MEMORIAS
POLÍTICAS: DEBATE
INTERGENERACIONAL
EN CONFLICTO
1970 -2011
JORNADAS DE HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE.
La necesidad de volver a recorrer los
acontecimientos que marcan la Historia de Chile
a la luz de los elementos que nos en...
ã
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Presentación

37 visualizaciones

Publicado el

Comprender que el enfrentarse a la realidad
histórica desde la historiografía, tiene como
condición inherente un tránsito consciente y
continuo entre los sucesos que acontecen en
espacios geográficos determinados, y estructuras
de mayor duración, no necesariamente coincidentes
con el tiempo de carácter cronológico. Esto implica
dar cuenta de las rupturas y quiebre al interior de
procesos que no pueden ser delimitados de acuerdo
a lo que conmemora el calendario. Bajo esta
perspectiva entendemos el quehacer historiográfico
desde su sentido eminentemente político, que
llama a la acción; mediante la elaboración de
reflexiones colectivas que sean un aporte a las
tácticas y estrategias construidas al interior del
movimiento popular y organizaciones de clase,
enfrentadas al modelo capitalista.

Publicado en: Noticias y política
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
37
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
0
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Presentación

  1. 1. MEMORIAS POLÍTICAS: DEBATE INTERGENERACIONAL EN CONFLICTO 1970 -2011 JORNADAS DE HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE.
  2. 2. La necesidad de volver a recorrer los acontecimientos que marcan la Historia de Chile a la luz de los elementos que nos entrega la Historia del Tiempo Presente, nos motiva a abrir y materializar un espacio de debate sobre el pasado reciente. Esto posibilita para nosotros una instancia de autorreflexión, incitando a la polémica y la revisión crítica de la Historia Oficial , lo que nos permite visibilizar los silencios, conflictos y disputas forjadas al interior de las Batallas por la Memoria. De ello, deviene la necesidad de comprender nuestra Historia “local”, situada y articulada al interior de la realidad Latinoamericana; la que actualmente agudiza los conflictos heredados de los golpes de Estado perpetrados desde la década de los sesenta, que significaron a su vez, diversas expresiones de resistencia, oposición y ofensiva imbricados en proyectos políticos revolucionarios armados y no armados en contra de las dictaduras militares y en oposición al modelo neoliberal devorador implantado por las posteriores democracias neoliberales, afectando nuestra realidad actual. Comprender que el enfrentarse a la realidad histórica desde la historiografía, tiene como condición inherente un tránsito consciente y continuo entre los sucesos que acontecen en espacios geográficos determinados, y estructuras de mayor duración, no necesariamente coincidentes con el tiempo de carácter cronológico. Esto implica dar cuenta de las rupturas y quiebre al interior de procesos que no pueden ser delimitados de acuerdo a lo que conmemora el calendario. Bajo esta perspectiva entendemos el quehacer historiográfico desde su sentido eminentemente político, que llama a la acción; mediante la elaboración de reflexiones colectivas que sean un aporte a las tácticas y estrategias construidas al interior del movimiento popular y organizaciones de clase, enfrentadas al modelo capitalista. Dentro de esta tarea actual, acercarnos a experiencias recientes de lucha y conflicto social emerge como una urgencia. Compartir el conocimiento que entrega la experiencia vivida; es de suma relevancia para nosotros; de igual manera generar a partir de las Jornadas, el nexo intergeneracional; asumiendo que la coetaneidad de nuestras experiencias políticas, nos da la posibilidad de retroalimentar la acción y organización política. A modo de crítica manifestamos nuestra preocupación por la pérdida de potencia transformadora que poseen los análisis historiográficos sobre nuestra realidad reciente, inscritos al interior de una línea crítica enfocada en los procesos revolucionarios o de transformación social. Estos procesos analizados en clave política; económica, social, etc. tienen como hito el Manifiesto de Historiadores. La capacidad constructora de la historia se estanca en el camino que hay entre la producción de conocimiento, la academia y las ponencias en seminarios especializados que se realizan en distintas universidades del país, bajo dinámicas de presentación monótonas y jerárquicas, para luego pasar a revistas en las diversas estanterías de casas de estudios. Si bien es posible, dentro de la historiografía chilena reciente, ver una mayor cantidad de estudios referentes a militancias, organizaciones, actores sociales y políticos de diversos periodos; la circulación y socialización de este conocimiento se mantiene mayoritariamente dentro de los marcos académicos. Para concluir, acentuamos que este espacio tiene como finalidad, frente a la gran falta de polémica fraterna que caracteriza las organizaciones que nos abocamos por la transformación de la realidad, generar un debate en profundidad que nos permita comenzar a repensar la elaboración y acción de un nuevo proyecto político emancipador. En algún lugar del territorio chileno, Mayo, 2015. Presentación [Núcleo de investigación de la Historia del tiempo Presente]
  3. 3. ã

×