Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
SÍ A LA VIDA, NO A LA VIOLENCIA Y AL CRIMEN
Este es un comunicado que emite La Secretaría General de la Conferencia Episco...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Sí a la vida, no a la violencia y al crimen. 26 de agosto de 2009

214 visualizaciones

Publicado el

crimen

Publicado en: Meditación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sí a la vida, no a la violencia y al crimen. 26 de agosto de 2009

  1. 1. SÍ A LA VIDA, NO A LA VIOLENCIA Y AL CRIMEN Este es un comunicado que emite La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Paraguaya por la constante inseguridad y violencia que estamos viviendo COMUNICADO SÍ A LA VIDA, NO A LA VIOLENCIA Y AL CRIMEN La sociedad paraguaya se ve sacudida por la inseguridad, la violencia y el crimen. El secuestro extorsivo y asesinato del joven Juan Ortíz llena de dolor e indignación no sólo a sus padres, familiares y seres queridos, sino también a la ciudadanía toda. Los hechos de robos y asaltos formanparte, lamentablemente, de la cotidianidad de nuestro país. Son frecuentes también los crímenes violentos, que no siempre se aclaran y quedan a la sombra de las sospechas y de la impunidad. El Estado tiene la obligación de proteger la vida y los bienes de las personas en el marco del estricto respeto a la dignidad humana y a las garantías que confieren la Constitución y las leyes. Se impone una revisión estructural de los órganos pertinentes del Estado para el fiel cumplimiento de su rol. Los organismos de seguridad deben dar seguridad. Esa es tarea del Estado. Dios quiere que todos sus hijos "tengan vida y la tengan en abundancia", en Jesucristo ( Jn. 10,10). La vida plena y digna de cada habitante del suelo paraguayo es una tarea que involucra a toda la ciudadanía, pero es responsabilidad fundamental de quienes tienen a su cargo la administración de las instituciones públicas. Es necesaria una profunda conversión al Señor que lleve al cambio del corazón y de las actitudes que permitan una convivencia pacífica y armónica en la sociedad paraguaya. La paz es fruto de la justicia y de la equidad. "La paz peligra cuando a las personas no se les reconoce aquello que les es debido en cuanto a su condición humana, cuando no se respeta su dignidad y cuando la convivencia no está orientada hacia el bien común" (Compendio de la DSI, 494) Asunción, 26 de agosto de 2009 SECRETARÍAGENERAL DE LA CEP

×