SlideShare una empresa de Scribd logo
Las causas y el origen del sufrimiento: por qué la desdicha y la
infelicidad humana en las personas.
Al planeta tierra en estos últimos cuatro mil años se le ha identificado como
“el valle de las lágrimas”, esto es debido a que la inmensa mayoría de las
personas está constantemente en un eterno conflicto que se manifiesta a
través del sufrimiento, en una angustia, y una gran preocupación por el
mañana.
Desde la más remota antigüedad, es decir, en cualquier época del desarrollo
de la humanidad, solo hemos escuchado historias de enfrentamientos por
medio de luchas sangrientas de grupos sociales y civilizaciones, con la
intención de dominar y extender su poder político, económico y religioso
sobre cualquier asentamiento humano.
En estos cinco mil quinientos años, se ha estado manejando un modelo
descriptivo y explicativo, que dan razón sobre las causas del sufrimiento y
del dolor, que aquejan constantemente la vida diaria de las personas que
habitan en este planeta tierra.
La primera de ellas, se fundamenta en las enseñanzas del judaísmo,
cristianismo y mahoísmo. Los representantes de estos grupos religiosos
fueron Moisés y dio comienzo en el año 1950 A.C., aproximadamente, la
segunda religión se constituyó en el año 400 de esta era con Constantino en
Constantinopla, y la última de ellas, se conformó en el año 600 de esta era
por el profeta Mahoma, y son conocidos como los Musulmanes
conformados por los países Árabes.
Estas tres perspectivas religiosas mencionan, que la causa del sufrimiento
humano es la desobediencia causada por el hecho de haber comido el
hombre (Adán) y la mujer (Eva) del fruto prohibido, es decir, de los dos
árboles que había en el paraíso: el árbol de la sabiduría del bien y del mal, y
el árbol de la vida eterna.
Y dijo: El ser humano ha llegado a ser como uno de nosotros, pues, tiene el
conocimiento del bien y del mal. No vaya a ser que, extienda su mano y
también tome del fruto del árbol de la vida, y lo coma y viva para siempre.
Entonces Dios, el Señor expulsó al ser humano del jardín del Edén, para que,
trabajara la tierra de la cual había sido hecho. Luego de expulsarlo, puso al
oriente del jardín del Edén a los querubines, y una espada ardiente, que se
movía por todos lados, para custodiar el camino que lleva al árbol de la
vida (Génesis 3: 22-24).
La segunda perspectiva religiosa proviene del oriente, específicamente de la
India y se remontan desde el año 3500 A.C., hasta el año 500 A.C., cuyos
grupos religiosos son: hinduismo, jainismo y budismo.
Los argumentos y las razones que exponen estos grupos sobre las causas del
sufrimiento y del dolor en la raza humana, es producto de la malas acciones
(conductas inapropiadas de las pasiones del cuerpo) cometidas en vidas
pasadas, debido a que como organismos hemos vivido una gran cantidad de
veces o millones de vidas en distintas formas, es decir, hemos ocupado
distintos cuerpos desde los minerales, las plantas, las aves, hasta llegar al ser
humano.
Una vez expuestas las razones de estas dos perspectivas las cuales dan lugar a
los fundamentos y causas del origen del sufrimiento y del dolor que aqueja
al ser humano desde los tiempos más remotos. Entonces, proseguiremos con
el estudio y el análisis sobre dichas razones que interponen estas dos
perspectivas con la intención de encontrar y describir las causas reales y
convincentes basadas en la experiencia y en la experimentación científica.
El ser humano consta de dos estructuras, una de ellas es física y se manifiesta
a partir del cuerpo, como un organismo biológico compuesto por sistemas y
órganos: sistema nervioso central, autónomo, periférico, digestivo,
circulatorio; y órganos como riñón, hígado y los sentidos, y las características
de la sexualidad.
La segunda estructura, se refiere a los procesos mentales o psicológicos, los
cuales se llevan a cabo por medio del cerebro y la mente humana, y cuyas
funciones, solo son posible comprenderlas a través de sus manifestaciones o
conductas, en virtud de que, siempre están ocultas debido a que son el
producto de pensamientos, sentimientos y emociones, estos elementos
forman parte y son la materia prima de las actitudes, los hábitos y las
costumbres en la raza humana y en algunos animales inferiores.
Una vez que partimos del supuesto de esta doble estructura del ser, la cual
nos permite describir y explicar la naturaleza humana, es conveniente
mencionar, que a lo largo de la vida útil durante la existencia de las personas
estas dos entidades mencionadas (cuerpo y mente) están en una lucha
constante y permanente, sin descanso alguno, y el resultado del conflicto o
resistencia produce insatisfacción y desdicha, lo cual se manifiesta en
sufrimiento, dolor, angustia, preocupación, depresión, ansiedad, e infelicidad
permanente con intensidades diferentes en cada una de las personas
dependiendo de las condiciones sociales y económicas.
Por lo tanto, lo que pretendo en este documento es mostrar un área de un
conocimiento, que durante mucho tiempo ha estado presente (a la fecha son
4 o 6 mil años), sin embargo, muy pocas personas han tenido la
oportunidad de acceder, a este tipo de sabiduría espiritual.
Pero primeramente debemos de reconocer, que la humanidad desde hace
más de 20 mil años, ha estado sometida a un sinnúmero de dificultades y
estas han traído dolor, sufrimiento, angustia debido a la pérdida de un ser
querido, o a una enfermedad que llegan a causar la muerte, o un accidente.
Toda persona sin distinción alguna, sin importar su raza y su situación
socioeconómica en algún momento de su vida, ha pasado por una situación
muy difícil, que le ha producido dolor y sufrimiento.
Es decir, ha lastimado su alma y a su espíritu. Ha dejado un dolor muy
profundo dentro de su ser, y esto se convierte en obstáculo para su felicidad.
Como consecuencia podemos advertir que, el ser humano ha postergado su
felicidad, la dicha, el amor y la paz consigo mismo.
El dolor y el sufrimiento humano en estos seis mil años, se ha incrementado
de manera alarmante en cualquier sociedad del mundo. Nadie ha quedado
exento de pasar por alguna situación difícil en cualquier momento de la vida.
Hay mucho dolor en el alma humana.
Ante este problema social, que aqueja la salud emocional y física de las
personas a la fecha, las instituciones de salud no han sido capaces de ayudar
de manera integral a las personas que de alguna forma, han tenido algún
tipo de pérdida, ya sea económica o material, o bien de un ser querido o
algo, que afecto las emociones o sentimientos de la persona.
Por ejemplo, las guerras y los enfrentamientos por el poder en el mundo,
han sido causas de sufrimiento, así también como la falta de empleo, la falta
de medicamentos, la desnutrición crónica y la pobreza en una gran
población, ha afectado a un gran número importante de personas,
principalmente a los niños, niñas y adultos mayores, quienes son los grupos
vulnerables más susceptibles. Más de 800 millones en el mundo.
Ante estas situaciones que he descrito, es como nace nuestro interés de
proponer el siguiente material, que considero muy importante para sanar
nuestra alma y espíritu, dado que, los seres humanos nos vemos afectados
principalmente por nuestras emociones y sentimientos, que se ponen en
conflicto a la hora de pasar por situaciones difíciles o desagradables.
Por lo tanto, vencer el pecado, crucificar el yo, o crucificar la vida del alma,
se trata de ser o estar libre del pecado. Al respecto, el fin de la salvación no
es que venzamos al pecado, sino que, nuestro viejo hombre sea crucificado,
y que seamos librados del pecado y de su poder. Por tanto, al negarnos a
nosotros mismos, entonces habremos muerto al yo. (El hombre espiritual,
Watchman Nee, 1927 y Lucas 14:11).
Un creyente sabe muy poco o nada, es decir, ha sido alimentado con leche
espiritual y no con comida sólida, a menos que, el Señor le haya enseñado
en lo profundo de su ser. El autoanálisis y el conocimiento propio son
peligroso para la vida espiritual.
Si nos vemos a la luz de Jehová Dios, nos conoceremos a nosotros mismos, y
a la vez, continuaremos abiertos en el Señor. Pero si, nos analizamos
continuamente, nos encerraremos en nuestros propios pensamientos y
sentimientos. La autoevaluación puede impedir perder nuestro yo en Cristo
Jesús.
¿En qué consiste el camino de la salvación en los evangelios?
En el camino de la salvación, la meta de Jehová Dios, es liberarnos por
medio de la vida nueva (la sangre de Cristo Jesús y la muerte en la cruz del
calvario), que nos dio cuando fuimos bautizados por agua y en Espíritu
Santo, esto nos permite, ser redimidos de los aspectos pecaminosos. Véase
Juan 3:16-21 y Hechos de los Apóstoles 2:38-39.
Si el creyente limita, el camino de la salvación y se conforma solamente con
la victoria sobre el pecado, entonces pierde la vista la voluntad de Dios.
Puesto que, la naturaleza buena que hay en él también debe ser vencida, y
esto hasta que logre los dones del espíritu (amor, paz, fe, mansedumbre,
bondad, benignidad...).
Así como, las cosas sobrenaturales del enemigo, es necesario vencer el
pecado y sus consecuencias, pero a menos que, uno también logre vencer la
estrechez de su ser natural y la maldad sobrenatural, no es perfecto. Tal
victoria sólo proviene de la cruz, y por la gracia de Dios seremos capaces de
lograr tal objetivo.
El resultado del estudio de las escrituras, permiten al creyente construir una
experiencia espiritual, que facilita la regeneración que se manifiestan en
cambios específicos en nuestro hombre interior. Para entender la conducta
humana, la Biblia divide al hombre en tres partes: el cuerpo, el alma y el
espíritu (2 Tesalonicenses 5:23).
Es indispensable hacer una aclaración importante, puesto que, los creyentes
espirituales que buscan más del Señor es necesario que, conozcan la
diferencia que hay entre el espíritu y el alma, y sus respectivas funciones. El
creyente puede andar según el espíritu sólo después de comprender lo que es
el espíritu y lo que es ser espiritual.
Andrew Murray mencionó que, tanto la iglesia como los creyentes deben
temer a la actividad desordenada de la mente humana y de la voluntad
(pasiones y deseos) del alma más que a cualquier otra cosa.
F. B. Meyer añade que a menos que, uno sepa diferenciar entre el alma y el
espíritu, no se puede imaginar lo que es la vida espiritual. Otros autores
como Otto Stockmayer, Jessie Penn-Lewis, Evan Roberts y la señora Guyón,
han dado testimonios muy similares.
En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones
alegraban mi alma (Salmos 94:19).
Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; más el consejo de
Jehová permanecerá (Proverbios 19:21).
En conclusión, con la mente yo mismo me someto a la ley de Dios, pero mi
naturaleza pecaminosa está sujeta a la ley del pecado (dualidad de la mente
o lucha de contrarios: Ego; Romanos 7:21-25).
Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo
brillar su luz en nuestro corazón para que, conociéramos la gloria de Dios
que resplandece en el rosto de Cristo.
Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que, se vea que tan
sublime poder viene de Dios y no de nosotros (2 Corintios 4: 6-7).
A continuación, quiero compartir algunos pasajes de un libro muy
importante, que ha logrado recoger una interesante historia a través de más
de cuatro mil años, y el pasaje que aparece a continuación, fue escrito hace 2
mil ochocientos ochenta años aproximadamente (880 a.C.), y dice lo
siguiente:
Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor
de ellos. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a
los contritos de espíritu. (Salmos 34: 15 y 18).
Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.
(Proverbios 4:23).
¿De dónde proviene la prosperidad, la dicha, el éxito, la ruina, la desdicha y el
fracaso, es decir, el buen tesoro y el mal tesoro del hombre?
El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre
malo, del mal tesoro saca malas cosas. (Mateo 12:35).
De esta manera hizo Ezequías en todo Judá; y ejecutó lo bueno, recto y
verdadero, delante de Jehová su Dios. En todo cuanto emprendió en el servicio
de la casa de Dios, de acuerdo con la ley, buscó a su Dios, lo hizo de todo
corazón, y fue prosperado (2 Crónicas 31: 20-21).
Ezequías fue rey de Judá, al igual que los siguientes personajes: Roboam,
Abías (Abiam), Asa, Josafat, Joram, Ocozías, Atalia, Joás, Amasías, Azarías
(Uzías), Jotam, Acaz, Ezequías, Manasés, Amón, Josías, Joacaz, Joacim,
Joaquín y Sedequías. Fueron en total 20 reyes en Judá o reino del sur, así
fueron conocidos y los de Israel fueron el reino del norte.
En Salmos, Proverbios y Eclesiastés, en estos libros ya se muestra las
características de los defectos de carácter y las heridas del alma, que cada
uno de nosotros, va a acumulando durante el desarrollo fisiológico y
psicológico. En 185 páginas se describen aspectos muy importantes de la vida
del ser humano y de la existencia. (900 a.C.).
Pueblo mío, atiende a mi enseñanza; presta oído a las palabras de mi boca.
Mis labios pronunciarán parábolas y evocarán misterios de antaño, cosas que
hemos oído y conocido, y que, nuestros padres nos han contado.
No las esconderemos de sus descendientes; hablaremos a la generación
venidera del poder del Señor, de sus proezas, y de las maravillas que ha
realizado.
Él promulgó un decreto para Jacob, dictó una ley para Israel; ordenó a
nuestros antepasados enseñarlos a sus descendientes, para que, los
conocieran las generaciones venideras y los hijos que habrían de nacer, que a
su vez los enseñarían a sus hijos.
Así ellos, pondrían su confianza en Dios y no se olvidarían de sus proezas,
sino que, cumplirían sus mandamientos.
Así no serían como sus antepasados: generación obstinada y rebelde, gente
de corazón fluctuante, cuyo espíritu no se mantuvo fiel a Dios. La tribu de
Efraín, con sus diestros arqueros, se puso en fuga el día de la batalla.
No cumplieron con el pacto de Dios, sino que, se negaron a seguir sus
enseñanzas. Echaron al olvido sus proezas, las maravillas que les había
mostrado, los milagros que hizo a la vista de sus padres en la tierra de Egipto,
en la región de Zoán.
Partió el mar en dos para que ellos lo cruzaran, mientras mantenía las aguas
firmes como un muro. De día, los guió con una nube, y toda la noche con la
luz del fuego.
En el desierto partió en dos las rocas, y les dio a beber torrentes de aguas;
hizo que brotaran arroyos de la peña y que, las aguas fluyeran como ríos.
Pero ellos, volvieron a pecar contra él; en el desierto se rebelaron contra el
Altísimo. Con toda intención pusieron a Dios a prueba, y le exigieron
comida a su antojo.
Murmuraron contra Dios, y aun dijeron: ¿Podrá Dios tendernos una mesa en
el desierto? Cuando golpeó la roca, el agua brotó en torrentes; pero ¿podrá
también darnos de comer? ¿podrá proveerle carne a su pueblo?
Cuando el Señor oyó esto, se puso muy furioso; su enojo se encendió contra
Jacob, su ira ardió contra Israel. Porque no confiaron en Dios, ni creyeron
que él los salvaría.
Desde lo alto dio una orden a las nubes, y se abrieron las puertas de los
cielos. Hizo que les lloviera maná, para que comieran; pan del cielo les dio a
comer.
Todos ellos comieron pan de ángeles; Dios les envió comida hasta saciarlos.
Desató desde el cielo el viento solano, y con su poder levantó el viento del
sur.
Cual lluvia de polvo, hizo que les lloviera carne; !nubes de pájaros, como la
arena del mar! Los hizo caer en medio de su campamento y en los
alrededores de sus tiendas.
Comieron y se hartaron, pues, Dios les cumplió su capricho. Pero el capricho
no les duró mucho; aún tenían la comida en la boca cuando el enojo de
Dios vino sobre ellos: dio muerte a sus hombres más robustos; abatió a la
flor y nata de Israel.
A pesar de todo, siguieron pecando y no creyeron en sus maravillas. Por
tanto, Dios hizo que sus días se esfumaran como un suspiro, que sus años
acabaran en medio del terror.
Si Dios los castigaba, entonces lo buscaban, y con ansias se volvían de nuevo
a él. Se acordaban de que Dios era su roca, de que el Dios Altísimo era su
redentor.
Pero entonces lo halagaban con la boca, y le mentían con la lengua. No fue
su corazón sincero para con Dios; no fueron fieles a su pacto. Sin embargo,
él les tuvo compasión; les perdonó su maldad y no los destruyó.
Una y otra vez, contuvo su enojo, y no se dejó llevar del todo por la ira. Se
acordó de que eran simples mortales, un efímero suspiro que jamás regresa.
!Cuántas veces se rebelaron contra él en el desierto, y lo entristecieron en los
páramos! Una y otra vez, ponían a Dios a prueba; provocaban al Santo de
Israel.
Jamás se acordaron de su poder, de cuanto los rescató del opresor, ni de sus
señales milagrosas en Egipto, ni de sus portentos en la región de Zoán,
cuando convirtió en sangre los ríos egipcios y no pudieron ellos beber de sus
arroyos; cuando les envió tábanos que se los devoraban, y ranas que los
destruían.
Cuando entregó sus cosechas a los saltamontes, y sus sembrados a la langosta;
cuando con granizo destruyó sus viñas, y con escarcha sus higueras; cuando
entregó su ganado al granizo, y sus rebaños a las centellas; cuando lanzó
contra ellos el ardor de su ira, de su furor, indignación y hostilidad: !todo un
ejército de ángeles destructores!
Dio rienda suelta a su enojo y no los libró de la muerte, sino que los entregó
a la plaga. Dio muerte a todos los primogénitos de Egipto, a las primicias de
su raza en los campamentos de Cam.
A su pueblo los guió como a un rebaño; los llevó por el desierto, como
ovejas, infundiéndoles confianza para que no temieran. Pero a sus enemigos
se los tragó el mar.
Dios lo supo y se puso muy furioso, por lo que rechazó completamente a
Israel. Abandonó el tabernáculo de Siló, que era su santuario aquí en la tierra,
y dejó que el símbolo de su poder y gloria cayera cautivo en manos
enemigas.
Rechazó a los descendientes de José, y no escogió a la tribu de Efraín; más
bien, escogió a la tribu de Judá y al monte Sión, al cual ama.
Construyó su santuario, alto como los cielos, como la tierra, que él afirmó
para siempre. Escogió a su siervo David, al que sacó de los apriscos de las
ovejas, y lo quitó de andar arreando los rebaños para que fuera el pastor de
Jacob, su pueblo; el pastor de Israel, su herencia. Y David los pastoreó con
corazón sincero; con mano experta los dirigió. (Salmo 78: 1-72).
Les dijo también una parábola: “Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo
y lo pone en un vestido viejo; pues, si lo hace, no solamente rompe el
nuevo, sino que, el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo”.
Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo
romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Mas el vino
nuevo en odres nuevos se ha de echar, y lo uno y lo otro se conservan. Y
ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es
mejor. (Lucas 5: 36-39).
Por qué se da vida al hombre que no sabe por donde ha de ir, y a quien
Dios ha encerrado? (Job 3: 23).
¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el varón más limpio que el que lo
hizo? ... de la mañana a la tarde son destruidos, y se pierden para siempre,
sin haber quien repare en ello... (Job 4: 12-21).
Examina la senda de tus pies, y que todos los caminos sean rectos. No te
desvíes a la derecha ni a la izquierda; aparta tu pie del mal. Porque los
caminos del hombre están ante los ojos de Jehová; y él considera (examina)
todas sus veredas (Proverbios 5:21).
Porque la aflicción no sale del polvo, ni la molestia brota de la tierra. Pero
como las chispas se levantan para volar por el aire, así el hombre nace para
la aflicción. (Job 5: 6-7).
Acuérdate que mi vida es un soplo, y que mis ojos no volverán a ver el bien.
Los ojos de los que me ven, no me verán más; fijarás en mí tus ojos, y dejaré
de ser... (Job 7: 7-10).
Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando, para que, haciendo
lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová Dios, te vaya bien a ti y a tus
hijos después de ti para siempre (Deuteronomio 12:28).
Por tanto, no refrenaré mi boca; hablaré en la angustia de mi espíritu, y me
quejaré con la amargura de mi alma (Job 7: 11).
¿Qué es el hombre, para que lo engrandezcas, y para que, pongas sobre él tu
corazón, y lo visitas todas las mañanas, y todos los momentos lo pruebes?
... ¿Por qué me pones por blanco tuyo, hasta convertirme en una carga para
mí mismo? ¿Y por qué no quitas mi rebelión y perdonas mi iniquidad? ...
(Job 7: 17- 21).
Perecen por el aliento de Dios, y por el soplo de su ira son consumidos (Job
4: 9).
Que frustra los pensamientos de los astutos, para que sus manos no hagan
nada; que prende a los sabios en la astucia de ellos, y frustra los designios de
los perversos. (Job 5: 12-13).
He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; por tanto, no
menosprecies la corrección del Todopoderoso. Porque él es quien hace la
llaga, y él la vendará; el hiere, y sus manos curan.
En seis tribulaciones te librará, y en la séptima no te tocará el mal. En el
hambre te salvará de la muerte, y del poder de la espada en la guerra. Del
azote de la lengua serás encubierto; no temerás la destrucción cuando
viniere.
De la destrucción y del hambre te reirás, y no temerás de las fieras del
campo; pues, aun con las piedras del campo tendrás tu pacto, y las fieras del
campo estarán en paz contigo. Sabrás que hay paz en tu tienda; visitarás tu
morada, y nada te faltará... (Job 5: 17-27).
Durante todos los días de tu vida, nadie será capaz de enfrentarse a ti. Así
como estuve con Moisés, también estaré contigo; no te dejaré ni te
abandonaré.
Sé fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les
prometí a sus antepasados. Solo te pido que tengas mucho valor y firmeza
para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te ordenó. (Josué 1: 2-9).
Y escribió en las tablas conforme a la primera escritura, los diez
mandamientos que Jehová os había hablado en el monte de en medio del
fuego, el día de la asamblea; y me las dio Jehová (Deuteronomio 10: 4).
Y yo estuve en el monte como los primeros días, cuarenta días y cuarenta
noches; y Jehová también me escuchó esta vez, y no quiso Jehová destruirte.
Y me dijo Jehová: Levántate, anda, para que marches delante del pueblo,
para que entren y posean la tierra que juré a sus padres que les había de dar.
Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que, temas a Jehová
tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu
Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los
mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que
tengas prosperidad?
Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más
vuestra cerviz. Porque Jehová vuestro Dios, es Dios de dioses y Señor de
señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas,
no toma cohecho.
Que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero
dándole pan y vestido. Amaréis, pues, al extranjero; porque extranjeros
fueron en la tierra de Egipto. (Deuteronomio 10: 10-19).
A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre
jurarás. El es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo
estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto.
Con setenta (70) personas descendieron tus padres a Egipto, y ahora Jehová
te ha hecho como las estrellas del cielo en multitud (Deuteronomio 10: 20-
22).
Si obedecieren cuidadosamente a mis mandamientos, que yo les prescribo
hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndolo con todo vuestro corazón,
y con toda vuestra alma.
Yo te daré lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y
recogerás tu grano, tu vino y su aceite; daré también hierba en tu campo
para tus ganados; y comerás, y te saciarás.
Guarda, pues, que tu corazón no se infatúe, y os apartéis y sirvas a dioses
ajenos, y os inclinéis a ellos; y se encienda el furor de Jehová sobre vuestros,
y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcas pronto
de la buena tierra que os da Jehová (Deuteronomio 11: 11-17).
Guarda y escucha todas estas palabras, que yo te mando, para que haciendo
lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová tu Dios, te vaya bien a ti y a tu
hijos después de ti para siempre. (Deuteronomio 12: 28).
En pos de Jehová Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos
y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis. (Deuteronomio 13: 4).
Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con
Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. Esfuérzate y sé
valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual
juré a sus padres que la daría a ellos.
Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a
toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra
ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.
Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que, de día y de
noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en
él esta escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá
bien.
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes,
porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. (Josué 1: 5-
9).
Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y
sirvieron a los baales.
Dejaron a Jehová el Dios de sus padres, que los había sacado de la tierra de
Egipto, y se fueron tras otros dioses, los dioses de los pueblos que estaban en
sus alrededores, a los cuales adoraron; y provocaron a ira a Jehová. Y
dejaron a Jehová y adoraron a Baal y a Astarot. (Jueces 2: 11-13).
Estos son los mandamientos, preceptos y normas que el Señor tu Dios
mandó que yo te enseñará, para que, los pongas en práctica en la tierra de
la que vas a tomar posesión, para que, durante toda tu vida tú y tus hijos y
tus nietos, honren al Señor tu Dios, cumpliendo todos los conceptos y
mandamientos que te doy, y para que, disfrutes de larga vida.
Escucha Israel, y esfuérzate en obedecer. Así te irá bien y serás un pueblo
muy numeroso en la tierra donde abundan la leche y la miel, tal como, te lo
prometió el Señor, el Dios de tus antepasados.
Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor. Ama al Señor tu Dios
con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Grábate en
el corazón estas palabras que hoy te mando.
Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas, cuando estés en tu
casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.
Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca;
escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades
(Deuteronomio 6: 1-9).
Cuando comas de ellas y te sacies, cuídate de no olvidarte del Señor, que te
sacó de Egipto, la tierra donde viviste en esclavitud.
Teme al Señor tu Dios, sírvele solamente a él, y jura solo en su nombre. No
sigas a esos dioses de los pueblos que te rodean, pues, el Señor tu Dios está
contigo y es un Dios celosos; no vaya a ser que su ira se encienda contra ti y
te borre de la faz de la tierra.
... cumple cuidadosamente los mandamientos del Señor tu Dios, y los
mandatos y preceptos que te ha dado. Haz lo que es recto y bueno a los
ojos del Señor, para que te vaya bien y tomes posesión de la buena tierra
que el Señor les juró a tus antepasados... (Deuteronomio 6: 16-25).
Otros libros más, que permiten ver y observar, los rasgos del carácter y la
personalidad, es sin duda, Jueces, 1 Samuel, 2 Samuel, 1 Reyes, 2 Reyes, 1
Crónicas, 2 Crónicas, Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel. Desde el libro de
Josué (pág. 303) hasta el libro de Daniel (pág. 1233) hay 930 páginas. Sin
dejar a un lado, los cinco primeros libros: Génesis, Éxodo, Levítico, Números
y Deuteronomio. Estos se distribuyen en 302 págs.
Sócrates (Atenas, 470 a.C. a 399 a.C.) filósofo griego. Es uno de los
fundadores de la filosofía occidental, su trabajo se centro en la ética y la
moral. Su método fue la mayéutica y su frase más famosa fue: “yo sólo se
que no se nada y hombre conócete a ti mismo”.
Nos dejó en claro que, “el conocerse a sí mismo”, es lo más importante.
Platón (Atenas, 428 a.C. a 348 a.C.) fue fundador de la Academia de Atenas,
esta fue una escuela dedicada al desarrollo del conocimiento, que se dedicó
a la filosofía, la retórica, las matemáticas, la astronomía y la medicina. Tras
una vida consagrada a la educación Platón murió con poco más de 80 años
de edad. Su obra más importante son los diálogos en la República.
Aristóteles (Estagira, 384 a.C. a 314 a.C. ) estudio en Atenas en la Academia
de Platón, y después de aprender lo suficiente, se dedicó en abrir su propia
escuela conocida como el Liceo. En esta escuela se estudiaba la lógica y la
metafísica. Este personaje fue maestro de Alejandro Magno (323 a.C.).
En el año 80 a 100 de esta era, encontramos las epístolas de Pablo de Tarso,
o Saulo; este apóstol escribió 10 cartas conocidas como: Romanos, 1
Corintios, 2 Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1
Tesalonicenses, 2 Tesalonicenses, Hebreos. Tienen 123 páginas.
Estos libros o cartas inician en la página no., 1566 a 1671 páginas, y el libro o
carta de los Hebreos inicia en la página no., 1693 y termina en la página no.,
1711, y son trece capítulos. Los nueve libros constan de 105 páginas, y el libro
de los Hebreos son 18 páginas, al sumar estos valores tenemos 123 páginas
en total.
El santo evangelio, compuesto por cuatro libros como son: Mateo, Marcos,
Lucas y Juan, están distribuidos en 185 páginas. Inicia en la página número
1328 y terminan en la página número 1513. Muestra el ministerio de Jesús.
En estos cuatro libros, conocidos también como el Evangelio o las nuevas
nuevas, se muestra cómo deshacerse o trascender el Ego.
El libro de los Hechos de los Apóstoles tiene 51 páginas, y comienza en la
página número 1514 y termina en la página número 1565. Tiene veintiocho
capítulos distribuidos en 51 páginas.
La carta de 1 Timoteo, 2 Timoteo, Santiago, Filemón, Tito, 1 Pedro, 2 Pedro,
1 Juan, 2 Juan, 3 Juan, Judas y Apocalipsis, se conforman por ochenta y seis
páginas (86 páginas).
Sigmund Freud (1856-1939) fue un médico austriaco considerado el creador
del psicoanálisis. Este método causo gran revuelo en su momento y se basa
en intentar explicar, el comportamiento humano para dar solución a los
problemas mentales. Propuso el término aparato psíquico de la mente.
Pedro Demianovich Ouspensky (1878-1947) fue un esoterista y escritor ruso,
autor de varios libros de temática espiritual y filosofía esotérica.
George Gurdjieff (1877- 1942) fue también un esoterista que junto con
Ouspensky escribieron el cuarto camino. Este es un método y técnica que
permite deshacerse del Ego, y trascender la conciencia foránea y construir de
una manera final, la conciencia acrecentada y lograr detener, el diálogo
interior y trascender la importancia personal, y el inventario del hombre.
Krishnamurti (1895-1986) impartió pláticas en varios países del mundo, y sus
discípulos lograron concentrar este conocimiento en más de 100 libros.
Osho (Bhaguán Shri Rajneesh, 1931-1990) impartió platicas en varios países
del mundo, y sus discípulos lograron sistematizar sus enseñanzas en más de
100 libros.
Eckhart Tolle (1990) es un maestro espiritual autor del Poder del ahora...
A continuación pasaremos a describir y explicar cómo se construye el
material que da forma en su contenido a la mente humana.
Las formas o ideas y los sectores de la mente humana
Para su estudio y comprensión de las actividades o funciones que se llevan a
cabo por medio del cerebro humano, y su contraparte psicológica, que es la
mente, se puede dividir en tres sectores: consciente, inconsciente o
subconsciente y supraconsciente.
La mente humana es la que da forma a las cosas. Por ejemplo, lo que
llamamos ideas, ya existen como formas en la mente, y estas son las
reacciones o el resultado de ponernos en contacto con el medio ambiente a
través de los órganos de los sentidos. Por lo tanto, estas formas en la mente
son las que luego se materializan como formas físicas tales como un vestido,
una casa, un vehículo, una cita, un viaje, etc.
Como se puede apreciar en el párrafo anterior, las formas son muy
importantes, en el sentido que toda forma es una expresión de una idea la
cual ha sido incubada por una persona en su mente. La materia prima de la
mente son los pensamientos, y estos se convierten en ideas simples y
compuestas, dando lugar a representaciones mentales de las cosas u objetos
tanto físicos como formales, y de personas, y estas representaciones mentales
producto de las sensaciones o impresiones del medio ambiente o del interior
de la personas vienen a forma parte del contenido de la conciencia.
Es importante enfatizar, que cuando mencionamos la palabra “forma” esta
hasta alusión a toda clase de formas sean estas visibles o invisibles, físicas y
mentales. Por lo tanto, no solamente son formas los objetos, las cosas, las
personas, las circunstancias, las situaciones, la naturaleza, sino también
nuestras ideas, o cualesquiera formas sutiles que puedan existir entre lo
material y lo mental, o también formas superiores a las formas que
actualmente conocemos de pensamiento o materia.
Toda forma es la expresión de una idea que ha sido incubada en la mente de
una persona determinada. Todo absolutamente lo que existe en nuestro
alrededor está determinado y mantenido por una idea, es decir, existe un
equivalente físico o formal que dice algo de ese objeto o ser. La idea en la
mente es la que configura, la que prefigura, y mantiene cualquier forma física
o formal que se encuentre en la naturaleza y en el universo.
Por lo tanto, al hablar de forma no hemos de pensar sólo en los objetos o
personas, en las cosas que, podríamos decir, son algo, sino que nos referimos
a todo lo que es funcional, y operativo.
Las cosas son, a fin de cuentas, más que una visión estática de algo que es
esencialmente dinámico. Todo cuanto existe en la naturaleza está sujeto a un
constante devenir, es decir, todo aparece y después desaparece, todo nace y
todo muere, y se manifiesta en un fluir, es un intercambio, una interrelación,
bien sea de materia física, o de energía, o de mente o de afectividad.
Aunque los objetos físicos y las personas manifiesten una sensación de algo
estático ante nuestros órganos sensoriales, en realidad en su interior ninguno
de sus componentes lo es. Por lo tanto, todos los objetos físicos y los
cuerpos son dinámicos y están sujetos a las leyes de la física, y química.
Por lo tanto, es importante mencionar, que la mente humana está
constantemente pensando, expresando, materializando dinámicamente las
cosas, primero por lo pensamientos, y después con las ideas.
Todos los modos de ser, de estar y de hacer, vienen determinados por lo
que hay en la mente; todo es expresión de nuestras formas físicas y formales
que existen y se han guardado en el interior de los sectores de la mente.
Todo cambio que pueda producirse en nuestro interior, o en nuestro
exterior, de un modo estable, es una consecuencia de un cambio en nuestro
mundo interior. Lo anterior significa, que nosotros estamos construyendo a
cada instante nuestro propio mundo, o bien aceptando el que nos
encontramos hecho, cuando la mente vive de un modo pasivo, o
reformándolo activamente, recreándolo, cuando tomamos la iniciativa de
nuestra propia capacidad de pensar.
Y es así que todas las formas, de naturaleza mental o psicológica, que hay en
nuestra conciencia son las que determinan nuestro modo de ser en su
totalidad. Ahora bien, estas formas que vienen a ser el contenido de la
mente individual está conformada por tres sectores.
A. - La mente consciente, es una pequeña porción de nuestra mente total.
Por medio de esta porción nos ponemos en contacto con nuestro medio
ambiente a través de los sentidos (tacto, vista, olfato, etc.), y mediante ella
nos identificamos, gracias a que nos permite estar en contacto y en
interacción con el mundo que nos rodea.
Es necesario e importante incorporan en este sector la autoconciencia y la
actitud positiva, en virtud de que este sector consciente es, además la única
herramienta que tenemos a nuestro alcance para ir más allá de nuestro
propio nivel. Si deseamos realizar algún cambio en el sector inconsciente o
supraconsciente, será a través de nuestra mente consciente. Por ello es
importante, desarrollar la lucidez clara (darse cuenta del aquí y del ahora) en
este sector consciente, es decir, despertar la conciencia y esta nos ayudará a
lograr cualquier transformación interna y externa que se intente o trate de
conseguir.
B.- El subconsciente es ese gran mundo de imágenes, de ideas, de actitudes,
de fuerzas que hay en nosotros, procedentes del pasado. Son todas aquellas
circunstancias o situaciones que un día fueron presente, pero que, por no
haberlas vivido en su totalidad, se han quedado dentro sin consumirse, sin
culminar. Las actividades que hemos realizado del todo en el pasado no
quedan como residuos en el subconsciente, sino que se incorporan a nuestras
experiencias del presente.
En este sector como hemos mencionado, están las cosas dejadas a medio
hacer, son los impulsos que han sido retenidos –porque no era posible su
expresión exterior, o porque había una prohibición o cualquier otro
obstáculo- lo que va a para, lo que constituye el contenido del subconsciente.
Nuestro subconsciente es, por lo tanto, este sector, lleno de vida y contenido,
sin embargo no hemos podido incorporar a nuestra mente consciente. Es
nuestro saldo atrasado. Es el pasado que llevamos a cuestas, el pasado que
gravita sobre nuestro presente actual. Allí está todo nuestro mundo de
prohibiciones, de temores, de reacciones, que no han sido aceptados, por la
censura, por nuestro criterio de acción.
Así, pues, en nuestro inconsciente, si bien hay cosas excelentes, sentimientos
delicados y sublimes, aspiraciones, contenidos de gran variedad y calidad,
hay también –y esto es lo mayormente abunda- contenidos motivados o
retenidos por el miedo y la hostilidad. Miedo, hostilidad y sexualidad en
gran parte. Es decir, todo lo que son las fuerzas primitivas y pasiones del
cuerpo que forman parte de nuestra naturaleza animal, y de los rasgos de la
personalidad.
Es conveniente y necesario mencionar, que la fuente de los problemas
diarios en nuestra vida cotidiana y en los diferentes ámbitos reside en el
contenido de nuestro subconsciente, en virtud de que este sector busca,
desea, necesita siempre de algo distinto de lo que busca nuestra sector
consciente.
El sector inconsciente tiene todo un potencial, y ocupa todo un campo de
nuestra conciencia de ser del que no disponemos con nuestra mente
consciente, y no sólo no disponemos de él, sino que, en general, se
contrapone a lo que el sector de la mente consciente desea u intenta hacer
en nuestra vida diaria.
Lo anterior, se manifiesta en una lucha constante, que se explica por medio
de la dualidad o lucha de contrarios, en virtud de que, el material que se
guarda en el sector inconsciente muchas cosas de ellas, las hemos reprimido,
con razón o sin ella, quizás porque no las creímos buenas.
Por lo tanto, estas cosas fueron a parar al subconsciente. Y este sector no
tiene una ley ética, como la tiene el consciente. Nuestro subconsciente se rige
por el principio del placer, por la necesidad de satisfacer los impulsos o las
pasiones del cuerpo sin preocupaciones de ninguna clase de principios o
normas éticas o morales.
Su ley sería “lo que es agradable y satisfactorio es bueno”. Es en nuestra
mente consciente donde residen, los valores éticos y morales. Entonces
resulta que por un lado, nuestro subconsciente desea hacer una cosa, y por
otro, recibe del consciente la orden de no hacerla, orden que va
acompañada de la consiguiente amenaza de castigo o culpa.
El subconsciente desea hacer unas cosas, y al mismo tiempo las teme. Esto de
por sí ya crea un conflicto interno y una lucha que no cesa tan rápidamente.
Como podemos apreciar, el subconsciente existe una gran contradicción, que
se manifiesta a través de la dualidad o lucha de contrarios. En la medida que
nosotros hemos vivido cosas negativas, se crea en nosotros la necesidad de
vivir las cosas opuestas, es decir, las de carácter positivo.
Por ejemplo, si nos hemos sentido humillados o inseguros en nuestra
relaciones sociales o en algún ámbito de la vida diaria, entonces hay una
parte de mí que me dice, que debo sentirme fuerte, ensalzado, seguro se sí
mismo.
Cabe mencionar, que la sociedad condena el orgullo, el afán de poder –
aunque por otra parte, lo admire y lo premie-, y como hemos aprendido
este criterio social, hay en nosotros, es decir, en nuestro subconsciente, un
tremendo conflicto, el cual se manifiesta en una contradicción entre nuestros
sentimientos de inferioridad y la incapacidad de resolverlos por causa de esta
censura interna.
Sin embargo, como toda esta lucha se da en el nivel del subconsciente no
nos damos cuenta de ello. Solo nos damos cuenta de que queremos algo y
no podemos conseguirlo. No vemos que, de hecho, una parte de nosotros
no lo quiere.
Podríamos decir, que es un conflicto de voluntades, en realidad es un
conflicto de ideas, y por tanto, esto afecta nuestra sinceridad, y nuestra
espontaneidad.
Cuando intentamos ser nosotros mismos, cuando queremos realizar algo, es
decir, cuando tratamos de afirmarnos, la idea de negación inherente al
conflicto no lo impide de forma inmediata, sin que nos demos cuenta de ello.
Así, es como se origina este conflicto eterno, y permanente, cada día de
nuestras vidas en cada una de las personas en cualquier parte del mundo, sin
importar sus creencias, razas, posiciones sociales y económicas. Como
podemos apreciar, afecta nuestras actitudes, las cuales no son más que
reflejos de nuestra contradicción mental, nacida en el subconsciente.
Sin embargo, es importante mencionar, que el subconsciente cuenta con un
potencial fabuloso, no obstante vivimos como un auténtico lastre en nuestra
capacidad de hacer consciente.
Ahora bien, pretender luchar contra este lastre a partir del sector de la mente
consciente es una batalla que la tenemos perdida, es decir, nunca se
convertirá en victoria, debido a que nuestro subconsciente es con mucho el
más poderoso de los sectores de la mente humana.
Lo no anterior no significa que debemos claudicar y rendirnos ante el ego o
el subconsciente, es decir, frente a los condicionamientos que cargamos
consigo mismos como producto de la endoculturación y reforzados desde la
primera infancia hasta nuestra edad actual, sino que hemos de aprender un
modo de descubrir, de contactar, de modificar, de armonizarnos con este
valioso potencial que reside y se ubica en nuestro subconsciente.
La mente consciente y el subconsciente es la expresión de las ideas
(pensamientos) que hemos ido acumulando y manteniendo en nuestro
interior durante mucho tiempo. Por lo tanto, si cambiamos estas ideas
(patrones de pensamiento y de emociones), creencias, prejuicios, etc.,
cambiará entonces nuestra capacidad de sentirnos en armonía y en una
unidad, y así de esta manera, disfrutaremos de nuestra capacidad de hacer y
de vivir plenamente todas las situaciones de cualquier índole que se nos
presenten en la vida.
Reconozcamos, que la mente subjetiva es la que determina los cambios en la
mente objetiva, o sea en la mente que percibe las cosas. Cuando lo subjetivo
empieza a ser autoconsciente, entonces lo subjetivo, la mente interna,
individual, se convierte en la causa.
Es decir, por ejemplo, si mantengo una idea de éxito, si la mantengo de una
forma positiva y con una postura interior (actitud positiva), y además le
insuflo un fuerte sentimiento, es decir, no como una idea vacía y hueca, sino
claramente sentida, viva, esto hace que en el exterior se ponga en marcha lo
que responde a esta idea o pensamiento, y tarde o temprano se manifestara.
Lo anterior nos permite comprender que cada persona en el momento que
se da cuenta de que como ser vivo está en relación constante con la mente
universal –porque está hecho exactamente de la misma naturaleza- vemos
que es posible producir unos cambios internos que vayan mucho más allá del
límite de la persona concreta, y así de esta manera se logre aprovechar todo
el potencial latente que yace en el interior del ser humano.
Las emociones y su relación con la vida cotidiana.
Las reacciones emocionales que nos dominan son una de las causas más
comunes por las que caemos en estados de ánimo negativos y nos desbordan
los problemas en los diferentes ámbitos de la vida.
Tanto en nuestra vida personal como en la profesional, estas circunstancias
adversas afectan nuestras relaciones personales y sociales, en virtud de que
influyen en nuestro bienestar y a veces incluso atacan y deterioran la salud
emocional y física en las personas.
Con mucha frecuencia nos encontramos con la siguiente disyuntiva: si
experimentamos y expresamos nuestras emociones, es fácil que lastimemos a
otros. Si las reprimimos, nos arriesgamos a lastimarnos a nosotros mismos.
Por lo tanto, debemos aprender cómo comprender las raíces de nuestras
emociones, debemos a aprender cómo se desarrollan y a encontrar la calma
interior y la sabiduría incluso en situaciones difíciles en cada momento de
nuestra vida diaria.
Si el ser humano es capaz de comprender las raíces de las emociones y de los
pensamientos, entonces tendrá la capacidad de transformar la conciencia de
sí mismo, logrando la calma interior y la sabiduría incluso en situaciones
difíciles.
Para Carlos Darwin (1856), la emoción es el mecanismo fundamental que
poseen todos los seres vivos para orientarse en su lucha por la supervivencia
y la adaptación al medio ambiente.
Por ejemplo, los animales compiten para sobrevivir. Por lo tanto, sobreviven
y se reproducen las especies más fuertes y aquellas que cuentan con el
equipamiento (capacidades) adecuado. Por ello en la lucha por la existencia
algunas variedades de animales sobreviven mejor que otras.
Con respecto a las emociones, Wurkmin planteó que siendo la vida
(existencia humana) y la supervivencia lo positivo para un ser vivo, la
emoción es el resultado de una medida (valoración) subjetiva de la
posibilidad o probabilidad de supervivencia del organismo en una situación
dada o frente a unos estímulos determinado.
Con respecto a las líneas anteriores, es conveniente mencionar, que la
emoción informa al organismo acerca de la favorabilidad de cada situación.
Diríamos, pues, que la emoción se comporta como una variable de estado
intensiva, es decir, en donde el valor total es igual al promedio de las partes.
Por lo tanto, sólo en la medida en que seamos capaces de reconocer,
distinguir, las emociones que nos embargan en una determinada situación,
tendremos la capacidad de utilizarlas en nuestro provecho. Comprender
nuestras emociones, es una tarea muy importante en nuestra vida, la cual
inicia en nuestra niñez.
Todos en cualquier parte del mundo, de alguna manera u otra, deseamos
desarrollar las habilidades empáticas y así de esta manera, establecer un
verdadero contacto con los demás en la mejor manera posible, y desarrollar
competencias sociales.
Prestar diariamente atención a las habilidades empáticas, a través de
ponernos en el lugar del otro, intentar comprender qué sentimientos nos
aquejan o motivan, y así de esta manera aprender a escuchar los
sentimientos propios y comprender los de los demás, esto forma parte de la
antesala de la toma de decisiones fundamentadas en los principios éticos y
morales.
Por ejemplo, desde la perspectiva filosófica de Aristóteles (384-322 A.C.),
todos los seres vivos también tienen la capacidad de sentir es decir, perciben
y tienen emociones con el mundo de su entorno, y la capacidad de moverse
en la naturaleza.
No obstante, los seres humanos tienen además de la capacidad de pensar o
razonar y de sentir. Una facultad adicional, la cual se ha desarrollado a
través del tiempo, esta facultad única en la especie humana, es la conciencia
de sí mismo, la cual le permite a la persona organizar y ordenar las
sensaciones en varios grupos y clases, y categorías para una mejor
interpretación de los estímulos, que recibe a través del cuerpo provenientes
del medio ambiente por medio de los órganos de los sentidos.
La conciencia de sí mismo, es la facultad espiritual, que le permite al hombre
reflexionar y auto descubrir, los detalles que aparecen en su conducta de su
vida, y le permite, cambiar el rumbo de su destino, cuando este sea
necesario hacerlo para su beneficio propio y de los demás.
Por lo tanto, el ser humano tiene sentimientos, emociones y pensamientos, y
así mismo, la capacidad de moverse como los animales en la lucha por la
sobrevivencia y la adaptación a las diferentes condiciones del medio
ambiente.
Pero además de lo anterior, el ser humano tiene una capacidad, que
solamente se encuentra en su especie, y es la de pensar racionalmente, es
decir, elaborar juicios, hipótesis con antelación ante una situación o
problema, y sobre todo, de estar o adquirir un nivel o estado de conciencia
de las cosas, que le suceden y que experimenta en su vida diaria.
Como podemos apreciar en las líneas anteriores, son muy interesantes las
conclusiones a las que llego Aristóteles, al comprender que el ser humano
está conformado tanto por su parte racional como irracional, es decir, es una
unidad integrada en las que las emociones, cumplen una función importante;
por esta razón, se considera el precursor de una teoría cognitiva de las
emociones. Con esto nos damos cuenta que, el ser es: cuerpo, alma y espíritu.
Por lo tanto, es necesario mencionar, que todo lo que te sucede y tienes en
la vida hasta el momento, depende de la naturaleza y calidad de las
emociones y pensamientos, en virtud de que, estos elementos forman las
actitudes que la persona, ha construido y albergado durante cada situación o
experiencia a lo largo de su vida.
Por ejemplo, algunas personas adoptan actitudes de infelicidad, porque no
saben comprender o interpretar que es lo que están pensando y sintiendo,
pero en todo ser humano existe la aspiración de ser completamente feliz.
Nadie suspira por sufrir constantemente, todos estamos creando el
sufrimiento porque no sabemos lo que estamos haciendo, al no comprender
las raíces de las emociones y de los pensamientos (actitudes).
Recordemos que a cada estado de nuestro organismo le corresponde una
emoción, que es más positiva cuando se trata de un estado más saludable,
más orientado hacia la vida (orexis), y es más negativa cuando nuestro
estado se acerca más a la enfermedad y la muerte (anorexis). Pero, como
todo proceso de medida, las emociones están sujetas a errores que acaban
perjudicando al organismo que las experimenta.
Lo anterior permite y ayuda a entender, de manera consciente algunos de
los procesos, a los cuales se ve sometido el sujeto durante su interacción en
la sociedad y en el mundo entero a través de las diferentes esferas de acción
tales como: el trabajo, la escuela, la familia, el medio ambiente, etcétera;
van modificando los esquemas iniciales a lo largo del desarrollo biológico de
las personas.
No obstante, no debemos de olvidar, que la construcción de esquemas
mentales y afectivos, son muy importantes, en virtud de que, esto facilita en
gran medida al desarrollo del pensamiento y del razonamiento para actuar
con mayor eficiencia y eficacia, ante las diversas situaciones que se le
presenten a la persona en la vida cotidiana.
Para cerrar este apartado, es importante mencionar, que pensadores de corte
cristiano, como San Agustín (354-430) y Santo Tomás (1224) en la época
medieval, rescataron la importancia de las emociones, en virtud de que, en
su momento comprendieron, como éstas pueden modificar la conducta del
hombre, es especial la voluntad.
La conclusión anterior a la que llegaron, estos dos teólogos y filósofos
cristianos, se basa en que siendo nuestro mundo físico y social, un lugar
deseable donde siempre lo mejor, que debemos elegir conscientemente, es
hacer el bien, por difícil que sea, y hasta donde sea posible apartarse del mal,
esta conducta última, esta siempre haciéndole invitaciones al hombre y se
encuentra muy cerca de su camino hacia donde quiere que se dirija.
Por su parte, estos dos estudiosos encontraron que, la voluntad juega un
papel muy importante, y en su apoyo, surge una lista de emociones
mediadoras como son la alegría, la esperanza, el amor, o sus opuestos: el
miedo, el temor, la desconfianza, y el odio.
Por su parte Pascal, en relación con las líneas anteriores, insistía en el valor
de los sentimientos como fuentes de conocimiento, y afirmaba que los actos
voluntarios del hombre pasan necesariamente por el tamiz de las emociones.
Siguiendo esta línea abierta por Blaise Pascal (1623-1662), en su caso
Immanuel Kant (1724-1804), fue uno de los primeros filósofos, que
reconoció el significado y la función biológica de las emociones antes que lo
hiciera y los demostrará por medio de la expedición, que emprendió en las
islas Galápagos, el investigador inglés Carlos Darwin en 1856.
La observación y la auto-observación de sí mismo
Hoy en día, aun se puede apreciar que, la educación formal, la ciencia, la
religión organizada, la propaganda y la política han fracasado. Ellas no nos
han traído paz, aun cuando el hombre ha progresado tecnológicamente en
forma increíble. Éste, sin embargo, continúa tal como ha sido por muchos
años: pendenciero, codicioso, envidioso y agobiado por grandes
sufrimientos.
Por lo tanto, hoy más que nunca urge de manera inmediata examinar qué
haremos, en un mundo tan perturbado, tan brutal, tan completamente
infeliz, tenemos que examinar no sólo que es el vivir, pero antes de ello, es
importante conocernos a nosotros mismos por medio de la auto-
observación de sí mismo.
Tenemos que comprender la totalidad de la existencia, no simplemente una
parte de ella, no importa lo tediosa, lo agonizante, lo brutal que esa parte
sea, tenemos que ver el cuadro total. Tenemos que comprender el
fenómeno de la existencia como un todo, y sólo así de esta manera
sabremos hacia donde nos dirigimos.
Por ejemplo, la imagen que cada uno de nosotros hemos construido de él o
ella, o sobre nosotros mismos siempre va a ser un estorbo para mirar. Por lo
tanto, cuando mira hay distorsión, surge la contradicción. De manera que
para mirar realmente, tiene que haber relación entre el observador y la cosa
observada.
Cuando alguien tiene interés de algo, realmente lo observa muy de cerca, lo
cual significa que esta movido por un gran afecto, entonces es capaz de
observar.
Así, pues, mirar significa observar con cuidado, con afecto, de manera que
juntos veamos lo que realmente es, pero para ello, es necesario estar libres
de la imagen que tenemos de nosotros mismos, y así también de la
identificación.
Por lo tanto, debemos hacer lo posible para que todos los prejuicios
desaparezcan, y estos desaparecen tan pronto, ve claramente lo que está
frente a usted, porque lo que uno ve, es mucho más importante, que lo que
debe hacer en relación con lo que ve.
Cuando se ve con claridad, sin el ego esa claridad actúa. Solo la mente
caótica, confusa, que selecciona, es la que pregunta.
Es muy importante, aprender a ver, a observar. ¿Y qué es lo que observamos?
No es únicamente el fenómeno externo, sino también el estado interno del
hombre.
De manera que, sólo nos interesa averiguar, si el hombre, tal como es, puede
transformarse radicalmente a sí mismo, no de acuerdo con una teoría o
filosofía en particular, sino viendo realmente lo que es. Tenemos que
observar y ver por nosotros mismos, lo que realmente somos. Para ello, es
necesario conocernos a nosotros mismos.
Se ha mencionado, que el conocimiento de uno mismo, es la más alta
sabiduría, pero pocos lo hemos logrado. No tenemos la paciencia, la
intensidad o la pasión, para averiguar lo que somos. En nuestro interior vive
un cordero y un lobo. Es decir, el sector consciente e inconsciente.
Tenemos que vivir libremente –no para hacer lo que nos guste, sino para
vivir felices jubilosos. Un hombre que tiene el corazón lleno de júbilo no
siente odio, ni violencia, ni acarreara la destrucción de otro. Ser libre
significa que no hay condenación, en forma alguna, de lo que vemos en
nosotros mismos. Es decir, la mayoría de nosotros condenamos o
interpretamos, o justificamos; nunca miramos sin justificar o condenar.
Para ello, es importante observar sin condenar en forma alguna. Sin elaborar
juicio alguno al respecto. Lo anterior, no es tan fácil, porque toda nuestra
cultura, nuestra tradición consiste en comparar, justificar o condenar lo que
somos. Siempre estamos comparándonos con los demás.
Como podemos apreciar, cada día en nuestras actividades diarias, utilizamos
la lucha de los contrarios (dualidad), sin darnos cuenta de ello, este hecho
nos impide observar, lo que realmente somos. Esto es, debido al Ego.
Recordemos que somos seres vivos, y cuando condenamos, lo que vemos en
nosotros mismos, y además, lo hacemos desde un recuerdo que está muerto,
que es el pasado. Por lo tanto, para comprender lo que está vivo, el pasado
tiene que desvanecerse, de manera que podamos observar tal como son las
cosas. Puesto que, cuando se hace uso de la memoria o la propia experiencia,
eso es el pasado. Y si estamos mirando por el presente con los ojos del
pasado, y así nunca comprenderemos, lo que es la cosa viva.
Cuando hayamos comprendido la violencia en nosotros mismos, puede que
entonces, no sea necesario observar la externa, porque lo que somos
internamente, es lo que proyectamos fuera.
Esa violencia en nosotros mismos, es el resultado de la propia naturaleza, de
la herencia o de la llamada evolución de la humanidad, que viene desde la
más remota antigüedad. Recuérdese que, miles y miles de años, que
cargamos en nuestro inconsciente colectivo un conflicto interno.
Es importante enfatizar, que la descripción no es la cosa descrita, la
explicación no es lo explicado. El verdadero conocimiento, no es parte del
pensamiento, es decir, no requiere del pensamiento, este se obtiene de
manera directa.
Reconozcamos, que desde la niñez a cada uno de nosotros a diferencia de
los tipos de familia a la que pertenecemos, cada una de ellas de alguna u
otra forma, nos educan para ser violentos, competidores, brutales unos con
otros, sin que se percaten de ello, quienes nos crían y educan.
Toda nuestra existencia tiene sus raíces en el pasado; nuestra vida es el
pasado. Todo pensamiento –lo que examinamos diariamente- es la respuesta
del pasado, la respuesta de la memoria, del conocimiento y de la
experiencia. De modo que, el pensamiento nunca es nuevo, nunca es libre.
Con este proceso de pensar es que miramos la vida diaria.
Cuando miramos como un fragmento, que mira otros fragmentos, entonces
ese fragmento ha asumido autoridad, y ese fragmento, causa contradicción y,
por lo tanto, conflicto. Pero si podemos mirar, sin fragmento alguno,
entonces observamos la totalidad, sin el observador o censor. Nosotros
somos el conflicto y es con el conflicto que vivimos.
¿Cuál es la raíz del conflicto, es decir, cual es la causa del conflicto?
Es muy importante, que comprendamos por nosotros mismos, que veamos,
mediante la propia observación, que el conflicto existirá eternamente
mientras haya división entre el observador y lo observado (polaridad).
Mientras continúe esa lucha incesante entre el contenido del sector de la
mente consciente y el subconsciente (aparato psíquico), siempre estaremos
fragmentados en nuestro interior (Ley del Péndulo).
Por lo tanto, significa que, uno mismo ve muy claramente, sin selección, la
forma en que esa división entre el observador y lo observado crea malestar,
confusión y sufrimiento, esta polaridad o lucha de contrarios, es lo que
debemos de entender. Mientras no se comprenda este conflicto, el hombre
sufrirá. Vivirá inmerso en el conflicto, en el dolor y el sufrimiento.
Lo cual significa que debemos estar libres del pasado. Para mirar necesitamos
gran energía, debemos tener intensidad. Sin pasión no podemos mirar. A
menos que, tengamos gran pasión e intensidad, no podemos mirar la belleza
de una nube, o las maravillosas montañas que existan en algún lugar.
De la misma manera, para poder mirarse uno mismo. sin el observador
(polaridad o lucha de contrarios), se requiere una pasión y energía
tremendas. Y esa pasión, esa intensidad se destruye cuando comenzamos a
condenar, a justificar o criticar, cuando decimos: no debo.
De manera, que la primera cosa es observar sin el observador (censor); mirar
la esposa, los hijos, sin la imagen. La imagen puede que sea superficial, o que
esté escondida en lo inconsciente; por eso tenemos que observar no sólo la
imagen que hemos construido externamente, en los abismos profundos del
ser –la imagen de la raza, de la cultura, la perspectiva histórica de la imagen
que tenemos de nosotros mismos.
Debemos de observar, pues, no solo en el nivel consciente, sino también en
el nivel oculto, en los lugares más recónditos de nuestra propia mente.
Como podemos apreciar tenemos un gran trabajo. Parte de nuestro trabajo
consiste en averiguar cómo mirar lo inconsciente, pero no a través de sueños,
ni por medio de la intuición, porque su intuición puede ser su anhelo, su
deseo, su esperanza oculta. Una forma de mirar es en el silencio.
Tenemos que darnos cuenta no solo de las cosas externas (mundo concreto),
sino también del movimiento interno de la vida (mundo subjetivo), del
movimiento interno de los deseos, motivos ansiedades, temores,
sufrimientos.
Desde luego, darnos cuenta sin elección es darnos cuenta del color de la
ropa que alguien usa, sin decir me gusta, o no me gusta, sino simplemente
observar; mientras estamos sentados en algún lugar debemos de observar el
movimiento de nuestro propio sentimiento, sin condenar, sin justificar, sin
elegir.
Cuando miramos de ese modo, vemos que no existe el observador. Puesto
que, el observador es el censor, que depende del pasado, y cuando el
pasado mira, es inevitable que separe, condene o justifique un hecho o una
acción determinada.
Los seres humanos vivimos en el pasado, porque el pasado siempre está
dirigiendo y moldeando el presente y el futuro. Los recuerdos del pasado lo
obligan a actuar de esta o de aquella manera sin que nos demos cuenta.
Por lo tanto, vivir en el pasado es estar libre del tiempo; y cuando usted dice
si, está introduciendo el tiempo. Y el tiempo constituye el más grande
sufrimiento.
Nuestro problema es no dividir, sino ver la totalidad, no ver un fragmento
en particular como lo consciente o como lo inconsciente. El ver la totalidad
es una de las cosas más difíciles de hacer, mientras que ver un fragmento es
bastante fácil. Para ver algo como un todo, lo cual significa verlo
cuerdamente, sanamente, completamente, no podemos mirar desde un
centro – el centro se manifiesta como el yo, el tú, el ellos, el nosotros.
A menos que la mente (la psiquis humana) este absolutamente libre del
temor (miedo y angustia), entonces toda clase de acción engendra más
perjuicio, mas desdicha, más confusión. Esto nos hace ser miserables.
Para aprender tiene que haber libertad, un gran interés, y tiene que haber
intensidad, pasión y urgencia. No puede aprender si les falta pasión o
energía para investigar. Si existe cualquier clase de prejuicio, cualquier
predisposición de agrado o desagrado, de condenación, no es posible
aprender, porque entonces uno meramente distorsiona lo que observa.
A menos que, la mente esté absolutamente libre del temor, toda acción
genera más perjuicio, más desdicha, más confusión. En cuanto sea posible,
debemos de aprender a observarnos a sí mismos. Aunque, es necesario estar
alerta de la imaginación, la fantasía, la importancia personal y el diálogo
interior. Aunado a esto también tenemos las pasiones y los deseos.
En un pasaje del libro de Santiago, Romanos y Tito dice lo siguiente:
¡Oh almas adúlteras! ¿No saben que la amistad del mundo, es enemistad
contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se
constituye enemigo de Dios... (Santiago 4:1-5).
... Porque los que son de la Carne, piensan en las cosas de la Carne; pero, los
que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la Carne
(cuerpo) es Muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz...
Así que, hermanos, deudores somos, no a la Carne (el cuerpo y el mundo),
para que, vivamos conforme a la Carne (cuerpo y mundo); porque si viven
conforme a la carne (el cuerpo y el mundo), morirán; más si por el Espíritu
hacen morir la obras de la carne, vivirán (Romanos 8:2-17).
En verdad, Dios ha manifestado a toda la humanidad su Gracia, la cual trae
salvación, y nos enseña a rechazar, la impiedad y las pasiones mundanas.
Así podremos vivir en este mundo, con justicia, piedad (misericordia) y
dominio propio, mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la
glorioso venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo.
Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para
sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien (Tito 2:11-15).
En otro tiempo, también nosotros éramos necios y desobedientes (insensatos,
rebeldes, extraviados; esclavos de concupiscencias y deleites diversos,
viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros).
Estábamos descarriados de pasiones y placeres, vivíamos en la malicia y en la
envidia.
Éramos detestables y nos odiábamos unos a otros. Pero, cuando se
manifestaron la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador, él nos salvó, no
por nuestras propias obras de justicia, sino por Misericordia... (Tito 3:3-11).
Temores físicos y psicológicos
¿Es posible vivir libre del sufrimiento, libre de la ansiedad y la neurosis?
Eckhart Tolle en el libro “El poder del ahora”, publicado en Canadá en 1999
menciona que, para lograrlo, sólo tenemos que llegar a comprender nuestro
papel de creadores de nuestro dolor, nuestra propia mente causa nuestros
problemas, no son los demás, ni el mundo de allá afuera.
En nuestra propia mente, con su corriente casí constante de pensamientos;
pensando sobre el pasado, preocupándose por el futuro, cometemos el gran
error de identificarnos con nuestra mente, de pensar que eso, es lo que
somos, cuando de hecho somos seres mucho más grandes.
Krishnamurti señala que, existen diversas formas de temores psicológicos,
por ejemplo, –miedo a la muerte, miedo a la sociedad, miedo a no ser
respetable, miedo a lo que gente pueda decir, miedo a la oscuridad, etcétera.
Todos nosotros funcionamos desde un centro de miedo, ansiedad, codicia,
placer, desesperación, esperanza, dependencia, ambición, comparación –
desde ese centro pensamos y actuamos.
Nuestros dioses, nuestras iglesias, nuestra moral se basan en el miedo, y para
comprender esto, tenemos que comprender, cómo surge ese miedo. Hemos
hecho algo en el pasado y no queremos que otro lo descubra. Esa es una
forma de temor. De manera que, tenemos miedo del pasado y del futuro.
El miedo surge cuando el pensamiento (recuerdo, memoria) mira atrás a las
cosas que han ocurrido en el pasado, o a los acontecimientos, que puede
que ocurran en el futuro. El pensamiento es responsable de esto.
Los seres humanos, estamos llenos de creencias, supersticiones, todo ello
porque estamos llenos de temor, y todo es producto del pensamiento y de
la imaginación. El pensamiento es el que crea y sostiene el miedo del ayer y
del mañana, y el pensamiento alienta también el placer.
El pensamiento, es obviamente la respuesta de la memoria, si no tuviéramos
memoria no habría pensamiento. De manera que, el pensamiento no sólo
engendra y sostiene el miedo, el placer y el dolor, sino que, el pensamiento
es también necesario para funcionar y actuar eficientemente en la vida. Jiddu
Krishnamurti, Bhaguán (Osho), Carlos Castaneda y otros autores coinciden.
El proceso total del presente, nunca es libre, porque tiene sus raíces en el
pasado, el pensamiento nunca es nuevo. No hay libertad en la selección,
porque el pensamiento está funcionando cuando seleccionamos. El
pensamiento tiene que ser utilizado eficientemente, objetivamente, sin
sentimiento o emoción alguna.
Desde la niñez se nos educa para ser católicos, protestantes, americanos, o lo
que sea. Somos el resultado de propaganda repetida y nosotros continuamos
repitiéndola. Somos seres humanos de segunda mano.
Para comprender todo esto, uno tiene que observarse a sí mismo. Uno es el
resultado del mundo; uno es un ser humano que forma parte de otros seres
humanos, quienes tienen los mismos problemas, es decir problemas humanos.
En el momento que logremos comprender las causas de nuestros conflictos
externos, entonces podrá uno vivir como un ser humano total con una
mente individual o mente interior, sin jamás hacer daño alguno. En una
dicha interminable, con comprensión y un conocimiento verdadero. Cada
palabra que salga de nuestro ser será como un canto de las aves en el paraíso.
Por lo tanto, sólo cuando comprendamos el problema del temor en su
totalidad, no sustentamos creencia alguna, se la que sea. Entonces la mente
humana es feliz y funciona sin distorsión y, por lo tanto, hay gran júbilo, y
de ello nace el éxtasis. Para esto tenemos que morir al pasado.
Recordemos, que la naturaleza de la mente humana, es estar llena de deseos,
llena de pensamientos, que generan sentimientos y emociones. La mente está
siempre moviéndose de un sitio a otro, sin parar nunca, sin darnos cuenta de
ello. El pasado nos domina a través de los recuerdos y la imaginación.
Uno tiene que comprender y aceptar, que la mente humana parlotea,
porque la mente pasa de una cosa a otra continuamente, es decir, nunca cesa
o para de estar procesando pensamientos, recuerdos de situaciones que han
sucedido o sucesos que pueden ocurrir en el futuro.
Tenemos muchas experiencias todo el tiempo. Cada experiencia deja una
huella; esas huellas se van fortaleciendo día tras día y se convierten en la
imagen. Tan pronto alguien nos insulta, ya hemos formado una imagen del
otro. O si alguien nos adula, otra vez se forma una imagen.
Tenemos que preguntar lo siguiente: ¿Cómo son construidas esas imágenes, y
cómo son creadas, por qué deben existir y lo que significa vivir sin esas
imágenes? ¿Cómo sería nuestra vida al vivir en recuerdos y pensamientos?
Que sería la vida humana en la que no haya imágenes, fórmulas,
representaciones que significaría vivir sin ellas. Alguna ocasión, se ha puesto
a pensar en esto. Para que una imagen cese, tenemos que comprender
primero cómo se forma, es decir, sino reaccionamos emocionalmente,
entonces no se forma imagen alguna. Las emociones producen sensaciones.
Si cambias las ideas de los patrones cognitivos y afectivos, cambias los
estados emocionales, es decir, las siguientes emociones: histeria, enojo, ira,
depresión, tristeza, ansiedad, preocupación, autoconcepto, etcétera. En
virtud que, producen un estado emocional, el cual se manifiesta en cargas
psíquicas o emocionales, y existe mayor probabilidad de construir y
transformar la realidad inmediata y circundante, y así se logra, acceder a la
felicidad y la alegría que siempre han estado cerca de nosotros.
Lo que cada uno de los seres humanos pensamos y sentimos, es lo más
importante. Por lo tanto, a cada instante se producen, construyen y proveen
pensamientos y sentimientos importantes. Pero la gran mayoría son
negativos.
Si somos el resultado de nuestros pensamientos y sentimientos (procesos
cognitivos y afectivos), entonces se puede mencionar que, los pensamientos
y sentimientos (procesos cognitivos y afectivos) guían nuestra forma de ser y
nuestro destino (personalidad, carácter, comportamiento, conducta,
etcétera) manifestados a través de decisiones y acciones cotidianas.
¿Qué tipos de pensamientos y sentimientos (procesos cognitivos y afectivos)
son importantes para construir y generar diariamente, la realidad cotidiana
que nos permita comprender y aceptar, la felicidad y la alegría que la
existencia proporciona?
Todas las cosas o eventos, que se manifiestan a nuestro alrededor, las
atraemos por nosotros mismos, a través de nuestros pensamientos y
sentimientos (procesos cognitivos y afectivos positivos o negativos), por ello,
es importante reconocer, que los pensamientos y sentimientos se
transforman y se manifiestan en hechos cotidianos, es decir, en cosas o
sucesos diarios en nuestra vida y afectan nuestro destino y bienestar.
Cuando estas imaginando algo, estas activando los deseos o intenciones a
través de pensamientos (procesos cognitivos) y estos atraen, y construyen
una determinada realidad en cualquier de los ámbitos de la sociedad.
Por ello, cuando enfocas o intencionas algo con gran intensidad y además lo
visualizas como si ya existiera, entonces esa gran pasión y entrega hacen que
las cosas o eventos se materialicen y suceden con mayor rapidez.
Por ello, es muy importante que con aquello que deseas intensamente seas
muy prudente. Puesto que, todas las cosas que imaginas como deseos,
anhelos y necesidades, en cualquier momento determinado pueden
manifestarse o construirse, es decir, convertirse en realidad.
¿Cómo puede la vida emocional y cognitiva influir en las acciones y
actividades cotidianas de una persona, y así mismo en el destino?
¿De qué manera influyen los pensamientos y sentimientos de una persona en
la construcción de la realidad cotidiana e inmediata?
El origen de todos los problemas del ser humano son las cargas emocionales,
los pensamientos habituales, es decir, la historia personal que cargamos
consigo desde nuestra primera infancia (niñez) y se refuerza cada día por
medio de la imaginación, la fantasía y el diálogo interior.
Por ejemplo, la emoción del miedo siempre existe en relación con algo, es
decir, no existe por sí mismo. Hay temor de lo que ocurrió (experiencia)
ayer (pasado) en relación con la posibilidad de que se repita mañana.
Si alguien tuvo dolor; existe el recuerdo (sensación) de ello y no quiere que
se repita mañana. El pensar en el dolor de ayer, pensamiento que encierra el
miedo de volver a sentir dolor mañana, entonces este recuerdo o
experiencia siempre producirá angustia y sufrimiento.
De manera que, es el pensamiento (procesos cognitivos: memoria,
imaginación, percepción, etcétera) el que genera y construye, el miedo y los
sentimientos o emociones en una persona con la ayuda de la imaginación y
las fantasías. Por tanto, seamos conscientes de nuestros pensamientos.
El pensamiento engendra el temor (sentimiento de miedo), aunque es
importante mencionar, que el pensamiento cultiva también el placer y las
pasiones placenteras que nos encierran en la comodidad y el conformismo.
La idea, la imagen son representaciones mentales o medios, que permiten
guardar recuerdos o experiencias en nuestro cerebro, producto de las
sensaciones que hemos recibido por medio de los órganos sensoriales.
¿Cuál es la función del pensamiento?
¿Cómo se forma el pensamiento, es decir, cuál es la estructura del
pensamiento?
Por favor no nos olvidemos que, la memoria mediante el pensamiento y el
diálogo interior, alimenta y fortalece el miedo, el temor y todas las
actividades cotidianas (sentimientos y emociones) negativas y les da poder.
La memoria es el almacén de todos los objetos y de todas las experiencias
que ha pasado a través de los órganos sensoriales (mediador) en un sujeto.
¿De qué manera influyen los órganos sensoriales en la decodificación y
construcción de la realidad?
¿De qué depende la percepción en la descripción de la realidad?
¿De qué manera influyen las emociones y sentimientos en la construcción y
generación de la realidad inmediata en una persona?
¿Por qué y para qué el censor o analizador, juzga, evalúa, condena y justifica?
En el momento en que nombramos a través de conceptos algo, lo dividimos,
lo fragmentamos, lo apartamos de la totalidad.
Para observar el miedo tiene que prestarle atención y cuando está en
atención no condena, no juzga, ni evalúa, sino que sencillamente observa.
La fuente de la violencia en la sociedad y en el ser humano, es el “yo”, el
ego, el yo mismo. Es el contenido de experiencias, que se guardan en el
sector de la mente conocido como subconsciente. La lucha cuerpo y mente.
Como podemos apreciar, por tanto, la violencia es una forma de energía, es
energía utilizada de tal manera, que se convierte en agresión o ira.
Es importante comprender, por qué siempre estamos traduciendo la realidad
inmediata presente en términos del pasado o bien, del futuro.
Por ejemplo, tenemos la imagen de uno mismo o como algo que
consideramos deseable, que vale la pena; y usted está insultando esa imagen.
Esa imagen, que es lo viejo, es la que responde constantemente en cada
ámbito de la vida sin que nos percatemos de ello. El contenido psicológico
del subconsciente controla nuestra vida, y provoca constantemente
conflictos.
¿De dónde proviene La frustración y la amargura en una persona?
Desde la niñez aprendimos a sentirnos culpables y con vergüenza sobre
algunas conductas. Por lo tanto, cuando las reprimimos están producen
frustración y amargan constantemente nuestros estados de ánimo, por más
placenteros que estos sean, siempre estamos insatisfechos de lo que hacemos
y logramos. Entonces estas conductas son parte de las heridas del alma.
Toda nuestra vida está condicionada y construida a partir de todas las
experiencias, sentimientos, emociones y pensamientos pasados.
Generalmente, muchos de ellos son de origen negativo. Todo este contenido
psicológico forma parte del inventario personal, que cargamos con nosotros
desde la primera infancia y constituye, el contenido del subconsciente.
Por lo tanto, el origen de todos los problemas del ser humano son las cargas
emocionales, los pensamientos habituales, es decir, la historia personal.
Únicamente, hasta que no hayamos depuesto todo este material psicológico
fuera de nuestro interior, sólo entonces seremos libres y dejaremos de ser
esclavos de las circunstancias externas. Dijo Jesús: “el que quiera seguirme
niéguese primero a sí mismo, y después tome la cruz” (Lucas 9:23-27).
En resumen, es importante mencionar, que es necesario morir a nuestros
viejos patrones cognitivos y afectivos, y así de esta manera, brillará el sol en
nuestro interior. Únicamente, cuando hayamos sido capaces de transformar
el contenido negativo del subconsciente, entonces seremos capaces de amar
sin miedo y expectativas. El miedo es oscuridad, y en donde hay luz esta el
Amor. Véase Juan 3:3 y 5-7; Efesios 4:17-19, Romanos 6:22-23 y 7:21-25
Las heridas del alma y los defectos del carácter.
Las familias y la sociedad en estos últimos cincuenta años, han dejado pasar,
es decir, no ha querido atender, dos aspectos muy importantes que afectan
la calidad de vida de las personas. Con esto me refiero, a las heridas del
alma y defectos del carácter.
Querido lector, desconozco cual sea su edad, no obstante, este tema que
quiero abordar y compartir, va dirigido a todas aquellos adolescentes y
adultos, que sin darse cuenta desde la primera infancia, han sido lastimados
por sus hermanos, familiares, o bien, por sus propios padres de familia.
Quiero decirle que, los seres humanos a través de su vida, es decir, durante
el desarrollo fisiológico y psicológico, sea cual sea su situación social o
económica, todos por igual, en cierto grado, nos vemos afectados y
condicionados por nuestra familia, escuela, religión, o por algún partido
político.
Ante esta situación de socialización o endoculturación, que vivimos desde la
primera infancia en la sociedad o comunidad en la que nacimos y vivimos,
una gran mayoría de nosotros, no nos damos cuenta de esto, que a través de
la convivencia diaria entre un grupo de personas, cada uno en cierto grado,
va afectado al otro de manera emocional.
Cabe señalar, que una de las emociones básicas, y muy poderosas, es el
miedo. Esta emoción afecta a todas las personas, sin distinguir su
procedencia socioeconómica. Aún los animales también son afectados.
Desde hace más de dos mil años, filósofos como Sócrates (400 A.C.), Platón
(370 a.C.) y Aristóteles (330 a.C.), se dieron la tarea de estudiar el origen y
las consecuencias, que trae consigo esta silenciosa e importante emoción.
Cabe señalar que, el miedo como una emoción básica, produce ansiedad,
angustia, temor, desesperación, y a ciertas personas las lleva al suicidio, y a
otros a la depresión, o desesperación.
Sin lugar a dudas, una gran cantidad de personas en todo el mundo, o en
cualquier sociedad que mencionemos tiene como compañía diaria a esta
emoción. Es decir, al miedo.
Hay quienes tienen miedo de perder el poder político, económico o social,
para otros el miedo, les impide realizar un trabajo, o bien dedicarse a una
actividad deportiva. En otros casos, el miedo impide que una persona, le
exprese sus sentimientos a un ser querido o bien a un amigo o amiga.
El miedo tiene una relación muy estrecha con el rechazo, la discriminación,
la traición, el fracaso y la autoestima.
Las relaciones diarias entre las personas, traen como consecuencia o
resultado en ciertos momentos, ciertas heridas emocionales, estas son
conocidas también como: heridas del alma.
Nadie, absolutamente, nadie esta excento de no ser afectado durante su vida,
por alguna, o por varias personas las cuales, debido a sus heridas del alma,
sin darse cuenta, lastiman a otras personas con sus acciones o palabras en los
momento de la convivencia, sea esta por trabajo, o de manera circunstancial.
Para la comprensión de este tema, es importante decir que, las heridas del
alma son: el abandono, la injusticia, el desprecio, la discriminación, la
humillación, el rechazo y la traición.
Las consecuencias, que traen las heridas del alma son: la baja autoestima, la
desesperanza, la culpa, la verguenza, y el desprecio a sí mismo y a los demás,
el autocompasión, el juzgar a los demás, la soberbia, la altivez, y se pierde la
capacidad de razonar de manera creativa.
Los casos más graves de las heridas del alma son: el suicidio, la drogadicción,
el alcoholismo, el tabaquismo, el homosexualismo, el adulterio, el vacío y la
indecisión o falta de madurez intelectual y emocional.
Como podemos apreciar, la heridas del alma también logran influir en la
conducta de las personas a través de la culpa, la verguenza y la falta de fe o
seguridad en la toma de decisiones.
Por lo tanto, para mejorar nuestra calidad de vida es necesario e importante
desarrollar el poder de la fe, del amor y de la paz interior. Sin estas virtudes
supremas es muy difícil que el hombre alcance la felicidad y la dicha o alegría.
Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. !Ay de los moradores
de la tierra y del mar porque el diablo ha descendido en vosotros con gran
ira, sabiendo que tiene poco tiempo (Apocalipsis 12: 12).
Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues, son vírgenes. Estos
son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron
redimidos entre los hombres, como primicias para Dios y para el Cordero y
en sus bodas, no fue hallada mentira, pues, son sin mancha delante del trono
de Dios. (Apocalipsis 14: 4-5).
Conozco tus obras; sé que no eres ni frío ni caliente. !Ojalá fueras lo uno o
lo otro! Por tanto, como no eres frío ni caliente, sino tibio, estoy por
vomitarte de mi boca.
Dices: “Soy rico; me he enriquecido y no me hace falta nada”; pero no te
das cuenta de cuán infeliz y miserable eres tú. Por eso te aconsejo que de mí
compres oro refinado por el fuego, para que te hagas rico; ropas blancas
para que te vistas y cubras tu vergonzosa desnudez; y colirio para que te lo
pongas en los ojos y recobres la vista.
Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Por lo tanto, sé fervoroso y
arrepiéntete. Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y
abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo (Apocalipsis 3: 14-19).
Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me
hago. Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios.
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en
mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual
me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gálatas 2: 18-20).
Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición,
pues, escrito está: “Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las
cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas”.
Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El
justo por la fe vivirá; y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas
cosas vivirá por ellas.
Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición
(porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), para
que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de
que, por la fe recibiéramos la promesa del Espíritu.
Hermanos, hablo en términos humanos: Un pacto, aunque sea de hombre,
una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade.
Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice:
Y a las simientes, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo.
Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la
ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar
la promesa.
Porque si la herencia es por la ley, ya no es por la promesa; pero Dios la
concedió a Abraham mediante la promesa.
Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones,
hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada
por medio de ángeles en mano de un mediador.
Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno. ¿Luego la ley es
contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada
pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley.
Más la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que, la promesa que es
por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes. Pero antes que viniese la fe,
estábamos confiados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser
revelada.
De manera que, la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de
que, fuésemos justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo
ayo, pues, como todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.
Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis
revestidos. Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón
ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos
según la promesa (Gálatas 3: 1-29).
Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del
esclavo, aunque es señor de todo, sino que, está bajo tutores y curadores
hasta el tiempo señalado por el padre.
Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo
los rudimentos del mundo. Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo,
Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que
redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la
adopción de hijos.
Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su
Hijo, el cual clama: !Abba, Padre! Así que, ya no eres esclavo, sino hijo; y si
hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo (Gálatas 4: 1-7).
Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo
como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis uno a otros, mirad que
también no os consumáis unos a otros (Gálatas 5: 14-15).
Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la
carne; y éstos se oponen entre sí, para que, no hagáis lo que quisiereis.
(Gálatas 5: 16-17).
Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Y manifiestas son las
obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, envidias,
herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a esta.
Acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que
practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad,
fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero lo que son
de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
Estas grandes virtudes nos permiten trascender los defectos de carácter y las
heridas del alma. Buscad la verdad y esta los ...
Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. No nos hagamos
vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros.
(Gálatas 5: 18-26).
..., se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares... Pues, sucedía
que cuando Israel había sembrado, subían los madianitas y amalecitas, y los
hijos del oriente contra ellos; subían y los atacaban.
Y acampando contra ellos, destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a
Gaza; y no dejaban qué comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos... De
este modo empobrecía Israel... (Jueces 6: 1-10).
;... si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren,
y buscaren mi rostro, y se convirtieran de sus malos camino; entonces yo
oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.
Ahora estarán abiertos mis ojos y atentos mis oídos a la oración en este lugar;
porque ahora he elegido y santificado esta casa, para que esté en ella mi
nombre para siempre; y mis ojos y mi corazón estarán ahí para siempre... (2
Crónicas 7: 12-18).
Mas si vosotros os volviereis, y dejareis mis estatutos y mandamientos, que
he puesto delante de vosotros, y fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y los
adorareis, yo os arrancaré de mi tierra que os he dado.
Y esta casa que he santificado a mi nombre, yo la arrojaré de mi presencia, y
la pondré por burla y escarnio de todos los pueblos... ¿por qué ha hecho así
Jehová a esta tierra... (2 Crónicas 7: 19-22).
así ha dicho Jehová: Así haré podrir la soberbia de Judá, y la mucha soberbia
de Jerusalén.
Este pueblo malo, que no quiere oír mis palabras, que anda en las
imaginaciones de su corazón, y que, va en pos de dioses ajenos para servirles,
y para postrarse ante ellos, vendrá a ser como este cinto, que para ninguna
cosa es bueno... (Jeremías 13: 9-16).
Pero, oh Jehová de los ejércitos, que juzgas con justicia, que escudriñas la
mente y el corazón, vea yo tu venganza de ellos; porque ante ti he expuesto
mi causa. (Jeremías 11: 20).
Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia,
pero maduros en el modo de pensar.
En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este
pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor. Así que, las lenguas son por
señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los
incrédulos, sino a los creyentes. (1 Corintios 14: 20-22).
Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la
carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que, lo necio del
mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios.
Y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del
mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo
que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia (1 Corintios 1: 25-29).
Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y
sabiduría, no de este siglo, que perecen. Mas hablamos sabiduría de Dios, en
misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para
nuestra gloria.
Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que
proviene de Dios, para que, sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual
también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino
con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios,
porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de
discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero
él no es juzgado por nadie.
... porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas
nosotros tenemos la mente de Cristo. (1 Corintios 2: 6-16).
Ahora ciertamente como ellas sois vosotros; pues, ... Enseñadme, y yo
callaré; hacedme entender en qué he errado... ¿Hay iniquidad en mi lengua?
¿Acaso no puede mi paladar discernir las cosas inicuas? (Job 6: 21-30).
Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por la fe y para fe, como
está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.
Porque por la ira de Dios, se revela desde el cielo contra toda impiedad e
injusticia de los hombres, que detienen con injusticia la verdad.
Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues, Dios se lo manifestó.
Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues, Dios se lo manifestó.
Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen
claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por
medio de las cosas hechas, de modo que, no tienen excusa.
Pues, habiendo conocido a Dios no le glorificaron con a Dios, ni le dieron
gracias, sino que, se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón
fue entenebrecido.
Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria de Dios
incorruptible en semejanza de imagen del hombre corruptible, de aves de
cuadrúpedos y de reptiles.
Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias
de sus corazones, de modo que, deshonraron entre sí sus propios cuerpos,
puesto que, cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando
culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos,
Amén.
Por esto, Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues, aun sus mujeres
cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo
también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en
su lascivia unos con otros.
Cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibieron en sí
mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos, no aprobaron
tener en cuanta a Dios, los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas
que no convienen.
Estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia,
maldad, llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades;
murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios,
altivos, inventores de males, desobedecientes a los padres.
Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes
habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son
dignos de muerte, no solo las hacen, sino que, también se complacen con los
que las practican (Romanos 1: 16-32).
¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras
pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis;
matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no
tenéis lo que deseáis, porque no pedís.
Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. !Oh
almas adulteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios?
Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de
Dios... (Santiago 4: 1-6).
El juez Samuel, hijo de Ana, gobernó del año de 1105 a 1020 a.C., y en el
año 1043 a.C., fue ungido por Samuel. Saúl, quien se convirtió en rey de
Israel. El rey David, comenzó a gobernar en el año 1000 a.C.
Desde el año 2000 a.C., el pueblo hebreo se constituyó a partir de 70
personas, que llegaron a Egipto debido a que, en ese entonces, hubo una
gran sequía, y esto obligo a este grupo de personas, varios de ellos, es decir,
doce de ellos, eran los hijos de Jacobo, y este era hijo de Isaac, e Isaac era
hijo de Abraham (Génesis capítulo 28 al 50).
Después del año de 1500 a. C., fueron liberados por Moisés con la ayuda de
Jehová Dios, puesto que, eran esclavos en Egipto, y ahí tenían 400 años
sirviendo a los egipcios. Véase los libros de: Éxodo, Levítico, Números y
Deuteronomio. Son 227 páginas, puesto que, el libro de Génesis tiene
cincuenta capítulos, y termina en la página no., 76. Los cinco suman 302 pgs.
Después de la muerte de Moisés, este pueblo hebreo fue gobernado por
Josué y Galaad, y otros jueces hasta el año de 1043 a.C., esto fue casi 457
años que este pueblo, estuvo gobernado por jueces, y el último fue Samuel.
El antepenúltimo fue Isaí. Véase el libro de Jueces, y Samuel.
Los jueces que gobernaron al pueblo hebreo fueron Otoniel, Aod, Samgar,
Débora/Barac, Gedeón, Tola/Jair, Jefté, Ibzán, Elón, Abdón, y Sansón, entre
otros. Esto ocurrió durante más de 283 años.
Posteriormente, fue gobernado por reyes, hasta el año de 585 a.C., debido
que, este pueblo fue llevado a cautiverio durante 70 años, por el rey
Nabucodonosor, y este tenía su reino en Babilonia. Véase Crónicas y Reyes.
Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a
Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos, y vosotros
los de doble ánimo, purificad vuestros corazones (Santiago 4: 7-10).
¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta
sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención
en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;...
Pero la sabiduría que es lo de alto es primeramente pura, después pacífica,
amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre
ni hipocresía. Y el fruto de justicia se siembra en paz, para aquellos que
hacen la paz. (Santiago 3: 13-18).
Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad
por completo en la gracia, que se os traerá cuando Jesucristo sea
manifestado.
Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais
estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

19 la obra del cristo en palabras augustas. vibracion.
19 la obra del cristo en palabras augustas. vibracion.19 la obra del cristo en palabras augustas. vibracion.
19 la obra del cristo en palabras augustas. vibracion.María Elena Sarmiento
 
04 la obra del cristo en palabras augustas. Ley de evolucion
04 la obra del cristo en palabras augustas. Ley de evolucion04 la obra del cristo en palabras augustas. Ley de evolucion
04 la obra del cristo en palabras augustas. Ley de evolucionMaría Elena Sarmiento
 
MITOS ,COSMOLOGIA ,MITOLOGIA unidad educativa san francisco de milagro
MITOS ,COSMOLOGIA ,MITOLOGIA unidad educativa san francisco de milagroMITOS ,COSMOLOGIA ,MITOLOGIA unidad educativa san francisco de milagro
MITOS ,COSMOLOGIA ,MITOLOGIA unidad educativa san francisco de milagromelanny cruz
 
Oracion-para-romper-conjuros-o
 Oracion-para-romper-conjuros-o Oracion-para-romper-conjuros-o
Oracion-para-romper-conjuros-oIsrael Briceño
 
Esquema filosofia medieval patristica uni
Esquema filosofia medieval patristica uniEsquema filosofia medieval patristica uni
Esquema filosofia medieval patristica unirafael felix
 
Maravillas del-espiritu-santo-eliecer-salesman
Maravillas del-espiritu-santo-eliecer-salesmanMaravillas del-espiritu-santo-eliecer-salesman
Maravillas del-espiritu-santo-eliecer-salesmanPamela Yáñez Manacá
 
Presentación sobre La reflexión filosófica sobre el ser humano
Presentación sobre La reflexión filosófica sobre el ser humanoPresentación sobre La reflexión filosófica sobre el ser humano
Presentación sobre La reflexión filosófica sobre el ser humanoluis Felipe Torres Farias
 
La Cabala El Conocimiento Completo.pdf
La Cabala El Conocimiento Completo.pdfLa Cabala El Conocimiento Completo.pdf
La Cabala El Conocimiento Completo.pdfVLFaby
 
Locke Y Hume 2010
Locke Y Hume 2010Locke Y Hume 2010
Locke Y Hume 2010cbcv
 
13 la obra del cristo en palabras augustas. canalizacion i
13 la obra del cristo en palabras augustas. canalizacion i13 la obra del cristo en palabras augustas. canalizacion i
13 la obra del cristo en palabras augustas. canalizacion iMaría Elena Sarmiento
 
Filosofia del renacimiento
Filosofia del renacimientoFilosofia del renacimiento
Filosofia del renacimientorafael felix
 
Oraciones diversas del cristiano latín y castellano - radio convicción
Oraciones diversas del cristiano   latín y castellano - radio convicciónOraciones diversas del cristiano   latín y castellano - radio convicción
Oraciones diversas del cristiano latín y castellano - radio convicciónEduardoSebGut
 
Filosofía medieval y renacentista
Filosofía medieval y renacentistaFilosofía medieval y renacentista
Filosofía medieval y renacentistaIslape
 
Delivered. True Stories of Men and Women who Turned from Porn to Purity - Mat...
Delivered. True Stories of Men and Women who Turned from Porn to Purity - Mat...Delivered. True Stories of Men and Women who Turned from Porn to Purity - Mat...
Delivered. True Stories of Men and Women who Turned from Porn to Purity - Mat...JasterRogueII
 
Hablan los siete amados arcángeles
Hablan los siete amados arcángelesHablan los siete amados arcángeles
Hablan los siete amados arcángelesGriselHernandezBorbo
 
Oración por la Casa
Oración por la CasaOración por la Casa
Oración por la Casamanu2002
 
214997763 alquimia-sexual
214997763 alquimia-sexual214997763 alquimia-sexual
214997763 alquimia-sexualRoberto Graña
 
6928669 Logrando El Dominio De La Mente Cuerpo Y Caracter
6928669   Logrando El  Dominio De La  Mente  Cuerpo Y  Caracter6928669   Logrando El  Dominio De La  Mente  Cuerpo Y  Caracter
6928669 Logrando El Dominio De La Mente Cuerpo Y CaracterRuben Gutierrez
 

La actualidad más candente (20)

19 la obra del cristo en palabras augustas. vibracion.
19 la obra del cristo en palabras augustas. vibracion.19 la obra del cristo en palabras augustas. vibracion.
19 la obra del cristo en palabras augustas. vibracion.
 
El eclipse
El eclipseEl eclipse
El eclipse
 
04 la obra del cristo en palabras augustas. Ley de evolucion
04 la obra del cristo en palabras augustas. Ley de evolucion04 la obra del cristo en palabras augustas. Ley de evolucion
04 la obra del cristo en palabras augustas. Ley de evolucion
 
MITOS ,COSMOLOGIA ,MITOLOGIA unidad educativa san francisco de milagro
MITOS ,COSMOLOGIA ,MITOLOGIA unidad educativa san francisco de milagroMITOS ,COSMOLOGIA ,MITOLOGIA unidad educativa san francisco de milagro
MITOS ,COSMOLOGIA ,MITOLOGIA unidad educativa san francisco de milagro
 
Oracion-para-romper-conjuros-o
 Oracion-para-romper-conjuros-o Oracion-para-romper-conjuros-o
Oracion-para-romper-conjuros-o
 
Esquema filosofia medieval patristica uni
Esquema filosofia medieval patristica uniEsquema filosofia medieval patristica uni
Esquema filosofia medieval patristica uni
 
Maravillas del-espiritu-santo-eliecer-salesman
Maravillas del-espiritu-santo-eliecer-salesmanMaravillas del-espiritu-santo-eliecer-salesman
Maravillas del-espiritu-santo-eliecer-salesman
 
Presentación sobre La reflexión filosófica sobre el ser humano
Presentación sobre La reflexión filosófica sobre el ser humanoPresentación sobre La reflexión filosófica sobre el ser humano
Presentación sobre La reflexión filosófica sobre el ser humano
 
La Cabala El Conocimiento Completo.pdf
La Cabala El Conocimiento Completo.pdfLa Cabala El Conocimiento Completo.pdf
La Cabala El Conocimiento Completo.pdf
 
Locke Y Hume 2010
Locke Y Hume 2010Locke Y Hume 2010
Locke Y Hume 2010
 
13 la obra del cristo en palabras augustas. canalizacion i
13 la obra del cristo en palabras augustas. canalizacion i13 la obra del cristo en palabras augustas. canalizacion i
13 la obra del cristo en palabras augustas. canalizacion i
 
Filosofia del renacimiento
Filosofia del renacimientoFilosofia del renacimiento
Filosofia del renacimiento
 
Oraciones diversas del cristiano latín y castellano - radio convicción
Oraciones diversas del cristiano   latín y castellano - radio convicciónOraciones diversas del cristiano   latín y castellano - radio convicción
Oraciones diversas del cristiano latín y castellano - radio convicción
 
Filosofía medieval y renacentista
Filosofía medieval y renacentistaFilosofía medieval y renacentista
Filosofía medieval y renacentista
 
Delivered. True Stories of Men and Women who Turned from Porn to Purity - Mat...
Delivered. True Stories of Men and Women who Turned from Porn to Purity - Mat...Delivered. True Stories of Men and Women who Turned from Porn to Purity - Mat...
Delivered. True Stories of Men and Women who Turned from Porn to Purity - Mat...
 
Hablan los siete amados arcángeles
Hablan los siete amados arcángelesHablan los siete amados arcángeles
Hablan los siete amados arcángeles
 
goetia
goetiagoetia
goetia
 
Oración por la Casa
Oración por la CasaOración por la Casa
Oración por la Casa
 
214997763 alquimia-sexual
214997763 alquimia-sexual214997763 alquimia-sexual
214997763 alquimia-sexual
 
6928669 Logrando El Dominio De La Mente Cuerpo Y Caracter
6928669   Logrando El  Dominio De La  Mente  Cuerpo Y  Caracter6928669   Logrando El  Dominio De La  Mente  Cuerpo Y  Caracter
6928669 Logrando El Dominio De La Mente Cuerpo Y Caracter
 

Similar a La mente Interna y externa Metodo.pdf

Cristo sanador de cuerpo y alma
Cristo sanador de cuerpo y almaCristo sanador de cuerpo y alma
Cristo sanador de cuerpo y almaDiffusor Fidei
 
La Eutanasia
La EutanasiaLa Eutanasia
La Eutanasiacap.ing
 
Revista Actualidad Espiritista N°33.pdf
Revista  Actualidad Espiritista N°33.pdfRevista  Actualidad Espiritista N°33.pdf
Revista Actualidad Espiritista N°33.pdfPatricia487970
 
La TransformacióN Social De La Humanidad
La TransformacióN Social De La HumanidadLa TransformacióN Social De La Humanidad
La TransformacióN Social De La HumanidadJORGE BLANCO
 
02. recapitulación de encuentros h. lupita
02. recapitulación de encuentros h. lupita02. recapitulación de encuentros h. lupita
02. recapitulación de encuentros h. lupitaPastoral Salud
 
056b - EL SIGNIFICADO DE LA MISERIA, DE LA ENFERMEDAD Y DEL DOLOR SEGÚN JESÚS...
056b - EL SIGNIFICADO DE LA MISERIA, DE LA ENFERMEDAD Y DEL DOLOR SEGÚN JESÚS...056b - EL SIGNIFICADO DE LA MISERIA, DE LA ENFERMEDAD Y DEL DOLOR SEGÚN JESÚS...
056b - EL SIGNIFICADO DE LA MISERIA, DE LA ENFERMEDAD Y DEL DOLOR SEGÚN JESÚS...OrdineGesu
 
8616 magcbt001 salud mental en el desarrollo psicosocial
8616 magcbt001 salud mental en el desarrollo psicosocial8616 magcbt001 salud mental en el desarrollo psicosocial
8616 magcbt001 salud mental en el desarrollo psicosocialNorna2015
 
Derecho a la vida, cristian carter
Derecho a la vida, cristian carterDerecho a la vida, cristian carter
Derecho a la vida, cristian carterCRIST CARTER
 
M1-El concepto de salud y enfermedad.pdf
M1-El concepto de salud y enfermedad.pdfM1-El concepto de salud y enfermedad.pdf
M1-El concepto de salud y enfermedad.pdfBrisaLarcher1
 
Enciclica evangelium vitae
Enciclica evangelium vitaeEnciclica evangelium vitae
Enciclica evangelium vitaeadalgos
 
1. relación salud – salvación
1. relación salud – salvación1. relación salud – salvación
1. relación salud – salvaciónPastoral Salud
 
Medicos, disc y mis de la salud
Medicos, disc y mis de la saludMedicos, disc y mis de la salud
Medicos, disc y mis de la saludPastoral Salud
 
Instruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vidaInstruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vidaPastoral Salud
 
Construyendo un mundo de amor verdadero
Construyendo un mundo de amor verdaderoConstruyendo un mundo de amor verdadero
Construyendo un mundo de amor verdaderoGuillermo Paz
 

Similar a La mente Interna y externa Metodo.pdf (20)

El cristiano y el sufrimiento
El cristiano y el sufrimientoEl cristiano y el sufrimiento
El cristiano y el sufrimiento
 
Cristo sanador de cuerpo y alma
Cristo sanador de cuerpo y almaCristo sanador de cuerpo y alma
Cristo sanador de cuerpo y alma
 
La Eutanasia
La EutanasiaLa Eutanasia
La Eutanasia
 
Revista Actualidad Espiritista N°33.pdf
Revista  Actualidad Espiritista N°33.pdfRevista  Actualidad Espiritista N°33.pdf
Revista Actualidad Espiritista N°33.pdf
 
La TransformacióN Social De La Humanidad
La TransformacióN Social De La HumanidadLa TransformacióN Social De La Humanidad
La TransformacióN Social De La Humanidad
 
02. recapitulación de encuentros h. lupita
02. recapitulación de encuentros h. lupita02. recapitulación de encuentros h. lupita
02. recapitulación de encuentros h. lupita
 
056b - EL SIGNIFICADO DE LA MISERIA, DE LA ENFERMEDAD Y DEL DOLOR SEGÚN JESÚS...
056b - EL SIGNIFICADO DE LA MISERIA, DE LA ENFERMEDAD Y DEL DOLOR SEGÚN JESÚS...056b - EL SIGNIFICADO DE LA MISERIA, DE LA ENFERMEDAD Y DEL DOLOR SEGÚN JESÚS...
056b - EL SIGNIFICADO DE LA MISERIA, DE LA ENFERMEDAD Y DEL DOLOR SEGÚN JESÚS...
 
Evangelium vitae
Evangelium vitaeEvangelium vitae
Evangelium vitae
 
8616 magcbt001 salud mental en el desarrollo psicosocial
8616 magcbt001 salud mental en el desarrollo psicosocial8616 magcbt001 salud mental en el desarrollo psicosocial
8616 magcbt001 salud mental en el desarrollo psicosocial
 
1. al concepto salud enfermedad
1. al concepto salud enfermedad1. al concepto salud enfermedad
1. al concepto salud enfermedad
 
Derecho a la vida, cristian carter
Derecho a la vida, cristian carterDerecho a la vida, cristian carter
Derecho a la vida, cristian carter
 
Carta encíclica
Carta encíclicaCarta encíclica
Carta encíclica
 
EL CRISTIANO ANTE LAS ENFERMEDADES
EL CRISTIANO ANTE LAS ENFERMEDADESEL CRISTIANO ANTE LAS ENFERMEDADES
EL CRISTIANO ANTE LAS ENFERMEDADES
 
M1-El concepto de salud y enfermedad.pdf
M1-El concepto de salud y enfermedad.pdfM1-El concepto de salud y enfermedad.pdf
M1-El concepto de salud y enfermedad.pdf
 
Enciclica evangelium vitae
Enciclica evangelium vitaeEnciclica evangelium vitae
Enciclica evangelium vitae
 
1. relación salud – salvación
1. relación salud – salvación1. relación salud – salvación
1. relación salud – salvación
 
Medicos, disc y mis de la salud
Medicos, disc y mis de la saludMedicos, disc y mis de la salud
Medicos, disc y mis de la salud
 
Instruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vidaInstruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vida
 
Evangelium vitae
Evangelium vitaeEvangelium vitae
Evangelium vitae
 
Construyendo un mundo de amor verdadero
Construyendo un mundo de amor verdaderoConstruyendo un mundo de amor verdadero
Construyendo un mundo de amor verdadero
 

Más de Euler

Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdfSectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdfEuler
 
El hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdfEl hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdfEuler
 
El poder del pensamiento y la palabra del hombre
El poder del pensamiento y la palabra del hombreEl poder del pensamiento y la palabra del hombre
El poder del pensamiento y la palabra del hombreEuler
 
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020Euler
 
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02Euler
 
La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986Euler
 
La mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacionLa mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacionEuler
 
Estudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humanaEstudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humanaEuler
 
Literatura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didacticoLiteratura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didacticoEuler
 
La honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismoLa honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismoEuler
 
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
La honestidad y el encuentro son  consigo mismoLa honestidad y el encuentro son  consigo mismo
La honestidad y el encuentro son consigo mismoEuler
 
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de DesarrolloPlaneación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de DesarrolloEuler
 
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEuler
 
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEuler
 
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018Euler
 
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios  mexico 2019 ramon ruizRetos y desafios  mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruizEuler
 
Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996Euler
 
El poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientosEl poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientosEuler
 
El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000Euler
 
La biblia
La bibliaLa biblia
La bibliaEuler
 

Más de Euler (20)

Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdfSectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
 
El hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdfEl hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdf
 
El poder del pensamiento y la palabra del hombre
El poder del pensamiento y la palabra del hombreEl poder del pensamiento y la palabra del hombre
El poder del pensamiento y la palabra del hombre
 
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
 
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
 
La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986
 
La mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacionLa mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacion
 
Estudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humanaEstudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humana
 
Literatura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didacticoLiteratura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didactico
 
La honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismoLa honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismo
 
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
La honestidad y el encuentro son  consigo mismoLa honestidad y el encuentro son  consigo mismo
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
 
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de DesarrolloPlaneación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
 
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
 
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
 
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
 
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios  mexico 2019 ramon ruizRetos y desafios  mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
 
Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996
 
El poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientosEl poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientos
 
El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000
 
La biblia
La bibliaLa biblia
La biblia
 

Último

5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdfFlorHernandezNuez
 
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRBIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRDanielGrajeda7
 
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfPROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfmihayedo
 
PLAN DE TRABAJO CONCURSO NACIONAL CREA Y EMPRENDE.docx
PLAN DE TRABAJO CONCURSO NACIONAL CREA Y EMPRENDE.docxPLAN DE TRABAJO CONCURSO NACIONAL CREA Y EMPRENDE.docx
PLAN DE TRABAJO CONCURSO NACIONAL CREA Y EMPRENDE.docxDavidAlvarez758073
 
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdfRESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdfANEP - DETP
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativoharolbustamante1
 
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6º
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6ºPoemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6º
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6ºCEIP TIERRA DE PINARES
 
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónEvaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónJonathanCovena1
 
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio web
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio webCreación WEB. Ideas clave para crear un sitio web
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio webinformatica4
 
Comunidades Virtuales de Aprendizaje Caracteristicas.pptx
Comunidades Virtuales de Aprendizaje Caracteristicas.pptxComunidades Virtuales de Aprendizaje Caracteristicas.pptx
Comunidades Virtuales de Aprendizaje Caracteristicas.pptxJunkotantik
 
Diagnostico del corregimiento de Junin del municipio de Barbacoas
Diagnostico del corregimiento de Junin del municipio de BarbacoasDiagnostico del corregimiento de Junin del municipio de Barbacoas
Diagnostico del corregimiento de Junin del municipio de Barbacoasadvavillacorte123
 
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALLA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALJorge Castillo
 
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)JonathanCovena1
 
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdfPresentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdfjuancmendez1405
 

Último (20)

5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
5º PARTE 3 SOY LECTOR -MD EDUCATIVO_240418_155445 (1).pdf
 
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRBIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
 
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuarioLec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
 
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfPROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
 
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOSTRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
TRABAJO CON TRES O MAS FRACCIONES PARA NIÑOS
 
PLAN DE TRABAJO CONCURSO NACIONAL CREA Y EMPRENDE.docx
PLAN DE TRABAJO CONCURSO NACIONAL CREA Y EMPRENDE.docxPLAN DE TRABAJO CONCURSO NACIONAL CREA Y EMPRENDE.docx
PLAN DE TRABAJO CONCURSO NACIONAL CREA Y EMPRENDE.docx
 
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdfRESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
RESPONSABILIDAD SOCIAL EN LAS ORGANIZACIONES (4).pdf
 
PLAN DE MONITOREO Y ACOMAPÑAMIENTO DOCENTE
PLAN DE MONITOREO Y ACOMAPÑAMIENTO DOCENTEPLAN DE MONITOREO Y ACOMAPÑAMIENTO DOCENTE
PLAN DE MONITOREO Y ACOMAPÑAMIENTO DOCENTE
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
 
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6º
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6ºPoemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6º
Poemas de Beatriz Giménez de Ory_trabajos de 6º
 
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónEvaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
 
3.Conectores uno_Enfermería_EspAcademico
3.Conectores uno_Enfermería_EspAcademico3.Conectores uno_Enfermería_EspAcademico
3.Conectores uno_Enfermería_EspAcademico
 
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio web
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio webCreación WEB. Ideas clave para crear un sitio web
Creación WEB. Ideas clave para crear un sitio web
 
Comunidades Virtuales de Aprendizaje Caracteristicas.pptx
Comunidades Virtuales de Aprendizaje Caracteristicas.pptxComunidades Virtuales de Aprendizaje Caracteristicas.pptx
Comunidades Virtuales de Aprendizaje Caracteristicas.pptx
 
Diagnostico del corregimiento de Junin del municipio de Barbacoas
Diagnostico del corregimiento de Junin del municipio de BarbacoasDiagnostico del corregimiento de Junin del municipio de Barbacoas
Diagnostico del corregimiento de Junin del municipio de Barbacoas
 
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
 
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSALLA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
LA ILIADA Y LA ODISEA.LITERATURA UNIVERSAL
 
5.Deicticos Uno_Enfermería_EspanolAcademico
5.Deicticos Uno_Enfermería_EspanolAcademico5.Deicticos Uno_Enfermería_EspanolAcademico
5.Deicticos Uno_Enfermería_EspanolAcademico
 
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
 
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdfPresentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
Presentación de medicina Enfermedades Fotográfico Moderno Morado (1).pdf
 

La mente Interna y externa Metodo.pdf

  • 1. Las causas y el origen del sufrimiento: por qué la desdicha y la infelicidad humana en las personas. Al planeta tierra en estos últimos cuatro mil años se le ha identificado como “el valle de las lágrimas”, esto es debido a que la inmensa mayoría de las personas está constantemente en un eterno conflicto que se manifiesta a través del sufrimiento, en una angustia, y una gran preocupación por el mañana. Desde la más remota antigüedad, es decir, en cualquier época del desarrollo de la humanidad, solo hemos escuchado historias de enfrentamientos por medio de luchas sangrientas de grupos sociales y civilizaciones, con la intención de dominar y extender su poder político, económico y religioso sobre cualquier asentamiento humano. En estos cinco mil quinientos años, se ha estado manejando un modelo descriptivo y explicativo, que dan razón sobre las causas del sufrimiento y del dolor, que aquejan constantemente la vida diaria de las personas que habitan en este planeta tierra. La primera de ellas, se fundamenta en las enseñanzas del judaísmo, cristianismo y mahoísmo. Los representantes de estos grupos religiosos fueron Moisés y dio comienzo en el año 1950 A.C., aproximadamente, la segunda religión se constituyó en el año 400 de esta era con Constantino en Constantinopla, y la última de ellas, se conformó en el año 600 de esta era por el profeta Mahoma, y son conocidos como los Musulmanes conformados por los países Árabes. Estas tres perspectivas religiosas mencionan, que la causa del sufrimiento humano es la desobediencia causada por el hecho de haber comido el hombre (Adán) y la mujer (Eva) del fruto prohibido, es decir, de los dos árboles que había en el paraíso: el árbol de la sabiduría del bien y del mal, y el árbol de la vida eterna. Y dijo: El ser humano ha llegado a ser como uno de nosotros, pues, tiene el conocimiento del bien y del mal. No vaya a ser que, extienda su mano y también tome del fruto del árbol de la vida, y lo coma y viva para siempre.
  • 2. Entonces Dios, el Señor expulsó al ser humano del jardín del Edén, para que, trabajara la tierra de la cual había sido hecho. Luego de expulsarlo, puso al oriente del jardín del Edén a los querubines, y una espada ardiente, que se movía por todos lados, para custodiar el camino que lleva al árbol de la vida (Génesis 3: 22-24). La segunda perspectiva religiosa proviene del oriente, específicamente de la India y se remontan desde el año 3500 A.C., hasta el año 500 A.C., cuyos grupos religiosos son: hinduismo, jainismo y budismo. Los argumentos y las razones que exponen estos grupos sobre las causas del sufrimiento y del dolor en la raza humana, es producto de la malas acciones (conductas inapropiadas de las pasiones del cuerpo) cometidas en vidas pasadas, debido a que como organismos hemos vivido una gran cantidad de veces o millones de vidas en distintas formas, es decir, hemos ocupado distintos cuerpos desde los minerales, las plantas, las aves, hasta llegar al ser humano. Una vez expuestas las razones de estas dos perspectivas las cuales dan lugar a los fundamentos y causas del origen del sufrimiento y del dolor que aqueja al ser humano desde los tiempos más remotos. Entonces, proseguiremos con el estudio y el análisis sobre dichas razones que interponen estas dos perspectivas con la intención de encontrar y describir las causas reales y convincentes basadas en la experiencia y en la experimentación científica. El ser humano consta de dos estructuras, una de ellas es física y se manifiesta a partir del cuerpo, como un organismo biológico compuesto por sistemas y órganos: sistema nervioso central, autónomo, periférico, digestivo, circulatorio; y órganos como riñón, hígado y los sentidos, y las características de la sexualidad. La segunda estructura, se refiere a los procesos mentales o psicológicos, los cuales se llevan a cabo por medio del cerebro y la mente humana, y cuyas funciones, solo son posible comprenderlas a través de sus manifestaciones o conductas, en virtud de que, siempre están ocultas debido a que son el producto de pensamientos, sentimientos y emociones, estos elementos forman parte y son la materia prima de las actitudes, los hábitos y las costumbres en la raza humana y en algunos animales inferiores.
  • 3. Una vez que partimos del supuesto de esta doble estructura del ser, la cual nos permite describir y explicar la naturaleza humana, es conveniente mencionar, que a lo largo de la vida útil durante la existencia de las personas estas dos entidades mencionadas (cuerpo y mente) están en una lucha constante y permanente, sin descanso alguno, y el resultado del conflicto o resistencia produce insatisfacción y desdicha, lo cual se manifiesta en sufrimiento, dolor, angustia, preocupación, depresión, ansiedad, e infelicidad permanente con intensidades diferentes en cada una de las personas dependiendo de las condiciones sociales y económicas. Por lo tanto, lo que pretendo en este documento es mostrar un área de un conocimiento, que durante mucho tiempo ha estado presente (a la fecha son 4 o 6 mil años), sin embargo, muy pocas personas han tenido la oportunidad de acceder, a este tipo de sabiduría espiritual. Pero primeramente debemos de reconocer, que la humanidad desde hace más de 20 mil años, ha estado sometida a un sinnúmero de dificultades y estas han traído dolor, sufrimiento, angustia debido a la pérdida de un ser querido, o a una enfermedad que llegan a causar la muerte, o un accidente. Toda persona sin distinción alguna, sin importar su raza y su situación socioeconómica en algún momento de su vida, ha pasado por una situación muy difícil, que le ha producido dolor y sufrimiento. Es decir, ha lastimado su alma y a su espíritu. Ha dejado un dolor muy profundo dentro de su ser, y esto se convierte en obstáculo para su felicidad. Como consecuencia podemos advertir que, el ser humano ha postergado su felicidad, la dicha, el amor y la paz consigo mismo. El dolor y el sufrimiento humano en estos seis mil años, se ha incrementado de manera alarmante en cualquier sociedad del mundo. Nadie ha quedado exento de pasar por alguna situación difícil en cualquier momento de la vida. Hay mucho dolor en el alma humana. Ante este problema social, que aqueja la salud emocional y física de las personas a la fecha, las instituciones de salud no han sido capaces de ayudar de manera integral a las personas que de alguna forma, han tenido algún tipo de pérdida, ya sea económica o material, o bien de un ser querido o algo, que afecto las emociones o sentimientos de la persona.
  • 4. Por ejemplo, las guerras y los enfrentamientos por el poder en el mundo, han sido causas de sufrimiento, así también como la falta de empleo, la falta de medicamentos, la desnutrición crónica y la pobreza en una gran población, ha afectado a un gran número importante de personas, principalmente a los niños, niñas y adultos mayores, quienes son los grupos vulnerables más susceptibles. Más de 800 millones en el mundo. Ante estas situaciones que he descrito, es como nace nuestro interés de proponer el siguiente material, que considero muy importante para sanar nuestra alma y espíritu, dado que, los seres humanos nos vemos afectados principalmente por nuestras emociones y sentimientos, que se ponen en conflicto a la hora de pasar por situaciones difíciles o desagradables. Por lo tanto, vencer el pecado, crucificar el yo, o crucificar la vida del alma, se trata de ser o estar libre del pecado. Al respecto, el fin de la salvación no es que venzamos al pecado, sino que, nuestro viejo hombre sea crucificado, y que seamos librados del pecado y de su poder. Por tanto, al negarnos a nosotros mismos, entonces habremos muerto al yo. (El hombre espiritual, Watchman Nee, 1927 y Lucas 14:11). Un creyente sabe muy poco o nada, es decir, ha sido alimentado con leche espiritual y no con comida sólida, a menos que, el Señor le haya enseñado en lo profundo de su ser. El autoanálisis y el conocimiento propio son peligroso para la vida espiritual. Si nos vemos a la luz de Jehová Dios, nos conoceremos a nosotros mismos, y a la vez, continuaremos abiertos en el Señor. Pero si, nos analizamos continuamente, nos encerraremos en nuestros propios pensamientos y sentimientos. La autoevaluación puede impedir perder nuestro yo en Cristo Jesús. ¿En qué consiste el camino de la salvación en los evangelios? En el camino de la salvación, la meta de Jehová Dios, es liberarnos por medio de la vida nueva (la sangre de Cristo Jesús y la muerte en la cruz del calvario), que nos dio cuando fuimos bautizados por agua y en Espíritu Santo, esto nos permite, ser redimidos de los aspectos pecaminosos. Véase Juan 3:16-21 y Hechos de los Apóstoles 2:38-39.
  • 5. Si el creyente limita, el camino de la salvación y se conforma solamente con la victoria sobre el pecado, entonces pierde la vista la voluntad de Dios. Puesto que, la naturaleza buena que hay en él también debe ser vencida, y esto hasta que logre los dones del espíritu (amor, paz, fe, mansedumbre, bondad, benignidad...). Así como, las cosas sobrenaturales del enemigo, es necesario vencer el pecado y sus consecuencias, pero a menos que, uno también logre vencer la estrechez de su ser natural y la maldad sobrenatural, no es perfecto. Tal victoria sólo proviene de la cruz, y por la gracia de Dios seremos capaces de lograr tal objetivo. El resultado del estudio de las escrituras, permiten al creyente construir una experiencia espiritual, que facilita la regeneración que se manifiestan en cambios específicos en nuestro hombre interior. Para entender la conducta humana, la Biblia divide al hombre en tres partes: el cuerpo, el alma y el espíritu (2 Tesalonicenses 5:23). Es indispensable hacer una aclaración importante, puesto que, los creyentes espirituales que buscan más del Señor es necesario que, conozcan la diferencia que hay entre el espíritu y el alma, y sus respectivas funciones. El creyente puede andar según el espíritu sólo después de comprender lo que es el espíritu y lo que es ser espiritual. Andrew Murray mencionó que, tanto la iglesia como los creyentes deben temer a la actividad desordenada de la mente humana y de la voluntad (pasiones y deseos) del alma más que a cualquier otra cosa. F. B. Meyer añade que a menos que, uno sepa diferenciar entre el alma y el espíritu, no se puede imaginar lo que es la vida espiritual. Otros autores como Otto Stockmayer, Jessie Penn-Lewis, Evan Roberts y la señora Guyón, han dado testimonios muy similares. En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma (Salmos 94:19).
  • 6. Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; más el consejo de Jehová permanecerá (Proverbios 19:21). En conclusión, con la mente yo mismo me someto a la ley de Dios, pero mi naturaleza pecaminosa está sujeta a la ley del pecado (dualidad de la mente o lucha de contrarios: Ego; Romanos 7:21-25). Porque Dios, que ordenó que la luz resplandeciera en las tinieblas, hizo brillar su luz en nuestro corazón para que, conociéramos la gloria de Dios que resplandece en el rosto de Cristo. Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que, se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros (2 Corintios 4: 6-7). A continuación, quiero compartir algunos pasajes de un libro muy importante, que ha logrado recoger una interesante historia a través de más de cuatro mil años, y el pasaje que aparece a continuación, fue escrito hace 2 mil ochocientos ochenta años aproximadamente (880 a.C.), y dice lo siguiente: Los ojos de Jehová están sobre los justos, y atentos sus oídos al clamor de ellos. Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. (Salmos 34: 15 y 18). Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. (Proverbios 4:23). ¿De dónde proviene la prosperidad, la dicha, el éxito, la ruina, la desdicha y el fracaso, es decir, el buen tesoro y el mal tesoro del hombre? El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas. (Mateo 12:35). De esta manera hizo Ezequías en todo Judá; y ejecutó lo bueno, recto y verdadero, delante de Jehová su Dios. En todo cuanto emprendió en el servicio de la casa de Dios, de acuerdo con la ley, buscó a su Dios, lo hizo de todo corazón, y fue prosperado (2 Crónicas 31: 20-21). Ezequías fue rey de Judá, al igual que los siguientes personajes: Roboam, Abías (Abiam), Asa, Josafat, Joram, Ocozías, Atalia, Joás, Amasías, Azarías (Uzías), Jotam, Acaz, Ezequías, Manasés, Amón, Josías, Joacaz, Joacim,
  • 7. Joaquín y Sedequías. Fueron en total 20 reyes en Judá o reino del sur, así fueron conocidos y los de Israel fueron el reino del norte. En Salmos, Proverbios y Eclesiastés, en estos libros ya se muestra las características de los defectos de carácter y las heridas del alma, que cada uno de nosotros, va a acumulando durante el desarrollo fisiológico y psicológico. En 185 páginas se describen aspectos muy importantes de la vida del ser humano y de la existencia. (900 a.C.). Pueblo mío, atiende a mi enseñanza; presta oído a las palabras de mi boca. Mis labios pronunciarán parábolas y evocarán misterios de antaño, cosas que hemos oído y conocido, y que, nuestros padres nos han contado. No las esconderemos de sus descendientes; hablaremos a la generación venidera del poder del Señor, de sus proezas, y de las maravillas que ha realizado. Él promulgó un decreto para Jacob, dictó una ley para Israel; ordenó a nuestros antepasados enseñarlos a sus descendientes, para que, los conocieran las generaciones venideras y los hijos que habrían de nacer, que a su vez los enseñarían a sus hijos. Así ellos, pondrían su confianza en Dios y no se olvidarían de sus proezas, sino que, cumplirían sus mandamientos. Así no serían como sus antepasados: generación obstinada y rebelde, gente de corazón fluctuante, cuyo espíritu no se mantuvo fiel a Dios. La tribu de Efraín, con sus diestros arqueros, se puso en fuga el día de la batalla. No cumplieron con el pacto de Dios, sino que, se negaron a seguir sus enseñanzas. Echaron al olvido sus proezas, las maravillas que les había mostrado, los milagros que hizo a la vista de sus padres en la tierra de Egipto, en la región de Zoán.
  • 8. Partió el mar en dos para que ellos lo cruzaran, mientras mantenía las aguas firmes como un muro. De día, los guió con una nube, y toda la noche con la luz del fuego. En el desierto partió en dos las rocas, y les dio a beber torrentes de aguas; hizo que brotaran arroyos de la peña y que, las aguas fluyeran como ríos. Pero ellos, volvieron a pecar contra él; en el desierto se rebelaron contra el Altísimo. Con toda intención pusieron a Dios a prueba, y le exigieron comida a su antojo. Murmuraron contra Dios, y aun dijeron: ¿Podrá Dios tendernos una mesa en el desierto? Cuando golpeó la roca, el agua brotó en torrentes; pero ¿podrá también darnos de comer? ¿podrá proveerle carne a su pueblo? Cuando el Señor oyó esto, se puso muy furioso; su enojo se encendió contra Jacob, su ira ardió contra Israel. Porque no confiaron en Dios, ni creyeron que él los salvaría. Desde lo alto dio una orden a las nubes, y se abrieron las puertas de los cielos. Hizo que les lloviera maná, para que comieran; pan del cielo les dio a comer. Todos ellos comieron pan de ángeles; Dios les envió comida hasta saciarlos. Desató desde el cielo el viento solano, y con su poder levantó el viento del sur. Cual lluvia de polvo, hizo que les lloviera carne; !nubes de pájaros, como la arena del mar! Los hizo caer en medio de su campamento y en los alrededores de sus tiendas. Comieron y se hartaron, pues, Dios les cumplió su capricho. Pero el capricho no les duró mucho; aún tenían la comida en la boca cuando el enojo de Dios vino sobre ellos: dio muerte a sus hombres más robustos; abatió a la flor y nata de Israel.
  • 9. A pesar de todo, siguieron pecando y no creyeron en sus maravillas. Por tanto, Dios hizo que sus días se esfumaran como un suspiro, que sus años acabaran en medio del terror. Si Dios los castigaba, entonces lo buscaban, y con ansias se volvían de nuevo a él. Se acordaban de que Dios era su roca, de que el Dios Altísimo era su redentor. Pero entonces lo halagaban con la boca, y le mentían con la lengua. No fue su corazón sincero para con Dios; no fueron fieles a su pacto. Sin embargo, él les tuvo compasión; les perdonó su maldad y no los destruyó. Una y otra vez, contuvo su enojo, y no se dejó llevar del todo por la ira. Se acordó de que eran simples mortales, un efímero suspiro que jamás regresa. !Cuántas veces se rebelaron contra él en el desierto, y lo entristecieron en los páramos! Una y otra vez, ponían a Dios a prueba; provocaban al Santo de Israel. Jamás se acordaron de su poder, de cuanto los rescató del opresor, ni de sus señales milagrosas en Egipto, ni de sus portentos en la región de Zoán, cuando convirtió en sangre los ríos egipcios y no pudieron ellos beber de sus arroyos; cuando les envió tábanos que se los devoraban, y ranas que los destruían. Cuando entregó sus cosechas a los saltamontes, y sus sembrados a la langosta; cuando con granizo destruyó sus viñas, y con escarcha sus higueras; cuando entregó su ganado al granizo, y sus rebaños a las centellas; cuando lanzó contra ellos el ardor de su ira, de su furor, indignación y hostilidad: !todo un ejército de ángeles destructores! Dio rienda suelta a su enojo y no los libró de la muerte, sino que los entregó a la plaga. Dio muerte a todos los primogénitos de Egipto, a las primicias de su raza en los campamentos de Cam.
  • 10. A su pueblo los guió como a un rebaño; los llevó por el desierto, como ovejas, infundiéndoles confianza para que no temieran. Pero a sus enemigos se los tragó el mar. Dios lo supo y se puso muy furioso, por lo que rechazó completamente a Israel. Abandonó el tabernáculo de Siló, que era su santuario aquí en la tierra, y dejó que el símbolo de su poder y gloria cayera cautivo en manos enemigas. Rechazó a los descendientes de José, y no escogió a la tribu de Efraín; más bien, escogió a la tribu de Judá y al monte Sión, al cual ama. Construyó su santuario, alto como los cielos, como la tierra, que él afirmó para siempre. Escogió a su siervo David, al que sacó de los apriscos de las ovejas, y lo quitó de andar arreando los rebaños para que fuera el pastor de Jacob, su pueblo; el pastor de Israel, su herencia. Y David los pastoreó con corazón sincero; con mano experta los dirigió. (Salmo 78: 1-72). Les dijo también una parábola: “Nadie corta un pedazo de un vestido nuevo y lo pone en un vestido viejo; pues, si lo hace, no solamente rompe el nuevo, sino que, el remiendo sacado de él no armoniza con el viejo”. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar, y lo uno y lo otro se conservan. Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor. (Lucas 5: 36-39). Por qué se da vida al hombre que no sabe por donde ha de ir, y a quien Dios ha encerrado? (Job 3: 23). ¿Será el hombre más justo que Dios? ¿Será el varón más limpio que el que lo hizo? ... de la mañana a la tarde son destruidos, y se pierden para siempre, sin haber quien repare en ello... (Job 4: 12-21).
  • 11. Examina la senda de tus pies, y que todos los caminos sean rectos. No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; aparta tu pie del mal. Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová; y él considera (examina) todas sus veredas (Proverbios 5:21). Porque la aflicción no sale del polvo, ni la molestia brota de la tierra. Pero como las chispas se levantan para volar por el aire, así el hombre nace para la aflicción. (Job 5: 6-7). Acuérdate que mi vida es un soplo, y que mis ojos no volverán a ver el bien. Los ojos de los que me ven, no me verán más; fijarás en mí tus ojos, y dejaré de ser... (Job 7: 7-10). Guarda y escucha todas estas palabras que yo te mando, para que, haciendo lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová Dios, te vaya bien a ti y a tus hijos después de ti para siempre (Deuteronomio 12:28). Por tanto, no refrenaré mi boca; hablaré en la angustia de mi espíritu, y me quejaré con la amargura de mi alma (Job 7: 11). ¿Qué es el hombre, para que lo engrandezcas, y para que, pongas sobre él tu corazón, y lo visitas todas las mañanas, y todos los momentos lo pruebes? ... ¿Por qué me pones por blanco tuyo, hasta convertirme en una carga para mí mismo? ¿Y por qué no quitas mi rebelión y perdonas mi iniquidad? ... (Job 7: 17- 21). Perecen por el aliento de Dios, y por el soplo de su ira son consumidos (Job 4: 9). Que frustra los pensamientos de los astutos, para que sus manos no hagan nada; que prende a los sabios en la astucia de ellos, y frustra los designios de los perversos. (Job 5: 12-13).
  • 12. He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso. Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará; el hiere, y sus manos curan. En seis tribulaciones te librará, y en la séptima no te tocará el mal. En el hambre te salvará de la muerte, y del poder de la espada en la guerra. Del azote de la lengua serás encubierto; no temerás la destrucción cuando viniere. De la destrucción y del hambre te reirás, y no temerás de las fieras del campo; pues, aun con las piedras del campo tendrás tu pacto, y las fieras del campo estarán en paz contigo. Sabrás que hay paz en tu tienda; visitarás tu morada, y nada te faltará... (Job 5: 17-27). Durante todos los días de tu vida, nadie será capaz de enfrentarse a ti. Así como estuve con Moisés, también estaré contigo; no te dejaré ni te abandonaré. Sé fuerte y valiente, porque tú harás que este pueblo herede la tierra que les prometí a sus antepasados. Solo te pido que tengas mucho valor y firmeza para obedecer toda la ley que mi siervo Moisés te ordenó. (Josué 1: 2-9). Y escribió en las tablas conforme a la primera escritura, los diez mandamientos que Jehová os había hablado en el monte de en medio del fuego, el día de la asamblea; y me las dio Jehová (Deuteronomio 10: 4). Y yo estuve en el monte como los primeros días, cuarenta días y cuarenta noches; y Jehová también me escuchó esta vez, y no quiso Jehová destruirte. Y me dijo Jehová: Levántate, anda, para que marches delante del pueblo, para que entren y posean la tierra que juré a sus padres que les había de dar. Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que, temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma; que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?
  • 13. Circuncidad, pues, el prepucio de vuestro corazón, y no endurezcáis más vuestra cerviz. Porque Jehová vuestro Dios, es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, no toma cohecho. Que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido. Amaréis, pues, al extranjero; porque extranjeros fueron en la tierra de Egipto. (Deuteronomio 10: 10-19). A Jehová tu Dios temerás, a él solo servirás, a él seguirás, y por su nombre jurarás. El es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto. Con setenta (70) personas descendieron tus padres a Egipto, y ahora Jehová te ha hecho como las estrellas del cielo en multitud (Deuteronomio 10: 20- 22). Si obedecieren cuidadosamente a mis mandamientos, que yo les prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndolo con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma. Yo te daré lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y su aceite; daré también hierba en tu campo para tus ganados; y comerás, y te saciarás. Guarda, pues, que tu corazón no se infatúe, y os apartéis y sirvas a dioses ajenos, y os inclinéis a ellos; y se encienda el furor de Jehová sobre vuestros, y cierre los cielos, y no haya lluvia, ni la tierra dé su fruto, y perezcas pronto de la buena tierra que os da Jehová (Deuteronomio 11: 11-17). Guarda y escucha todas estas palabras, que yo te mando, para que haciendo lo bueno y lo recto ante los ojos de Jehová tu Dios, te vaya bien a ti y a tu hijos después de ti para siempre. (Deuteronomio 12: 28). En pos de Jehová Dios andaréis; a él temeréis, guardaréis sus mandamientos y escucharéis su voz, a él serviréis, y a él seguiréis. (Deuteronomio 13: 4).
  • 14. Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas. Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que, de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él esta escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. (Josué 1: 5- 9). Después los hijos de Israel hicieron lo malo ante los ojos de Jehová, y sirvieron a los baales. Dejaron a Jehová el Dios de sus padres, que los había sacado de la tierra de Egipto, y se fueron tras otros dioses, los dioses de los pueblos que estaban en sus alrededores, a los cuales adoraron; y provocaron a ira a Jehová. Y dejaron a Jehová y adoraron a Baal y a Astarot. (Jueces 2: 11-13). Estos son los mandamientos, preceptos y normas que el Señor tu Dios mandó que yo te enseñará, para que, los pongas en práctica en la tierra de la que vas a tomar posesión, para que, durante toda tu vida tú y tus hijos y tus nietos, honren al Señor tu Dios, cumpliendo todos los conceptos y mandamientos que te doy, y para que, disfrutes de larga vida. Escucha Israel, y esfuérzate en obedecer. Así te irá bien y serás un pueblo muy numeroso en la tierra donde abundan la leche y la miel, tal como, te lo prometió el Señor, el Dios de tus antepasados.
  • 15. Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas, cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades (Deuteronomio 6: 1-9). Cuando comas de ellas y te sacies, cuídate de no olvidarte del Señor, que te sacó de Egipto, la tierra donde viviste en esclavitud. Teme al Señor tu Dios, sírvele solamente a él, y jura solo en su nombre. No sigas a esos dioses de los pueblos que te rodean, pues, el Señor tu Dios está contigo y es un Dios celosos; no vaya a ser que su ira se encienda contra ti y te borre de la faz de la tierra. ... cumple cuidadosamente los mandamientos del Señor tu Dios, y los mandatos y preceptos que te ha dado. Haz lo que es recto y bueno a los ojos del Señor, para que te vaya bien y tomes posesión de la buena tierra que el Señor les juró a tus antepasados... (Deuteronomio 6: 16-25). Otros libros más, que permiten ver y observar, los rasgos del carácter y la personalidad, es sin duda, Jueces, 1 Samuel, 2 Samuel, 1 Reyes, 2 Reyes, 1 Crónicas, 2 Crónicas, Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel. Desde el libro de Josué (pág. 303) hasta el libro de Daniel (pág. 1233) hay 930 páginas. Sin dejar a un lado, los cinco primeros libros: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Estos se distribuyen en 302 págs. Sócrates (Atenas, 470 a.C. a 399 a.C.) filósofo griego. Es uno de los fundadores de la filosofía occidental, su trabajo se centro en la ética y la moral. Su método fue la mayéutica y su frase más famosa fue: “yo sólo se que no se nada y hombre conócete a ti mismo”. Nos dejó en claro que, “el conocerse a sí mismo”, es lo más importante.
  • 16. Platón (Atenas, 428 a.C. a 348 a.C.) fue fundador de la Academia de Atenas, esta fue una escuela dedicada al desarrollo del conocimiento, que se dedicó a la filosofía, la retórica, las matemáticas, la astronomía y la medicina. Tras una vida consagrada a la educación Platón murió con poco más de 80 años de edad. Su obra más importante son los diálogos en la República. Aristóteles (Estagira, 384 a.C. a 314 a.C. ) estudio en Atenas en la Academia de Platón, y después de aprender lo suficiente, se dedicó en abrir su propia escuela conocida como el Liceo. En esta escuela se estudiaba la lógica y la metafísica. Este personaje fue maestro de Alejandro Magno (323 a.C.). En el año 80 a 100 de esta era, encontramos las epístolas de Pablo de Tarso, o Saulo; este apóstol escribió 10 cartas conocidas como: Romanos, 1 Corintios, 2 Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, Colosenses, 1 Tesalonicenses, 2 Tesalonicenses, Hebreos. Tienen 123 páginas. Estos libros o cartas inician en la página no., 1566 a 1671 páginas, y el libro o carta de los Hebreos inicia en la página no., 1693 y termina en la página no., 1711, y son trece capítulos. Los nueve libros constan de 105 páginas, y el libro de los Hebreos son 18 páginas, al sumar estos valores tenemos 123 páginas en total. El santo evangelio, compuesto por cuatro libros como son: Mateo, Marcos, Lucas y Juan, están distribuidos en 185 páginas. Inicia en la página número 1328 y terminan en la página número 1513. Muestra el ministerio de Jesús. En estos cuatro libros, conocidos también como el Evangelio o las nuevas nuevas, se muestra cómo deshacerse o trascender el Ego. El libro de los Hechos de los Apóstoles tiene 51 páginas, y comienza en la página número 1514 y termina en la página número 1565. Tiene veintiocho capítulos distribuidos en 51 páginas. La carta de 1 Timoteo, 2 Timoteo, Santiago, Filemón, Tito, 1 Pedro, 2 Pedro, 1 Juan, 2 Juan, 3 Juan, Judas y Apocalipsis, se conforman por ochenta y seis páginas (86 páginas).
  • 17. Sigmund Freud (1856-1939) fue un médico austriaco considerado el creador del psicoanálisis. Este método causo gran revuelo en su momento y se basa en intentar explicar, el comportamiento humano para dar solución a los problemas mentales. Propuso el término aparato psíquico de la mente. Pedro Demianovich Ouspensky (1878-1947) fue un esoterista y escritor ruso, autor de varios libros de temática espiritual y filosofía esotérica. George Gurdjieff (1877- 1942) fue también un esoterista que junto con Ouspensky escribieron el cuarto camino. Este es un método y técnica que permite deshacerse del Ego, y trascender la conciencia foránea y construir de una manera final, la conciencia acrecentada y lograr detener, el diálogo interior y trascender la importancia personal, y el inventario del hombre. Krishnamurti (1895-1986) impartió pláticas en varios países del mundo, y sus discípulos lograron concentrar este conocimiento en más de 100 libros. Osho (Bhaguán Shri Rajneesh, 1931-1990) impartió platicas en varios países del mundo, y sus discípulos lograron sistematizar sus enseñanzas en más de 100 libros. Eckhart Tolle (1990) es un maestro espiritual autor del Poder del ahora... A continuación pasaremos a describir y explicar cómo se construye el material que da forma en su contenido a la mente humana. Las formas o ideas y los sectores de la mente humana Para su estudio y comprensión de las actividades o funciones que se llevan a cabo por medio del cerebro humano, y su contraparte psicológica, que es la mente, se puede dividir en tres sectores: consciente, inconsciente o subconsciente y supraconsciente. La mente humana es la que da forma a las cosas. Por ejemplo, lo que llamamos ideas, ya existen como formas en la mente, y estas son las reacciones o el resultado de ponernos en contacto con el medio ambiente a través de los órganos de los sentidos. Por lo tanto, estas formas en la mente
  • 18. son las que luego se materializan como formas físicas tales como un vestido, una casa, un vehículo, una cita, un viaje, etc. Como se puede apreciar en el párrafo anterior, las formas son muy importantes, en el sentido que toda forma es una expresión de una idea la cual ha sido incubada por una persona en su mente. La materia prima de la mente son los pensamientos, y estos se convierten en ideas simples y compuestas, dando lugar a representaciones mentales de las cosas u objetos tanto físicos como formales, y de personas, y estas representaciones mentales producto de las sensaciones o impresiones del medio ambiente o del interior de la personas vienen a forma parte del contenido de la conciencia. Es importante enfatizar, que cuando mencionamos la palabra “forma” esta hasta alusión a toda clase de formas sean estas visibles o invisibles, físicas y mentales. Por lo tanto, no solamente son formas los objetos, las cosas, las personas, las circunstancias, las situaciones, la naturaleza, sino también nuestras ideas, o cualesquiera formas sutiles que puedan existir entre lo material y lo mental, o también formas superiores a las formas que actualmente conocemos de pensamiento o materia. Toda forma es la expresión de una idea que ha sido incubada en la mente de una persona determinada. Todo absolutamente lo que existe en nuestro alrededor está determinado y mantenido por una idea, es decir, existe un equivalente físico o formal que dice algo de ese objeto o ser. La idea en la mente es la que configura, la que prefigura, y mantiene cualquier forma física o formal que se encuentre en la naturaleza y en el universo. Por lo tanto, al hablar de forma no hemos de pensar sólo en los objetos o personas, en las cosas que, podríamos decir, son algo, sino que nos referimos a todo lo que es funcional, y operativo. Las cosas son, a fin de cuentas, más que una visión estática de algo que es esencialmente dinámico. Todo cuanto existe en la naturaleza está sujeto a un constante devenir, es decir, todo aparece y después desaparece, todo nace y todo muere, y se manifiesta en un fluir, es un intercambio, una interrelación, bien sea de materia física, o de energía, o de mente o de afectividad. Aunque los objetos físicos y las personas manifiesten una sensación de algo estático ante nuestros órganos sensoriales, en realidad en su interior ninguno de sus componentes lo es. Por lo tanto, todos los objetos físicos y los cuerpos son dinámicos y están sujetos a las leyes de la física, y química.
  • 19. Por lo tanto, es importante mencionar, que la mente humana está constantemente pensando, expresando, materializando dinámicamente las cosas, primero por lo pensamientos, y después con las ideas. Todos los modos de ser, de estar y de hacer, vienen determinados por lo que hay en la mente; todo es expresión de nuestras formas físicas y formales que existen y se han guardado en el interior de los sectores de la mente. Todo cambio que pueda producirse en nuestro interior, o en nuestro exterior, de un modo estable, es una consecuencia de un cambio en nuestro mundo interior. Lo anterior significa, que nosotros estamos construyendo a cada instante nuestro propio mundo, o bien aceptando el que nos encontramos hecho, cuando la mente vive de un modo pasivo, o reformándolo activamente, recreándolo, cuando tomamos la iniciativa de nuestra propia capacidad de pensar. Y es así que todas las formas, de naturaleza mental o psicológica, que hay en nuestra conciencia son las que determinan nuestro modo de ser en su totalidad. Ahora bien, estas formas que vienen a ser el contenido de la mente individual está conformada por tres sectores. A. - La mente consciente, es una pequeña porción de nuestra mente total. Por medio de esta porción nos ponemos en contacto con nuestro medio ambiente a través de los sentidos (tacto, vista, olfato, etc.), y mediante ella nos identificamos, gracias a que nos permite estar en contacto y en interacción con el mundo que nos rodea. Es necesario e importante incorporan en este sector la autoconciencia y la actitud positiva, en virtud de que este sector consciente es, además la única herramienta que tenemos a nuestro alcance para ir más allá de nuestro propio nivel. Si deseamos realizar algún cambio en el sector inconsciente o supraconsciente, será a través de nuestra mente consciente. Por ello es importante, desarrollar la lucidez clara (darse cuenta del aquí y del ahora) en este sector consciente, es decir, despertar la conciencia y esta nos ayudará a lograr cualquier transformación interna y externa que se intente o trate de conseguir. B.- El subconsciente es ese gran mundo de imágenes, de ideas, de actitudes, de fuerzas que hay en nosotros, procedentes del pasado. Son todas aquellas circunstancias o situaciones que un día fueron presente, pero que, por no haberlas vivido en su totalidad, se han quedado dentro sin consumirse, sin
  • 20. culminar. Las actividades que hemos realizado del todo en el pasado no quedan como residuos en el subconsciente, sino que se incorporan a nuestras experiencias del presente. En este sector como hemos mencionado, están las cosas dejadas a medio hacer, son los impulsos que han sido retenidos –porque no era posible su expresión exterior, o porque había una prohibición o cualquier otro obstáculo- lo que va a para, lo que constituye el contenido del subconsciente. Nuestro subconsciente es, por lo tanto, este sector, lleno de vida y contenido, sin embargo no hemos podido incorporar a nuestra mente consciente. Es nuestro saldo atrasado. Es el pasado que llevamos a cuestas, el pasado que gravita sobre nuestro presente actual. Allí está todo nuestro mundo de prohibiciones, de temores, de reacciones, que no han sido aceptados, por la censura, por nuestro criterio de acción. Así, pues, en nuestro inconsciente, si bien hay cosas excelentes, sentimientos delicados y sublimes, aspiraciones, contenidos de gran variedad y calidad, hay también –y esto es lo mayormente abunda- contenidos motivados o retenidos por el miedo y la hostilidad. Miedo, hostilidad y sexualidad en gran parte. Es decir, todo lo que son las fuerzas primitivas y pasiones del cuerpo que forman parte de nuestra naturaleza animal, y de los rasgos de la personalidad. Es conveniente y necesario mencionar, que la fuente de los problemas diarios en nuestra vida cotidiana y en los diferentes ámbitos reside en el contenido de nuestro subconsciente, en virtud de que este sector busca, desea, necesita siempre de algo distinto de lo que busca nuestra sector consciente. El sector inconsciente tiene todo un potencial, y ocupa todo un campo de nuestra conciencia de ser del que no disponemos con nuestra mente consciente, y no sólo no disponemos de él, sino que, en general, se contrapone a lo que el sector de la mente consciente desea u intenta hacer en nuestra vida diaria. Lo anterior, se manifiesta en una lucha constante, que se explica por medio de la dualidad o lucha de contrarios, en virtud de que, el material que se guarda en el sector inconsciente muchas cosas de ellas, las hemos reprimido, con razón o sin ella, quizás porque no las creímos buenas.
  • 21. Por lo tanto, estas cosas fueron a parar al subconsciente. Y este sector no tiene una ley ética, como la tiene el consciente. Nuestro subconsciente se rige por el principio del placer, por la necesidad de satisfacer los impulsos o las pasiones del cuerpo sin preocupaciones de ninguna clase de principios o normas éticas o morales. Su ley sería “lo que es agradable y satisfactorio es bueno”. Es en nuestra mente consciente donde residen, los valores éticos y morales. Entonces resulta que por un lado, nuestro subconsciente desea hacer una cosa, y por otro, recibe del consciente la orden de no hacerla, orden que va acompañada de la consiguiente amenaza de castigo o culpa. El subconsciente desea hacer unas cosas, y al mismo tiempo las teme. Esto de por sí ya crea un conflicto interno y una lucha que no cesa tan rápidamente. Como podemos apreciar, el subconsciente existe una gran contradicción, que se manifiesta a través de la dualidad o lucha de contrarios. En la medida que nosotros hemos vivido cosas negativas, se crea en nosotros la necesidad de vivir las cosas opuestas, es decir, las de carácter positivo. Por ejemplo, si nos hemos sentido humillados o inseguros en nuestra relaciones sociales o en algún ámbito de la vida diaria, entonces hay una parte de mí que me dice, que debo sentirme fuerte, ensalzado, seguro se sí mismo. Cabe mencionar, que la sociedad condena el orgullo, el afán de poder – aunque por otra parte, lo admire y lo premie-, y como hemos aprendido este criterio social, hay en nosotros, es decir, en nuestro subconsciente, un tremendo conflicto, el cual se manifiesta en una contradicción entre nuestros sentimientos de inferioridad y la incapacidad de resolverlos por causa de esta censura interna. Sin embargo, como toda esta lucha se da en el nivel del subconsciente no nos damos cuenta de ello. Solo nos damos cuenta de que queremos algo y no podemos conseguirlo. No vemos que, de hecho, una parte de nosotros no lo quiere. Podríamos decir, que es un conflicto de voluntades, en realidad es un conflicto de ideas, y por tanto, esto afecta nuestra sinceridad, y nuestra espontaneidad.
  • 22. Cuando intentamos ser nosotros mismos, cuando queremos realizar algo, es decir, cuando tratamos de afirmarnos, la idea de negación inherente al conflicto no lo impide de forma inmediata, sin que nos demos cuenta de ello. Así, es como se origina este conflicto eterno, y permanente, cada día de nuestras vidas en cada una de las personas en cualquier parte del mundo, sin importar sus creencias, razas, posiciones sociales y económicas. Como podemos apreciar, afecta nuestras actitudes, las cuales no son más que reflejos de nuestra contradicción mental, nacida en el subconsciente. Sin embargo, es importante mencionar, que el subconsciente cuenta con un potencial fabuloso, no obstante vivimos como un auténtico lastre en nuestra capacidad de hacer consciente. Ahora bien, pretender luchar contra este lastre a partir del sector de la mente consciente es una batalla que la tenemos perdida, es decir, nunca se convertirá en victoria, debido a que nuestro subconsciente es con mucho el más poderoso de los sectores de la mente humana. Lo no anterior no significa que debemos claudicar y rendirnos ante el ego o el subconsciente, es decir, frente a los condicionamientos que cargamos consigo mismos como producto de la endoculturación y reforzados desde la primera infancia hasta nuestra edad actual, sino que hemos de aprender un modo de descubrir, de contactar, de modificar, de armonizarnos con este valioso potencial que reside y se ubica en nuestro subconsciente. La mente consciente y el subconsciente es la expresión de las ideas (pensamientos) que hemos ido acumulando y manteniendo en nuestro interior durante mucho tiempo. Por lo tanto, si cambiamos estas ideas (patrones de pensamiento y de emociones), creencias, prejuicios, etc., cambiará entonces nuestra capacidad de sentirnos en armonía y en una unidad, y así de esta manera, disfrutaremos de nuestra capacidad de hacer y de vivir plenamente todas las situaciones de cualquier índole que se nos presenten en la vida. Reconozcamos, que la mente subjetiva es la que determina los cambios en la mente objetiva, o sea en la mente que percibe las cosas. Cuando lo subjetivo empieza a ser autoconsciente, entonces lo subjetivo, la mente interna, individual, se convierte en la causa.
  • 23. Es decir, por ejemplo, si mantengo una idea de éxito, si la mantengo de una forma positiva y con una postura interior (actitud positiva), y además le insuflo un fuerte sentimiento, es decir, no como una idea vacía y hueca, sino claramente sentida, viva, esto hace que en el exterior se ponga en marcha lo que responde a esta idea o pensamiento, y tarde o temprano se manifestara. Lo anterior nos permite comprender que cada persona en el momento que se da cuenta de que como ser vivo está en relación constante con la mente universal –porque está hecho exactamente de la misma naturaleza- vemos que es posible producir unos cambios internos que vayan mucho más allá del límite de la persona concreta, y así de esta manera se logre aprovechar todo el potencial latente que yace en el interior del ser humano. Las emociones y su relación con la vida cotidiana. Las reacciones emocionales que nos dominan son una de las causas más comunes por las que caemos en estados de ánimo negativos y nos desbordan los problemas en los diferentes ámbitos de la vida. Tanto en nuestra vida personal como en la profesional, estas circunstancias adversas afectan nuestras relaciones personales y sociales, en virtud de que influyen en nuestro bienestar y a veces incluso atacan y deterioran la salud emocional y física en las personas. Con mucha frecuencia nos encontramos con la siguiente disyuntiva: si experimentamos y expresamos nuestras emociones, es fácil que lastimemos a otros. Si las reprimimos, nos arriesgamos a lastimarnos a nosotros mismos. Por lo tanto, debemos aprender cómo comprender las raíces de nuestras emociones, debemos a aprender cómo se desarrollan y a encontrar la calma interior y la sabiduría incluso en situaciones difíciles en cada momento de nuestra vida diaria. Si el ser humano es capaz de comprender las raíces de las emociones y de los pensamientos, entonces tendrá la capacidad de transformar la conciencia de sí mismo, logrando la calma interior y la sabiduría incluso en situaciones difíciles. Para Carlos Darwin (1856), la emoción es el mecanismo fundamental que poseen todos los seres vivos para orientarse en su lucha por la supervivencia y la adaptación al medio ambiente.
  • 24. Por ejemplo, los animales compiten para sobrevivir. Por lo tanto, sobreviven y se reproducen las especies más fuertes y aquellas que cuentan con el equipamiento (capacidades) adecuado. Por ello en la lucha por la existencia algunas variedades de animales sobreviven mejor que otras. Con respecto a las emociones, Wurkmin planteó que siendo la vida (existencia humana) y la supervivencia lo positivo para un ser vivo, la emoción es el resultado de una medida (valoración) subjetiva de la posibilidad o probabilidad de supervivencia del organismo en una situación dada o frente a unos estímulos determinado. Con respecto a las líneas anteriores, es conveniente mencionar, que la emoción informa al organismo acerca de la favorabilidad de cada situación. Diríamos, pues, que la emoción se comporta como una variable de estado intensiva, es decir, en donde el valor total es igual al promedio de las partes. Por lo tanto, sólo en la medida en que seamos capaces de reconocer, distinguir, las emociones que nos embargan en una determinada situación, tendremos la capacidad de utilizarlas en nuestro provecho. Comprender nuestras emociones, es una tarea muy importante en nuestra vida, la cual inicia en nuestra niñez. Todos en cualquier parte del mundo, de alguna manera u otra, deseamos desarrollar las habilidades empáticas y así de esta manera, establecer un verdadero contacto con los demás en la mejor manera posible, y desarrollar competencias sociales. Prestar diariamente atención a las habilidades empáticas, a través de ponernos en el lugar del otro, intentar comprender qué sentimientos nos aquejan o motivan, y así de esta manera aprender a escuchar los sentimientos propios y comprender los de los demás, esto forma parte de la antesala de la toma de decisiones fundamentadas en los principios éticos y morales. Por ejemplo, desde la perspectiva filosófica de Aristóteles (384-322 A.C.), todos los seres vivos también tienen la capacidad de sentir es decir, perciben y tienen emociones con el mundo de su entorno, y la capacidad de moverse en la naturaleza. No obstante, los seres humanos tienen además de la capacidad de pensar o razonar y de sentir. Una facultad adicional, la cual se ha desarrollado a
  • 25. través del tiempo, esta facultad única en la especie humana, es la conciencia de sí mismo, la cual le permite a la persona organizar y ordenar las sensaciones en varios grupos y clases, y categorías para una mejor interpretación de los estímulos, que recibe a través del cuerpo provenientes del medio ambiente por medio de los órganos de los sentidos. La conciencia de sí mismo, es la facultad espiritual, que le permite al hombre reflexionar y auto descubrir, los detalles que aparecen en su conducta de su vida, y le permite, cambiar el rumbo de su destino, cuando este sea necesario hacerlo para su beneficio propio y de los demás. Por lo tanto, el ser humano tiene sentimientos, emociones y pensamientos, y así mismo, la capacidad de moverse como los animales en la lucha por la sobrevivencia y la adaptación a las diferentes condiciones del medio ambiente. Pero además de lo anterior, el ser humano tiene una capacidad, que solamente se encuentra en su especie, y es la de pensar racionalmente, es decir, elaborar juicios, hipótesis con antelación ante una situación o problema, y sobre todo, de estar o adquirir un nivel o estado de conciencia de las cosas, que le suceden y que experimenta en su vida diaria. Como podemos apreciar en las líneas anteriores, son muy interesantes las conclusiones a las que llego Aristóteles, al comprender que el ser humano está conformado tanto por su parte racional como irracional, es decir, es una unidad integrada en las que las emociones, cumplen una función importante; por esta razón, se considera el precursor de una teoría cognitiva de las emociones. Con esto nos damos cuenta que, el ser es: cuerpo, alma y espíritu. Por lo tanto, es necesario mencionar, que todo lo que te sucede y tienes en la vida hasta el momento, depende de la naturaleza y calidad de las emociones y pensamientos, en virtud de que, estos elementos forman las actitudes que la persona, ha construido y albergado durante cada situación o experiencia a lo largo de su vida. Por ejemplo, algunas personas adoptan actitudes de infelicidad, porque no saben comprender o interpretar que es lo que están pensando y sintiendo, pero en todo ser humano existe la aspiración de ser completamente feliz. Nadie suspira por sufrir constantemente, todos estamos creando el sufrimiento porque no sabemos lo que estamos haciendo, al no comprender las raíces de las emociones y de los pensamientos (actitudes).
  • 26. Recordemos que a cada estado de nuestro organismo le corresponde una emoción, que es más positiva cuando se trata de un estado más saludable, más orientado hacia la vida (orexis), y es más negativa cuando nuestro estado se acerca más a la enfermedad y la muerte (anorexis). Pero, como todo proceso de medida, las emociones están sujetas a errores que acaban perjudicando al organismo que las experimenta. Lo anterior permite y ayuda a entender, de manera consciente algunos de los procesos, a los cuales se ve sometido el sujeto durante su interacción en la sociedad y en el mundo entero a través de las diferentes esferas de acción tales como: el trabajo, la escuela, la familia, el medio ambiente, etcétera; van modificando los esquemas iniciales a lo largo del desarrollo biológico de las personas. No obstante, no debemos de olvidar, que la construcción de esquemas mentales y afectivos, son muy importantes, en virtud de que, esto facilita en gran medida al desarrollo del pensamiento y del razonamiento para actuar con mayor eficiencia y eficacia, ante las diversas situaciones que se le presenten a la persona en la vida cotidiana. Para cerrar este apartado, es importante mencionar, que pensadores de corte cristiano, como San Agustín (354-430) y Santo Tomás (1224) en la época medieval, rescataron la importancia de las emociones, en virtud de que, en su momento comprendieron, como éstas pueden modificar la conducta del hombre, es especial la voluntad. La conclusión anterior a la que llegaron, estos dos teólogos y filósofos cristianos, se basa en que siendo nuestro mundo físico y social, un lugar deseable donde siempre lo mejor, que debemos elegir conscientemente, es hacer el bien, por difícil que sea, y hasta donde sea posible apartarse del mal, esta conducta última, esta siempre haciéndole invitaciones al hombre y se encuentra muy cerca de su camino hacia donde quiere que se dirija. Por su parte, estos dos estudiosos encontraron que, la voluntad juega un papel muy importante, y en su apoyo, surge una lista de emociones mediadoras como son la alegría, la esperanza, el amor, o sus opuestos: el miedo, el temor, la desconfianza, y el odio. Por su parte Pascal, en relación con las líneas anteriores, insistía en el valor de los sentimientos como fuentes de conocimiento, y afirmaba que los actos voluntarios del hombre pasan necesariamente por el tamiz de las emociones.
  • 27. Siguiendo esta línea abierta por Blaise Pascal (1623-1662), en su caso Immanuel Kant (1724-1804), fue uno de los primeros filósofos, que reconoció el significado y la función biológica de las emociones antes que lo hiciera y los demostrará por medio de la expedición, que emprendió en las islas Galápagos, el investigador inglés Carlos Darwin en 1856. La observación y la auto-observación de sí mismo Hoy en día, aun se puede apreciar que, la educación formal, la ciencia, la religión organizada, la propaganda y la política han fracasado. Ellas no nos han traído paz, aun cuando el hombre ha progresado tecnológicamente en forma increíble. Éste, sin embargo, continúa tal como ha sido por muchos años: pendenciero, codicioso, envidioso y agobiado por grandes sufrimientos. Por lo tanto, hoy más que nunca urge de manera inmediata examinar qué haremos, en un mundo tan perturbado, tan brutal, tan completamente infeliz, tenemos que examinar no sólo que es el vivir, pero antes de ello, es importante conocernos a nosotros mismos por medio de la auto- observación de sí mismo. Tenemos que comprender la totalidad de la existencia, no simplemente una parte de ella, no importa lo tediosa, lo agonizante, lo brutal que esa parte sea, tenemos que ver el cuadro total. Tenemos que comprender el fenómeno de la existencia como un todo, y sólo así de esta manera sabremos hacia donde nos dirigimos. Por ejemplo, la imagen que cada uno de nosotros hemos construido de él o ella, o sobre nosotros mismos siempre va a ser un estorbo para mirar. Por lo tanto, cuando mira hay distorsión, surge la contradicción. De manera que para mirar realmente, tiene que haber relación entre el observador y la cosa observada. Cuando alguien tiene interés de algo, realmente lo observa muy de cerca, lo cual significa que esta movido por un gran afecto, entonces es capaz de observar. Así, pues, mirar significa observar con cuidado, con afecto, de manera que juntos veamos lo que realmente es, pero para ello, es necesario estar libres
  • 28. de la imagen que tenemos de nosotros mismos, y así también de la identificación. Por lo tanto, debemos hacer lo posible para que todos los prejuicios desaparezcan, y estos desaparecen tan pronto, ve claramente lo que está frente a usted, porque lo que uno ve, es mucho más importante, que lo que debe hacer en relación con lo que ve. Cuando se ve con claridad, sin el ego esa claridad actúa. Solo la mente caótica, confusa, que selecciona, es la que pregunta. Es muy importante, aprender a ver, a observar. ¿Y qué es lo que observamos? No es únicamente el fenómeno externo, sino también el estado interno del hombre. De manera que, sólo nos interesa averiguar, si el hombre, tal como es, puede transformarse radicalmente a sí mismo, no de acuerdo con una teoría o filosofía en particular, sino viendo realmente lo que es. Tenemos que observar y ver por nosotros mismos, lo que realmente somos. Para ello, es necesario conocernos a nosotros mismos. Se ha mencionado, que el conocimiento de uno mismo, es la más alta sabiduría, pero pocos lo hemos logrado. No tenemos la paciencia, la intensidad o la pasión, para averiguar lo que somos. En nuestro interior vive un cordero y un lobo. Es decir, el sector consciente e inconsciente. Tenemos que vivir libremente –no para hacer lo que nos guste, sino para vivir felices jubilosos. Un hombre que tiene el corazón lleno de júbilo no siente odio, ni violencia, ni acarreara la destrucción de otro. Ser libre significa que no hay condenación, en forma alguna, de lo que vemos en nosotros mismos. Es decir, la mayoría de nosotros condenamos o interpretamos, o justificamos; nunca miramos sin justificar o condenar. Para ello, es importante observar sin condenar en forma alguna. Sin elaborar juicio alguno al respecto. Lo anterior, no es tan fácil, porque toda nuestra cultura, nuestra tradición consiste en comparar, justificar o condenar lo que somos. Siempre estamos comparándonos con los demás. Como podemos apreciar, cada día en nuestras actividades diarias, utilizamos la lucha de los contrarios (dualidad), sin darnos cuenta de ello, este hecho nos impide observar, lo que realmente somos. Esto es, debido al Ego.
  • 29. Recordemos que somos seres vivos, y cuando condenamos, lo que vemos en nosotros mismos, y además, lo hacemos desde un recuerdo que está muerto, que es el pasado. Por lo tanto, para comprender lo que está vivo, el pasado tiene que desvanecerse, de manera que podamos observar tal como son las cosas. Puesto que, cuando se hace uso de la memoria o la propia experiencia, eso es el pasado. Y si estamos mirando por el presente con los ojos del pasado, y así nunca comprenderemos, lo que es la cosa viva. Cuando hayamos comprendido la violencia en nosotros mismos, puede que entonces, no sea necesario observar la externa, porque lo que somos internamente, es lo que proyectamos fuera. Esa violencia en nosotros mismos, es el resultado de la propia naturaleza, de la herencia o de la llamada evolución de la humanidad, que viene desde la más remota antigüedad. Recuérdese que, miles y miles de años, que cargamos en nuestro inconsciente colectivo un conflicto interno. Es importante enfatizar, que la descripción no es la cosa descrita, la explicación no es lo explicado. El verdadero conocimiento, no es parte del pensamiento, es decir, no requiere del pensamiento, este se obtiene de manera directa. Reconozcamos, que desde la niñez a cada uno de nosotros a diferencia de los tipos de familia a la que pertenecemos, cada una de ellas de alguna u otra forma, nos educan para ser violentos, competidores, brutales unos con otros, sin que se percaten de ello, quienes nos crían y educan. Toda nuestra existencia tiene sus raíces en el pasado; nuestra vida es el pasado. Todo pensamiento –lo que examinamos diariamente- es la respuesta del pasado, la respuesta de la memoria, del conocimiento y de la experiencia. De modo que, el pensamiento nunca es nuevo, nunca es libre. Con este proceso de pensar es que miramos la vida diaria. Cuando miramos como un fragmento, que mira otros fragmentos, entonces ese fragmento ha asumido autoridad, y ese fragmento, causa contradicción y, por lo tanto, conflicto. Pero si podemos mirar, sin fragmento alguno, entonces observamos la totalidad, sin el observador o censor. Nosotros somos el conflicto y es con el conflicto que vivimos. ¿Cuál es la raíz del conflicto, es decir, cual es la causa del conflicto?
  • 30. Es muy importante, que comprendamos por nosotros mismos, que veamos, mediante la propia observación, que el conflicto existirá eternamente mientras haya división entre el observador y lo observado (polaridad). Mientras continúe esa lucha incesante entre el contenido del sector de la mente consciente y el subconsciente (aparato psíquico), siempre estaremos fragmentados en nuestro interior (Ley del Péndulo). Por lo tanto, significa que, uno mismo ve muy claramente, sin selección, la forma en que esa división entre el observador y lo observado crea malestar, confusión y sufrimiento, esta polaridad o lucha de contrarios, es lo que debemos de entender. Mientras no se comprenda este conflicto, el hombre sufrirá. Vivirá inmerso en el conflicto, en el dolor y el sufrimiento. Lo cual significa que debemos estar libres del pasado. Para mirar necesitamos gran energía, debemos tener intensidad. Sin pasión no podemos mirar. A menos que, tengamos gran pasión e intensidad, no podemos mirar la belleza de una nube, o las maravillosas montañas que existan en algún lugar. De la misma manera, para poder mirarse uno mismo. sin el observador (polaridad o lucha de contrarios), se requiere una pasión y energía tremendas. Y esa pasión, esa intensidad se destruye cuando comenzamos a condenar, a justificar o criticar, cuando decimos: no debo. De manera, que la primera cosa es observar sin el observador (censor); mirar la esposa, los hijos, sin la imagen. La imagen puede que sea superficial, o que esté escondida en lo inconsciente; por eso tenemos que observar no sólo la imagen que hemos construido externamente, en los abismos profundos del ser –la imagen de la raza, de la cultura, la perspectiva histórica de la imagen que tenemos de nosotros mismos. Debemos de observar, pues, no solo en el nivel consciente, sino también en el nivel oculto, en los lugares más recónditos de nuestra propia mente. Como podemos apreciar tenemos un gran trabajo. Parte de nuestro trabajo consiste en averiguar cómo mirar lo inconsciente, pero no a través de sueños, ni por medio de la intuición, porque su intuición puede ser su anhelo, su deseo, su esperanza oculta. Una forma de mirar es en el silencio.
  • 31. Tenemos que darnos cuenta no solo de las cosas externas (mundo concreto), sino también del movimiento interno de la vida (mundo subjetivo), del movimiento interno de los deseos, motivos ansiedades, temores, sufrimientos. Desde luego, darnos cuenta sin elección es darnos cuenta del color de la ropa que alguien usa, sin decir me gusta, o no me gusta, sino simplemente observar; mientras estamos sentados en algún lugar debemos de observar el movimiento de nuestro propio sentimiento, sin condenar, sin justificar, sin elegir. Cuando miramos de ese modo, vemos que no existe el observador. Puesto que, el observador es el censor, que depende del pasado, y cuando el pasado mira, es inevitable que separe, condene o justifique un hecho o una acción determinada. Los seres humanos vivimos en el pasado, porque el pasado siempre está dirigiendo y moldeando el presente y el futuro. Los recuerdos del pasado lo obligan a actuar de esta o de aquella manera sin que nos demos cuenta. Por lo tanto, vivir en el pasado es estar libre del tiempo; y cuando usted dice si, está introduciendo el tiempo. Y el tiempo constituye el más grande sufrimiento. Nuestro problema es no dividir, sino ver la totalidad, no ver un fragmento en particular como lo consciente o como lo inconsciente. El ver la totalidad es una de las cosas más difíciles de hacer, mientras que ver un fragmento es bastante fácil. Para ver algo como un todo, lo cual significa verlo cuerdamente, sanamente, completamente, no podemos mirar desde un centro – el centro se manifiesta como el yo, el tú, el ellos, el nosotros. A menos que la mente (la psiquis humana) este absolutamente libre del temor (miedo y angustia), entonces toda clase de acción engendra más perjuicio, mas desdicha, más confusión. Esto nos hace ser miserables. Para aprender tiene que haber libertad, un gran interés, y tiene que haber intensidad, pasión y urgencia. No puede aprender si les falta pasión o energía para investigar. Si existe cualquier clase de prejuicio, cualquier predisposición de agrado o desagrado, de condenación, no es posible aprender, porque entonces uno meramente distorsiona lo que observa.
  • 32. A menos que, la mente esté absolutamente libre del temor, toda acción genera más perjuicio, más desdicha, más confusión. En cuanto sea posible, debemos de aprender a observarnos a sí mismos. Aunque, es necesario estar alerta de la imaginación, la fantasía, la importancia personal y el diálogo interior. Aunado a esto también tenemos las pasiones y los deseos. En un pasaje del libro de Santiago, Romanos y Tito dice lo siguiente: ¡Oh almas adúlteras! ¿No saben que la amistad del mundo, es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios... (Santiago 4:1-5). ... Porque los que son de la Carne, piensan en las cosas de la Carne; pero, los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la Carne (cuerpo) es Muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz... Así que, hermanos, deudores somos, no a la Carne (el cuerpo y el mundo), para que, vivamos conforme a la Carne (cuerpo y mundo); porque si viven conforme a la carne (el cuerpo y el mundo), morirán; más si por el Espíritu hacen morir la obras de la carne, vivirán (Romanos 8:2-17). En verdad, Dios ha manifestado a toda la humanidad su Gracia, la cual trae salvación, y nos enseña a rechazar, la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo, con justicia, piedad (misericordia) y dominio propio, mientras aguardamos la bendita esperanza, es decir, la glorioso venida de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo. Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y purificar para sí un pueblo elegido, dedicado a hacer el bien (Tito 2:11-15). En otro tiempo, también nosotros éramos necios y desobedientes (insensatos, rebeldes, extraviados; esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros). Estábamos descarriados de pasiones y placeres, vivíamos en la malicia y en la envidia. Éramos detestables y nos odiábamos unos a otros. Pero, cuando se manifestaron la bondad y el amor de Dios nuestro Salvador, él nos salvó, no por nuestras propias obras de justicia, sino por Misericordia... (Tito 3:3-11).
  • 33. Temores físicos y psicológicos ¿Es posible vivir libre del sufrimiento, libre de la ansiedad y la neurosis? Eckhart Tolle en el libro “El poder del ahora”, publicado en Canadá en 1999 menciona que, para lograrlo, sólo tenemos que llegar a comprender nuestro papel de creadores de nuestro dolor, nuestra propia mente causa nuestros problemas, no son los demás, ni el mundo de allá afuera. En nuestra propia mente, con su corriente casí constante de pensamientos; pensando sobre el pasado, preocupándose por el futuro, cometemos el gran error de identificarnos con nuestra mente, de pensar que eso, es lo que somos, cuando de hecho somos seres mucho más grandes. Krishnamurti señala que, existen diversas formas de temores psicológicos, por ejemplo, –miedo a la muerte, miedo a la sociedad, miedo a no ser respetable, miedo a lo que gente pueda decir, miedo a la oscuridad, etcétera. Todos nosotros funcionamos desde un centro de miedo, ansiedad, codicia, placer, desesperación, esperanza, dependencia, ambición, comparación – desde ese centro pensamos y actuamos. Nuestros dioses, nuestras iglesias, nuestra moral se basan en el miedo, y para comprender esto, tenemos que comprender, cómo surge ese miedo. Hemos hecho algo en el pasado y no queremos que otro lo descubra. Esa es una forma de temor. De manera que, tenemos miedo del pasado y del futuro. El miedo surge cuando el pensamiento (recuerdo, memoria) mira atrás a las cosas que han ocurrido en el pasado, o a los acontecimientos, que puede que ocurran en el futuro. El pensamiento es responsable de esto. Los seres humanos, estamos llenos de creencias, supersticiones, todo ello porque estamos llenos de temor, y todo es producto del pensamiento y de la imaginación. El pensamiento es el que crea y sostiene el miedo del ayer y del mañana, y el pensamiento alienta también el placer. El pensamiento, es obviamente la respuesta de la memoria, si no tuviéramos memoria no habría pensamiento. De manera que, el pensamiento no sólo engendra y sostiene el miedo, el placer y el dolor, sino que, el pensamiento es también necesario para funcionar y actuar eficientemente en la vida. Jiddu Krishnamurti, Bhaguán (Osho), Carlos Castaneda y otros autores coinciden.
  • 34. El proceso total del presente, nunca es libre, porque tiene sus raíces en el pasado, el pensamiento nunca es nuevo. No hay libertad en la selección, porque el pensamiento está funcionando cuando seleccionamos. El pensamiento tiene que ser utilizado eficientemente, objetivamente, sin sentimiento o emoción alguna. Desde la niñez se nos educa para ser católicos, protestantes, americanos, o lo que sea. Somos el resultado de propaganda repetida y nosotros continuamos repitiéndola. Somos seres humanos de segunda mano. Para comprender todo esto, uno tiene que observarse a sí mismo. Uno es el resultado del mundo; uno es un ser humano que forma parte de otros seres humanos, quienes tienen los mismos problemas, es decir problemas humanos. En el momento que logremos comprender las causas de nuestros conflictos externos, entonces podrá uno vivir como un ser humano total con una mente individual o mente interior, sin jamás hacer daño alguno. En una dicha interminable, con comprensión y un conocimiento verdadero. Cada palabra que salga de nuestro ser será como un canto de las aves en el paraíso. Por lo tanto, sólo cuando comprendamos el problema del temor en su totalidad, no sustentamos creencia alguna, se la que sea. Entonces la mente humana es feliz y funciona sin distorsión y, por lo tanto, hay gran júbilo, y de ello nace el éxtasis. Para esto tenemos que morir al pasado. Recordemos, que la naturaleza de la mente humana, es estar llena de deseos, llena de pensamientos, que generan sentimientos y emociones. La mente está siempre moviéndose de un sitio a otro, sin parar nunca, sin darnos cuenta de ello. El pasado nos domina a través de los recuerdos y la imaginación. Uno tiene que comprender y aceptar, que la mente humana parlotea, porque la mente pasa de una cosa a otra continuamente, es decir, nunca cesa o para de estar procesando pensamientos, recuerdos de situaciones que han sucedido o sucesos que pueden ocurrir en el futuro. Tenemos muchas experiencias todo el tiempo. Cada experiencia deja una huella; esas huellas se van fortaleciendo día tras día y se convierten en la imagen. Tan pronto alguien nos insulta, ya hemos formado una imagen del otro. O si alguien nos adula, otra vez se forma una imagen.
  • 35. Tenemos que preguntar lo siguiente: ¿Cómo son construidas esas imágenes, y cómo son creadas, por qué deben existir y lo que significa vivir sin esas imágenes? ¿Cómo sería nuestra vida al vivir en recuerdos y pensamientos? Que sería la vida humana en la que no haya imágenes, fórmulas, representaciones que significaría vivir sin ellas. Alguna ocasión, se ha puesto a pensar en esto. Para que una imagen cese, tenemos que comprender primero cómo se forma, es decir, sino reaccionamos emocionalmente, entonces no se forma imagen alguna. Las emociones producen sensaciones. Si cambias las ideas de los patrones cognitivos y afectivos, cambias los estados emocionales, es decir, las siguientes emociones: histeria, enojo, ira, depresión, tristeza, ansiedad, preocupación, autoconcepto, etcétera. En virtud que, producen un estado emocional, el cual se manifiesta en cargas psíquicas o emocionales, y existe mayor probabilidad de construir y transformar la realidad inmediata y circundante, y así se logra, acceder a la felicidad y la alegría que siempre han estado cerca de nosotros. Lo que cada uno de los seres humanos pensamos y sentimos, es lo más importante. Por lo tanto, a cada instante se producen, construyen y proveen pensamientos y sentimientos importantes. Pero la gran mayoría son negativos. Si somos el resultado de nuestros pensamientos y sentimientos (procesos cognitivos y afectivos), entonces se puede mencionar que, los pensamientos y sentimientos (procesos cognitivos y afectivos) guían nuestra forma de ser y nuestro destino (personalidad, carácter, comportamiento, conducta, etcétera) manifestados a través de decisiones y acciones cotidianas. ¿Qué tipos de pensamientos y sentimientos (procesos cognitivos y afectivos) son importantes para construir y generar diariamente, la realidad cotidiana que nos permita comprender y aceptar, la felicidad y la alegría que la existencia proporciona? Todas las cosas o eventos, que se manifiestan a nuestro alrededor, las atraemos por nosotros mismos, a través de nuestros pensamientos y sentimientos (procesos cognitivos y afectivos positivos o negativos), por ello, es importante reconocer, que los pensamientos y sentimientos se transforman y se manifiestan en hechos cotidianos, es decir, en cosas o sucesos diarios en nuestra vida y afectan nuestro destino y bienestar.
  • 36. Cuando estas imaginando algo, estas activando los deseos o intenciones a través de pensamientos (procesos cognitivos) y estos atraen, y construyen una determinada realidad en cualquier de los ámbitos de la sociedad. Por ello, cuando enfocas o intencionas algo con gran intensidad y además lo visualizas como si ya existiera, entonces esa gran pasión y entrega hacen que las cosas o eventos se materialicen y suceden con mayor rapidez. Por ello, es muy importante que con aquello que deseas intensamente seas muy prudente. Puesto que, todas las cosas que imaginas como deseos, anhelos y necesidades, en cualquier momento determinado pueden manifestarse o construirse, es decir, convertirse en realidad. ¿Cómo puede la vida emocional y cognitiva influir en las acciones y actividades cotidianas de una persona, y así mismo en el destino? ¿De qué manera influyen los pensamientos y sentimientos de una persona en la construcción de la realidad cotidiana e inmediata? El origen de todos los problemas del ser humano son las cargas emocionales, los pensamientos habituales, es decir, la historia personal que cargamos consigo desde nuestra primera infancia (niñez) y se refuerza cada día por medio de la imaginación, la fantasía y el diálogo interior. Por ejemplo, la emoción del miedo siempre existe en relación con algo, es decir, no existe por sí mismo. Hay temor de lo que ocurrió (experiencia) ayer (pasado) en relación con la posibilidad de que se repita mañana. Si alguien tuvo dolor; existe el recuerdo (sensación) de ello y no quiere que se repita mañana. El pensar en el dolor de ayer, pensamiento que encierra el miedo de volver a sentir dolor mañana, entonces este recuerdo o experiencia siempre producirá angustia y sufrimiento. De manera que, es el pensamiento (procesos cognitivos: memoria, imaginación, percepción, etcétera) el que genera y construye, el miedo y los sentimientos o emociones en una persona con la ayuda de la imaginación y las fantasías. Por tanto, seamos conscientes de nuestros pensamientos. El pensamiento engendra el temor (sentimiento de miedo), aunque es importante mencionar, que el pensamiento cultiva también el placer y las pasiones placenteras que nos encierran en la comodidad y el conformismo.
  • 37. La idea, la imagen son representaciones mentales o medios, que permiten guardar recuerdos o experiencias en nuestro cerebro, producto de las sensaciones que hemos recibido por medio de los órganos sensoriales. ¿Cuál es la función del pensamiento? ¿Cómo se forma el pensamiento, es decir, cuál es la estructura del pensamiento? Por favor no nos olvidemos que, la memoria mediante el pensamiento y el diálogo interior, alimenta y fortalece el miedo, el temor y todas las actividades cotidianas (sentimientos y emociones) negativas y les da poder. La memoria es el almacén de todos los objetos y de todas las experiencias que ha pasado a través de los órganos sensoriales (mediador) en un sujeto. ¿De qué manera influyen los órganos sensoriales en la decodificación y construcción de la realidad? ¿De qué depende la percepción en la descripción de la realidad? ¿De qué manera influyen las emociones y sentimientos en la construcción y generación de la realidad inmediata en una persona? ¿Por qué y para qué el censor o analizador, juzga, evalúa, condena y justifica? En el momento en que nombramos a través de conceptos algo, lo dividimos, lo fragmentamos, lo apartamos de la totalidad. Para observar el miedo tiene que prestarle atención y cuando está en atención no condena, no juzga, ni evalúa, sino que sencillamente observa. La fuente de la violencia en la sociedad y en el ser humano, es el “yo”, el ego, el yo mismo. Es el contenido de experiencias, que se guardan en el sector de la mente conocido como subconsciente. La lucha cuerpo y mente. Como podemos apreciar, por tanto, la violencia es una forma de energía, es energía utilizada de tal manera, que se convierte en agresión o ira. Es importante comprender, por qué siempre estamos traduciendo la realidad inmediata presente en términos del pasado o bien, del futuro. Por ejemplo, tenemos la imagen de uno mismo o como algo que consideramos deseable, que vale la pena; y usted está insultando esa imagen.
  • 38. Esa imagen, que es lo viejo, es la que responde constantemente en cada ámbito de la vida sin que nos percatemos de ello. El contenido psicológico del subconsciente controla nuestra vida, y provoca constantemente conflictos. ¿De dónde proviene La frustración y la amargura en una persona? Desde la niñez aprendimos a sentirnos culpables y con vergüenza sobre algunas conductas. Por lo tanto, cuando las reprimimos están producen frustración y amargan constantemente nuestros estados de ánimo, por más placenteros que estos sean, siempre estamos insatisfechos de lo que hacemos y logramos. Entonces estas conductas son parte de las heridas del alma. Toda nuestra vida está condicionada y construida a partir de todas las experiencias, sentimientos, emociones y pensamientos pasados. Generalmente, muchos de ellos son de origen negativo. Todo este contenido psicológico forma parte del inventario personal, que cargamos con nosotros desde la primera infancia y constituye, el contenido del subconsciente. Por lo tanto, el origen de todos los problemas del ser humano son las cargas emocionales, los pensamientos habituales, es decir, la historia personal. Únicamente, hasta que no hayamos depuesto todo este material psicológico fuera de nuestro interior, sólo entonces seremos libres y dejaremos de ser esclavos de las circunstancias externas. Dijo Jesús: “el que quiera seguirme niéguese primero a sí mismo, y después tome la cruz” (Lucas 9:23-27). En resumen, es importante mencionar, que es necesario morir a nuestros viejos patrones cognitivos y afectivos, y así de esta manera, brillará el sol en nuestro interior. Únicamente, cuando hayamos sido capaces de transformar el contenido negativo del subconsciente, entonces seremos capaces de amar sin miedo y expectativas. El miedo es oscuridad, y en donde hay luz esta el Amor. Véase Juan 3:3 y 5-7; Efesios 4:17-19, Romanos 6:22-23 y 7:21-25 Las heridas del alma y los defectos del carácter. Las familias y la sociedad en estos últimos cincuenta años, han dejado pasar, es decir, no ha querido atender, dos aspectos muy importantes que afectan la calidad de vida de las personas. Con esto me refiero, a las heridas del alma y defectos del carácter.
  • 39. Querido lector, desconozco cual sea su edad, no obstante, este tema que quiero abordar y compartir, va dirigido a todas aquellos adolescentes y adultos, que sin darse cuenta desde la primera infancia, han sido lastimados por sus hermanos, familiares, o bien, por sus propios padres de familia. Quiero decirle que, los seres humanos a través de su vida, es decir, durante el desarrollo fisiológico y psicológico, sea cual sea su situación social o económica, todos por igual, en cierto grado, nos vemos afectados y condicionados por nuestra familia, escuela, religión, o por algún partido político. Ante esta situación de socialización o endoculturación, que vivimos desde la primera infancia en la sociedad o comunidad en la que nacimos y vivimos, una gran mayoría de nosotros, no nos damos cuenta de esto, que a través de la convivencia diaria entre un grupo de personas, cada uno en cierto grado, va afectado al otro de manera emocional. Cabe señalar, que una de las emociones básicas, y muy poderosas, es el miedo. Esta emoción afecta a todas las personas, sin distinguir su procedencia socioeconómica. Aún los animales también son afectados. Desde hace más de dos mil años, filósofos como Sócrates (400 A.C.), Platón (370 a.C.) y Aristóteles (330 a.C.), se dieron la tarea de estudiar el origen y las consecuencias, que trae consigo esta silenciosa e importante emoción. Cabe señalar que, el miedo como una emoción básica, produce ansiedad, angustia, temor, desesperación, y a ciertas personas las lleva al suicidio, y a otros a la depresión, o desesperación. Sin lugar a dudas, una gran cantidad de personas en todo el mundo, o en cualquier sociedad que mencionemos tiene como compañía diaria a esta emoción. Es decir, al miedo. Hay quienes tienen miedo de perder el poder político, económico o social, para otros el miedo, les impide realizar un trabajo, o bien dedicarse a una actividad deportiva. En otros casos, el miedo impide que una persona, le exprese sus sentimientos a un ser querido o bien a un amigo o amiga.
  • 40. El miedo tiene una relación muy estrecha con el rechazo, la discriminación, la traición, el fracaso y la autoestima. Las relaciones diarias entre las personas, traen como consecuencia o resultado en ciertos momentos, ciertas heridas emocionales, estas son conocidas también como: heridas del alma. Nadie, absolutamente, nadie esta excento de no ser afectado durante su vida, por alguna, o por varias personas las cuales, debido a sus heridas del alma, sin darse cuenta, lastiman a otras personas con sus acciones o palabras en los momento de la convivencia, sea esta por trabajo, o de manera circunstancial. Para la comprensión de este tema, es importante decir que, las heridas del alma son: el abandono, la injusticia, el desprecio, la discriminación, la humillación, el rechazo y la traición. Las consecuencias, que traen las heridas del alma son: la baja autoestima, la desesperanza, la culpa, la verguenza, y el desprecio a sí mismo y a los demás, el autocompasión, el juzgar a los demás, la soberbia, la altivez, y se pierde la capacidad de razonar de manera creativa. Los casos más graves de las heridas del alma son: el suicidio, la drogadicción, el alcoholismo, el tabaquismo, el homosexualismo, el adulterio, el vacío y la indecisión o falta de madurez intelectual y emocional. Como podemos apreciar, la heridas del alma también logran influir en la conducta de las personas a través de la culpa, la verguenza y la falta de fe o seguridad en la toma de decisiones. Por lo tanto, para mejorar nuestra calidad de vida es necesario e importante desarrollar el poder de la fe, del amor y de la paz interior. Sin estas virtudes supremas es muy difícil que el hombre alcance la felicidad y la dicha o alegría. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. !Ay de los moradores de la tierra y del mar porque el diablo ha descendido en vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo (Apocalipsis 12: 12).
  • 41. Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues, son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos entre los hombres, como primicias para Dios y para el Cordero y en sus bodas, no fue hallada mentira, pues, son sin mancha delante del trono de Dios. (Apocalipsis 14: 4-5). Conozco tus obras; sé que no eres ni frío ni caliente. !Ojalá fueras lo uno o lo otro! Por tanto, como no eres frío ni caliente, sino tibio, estoy por vomitarte de mi boca. Dices: “Soy rico; me he enriquecido y no me hace falta nada”; pero no te das cuenta de cuán infeliz y miserable eres tú. Por eso te aconsejo que de mí compres oro refinado por el fuego, para que te hagas rico; ropas blancas para que te vistas y cubras tu vergonzosa desnudez; y colirio para que te lo pongas en los ojos y recobres la vista. Yo reprendo y disciplino a todos los que amo. Por lo tanto, sé fervoroso y arrepiéntete. Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo (Apocalipsis 3: 14-19). Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago. Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gálatas 2: 18-20). Porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición, pues, escrito está: “Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la ley, para hacerlas”. Y que por la ley ninguno se justifica para con Dios, es evidente, porque: El justo por la fe vivirá; y la ley no es de fe, sino que dice: El que hiciere estas cosas vivirá por ellas. Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero), para
  • 42. que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que, por la fe recibiéramos la promesa del Espíritu. Hermanos, hablo en términos humanos: Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade. Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo. Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa. Porque si la herencia es por la ley, ya no es por la promesa; pero Dios la concedió a Abraham mediante la promesa. Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador. Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno. ¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley. Más la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que, la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes. Pero antes que viniese la fe, estábamos confiados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada. De manera que, la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que, fuésemos justificados por la fe. Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo, pues, como todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús. Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos. Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
  • 43. Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa (Gálatas 3: 1-29). Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo, sino que, está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre. Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo. Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos. Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: !Abba, Padre! Así que, ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo (Gálatas 4: 1-7). Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis uno a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros (Gálatas 5: 14-15). Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que, no hagáis lo que quisiereis. (Gálatas 5: 16-17). Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, envidias, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a esta. Acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Pero lo que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.
  • 44. Estas grandes virtudes nos permiten trascender los defectos de carácter y las heridas del alma. Buscad la verdad y esta los ... Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu. No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros. (Gálatas 5: 18-26). ..., se hicieron cuevas en los montes, y cavernas, y lugares... Pues, sucedía que cuando Israel había sembrado, subían los madianitas y amalecitas, y los hijos del oriente contra ellos; subían y los atacaban. Y acampando contra ellos, destruían los frutos de la tierra, hasta llegar a Gaza; y no dejaban qué comer en Israel, ni ovejas, ni bueyes, ni asnos... De este modo empobrecía Israel... (Jueces 6: 1-10). ;... si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieran de sus malos camino; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. Ahora estarán abiertos mis ojos y atentos mis oídos a la oración en este lugar; porque ahora he elegido y santificado esta casa, para que esté en ella mi nombre para siempre; y mis ojos y mi corazón estarán ahí para siempre... (2 Crónicas 7: 12-18). Mas si vosotros os volviereis, y dejareis mis estatutos y mandamientos, que he puesto delante de vosotros, y fuereis y sirviereis a dioses ajenos, y los adorareis, yo os arrancaré de mi tierra que os he dado. Y esta casa que he santificado a mi nombre, yo la arrojaré de mi presencia, y la pondré por burla y escarnio de todos los pueblos... ¿por qué ha hecho así Jehová a esta tierra... (2 Crónicas 7: 19-22). así ha dicho Jehová: Así haré podrir la soberbia de Judá, y la mucha soberbia de Jerusalén. Este pueblo malo, que no quiere oír mis palabras, que anda en las imaginaciones de su corazón, y que, va en pos de dioses ajenos para servirles,
  • 45. y para postrarse ante ellos, vendrá a ser como este cinto, que para ninguna cosa es bueno... (Jeremías 13: 9-16). Pero, oh Jehová de los ejércitos, que juzgas con justicia, que escudriñas la mente y el corazón, vea yo tu venganza de ellos; porque ante ti he expuesto mi causa. (Jeremías 11: 20). Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar. En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor. Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes. (1 Corintios 14: 20-22). Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; sino que, lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios. Y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia (1 Corintios 1: 25-29). Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, que perecen. Mas hablamos sabiduría de Dios, en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria. Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que, sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado por nadie.
  • 46. ... porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo. (1 Corintios 2: 6-16). Ahora ciertamente como ellas sois vosotros; pues, ... Enseñadme, y yo callaré; hacedme entender en qué he errado... ¿Hay iniquidad en mi lengua? ¿Acaso no puede mi paladar discernir las cosas inicuas? (Job 6: 21-30). Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por la fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. Porque por la ira de Dios, se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres, que detienen con injusticia la verdad. Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues, Dios se lo manifestó. Porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues, Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que, no tienen excusa. Pues, habiendo conocido a Dios no le glorificaron con a Dios, ni le dieron gracias, sino que, se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria de Dios incorruptible en semejanza de imagen del hombre corruptible, de aves de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que, deshonraron entre sí sus propios cuerpos, puesto que, cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos, Amén. Por esto, Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues, aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros.
  • 47. Cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibieron en sí mismos la retribución debida a su extravío. Y como ellos, no aprobaron tener en cuanta a Dios, los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen. Estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad, llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedecientes a los padres. Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no solo las hacen, sino que, también se complacen con los que las practican (Romanos 1: 16-32). ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. !Oh almas adulteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios... (Santiago 4: 1-6). El juez Samuel, hijo de Ana, gobernó del año de 1105 a 1020 a.C., y en el año 1043 a.C., fue ungido por Samuel. Saúl, quien se convirtió en rey de Israel. El rey David, comenzó a gobernar en el año 1000 a.C. Desde el año 2000 a.C., el pueblo hebreo se constituyó a partir de 70 personas, que llegaron a Egipto debido a que, en ese entonces, hubo una gran sequía, y esto obligo a este grupo de personas, varios de ellos, es decir, doce de ellos, eran los hijos de Jacobo, y este era hijo de Isaac, e Isaac era hijo de Abraham (Génesis capítulo 28 al 50). Después del año de 1500 a. C., fueron liberados por Moisés con la ayuda de Jehová Dios, puesto que, eran esclavos en Egipto, y ahí tenían 400 años
  • 48. sirviendo a los egipcios. Véase los libros de: Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Son 227 páginas, puesto que, el libro de Génesis tiene cincuenta capítulos, y termina en la página no., 76. Los cinco suman 302 pgs. Después de la muerte de Moisés, este pueblo hebreo fue gobernado por Josué y Galaad, y otros jueces hasta el año de 1043 a.C., esto fue casi 457 años que este pueblo, estuvo gobernado por jueces, y el último fue Samuel. El antepenúltimo fue Isaí. Véase el libro de Jueces, y Samuel. Los jueces que gobernaron al pueblo hebreo fueron Otoniel, Aod, Samgar, Débora/Barac, Gedeón, Tola/Jair, Jefté, Ibzán, Elón, Abdón, y Sansón, entre otros. Esto ocurrió durante más de 283 años. Posteriormente, fue gobernado por reyes, hasta el año de 585 a.C., debido que, este pueblo fue llevado a cautiverio durante 70 años, por el rey Nabucodonosor, y este tenía su reino en Babilonia. Véase Crónicas y Reyes. Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos, y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones (Santiago 4: 7-10). ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad;... Pero la sabiduría que es lo de alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. Y el fruto de justicia se siembra en paz, para aquellos que hacen la paz. (Santiago 3: 13-18). Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia, que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado. Como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed