Se ha denunciado esta presentación.

Empresas mutantes

0

Compartir

Cargando en…3
×
1 de 1
1 de 1

Empresas mutantes

0

Compartir

Descargar para leer sin conexión

Descripción

article at El Mundo

Transcripción

  1. 1. 30 ma cro. Iñaki Ortega es director de Deusto Business School y profesor de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) Empresas mutantes Tribuna libre. Por Iñaki Ortega mercados, los tipos de interés, la productividad y hasta la fiscalidad han cambiado radicalmente. La mortalidad de las empresas se ha disparado y ya no hay barrera que pueda parar la disrupción de los nuevos entrantes. La epigenética empresarial nos lleva a pensar que las deprimentes tasas de creci- miento, empleo y consumo acabarán impactando en el ADN de las compañías para hacerlas frágiles y moribundas. Por desgracia, esto no está tan lejos de la realidad que viven las pymes del sector turismo y hostelería en países como España. Pero en biología la epigenética puede tener tam- bién consecuencias positivas sobre la salud del expuesto y en la de sus descendientes. Esta es la idea que sostiene Jörg Blech, bioquímico, autor del libro El destino no está escrito en los genes, al afirmar que “cuando damos un paseo o salimos a caminar, no solo quemamos calorías, también modificamos la actividad de los genes en el hipotá- lamo y desactivamos el efecto de aquel que nos abre el apetito”. En 2005, el escritor americano Dan Buettner publicó en National Geographic un repor- taje titulado “Los secretos de una vida larga”. Con rapidez, el número se convirtió en uno de los más vendidos de la historia de la revista. Identificó las llamadas “zonas azules” para referirse a aquellas donde son más longevas las personas. En esos lugares, llegan a los 100 años a un ritmo 10 veces mayor que, por ejemplo, Estados Unidos. Y lo consiguen gracias a modificar su genética con hábitos saludables como hacer ejercicio, huir del estrés, cuidar la alimentación o tener un propósito de vida diario. En la actividad económica también puede aprove- charse el entorno para bien. Jamás hemos vivido un momento en el que la tecnología fuera tan accesible y potente. Nunca hasta hoy la transformación digital había estado en todas las agendas públicas. Por primera vez, la desintermediación y la compe- tencia perfecta son sueños a nuestro alcance. Del auge de las criptomonedas y el nuevo activismo digital de los foreros de GameStop en la bolsa puede aparecer una epigenética buena para las empresas. La clave, siguiendo al profesor Zabala, es la innovación, pero entendida como un proceso de búsqueda sistémica y sistemática. Sistémica, porque las empresas tienen que analizar no solo su sector, sino otros que guardan cierta distan- cia con el suyo, pero que debido al uso de la tecnología pueden suponer una amenaza en un futuro próximo. Y sistemática, porque ha de ser continua, apoya- da en herramientas como la prospectiva tecnológica, el emprendimiento corporativo o el benchmarking de patentes que ayudan a identificar hacia dónde se están moviendo los mercados. Empresas que mutarán con la innovación pero que lo harán para bien. desarrollan por el efecto de una mala alimentación, el sedentarismo o la contaminación. La epigenética afirma que el nuevo fenotipo resultante de esos influjos externos no solo puede provocar la muerte, sino también la de sus hijos, ya que es hereditario. Si eso pasa en el ser humano, ¿qué puede suceder en una obra del hombre cómo son las empresas? Por ello se habla también de empresas mutantes, de compañías que cambian su legado y su objetivo social fruto del ambien- te en el que se desen- vuelven. El investigador de Deusto Business School Jon Mikel Zabala explica estas dinámicas del siguiente modo: “Cuando las empresas están someti- das a entornos en los que los cambios ocurren con una frecuencia e intensidad cada vez mayor, su ADN tiene que mutar de una manera mucho más rápida para poder adaptarse”. Ahora pensemos en la coyuntura que nos ha tocado vivir, con todas las certezas de antaño saltando por los aires. Los estándares de la deuda, las exportaciones, los Ni el des- tino de las personas ni el de las compañías está escri- to en los genes La epigenética explica cómo afecta a los genes el ambiente que nos rodea hasta conseguir que mu- ten. El término se atribuye a Conrad Waddington que en 1942 lo acuñó para analizar las interacciones causales entre los genes y su entorno dando lugar al fenotipo. Es decir, que un fenotipo son los genes típicos de un determinado ambiente. Los rasgos fe- notípicos no solo son físicos (como grupo sanguí- neo, estatura o pigmentación), sino también con- ductuales. Popularmente se asocia fenotipo con ra- za o rasgos de los habitantes de un continente, pero la epigenética implica mucho más, ya que se ocupa de las modificaciones químicas que sufre el ADN inducidas por mecanismos asociados a los hábitos de vida, tales como el ejercicio físico, la nutrición, el estrés o los fármacos. Por lo tanto, nuestro destino no solo depende del código genético con el que na- cemos, sino que este puede modificarse por el en- torno. De hecho, muchas enfermedades graves se Las deprimentes tasas de crecimiento, empleo y consumo del sector turístico acabarán impactando en el ADN de las compañías para hacerlas frágiles y moribundas.

Descripción

article at El Mundo

Transcripción

  1. 1. 30 ma cro. Iñaki Ortega es director de Deusto Business School y profesor de la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR) Empresas mutantes Tribuna libre. Por Iñaki Ortega mercados, los tipos de interés, la productividad y hasta la fiscalidad han cambiado radicalmente. La mortalidad de las empresas se ha disparado y ya no hay barrera que pueda parar la disrupción de los nuevos entrantes. La epigenética empresarial nos lleva a pensar que las deprimentes tasas de creci- miento, empleo y consumo acabarán impactando en el ADN de las compañías para hacerlas frágiles y moribundas. Por desgracia, esto no está tan lejos de la realidad que viven las pymes del sector turismo y hostelería en países como España. Pero en biología la epigenética puede tener tam- bién consecuencias positivas sobre la salud del expuesto y en la de sus descendientes. Esta es la idea que sostiene Jörg Blech, bioquímico, autor del libro El destino no está escrito en los genes, al afirmar que “cuando damos un paseo o salimos a caminar, no solo quemamos calorías, también modificamos la actividad de los genes en el hipotá- lamo y desactivamos el efecto de aquel que nos abre el apetito”. En 2005, el escritor americano Dan Buettner publicó en National Geographic un repor- taje titulado “Los secretos de una vida larga”. Con rapidez, el número se convirtió en uno de los más vendidos de la historia de la revista. Identificó las llamadas “zonas azules” para referirse a aquellas donde son más longevas las personas. En esos lugares, llegan a los 100 años a un ritmo 10 veces mayor que, por ejemplo, Estados Unidos. Y lo consiguen gracias a modificar su genética con hábitos saludables como hacer ejercicio, huir del estrés, cuidar la alimentación o tener un propósito de vida diario. En la actividad económica también puede aprove- charse el entorno para bien. Jamás hemos vivido un momento en el que la tecnología fuera tan accesible y potente. Nunca hasta hoy la transformación digital había estado en todas las agendas públicas. Por primera vez, la desintermediación y la compe- tencia perfecta son sueños a nuestro alcance. Del auge de las criptomonedas y el nuevo activismo digital de los foreros de GameStop en la bolsa puede aparecer una epigenética buena para las empresas. La clave, siguiendo al profesor Zabala, es la innovación, pero entendida como un proceso de búsqueda sistémica y sistemática. Sistémica, porque las empresas tienen que analizar no solo su sector, sino otros que guardan cierta distan- cia con el suyo, pero que debido al uso de la tecnología pueden suponer una amenaza en un futuro próximo. Y sistemática, porque ha de ser continua, apoya- da en herramientas como la prospectiva tecnológica, el emprendimiento corporativo o el benchmarking de patentes que ayudan a identificar hacia dónde se están moviendo los mercados. Empresas que mutarán con la innovación pero que lo harán para bien. desarrollan por el efecto de una mala alimentación, el sedentarismo o la contaminación. La epigenética afirma que el nuevo fenotipo resultante de esos influjos externos no solo puede provocar la muerte, sino también la de sus hijos, ya que es hereditario. Si eso pasa en el ser humano, ¿qué puede suceder en una obra del hombre cómo son las empresas? Por ello se habla también de empresas mutantes, de compañías que cambian su legado y su objetivo social fruto del ambien- te en el que se desen- vuelven. El investigador de Deusto Business School Jon Mikel Zabala explica estas dinámicas del siguiente modo: “Cuando las empresas están someti- das a entornos en los que los cambios ocurren con una frecuencia e intensidad cada vez mayor, su ADN tiene que mutar de una manera mucho más rápida para poder adaptarse”. Ahora pensemos en la coyuntura que nos ha tocado vivir, con todas las certezas de antaño saltando por los aires. Los estándares de la deuda, las exportaciones, los Ni el des- tino de las personas ni el de las compañías está escri- to en los genes La epigenética explica cómo afecta a los genes el ambiente que nos rodea hasta conseguir que mu- ten. El término se atribuye a Conrad Waddington que en 1942 lo acuñó para analizar las interacciones causales entre los genes y su entorno dando lugar al fenotipo. Es decir, que un fenotipo son los genes típicos de un determinado ambiente. Los rasgos fe- notípicos no solo son físicos (como grupo sanguí- neo, estatura o pigmentación), sino también con- ductuales. Popularmente se asocia fenotipo con ra- za o rasgos de los habitantes de un continente, pero la epigenética implica mucho más, ya que se ocupa de las modificaciones químicas que sufre el ADN inducidas por mecanismos asociados a los hábitos de vida, tales como el ejercicio físico, la nutrición, el estrés o los fármacos. Por lo tanto, nuestro destino no solo depende del código genético con el que na- cemos, sino que este puede modificarse por el en- torno. De hecho, muchas enfermedades graves se Las deprimentes tasas de crecimiento, empleo y consumo del sector turístico acabarán impactando en el ADN de las compañías para hacerlas frágiles y moribundas.

Más Contenido Relacionado

Audiolibros relacionados

Gratis con una prueba de 30 días de Scribd

Ver todo

×