PARTE UNO 07
INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS
PARTE DOS 09
DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO
PARTE TRES 15
METODOLOGÍA
PARTE CUATRO 23
IMPA...
2. En segundo lugar, la dimensión personal incluye las varia-
bles de “autoestima”, “autonomía personal”, “agente activo” ...
7
INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS
Con este estudio, desde el Instituto de Innovación Social se
plantea el objetivo de evaluar el ...
9
El objetivo de la Escuela es la formación de mujeres supervi-
vientes de violencia de género para que liberen su potenci...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 11
2.2.1.	 GRUPO DANONE
El obj...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 13
Vision Summit Award de Inno...
15
Para conocer cuál ha sido el impacto social de la Escuela se
realiza una aproximación metodológica de carácter cualitat...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 17
La muestra de estudio es un...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 19
Para poder empezar a hablar...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 21
A) EMPODERAMIENTO ECONÓMICO...
23
IMPACTO DEL PROYECTO
El análisis cualitativo de las entrevistas permite medir y cali-
brar el impacto social del proyec...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 25
4.1.2.	 DEFINIENDO EL PUNTO...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 27
4.1.4.	 UN TRIPLE EMPODERAM...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 29
Asimismo, los códigos han s...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 31
4.2. 	EMPODERAMIENTO
	ECONÓ...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 33
«Otra cosa no, pero formaci...
PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 35
Por esta razón es important...
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella

3.460 visualizaciones

Publicado el

El presente Informe contiene el análisis del impacto social
de la Escuela Social Ana Bella para el Empoderamiento de la
Mujer con el objetivo de evaluar el proyecto que la Fundación
Ana Bella y Danone han llevado a cabo conjuntamente desde
2011. La evaluación de este proyecto presenta resultados
relativos: a) al impacto que esta iniciativa ha tenido en el
empoderamiento de las mujeres que han participado en él, y
b) al funcionamiento del propio proyecto en el contexto institucional
y corporativo en que se ha desarrollado

0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.460
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
829
Acciones
Compartido
0
Descargas
56
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

INFORME Proyecto Danone y Fondo Ecosystem – Fundación Ana Bella

  1. 1. PARTE UNO 07 INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS PARTE DOS 09 DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO PARTE TRES 15 METODOLOGÍA PARTE CUATRO 23 IMPACTO DEL PROYECTO PARTE CINCO 61 VALORACIÓN DEL PROYECTO PARTE SEIS 71 CONCLUSIONES ISBN 978-84-608-2528-9
  2. 2. 2. En segundo lugar, la dimensión personal incluye las varia- bles de “autoestima”, “autonomía personal”, “agente activo” y “estabilidad emocional”. Para empoderarse de forma integral, no basta solo el aspecto material; también es fundamental trabajar el aspecto actitudinal. Es necesario un cierto nivel de “activación” o “motivación” para mejorar la situación de la mu- jer que busca salir de un proceso de sometimiento personal y relacional. La participación de las mujeres en la Escuela Social Ana Bella ha permitido transformar su predisposición personal, puesto que han contado con el apoyo y el acompañamiento de profesionales, de “testimonios positivos” de otras mujeres que han pasado por lo mismo y también de personas voluntarias. 3. Finalmente, la participación de estas mujeres en la Escuela Social Ana Bella ha contribuido a mejorar sus redes de relación y de solidaridad personal, al tiempo que se acrecentaban sus posibilidades de colaboración y cooperación en el diseño de acciones de mejora para el colectivo de mujeres en su con- junto. A través de esta dimensión relacional-social, muchas mujeres han logrado recuperar las capacidades comunicativas y las habilidades sociales para interaccionar con normalidad con las demás personas que les rodean diariamente. Se ha conseguido así superar aquellas barreras propias de una per- sonalidad introvertida, temerosa e incluso anulada, construida como consecuencia de años de maltrato psicofísico. Una de las finalidades de este triple empoderamiento es lo- grar una “rotación positiva”, entendida como el proceso por el cual una mujer que ha tenido una oportunidad laboral en la Escuela Social Ana Bella cede su puesto como embajadora a otra mujer que también ha sufrido la violencia de género, para que esta última pueda también empoderarse. El límite inicial establecido de dos años para completar este ciclo de empoderamiento no siempre se ha cumplido, debido a las mayores dificultades de inserción en el actual contexto de cri- sis y a la precariedad laboral. Con todo, se apuntan algunos mecanismos de mejora. En términos globales, los resultados del proyecto deben va- lorarse de forma positiva, desde su triple perspectiva social, económica y personal. Puede decirse que existe un momento de inflexión vital, un antes y un después en las vidas de es- tas mujeres, tras haber participado en el proyecto, pues han valorado positivamente la oportunidad que se les ha brindado y han señalado que trabajar de embajadoras les ha supuesto una transformación importante en sus vidas. El informe concluye con una evaluación del funcionamiento del proyecto, en que se identifican sus puntos fuertes y los factores que han contribuido notablemente a su éxito, así como algunos aspectos de mejora organizativa. Asimismo, se consignan algunas recomendaciones que los diferentes actores podrían poner en práctica para superar las dificulta- des actuales. El presente Informe contiene el análisis del impacto social de la Escuela Social Ana Bella para el Empoderamiento de la Mujer con el objetivo de evaluar el proyecto que la Fundación Ana Bella y Danone han llevado a cabo conjuntamente desde 2011. La evaluación de este proyecto presenta resultados relativos: a) al impacto que esta iniciativa ha tenido en el empoderamiento de las mujeres que han participado en él, y b) al funcionamiento del propio proyecto en el contexto insti- tucional y corporativo en que se ha desarrollado. Para evaluar el impacto social de la Escuela Social Ana Bella, se ha optado por una metodología de análisis de carácter cua- litativo, con datos procedentes de las entrevistas que se lleva- ron a cabo a lo largo de los meses de junio, julio y septiembre de 2014. Se realizaron 46 entrevistas en total, 25 de ellas a mujeres víctimas de la violencia de género, participantes en el proyecto como embajadoras de marca, y 21 a otros agentes directamente implicados en el proyecto (stakeholders). Este análisis busca comprender el impacto del proyecto en el proceso de empoderamiento de las mujeres participantes. Por empoderamiento, se entiende “el proceso por el cual aquellas personas a quienes se ha negado la posibilidad de tomar decisiones vitales estratégicas adquieren dicha capaci- dad”. Este empoderamiento presenta una triple dimensión: la económica, la personal y la social. En cada una de estas di- mensiones, se ha comprobado de qué modo la participación de las mujeres en el proyecto ha contribuido a su empodera- miento, y entre los éxitos conseguidos cabe destacar: 1. En primer lugar, el empoderamiento económico se refiere a la capacidad de la mujer de obtener una independencia eco- nómica mediante el desarrollo de un trabajo capaz de propor- cionarle una renta suficiente para que pueda alcanzar una vida digna para ella y para los suyos. Desde este punto de vista, la oportunidad laboral que ofrece Danone a través de la Escuela Social Ana Bella (entendida como un “trampolín” que permite obtener otro trabajo de largo recorrido) repercute positivamen- te en la mejora de la autopercepción (self-confidence) de la mujer (dimensión personal) y en las relaciones sociales con su entorno y su comunidad (dimensión relacional-social). RESUMEN EJECUTIVO
  3. 3. 7 INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS Con este estudio, desde el Instituto de Innovación Social se plantea el objetivo de evaluar el proyecto que la Fundación Ana Bella y Danone han llevado a cabo conjuntamente desde el año 2011. Concretamente, los objetivos que se pretenden obtener con este análisis del impacto social de la Escuela Social Ana Be- lla para el Empoderamiento de la Mujer son dos: por una parte, valorar el impacto social que ha tenido esta iniciativa en el proceso de empoderamiento (empowerment) de mujeres supervivientes de violencia de género y, por otra, evaluar el propio funcionamiento del proyecto. A) En particular, el objetivo de evaluar el impacto social reside en identificar en qué medida la parti- cipación de mujeres supervivientes de violencia de género en este proyecto les ha supuesto una mejora de su situación personal, social y relacional. De esta forma, pues, se considerará que el proyecto habrá tenido impacto social si ha contribuido al empodera- miento de las mujeres participantes en relación con su situación inicial de partida, si se ha producido en ellas un proceso de transformación vital como con- secuencia de su participación en el proyecto. Tam- bién se analiza cuál es el impacto generado en sus entornos familiares y de amistad, así como el grado de implicación de estas mujeres en la mejora de la situación de otras mujeres. B) En segundo lugar, al analizar el funcionamiento del propio proyecto, se pretende proporcionar cono- cimiento acerca de cuáles son los factores de éxito y de mejora con el propósito de proponer algunas recomendaciones para su implementación. Son dos objetivos diferentes que se corresponden con el en- vés y el reverso de una misma situación social en la cual un grupo de mujeres en situación de desventaja social mejoran sus condiciones personales y sociales a partir de su incorpo- ración en el mercado de trabajo de la mano de Danone. Estas mujeres, convertidas en embajadoras de marca y trabajando de cara al público en la promoción de productos lácteos, pue- den desarrollar sus aspectos personales.
  4. 4. 9 El objetivo de la Escuela es la formación de mujeres supervi- vientes de violencia de género para que liberen su potencial personal y lo enfoquen hacia su inserción laboral como muje- res empoderadas que contribuyan al desarrollo económico y social de las empresas. Son mujeres supervivientes aquellas que han sufrido en el pasado algún tipo de violencia de géne- ro por parte de sus parejas o ex parejas. Junto con Danone S. A., el Fondo Ecosystem del Grupo Da- none y la Fundación Ana Bella, la empresa Momentum Task Force también ha colaborado, como socio de outsourcing, en la creación y ejecución de este proyecto de empoderamiento de la mujer superviviente. En el año 2011 se creó de forma conjunta el plan de negocio, y el Fondo Ecosystem y Danone se comprometieron a finan- ciar y acompañar a la Escuela en sus etapas iniciales para convertirla en un proyecto sostenible a medio plazo que diera servicio a un mayor número de empresas. Desde los comien- zos Danone ha sido su primer cliente y gracias al proyecto se han creado 137 puestos de trabajo. La idea de crear la Escuela nació como una respuesta social a una necesidad de negocio. En el departamento comercial de Da- none se apostó por un proyecto diferente que contase con pro- fesionales que aconsejaran ampliamente sobre sus productos y sus beneficios para la salud del consumidor en el punto de venta. Otras empresas como Font Vella, Campofrío, Bonduelle y Panaria se han unido posteriormente a este proyecto de cambio social. Por otro lado, la Fundación Ana Bella ya había comenzado una actividad de emprendimiento social ofreciendo oportunidades laborales con visibilidad y reconocimiento social a mujeres su- pervivientes a través del Catering Solidario, en el que empleaban a una media de 30 mujeres al año. Después, Ashoka, una orga- nización internacional sin fines de lucro que apoya el emprendi- miento social y que seleccionó a Ana Bella como emprendedora social en España, facilitó la colaboración de esta con Danone y ambas entidades cocrearon la Escuela Social Ana Bella para el Empoderamiento de la Mujer junto con Momentum Task Force. Tras el éxito del proyecto piloto de la Escuela en 2011, unas 300 mujeres han sido formadas y han tenido la oportunidad de trabajar como embajadoras de marca de Danone. En realidad, con la Escuela se pretende un cambio de para- digma en la inserción laboral de mujeres que han sido mal- tratadas. Los canales tradicionales de inserción laboral de las mujeres supervivientes pasan por empleos invisibles, sin reconocimiento social y con retribuciones económicas muy bajas. En la Escuela se abre una nueva vía de inserción labo- ral en trabajos valorados socialmente de cara al público como embajadoras de marca, además de aportar una solución so- cial a una necesidad de negocio: las empresas necesitan vender sus productos a través de un servicio de promoto- ras motivadas y comprometidas y las mujeres supervivientes necesitan oportunidades laborales que las empoderen. Las mujeres supervivientes dejan de ser un problema que hay que resolver y se transforman en parte de la solución contribuyen- do al desarrollo económico y social de las empresas. DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO 2.1. OBJETIVO PRINCIPAL DE LA ESCUELA El proyecto de la Escuela Social Ana Bella para el Empoderamiento de la Mujer es un proyecto cocreado por Danone junto con la Fundación Ana Bella con el objetivo de crear una empresa social sostenible que ayude a la integración social de mujeres supervivientes de violencia de género a través del coaching individual, talleres de empoderamiento, formación profesional y una oportunidad laboral.
  5. 5. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 11 2.2.1. GRUPO DANONE El objetivo de Danone es seguir integrando actuaciones so- ciales a su cadena de valor, puesto que creen firmemente en la doble dimensión de su proyecto: económico y social. En la actualidad, y con la ayuda del Fondo Ecosystem del Grupo Da- none, se da apoyo a proyectos con impacto social cocreados por Danone y una organización sin ánimo de lucro, como la Escuela Social Ana Bella. Desde la perspectiva económica, en Danone trabajan actual- mente 118 mujeres en situación de exclusión social, de las cuales 56 son supervivientes, como embajadoras de marca por toda España, con resultados que se traducen en un incremento de las ventas en los puntos donde desempeñan su labor, la mejora de la calidad del servicio, una reducción del absentismo laboral y una valoración muy positiva por parte del consumidor. Danone ha sido la primera empresa que ha contratado el ser- vicio de embajadoras en puntos de venta por toda España, dando una oportunidad laboral a más de 300 mujeres desde septiembre de 2011. Por esta razón, tanto la Escuela Social Ana Bella como Momentum Task Force fueron premiadas por Danone como Mejor Proveedor de Servicios en 2012 por sus excelentes resultados de la campaña: una reducción de la rotación del 63% al 2% en 2013, un descenso del absentismo laboral del 40% al 2% y un 97% de feedback positivo por parte de la fuerza de ventas. 2.2.2. FUNDACIÓN ANA BELLA La misión de la Fundación es construir una sociedad en igual- dad, libre de violencia hacia las mujeres, y uno de los pilares para conseguirlo es el cambio en la percepción social de las mujeres que han sufrido violencia de género: de víctimas a supervivientes. Ana Bella, la fundadora, es una mujer super- viviente de la violencia de género y sostiene que ellas no son el problema, sino que pueden ser parte de la solución como agentes de cambio social. Lo importante del proyecto de la Escuela es que las mujeres son capacitadas para liberar todo su potencial y ponerlo en práctica en un trabajo valorado socialmente y visible. Como embajadoras de marca que no se las empleavv a partir de una discriminación positiva, sino por sus cualidades persona- les y sus fortalezas como supervivientes. La Fundación muestra testimonios positivos de mujeres su- pervivientes con el objetivo de mejorar las oportunidades la- borales y personales de las mujeres: «Estamos hartas de ver en televisión a mujeres con ojos morados, con la voz distorsionada, la cara oculta, a mujeres muertas…, muertas o muertas de miedo. Si estás siendo maltratada y ves eso, piensas: “No voy a denunciar para aca- bar así, muerta o muerta de miedo”. Un empresario o empre- saria no va a contratar a mujeres que han sido maltratadas porque no quiere en su empresa a mujeres con el ojo morado, llorando o muertas de miedo» Stakeholder 6 Se trata de evitar que las mujeres supervivientes de la vio- lencia de género acaben viéndose abocadas a buscar y en- contrar con dificultad trabajos dignos que no las empoderan socialmente porque están siempre alejados de la luz, traba- jos apartados e invisibles como si tuvieran que esconderse. LA RAZÓN DE SER DE LA ESCUELA SOCIAL ANA BELLA PARA EL EMPODERAMIENTO DE LA MUJER TIENE COMO OBJETIVOS PRINCIPALES: Empoderamiento de mujeres en riesgo de exclusión social: en la Escuela Social Ana Bella las mujeres en riesgo de exclusión social, especialmente aque- llas que han sufrido violencia de género, reciben formación personal y profesional específica, acom- pañada de talleres de empoderamiento y un coa- ching individual para el diseño y desarrollo de su nuevo proyecto de vida. En la Escuela realizan la transformación de víctimas a supervivientes poniendo en valor sus cualidades y fortalezas como la capacidad de lidiar con la pre- sión, la lectura del lenguaje gestual, la adaptación a los cambios, la gran tolerancia a la frustración y la superación del fracaso. Cambio de paradigma en la inserción laboral de mujeres supervivientes: conscientes de que la in- dependencia económica es uno de los primeros pasos para una vida en libertad, desde la Escuela se les ofrece una oportunidad laboral en trabajos visibles, de cara al público y valorados socialmen- te como el de embajadoras de marca, en vez de trabajos ocultos sin reconocimiento social. Desde 2011, Danone realiza su programa de embajadoras junto con la Escuela y Momentum Task Force. Las mujeres supervivientes han demostrado ser unas trabajadoras comprometidas y perseverantes, a la vez que este tipo de trabajo de cara al público ha demostrado su efecto empoderador y de recupera- ción de la autoestima. Esta contratación basada en las cualidades personales como supervivientes en vez de en una discriminación positiva por ser vícti- mas conlleva que se deje de ver a la mujer que ha sido maltratada como un problema a resolver para pasar a considerarla como una mujer con capaci- dad de superación y con un gran desempeño que puede ser parte de la solución. Creación de valor social y económico con efecto mul- tiplicador: en la Escuela, gracias a la formación y a la oportunidad laboral, las mujeres no solo superan el trauma de la violencia en sus vidas, sino que, además, se les anima a actuar como agentes de cambio social rompiendo la cadena generacional de la violencia contra las mujeres, sirviendo de verda- dero ejemplo a otras mujeres que sufren maltrato, y a romper el silencio para tomar la otra alternativa, para elegir vivir.  A través de su participación en el proyecto, no solo se empoderan a sí mismas y se preparan para liderar sus propias vidas, sino que también se convierten en agentes de cambio capa- ces de empoderar a otras personas. Y las empre- sas, además de contar con trabajadoras eficaces y comprometidas que son un activo preparado para afrontar sus objetivos, cambian su percepción so- bre las mujeres supervivientes, contribuyendo así a su propio desarrollo económico y social. En definitiva, la Escuela Social Ana Bella proporciona a muje- res supervivientes un programa que consta de una formación personal y profesional y una oportunidad laboral, en un tra- bajo valorado socialmente, para lograr que la mujer supervi- viente en riesgo de exclusión se empodere y para que esta experiencia como embajadora de marca le sirva de trampolín para diseñar su propio proyecto de vida como líder de su futu- ro y como testimonio positivo para otras mujeres. En la actualidad, la Escuela Social Ana Bella para el Empo- deramiento de la Mujer busca más empresas que necesiten trabajadoras empoderadas y comprometidas para realizar ac- ciones comerciales o promociones. Contratar los servicios de la Escuela Social Ana Bella no supone una inversión extra y sirve para contribuir al desarrollo económico y social de las empresas, a la vez que se construye una sociedad libre de violencia hacia las mujeres. La Escuela Social Ana Bella ofrece a sus clientes: Embajadoras de alto perfil y muy formadas: más ho- ras de formación tanto profesional como personal. Aumento de la credibilidad a través de un perfil más cercano al comprador: mujeres de la misma edad, inquietudes, experiencia en el hogar y vecindario. Aumento del compromiso y disminución de la rota- ción y del absentismo, que suele ser muy alto en este tipo de programas, gracias a contar con embajadoras comprometidas que valoran la oportunidad laboral. El desafío más importante de la Escuela en estos momentos es perfeccionar este modelo de empleo para que sea verdaderamen- te sostenible, atractivo y escalable a otros socios comerciales. 2.2.3. PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS RECIBIDOS El proyecto de la Escuela Social Ana Bella para el Empodera- miento de la Mujer ha recibido numerosos premios y recono- cimientos. Algunos de los más recientes son los siguientes: 1er Premio Europeo de Cocreación Business & Social, Changemaker Ashoka Zermatt Summit 2014 El proyecto Escuela Social Ana Bella para el Em- poderamiento de la Mujer ganó el premio al Me- jor Proyecto Europeo de Co-creación del concurso europeo “Social & Business Co-Creation: collabo- ration for impact” promovido por Ashoka, junto con la Zermat Summit Foundation, Fondatión Guilé, DPD y la empresa Boehringer Ingelheim. En el concurso participaron 338 proyectos de 34 países europeos. Al galardón principal, dotado con 20.000 euros, se sumó también el premio del público, reconocimien- tos que ratifican la relevancia social del proyecto, que desde 2011 llevan adelante la Fundación Ana Bella, Danone y Momentum Task Force en apoyo de las mujeres supervivientes de violencia de género.” 2.2. OBJETIVOS MANIFIESTOS INICIALES DEL PROYECTO
  6. 6. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 13 Vision Summit Award de Innovación Social Berlín, 2014 La Fundación Ana Bella recibió el premio Vision Summit el 11 de septiembre de 2014 en Berlín por el proyecto de la Escuela Social Ana Bella para el Empoderamiento de la Mujer, creado conjuntamente con Danone y Mo- mentum Task Force (MTF). Participación en la Ashoka Changemaker Week París, 2014 El encuentro que se realizó en junio de 2014 reunió a 100 líderes mundiales de Ashoka en París para acelerar los cambios sociales. Al encuentro asistió Ana Bella, elegida emprendedora social por Ashoka en 2011, por su iniciativa de crear la Escuela Social Ana Bella para el Empoderamiento de la Mujer. Reconocimiento del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad, 2013 Coincidiendo con el Día Internacional de la Elimina- ción de la Violencia contra la Mujer, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad reconoció a Danone por su proyecto Escuela Social Ana Be- lla para el Empoderamiento de la Mujer, junto a la empresa Momentum Task Force, entregándo el ga- lardón que reconoce a las personas e instituciones que con su labor han tenido un marcado impacto en la lucha contra la violencia de género. Premio SERES a la Innovación y Compromiso Social de la Empresa Madrid, 2013 La Fundación SERES, Sociedad y Empresa Respon- sable, reconoce a través de sus premios las mejores prácticas de actuaciones empresariales de carácter estratégico, y, por lo tanto, sostenible, que contribuyan a la integración social de las personas desfavorecidas y que puedan servir como catalizador y que puedan influir en la transformación de la sociedad. Es decir, actuaciones estratégicas e innovadoras que generen valor para la sociedad y para la empresa. Mejor proveedor de Danone 2012 Barcelona, 2012 Danone reconoció la labor de MTF y la Escuela en la III edición de los Premios a Proveedores y Ga- naderos, Supplier Awards 2012, un certamen que reconoce la excelencia del trabajo de las empresas que colaboran con la compañía. Momentum Task Force y la Fundación Ana Bella fue- ron reconocidas como mejores proveedores del año en el área de servicios por crear, junto con Danone, la Escuela Social Ana Bella para el Empoderamien- to de la Mujer, dirigida al colectivo de mujeres su- pervivientes de violencia de género. Sello Dona i Dona Valencia, 2012 Sello Dona i Dona es un reconocimiento que con- cede la Asociación de Empresarias y Profesionales de Valencia, EVAP-BPW (miembro de la federación internacional Business and Professional Women), por la contratación de mujeres con dificultades de acceso al mercado laboral por su situación de ries- go de exclusión social. Estos y otros reconocimientos de la Escuela muestran que la colaboración entre la Fundación Ana Bella, Momentum Task Force y Danone construye un modelo de cocreación y organiza- ción del proyecto que tiene un alto impacto en los procesos de innovación social.
  7. 7. 15 Para conocer cuál ha sido el impacto social de la Escuela se realiza una aproximación metodológica de carácter cualitati- vo. Se escoge la metodología cualitativa porque es la más in- dicada para analizar en profundidad las realidades subjetivas y los significados que las personas proporcionan a las accio- nes que configuran su vida cotidiana. En concreto, la aproxi- mación de carácter cualitativo proporciona información sobre cómo las mujeres que participan en el proyecto construyen sus narraciones biográficas y las dotan de significación. A través de sus propios relatos se validará en qué medida su situación inicial de desventaja social se ha transformado por su participación en el proyecto. En voz propia, pues, se cono- cerá cuál ha sido el impacto social del proyecto. Esta aproximación metodológica de carácter cualitativo se circunscribe a uno de los paradigmas emergentes de la so- ciología, que es el construccionismo social. Este paradigma sostiene que los seres humanos construyen subjetivamente la realidad social a partir de las condiciones objetivas de existen- cia. Esto significa que las embajadoras y personas implicadas construyen la narración de sus vivencias a partir de las expe- riencias que viven o han vivido dotándolas de una significación que permite comprenderlas dentro de su propio contexto.1 La técnica principal de recogida de información que se ha empleado en esta investigación ha sido la entrevista en pro- fundidad con un único guión semiestructurado. También se han utilizado otras técnicas de investigación como la obser- vación participante en la visita a los lugares de trabajo de las personas entrevistadas y que actuaban según su proceder or- dinario. Otra técnica utilizada ha sido el análisis documental y de información secundaria. En conjunto, estas técnicas de re- cogida de datos se complementan entre sí y han contribuido cada una de ellas a proporcionar información suplementaria del mismo fenómeno. En esta investigación se ha seguido un diseño de investigación de carácter emergente, estructurado a partir de los sucesivos hallazgos encontrados a lo largo de las diferentes entrevistas. Esto significa que cada uno/a de los/as actores/as entrevis- tados/as ha proporcionado la información propia de su campo de conocimiento y del cual es el informador/a privilegiado/a. Finalmente, solo falta decir que se han realizado entrevis- tas a las mujeres que participan directamente en el proyecto (embajadoras) y también a otros/as agentes directamente implicados/as en el proyecto (stakeholders). Entrevistar a embajadoras y stakeholders ha permitido entender la comple- mentariedad de ambos puntos de vista. Si las embajadoras proporcionan información de su práctica cotidiana del día a día, los/as stakeholders ofrecen otra información diferente que complementa la anterior. De esta forma, pues, la descrip- ción se hace más rica en matices, y las aportaciones de las diferentes personas implicadas en el proyecto se integran en un todo coherente y lógico. METODOLOGÍA 1 Para mayor información de esta perspectiva, se puede consultar el libro de BURR, V. (2007). Social constructionism. Londres: Routledge, o bien la obra clásica de BERGER, P. L. y LUCKMANN, T. (1966). The social construction of reality: A treatise in the sociology of knowledge. Londres: Penguin Books.
  8. 8. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 17 La muestra de estudio es una muestra teórica o intencional. En total se han llevado a cabo 46 entrevistas, de las que se distinguen dos unidades de análisis diferenciadas que repre- sentan puntos de vista diferentes: 25 embajadoras de marca y 21 stakeholders.2 Gráfico 1: Porcentaje de vinculación de las personas entrevistadas con el proyecto Las entrevistas a stakeholders siguen una distribución dife- rente de las de las embajadoras. En Madrid se ha llevado a cabo el mayor número de entrevistas a stakeholders (38,1%), mientras que las realizadas en Barcelona y Andalucía son el 28,6% y el 23,8%, respectivamente. Gráfico 2: Entrevistas por lugar de realización y tipo de persona entrevistada 3.1.1. ENTREVISTAS A EMBAJADORAS Las entrevistas a 25 embajadoras participantes en el proyec- to suponen un poco más de la mitad de las entrevistas rea- lizadas (54,3%). El número es suficientemente amplio como para explicar toda la complejidad del proyecto, y las entre- vistadas se han seleccionado a partir de su diversidad de condiciones, situaciones y experiencias personales. Más allá de las diferencias respecto al lugar de realización de las entrevistas a embajadoras, también se encuentran di- ferencias en cuanto a la continuidad en el proyecto, el tiempo que hace que están o estuvieron o su edad. Si bien la mayoría de embajadoras entrevistadas continúan vin- culadas al proyecto (56,0%) en el momento de hacerles la entre- vista, el 44% ya lo habían dejado y se referían a este en pasado. Gráfico 3: Continuidad de las embajadoras en el proyecto (%) Por lo que respecta al tiempo que hace que están en el pro- yecto, en la muestra entrevistada se encuentra una enorme diversidad. Si bien hubo alguna embajadora que aún no había empezado su labor en el punto de venta, otras llevaban desde el inicio en 2011. Se estima que la duración media en el proyecto de las emba- jadoras entrevistadas es de 15,76 meses (algo más de dos campañas). Sin embargo, una de cada cinco entrevistadas lleva algo menos de 6 meses o media campaña promocional, una cuarta parte entre seis meses y un año (24,0%) y poco más de un tercio entre uno y dos años (32,0%). Las más ve- teranas, con más de dos años en el proyecto, son casi una de cada cuatro. Gráfico 4: Duración en el proyecto de las embajadoras entrevistadas (%) Por lo que respecta a la edad de las mujeres embajadoras en- trevistadas, también hay una diversidad importante. Si bien la edad media es aproximadamente 45 años, se entrevistó a mujeres de menos de 30 y a otras de más de 60 años, con lo que prácticamente se encontró a personas de toda la franja de edad laboralmente activas. Gráfico 5: Edad de las embajadoras entrevistadas (%) 3.1.2. ENTREVISTAS A STAKEHOLDERS Las entrevistas a las personas que tienen alguna responsa- bilidad directa en el proyecto fueron 21. El mayor número de entrevistas a stakeholders se hicieron a aquellos/as actores que protagonizan el proyecto: personas del Grupo Danone (5), de la Fundación Ana Bella (5) o de la empresa Momentum Task Force (3). También se ha entrevistado a otros/as actores que conocen de primera mano el proyecto. Así, se han realizado cuatro en- trevistas a representantes de la Administración pública, des- de servicios municipales hasta representantes ministeriales, y cuatro entrevistas más a diferentes representantes de la sociedad civil, desde agrupaciones de mujeres hasta organi- zaciones de intermediación laboral o entidades de ayuda a colectivos en riesgo de exclusión social. Gráfico 6: Tipo de stakeholders entrevistados (%) Esta muestra compuesta por 46 entrevistas en profundidad se caracteriza por una amplia pluralidad de situaciones, posicio- nes y vivencias que garantiza tener representado un extenso espectro de puntos de vista y de aproximaciones al fenómeno. El número y la amplitud de las unidades muestrales permiten, pues, recoger un rico número de interpretaciones posibles. 3.1. DEFINICIÓN DE LA MUESTRA UTILIZADA 46% 54% Stakeholders Total: 46 entrevistas Embajadoras 44% 56% No continúan Total: 25 entrevistas a embajadoras Sí continúan Embajadoras Stakeholder 12 5 Andalucía 6 8 Madrid 6 6 Catalunya 1 0 1 País Vasco 1 Otro (París) 32% 20% 24% 24% Menos de media campaña (menos de 6 meses) Entre media y una campaña (6 a 12 meses) Entre una y dos campañas (de 13 a 24 meses) Más de dos campañas (más de 24 meses) Duración media 15,76 meses Menos de 40 años Entre 41-45 años Más de 50 años 26,7% 33,3% Entre 46-50 años 13,3% 26,7% Edad media 45 años 23,8% 23,8% 14,3% 19% 19% Grupo Danone Fundación Ana Bella Momentum Task Force Administración Sociedad Civil Total Stakeholders entrevistados: 21 2 La definición clásica de stakeholder consiste en “any group or individual who can affect or is affected by the achievement of the organization’s objectives” —FREEMAN, R. E. (1984). Strategic Management: A Stakeholder Approach. Boston, MA: Pitman—. Sin embargo, y en términos generales y para el caso que nos ocupa, se dirá que un stakeholder es: “A person or group of people who have a vested interest in the success of an organization and the environment in which the organization operates” —Association of Project Management (UK) APMP Syllabus 2nd Edition, January 2000, Abridged Glossary of Project Management Terms (Rev. 4)—.
  9. 9. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 19 Para poder empezar a hablar del impacto social del proyecto que la Fundación Ana Bella y Danone llevan a cabo conjunta- mente desde el año 2011, es necesario hacer una primera aproximación conceptual. Por eso, antes de empezar, habría que responder a dos preguntas distintas: a. ¿Qué se entiende por violencia contra las mujeres? b. ¿De qué se habla cuando se habla de «empoderamiento femenino»? 3.2.1. LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Por violencia contra la mujer, según la Asamblea General de la ONU en la Resolución 48/104, de 20 de diciembre de 1993, se entiende «todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la priva- ción arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada». Eso significa que la violencia contra las mujeres toma diversas formas y tiene también consecuencias muy diferentes. Pero lo que tienen en común todas estas formas de violencia es una limitación efectiva de la libertad de las mujeres y un impedi- mento para su desarrollo autónomo. La violencia tiene, pues, un factor limitante en la autonomía de la mujer que le impide valerse y salir adelante por sí misma. En términos prácticos, esto se concreta en la consideración que una mujer tiene de sí misma, en las relaciones que establece con los demás y en su implicación y compromiso con el resto de la sociedad. La violencia contra las mujeres por parte de la pareja se ejer- ce a través de cuatro formas fundamentales de violencia: la violencia emocional (que se refiere a todo tipo de violencia verbal o conductual —acción u omisión— ejercida con el fin de intimidar, controlar o desvalorizar a la mujer), la violencia física (que incluye toda acción que cause daño a la integridad física de la mujer), la violencia sexual (todo acto de amenaza o daño a la integridad y la libertad sexual de la mujer) y la violencia económica (toda acción orientada a controlar el acceso a los ingresos o recursos económicos de la mujer). La violencia de pareja tiene mayor probabilidad de ocurrir cuando la mujer está en una posición de dependencia eco- nómica y financiera, puesto que esta supone tener unas op- ciones de elección limitadas a la hora de escoger entre man- tener o terminar la relación. Esta dependencia económica de las mujeres se agrava cuando hay hijos/as pequeños/as o cuando no se tiene acceso a un apoyo social. Cuando se dan estas condiciones, pues, es más fácil que una mujer pueda sufrir una violencia física severa. Sin embargo, el control de los recursos e ingresos por parte de las mujeres no está exento de conflictos. Así, cuando la propiedad y los recursos están en manos de las mujeres y esta realidad no encaja con las normas sociales, se pueden plantear conflictos y tensiones dentro de los hogares y de las parejas. Esto es particularmente evidente en aquellas situa- ciones en las que los recursos de las mujeres son superiores a los de sus parejas, lo que puede ser interpretado por los hombres como un desafío a su autoridad y poder, situación que les puede llevar al recurso de la violencia para restable- cer su dominio. Las fuentes de conflicto que conducen a sucesos violentos muestran mucho acerca de la naturaleza de las relaciones en- tre hombres y mujeres, las demandas y expectativas de las es- posas, las prerrogativas y el poder de los maridos y las creen- cias culturales sobre cuáles son las relaciones entre parejas. En cualquier caso, la violencia contra las mujeres encuentra su origen y persistencia en el conjunto de normas y valores sociales que afirman que existe una superioridad o una do- minación masculina sobre la mujer, lo que trae como conse- cuencia una asimetría de poder entre hombres y mujeres. Esta existencia de marcadas normas de género, que esta- blece roles socialmente aceptables diferentes para hombres y mujeres, proporciona la justificación social para el uso de la violencia en la pareja: cuando alguno de sus integrantes —mayoritariamente la mujer— no cumple con estos roles so- cialmente asignados, de alguna manera trasgrede las normas ante los ojos de su compañero. En este proceso de violencia contra las mujeres, las víctimas suelen experimentar una autoculpabilización al atribuirse a sí mismas el motivo de la violencia. Las mujeres maltratadas suelen culparse a sí mismas de desencadenar la violencia de su pareja y también experimentan mayores niveles de depre- sión y de baja autoestima, un mayor nivel de angustia psico- lógica y dificultades de relación con otras personas, especial- mente del sexo opuesto, en comparación con las mujeres que no han sufrido este tipo de violencia. 3.2. APROXIMACIÓNCONCEPTUAL
  10. 10. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 21 A) EMPODERAMIENTO ECONÓMICO Uno de los elementos que puede desencadenar el empoderamiento de las mujeres es la disponibilidad de recursos (económicos y sociales). El disponer de recursos económicos puede ser el factor más impor- tante, pero no es el único. De hecho, la relación entre empoderamiento y disponibilidad de recursos es en realidad bidireccional: el acceso y la disponibilidad de recursos facilitan el empoderamiento de las mu- jeres, y, al mismo tiempo, el empoderamiento propor- ciona acceso a más y nuevos recursos. Si bien se afirma que el trabajo fuera de la casa re- presenta a menudo una doble carga (especialmen- te si hay hijos e hijas menores a cargo), el acceso a este tipo de trabajo incrementa la independencia económica y, por lo tanto, la independencia en otros ámbitos de las mujeres. Por otro lado, este empo- deramiento económico protege a las mujeres de la violencia de género, lo que representa otro beneficio derivado de dicho proceso de empoderamiento. B) EMPODERAMIENTO PERSONAL Participar en el mercado de trabajo permite a las mu- jeres sentirse útiles, seguras de sí mismas y optimis- tas con la vida. Tener un trabajo remunerado no solo proporciona un empoderamiento económico, sino también personal en la medida en que hace incre- mentar los niveles de confianza y autoestima de la mujer, que refuerzan su proceso de empoderamiento. Las mujeres que se sienten seguras de sí mismas y empiezan a estar «psicológicamente empoderadas» tie- nen más probabilidades de avanzar hacia sus metas personales y de sentirse felices, de forma que superan la autopercepción negativa que tenían inicialmente. Este tipo de empoderamiento psicológico permite que las mujeres cambien la percepción que tienen de ellas mismas y empiecen a cuidarse más, a sen- tirse más valoradas y con capacidad para afrontar los retos que se puedan presentar. La confianza en sí mismas es el recurso que más fuertemente influye en la satisfacción con la vida, más incluso que los recursos materiales o sociales. C) EMPODERAMIENTO SOCIAL Y RELACIONAL Después del empoderamiento económico y personal, las mujeres que tienen el control sobre sus recursos económicos mejoran la percepción que tienen de sí mismas y muestran cambios en su relación con los de- más. No solo porque se relacionen desde posiciones de mayor seguridad, sino también porque son capaces de implicarse y movilizarse en grupos de autoayuda. Con la implicación de las mujeres en organizacio- nes de ayuda mutua o de heteroayuda4 se refuerza aún más el proceso de empoderamiento iniciado. La mujer es capaz de superar la propia situación e im- plicarse en causas que supongan una mejora de la situación de otras personas. Este empoderamiento social y relacional de las mu- jeres también incide en el cambio en las relaciones personales que las mujeres llevan a cabo. En ocasio- nes recuperan viejas relaciones olvidadas o abando- nadas en su etapa de violencia y otras veces esta- blecen nuevas relaciones basadas en un mayor grado de igualdad. Finalmente, cuando este proceso de empoderamien- to relacional fragua, las mujeres son entonces ca- paces de establecer nuevas relaciones de pareja, olvidando y superando de esta forma antiguas expe- riencias dolorosas y traumáticas. Estas tres dimensiones del empoderamiento no se dan necesariamente en un proceso lineal y acumulati- vo, sino que se relacionan entre sí unas con otras de forma dinámica. De esta forma, las relaciones socia- les son importantes para sentirse feliz, y cuanto mejor se siente una persona más capaz es de establecer relaciones sociales de mayor calidad en al menos tres áreas diferentes: amigos y amigas (amistades), familia y pareja romántica. De igual forma, cuando una mujer tiene una alta autoconfianza, desempeña con mayor eficacia y profesionalidad los objetivos que se propone, entre ellos los de carácter laboral.   3.2.2. CONCEPTO DE EMPODERAMIENTO Una de las formas de superar estas condiciones de desven- taja de las mujeres consiste en su empoderamiento. El em- poderamiento se refiere «al proceso por el cual aquellos/as a quienes se les ha negado la posibilidad de tomar decisiones de vida estratégicas adquieren tal capacidad».3 Cuando se habla de empoderamiento femenino, se hace referencia tanto al proceso como al resultado del proceso a través del cual las mujeres ganan un mayor control sobre sus propios recursos personales, materiales e intelectuales. Por definición, el empoderamiento debe proporcionar acceso y control a los recursos necesarios para que las mujeres pue- dan tomar decisiones informadas y adquirir control sobre sus propias vidas. Sin embargo, el empoderamiento no es un proceso lineal, con un principio y un fin claramente definidos y comunes para todos los individuos, en este caso las mujeres, sino que es un proceso que se experimenta de manera diferenciada y de alguna manera única por cada individuo, y que se define y desarrolla en función de la historia personal y del contexto de cada persona. En ese sentido, se puede afirmar que el empoderamiento puede ocurrir como consecuencia de expe- riencias diversas como procesos educativos, organizativos, laborales, etcétera. También cabe señalar que el empoderamiento es un fenóme- no multidimensional. En el caso de las mujeres que han sufri- do violencia de género, ello es particularmente claro, puesto que su empoderamiento se expresa tanto en la esfera pública como en la privada y tiene consecuencias económicas, perso- nales, sociales y psicológicas. En términos generales, para analizar el impacto social del pro- yecto se definirá el empoderamiento de las mujeres en tres di- mensiones diferentes: económica, personal y social-relacional. 4 Las asociaciones de heteroayuda están constituidas por grupos de personas que, de forma voluntaria, destinan su esfuerzo a la solución de los problemas o dificultades de otras personas.3 KABEER, N. “Resources, agency, achievements: Reflections on the Measurement of Women’s Empowerment”. Development and Change, 30 (1999): 435–464.
  11. 11. 23 IMPACTO DEL PROYECTO El análisis cualitativo de las entrevistas permite medir y cali- brar el impacto social del proyecto de Danone, Fondo Ecosys- tem y Fundación Ana Bella (FAB) en el proceso de empode- ramiento (empowerment) de las mujeres «supervivientes» de violencia de género que han participado en este estudio. Como se ha apuntado anteriormente, cabe recordar que la violencia de género es un tipo de violencia que se origina en la propia configuración de la estructura social y que se reproduce en el tiempo mediante los diferentes agentes de socialización: familia, escuela, religión, etc. Esta violencia se ejerce sobre las mujeres por el hecho de ser mujeres. Sin embargo, este tipo de violencia también se conoce como «violencia machista», puesto que se enmarca dentro del de- nominado sistema patriarcal (pautas culturales), en el que las relaciones entre hombres y mujeres están organizadas de forma jerárquica y desigual. Según este modelo patriarcal de relaciones entre géneros, se tienen expectativas tradicionalmente diferentes de hombres y mujeres. De los hombres se espera que afirmen su superio- ridad, demuestren su fuerza, dirijan y gobiernen mediante un rol activo en la esfera productiva y una posición dominante en la esfera doméstica. De las mujeres, en cambio, se espera que desempeñen un rol discreto en el ámbito público y subor- dinado o sumiso en el ámbito familiar, quedando relegadas fundamentalmente a la realización de las tareas reproductivas. Paradójicamente, en la actualidad, a medida que crece la igualdad de los derechos y oportunidades entre los dos se- xos, lo que supone el consiguiente logro de una mayor auto- nomía de la mujer, se produce un incremento de la violencia machista. La razón de este comportamiento cabría buscarla en el miedo a perder la autoridad sobre la mujer y el temor a sentir públicamente cuestionada su virilidad por parte de otros hombres, cuestión que se convierte en uno de los fac- tores clave para comprender la agresividad de los varones contra las mujeres. 4.1.1. VIOLENCIA DE GÉNERO Y MALTRATO Conviene distinguir analíticamente dos términos que en oca- siones suelen confundirse. Es la diferencia entre la violencia de género y el maltrato. En términos jurídicos, el maltrato es considerado el nivel mínimo de la violencia de género; sin embargo, y pese a que existen algunos factores asociados a la esfera individual (alcoholismo, drogodependencias, trastor- nos mentales) que pueden actuar como desencadenantes o desinhibidores de algunos episodios de violencia, debe con- siderarse la violencia machista como un problema de orden eminentemente social y de carácter estructural. En consecuencia, se entiende por violencia de género o ma- chista aquella que se ejerce contra las mujeres en el marco de un sistema de relaciones de poder, de desigualdad o de discriminación de los hombres hacia las mujeres, que no solo se lleva a cabo a través de la violencia física, sino también de instrumentos psicológicos (insultos, burlas, amenazas, veja- ciones, intimidaciones, coacciones…), sexuales y/o económi- cos (control de los ingresos de la mujer, reclusión forzosa de la mujer en el hogar, etc.). La mayoría de las mujeres maltratadas, además, suelen vivir una situación caracterizada por un cúmulo de circunstancias desventajosas de riesgo de exclusión socio-laboral. Así pues, se hace necesaria una intervención integral para paliar estas situaciones cuando se han producido y también actividades de prevención ante el riesgo manifiesto de que se produzcan en un futuro. El programa Danone, con la estrecha colaboración de la FAB, pretende que las mujeres que han sufrido maltrato se em- poderen, introduciendo en la opinión pública un nuevo para- digma: «de mujeres víctimas a mujeres supervivientes de la violencia de género». Tal y como reconocía una mujer entrevistada, «como mujer maltratada, te quedas totalmente anulada, no sirves para nada [pero] puedes, con la ayuda de la Fundación Ana Bella y de la Escuela de Empoderamiento y de Danone, ser una mujer [que] puede volver a lucir una vida propia.» Embajadora 14 4.1. CONSIDERACIONESINICIALES
  12. 12. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 25 4.1.2. DEFINIENDO EL PUNTO DE PARTIDA Pese a que las mujeres que sufren violencia de género están sometidas a unas condiciones de maltrato similares por par- te de sus parejas, no puede decirse que el maltrato les afecte de igual forma ni tampoco que sus consecuencias sean idén- ticas. Cabe señalar que tiene una mayor afectación y mayores consecuencias personales el maltrato producido a aquellas mujeres que, aparte de la violencia, tienen otros factores li- mitantes: baja cualificación, escasa experiencia laboral, hijos e hijas a cargo o un largo período de tiempo de exclusión del mercado de trabajo, entre otros. En cualquier caso, la violencia contra las mujeres supone, como se ha apuntado en líneas precedentes, una limitación efectiva de la libertad de las mujeres y un impedimento para su desarrollo autónomo que afecta a muy diversas dimensiones de la persona. Tristeza, desolación, amargura, sinsentido y falta de confianza en sí mismas y en el futuro, entre otros, son los sentimientos y las vivencias más frecuentes que viven las mujeres víctimas de violencia de género en un momento particular de sus vidas. «Había terminado de trabajar, porque la empresa cerró, y me había quedado sin trabajo, con los dos niños, y la separación, y para mí se hizo un mundo porque yo no veía salida a mi vida.» Embajadora 3 «Estaba súper hundida, la verdad que estaba superhundida: no levantaba cabeza, no me fiaba de nadie. Te metes en ti misma, no haces nada, no sales y te importa todo un pimiento.» Embajadora 12 El desánimo y el malestar interior se expresan también en el exterior, en la forma de vestirse, relacionarse o cuidarse. «Yo antes siempre iba vestida más de otra forma, más deja- da… Sentía que iba como encogida por la calle.» Embajadora 2 «Cuando estaba con él [la ex pareja] yo era una mujer amarga- da, que tenía la cara de vinagre, llena de todos los desprecios.» Embajadora 17 Estas situaciones personales por las que pasan las mujeres que han sufrido violencia de género contribuyen a la creación de un cúmulo de condiciones de desventaja personal. 4.1.3. HACIA UN EMPODERAMIENTO DE LA MUJER Si bien el empoderamiento de la mujer es, de hecho, un tér- mino bastante complejo y que no está acotado, en el caso de mujeres que han sido víctimas de violencia de género el empoderamiento pasa por un proceso orientado a que la mu- jer obtenga la autonomía y responsabilidad de su propia vida, que sea ella quien tome las decisiones (personales, econó- micas…) y que sea ella también, en consecuencia, la respon- sable de su propia determinación. El objetivo del empoderamiento de la mujer que ha sufrido violencia de género es tratar de subvertir una situación adver- sa en otra mucho más favorable. Tal y como reconoce una en- trevistada, el objetivo es enmendar el deterioro ocasionado: «[Con el empoderamiento] No es que queramos hacer las mu- jeres más fuertes que el resto de mujeres, sino reparar el daño que en ellas se ha establecido.» Stakeholder 11 El empoderamiento de las mujeres víctimas de violencia de género es un proceso complejo y multifactorial. Afecta a as- pectos tan diversos como el ámbito laboral, la red social de relaciones familiares o de amistad o la propia autoestima. La pérdida de los vínculos con amigos/as o con otros familiares y la privación de participar en el mercado laboral conllevan en ocasiones que la mujer quede relegada al ámbito doméstico, lo que supone perder la confianza en sí misma y en su capaci- dad para enfrentarse al mercado laboral y ocupar un empleo. No es de extrañar, pues, que sea «totalmente cuestionada por todo lo que hace y criticada y humillada», tal y como reconoce una entrevistada (Stakeholder 11). «La característica fundamental que nos encontramos cuando la mujer está en esta situación es que tiene la autoestima muy dañada, en todos los aspectos: social, laboral y perso- nal. En función de cómo la violencia haya tocado a esta per- sona en su vida, hay que intentar reparar el daño.» Stakeholder 11 El daño que ocasiona la violencia es el que intenta repararse con el empoderamiento de la mujer que participa en la Escue- la Social Ana Bella. «Continuamente están expuestas a “tú eres una mierda, tú no vales para nada, tú eres una esto, dónde vas tú si nadie te quiere…”. Y, claro, eso al final te acaba creando una baja autoestima que no te ayuda en nada. Entonces, para lo que el proyecto sirve es para que ellas se den cuenta de que valen, que pueden enfrentarse a un trabajo, incluso cuando el merca- do laboral sea muy duro para todo el mundo, incluso si no tie- nes, entre comillas, ningún problema, que todos los tenemos.» Stakeholder 8 Entonces, ¿cómo ha podido ayudar este proyecto al empode- ramiento de la mujer? Ese es el objeto de nuestro análisis. En lo fundamental, parece haber ayudado sobre todo a nivel personal, relacional-social y económico. Estimula a la mujer a «salir a la calle» (es decir, ir a buscar trabajo, por ejemplo), a establecer nuevos vínculos con compañeros y compañeras, jefes y jefas, clientes y clientas, etc. En definitiva, las mani- festaciones más significativas del empoderamiento femenino obtenido están relacionadas con que la mujer rehaga su cír- culo de amistades, quizá con otros/as promotores/as u otras personas que conozca, incluso de forma relativamente sólida al darse el caso de clientes/as asiduos que cuando van a comprar buscan a la mujer en el stand para que les informe, al gozar de su confianza, de las promociones existentes. Ade- más, esos/as clientes/as le trasladan el mensaje siguien- te: «lo haces muy bien, me gusta mucho, eres muy amable». Este mensaje es muy favorable para la mujer, puesto que se contrapone al que continuamente le había transmitido su ex pareja. Permite que la mujer crea en su propia valía para el trabajo y que esté cualificada para ello. Asimismo, también los mensajes alentadores que Danone o la empresa contratante transmiten se convierten en un feed- back positivo para estas mujeres y les resultan mucho más valiosos que para cualquier otro/a trabajador/a a partir de una situación de desventaja. Además, ese conjunto de inputs estimulan a las mujeres a un desarrollo óptimo de su traba- jo, porque para ellas un feedback positivo es totalmente lo opuesto al trato degradante que habían recibido durante 10, 15 o 20 años como víctimas de la violencia. En resumen, el proyecto Danone y FAB pretende el empodera- miento integral mediante el ofrecimiento de una oportunidad laboral. Y eso significa: Recuperar un rol activo de la mujer en la esfera pro- ductiva, proporcionándole una oportunidad laboral valorada socialmente (que le sirva de «puente» para normalizar su situación y entrar de lleno en el mercado de trabajo ordinario). Romper con la reclusión forzosa que sufre la mujer en el hogar. Esto conlleva «salir a la calle», rela- cionarse con otras personas, trabajar de cara al público, dejar de ocultarse, recuperar la autoestima (arreglarse, maquillarse, ganar confianza en una misma, etc.) y asumir las riendas de la propia vida (mediante la toma de decisiones). Y lo más importante, evitar la «doble victimización» o «doble estigmatización» de las mujeres. Ni antes, cuando padecían tal situación de maltratos, ni ahora por reconocer que la habían sufrido. Se convierten, pues, en «supervivientes» (mujeres fuertes y recom- puestas que aportan valor añadido a las empresas). Un paradigma nuevo que supone superar la compa- sión o la lástima para incidir en la riqueza, la actitud positiva y el coraje de estas mujeres, que han lucha- do contra una situación muy adversa y han logrado con el tiempo (acompañamiento, terapias psicológi- cas, etc.) seguir adelante, creyendo en su futuro. Así pues, este apartado tiene como objetivo evaluar la trans- formación que han experimentado estas mujeres gracias al programa Danone y la Fundación Ana Bella (FAB). Por ello, se analiza en qué grado las mujeres que han participado en este proyecto han cambiado la interpretación que ellas mismas hacen de sus realidades sociales y la relación que mantienen con esta nueva realidad. Se ha tratado de descubrir en qué modo la participación en este proyecto ha proporcionado a las participantes un empoderamiento que contribuye clara- mente a su bienestar individual y familiar, a su salud y a su desarrollo social. Se comprueba si ha habido «un antes y un después» en sus vidas; esto es, si entre las participantes ha habido «historias de éxito» en ese proceso de empode- ramiento, en sus tres dimensiones: económica, personal y relacional-social.
  13. 13. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 27 4.1.4. UN TRIPLE EMPODERAMIENTO El empoderamiento de la mujer, pese a su complejidad termi- nológica, tiene tres dimensiones que pueden ser analizadas por separado. Gráfico 7. Dimensiones del empoderamiento femenino A) La dimensión económica incluye poder obtener la independencia económica de la mujer mediante el desarrollo de un trabajo capaz de proporcionar una renta suficiente para alcanzar una vida digna para ella y los suyos (hijos e hijas u familiares a su cargo). Al mismo tiempo, la dimensión económica es el eje prin- cipal de esa tarea integral de recomposición de las mujeres. Así, la oportunidad laboral que ofrece Dano- ne (entendida como un «trampolín» que permite la ob- tención de otro empleo de mayor recorrido) repercute positivamente en la mejora de la autopercepción (self confidence) de la mujer (dimensión personal) y en las relaciones sociales con su entorno y su comunidad (dimensión relacional-social). No obstante, el proyec- to debe ser un proyecto vital que no se limite única- mente a proporcionar una oportunidad laboral valo- rada socialmente, sino que también incida en otros aspectos que afectan a la problemática multifactorial (personal, redes sociales, etc.) propia de la violencia de género y de sus secuelas. B) La dimensión personal incluye las variables «au- toestima», «autonomía personal», «agente activo» y «estabilidad emocional». Para empoderarse de forma integral no es suficiente —como se ha dicho— el aspecto material, sino que también es fundamental trabajar el aspecto actitudinal. El nivel de «activación» o «motivación» es necesario para levantarse y salir de esa situación. Aparte de la predisposición de una misma, las mujeres cuentan con el apoyo y el acom- pañamiento de profesionales, de «testimonios positi- vos» de otras mujeres que han pasado por lo mismo y de voluntarias. No están, pues, solas en ese trayecto, sino que la dimensión personal mantiene sinergias con la dimensión relacional (grupos de ayuda). C) La dimensión relacional-social incluye las varia- bles «agente de cambio», «interacción/sociabilidad», «participación en el tejido asociativo (ONG) y/o en los medios de comunicación», «reconocimiento so- cial», «estigma social», «visibilidad», «acompaña- miento» y «grupos de ayuda». Que las mujeres sal- gan de la reclusión forzosa del hogar donde muchas estaban recluidas por sus ex parejas significa co- municarse y sociabilizarse con otras personas, bien sean otras mujeres que han padecido maltrato, bien el conjunto de ciudadanos/as: compañeros/as de trabajo, clientes/as, vecinos/as, familiares, etc. En definitiva, la dimensión relacional-social permite re- cuperar las capacidades comunicativas y las habili- dades sociales para interactuar con normalidad con el resto de personas que nos rodean diariamente. Al mismo tiempo, permite romper con aquellas barre- ras propias de una personalidad introvertida, teme- rosa o, en ocasiones incluso, anulada, aterrada y sin opinión, construida como consecuencia del fruto de años de maltrato. En otras palabras, el objetivo de la Escuela (ayudar a la reinser- ción social y laboral de mujeres «supervivientes» de violencia de género) se habrá cumplido satisfactoriamente si permite el empoderamiento de las mujeres que han participado en ella. A través del proceso de empoderamiento, las mujeres ponen en valor sus fortalezas y capacidades para volver a confiar en sí mismas y empezar una nueva etapa vital en positivo y en libertad. En la Escuela Social Ana Bella, las mujeres reciben coaching individual y grupal para su proyecto de vida, talleres de empoderamiento, formación profesional y la oportunidad de una experiencia laboral como embajadoras de marca Da- none en el punto de venta que les facilite la integración social al sentir que forman parte de un equipo y obtener la indepen- dencia económica. Es un proceso de empoderamiento que no necesariamente depende del nivel de estudios ni de la formación de las mu- jeres. Al ser la violencia de género una característica estruc- tural de la sociedad, afecta por igual a todos los grupos so- ciales. Sin embargo, las consecuencias del empoderamiento son las mismas para las mujeres. «Hay muchísimas mujeres que tienen carreras y que se ven estancadas, que se ven que están al borde de saltar al abis- mo y no saben qué hacer. Tienen carrera, sí, pero ¿qué sig- nifica que tengas una carrera cuando no estás estable emo- cionalmente, cuando no tienes las herramientas para poder salir tú sola?.» Stakeholder 1 En la Escuela se les proporcionan las herramientas necesa- rias y apoyo personal, un coaching personalizado que, aun- que muchas veces las mujeres piensen que solo consiste en hablar, es un proceso que permite aflorar sus competencias personales por sí mismas. Se trata, pues, de una formación complementaria a la participación de las mujeres en el mer- cado de trabajo y que trabaja en paralelo hacia el empodera- miento de estas. «Estamos hablando de personas que están [haciendo] un cambio brutal. Te puedo contar muchísimos casos… Paqui es un ejemplo de este proceso o Irene, de Granada, que no estaba haciendo nada y ahora está haciendo un segundo año de Farmacia.» Stakeholder 1 El proyecto Danone, enmarcado en la problemática de la vio- lencia de género, va dirigido a mujeres que han sido objeto de esta. Esta violencia de género acentúa la dependencia eco- nómica respecto a la ex pareja, lo que conlleva que afecte ne- gativamente al «autoconcepto» y a la autoestima de la mujer. Por ese motivo, el proyecto fomenta una esfera de la vida de las mujeres que les proporciona cierta independencia a nivel económico, lo que provoca que automáticamente vean refor- zada su «autoimagen». Son, pues, dos aspectos que siempre van a ir muy unidos, tal como se ha planteado anteriormente. Debe indicarse, sin embargo, que el efecto manifiesto del proyecto sobre estas mujeres no es tanto su independencia económica como la mejora de su autopercepción al sentirse mucho más valoradas en el trabajo (por compañeros/as y clientes/as), con el consiguiente enriquecimiento de sus rela- ciones. En todo caso y a nivel económico, se pone a su dispo- sición un notable trampolín en la mejora de sus situaciones. Hay que tener en cuenta que son mujeres que trabajando dos días a la semana dejan de cobrar la Renta Activa de Inserción (RAI), pasando de ser una persona pasiva a una activa que valora la oportunidad laboral, su inserción en el mercado y las capacidades profesionales que adquiere. 4.1.5. PROCESO DE ANÁLISIS DE LAS ENTREVISTAS Por último, hay que señalar que el presente informe recoge el análisis de un total de 46 entrevistas en profundidad semies- tructuradas, efectuadas a mujeres participantes del proyecto (embajadoras) y a personas que tienen alguna responsabili- dad directa en este (stakeholders). Con la ayuda del programa informático Atlas/ti5 se ha codi- ficado el contenido de estas entrevistas con el objetivo de sistematizar mejor la información obtenida en el trabajo de campo y poder establecer relaciones entre los fenómenos que intervienen en el proceso de empoderamiento. Tras la codificación y el análisis de la información obtenida, se ha procedido a una interpretación sistémica capaz de explicar con precisión el impacto social que ha tenido el proyecto de empoderamiento de la Escuela Social Ana Bella. En el análisis del contenido de las entrevistas se ha llevado a cabo un proceso de codificación a partir de un total de 42 códigos analíticos. Los códigos sirven para sintetizar la infor- mación compleja que surge de las entrevistas. Estos códigos se reproducen en el siguiente listado ordenados alfabética- mente y su significado se explica en apartados posteriores. 5 ATLAS/ti. Version 7.0. [Computer software] (2014), Berlín, Scientific Software Development. MUHR, Thomas (1991). “ATLAS/ti - ein Interpretations-Unterstützungs-System”. In Fuhr, Norbert (Hrsg.), Informatik-Fachberichte Information Retrieval (Bd. 289, S. 64-77). Berlín.: Springer-Verlag. DIMENSIÓN ECONÓMICA DIMENSIÓN PERSONALEMPODERAMIENTO FEMENINO DIMENSIÓN RELACIONAL-SOCIAL
  14. 14. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 29 Asimismo, los códigos han sido agrupados en tres familias de códigos (Code Family) a partir de las dimensiones definidas para el estudio del empoderamiento de las mujeres supervi- vientes descrito en páginas anteriores. En cada dimensión se señala, además, el número de citas (Quotations) relacionadas con esa familia de códigos, cifra que indica las veces que apa- recen estos conceptos a lo largo de las 46 entrevistas reali- zadas. Este número proporciona información relativa a cuáles han sido los aspectos más mencionados en las entrevistas. Sin embargo, debe señalarse que del universo de códigos existentes en el estudio se han desarrollado en el presente informe únicamente aquellos que han resultado más signifi- cativos y que han aportado, en consecuencia, un mayor con- tenido e interés para el objetivo propuesto. Tabla 1: Códigos utilizados en el análisis de las entrevistas DIMENSIÓN ECONÓMICA Citas: 293 DIMENSIÓN PERSONAL Citas: 138 DIMENSIÓN RELACIONAL-SOCIAL Citas: 193 Códigos (15): • Bonificaciones empresas • Choque de intereses Danone- FAB • Conciliación laboral-familiar • Condiciones laborales • Crisis económica en España • Empleabilidad • Expectativas laborales • Formación FAB-Danone • Inserción laboral • Nivel de estudios y experiencia laboral • Normalización mediante el trabajo • Riesgo de acomodarse/ conformismo • Perfil mujeres cantera proyecto embajadoras marca Danone • Trabajo trampolín: contras • Trabajo trampolín: pros Códigos (4): • Agente activo • Autoestima • Autonomía personal • Estabilidad emocional • Acompañamiento • Agente de cambio social • Grupos de ayuda • Interacción-sociabilidad • Participación en medios de comunicación • Participación en organizaciones • Peligro de dependencia- paternalismo • Peligro de estigmatización: ámbito laboral • Peligro de estigmatización: grupo de ayuda • Reconocimiento social • Relación de pareja • Visibilidad frente a invisibilidad CÓDIGO (I) CÓDIGO (II) 1. Acompañamiento 22. Informe social 2. Administración pública 23. Inserción laboral 3. Agente activo 24. Interacción-sociabilidad 4. Agente de cambio social 25. Nivel de estudios y experiencia laboral 5. Aspectos de mejora y cambio del proyecto 26. Normalización mediante el trabajo 6. Autoestima 27. Participación en medios de comunicación 7. Autonomía personal 28. Participación en organizaciones 8. Bonificaciones empresas 29. Riesgo de acomodarse/conformismo 9. Certificación maltrato 30. Riesgo de dependencia-paternalismo 10. Conflicto de intereses Danone-FAB 31. Riesgo de estigmatización: ámbito laboral 11. Conciliación laboral-familiar 32. Riesgo de estigmatización: grupo de ayuda 12. Condiciones laborales 33. Riesgo de estigmatización: asistencialismo Estado 13. Crisis económica en España 34. Perfil mujeres cantera proyecto embajadoras marca Danone 14. Definición de empoderamiento 35. Reconocimiento social 15. Empleabilidad 36. Rehabilitación maltratadores 16. Empoderamiento 37. Relación de pareja 17. Estabilidad emocional 38. Trabajo trampolín: contras 18. Estigma social 39. Trabajo trampolín: pros 19. Expectativas laborales 40. Valoración positiva general proyecto 20. Formación FAB-Danone 41. Violencia de género 21. Grupos de ayuda 42. Visibilidad vs Invisibilidad Tabla 2: Síntesis de códigos por dimensiones
  15. 15. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 31 4.2. EMPODERAMIENTO ECONÓMICO Evaluando, en primer lugar, el empoderamiento económico, lo que se pretende es saber si la oportunidad laboral que ofre- ce la Escuela como embajadoras de marca (promotoras de producto) de Danone ha permitido que las mujeres participan- tes consigan una autonomía económica y financiera y en qué medida este tipo de empoderamiento es el detonante para la consecución del empoderamiento personal y social-relacio- nal. Se evaluará, además, si la incorporación de las mujeres supervivientes a este trabajo ha posibilitado la consecución de otros tipos de empleo (si ha servido como «trabajo tram- polín»), así como cuáles son las condiciones laborales del puesto de trabajo ofrecido por Danone y cuáles han sido las experiencias y vivencias que han tenido las mujeres al desa- rrollar este tipo de empleo. De las entrevistas realizadas se puede desprender que, en bue- na medida, las participantes han aprovechado esta oportunidad laboral para insertarse en el mercado de trabajo. Sin embargo, comparten con el resto de la población en edad de trabajar dificultades similares que son el resultado de las actuales cir- cunstancias de crisis económica que atraviesa España. Gráfico 8. Dimensiones del empoderamiento económico 4.2.1. LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO El empoderamiento económico que aporta tener un empleo permite conseguir otros objetivos personales. Lo primero y más importante es tener un trabajo: «Sabemos que para tener una vida digna lo importante es el trabajo» Embajadora 1 El trabajo, además, proporciona dignidad personal y recono- cimiento. Ayuda a construir una mayor autoestima personal y facilita la relación personal de las personas entre sí. En el caso de las mujeres que han sido víctimas de violencia, la importancia de tener un empleo es aún mayor puesto que se convierte en un instrumento para reconstruir la propia vida y tener un nuevo comienzo personal. Tener un trabajo, además, previene en muchas ocasiones que se produzcan situaciones de violencia al reducirse la depen- dencia de las mujeres respecto a sus ex parejas. «Es fundamental que la mujer víctima de violencia, o cualquier mujer, tenga un trabajo. Porque la independencia económica es fundamental y básica y es uno de los motivos principales por los cuales las mujeres pueden caer en un tema de violen- cia o de dependencia» Stakeholder 5 «El trabajo le ha ayudado a ser una mujer independiente. To- talmente independiente. Y eso te hace sentir muy fuerte» Embajadora 2 Las mujeres que tienen un trabajo y unos ingresos pueden de- sarrollarse y empezar con más rapidez y éxito a recuperarse de las secuelas causadas por las situaciones de violencia vividas. «La independencia económica es fundamental porque, si bien en muchas ocasiones hay dependencia psicológica, una mu- jer dependiente psicológicamente pero con un dinero es más trabajable [recuperable] que aquella otra que, además, enci- ma, depende [de alguien] económicamente» Stakeholder 5 «El trabajo es un mecanismo de reenganche y de promoción personal. Además, es que te da mucha fuerza, muchísima fuerza. O sea, que el trabajo es todo. Todo» Stakeholder 6 En consecuencia, para las mujeres que han participado en la Escuela Social Ana Bella el trabajo de embajadoras de marca les ha servido como una de las terapias más importantes en su proceso de recuperación personal. Les ha permitido, además, superar miedos y frustraciones y enfrentarse a algunos de los fantasmas del pasado que les impedían vivir con normalidad. «Fue una terapia trabajar ahí, fue una terapia… Un día yo me decía: “El próximo que pase por aquí [se refiere al cliente] que tenga ese perfil yo voy a ir, me cueste lo que me cueste… Y muchas veces venía y [yo] no iba. Iba y a lo mejor me acer- caba y colocaba yogures en vez de hablar con él. Pero al final me dije: “Voy”. Le hablé y vi que no todos eran como mi ex, que hay gente y hombres súper agradables de la edad de mi ex... Quiero decirte que todo eso fue como una terapia, que a mí me fue, ya te digo, fenomenal» Embajadora 13 La oportunidad que les ha brindado Danone de incorporarse al mercado de trabajo supone una fuente de ingresos, una forma de terapia personal y también un aprendizaje de ha- bilidades útiles para sus propias trayectorias personales y laborales. Se trata de un trabajo que dignifica y permite el aprendizaje de nuevas capacidades y aptitudes. «Cuando me dieron la oportunidad, era un trabajo que me encantó, porque las mujeres que sufrimos violencia, como estamos completamente destruidas, es un trabajo que gusta, porque además de trabajar tienes una terapia. Cuando estás ahí, todos tus valores van subiendo y los vas recuperando», Embajadora 1 «Fue una terapia y un reto también en mi vida, y feliz de que esto comenzara, porque son muchas las mujeres que gracias a la labor de Danone, muchas mujeres, las que pueden llevar una vida digna» Embajadora 10 4.2.2. LA FORMACIÓN RECIBIDA Al comienzo de toda campaña las embajadoras de marca re- ciben una formación específica. Normalmente, la formación que reciben las mujeres participantes en el proyecto consiste en formarlas en técnicas de venta, (atención al cliente y for- mación nutricional sobre las características y beneficios de los productos Danone). La formación en técnicas de venta o atención al cliente la lleva a cabo personal de la Escuela a partir del conocimiento y soporte que proporciona Momentum Task Force (MTF), así como de los materiales necesarios. Generalmente, esta for- mación está dirigida a todas las mujeres que realizan la cam- paña: las que están en la Escuela, las que proceden de Mo- mentum Task Force (MTF) y las que están en «cantera» para que puedan ser posibles embajadoras de marca en un futuro. Las formaciones son obligatorias y se realizan de dos a tres veces al año. La primera se lleva a cabo al comienzo de la campaña y posteriormente hay formaciones de refuerzo y tam- bién en relación con nuevos lanzamientos de producto. En la formación de producto se explican las características de este y está impartida por personal experto nutricionista de Danone. Al comienzo de cada campaña se realiza la primera formación presencial y después dos más de refuerzo en las que se insiste en los mismos aspectos. Estas formaciones de refuerzo sirven también para explicar los nuevos productos que hayan podido aparecer o si se ha eliminado alguno de ellos. También se da información adicional cuando surge alguna campaña específica sobre un determinado producto o cuando hay alguna promoción especial que requiere conocimientos suplementarios. Otra formación específica que se realiza es el aprendizaje de la «mecánica de campaña», que hace referencia al día a día del trabajo de las embajadoras: qué hacer desde que se llega al punto de venta hasta que se marcha. Se proporcionan explicaciones prácticas sobre cuándo llegar y cómo pasar los controles de seguridad del centro de trabajo, aspectos relati- vos al uniforme, colocación del lineal, cómo «frentear» los pro- ductos lácteos, cómo abordar a los/as clientes/as o incluso cómo cumplimentar el informe de resultados que al finalizar cada fin de semana las embajadoras tienen que rellenar. Aparte de esta formación, las embajadoras asisten a otros talleres propios que la Fundación Ana Bella ofrece dentro de la Escuela para que las embajadoras de marca puedan evolu- cionar dentro de su puesto de trabajo. FORMACIÓN EXPECTATIVAS LABORALES FORMACIÓN FAB-DANONE TRABAJO TRAMPOLÍN: PROS BONIFICACIONES EMPRESAS CONCILIACIÓN LABORAL-FAMILIAR NIVEL DE ESTUDIOS Y EXPERIENCIA LABORAL CHOQUE DE INTERESES DANONE-FAB PERFIL MUJERES CANTERA INSERCIÓN LABORAL EMPLEABILIDAD TRABAJO TAMPOLÍN: CONTRAS NORMALIZACIÓN MEDIANTE EL TRABAJO CRISIS ECONÓMICA DE ESPAÑA CONDICIONES LABORALES RIESGO DE ACOMODACIÓN/ CONFORMISMO DIMENSIÓN ECONÓMICA
  16. 16. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 33 «Otra cosa no, pero formación [mucha]…», reconoce una per- sona entrevistada (Stakeholder 17). Es normal que la Escuela proporcione formación. Es una de sus funciones. Sin embargo, en los inicios de la Escuela se hizo un trabajo previo de formación de formadores. Al princi- pio del proyecto la responsabilidad de la formación recaía en Momentum Task Force, pero ahora es personal de la Escuela Social Ana Bella quien la imparte de forma autónoma. En cualquier caso, se cuenta siempre con la asistencia de Dano- ne y Momentum Task Force. «En cada formación presencial estamos nosotros presentes por si hay alguna necesidad, pero ya la hacen ellas [personas de la Escuela]. A día de hoy ya son autónomos», señala una persona de Momentum Task Force (Stakeholder 17). No parece haber duda de que los procesos de formación que se han llevado a cabo han dado sus frutos: «Lo bueno que tienen ellas [las embajadoras] es que tienen una formación muy buena. […] Están muy muy formadas, ya te digo…» Stakeholder 18 «Hay mujeres que llevan tanto tiempo que se lo saben todo. Hay mujeres, incluso, que rebaten a los nutricionistas» Stakeholder 17 «Como ya es mucho tiempo el que llevamos [en el Proyecto], conocemos el producto muy bien […]. El conocimiento en sí del producto, del género, lo tenemos, yo creo, que muy bien» Embajadora 15 Esta formación recibida por parte de las mujeres supervivientes también es un elemento más de su empoderamiento personal. Si bien la formación está orientada al desempeño de unas fun- ciones laborales concretas, lo cierto es que para ellas supone también una mejora de sus potencialidades personales. «Yo con eso [con la formación recibida] puedo convencer a un cliente que no quiere comprar Activia… Y no ya solamente el convencimiento del cliente, sino el convencimiento hacia mí misma de que puedo hacerlo, que tengo una seguridad en mí cuando hablo con un cliente» Embajadora 14 «El curso fue fenomenal. A mí me fue muy bien. Qué confianza da a las personas…» Embajadora 19 «Tenemos el caso de una chica que está en Málaga, que es una chica de etnia gitana, y es una chica que prácticamente no estuvo casi nada en la escuela, pero ella tiene una capacidad buenísima para vender porque durante toda la vida estuvo en los mercadillos vendiendo. En la última formación viene y nos dice: “Te tengo que dar las gracias”. “¿Por qué me vas a dar las gracias”?, le dije. Y contesta: “Pues te tengo que dar las gracias porque toda la vida he estado vendiendo mucho, pero nunca he hablado tan bien como hablo ahora”. Me decía: “Con esas técnicas de venta, con esas cosas que nos decís, nunca he hablado tan bien como ahora”. Y es buenísima…» Stakeholder 1 La valoración que se hace de la formación recibida es muy positiva tanto por parte de las participantes como por parte de los y las stakeholders. Sin embargo, hay personas que llevan ya algún tiempo en la Escuela y puede correrse el riesgo de la sobreformación y de cierto desinterés por la cuestión, por lo que se hace necesa- rio introducir cambios en los contenidos para evitar así que la formación se convierta en algo repetitivo y tedioso. Por ese motivo se han buscado nuevas técnicas formativas y de contenido como, por ejemplo, la utilización de la gamifica- ción en la formación al inicio de 2014. «Hay muchas veces que el hecho de que tengan que asistir a formación es como “¿Otra vez?”, entonces es [necesario] dar un cambio a ese tipo de formaciones para que sean diferentes» Stakeholder 17 Otra cuestión de mejora de la formación podría referirse a los productos nuevos. Quizá a veces las necesidades y la ur- gencia en la organización de los puntos de venta impide que haya el tiempo suficiente y necesario para la formación; por ese motivo se llevan a cabo formaciones en línea por skype y/o por teléfono cuando la urgencia no permite realizar una formación presencial. «Cuando sacan productos nuevos, como por ejemplo ahora en verano, necesitaríamos formación. La formación te la tiene que dar Danone, de los productos nuevos que van saliendo» Embajadora 13 «Porque claro, ahora, por ponerte un caso, sacar un Danonino (?). Claro, el de fresa lo tienes fácil, porque te lleva fruta tritu- rada y es más cremoso, no se nota que lleva fruta, que lleva la fruta triturada, para el niño... Bueno, una manera de comer fruta, que es de fresa, que es natural, que es más cremoso. Pues yo al final le dije a mi gestor: “Y del natural, ¿qué contamos?”, dice: “Pues que es un capricho”. Y yo digo: “El natural es tan cremoso que es un capricho...”» Embajadora 13 Otras veces, cuando no hay argumentario o cuando la emba- jadora no tiene una respuesta a las preguntas que le formula un cliente o clienta, siempre está la opción de dirigir la perso- na al teléfono de atención al cliente. Esto ocurre cuando los clientes realizan preguntas muy concretas y técnicas sobre algún producto. Las embajadoras están formadas para infor- mar sobre aspectos nutricionales de los productos, pero no son expertas en nutrición. En esos casos, acuden al teléfono de atención al cliente (SAP). «Al final, ellas [las embajadoras] en un centro llegan a recibir consultas tan específicas y tan concretas que es muy compli- cado. En esos momentos es cuando se aprovecha y se dice: “Mira, te preguntaron por esta duda tan complicada”, y si es así incluso nosotros se lo hacemos llegar también a Danone: “Oye mira, pasa esto, ¿qué se puede decir?”. Porque ellas tienen muy claro que, si algo no saben, no lo transmiten directamente. En los productos de Danone siempre está un teléfono de atención al cliente y si a una chica le hacen una pregunta muy concreta, suponte, una persona que es diabética y dice: “¿Me puedo tomar este postre yo que soy diabético?”, si la per- sona no sabe contestar, automáticamente le puede decir: “Mira, lo mejor es que llames a este número de teléfono donde allí va a haber una persona que te va a atender y a resolver la duda al instante”. De esa manera también la embajadora responde bien, sobre todo por si puede pasar cualquier cosa…» Stakeholder 18 Finalmente, otra de las cuestiones que según las entrevis- tadas podría mejorarse de la Escuela es la capacidad para tener organizadas las formaciones que recibe cada mujer. Por eso, actualmente cada embajadora tiene una ficha detallada con los cursos y talleres a los que ha asistido y su duración, denominado «pasaporte de formación». «Lo único que les pido es que tengan el historial formativo de la mujer, es decir, el pasaporte que le llamo yo, que es tan fá- cil como: ahora están haciendo el curso este de embajadoras, curso de nutrición, cuatro horas; curso de no-sé-qué, dos horas; curso de técnicas de venta, una hora; curso de empoderamien- to; taller de ponte guapa…» Stakeholder 14 Además, esta información puesta a disposición de las emba- jadoras les puede resultar útil en la búsqueda de otros em- pleos, puesto que pueden hacer valer algún tipo de credencial por los cursos y talleres a los que han asistido. Todas las mujeres reciben un diploma por cada uno de los talleres a los que asisten en la Escuela, con el número de horas, la fecha y la temática. Se podría entregar a cada mujer una relación de la formación recibida para poder utilizarla como credencial para conseguir un nuevo empleo. 4.2.3. OPORTUNIDAD LABORAL: «TRABAJO TRAMPOLÍN» ¿Qué se entiende por «trabajo trampolín» dentro del proyecto de la Escuela Social Ana Bella y Danone? No es un trabajo en el sentido ordinario, sino más bien un programa que en un principio tenía una duración de dos años, un período de tiempo en el cual la mujer tiene un empleo como embajadora de la marca y recibe formación profesional y personal para el empo- deramiento y todo el apoyo con coaching de acompañamiento. En un principio, la idea era que fuese una oportunidad laboral para poder mejorar personal y profesionalmente. Está consi- derado como un enlace hacia otras ocupaciones y no como un fin en sí mismo. En ese sentido, se puede decir que los talleres de empleabilidad de la Escuela Social Ana Bella es- timulan precisamente que las participantes «dejen el nido», que abandonen el lugar de confort en el que dicen encontrar- se y se lancen a la búsqueda de una oportunidad laboral de más largo recorrido o acorde con sus expectativas de futuro. Es una oportunidad laboral que ha permitido que algunas de las mujeres participantes hayan podido encontrar un trabajo ordina- rio y normalizar aún más su situación en el ámbito laboral (in- serción). Han podido incorporarse o reincorporarse en el mundo laboral y de esta forma mejorar su empoderamiento económico. Entre las entrevistadas, algunas de ellas han podido dar el salto cualitativo a empleos del sector servicios como cocine- ras, cajeras de supermercado, comerciales, encuestadoras telefónicas (atención al cliente), camareras, etc. «Hay mujeres que han encontrado trabajos, por ejemplo en los centros Carrefour. Si ven que la mujer vale, la cogen de cajera; o sea, que nos ha pasado que hay gente que las ha visto trabajar y las han llamado» Stakeholder 14
  17. 17. PROYECTO DANONE Y FONDO ECOSYSTEM - FUNDACIÓN ANA BELLA: BALANCE Y PERSPECTIVAS (2011-2014) 35 Por esta razón es importante la rotación positiva de las muje- res que participan en el proyecto. Parece ser que al principio sí que había esta rotación positiva y muchas de las mujeres que pasaron por él encontraron un trabajo de más duración, pero, actualmente, en el actual contexto de crisis y de tasas de paro elevado, no hay demasiados trabajos alternativos. «Hasta que esta crisis no vaya un poquito mejor, ahora mismo te tienes que centrar que es Danone lo que te da de comer, y poner los pies en la tierra» Embajadora 12 En el actual contexto tampoco faltan embajadoras que dejaron el proyecto al conseguir un empleo mejor, pero se han visto obli- gadas a volver por las dificultades sobrevenidas por la crisis. «En relación a las incorporaciones en el mercado de trabajo ya sabemos cómo están hoy las cosas: hoy estás aquí, ma- ñana estás ahí. Entonces sí que muchas de las mujeres que encuentran trabajo acaban volviendo porque se han encon- trado sin trabajo, o por las sustituciones o por lo que sea. Entonces, digamos, que siempre vemos a mujeres nuevas, pero hay muchas que vuelven» Stakeholder 3 Parece, pues, existir en la actualidad serias dificultades para que la oportunidad laboral que supone la Escuela acabe fra- guando en una oportunidad real de acceso de las mujeres a otros trabajos. Esta dificultad ha obligado a transformar el funcionamiento del Proyecto. «La idea básica es que nos cogió con [el diseño de] este proyecto [durante] el auge de la crisis, porque la idea era un año trabajando con talleres, trabajando toda la autoestima, el empoderamiento, y al año siguiente renovarlas todas y coger mujeres nuevas» Stakeholder 10 4.2.4. VALORACIÓN DE LA OPORTUNIDAD LABORAL De las entrevistas realizadas se desprende que existen valo- raciones positivas y negativas en relación con el trabajo de embajadora de marca. Predominan, sin embargo, las valora- ciones positivas, puesto que el trabajo desarrollado repercute de forma directa y positiva en el empoderamiento económico, personal y relacional-social de las mujeres participantes. Los comentarios negativos, en consecuencia, son minoritarios, aunque significativos. En términos generales, la oportunidad laboral que ofrece el trabajo de embajadoras de marca proporciona cierta indepen- dencia económica, necesaria para que la mujer progrese en su camino de empoderamiento. Otro objetivo es el de dejar de depender de las ayudas públi- cas y conseguir ese soporte económico por ellas mismas. Es un cambio importante de autoconcepto para dejar de verse como una víctima a la que los servicios sociales subvencio- nan y verse como una mujer empoderada y activa que gana su propio salario. «Para mí fue un empoderamiento personal muy importante en aquel momento encontrar el trabajo» Embajadora 9 El trabajo de embajadoras de marca consiste en hacer pro- mociones de productos, habitualmente los fines de semana, viernes y sábados. Esta promoción consiste en asesorar sobre todos los diferentes productos que se encuentran en el extenso lineal, y, consecuentemente, fomentar su venta. Aparte del asesoramiento, se utilizan otras técnicas como los cupones-descuento y también la degustación de producto. «Para nosotros, que Carrefour vea a la mujer en el stand de Danone y que se interese por tenerla a ella como parte de su plantilla puede ser muy buena noticia […] el mismo Carrefour te ve y ve cómo eres, y el mismo Carrefour te contrata, te da más posibilidades [y] más trabajo» Stakeholder 11 Incluso hay mujeres emprendedoras profesionalmente que se han arriesgado por su cuenta a iniciar una nueva actividad labo- ral. Estas últimas también son «historias de éxito», que englo- ban aquellas historias de mujeres que a través de ese trabajo puente no solo han podido acceder a otros empleos, sino que se han autoocupado mediante la creación de cooperativas y/o abriendo sus propios negocios, tales como un estudio de interio- rismo, un restaurante, una peluquería, una academia de baile… Un ejemplo de esta capacidad de emprendimiento se encuen- tra en un proyecto que consiste en crear una empresa de creación de muebles. Es un proyecto iniciado por dos mujeres que participan en la Escuela y que son, además, interioristas. «Estamos intentando tirar hacia adelante una empresa que se llama Ana y Elvira, y que tiene que ver con los muebles. Lo que hacemos es recoger muebles que están deteriorados, no los restauramos, sino que de esos trozos, que a veces son hasta diferentes piezas, hacemos algo nuevo. Y, de alguna manera, con esto hay un mensaje social: cómo una mujer maltratada, que te quedas totalmente anulada, que no sirves para nada, puedes, con ayuda de la Fundación Ana Bella y de la Escuela de Empoderamiento y de Danone, volver a lucir con una vida propia» Embajadora 14 En cierto modo, trabajar como embajadoras de Danone dos días a la semana en los períodos de campaña es solo una forma de empezar a liderar sus vidas. Es como un primer eslabón de una cadena que se engarza y que pretende reconstruir la vida de las mujeres a partir de los procesos sucesivos de empoderamiento. «Lo que pasa es que si no hay nada, [este trabajo] es el primer eslabón de la cadena. Es una forma de enganchar. Ten en cuenta que nosotras tenemos a mujeres que han estado tiempo desvin- culadas del mundo laboral. Entonces es una manera de insertarse en el mundo laboral que es compatible con sus responsabilidades familiares, que les proporciona unos ingresos, que no son muchos, pero que están bien pagadas para lo que se está ofreciendo en el mundo laboral de hoy en día. Evidentemente, si les sale un trabajo de más horas…, pues no van a limitarse a dos días a la semana, pero es una manera de despegar muy valiosa para ellas» Stakeholder 7 Esta oportunidad de trabajo se convierte para las embaja- doras en un «trampolín», en una posibilidad de mejora profe- sional (ascenso social) y la puerta de acceso a otro trabajo. Un trabajo trampolín concebido como una herramienta para incorporarse en el mundo laboral a través de un trabajo de cara al público y valorado socialmente y para alcanzar el em- poderamiento en todas sus dimensiones: económica, perso- nal y relacional-social. No obstante, la crisis económica y la actual precarización de los nuevos contratos dificultan generalmente la inserción ple- na de estas mujeres. Su gran aspiración es trabajar a tiempo completo, en un trabajo a jornada completa. Lo ideal para la mayoría sería encontrar un trabajo de lunes a viernes, un deseo que muchas de las mujeres no pueden ver cumplido. «A mí me gustaría tener por lo menos uno [un trabajo] de lunes a viernes, aunque sea también el sábado: me da igual. Trabajar todos los días, como yo digo, como trabaja todo el mundo, todos los días» Embajadora 3 «Claro, [este es] un trabajo trampolín para acceder a otro, pero hay quien no pueda acceder a otro, porque yo llevo estos tres años exclusivamente con Danone…» Embajadora 12 La incorporación de las mujeres que sufren violencia de géne- ro al mercado laboral en trabajos valorados socialmente es uno de los objetivos esenciales de la intervención multidisci- plinar del proyecto. Constituye una de las maneras más im- portantes de apoyar el empoderamiento de las mujeres una vez que han salido de la situación de violencia: tratar de que obtengan un puesto de trabajo y una profesión. Y el hecho de tener un empleo supone de nuevo un proceso de socializa- ción, independencia económica, productividad, autoestima… Les permite aportar su talento —antes escondido por los maltratos— a la sociedad. El haber conseguido un puesto de trabajo les brinda la oportunidad hacia una nueva vida libre y plena sin dependencia económica. Pero en la Escuela Social Ana Bella se va más allá, no se trata solo de favorecer el que la mujer superviviente tenga la oportunidad de comenzar a trabajar, sino también de hacerlo en un trabajo valorado socialmente y de cara al público y no en trabajos ocultos, para favorecer su empoderamiento como agente activa en un menor período de tiempo y de forma más eficaz.

×