Cuadernos Monograficos PsicobioquímicaNúmero 1 ◊ 2012                 COMUNICACIÓN DEL                DIAGNÓSTICO DE CÁNCE...
                                                                                                                        He...
                             CUADERNOS MONOGRAFICOS DE PSICOBIOQUÍMICA                                    GRUPO ESPAÑOL DE...
                                            CUADERNOS MONOGRAFICOS DE PSICOBIOQUÍMICA                                     ...
                                                                     LA VERDAD SOPORTABLE          Gema Peiró1 y Pedro T. ...
                                                              COMUNICACIÓN Y PSICOBIOQUÍMICA          Pedro T. Sánchez1, R...
       LA  ENTREVISTA  INICIAL  DIAGNÓSTICA  EN ONCOLOGÍA         Jaime Sanz Ortiz         Servicio de Oncología Médica. H...
                                                              APORTACIONES   DESDE    LA    PSICO‐ONCOLOGÍA  A  LA  FORMAC...
                                                              FORMACIÓN  EN  TÉCNICAS Y  HABILIDADES DE  COMUNICACIÓN  PAR...
                                                              LOS  MODELOS  DE  RELACIÓN  TERAPÉUTICA Y LA TOMA DE DECISIO...
Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)
Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)
Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)
Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)
Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)
Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)
Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)

634 visualizaciones

Publicado el

Publicado en: Salud y medicina
0 comentarios
1 recomendación
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
634
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
4
Comentarios
0
Recomendaciones
1
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Monográfico 1 - Comunicación del Diagnóstico de Cáncer (Muestra)

  1. 1. Cuadernos Monograficos PsicobioquímicaNúmero 1 ◊ 2012 COMUNICACIÓN DEL  DIAGNÓSTICO DE CÁNCER     La  verdad  soportable.  G.  Peiró  y  P.T.  Sánchez.   Comunicación  y  Psicobioquímica.  P.T.    Sánchez, R. Sirera, J.M. Sánchez y C. Camps   La  entrevista  inicial  diagnóstica  en  oncología.  J. Sanz Ortiz.   Aportaciones  desde  la  psicooncología  a  la  formación  en  técnicas  y  habilidades  de comunicación.  A. Bellver   Programas  de  formación  en  técnicas  y  habilidades  de  comunicación  para  MIR  "Actividad o inactividad, palabras  de  oncología.  La  visión  del  oncólogo.  A.  o silencio, tienen siempre valor de  Blasco, C. Caballero y C. Camps  mensaje:  influyen  sobre  los  demás,  quienes,  a  su  vez,  no   Los modelos de relación terapéutica y la  pueden dejar de responder a tales  comunicaciones  y,  por  ende,  toma  de  decisiones  en  oncología.  M.M.  también comunican."   Aires,  J. A. Virizuela  Paul  Watzlawick,  Janet  Beavin,  y  Don  Jackson.  Teoría  de  la  Comunicación  Humana. 
  2. 2.    Hemos  dedicado  nuestro  tiempo  y  esfuerzo  a  la  edición  de  esta  revista  con  el  ánimo  de  compartir  con vosotros nuestra experiencia y conocimientos.     Nos  gustaría  hacerte  partícipe  de  nuestra  labor  científica;  para  ello,  es  importante  que  colabores  con nosotros  mediante  un  donativo  (recomendado:  5  euros)  que  será  dedicado  íntegramente  al  desarrollo  de nuestros proyectos de investigación.  Puedes  realizar  la  donación  a  través  de  pay‐pal  o  de  transferencia  bancaria.  Más  información  en  nuestra página web en el apartado colabora:   http://www.psicobioquimica.org/colabora.html A continuación, mándanos un correo electrónico con el asunto: CMP001 Una  vez  recibida  tu  aportación,  te  enviaremos  por  correo  electrónico  la  contraseña  de  acceso  al  número completo.              EDITA  GI‐PBQC. Valencia. www.psicobioquimica.org Contacto: secretaria@psicobioquimica.org ISSN:2254‐917X  ©Copyright 2012 Grupo Español de Investigación Cooperativa en Psicobioquímica Clínica 
  3. 3.      CUADERNOS MONOGRAFICOS DE PSICOBIOQUÍMICA    GRUPO ESPAÑOL DE INVESTIGACIÓN COOPERATIVA EN PSICOBIOQUIMICA CLÍNICA      COMITÉ EDITORIAL  DIRECTORA:  DRA. GEMA PEIRÓ. DEP. PSICOLOGÍA BÁSICA, CLÍNICA Y PSICOBIOLOGÍA.  UNIV.  JAUME I CASTELLÓN.  COORDINADORA  CIENTÍFICO  –  TÉCNICA:  JULIA  M.  SÁNCHEZ.  GRUPO  DE  PATOLOGÍA  OXIDATIVA.  DEP.  BIOQUÍMICA  Y  BIOLOGÍA  MOLECULAR.  FACULTAD  DE  MEDICINA.  UNIV.  VALENCIA.  INCLIVA,  VALENCIA.    COMITÉ DE REDACCIÓN  MIGUEL  DE  LAMO.  CENTRO  DE  DIAGNÓSTICO  BIOMÉDICO.  ANÁLISIS  CLÍNICOS.  CONSORCIO  HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO, VALENCIA.  RUBÉN  PALOMO.  SERVICIO  DE  RADIOFÍSICA  HOSPITALARIA.  HOSP  POLITÉCNICO  Y  UNIVERSITARIO LA FE, VALENCIA.  LAURA ROVIRA.  DEP. BIOLOGÍA CELULAR Y PARASITOLOGÍA, UNIV. VALENCIA.  PEDRO T. SÁNCHEZ. UNIDAD DE PSICOLOGÍA CLÍNICA, DEP. HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO,  VALENCIA.    ASESORES EN ONCOLOGÍA MÉDICA  DR.  CARLOS  CAMPS.  SERVICIO  DE  ONCOLOGÍA  MÉDICA.  CONSORCIO  HOSPITAL  GENERAL  UNIVERSITARIO, VALENCIA.  DR.  JAIME  SANZ  ORTIZ.  SERVICIO  DE  ONCOLOGÍA  MÉDICA.  HOSPITAL  MARQUÉS  DE  VALLDECILLA, SANTANDER.  DR.  JUAN  A.  VIRIZUELA.  SERVICIO  DE  ONCOLOGÍA  MÉDICA.  HOSPITAL  UNIVERSITARIO  VIRGEN  MACARENA, SEVILLA.       1 
  4. 4.      CUADERNOS MONOGRAFICOS DE PSICOBIOQUÍMICA    GRUPO ESPAÑOL DE INVESTIGACIÓN COOPERATIVA EN PSICOBIOQUIMICA CLÍNICA    NÚMERO 1  AÑO 2012  ÍNDICE    CONTENIDO    1.  LA VERDAD SOPORTABLE. GEMA PEIRÓ, PEDRO T. SÁNCHEZ ........................................................... 5  2.  COMUNICACIÓN Y PSICOBIOQUÍMICA. PEDRO T. SÁNCHEZ, RAFAEL SIRERA, JULIA M. SÁNCHEZ,  CARLOS CAMPS ........................................................................................................................... 13  3.  LA ENTREVISTA INICIAL DIAGNÓSTICA EN ONCOLOGÍA. JAIME SANZ ORTIZ ............................... 25  4.  APORTACIONES DESDE LA PSICOONCOLOGÍA A LA FORMACIÓN  EN TÉCNICAS Y  HABILIDADES DE COMUNICACIÓN. ASCENSIÓN BELLVER ........................................................... 33  5.  PROGRAMAS DE FORMACIÓN  EN TÉCNICAS Y HABILIDADES DE COMUNICACIÓN PARA MIR  DE ONCOLOGÍA. LA VISIÓN DEL ONCÓLOGO. ANA BLASCO, CRISTINA CABALLERO, CARLOS CAMPS .. 45  6.  LOS MODELOS DE RELACIÓN TERAPEÚTICA Y LA TOMA DE DECISIONES EN ONCOLOGIA.  MARIA DEL MAR AIRES, JUAN A. VIRIZUELA ....................................................................................... 53        3 
  5. 5.     LA VERDAD SOPORTABLE   Gema Peiró1 y Pedro T. Sánchez2  1  Departamento de Psicología Básica, Clínica y Psicobiología, Universidad Jaime I, Castellón.  2  Unidad Psicología Clínica, Departamento Hospital General Universitario de Valencia.     INTRODUCCIÓN    Uno  de  los  parámetros  que  habitualmente  se  utilizan  para  determinar  el  nivel  de  calidad  asistencial  radica  en  la  gestión  que  se  realiza  con  la  información.  Tanto  es  así,  que  muchas  de  las  expectativas  de  lo  que  actualmente  englobamos  en  el  concepto  de  “calidad  de  vida”  pasan  por  la  disposición personal de una buena información sobre la salud. Esta necesidad de poder acceder a la  mejor información posible ha sido reconocida en el primer punto del documento de consenso sobre  calidad asistencial elaborado por la American Society of Clinical Oncology (ASCO) y la European Society   1 for Medical Oncology (ESMO) . En este contexto, la capacitación en técnicas y habilidades de comunicación (a) aparece cada vez  más como una necesidad profesional, a la vez que se consolida como una demanda social, laboral y  legislativa.  Nuestra  sociedad  occidental  valora  manifiestamente  el  concepto  de  autodeterminación  personal  para  poder  decidir  y  elegir  (sobre  la  enfermedad  y  su  tratamiento)  de  acuerdo  a  las  2 convicciones  más  profundas .  Y  en  la  misma  línea  rechaza,  cada  vez  con  mayor  rotundidad  el  paternalismo basado en el “Yo sé lo que es mejor para ti”.   Establecer  esta  forma  de  relación  asistencial  requiere,  sin  embargo,  por  parte  de  los  profesionales sanitarios y en especial de los médicos oncólogos de un importante esfuerzo formativo  3‐4  en lo referente a las habilidades y técnicas en comunicación e información.   En España el diagnóstico y pronóstico del Cáncer se realiza habitualmente dentro del contexto  del servicio público de salud, en buena parte durante la primera entrevista en el Servicio de Oncología  Médica. Contexto que marca tanto la información que recibe el paciente como las líneas asistenciales.  Por  sus  características  propias,  el  cáncer,  mayoritariamente  se  detecta  a  través  del  hallazgo  azaroso  por pruebas en la atención especializada no oncológica. Aunque en las últimas décadas hemos asistido                                                               a Véase en este número los artículos de Ascensión Bellver: Aportaciones desde la psicooncología a la formación en técnicas y habilidades de comunicación. Y de Ana Blasco, Cristina Caballero y Carlos Camps: Formación en técnicas y habilidades de comunicación para MIR de Oncología. 5 
  6. 6.     COMUNICACIÓN Y PSICOBIOQUÍMICA   Pedro T. Sánchez1, Rafael Sirera2, Julia M. Sánchez3 y Carlos Camps4  1 Unidad Psicología Clínica, Departamento Hospital General Universitario de Valencia.  2  Departamento de Biotecnología. Universidad Politécnica de Valencia.   3  Departamento de Bioquímica y Biología Molecular. Facultad de Medicina. Universidad de Valencia.  INCLIVA.  4  Servicio de Oncología Médica. Hospital General Universitario de Valencia.      INTRODUCCIÓN    Comunicar significa poner en común o en relación. La comunicación es por tanto un concepto  que requiere de varias personas e incluye tanto los aspectos verbales como no verbales (posturales,  etc). La necesidad de formación en habilidades y técnicas de comunicación por parte de los oncólogos  cobra  cada  vez  más  importancia  en  el  contexto  clínico.  Especialmente  si  asumimos  que  estas  habilidades  no  tienen  un  carácter  innato  ni  dependen  de  la  buena  voluntad,  no  se  aprenden  por  la  experiencia, y requieren de un aprendizaje específico.  Las  bases  de  una  buena  comunicación  son  relativamente  sencillas:  Basar  la  relación  en  el  respeto, la confianza y la colaboración; saber escuchar; reconocer nuestras emociones y entender las  emociones  de  los  pacientes;  saber  dar    información  (no  presuponer  nada,  aprender  a  reducir  la  incertidumbre, concretar las preguntas y las respuestas), conseguir la colaboración del paciente y de la  familia en el tratamiento, negociar los desacuerdos, centrarse en lo que se puede hacer y mantener  una actitud positiva. Todo esto nos ayuda a asistir al paciente en la toma de decisiones para articular  1‐4 un plan de tratamiento inteligible y personalizado respetando sus valores y convicciones .  También sabemos que la mala comunicación implica: dificultad para el manejo de los síntomas y  la adherencia al tratamiento, incremento del estrés, los miedos, la insatisfacción y la incertidumbre del  paciente, es decir disminuye la calidad de vida del paciente, cuestiona la toma conjunta de decisiones  de  tratamiento  e  incrementa  significativamente  el  impacto  económico  de  la  enfermedad  para  el  5‐6 sistema sanitario .    13 
  7. 7.     LA  ENTREVISTA  INICIAL  DIAGNÓSTICA  EN ONCOLOGÍA  Jaime Sanz Ortiz  Servicio de Oncología Médica. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Santander     INTRODUCCIÓN    Establecer una nueva relación con personas que no conocemos y que sufren una enfermedad  que compromete su vida se convierte en un desafío en la práctica diaria de la medicina. En oncología  una comunicación adecuada con el paciente puede convertirse en el mejor de los aliados terapéuticos.  Saber  cuándo  y  cómo  explicar  el  diagnóstico  y  su  tratamiento,  y  asegurarse  de  que  la  persona    lo  1 entiende  y  se  compromete  con  su  enfermedad  constituyen  las  claves  para  alcanzar  el  éxito  clínico .  Una conversación habitual puede ser: “Quiero asegurarme de que me he explicado bien, así que tenga  paciencia  conmigo.  Cuando  llegue  a  casa  y  hable  con  su  esposa  o  sus  hijos  sobre  mis  pensamientos  sobre su enfermedad, ¿cómo se lo explicaría a ellos? Sólo quiero asegurarme de que mi explicación ha  sido buena”        Un estudio publicado en otoño del 2008 en el Journal Clinical Oncology por la Dra.  Jesse Jansen  examina el resultado de las entrevistas realizadas a 260 pacientes que visitan al oncólogo por primera  vez. Con independencia de la edad, los enfermos con peor pronóstico recordaron menos cosas que los  demás pacientes. Su conclusión es que cuando la persona recibe una mala noticia no suele recordar  todo lo que oye después. Cuanta más información reciben menos recuerdan, la persona se bloquea.  Otra circunstancia a tener en cuenta que favorece la relación clínica es la utilización es evitar el uso de  un lenguaje complejo (jerga médica), ininteligible para el paciente que produce confusión y miedo.  Vamos a describir a los protagonistas, el papel que juega cada uno de ellos y el y el escenario  donde  se  desarrolla  todo  el  proceso  de  información‐comunicación.  Analizaremos  los  siguientes  apartados:  1)  el  proceso  de  información‐comunicación,  2)  el  enfermo,  3)  el  profesional,  4)  la  enfermedad, 5) la familia y 6) el entorno que configura el escenario.   25 
  8. 8.     APORTACIONES  DESDE  LA  PSICO‐ONCOLOGÍA  A  LA  FORMACIÓN  EN TÉCNICAS  Y  HABILIDADES  DE COMUNICACIÓN   Ascensión Bellver Pérez   Psicóloga Clínica. Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia.       INTRODUCCIÓN    La comunicación es una habilidad clínica básica, pero pocos médicos y profesionales sanitarios  reciben una educación formal en esta área. Las consultas médicas con enfermos con cáncer contienen  muchas  dificultades,  que  puede  incluir  comunicación  de  malas  noticias  sobre  el  diagnóstico,  recurrencia  o  pronóstico,  explicar  las  opciones  de  tratamiento,  los  ensayos  clínicos,  obtener  el  consentimiento informado y en ocasiones discutir las transiciones del tratamiento médico activo a los  cuidados  paliativos.  A  pesar  de  la  importancia  de  la  comunicación  efectiva,  son  pocos  los oncólogos  que  han  sido  observados  cuando  se  comunican  con  los  pacientes  y  se  les  ha  dado  una  retroalimentación  constructiva.  Existen  muchos  mitos  sobre  la  enseñanza  de  las  habilidades  de  comunicación  y  algunos  creen  que  a  partir  de  reflejar  la  personalidad  o  el  talento  natural  hay  suficiente y por lo tanto no puede ser enseñado o mejorado. Otros pueden pensar que el tiempo y la  experiencia  por  sí  sola,  conducirá  al  desarrollo  de  habilidades  de  comunicación  adecuadas.  Sin  embargo los estudios han demostrado que los médicos con experiencia revelan similares deficiencias  1 de comunicación que los recién graduados y los estudiantes de medicina . Estudios muestran que si se  emplean  métodos  adecuados,  entonces  las  habilidades  de  comunicación  efectivas  pueden  ser  2,3 aprendidas .  Por  otra  parte,  los  oncólogos  están  empezando  a  reconocer  que  la  insuficiencia  de  entrenamiento en habilidades comunicativas es un factor contribuyente importante a su estrés, a la  4 falta  de  satisfacción  en  el  trabajo,  y  al  agotamiento .  Por  consiguiente,  para  aumentar  la  eficacia   profesional,  el  bienestar  personal  y  la  relación  médico‐paciente,  es  importante  llevar  a  cabo  un  examen  sistemático  de  las  dificultades  de  comunicación  de  los  oncólogos  con  el  fin  de  desarrollar  y  evaluar  iniciativas  de  formación  para  ayudarlos  en  la  herramienta  diaria  de  trabajo  que  es  la  comunicación.  33 
  9. 9.     FORMACIÓN  EN  TÉCNICAS Y  HABILIDADES DE  COMUNICACIÓN  PARA  MIR  DE ONCOLOGÍA   Ana Blasco, Cristina Caballero y Carlos Camps   Servicio de Oncología Médica. Hospital General Universitario de Valencia.       INTRODUCCIÓN    El  diagnóstico  de  cáncer  desencadena  una  serie  de  problemas  psicosociales  a  la  persona  enferma,  a  sus  familiares  y  al  equipo  asistencial.  Para  poder  afrontarlos  y  manejarlos,  es  imprescindible  establecer  vías  de  comunicación.  En  los  últimos  años,  el  cuidado  del  paciente  con  cáncer está sufriendo grandes cambios, como  la aprobación de la ley 41/2002 de 14 de noviembre,  que  establece  que  “la  información  clínica  forma  parte  de  todas  las  actuaciones  asistenciales,  será  verdadera,  se  comunicará  al  paciente  de  forma  comprensible  y  adecuada  a  sus  necesidades  y  le  ayudará  a  tomar  decisiones  de  acuerdo  con  su  propia  y libre voluntad”.  En  este nuevo marco de  las  relaciones  médico‐paciente  se  incorpora  el  principio  bioético  de  autonomía,  cobrando  gran  importancia  el  comportamiento  de  los  pacientes.  Desde  esta  perspectiva,  el  paciente  ya  no  es  el  sujeto pasivo sobre el que se realizan diferentes intervenciones sanitarias, sino que desempeña un rol  activo, convirtiéndose en protagonista de su propia salud.    MALAS NOTICIAS: ¿QUÉ QUIEREN LOS PACIENTES?    Hasta hace poco tiempo, la relación médico‐paciente se basaba en un modelo paternalista, en el  que  lo  habitual  era  no  comunicar  el  diagnóstico  a  los  pacientes.  Los  datos  publicados  por  Oken  en  1961  son  una  muestra  de  este  modelo  de  relación  médico‐paciente,  donde  el  88%  de  los  médicos  ocultaban  sistemáticamente  el  diagnóstico  de  cáncer  a  sus  pacientes,  pese  a  que  la  mayoría  de  los  1 pacientes querían conocer el diagnóstico .   45 
  10. 10.     LOS  MODELOS  DE  RELACIÓN  TERAPÉUTICA Y LA TOMA DE DECISIONES EN ONCOLOGÍA  Mª del Mar Aires González¹ y Juan Antonio Virizuela Echaburu²  ¹ Dpto. de Personalidad, Evaluación y Tratamiento Psicológicos. Facultad de Psicología. Universidad de  Sevilla.  ² Servicio de Oncología Médica, Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla.        INTRODUCCIÓN    De todas las relaciones humanas, una de las más complejas y especiales es la que se constituye  entre el médico y el paciente. Esta relación es tan auténtica y  característica, que ha dado lugar a un   1 concepto con sentido propio: “La relación Médico‐Paciente” .  A  lo  largo  de  la  historia  la  relación  establecida  entre  el  médico  y  el  paciente  ha  ido  evolucionando, cambiando y moldeándose hasta llegar a lo que conocemos hoy. El paso de los años ha  dejado  una  huella  profunda  en  la  relación  terapéutica,  que  ha  pasado  de  ser  una  relación  desigual  entre médico y paciente, donde el médico era el protagonista y el paciente un ente pasivo, a otra en la  que el interés se centra no ya en el paciente sino en la relación de intercambio que se produce entre  ambos participantes.  Por  tanto,  cada  vez  con  más  fuerza  asistimos  al  abandono  de  los  modelos  autoritarios  o  paternalistas  por  otros  más  flexibles,  honestos  y  comunicativos  (basados  en  la  deliberación)  que  2 pregonan la igualdad en la relación médico‐paciente .   En este sentido, la asistencia a una persona debe efectuarse según unos principios básicos que  resulten aceptables de forma universal, es decir, independientemente de cuál sea la cultura, moral o  ética del individuo. Para garantizar los valores y derechos de los pacientes y profesionales sanitarios, la  Bioética  considera  fundamentales  los  principios  éticos  de  justicia,  no  maleficencia,  beneficencia  y  3,4 autonomía .  Concretamente  “los  principios  de  no  maleficencia  y  de  justicia  tienen  carácter  público,  y  por  tanto determinan nuestros deberes para con todos y cada uno de los seres humanos (...). Los principios  de  autonomía  y  beneficencia  marcan,  por  el  contrario,  el  espacio  privado  de  cada  persona,  que  ésta  53 

×