Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Kierkegärd y el individualismo

6.924 visualizaciones

Publicado el

Filosofa Kierkegaardiana, y el individualismo como reacción al idealismo Hegeliano

Publicado en: Educación

Kierkegärd y el individualismo

  1. 1. Søren Kierkegård
  2. 2. Biografía:  Søren Aabye Kierkegård:  Nació en Copenhague el 5 de mayo de 1813 fue un prolífico filósofo y teólogo danés del siglo XIX.  Su influencia en la filosofía, aunque poco visible, ha sido eficaz y prolongada.  Vivió atormentado por sus problemas religiosos y filosóficos, e influido por el idealismo alemán, convirtiendose en su principal opositor.  Su padre le educó en un cristianismo pietista fundado en el sentimiento opresivo del pecado.  Estudió Teología por agradar a su padre, deja la carrera, pero se gradúa, tras morir su padre, en 1840  Estos años presentan a un Kierkegaard melancólico que se refugia en la vida mundana de fiestas, bailes y diversiones.
  3. 3. Biografía:  Su padre le introduce en la dialéctica y el pietismo luterano, y gran parte de su melancolía y sentimiento de culpabilidad son herencia del temperamento paterno.  Mas decisiva es su relación con Regina Olsen. Se enamora, le pide matrimonio pero luego deshace el compromiso, pues Kierkegaard cree que su melancolía haría de Regina una persona infeliz y no tendría el derecho de hacerlo.  Luego de romper con ella, se dedicará de lleno a la actividad literaria.  Chocó duramente con la prensa, y su enfrentamiento con la Iglesia de estado danés fue tan violento que lo llevó a la tumba.  Muere en Copenhague el 11 de noviembre de 1855
  4. 4. Obra literaria: Trata cuestiones religiosas: La naturaleza de la fe, la institución de la Iglesia cristiana, la ética cristiana y las emociones y sentimientos que experimentan los individuos al enfrentarse a las elecciones que plantea la vida. Primero escribió bajo varios pseudónimos con los que presentaba puntos de vista mediante el diálogo. Dejaba al lector la tarea de descubrir el significado de sus escritos: «la tarea debe hacerse difícil, pues sólo la dificultad inspira a los nobles de corazón».
  5. 5. Obras destacadas:  “Temor y temblor”(1843),  “El concepto de la angustia”(1844),  “O esto o lo otro”(Aut-aut) (1843),  las “Migajas filosóficas”(1844) y  el “Postcriptum no científico a las migajas filosóficas”(1846), uno de sus escritos más importantes. Se le considera el padre del Existencialismo, por hacer filosofía del Sufrimiento y la «Angustia».
  6. 6. Reacción al hegelianismo:  Kierkegaard criticó con dureza el hegelianismo de su época. Rechaza la «eternización» que el Hegelianismo introduce en la filosofía, porque ese pensamiento abstracto deja fuera la existencia, esto es, el modo mismo de ser del hombre, de todo hombre, incluso del propio pensador abstracto.  El hombre es algo concreto, temporal, en devenir, situado en ese modo de ser que llamamos existencia por un "cruce de lo temporal y lo eterno, sumergido en la angustia”.
  7. 7. El individuo como categoría  Kierkegaard toca la realidad humana individual y personal, no en una abstracción como “el hombre” en general. “La existencia es la mía, en su concreta e insustituible mismidad”. (esta dimensión positiva de su pensamiento queda enturbiada por su irracionalismo).  Kierkegaard influyó de modo considerable en la filosofía actual.  Aparece elevado a sistema y a una madurez superior, el núcleo más vivo de la metafísica.
  8. 8. La angustia:  Kierkegaard, como muchos pensadores de su tiempo, apela al cristianismo, a través de la teología protestante, para comprender el ser del hombre.  Insiste especialmente en el concepto de la angustia, que pone en relación con el pecado original y en la cual el hombre se siente en soledad;  Esto lo lleva a hacer una antropología, determinada por la idea de existencia, de sumo interés y de mucha fecundidad filosófica.
  9. 9. ¿Qué hago aquí? ¿A dónde voy?  Es la experiencia decisiva de la existencia, en la que el hombre se determina como ser libre, o se desconoce como tal.  No es mero concepto, sino nota distintiva del ser humano.  No es un "estado de ánimo” que el pensamiento esclarece; sino una experiencia decisiva de la vida del hombre.  No es fenómeno psicológico porque compromete al ser del hombre en su integridad; la posibilidad de comprender la angustia desborda totalmente los límites de la psicología.  La angustia es la experiencia por la que el hombre se abre por primera vez a su propio ser, se singulariza y hace patente su libertad. ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? La angustia:
  10. 10. CRISTIANISMO VS. CRISTIANDAD
  11. 11. “Llegar a ser cristiano…”  Para Kierkegaard el problema es “llegar a ser cristiano”.  La cristiandad es pertenecer a una comunidad eclesial, representante del orden establecido, sin implicar una actitud de vida. Uno pertenece a la cristiandad sencillamente porque ha sido bautizado.  Kierkegaard se propone, como encargo divino, desvelar esa falsedad para presentar el verdadero cristianismo, que “no es una doctrina para ser expuesta, sino para ser vivida”.  Introduce la categoría “el individuo” como base de su pensamiento. No le interesa el idealismo Hegeliano, le interesa el individuo concreto.  Para Kierkegaard, el problema, “Cómo hacerse Cristiano”, y la categoría “individuo” se integran mutuamente porque el verdadero cristiano es un individuo, una persona singular frente a Dios.
  12. 12. Individuo: cuerpo+alma=espíritu  Para Kierkegaard el individuo es cuerpo y alma, y su síntesis es el espíritu, relación de cuerpo y alma que genera autoconciencia. Cuerpo y alma se relacionan por el espíritu, y el espíritu debe autofundamentarse.  Habría que establecer si esta autofundamentación es absoluta o derivada.  El yo debe escoger entonces si fundamentarse en sí mismo o sobre la potencia que ha puesto el espíritu Mismo: Dios.
  13. 13. La bifurcación en el camino… El yo que se fundamenta en Dios, es libertad porque se ha escogido el Absoluto El yo que se ha escogido a sí mismo como fundamento, es desesperación.
  14. 14. Los estadios existenciales Estadio estético Estadio ético Estadio religioso
  15. 15. 1. El Estadio Estético:  Se vive superficialmente, fuera de sí; en el momento concreto, en el estado de ánimo, en el instante fugaz (inmediatez) . No podrá comprometerse con algo serio o definitivo, no se abre a los demás; es cerrado, hermético y egoísta. Se deja llevar; no toma las riendas de su propia existencia; está imposibilitado para el amor. Representa el nivel más bajo de la vida humana: Muestra su carencia de espíritu pues a la persona víctima del esteticismo la falta la conciencia De ser un yo. El esteticismo es una enfermedad del hombre sin interioridad, sin razón profunda de vivir.
  16. 16.  No tiene razones d peso para decidir, se niega su libertad y es indecisión.  Esto lo lleva al aburrimiento, y combate el aburrimiento con la diversión, pero este es un remedio superficial para una enfermedad profunda, su desesperación.  Ejemplos: Juan Tenorio, Don Geovanni de Mozart,
  17. 17. 2.El estadio ético:  La desesperación es punto de partida de la vida ética. Quien escoge libremente despertar de su desesperación entra en el estadio ético. Si estética era la inmediatez, la ética es el hacerse. Lo ético es aquello por lo que él llega a ser lo que llega a ser.  La existencia ética comporta una tensión hacia un telos (o finalidad), un esfuerzo para llegar a ser espíritu frente a Dios.  Kierkegaard entiende el devenir ético como la tensión entre el yo real y el yo ideal. En otras palabras: la vida seria y responsable del hombre honesto.
  18. 18. La ética y lo general  Este telos o finalidad personal, puesto por el absoluto y escogido por el hombre, se alcanza a través del ejercicio de las virtudes personales.  Ser-en-Relación: El ser no puede encasillarse solamente individual, porque el darnos forma partiendo de nuestras características concretas nos remite hacia el ámbito de lo social y lo civil: Los deberes laborales, familiares, políticos, etc., reaparecen en el estadio ético y hacen que el individuo pueda alcanzar lo general (lo común a todos) al tiempo que se hace a sí mismo.
  19. 19. 3. El estadio religioso:  El estadio ético no es definitivo: comienza y termina con el arrepentimiento. Kierkegaard afirma que con Dios siempre estaremos en deuda.  La ética del deber (Ética Kantiana), general, está fuera del hombre según Kierkegaard, y por ello, se afirma una superioridad de la fe sobre la ética.  Según la ética de lo general, el hombre que no hace lo general necesariamente peca. La ética en este estadio es absoluta.  Pero Kierkegaard nos presenta el caso de Abraham, que con una fe infinita, cree en la virtud del absurdo. (Abraham decide matar a su hijo por mandato de Dios…) Frente a Dios, la ética queda subordinada ante la fe, pues el individuo se encuentra frente a Dios.
  20. 20. El estadio religioso:  ¿Entonces, algunos deberes del individuo respecto a Dios le pueden hacer ir en contra de lo general?  En esta paradoja, Kierkegaard concluye que el individuo es superior a lo general, de manera que es el individuo el que determina su relación con lo general mediante la relación que tiene con el absoluto, y no al revés.  El individuo se relaciona con Dios en la fe, que es una pasión y no una razón.  La forma de llegar a Dios es subjetiva, mediante la pasión de la interioridad.
  21. 21. Sobre la verdad en el Cristianismo:  La verdad del cristianismo es paradójica: Lo eterno se hace temporal, Dios se hace hombre, esto es entendible solo mediante la pasión, que permite dar el salto de la fe.  La verdad es la incertidumbre objetiva mantenida en la apropiación de la mas apasionada interioridad, y esta es la verdad mayor que pueda darse en un existente.  En el ámbito ético-religioso no se da la certeza objetiva sino la decisión libre de afirmar la incertidumbre subjetiva, movida por la pasión de la infinitud.
  22. 22.  La definición de la verdad es una descripción de la fe: “Sin riesgo no existe la fe”. “Gracias a que no puedo, debo creer.” “No perder de vista que me encuentro en la incertidumbre objetiva, a 70,000 pies de profundidad, y aún así, creo”.  No se puede explicar el cristianismo porque es la religión de la paradoja absoluta; la existencia es tiempo de decisiones y la verdad es paradoja.
  23. 23. Abraham ¿profeta o asesino? "El caballero de la fe está solo en todo momento.” Citado textualmente de: http://textosfil.blogspot.com/2011/10/abraham-profeta-o-asesino.html En el texto Temor y Temblor, Kierkegaard aborda el ejemplo bíblico del intento de sacrificio de Isaac por parte de su padre, Abraham, la idea de que el salto a la fe comporta la superación de la moral común, impone comportamientos que nunca podrían convertirse en norma universal y, en consecuencia, que no pueden considerarse éticos en sentido kantiano [1]. Para la ley del mundo, Abraham es el asesino de su hijo, pero su grandeza reside en haber obedecido el mandato divino de inmediato y en silencio, sin discutir ni pensar. Sólo esto significa tener fe, y no pensar que incluso Dios debería seguir las leyes de este mundo. Es verdad que el acto de Abraham se puede interpretar como una forma de supremo egoísmo, puesto que por salvar su alma acepta sacrificar a su hijo. Kierkegaard no niega que en el hombre de fe, en el hombre que sitúa la salvación de su alma por encima de cualquier todo, haya un componente psicológico egoísta; afirma, sin embargo, que en la fe, el mayor amor a sí mismo convive con el mayor amor al Otro (es decir, Dios). Es una paradoja, pero la fe es, precisamente, esta paradoja. El autor pretende mostrarnos en este ejemplo bíblico el paso del estadio ético al religioso. Pensemos en el momento en que Isaac le pregunta a su padre al llegar al Monte Moriha por el carnero a utilizar en el sacrificio, y las palabras emitidas por Abraham: «Dios mismo proveerá». Esta respuesta es la prueba primera que superó, irónicamente; es el silencio que decidió guardar, haciéndolo sin dudar, ni dejar de creer en Dios, pero temeroso de Él, aún cuando el sacrificio de su primogénito contradecía la promesa divina de descendencia para Abraham. Así pues, con la aceptación del sacrificio de Abraham, creyó en la paradoja de “no dudar y creer en lo absurdo”[2]. Para creer en la virtud de la paradoja, es necesario pensar en el dilema en el que Abraham se encontraba. Por una parte, la resolución que él había tomado no era en lo absoluto ética, ya que ésta contempla la aprobación, el apoyo y la admiración social, donde lo
  24. 24. manifestado se haga de manera transparente, pero el acto de Abraham se hizo en la oscuridad y el silencio, en un camino oculto y solitario. Así pues, el acto del que se habla, es que Abraham actuó como un asesino. En contraposición a esto, se encuentra el acto religioso, cuya valía reside en el sacrificio. Para encontrar una separación más diferenciada, nuestro autor crea una distinción entre el Caballero de la resignación y el Caballero de la fe [3], es decir, entre lo general y lo particular, lo social y el absoluto. Viendo como ejemplo perfecto del primero, al arquetipo del héroe trágico, y del segundo a Abraham, como el “padre de la fe”[4]. Siguiendo con el mismo ejemplo, Abraham tenía su deber ético con Isaac y el deber absoluto con Dios, donde el héroe trágico siempre se moverá en la esfera de lo ético, lo moral y el bien mayor; en cambio, el Caballero de la fe, en este caso Abraham, no solo no puede optar por el camino ético, sino que tiene que ir en contra de él por ser una cuestión privada y ajena totalmente a lo general, y como es algo que no puede compartir en lo social, lo enfrenta sólo la miseria y angustia de la paradoja, sin embargo, gracias a ella es que alcanza una grandeza superior a la de cualquier héroe porque el deber trasciende hacia el Divino, entablando una relación con él. La fe es esta paradoja, y el individuo no puede hacerse entender por absolutamente nadie. Abraham, pues, no ha hablado, no ha dicho nada a Sara, ni a Eliézer, ni a Isaac; ha descuidado las instancias morales porque, para él, la ética tenía su más elevada expresión en la vida familiar. Así pues, la elección de la fe comporta sufrimiento, soledad y silencio[5]. Bibliografía: Kierkegaard, Soren, Temor y temblor, Altaya, España, 1997, pp. 7-56 [1] Kierkegaard, Soren, Temor y temblor, “Proemio”, Altaya, España, 1997, pág. 22 [2] Ibíd., Pág. 27 [3] Ibíd., Pág. 36 [4] Ibíd., Pág. 26 [5] Ibíd., Pág. 43 Publicado 11th October 2011 por Mdm.Chmpvll, Citado textualmente de: http://textosfil.blogspot.com/2011/10/abraham-profeta-o-asesino.html
  25. 25. APORTES Y CRITICA:  Kierkegaard hace critica radical del idealismo Hegeliano  Revalora al individuo dotado de dignidad y con la función central de la fe para alcanzar el absoluto.  De Kierkegaard parten diversas corrientes filosóficas como el Personalismo y el Existencialismo.  Su pensamiento renace a partir del siglo XX.  Aunque critica a la iglesia luterana, también dista mucho del catolicismo respecto al carácter razonable (que no racionalista) de la fe.  Kierkegaard abre caminos, transitados en provecho de quienes quieren encontrar en el hombre una fundación teológica y un destino trascendente.
  26. 26. BIBLIOGRAFIA: Presentación realizada por Gerardo Viau, Guatemala 20 de Junio del 2011 HISTORIA DE LA FILOSOFÍA: IV Filosofía Contemporánea, Mario Fazio, Francisco Fernández Labastida Editorial Palabra, MADRID, 2004 HISTORIA DE LA FILOSOFÍA, JULIÁN MARÍAS 32.aEDICIÓN Biblioteca de la Revista de Occidente Calle Milán, 38. MADRID 1a edición: 1941; 32.a edición: 1980

×