SlideShare una empresa de Scribd logo

Salvacion

Salvación

1 de 4
Descargar para leer sin conexión
Salvacion
Salvación
Salvación. Tanto el AT como el NT están
centrados en la concepción de la
“salvación”, basada sobre el hecho de
que el hombre, totalmente arruinado por
la caída, y por ello mismo destinado a la
muerte y a la perdición eternas, tiene
necesidad de ser rescatado y salvado
mediante la intervención de un Salvador
divino. Así, el mensaje bíblico se
distingue claramente de una mera moral
religiosa que dé al hombre consejos de
buena conducta o que preconice la
mejora del hombre mediante sus propios
esfuerzos. También se halla a una
inmensa distancia de un frío deísmo, en
el que la lejana divinidad se mantenga
indiferente a la suerte de sus criaturas.
En el Antiguo Testamento
En el AT el Señor se revela como el Dios
Salvador. Éste es, entre una multitud de
otros, Su más entrañable título en
relación con nosotros, el más bello de
ellos (2 S. 22:2-3). Él es el redentor, el
único Salvador de Israel (Is. 25:9; 41:14;
43:3; 11; 49:26), y ello de toda la
eternidad (63:8, 16). Ya en Egipto
empezó a manifestarse en este carácter,
al decir: “Yo soy Jehová… yo os libraré”
(Ex. 6:6). Él liberó a Su pueblo del horno
de aflicción, del ángel exterminador, del
amenazador mar Rojo, y Moisés
exclama, ante todo ello: “Bienaventurado
tú, oh Israel. ¿Quién como tú, pueblo
salvo por Jehová, escudo de tu socorro,
y espada de tu triunfo?” (Dt. 33:29). No
se trata de los miles de medios que
emplea Dios, sino que es el mismo Dios,
Su presencia,
Su intervención victoriosa, lo que salva (1 S.
14:6; 17:47). David exclama: “Dos mío… el
fuerte de mi salvación” (2 S. 22:3). ¿Quién es
el que puede resistir, cuando Dios se levanta
para salvar a todos los mansos de la tierra?
(cfr. Sal. 76:8-10). Él salva a Sus hijos,
frecuentemente rebeldes, a causa de Su
nombre, para manifestar Su poder (Sal.
106:8). El profeta puede decir a Sion: “Jehová
está en medio de ti, poderoso, él salvará”
(Sof. 3:17), y el salmista no deja de ensalzar
la salvación de Dios (Sal. 3:8; 18:46; 37:39;
40:17; 42:5; 62:7; 71:15; 98:2-3, etc.). Esta
salvación comporta además todas las
liberaciones, tanto terrenas como espirituales.
El Señor salva de la angustia y de las
asechanzas de los malvados (Sal. 37:39;
59:2); Él salva otorgando el perdón de los
pecados, dando respuesta a la oración,
impartiendo gozo y paz (79:9; 51:12; 60:6;
18:27; 34:6, 18). Sin embargo, el Dios
Salvador, en el Antiguo Pacto, no se
manifiesta aún de una manera plena; se halla
incluso escondido (Is. 45:15).
El Señor responde a la humanidad
sufriente que le pide romper los cielos y
descender en su socorro: “Esforzaos… he
aquí que vuestro Dios viene… Dios mismo
vendrá, y os salvará” (35:4).
En el Nuevo Testamento
Cristo es ya de entrada presentando como
el Salvador, y no sólo como un Maestro,
amigo o modelo de conducta. El ángel dice
a José: “Llamarás su nombre Jesús
(Jehová salva), porque Él salvará a su
pueblo de sus pecados.” Zacarías bendijo
al Señor por haber levantado “un poderoso
Salvador” (Lc. 1:69). No hay salvación en
nadie más (Hch. 4:12). Jesús es el autor
de nuestra Salvación (Hch. 2:10; 5:9). Dios
envió a Su hijo como salvador del mundo
(1 Jn. 4:14), no para condenar al mundo,
sino para que el mundo sea salvo por Él
(Jn. 3:17; 12:47). El Hijo del Hombre vino a
buscar y a salvar lo que se había perdido
(Lc. 19:10);
vino, no para perder las almas de los
hombres, sino para salvarlas (9:56). La
verdadera dicha es la alcanzada por
aquellos que pueden exclamar:
“Sabemos que verdaderamente éste es
el Salvador del mundo, el cristo” (4:42).
En el Nuevo Pacto, el término de la
salvación se aplica casi exclusivamente
a la redención y a la salvación eterna. La
salvación viene de los judíos (Jn. 4:22).
El Evangelio es la palabra de salvación
predicada en todo lugar (Hch. 13:26;
16:17; 28:28; Ef. 1:13); es poder de Dios
para salvación de todo aquel que cree
(Ro. 1:16). La gracia de Dios es la fuente
de la salvación (Tit. 2:11), que está en
Jesucristo (2 Ti. 2:10). Dios nos llama a
que recibamos la salvación (1 Ts. 5:9; 2
Ts. 2:13). Es confesando con la boca
que
Llegamos a la salvación (Ro. 10:10);
tenemos que ocuparnos en nuestra
salvación con temor y temblor (Fil. 2:12).
Somos guardados por el poder de Dios
mediante la fe para alcanzar la salvación
(1 P. 1:5; 9). Mientras tanto, esperamos
al Salvador, al Señor Jesucristo (Fil.
3:20), por cuanto se acerca el momento
en que se revelará plenamente la
salvación conseguida en el Calvario (Ro.
13:11); ap. 12:10). No escapará el que
menosprecie una salvación tan grande
(He. 2:3). Al único y sabio Dios, nuestro
salvador, sea gloria y majestad, imperio
y potencia, ahora y por todos los siglos
(Jud. 25).
Diccionario Bíblico Ilustrado Vila-Escuain

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Cristologia 02 venida del hijo de Dios
Cristologia 02 venida del hijo de DiosCristologia 02 venida del hijo de Dios
Cristologia 02 venida del hijo de Diosptrinidad1981
 
Cristologia 02 venida del hijo de dios
Cristologia 02 venida del hijo de diosCristologia 02 venida del hijo de dios
Cristologia 02 venida del hijo de diosteresajornet2011
 
El reino de los cielos 2
El reino de los cielos 2El reino de los cielos 2
El reino de los cielos 2James Arteaga
 
La doctrina de la salvacion
La doctrina de la salvacionLa doctrina de la salvacion
La doctrina de la salvacionDimas Castillo
 
Cuál es la voluntad de Dios para su vida
Cuál es la voluntad de Dios para su vidaCuál es la voluntad de Dios para su vida
Cuál es la voluntad de Dios para su vidanewinjesus
 
La Salvación, Parte 1
La Salvación, Parte 1La Salvación, Parte 1
La Salvación, Parte 1Tito Ortega
 
LECCIÓN 4 MORAL Nuestro único Dios.pptx
LECCIÓN 4 MORAL Nuestro único Dios.pptxLECCIÓN 4 MORAL Nuestro único Dios.pptx
LECCIÓN 4 MORAL Nuestro único Dios.pptxJuan Manuel Sánchez
 
El reino de los cielos 1
El reino de los cielos 1El reino de los cielos 1
El reino de los cielos 1James Arteaga
 
Mayordomía en el diezmo
Mayordomía en el diezmoMayordomía en el diezmo
Mayordomía en el diezmoPatricio Castro
 
asambleas de Dios doctrina
asambleas de Dios doctrinaasambleas de Dios doctrina
asambleas de Dios doctrinaNielim Uzcategui
 

La actualidad más candente (20)

Cristologia 02 venida del hijo de Dios
Cristologia 02 venida del hijo de DiosCristologia 02 venida del hijo de Dios
Cristologia 02 venida del hijo de Dios
 
Cristologia 02 venida del hijo de dios
Cristologia 02 venida del hijo de diosCristologia 02 venida del hijo de dios
Cristologia 02 venida del hijo de dios
 
La Persona del Espíritu Santo
La Persona del Espíritu SantoLa Persona del Espíritu Santo
La Persona del Espíritu Santo
 
2. bendicion-a-la-iglesia
2. bendicion-a-la-iglesia2. bendicion-a-la-iglesia
2. bendicion-a-la-iglesia
 
El reino de los cielos 2
El reino de los cielos 2El reino de los cielos 2
El reino de los cielos 2
 
Anuncio del reino
Anuncio del reinoAnuncio del reino
Anuncio del reino
 
Muerte y resurrección
Muerte y resurrecciónMuerte y resurrección
Muerte y resurrección
 
La doctrina de la salvacion
La doctrina de la salvacionLa doctrina de la salvacion
La doctrina de la salvacion
 
El Espíritu y la Palabra
El Espíritu y la PalabraEl Espíritu y la Palabra
El Espíritu y la Palabra
 
Cuál es la voluntad de Dios para su vida
Cuál es la voluntad de Dios para su vidaCuál es la voluntad de Dios para su vida
Cuál es la voluntad de Dios para su vida
 
La Salvación, Parte 1
La Salvación, Parte 1La Salvación, Parte 1
La Salvación, Parte 1
 
LECCIÓN 4 MORAL Nuestro único Dios.pptx
LECCIÓN 4 MORAL Nuestro único Dios.pptxLECCIÓN 4 MORAL Nuestro único Dios.pptx
LECCIÓN 4 MORAL Nuestro único Dios.pptx
 
2015 02-12 Jesús en Jerusalén
2015 02-12 Jesús en Jerusalén2015 02-12 Jesús en Jerusalén
2015 02-12 Jesús en Jerusalén
 
Sesion 10: ¡LAS PRIMERAS COSAS PRIMERO! (HAGEO)
Sesion 10: ¡LAS PRIMERAS COSAS PRIMERO! (HAGEO)Sesion 10: ¡LAS PRIMERAS COSAS PRIMERO! (HAGEO)
Sesion 10: ¡LAS PRIMERAS COSAS PRIMERO! (HAGEO)
 
El reino de los cielos 1
El reino de los cielos 1El reino de los cielos 1
El reino de los cielos 1
 
La divinidad del Espíritu Santo
La divinidad del Espíritu SantoLa divinidad del Espíritu Santo
La divinidad del Espíritu Santo
 
Mayordomía en el diezmo
Mayordomía en el diezmoMayordomía en el diezmo
Mayordomía en el diezmo
 
Las escrituras
Las escriturasLas escrituras
Las escrituras
 
asambleas de Dios doctrina
asambleas de Dios doctrinaasambleas de Dios doctrina
asambleas de Dios doctrina
 
Doctrina 8
Doctrina 8Doctrina 8
Doctrina 8
 

Destacado

Doctrina de la salvación, sandra matus s.
Doctrina de la salvación,  sandra matus s.Doctrina de la salvación,  sandra matus s.
Doctrina de la salvación, sandra matus s.ALFONSINA MATUS
 
Lo que es la salvación
Lo que es la salvaciónLo que es la salvación
Lo que es la salvaciónRaul Ccrs
 
Doctrina de la salvación, sandra matus
Doctrina de la salvación, sandra matusDoctrina de la salvación, sandra matus
Doctrina de la salvación, sandra matusALFONSINA MATUS
 
Soteriologa 8
Soteriologa 8Soteriologa 8
Soteriologa 8javanacal
 
DOCTRINA DE LA SALVACION
DOCTRINA DE LA SALVACIONDOCTRINA DE LA SALVACION
DOCTRINA DE LA SALVACIONjorge hernandez
 
Que Es La Salvacion
Que Es La SalvacionQue Es La Salvacion
Que Es La Salvacionantso
 
La Salvacion y el Libre Albedrio
La Salvacion y el Libre AlbedrioLa Salvacion y el Libre Albedrio
La Salvacion y el Libre Albedrioantso
 
Doctrina "La gracia" IPUC - JARDIN - IBAGUE 2013
Doctrina "La gracia" IPUC - JARDIN - IBAGUE 2013Doctrina "La gracia" IPUC - JARDIN - IBAGUE 2013
Doctrina "La gracia" IPUC - JARDIN - IBAGUE 2013Edison Duarte
 
Teología bíblica y sistemática
Teología bíblica y sistemáticaTeología bíblica y sistemática
Teología bíblica y sistemáticaRafael Suarez
 
Desarrollo psicomotor clase 2. rené castillo flores 2013
Desarrollo psicomotor clase 2. rené castillo flores 2013Desarrollo psicomotor clase 2. rené castillo flores 2013
Desarrollo psicomotor clase 2. rené castillo flores 2013OTEC Innovares
 

Destacado (16)

Doctrina 4
Doctrina 4Doctrina 4
Doctrina 4
 
Doctrina de la salvación, sandra matus s.
Doctrina de la salvación,  sandra matus s.Doctrina de la salvación,  sandra matus s.
Doctrina de la salvación, sandra matus s.
 
Lo que es la salvación
Lo que es la salvaciónLo que es la salvación
Lo que es la salvación
 
Doctrina de la salvación, sandra matus
Doctrina de la salvación, sandra matusDoctrina de la salvación, sandra matus
Doctrina de la salvación, sandra matus
 
Salvación
SalvaciónSalvación
Salvación
 
Soteriologa 8
Soteriologa 8Soteriologa 8
Soteriologa 8
 
DOCTRINA DE LA SALVACION
DOCTRINA DE LA SALVACIONDOCTRINA DE LA SALVACION
DOCTRINA DE LA SALVACION
 
SIGNIFICADO DE SALVACION
SIGNIFICADO DE SALVACIONSIGNIFICADO DE SALVACION
SIGNIFICADO DE SALVACION
 
Que Es La Salvacion
Que Es La SalvacionQue Es La Salvacion
Que Es La Salvacion
 
La Salvacion y el Libre Albedrio
La Salvacion y el Libre AlbedrioLa Salvacion y el Libre Albedrio
La Salvacion y el Libre Albedrio
 
Salvacion
SalvacionSalvacion
Salvacion
 
Doctrina "La gracia" IPUC - JARDIN - IBAGUE 2013
Doctrina "La gracia" IPUC - JARDIN - IBAGUE 2013Doctrina "La gracia" IPUC - JARDIN - IBAGUE 2013
Doctrina "La gracia" IPUC - JARDIN - IBAGUE 2013
 
Teología bíblica y sistemática
Teología bíblica y sistemáticaTeología bíblica y sistemática
Teología bíblica y sistemática
 
Historia de la salvación
Historia de la salvaciónHistoria de la salvación
Historia de la salvación
 
Desarrollo psicomotor clase 2. rené castillo flores 2013
Desarrollo psicomotor clase 2. rené castillo flores 2013Desarrollo psicomotor clase 2. rené castillo flores 2013
Desarrollo psicomotor clase 2. rené castillo flores 2013
 
Build Features, Not Apps
Build Features, Not AppsBuild Features, Not Apps
Build Features, Not Apps
 

Similar a Salvacion

Soteriología.ppt
Soteriología.pptSoteriología.ppt
Soteriología.pptdresoriam
 
Pds I explicacion al proposito eterno de dios para comprender el plan de salv...
Pds I explicacion al proposito eterno de dios para comprender el plan de salv...Pds I explicacion al proposito eterno de dios para comprender el plan de salv...
Pds I explicacion al proposito eterno de dios para comprender el plan de salv...Eliud Gamez Gomez
 
La salvacion parte_1
La salvacion parte_1La salvacion parte_1
La salvacion parte_1jennyanayal
 
La salvacion parte_1
La salvacion parte_1La salvacion parte_1
La salvacion parte_1jennyanayal
 
La salvacion parte_1
La salvacion parte_1La salvacion parte_1
La salvacion parte_1jennyanayal
 
La gracia de dios 2º
La gracia de dios 2ºLa gracia de dios 2º
La gracia de dios 2ºLuis Vogt
 
04 la salvacion
04 la salvacion04 la salvacion
04 la salvacionchucho1943
 
Preparandonos para el rapto
Preparandonos para el raptoPreparandonos para el rapto
Preparandonos para el raptoKevin Torres
 
08 adorad al creador
08 adorad al creador08 adorad al creador
08 adorad al creadorchucho1943
 
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabática
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela SabáticaLección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabática
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabáticajespadill
 
Soteriología (DOCTRINA DE LA SALVACION).pdf
Soteriología (DOCTRINA DE LA SALVACION).pdfSoteriología (DOCTRINA DE LA SALVACION).pdf
Soteriología (DOCTRINA DE LA SALVACION).pdfMaria Camacho
 
PDF | Lección 12 | Un mensaje que vale la pena compartir | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | Un mensaje que vale la pena compartir | Escuela SabáticaPDF | Lección 12 | Un mensaje que vale la pena compartir | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | Un mensaje que vale la pena compartir | Escuela Sabáticajespadill
 
01 Naturaleza de Dios SEF
01 Naturaleza de Dios SEF01 Naturaleza de Dios SEF
01 Naturaleza de Dios SEFchucho1943
 
Cartilla cuentales a los tuyos familia
Cartilla cuentales a los tuyos familiaCartilla cuentales a los tuyos familia
Cartilla cuentales a los tuyos familiaLAURACAMILA391856
 
Plan de dios de salvacion p inonverso y cristiano by eliud gamez sr
Plan de dios de salvacion p inonverso y cristiano by eliud gamez srPlan de dios de salvacion p inonverso y cristiano by eliud gamez sr
Plan de dios de salvacion p inonverso y cristiano by eliud gamez srEliud Gamez Gomez
 

Similar a Salvacion (20)

Soteriología.ppt
Soteriología.pptSoteriología.ppt
Soteriología.ppt
 
Pds I explicacion al proposito eterno de dios para comprender el plan de salv...
Pds I explicacion al proposito eterno de dios para comprender el plan de salv...Pds I explicacion al proposito eterno de dios para comprender el plan de salv...
Pds I explicacion al proposito eterno de dios para comprender el plan de salv...
 
La salvacion parte_1
La salvacion parte_1La salvacion parte_1
La salvacion parte_1
 
La salvacion parte_1
La salvacion parte_1La salvacion parte_1
La salvacion parte_1
 
La salvacion parte_1
La salvacion parte_1La salvacion parte_1
La salvacion parte_1
 
La gracia de dios 2º
La gracia de dios 2ºLa gracia de dios 2º
La gracia de dios 2º
 
Vida2
Vida2Vida2
Vida2
 
04 la salvacion
04 la salvacion04 la salvacion
04 la salvacion
 
Preparandonos para el rapto
Preparandonos para el raptoPreparandonos para el rapto
Preparandonos para el rapto
 
08 adorad al creador
08 adorad al creador08 adorad al creador
08 adorad al creador
 
Tratado de Teologia Adventista - Salvacion
Tratado de Teologia Adventista - SalvacionTratado de Teologia Adventista - Salvacion
Tratado de Teologia Adventista - Salvacion
 
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabática
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela SabáticaLección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabática
Lección 13 | Joven | El evangelio eterno | Escuela Sabática
 
Soteriología (DOCTRINA DE LA SALVACION).pdf
Soteriología (DOCTRINA DE LA SALVACION).pdfSoteriología (DOCTRINA DE LA SALVACION).pdf
Soteriología (DOCTRINA DE LA SALVACION).pdf
 
ARMADURA II.ppt
ARMADURA II.pptARMADURA II.ppt
ARMADURA II.ppt
 
Sesión: Él murió por nosotros
Sesión: Él murió por nosotrosSesión: Él murió por nosotros
Sesión: Él murió por nosotros
 
Clase 1 salvacion
Clase 1   salvacionClase 1   salvacion
Clase 1 salvacion
 
PDF | Lección 12 | Un mensaje que vale la pena compartir | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | Un mensaje que vale la pena compartir | Escuela SabáticaPDF | Lección 12 | Un mensaje que vale la pena compartir | Escuela Sabática
PDF | Lección 12 | Un mensaje que vale la pena compartir | Escuela Sabática
 
01 Naturaleza de Dios SEF
01 Naturaleza de Dios SEF01 Naturaleza de Dios SEF
01 Naturaleza de Dios SEF
 
Cartilla cuentales a los tuyos familia
Cartilla cuentales a los tuyos familiaCartilla cuentales a los tuyos familia
Cartilla cuentales a los tuyos familia
 
Plan de dios de salvacion p inonverso y cristiano by eliud gamez sr
Plan de dios de salvacion p inonverso y cristiano by eliud gamez srPlan de dios de salvacion p inonverso y cristiano by eliud gamez sr
Plan de dios de salvacion p inonverso y cristiano by eliud gamez sr
 

Más de Francis3333

El primogénito de toda creación
El primogénito de toda creaciónEl primogénito de toda creación
El primogénito de toda creaciónFrancis3333
 
El primogénito de toda creación
El primogénito de toda creaciónEl primogénito de toda creación
El primogénito de toda creaciónFrancis3333
 
Carta a mi amigo judio
Carta a mi amigo judioCarta a mi amigo judio
Carta a mi amigo judioFrancis3333
 
Antel el tribunal
Antel el tribunalAntel el tribunal
Antel el tribunalFrancis3333
 
El Espritu Santo
El Espritu SantoEl Espritu Santo
El Espritu SantoFrancis3333
 
El órden en la familia
El órden en la familiaEl órden en la familia
El órden en la familiaFrancis3333
 
La oración eficaz del justo puede mucho
La oración eficaz del justo puede muchoLa oración eficaz del justo puede mucho
La oración eficaz del justo puede muchoFrancis3333
 
El cuerpo de cristo2
El cuerpo de cristo2El cuerpo de cristo2
El cuerpo de cristo2Francis3333
 
La oracion y el ayuno
La oracion y  el ayunoLa oracion y  el ayuno
La oracion y el ayunoFrancis3333
 
Tipología de Cristo II
Tipología de Cristo IITipología de Cristo II
Tipología de Cristo IIFrancis3333
 
En los tiempos de jesus
En los tiempos de jesusEn los tiempos de jesus
En los tiempos de jesusFrancis3333
 

Más de Francis3333 (20)

El primogénito de toda creación
El primogénito de toda creaciónEl primogénito de toda creación
El primogénito de toda creación
 
El primogénito de toda creación
El primogénito de toda creaciónEl primogénito de toda creación
El primogénito de toda creación
 
Halloween
HalloweenHalloween
Halloween
 
Carta a mi amigo judio
Carta a mi amigo judioCarta a mi amigo judio
Carta a mi amigo judio
 
Parabolas
ParabolasParabolas
Parabolas
 
Regeneracion
RegeneracionRegeneracion
Regeneracion
 
Justificacion2
Justificacion2Justificacion2
Justificacion2
 
Antel el tribunal
Antel el tribunalAntel el tribunal
Antel el tribunal
 
El Espritu Santo
El Espritu SantoEl Espritu Santo
El Espritu Santo
 
Santificacion
SantificacionSantificacion
Santificacion
 
Santificacion
SantificacionSantificacion
Santificacion
 
El órden en la familia
El órden en la familiaEl órden en la familia
El órden en la familia
 
Autoestima
AutoestimaAutoestima
Autoestima
 
Apocalipsis
ApocalipsisApocalipsis
Apocalipsis
 
La oración eficaz del justo puede mucho
La oración eficaz del justo puede muchoLa oración eficaz del justo puede mucho
La oración eficaz del justo puede mucho
 
El cuerpo de cristo2
El cuerpo de cristo2El cuerpo de cristo2
El cuerpo de cristo2
 
La oracion y el ayuno
La oracion y  el ayunoLa oracion y  el ayuno
La oracion y el ayuno
 
Tipología de Cristo II
Tipología de Cristo IITipología de Cristo II
Tipología de Cristo II
 
La familia
La familiaLa familia
La familia
 
En los tiempos de jesus
En los tiempos de jesusEn los tiempos de jesus
En los tiempos de jesus
 

Salvacion

  • 2. Salvación Salvación. Tanto el AT como el NT están centrados en la concepción de la “salvación”, basada sobre el hecho de que el hombre, totalmente arruinado por la caída, y por ello mismo destinado a la muerte y a la perdición eternas, tiene necesidad de ser rescatado y salvado mediante la intervención de un Salvador divino. Así, el mensaje bíblico se distingue claramente de una mera moral religiosa que dé al hombre consejos de buena conducta o que preconice la mejora del hombre mediante sus propios esfuerzos. También se halla a una inmensa distancia de un frío deísmo, en el que la lejana divinidad se mantenga indiferente a la suerte de sus criaturas. En el Antiguo Testamento En el AT el Señor se revela como el Dios Salvador. Éste es, entre una multitud de otros, Su más entrañable título en relación con nosotros, el más bello de ellos (2 S. 22:2-3). Él es el redentor, el único Salvador de Israel (Is. 25:9; 41:14; 43:3; 11; 49:26), y ello de toda la eternidad (63:8, 16). Ya en Egipto empezó a manifestarse en este carácter, al decir: “Yo soy Jehová… yo os libraré” (Ex. 6:6). Él liberó a Su pueblo del horno de aflicción, del ángel exterminador, del amenazador mar Rojo, y Moisés exclama, ante todo ello: “Bienaventurado tú, oh Israel. ¿Quién como tú, pueblo salvo por Jehová, escudo de tu socorro, y espada de tu triunfo?” (Dt. 33:29). No se trata de los miles de medios que emplea Dios, sino que es el mismo Dios, Su presencia,
  • 3. Su intervención victoriosa, lo que salva (1 S. 14:6; 17:47). David exclama: “Dos mío… el fuerte de mi salvación” (2 S. 22:3). ¿Quién es el que puede resistir, cuando Dios se levanta para salvar a todos los mansos de la tierra? (cfr. Sal. 76:8-10). Él salva a Sus hijos, frecuentemente rebeldes, a causa de Su nombre, para manifestar Su poder (Sal. 106:8). El profeta puede decir a Sion: “Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará” (Sof. 3:17), y el salmista no deja de ensalzar la salvación de Dios (Sal. 3:8; 18:46; 37:39; 40:17; 42:5; 62:7; 71:15; 98:2-3, etc.). Esta salvación comporta además todas las liberaciones, tanto terrenas como espirituales. El Señor salva de la angustia y de las asechanzas de los malvados (Sal. 37:39; 59:2); Él salva otorgando el perdón de los pecados, dando respuesta a la oración, impartiendo gozo y paz (79:9; 51:12; 60:6; 18:27; 34:6, 18). Sin embargo, el Dios Salvador, en el Antiguo Pacto, no se manifiesta aún de una manera plena; se halla incluso escondido (Is. 45:15). El Señor responde a la humanidad sufriente que le pide romper los cielos y descender en su socorro: “Esforzaos… he aquí que vuestro Dios viene… Dios mismo vendrá, y os salvará” (35:4). En el Nuevo Testamento Cristo es ya de entrada presentando como el Salvador, y no sólo como un Maestro, amigo o modelo de conducta. El ángel dice a José: “Llamarás su nombre Jesús (Jehová salva), porque Él salvará a su pueblo de sus pecados.” Zacarías bendijo al Señor por haber levantado “un poderoso Salvador” (Lc. 1:69). No hay salvación en nadie más (Hch. 4:12). Jesús es el autor de nuestra Salvación (Hch. 2:10; 5:9). Dios envió a Su hijo como salvador del mundo (1 Jn. 4:14), no para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él (Jn. 3:17; 12:47). El Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido (Lc. 19:10);
  • 4. vino, no para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas (9:56). La verdadera dicha es la alcanzada por aquellos que pueden exclamar: “Sabemos que verdaderamente éste es el Salvador del mundo, el cristo” (4:42). En el Nuevo Pacto, el término de la salvación se aplica casi exclusivamente a la redención y a la salvación eterna. La salvación viene de los judíos (Jn. 4:22). El Evangelio es la palabra de salvación predicada en todo lugar (Hch. 13:26; 16:17; 28:28; Ef. 1:13); es poder de Dios para salvación de todo aquel que cree (Ro. 1:16). La gracia de Dios es la fuente de la salvación (Tit. 2:11), que está en Jesucristo (2 Ti. 2:10). Dios nos llama a que recibamos la salvación (1 Ts. 5:9; 2 Ts. 2:13). Es confesando con la boca que Llegamos a la salvación (Ro. 10:10); tenemos que ocuparnos en nuestra salvación con temor y temblor (Fil. 2:12). Somos guardados por el poder de Dios mediante la fe para alcanzar la salvación (1 P. 1:5; 9). Mientras tanto, esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo (Fil. 3:20), por cuanto se acerca el momento en que se revelará plenamente la salvación conseguida en el Calvario (Ro. 13:11); ap. 12:10). No escapará el que menosprecie una salvación tan grande (He. 2:3). Al único y sabio Dios, nuestro salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos (Jud. 25). Diccionario Bíblico Ilustrado Vila-Escuain