada quien.
  • 48. Confidencialidad para el paciente adolescente  Para la teoría contratualista moderna, los derechos privados se tienen ya en el estado de naturaleza, por tanto antes de la constitución del contrato social y con él, del Estado.  Lo privado es en consecuencia, previo a lo público y fundamento su-yo. El Estado debe respetar esa esfera porque es previa a él y para esta teoría el Estado surge con el objeto de proteger esos derechos, no de conculcarlos.
  • 49. Confidencialidad para el paciente adolescente  En el estado de naturaleza todos los seres humanos son sujetos de los derechos humanos llamados subjetivos o personalísimos, como son el derecho a la vida, a la salud, a la libertad o a la propiedad.  Lo que el derecho a la libertad de conciencia dice es que todo contenido es en principio respetable, precisamente porque es detentado por un ser humano.  Por tanto el derecho existe con independencia de su contenido concreto y esta cuestión hace precisar la toma de conciencia de su propia “autonomía”, es decir, la del sujeto, el Yo, el cada de nosotros.
  • 50. Confidencialidad para el paciente adolescente  En esta inteligencia la palabra clave es la “autonomía”. Los llamados derechos humanos siubjetivos o personalísimos son expresión de esta “autonomía” . La autonomía tiene que ver, antes que nada, con la gestión soberana del espacio privado. No es un azar que en la teoría de los derechos humanos, éstos de que estamos hablando, se conceptúen por lo general como privados. En Bioética se acepta que la expresión jurídica del principio de autonomía son los derechos humanos subjetivos o personalísimos ..
  • 51. Confidencialidad para el paciente adolescente  En tanto que el grueso del derecho privado, civil, mercantil, etc., tiene por objeto proteger los actos realizados en el uso de tales derechos y de ese modo hacer posible que los individuos y grupos sociales busquen su mayor beneficio; esto es lo que se conoce en Bioética como principio de “beneficencia”, porque ambos definen las relaciones jurídicas en el orden de lo privado …
  • 52. Confidencialidad para el paciente adolescente  Precisamente por esta observación, es que hay ponderar una defensa de esa pareja de principios (de la Bioética) “autonomía”- “beneficencia”, para diferenciarlos claramente de los otros dos; “no - maleficencia” y “justicia”, cuyo objetivo es definir las obligaciones que deberían convertirse en ley pública en un Estado ideal.  Es decir, la primera pareja intenta ser la expresión del principio de máximo sistema de libertades para todos o de igual libertad de ciudadanía, en tanto que la segunda pareja lo es del principio de justa igualdad de oportunidades o de equitativa distribución de los bienes sociales primarios.
  • 53. Confidencialidad para el paciente adolescente  El derecho a la Intimidad, el derecho al honor, son derechos privados, claramente privados. Sin embargo paradojicamente, ninguno de ellos se identifica sin más con el llamado “derecho de privacidad”.  La privacidad es un derecho descubierto a finales del siglo XIX en la jurisprudencia norteamericana, planteando el derecho a la no interferencia del Estado en los asuntos privados y por lo tanto el derecho a la no invasión por la autoridad oficial. Esta cuestión se observa reflejada en la sentencia que el Juez Cardozo (caso Schloendorf v.; New York Hospital, 1914) que afirma: “Cada ser humano de edad adulta y sano juicio tiene el derecho a determinar lo que debe hacerse con su propio cuerpo”. Así se inscribió la sexualidad en la bioética en base a la privacidad, a el apelaron las famosas sentencias conocidas en torno a la anticoncepción y el aborto (1965, 1973).
  • 54. Confidencialidad para el paciente adolescente  El tema de la protección de datos, por ejemplo, tiene sentido en el interior de este contexto.  Los datos relativos a las personas son, en principio, privados y por lo tanto deben ser confidenciales, con excepción de ciertos casos públicos y en otros que el individuo autorice su publicación.  Aquí ciframos importantemente la figura del paciente adolescente, con toda su intensidad real, su crudeza de patrón de experiencia dramático o modo de vida, vida real y no sólo supuesta y en una idea de volver a la salud, confidencialmente en su propio sentido de vida, encontrar esto, es algo más que aplicar una técnica o que prescribir un medicamento …
  • 55. Confidencialidad para el paciente adolescente  Los datos personales (el expediente clínico) merecen una protección muy estricta, porque tienen relación con el derecho a la intimidad, al honor y a la propia imagen.  Esto es indiscutible y tal es la razón de que se hayan establecido a todos niveles agencias especiales dedicadas a proteger la protección de los datos por parte de todas aquellas instituciones que los recopilan, archivan o manejan
  • 56. Confidencialidad para el paciente adolescente  En este sentido la tradición médica ha tenido desde siempre una gran sensibilidad para la no divulgación de los datos relativos a sus pacientes.  El secreto era considerado un deber profesional de excepcional importancia, refrendado por una tradición sin fisuras, que hundía sus raíces en el mismo Juramento Hipocrático. En el se lee, en efecto: “Lo que en el tratamiento, o incluso fuera de él, viere u oyere en relación con la vida de los hombres, aquello que jamás deba divulgarse, lo callaré teniéndolo por secreto”.
  • 57. Confidencialidad para el paciente adolescente  Esta referencia deja claro que el secreto no es un derecho del paciente sino un deber del profesional.  Esto es lo que de manera clásica se ha denominado el “deber del sigilo”.  Es el médico quien dirá lo que debe o no divulgarse y en consecuencia lo que deberá callar, teniéndolo por secreto.
  • 58. Confidencialidad para el paciente adolescente  Precisamente en esto se diferencia el antiguo deber del sigilo del nuevo derecho del enfermo- paciente a la confidencialidad de los datos relativos a la salud y a la vida sexual.  Ahora el profesional de la salud, tiene un deber porque el paciente tiene un derecho; se trata por tanto, de uno de los llamados derechos-deberes, por tanto de uno de los derechos que generan deberes en todos los demás.  La diferencia es fundamental, porque en este último caso será el paciente, no el profesional, quien diga que datos pueden ser divulgados y cuáles no.
  • 59. Confidencialidad para el paciente adolescente  Como bien podrán Ustedes advertir, la situación presente de la ética, es un poco distinta a la de hace algunas décadas.  No sólo por todo lo dicho, sino porque además la mayor amplitud del espacio cubierto por los deberes llamados imperfectos o de gestión privada ha hecho más necesario que nunca antes promover la “deliberación” y la “responsabilidad” de todos.  Hoy somos todos decisores y no sólo los sacerdotes, los monarcas, los jueces o los médicos
  • 60. Confidencialidad para el paciente adolescente  Este es el gran tema de la ética actual y por esto justamente es su importancia, pensante y responsable del conocimiento real del sujeto enfermo- paciente, del conocimiento científico en aras de su plenitud, de los principios de la bioética y de la sensibilidad humanista de un ser humano que le brinda su comprensión y humanidad a otro ser humano …
  • 61. Confidencialidad para el paciente adolescente  No obstante estas distinciones que he tratado de compartir con Ustedes, ha surgido un nuevo frente que oscila entre los polos de una “racionalidad dilemática” deontológica y una “racionalidad problemática”.  Se puede decir que en ética se ha jugado mucho al dilema y su modo de razonar son los propios de todos aquellos que quieren aplicar a la ética la lógica de las matemáticas. Muchos de éstos son deontologistas o racionalistas.
  • 62. Confidencialidad para el paciente adolescente  Estos movimientos desde el paradigma deontologista consideran superfluo el análisis contextual, y reducen la toma de decisiones a la elección entre dos valencias o polos, uno positivo y otro negativo.  Los que mantienen posturas teleológicas o consecuencialistas, también funcionan con frecuencia con criterios puramente dilemáticos.  Tienden a considerar que la obligación moral consiste siempre en la optimización de las consecuencias y que por tanto la decisión que maximice consecuencias es la buena y todas las demás son malas, también es pensamiento dilemático.
  • 63. Confidencialidad para el paciente adolescente  La racionalidad problemática procede de un modo sensiblemente distinto. No está tan preocupada por la decisión como por el procedimiento.  Tampoco esta convencida de que todo problema ética tenga solución, y menos que esa solución sea una y no más de una. NI todos los problemas tienen solución, ni esta dicho en ningún lado que las soluciones no puedan ser varias.  Frente a la actitud dilemática, que siempre es reduccionista, está la actitud problemática. Los problemas hay que enfrentarlos mediante un proceso de deliberación, donde el objetivo de la deliberación no es la toma de decisiones ciertas o exclusivas sino prudentes.  Es decir, distintas personas pueden tomar decisiones distintas ante un mism o hecho, y ser todas prudentes; esto es usual en ética médica, bioética y en todo el ámbito de la salud …
  • 64. Confidencialidad para el paciente adolescente  Esta es quizás, la gran tarea que tiene la Bioética y la ética, una tarea que todos tenemos delante y que sin duda ira ganando importancia en los años por venir; es la necesidad de asumir un tipo de pensamiento que permita la participación de todos los implicados en el proceso de deliberación de los problemas prácticos, en nuestro caso de los problemas éticos y morales, o éticos sin moral.
  • 65. Confidencialidad para el paciente adolescente  Esto es porque hemos pasado de la imposición a la autogestión, ahora es más necesario que nunca la adquisición de formas deliberativas.  Solo así podremos contribuir a la gran tarea mencionada que la ética y la bioética tienen planteadas.  El camino es el fomento a la responsabilidad, en donde se habría que precisar que la bioética no es una “ética de la convicción”, sino una “ética de la responsabilidad”…
  • 66. Confidencialidad para el paciente adolescente  Los enfermos – pacientes adolescentes esperan nuestro “conatus essendi” , para brindarles respuestas múltiples para hacerles ver su “sentido de vida” y la oportunidad posible de acceder a la felicidad.  Esperan que la juventud la adquiramos con la edad y que demos crédito a sus valores y expectativas,  Esperan que demos sentido a la congruencia de decir y hacer … de ser, sin dejar de ser …
  • 67. Confidencialidad para el paciente adolescente  Terminaría la presente esperando que todos nosotros, podamos creer en la certeza de la verdad de la ética; porque sí, la verdad ética es común …  El testimonio ético es una revelación, que no es un conocimiento …  La interioridad no es, en consecuencia, un lugar secreto en cualquier parte dentro de mí, (o de los otros) de los sentimientos, de las emociones, de la afectividad. Si logramos entender esto, la confidencialidad es una premisa real … salvemos por favor los sentidos de vida …
  • 68. Confidencialidad para el paciente adolescente  Precisamente por entender todo esto, hago cómplice a Dostoievky, porque si cada uno de nosotros logrará decir su extraordinario pensamiento: “Todos somos responsables de todo y de todos ante todos, y yo más que todos los otros” Si es así, todos estaríamos aplicando una “ética de la responsabilidad” y sabríamos que todavía se puede creer en las palabras que les decimos a los adolescentes a todos, los otros ...