Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
Próximo SlideShare
What to Upload to SlideShare
Siguiente
Descargar para leer sin conexión y ver en pantalla completa.

Compartir

Pienso luego reformo.Reformas mejor sin experimentos - Reformas Guadalajara . Proyectos JORVE.

Descargar para leer sin conexión

Reato breve sobre los miedos antes de hacer reformas y lo fácil que es si se elige bien la empresa que las hará.
I briefly discuss the fears before making house reforms and how easy it is to choose the company that will do them well.

Libros relacionados

Gratis con una prueba de 30 días de Scribd

Ver todo

Audiolibros relacionados

Gratis con una prueba de 30 días de Scribd

Ver todo
  • Sé el primero en recomendar esto

Pienso luego reformo.Reformas mejor sin experimentos - Reformas Guadalajara . Proyectos JORVE.

  1. 1. Relato escrito por Proyectos JORVE https://empresasdeconstruccionmadrid.es 669 582 580 Reformas, pintores y cambiar bañera por ducha Guadalajara y Madrid.
  2. 2. Escrito en clave de humor y desde la perspectiva del cliente y no basado en hechos reales (o sí, empezamos con las dudas)
  3. 3. Índice 1. La idea de reformar 2. A quién contratar para una reforma y que me de ciertas garantías 3. Los dichosos materiales 4. Empezamos la obra, ¿y ahora? 5. Eran 8 días y 8 días fueron 6. Por fin la obra acabada, ¿y ahora qué?
  4. 4. 1. La idea de reformar Guadalajara 19:00 de la tarde. Me llamo Bea, estoy casada y he pensado reformar el baño. Era una tarde cualquiera, de un día cualquiera y se me ocurre decirle a mi marido (en adelante “este”) que podría ser buena idea hacer reforma en la cocina y el baño, que ya llevamos en Guadalajara viviendo en nuestro piso 20 años y aún sigue tal y como lo compramos, es decir justo con nada o poco a mi gusto. Lo poco que está como yo quiero es un cuadro que compré en Alicante en un rastrillo imitación a Monet (encima hasta eso es de segunda mano) y la sevillana de encima de la televisión (herencia de mi tía Juli que era muy de la España cañí).En cualquier caso la idea como era de esperar no fue muy bien acogida por mi marido (en adelante “este” ,segundo y último aviso) ya que aunque me dio la razón en cuanto a lo desfasado, su fuerte no era la decoración ni la parte estética de casi nada, como dejaban claras sus combinaciones de camisa marrón y sus pantalones negros al estilo del helado chocolate con toppings típico de cualquier marca. Dicho lo cual y enterada de cómo iba a ser la reforma y ya que por suerte teníamos un dinero ahorrado me decidí a meterme en la obra del baño yo sola tanto para tomar decisiones como para la contratación y decoración del que pretendía ser el baño de mis sueños, nada más lejos de la realidad. 4
  5. 5. 2. A quién contratar para una reforma y que me de ciertas garantías Bueno pues lo dicho que estaba decidida a meterme a hacer reformas en casa y como mi marido no iba a colaborar pues me puse “manos a la obra” y nunca mejor dicho. Lo primero que pensé fue: ¿A qué empresa llamo para la reforma si no conozco a nadie? Pensé que alguien pudiera darme referencias de alguna empresa seria que le hubieran hecho obras y en ese momento me acordé de mi amigo Joselu “Chapas”. Le llamaban el chapas no porque le gustara contarte lo mismo 20 veces, que también, sino porque cuando era pequeño coleccionaba chapas de bebidas con gas tipo Fanta o Cocacola (él decía Cocaloca).Total que me decidí a llamarle y después de una charla casi interminable de política, cosa que me aburría soberanamente, le pregunté por cuándo hizo la reforma de su casa y me dio el contacto de una empresa que se llamaba Reforbien, que la verdad el nombre por lo menos era positivo y era algo donde agarrarme. Nada más lejos de la realidad. Al día siguiente les llamé para que se pasaran por casa y así fue. Quedamos a las 17:00 del día siguiente y llegaron justo a esa hora …pero una hora más tarde. Les pregunté que cómo habían llegado con tanto retraso y el por qué de no avisarme y me dijeron que se habían despistado por un follón en una obra. “Empezamos bien con Reforbien” pensé. No sólo tienen follones en otras obras por lo que deduzco que tienen problemas de algún tipo y además son informales porque ni siquiera me han llamado. Bien por Reforbien. Como era la única empresa de la que tenía alguna referencia y aunque “Chapas” me había dado su opinión pensé en buscar alternativas fiables. Por su puesto a “este” no le avisé de que estaba buscando empresa para contratar porque como no me hizo mucho caso al principio pensé en pasar a la acción yo misma. Había pensado en pedir presupuestos de reformas en Guadalajara en páginas de presupuestos pero estaba en las mismas ya que las empresas que salían no las conocía. Es verdad que buscando en GOOGLE y poniendo las palabras clave REFORMAS GUADALAJARA salían empresas que parecían de bastante confianza y finalmente llamé a una, que me parecía fiable, con experiencia y buenas reseñas. Yo tenía pensado hacer unas cosas en el baño y basándome en el asesoramiento de esta empresa me pareció que el baño me iba a quedar muy bien y que iba a responder a mis expectativas. 5
  6. 6. 3. Los dichosos materiales Ahora que tengo claro quién me va a hacer la reforma del baño, lo que toca es elegir los materiales, dichosos materiales. Ni por asomo me planteé decirle nada a “este” porque con el gusto que tiene para la decoración, si me dejo llevar por sus consejos en lugar de un baño moderno puede parecer un baño de una trastienda de un barrio antiguo, con inodoro de cadena incluido. Pues eso, me decido y me voy a mirar materiales, dichosos materiales. Cojo el coche y voy a un gran almacén donde suponía yo que todo me lo iban a dar más sencillo pero al final fue todo más complicado. A primera vista todo está accesible y junto, así que me dije a mi misma “Bea de aquí te lo llevas todo ya preparado”. Más tarde me di cuenta que al final me lo llevé todo pero enredado. Lo primero era buscar a alguien que me atendiera, cosa casi imposible con la cantidad de gente que va a ese tipo de almacenes y además la mayoría esperando un trato personalizado ya que tienen las mismas dudas que yo o más. Estoy en la sección de azulejos y por fin consigo cazar a un dependiente y le digo que quiero hacer reforma en el baño de mi piso de Guadalajara y que buscaba azulejos para el suelo y las paredes por si me podía ayudar él. Las preguntas para que se hiciera una idea de que material ofrecerme se me hicieron tan difíciles como si me fuera a presentar voluntaria a una nueva misión de la NASA: P: Azulejo rectificado o con acabado estándar? R. ¿Rectificado? que yo me preguntaba, ¿es que sale mal de fábrica y luego lo rectifican o algo así? P.¿Pasta roja, gris o porcelánico? R. “Pues no se sé”, respondí “si lo que quiero es que se vea bonito por fuera por detrás me da igual, o no da igual?” P.¿Instalación sobre yeso, mortero o placa de cartón yeso? R. Puese¡ instalación sobre mi pared que supongo que no será de adobe pero lo otro no te puedo decir. P¿Brillo, semibrillo, satinado o mate? R. Algo normal pero que no brille como un espejo ni sea como un panteón. P.¿Formato pequeño, mediano o grande? R. Me gustaría que me entrara en el baño, si quieres te doy las medidas que las llevo aquí. 6
  7. 7. P.¿Instalación en interior o para exterior? R.(Esta fue las más fácil) Para mi casa que tengo el baño dentro. Después de esta batería de preguntas y respuestas como no sabía qué decir y había cola de gente esperando, el dependiente empezó a ponerse un poco nervioso y le dije: “voy a mirar que hay y te digo algo”. Esto fue un alivio tanto para él como para mí. Con sus preguntas resonando en mi cabeza ( ¿rectificado? ¿semibrillo? ¿placa de cartón yeso? ) estuve dando un rato vueltas y se me hizo un poco difícil decidirme y sólo acababa de empezar. Vi azulejos muy diversos a diversos precios y cómo no podía contar con el dependiente por la legión de clientes con un hambre de respuestas igual que la mía se me encendió una bombilla, igual que me pasó el día que le dije a “este” que se depilara el pecho para parecer más moderno y el resultado fue que estuvo con el pecho rojo 2 semanas de la reacción que le hizo la cera (pecho rojo pero moderno, sí) y llamé a la empresa que me iba a hacer la obra. Sinceramente creo que rejuvenecí como cuando vas a un garito a tomar algo y resultas ser de las más jóvenes del lugar. El encargado me dijo que no me preocupara que mañana me lo solucionaba. Dicho y hecho, al día siguiente me llamó y concertó una cita con un estudio de materiales de construcción sólo para venta a profesionales. Pasé por allí y cuando me temía otra batería de preguntas, sólo me hicieron una: ¿Quieres un café? Allí tenían catálogos con ejemplos de baños y con el material al alcance y sólo tuve que elegir el que más me gustaba que ellos se pondrían en contacto con la empresa de las reformas para saber metros y demás. Además los precios eran mejores que en el gran almacén y no tuve que ir a prisa más bien fue todo lento para que pudiera preguntar todo lo que quisiera y resolviera mis dudas. Al final quedé encantada con el trato individualizado. 7
  8. 8. 4. Empezamos la obra, ¿y ahora? Era el día señalado para empezar la obra. A pesar de la confianza que me habían transmitido siempre hay una pequeña duda por la mala fama de algunas empresas de reformas en Guadalajara. Habíamos quedado a las 9:30 horas y eran las 8:00 y yo ya estaba nerviosa. Vendrán, no vendrán, serán limpios, los ruidos… Eran las 9:15 de mi reloj deportivo que me había comprado hacía unas semanas, que no se para qué lo hice si yo de deporte lo más que he hecho ha sido correr detrás de un paraguas que se me voló en la Playa de La Concha. Entonces llamaron al porterillo. Eran ellos, casi no me lo creía, ¿una empresa de reformas que llega antes de lo previsto a trabajar?, estoy de suerte. Como pensaba que efectivamente estaba de suerte fui a echar una primitiva y he de decir que de suerte sí per de la mala como siempre, no acerté ni un sólo número. Como ya les conocía me saludaron y empezaron a trabajar. Taparon todo lo necesario para que no hubiera desperfectos: pasillo, entrada, ascensor… No eran para nada ruidosos, justo lo necesario para hacer las demoliciones pertinentes y poco más. Se prestaban a cualquier sugerencia y respondían mis dudas con gran educación. Vamos que ni me lo creía. Pensaba que era como si vas por la calle y ves un billete de 100 euros en el suelo y miras a todos lados porque es demasiado bueno para ser verdad o puede ser una cámara oculta. Cada día al acabar el trabajo limpiaban los restos tanto de mi casa como del ascensor y todo se quedaba como si no hubiera nadie haciendo obras. Me parece a mí que Reforbien no hubiera sido de esta manera casi seguro. 8
  9. 9. 5. Eran 8 días y 8 días fueron Con los plazos de la obra también me temía lo peor. Se escucha de todo por ahí: albañiles que van dos días y al tercero no vuelven en dos más, que si van un rato y a medio día ya se van a otro sitio, reformas que eran de 2 semanas y se convierten en dos meses , otras veces que si iban a empezar y empezaron 2 días más tarde… Nada de eso, todo fue rodado y me dijeron 8 días y 8 días fueron. Para ser correctos fueron 9 por unos remates de nada que no eran culpa suya. Ya que estaban en casa y teniendo en cuenta la incompetencia de “este” pensé en decirles a ver si podía colocarme algunas cosillas que tenía por casa desde hace tiempo y yo por desgracia no tenía herramienta para hacerlo. La herramienta he estado a punto de comprarla en varias ocasiones en unas tiendas de Guadalajara pero es que si los materiales de la obra fueron un lío las herramientas merecen un diccionario entero. Voltios, par de apriete, accesorios, potencia, baterías y muchas cosas más. Parece que dedicarse a la construcción es sencillo y cualquiera lo puede hacer pero viendo los trabajos que hay que hacer en cualquier reforma y la destreza que se necesita para ello, prefiero estudiar Teleco que seguro que es una María comparado con enfoscar con grava de tamaño mediano una pared de un chalet pero sólo hasta la mitad porque el resto va en monocapa (¡Toma ya!) La verdad que cuando ves que queda poco los días se te hacen más interminables porque estás deseando que todo termine para poder colocar tus toallas nuevas de algodón y tomarte una ducha en tu nuevo plato de ducha pero como vi que todo iba sobre ruedas pues ni eché en la cuenta si eran ocho o diez días lo acordados. Cada vez que “este” pasaba por el baño cuando los albañiles se había marchado me preguntaba cosas por preguntar: ¿has pensado ya en los grifos? ¿El inodoro es Roca? ¿Son majos los albañiles? ¿Qué hay por la nevera para cenar? Por supuesto yo respondía lo más corto que fuera necesario, ya que me di cuenta hace mucho que no le importaba demasiado la obra aunque luego seguro que pondría pegas como suele ocurrir. En este caso muchas pegas no podía poner así que todo perfecto y como no preguntaba mucho sobre la obra y enseguida pasaba a su tema que era el comer (le encantaba comer fabada bebiendo leche, madre mía que pasta) pues todo fue fenomenalmente bien. 9
  10. 10. 6. Por fin la obra acabada, ¿y ahora qué ? La obra estaba acabada. Había superado todos lo que para mí eran retos como subir a los Picos de Europa. Elegir azulejos, sanitarios, grifos y que todo cuadre en sintonía con la obra, me guste y a buen precio. Muchas cosas en principio pero todo se cumplió hasta el final. Se acabó la obra, ¿y ahora qué? Pues ahora a pensar en otra reforma. Porque como todo ha ido sobre ruedas y la empresa que me vino a hacer los trabajos ha cumplido y con creces lo pactado pues en cuanto pueda me meto a hacer la reforma de la cocina que eso sí que merece un libro de 1000 hojas de letra pequeña ya que ni los muebles, ni los electrodomésticos ni los enchufen funcionan como deben pero desde el principio de comprar el piso. Me dijeron que los trabajos estaban garantizados y les creo porque como todo ha salido bien y han cumplido no tengo ya motivos para miedos ni dudas (las dudas me las han aclarado todas, calculo que unas 3000). Cuando “este” vio todo terminado se quedó impresionado del cambio y de cómo había mejorado todo. Se dio cuenta de que las cortinas de ducha ya no se llevaban que había muebles de baño con cajones y no los típicos de pie y que los espejos son retroiluminados y no con bombillas como los de las folclóricas, entre otras cosas. Como también le gustó mucho me preguntó ¿cómo has dicho que se llaman los que han hecho el trabajo? Le respondí como quien encuentra el Santo Grial o el Arca Perdida: Proyectos JORVE 10
  11. 11. Proyectos JORVE https://empresasdeconstruccionmadrid.es 669 582 580 Reformas , pintores y cambiar bañera por ducha Guadalajara y Madrid 11

Reato breve sobre los miedos antes de hacer reformas y lo fácil que es si se elige bien la empresa que las hará. I briefly discuss the fears before making house reforms and how easy it is to choose the company that will do them well.

Vistas

Total de vistas

135

En Slideshare

0

De embebidos

0

Número de embebidos

0

Acciones

Descargas

0

Compartidos

0

Comentarios

0

Me gusta

0

×