DOCE TRADICIONES Y DOCE CONCEPTOS PARA EL SERVICIO MUNDIALPRÓLOGOAlcohólicos Anónimos es una comunidad mundial de más de c...
Alcohólicos Anónimos empezó en 1935 en Akron, Ohio, como resultado de unencuentro entre un bien conocido cirujano de esta ...
juntos con armonía y eficacia.En todas partes surgían amenazadores interrogantes en cuanto a los requisitospara ser miembr...
que pueda afectar de manera significativa a la Comunidad en su totalidad, sinhaberlo discutido con los custodios de la Jun...
dirección rotativa es normalmente lo mejor. El grupo pequeño puede elegir a susecretario; el grupo grande, a su comité rot...
Con el paso de los años, tanto el tamaño de la Comunidad como lasresponsabilidades de sus entidades de servicio han aument...
el servicio mundial estará tentado a ensayar toda clase de innovaciones, quepueden, con frecuencia, producir nada más que ...
notar que la Carta Constitutiva de la Conferencia puede ser fácilmenteenmendada.Quizás se deba tener en cuenta otra precau...
pero además eficientes. Ellas nos refrenarán, muy especialmente en nuestratendencia a concentrar dinero y poderío, puesto ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Doce tradiciones y doce conceptos para el servicio mundial.

3.043 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
3.043
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
15
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Doce tradiciones y doce conceptos para el servicio mundial.

  1. 1. DOCE TRADICIONES Y DOCE CONCEPTOS PARA EL SERVICIO MUNDIALPRÓLOGOAlcohólicos Anónimos es una comunidad mundial de más de cien mil * hombres ymujeres alcohólicas que se han agrupado para resolver sus problemas comunes yayudar a sus compañeros que sufren a recuperarse de esa antigua ydesconcertante enfermedad, el alcoholismo.Este libro trata de los "Doce Pasos" y las "Doce Tradiciones" de AlcohólicosAnónimos. Ofrece una clara exposición de los principios por los cuales serecuperan los miembros de A.A. y por los que funciona su Sociedad.Los Doce Pasos de A.A. son un conjunto de principios de naturaleza espiritualque, si se adoptan como una forma de vida, pueden liberar al enfermo de laobsesión por beber y transformarle en un ser íntegro, útil y feliz.Las Doce Tradiciones de A.A. se aplican a la vida de la Comunidad en Si misma.Resumen los medios por los que A.A. mantiene su unidad y se relaciona con elmundo a su alrededor, la forma en que vive y se desarrolla.Aunque los siguientes ensayos estaban dirigidos principalmente a los miembros,muchos amigos de A.A. creen que pueden suscitar interés y tener aplicaciónfuera de la Comunidad.Muchas personas, no alcohólicas, dicen que, como consecuencia de practicar losDoce Pasos de A.A. han podido enfrentarse a otras dificultades de la vida. Opinanque los Doce Pasos pueden significar más que la sobriedad para los bebedoresproblema. Los consideran como un camino hacia una vida feliz y útil para muchaspersonas, sean o no sean alcohólicas.* En 1995, se calcula que más de dos millones se han recuperado por medio deA.A.También hay un creciente interés en las Doce Tradiciones de AlcohólicosAnónimos. Los que se dedican a estudiar las relaciones humanas empiezan apreguntarse cómo y por qué funciona A.A. como sociedad. ¿Cómo es posible, sepreguntan, que en A.A. ningún miembro pude imponer su autoridad personal aotro, y que no existe nada que se parezca a un gobierno central? ¿Cómo esposible que un conjunto de principios tradicionales, que no tienen ninguna fuerzalegal, pueden mantener la unidad y la eficacia de la Comunidad de AlcohólicosAnónimos? La segunda parte de este libro, aunque destinada a los miembros deA.A., ofrece por primera vez a los interesados una perspectiva íntima y detalladade la Comunidad.
  2. 2. Alcohólicos Anónimos empezó en 1935 en Akron, Ohio, como resultado de unencuentro entre un bien conocido cirujano de esta ciudad y un agente de bolsade Nueva York. Los dos eran graves casos de alcoholismo e iban a convertirse enlos cofundadores de la Comunidad de A.A.Los principios básicos de A.A., tal como quedan hoy, fueron tomados en su mayorparte de los campos de la medicina y la religión, aunque algunas de las ideas quetuvieron una importancia decisiva para nuestro éxito se adoptaron comoresultado de observar el comportamiento de la Comunidad y darnos cuenta desus necesidades.Después de tres años de pruebas y tanteos en busca de los principios másrealizables que pudieran servir de base para la Sociedad, y tras muchos fracasosen nuestros intentos de conseguir que los alcohólicos se recuperasen, tres gruposlograron tener éxito - el primero en Akron, el segundo en Nueva York y el terceroen Cleveland. Incluso entonces era difícil encontrar cuarenta personas con unarecuperación segura en los tres grupos.No obstante, la Sociedad incipiente se resolvió a poner por escrito su experienciaen un libro que por fin se publicó en 1939. En ese momento, contábamos conunos cien miembros recuperados. El libro se tituló "Alcohólicos Anónimos", y de éltomó su nombre la Comunidad. En sus páginas se describía el alcoholismo desdeel punto de vista del alcohólico, se estructuraron por primera vez a las ideasespirituales de la Sociedad en los Doce Pasos, y se clarificó la aplicación de estosPasos al dilema del alcohólico. El resto del libro estaba dedicado a treintahistorias o historiales en los cuales los alcohólicos hablaban de sus experienciaspersonales con la bebida y de su recuperación. Esto estableció una identificacióncon los lectores alcohólicos y les demostró que lo que les había parecido casiimposible ahora iba a ser posible. El libro "Alcohólicos Anónimos" se convirtió enel texto básico de la Comunidad y todavía lo es. Este libro se propone ampliar yprofundizar la comprensión de los Doce Pasos que aparecieron en la obraanterior.Con la publicación en 1939 del libro "Alcohólicos Anónimos", se puso fin a laépoca pionera y se inició una prodigiosa reacción en cadena a medida que losalcohólicos recuperados llevaban el mensaje a otros más. Durante los añossiguientes, decenas de miles de alcohólicos acudieron a A.A., principalmentecomo resultado de una constante y excelente publicidad que gratuitamentedivulgaron las revistas y periódicos de todo el mundo. Tanto el clero como lamedicina favorecieron el nuevo movimiento, dándole su aprobación pública y suapoyo decidido.Esta asombrosa expansión trajo consigo graves dolores de crecimiento. Se habíademostrado que los alcohólicos se podían recuperar. Pero no era nada seguro quetal multitud de personas todavía tan poco equilibradas pudieran vivir y trabajar
  3. 3. juntos con armonía y eficacia.En todas partes surgían amenazadores interrogantes en cuanto a los requisitospara ser miembro, el dinero, las relaciones personales, las relaciones públicas, ladirección de los grupos y los clubs y numerosas incertidumbres más. De estavasta confusión de experiencias explosivas, tomaron forma las Doce Tradicionesde A.A. que se publicaron por primera vez en 1946 y fueron ratificadasposteriormente en la Primera Convención Internacional de A.A. celebrada enCleveland en 1950. La sección de este libro que trata de las Tradiciones describecon bastante detalle las experiencias que contribuyeron a la concepción de lasTradiciones, y dieron así a A.A. su forma, su sustancia y su unidad actuales.Al llegar ahora a su madurez, A.A. ha llegado a cuarenta países extranjeros. * Alparecer de sus amigos, este no es sino el comienzo de su valioso servicio, únicoen su especie.Se espera que este libro depare a todo aquel que lo lea una perspectiva íntimade los principios y fuerzas que han hecho de Alcohólicos Anónimos lo que es hoydía.En 1955, A.A. ya está establecido en 141 países. Las Doce Tradiciones (Forma Extendida)Nuestra experiencia en A.A. nos ha enseñado que:1. Cada miembro de Alcohólicos Anónimos no es sino una pequeña parte de unagran totalidad. Es necesario que A.A. siga viviendo o, de lo contrario, la mayoríade nosotros seguramente morirá. Por eso, nuestro bienestar común tieneprioridad. No obstante, el bienestar individual le sigue muy de cerca.2. Para el propósito de nuestro grupo, solo existe una autoridad fundamental - unDios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo.3. Nuestra Comunidad debe incluir a todos los que sufren del alcoholismo. Poreso, no podemos rechazar a nadie que quiera recuperarse. Ni debe el sermiembro de A.A. depender del dinero o de la conformidad. Cuando quiera quedos o tres alcohólicos se reúnan en interés de la sobriedad, podrán llamarse ungrupo de A.A., con tal que, como grupo, no tengan otra afiliación.4. Con respecto a sus propios asuntos, todo grupo de A.A. debe ser responsableúnicamente ante la autoridad de su propia conciencia. Sin embargo, cuando susplanes afecten al bienestar de los grupos vecinos, se debe consultar con losmismos. Ningún grupo, comité regional o individuo debe tomar ninguna acción
  4. 4. que pueda afectar de manera significativa a la Comunidad en su totalidad, sinhaberlo discutido con los custodios de la Junta de Servicios Generales. En cuantoa estos asuntos, nuestro bienestar común es de máxima importancia.5. Cada grupo de Alcohólicos Anónimos debe ser una entidad espiritual con unsolo objetivo primordial - el de llevar el mensaje al alcohólico que aún sufre.6. Los problemas de dinero, propiedad y autoridad nos pueden fácilmente desviarde nuestro principal objetivo espiritual. Por lo tanto, somos de la opinión de quecualquier propiedad considerable de bienes de uso legítimo para A.A. debeincorporarse y dirigirse por separado, para así diferenciar lo material de loespiritual. Un grupo de A.A., como tal, nunca debe montar un negocio. Lasentidades de ayuda suplementaria, tales como los clubs y hospitales, quesuponen mucha propiedad o administración, deben constituirse en sociedadseparadamente, de manera que, si es necesario, los grupos las pueden desecharcon completa libertad. Por consiguiente, tales instalaciones no deben utilizar elnombre de A.A. La responsabilidad de dirigir estas entidades debe recaerúnicamente sobre quienes las sostienen económicamente. En cuanto a los clubs,normalmente se prefieren directores que sean miembros de A.A. Pero loshospitales, así como los centros de recuperación, deben operar totalmente almargen de A.A. - y bajo supervisión médica. Aunque un grupo de A.A. puedecooperar con cualquiera, tal cooperación nunca debe llegar a convertirse enafiliación o respaldo, ya sea real o implícito. Un grupo de A.A. no puedevincularse con nadie.7. Los grupos de A.A. deben mantenerse completamente con las contribucionesvoluntarias de sus miembros. Nos parece conveniente que cada grupo alcanceeste ideal lo antes posible; creemos que cualquier solicitud pública de fondosque emplee el nombre de A.A. es muy peligrosa ya sea hecha por los grupos, losclubs, los hospitales u otras agencias ajenas; que el aceptar grandes donacionesde cualquier gente, o contribuciones que supongan cualquier obligación, no esprudente. Además, nos causa mucha preocupación aquellas tesorerías de A.A.que siguen acumulando dinero, además de una reserva prudente, sin tener paraello un determinado propósito A.A. A menudo, la experiencia nos ha advertidoque nada hay que tenga más poder para destruir nuestra herencia espiritual quelas disputas vanas sobre la propiedad, el dinero, y la autoridad.8. Alcohólicos Anónimos debe siempre mantenerse no profesional. Definimos elprofesionalismo como la ocupación de aconsejar a los alcohólicos a cambio deuna remuneración económica. No obstante, podemos emplear a los alcohólicospara realizar aquellos trabajos para cuyo desempeño tendríamos, de otramanera, que contratar a gente no alcohólica. Estos servicios especiales puedenser bien recompensados. Pero nunca se debe pagar por nuestro acostumbradotrabajo de Paso Doce.9. Cada grupo de A.A. debe tener el mínimo posible de organización. La
  5. 5. dirección rotativa es normalmente lo mejor. El grupo pequeño puede elegir a susecretario; el grupo grande, a su comité rotativo; y los grupos de una extensaárea metropolitana, a su comité central, que a menudo emplea un secretarioasalariado de plena dedicación. Los custodios de la Junta de Servicios Generalesconstituyen efectivamente nuestro comité de servicios generales. Son losguardianes de nuestra Tradición de A.A. y los depositarios de las contribucionesvoluntarias de A.A., por medio de las cuales mantienen nuestra Oficina deServicios Generales de A.A. en Nueva York. Están autorizados por los grupos ahacerse cargo de nuestras relaciones públicas a nivel global y aseguran laintegridad de nuestra principal publicación, El A.A. Grapevine. Todos estosrepresentantes debe guiarse por el espíritu de servicio, porque los verdaderoslíderes en A.A. son solamente los fieles y experimentados servidores de laComunidad entera. Sus títulos no les confieren ninguna autoridad real. El respetouniversal es la clave de su utilidad.10. Ningún miembro o grupo de A.A. debe nunca, de una manera que puedacomprometer a A.A., manifestar ninguna opinión sobre cuestiones polémicasajenas - especialmente aquellas que tienen que ver con la política, la reformaalcohólica, o la religión. Los grupos de Alcohólicos Anónimos no se oponen anadie. Con respecto a estos asuntos, no pueden expresar opinión alguna.11. Nuestras relaciones con el público en general deben caracterizarse por elanonimato personal. Opinamos que A.A. debe evitar la propagandasensacionalista. No se deben publicar, firmar o difundir nuestros nombres ofotografías, identificándonos como miembros de A.A. Nuestras relacionespúblicas deben guiarse por el principio de atracción y no por la promoción. Notenemos necesidad de alabarnos a nosotros mismos. Nos parece mejor dejar quenuestros amigos nos recomienden.12. Finalmente, nosotros los Alcohólicos Anónimos creemos que el principio deanonimato tiene una inmensa significación espiritual. Nos recuerda que debemosanteponer los principios a las personalidades; que debemos practicar unaauténtica humildad. Todo esto a fin de que las bendiciones que conocemos nuncanos estropeen; que vivamos siempre en contemplación agradecida de El quepreside sobre todos nosotros. DOCE CONCEPTOS PARA EL SERVICIO MUNDIALPREFACIODoce Conceptos Para el Servicio Mundial fue escrito por Bill W. en 1962. En laintroducción a la primera edición, que aparece a continuación de este Prefacio,Bill explica el propósito del libro, tan pertinente hoy día como lo era en aquelentonces.
  6. 6. Con el paso de los años, tanto el tamaño de la Comunidad como lasresponsabilidades de sus entidades de servicio han aumentado enormemente. Poreso, algunos detalles del texto original se han vuelto anticuados y fueronenmendados en las ediciones posteriores, y algunas adiciones fueron añadidasentre paréntesis.De acuerdo con las recomendaciones de un comité ad hoc de la Junta deServiciosGenerales de A.A., la Conferencia de Servicios Generales de 1985 recomendó quefuturas ediciones de los Conceptos se conformen con el texto original de 1962, yque los cambios necesarios de datos se indiquen en forma de notas al final decada capítulo. Ciertas anotaciones escritas por Bill W. en los años posteriores a lapublicación original de los Conceptos constituyen la única excepción: Estas seseñalan con asteriscos y aparecen en la misma página que el pasaje al que serefieren.La Conferencia de Servicios Generales de 1974 elaboró una “forma corta” de losConceptos para su inclusión en el Manual de Servicio de A.A. Aparece ahoraincluida en los Estatutos de la Junta de Servicios Generales, publicados comoparte del mismo Manual y precede a la Introducción de los Doce Conceptos.Oficina de Servicios GeneralesSeptiembre de 1985. INTRODUCCIÓNLos “Doce Conceptos para Servicio Mundial” que van a ser descritos en estemanual son una interpretación de la estructura de servicio mundial de A.A. Ellosrevelan la evolución con la cual han llegado a su forma actual y detallan laexperiencia y el razonamiento en que se apoya nuestro funcionamiento hoy día.Estos Conceptos, por consiguiente, se dirigen a recopilar el “por qué” de nuestraestructura de servicio, de manera que la experiencia invaluable del pasado y laslecciones que hemos sacado de esa experiencia no se puedan perder ni olvidarnunca.Con razón, cada nueva generación de servidores dentro del mundo de A.A.estarán ansiosos de hacer mejoras o reformas operacionales. Fallas imprevistasen la estructura actual aparecerán, sin duda, más tarde. Surgirán necesidadesnuevas de servicio y problemas que pueden hacer necesarios los cambiosestructurales. Tales alteraciones deben ciertamente ser efectuadas y estascontingencias enfrentadas firmemente.Sin embargo, debemos tener siempre presente que el cambio no necesariamentesignifica progreso. Estamos seguros de que cada grupo nuevo de trabajadores en
  7. 7. el servicio mundial estará tentado a ensayar toda clase de innovaciones, quepueden, con frecuencia, producir nada más que una dolorosa repetición deequivocaciones anteriores. Por lo tanto, será un objetivo importante de estosConceptos, prevenir tales repeticiones, poniendo las experiencias del pasadoclaramente ante nosotros. Y si se toman caminos equivocados, sin embargo,estos Conceptos pueden entonces proporcionar medios expeditos para unarestitución segura de un equilibrio operacional, que de otra manera puede llevaraños de dificultosos tumbos para descubrir.Se verán también en estos Conceptos, una serie de principios que han llegado aser ya tradicionales en nuestros servicios, pero que nunca habían sido claramentearticulados y puestos por escrito. Por ejemplo: el “Derecho de Decisión” le da anuestros directores de servicio una apropiada discreción y libertad; el “Derechode Participación” le da a cada servidor en el mundo, una posibilidad de votar, enla medida de su responsabilidad y “La Participación” garantiza aún más que cadajunta de servicio o comité siempre cuente con los varios elementos, talentos ycapacidad que aseguren su funcionamiento efectivo.El “Derecho de Apelación” protege y anima la opinión de la minoría; y el“Derecho de Petición” da la seguridad de que las injusticias sean oídas ysolucionadas apropiadamente.Estos principios generales pueden ser, por supuesto, usados con buenosresultados por toda nuestra estructura.En otras secciones, los Conceptos cuidadosamente describen esas importantestradiciones, las costumbres, las conexiones y los arreglos legales que unen laJunta de Servicios Generales dentro de una armonía dinámica con sus comitésbásicos y con las entidades corporativas del servicio activo — “A.A. WorldServices, Inc.” y “The Grapevine, Inc.”.Esta es la naturaleza del marco estructural que gobierna la situación interna detrabajo en la sede principal de A.A. en el mundo. A través de este manual lo quese conoce hoy como A.A. General Service Office —G.S.O.— se denomina o conocecon nombres que se usaban antes como: Sede principal mundial, cuartel general,Oficina de Servicio Mundial, Oficina mundial y Sede principal de servicios.Se ha expresado la preocupación de que el retrato detallado de nuestraestructura interna pueda llegar a convertirse en un evangelio o una tradición tanrígida que sea imposible realizar los cambios necesarios. Nada puede desviarsemás allá del sentido de estos Conceptos. Los futuros defensores de cambiosestructurales, únicamente necesitan exponer con fortaleza sus recomendaciones,ofrecer una exposición contundente a los custodios y a la Conferencia. Esto no vamás allá de lo que se necesita para la transacción y aprobación de cualquier otroasunto importante en los quehaceres de A.A. Salvo una o dos excepciones, es de
  8. 8. notar que la Carta Constitutiva de la Conferencia puede ser fácilmenteenmendada.Quizás se deba tener en cuenta otra precaución adicional, cuando el cambioestructural propuesto va a ser de especial importancia. En tal caso, el cambio,por un período prudente de tiempo, debe considerarse “experimental”. Al seraprobado en definitiva, un cambio de esta naturaleza debe ser inscrito en unasección especial de este manual que se titulará “ENMIENDAS”. Así quedaráníntegros los Doce Conceptos en su forma original, como constancia de nuestraexperiencia. De esta manera, nuestros futuros trabajadores de servicio podránsiempre ver con claridad, exactamente lo que sucedió y por qué.En otros capítulos se hace mucho énfasis en la necesidad de un alto grado dedirección personal, en la conveniencia de cuidadosos métodos de inducción paratodo el personal que llega, y en la necesidad de las mejores relaciones posiblesentre aquellos que trabajan en nuestros servicios. Los Conceptos tratan dediseñar una estructura en la cual todos puedan trabajar con buena efectividad ycon un mínimo de fricción o roces. Esto se logra relacionando nuestros servidorescon su trabajo y entre ellos mismos, de manera que las probabilidades deconflictos personales se minimicen.En los servicios de A.A., nosotros hemos tenido que escoger siempre entre laestructura autoritaria donde un grupo o una persona se coloca con una autoridaddesmedida sobre otros, y el concepto democrático que se basa en controlar yequilibrar, y así previene que la autoridad se desborde. El primer enfoque es deltipo autoritario o “institucionalizado”. El segundo es el método “constitucional”de gobiernos y de muchas grandes empresas de negocios en sus niveles más altos.Conociendo muy bien nuestra propensión a imponernos por la fuerza, es natural eimperativo que nuestros conceptos de servicios sean basados en el sistema de“controlar y equilibrar”. Nosotros hemos tenido que afrontar el hecho de que confrecuencia tratamos de agrandar nuestra propia autoridad y prestigio cuandollevamos las riendas. Pero cuando son otros los que llevan las riendas,tenazmente resistimos cualquier administración de mano dura. Yo estoycompletamente seguro de esto, porque tengo esas mismas inclinaciones.Por consiguiente, ideas como las siguientes saturan los Conceptos: “No se debecolocar ningún grupo o individuo en condiciones de autoridad sin control sobreotros”. “Operaciones diversas, grandes y activas deben ser agrupadas yadministradas separadamente, cada una con su propio personal, equipo y capitalde trabajo”. “Debemos evitar excesiva concentración de dinero o de influenciapersonal en cualquier grupo o entidad de servicio”.“En cada nivel de servicio la autoridad debe ser igual a la responsabilidad”. “Ladirección ejecutiva de dos cabezas debe ser evitada”. Estas y otrasestipulaciones similares definen las relaciones de trabajo y pueden ser amistosas
  9. 9. pero además eficientes. Ellas nos refrenarán, muy especialmente en nuestratendencia a concentrar dinero y poderío, puesto que esto es casi siempre(aunque no siempre conscientemente) el motivo básico de nuestra pasiónperiódica por la “consolidación” de las entidades de servicio mundial.Debido a la gran cantidad de temas que tuvieron que ser incluidos, estosConceptos han sido muy difíciles de organizar y escribir. Ya que cada Concepto esen realidad “un juego de principios relacionados”, no ha sido posible utilizarenunciados abreviados como se usan en los Doce Pasos y en las Doce Tradiciones.Sin embargo estos Conceptos definitivamente representan la mejor recopilaciónque yo podría hacer después de veinte años de experiencia en la operación denuestra estructura de servicio y en la dirección de los asuntos mundiales de A.A.Como el libro Doce Pasos y Doce Tradiciones y la Carta Constitutiva de laConferencia, estos principios de servicio son también el resultado de largasreflexiones y extensas consultas.Es de esperar que estos Doce Conceptos se conviertan en un bienvenidosuplemento a nuestro “Manual de Servicio de A.A.” y que resulten ser una guíafuncional confiable para trabajar en los años que están por venir.

×