Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

El proceso-de-comunicacion

2.246 visualizaciones

Publicado el

  • Sé el primero en comentar

El proceso-de-comunicacion

  1. 1. TEMA 6. EL PROCESO DE COMUNICACIÓN. LA SITUACIÓN COMUNICATIVA 0.- INTRODUCCIÓN. Una de las características que definen a la especie humana es que el hombre es un ser social, y como tal, necesita relacionarse con sus semejantes. La comunicación, por tanto, es una necesidad social del ser humano. Continuamente intervenimos en actos de comunicación, pero es el lenguaje el principal medio de comunicación social humana. El objetivo principal de una teoría general de la comunicación, la semiótica, es explicar cómo nos comunicamos mediante la realización de determinadas acciones, qué características tienen estas acciones, y de qué modo funciona el proceso de producción y comprensión del significado ligado a estas acciones. Saussure fue el primero que habló de la semiología, definiéndola como una ciencia que estudia los sistemas de comunicación en las sociedades humanas. En la misma época el americano Peirce (1974), concibe igualmente una teoría general de los signos, llamada semiótica. Hoy, la investigación llamada semiología o, preferiblemente, semiótica, se centra en el estudio de la naturaleza de los sistemas autónomos de comunicación. La lingüística es, según Saussure, una parte de la semiología, aquella que trata el sistema de comunicación más complejo, el lenguaje humano. 1.- EL PROCESO DE COMUNICACIÓN. 1.1.- CONCEPTO. Los lingüistas y los teóricos definen comunicación como la transmisión de un lugar a otro de una determinada información, y más concretamente, como el proceso de transmisión de informaciones de un emisor A a un receptor B a través de un medio C. Todos los elementos que intervienen en esta transmisión integran el sistema de comunicación. Desde un punto de vista lingüístico la información ha de tener un carácter intencional y comunicativo. Habría, pues que diferenciar el indicio de la señal. El primero es un hecho que nos hace conocer algo a propósito de otro hecho no perceptible. La segunda es un indicio producido intencionadamente por el emisor para manifestar una intención al receptor. 1.2.- ELEMENTOS QUE INTERVIENEN EN EL PROCESO DE COMUNICACIÓN. Los elementos imprescindibles en cualquier acto de comunicación son: Emisor. Codifica y emite el mensaje y puede ser persona, grupo, animal o máquina.
  2. 2. 2 Receptor. Recibe y descodifica el mensaje. Código. Conjunto de signos y de reglas que combinados se utilizan para construir el mensaje. Mensaje. Informaciones que el emisor envía al receptor. Pueden ser unilaterales o bilaterales, dependiendo de si el mensaje llega o no de forma inmediata al receptor y de si se da o no comunicación recíproca. Estas características dependen de dos factores: o De la situación temporal o espacial en que se realiza el mensaje, que condicionará la posibilidad o no de reciprocidad en la transmisión de mensajes. o De la desigualdad en el conocimiento del código por parte del emisor y el receptor, posiblemente por causas sociales o culturales. Canal. Vía por la que circula el mensaje. Los elementos no imprescindibles o extralingüísticos del proceso de comunicación son: Referente. Es el objeto, de carácter material o no, al que representa o al que remite el mensaje o el signo. Situación. Conjunto de circunstancias espaciales y temporales, sociales e incluso personales en medio de las cuales se desarrolla la comunicación. No confundir con contexto, que es conjunto de unidades lingüísticas que rodean a la unidad lingüística dada. Ruido. Defectos que originan una pérdida de información o que dificultan la comprensión del mensaje. 1.3.- TEORÍA DE LA INFORMACIÓN. La teoría de la información fue enunciada por Shannon y Weaber a finales de la década de los 40. Se ocupa de la medición de la información y de la representación de la misma, así como de la capacidad de los sistemas de comunicación para transmitir y procesar información. El modelo propuesto por Shannon es un sistema general de la comunicación que parte de una fuente de información desde la cual, a través de un transmisor, se emite una señal, la cual viaja por un canal, pero a lo largo de su viaje puede ser interferida por algún ruido. La señal sale del canal, llega a un receptor que descodifica la información convirtiéndola posteriormente en mensaje que pasa a un destinatario. Con el modelo de la teoría de la información se trata de llegar a determinar la forma más económica, rápida y segura de codificar un mensaje, sin que la presencia de algún ruido complique su transmisión. Para esto, el destinatario debe comprender la señal correctamente, el problema es que aunque exista un mismo código de por medio, esto no significa que el destinatario va captar el significado que el emisor le quiso dar al mensaje.
  3. 3. 3 Un concepto fundamental en la teoría de la información es que la cantidad de información contenida en un mensaje es un valor matemático bien definido y medible. El término cantidad no se refiere a la cuantía de datos, sino a la probabilidad de que un mensaje, dentro de un conjunto de mensajes posibles, sea recibido. En lo que se refiere a la cantidad de información, el valor más alto se le asigna al mensaje que menos probabilidades tiene de ser recibido. Si se sabe con certeza que un mensaje va a ser recibido, su cantidad de información es 0. En un proceso de comunicación hemos de tener en cuenta la redundancia en la codificación del mensaje. Esta se origina por una serie de reglas superfluas y consiste en el desequilibrio informativo entre el contenido informativo y la cantidad de distinciones requeridas para identificarlo. La redundancia está compuesta por elementos innecesarios desde el punto de vista informativo Su función es compensar los posibles ruidos. Existirían dos tipos de redundancia: Redundancia inherente. Pertenece intrínsecamente al código. (Género y número). Redundancia libre. Introducida por el emisor para asegurarse de que el mensaje es recibido. En la recepción de un mensaje siempre queda un grado de incertidumbre, tenemos un conocimiento parcial de la fuente de información. Este grado de incertidumbre lo llamamos entropía, que a veces se define como lo opuesto a la información. En un acto de comunicación hay información en tanto aumenta el conocimiento del emisor. Cuanto más previsible sea la aparición de una unidad de comunicación, menos contenido aportará. Habrá significación cuando pueda ser decodificada por el receptor. 1.4.- PROCESO DE COMUNICACIÓN. 1.4.1.- Codificación / Decodificación. No hay que olvidar que el fin último de un sistema de la lengua es la comunicación entre un hablante y uno o varios oyentes, siempre que posean en su mente un sistema lingüístico común. El proceso de comunicación es un proceso de codificación, llamado onomasiológico. Ante un referente real o mental (estructura profunda de Chomsky), el hablante concibe un mensaje y tiene la intención de transmitirlo, para ello lo codifica según las reglas del código que utiliza; en el caso del lenguaje verbal, debe pasar por varios niveles de codificación: nivel semántico, sintáctico, morfológico y fonológico. El proceso de recepción se conoce con el nombre de proceso semasiológico, se produce a la inversa que el proceso onomasiológico. El receptor, tras captar físicamente la cadena hablada, a partir de datos fonológicos percibidos, va analizando en distintas unidades los distintos niveles, hasta llegar de nuevo a la intención del hablante al comunicar el mensaje. Recorre un camino semasiológico o interpretativo.
  4. 4. 4 Esquemáticamente la comunicación, suponiendo unas condiciones ideales de transmisión sin interferencia alguna, supone el recorrido total de ida y vuelta, es decir, el recorrido onomasiológico y el recorrido semasiológico. 1.4.2.- Ostensión / Inferencia. Según Sperber y Wilson (1986) la comunicación humana pone en funcionamiento dos mecanismos diferentes: - Codificación y decodificación - Ostensión e inferencia: Ostensión e inferencia se refieren, respectivamente a la producción y a la interpretación de evidencias o pruebas. Los seres humanos nos comunicamos por dos medios diferentes: El primero es de tipo convencional (utilizando correspondencias previamente establecidas entre mensajes y señales); el otro medio es de naturaleza no convencional (comunicación ostensiva) y se basa en atraer la atención del interlocutor sobre un hecho concreto para hacerle ver e inferir el contenido que se quiere comunicar. Este enfoque de comunicación se hace desde una perspectiva pragmática, que analizaremos con más detalle más adelante. Codificación/Decodificación y ostensión/inferencia, son mecanismos, en principio, independientes, pero lo cierto es que se combinan para favorecer la eficacia de la comunicación. El mensaje codificado puede funcionar como estímulo ostensivo. En estos casos, el estímulo verbal no codifica directamente el mensaje que se desea la inferencia necesaria que le permita recuperar la intención comunicativa que hay tras el enunciado. "Esta habitación es un horno". Si lo aplicamos en un contexto plenamente helador, ¿dónde estaría la ironía de no mediar la ostensión-inferencia? Lo que pone de relieve este modelo, es que sólo la comunicación humana pone en marcha a la vez las dos clases de procesos comunicativos. 1.5.- LAS FUNCIONES DEL LENGUAJE. Las funciones del lenguaje se refieren al uso de la lengua que hace un hablante. Son los diferentes objetivos, propósitos y servicio que se le da al lenguaje al comunicarse, dándose una función del lenguaje a cada elemento que configura el proceso comunicativo. De su teoría de la información, constituida en 1948 y articulada en torno a los factores de la comunicación (emisor, receptor, referente, canal, mensaje y código), Jakobson dedujo la existencia de seis funciones del lenguaje:
  5. 5. 5 F. Emotiva o expresiva: Centrada en el emisor, apunta a una expresión directa de la actitud del hablante hacia aquello que está hablando. F. Conativa o apelativa: Centrada en el receptor. Su expresión gramatical más pura es el imperativo y el vocativo. F. Referencial o representativa: Centrada en el contexto, en algo o alguien de quien se habla. F. Fática: Se da en los mensajes que prolongar o interrumpir la interlocutor o para confirmar su continua atención. F. Poética: Centrada en el mensaje. No debe reducirse a la esfera de la poesía; no es la única función del lenguaje artístico verbal, sino sólo su función dominante y determinante. F. Metalingüística: Se centra en el código. Hacemos un uso constante de la función metalingüística. Por otra parte, la metalengua es el factor vital de todo desarrollo verbal. El lenguaje puede cumplir varias funciones que corresponden a diversas necesidades de comunicación entre los hablantes. Suelen distinguirse las seis que hemos desarrollado anteriormente, cada una de ellas relacionadas con cada uno de los elementos que forman parte del proceso comunicativo. Lo habitual es que en un mensaje se manifieste más de una función, así que la naturaleza del mensaje dependerá de la función predominante, sin excluir a las otras. 2.- LA SITUACIÓN COMUNICATIVA. 2.1.- CONCEPTO DE SITUACIÓN. La situación es el conjunto de los elementos extralingüísticos presentes en el momento de la comunicación. El término "contexto de situación" fue propuesto por Malinowski para definir el escenario donde funciona el lenguaje. Decía que el lenguaje siempre funciona en algún medio, nunca surge aislado, sino en relación con algún escenario, con algún antecedente de personas, actos, sucesos y creencias, de los que se deriva en parte el significado de lo que se dice. Un mismo enunciado puede transmitir mensajes diferentes dependiendo del contexto en el que tiene lugar su enunciación. El contexto de situación se refiere a aquellas características que son pertinentes al discurso que se está produciendo. Los tipos de situación difieren entre sí, por tres conceptos: Lo que realmente ocurre, los que participan y las funciones que desempeña el lenguaje. Estas tres variables,
  6. 6. 6 registro se refiere al hecho de que la lengua que hablamos o escribimos varía de acuerdo con el tipo de situación. 2.2.- ELEMENTOS DE LA SITUACIÓN COMUNICATIVA. Van Dijk distingue entre contexto y situación comunicativa. Dice que una situación comunicativa es un conjunto de circunstancias físicas (no lingüísticas) en las que se desarrolla la comunicación, y estas circunstancias nos permitirán establecer una comunicación inequívoca con la persona a la que dirigimos nuestro mensaje. El contexto se configura como un elemento imprescindible en el acto comunicativo, que viene dado por los mensajes anteriores y posteriores a él, ya sean de la misma o de diferente naturaleza. eal del mundo real en la que existen un gran número de hechos, que no tienen conexión sistemática situación, y contiene sólo aquellos hechos que determinan sistemáticamente la Para Hymes los rasgos del contexto de situación que pueden ser relevantes para identificar el tipo de acto comunicativo, dentro de un enfoque pragmático son: El emisor. No se entiende en el enfoque pragmático como un mero decodificador sino como un sujeto real, con sus conocimientos y creencias. El destinatario. Sólo se refiere a sujetos y no a mecanismos de decodificación. El mensaje está construido para él y condiciona la forma del mensaje. El tema: de lo que se está hablando. El enunciado. Expresión lingüística que produce el emisor, construido según un código lingüístico. Cada intervención del emisor es un enunciado. El marco: Es el soporte físico, el decorado en el que se realiza la enunciación. Coseriu habla de contexto extraverbal para referirse al conjunto de "circunstancias no lingüísticas que se perciben directamente o que son conocidas por el hablante", es decir, todo aquello que física o culturalmente rodea el acto de enunciación. Las relaciones físicas El canal: cómo se mantiene el contacto entre los participantes en el acto El código: qué lengua, estilo o dialecto se está empleando. La forma del mensaje: El acto: Naturaleza del acto comunicativo dentro del cual puede insertarse un género. Por ej: un sermón dentro de un servicio religioso. La clave: Implica una evaluación (fue un buen sermón) La intención. Necesaria para interpretar correctamente los enunciados. La información pragmática. Constaría de tres componentes: Información general (conocimiento del mundo), situacional (conocimiento derivado de lo que los interlocutores perciben durante la interacción) y contextual (se deriva de las expresiones lingüísticas intercambiadas en el discurso inmediatamente precedente).
  7. 7. 7 Otra forma de clasificar los rasgos que intervienen en la situación comunicativa es la siguiente: Datos no físicos. Conocimientos previos de los hablantes acerca del objeto de comunicación, el uno del otro, de las relaciones que los unen. Datos físicos. Aportados por el entorno. Datos kinésicos, proxémicos, paralingüísticos... 3.- ENFOQUE PRAGMÁTICO DE LA COMUNICACIÓN. 3.1.- CONCEPTO. Se entiende por pragmática el estudio de los principios que regulan el uso del lenguaje en la comunicación, es decir, las condiciones que determinan el empleo de enunciados concretos emitidos por hablantes concretos en situaciones comunicativas concretas, y su interpretación por parte de los destinatarios. La pragmática es una disciplina que toma en consideración los factores extralingüísticos que determinan el uso del lenguaje, precisamente todos aquellos factores a los que no puede hacer referencia un estudio puramente gramatical. Desde el punto de vista de la Semiótica, la pragmática estudia todos los elementos que intervienen en el uso de los signos. El objeto de la pragmática son los signos en sus relaciones con los usuarios y con todas las circunstancias de su uso efectivo, real. Morris, máximo estudioso, define la Pragmática como "la ciencia de las relaciones de los signos con sus intérpretes". Hablar exige y presupone, cierto grado de cooperación entre los participantes de la interacción verbal, ya que no siempre hay una correspondencia unívoca entre lo que decimos y lo que queremos decir, pero aún así nos entendemos. La pragmática pretende dar cuenta de este hecho. 3.2. TEORÍAS PROPUESTAS DENTRO DEL ÁMBITO DE LA GRAMÁTICA 3.2.1.- ACTOS DE HABLA. La teoría de los actos de habla ha sido elaborada por Searle a partir de la teoría de Austin sobre los enunciados realizativos. Se parte de la base de que el uso del lenguaje está regulado por reglas y principios, junto a las que existen determinadas actitudes por parte de los usuarios. Austin hizo notar que por el mero hecho de producir un enunciado, se están realizando diversos tipos de actos: Locutivo: Es la idea o el concepto de la frase, es decir, aquello que se dice. Ilocutivo: La intención o finalidad concreta del acto de habla.(Informar, solicitar,
  8. 8. 8 Perlocutivo: es el (o los) efecto(s) que el enunciado produce en el receptor en una determinada circunstancia. Al decir a alguien "Cuidado con el escalón" enuncio que hay un escalón (locución), le aviso del peligro de caerse (ilocución), y además consigo que preste atención (perlocución). El acto locutivo suele implicar, mediante convención, su acto ilocutivo correspondiente, aunque esto no siempre ocurre, como en los casos de metáfora o de ironía. Cuando un acto de habla se realiza por medio de la modalidad oracional convencionalmente asociada con su fuerza ilocutiva, se dice que es un acto de habla directo. En los casos en los que no hay correspondencia entre fuerza ilocutiva y modalidad oracional, estamos ante un acto de habla indirecto. A cada una de las acciones subyace una intención diferente y cada enunciado se emite, por tanto, con una fuerza ilocutiva diferente. Esta intención permite agrupar los actos verbales en clases. De acuerdo con Searle (1975), podemos clasificar los diferentes tipos de actos verbales en cinco categorías básicas: - Asertivos: El emisor pretende reflejar el estado de cosas del mundo. Comprende actos como afirmar, referir, ex evalúan en términos de verdadero/falso. - Directivos: El emisor pretende que el destinatario lleve a cabo una determinada acción. Son actos directivos - Compromisivos: El emisor manifiesta su compromiso de realizar una determinada - Expresivos: El emisor manifiesta su estado de ánimo con respecto a algo: felicitar, - Declaraciones: El emisor produce cambios en el mundo en virtud de la autoridad que le ha sido otorgada. El acto de habla debe hacerse según unas fórmulas ritualizadas: bautizar, casar, inaugurar, dictar sentencia, contratar,,,, 3.2.2.- PRINCIPIO DE COOPERACIÓN. Grice (1975) se centra en el estudio de los principios que regulan la interpretación de los enunciados. Su modelo trata de identificar cuáles son los mecanismos que regulan el intercambio comunicativo. Propone una serie de principios no normativos que se suponen aceptados tácitamente por cuantos participan de buen grado en una conversación. Todos se incluyen en los que Grice llama principio de cooperación.
  9. 9. 9 Se podría resumir en una serie de principios que llevan a unas relaciones correctas a la hora de entablar una comunicación: Cantidad: Sobre la cantidad de información que debe darse. Contribución informativa, pero no más de lo necesario. Cualidad: Intente que su contribución sea verdadera. Relación: Diga cosas relevantes. Modalidad: El modo de decir las cosas (claro, breve y ordenado) Se dio cuenta de que sus máximas llevaban a pensar que hablar era una actividad mecánica para transmitir información de la mejor manera posible, por eso habló de otra clase de máximas de las que se deriva que hablar significa también establecer determinados tipos de relación con otras personas. Esto nos lleva al siguiente apartado en que desarrollamos el principio de cortesía propuesto por Lakoff. 3.2.3.- PRINCIPIO DE CORTESÍA. Parte de la necesidad de tener en consideración la vertiente social del acto de comunicación. La cortesía puede entenderse de dos formas diferentes: Conjunto de normas sociales. Estrategias conversacionales destinadas a evitar o mitigar los conflictos entre los objetivos del hablante y los del destinatario. El principio de cooperación tiene como meta asegurar una transmisión de información eficaz. La cortesía es una estrategia al servicio de las relaciones sociales. La cortesía se considera un principio superior que puede hacer legítima la transgresión de las máximas de conversación. Según el tipo de discurso los intercambios pueden ser de dos tipos: Interaccional. Cuando lo que importa es el mantenimiento de las relaciones sociales y vence la cortesía. Transaccional. Importa la transmisión eficaz de información y tienen prioridad los principios conversacionales. El enfoque de la cortesía propuesto por Lakoff (1973) tiene dos reglas básicas: Ser claro y cortés. La cortesía se entiende como un mecanismo que intenta reducir las posibilidades diferentes: No se imponga, ofrezca opciones, refuerce los lazos de camaradería. Brown y Levison añaden el concepto de imagen. Cada individuo tiene y reclama para sí una cierta imagen pública que quiere conservar. De la necesidad de salvaguardar esta imagen se derivan todas las estrategias de cortesía. "Usted falta a la verdad".

×