Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
Guerra de la Independencia        española
• La guerra de la Independencia española se  desencadenó como reacción a la invasión  francesa de la península Ibérica en ...
•   Los triunfos de Napoleón•   Tras la derrota de Bailén y la creación de la Junta Central, Napoleón    decidió alterar s...
•   Tras la abdicación de Carlos IV y Fernando                                          VII, los afrancesados, que deseaba...
•   Cortes de la primera etapa de parlamentarismo español (24 de septiembre de 1810-10 de mayo de 1814), celebradas inicia...
•   La invasión francesa•   El objetivo de Napoleón era, sin embargo, ocupar toda la Península con la    excusa de dirigir...
Guerra de la independencia española
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Guerra de la independencia española

breve relato de la guerra española

  • Inicia sesión para ver los comentarios

  • Sé el primero en recomendar esto

Guerra de la independencia española

  1. 1. Guerra de la Independencia española
  2. 2. • La guerra de la Independencia española se desencadenó como reacción a la invasión francesa de la península Ibérica en 1807 y la posterior imposición de un monarca francés, José I, en el trono de España. Se prolongó desde 1808 hasta 1814 y la disputaron, con el apoyo de Reino Unido, los partidarios de expulsar a los franceses frente a las tropas enviadas por Napoleón a la Península.
  3. 3. • Los triunfos de Napoleón• Tras la derrota de Bailén y la creación de la Junta Central, Napoleón decidió alterar sus planes internacionales y acudió a España con la Grande Armée. En noviembre de 1808, el emperador aprovechó las diferencias en el seno del bando angloespañol y derrotó al ejército de Extremadura en Gamonal, al de Galicia en Espinosa y al de Aragón en Tudela. El 30 de noviembre atravesó el puerto de Somosierra y el 3 de diciembre atacó Madrid, que capituló a los pocos días. Napoleón decidió entonces luchar contra los británicos en Portugal, pero la noticia de los preparativos militares del emperador de Austria le obligaron a regresar a París. A principios de 1809, los ejércitos franceses realizaron una ofensiva en la que ocuparon La Mancha y Extremadura. A lo largo de ese año, los ejércitos de Napoleón consiguieron dominar gran parte de la Península e infligir importantes derrotas a sus enemigos, como la de la batalla de Ocaña (noviembre de 1809). De 1810 a 1811, los franceses avanzaron por toda España, con la excepción de Cádiz, y tomaron Sevilla, Tortosa, Tarragona y Valencia, entre otras poblaciones.
  4. 4. • Tras la abdicación de Carlos IV y Fernando VII, los afrancesados, que deseaban la regeneración nacional gracias a José I y entre los que figuraron Cabarrús, Azanza, Cevallos, Urquijo, Lista, Moratín y Javier de Burgos, intentaron evitar la guerra contra Napoleón y planearon una serie de reformas políticas y sociales de signo liberal moderado. Pero los intentos que José I y sus colaboradores españoles hicieron para atraerse al país fueron desbaratados por Napoleón, que ocupó el norte del Ebro. Cuando José I abandonó España (junio 1813) la mayor parte de los afrancesados le siguieron. En el tratado de Valençay (diciembre 1813), Fernando VII se comprometió a reintegrar enAfrancesado Mariano Luis de sus derechos y honores a los españoles queUrquijo por Francisco de Goya (Real habían seguido al rey José; sin embargo, noAcademia de Historia, Madrid,España) respetó lo acordado y desterró a otras muchas personas que habían permanecido en España. Los afrancesados no pudieron regresar a España hasta el inicio del Trienio Constitucional (1820).
  5. 5. • Cortes de la primera etapa de parlamentarismo español (24 de septiembre de 1810-10 de mayo de 1814), celebradas inicialmente en Cádiz y que se trasladaron posteriormente a Madrid. Como el gobierno español había tenido que instalarse en Cádiz, huyendo ante el avance francés, las sesiones de las cortes tuvieron que celebrarse en la reducida zona disponible y contando inicialmente con los políticos, eclesiásticos e intelectuales que se hallaban allí refugiados. Las llamadas Cortes Generales y Extraordinarias, que en realidad eran unas cortes constituyentes, inauguraron sus sesiones el 24 de septiembre de 1810 en el teatro de la Isla de León, en las proximidades de Cádiz. Allí prosiguieron hasta febrero de 1811, cuando la proximidad de los franceses obligó a trasladarlas a la propia ciudad de Cádiz, a la iglesia de San Felipe Neri. La labor legislativa de estas cortes extraordinarias fue extensa y fecunda. Comenzaron proclamando la soberanía nacional, decretaron una ley de imprenta que abolía la censura (noviembre 1810), incorporaron a la nación los señoríos jurisdiccionales, aboliendo con ello el feudalismo (agosto 1811), y decretaron la supresión de la Inquisición (febrero 1813). Redactaron también la Constitución política de la monarquía española, cuya promulgación solemne tuvo lugar el 19 de marzo de 1812, aniversario de la subida al trono de Fernando VII. Las sesiones de las cortes extraordinarias se clausuraron el 14 de septiembre de 1813, si bien se celebraron todavía unas reuniones suplementarias del 16 al 20 del mismo mes. Las cortes ordinarias se inauguraron el 1 de octubre, en el mismo escenario de la iglesia de San Felipe Neri, pero el recrudecimiento de la epidemia de fiebre amarilla obligó a efectuar un nuevo traslado a la Isla de León. Había llegado ya el momento en que podía pensarse en regresar a Madrid, y los diputados acordaron suspender las sesiones el 29 de noviembre para volver a reemprenderlas en Madrid, en el teatro de los Caños del Peral, escogido como residencia provisional, mientras se habilitaba un antiguo convento cercano al palacio Real. Antes de marchar, se acordó, en testimonio de gratitud, conceder a la Isla de León el título de ciudad y mudar su nombre por el de San Fernando. En el traslado de las cortes a Madrid influyeron especialmente los diputados absolutistas, que conspiraban ya para abolir el sistema constitucional y deseaban huir del ambiente favorable al liberalismo que se registraba en la ciudad de Cádiz, y que contribuía a ejercer una innegable presión sobre los diputados. Las sesiones se reemprendieron en Madrid, el 15 de enero de 1814, y el 1 de febrero se cerró la primera legislatura. Se inauguró la segunda el 25 del mismo mes, pero la labor a realizar iba a verse interrumpida muy pronto, ya que Fernando VII regresaba a España dispuesto a suprimir el sistema constitucional y a reinstaurar la monarquía absoluta. La última sesión de las cortes se celebró el 10 de mayo. Inmediatamente después comenzó la persecución de los diputados, toda su obra legislativa fue anulada en teoría, aunque una pequeña parte de ella sobreviviera en la práctica, y España volvió a vivir bajo las formas políticas del Antiguo Régimen hasta 1820. Las Cortes de Cádiz tienen una importancia transcendental en la historia española y representan un hito fundamental en la evolución del liberalismo europeo.
  6. 6. • La invasión francesa• El objetivo de Napoleón era, sin embargo, ocupar toda la Península con la excusa de dirigirse a Portugal. Por esta razón, las tropas francesas, dirigidas por el mariscal Junot, entraron rápidamente en España e invadieron Portugal. La corte portuguesa huyó a Brasil en febrero de 1808 y Napoleón aumentó el número de tropas que llegaron a componer un ejército de más de 100.000 soldados pese a que el tratado de Fontainebleau sólo contemplaba la entrada de 28.000.• • El motín de Aranjuez y la reunión de Bayona• La entrada de las tropas napoleónicas provocó el rechazo de la población hacia Godoy, al que veían como el responsable de la invasión. Como consecuencia, el 18 de marzo de 1808 se produjo un motín popular en Aranjuez, donde estaba instalada la familia real que concluyó con la abdicación de Carlos IV en la persona de su hijo, Fernando VII, y la destitución y prisión de Godoy. El genio político de Napoleón aprovechó tal coyuntura y se ofreció como mediador en la disputa dinástica. Una vez reunidos en Bayona la familia real española y el emperador francés, una compleja maniobra política hizo que tanto Carlos IV como Fernando VII renunciasen al trono a favor de Francia.

×