Lección 4 para el 27 de abril de 2013
Amós (“El que lleva una carga”) era oriundo del reino de Judá. Su                         trabajo consistía en pastorear b...
Los castigos pronunciados contra las naciones paganas (Amós 1:3-2:3)estaban basados en los actos contra la conciencia (aus...
Las tres naciones paganas emparentadas con Israel, son acusadas de           crímenes morales más graves.                 ...
Judá e Israel no escaparon de las acusaciones divinas.                                        Como ellos conocían más clar...
“Oíd esta palabra que ha hablado Jehová contravosotros, hijos de Israel, contra toda la familiaque hice subir de la tierra...
Este gran privilegio implicaba una gran responsabilidad. Pero Israel menospreciósus privilegios y no aceptó sus responsabi...
El castigo por los pecados de Israel era la destrucción completa de la nación. Seríanllevados cautivos y maltratados: “os ...
Antes de ser llevados al cautiverio, Dios les ofrece una última oportunidad:“prepárate para venir al encuentro de tu Dios,...
El pueblo de Edom era un pueblo orgulloso. Protegido por cuevas y altas cumbres se sentía inexpugnables. Ese orgullo le ll...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

2013 02-04 Lección ES

269 visualizaciones

Publicado el

Repaso lección # 4 2013

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
269
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

2013 02-04 Lección ES

  1. 1. Lección 4 para el 27 de abril de 2013
  2. 2. Amós (“El que lleva una carga”) era oriundo del reino de Judá. Su trabajo consistía en pastorear bueyes y recoger higos silvestres (Amos 7:14) De ello se deduce que era un hombre de pocos recursos económicos y escasa instrucción educativa. Dios le ordenó dirigirse al reino de Israel y predicar cerca de la ciudad de Bet-el. Su ministerio sucedió en algún momento entre el año 767 a.C. (comienzo del reinado de Uzías en Judá) y el año 753 a.C. (final del reinado de Jeroboam II en Israel) Su ministerio coincidió con el comienzo del ministerio de Oseas.Abdías (“Siervo de Yahweh”) era también oriundo de Judá. Supequeño libro es una profecía contra la crueldad de Edom.Al no mencionar a ningún rey, no sabemos si losacontecimientos que describe se refieren al saqueo deJerusalén en tiempos de Joram (s. IX a.C.) o a la toma deJerusalén por parte de Nabucodonosor (586 a.C.)
  3. 3. Los castigos pronunciados contra las naciones paganas (Amós 1:3-2:3)estaban basados en los actos contra la conciencia (ausencia de lealtady de misericordia) y contra el pueblo de Dios.La expresión “por tres pecados… y por el cuarto” es una forma poéticaque hace resaltar que el pecado de estas naciones era intencional eincurable (tres pecados) y todas ellas habían rebasado los límites desu impiedad (cuarto pecado) PECADO: Entregar a PECADO: Entregar a Judá en manos de PECADO: “Trillar” a Judá en manos de Edom; y romper el Israel. Edom. pacto de hermandad con Judá. CASTIGO: Destrucción CASTIGO: Destrucción de Damasco y fin de CASTIGO: Destrucción de las ciudades la casa real de Ben- de Tiro. filisteas. adad.
  4. 4. Las tres naciones paganas emparentadas con Israel, son acusadas de crímenes morales más graves. PECADO: Recuperaron PECADO: Perseguir a tierras que Dios le había Judá; violar el afecto PECADO: Quemar los dado a Israel; y abrieron natural; robar; y guardar huesos del rey de Edom. el vientre de las mujeres rencor. embarazadas. CASTIGO: Asolamiento de su territorio y CASTIGO: Destrucción de CASTIGO: Destrucción destrucción de la ciudad Rabá y cautiverio. completa de Moab. de Bosra.“Dios permite que los malvados prosperen y manifiesten su enemistad contra Él, para quecuando hayan llenado la medida de su iniquidad, todos puedan ver la justicia y la misericordiade Dios en la completa destrucción de aquellos. Pronto llega el día de la venganza del Señor,cuando todos los que hayan transgredido su ley y oprimido a su pueblo recibirán la justarecompensa de sus actos; cuando todo acto de crueldad o de injusticia contra los fieles de Diosserá castigado como si hubiera sido hecho contra Cristo mismo” E.G.W. (El conflicto de los siglos, cp. 2, pg. 52)
  5. 5. Judá e Israel no escaparon de las acusaciones divinas. Como ellos conocían más claramente la voluntad de Dios, fueron acusados por hechos más concretos. Judá fue acusada de menospreciar la ley divina (Amós 2:4) y Jerusalén fue condenada a la destrucción (Amós 2:5) Israel, que hacía ya mucho tiempo que había abandonado la ley de Dios, fue acusada por otros crímenes:1. Injusticia social (Amós 2:6-8)2. Falta de agradecimiento por las bendiciones recibidas (Amós 2:9-10)3. Menospreciar a las personas santas (Amós 2:11-12)“Vi que en la providencia de Dios han sido colocados enestrecha relación cristiana con su iglesia viudas y huérfanos,ciegos, mudos, cojos y personas afligidas de varias maneras;es para probar a su pueblo y desarrollar su verdaderocarácter. Los ángeles de Dios vigilan para ver cómotratamos a estas personas que necesitan nuestra simpatía,amor y benevolencia desinteresada. Esta es la forma en queDios prueba nuestro carácter. Si tenemos la verdaderareligión de la Biblia, sentiremos que es un deber de amor,bondad e interés el que hemos de cumplir para Cristo afavor de sus hermanos” E.G.W. (Servicio cristiano, pg. 239)
  6. 6. “Oíd esta palabra que ha hablado Jehová contravosotros, hijos de Israel, contra toda la familiaque hice subir de la tierra de Egipto. Dice así:A vosotros solamente he conocido de todas lasfamilias de la tierra; por tanto, os castigaré portodas vuestras maldades” (Amós 3:1-2) El pueblo de Israel había sido bendecido con grandes privilegios de parte de Dios. Era Su especial tesoro.
  7. 7. Este gran privilegio implicaba una gran responsabilidad. Pero Israel menospreciósus privilegios y no aceptó sus responsabilidades. “Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco; porque a todo aquel a quien se haya dado mucho, mucho se le demandará; y al que mucho se le haya confiado, más se le pedirá” (Lucas 12:47-48) Como adventistas, tenemos el gran privilegio de conocer la verdad presente. Por ello, somos un pueblo con un deber profético: anunciar el último mensaje de Dios para esta Tierra. Un gran privilegio y una gran responsabilidad.
  8. 8. El castigo por los pecados de Israel era la destrucción completa de la nación. Seríanllevados cautivos y maltratados: “os llevarán con ganchos, y a vuestros descendientescon anzuelos de pescador” (Amós 4:2)Antes de llegar a este punto, Dioshabía intentado hacerles reaccionarpara que se volviesen a Él enviándolessiete desastres. 1. Falta de pan (Amós 4:6) 2. Sequía (Amós 4:7) 3. Viento solano (Amós 4:9) 4. Oruga (Amós 4:9) 5. Langosta (Amós 4:9) 6. Enfermedad (Amós 4:10) 7. Guerra (Amós 4:10)
  9. 9. Antes de ser llevados al cautiverio, Dios les ofrece una última oportunidad:“prepárate para venir al encuentro de tu Dios, oh Israel” (Amós 4:12) “Satanás continuará jugando el juego de la vida con nuestras almas mientras dure el tiempo, y el fin de todas las cosas está cerca. No sabemos el día y ni la hora en que el Hijo del Hombre vendrá; por lo tanto velemos para que cuando venga nos encuentre preparados. “Prepárate para venir al encuentro de tu Dios”. Hay pecados que deben ser confesados y errores que deben ser corregidos. Ahora el es tiempo que debe dedicarse a una ferviente preparación para reunirse con el Maestro. En este solemne día de la expiación, debemos humillar nuestro corazón ante Dios y confesar nuestros pecados. Nuestra fe debe corresponder con las verdades solemnes e importantes que profesamos. Será la única evidencia que podremos mostrar al mundo de que nuestra religión es genuina” E.G.W. (Review & Herald, 11 de julio de 1899)
  10. 10. El pueblo de Edom era un pueblo orgulloso. Protegido por cuevas y altas cumbres se sentía inexpugnables. Ese orgullo le llevó a despreciar a los pueblos que le rodeaban, especialmente al pueblo de Israel con quien le unía un parentesco de hermandad (Esaú, llamado también Edom, era hermano de Jacob, llamado también Israel) La forma en que Edom se alegró del desastre ocurrido a Israel, acarreó sobre él la ira divina“Oh Jehová, recuerda contra los hijos de Edomel día de Jerusalén, cuando decían: Arrasadla,arrasadla hasta los cimientos” (Salmo 137:7)Dios tiene por responsablesa quienes se aprovechan de otros en su tiempo de “Y subirán salvadores al monte de Sion para juzgar al angustia. monte de Esaú; y el reino será de Jehová” (Abdías 1:21)

×