Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Etic: Estrategia Bolivia

256 visualizaciones

Publicado el

Estrategia Boliviana de Tecnologias de la Informacion y Comunicacion

  • Sé el primero en comentar

Etic: Estrategia Bolivia

  1. 1. Estrategia Boliviana de Tecnologías de la Información y la Comunicación para el Desarrollo Ministerio de Servicios y Obras Públicas Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo MEMORIA 2005 Vicepresidencia de la República Presidencia del Congreso Nacional Superintendencia de Telecomunicaciones
  2. 2. Índice Presentación EDUARDO RODRÍGUEZ VELTZÉ, Presidente Constitucional de la República de Bolivia SANDRO GIORDANO, Presidente del Congreso de la República de Bolivia Mensajes Ministerio de Servicios y Obras Públicas El compromiso con las TIC Superintendencia de Telecomunicaciones Nuestro camino hacia la Sociedad de la Información Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia Construyendo la Sociedad de la Información Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo Un paso bien dado Equipos de ETIC Agradecimientos Prólogo Resumen Ejecutivo Capítulo 1 La Sociedad de la Comunicación, la Información y el Conocimiento Capítulo 2 Los esfuerzos mundiales para reducir la Brecha Digital Capítulo 3 El desarrollo de las TIC en Bolivia Capítulo 4 Construcción de la ETIC 5PÁGINA ÍNDICEÍNDICE PGS. 5-6 PG. 7 PGS. 9-10 PG. 11 PG. 12 PG. 13 PG. 14 PGS. 15-16 PGS. 17-18 PGS. 19-21 PGS. 23-26 PGS. 27-36 PGS. 37-47 PGS. 49-65 PGS. 67-91
  3. 3. 6PÁGINA Capítulo 5 ETIC 1. Visión 2. Misión 3. Principios 4. Alcances 5. Objetivo central de la ETIC 6. Objetivos específicos 7. Proceso metodológico 8. Lineamientos estratégicos 9. Lineamientos estratégicos sectoriales Capítulo 6 Condiciones para el éxito Capítulo 7 Propuestas para la implementación Glosario Bibliografía Anexos Anexo 1 Leyes y decretos Anexo 2 Los actores TIC Anexo 3 Las instituciones y organizaciones asistentes Anexo 4 Lista general de participantes PGS. 93-110 PG. 99 PG. 99 PG. 99 PG. 99 PG. 100 PGS. 100-101 PG. 101 PGS. 101-107 PGS. 107-110 PGS. 111-114 PGS. 115-118 PGS. 119-124 PGS. 125-126 PGS. 127-162 PGS. 129-135 PGS. 136-140 PGS. 141-154 PGS. 155-162
  4. 4. 7PÁGINA presentaciónPRESENTACIÓN A ctualmente, la información se constituye en el principal impul- so del desarrollo y la participación ciudadana. Crear las condi- ciones de acceso a ésta y al aprendizaje representa para nuestro país una nueva oportunidad generadora de mejores condiciones de vida y trabajo, aprovechando las ventajas de las Tecnologías de la In- formación y la Comunicación (TIC). En este entendido, el Gobierno de Bolivia valora la importancia de democratizar el uso y aplicación de las tecnologías para la formación y capacitación de sus recursos humanos, es- tableciendo objetivos y programas que conecten a las y los bolivianos con la Sociedad del Conocimiento, lo cual implica un Estado más efectivo, ágil y transparente. El acceso universal a servicios de telecomunicaciones; la promoción del comercio electrónico; los programas de formación continua a profesores y estudiantes; la implementación de telecentros comunitarios y la moder- nización del Estado, a través del gobierno electrónico, son temas indis- pensables en la agenda política de los países que han iniciado la construc- ción de este proceso. Con esta estrategia, fruto de la inclusión y la participación de bolivianas y bolivianos comprometidos con su país, el Gobierno demuestra una clara y firme voluntad política de hacer un uso eficiente y adecuado de las TIC, incorporándolas en las actividades cotidianas de la ciudadanía y fortale- ciendo los procesos democráticos en los que Bolivia está inmersa, además de crear las oportunidades para que toda la población pueda formar parte de la Sociedad de la Información. EDUARDO RODRÍGUEZ VELTZÉ PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LA REPÚBLICA DE BOLIVIA
  5. 5. 9PÁGINA E n febrero del año 2004, el Gobierno de Bolivia inició consultas entre todos los sectores de la sociedad boliviana para elaborar una directriz sobre las Tecnologías de la Información y la Co- municación (TIC), con el objetivo de facilitar a la población el uso y apropiación de nuevas tecnologías y, por ende, insertarla en la So- ciedad de la Comunicación, la Información y el Conocimiento. En este marco, la Presidencia del Congreso-Vicepresidencia de la Re- pública, a través de la Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de Infor- mación en Bolivia (ADSIB); el Ministerio de Servicios y Obras Públicas, mediante el Viceministerio de Electricidad, Energías Alternativas y Teleco- municaciones (VMEEAT); la Superintendencia de Telecomunicaciones (SIT- TEL) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de- cidieron elaborar la Estrategia Boliviana de Tecnologías de la Información y la Comunicación para el Desarrollo (ETIC). Ahora se espera que esta estrategia se convierta en la base de una polí- tica de Estado para el aprovechamiento de los procesos y recursos de la co- municación y la información en función de los objetivos del desarrollo. La estrategia requiere condiciones de equilibrio y cooperación iguali- tarias entre actores del Gobierno, los agentes económicos y la sociedad ci- vil, con espacios de trabajo en sus respectivos ámbitos y el apoyo de la co- operación internacional La ETIC ha sido diseñada para ayudar a los diferentes sectores de la so- ciedad a apropiarse de las oportunidades que las TIC pueden brindar como instrumentos facilitadores del desarrollo social y económico sostenible; aproximándoles a los beneficios de la Sociedad de la Comunicación, la Información y el Conocimiento. El proceso de diseño incluyó la recuperación de la mayor cantidad po- sible de experiencias e iniciativas de aprovechamiento de las TIC realizadas en el país. Estas experiencias han sido promovidas desde diferentes secto- res como el Gobierno central, las prefecturas departamentales, los gobier- nos municipales, las universidades públicas y privadas, las organizaciones de la sociedad civil y los operadores y proveedores de servicios, entre otros. La ETIC sólo podrá ser exitosa con la participación de todos presentaciónPRESENTACIÓN
  6. 6. 10PÁGINA De esta manera, la estrategia en sí es producto del aporte colectivo de los distintos actores sociales que participaron en el proceso de consulta reali- zado en las capitales de departamento, con lo cual se facilitó el desarrollo del diseño de la ETIC. El enfoque se centró en el alcance de metas de desarrollo, coadyuvan- do así al logro de los objetivos establecidos por la Estrategia Boliviana de Re- ducción de la Pobreza (EBRP), el cumplimiento de los Objetivos de Desa- rrollo del Milenio (ODM) y las metas formuladas en la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información (CMSI). La ETIC es necesaria para encauzar los esfuerzos individuales y los re- cursos con los que cuenta el país, a fin de lograr el uso eficiente de las TIC. La ETIC sólo podrá ser exitosa con la participación del Estado boliviano, la sociedad civil, los actores económicos, las instituciones académicas y la comunidad de donantes y amigos de Bolivia. Este gran paso que hoy damos nos orienta hacia la Sociedad de la Co- municación, la Información y el Conocimiento. Para que este esfuerzo realizado por muchas bolivianas y muchos boli- vianos sea una realidad y tenga el éxito esperado, deberá ser implementa- do a través de un trabajo coordinado y armónico. SANDRO GIORDANO PRESIDENTE DEL CONGRESO REPÚBLICA DE BOLIVIA
  7. 7. 11PÁGINA mensajesMENSAJES E l desarrollo tecnológico y científico permite acceder con mayor faci- lidad a diferentes fuentes de información con un alto nivel de conte- nido, no obstante la distribución poco equitativa de este acceso que se hace más crítica e incrementa las diferencias sociales al interior de nuestro país y en el entorno de la región. Es nuestro deber convertir las nuevas tecnologías en la mejor herra- mienta para lograr ejercer nuestro derecho al desarrollo, permitiendo la inclusión social, económica y cultural. El Gobierno asigna un papel prioritario a la democratización y desarrollo de los sistemas educativo, científico y tecnológico como base fundamental de la Sociedad de la Información. Estos sistemas constituyen un compo- nente central de la estrategia nacional para superar la pobreza y establecer las bases de un proceso de desarrollo sostenido y sustentable, cuyos bene- ficios se distribuirán equitativamente. Nuestro país enfrenta un doble desafío, ser partícipes del uso y aplicación de las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación y, al mismo tiem- po, garantizar plenamente el acceso a la alfabetización digital de la población. En este sentido, el trabajo realizado por la Coordinación Nacional de la “Es- trategia Boliviana de Tecnologías de la Información y la Comunicación para el Desarrollo”, ETIC, con la Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Infor- mación en Bolivia, la Superintendencia de Telecomunicaciones, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Viceministerio de Electricidad, Ener- gía Alternativas y Telecomunicaciones, ha permitido identificar, a través de se- minarios y talleres, las necesidades reales de la sociedad y de las instituciones. Es importante facilitar el acceso a las TIC a la población en edad escolar y a los centros de formación pedagógica, ubicados principalmente en las zo- nas periurbanas y rurales. El Gobierno, a través del Ministerio de Servicios y Obras Públicas, ha decidido empeñar todos sus esfuerzos en concretar pro- yectos que faciliten la integración de estas unidades educativas al proceso de desarrollo. Si no logramos que los niños se apropien de las nuevas tecnolo- gías, el futuro de Bolivia quedará al margen de su utilización y de su inte- gración a la Sociedad de la Información. Es una tarea y obligación prioritarias de este Ministerio de Servicios y Obras Públicas conducir el desarrollo de las telecomunicaciones y de las Tec- nologías de la Información y la Comunicación con la participación de los principales sectores de la sociedad, fijar las políticas participativas para ga- rantizar el compromiso asumido en la ETIC y establecer el marco legal más apropiado para facilitar el uso de recursos en beneficio del acceso de la población a las tecnologías de la información. Esto reitera la posición planteada de que, a pesar de la crisis socioeconómica por la que atravesamos, es indispensable invertir en la provisión de equipa- mientos, en la conectividad, en el contenido y en la infraestructura. El compromiso con las TIC MARIO AVELINO MORENO VIRUÉZ, MINISTRO DE SERVICIOS Y OBRAS PÚBLICAS.
  8. 8. 12PÁGINA mensajesMENSAJES A l presente nos encontramos en un entorno mundial orientado principalmente por el avance de las Tecnologías de la Infor- mación y la Comunicación (TIC), las que definen nuevos pa- radigmas de desarrollo, fundados en el acceso a la informa- ción y a la generación del conocimiento, en un escenario en el que se plantean sociedades más integradas, gobiernos más transparentes, mejor educación y salud, y la participación rápida y ágil en mercados regionales y mundiales. En este contexto, es necesario lograr una apropiación sistemática de las TIC que implique además de la conectividad, la generación de capaci- dades, el desarrollo de contenidos y una sostenibilidad en todas sus di- mensiones. Bolivia, frente a este panorama, debe construir políticas propias que surjan de sus necesidades, que incluyan a todos los sectores de la sociedad, manteniendo y marcando sus rasgos como país y conservando su singula- ridad cultural y social. Es así que la Superintendencia de Telecomunicaciones —como uno de los principales actores públicos del sector— ha impulsado y participado en la elaboración de lo que hoy se denomina la “Estrategia Boliviana de Tec- nologías de la Información y la Comunicación para el Desarrollo” (ETIC), ins- trumento que plantea objetivos comunes, compromisos y propuestas diri- gidas a la inserción boliviana a la Sociedad de la Información. Este documento es fruto de la contribución de distintos representan- tes de los ámbitos público y privado, en un proceso abierto y participa- tivo —de abajo hacia arriba— que expone una visión compartida y ga- rantiza no sólo la objetividad de las políticas que se plantean, sino la validez y aplicabilidad de las soluciones que se proponen. Estamos seguros de que el resultado de la “Estrategia Boliviana de Tec- nologías de la Información y la Comunicación para el Desarrollo” guiará nuestro camino hacia la Sociedad de la Información, basada en la univer- salización del conocimiento, con un empoderamiento de la gente y el pro- greso efectivo de nuestra sociedad en su conjunto. JOSÉ ANTONIO MORALES MONTAÑO, SUPERINTENDENTE DE TELECOMUNICACIONES. Nuestro camino hacia la Sociedad de la Información
  9. 9. 13PÁGINA mensajesMENSAJES E sta estrategia brindará enormes beneficios porque permitirá un uso óp- timo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, a pesar de que el conocimiento necesario para tener éxito con las TIC es complejo y muy cambiante. El mundo observa a diario cómo las Tecnologías de la Información y la Co- municación (TIC) están cambiando nuestros patrones de interacción, dando lugar a grandes desafíos y oportunidades para todos los que conformamos esta sociedad. Es un tiempo en el que, preparados o no, estamos obligados a tomar decisiones que redefinirán nuestro futuro. Las TIC no están al margen de la permanente cri- sis en la que vive nuestra nación como la expresión más pura de impotencia en la construcción de nuestro desarrollo. Los líderes políticos han ignorado, de forma persistente, todo lo vinculado a la tecnología o la han relegado a otras instancias o no la han entendido por una miopía sobre los cambios de paradigmas. El ejercicio de la política convencional establecía que los asuntos tecno- lógicos no eran importantes ya que requerían de especialidad técnica más que de liderazgo o eran demasiado riesgosos como para involucrarse, visión que está cambiando para bien. El proceso de globalización, el crecimiento de la internet y el comercio electrónico son hoy reconocidos como ventajas críticas en la planificación de un futuro. Como no contábamos con una estrategia para afrontar los cambios propuestos por la nueva era, no estábamos preparados para encarar el desarrollo con el apo- yo de instrumentos tecnológicos, pese al reconocimiento de que las redes de computadoras han transformado dramáticamente la forma de hacer las cosas hoy. Por ello, el no involucrar a las TIC en el desarrollo se convirtió en sinónimo de no competitividad. La sociedad exige legítimamente que se modernice el Go- bierno y se ponga en línea con los tiempos actuales, transformación que de algu- na manera puede ser considerada histórica ya que el desafío de hoy es definir un nuevo tipo de visión para un nuevo tipo de sociedad basada en la comunica- ción, la información y el conocimiento. Empero, la incorporación de las TIC por parte del Estado boliviano se ve obsta- culizada, como ocurre en otros países, por el elevado costo de los soportes físicos y lógicos. Si a esto se suma el no contar con una visión clara y una estrategia concreta para abordar esta problemática, estamos frente a un ahondamiento mayor de la Bre- cha Digital que ya es preocupante, motivo por el que se debe tener plena con- ciencia de que las TIC son herramientas indispensables para promover el desarrollo y luchar efectivamente contra la pobreza. También debemos estar conscientes de que muchas iniciativas basadas en las TIC fracasan no sólo por problemas tecnológicos, sino por motivos políticos. Por ello, un liderazgo claro y concreto permitirá un trabajo multidisciplinario en el que interactúen actores del Gobierno, sociedad civil, empresarios, dirigentes y otros. Si bien hay muchas iniciativas de desarrollo, será sólo a través de una dirección que lograremos alcanzar los objetivos planteados. Construyendo la Sociedad de la Información SERGIO TORO TEJADA, DIRECTOR EJECUTIVO DE LA AGENCIA PARA EL DESARROLLO DE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN EN BOLIVIA.
  10. 10. 14PÁGINA H ay muchos países en el mundo que son culturalmente diversos. Pero hay pocos que celebren y vivan tan intensamente su ri- queza y diversidad cultural como Bolivia. En ese sentido, una globalización mal entendida –o mal lle- vada a cabo—, que sea homogenizadora y que no haga distinciones, pue- de y resultará empobrecedora para Bolivia. Se ha señalado a los medios de comunicación como los operadores de este proceso de globalización niveladora sin miramientos: los me- dios de comunicación entendidos no solamente como los grandes diarios y las grandes cadenas internacionales de televisión, sino además los me- dios de comunicación en su acepción más moderna: las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y sus manifestaciones concretas: internet y lo cibernético. Internet y las TIC son una herramienta de desarrollo comercial, sí, pero también son instrumentos para consolidar organizaciones, potenciar de- mandas y fortalecer culturas. Tal como lo ha registrado ya el Informe Nacional de Desarrollo Humano 2004 del PNUD, titulado Interculturalismo y Globalización – La Bolivia Posible, si bien el país cuenta con una infraestructura de telecomunica- ciones, ésta aún no es accesible a toda la población boliviana. Aparte de ello, la población boliviana valora mucho estas tecnologías: in- cluso la mayoría de los que no usan la internet, quisiera poder hacerlo. Es una cuestión de oportunidad que hay que aprovechar. Bolivia cuenta entonces tanto con la infraestructura como con la dispo- sición de su gente para el uso de estas nuevas tecnologías. Es indispensable, por tanto, que esa base material sea realmente accesible a toda la sociedad boliviana en todos sus sectores, de modo que se convierta en un instru- mento tanto de desarrollo humano como de reducción de la pobreza. Lo que hacía falta, y que ahora tiene el lector entre las manos, era una estrategia nacional que señale cómo aprovechar los factores existentes y po- tenciar a los bolivianos, no sólo como meros usuarios de las TIC –el po- tencial comercial de uso de la internet como herramienta de ventas en el mundo es gigantesco—, sino además como creadores de tecnología. Esta estrategia es el primer paso para el cierre de la llamada brecha in- formática, y, además de necesario, es un paso bien dado. Un paso bien dado ANTONIO MOLPECERES, REPRESENTANTE RESIDENTE DEL PROGRAMA DE NACIO- NES UNIDAS PARA EL DESARROLLO. mensajesMENSAJES
  11. 11. 15PÁGINA equipos de eticEQUIPOS DE ETIC Equipo de preparación de la estrategia Gonzalo Aramayo Careaga, coordinador general del proyecto. Carlos Colomo Vargas, administrador del proyecto (III fase). Alejandro Patiño, consultor economista. Marcelo Rojas Torres, sistematizador de la información. Eduardo Rojas, facilitador de consultas nacionales. Fernando Ibarguen, administrador del proyecto (II fase). Heidi Zalles, administradora del proyecto (I fase). Teresa Sanjinés, responsable de medios. Vannia Salguero, asistente administrativa y de eventos. Carmiña Bellido, asistente de marketing y de eventos. María José Aguirre, asistente de marketing y de eventos. Marcelo Zelaya, asistente de sistematización. Marcelo Rodríguez, asistente de página web y foro. Ekar Zabala, asistente en sistemas de inscripción en línea y página web. Daniel Romero, asistente en sistemas de inscripción en línea y página web. Maxime Parmentier, asistente en coordinación de eventos. Alejandro Choque, asistente coordinador. Comité de coordinación gubernamental Sergio Toro Tejada, representante de ADSIB. José María Sanzetenea, representante de SITTEL. Eduardo Delgado Morales, representante del VMEEAT. Gonzalo Gómez Melazzini, representante del PNUD. Gonzalo Aramayo Careaga, coordinador ETIC. Equipo de apoyo macrotemas CONTENIDOS Y APLICACIONES Manuel de la Torre, Roberto Zambrana, Luis Iturry Urquizo y Janeth Arteaga. CAPACIDAD HUMANA Gabriela Ugarte, Gover Barja y Guido Céspedes. CONECTIVIDAD E INFRAESTRUCTURA Eduardo Delgado, Nelson Guzmán, Ebert Montevilla, Alejandro Patiño.
  12. 12. 16PÁGINA SOSTENIBILIDAD Y FINANCIAMIENTO Alex Tórrez, Giory Osinaga y Red TICBolivia. NORMATIVA Y REGULACIÓN Rosa Laguna, Diego Arce, Ariel Agramont, Daniel Bustos. Comité de edición y ajuste José Luis Aguirre, Plataforma CRISBolivia. Gover Barja, Maestrías para el Desarrollo UCB. Giory Osinaga, Red TICBolivia. Javier Choque Villca, MACA. Heleen Weeda, Fundación REDES. Iván Sanjinés, AMARC. Eduardo Trigo, CATELBO. Carlos Soria Galvarro, Enlared Municipal. Marketing y Producción IMAGEN CORPORATIVA Y PRODUCCIÓN Olga Lopez, Claudia Macias, Jessie Carranza y todo el personal de Trazos Creativos. ESTRATEGIA DE MARKETING Y CONCEPTO Marketing Expertos Redacción y diseño Nuevo Periodismo Editores equiposdeeticEQUIPOSDEETIC
  13. 13. 17PÁGINA agradecimientosAGRADECIMIENTOS E sta estrategia no hubiera sido posible sin la coordinación de las ins- tituciones del proyecto: Vicepresidencia de la República, Vice- ministerio de Electricidad, Energías Alternativas y Telecomunica- ciones, Superintendencia de Telecomunicaciones, Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia y el Programa de Na- ciones Unidas para el Desarrollo. La estrategia involucró a varias personas dentro de cada una de las ins- tituciones patrocinadoras, a todas ellas va nuestro agradecimiento por su constante colaboración y disponibilidad en todo momento para acompañar esta iniciativa y creer que el país puede: Armando de la Parra, José Luis Pa- rada, Alejandra Beltrán de la Vicepresidencia de la República; Eduardo Delgado, Carla Maldonado y Hebert Montevilla del Viceministerio de Elec- tricidad, Energías Alternativas y Telecomunicaciones; José María Sanzetenea, Alejandro Patiño, Pedro Solares, Javier Moncada, Marcelo Claure, Ramiro Puch, Teresa Sanjinés y Amparo Subieta de la Superintendencia de Tele- comunicaciones; Sergio Toro, Claudia Sánchez y Sánchez, Ramiro Mora, Alex Tórrez, Claudia del Villar, Mario López y Daniela Romero de la Agen- cia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia y Gonzalo Calderón, Gonzalo Gómez, Karina Alarcón, Oscar Agramont, Paúl Tellería y Mauricio Márquez del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Ha sido invaluable el aporte de la sociedad civil en el desarrollo de la ETIC, por lo que debemos el éxito del proceso a las instituciones y organi- zaciones que durante los últimos años realizaron actividades sobre la temá- tica y que fueron la base de acción del proceso: la Red TICBolivia a través de todos sus proyectos y especialmente Heleen Weeda de Fundación REDES, Elizabeth Rodas de GEPROBOL, Stijn Van der Krogt y Loeki Schaeffers del IICD; Orlando Arratia de AGRECOL, Keiko Ignacio de AYNI, Miriam Suárez de Casa de la Mujer, Javier Choque Villca del MACA, Paul Kuijper de enBo- livia.com, Eliana Rioja de CIDOB, Edwin Rocha y Giory Osinaga de ICO, y to- dos los que día a día trabajan buscando el desarrollo a través de la imple- mentación de TIC y que han estado junto a la estrategia desde su inicio. Nuestro singular aprecio a la Plataforma CRISBolivia a través de su coordinador nacional José Luis Aguirre; Ana Benavides del Defensor del Pueblo, Rocío Hurtado de la UASB, Ingrid Steinbach de la UPSA, Marcelo Guardia y Carlos Arroyo de la UCB, Iván Sanjinés de AMARC, y todos los que hicieron posible la masiva participación a los eventos na- cionales y temáticos. El sector académico fue nuestro anfitrión para desarrollar los eventos par- ticipativos e inclusivos: Universidad Católica Boliviana (La Paz y Cocha- bamba), Universidad Andina Simón Bolívar (Sucre), Universidad REAL (La
  14. 14. 18PÁGINA Paz), Universidad Privada de Santa Cruz (Santa Cruz), Universidad NUR (Cochabamba), Universidad Técnica del Beni (Trinidad), Universidad Ama- zónica (Cobija) y Universidad Técnica de Oruro (Oruro). Este esfuerzo tampoco hubiera sido posible sin la intervención y apoyo de los diferentes comités organizadores en cada una de las ciudades don- de se realizaron los eventos de consulta: Jorge Tejerina, Ernesto Farfán, Rocío Hurtado, Zulema Choquevilca, Ronald Camargo Suzuki, Arturo Ma- riscal, Ingrid Steinbach, José Luis Aguirre, Marcelo Guardia, Carlos Arroyo, Carlos Herbas, Laura Flores, Gustavo Araníbar, David Mayta, Miguel Angel Hinojosa, Gabriela Barriga, Manuel Nieto, a todos ellos nuestro profundo agradecimiento. De igual manera a todos los participantes en los grupos de trabajo "GETIC" que, sin duda, efectuaron un arduo trabajo al pulir los re- sultados de las consultas nacionales y finalmente obtener nuestra estrategia. A los organismos y países que nos dieron un apoyo logístico y acceso a documentación: Antonio Molpeceres, Alfredo Marty, Raúl Zambrano y Radhika Lal del PNUD; Daniel Pimienta y Pablo Liendo de Funredes (RED Mística); Jaime Gre y Patricio Gutiérrez del Gobierno Nacional de Chile; Pa- blo Valenti del BID; João Carlos Feraz, Alvaro Díaz y Martin Hilberth de CE- PAL; Erick Iriarte de Alfa Redi; Ben Petrazini del ICA; Stijn Van der Krogt y Loeki Schaeffers del IICD; Geraldine Quadio, Ruth Huber, Ana Virginia Heredia y Midory Arzadum de COSUDE; Soren Gigler, Marianela Zeballos y Alejandro Tapia del Banco Mundial; Jose Ribero, Richard Moss, Ana Cár- denas y Antonio Araníbar de la CAN y Miguel Porrua de la OEA. También nuestro agradecimiento al equipo de coordinación nacional que durante la preparación de las mesas temáticas y nacionales no dudó en trabajar sin parar hasta ver realizados los objetivos trazados; realizó viajes a través de diferentes medios sin importar paros o bloqueos y desarrolló eventos participativos utilizando los más diversos medios de difusión y sensibilización en todo el país, con el único objetivo de hacer conocer la im- portancia de contar con un instrumento directriz. Al Comité de Coordinación de la ETIC, Sergio Toro Tejada, Gonzalo Gómez Melazzini, Jose María Sanzetenea, Eduardo Delgado y Gonzalo Aramayo, quienes han demostrado en las arduas y largas horas de reunio- nes y en la toma de decisiones correctas y oportunas que el objetivo que de- be primar en todas las instituciones es el desarrollo del país en unidad. Un agradecimiento especial a los que creyeron desde un principio en el proyecto y lo impulsaron cuando cumplían funciones en las instituciones que participaron en la estrategia: Carlos Mesa, José Galindo, Hormando Va- ca Diez, Rodolfo Castillo, Carlos Felipe Martínez, René Bustillo, Nelson Guzmán, Franklin Salgueiro, Roberto Salgado y Carlos Romero. Finalmente a todos los que creen que una Bolivia mejor puede cons- truirse hombro a hombro y con un solo objetivo: el desarrollo de nuestro país. A todos los asistentes, participantes, expositores, moderadores, per- sonal de apoyo y logística, nuestro profundo agradecimiento.
  15. 15. 19PÁGINA ¿ Cómo elaborar debidamente una estrategia nacional para la Socie- dad de la Información? Si bien podemos documentarnos sobre lo que pasa en otros lugares y aprender unos de otros, no hay receta. Hay que inventarlo todo en función de nuestros propios contextos. ¿Cuáles son los ingredientes claves para que la receta sea buena y esté bien lograda su preparación? Cada elemento tiene su importancia, como en cualquier plato cocinado; sin embargo, podría producirse un grave ma- lentendido si a la sartén y a otras herramientas de cocina se les diera más importancia que al caldo y otras sazones. No debemos olvidar que la receta misma (metodología) tiene un peso notable como factor de éxito y hay que prestarle la debida atención. ¡No estamos hablando de una sociedad de la informática ni de la tele- mática! Si bien esos ingredientes son esenciales, los tres pilares de la So- ciedad de la Información no son las telecomunicaciones, los equipos y los programas de computadoras, sino, más bien, la ética, la educación y la participación. Los procesos de ingeniería electrónica son deterministas, con un presupuesto requerido, los recursos humanos capacitados y una buena organización, se logra la aplicación esperada en el tiempo fijado. Los procesos de ingeniería social no son deterministas, son complejos e im- previsibles. Hay que aprender a dejar que fluyan de abajo hacia arriba. Hay que saber ser facilitador más que arquitecto, pensar en la metodología tanto como en los productos. Tratar de construir actualmente una estrategia para una nueva socie- dad, llámenle de información, de conocimiento, de la comunicación o, mejor, de los saberes compartidos, no es un sencillo proceso y sus impli- caciones pueden ser determinantes, aún más en una nación en busca de nuevos caminos consensuados. Esta construcción debe ser basada en la ética del mismo proceso que pretende construirla. También requiere un esfuerzo constante de educación y no tanto hacia la tecnología, sino hacia las implicaciones societales de su uso y a los cambios profundos que puede acompañar y debe catalizar. A mi parecer, hay un ingrediente en esta cocina social que revierte una impor- tancia mayor: el proceso de participación. En este proceso deben estar presentes los gérmenes del nuevo paradigma al cual se pretende llegar. La prólogoPRÓLOGO El guiso boliviano de los saberes y sabores compartidos
  16. 16. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 20PÁGINA misma participación tiene, además, como prerrequisito un esfuerzo per- manente de educación, dado lo novedoso de los temas y como condicio- nante, una constante preocupación ética sin la cual la gente no va a acep- tar el juego de la participación (nadie quiere ser utilizado o servir de pretexto para un proceso ajeno a sus intereses). Si queremos construir juntas y juntos una sociedad regida por nuevas for- mas de relación entre sus componentes y una sociedad capaz de funcionar en red que sea de colaboración y de innovación, los mismos objetivos a los que queremos llegar deberán estar presentes desde el inicio y en cada etapa del proceso de construcción. Es como en la cocina: si se pone la sal y las otras especias al final del gui- so, es probable que no quede bien porque todos los ingredientes no se habrán mezclado desde un principio para lograr la coherencia y armonía del resultado. Por eso estamos hablando de un guiso, un plato que se hace a fuego lento y que requiere de mucha paciencia y atención permanente para lograr que cada ingrediente deje una huella de su sabor. ¿Cómo se está guisando ETIC? Me siento muy honrado de haber sido invitado para escribir estas líneas de motivación para leer un informe que plasma tantas energías humanas com- partidas. Pasé sólo tres días de mi vida en Bolivia y dentro de ese país, tan lle- no de contrastes, únicamente estuve en La Paz (mientras mi colega Pablo Liendo de Funredes estuvo, también a invitación del PNUD, en Santa Cruz). En esos pocos días no sólo pude ser testigo privilegiado (porque compartí en la mesa, pero también pude visitar la cocina) de una experiencia de par- ticipación única y también pude ser un modesto partícipe y lo sigo siendo a distancia a través de las listas de discusión que se abrieron. Y por haber teni- do la oportunidad de ser partícipe, me siento involucrado y ahora, de alguna manera, soy ciudadano de la sociedad boliviana en construcción. Vi a muchas personas que aportaban sus visiones en un clima de respeto mutuo y de pasión por compartir. Fui testigo de la maravillosa mística del equipo que está facilitando ese proceso con claros criterios de pluralismo, apertura y con una real preocupación ética hacia el proceso. Aprendí mu- cho de todas y todos, y aprendieron algo de mí. Para mí y para la mayoría de las personas que vi implicarse, eso ha sido un banquete social de diálogo y reflexión, y me merece un gran respeto. Para procesos de participación multisectoriales de construcción colectiva no existen modelos (la única aproximación que me viene a la mente sería, y es una paradoja, la de reaplicar modelos de construcción de comuni- dades virtuales a comunidades participativas reales1). En demasiados casos hay un discurso que alaba la participación, pero termina siendo una con- tradicción por el proceso en el terreno... Por esta razón hay que entender 1 VER, POR EJEMPLO, EL CASO DE LA COMUNIDAD MISTICA EN “A LAS FRONTERAS DE LA ÉTICA Y DE LAS CULTURAS: LAS COMUNIDADES VIRTUALES COMO UN PROCESO ABIERTO PORTANDO EL DESEO DE CAMBIO SOCIAL.” HTTP://FUNREDES.ORG/MISTICA/CASTELLANO/CIBEROTECA/TEMATICA/ICIE/ prólogoPRÓLOGO
  17. 17. 21PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO que Bolivia tiene un tesoro a cuidar y que su deber es también exponerlo al resto de la región y del mundo. ¿Por qué será, entonces, que Bolivia porta tantas esperanzas en este cam- po? En términos de estructura social es un país bastante singular (y suma- mente difícil para las infraestructuras de telecomunicaciones), que combina polos centralizados dentro de una tela descentralizada al extremo y donde la diversidad cultural y lingüística es un elemento crucial de la ecuación social. Hay una tremenda necesidad de estructurar el diálogo social y, al mismo tiempo, una dificultad estructural para lograrlo. Se necesita nuevas modali- dades para el diálogo y ETIC ha sabido crear un espacio que responde a esta necesidad dentro de un plan que mira hacia el futuro. No es poco. El camino es largo y como en todo proceso complejo enmarcado en lo político, la fragilidad es patente. Sin embargo, teniendo la firme con- vicción de que el proceso de construcción de la estrategia es finalmente mu- cho más importante que el documento que arrojará este proceso (¿cuántos documentos de lineamientos políticos hemos visto que no son seguidos por efectos coherentes?), creo que ya se ha logrado una parte de lo esencial. El esfuerzo de educación mutua, de diálogo plural y de reflexión colectiva que ha sembrado el proceso ETIC jamás podrá ser borrado de las mentes de las mujeres y hombres que se involucraron y quedará el mejor producto, in- tangible, de esta estrategia en curso. Compartirlo, aunque sea a distancia, ha nutrido mis reflexiones y mi confianza en sentido de que lo que estamos tratando de hacer desde la sociedad civil, en este terreno, vale la pena. He movido el cucharón con las/los bolivianas/os implicadas/os y lo he lle- vado a mis labios. Este guiso tiene buen sabor y buenos saberes. Compatriotas, sigan guisando, mantengan el fogón, construyan juntos/as la receta, al cocinar. Y no dejen que nadie les dañe este guiso que es suyo. CYBERIA, 28 DE JUNIO DE 2005 DANIEL PIMIENTA, PRESIDENTE DE LA FUNDACIÓN REDES Y DESARROLLO (FUNREDES) PIMIENTA@FUNREDES.ORG HTTP://FUNREDES.ORG prólogoPRÓLOGO
  18. 18. 23PÁGINA RESUMEN EJECUTIVO
  19. 19. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 24PÁGINA RESUMEN EJECUTIVO
  20. 20. 25PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO RESUMEN EJECUTIVO E l conocimiento es la semilla pa- ra la invención, innovación y la creación de bienestar y es co- mo el agua que ayuda a mejo- rar la productividad y competi- tividad. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) proveen las bases de la construcción y aplicación del conocimiento en los sectores públicos y privados, y pueden ser un mo- tor para combatir la pobreza y la exclusión social. La Sociedad de la Comunicación, la Informa- ción y el Conocimiento implica transformacio- nes profundas y trae inmensas promesas en tér- minos de oportunidades y beneficios; aunque no está exenta de riesgos. Las TIC han modificado el mundo en que vivimos, acelerando el ritmo y el volumen de la innovación y, fundamentalmente, cambiando la manera en la que transmitimos, re- cibimos, adaptamos y usamos el conocimiento y la información, lo que ha dado lugar a cambios en los mercados, en los modos de producción, en la gobernabilidad y en las relaciones sociales. Bo- livia no está al margen de estos cambios; aunque no todos los bolivianos tienen acceso a las TIC o no las aprovechan de manera adecuada. La "revolución de la información" en Bolivia to- davía no ha podido llegar a un gran porcentaje de nuestra población rural y periurbana. Mientras el uso general de las nuevas tecnologías ha crecido rápidamente en los centros urbanos, la utilización de las TIC tradicionales y las nuevas no ha podido introducirse ni desarrollarse entre las poblaciones rurales más desfavorecidas. Son varios los factores que impiden un uso efectivo de las TIC como, por ejemplo, las bajas tasas de alfabetización, la falta de infraestructura adecuada, los bajos niveles educativos, las ba- rreras lingüísticas y culturales, y una falta gene- ralizada de contenido contextualizado relevante que permita mejorar las condiciones de vida. La pobreza, la inequidad y la exclusión social son los problemas más severos que afectan a la democracia y gobernabilidad en Bolivia, conse- cuentemente, se deben fijar metas para reducirlas con la ayuda de las herramientas TIC que pue- den generar desarrollo en un mediano y largo pla- zo hasta cumplir los objetivos. En este libro se podrá encontrar una estrategia basada en la creación y el uso productivo de las TIC para el desarrollo de la Sociedad boli- viana de la Comunicación, la Información y el Conocimiento y la inserción de ésta en la Socie- dad Global de la Información. La ETIC es fruto de un intenso trabajo entre los impulsores de la estrategia, sus técnicos, el equipo de consul- tores, especialistas de numerosas instituciones públicas y privadas de Bolivia y especialmente de todos los asistentes y participantes a los eventos realizados durante el proceso. La ETIC es una respuesta consensuada a la ne- cesidad de un plan nacional basado en una visión de inserción del país en la Sociedad Global de la Información, por medio de la construcción de un modelo nacional que tome en cuenta las caracte- rísticas propias de Bolivia. Dado el impacto de las TIC en el desarrollo de los países, la definición, ejecución y promoción de políticas tendentes a su masificación es uno de los temas más importantes de la agenda interna- cional que comienza a ser considerado como factor crítico en el desarrollo de las naciones. Es necesario adoptar un conjunto integral de acciones que facilite y promocione el acceso y el uso de las TIC por parte de los agentes políticos, económicos y sociales, y, preferentemente, por parte de aquellos sectores menos favorecidos: ni- ños, jóvenes, personas de la tercera edad, mujeres, indígenas, campesinos y discapacitados, en aras de no profundizar la constatada Brecha Digital exis- tente en el país. Esas acciones se encuadran en el presente do- cumento en un plan nacional que comprende 10 pilares fundamentales que son fruto de la con- sulta y participación del Gobierno, el sector pro- ductivo y la sociedad civil a través de reuniones na- Resumen Ejecutivo
  21. 21. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 26PÁGINA RESUMEN EJECUTIVO cionales, sectoriales y de consulta. Esos pilares son: la creación de contenidos y aplicaciones; el desarrollo de las capacidades humanas; el acceso a la conectividad e infraestructura; la apropiación, sostenibilidad y financiamiento; la actualización de la normativa y regulación; la innovación en la educación; el impulso al desarrollo rural; la mo- dernización del Gobierno; la generación de com- petitividad en los sectores empresariales y la siste- matización y adecuación del sistema de salud. Tanto esos cinco pilares con sus respectivos objetivos como toda la estrategia en sí tienen como objetivo último contribuir a alcanzar el desarrollo humano sostenible. Las partes que integran este libro son: El capítulo 1 muestra la importancia y los beneficios del uso adecuado de las TIC, entendidas como un poderoso impulsor del conocimiento. Describe a la Sociedad de la Información como aquella capaci- dad de las ciudadanas y ciudadanos para obtener y compartir información instan- táneamente desde cualquier lugar y en la forma que éstos prefieran. Explica qué se entiende por Sociedad del Conoci- miento y las bases sobre las que ésta se asienta en un país. También describe la problemática de la Brecha Digital en Bo- livia, especialmente la que existe inter- namente. El capítulo 2 describe los esfuerzos mun- diales para encauzar el potencial de las TIC para la promoción y logro de los Objeti- vos de Desarrollo del Milenio planteados por las Naciones Unidas. También detalla el papel de las TIC para alcanzar estos objeti- vos, los diversos encuentros mundiales y las diferentes estrategias regionales ya ela- boradas en América Latina y el Caribe. El capítulo 3 contiene un apretado diag- nóstico de la situación actual de Bolivia en los ámbitos económico y social. También expone el desarrollo de las TIC y la rela- ción de éstas con los diferentes esfuerzos nacionales, tales como la Estrategia Boli- viana de Reducción de la Pobreza y el Diá- logo Nacional Bolivia Productiva, bases del desarrollo en los últimos años. Finalmen- te, describe la situación de los cinco ma- crotemas seleccionados. El capítulo 4 explica cuál es el camino que se siguió para edificar la estrategia a través de una metodología y logística participati- vas e inclusivas de “abajo hacia arriba” entre todos los sectores más importantes del país como son el Gobierno, la empresa privada y la sociedad civil en sus diferentes componentes. También describe las carac- terísticas del proceso participativo e inclu- sivo porque, sin duda, este último es el ci- miento sobre el que la ETIC se levanta. El capítulo 5 detalla la visión, misión, prin- cipios, valores y alcances de la ETIC, ade- más de los lineamientos estratégicos que co- rresponden a los pilares de la estrategia, con sus respectivos objetivos y su contribu- ción al desarrollo nacional. El capítulo 6 explica las condiciones de éxito necesarias para la implementación de la estrategia, enmarcadas en el apoyo, co- ordinación y apropiación de la ETIC. El capítulo 7 incluye propuestas para la implementación. Sin embargo, éstas deben ser consensuadas con todos los sectores pa- ra asegurar su participación, apropiación y compromiso. Los Anexos contienen las listas de los ex- positores, socios regionales, participantes y las organizaciones que hicieron posible el desarrollo de la ETIC, además de una descripción de las leyes y decretos impor- tantes, y la nómina de actores TIC a nivel nacional. No se debe olvidar que si bien las TIC pue- den ayudar a generar ventajas en todos los campos, sólo en la medida en que sus frutos sean cosechados por todos y beneficien a una mayoría, se podrá decir que contribuyeron en el desarrollo del país.
  22. 22. 27PÁGINA la Información y el La Sociedad de la Comunicación, Conocimiento CAPÍTULO 11
  23. 23. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 28PÁGINA CAPÍTULO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO “No hay meto- dologías para que trabajemos juntos Gobier- no, sociedad civil y sector privado. Es im- portante lan- zarse e inven- tar, saber que no es fácil y aprender a ne- gociar, a ser paciente y tolerante”. DANIEL PIMIENTA, FUNREDES.
  24. 24. CAPÍTULO 29PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO “La estrategia no plantea que las TIC van a desarrollar al país, se plantea desarrollar el sector TIC para que se vuelva productivo y con ese dinero se verá después cómo llegar a los hospitales, educación y otros”. PABLO LIENDO, FUNREDES. S i aún hay personas que creen que las Tecnologías de la Infor- mación y la Comunicación (TIC) pueden convertirse por sí solas en una varita mágica que resolverá la pobreza, la desi- gualdad y la exclusión de Boli- via, están equivocadas. Como decía el secretario general de las Naciones Uni- das, Koffi Annan, son una “poderosa fuerza que pueden y deben estar adheridas a nuestra mi- sión global de paz y seguridad”. Sin embargo, las TIC sólo podrán convertirse en una poderosa fuerza si dependen de un gran conocimiento y creatividad que las pongan en práctica, y las vayan desarrollando de acuerdo a las necesidades de los pueblos. A eso se le llama, en términos muy generales y sin ingresar en contro- versias, Sociedad de la Comunicación, la Informa- ción y el Conocimiento. Aunque no faltan las diferentes aproximaciones a lo que significa la Sociedad de la Información, se puede decir en líneas generales que se trata del uso del conocimiento como factor estratégico pa- ra producir beneficios económicos. No debería ser necesario hacer notar que aquello únicamen- te sería posible con instituciones educativas exce- lentes de por medio. Existen países y ciudades específicos que ya se desenvuelven en la Sociedad del Conocimien- to, entre éstos Ottawa en Canadá y Silicon Valley en California (Estados Unidos), además de Glas- gow en Escocia (Reino Unido). Pero, ¿cómo tra- bajan y qué hacen los que están insertos en la Sociedad del Conocimiento? Emplean y aumentan la infraestructura de las Tecnologías de la Información y la Co- municación en su país. Tienen otra forma de organizar los nego- cios. Otorgan facultades a los ciudadanos en el aspecto económico, social y político, y se apoyan en el libre flujo del “producto del Las Tecnologías de la Información y la Comunicación han alterado de manera irreversible el mundo en el que vivimos. La educación y la creatividad, pilares del conocimiento conocimiento” sin escollos impositivos, aran- celarios y otras barreras. Se benefician del rápido aumento de la ca- lidad y la fuerte caída de los precios de los equipos de computación y otros. Cuentan con una excelente educación a todo nivel, en particular la universitaria. Mantienen y alimentan vínculos estrechos entre la educación y la industria. Montan laboratorios de investigación. Hacen que las políticas gubernamentales sean atractivas para la inversión, sobre todo en el sector de alta tecnología. Algunos trabajan con la idea de que los be- neficios económicos y sociales serán am- pliamente distribuidos y visibles para mu- chos sectores de la población. Fomentan los “conglomerados” y el desa- rrollo local de centros de excelencia que sean especializados. Desarrollan marcos reguladores flexibles que permiten que las ideas se desarrollen de forma natural. Impulsan los impuestos bajos o nulos para la importación y exportación de equipos de alta tecnología. Incentivan a los creativos con premios. Buscan implementar una infraestructura excelente, tanto de alta tecnología como fí- sica, por ejemplo: transporte. Desarrollan políticas explícitas para rete- ner e incluso repatriar personal conside- rado altamente calificado.
  25. 25. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 30PÁGINA CAPÍTULO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO Asumen una perspectiva global y, por tanto, buscan clientes fuera de su país. La Sociedad de la Información L a convergencia de las TIC ha creado una plataforma para el libre flujo de la infor- mación y los conocimientos, y ha mo- dificado, de manera sustancial e irreversible, la forma en que funciona la sociedad de hoy. Uno de sus instrumentos, la internet, se ha convertido en la plataforma tecnológica más importante de todos los países, porque fun- ciona como una herramienta de desarrollo so- cial, educativa, comercial y de participación equitativa. Si bien la internet es una herramienta im- portante de la Sociedad de la Información, no es la única. Más bien, una de sus características de ésta última es la utilización masiva de ins- trumentos que van desde los más tradicionales como las radios hasta los más actuales como internet. Todos tienen como fin producir, in- tercambiar y comunicar información: El papel y el lápiz. Computadoras, servidores o cualquier dis- positivo de soporte físico (hardware). Telecomunicaciones: internet y telefonía. Medios: radios, canales de televisión, pe- riódicos, semanarios, cine, etc. Herramientas de productividad: progra- mas (software) y aplicaciones. Sistemas inteligentes. Acceder a estas herramientas da beneficios, pues la Sociedad de la Información promueve el acceso igualitario de los ciudadanos a la infor- mación, lo que les proporciona no sólo mejores oportunidades económicas, sino, sobre todo, una mayor calidad de vida. Esta acelerada transformación abre, a través de la Sociedad del Conocimiento, nuevas opor- tunidades de desarrollo para las personas y los
  26. 26. CAPÍTULO 31PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO “La iniciativa boliviana de convergencia entre organiza- ciones del Estado, de la empresa privada, cooperación internacional y sociedad civil no es modelo común en el continente”. ADALID CONTRERAS, QHANA. La Brecha Digital L a Brecha Digital es considerada la separación entre las personas (comunidades, países, re- giones…), que usan las TIC en su vida diaria y las que no tienen acceso a las mismas o no saben cómo utilizarlas para sacarles el máximo provecho. pueblos, no sólo sobre la base de la riqueza acu- mulada, el capital o el trabajo físico, sino me- diante la construcción y aplicación de conoci- mientos, el manejo de informaciones, la comunicación y la oferta de productos y servicios nuevos y revolucionarios que sean capaces de sa- tisfacer las necesidades de nuestras sociedades.
  27. 27. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 32PÁGINA CAPÍTULO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO “Estamos confiando en que una estrategia de TIC sea realmente el reflejo de las distintas particularida- des e identidades que componen esta nación nuestra que es Bolivia”. JOSÉ LUIS AGUIRRE, CRISBOLIVIA. En las dos últimas décadas del milenio pa- sado, procesos y movimientos políticos, econó- micos y tecnológicos dieron lugar a nuevos con- ceptos de términos que hoy se usan como “Brecha Digital”, “nueva economía”, “globali- zación”, “Sociedad de la Información” y “Eco- nomía del Conocimiento”. En estos cambios tu- vo mucho que ver el desarrollo de la velocidad del procesamiento de la información y capaci- dad de almacenaje de los sistemas automatiza- dos de procesamiento, que se han convertido en los “catalizadores” del desarrollo de las TIC. Las TIC han podido desarrollarse con cierta rapidez gracias al avance de los sistemas y a la revolución promovida por la convergencia tec- nológica, que incluye a las industrias de las te- lecomunicaciones, informática y multimedia, las que históricamente se habían mantenido sepa- radas. Empero, no se debe perder de vista que sin los avances en la electrónica (base matricial sobre la que se arma el desarrollo de las indus- trias implicadas en la convergencia), ninguna de éstas hubiese conocido una transformación tan vertiginosa. Ahora bien, así como estos avances tecnoló- gicos han dado lugar a cambios e importantes desarrollos en las sociedades, también han pro- fundizado la brecha o exclusión que ya vivían personas, comunidades y países. Precisamente, la Brecha Digital no sólo se da entre países, sino entre ciudades de una misma nación o entre el área urbana y el área rural o entre mujeres y hombres, entre jóvenes y personas de la tercera edad o entre quienes tienen acceso a la educa- ción formal de los que no lo tienen. Por ejemplo, si en Africa el porcentaje de usuarios de inter- net en relación al mundo es de 1,5 por ciento, en Asia es de 34 por ciento y en Europa de 29,2 por ciento, frente a un 6,3 por ciento de Améri- ca Latina y el Caribe. Sin embargo, esta brecha disminuye o se ahonda dentro de un mismo país. En el primer caso, un reporte de la situa- ción de Estados Unidos muestra cómo la dife- rencia entre hombres y mujeres es hoy sólo de cinco puntos, y entre el área urbana y rural de seis puntos, escasa si se toma en cuenta que en países como Bolivia hay comunidades enteras que ni siquiera cuentan con la conectividad de un solo teléfono y menos con equipos de com- putación, mientras en ciudades del eje algunas familias tienen más de tres líneas. Sin embargo, la mayoría de los países aún se encuentra en tránsito hacia la Sociedad de la In- formación. Para alcanzarla, tendrán que elimi- nar la Brecha Digital que se multiplica en una serie de brechas como ya se vio.
  28. 28. CAPÍTULO 33PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO El año 2000, la ONU delineó el camino a se- guir para ir acortando la Brecha Digital sobre la base de ocho objetivos específicos a largo plazo, más conocidos hoy como los Objetivos de Desa- rrollo del Milenio: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad entre los géneros y la auto- nomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el VIH/Sida, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente y fomentar una asociación mundial para el desarrollo. Todo esto hasta el año 2015. Después, una serie de declaraciones en distintos países ha dejado plasmada la preocupación de los gobiernos sobre el impacto de las TIC en sus res- pectivas naciones. Son conscientes de que si no toman a tiempo las medidas adecuadas, la Brecha Digital representará una mayor exclusión en estas sociedades. En julio del año 2001, los cancilleres de Argen- tina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Gu- yana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Vene- zuela acordaron establecer un Programa de Cooperación sobre la Sociedad de la Información. Se fijaron los siguientes alcances: Lograr una inserción efectiva y provechosa de los países miembros del programa en la Sociedad de la Información. Identificar, integrar, coordinar, fomentar y ejecutar acciones concretas en procura de introducir, difundir y desarrollar en la región las tecnologías de la telecomunicación y de la informática, de modo que disminu- yan las asimetrías que se van configuran- do en el desarrollo tecnológico a nivel in- ternacional. Lograr que las TIC se constituyan en un ins- trumento de desarrollo y progreso, y se en- caucen a atender las necesidades sociales de los países de la región. Elevar el nivel de integración y coopera- ción tecnológica, particularmente el que permita la generación de contenidos de integración regional. En noviembre de 2004, el director de la Secretaría General de la Comunidad Andina, Casi en todos los países y no sólo de América Latina, sino de otros continentes, la Brecha Digital se ha convertido en un tema crítico y en una de las principales barreras a superar para alcanzar un de- sarrollo real y una sustancial mejora en la calidad de vida de los ciudadanos. Uno de los problemas para eliminar la Bre- cha Digital es que se necesitan importantes cantidades de dinero para desarrollar toda la infraestructura vinculada a la implementación de telecomunicaciones como, por ejemplo, la dotación de energía eléctrica para el funcio- namiento de teléfonos, computadoras, fax… Por lo que la creatividad e imaginación de los países menos desarrollados deben jugar un pa- pel importante. No se debe olvidar que la Brecha Digital no se relaciona únicamente con aspectos de carácter tecnológico porque, más bien, es el resultado de la combinación de factores socioeconómicos, cultu- rales y la falta de infraestructura. También está fuer- temente vinculada al analfabetismo y al dominio de otros idiomas. Es, entonces, un tema muy unido a la educación, la formación y la cultura. Con todo, cuando se hace referencia a la Brecha Digital es necesario distinguir dos di- mensiones. La primera es la internacional, que hace referencia a la difusión relativamente len- ta e irregular del progreso tecnológico desde los países de origen hacia el resto del mundo. En este sentido, lo importante es no quedarse rezagado. Pero las cifras no son todavía dema- siado esperanzadoras. Por ejemplo, el ancho de banda de acceso a la internet de toda Amé- rica Latina es más o menos el equivalente al de Seúl, en Corea. La segunda dimensión es la do- méstica. En este caso el debate se centra en la inclusión universal, el crecimiento con equidad y la aparición de una nueva forma de exclu- sión, muy presente en América Latina y el Ca- ribe por sus grandes desigualdades. Entonces, ¿cómo acortar esa brecha? Para en- contrar una solución al problema, desde media- dos de los años 90 diversas iniciativas mundiales entraron en acción. La primera en demostrar in- terés en el tema fue la Organización de las Na- ciones Unidas (ONU), que desarrolló propuestas que buscan salidas directas e indirectas al com- plejo problema. “La Sociedad de la Informa- ción ha dejado de ser un tema de discusión académica y ha pasado a ser parte importa- ne de la agen- da de políticas de desarrollo de casi todos los países del mundo”. J. CARLOS FERRAZ, CEPAL.
  29. 29. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 34PÁGINA CAPÍTULO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO Richard Moss, informó que para esa fecha los países andinos ya habían incursionado en múlti- ples experiencias en temas relacionados con las tecnologías de la información y el desarrollo so- cial. El punto negativo es que todas estas expe- riencias se encuentran todavía demasiado es- parcidas y fragmentadas. Pero no es un problema que no se pueda revertir. Todos los países de América Latina han venido desarrollando agen- das digitales para cerrar la Brecha Digital. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ya ha advertido que la Bre- cha Digital en nuestras regiones podría am- pliarse. Entre otras razones, se dice que el gasto en ciencia y tecnología sigue bajo, ya que salvo excepciones como Brasil y Cuba, oscila en tor- no a medio punto del Producto Interno Bruto (PIB). La participación privada es muy pequeña. También hay un rezago en la capacidad de adoptar y difundir la tecnología de la informa- ción, la biotecnología y la ingeniería genética. En cuanto a lo positivo se tiene que la conectividad ha tenido un rápido crecimiento en años recien- tes, lo que ha permitido que el acceso a la inter- net esté al alcance de más ciudadanos. No es su- ficiente. Esto no asegura que en los próximos años países como Bolivia puedan incorporarse auto- máticamente a la Sociedad del Conocimiento. Aunque los costos de los servicios vinculados a las telecomunicaciones han tendido a bajar, hay ciudadanos que no tienen ni para pagar servicios básicos como el agua potable o la energía eléctrica. En general, el dinero que se necesita invertir para acceder a las telecomu- nicaciones o para instalar un pequeño equipo sigue representando una fortuna para mucha gente que vive con un dólar al día y no tiene capacidad de ahorro. De acuerdo con la Comisión Regional de la ONU, para que la Brecha Digital con respecto a los países industrializados no se amplíe en esce- narios de crecimiento lento e inestable en la re- gión, deberían realizarse esfuerzos adicionales pa- ra evitar que el ciclo económico sea el que determine la inversión en infraestructura y capaci- dades tecnológicas, y ocasione rezago en este cam- po de rápido cambio global. Según los informes de la CEPAL, un compo- nente esencial de las estrategias nacionales an- te la globalización debe dirigirse activamente a crear, ampliar y mantener la competitividad sistémica. Para ello, esa estrategia tiene que ar- ticular la promoción del desarrollo de capaci- dades tecnológicas, el apoyo a la transforma- ción de las estructuras productivas, el desarrollo de encadenamientos productivos y la cons- trucción de una infraestructura de calidad. De esta forma, el fortalecimiento de los sis- temas nacionales de innovación debe ser el ob- jetivo principal de cualquier política de compe- titividad sistémica, tanto del sector público como de las empresas privadas. Las empresas produc- toras de bienes y servicios deben profundizar su compromiso con el desarrollo de nuevas tecno- logías, financiando y realizando tareas de Inves- tigación y Desarrollo (I&D), y el sector público debe asegurar niveles adecuados de investiga- ción básica para garantizar avances positivos. Es importante contar con tecnologías de ca- tegoría mundial en los sectores de exportación y avanzar hacia cadenas productivas nacionales y regionales más densas y sofisticadas en campos de excelencia nacional. Pero también es rele- vante el objetivo de mejorar la productividad media de la economía, muy desfasada en Amé- rica Latina y el Caribe en comparación con la de los países desarrollados. En este punto, la digi- talización de los procesos productivos y una rá- pida y adecuada transición hacia la era de la pro- ducción informatizada es una necesidad urgente para que la región aproveche la nueva oportuni- dad que ofrece el mundo de las TIC. Lo mismo ocurre en el campo de la biotecnología, que permitiría una explotación racional y sustenta- ble de los recursos naturales. Para ello, como ya “Cuidemos nuestra riqueza” ALBERTO RAMÍREZ, NIÑO DE LA CALLE.
  30. 30. CAPÍTULO 35PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO se dijo, se recomienda aumentar significativa- mente el gasto en tareas de investigación y desa- rrollo, y en la difusión de nueva tecnología y la creación de incentivos que estimulen el gasto privado en esta materia. Pero incluso esto no sería suficiente para ter- minar con la Brecha Digital. También se debe ga- rantizar equidad y para esto sería aconsejable asu- mir medidas tendentes a prestar servicios de telecomunicaciones a menor costo y a facilitar el acceso a las redes digitales y la infraestructura com- putacional. Los países deben asegurar el acceso universal, impidiendo formas de exclusión tanto económicas como sociales. Las TIC L as TIC son instrumentos y procesos utili- zados para recuperar, almacenar, organi- zar, manejar, producir, presentar e inter- cambiar información por medios electrónicos y automáticos. Por ejemplo: los equipos físicos y de telecomunicaciones, programas informáticos, com- putadoras personales, scanner’s, cámaras digita- les, instrumentos manuales, asistentes personales digitales, teléfonos, facsímiles, modem’s, tocadis- cos, grabadoras de CD y DVD, video, radio y te- levisión, además de programas como bases de da- tos y aplicaciones multimedia. En resumen, las TIC son aquellas tecnologías que permiten trans- mitir, procesar y difundir información de manera instantánea. Son consideradas la base para reducir la Brecha Digital sobre la que se tiene que cons- truir una Sociedad de la Información y una Eco- nomía del Conocimiento. Las TIC pueden ser tradicionales, como la radio, la televisión y los medios impresos, y nuevas como los satélites, la computadora, la internet, el correo elec- trónico, los celulares y los robots... Las TIC optimizan el manejo de la informa- ción y el desarrollo de la comunicación. Permiten actuar sobre la información y generar mayor co- nocimiento. Abarcan todos los ámbitos de la ex- periencia humana. Están en todas partes y mo- difican los hábitos cotidianos en el trabajo, la educación, el comercio, los trámites y el acceso a la salud, entre otros. En definitiva, las actividades que implican el desarrollo humano dependen de cómo la gente “En la ETIC se tiene que pensar tam- bién que en un futuro se puede hacer tecnología en Bolivia, considerando la problemáti- ca de nuestra propia realidad”. IVÁN GUZMÁN DE ROJAS, ATAMIRI. domine las TIC. En muchos países, éstas ya están inmersas en diferentes actividades rutinarias: Procesos: El sufragio virtual y la identifi- cación digital a través de la pupila o de la huella digital (participación y seguridad). Métodos: Las colas que sistematizan la aten- ción del público en algunos bancos, el uso de métodos estadísticos para la toma de de- cisiones y las líneas de montaje en algunas fá- bricas ahorran esfuerzo, tiempo y dinero a empresas y personas. Organizaciones: Las TIC han fomentado la creación de la reingeniería, de las nor- mas ISO y de centros especializados en la estandarización de operaciones. Para medir el desarrollo de las TIC en un de- terminado país o región existen los indicadores TIC, un conjunto de medidas, variables y paráme- tros que busca dar con el ambiente para el desa- rrollo y construcción de la Sociedad de la Infor- mación, labor que está a cargo de los organismos públicos y privados en el mundo. Para el desarrollo particular de las personas, las herramientas TIC juegan en las sociedades un papel clave que permite logros antes ni soñados. Uno de estos instrumentos es el aprendizaje-e, es decir el uso de las tecnologías multimedia y la internet para mejorar la calidad del aprendizaje, hacerlo accesible a la gente que no está cerca a instituciones educativas y poner a disposición de todos innovadoras formas de educación en cual- quier ambiente en que uno esté. Otro es el gobierno-e, que se refiere al em- pleo de la internet y las TIC para conseguir una mejor administración del Gobierno mediante la transparencia y el acceso público a la infor- mación, reforzando la asociación fundamental entre el sector público y los ciudadanos. El go- bierno-e también fomenta una participación más amplia de los ciudadanos en el proceso y ges- tión de los gobiernos. Además, puesto que se apoya en la transparencia, es un arma eficaz con- tra la corrupción. También está el comercio-e, que tiene que ver con el intercambio de bienes y servicios rea- lizado gracias a un soporte de protocolos y pla- taformas digitales estandarizados, lo que permite
  31. 31. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 36PÁGINA CAPÍTULO LA SOCIEDAD DE LA COMUNICACIÓN, LA INFORMACIÓN Y EL CONOCIMIENTO llegar a acuerdos sin tener que estar presente, un gran ahorro en dinero y tiempo. También se cons- tituye en una herramienta que permite el acceso a información sobre costos, oferta y demanda, para que compradores y productores obtengan los me- jores precios. Pero ninguno de estos beneficios será posi- ble en su plenitud en América Latina y el Cari- be si no se da una asociación entre el sector público, el privado y la sociedad civil para pro- mover el desarrollo de las TIC. El sector público tiene que estudiar la manera de corregir el fra- caso de los mercados y alentar la competencia para que la Sociedad de la Información sea una realidad. El sector privado juega un papel im- portante por sus inversiones en las TIC. Final- mente, la sociedad civil tiene que trabajar en es- trecha relación con las comunidades para reforzar toda iniciativa. Esta alianza es fundamental para realizar las transformaciones que necesitan los países de la re- gión. Invertir en tecnología no significa descuidar las demás necesidades prioritarias. Por el contrario, esta inversión permite alcanzar e incluso sobrepa- sar eficazmente las metas en educación, salud y otros sectores estratégicos. Beneficios y ventajas de las TIC L os beneficios dependerán en gran medi- da de cómo sean utilizadas las TIC por de- terminada sociedad y cuánta importancia les otorgue en su desarrollo. De todos modos, parece claro que vivimos en tiempos en los que la máxima creatividad del hombre puede marcar la diferencia, porque la nueva economía ya no está tan centrada en los recursos naturales ni en las materias primas, sino en los flujos electrónicos de información. En esos términos, los beneficios podrían ser los siguientes: Facilitan las comunicaciones. Eliminan las barreras. Favorecen la colaboración entre entidades. Aumentan la producción de bienes y ser- vicios de valor agregado. Elevan la calidad de vida. Provocan el surgimiento de nuevas profe- siones y mercados. Reducen los impactos nocivos al medio ambiente. La internet, como herramienta de comu- nicación, permite un acceso igualitario a la información y al conocimiento. Como conclusión se puede insistir en que son la calidad y la forma en las que los conteni- dos son producidos, transmitidos y percibidos por la población, lo que garantiza el real apro- vechamiento de las TIC en todas las áreas de la vida cotidiana. Estas, bien utilizadas, pueden generar nuevas oportunidades de acceso a la información, crear capacidades, mejorar la productividad, impulsar el desarrollo y, en de- finitiva, permitir avanzar en la creación de igualdad de opciones. Y es que las TIC son una herramienta cada vez más poderosa, pues par- ticipan en los mercados mundiales, promueven una gestión política más transparente y res- ponsable, mejoran la prestación de servicios básicos y aumentan las oportunidades. Sin embargo, se debe insistir una y otra vez en el hecho de que las TIC deben ser vistas únicamente como herramientas que deben es- tar al servicio del ser humano y, por tanto, son un medio y no un fin en sí mismas. Unica- mente viéndolas de ese modo se podrá apro- vecharlas al máximo en función de una ma- yor calidad de vida de las personas, que implique una mejor educación, un mayor ac- ceso a los servicios de salud y más oportuni- dades económicas en cuanto a empleo. “Cuidar nuestra salud” RAMIRO MARTÍNEZ, NIÑO DE LA CALLE.
  32. 32. 37PÁGINA mundiales Los esfuerzos CAPÍTULO 22 para reducir la Brecha Digital
  33. 33. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 38PÁGINA CAPÍTULO LOS ESFUERZOS MUNDIALES PARA REDUCIR LA BRECHA DIGITAL “Las Tecnolo- gías de la Infor- mación y la Comunicación son una herramienta para que haya acceso univer- sal y democrá- tico a la información”. HELEEN WEEDA, RED TICBOLIVIA.
  34. 34. CAPÍTULO 39PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO LOS ESFUERZOS MUNDIALES PARA REDUCIR LA BRECHA DIGITAL casos porque desconfían, en otros porque al no haber participado no se sienten comprometidos e, incluso, porque sencillamente el proyecto en cuestión no estaba vinculado a directrices na- cionales y se acababa perdiendo como una ini- ciativa más sin durabilidad en el tiempo. Las cumbres también han insistido en la ne- cesidad imperiosa de que se respeten los de- rechos humanos y se lleven adelante iniciati- vas que tiendan a mejorar la calidad de vida en todo lo concerniente a la salud, la educa- ción y los ingresos económicos, entre otros fac- tores importantes para el bienestar del ser hu- mano como, por ejemplo, el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, se ha reconocido que países con indicadores bastante bajos como Bolivia di- fícilmente lograrán cumplir metas como los Ob- jetivos del Milenio porque es demasiado lo que resta por hacer y se requieren recursos econó- micos. A pesar de ello, el Gobierno intentará por lo menos aproximarse a aquellos objetivos lo más posible para el año 2015. Objetivos de Desarrollo del Milenio U no de los desafíos planteado por la De- claración de Principios de la Cumbre Mundial de Ginebra de 2003 fue en- cauzar el potencial de las TIC para promover los Objetivos de Desarrollo de la Declaración del Milenio aprobada por la Asamblea General de L a preocupación por la distancia cada vez mayor que separa a los países ricos de los pobres y las injusticias que son fruto de esa desigualdad ha llevado a los países hasta la mesa del diálogo en cumbres mundiales de las que han nacido declaraciones de intenciones y metas para ir reduciendo, entre otras cosas, la pobreza y la Brecha Digital. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) es una de las que mayores esfuerzos ha estado realizando en ese sentido y éstos están plasmados en la Declaración del Milenio firmada por jefes de Estado y de Gobierno de 189 países en septiembre del año 2000. En esta cumbre de los albores del nuevo mi- lenio se aprobó un marco de ocho objetivos, 18 metas y 48 indicadores para medir los progre- sos hacia el logro de las Metas de Desarrollo del Milenio y se reafirmaron principios como la li- bertad, la igualdad, la solidaridad, la tolerancia, el respeto a la naturaleza y la corresponsabilidad. En las diferentes cumbres mundiales se ha analizado la necesidad de promover el desarrollo, pero tomando siempre en cuenta los derechos humanos y la cultura de los pueblos. También se vio cuán importante es que el progreso se ba- se en un crecimiento económico sostenible que se concentre en los pobres. Por ello es que las directrices que han ido sa- liendo de las diferentes cumbres hacen mucho hincapié en la necesidad de que los diferentes sectores de cada país participen no sólo en la puesta en práctica de los planes de desarrollo, sino que incluso se los tome en cuenta el mo- mento de formular los mismos para que durante la implementación se sientan corresponsables. Se ha optado por este mecanismo debido a que uno de los problemas detectado es que muchas veces planes y proyectos no funcionan como se quiere porque quienes deben poner todo de su parte para que marchen no lo hacen, en unos “Esta es una propuesta basada en reclamos de mucha gente del país: por contenidos, por conectivi- dad, por acce- so. Estamos aquí para recoger esas necesidades y traducirlas en una estrategia que pueda aplicarse de forma inmediata”. ROBERTO ZAMBRANA, UMSATIC. Ocho son los objetivos que nacieron el año 2000 de la De- claración del Milenio. Los 189 países que la firmaron deben cumplirlos hasta el 2015. Las metas que se han fijado los países en las cumbres mundiales
  35. 35. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 40PÁGINA CAPÍTULO LOS ESFUERZOS MUNDIALES PARA REDUCIR LA BRECHA DIGITAL ria para utilizar las TIC, la capacidad crítica ante los medios de comunicación, y la in- formación y las habilidades necesarias pa- ra una ciudadanía activa, incluyendo la ca- pacidad de encontrar, discriminar, utilizar y crear información y tecnologías. Debe dar- se prioridad a los enfoques locales, hori- zontales, adaptados al género y dirigidos y arraigados en lo social. Debe promover- se la combinación de medios tradicionales y nuevos, así como el acceso abierto al co- nocimiento y la información. Las bibliote- cas, tanto reales como virtuales, tienen la función importante de garantizar el acceso al conocimiento y la información a todos y todas. A nivel internacional y multilateral, se protegerá el conocimiento y la cultura de dominio público. Las TIC centradas en las personas pueden facilitar la erradica- ción de enfermedades y epidemias, y con- tribuir a que todas las personas tengan co- mida, abrigo, libertad y paz. La alfabetización, la educación y la investiga- ción son componentes fundamentales de las sociedades de la información, la co- municación y el conocimiento. La crea- ción y adquisición del conocimiento de- ben ser nutridas a través de procesos participativos y colectivos, y no conside- rarse como un flujo unidireccional o con- finado a un solo sector en la creación de capacidades. La educación (formal, infor- mal, continua) construye la democracia al- fabetizando a los pueblos y capacitando la fuerza trabajadora. Promover la igualdad entre los géne- ros y la autonomía de la mujer. Las so- ciedades de la información y la comuni- cación equitativas, abiertas e inclusivas deben basarse en la justicia de género y guiarse particularmente por la interpreta- ción de los principios sobre igualdad de género, no discriminación y habilitación de las mujeres que contienen la Declara- ción de Beijing y la Plataforma para la Ac- ción (Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer) y la Convención para la Elimi- nación de Todas las Formas de Discrimi- las Naciones Unidas el 8 de septiembre del año 2000. Estos objetivos, que deben ser alcanzados por los países hasta el año 2015, son: Erradicar la pobreza extrema y el ham- bre. Este objetivo debe ser una de las prio- ridades centrales de las agendas. No puede conseguirse un desarrollo sostenible que considere las nuevas TIC sin atacar las de- sigualdades existentes. Debe permitirse a las personas que viven en extrema pobre- za contribuir con sus experiencias y cono- cimiento a un diálogo que involucre a to- das las partes. Pero atacar la pobreza requiere más que la elaboración de “pro- gramas de desarrollo”. Exige un compro- miso básico para examinar la situación ac- tual, mejorar el acceso local a la información relevante en un contexto es- pecífico, mejorar la formación en TIC y asignar importantes recursos financieros y de otro tipo. Es necesario canalizar los re- cursos financieros, vinculados a la solidari- dad social y digital, a través de mecanis- mos financieros nuevos y existentes gestionados de manera transparente e in- clusiva por parte de todos los sectores de la sociedad. Lograr la enseñanza primaria universal. La alfabetización y el acceso universal gra- tuito a la educación es un principio fun- damental. Las sociedades del conoci- miento requieren una ciudadanía informada y educada. La creación de ca- pacidad debe incluir la formación necesa- “Enseñanza primaria universal” LUIS IBÁÑEZ, NIÑO DE LA ESCUELA ESPAÑA.
  36. 36. promoción de la atención en salud física y mental para todos. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente. El uso de las TIC representa una forma de protección del planeta. Con éstas no es necesario el uso de papel y, a me- nudo, tampoco del transporte, con lo que los beneficios para el medio ambiente son constantes. Por eso, es conveniente que los esfuerzos sigan en ese sentido para per- judicar lo menos posible el entorno que nos rodea, pues la naturaleza es nuestra fuente de vida y salud. Fomentar una asociación mundial pa- ra el desarrollo. Este objetivo es muy im- portante, pues hace alusión directa a las TIC. De lo que se trata ahora es de una colaboración entre los sectores público y privado para velar porque se puedan apro- vechar los beneficios de las nuevas tecno- logías como uno de los factores para ge- nerar más desarrollo. Las TIC y los Objetivos del Milenio E n la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información, la ONU analizó el pa- pel que pueden desempeñar las TIC para ayudar a más de mil millones de personas a su- perar la pobreza extrema. Estas fueron las con- clusiones: Las TIC desempeñan un papel vital en el de- sarrollo, y no únicamente porque pueden acelerar el crecimiento económico, sino por- que pueden coadyuvar a alcanzar los Obje- tivos de Desarrollo del Milenio. Ya se vio cómo se puede sacar partido de las TIC para brindar un mejor acceso a los servicios básicos y ampliarlos, reducir los costos de las transacciones, mejorar la efi- ciencia de los gobiernos y conseguir que el desarrollo sea posible. Con todo, esta revolución aún no se ha plas- mado en todo su potencial en el desarrollo. Y aunque se cuenta con un conjunto ade- cuado de políticas y de prácticas, los retos nación contra la Mujer. Todas las accio- nes no solamente deben demostrar un fuerte compromiso, sino también un alto nivel de concienciación en pro de un en- foque intersectorial que elimine la discri- minación resultante de las relaciones de poder desiguales en todos los niveles de la sociedad. Se deberá elaborar políticas y programas proactivos en los sectores des- tinados a la mujer en tanto que agente ac- tivo y primario de cambio en lo que atañe a la posesión, formulación, utilización y adaptación de las TIC. Se deberá promo- ver la creación de programas educativos adaptados al género y entornos de apren- dizaje adecuados para habilitar a las ni- ñas y mujeres durante todo su ciclo vital, en tanto que formadoras y líderes de la sociedad. Es fundamental realizar un aná- lisis de género y elaborar indicadores tan- to cuantitativos como cualitativos que mi- dan la igualdad de género en el marco de un sistema nacional de vigilancia y eva- luación integrado y de gran alcance. Reducir la mortalidad infantil / Mejorar la salud materna / Combatir las enfer- medades. El acceso a la información sobre la salud física y mental, para reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud ma- terna, puede ser facilitado y mejorado por las TIC. La falta de acceso a la información y la comunicación se ha identificado co- mo un factor crítico de las crisis de salud pública física y mental en el mundo. Ex- pertos han sugerido proporcionar a los ciu- dadanos de los países en desarrollo lugares de acceso a nivel comunitario donde pue- dan obtener información sobre salud física y mental, lo que significaría un punto de partida crucial para solucionar este pro- blema. No obstante, estos puntos de ac- ceso deben facilitar más que el flujo de in- formación unidireccional (por ejemplo, del experto a la comunidad o al paciente). De- ben ser las comunidades quienes partici- pen en la selección y creación de flujos de comunicación que consideren útiles y ne- cesarios para la prevención, tratamiento y “El manejo de la información útil y las capa- cidades para poder proce- sarla y comuni- carla eficiente- mente son el principal condicionante de todas las acciones de la sociedad”. AYDEE NAVA, ALCALDÍA DE SUCRE. CAPÍTULO 41PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO LOS ESFUERZOS MUNDIALES PARA REDUCIR LA BRECHA DIGITAL
  37. 37. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 42PÁGINA CAPÍTULO LOS ESFUERZOS MUNDIALES PARA REDUCIR LA BRECHA DIGITAL imperio de la ley en los asuntos interna- cionales y nacionales. Punto 4. Reafirmamos, como fundamento esencial de la Sociedad de la Información, y según se estipula en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Hu- manos, que todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, que este derecho incluye el de no ser mo- lestado a causa de sus opiniones, el de in- vestigar y recibir informaciones y opinio- nes, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expre- sión. La comunicación es un proceso social fundamental, una necesidad humana bá- sica y el fundamento de toda organización social. Es también indispensable para la Sociedad de la Información. Todas las per- sonas deben poder participar y no debe excluirse a nadie de sus ventajas. Punto 5. Reafirmamos nuestro compro- miso con lo dispuesto en el artículo 29 de la Declaración Universal de Derechos Hu- manos, a saber, que toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que sólo en ella puede desarrollar libre y plenamente su personalidad, y que, en el ejercicio de sus derechos y libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limi- taciones establecidas por la ley, con el úni- co fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del orden público y del bien- estar general en una sociedad democrática. El ejercicio de estos derechos y libertades no debe contradecir en ningún caso los objetivos y principios de la ONU. Por esa razón, tenemos que fomentar una Socie- dad de la Información en la que se respete la dignidad humana. Conferencia Regional de Bávaro D el 29 al 31 de enero de 2003 se celebró en Bávaro (República Dominicana), la Conferencia Ministerial de América que nos plantea el desarrollo se afrontarían mejor con las TIC. Para conseguir que las oportunidades sin precedentes que las TIC suponen para el desarrollo se les brinden a todos, los gobier- nos no pueden actuar solos. El avance de las sociedades de la informa- ción será más rápido allí donde los gobier- nos, el sector privado y la sociedad civil con- juguen sus intereses. Al sector privado le corresponde un papel protagonista. Este ha contribuido en gran medida aportando con casi todos los nuevos productos e innovaciones que han propi- ciado la revolución de las TIC. El papel de la sociedad civil también es crucial para llegar a las poblaciones margi- nadas, conseguir conectar a la gente con las soluciones en materia de desarrollo y fomentar el diálogo entre la población y los gobiernos. Declaración Universal de los DDHH L a Declaración de Principios de la Cumbre Mundial establece claramente el deseo y el compromiso de construir una Sociedad de la Información centrada en la persona, inclu- yente y orientada al desarrollo, de acuerdo con los objetivos y principios de la Carta de las Nacio- nes Unidas y defendiendo plenamente la Decla- ración Universal de Derechos Humanos. Hacien- do referencia a esto último, los puntos 3, 4 y 5 de la Declaración de Principios son una luz que bus- ca respetar los derechos humanos. Estos puntos dicen lo siguiente: Punto 3. Reafirmamos la universalidad, indivisibilidad e interrelación de todos los derechos humanos y las libertades funda- mentales, incluido el derecho al desarro- llo, consagrados en la Declaración de Vie- na. Reafirmamos asimismo que la democracia, el desarrollo sostenible y el respeto de los derechos humanos y las li- bertades fundamentales, así como el buen gobierno a todos los niveles, son interde- pendientes y se refuerzan entre sí. Tam- bién resolvemos reforzar el respeto del “Debemos hacer el esfuerzo de traducir el documento desde una perspectiva nacional, pero ya con una visión global”. GUIDO CÉSPEDES, UNIVERSIDAD REAL.
  38. 38. “No se puede concebir el de- sarrollo huma- no sin la tecno- logía de la información. La tecnología tie- ne que ver con la educación, los negocios, la salud, la gober- nabilidad, la política y todos los aspectos de la vida”. MARCELO VACA, SIRESE. CAPÍTULO 43PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO LOS ESFUERZOS MUNDIALES PARA REDUCIR LA BRECHA DIGITAL Latina y el Caribe preparatoria de la Cumbre Mundial so- bre la Sociedad de la Información, la que tuvo lugar en Gine- bra. Los países repre- sentados adoptaron como contribución propia la Declaración de Bávaro. En ella se sostiene que la Sociedad de la Información es un siste- ma económico y social donde el conocimiento y la información constituyen fuentes fundamenta- les de bienestar y progreso, y representan una oportunidad para los países y sociedades, si en- tendemos que el desarrollo de ella en un con- texto tanto global como local requiere profun- dizar principios fundamentales tales como el respeto a los derechos humanos. Estos son algunos de sus principios rectores más importantes: El progreso social y económico de los paí- ses, así como el bienestar de las personas y de las comunidades, deben ocupar un lu- gar preponderante en las actividades des- tinadas a construir una Sociedad de la In- formación. El uso y aprovechamiento de las TIC son indispensables para satisfacer las necesidades de los individuos, las co- munidades y la sociedad. La Sociedad de la Información debe es- tar orientada a eliminar las diferencias socioeconómicas existentes en las socie- dades y evitar la aparición de nuevas for- mas de exclusión, además de transfor- marse en una fuerza positiva para todos los pueblos del mundo, reduciendo la disparidad entre los países en desarrollo y los desarrollados, así como en el inte- rior de las naciones. La Sociedad de la Información debe ser- vir al interés público y al bienestar social, mediante su contribución a la erradicación de la pobreza, la generación de la riqueza, la promoción y el realce del desarrollo so- cial, la participación democrática, la di- versidad lingüística y la identidad cultural, asegurando al mismo tiempo iguales opor- tunidades de acceso a las TIC, ateniéndo- se siempre al principio de legalidad para asegurar su uso eficiente y ordenado. El acceso universal a las Tecnologías de la Información y la Comunicación debe ser un objetivo de todos los actores involucra- dos en la construcción de la Sociedad de la Información, de conformidad con el marco jurídico vigente en cada país. La integración de todos los sectores social- mente vulnerables debe ser uno de los ob- jetivos prioritarios de la construcción de la Sociedad de la Información. Para ello se deberán superar las barreras a la partici- pación, tales como el analfabetismo, la fal- ta de capacitación de los usuarios, las li- mitaciones culturales y lingüísticas, y las particulares condiciones de acceso a la tec- nología pertinente. Las TIC fomentan el flujo e intercambio de información, alentando la transferen- cia de conocimientos y estimulando la innovación y formación de capital hu- mano, propiciando que el libre flujo de información coexista con el respeto por la vida, la propiedad privada, la privaci- dad, la propiedad intelectual, la confi- dencialidad y también la seguridad. La transición hacia la Sociedad de la In- formación debe ser conducida por los gobiernos nacionales y locales en estre- cha coordinación con la empresa privada y la sociedad civil. Declaración de Florianópolis E n junio de 2000, los representantes de América Latina y el Caribe se reunieron en la ciudad de Florianópolis (Brasil) para preparar, con la ayuda de la CEPAL, su partici- pación como región en el segmento de alto nivel dedicado al tema “El desarrollo y la cooperación internacional en el siglo XXI: la función de las tecnologías de la información en el contexto de una economía mundial basada en el saber”. Este tema fue tratado en la sede de la ONU en Nue- va York en julio de 2000.
  39. 39. ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO 44PÁGINA CAPÍTULO LOS ESFUERZOS MUNDIALES PARA REDUCIR LA BRECHA DIGITAL Los representantes de la región de América Latina y el Caribe, tomando en cuenta una serie de consideraciones y parámetros relativos a las TIC y al conoci- miento, resolvieron proponer en el Conse- jo Económico y Social de la ONU apoyar a los países en desarro- llo con ciertas líneas de acción. Estas son algunas de sus pro- puestas estratégicas importantes para avanzar hacia la disminución y cierre de la Bre- cha Digital: Diseñar e implementar programas públi- cos con vistas a asegurar a la totalidad de la población el acceso, en el más breve plazo posible, a los productos y servicios de las TIC. Además, difundir su utilización, promover el crecimiento de la infraestruc- tura de las redes digitales y apoyar la in- vestigación, la innovación y el desarrollo tecnológico en general y de las empresas en particular. Crear condiciones y mecanismos para la capacitación universal de la ciudadanía en las TIC y difundir la alfabetización di- gital, en particular fomentando expe- riencias innovadoras en educación a dis- tancia, educación no formal y formación de los educadores como condición ne- cesaria para insertar favorablemente a la población en el marco de las nuevas for- mas de producción basadas en el cono- cimiento, propiciando el acceso y la uti- lización de las TIC en las metodologías destinadas a acelerar los procesos edu- cativos de las poblaciones marginadas que viven en extrema pobreza. Desarrollar los mecanismos y hacer las in- versiones que sean necesarias, en colabo- ración con el sector privado, para que to- das las localidades de todos los países de la región cuenten con centros comunitarios de conexión a la red digital. Promover una administración más eficien- te, eficaz y transparente por parte de los gobiernos a todo nivel, mediante el ofre- cimiento en línea de información a los ciu- dadanos, mecanismos de control de ges- tión, servicios, trámites y contratación estatal de bienes y servicios a través de las redes digitales. Incentivar el desarrollo de empresas de ba- se tecnológica mediante la creación de mecanismos tales como fondos de capital de riesgo, zonas de incentivo tecnológico e incubadoras de empresas en que partici- pen el sector académico, los centros de in- vestigación y el sector privado. Fortalecer las instituciones culturales y de ciencia y tecnología. Adoptar medidas encaminadas a reducir el costo de los servicios de comunicación y pro- piciar el desarrollo y la consolidación de una infraestructura de comunicaciones nacional y regional de primer nivel. Promover la modernización y reorganización de la infraestructura de las comunicaciones de los sectores público y privado. Fomentar el desarrollo de contenidos lo- cales, nacionales y regionales en las len- guas nativas y oficiales de los países de la región, y el hospedaje de estos contenidos en servidores regionales. Adoptar medidas adecuadas que permi- tan la reducción de la deuda externa de los países en desarrollo a cambio de fondos que esos países destinen a sus programas de desarrollo económico y social por me- dio de las TIC. Solicitar la cooperación técnica y financie- ra de la comunidad internacional, tanto en el plano multilateral como bilateral pa- ra facilitar los esfuerzos internos mencio- nados, e invitar a las empresas privadas re- levantes de los países desarrollados a sumarse solidariamente a tal cooperación. Cumbres mundiales en Suiza y en Túnez E ntre el 10 y 12 de diciembre de 2003 se realizó en Ginebra (Suiza) la Cumbre Mun- dial sobre la Sociedad de la Información, “Desde la Universidad Andina Simón Bolívar, consi- deramos que la injerencia de los ámbitos académicos en las sociedades es y debe ser cada vez más protagónica, situación que sólo podrá rea- lizarse a través de una articu- lación entre la formación y la práctica laboral”. JOSÉ LUIS AGUIRRE, UASB.
  40. 40. “Las TIC, más que herramien- tas generado- ras de productos, son procesos científicos cuyo principal objetivo es la creación de conocimientos y nuevas fórmulas de comunicación y convivencia global”. LAURA FLORES, UTO. CAPÍTULO 45PÁGINA ESTRATEGIA BOLIVIANA DE TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LA COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO LOS ESFUERZOS MUNDIALES PARA REDUCIR LA BRECHA DIGITAL con el objetivo de garantizar que los beneficios de las TIC sean accesibles a todos y fomentar ciertas ventajas específicas en algunos campos im- portantes como son, por ejemplo, el co- mercio, el gobierno, la salud, la educación, la alfabetización, la di- versidad cultural, la igualdad de género, el desarrollo sostenible y la protección del me- dio ambiente. Uno de los resulta- dos fue la creación de un fondo de ayuda a los países pobres y en vías de desarrollo, en vista de que las TIC son consideradas un instrumento pa- ra ayudar a las naciones en desarrollo a educar a sus pueblos y disminuir la pobreza. La segunda fase de esa cumbre mundial fue programada para realizarse este año en Túnez, con el objetivo de que los países participantes puedan indicar cuán- to se han acercado a algunas de las metas. Como resultado de la reunión en Ginebra, los países lograron po- nerse de acuerdo en una Declaración de Principios y un Plan de Acción, que ahora sir- ven de guía para lograr el objetivo de que la Sociedad de la Información llegue a todos por igual. En la Declaración de Principios, los países ex- presan su visión común de la Sociedad de la Infor- mación expresada aquí de forma resumida: Los representantes del mundo declararon su deseo y compromiso de construir una Sociedad de la Información centrada en la persona, incluyente y orientada al de- sarrollo, en la que todos puedan crear, consultar, utilizar y compartir la informa- ción y el conocimiento, para que las per- sonas, las comunidades y los pueblos pue- dan desarrollar su pleno potencial en la promoción de su desarrollo sostenible y mejorar su calidad de vida, de acuerdo con los objetivos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y respetando y de- fendiendo la Declaración Universal de De- rechos Humanos. Buscarían que los pobres puedan tener ac- ceso a las TIC. Reconocieron que la construcción de una Sociedad de la Información incluyente re- quiere nuevas modalidades de solidaridad, asociación y cooperación entre los gobier- nos y demás interesados, es decir el sec- tor privado, la sociedad civil y las organi- zaciones internacionales. También reconocieron que el ambicioso objetivo de su declaración —colmar la Bre- cha Digital y garantizar un desarrollo ar- monioso, equitativo y justo para todos— exigirá el decidido compromiso de todas las partes interesadas. Por eso, hicieron un llamado a la solidaridad digital nacional e internacional. El Plan de Acción adoptado en la Cumbre Mundial es un documento que contiene pro- puestas de acciones que emanan en la Declara- ción de Principios. Los objetivos del Plan de Acción son construir una Sociedad de la Información integradora, po- ner el potencial del conocimiento y las TIC al ser- vicio del desarrollo, fomentar la utilización de la información y el conocimiento para la consecu- ción de los objetivos de desarrollo acordados in- ternacionalmente y hacer frente a los nuevos des- afíos que plantea la Sociedad de la Información en los planos nacional, regional e internacional. Tú- nez es el lugar en el que se debería realizar una evaluación sobre el estado de la Brecha Digital. Declaración de la Sociedad Civil N o sólo los países han tenido represen- tación en la Cumbre de la Sociedad de la Información. También la sociedad ci- vil tuvo la palabra. El 8 de diciembre del año 2003, hombres y mujeres de distintos continen- tes, contextos culturales, perspectivas y niveles

×